Está en la página 1de 13

VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

VIACRUCIS
CHRISTUS VIVIT - CRISTO VIVE
Semana Santa 2019

Basado en la exhortación post-sinodal «Christus vivit»


Adaptación: P. Raúl Díaz Quiroz / Imágenes de Raúl Berzosa

1
VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

estar vinculadas a la aceptación


de propuestas occidentales con
respecto a la sexualidad, al ma-
trimonio, a la vida o a la justicia
social. Esta colonización ideoló-
gica daña en especial a los jóve-
nes. Al mismo tiempo, vemos
cómo cierta publicidad enseña a
las personas a estar siempre in-
satisfechas y contribuye a la cul-
tura del descarte, donde los mis-
mos jóvenes terminan converti-
dos en material descartable (CV
78).
6) Hoy tenemos que decir fuerte
y sin cansarnos:
Jóvenes amados por el Señor,
Primera estación: Jesús es
Inicio del Viacrucis. ¡cuánto valen ustedes si han sido
condenado a muerte redimidos por la sangre preciosa
1) Mon: El Papa Francisco en su de Cristo! Jóvenes queridos, us-
exhortación Christus vivit nos 3) L1: Por tercera vez les dijo:
tedes «¡no tienen precio! ¡No son
dice que hay tres grandes verda- «Pues ¿qué mal ha hecho este?
piezas de subasta! Por favor, no
des que nunca se deberían callar No he encontrado en él ninguna
se dejen comprar, no se dejen se-
y que todos necesitamos escu- culpa que merezca la muerte. Así
ducir, no se dejen esclavizar por
char siempre, una y otra vez: Dios que le daré un escarmiento y lo
las colonizaciones ideológicas
te ama, Cristo es tu salvador, Él soltaré». Pero ellos se le echaban
que nos meten ideas en la cabeza
vive (cf. CV, no. 111.130). encima, pidiendo a gritos que lo
y al final nos volvemos esclavos,
crucificara; e iba creciendo su
2) En este viacrucis, nos daremos dependientes, fracasados en la
griterío. Pilato entonces senten-
la oportunidad de anunciar a to- vida. Ustedes no tienen precio:
ció que se realizara lo que pedían:
dos, especialmente a los adoles- deben repetirlo siempre: no es-
soltó al que le reclamaban (al que
centes y jóvenes, esas tres verda- toy en una subasta, no tengo
había metido en la cárcel por re-
des, que incluso brillaron en las precio. ¡Soy libre, soy libre! Ena-
vuelta y homicidio), y a Jesús se
últimas horas de la vida terrena mórense de esta libertad, que es
lo entregó a su voluntad. Palabra
de nuestro redentor. la que ofrece Jesús» (CV 122)
del Señor (Lc 23,22-25).

Meditación Oración
7) L3: Señor, las colonizaciones
4) L2: Señor Jesús, en esa farsa
ideológicas muchas veces preten-
que llamaron “juicio”, fuiste so-
den implantar en nuestra cultura
metido a la subasta y perdiste
principios ajenos a la verdad, al
ante un delincuente. Los que ma-
bien y a la justicia. Ayúdanos a
nipulaban a la multitud les hicie-
formar nuestra conciencia para
ron creer que no valías la pena,
que nos permita que el discerni-
que era mejor que murieras. Tú
miento crezca en hondura y en fi-
llevabas otro plan, querías do-
delidad a Dios, Tal vez nos lleve
narte a los demás y nadie lo iba a
toda la vida, pero asís aprendere-
impedir.
mos a nutrir los sentimientos
5) El Papa Francisco advierte: propios de Jesucristo, asumiendo
En muchos países pobres las los criterios de sus decisiones y
ayudas económicas de algunos las intenciones de su manera de
países más ricos o de algunos or- obrar. Amén (cf. CV 281)
ganismos internacionales suelen 8) Mon: Vive Cristo,
2
VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

9) T: esperanza nuestra. y su capacidad de innovar. Por- 18) T: esperanza nuestra.


10) Mon: Él vive que además de los propios de- 19) Mon: Él vive
11) T: y nos quiere vivos seos, y aún más allá de las pro- 20) T: y nos quiere vivos
pias capacidades y del discerni-
Mon: Padre nuestro... Mon: Padre nuestro...
miento que uno realice, están los
duros límites de la realidad. Es
verdad que no puedes vivir sin
trabajar y que a veces tienes que
aceptar lo que encuentres, pero
nunca renuncies a tus sueños,
nunca entierres definitivamente
una vocación, nunca te des por
vencido. Siempre sigue bus-
cando, al menos, modos parcia-
les o imperfectos de vivir lo que
en tu discernimiento reconoces
como una verdadera vocación
(CV 272).
15) Hoy queremos decirles a los
adolescentes y jóvenes que viven
en medio de dificultades, a veces
soñando situaciones más favora-
bles a su desarrollo integral:
Si Él vive, entonces sí podrá
Segunda estación: Jesús con estar presente en tu vida, en
Tercera estación: Jesús cae
la cruz a cuestas cada momento, para llenarlo de por primera vez
luz. Así no habrá nunca más so-
12) L4: Y Jesús llamando a la 21) L7: Él soportó nuestros su-
ledad ni abandono. Aunque to-
gente y a sus discípulos les dijo: frimientos y aguantó nuestros
dos se vayan Él estará, tal como
«Si alguno quiere venir en pos de dolores; nosotros lo estimamos
lo prometió: «Yo estoy con uste-
mí, que se niegue a sí mismo, leproso, herido de Dios y humi-
des todos los días, hasta el fin del
tome su cruz y me siga. Porque, llado (Is 53,4). Palabra de Dios.
mundo» ( Mt 28,20). Él lo llena
quien quiera salvar su vida, la
perderá; pero el que pierda su
todo con su presencia invisible, y Meditación
donde vayas te estará espe-
vida por mí y por el Evangelio, la 22) L8: Señor Jesús, que difícil
rando. Porque Él no sólo vino,
salvará» (Mc 8,34-35). Palabra para ti caminar en medio de
sino que viene y seguirá viniendo
del Señor. aquellos que te despreciaban por-
cada día para invitarte a cami-
Meditación nar hacia un horizonte siempre que no veían nada positivo en ti.
nuevo. (CV, 125). A ti no te caían bien que las per-
13) L5: Señor Jesús, de verdad sonas adultas miraran despecti-
¿la cruz era el único camino para Oración vamente a los más jóvenes o los
salvarnos? Tal vez pudiste ha- tuvieran a su servicio de manera
16) L6: Señor Jesús, tomar la
berlo hecho de otro modo, pero te despótica. Al contrario, pediste:
cruz y seguirte es complicado,
impusieron una cruz y la car- «que el mayor entre ustedes sea
pero sólo obligándome a abrir los
gaste. Aún así lograste lo que en como el más joven» ( Lc 22,26).
brazos clavándolos en mi cruz
realidad querías: la redención del Para Ti la edad no establecía pri-
podré abarcar al mundo, a mis
humano. vilegios, y que alguien tuviera
amigos y a mis enemigos, me
14) El Papa Francisco advierte: menos años no significaba que
guste o no. Sólo manteniendo
No siempre un joven tiene la po- valiera menos o que tuviera me-
abiertos mis brazos podré abra-
sibilidad de decidir a qué va a nor dignidad (cf. CV 14)
zarte a ti, a tu proyecto de civili-
dedicar sus esfuerzos, en qué ta- zación del amor. Amén. 23) El Papa Francisco advierte:
reas va a desplegar sus energías 17) Mon: Vive Cristo,
3
VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

Hoy los adultos corremos el no se apague. Nuestra Madre


riesgo de hacer un listado de ca- mira a este pueblo peregrino,
lamidades, de defectos de la ju- pueblo de jóvenes querido por
ventud actual. Algunos podrán ella, que la busca haciendo silen-
aplaudirnos porque parecemos cio en el corazón aunque en el ca-
expertos en encontrar puntos ne- mino haya mucho ruido, conver-
gativos y peligros. ¿Pero cuál se- saciones y distracciones. Pero
ría el resultado de esa actitud? ante los ojos de la Madre sólo
Más y más distancia, menos cer- cabe el silencio esperanzado. Y
canía, menos ayuda mutua (CV así María ilumina de nuevo
66). nuestra juventud (CV 48).
24) Hoy, casi dos mil años des- 32) María vivía la esperanza en
pués de que Jesús fue despre- medio del dolor que provoca el
ciado, podemos decir a todos los sufrimiento del Hijo. Hoy deci-
adolescentes y jóvenes: mos a todos los adolescentes y jó-
Contempla a Jesús feliz, des- venes
bordante de gozo. Alégrate con Si Él vive eso es una garantía
tu Amigo que triunfó. Mataron de que el bien puede hacerse ca-
al santo, al justo, al inocente, mino en nuestra vida, y de que
pero Él venció. El mal no tiene la
Cuarta estación: Jesús en- nuestros cansancios servirán
última palabra. En tu vida el mal cuentra a su Madre para algo. Entonces podemos
tampoco tendrá la última pala- abandonar los lamentos y mirar
30) L10: Simeón los bendijo y
bra, porque tu Amigo que te ama para adelante, porque con Él
dijo a María, su madre: «Este ha
quiere triunfar en ti. Tu salvador siempre se puede (CV 127).
sido puesto para que muchos en
vive (CV 126).
Israel caigan y se levanten; y será Oración
Oración como un signo de contradicción
—y a ti misma una espada te tras- 33) L12: Señora María, Virgen
25) L9: Señor Jesús, no sé qué pasará el alma—, para que se tierna y valiente, mira a todos los
pesaba más si la cruz que carga- pongan de manifiesto los pensa- adolescentes y jóvenes que car-
bas o el desprecio de quienes te mientos de muchos corazones». gan con el peso de la pobreza, de
habían destinado a ella. Hoy los Palabra del Señor (Lc 2,34-35). la falta de oportunidades de estu-
adolescentes y jóvenes también dio de calidad y de empleo digno,
cargamos con el desprecio de Meditación de la violencia, del individua-
muchos en la sociedad y en la lismo y de la indiferencia. Le-
31) L11: Señor Jesús, en medio
Iglesia. Nos consuela saber que vanta su rostro y dirige su mirada
de aquellos que te miraban con
tú eres nuestro amigo, el funda- hacia tu Hijo, toma sus manos y
desprecio, había una mirada que
dor de la Iglesia, la cabeza de colócalas en el hombro lacerado
te contemplaba con cariño y es-
todo lo creado, y aunque los de- de aquel Divino Joven llevado ha-
peranza. Ella sabía que debías
más no confíen en nosotros, tú cia el Calvario, para que aferra-
ocuparte de las cosas de tu Padre,
sabes que tenemos los panes y los dos a él y atraviesen todas las for-
ella sabía que dolería verte asu-
peces necesarios para que tu po- mas de muerte y de violencia que
mir tus decisiones con valentía. Y
der pueda saciar a un mundo acechan en su camino. . Amén.
ella estaba allí, mirándote caer y
hambriento de mucho, pero inca- 34) Mon: Vive Cristo,
levantar. Aquella muchacha que
paz de compartir algo, aunque 35) T: esperanza nuestra.
un día aceptó recibirte en su seno
sea poco. Amén.
hoy es la Madre que vela por 36) Mon: Él vive
26) Mon: Vive Cristo,
los hijos, estos hijos que camina- 37) T: y nos quiere vivos
27) T: esperanza nuestra. mos por la vida muchas veces Mon: Dios te salve, María...
28) Mon: Él vive cansados, necesitados, pero que-
29) T: y nos quiere vivos riendo que la luz de la esperanza
Mon: Padre nuestro... no se apague. Eso es lo que que-
remos: que la luz de la esperanza

4
VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

la corrupción, a no quedarse, a alcanzado muchas cosas, pero


no enorgullecerse, a no conver- aún faltan muchas más por con-
tirse en secta, a ser más pobre y quistar; les debemos mucho, no-
testimonial, a estar cerca de los sotros queremos darnos sin re-
últimos y descartados, a luchar compensa. Señor, queremos revi-
por la justicia, a dejarse interpe- talizar al mundo y a tu Cuerpo, la
lar con humildad. Ellos pueden Iglesia. Amén.
aportarle a la Iglesia la belleza 44) Mon: Vive Cristo,
de la juventud cuando estimulan 45) T: esperanza nuestra.
la capacidad «de alegrarse con
46) Mon: Él vive
lo que comienza, de darse sin re-
compensa, de renovarse y de 47) T: y nos quiere vivos
partir de nuevo para nuevas Mon: Padre nuestro...
conquistas» (CV 37).
42) Y tal vez los adolescentes y
los jóvenes digan: “De acuerdo
nos necesitan en la Iglesia y en la
sociedad. A Jesús le ayudó el Ci-
reneo, a la Iglesia le ayudamos
Quinta estación: El Cireneo nosotros ¿y a nosotros quién nos
ayuda a Jesús a llevar la ayuda?”. El Papa Francisco te
cruz dice:
Quizás la experiencia de pa-
38) L13: Mientras lo conducían, ternidad que has tenido no sea la
echaron mano de un cierto Si- mejor, tu padre de la tierra qui-
món de Cirene, que volvía del zás fue lejano y ausente o, por el
campo, y le cargaron la cruz, para contrario, dominante y absor-
que la llevase detrás de Jesús. Pa- bente. O sencillamente no fue el
labra del Señor (Lc 23,26). padre que necesitabas. No lo sé.
Pero lo que puedo decirte con se-
Meditación
guridad es que puedes arrojarte
39) L14: Señor Jesús, ¿en qué seguro en los brazos de tu Padre
estado te vieron aquellos solda- divino, de ese Dios que te dio la
Sexta estación: La Verónica
dos que tuvieron que llamar a al- vida y que te la da a cada mo-
guien que te ayudara? La flagela- mento. Él te sostendrá con fir- enjuga el rostro de Jesús
ción, el desvelo, el hambre, la sed, meza, y al mismo tiempo senti- 48) L16: Sin figura, sin belleza.
habían minado tus fuerzas. rás que Él respeta hasta el fondo Lo vimos sin aspecto atrayente,
40) Hoy también tu Iglesia, tu tu libertad (CV 113). despreciado y evitado de los
Cuerpo, tiene que soportar el hombres, como un hombre de
desprecio, la oposición, la burla…
Oración
dolores, acostumbrado a sufri-
y necesita ayuda. 43) L15: Señor Jesús, queremos mientos, ante el cual se ocultaban
41) El Papa Francisco advierte acercarnos a la sociedad y a la los rostros, despreciado y deses-
La Iglesia de Cristo siempre Iglesia para ayudarlas a hacer timado. Palabra de Dios (Is 53,
puede caer en la tentación de realidad el sueño que tenías so- 2-3).
perder el entusiasmo porque ya bre cada uno de nosotros, de tus
discípulos y misioneros. Ayuda a Meditación
no escucha la llamada del Señor
al riesgo de la fe, a darlo todo sin nuestra sociedad y a la Iglesia a 49) L17: Señor Jesús, cuenta
medir los peligros, y vuelve a no perecer pensando que ellas so- una tradición que una mujer, la
buscar falsas seguridades mun- las deben hacer todo y solucionar Verónica, hizo a un lado las eti-
danas. Son precisamente los jó- todo. La historia de ambas es quetas de “sucio”, “escoria”,
venes quienes pueden ayudarla larga, pero nosotros tenemos ga- “maldito”, “condenado”, y te vio a
a mantenerse joven, a no caer en nas de caminar más allá; hemos ti, fue más allá de la apariencia, y
5
VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

eso que ella vio, eso que tú en atención y te recuerda con ca- con el sufrimiento. Palabra de
realidad eras, quedó plasmado en riño. (CV 115). Dios (Is 53, 8.10).
su lienzo.
50) El Papa Francisco dice:
Oración Meditación
Queridos jóvenes, no acepten 52) L18: Señor, líbranos de la 58) L20: Señor ¿por qué no
que usen su juventud para fo- tendencia de que la imagen se so- fuiste un reo “normal”? ¿por qué
mentar una vida superficial, que breponga al contenido, de que lo te aferrabas a la vida? ¿por qué
confunde la belleza con la apa- inmediato pase por alto los pro- no fuiste como muchos que se de-
riencia. Mejor sepan descubrir cesos, y de que dejemos que reine jaban caer y arrastrarse hacia la
que hay hermosura en el traba- lo superficial, lo rápido y proviso- muerte para ya no sufrir? ¿Qué
jador que vuelve a su casa sucio rio en nuestras decisiones (PGP pretendías con tanto aguante?
y desarreglado, pero con la ale- 29). Enséñanos a valorar lo pro- ¿Por quién luchabas? ¿Qué viste
gría de haber ganado el pan de fundo y trascendente de la vida en esas piedras polvorientas del
sus hijos. Hay una belleza extra- ordinaria, de la nuestra y la de los camino al Calvario? ¿Acaso ese
ordinaria en la comunión de la demás, porque tú miras en noso- polvo y tu aliento cansado te re-
familia junto a la mesa y en el tros más allá de lo que pretende- cordaron tu creación: polvo y so-
pan compartido con generosi- mos plo divino habían dado origen al
dad, aunque la mesa sea muy 53) Mon: Vive Cristo, humano, a ese ser que querías re-
pobre. Hay hermosura en la es- 54) T: esperanza nuestra. dimir?
posa despeinada y casi anciana, 55) Mon: Él vive 59) Un puñado de humanos te
que permanece cuidando a su es- llevaban a la muerte, pero tú viste
56) T: y nos quiere vivos
poso enfermo más allá de sus más allá de ellos, a los millones
fuerzas y de su propia salud. Mon: Padre nuestro... de humanos que aceptarían tu
Aunque haya pasado la prima- propuesta, tu amor y tu entrega.
vera del noviazgo, hay hermo- 60) El Papa Francisco dice:
sura en la fidelidad de las pare-
Es cierto que los miembros de
jas que se aman en el otoño de la
la Iglesia no tenemos que ser “bi-
vida, en esos viejitos que cami-
chos raros”. Todos tienen que
nan de la mano. Hay hermosura,
sentirnos hermanos y cercanos,
más allá de la apariencia o de la
como los Apóstoles, que «goza-
estética de moda, en cada hom-
ban de la simpatía de todo el
bre y en cada mujer que viven
pueblo» ( Hch 2,47; cf. 4,21.33;
con amor su vocación personal,
5,13). Pero al mismo tiempo te-
en el servicio desinteresado por
nemos que atrevernos a ser dis-
la comunidad, por la patria, en
tintos, a mostrar otros sueños
el trabajo generoso por la felici-
que este mundo no ofrece, a tes-
dad de la familia, comprometi-
timoniar la belleza de la genero-
dos en el arduo trabajo anónimo
sidad, del servicio, de la pureza,
y gratuito de restaurar la amis-
de la fortaleza, del perdón, de la
tad social. Descubrir, mostrar y
fidelidad a la propia vocación,
resaltar esta belleza, que se pa-
de la oración, de la lucha por la
rece a la de Cristo en la cruz, es
justicia y el bien común, del
poner los cimientos de la verda- Séptima estación: Jesús cae amor a los pobres, de la amistad
dera solidaridad social y de la por segunda vez social (CV 36).
cultura del encuentro. (CV 183)
57) L19: Sin defensa, sin justi- 61) En este día y siempre, repeti-
51) Dios nos ve como lo que en
cia, se lo llevaron, ¿quién se preo- remos sin cansarnos a cada ado-
realidad somos: su creación y sus
cupará de su estirpe? Lo arranca- lescente y joven:
hijos.
ron de la tierra de los vivos, por Tienes que confiar en el «re-
Para Él realmente eres va-
los pecados de mi pueblo lo hirie- cuerdo de Dios: su memoria no
lioso, no eres insignificante, le
ron [...] El Señor quiso triturarlo es un “disco duro” que registra y
importas, porque eres obra de
almacena todos nuestros datos,
sus manos. Por eso te presta
6
VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

su memoria es un corazón tierno 69) El Papa Francisco nos ad-


de compasión, que se regocija vierte:
eliminando definitivamente No seamos una Iglesia que no
cualquier vestigio del mal».[63] llora frente a estos dramas de
No quiere llevar la cuenta de tus sus hijos jóvenes. Nunca nos
errores y, en todo caso, te ayu- acostumbremos, porque quien
dará a aprender algo también de no sabe llorar no es madre. No-
tus caídas. Porque te ama. In- sotros queremos llorar para que
tenta quedarte un momento en la sociedad también sea más ma-
silencio dejándote amar por Él. dre, para que en vez de matar
Intenta acallar todas las voces y aprenda a parir, para que sea
gritos interiores y quédate un promesa de vida. Lloramos
instante en sus brazos de amor cuando recordamos a los jóvenes
(CV 115) que ya han muerto por la mise-
ria y la violencia, y le pedimos a
Oración
la sociedad que aprenda a ser
62) L21: Señor, hoy también no- madre solidaria. Ese dolor no se
sotros queremos ser “contracul- va, camina con nosotros, porque
turales”, ser distintos porque la realidad no se puede esconder.
amamos el bien y buscamos la Octava estación: Jesús en- Lo peor que podemos hacer es
justicia, porque perdonamos cuentra a las mujeres de aplicar la receta del espíritu
para conservar la paz, porque nos Jerusalén mundano que consiste en aneste-
sentimos amados por Dios y por siar a los jóvenes con otras noti-
ello somos capaces de amar a los 67) L22: Lo seguía un gran gen- cias, con otras distracciones, con
más pobres; porque como tú, ve- tío del pueblo, y de mujeres que banalidades (CV 75).
mos el futuro que puede llegar, el se golpeaban el pecho y lanzaban 70) A la sociedad entera le grita-
fruto de la semilla que hoy plan- lamentos por él. Jesús se volvió mos hoy:
tamos, el sol refulgente, aunque hacia ellas y les dijo: «Hijas de
Jerusalén, no lloren por mí, llo- Nosotros «somos salvados
la mañana apenas despunte; la por Jesús, porque nos ama y no
eternidad en los días que trans- ren por ustedes y por sus hijos,
porque miren que vienen días en puede con su genio. Podemos ha-
curren sin detenerse; la perfec- cerle las mil y una, pero nos
ción de tus hijos a pesar de las de- los que dirán: “Bienaventuradas
las estériles y los vientres que no ama, y nos salva. Porque sólo lo
cisiones apresuradas que toma- que se ama puede ser salvado.
mos; la posibilidad de nuestros han dado a luz y los pechos que
no han criado”. Entonces empe- Solamente lo que se abraza
sueños aunque no tengamos la puede ser transformado (CV
experiencia que da la vida, pues zarán a decirles a los montes:
“Caigan sobre nosotros”, y a las 120).
tenemos mucha vida para hacer-
los realidad. Amén. colinas: “Cúbrannos”; porque, si 71) Nuestra sociedad, nuestra
esto hacen con el leño verde, ¿qué Iglesia, debe amar de verdad a las
63) Mon: Vive Cristo,
harán con el seco?» Palabra del futuras generaciones, sólo así po-
64) T: esperanza nuestra. drán ellos ser riqueza que se con-
Señor (Lc 23,27-31).
65) Mon: Él vive vierta en esperanza.
66) T: y nos quiere vivos Meditación
Mon: Padre nuestro...
Oración
68) L23: Señor, aquellas muje-
res lloraban por el daño que te 72) L24: Señor, muchas veces
habían hecho, pero tú las hiciste estamos acostumbrados al
conscientes de que la injusticia y “show”, a la sonrisa que esconde
el sufrimiento que permitimos la tristeza, al maquillaje mediá-
les suceda a los demás, nos puede tico que esconde las manchas de
un día alcanzar a nosotros tam- la sociedad. Como adolescentes y
bién. jóvenes queremos abrir nuestros

7
VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

ojos al dolor de nuestros seme- Meditación Oración


jantes y prevenir desde hoy lo que
puede ser una desgracia en el fu- 78) L26: Señor, cada vez estabas 81) L27: Conserva, Señor, en
turo. Ya no queremos llorar a los más cerca del cumplimiento de cada uno, la inquietud insatisfe-
adolescentes y jóvenes que no es- aquello que habías dicho: «es ne- cha y el asombro por lo nuevo que
tarán con nosotros porque los ha cesario que el Hijo del hombre se presenta en el horizonte, para
consumido la violencia, la depre- sea levantado en alto, para que que se abra paso la osadía que
sión o las adicciones; queremos todos los que creen en él tengan nos mueva a asumirnos a noso-
llegar viejos con ellos, sonriendo, Vida eterna» (Jn 3,14-15). Te ha- tros mismos y volvernos respon-
cargados de experiencia y de es- bía ido muy mal, pero siempre sables de una misión. Mantén en
peranza, satisfechos de haber en- fuiste fiel a tu sueño: que los hu- nosotros un corazón joven, dis-
frentado la vida con lucidez y va- manos tuvieran vida eterna. ponible, abierto, que logre acoger
lor, como lo hiciste tú, Señor Je- 79) El Papa Francisco dice: al mismo tiempo la paz interior y
sucristo. Amén. Hay que perseverar en el ca- la insatisfacción profunda. Como
73) Mon: Vive Cristo, mino de los sueños. Para ello hay San Agustín decimos: «Señor,
que estar atentos a una tenta- nos creaste para ti, y nuestro co-
74) T: esperanza nuestra.
ción que suele jugarnos una razón está inquieto, hasta que
75) Mon: Él vive descanse en ti». Amén. (cf. CV
mala pasada: la ansiedad.
76) T: y nos quiere vivos 138)
Puede ser una gran enemiga
Mon: Padre nuestro... cuando nos lleva a bajar los bra- 82) Mon: Vive Cristo,
zos porque descubrimos que los 83) T: esperanza nuestra.
resultados no son instantáneos. 84) Mon: Él vive
Los sueños más bellos se con- 85) T: y nos quiere vivos
quistan con esperanza, pacien- Mon: Padre nuestro...
cia y empeño, renunciando a las
prisas. (CV 142).
80) Adolescentes y jóvenes es
necesario seguir soñando, mu-
chas veces la desesperanza se
asoma en los rostros de los adul-
tos que se han cansado de inten-
tar, de buscar, de permanecer
para sostener. También ustedes,
a veces, tendrán ganas de dejar
sus sueños:
Pero es precisamente a través
de nuestras contradicciones, fra-
gilidades y pequeñeces como Él
quiere escribir esta historia de
Novena estación: Jesús cae amor. Abrazó al hijo pródigo,
por tercera vez abrazó a Pedro después de las
negaciones y nos abraza siem-
77) L25: Pero él fue traspasado
pre, siempre, siempre después de
por nuestras rebeliones, tritu-
nuestras caídas ayudándonos a Décima estación: Jesús es
rado por nuestros crímenes.
levantarnos y ponernos de pie.
Nuestro castigo saludable cayó
Porque la verdadera caída – despojado de las vestidu-
sobre él, sus cicatrices nos cura- ras
atención a esto– la verdadera
ron. Todos errábamos como ove-
caída, la que es capaz de arrui-
jas, cada uno siguiendo su ca- 86) L28: Los soldados, cuando
narnos la vida es la de permane-
mino; y el Señor cargó sobre él crucificaron a Jesús, cogieron su
cer en el piso y no dejarse ayu-
todos nuestros crímenes. Pala- ropa, haciendo cuatro partes, una
dar (CV 120).
bra de Dios (Is 53,5-6). para cada soldado, y apartaron la

8
VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

túnica. Era una túnica sin cos- total sigue salvándonos y resca-
tura, tejida toda de una pieza de tándonos hoy. Mira su Cruz, afé-
arriba abajo. Palabra del Señor rrate a Él, déjate salvar, porque
(Jn 19,23). «quienes se dejan salvar por Él
son liberados del pecado, de la
Meditación tristeza, del vacío interior, del
87) L29: Señor, María, tu ma- aislamiento».[65] Y si pecas y te
dre, te había recibido desnudo alejas, Él vuelve a levantarte con
cuando viniste al mundo y te cu- el poder de su Cruz. Nunca olvi-
brió con pobres lienzos. Ahora, des que «Él perdona setenta ve-
desnudo irías al encuentro de tu ces siete. Nos vuelve a cargar so-
Padre quien te revestiría de gloria bre sus hombros una y otra vez.
y dignidad. Nadie podrá quitarnos la digni-
dad que nos otorga este amor in-
88) También hoy tenemos que
finito e inquebrantable. Él nos
abandonar la vestidura del hom-
permite levantar la cabeza y vol-
bre viejo, desnudarnos, para que
ver a empezar, con una ternura
se manifieste el hombre nuevo.
que nunca nos desilusiona y que
La Palabra de Dios nos pide: siempre puede devolvernos la
«Eliminen la levadura vieja alegría» (CV 119)
para ser masa joven» ( 1 Co 5,7). Undécima estación: Jesús es
Al mismo tiempo nos invita a Oración clavado en la cruz
despojarnos del «hombre viejo»
90) L30: Señor, abre nuestras 95) L31: Y cuando llegaron al lu-
para revestirnos del hombre «jo-
manos para unirlas con las de los gar llamado «La Calavera», lo
ven» (cf. Col 3,9.10).[1] Y cuando
demás a favor de todos. Ayúda- crucificaron allí, a él y a los mal-
explica lo que es revestirse de esa
nos a tener entrañas de miseri- hechores, uno a la derecha y otro
juventud «que se va renovando»
cordia, a ser los campeones de la a la izquierda. Jesús decía: «Pa-
(v. 10) dice que es tener «entra-
bondad, los héroes de la humil- dre, perdónalos, porque no saben
ñas de misericordia, de bondad,
dad, los “capos” de la mansedum- lo que hacen». Palabra del Señor
humildad, mansedumbre, pa-
bre, los “jefes” de la paciencia, (Lc 23,33-34).
ciencia, soportándose unos a
otros y perdonándose mutua- con deseos de soportarnos unos a
otros y de perdonarnos mutua- Meditación
mente si alguno tiene queja con-
tra otro» ( Col 3,12-13). Esto sig- mente. No queremos sólo ser 96) L32: Señor, en la cruz se-
nifica que la verdadera juventud buenos, queremos ser perfectos y guiste siendo generoso como
es tener un corazón capaz de misericordiosos, como tu Padre siempre: diste el perdón a tus
amar. En cambio, lo que ave- es perfecto y misericordioso. verdugos, al buen ladrón le diste
jenta el alma es todo lo que nos Amén. un gran regalo, al discípulo
separa de los demás. Por eso 91) Mon: Vive Cristo, amado lo hiciste hijo de tu Madre
concluye: «Por encima de todo 92) T: esperanza nuestra. María. Ninguno de ellos lo mere-
esto, revístanse del amor, que es 93) Mon: Él vive cía, pero tu generosidad los bene-
el vínculo de la perfección» ( Col 94) T: y nos quiere vivos fició.
3,14) (CV 13). Mon: Padre nuestro...
97) Señor, hoy hay personas que
89) Adolescentes y jóvenes, tal no saben reconocer el valor de
vez el mundo lo quiera egoístas, muchas realidades y se han
malvados o indiferentes, pero no creído el mito de que pueden dis-
es este su verdadero ser. Cristo te poner de ellas a su antojo
seguirá invitando una y otra vez a Muchos jóvenes son ideologi-
renovarse, a dejar sus viejas ves- zados, utilizados y aprovechados
tiduras: como carne de cañón o como
Ese Cristo que nos salvó en la fuerza de choque para destruir,
Cruz de nuestros pecados, con amedrentar o ridiculizar a otros.
ese mismo poder de su entrega
9
VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

Y lo peor es que muchos son con- Hijo de Dios, que me amó y se en-
vertidos en seres individualistas, tregó a sí mismo por mí » ( Ga
enemigos y desconfiados de to- 2,20). (CV 118)
dos, que así se vuelven presa fá- 106) Hace unos años un grupo
cil de ofertas deshumanizantes y musical gritaba: «No puedo pro-
de los planes destructivos que meter un "por siempre" / Ni si-
elaboran grupos políticos o po- quiera sé si puedo un "hoy"».
deres económicos (CV 73). Hoy ya no se canta. Se vive.
98) Debemos aprender, que hay Hoy reina una cultura de lo
realidades que no podemos con- provisorio que es una ilusión.
seguir por nuestros méritos o Creer que nada puede ser defini-
nuestras luchas, como tu perdón tivo es un engaño y una mentira.
y tu salvación Muchas veces «hay quien dice
Su perdón y su salvación no que hoy el matrimonio está “pa-
son algo que hemos comprado, o sado de moda” [...]. En la cultura
que tengamos que adquirir con de lo provisional, de lo relativo,
nuestras obras o con nuestros es- muchos predican que lo impor-
fuerzos. Él nos perdona y nos li- tante es “disfrutar” el momento,
bera gratis. Su entrega en la que no vale la pena comprome-
Cruz es algo tan grande que no-
Duodécima estación: Jesús terse para toda la vida, hacer
sotros no podemos ni debemos muere en la cruz opciones definitivas […]. Yo, en
pagarlo, sólo tenemos que reci- 104) L34: Era ya como la hora cambio, les pido que sean revolu-
birlo con inmensa gratitud y con sexta, y vinieron las tinieblas so- cionarios, les pido que vayan
la alegría de ser tan amados an- bre toda la tierra, hasta la hora contracorriente; sí, en esto les
tes de que pudiéramos imagi- nona, porque se oscureció el sol. pido que se rebelen contra esta
narlo: «Él nos amó primero» El velo del templo se rasgó por cultura de lo provisional, que, en
(1Jn 4,19) (CV 121). medio. Y Jesús, clamando con el fondo, cree que ustedes no son
voz potente, dijo: «Padre, a tus capaces de asumir responsabili-
Oración dades, cree que ustedes no son
manos encomiendo mi espíritu».
99) L33: Señor, gracias por to- Y, dicho esto, expiró. El centu- capaces de amar verdadera-
dos los dones que pones a nues- rión, al ver lo ocurrido, daba glo- mente (CV 264).
tro alcance. Queremos darte gra- ria a Dios, diciendo: «Realmente, 107)Cristo nos ha dado la prueba
cias por tu perdón y tu salvación, este hombre era justo». Palabra de que el amor verdadero, es per-
no podemos merecerlos, alcan- del Señor (Lc 23,44-47). manente:
zarlos o comprarlos. Queremos Mira los brazos abiertos de
agradecerte también el don de la Meditación Cristo crucificado, déjate salvar
palabra divina, de la Eucaristía, 105) L35: El Papa Francisco nos una y otra vez. Y cuando te acer-
de la filiación adoptiva, de la fra- dice: ques a confesar tus pecados, cree
ternidad, de la familia, de la ju- firmemente en su misericordia
ventud, y tantas otras cosas que Cristo, por amor, se entregó
que te libera de la culpa. Con-
son dones inmerecidos de tu so- hasta el final para salvarte. Sus
templa su sangre derramada
berana bondad. Amén. brazos abiertos en la Cruz son el
con tanto cariño y déjate purifi-
signo más precioso de un amigo
100) Mon: Vive Cristo, car por ella. Así podrás renacer,
capaz de llegar hasta el extremo:
101) T: esperanza nuestra. una y otra vez (CV 123).
«Él, que amó a los suyos que es-
102) Mon: Él vive taban en el mundo, los amó Oración
103) T: y nos quiere vivos hasta el fin » ( Jn 13,1).
Mon: Padre nuestro... San Pablo decía que él vivía 108) L36: Ahora existen tres co-
confiado en ese amor que lo en- sas: la fe, la esperanza y el amor,
tregó todo: « Vivo de la fe en el pero la más grande todas es el
amor. Porque es paciente y servi-
cial; no es envidioso, no hace

10
VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

alarde, no se envanece, no pro- cuerpo de Jesús y lo envolvieron Es un amor «que no aplasta,


cede con bajeza, no busca su pro- en los lienzos con los aromas, se- es un amor que no margina, que
pio interés, no se irrita, no tienen gún se acostumbra a enterrar en- no se calla, un amor que no hu-
en cuenta el mal recibido, no se tre los judíos. Palabra del Señor milla ni avasalla. Es el amor del
alegra de la injusticia, sino que se (Jn 19,38-40). Señor, un amor de todos los días,
regocija con la verdad. discreto y respetuoso, amor de
109) El amor todo lo disculpa,
Meditación libertad y para la libertad, amor
todo lo cree, todo lo espera, todo 116) L38: ¿Sería este el signo de que cura y que levanta. Es el
lo soporta. El amor no pasará ja- contradicción que Simeón había amor del Señor que sabe más de
más (1Cor 13,4-8.13). anunciado a María hace 33 años levantadas que de caídas, de re-
110) Señor, tú nos has dado (cf. Lc 2,35)? ¿la luz apagada, la conciliación que de prohibición,
prueba de que ese amor es posi- fuente de agua, sellada; el pastor de dar nueva oportunidad que
ble. Ayúdanos a vivir fieles a ese acribillado, la vid segada, el pan de condenar, de futuro que de
amor. Amén. de vida inutilizado, el camino pasado» (CV 116)
111) Mon: Vive Cristo, truncado, la verdad silenciada, la Oración
112) T: esperanza nuestra. vida muerta? ¿el “Dios con noso-
tros”, el Emmanuel, abandonado 120) L39: Señor, este mundo
113) Mon: Él vive
por todos? está herido y necesita ser bajado
114) T: y nos quiere vivos de la cruz en que lo puso la crisis
117) No. No era posible, pues si
Mon: Padre nuestro... de esperanza. Despreció la espe-
ella había sido la Virgen Madre, y
su hijo también era Hijo del Altí- ranza ofrecida por Dios, se con-
simo, algo grande tendría que su- tentó con las posibilidades que le
ceder de nuevo, el salmista lo de- dieron su ingenio y su desarrollo
cía: y acabó decepcionado de los efec-
Porque no me entregarás a la tos desastrosos de sus propios lo-
Muerte ni dejarás que tu amigo gros. La ciencia y la tecnología
vea el sepulcro. Me harás cono- nos dieron armas, venenos y en-
cer el camino de la vida, sacián- fermedades para acabar con los
dome de gozo en tu presencia, de otros; la medicina se convirtió en
felicidad eterna a tu derecha. un negocio y la muerte llega para
(Sal 16,10-11) quien no tiene con qué pagar; la
economía en un mecanismo ge-
118) El Papa Francisco afirma nerador de miseria y la política
Sin ceder a evasiones ni espe- en un botín de un puñado de per-
jismos, «ella supo acompañar el sonas ambiciosas y sin escrúpu-
dolor de su Hijo […] sostenerlo los. Señor, queremos ser espe-
en la mirada, cobijarlo con el co- ranza para este mundo. Mantén
razón. Dolor que sufrió, pero no nuestra mente firme en los valo-
Decimotercera estación: Je- la resignó. Fue la mujer fuerte res de la bondad, la verdad, la be-
sús es bajado de la cruz y del “sí”, que sostiene y acom- lleza y la justicia. Amén.
entregado a su Madre paña, cobija y abraza. Ella es la 121) Mon: Vive Cristo,
gran custodia de la esperanza
122)T: esperanza nuestra.
115) L37: Después de esto, José […]. De ella aprendemos a decir
de Arimatea, que era discípulo de “sí” en la testaruda paciencia y 123)Mon: Él vive
Jesús, aunque oculto por miedo a creatividad de aquellos que no se 124)T: y nos quiere vivos
los judíos, pidió a Pilato que le achican y vuelven a comenzar». Mon: Padre nuestro...
dejara llevarse el cuerpo de Je- (CV 45).
sús. Y Pilato lo autorizó. Él fue 119) Y efectivamente, algo grande
entonces y se llevó el cuerpo. sucedería, porque Dios amaba a
Llegó también Nicodemo, el que su Hijo. Este padre hoy sigue
había ido a verlo de noche, y trajo amando a sus hijos y los quiere
unas cien libras de una mixtura vivos, su amor:
de mirra y áloe. Tomaron el
11
VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

muertos, para que nadie espere acogedora en la cultura del des-


nada de ellos. carte, mirada atenta y corazón
128) El Papa Francisco nos dice: sensible en la cultura de la indife-
No hay que detenerse por in- rencia.
seguridad, no hay que tener 131) No permitas que vayamos
miedo de apostar y de cometer por la vida como “zombis”, ha-
errores. Sí hay que tener miedo a ciendo que la gente espere de no-
vivir paralizados, como muertos sotros lo que no queremos dar,
en vida, convertidos en seres que esperando de los demás lo que
no viven porque no quieren nosotros bien podríamos lograr.
arriesgar, porque no perseveran 132)Tú eres nuestro pastor y sa-
en sus empeños o porque tienen beos que, aunque pasemos por
temor a equivocarse. Aún si te cañadas tenebrosas, tu brazo y tu
equivocas siempre podrás levan- callado, tu poder y tu sabiduría,
tar la cabeza y volver a empezar, nos ayudarán a llegar a una
porque nadie tiene derecho a ro- nueva sociedad e Iglesia en
barte la esperanza (CV 142). donde los adolescentes y jóvenes
Decimocuarta estación: Je- 129)Adolescentes y jóvenes de tengamos vida buena y abun-
dante. Amén.
sús es puesto en el sepul- hoy, en vez de asegurar nuestra
existencia ilusoriamente, hay que 133) Mon: Vive Cristo,
cro
asirse a Jesús: 134)T: esperanza nuestra.
125) L40: Había un huerto en el Esa es la seguridad que tene- 135) Mon: Él vive
sitio donde lo crucificaron, y en el mos. Jesús es el eterno viviente. 136)T: y nos quiere vivos
huerto, un sepulcro nuevo donde Aferrados a Él viviremos y atra- Mon: Padre nuestro...
nadie había sido enterrado toda- vesaremos todas las formas de
vía. Y como para los judíos era el muerte y de violencia que ace-
día de la Preparación, y el sepul- chan en el camino. Cualquier
cro estaba cerca, pusieron allí a otra solución será débil y pasa-
Jesús. Palabra del Señor. (Jn jera. Quizás servirá para algo
19,41-42). durante un tiempo, y de nuevo
nos encontraremos desprotegi-
Meditación dos, abandonados, a la intempe-
126)L42: Señor, tú habías dicho rie. Con Él, en cambio, el corazón
que el grano de trigo tiene que ser está arraigado en una seguridad
sembrado para que surja, que el básica, que permanece más allá
denario tiene que ser invertido de todo. San Pablo dice que él
para que deje ganancia, que la quiere estar unido a Cristo para
red tiene que ser lanzada para «conocer el poder de su resurrec-
que haya pesca, que el pan tiene ción» ( Flp 3,10). Es el poder que
que compartirse para que todos se manifestará una y otra vez
coman. Tú te lanzaste con todo y también en tu existencia, porque
ahora caminabas por el túnel de Él vino para darte vida, «y vida
la muerte en lo oscuro de aquella en abundancia» (Jn 10,10) (CV
tumba, confiado en la interven- 127-128)
ción poderosa de tu Padre.
Oración
127) Nos da miedo arriesgarnos,
perder la vida para ganarla, dejar 130) L42: Señor, hazme va- Decimoquinta estación: la
al padre y la madre para ser una liente para construir tu Reino,
nueva carne, dejar las redes para para anhelar la vida eterna, para tumba vacía
ser pescadores de hombres. Algu- ser un signo de vida en medio de 137) L43: El primer día de la se-
nos de nosotros se han metido so- la cultura de la muerte. Mano mana, al amanecer, las mujeres
los a la tumba y se hacen los
12
VIACRUCIS: BASADO EN LA EXHORTACIÓN POST-SINODAL: CHRISTUS VIVIT 2019

fueron al sepulcro con los perfu- confundan la felicidad con un di- forma, el que nos sana y nos con-
mes que habían preparado. Ellas ván ni vivan toda su vida detrás suela es alguien que vive. Es
encontraron removida la piedra de una pantalla. Tampoco se Cristo resucitado, lleno de vitali-
del sepulcro y entraron, pero no conviertan en el triste espec- dad sobrenatural, vestido de infi-
hallaron el cuerpo del Señor Je- táculo de un vehículo abando- nita luz. Por eso decía san Pablo:
sús. Mientras estaban desconcer- nado. No sean autos estaciona- «Si Cristo no resucitó vana es la
tadas a causa de esto, se les apa- dos, mejor dejen brotar los sue- fe de ustedes» ( 1 Co 15,17). (CV
recieron dos hombres con vesti- ños y tomen decisiones. Arries- 124)
duras deslumbrantes. Como las guen, aunque se equivoquen. No 143)Mon: Vive Cristo,
mujeres, llenas de temor, no se sobrevivan con el alma aneste- 144)T: esperanza nuestra.
atrevían a levantar la vista del siada ni miren el mundo como si
145) Mon: Él vive
suelo, ellos les preguntaron: fueran turistas. ¡Hagan lío!
«¿Por qué buscan entre los muer- Echen fuera los miedos que los 146)T: y nos quiere vivos
tos al que está vivo? No está aquí, paralizan, para que no se con- Mon: Padre nuestro...
ha resucitado. Palabra del Se- viertan en jóvenes momificados.
ñor. (Lc 24,1-6). ¡Vivan! ¡Entréguense a lo mejor
de la vida! ¡Abran la puerta de la
Meditación jaula y salgan a volar! Por favor,
138) L44: Aquellas mujeres se no se jubilen antes de tiempo (CV
estaban comportando como bue- 143).
nas amigas de Cristo, lo querían 141) Para poder lograrlo, pida-
ungir, resignadas a su muerte, si mos que el Resucitado nos dé su
no iban a tener vivo con ellas, al Espíritu, porque
menos que estuviera momifi- Él es el manantial de la mejor
cado. juventud. Porque el que confía en
139)Jesús no había venido al el Señor «es como un árbol plan-
mundo para quedarse a esperar tado al borde de las aguas, que
el fin del mundo en una tumba, echa sus raíces en la corriente.
había venido a mostrarle al hom- No temerá cuando llegue el calor
bre que la muerte no es lo único, y su follaje estará frondoso» ( Jr
ni lo último, ni lo definitivo. Que 17,8). Mientras «los jóvenes se
hay mucho, más allá de ese um- cansan y se fatigan» ( Is 40,30),
bral y de esta realidad. a los que esperan confiados en el
Jesús ha resucitado y nos Señor «Él les renovará las fuer-
quiere hacer partícipes de la no- zas, subirán con alas de águila,
vedad de su resurrección. Él es la correrán sin fatigarse y anda-
verdadera juventud de un rán sin cansarse» ( Is 40,31). (CV
mundo envejecido, y también es 133)
la juventud de un universo que
Conclusión
espera con «dolores de parto» (
Rm 8,22) ser revestido con su luz 142)Mon:¡Él vive! Hay que vol-
y con su vida. Cerca de Él pode- ver a recordarlo con frecuencia,
mos beber del verdadero ma- porque corremos el riesgo de to-
nantial, que mantiene vivos mar a Jesucristo sólo como un
nuestros sueños, nuestros pro- buen ejemplo del pasado, como
yectos, nuestros grandes ideales, un recuerdo, como alguien que
y que nos lanza al anuncio de la nos salvó hace dos mil años. Eso
vida que vale la pena (CV 32). no nos serviría de nada, nos deja-
140) El Papa Francisco nos dice: ría iguales, eso no nos liberaría.
Jóvenes, no renuncien a lo El que nos llena con su gracia, el
mejor de su juventud, no obser- que nos libera, el que nos trans-
ven la vida desde un balcón. No
13

También podría gustarte