Está en la página 1de 3

TAREA 1

La parotiditis es una enfermedad viral sistémica aguda contagiosa que suele causar una hipertrofia dolorosa de las glándulas salivales, con mayor frecuencia, las parótidas. Las complicaciones de la infección incluyen orquitis, meningoencefalitis y pancreatitis. El diagnóstico suele basarse en la evaluación clínica. El tratamiento consiste en medidas de apoyo. La vacunación resulta eficaz para la prevención. El microorganismo causante, un paramixovirus, se disemina a través de gotas o de saliva. Es probable que el virus ingrese a través de la nariz o la boca El virus está en la saliva hasta 7 días antes de que aparezca la inflamación de la glándula salival con transmisibilidad máxima justo antes del desarrollo de la parotiditis. El virus también se encuentra en la sangre y la orina y, si está comprometido el sistema nervioso central (SNC), se detecta en el LCR. Un episodio suele conferir inmunidad permanente. La parotididis es menos contagiosa que el sarampión y aparece sobre todo en poblaciones no vacunadas, aunque se informaron brotes epidémicos en poblaciones con inmunización adecuada, lo que puede deberse en parte a la combinación de una falla primaria de la vacuna (incapacidad para adquirir inmunidad después de la vacunación) y una disminución de la inmunidad. La incidencia máxima de parotiditis se ve a fines del invierno y principios de la primavera. La enfermedad puede presentarse a cualquier edad, pero es inusual en niños < 2 años, en particular en los < 1 año. Entre el 25 y el 30% de los pacientes no presenta manifestaciones clínicas. Después de un período de incubación de entre 12 y 24 días, la mayoría de los pacientes presenta cefalea, anorexia, malestar general y febrícula o fiebre moderada. Las glándulas salivales se inflaman entre 12 y 24 horas más tarde, con fiebre de hasta 39,5 a 40°C que persiste 24 a 72 horas. La hipertrofia glandular es máxima hacia el segundo día y dura entre 5 y 7 días. Las glándulas comprometidas resultan en extremo dolorosas durante el período febril.

1. Identifique el :

Agente infeccioso: Paramixovirus La categoría a la cual pertenece: VIRUS El reservorio: Ser humano La puerta de salida: nariz y boca (tracto respiratorio) La vía o modo de transmisión de la enfermedad: Directa- horizontal La puerta de entrada : nariz y boca (tracto respiratorio) huésped: paciente no inmunizado (susceptible) mayores de 2 años

TAREA 2 La hepatitis B es una enfermedad infecciosa de transmisión sexual y sanguínea. El virus de la Hepatitis B es un virus ADN y contiene numerosos componentes antigénicos como el antígeno de superficie (HBsAg, del inglés, Hepatitis B Surface Antigen), el antígeno del core (HBcAg) y el antígeno e (HBeAg). La nucleocápside del virus está formada por el HBcAg, que está fijado al hepatocito y que no puede ser detectado en el suero, por lo que su identificación serológica se realiza a través de la presencia de anticuerpos (anti-HBc), que pueden persistir toda la vida.

La estructura viral también contiene otro antígeno que marca el mayor periodo de infectividad, que se denomina antígeno e (HBeAg). En la evolución a la curación de esta enfermedad, la desaparición de estos antígenos da lugar a la aparición de anticuerpos, tanto contra el HBeAg (anti-HBe) como frente al antígeno de superficie (anti-HBs). En la actualidad se utiliza la determinación de la carga viral, mediante técnicas de detección de ADN VHB, como indicador de replicación viral y por tanto también de infectividad en los pacientes infectados. Clínicamente, la infección por el VHB puede causar hepatitis aguda o crónica, pudiendo esta desembocar en cirrosis y carcinoma hepatocelular. Aunque la hepatitis aguda puede presentarse como fulminante, en 1-2 % de los casos, las formas crónicas, por su frecuencia, son las de mayor relevancia clínica. La infección perinatal se hace persistente en el 90·% de los casos, aunque este curso evolutivo es menos frecuente a medida que avanza la edad a la que se resulta infectado, de forma que solo el 5 % de los sujetos que contraen la enfermedad en la edad adulta desarrollarán una hepatitis crónica. Este porcentaje aumenta al 20 % y al 40 % en los pacientes inmunodeprimidos y en los hemodializados, respectivamente.

1. Identifique el :

Agente infeccioso: virus de la Hepatitis B (virus ADN) La categoría a la cual pertenece:Virus El reservorio:ser humano La puerta de salida:

_ modo transplacentario (de la madre al feto)

_ tracto genitourinario (transmisión sexual)

_ vía sanguínea

La vía o modo de transmisión de la enfermedad:

_ transmisión vertical:vía transplacentaria

_ transmisión horizontal:exposición a sangre infectada

La puerta de entrada :

_ modo transplacentario (de la madre al feto)

_ tracto genitourinario (transmisión sexual)

_ vía sanguínea

Huésped susceptible:pacientes inmunodeprimidos y en los hemodializados Medidas generales de control para cada eslabón de la cadena epidemiológica;

AGENTE INFECCIOSO:

_ tratamiento específico

fase aguda no necesita un tratamiento específico las medidas se centran en mantener el bienestar y el equilibrio nutricional, que incluye la reposición de los líquidos perdidos por los vómitos y la diarrea.

fase crónica terapia farmacológica en estos casos se suelen prescribir medicamentos antivirales, como tenofovir y entecavir, e inyecciones de interferón.

RESERVORIO

Inmunización

primera vacuna al nacer y de ahi 2 a 3 subsiguientes PUERTA DE SALIDA/ENTRADA no donar sangre, plasma, semen, óvulos, tejidos, órganos ni leche humana MODO DE TRANSMISIÓN usar preservativo no hacerse algún tipo de tatuaje o perforaciones en lugares de mala salubridad no a la promiscuidad no compartir agujas esterilización de instrumentos quirúrgicos