Está en la página 1de 8

Bandera Nacional de El Salvador

Es la Bandera Nacional un paralelogramo de tela compuesto de tres franjas horizontales: azules la


primera y la tercera, blanca la del centro. Sus dimensiones oficiales son: 3.25 metros de largo por
1.89 de ancho; cada franja mide 0.63 de ancho. Puede dársele cualquier dimensión, siempre y
cuando conserve las mismas dimensiones y colores. Las dos franjas azules simbolizan los
dos océanos que bañan a Centroamérica: el Océano Pacífico y el Atlántico, el color blanco
simboliza la paz. Lleva en medio de la franja blanca el Escudo Nacional o las palabras: Dios Unión
Libertad. El Escudo es llevado si la organización que coloca la Bandera es gubernamental: Casa
Presidencial, embajadas, delegaciones del gobierno y todo lo que concierne el ejército, cuarteles,
aviones, buques, etc. La Bandera llevará: Dios Unión Libertad, en letras doradas, si es colocada
por cualquier individuo u organización que no sea del gobierno; como las escuelas, edificios
públicos, barcos mercantes, etc.

Escudo Nacional de El Salvador

El escudo Nacional de El Salvador está compuesto por:

 Cinco Banderas de cinco países centroamericanos hermanos: El


Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.
 Franja azul de las banderas: el mar y el cielo.
 Franja blanca de las banderas: la paz.
 Catorce laureles: catorce Departamentos de la República de El Salvador.
 Gorro Frigio: la libertad.
 Cinco volcanes: representan el Istmo Centroamericano, que simbolizan las cinco naciones del
mismo, bañados por los dos Océanos.
 Océanos: Océano Pacífico y Atlántico.
 Triángulo Equilátero: igualdad de los individuos. Los tres poderes de la República: ejecutivo,
legislativo y judicial.
 Arco Iris Esperanza.
 Dios, Unión y Libertad : principios en que se basa la República de El Salvador
 Chonga (Nudo) Unidad 15 de septiembre de 1821: fecha de la independencia de la República
de El Salvador.
HIMNO NACIONAL DE EL SALVADOR

HISTORIA

El Himno Nacional fue estrenado el 15 de septiembre de 1879, en el aniversario LVIII de la


independencia, en la explanada del antiguo Palacio Nacional, con acompañamiento de la Banda
Militar y cantado por alumnos de las escuelas y colegios de la capital, quienes lo habían ensayado
por espacio de tres meses.

El Presidente Rafael Zaldívar, por acuerdo oficial, había comisionado a los señores Juan José Cañas
y Juan Aberle para que compusieran el Himno Nacional. El primero, salvadoreño de nacimiento,
debería escribir la letra; y el segundo, italiano por nacionalidad, la música. En la actualidad solo se
canta el coro y la primera estrofa.

Letra Con que siempre segaron laureles


Coro De la patria salvando el honor.
Saludemos la patria orgullosos Respetar los derechos extraños
De hijos suyos podernos llamar; Y apoyarse en la recta razón
Y juremos la vida animosos, Es para ella, sin torpes amaños
Sin descanso a su bien consagrar. Su invariable, más firme ambición.
Primera estrofa Y en seguir esta línea se aferra
De la paz de la dicha suprema, Dedicando su esfuerzo tenaz,
Siempre noble soñó El Salvador; En hacer cruda guerra a la guerra;
Fue obtenerla su eterno problema, Su ventura se encuentra en la paz.
Conservarla es su gloria mayor.
Y con fe inquebrantable el camino
Del Progreso se afana en seguir
Por llenar su grandioso destino,
Conquistarse un feliz porvenir.
Le protege una férrea barrera
Contra el choque de ruin deslealtad,
Desde el día que en su alta bandera
Con su sangre escribió: ¡LIBERTAD!

Segunda estrofa
Libertad es su dogma, es su guía

Que mil veces logró defender;


U otras tantas, de audaz tiranía
Rechazar el odioso poder.
Dolorosa y sangrienta es su historia,
Pero excelsa y brillante a la vez;
Manantial de legítima gloria,
Gran lección de espartana altivez.
No desmaya es su innata bravura,
En cada hombre hay un héroe inmortal
Que sabrá mantenerse a la altura
De su antiguo valor proverbial.
Tercera estrofa
Todos son abnegados, y fieles
Al prestigio del bélico ardor
Arboles Nacionales de El Salvador

El Bálsamo y el Maquilishuat: Por acuerdo gobernativo del 26 de junio de 1939 se


designaron como árboles nacionales al bálsamo y al maquilishuat, su nombre científico
Tabebuia Rose, siendo este último el que logró mayor arraigo en el alma popular.

El maquilishuat o maquilishue: de macuil (cinco); isguat (pétalo), conocido también con el


nombre de apamate, posee una belleza suprema y puede alcanzar una altura de hasta 25
metros. Su follaje es muy espeso y pasa floreado durante la mayor parte del año. Sus
flores presentan variables combinaciones de colores entre rosa, naranja y rojo. Mide hasta
15 metros de altura. Cuando el Maquilishuat florece es uno de los más bellos de la región.
Su madera una de las más finas de Centroamérica, es bastante apreciada en ebanistería,
por su peso liviano y su color amarillo ámbar con vetas purpurinas.
Su corteza tiene propiedades medicinales. El Maquilishuat es un árbol abundante en toda
Centroamérica.
El bálsamo: nombre popular del Myroxylon balsamun, es un árbol de la familia
papilionáceas que alcanza a veces hasta 17 metros de altura; su corteza es gris y las
hojas pinadas; crece en casi toda América tropical continental. Comprende dos
variedades: la Genuinum, de la cual se extrae el bálsamo de tolú; y la Pereirae, de la que
se extrae el Bálsamo del Perú. Posee propiedades estomacales y expectorantes y su
perfume es utilizado en la fabricación de ungüentos. En El Salvador, la zona litoral entre
los departamentos de Sonsonate y la Libertad es conocida como "Costa del Bálsamo".El
Poder Ejecutivo de la República de El Salvador, considerando: Que en todos los países
civilizados se rinde culto al árbol, tanto por ser factor positivo de la riqueza nacional como
elemento de belleza natural; que actualmente el Estado salvadoreño desarrolla una
intensa campaña de reforestación nacional, por lo que es oportuno y conveniente dictar
medidas defensivas y estimuladoras de la flora; que en el país existen dos árboles a los
cuales tributa el pueblo, tradicionalmente, especial admiración y devoción patriótica por
sus sobresalientes cualidades botánicas y estéticas, siendo así que se les considera
como árboles simbólicos, y ellos son: EL bálsamo y el maquilishuat; considerando, que
por las razones anteriores es necesario rendir a dichos árboles un homenaje de
consagración nacional, a fin de que las generaciones presentes y futuras les dediquen
esmerada atención para que se conserven y, propaguen en mayor escala en el país, por
tanto, en uso de sus facultades constitucionales, decreta: Artículo 1 Institúyase el día del
árbol nacional, designándose para su celebración el 22 de julio de cada año.
Artículo 2 Declárase árboles nacionales de la República el bálsamo y el maquilishuat.

Artículo 3 Las autoridades estarán obligadas a fomentar su cultivo y a velar por su


protección.

Artículo 4 Queda encargado el Ministerio de Agricultura de disponer de forma en que se


dará cumplimiento al Decreto. Palacio Nacional, San Salvador, 26 de Junio de 1939.
Flor Nacional de El salvador

La flor de Izote es muy especial, ya que es originaria de la región de Meso


América, a la cual pertenecen los países centroamericanos. Esta flor es
perteneciente a la familia de los Liliáceos y a la orden de las Liliflorales. Estas
comprenden muchos géneros y especies. Además, la Flor de Izote es muy útil ya
que es comestible y sirve para hacer textiles y se puede usar de manera
ornamental.

Decreto No. 560. La asamblea legislativa de la republica de El Salvador,


considerando:
I- Que la Flor de Izote por mucho tiempo, ha sido reconocida como la Flor
Nacional, sin que exista ningún decreto que la legitime como tal.

II- Que a fin de declarar oficialmente el reconocimiento de la referida Flor de Izote,


como identidad representativa la nuestra flora, es procedente emitir el Decreto
correspondiente: POR TANTO: En uso de sus facultades constitucionales, a
iniciativa de los Diputados Renato Antonio Pérez, Mercedes Salguero Gross.
Ave Nacional de El salvador
El Torogoz Siendo el Torogoz un ave de singular belleza, por su policromo
plumaje, inadaptable al cautiverio y símbolo de la unidad familiar, por la
participación en pareja en el cuidado de sus pichones, es conveniente declararlo
como Ave Nacional de El Salvador.

BALSAMO
El nombre científico del bálsamo es Myroxylon pereirae (Royle) Klotzsch, y es un árbol
perteneciente a la familia Papilionaceae. Su nombre en el idioma náhuatl
significa “ungüento de colibrí”.

Este es un árbol apreciado desde la época prehispánica. La población indígena conocía sus
propiedades curativas, y es posible que lo utilizaran como incienso para sus rituales.

En la época colonial la resina era muy apreciada por los españoles y se exportaba de El
Salvador hacia España por el puerto de Acajutla; vía del Perú, en Sur América, de donde
tomó erróneamente su nombre de “bálsamo del Perú”, siendo evidente que este árbol no
crece en esa latitud.
Religión en El Salvador
La Constitución de El Salvador garantiza el libre ejercicio de todas las religiones.
La misma carta fundamental reconoce la personalidad jurídica de la Iglesia
católica, mientras que las demás iglesias pueden obtener, conforme a las leyes, el
reconocimiento de su personalidad (art. 26). Históricamente el país ha tenido una
marcada mayoría católica, de acuerdo a diferentes encuestas, esta realidad ha ido
cambiando, en 1995, un 16.8% de la población se consideraba cristianos
evangélicos. En 2017 el 43% por ciento de la población era católica, el 16% por
ciento era atea, agnóstica o irreligiosa, el 38% por ciento evangélica y el 2 por
ciento creyente en otras religiones.1
Grupos cristianos no protestantes en El Salvador son: La Iglesia de Jesucristo de
los Santos de los Últimos Días, Testigos de Jehová, y la Comunidad de Cristo; y
doctrinas no cristianas: Bahaísmo, Islam, Budismo, Judaísmo, grupos
relacionados con el hinduismo, rosacrucismo, movimientos psíquico-espiritualistas
de la Nueva era, y religión popular o sintética de tradiciones nativas y catolicismo.

Catolicismo
El Salvador desde la época colonial, ha sido un país tradicionalmente católico,
durante el periodo colonial estuvo ligado a la iglesia católica del reino de
Guatemala que es la iglesia que trajo la corona española, El Salvador estuvo bajo
el dominio de la iglesia católica hasta 1834, año en que El Salvador adoptó las
ideas liberalistas una de ellas era la libertad de cultos y separación de la iglesia
católica del estado, en El Salvador nunca vieron a la iglesia católica como una
iglesia que impide en atraso como la veía Guatemala, lo que trato de hacer El
Salvador es seguir una reforma sin dejar de ser fieles al catolicismo, en El
Salvador se conservan tradiciones católicas tales como: Día de Muertos, Semana
Santa, Posadas Navideñas y la Virgen de la paz, venerada por los católicos
salvadoreños, en la actualidad en El Salvador hay una importante caída
del catolicismo, pero a pesar de eso sigue siendo la doctrina más grande del país,
a diferencia de sus países vecinos.

Protestantismo[
El protestantismo en El Salvador fue una misión que se llevó a cabo entre las
décadas de 1840 y 1850, y se logró insertar en el país en la década de 1880, la
llegada de misioneros protestantes en El Salvador no era una cantidad grande ya
que la mayoría se establecían en Guatemala y Nicaragua, la mayoría de los
misioneros que llegaban a El Salvador eran estadounidenses de la denominación
presbiteriana, hoy en día la población evangélica protestante representa casi dos
quintos de la población de El Salvador, y las dos denominaciones más grandes y
crecientes en el país son la pentecostal, Asamblea de Dios. Cabe destacar la
presencia y notoriedad de la Iglesia Apostoles y Profetas Efesios 2:20conocida
como una congregación conservadora.

Sin religión
A esta parte de la población, se toma en cuenta a
los Ateos (2%), Agnósticos (2%), Irreligiosos (3%), Humanismo
secular (0.5%), Escéptico Religiosos (0.5%) y no religiosos (2%), todas juntas
alcanzan el 10% de la población de El Salvador junto con un 13% que dice creer
en Dios pero no ser de una religión en particular. La estadística de la encuesta
Gallup en 2005 encontró que un 13% de los salvadoreños respondieron "no" a la
pregunta: ¿considera la religión una parte importante de su vida?, otra encuesta
(Zuckerman) realizada el mismo año encontró que un 24% afirmó no identificarse
en alguna religión. Según encuestas de afiliación religiosa durante la década 1990
se experimento un fuerte aumento de no creyentes que se elevaron hasta 25% en
1998, pero descendieron a 16% en 2003 y 18% en 2006 por el crecimiento de
otros sectarios (en especial los evangélicos protestantes), sin embargo en datos
recientes de Latinobarómetro el número de no religiosos se elevó a 30% en 2016 y
luego cayó a 23% en 2018, de igual modo esto coincide con la fluctuación de los
que son practicantes religiosos que experimentaron una subida de 43% en 1996 a
65% en 2005 (cifras de muy practicantes y practicantes) y luego bajaron a 38% en
2015, aunque la cifra de los nada practicantes bajó de 20% a 6% durante 1996-
2005 y se posicionaron a 13% en 2015.

Otras congregaciones cristianas


Comprenden Testigos de Jehová, Adventistas del Séptimo Día, Ortodoxismo y la
iglesia Morava, que en conjunto representan el 1.9% del país, todas estas
congregaciones cristianas son recientes en el país, y cada una es significativa en
San Salvador.

Otras religiones[editar]
Son aproximadamente el 1.1% del país y comprende a las doctrinas no cristianas
como
el Budismo, Bahaísmo, Islamismo, Espiritistas, Ocultismo, Judaísmo, Hinduismo y
un porcentaje insignificante le pertenece a la espiritualidad Maya con un 0.17%.
Palabras comunes de origen indígena

 Alguashte: Pasta preparada con semillas de ayote


 Chapulín: Insecto, saltón
 Chiche: Pecho, mama
 China: Nodriza, persona dedicada a cuidar niños
 Chinchín: Cosa pequeña, sonaja
 Guate: Gemelo
 Guisquil: Verduras de espinas
 Jucumico: Árbol de aceituno
 Maquilishuat: Árbol de cinco hojas
 Matate: Red, cebadera
 Mapache: Animal que caza con las manos
 Papalota: Mariposa
 Zenzontle: El de los cien cantos o el de las innumerables voces

GASTRIONOMIA DE EL SALVADOR