Está en la página 1de 11

TODO SOBRE LA ANEMIA

La anemia es una afección por la cual la cifra de


hemoglobina está disminuida en los glóbulos rojos.
Estos glóbulos son los que se encargan de suministrar el
oxígeno a los tejidos. Esta hemoglobina es la proteína rica
en hierro que le da a la sangre el color rojo y al mismo
tiempo permite a los glóbulos rojos transportar el oxígeno
de los pulmones al resto del cuerpo.

Causas

Existen tres causas principales de la anemia:

 Pérdida de sangre (hemorragia).


 Falta de producción de glóbulos rojos.
 Mayor velocidad de destrucción de los glóbulos rojos.

Estas causas pueden ser consecuencia de varias


enfermedades, problemas de salud o factores de otro tipo:
en el caso de la pérdida de sangre, puede estar causada
también por la disminución de las plaquetas o de algún
factor de coagulación; la falta de producción de glóbulos
rojos puede venir motivada por una enfermedad crónica o
renal y, en el caso de la destrucción rápida de estos
glóbulos, la causa puede ser, entre otras, una
esferocitosis hereditaria, enfermedad en la cual los
glóbulos rojos son demasiado frágiles debido a un
problema genético en una proteína de su estructura.

Aunque los glóbulos rojos se producen en varias partes del


cuerpo, la mayor parte de su producción la lleva a cabo la
medula ósea, tejido blanco que se encuentra en el centro
de algunos huesos y que genera las células sanguíneas.

Los glóbulos rojos que se consideran sanos duran entre 90


y 120 días, periodo después del cual algunas partes del
cuerpo se encargan de eliminar las células sanguíneas. La
eritropoyetina es la hormona producida en los riñones que
se encarga de dar la señal a la medula ósea para que
produzca más glóbulos rojos.

El cuerpo necesita vitaminas, minerales y nutrientes como


el hierro, la vitamina B12 o el ácido fólico para producir
glóbulos rojos. La falta de ellos viene motivada por
cambios en el estómago o los intestinos en el proceso
de absorción de los nutrientes (celiaquía, por ejemplo),
alimentación insuficiente, pérdida lenta de sangre o una
cirugía en la que se extirpe parte del estómago o los
intestinos.

Las posibles causas de anemia también pueden ser:

 Determinados medicamentos: En algunos casos, un


medicamento puede hacer que el sistema inmunitario
crea erróneamente que los glóbulos rojos son agentes
extraños y peligrosos. El cuerpo responde creando
anticuerpos para atacar a sus propios glóbulos rojos.
Dichos anticuerpos se adhieren a estos glóbulos rojos
y hacen que se destruyan demasiado temprano. Los
fármacos que pueden causar anemia son las
cefalosporinas (un tipo de antibióticos), la penicilina
y sus derivados, algunos antiinflamatorios no
esteroideos o la quinidina.

 Desaparición de los glóbulos rojos antes de lo


habitual, consecuencia que se suele producir por
problemas en el sistema inmunitario.

 Enfermedades crónicas: como cáncer, colitis ulcerosa


o determinadas artritis.

 La herencia también es un factor importante en la


anemia, sobre todo para tipos como la talasemia
(cuando el cuerpo produce una cantidad anormal de
hemoglobina) o anemia drepanocítica (cuando los
glóbulos presentan forma semicircular en vez de
disco).

Síntomas comunes de la anemia:

 Fatiga.
 Falta de energía.
 Debilidad.
 Dificultad al respirar.
 Mareos.
 Palpitaciones.
 Palidez.

Síntomas de la anemia severa:

 Dolor de pecho.
 Angina de pecho

 Infarto de miocardio.

Signos que pueden indicar que el paciente tiene anemia:

 Cambios en el color de la piel.


 Presión arterial baja.
 Respiración acelerada.
 Piel fría y pálida.
 Si la anemia se debe a una disminución de los
glóbulos rojos: ictericia (hace que la piel y las partes
blancas se pongan amarillas).
 Soplo cardiaco.
 Las personas anémicas pueden presentar síntomas
como fatiga o mareos.

Prevención

Para prevenir episodios de ciertos tipos de anemia,


especialmente los que se deben a la carencia de hierro y
vitaminas, se pueden llevar a cabo cambios en la
alimentación o recurrir a los suplementos alimenticios.

Tipos

 Anemia por deficiencia de B12: causada por una


bajada del número de glóbulos rojos debido a una
falta de esta vitamina.

 Anemia por deficiencia de folato: provocada por una


disminución en la cantidad de glóbulos rojos debido a
una falta de folato, tipo de vitamina B también
denominada ácido fólico.

 Anemia ferropénica: ocurre cuando el cuerpo no


tiene suficiente cantidad hierro, mineral que ayuda a
producir glóbulos rojos.

 Anemia por enfermedad crónica: propia de aquellos


pacientes que presentan una enfermedad prolongada
catalogada como crónica.

 Anemia hemolítica: aquella en la que los glóbulos


rojos se destruyen antes de lo previsto, es decir 120
días.

 Anemia aplásica idiopática: afección en la cual la


médula ósea no produce suficientes células
sanguíneas.

 Anemia megaloblástica: los glóbulos rojos son más


grandes de lo normal.

 Anemia perniciosa: disminución en los glóbulos rojos


que ocurre cuando el intestino no puede absorber
apropiadamente la vitamina B12.

 Anemia drepanocítica: enfermedad que se transmite


de padres a hijos. Los glóbulos rojos, que
normalmente tienen la forma de un disco, presentan
una forma semilunar.

 Talasemia: Es un trastorno sanguíneo que se


transmite de padres a hijos (hereditario) en el cual el
cuerpo produce una forma anormal de hemoglobina,
la proteína en los glóbulos rojos que transporta el
oxígeno. Este trastorno ocasiona la destrucción de
grandes cantidades de los glóbulos rojos, lo cual lleva
a que se presente anemia.

Diagnóstico

Los médicos diagnostican la anemia en función a los


antecedentes médicos y familiares del paciente, el examen
médico y los resultados de pruebas y procedimientos.

 Antecedentes médicos y familiares: el medico


preguntará al paciente si tiene algún signo o síntoma
de la anemia. Además, consultará si ha tenido alguna
enfermedad o problema de salud que pueda causar
dicha afección. El paciente deberá informar de las
medicinas que toma, el tipo de alimentación que sigue
y si alguno de sus familiares tiene anemia o
antecedentes de dicha enfermedad.
 Se procederá a realizar una exploración médica para
determinar la gravedad de la anemia e investigar sus
causas. Dicho examen puede consistir en: auscultar el
corazón, para ver si los latidos son rápidos o
irregulares, y los pulmones, así como palpar el
abdomen para ver el tamaño del hígado o del bazo.
Además el médico podrá realizar otro tipo de
exámenes para determinar posibles pérdidas de
sangre.

 Hemograma completo, en el que se examinan


diferentes componentes de la sangre; si se
diagnostica anemia mediante el hemograma se
necesitarán otras pruebas como electroforesis de
hemoglobina, recuento de reticulocitos o pruebas
para determinar las concentraciones de hierro en
la sangre y en los depósitos del cuerpo.

Tratamientos

El tratamiento de la anemia depende del tipo, la causa y la


gravedad de la enfermedad. Los tratamientos pueden
consistir en cambios en la alimentación, la administración
de suplementos nutricionales, medicinas o intervenciones
quirúrgicas para hacer frente a la pérdida de sangre.

 Cambios en la alimentación o suplementos


adicionales: aumentar el consumo de hierro (a través
de alimentos como las espinacas u hortalizas
similares, lentejas, garbanzos, frutos secas o
cereales y pan), de vitamina B12 (presente en los
huevos, carnes y pescados), de ácido fólico (gracias al
pan, la pasta, las judías o los plátanos) o de vitamina
C (que se encuentra en los kiwis, las fresas o el
melón).

 Fármacos como antimicrobianos para tratar


infecciones, hormonas para disminuir el sangrado
menstrual o medicinas para evitar que el sistema
inmunitario del organismo destruya sus propios
glóbulos rojos.

 En los casos más graves se realizarán intervenciones


como la transfusión de sangre, el trasplante de
células madre de la sangre y de la medula ósea
para aumentar el número de glóbulos rojos, blancos y
plaquetas o, en casos extremos, la cirugía por
hemorragias graves o potencialmente mortales.

Otros datos

Posibles complicaciones

En casos de anemias graves, los pacientes tendrán


problemas para que su organismo transporte la cantidad de
oxígeno necesaria para que todos los procesos se realicen
de forma habitual y, por tanto, el paciente puede llegar a
sufrir un infarto.

En el caso de las mujeres embarazadas, si la anemia ha


estado presente durante la gestación, en algunos casos los
niños pueden nacer con peso bajo y más pequeños.

Por último, si se producen hemorragias muy fuertes que no


están controladas, el paciente puede llegar a morir.

Por tanto si tienes problema de anemia, sigue estas


indicaciones:

1. Suprime los alimentos industriales como pan,


arroz blanco, bollería, cereales desayuno etc muy
pobres en hierro. (además nunca te olvides que el
azúcar provoca un cambio en la flora intestinal
que dificulta la tolerancia de los alimentos frescos
y de grano entero, que son la clave de la curación)
2. Añade alimentos muy ricos en hierro como los
vegetales en general, los cereales integrales de
verdad: pandeverdad, arroz integral ecológico... y
alimentos cárnicos naturales. El pandeverdad con
su preparación con más de 4 horas de masa-
madre prepara los minerales de hierro, en gran
cantidad en el gérmen, para su absorción.
3. Y SOBRE TODO acompaña toda comida con una
gran ENSALADA, y todo desayuno con FRUTA.
4. Ejemplos sencillos como un trozo de
pandeverdad+1 manzana ... algo tan simple te
aporta mucho hierro. O una coliflor hervida con
ensalada. O carne y patatas con ensalada. Si te
animas a hacer la 'crema de cereales' eso ya es un
bombazo de hierro y vitamina C.

Calcio

En el libro más importante de nutrición del mundo


(Human Nutrition and Dietetics de Passmore and
Eastwood) de obligada lectura en todas las
universidades del mundo hay una tabla sobre las
ingestiones y pérdidas de calcio según las diferentes
dieta

Según dicha tabla, la dieta occidental típica tiene:

Una ingestión 1008 mg de calcio

Pero se pierden 135 mg por la orina y 858 mg por las


heces... ¡ tan sólo quedan 15 mg en el organismo
!. Vamos la osteoporosis está garantizada.
Nos convencen de que tenemos que tomar mucho
calcio (sobre todo lácteos), pero nunca una sociedad
tomo tanta cantidad de calcio y paradójicamente el
cuerpo sigue estando sin él. ¿que pasa aqui?

La razón es que en la dieta típica occidental la pérdida


de calcio es enorme, debido a varios factores:

1- La absorción del calcio en el intestino aumenta con


la fibra del alimento (los lacteos no tienen fibra).

2- Exceso de proteínas, implica una alta formación de


ácido úrico que el cuerpo tiene que compensar usando
el calcio que tiene, y por tanto se elimina por la orina (
lo normal en la dieta occidental es comer entre 3-10
veces más proteínas de las necesarias). Una persona
que consuma 200 gr. de proteína al día puede llegar a
perder 140 mgr. de calcio al día, es decir, el 4% de su
esqueleto

3- Las grasas saturadas se mezclan con el calcio


formando unas 'bolas' insolubles que se eliminan por
las heces (estas bolas también se llevan las vitaminas
A y D). Este hecho provoca que la absorción del calcio
de los lácteos sea muy deficiente

4- Los alimentos industriales suelen ser ácidos, con el


azúcar a la cabeza. El organismo tiene que emplear
grandes cantidades de calcio para contrarrestar el
exceso de acidez y regular el equilibrio ácido-base.

5- El pan de verdad basado en harinas al 100% y en


fermentaciones lentas con masa-madre de más de 4
horas permiten liberar los minerales de hierro, calcio,
zinc... que tiene el germen de trigo.
Resumiendo una dieta típica occidental basada en
lacteos (con mucho calcio pero ligado a mucha grasa
saturada y proteínas), exceso de proteínas y azúcares y
cereales refinados tiene grandes pérdidas de calcio,
que nos lleva inevitablemente a la osteoporosis.

Una dieta basada en alimentos naturales vegetales, y


no excesiva cantidad de los animales, y en cereales de
grano entero y pandeverdad... tendrá más que
suficiente ingestion de calcio, y además mínimas
pérdidas de él.

Las investigaciones además sacan otra conclusión,


que deja en evidencia lo peligroso de tomar grandes
cantidades de lácteos para conseguir calcio. En
palabras textuales:

' ... la ingestión exagerada de calcio que los


'expertos' en nutrición nos hacen creer que
necesitamos se convierte en una droga de la que no
podemos prescindir; el organismo se vuelve perezoso
para obtener el calcio y necesita grandes cantidades...'

En otras palabras el consumo abusivo de lácteos hace


al cuerpo VAGO para absorber el calcio. De hecho una
vez dejados los lácteos, el cuerpo necesita un período
de adaptación para volver a unas condiciones
normales de absorción de calcio.
Como comentamos arriba un alimento muy ácido como
el azúcar roba mucho calcio y otros minerales. Fijaos la
diferencia tan grande entre el PAN DE HARINAS
REFINADAS... cercano al 0 (el máximo de acidez) y el
PAN DE VERDAD en la zona de alimentos
alcalinos. Prácticamente todos los alimentos
inventados por la industria: pasteles, cereales de
desayuno, etc son muy ácidos.