Está en la página 1de 3

Guerra del guano y del salitre

Conflicto bélico que enfrentó a Perú y Bolivia en calidad de aliados frente a Chile y al imperialismo británico que la respaldó política, económica y
militarmente.

CRONOLOGÍA: La Guerra del guano y el salitre abarcó los siguientes años:

CAUSAS

Ambición británica por controlar la riqueza salitrera y guanera peruana y boliviana

Política expansionista chilena que lo lleve a controlar los territorios salitreros de Tarapacá y Atacama.

EL PRETEXTO:

Estalla el conflicto

Aplicación por parte del gobierno boliviano de Hilarión Daza de un IMPUESTO DE 10 CENTAVOS por cada quintal de salitre explotado en su
territorio. Esto provoca la indignación de la Compañía salitrera de Antofagasta de capitales chileno-británico, alegando que Bolivia estaba
violando un decreto emitido en 1874 por el que se comprometía a no gravar con ningún impuesto a las empresas anglo-chilenas por un lapso de
25 años.

Chile desconoce este impuesto, frente a lo cual, el gobierno de Daza procede a reivindicar para Bolivia todas las salitreras y a expropiarlas de
manos chilenas. En respuesta a ello, Chile invade militarmente el puerto boliviano de Antofagasta el 14 de febrero de 1879, ocupando al poco
tiempo toda la provincia salitrera de Atacama, hecho que origina que Bolivia le declare la guerra a Chile el 1 de marzo de 1879.
En sí, esto fue solo un pretexto, fue el detonante que hizo que estallara el conflicto. Fue el momento que tanto había esperado Chile para lanzarse
a su guerra de conquista y para la cual se había venido preparando concienzudamente desde años atrás. Es necesario resaltar además que el
problema Chileno-boliviano ya venía de años atrás, y para ello es conveniente echar un vistazo a las tensas relaciones entre ambas naciones
apenas unos años antes de producirse el conflicto:

MEDIACIÓN PERUANA:

La Misión Lavalle

Frente a la tensa situación en el sur, el gobierno peruano de Mariano Ignacio Prado envía a su Ministro de Relaciones Exteriores José Antonio de
Lavalle para mediar en el litigio entre Bolivia y Chile. Su misión era lograr un arreglo pacífico y amistoso entre ambas naciones. Al llegar a Santiago,
y después de un recibimiento hostil por parte de un populacho excitado y enardecido, Lavalle entablará negociaciones con los representantes del
gobierno chileno proponiéndoles la administración protectora de Chile, Perú y Bolivia en la zona en conflicto, propuesta que fue rechazada por
Chile.

Es allí, donde los chilenos le emplazan al plenipotenciario peruano la existencia del Tratado secreto con Bolivia, alegando que este ponía en riesgo
su seguridad y soberanía, conminándolo a desistir de participar en un asunto que era exclusivamente de carácter bilateral. Se plantea que al estar
el Perú involucrado en un alianza con una de las partes en conflicto, no estaba en condiciones de mediar entre ambas, por tanto, el Perú debía
mantenerse al margen de ello, o, de lo contrario, se iba a ver involucrado en el conflicto. Era un ultimátum, y como todos sabemos, el Perú decidió
respetar su compromiso defensivo con Bolivia, viéndose arrastrado de este modo a una guerra que nunca provocamos. Frente a la decisión peruana,
Chile nos declara la guerra el 5 de abril de 1879.

PERIODIZACIÓN:

LAS CAMPAÑAS DE LA GUERRA


PROCESO DE LA GUERRA:

Principales hechos

1. CAMPAÑA MARÍTIMA: 1879

Escuadras

A. CHILENA:

Presidente de Chile: Aníbal Pinto

Almirante: William Rebolledo

Acorazados: Cochrane y Blanco Encalada

Corbetas: Chacabuco. O´ Higgins

Buques: Esmeralda, Covadonga, Abtao, Limari Loa, Magallanes.

Transporte: Rímac, Matías Cousiño.

B. PERUANA:

Presidente del Perú: Mariano Ignacio Prado

Capitán de Navío: Miguel Grau

Acorazados: no existía

Fragata: Independencia (blindada). Nuestro mejor Buque

Monitores: Huáscar, Atahualpa, Manco Capac.

Corbetas: Unión – Pilcomayo

Transporte: limeña y Oroya.

Combates

A. CHIPANA O LOA: 12 de Abril de 1879.


B. COMBATE DE IQUIQUE: 21 de Mayo 1879.

La flota chilena que bloquea Iquique se enfrenta a la flota peruana. La fragata Independencia comandada por Moore al perseguir a la
Covadonga encalla en un arrecife a la altura de Punta Gruesa, siendo los náufragos peruanos acribillados por los chilenos. En tanto el Huáscar
comandada por Miguel Grau se enfrenta a la Esmeralda comandada por Arturo Pratt lográndola hundir.

C. COMBATE DE ANGAMOS: 08 de Octubre 1879.

Al amanecer el 08 de octubre, entre Mejillones y Antofagasta, el Huáscar y la Unión fueron vistos por las naves chilenas, Blanco Encalada,
Covadonga y Matías Cousiño. Cuando estaban por burlar este peligro aparecieron otras naves Chilenas, el Cochrane, O´Higgnis y el Loa. Casi al
iniciar la lucha una granada del Blanco Encalada reventó la torre de mando del Huáscar muriendo Grau despedazado, igual suerte corrió su
ayudante Diego Ferre, también murió el capitán de Corbeta Elías Aguirre, sucesor del mando.
Los que sucedieron en el comando, José Melitón Rodríguez y Enrique Palacios sucumbieron en el combate, así como Melitón Carvajal y Pedro
Garezón, el cual al ver que todo estaba perdido ordena abrir las válvulas del célebre monitor, hecho que será evitado por los chilenos al abordar
la nave y ordenar trasladarlo como trofeo de guerra a Chile. Hoy, nuestro buque insignia aún se encuentra en manos mapochinas esperando el
momento de reivindicarlo como nuestra.

2. CAMPAÑA TERRESTRE

A. CAMPAÑA DEL SUR: 1879 – 1880

 Campaña de Tarapacá: 1879


 Desembarco de Pisagua: 02 de noviembre de 1879.

- Los chilenos un fuerte bombardeo al puerto de Pisagua

- La defensa aliada al mando de Recavarren fue derrotada.

- Los chilenos desembarcaron y tomaron Pisagua.

- Se produce el heroísmo de Hortensia Zevallos de Ruiz.

B. LA INFAME EXPEDICIÓN LYNCH: septiembre de 1880


Luego de destrozado el ejército del sur, se produjeron bombardeos a puertos como el Callao, Chorrillos, Ancón y Chancay. Antes de invadir la
capital, el gobierno chileno decide enviar en Setiembre de 1880 una expedición destructiva al norte del Perú dirigida por Patricio Lynch.

El objetivo de esta expedición es destrozar el aparato productivo peruano, postrar al Perú en la más absoluta miseria, y no poder recuperarse del
golpe por muchas décadas. Esta expedición vandálica es ejecutada con maestría por Lynch, quien luego de bombardear puertos, quemar
haciendas, matar, violar, entre otras atrocidades cometidas por la soldadesca rapiñesca chilena, retorna a Chile con la misión de preparar el
golpe final contra la capital.

En Arica a bordo de la embarcación norteamericana “Lackawana” y con la mediación de los EE.UU. se reunieron los países en conflicto, buscando
firmar la paz, a la que no se llegó porque el Perú se negó a aceptar las condiciones Chilenas, consistentes en la entrega a perpetuidad de la
provincia salitrera de Tarapacá, la retención de Arica, Tacna y Moquegua y el pago de una indemnización por S/. 20’000,000. La participación
norteamericana en el conflicto obedeció a los intereses norteamericanos de evitar ser desplazado por Inglaterra y otros países europeos en América.

C. LA CAMPAÑA DE LIMA: 1881 – 1883

Heroica defensa de la capital por parte de las Milicias urbanas (población civil), mal preparadas, mal armadas y en inferioridad numérica. Destaca
el inadecuado plan de defensa de Piérola al colocar 2 líneas defensivas en San Juan y Miraflores.

D. LA CAMPAÑA DE LA BREÑA: 1881 - 1883

Brillante campaña dirigida por el gran Andrés Avelino Cáceres, el “titán de la Breña”, apodado por sus travesías en la sierra como “el Brujo de los
Andes”.

Fue una verdadera guerra de guerrillas, una guerra irregular, una guerra de desgaste para los chilenos. Cáceres con un ejército irregular
compuesto por las indomables y valerosas guerrillas de Montoneros indios le infligieron a los chilenos severas derrotas a lo largo de tres años de
infatigable resistencia que dejó en alto el honor nacional y que de no haber sido traicionado por altos oficiales peruanos como Miguel Iglesias y
Lizardo Montero, la lucha hubiera sido coronado con el éxito final. Tributo para aquellos héroes anónimos que sin la adecuada preparación militar
y en inferioridad bélica supieron hacer frente a un enemigo en teoría invencible. Tributo para aquellas hermosas mujeres que serena y
estoicamente sufrieron al lado de sus compañeros los rigores de esta infausta guerra, mujeres a las cuales, la infame oligarquía traidora las
endilgó el epíteto despectivo de “rabonas”.

3. FIN DE LA GUERRA: EL TRATADO DE ANCÓN

Lesivo y humillante tratado firmado entre Perú y Chile el 20 de octubre de 1883 para poner fin al conflicto que los había enfrentado desde 1879 y
1883.

Representado al Perú estuvo el Ministro de Relaciones Exteriores del régimen José Antonio de Lavalle y por Chile el plenipotenciario Jovino Novoa.

Estipulaba:

El Perú cede a Chile a perpetuidad los territorios comprendidos entre el río Loa y la Quebrada de Camarones, es decir, toda la rica provincia salitrera
de Tarapacá.

También cedía temporalmente por un periodo de 10 años los territorios ubicados entre la quebrada de Camarones y el río Sama, es decir Arica y
Tacna, al término del cual, un plebiscito en ambos lugares decidiría en definitiva su nacionalidad, el país beneficioso le pagaría al otro la suma de
diez millones.

Además se estipulaba el pago por parte del Perú de una onerosa indemnización económica.