Está en la página 1de 4

Hervir

Consiste en cocer líquidos por ebullición.


Pochar (escalfar)
De origen francés y consiste en cocer un producto en un líquido
que no llegue a punto de ebullición. Se denomina escalfar
cuando se trata de huevos.

Al Vapor:
Este método tiene dos variantes:
Con presión, el alimento se cocina en vapor húmedo, en una
olla especial, cerrada herméticamente. Con este método la
cocción es rápida.
Sin presión, en recipientes corrientes, con tapa y rejilla dentro del envase. El nivel del agua
no debe sobrepasar la parte superior de la rejilla. Cuando el nivel del agua baja por la
evaporación se debe reponer la cantidad faltante.
En ambas variantes los alimentos conservan su jugosidad.

El baño maría es un método de cocción con el que se


proporciona calor indirecto a los ingredientes que se
cuezan mediante esta técnica, ofreciendo una
temperatura suave, uniforme y constante.

El horneado es el proceso de cocción por medio de


calor seco que generalmente se efectúa en un horno.
Consiste en someter a un alimento a la acción del calor
sin mediación de ningún elemento líquido. Entre los
alimentos que comúnmente son horneados se
encuentran el pan, las galletas, los pasteles y los
bizcochos.
El asado es un método de cocción que consiste en
cocer un alimento sometiéndolo a la acción directa
del calor en un ambiente seco, bien sea en un horno
de gas, parrilla, plancha o sartén, brocheta…

La fritura es un tipo de cocción seca, donde el alimento se


somete a una inmersión rápida en un baño de grasa o aceite
a temperaturas altas, de entre 150 y 180 °C. El término
también se aplica al alimento resultante, que queda seco,
crujiente y dorado.

El fuego lento asegura una cocción más suave que


la ebullición, evitando que los alimentos se
endurezcan o rompan. La cocción a fuego lento
suele ser un método rápido y eficiente de cocinar.
Cuando se emplea leche o nata en lugar de agua
para cocer a fuego lento, se dice que se cocina a la
crema.