Está en la página 1de 6

6.

3 Tipos de plantas de tratamiento

6.3.1.1 Estación de tratamiento de agua potable

 ETAP de tecnología convencional: incluye los procesos de coagulación,


floculación, decantación (o sedimentación) y filtración.
 ETAP de filtración directa: incluye los procesos de coagulación-decantación y
filtración rápida, y se puede incluir el proceso de floculación.
 ETAP de filtración en múltiples etapas (FIME): incluye los procesos de filtración
gruesa dinámica, filtración gruesa ascendente y filtración lenta en arena.

La fuente de abastecimiento y las circunstancias en el sitio en particular son lo que


definirán la calidad del agua de dicha fuente, las dificultades que tendrán que
enfrentarse para hacerla potable y las complejidades de los tratamientos que se
deberán aplicar para convertirla en inocua (una de las características principales
que debe cumplir el agua para ser considerada apta para consumo humano).
Puede decirse que, en general, el agua subterránea es de mejor calidad y requiere
menos tratamiento para su uso puesto que no acarrea sedimentos suspendidos,
mientras que el agua superficial, por esa razón, requiere de tratamientos
diferentes y más complejos para la remoción de esos sólidos suspendidos y
sustancias asociadas.
El primer paso para potabilizar agua es determinar la calidad inicial del agua en la
fuente de abastecimiento, lo que permitirá diseñar el tratamiento necesario. Es
posible que el agua contenga metales, materia orgánica disuelta o particulada,
color, sabor y olor desagradables, bacterias, virus, parásitos y otros
microorganismos, grandes cantidades de calcio y magnesio, hierro y manganeso,
carbonatos, bicarbonatos, cloruros o sulfatos en exceso, sustancias orgánicas de
toxicidad elevada, etc.
La coagulación ocurre en la unidad de mezcla rápida, que puede ser hidráulica o
mecanizada; la sedimentación o la flotación ocurre en los decantadores o
flotadores, respectivamente; y la filtración ocurre en unidades que contienen
materiales granulares con granulometría apropiada, generalmente arena o
antracita y arena (Di Bernardo et al.,2002).
6.3.1.1 Filtración convencional
En el caso de que la fuente de abastecimiento de agua es una fuente de agua
subterránea, el suelo a través del cual pasa ésta en el acuífero actúa como un
filtro natural que remueve la mayor parte de los sedimentos suspendidos
acarreados por la lluvia pudiendo así utilizar un tipo de filtrado directo. Para el
caso de las aguas superficiales, es necesaria la filtración convencional que puede
ser efectuada como primer paso en el tratamiento o hasta después de una serie
de procesos. Los métodos de filtración pueden ser a través de filtros de arena
rápidos o lentos, filtración directa o filtración empacada.
Los procesos convencionales de filtración están precedidos por coagulación,
floculación y sedimentación. Sin embargo, puede ser que el agua se someta a
filtración directamente después de la coagulación y floculación y que los flóculos
sean removidos directamente por los filtros. La filtración es una combinación de
procesos químicos y físicos. La filtración mecánica remueve las partículas
suspendidas porque las atrapa entre los granos del medio filtrante (por ejemplo,
arena).
6.3.1.2 Filtración por membranas
Una alternativa a la filtración convencional la ofrecen los filtros de membrana que
consisten en materiales finos capaces de separar sustancias cuando una presión
es aplicada a través de ellos. La filtración por cartuchos es un proceso físico en el
cual el agua se hace pasar a través de una membrana con poros de tamaño
variable, que puede estar entre 0,2 y 1,0 micrómetros.
La exigencia mundial de disponer de agua de mayor calidad ha favorecido el
desarrollo de la tecnología de membranas, dado que estos procesos tienen una
capacidad excelente de separación de sustancias disueltas y se han desarrollado
productos que corresponden a ultra-, nano- y micro- filtración.
6.3.1.3 La floculación
La floculación es el fenómeno que promueve la aglomeración de las partículas por
efecto de transporte de fluido, con el objetivo de formar partículas de mayor
tamaño para sedimentar por gravedad (Richter y Azevedo Netto, 2003). Así, los
tratamientos de aguas destinadas al abastecimiento público y a las industrias
normalmente pasan por la coagulación y por la floculación, con el objetivo de
neutralizar los coloides del agua y promover su adsorción en la superficie de los
precipitados formados en el proceso de floculación (Degrémont, 1979).
En las estaciones de tratamiento de agua, la etapa que busca facilitar el contacto y
la agregación de las partículas que se desestabilizaron por la coagulación química
es la floculación. Esta etapa tiene por objeto formar flóculos con dimensiones y
masa específicas que faciliten su eliminación por sedimentación, flotación o por
filtración directa.
6.3.1.4 La coagulación
La coagulación, en el campo del tratamiento de aguas, es el fenómeno de
desestabilización de las partículas coloidales por medio de la neutralización de sus
cargas eléctricas (Degrémont, 1979), que se consigue mediante la adición de
coagulantes en el agua, reduciendo, así, las fuerzas que separan las partículas en
suspensión (Richter y Azevedo Netto, 2003).
Las partículas coloidales, las sustancias húmicas y los microorganismos en
general impiden la aproximación entre ellas debido a que todas presentan carga
negativa en el agua. Adicionando sales de aluminio o de hierro o de polímeros
sintéticos, se puede alterar la fuerza iónica del medio, caracterizando el fenómeno
de la coagulación en el tratamiento de agua (Di Bernardo, 1993). Según Mendes
(1989), citado por Di Bernardo et al., (2002), se puede explicar el comportamiento
de los polímeros como coagulantes, utilizando la teoría que se basa en la
adsorción de los polímeros a la superficie de las partículas coloidales, haciendo la
reducción de la carga o el entrelazamiento de las partículas por los polímeros.
6.3.1.5 Decantación
Es necesario dejar reposar la mezcla para que el sólido se sedimente, es decir,
descienda y sea posible su extracción por acción de la gravedad. A este proceso
se le llama desintegración básica de los compuestos o impurezas; las cuales son
componentes que se encuentran dentro de una mezcla, en una cantidad
mayoritaria.
El agua clarificada, que queda en la superficie del decantador, es redirigida hacia
un filtro o un nuevo envase. La velocidad de caída de las partículas es
proporcional a su diámetro y masa volumétrica.
Durante la fase de tratamiento, y con objeto de acelerar y mejorar el proceso de
decantación, se añaden algunos productos que propician la aglomeración y dan
mayor peso a las partículas en suspensión. Entre éstos productos, podemos
destacar el carbón activado en polvo, el cloruro férrico o los policloruros de
aluminio y un polímero sintetizado que favorece la aglomeración de los flóculos.

La sedimentación es el fenómeno físico donde las partículas en suspensión se


mueven en sentido descendente, en medio líquido de menor masa específica,
debido a la acción de la gravedad. La sedimentación separa las fases líquida y
sólida, propiciando la clarificación del medio líquido (Di Bernardo, 1993).
La teoría de la sedimentación se basa en el hecho de que la fuerza de la gravedad
(FG) acelerará cualquier partícula no coloidal (suspendida en un medio acuoso, en
reposo y con menor masa específica) hasta que las fuerzas de resistencia viscosa
(FE) y de deformación del líquido (FD) se igualen a la resultante del peso efectivo
de la partícula. A partir de este momento, su velocidad descendente será
constante.
6.3.1.6 Filtración rápida
Para la filtración rápida comúnmente se utiliza la arena como el medio de filtro, el
proceso es bastante diferente al proceso de filtración lenta en arena. Esto es
debido a que se utiliza arena más gruesa con un tamaño efectivo de grano en la
escala de 0.4-1.2 mm y el ritmo de filtración es más elevado.
En aguas subterráneas es utilizado este tipo de filtracion debido a que con este
proceso se remueve el hierro y el manganeso, y para las aguas turbias como las
de un lago y algunas veces ríos.

Estas diferencias entre los tres tipos de plantas de tratamiento tienen la


característica de que según sea la calidad del agua que se reciba de la fuente de
abastecimiento es el tipo de planta de tratamiento que se necesitara. Según sean
las características de cada tipo de planta de tratamiento, como por ejemplo
podemos decir que las plantas de tecnología convencional son aquellas que
utilizaremos cuando nuestra fuente de abastecimiento tenga una mayor cantidad
de solidos disueltos dentro de esta, la filtración directa será necesaria ocuparla
cuando tengamos en nuestra agua una cantidad de solidos no disueltos pero
difíciles de retirar de manera mecánica del agua por eso tendremos que utilizar
filtros y coagulantes que conglomeren los sólidos para poder ser retirados del
agua y por ultimo tenemos la planta de tratamiento por filtración en múltiples
etapas para retirar por medio de filtros dinámicos aquellos vectores que pudiera
contener el agua, este tipo de tratamiento por filtros seria en caso de que el agua
sea casi potable y solo fuera necesario retirar pequeñas partículas que con un
simple filtrado pueda ser totalmente potable el agua.
Fuentes de información:

UNIVERSITAT POLITÈCNICA DE CATALUNYA


Programa de Doctorado en Ingeniería Ambiental
Tesis Doctoral
APLICACIÓN DE MEMBRANA DE NANOFILTRACIÓN PARA
ELIMINAR DISRUPTORES ENDOCRINOS EN LA
POTABILIZACIÓN DEL AGUA
Ana Paula Abi-faiçal Castanheira
María Teresa Leal Ascencio
Instituto Mexicano de Tecnología del
Agua. Paseo Cuauhnáhuac 8532, Col
Progreso, Jiutepec, Morelos, México, correo
electrónico: tereleal@tlaloc.imta.mx.

También podría gustarte