Está en la página 1de 4

EXP : 00380-2012

ESP : Liz Roxana Valdez Aguilar Escrito Nº


SUMILLA: APELACIÓN DE SENTENCIA

SEÑOR JUEZ DEL QUINTO JUZGADO DE PAZ LETRADO DE TUMBES.

MARIA PEÑA ESCOBAR, en los seguidos con EDGAR LAVALLE APOLO sobre
asignación de Pensión Alimenticia a favor de nuestra menor hija SOLANCI MARILYN
LAVALLE PEÑA, a Ud. respetuosamente solicito lo siguiente:

PETITORIO:
Dentro del plazo legal, por convenir a mis intereses interpongo APELACIÓN
contra la SENTENCIA contenida en la Resolución Nº 04 de fecha 06 de Junio del
2012, notificada a esta parte en el mismo acto de la audiencia, en el extremo que fija la
pensión de alimentos que he demandado para mi menor hija en sólo el 25% de las
remuneraciones del demandado –incluyendo bonificaciones, gratificaciones y otros
conceptos de libre disponibilidad- debiéndose conceder el recurso con efecto
suspensivo y remitirse todo lo actuado al Superior Jerárquico, donde espero sea
revocada en el extremo acotado, toda vez que considero se ha incurrido en errores de
factum y de iure que me causan agravio jurídico-económico a esta parte. A
continuación se exponen los fundamentos de factum y de iure que sustentan el
recurso :

ERRORES DE HECHO Y DE DERECHO EN QUE HA INCURRIDO LA RESOLUCION


APELADA:

1. Del análisis de la sentencia en cuestión se puede verificar que el Juzgador en la


parte considerativa de la decisión –en el rubro 2.3 análisis de la controversia en el caso
concreto, 2.3.1. Las necesidades de la menor alimentista - invocando el derecho positivo
(Código del Niño y Adolescente y Carta Fundamental) delimita el contenido del
derecho alimenticio –manutención, vestido, salud, educación, vivienda, etc.- precisando que
he cumplido con acreditar tales necesidades básicas con material probatorio:
partida de nacimiento, constancia de educación inicial y relación de útiles
escolares, así como el hecho de encontrarme separado del demandado. Es decir
que para el Juez he acreditado que la alimentista existe y va al nido jardín.
2. Sin embargo al parecer el Juez no ha tomado en consideración, que una niña de
esa edad también se alimenta y se viste es decir no ha valorado que una menor
2 años y cuatro meses de edad se encuentra en una etapa de alimentación
esencial, proclive a diversas enfermedades que podrían afectar su salud, situación
que condiciona la inversión en vestimenta adecuada y cuidados especiales, es por
ello que al plantear mi demanda, a manera de resumen, realicé un detalle
aproximado de los gastos aproximados de la manutención de mi hija en alrededor
de S/.1,055.00 Nuevos Soles, solicitando por ello una asignación del 50% de sus
haberes que se han probado en 1,340.00 Nuevos Soles.

3. Por otro lado se incurre en error de derecho, en el análisis de las posibilidades


económicas y la carga familiar del obligado 2.3.2, por cuanto aún cando el demandado
acepta que la suscrita tiene carga familiar adicional pues soy madre también de
Robinson Izquierdo Peña quien cursa estudios superiores en SENATI y por ende
existe obligación legal y moral de atenderlo, el Juez pone en duda tal hecho para
después admitirlo y restarle importancia al sostener que “aun cuando así fuere del
propio documento se advierte que ya habría concluido los estudios superiores”,
denotando ausencia de razonabilidad y congruencia. Posteriormente el A-quo
es enfático en sostener que el demandado no ha probado la existencia de carga
familiar adicional a la de la alimentista SOLANCI MARILYN LAVALLE PEÑA
resultando de ello que es su única obligación alimentaria.

4. Cabe señalar Señor Juez que uno de los parámetros a tener en cuenta para la
solución de controversias de carácter intersubjetivo –como es el presente caso- resulta
ser la razonabilidad, siendo que el art. 197° del Código Procesal Civil prescribe
que: todos los medios probatorios son valorados por el juez en forma conjunta
utilizando su apreciación razonada, o el razonamiento dialectico en donde se
determina en primer término ¿cuál es el problema?: es decir se fijan los puntos
controvertidos: “determinar el monto de la pensión solicitada teniendo en cuenta
las necesidades del alimentista y las posibilidades del obligado”; en segundo
lugar, la argumentación, vale decir, la confrontación de posiciones, el debate que
es esencial en la dialéctica para lograr la solución justa: el debate se centra en el
monto de la asignación alimenticia: en el caso concreto para la demandante la
pensión alimenticia debe ser el 50% del ingreso mensual del demandado y éste
plantea que debe ser tan sólo el 20%; tercero, la etapa de deliberación en donde
el juez verifica los hechos, los interpreta y al mismo tiempo establece el sentido de
la norma aplicable para finalmente tomar una decisión y le pone término a la
deliberación con la sentencia2.

5. En el presente caso, tal como ha sostenido el juez: a) está acreditada la existencia


y necesidad alimenticia de la menor, b) está acreditado que el demandado tiene
un ingreso mensual fijo de mil trescientos nuevos soles, c) está acreditado que no
tiene más cargas familiares; y de parte de la suscrita d) si bien está acreditado
que trabajo y tengo un ingreso de un mil nuevos soles también lo es que tengo un
hijo a quien aún asisto alimenticiamente, es por ello que la pensión de alimentos
debe regularse en no menos del 50% de los ingresos del demandado que sería un
aproximado a la mitad de los S/.1,055.20 Nuevos Soles que se gastan
mensualmente en sostener con alimento, vestido, medicina, educación y
recreación a SOLANCI MARILYN tal como lo detallé en mi demanda.

NATURALEZA DEL AGRAVIO.-


El agravio en que se ha incurrido es de naturaleza jurídico/económico, toda vez que se
declara fundada en parte la demanda fijándose tan solo en el 25% de los ingresos
mensuales del demandado su obligación alimentaria lo que representa un aproximado
de S/.330.00 Nuevos Soles y obliga a la suscrita a aportar con la diferencia de
S/.725.00 Nuevos Soles -pues como ha quedado establecido los gastos en alimentos son de
alrededor de S/.1,055.00 Nuevos Soles mensuales- sin tomar en cuenta que ambos padres
tienen igual obligación y el hecho de que yo tengo carga familiar adicional y el
demandado no.

PRETENSION IMPUGNATORIA.-
Que el superior jerárquico examine la sentencia apelada y, en mérito de los errores de
hecho y de derecho que contiene la revoque y reformándola incremente hasta en un
50% de las remuneraciones del demandado la pensión alimenticia a favor de nuestra
menor hija SOLANCI MARILYN.

FUNDAMENTACION JURIDICA.-
1.- Arts. 364, 365 y 366 del C.P.C., referentes al objeto y procedencia de la apelación y
a la procedencia del agravio, requisitos que se satisfacen en el presente escrito.
2.- Art. 556 del acotado, referente al plazo y trámite de la apelación de sentencia.
4.- Art 197° del mismo cuerpo de leyes adjetivas referente a la valoración razonada de
los medios de prueba, situación que se ha inadvertido en el presente caso.
2
Casación N 2420-2006-Arequipa, Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema, 21 de Marzo del 2007 en:
www.pj.gob.pe.
POR LO EXPUESTO:
A Ud. solicito, Sr. Magistrado, se sirva conceder el recurso de apelación contra la
sentencia expedida por su despacho y, en consecuencia, remitir lo actuado al Superior
Jerárquico donde espero se haga justicia.

Tumbes 11 de Junio del 2012.