Está en la página 1de 6

Cobro ejecutivo de cotizaciones de

Administradoras de Fondos de Pensiones

Los cuerpos normativos que regulan esta materia son el Decreto Ley Nº 3.500 de
1980, que establece un nuevo Sistema de Pensiones, y la Ley Nº 17.322, que
establece normas para la cobranza judicial, aportes y multas de las instituciones de
seguridad social.

En ambas leyes se establece la obligación del empleador de descontar las


cotizaciones previsionales y pagarlas dentro de los diez primeros días del mes
siguiente a aquél en que se devengaron las remuneraciones en la Administradora de
Fondos Previsionales (AFPs, en adelante) que corresponda, salvo que se utilice, para
el pago, un medio electrónico, caso que el plazo se extiende hasta el día 13.
Asimismo, se establece que si un empleador no paga las cotizaciones está obligado
a declararlas (Declaración y No Pago, DNP en adelante) o en su defecto se genera
Declaración y no pago automática (DNPA en adelante), si no se justifica la extinción
de la obligación.

Respecto al cobro de las cotizaciones, la Ley Nº 17.322 establece la obligación legal


de las instituciones previsionales (en esta caso las AFPs) de ejercer las acciones
para el cobro de las cotizaciones adeudadas y sus reajustes e intereses. Sin
embargo, no hay plazo legal para dictar la Resolución que sirve de título ejecutivo y
su consecuente acción de cobro, salvo el plazo de prescripción. De esta manera, si
las acciones judiciales se entablan fuera del plazo de prescripción se configura la
negligencia de las AFPs por el cobro, situación sancionada por la Ley Nº 17.322.

Sin perjuicio, a nivel administrativo la Superintendecia de Pensiones (Circular Nº


1504, de 2008) establece el plazo para que el Gerente General de la AFP respectiva
dicte tal resolución, plazo que varía según el antecedente en que se funden las
respectivas resoluciones.

Tabla de Contenido

Introducción
I. Marco Jurídico de cobranza de cotizaciones previsionales.............................................1
II. Obligación de Pago de las cotizaciones previsionales...................................................2
1. Declaración y no pago de cotizaciones previsionales.................................................2
2. Declaración y no pago automática (DNPA)..............................................................3
III.Cobro de las cotizaciones previsionales adeudadas......................................................3

Biblioteca del Congreso Nacional. Paola Álvarez, Asesoría Técnica Parlamentaria. palvarez@bcn.cl ,
Anexos: 3186. 06/05/2013.
2

Introducción

Se abordan los principales aspectos jurídicos del pago y cobro de las cotizaciones de
seguridad social, específicamente las cotizaciones de Administradoras de Fondos de
Pensiones, con el fin de determinar la existencia o no de la obligación legal del cobro
por parte las AFPs de las cotizaciones previsionales adeudadas por los empleadores.

I. Marco Jurídico de cobranza de cotizaciones previsionales

Dos son los textos legales que otorgan el marco jurídico de la cobranza judicial de
cotizaciones de las Instituciones de Seguridad Social, comprendiendo las
cotizaciones previsionales de las AFPs para los trabajadores dependientes. Siendo
éstos el Decreto Ley Nº 3.500 de 1980 (DL N° 3.500 en adelante), que establece un
nuevo Sistema de Pensiones y la Ley Nº 17.322, que establece las normas para la
cobranza judicial de cotizaciones, aportes y multas de las Instituciones de Seguridad
Social.

Por una parte, el DL Nº 3500 establece, en su artículo 19, inciso quince, la


obligación de las AFPs de seguir las acciones judiciales tendientes al cobro de las
cotizaciones adeudadas y sus reajustes e intereses, aun cuando el afiliado se
hubiere cambiado de ella (la AFP a la cual el afiliado hubiere traspasado sus fondos
podrá intervenir en el juicio en calidad de coadyuvante). En el mismo sentido, la Ley
Nº 17.322 dispone, en su artículo 2, que el Gerente General de la institución de
seguridad social, en este caso la Administradora de Fondos de Pensiones, tiene las
facultades para dictar una resolución fundada que determine el monto de las
cotizaciones y aportes previsionales adeudados por los empleadores a sus
trabajadores. Resolución que tiene mérito ejecutivo 1 para efectos de iniciar las
acciones de cobro de cotizaciones judiciales pertinentes.

Se hace presente que el citado DL N° 3.500, artículo 19 inciso 9, entrega a la


Dirección del Trabajo la obligación de la fiscalización del pago y declaración, y no
pago de las cotizaciones previsionales, estando el Inspector facultado para la
aplicación de multas, establecidas en el mismo artículo.

II. Obligación de Pago de las cotizaciones previsionales

Ambos textos legales citados 2 establecen la obligación del empleador, como


asimismo de representantes legales y mandatarios, de descontar las cotizaciones
previsionales y pagarlas dentro de los diez primeros días del mes siguiente a aquél
en que se devengaron las remuneraciones en la institución previsional que
corresponda (AFP, Fonasa e Isapre). Si se utiliza un medio electrónico para el pago,
el plazo se extiende hasta el día 13 de cada mes. Además, si el plazo expira en día
sábado, domingo o festivo, éste se prorroga hasta el primer día hábil siguiente.

1
Significa que puede ser cobrada en un juicio ejecutivo, sin necesidad de un proceso previo en que se
discuta la existencia de la obligación
2
Artículo 9 del DL N° 3.500 y 22 de la Ley N° 17.322.
3

Si un empleador no paga las cotizaciones está obligado a declararlas o, en su


defecto, se genera una Declaración y no pago automática. Estas figuras se explican
a continuación.

1. Declaración y no pago de cotizaciones previsionales

Como se señaló precedentemente, el empleador que no pague oportunamente las


cotizaciones de sus trabajadores tiene la obligación de declararlas en la Institución
correspondiente, en este caso la AFP que este afiliado el trabajador, dentro de los
diez primeros días del mes siguiente a aquel en el cual se devengaron las
remuneraciones3.

Si el empleador no la efectúa o ésta es incompleta o errónea, se establece una


multa a beneficio fiscal (de 0,75 Unidades de Fomento para las cotizaciones de AFP)
por cada trabajador.

El plazo máximo para cancelar la Declaración y No Pago es de 180 días contados


desde el día de cierre del período de declaración y no pago del mes correspondiente,
esto es, el día 10 ó el día hábil siguiente. En caso que esto no ocurra, la institución
de seguridad previsional debe iniciar la cobranza judicial de las cotizaciones
previsionales impagas.

2. Declaración y no pago automática4

Esta figura fue introducida por la Reforma Previsional (Ley Nº 20.255) para las
cotizaciones de AFP no declaradas ni pagadas por un empleador. Consiste en el
establecimiento de un plazo, hasta el último día hábil del mes subsiguiente del
vencimiento del plazo para pagar las cotizaciones (80 días), para que el empleador
acredite ante la AFP respectiva la extinción de su obligación de enterar las
cotizaciones previsionales de sus trabajadores, debido al término o suspensión de la
relación laboral que mantenían.

De lo contrario, las AFPs están obligadas a considerar en forma automática que se


trata de una Declaración y No Pago de Cotizaciones Previsionales e iniciar las
gestiones de cobranza.

Esta presunción de declaración y no pago no existe respecto de las cotizaciones de


salud (Isapre y Fonasa). Sin embargo, actualmente se encuentra en tramitación en
el Congreso Nacional un Proyecto de Ley5 que propone incorporar esta figura al
sistema de Fonasa e Isapre.

III. Cobro de las cotizaciones previsionales adeudadas

3
Decreto Ley Nº 3500, artículo 19 inciso quinto, y artículo 22 del Ley Nº 17.322.
4
Figura introducida por la Ley Nº 20.255
5
Boletín 6.312-11.
4

Según lo establecido por el artículo 2 de la Ley Nº 17.322, el Gerente General de la


institución de seguridad social, en este caso la AFP, esta facultado para dictar una
resolución fundada que determine el monto de las cotizaciones y aportes
previsionales adeudados por los empleadores a sus trabajadores. Esta Resolución
que tiene mérito ejecutivo para efectos de iniciar las acciones de cobro de
cotizaciones judiciales pertinentes.

Por su parte, dispone el artículo 4, de la citada ley, que el trabajador por sí o


representado por el sindicato a que se encuentre afiliado, puede reclamar el
ejercicio de las acciones de cobro de las cotizaciones previsionales por parte de las
instituciones de seguridad social respectivas, entre ellas las AFPs, sin perjuicio de
las demás acciones judiciales o legales que correspondan.

Efectuado el reclamo, el juez ordenará a la institución previsional correspondiente


que inicie la demanda en el plazo de 30 días hábiles, de lo contrario será sancionado
su accionar como una conducta negligente6.

Dicha conducta negligente de la institución de previsión o seguridad social se


encuentra definida por el artículo 4 bis de la Ley Nº 17.322 que señala que se
entenderá así cuando la institución:

 No entabla demanda ejecutiva dentro del plazo de prescripción (de 5 años),


tratándose de las cotizaciones declaradas y no pagadas, o no continúa las
acciones ejecutivas iniciadas por el trabajador, en el plazo de 30 días hábiles
desde que se lo ordena el juez.
 No solicita la medida cautelar especial a que alude el artículo 25 bis 7 de la citada
ley y ello genera perjuicio directo al trabajador, lo que será calificado por el
juez, o
 No interpone los recursos legales pertinentes que franquea la ley y de ello se
deriva un perjuicio previsional directo para el trabajador.

Así, en este punto se concluye que existe obligación de las AFPs de ejercer acciones
tendientes al cobro de las cotizaciones adeudadas y sus reajustes e intereses, pero
no hay un plazo legal para dictar la Resolución (por el Gerente General) que sirve de
título ejecutivo y su consecuente acción de cobro, salvo el plazo de prescripción. De
esta manera, si las acciones de cobro se entablan fuera del plazo de prescripción se
configura la negligencia de las AFPs, que vendría a ser la situación sancionada.

Sin perjuicio de ello, a nivel Administrativo la Superintendecia de Pensiones en su


Circular N° 1.504 de 12 de junio de 2008 8 impartió instrucciones sobre el
cumplimiento obligatorio para todas las AFPs de la cobranza judicial de las
cotizaciones previsionales adeudadas. La norma administrativa dispone que el plazo
6
Según dispone el artículo 4 bis de la Ley N° 17.322, si el juez determina que la AFP fue negligente en el
cobro de sus cotizaciones, ordenará que las pague con sus reajustes e intereses al trabajador, teniendo
el derecho de repetir contra el empleador deudor.
7
Orden judicial a la Tesorería General de la República para que retenga la devolución de impuestos a la
renta que le corresponde a los empleadores que adeuden cotizaciones de seguridad social.
8
Superintendencia de Pensiones. Circular N° 1.504 Disponible en
http://www.spensiones.cl/redirect/files/normativa/circulares/CAFP1504.pdf (Mayo, 2013).
5

de la emisión de la Resolución de cobranza judicial que debe dictar el Gerente


General de la AFPs o los funcionarios a quienes hubiera delegado dicha labor y,
varía según el antecedente en que se funden las respectivas resoluciones, a saber:

 Declaración y no pago

El Gerente General de la AFP debe dictar las resoluciones y presentar demandas


judiciales “dentro del plazo de 180 días, contado desde el día de cierre del período
de declaración y no pago del mes correspondiente, esto es, el día 10 o el día hábil
siguiente”, en contra de los empleadores morosos.

De esta manera, en el plazo antes indicado, las AFPs deberán efectuar los siguientes
procedimientos:

1. Determinar los empleadores que se registran con cotizaciones declaradas


mediante las planillas de declaración y no pago y que se encuentran pendientes
de pago.

2. Iniciar la cobranza prejudicial de las cotizaciones previsionales impagas,


utilizando todos los medios legales que las Administradoras estimen
procedentes.

No obstante lo anterior, la Circular establece la obligación de las AFPs de enviar un


aviso de las cotizaciones morosas (reajustes e intereses) al domicilio postal o a la
dirección de correo electrónico de los empleadores morosos “a más tardar el último
día hábil del mes siguiente a aquel en que se presentó la Declaración y no pago de
cotizaciones”9. Las AFPs, deberán mantener, estos antecedentes, a disposición de la
Superintendencia de Pensiones por un período no inferior a 5 años por cualquier
medio que permita acreditar fehacientemente su envío10.

El plazo de 180 días debe ser reducido por la Administradora, toda vez que sea en
interés de los afiliados o éstos expresamente lo soliciten por escrito.

 Declaración y no pago automática

El empleador que no realice la declaración de las cotizaciones dentro del plazo


establecido en el inciso primero del artículo 19 del DL N° 3.500, (diez primeros días
del mes siguiente al que se devengó la remuneración, extendiéndose cuando éste
fuere día sábado, domingo o festivo) tendrá hasta el último día hábil del mes
subsiguiente del vencimiento de aquél (80 días) para acreditar ante la
Administradora respectiva la extinción de obligación de enterar las cotizaciones,
debido al término o suspensión de la relación laboral que mantenían.

Las AFPs deberán agotar las gestiones que tengan por objeto aclarar la existencia
de cotizaciones previsionales impagas que no hayan sido declaradas, en caso
contrario, las AFPs están obligadas a considerar en forma automática que se trata

9
Superintendencia de Pensiones. Circular N° 1.504. Pág. 7.
10
Ibídem.
6

de una Declaración y No Pago de Cotizaciones Previsionales e iniciar las gestiones


de cobranza.

La Circular también establece la obligación de las AFPs de enviar un aviso al


domicilio postal o a la dirección de correo electrónico de los empleadores morosos
“a más tardar el último día del mes siguiente a aquél en que debió presentarse la
declaración de cotizaciones”11 plazo que poseen para acreditar el término o
suspensión de la relación laboral con uno o más de sus trabajadores

Asimismo, la Circular establece la obligación de las AFPs de generar mensualmente


un archivo computacional con los empleadores que no pagaron ni declararon las
cotizaciones previsionales correspondientes a remuneraciones devengadas el mes
ante precedente y por las cuales no existe aviso de término o suspensión de la
relación laboral que lo justifique.

Cumplidos los requisitos para generar una Declaración y no pago automática, se


deben iniciar las gestiones de cobranza conforme a las disposiciones de la Ley Nº
17.322.

En lo particular, la Circular señala que una vez generadas la Declaración


mencionada, las AFPs deben presentar la demanda judicial al Tribunal respectivo
dentro del plazo de 180 días, contado desde el día de cierre del período en que se
debió efectuar la declaración y no pago del mes correspondiente, esto es, el día 10
ó el día hábil siguiente de dicho mes.

11
Superintendencia de Pensiones. Circular N° 1.504 Pág. 8.

También podría gustarte