Está en la página 1de 8

Infidelidad, problemas de pareja y

rendimiento laboral
Viviana Fernández

 Talento
 04.06.2008
 4 minutos de lectura

Infidelidad y relación laboral. Una tendencia creciente.

Uno de los problemas de pareja más comunes, recurrentes y lamentables hoy en


día, es la infidelidad.

Vivimos en una sociedad en que el estrés y ritmo ajetreado, nos origina problemas
directamente con la pareja.

Si tomamos en cuenta que la infidelidad es el acto de desapartarnos ya sea física


o mentalmente, con el propósito de suplir carencias afectivas o bien emocionales y
hasta sexuales, debemos hacer referencia directa en que la infidelidad surge
debido a un proceso desencadenado por la falta de comunicación directa y una
identificación plena en el entorno matrimonial.

Al respecto, una tendencia muy común, es la de el traslado de problemas


familiares a las oficinas y áreas de trabajo, pues hoy en día, nuestra sociedad se
encuentra totalmente estresada.

Ads by scrollerads.com

En estudios recientes, se ha comprobado que las parejas de adultos entre 25-55


años pasan un promedio de 4-5 horas diarias, y que de ese tiempo, más del 50%
lo dedican a atender problemas domésticos o financieros.

La sensación de desaparto o soledad, es en muchas ocasiones un factor


determinante para que se suscite una infidelidad, sin embargo, dentro de las
empresas también se suscita un fenómeno interesante.

Según el estudio británico “Couples” el 68% de las infidelidades matrimoniales


entre parejas de 25-55 años se da dentro del entorno laboral, y contrario a lo que
se pensaba, la relación entre hombres y mujeres que cometen infidelidad es
asombrosamente pareja.

En México, y sobre todo en ciudades céntricas como el Distrito Federal y área


metropolitana, existe un ritmo de vida tan apresurada y estresante, que muchas
veces nos encontramos con matrimonios en donde el principal problema es la falta
de comunicación, entendimiento de necesidades básicas y afectivas y un
fenómeno muy interesante, la desvalorización entre uno y otro de los miembros de
la pareja.

Actualmente, existe un índice creciente de divorcios a causa de la infidelidad, y


entre los problemas humanos más relacionados entre sí, según la Organización
Mundial de la salud, el primer lugar precisamente es la causa “divorcio –
infidelidad”.

El ser humano es un organismo complejo, pero ciertamente vulnerable, y uno de


esos puntos lo origina el sentimiento de culpa, traición e infidelidad.

Al respecto existe un fenómeno extraño. Podemos ser infieles, pero no perdonar


nuestra infidelidad.

Claro está que este apelativo no es un caso atribuible a todos, sin embargo, si
determina muchos aspectos del cómo nos relacionamos en sociedad, y más aún
en pareja.

La relación entre actividad laboral, comunicación de pareja, y eficiencia


profesional, están cada vez más relacionadas, es por eso que algunas empresas
(FEMSA, BIMBO, HP, SAMSUNG, TOYOTA, por citar algunas), han
implementado dentro de sus esquemas de capacitación y actualización, algunos
cursos o trainings sobre el adecuado funcionamiento familiar, liderazgo familiar y
hasta algunas terapias para ejecutivos y sus parejas.

Esto es una tendencia creciente debido a que en los últimos 20 años, el índice de
desintegración familiar ha aumentado dramáticamente, y según muchos expertos
en coaching y consultores de grandes corporaciones, atribuyen el problema, en
gran medida, a la falta de tiempo dedicado a la familia y la misma desintegración
familiar

Cómo detectar la infidelidad.

Detectar síntomas de infidelidad es de lo más fácil. Simplemente se tiene que ser


muy sincero (a) al respecto de la situación matrimonial actual.

Uno de los síntomas más recurrentes es el alejamiento parcial o total, sobre todo
en las actividades más íntimas, como son el platicar de sentimientos o hasta llegar
a la interrupción de la intimidad sexual.

Un segundo síntoma frecuente que indica infidelidad es la adopción del hábito de


llegar tarde a casa con pretextos irreales a causa de exceso de trabajo actividades
laborales o profesionales.
Un tercer síntoma e indicador fiel de infidelidad es el arreglo personal excesivo de
la pareja para cuando sale fuera de casa, y la desfachatez total cuando se está al
lado de la pareja. Y no es sólo el hecho de que existe potencialmente la
infidelidad, sino que en efecto, se ha llegado a un grado tal que a la persona ya no
le interesan los sentimientos de su pareja y se ha perdido por completo un vínculo
de comunicación.

Divorcio e infidelidad

Un dato interesante del INEGI, arroja que el 40% de divorcios en México tiene que
ver directa o indirectamente con la infidelidad de pareja, y que cada vez más
creciente es la tendencia entre parejas, a permitir (haciendo ojos ciegos)
infidelidad de uno o ambos miembros.

Generalmente, un divorcio a causa de infidelidad es doloroso, sin embargo las


consecuencias directas recaen en los hijos, o en las constantes pugnas por
objetos materiales y bienes patrimoniales.

Al respecto, es muy necesario pensar en algo antes de tomar la decisión de


divorcio o simplemente permitir que la infidelidad siga deteriorando nuestro
espacio y bienestar emocional y familiar.
Una relación depareja debe forzosamente de contener comunicación, afecto y
renovación.

Evitar la infidelidad

No existe hoy en día una receta para evitar la infidelidad, sin embargo, un relación
sustentada en mentiras o en rutinas extenuantes no puede ser sana.

Las mayores causas de infidelidad siempre se basan en la mentira, es por eso que
si en la pareja existe comunicación y se renueva constantemente, con dificultad se
necesitará de suplir carencias o recurrir en actos de infidelidad.

Los sentimientos y necesidades también son importante descubrirlos y platicarlos,


pues con ello se generan acuerdos y afecto, y si bien la relación de pareja se ha
desquebrajado, se pueden reinventar la comunicación de pareja.

Infidelidad en las mujeres

Nuestra sociedad hoy, está llena de contrastes. Y ha terminado el mito de que los
hombres en su mayoría eran infieles. Por igual, hombres y mujeres recurren en
infidelidad. Es por eso que se debe crear una cultura social para que esta práctica
o alternativa fuera de matrimonio, deje de ser la salida falsa a nuestras carencias
emocionales, afectivas, de comunicación y psicológicas. Y precisamente según
psicólogos la infidelidad en pocas ocasiones corrige estos problemas.
Las mujeres infieles tampoco suplen esa soledad y vacío que les provoca el acto
de infidelidad.

Cómo perdonar la infidelidad

El acto de perdonar surge de decidir perdonar. Generalmente esto conlleva un


proceso largo y en donde se necesita de la autoexploración de emociones.

Perdonar una infidelidad no es fácil, sin embargo muchas veces es el primer paso
para resolver los problemas que aquejan al matrimonio. Es necesario considerar
una ayuda terapéutica al respecto y poner las cosas en claro.

En Investigaciones Privadas México nos respaldan 23 años de entender de lleno


temas como infidelidad matrimonial, divorcios a causa de infidelidad y muchos
temas surgidos de las relaciones humanas.

"Asociación Entre Problemas de Pareja y Pérdida de Productividad en el


Trabajo".
Taller en la Empresa:

En 1996 la Universidad de Harvard, la Universidad de Denver y la Universidad de Carolina del


Norte conjuntamente realizaron el estudio:

Estudio: "Asociación Entre Problemas de Pareja y Pérdida de Productividad en el Trabajo".

"Asociación entre Problemas Maritales y Pérdida de Productividad en el Trabajo en una muestra a


Nivel Nacional".
En ese estudio se demostró que las personas con problemas maritales tienen como mínimo una
productividad 14.6% menor que personas con una buena relación matrimonial. Y la realidad es
que aproximadamente el 80% de las parejas tienen problemas.
Basados en el sueldo promedio de los participantes, las pérdidas laborales asociadas con
problemas maritales se traducen en una pérdida aproximada de $6.8 billones de dólares por año.

Ese estudio presentó análisis de datos para calcular en qué grado los problemas dentro del
matrimonio afectaban a las personas y su productividad en el trabajo, particularmente entre
parejas, en sus 10 primeros años de matrimonio.
Basados en el sueldo promedio de los participantes, las pérdidas laborales asociadas con
problemas maritales se tradujeron en una pérdida aproximada de $6.8 billones de dólares por año.
Se demostró que las personas con problemas maritales tenían como mínimo una productividad
24.6% menor que personas con una buena relación matrimonial. Y la realidad es que
aproximadamente el 80% de las parejas tienen problemas.

Por otro lado, en México, otro estudio dirigido por Ian Rieder Fundador de Ímpetus, estimó que
anualmente se perdían alrededor de 23 millones de horas de trabajo por problemas familiares, lo
que representaba pérdidas para las empresas por 8 mil millones de pesos.

Según otro estudio realizado por el Journal of Marriage and the Family en Agosto del 2006: La
asesoría familiar en la prevención de problemas maritales puede resultar en un beneficio
psicológico y económico importante para las empresas y la sociedad.

Las empresas interesadas en ayudar a tener familias exitosas:


-. Aumentan su productividad
-. Mejoran la moral y el compromiso de sus empleados
-. Disminuyen las ausencias por enfermedad
-. Mantienen el mayor índice de estabilidad laboral
-. Aumentan la demanda de empleados talentosos

¿Cómo se traduce esto en el trabajo?


Los efectos más importantes de la mala relación de pareja son: cansancio, bajo rendimiento, mal
humor, baja calidad del trabajo, aislamiento, mala relación con los compañeros, impuntualidad,
ausentismo, falta de compromiso, problemas de comunicación, trabajar más de la cuenta,
accidentes de trabajo, consumo de alcohol o drogas y renuncias inesperadas.

Según el análisis, los trabajadores (especialmente los de sexo femenino) por lo regular
externalizan los problemas familiares con sus compañeros más cercanos; por lo que sus actitudes
y sentimientos negativos afectan su ambiente laboral.
Por esta razón es que los especialistas planteamos la necesidad de que así como es importante
capacitar al personal en el desarrollo de habilidades y competencias (cómo hacer mejor el trabajo,
cómo tener mejores resultados), también es importante desarrollar competencias para la vida,
como por ejemplo cómo resolver los problemas de pareja, porque están ahí y van a seguir estando
siempre.
Las empresas deben reconocer que los problemas familiares afectan al ámbito laboral, generando
una reacción en cadena y por lo tanto deben tomar medidas al respecto para evitar pérdidas
significativas.

Presentación Conferencia "El Amor no es suficiente"

En nuestro país la mitad de los matrimonios termina separándose y del porcentaje de parejas que
no se separa, el 73% declara no haber cumplido cabalmente sus expectativas, es decir los
matrimonios exitosos en Chile, son aproximadamente el 12.5%. Prácticamente uno de cada 10.
Demasiado pocos, considerando que todos quienes nos casamos, lo hacemos con la mejor de las
ganas, disposición e intención de formar una familia, desarrollar un proyecto de vida en común,
tener hijos, compartir, envejecer juntos … y además, sustentados en un sentimiento muy
importante y poderoso como es el amor.

Pero no funciona. A pesar de casarnos profundamente enamorados, nuestra relación de pareja no


funciona tan bien como nos gustaría o definitivamente es un completo fracaso y los efectos
perjudiciales de un conflicto matrimonial destructivo y de una separación sobre los miembros de la
pareja y sus hijos son incalculables. Estos efectos incluyen problemas médicos, económicos y de
salud mental. Por ejemplo, los problemas matrimoniales constituyen una de las principales causas
de depresión, y este es el problema de salud mental más común en nuestra sociedad.
La separación es también una de las causas principales del desmejoramiento económico y
consecuentemente de la calidad de vida de muchas familias, por cuanto el presupuesto familiar
debe también dividirse.
Al parecer, si tomamos en cuenta las estadísticas, el amor no es suficiente para tener una buena
relación de pareja, el amor no basta para que a las personas les vaya bien en esta aventura tan
decisiva y que tanto influye en el resultado final de nuestras vidas.
Entonces… ¿Qué falta, qué necesitamos para que nuestra vida en pareja funcione?
En gran medida, HERRAMIENTAS, lo que falta es capacitación para la vida en pareja. Porque la
única diferencia que existe entre una pareja exitosa y otra que no lo es, es que una de ellas, sabe
resolver sus conflictos y la otra no. Porque ambas tienen problemas, la diferencia está en que una
sabe resolverlos.

El problema es que nadie te enseña como hacerlo. Uno se capacita para todo en la vida, menos
para lo más difícil y definitivo: ser padres y ser pareja.
En la Organización para la Familia Vivir en Pareja, estamos trabajando desde el año 1998 con
parejas en conflicto, capacitándolas en las habilidades, principios y herramientas que necesitan
para mantener una relación sana y duradera.
PROVEP (Programa de capacitación para la Vida en Pareja) es la definición de un sofisticado
programa práctico de ayuda a parejas en conflicto basado en la investigación de importantes
Universidades de Estados Unidos, Alemania, Australia, España y Holanda en donde han
participado Psicólogos, Psiquiatras, Educadores y expertos en resolución de conflictos, muchas
veces con apoyo y financiamiento de entidades gubernamentales que condicionan el apoyo a la
comprobación empírica en sus procesos de investigación. En resumen, la base de todas las
estrategias y herramientas que se entregan a través del PROVEP están basadas en sólidos
trabajos de investigadores especializados de todo el mundo y ha sido, según los resultados, uno de
los programas más exitosos para la solución y prevención de la mayoría de los conflictos
matrimoniales que se haya desarrollado en nuestro país. Y las parejas que acudieron a nuestro
centro y se sometieron a este programa obtuvieron cambios significativos en su relación y los
resultados han sido concluyentes: el PROVEP en la vida de esas parejas hizo una diferencia
positiva radical.
Sin embargo, hemos querido llevar nuestro trabajo un paso más allá que sólo capacitar y prestar
asesoría a las parejas consultantes, queremos masificar estas enseñanzas, difundir las
herramientas de tal manera que quienes no tienen acceso a ellas, puedan utilizarlas en su
beneficio, ayudando a mejorar su relación o a prevenir problemas futuros. Aprender a tener una
buena relación es en gran parte una habilidad, como cualquier otra que se pueda aprender.
En nuestro sitio web, www.vivirenpareja.cl , nos visitan un promedio de 1700 personas diarias,
muchas queriendo conocer estas herramientas y con ninguna o muy poca posibilidad de acceder a
ellas, por tiempo, distancia o por no contar con los medios económicos. Por esta razón es que
hemos diseñado una conferencia denominada "El Amor no es suficiente" dictada por los directores
de nuestra organización y creadores del Programa de capacitación para la Vida en Pareja
(PROVEP) y directores también de la única revista especializada en estos temas "Vivir en Pareja".

Los temas abordados en la conferencia son:

1.- Elementos destructivos en el conflicto.


2.- Reglas y técnicas prácticas para la solución de conflictos.
3.- Diferencias entre hombres y mujeres ante el conflicto.
4.- Técnicas para una comunicación clara y segura.
5.- Técnicas prácticas para la solución de problemas.
6.- Expectativas insatisfechas y qué hacer con ellas.
7.- Compromiso, perdón e intimidad.
8.- Recomendaciones para lograr una relación a largo plazo.
9.- Herramientas para luchar contra la Rutina.
10.- Además se entrega material de apoyo: Actividades que las parejas podrán realizar en sus
hogares para poner en práctica cada una de esas herramientas y asistencia vía mail en la
corrección de las mismas para cada uno de los asistentes.

La idea sería que las empresas se sensibilicen con éste tema, creando los espacios al interior de
sus organizaciones para poder realizar estas conferencias a su personal y financiando en parte los
costos operacionales de la misma.

El estrés laboral está acabando con


los matrimonios
Un nuevo estudio revela, además, que el apoyo del cónyuge influye
directamente en el nivel de satisfacción en el trabajo

En tiempos de crisis y austeridad, el porcentaje de familias sometidas al estrés de conservar su


puesto de trabajo y de sobrellevar las imposiciones laborales es cada vez más alto. Un estudio
realizado en Florida confirma que, en la actualidad, la economía es la principal causa de los
fracasos matrimoniales y de un peor desempeño laboral. Por otro lado, según los expertos, el
hecho de contar con el respaldo de la pareja tiene un efecto positivo en la vida y en el trabajo.
Por Iván Abreu Anaya.

Share
Guardar

Fuente: PhotoXpress.
Un nuevo estudio realizado por Wayne Hochwarter, profesor de administración de empresas de la
Universidad Estatal de Florida College of Business, ha examinado el papel de apoyo en los hogares
en los que el estrés diario es común, incluso en ambos cónyuges.

"Teniendo en cuenta que la falta de apoyo de la pareja representa una causa importante de divorcio
y el descarrilamiento de la carrera de la otra persona, esta investigación es necesaria para abordar
las cuestiones que afectan tanto al hogar como al trabajo", afirma Hochwarter.

Más de 400 parejas que trabajan, tanto en puestos de poca remuneración como los conocidos “cuello
blanco”, participaron en la investigación de Hochwarter.

Hablemos de cifras

Según publica la Florida State University en un comunicado, aquellos participantes que informaron de
altos niveles de estrés, pero que contaban con el apoyo del cónyuge, en comparación con los
empleados estresados que no contaban con ese apoyo, experimentaron los siguientes beneficios
positivos:

- Un índice de satisfacción con su matrimonio un 50% más alto


- Un 33% más de probabilidades de tener relaciones positivas con los compañeros de trabajo
- Mostraron una concentración en el trabajo un 25% superior
- Tuvieron 25% menos probabilidades de experimentar fatiga en casa después del trabajo
- El 20% afirmó sentir mayor nivel de satisfacción en el trabajo.

Por el contrario, "cuando todavía estás enojado o molesto por el estrés del día anterior, tu día de
trabajo es probable que vaya en una sola dirección: hacia abajo", según Hochwarter.

Artículos relacionados
 Los jefes demasiado severos afectan a los matrimonios
 El dinero no da la felicidad... a las parejas
 Los matrimonios más felices son los que ayudan a crecer
 “Nosotros” es mejor que “Yo” en las relaciones estables de pareja
 Un modelo matemático anticipa posibles divorcios con el 94% de aciertos

La clave es “escuchar” al otro

Las parejas exitosas casi siempre mantienen un suministro constante de recursos de apoyo para
con el cónyuge, en particular en los días más exigentes de oficina.

Según declaraciones de un gerente de ventas de 47 años, entrevistado para el estudio: "Tuve un día
horrible, y lo único que quería era una comida casera y tiempo para mí mismo. En cambio, me llevé
a mi esposa a cenar y los dos conversamos sobre las tensiones que nos ocasionaba un mal jefe y
cómo los compañeros de trabajo no estaban dándolo todo por lograr los objetivos. Al final de la tarde,
los dos nos sentimos mucho mejor ".

Hochwarter también afirma que los hombres son más propensos a responder positivamente a los
ofrecimientos de ayuda y apoyo de la pareja. Las mujeres, por su parte, aprecian más el sentirse
queridas y el recibir muestras de calor y afecto.

Ambos esposos y esposas, sin embargo, se muestran especialmente agradecidos por la ayuda de
su cónyuge en conseguir tiempo fuera del trabajo y los problemas de casa para descansar
simplemente y recargar sus baterías.

Lo que también se hizo evidente en el transcurso de la investigación fue el papel fundamental de la


comunicación y de la confianza entre los cónyuges, sin ello, usted tiene una asegurado el fracaso,
señala el autor del estudio.

La convivencia siempre viene de la mano de diferencias importantes, la clave es aprender a


manejarlas y no tener miedo a aceptar la ayuda del cónyuge para ver claramente en que estamos
fallando. Con un poco de suerte muchas malas reacciones pueden evitarse. Lo fundamental se ha
dicho ya algunas veces: los problemas de oficina deben quedarse allí y al salir del trabajo nuestro
deber es desconectar para poder disfrutar de nuestra vida personal y centrar la atención en otras
cosas que también lo merecen.

Cuando nos negamos a ser ayudados ante un conflicto la relación se va debilitando, las dificultades
son inevitables, pero la solución siempre existe.Es una prioridad controlar nuestros niveles de estrés
y con esto mejorar nuestra relación de pareja. Es mejor evitar que una crisis se convierta en el final
de la relación.