Está en la página 1de 9

Relación entre la diferenciación y

otros conceptos de la terapia familiar


José de Jesús Vargas Flores*
Edilberta Joselina Ibáñez Reyes**
UNAM, FES Iztacala

El presente trabajo tiene como objetivo la descrip-


ción y análisis de dos teorías que explican las rela-
ciones cercanas en el terreno emocional, cada una
E l avance de la ciencia de la psicología
implica la creación de un marco con-
ceptual que permita explicar el fenómeno
desarrollada por Bowlby y Bowen. Ambas parten de psicológico. Dado que no hay una sola
principios teóricos diferentes, pero se puede ob- teoría en este campo, sino muchas, cada
servar un conjunto de semejanzas y analogías autor plantea un marco conceptual que le
entre ellas. Su análisis y comparación se efectúa a
permita analizar lo que está estudiando.
la luz del avance de la psicología. Se describen
No obstante, al acercarnos a las dife-
tanto sus diferencias como sus semejanzas y las
subsecuentes conclusiones. También se plantea rentes teorías podemos apreciar seme-
una serie de propuestas de investigación para el janzas y diferencias entre ellas. Ninguna
avance de esta área de la psicología. corriente psicológica puede dar cuenta
del comportamiento en forma completa.
Palabras clave: Teoría de Bowen, teoría de Bowlby, Las que existen explican sólo una pe-
diferenciación, tipos de vínculo, análisis concep- queña parte. Por eso no podemos limi-
tual.
tarnos a una sola teoría. En este sentido,
es importante ir revisando cada una y a
veces dos simultáneamente. El presente
The main objective of this work is to do a descrip- trabajo tiene la finalidad de analizar la
tion and analysis of two theories that explain the teoría familiar de Bowen y sus seme-
close relationships in the emotional field. In this janzas y diferencias con la teoría del desa-
case, the theories of Bowlby and Bowen, are
rrollo de Bowlby.
analyzed. Both use different theoretical principles,
but despite of it, there are a set of similarities and El concepto de diferenciación es
analogies. The analysis and comparison are done mucho más complejo de lo que al prin-
based on the advances of the psychology. The diffe- cipio podría parecer (Kerr y Bowen, 1988).
rences and the similarities are described and the Y aunque tiene alguna relación con otros
conclusions are obtained. In order to do more ad-
conceptos desarrollados en el terreno de
vance in this area a set of investigation proposals
la terapia familiar, en esencia es diferente
are given.
y posee características propias. Definirlo
Key words: Bowen’s theory, Bowlby’s theory, diffe- y acotarlo es importante para entender a
rentiation, attachment styles, conceptual analysis. fondo su aspecto conceptual, así como

* Profesor titular del área de Psicología clínica, FES-Iztacala, UNAM. Correo-e: jjvf@servidor.unam.mx
** Profesora de carrera del área de Psicología experimental animal, FES-Iztacala, UNAM. Correo-e:
jibanez@campus.iztacala.unam.mx

82
José de Jesús Vargas Flores Relación entre la diferenciación y
Edilberta Joselina Ibáñez Reyes otros conceptos de la terapia familiar

verlo relacionado pero separado de los Bowlby y su trabajo en la psicología


demás conceptos. del desarrollo
Al observar el comportamiento en
John Bowlby es un psicólogo inglés que
el contexto familiar, los autores formulan desarrolló su teoría en la época de la se-
categorías de obser vación que con el gunda guerra mundial. Originalmente
tiempo se van convirtiendo en conceptos psicoanalista, gracias a la brillantez del
que, a su vez, terminan transformándose marco conceptual que propuso, pronto se
en constructos; es decir, en un conjunto a convirtió en un autor de cita indispen-
veces complejo de conceptos. En este sable en el campo de la psicología del de-
sentido, la diferenciación se puede consi- sarrollo (Bowlby, 1988). Sus conceptos
derar un constructo, dado que no es un pronto fueron aplicados a la psicología de
concepto simple, sino complejo. Su uti- los adultos, en particular para explicar la
lidad para la comprensión de la dinámica selección de pareja, las relaciones de pa-
familiar y el funcionamiento de las tran- reja y la transmisión intergeneracional
sacciones familiares ha resultado de (Mikulincer y Florian, 1999).
mucha utilidad en este campo (Kinsman, El trabajo de Bowlby establece con
Wildman y Smuker, 1999). toda claridad los vínculos afectivos como
En el ámbito de la psicología, ha re- el centro de su planteamiento. Esta es
sultado no obstante que varios autores una de las razones por las cuales fue ex-
han desarrollado sus conceptos y cons- pulsado del círculo psicoanalítico,
tructos por su cuenta y sin apenas rela- porque además de la pulsión por la co-
cionarse con otros autores. Cuando el in- mida y el sexo como motivos primarios,
vestigador es brillante y logra que sus propuso las relaciones afectivas al
manuscritos sean leídos por una buena mismo nivel. El vínculo es el pegamento
cantidad de psicólogos, entonces sus que une las relaciones entre los miem-
marcos conceptuales van ganando te- bros de la familia. Pero el vínculo, al
rreno, y continúan desarrollando y refi- mismo tiempo, es una tendencia innata
nando sus conceptos hasta convertirlos que tiene motivaciones evolutivas. Es
en constructos complejos. De esta ma- decir, un bebé que se adhiere física y
emocionalmente a un adulto tiene ma-
nera, hay investigadores famosos en
yores probabilidades de sobrevivir que un
cada una de las corrientes psicológicas,
niño que no lo hace, porque este último
que son muchas.
puede quedar a merced de los depreda-
Con base en lo anterior, conside- dores (Bowlby, 1993).
ramos útil comparar algunos conceptos El desarrollo del vínculo en los
que han nacido y crecido en el campo de seres humanos es de primordial impor-
la psicología de la familia. En este trabajo tancia para la sobrevivencia de la especie
compararemos el constructo de diferen- y se va transmitiendo de una generación
ciación con otro marco conceptual fa- a otra (Kaufman y Uhlenberg, 1998). Es lo
moso en el campo de la psicología del de- que hace que un miembro del grupo se
sarrollo: el trabajo de John Bowlby. Por un sacrifique y haga cualquier cosa, incluso
lado, se establecerán las grandes seme- exponer o hasta perder su vida, para que
janzas que existen entre estos conceptos, los demás puedan sobrevivir (Mikulincer,
y por el otro se aclararán sus diferencias. 1995).

83
Alternativas en Psicología Año XV • Número 23 Agosto - Septiembre • 2010

Fue el trabajo de Mary Ainsworth el Un tercer tipo de infantes perma-


que aclaró de alguna manera las posibili- necía indiferente a la madre cuando ésta
dades y alcance de este constructo (Ains- platicaba con la experimentadora. En
worth, Blehar, Waters y Wall, 1978). Ella, cuanto ella se retiraba, el niño jugaba con
siendo colaboradora cercana y discípula regular entusiasmo, y cuando ésta regre-
de Bowlby, efectuó un experimento al que saba, seguía indiferente, como si la
denominó situación extraña. Éste con- madre no hubiera llegado, y seguía ju-
sistió en que las madres llevaran a su hijo gando. A este tipo de vínculo se le deno-
de una media de tres años al laboratorio. minó evitativo.
El lugar estaba lleno de juguetes y arte- Existe otro tipo de vínculo, al que se
factos atractivos para el niño. La madre le denomina confuso, de niños con pro-
platicaba un rato con la experimentadora blemas de esquizofrenia, por lo que, para
y luego se retiraba. Después de una hora, efectos de este trabajo, no se tomará en
regresaba al laboratorio a recoger a su cuenta.
hijo. Todo era filmado para observar las Bowlby planteó el vínculo como
reacciones del niño. Ainsworth pudo des- algo que se va desarrollando desde la in-
cribir tres tipos de niños que reaccio- fancia y que afecta las relaciones en la
naban de manera consistente y diferen- edad adulta. Para que un niño sobreviva
cial ante la situación. Al ver los juguetes, biológicamente hablando, es necesario
algunos se lanzaban a jugar con ellos en que desarrolle algún tipo de vínculo, por
lo que la madre platicaba con la experi- tenue que éste sea. Si no lo logra desarro-
mentadora. Se les veía contentos de llar, es decir, vincularse con algún adulto
poder acceder a una situación tal que les o figura de apego, esto lleva a la muerte.
parecía de lo más divertida. Cuando la El tipo de vínculo, como fue plan-
madre se retiraba, el niño lloraba un rato, teado originalmente por Bowlby, creaba
pero era fácilmente consolado con los ju- lo que él denominó un modelo de trabajo.
guetes e interaccionaba muy bien con los Es decir, que el tipo de vínculo que se ad-
experimentadores. Cuando la madre re- quiere generalmente con la madre se in-
gresaba, el niño le hacía un pequeño be- ternaliza y de manera inconsciente está
rrinche, pero era fácilmente calmado presente en cualquier interacción donde
cuando lo cargaba y lo consolaba. A estos se involucre la emoción. Por tanto, en el
niños, Ainsworth los denominó de momento de seleccionar pareja, se busca
vínculo seguro. a alguien compatible con el tipo de
vínculo (Surra, 1990; Fosha, 2001). Para
Otro conjunto de pequeños perma- entender mejor cómo opera este con-
necía pegado a la madre mientras plati- cepto en la edad adulta, se presenta el si-
caba con la experimentadora. A pesar de guiente cuadro con las características de
que les atraían los juguetes, no se despe- las personas que tienen cada uno de los
gaban de ella y manifestaban temor. tipos de vínculo.
Cuando la madre se retiraba, lloraban du- Hazan y Shaver (1987) extrapolaron
rante mucho tiempo y no se consolaban el marco conceptual de Bowlby y desarro-
sino con mucha dificultad. Cuando regre- llaron un cuestionario para adultos que
saba, el niño hacía un gran berrinche y no identifica cada uno de los tres tipos de
se calmaba a pesar de que su madre lo vínculo. Este trabajo fue relevante y muy
cargaba y trataba de consolarlo. Este tipo representativo de la investigación basada
de niños fueron designados de vínculo in- en las conceptualizaciones de Bowlby, ya
seguro. que amplió el concepto y lo aplicó para el

84
José de Jesús Vargas Flores Relación entre la diferenciación y
Edilberta Joselina Ibáñez Reyes otros conceptos de la terapia familiar

Vínculo seguro Vínculo inseguro Vínculo evitativo

Madre comprometida Madre que no se com- Madre que atiende las


con el bienestar de su promete con el hijo. Lo necesidades físicas del
hijo. Sin ser perfecta, tie- atiende, pero de manera niño. Está ahí, pero se
ne un compromiso real intermitente. Se mete desentiende de las nece-
con el menor. Siempre con las emociones del sidades emocionales.
está atenta a sus necesi- menor y las deforma No lo carga ni lo arrulla.
Características
dades emocionales y fí- para que se adapte a sus También puede ser que
de la madre
sicas. propias necesidades. La haya una ausencia ma-
intermitencia le crea al terna por necesidades
niño una sensación de de trabajo u otras cir-
inseguridad. cunstancias. No existe
una liga entre la madre y
el hijo.

Seguro de sí. Confía en Inseguro de sí mismo y Desconfía de los demás


los demás y en sí mismo. con baja autoestima. Tie- y no se vincula emocio-
No tiene preocupación ne miedo de perder sus nalmente con nadie. Pre-
por lo que hacen o pien- relaciones. Esto provoca fiere estar solo que mal
san los demás. Puede que haga cualquier cosa acompañado. Cuando
depender de los demás o con tal de no romper sus las personas se acercan
Características que alguien dependa de vínculos. Se aferra a to- más allá de sus límites,
de él, y no le preocupa. Pue- das sus relaciones y se torna agresivo y las
personalidad de establecer relaciones piensa que estar solo es aleja. No establece rela-
mutuamente satisfacto- lo peor que puede suce- ciones a largo plazo o, si
rias y de largo plazo. derle. Llega a establecer lo hace, permanece ale-
relaciones a largo plazo, jado de ellas.
pero a costa de mucha
inversión emocional y fí-
sica.

caso de las relaciones de pareja y la trans- gran cantidad de investigación apoyada


misión intergeneracional. en los planteamientos conceptuales de
Bowlby, por lo que su aproximación re-
La clasificación de los tipos de
sulta interesante y con características
vínculo para describir la forma en que se
heurísticas que generan nuevas hipótesis
establecen las relaciones interpersonales
e investigaciones.
con las personas significativas resulta
muy interesante porque describe algunos Teoría de Bowen
rasgos del sujeto que, a diferencia de lo
que sostiene la psicología de la persona- Este investigador y teórico es mucho más
lidad, surgen a partir de un aprendizaje, el actual que Bowlby, y sus planteamientos
cual puede ser descrito por la investiga- teóricos tienen algunos puntos de coinci-
ción. Esta es otra de las virtudes de dencia y otros de divergencia con este úl-
Bowlby que, aunque proviene de la co- timo. Bowen formuló conceptos teóricos
rriente psicoanalítica, sus afirmaciones sobre la dinámica familiar, como los trián-
están basadas en investigaciones experi- gulos, el sistema emocional de la familia,
mentales metodológicamente fundamen- proceso de proyección familiar, proceso
tadas. Es decir, utiliza en toda forma el de transmisión multigeneracional, desco-
método experimental para fundamentar nexión emocional, posición entre her-
sus constructos teóricos. Ha surgido una manos y proceso emocional de la so-

85
Alternativas en Psicología Año XV • Número 23 Agosto - Septiembre • 2010

ciedad. Cada uno de estos conceptos está vidad, al mismo tiempo que tiene sus pro-
bien explicado y desarrollado, pero el pias metas y su propia forma de pensar, la
más importante y el central, que permite cual no tiene que ser la misma que la del
entender los demás, es la diferenciación grupo. El sujeto diferenciado no se va a
del yo (Bowen, 1989). los extremos, como ocurre con el indife-
Se trata de un concepto complejo renciado, el cual hace básicamente dos
que involucra varios aspectos. Por un cosas: o se fusiona o lleva a cabo una des-
lado, implica habilidades y, por el otro, un conexión emocional. El siguiente cuadro
adecuado balance. La diferenciación sig- ilustra esta situación.
nifica que el sujeto tiene la habilidad de Como puede obser varse en el
distinguir entre sus emociones, deseos y cuadro 1, los extremos de la indiferencia-
sentimientos por una parte, y la raciona- ción se tocan y se encuentran en el
lidad de las situaciones con fuertes mismo lugar. Un extremo es la fusión,
cargas emocionales por la otra. Es decir, donde el sujeto hace cualquier cosa con
que el sujeto, estando por ejemplo en un tal de no separarse de la figura de la que
pleito con su padre, puede darse cuenta se encuentra indiferenciado. El otro ex-
de las emociones involucradas en ese tremo es la desconexión emocional,
momento, al mismo tiempo que percibe donde termina por alejarse de la figura de
la situación en una forma más o menos apego debido a la ansiedad que le genera
objetiva. Puede percatarse de quién po- su cercanía. En el caso de la fusión, el su-
dría ser el responsable de la situación jeto termina poniendo su vida al ser vicio
complicada que se le está presentando del grupo. Puede no casarse para cumplir
en un momento determinado. Las per- mejor su cometido con la familia: aunque
sonas con bajos niveles de diferenciación sea una persona independiente en el te-
no pueden hacer esta distinción debido a rreno profesional y hasta económico, no
que se dejan llevar por sus emociones y lo es en términos emocionales. En el caso
tienden a ser impulsivas y con poco auto- de la desconexión emocional, hay mu-
control (Bowen, 1978). chas formas de desconectarse. Una posi-
La diferenciación también es situa- bilidad es alejarse de la casa y que la fa-
cional. Se puede ser diferenciado y auto- milia no vuelve a saber del sujeto durante
controlado ante los extraños, pero mucho tiempo. Otra es contraer una en-
cuando se trata de la o las personas res- fermedad mental e ingresar a un psiquiá-
pecto de las cuales tiene una gran depen- trico, aunque hay otras posibilidades más
dencia emocional, la persona se puede sutiles. Por ejemplo, el sujeto se puede
tornar impulsiva y emocional. Y aun volver un alcohólico y además solitario y
dentro de la misma familia, un sujeto alejado de la familia. También puede vol-
puede ser más diferenciado ante su carse hacia las drogas, y la familia sólo
madre que ante su padre. Sin embargo, sabe de la persona cuando tiene pro-
existe una tendencia a conservar más o blemas con la policía o está en el hospital.
menos el mismo nivel de diferenciación. En cualquiera de los dos extremos, el su-
jeto no logró superar su conflicto con la
La diferenciación, como ya se men-
familia de origen, con la pareja o con los
cionó, regula el nivel de cercanía y lejanía
hijos, y hasta con los parientes cercanos.
con las personas importantes emocional-
mente hablando. Un sujeto diferenciado Semejanzas y diferencias
conserva una distancia respecto de las
personas significativas, de tal manera Tanto la teoría de Bowlby como la de
que puede abordarlas con cierta objeti- Bowen se enfocan en el desarrollo del in-

86
José de Jesús Vargas Flores Relación entre la diferenciación y
Edilberta Joselina Ibáñez Reyes otros conceptos de la terapia familiar

Cuadro 1. Extremos de la fusión y la desconexión emocional (tomado de Vargas e Ibáñez, 2009)

DIFERENCIACIÓN
VISIÓN OBJETIVA CONTROL DE
DE LAS EMOCIONES
RELACIONES

ANSIEDAD QUE ANSIEDAD QUE


GENERA LA GENERAN LAS
SEPARACIÓN RELACIONES

DESCONEXIÓN
FUSIÓN INDIFERENCIACIÓN EMOCIONAL

dividuo en su ambiente familiar y ex- a cabo la transmisión intergeneracional


plican algunos aspectos de la dinámica (Gottman y Levenson, 1999; Halfond, San-
familiar, así como de la transmisión inter- ders y Behrens, 2000). No obstante, no se
generacional. Los marcos conceptuales pueden hacer predicciones más especí-
tienen la virtud de lograr la abstracción ficas, tales como si se casará o no y a qué
de las obser vaciones de tal manera que edad, y si tendrá tendencias hetero u ho-
se genere un conjunto de conceptos con mosexuales, etc. Es decir, que se logra
los cuales efectuar un análisis preciso, cierto grado de descripción, análisis y
obser vaciones dirigidas por dicho aná- predicción de algunos estilos familiares,
lisis y, hasta cierto punto, predicciones de pero no tantos como quisiera un cientí-
las características de los individuos. La fico de la conducta (Gottman y Levenson,
psicología no ha llegado a un punto en el 1999b).
que se puedan realizar predicciones pre- A pesar de todas estas limita-
cisas y con un alto grado de certeza. En ciones, las teorías psicológicas son útiles
cambio, se tienen un conjunto de marcos para abordar los fenómenos, en este
conceptuales que explican algunas ca- caso, familiares. La teoría del vínculo de
racterísticas de los fenómenos que ana- Bowlby permite establecer una tipología
lizan y también ofrecen algún grado de mucho más objetiva que otras teorías que
predicción. le antecedieron, como la de los somato-
Por ejemplo, en el caso de la teoría tipos de Sheldon por ejemplo, basada en
del vínculo de Bowlby, si se logra deter- la forma del cuerpo. Una característica
minar el tipo de vínculo que el sujeto in- importante a tomar en cuenta de esta
ternalizó, se podría predecir la forma en teoría es que fundamenta sus inferencias
que escogerá pareja, cómo se llevará con en datos empíricos, resultado de investi-
ésta y cómo tratará a sus hijos para llevar gaciones experimentales. Cada una de

87
Alternativas en Psicología Año XV • Número 23 Agosto - Septiembre • 2010

sus afirmaciones tiene un sustrato en al- milia, no sólo pertenece a un triángulo,


guna obser vación, lo que la hace científi- sino que a su vez forma parte de otros
camente atractiva. triángulos, que son parte de otros, y así
Por otro lado, la teoría de Bowen sucesivamente, logrando análisis mucho
también está sustentada en obser va- más complejos.
ciones terapéuticas con familias, en es- Como ya se dijo, la teoría de
pecial esquizofrénicas, donde las tran- Bowlby procede del psicoanálisis, mien-
sacciones son muy complicadas, pero al tras que la de Bowen surge de la psico-
mismo tiempo representan un modelo logía familiar, la cual no plantea inferen-
para la explicación de otras transac- cias tan profundas como el psicoanálisis,
ciones en familias relativamente nor- y es más objetiva. Esto no quiere decir
males. Sin embargo, sus planteamientos que ser objetivo sea una ventaja, pero sí
son, de inicio, diferentes de los de las hace diferentes.
Bowlby.
Semejanzas
Diferencias
Podemos apreciar una analogía entre las
Existen varias diferencias entre las dos categorías de tipo de vínculo de Bowlby y
teorías, algunas más importantes que los diferentes tipos de diferenciación de
otras. Por ejemplo, para explicar las rela- Bowen. En este sentido, las personas que
ciones afectivas entre personas de la tienen un tipo de vínculo seguro, aquellas
misma familia Bowlby propuso las cuyos padres se comprometieron de
díadas, mientras que en la aproximación verdad con las necesidades emocionales
de Bowen se habla de tríadas. Es decir, el y físicas del hijo y que tienen un sentido
análisis de éste es más complejo y toma de seguridad en sí mismas, son seme-
en cuenta más elementos de análisis. jantes a las personas diferenciadas. Las
Bowlby estudia básicamente la díada características de éstas, durante su desa-
madre-hijo, aunque investigadores poste- rrollo, son las mismas que las de vínculo
riores han ampliado la categoría de aná- seguro: personas seguras de sí mismas y
lisis llevándola hacia las díadas de sus ideas, padres comprometidos que
padre-hijo, hombre-mujer, amigo-amigo, forman relaciones con el sexo opuesto de
hombre-hombre, etc., pero sin trascender manera duradera, que transmiten segu-
este nivel. Esto tiene sus ventajas y des- ridad a los miembros del grupo, que no
ventajas. Por un lado, al limitar el nivel de tienen problemas para tomar decisiones
análisis se pueden aportar explicaciones importantes cuando lo requiere la situa-
más puntuales de las interacciones afec- ción, etc. En resumen, personas que
tivas entre los humanos, pero no se parten de sí mismas para conducir y di-
pueden dar explicaciones más com- rigir su vida con seguridad y con más re-
plejas. Tomando en cuenta que tratamos cursos para afrontar una situación de es-
con seres humanos, éstos han resultado trés.
ser los organismos más complicados y di- Por otro lado, las personas con un
fíciles de ser abordados por la psicología. tipo de vínculo evitativo son conceptual-
La teoría de Bowen, en cambio, se mente semejantes a aquellas cuyo nivel
basa en los triángulos, que es una unidad de diferenciación las lleva a la descone-
de análisis mucho más compleja. No son xión emocional. Como ya vimos en la pri-
solamente triángulos, sino que también mera parte del presente trabajo, las per-
cada una de las aristas del triángulo, es sonas con este tipo de vínculo prefieren
decir, cada uno de los miembros de la fa- estar solas porque les causa mucho es-

88
José de Jesús Vargas Flores Relación entre la diferenciación y
Edilberta Joselina Ibáñez Reyes otros conceptos de la terapia familiar

trés la relación que han establecido con esto no es posible. Sin embargo, llevando
los seres humanos importantes en su un análisis de las categorías usadas por
existencia; por eso prefieren el aleja- estos dos autores podemos observar las
miento emocional y, si es posible, tam- analogías.
bién físico. Esto mismo ocurre con los su- La teoría de Bowlby se enfoca bási-
jetos que tienden a la desconexión emo- camente en el desarrollo humano durante
cional alejándose lo más posible de las sus primeras etapas, conceptos que pos-
relaciones íntimas. teriormente se aplicaron al comporta-
Y por último, las personas con un miento humano en las relaciones adultas,
tipo de vínculo inseguro son conceptual- tales como la selección de pareja, la
mente semejantes a aquellas cuyo nivel crianza de los hijos y la forma de vincu-
de diferenciación es bajo y tienden a fu- larse con las personas importantes (Tid-
sionarse en su relación con los demás. well, Reis y Shaver, 1996). Por su parte, la
Estos sujetos suelen quedarse en el seno teoría de Bowen surge en el contexto de
materno o depender en exceso de sus res- la teoría de la familia y plantea un con-
pectivas parejas o personas emocional- junto de conceptos, de los cuales el de di-
mente importantes. Viven dependiendo ferenciación es el más importante
de lo que hacen y no hacen los demás, y (Vargas e Ibáñez, 2002). Como vimos en
solicitándoles que cubran sus necesi- este trabajo, a pesar de sus diferencias,
dades emocionales. Desde la perspectiva ambas teorías coinciden en sus aspectos
del vínculo inseguro, los sujetos con baja más importantes y centrales, y no
diferenciación hacen exactamente lo concuerdan en absolutamente todas las
mismo, por lo que el concepto guarda una categorías de análisis conceptual. Sin
gran semejanza. embargo, es importante observar las ana-
Aunque el abordaje conceptual no logías que existen en ambas teorías y que
es el mismo y se está partiendo de bases nos acercan a conceptos cada vez más
teóricas muy diferentes, existen estas se- unificados en la ciencia del comporta-
mejanzas entre una y otra teoría. Lo inte- miento. En resumen, es importante
resante es que, a pesar de las diferencias buscar evidencias empíricas con una me-
conceptuales, las dos teorías llegan a todología científica que confirmen o des-
coincidir en algunos aspectos en la des- carten los conceptos teóricos de ambas
cripción y explicación de los fenómenos. teorías para continuar con el avance de la
Dado que la psicología todavía no es una ciencia (Vargas, Ibáñez y Armas, 2009) 6
ciencia paradigmática, cada uno de los
autores aborda el fenómeno psicológico Referencias
desde su perspectiva particular, pero
llama la atención que, a pesar de sus dife- Ainsworth, M. D. S., Blehar, M. C., Waters,
rentes enfoques y abordaje teórico, la ex- E. y Wall, S. (1978). Patterns of attach-
plicación y descripción del fenómeno sea ment: A psychological study of the
semejante, dado que se está obser vando strange situation. Nueva York: Holt, Ri-
lo mismo. nehart and Winston.
En algún momento será posible Bowen, M. (1978). Family therapy in cli-
que las categorías de análisis sean las nical practice. Nueva York: Jason
mismas para que, a partir de esto se Aronson.
pueda confirmar o desconfirmar cada —————. (1989). La terapia familiar en
una de las obser vaciones efectuadas por la práctica clínica, vols. 1 y 2. Bilbao:
los científicos de la psicología. A la fecha Desclée de Brouwer.

89
Alternativas en Psicología Año XV • Número 23 Agosto - Septiembre • 2010

Bowlby J. (1993). El vínculo afectivo. Bar- self.” Journal of Personality and Social
celona: Paidós. Psychology, 69 (6), p. 1203-1215.
—————. (1988). A secure base: Pa- Mikulincer M. y Florian V. (1999). “The as-
rent-child attachment and healthy sociation between parental reports of
human development. Nueva York: Basic attachment style and family dynamics
Books. and offspring’s reports of adult attach-
Fosha D. (2001). “The dyadic regulation of ment style.” Family Process, 38 (2), p.
affect.” Journal of Clinical Psychology. 243-257.
57 (2), p. 227-242.
Gottman J. M. y Levenson R. W. (1999). Surra C. (1990). “Research and theory on
“How stable is marital interaction over mate selection and premarital rela-
time?” Family Process, 38 (2), p. 159-165. tionships in 1980s.” Journal of Marriage
————-. (1999b). “What predicts and the Family, 52, p. 844-865.
change in marital interaction over time? Thompson A. y Bolger N. (1999). “Emo-
A study of alternative models.” Family tional transmission in couples under
Process, 38 (2), p. 143-158. stress.” Journal of Marriage and Family,
Halford W. K., Sanders M. R. y Behrens B. 61 (feb.) p. 38-48.
C. (2000). “Repeating the errors of our
parents? Family-of-origin spouse vio- Tidwell M. C. O., Reis H. T. y Shaver P. R.
lence and observed conflict manage- (1996). Attachment, attractiveness and
ment in engaged couples.” Family Pro- social interaction: a diary study. Journal
cess, 39 (2), p. 219-235. of Personality and Social Psychology, 71
Hazan C. y Shaver P. (1987). “Romantic (4), p. 729-745.
love conceptualized as an attachment Vargas J. J. e Ibáñez E. J. (2002). “Análisis
process.” Journal of Personality and So- y reflexiones sobre la transmisión inter-
cial Psychology, 52 (3), p. 511-524. generacional.” Revista Electrónica de
Kaufman G. y Uhlenberg P. (1998). Psicología Iztacala, 6 (1). [http//www.iz-
“Effects of life course transitions on the tacala.unam.mx/carreras/psico-
quality of relationships between adult logía/psiclin].
children and their parents.” Journal of
Marriage and Family, 60 (nov.), p. —————. (2009). “Fusión y descone-
924-938. xión emocional: dos extremos en el
Kerr M. E. y Bowen M. (1988). Family eva- concepto de diferenciación.” Revista
luation: an approach based on Bowen Alternativas en Psicología, 14 (21), p.
theory. Nueva York: Norton Co. 16-27.
Kinsman A. M., Wildman B. G. y Smuker Vargas J. J., Ibáñez E. J. y Armas P.
W. D. (1999). “Relationship among pa- (2009). “Desarrollo de un instrumento
rental reports of child, parent and fa- de evaluación para el concepto de dife-
mily functioning.” Family Process, 38 renciación.” Revista Electrónica de Psi-
(3), p. 341-351. cología Iztacala, 12 (1), p. 106-116.
Mikulincer M. (1995). “Attachment style [http//www.iztacala.unam.mx/ca-
and the mental representation of the rreras/psicología/psiclin]

90