Está en la página 1de 265

SEMANA 1

MÓDULO 1
SEMA
NA 1
MÓDU
LO 1

Derecho societario
Parte general

0
SEMANA 1
MÓDULO 1

MODULO I:
Derecho Societario, evolución histórica. Concepto de sociedad, naturaleza
jurídica del acto constitutivo. Unificación del Código Civil y Comercial y la
aplicación de la LGS. Tipicidad. Diferenciación de la sociedad con otras figuras.
Sociedad y empresa.

1. HISTORIA DEL DERECHO SOCIETARIO. SUS ACTUALES


TENDENCIAS. EVOLUCIÓN HISTÓRICA

Generalidades. El derecho de las sociedades como parte integrante del


derecho comercial.

El derecho comercial surge de las necesidades del comercio y de la evolución


de la sociedad, sumado a la ineficiencia del derecho común. Por eso se dice
que constituye una categoría histórica y no dogmática.-

El negocio societario, que es el instrumento de concentración de capitales por


excelencia para el desarrollo de actividades mercantiles de envergadura
regulado por la ley 19550 acompaña el ordenamiento comercial.-

2.- Las tendencias del presente siglo en materia de derecho de las


sociedades

Las principales características de la ley 19550 / 1972 son:

 Reafirmación del carácter contractual de las sociedades, incluidas dentro


del contrato de organización a diferencia de los contratos de cambio.
 Reconocimiento de la calidad de sujeto de derecho que la sociedad
reviste, personalidad jurídica que la ley reconoce como medio técnico
para que todo grupo de individuo pueda realizar el fin licito que se
propone.-
 Se incorporaron normas referidas a la documentación y contabilidad
para todas las sociedades complementando el código de comercio.-
 Normas expresas sobre fusión y escisión de sociedades, para
reorganizar las empresas.-
 Intervención judicial de sociedades.-
 Amplio régimen para las SRL.-

1
SEMANA 1
MÓDULO 1

Las ideas directrices de 1972 fueron:

 Introducción del sistema normativo a la constitución.-


 Distinción del accionista en el ejercicio cabal de sus derechos, sea
individualmente o como integrante de una minoría.-
 Organización y reglamentación del directorio para asegurar a la
sociedad permanencia en la administración y libertad para adecuarla a
sus necesidades.
 Reestructuración de la sindicatura.-
Para consagrar su legitimidad se incorporó el contrato de sindicación de
acciones.-

En el año 1982 se sanciono una ley modificatoria de algunos aspectos de la


19550, dicha ley fue la 22903. Las reformas fueron las siguientes:

 Inoponibilidad de la personalidad jurídica, imputándole a los socios y


controlantes de la sociedad y responsabilizándolos en forma solidaria e
ilimitada por las consecuencias de toda actuación de la sociedad que
persiga fines extra societarios o constituyera un recurso para violar la
ley, la buena fe, el orden público o los derechos de terceros.-
 Regularización de sociedades no constituidas legalmente.-
 Incorporación de las sociedades en formación.-
 Flexibilización del régimen de las SRL.-
 Incorporación de contratos de colaboración societaria, para las
agrupaciones de colaboración o uniones transitorias de empresas.-

2
SEMANA 1
MÓDULO 1

2. CONCEPTO DE SOCIEDAD

Puede decirse que la sociedad es un sujeto de derecho que surge de un


contrato formalizado por los socios. Ello implica sostener la existencia de un
ente con capacidad para adquirir derechos y contraer obligaciones que tiene un
patrimonio propio distinto del de los socios. Este es un recurso que brinda la
técnica jurídica al hombre para permitirle la actuación colectiva para lograr los
beneficios.
NATURALEZA JURÍDICA DEL ACTO CONSTITUTIVO

Para dar nacimiento a una sociedad es indispensable que dos o más personas
se pongan de acuerdo a constituirla.
Existen diferentes teorías para determinar cuál es la naturaleza jurídica
del acto por medio la cual la constituyen.

Doctrinas contractualitas: los que defienden esta teoría sostienen que el


acto por el cual se constituye una sociedad es un contrato. Comprenden:

a-contrato bilateral: B-contrato plurilateral de organización: Doctrinas anti


contractuales: a-Acto complejo: b- Acto colectivo: c- Teoría de la Institución.

3. UNIFICACIÓN DEL CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL Y LA


APLICACIÓN DE LA LGS.1. LA “COMERCIALIDAD” EN EL
NUEVO CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL. 2. LEY GENERAL
DE SOCIEDADES. 3. SOCIEDAD ANÓNIMA
UNIPERSONAL. 4. LAS SOCIEDADES NO CONSTITUIDAS
SEGÚN LOS TIPOS DEL CAPÍTULO II – SECCIÓN IV

LA “COMERCIALIDAD” EN EL NUEVO CÓDIGO CIVIL Y


COMERCIAL
El Derecho Privado Argentino se ha visto conmocionado ante la sanción de un
Nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, que ha venido a receptar los
institutos y conceptos que la jurisprudencia y doctrina nacional habían estado
impulsando en los últimos años.

En nombre de la unificación, el Nuevo Código omite utilizar términos que


marquen distinciones entre comerciantes y no comerciantes v.gr.: acto de
comercio, comerciante, agentes auxiliares del comercio, jurisdicción comercial
y obligaciones comunes a los comerciantes (estatuto del comerciante) y
contratos comerciales.

3
SEMANA 1
MÓDULO 1

El estar regulados ambos derechos en un solo cuerpo legal, de ninguna


manera implica la desaparición del Derecho Comercial, el cual mantiene su
autonomía científica, sólo basta con leer los artículos del Nuevo Código que a
continuación se detallan: 320 (contabilidad y estados contables), 1092
(relaciones de consumo), 1093 (contrato de consumo), 1280 (transporte), 1335
(contrato de consignación), 1357 (depósito y presunción de onerosidad), 1376
(casas de depósito), 1378 (contratos bancarios), 1393 (cuenta corriente
bancaria), 1410 (apertura de crédito), 1413 (servicio de caja de seguridad),
1492 (contratos celebrados en bolsa o mercado de comercio),1442 (contratos
asociativos), 1479 (agencia), 1481 (relaciones con varios empresarios), 1512
(franquicia), 1649 (arbitraje), entre otros. Esta enumeración no hace más que
refrendar la plena vigencia del Derecho Comercial.

La ley 26.994 en su artículo 5 establece que “las leyes que actualmente


integran, complementan o se encuentran incorporadas al Código Civil o al
Código de Comercio… mantienen su vigencia como leyes que complementan
al Código Civil y Comercial de la Nación aprobado por el art. 1 de la presente”.

Las principales leyes comerciales consideradas micro sistemas especiales, que


regulan aspectos específicos del comercio y del mercado mantienen su
vigencia, v. gr: transferencia de fondo de comercio, martilleros, patentes,
seguros, defensa de competencia, tarjeta de crédito, cheques, letra de cambio
y pagaré, obligaciones negociables, mercado de capitales, prenda con registro,
sociedades de garantía recíproca, nominatividad de los títulos valores,
concurso y quiebras, entre otras.

Sin embargo, se debe reconocer que de “una lectura atenta de la totalidad del
articulado del Nuevo Código Civil y Comercial, resulta con toda claridad la
centralidad de la empresa, del empresario y la actividad en el mercado en el
nuevo ordenamiento.”1 El derecho comercial actual tiene firme apoyatura en la
noción de empresa, que exorbita al derecho privado lo que concita
regulaciones propias del derecho del derecho laboral, derecho ambiental y
también de derecho público.

1
ALEGRÍA Héctor, Op. Cit, págs. 469-470

4
SEMANA 1
MÓDULO 1

LEY GENERAL DE SOCIEDADES


Antes de profundizar en las reformas de la Ley General de Sociedades, se
estima apropiado clarificar que el Código Civil y Comercial contiene una serie
de normas referentes a la regulación de las personas jurídicas privadas que
afectan a las sociedades o le son aplicables; fundamentalmente en lo referente
a la personalidad jurídica (arts. 151 a 156); funcionamiento (arts. 157 a 162);
disolución y liquidación (arts. 163 a 167); en materia de contabilidad y
documentación (arts. 320 a 331); deterioro, sustracción, perdida y destrucción
de títulos valores o sus registros (arts. 1852 a 1881) y la responsabilidad de la
persona jurídica (art 1763). Estas normas generales se aplican
subsidiariamente, para el caso de no existir norma específica en la Ley General
de Sociedades.
Por el Anexo 2 de la ley 26.994 se procedió a modificar las leyes: 17.811,
24.240 y la ley 19.550.

Se cambió la denominación de la ley 19.550 por Ley General de Sociedades y


se sustituyó las denominaciones de la Sección I por “De la existencia de
sociedad” y de la Sección IV por “De las sociedades no constituidas según los
tipos del Capítulo II y otros supuestos”.

La reforma conllevó eliminar del texto de la ley a la sociedad accidental, las


agrupaciones de colaboración empresaria y las uniones transitorias de
empresas, las que fueron incluidas en el Código como tipos de contratos
asociativos en los arts. 1448 a 1469; y se modificaron los artículos: 1, 5, 6, 11,
16, 17, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 93,94, 100, 164, inc. 3 186, 187,
285 y se incorporaron el art. 94 bis y el inciso 7 al artículo 299; configurando de
esta manera un régimen societario único.

Se analizara a continuación, cada uno de estos cambios:

a) Inscripción en el Registro Público (art. 5 LGS) “El acto constitutivo, su


modificación y el reglamento, si lo hubiese, se inscribirán en el Registro Público
del domicilio social y en el Registro que corresponda al asiento de cada
sucursal, incluyendo la dirección donde se instalan a los fines del artículo 11,
inciso 2. La inscripción se dispondrá previa ratificación de los otorgantes,
excepto cuando se extienda por instrumento público o las firmas sean
autenticadas por escribano público u otro funcionario competente. Publicidad
en la documentación. Las sociedades harán constar en la documentación que

5
SEMANA 1
MÓDULO 1

de ellas emane, la dirección de su sede y los datos que identifiquen su


inscripción en el Registro”

En cuanto a la terminología ahora es: -acto constitutivo- (y no al contrato


constitutivo); el ente registral reduce al - Registro Público -( y no al Registro
Público de Comercio); se aclara que el domicilio de las inscripciones
pertinentes lo será también - las dirección donde se instalan a los fines del
artículo 11 inc, 2 -; y desparece la mención de que la inscripción se haga
representando - ante el juez que lo disponga - , seguramente porque ahora el
Registro Público podrá estar ahora representado por otro ente registral, v.gr. la
autoridad administrativa de contralor “(3). En cuanto al art. 6 LGS se ve
modificado

Cambio en el régimen de nulidades. Principio general (art. 16 LGS) “La


nulidad o anulación que afecte el vínculo de alguno de los socios no producirá
la nulidad, anulación o resolución del contrato, excepto que la participación o la
prestación de ese socio deba considerarse esencial, habida cuenta de las
circunstancias o que se trate de socio único. Si se trata de sociedad en
comandita simple o por acciones, o de sociedad de capital e industria, el vicio
de la voluntad del único socio de una de las categorías de socios hace anulable
el contrato.

Atipicidad. Omisión de requisitos esenciales (art. 17 LGS) “Las sociedades


previstas en el Capítulo II de esta ley no pueden omitir requisitos esenciales
tipificantes ni comprender elementos incompatibles con el tipo legal. En caso
de infracción a estas reglas, la sociedad constituida no produce los efectos
propios de su tipo y queda regida por lo dispuesto en la Sección IV de este
Capítulo.”

En la redacción anterior de estos artículos, se previa que ante la omisión de


requisitos esenciales no tipificantes (art. 11 ley 19.550 t.o. 1984) se convertía
en anulable el contrato, pudiendo subsanarse hasta la impugnación judicial –
nulidad relativa- (art. 16 ley 19.550 t.o. 1984) y se sancionaba con la nulidad
de la constitución de una sociedad bajo tipos no autorizados – nulidad
absoluta- (art. 17 ley 19.550 t.o. 1984). Hoy el panorama de nulidades es
totalmente diferente, para el caso que se omitan requisitos esenciales
desaparece la nulidad relativa, y para el caso de que se constituya una
sociedad bajo los tipos no autorizados, no existe la nulidad absoluta, remitiendo
en ambos supuestos a la aplicación del régimen de las Sociedades de la
Sección IV.

b) Sociedades entre cónyuges. (art. 27 LGS) “Los cónyuges pueden integrar


entre sí sociedades de cualquier tipo y las reguladas en la Sección IV.”

6
SEMANA 1
MÓDULO 1

En consonancia con este artículo se modifica el art. 29 LGS y desaparece la


sanción de nulidad, la posibilidad de que los cónyuges puedan integrar
cualquier sociedad se debe a la modificación del régimen patrimonial regulado
en los arts. 446 a 508 CCC.

c) Socios herederos menores, incapaces o con capacidad restringida.


(art. 28 LGS) ”En la sociedad constituida con bienes sometidos a indivisión
forzosa hereditaria, los herederos menores de edad, incapaces, o con
capacidad restringida sólo pueden ser socios con responsabilidad limitada. El
contrato constitutivo debe ser aprobado por el juez de la sucesión. Si existiere
posibilidad de colisión de intereses entre el representante legal, el curador o el
apoyo y la persona menor de edad, incapaz o con capacidad restringida, se
debe designar un representante ad hoc para la celebración del contrato y para
el contralor de la administración de la sociedad si fuere ejercida por aquél.”
Sanción (art. 29 LGS) “Sin perjuicio de la transformación de la sociedad en una
de tipo autorizado, la infracción al artículo 28 hace solidaria e ilimitadamente
responsables al representante, al curador y al apoyo de la persona menor de
edad, incapaz o con capacidad restringida y a los consocios plenamente
capaces, por los daños y perjuicios causados a la persona menor de edad,
incapaz o con capacidad restringida.”

Los artículos precedentes se encuentran en consonancia con el régimen de


menores (arts. 25 a 30 CCC), incapaces y capacidad restringida (arts.31 a 47
CCC), que a su vez se complementan con la normativa de la representación de
las personas incapaces, tutela y curatela (arts. 100 a 140 CCC).

d) Sociedad Socia (art. 30 LGS) “Las sociedades anónimas y en


comandita por acciones solo pueden formar parte de sociedades por acciones y
de responsabilidad limitada. Podrán ser parte de cualquier contrato asociativo.”
La reforma se entiende adecuada, ya que se elimina el obstáculo de la
redacción anterior, la que fue siempre criticada por la doctrina mayoritaria. La
ley no prescribe sanción específica respecto del incumplimiento

Se resalta que pueden ser parte de cualquier contrato asociativo, figura


contractual que se encuentra regulada por primera vez (1442 a 1707 CCC)

e) Exclusión en sociedades de dos socios. (art. 93 LGS) “En las


sociedades de dos socios procede la exclusión de uno de ellos cuando hubiere
justa causa, con los efectos del artículo 92; el socio inocente asume el activo y
pasivo sociales, sin perjuicio de la aplicación del artículo 94 bis.”
La incorporación de este supuesto se encuentra vinculado con la regulación de
la sociedad anónima unipersonal, la eliminación del inc. 8 del art. 94 Ley
19.550 (t.o.194) – reducción a uno el número de socios- y la nueva redacción
del art. 94 bis LGS.

7
SEMANA 1
MÓDULO 1

b) Remoción de causales de disolución. (art. 100 LGS)” Las causales de


disolución podrán ser removidas mediando decisión del órgano de gobierno y
eliminación de la causa que le dio origen, si existe viabilidad económica y social
de la subsistencia de la actividad de la sociedad. La resolución deberá
adoptarse antes de cancelarse la inscripción, sin perjuicio de terceros y de las
responsabilidades asumidas. Norma de interpretación. En caso de duda sobre
la existencia de una causal de disolución, se estará a favor de la subsistencia
de la sociedad.”
La incorporación de este instituto es totalmente novedoso, para poder
interpretarlo se debe analizar concomitantemente con el art. 94 LGS – causales
de disolución- en este artículo, se pude advertir que determinadas causales de
disolución pueden subsanarse sin recurrir al art. 100 LGS; quedando
comprendidas en su órbita, los siguientes: cumplimiento de la condición a la
que se subordinó su existencia (inc. 3 art. 94 LGS), consecución del objeto por
el cual se formó, o por la imposibilidad sobreviniente de lograrlo (inc. 4 art. 94
LGS) y resolución firme de retiro de la autorización para funcionar si leyes
especiales la impusieran en razón del objeto. (inc. 10 art. 94 LGS). Lo que ha
llevado a deducir que “atento a lo expuesto, queda planteada la controversia
respecto de si la nueva norma conformará un instrumento que puede ser
aplicado a todas las causales disolutorias – ampliando el plazo para que se
reviertan las causales que dieron origen a la disolución- o si, por el contrario, es
solo aplicable a los supuestos de causales convencionales introducidas por los
socios en los contratos o estatutos y a los casos contemplados en el art. 94
incs. 3, 4 y 10”2.

c) Requisitos para ser síndico. (art. 258 LGS) “Para ser síndico
requiere:1) Ser abogado o contador público, con título habilitante, o sociedad
con responsabilidad solidaria constituida exclusivamente por estos
profesionales;2) Tener domicilio real en el país.”
Al desparecer la sociedad civil se debió reformular el artículo, debido a que el
texto original establecía que la sindicatura podría estar constituida por
abogados o contador público reunidos en sociedad civil.

2
VITOLO, Daniel Roque, “Comentarios a las modificaciones de la ley 26.994 a la ley general de sociedades.
Análisis comparativo con la ley 19.550”, Editorial Ad Hoc, Bs. As., 2015, pág. 192

8
SEMANA 1
MÓDULO 1

También, se incorporan la sociedad anónima unipersonal y las sociedades no


constituidas según los tipos del Capítulo II, figuras societarias que se
analizaran a continuación.

SOCIEDAD ANÓNIMA UNIPERSONAL


Resulta importante destacar que, como consecuencia de la reforma, la
legislación societaria admite la sociedad anónima unipersonal, bajo dos
modalidades: a) constituida por un solo socio desde su origen (art. 1 LGS) y b)
la sobreviniente por reducción a uno del número de socios (art 94 bis LGS).

Pueden señalarse como antecedentes de esta nueva figura a: 1) las


Sociedades del Estado (ley 20.705), 2) la sociedad que deviene unipersonal
por escisión societaria, en el caso en que la sociedad puede escindir su
patrimonio generando una o varias sociedades más, que a su vez puede
gestionar como un único socio (art. 88 LGS) y 3) régimen de participaciones
residuales (art. 91 a 96 ley 26.831), aplicable a todas las sociedades anónimas
cuyas acciones cuenten con autorización de oferta pública otorgada por la
Comisión Nacional de Valores y se encuentren sometidas al control casi total,
entendiéndose a toda sociedad anónima respecto de la cual otra persona física
o jurídica, ya sea en forma directa o a través de otra u otras sociedades a su
vez controladas por ella, sea titular del noventa y cinco por ciento (95%) o más
del capital suscripto, permitiendo que la controlante adquiera la totalidad de las
acciones pertenecientes a los accionistas minoritarios, no rigiendo lo dispuesto
en el inc. 8 del art. 94 de la ley 19.550 (supuesto derogado por la ley 26.994, al
admitir la sociedad anónima unipersonal).

En este proyecto original “se generó una sola previsión normativa en torno a la
sociedad unipersonal abarcativa de todos los tipos que no requieran dos
categorías de socios: Artículo 1 Hay sociedad si una o más personas en forma
organizada conforme a uno de los tipos previstos en esta ley, se obligan a
realizar aportes para aplicarlos a la producción o intercambio de bienes o
servicios, participando de los beneficios y soportando las perdidas. Si el tipo
social prevé dos clases distintas de socios, los socios deben ser dos (2) o
más”3.

3
RICHARD, Efraín Hugo, “Sobre la reforma en el proyecto de ley general de sociedades a las sociedades constituidas por un único socio o
devenidas en unipersonales en Doctrina Societaria y Concursal”, Suplemento Especial “Proyecto de reforma de los Códigos Civil y
Comercial, Ed.Errepar, Bs As, 2012, pág. 14

9
SEMANA 1
MÓDULO 1

Así, “habrá sociedad si una o más personas en forma organizada conforme a


uno de los tipos previstos en esta ley, se obligan a realizar aportes para
aplicarlos a la producción o intercambio de bienes o servicios, participando de
los beneficios y soportando las pérdidas. La sociedad unipersonal sólo se
podrá constituir como sociedad anónima. La sociedad unipersonal no puede
constituirse por una sociedad unipersonal.”(art.1 LGS).

Como se puede observar, se ha optado por suprimir el requisito de pluralidad y


mantener los elementos específicos del contrato de sociedad; en la nueva
redacción del artículo 1 LGS se refiere a “una o más personas “.En
consecuencia, al admitirlas se reconoce, que la naturaleza el acto constitutivo
es dual, pudiendo ser un contrato plurilateral de organización – dos o más
personas -o la declaración unilateral de voluntad – una sola persona-.

Otra forma de llegar a la sociedad anónima unipersonal puede darse de


manera sobreviniente; por reducción a uno del número de socios, así se
consagra que a) “la reducción a uno del número de socios no es causal de
disolución, imponiendo la transformación de pleno derecho de las sociedades
en comandita, simple o por acciones, y de capital e industria, en sociedad
anónima unipersonal, si no se decidiera otra solución en el término de TRES
(3) meses.” (art. 94 bis LGS) y b) que se convierta en unipersonal como
consecuencia de la exclusión de socio, “en las sociedades de dos socios
procede la exclusión de uno de ellos cuando hubiere justa causa, con los
efectos del artículo 92; el socio inocente asume el activo y pasivo sociales, sin
perjuicio de la aplicación del artículo 94 bis.” (Art. 93 LGS).

Al regular la sociedad anónima de un sólo socio, se hace necesario agregar al


texto de la ley una serie de disposiciones societarias que sean coherentes con
esta nueva figura: a) no rige la posibilidad de diferir la integración de los
aportes en efectivo, “… En el caso de las sociedades unipersonales, el capital
deberá ser integrado totalmente en el acto constitutivo;…» (arts. 11 inc.4 LGS);
b) al momento de la suscripción del capital “. En las sociedades anónimas
unipersonales el capital debe integrarse totalmente…” (186 inc.3 LGS);c) en
cuanto a la integración mínima en efectivo,“… En la Sociedad Anónima
Unipersonal el capital deberá estar totalmente integrado (187 LGS), en
consecuencia, en esta sociedad del socio que aporta obligaciones de dar
suma de dinero, no puede integrar el 25% al momento del acto constitutivo y el
saldo en un plazo máximo de dos años y d) desaparece la causal de disolución
reducción a uno el número de socios prevista en el art. 94 inc. 8 de la ley
19.550 (t.o. 1984).

Del análisis integral de los artículos mencionados se infiere que la voluntad del
legislador es fortalecer el régimen de protección a los terceros, para ello es
necesario resaltar que el socio responde en forma limitada a la integración de
las acciones suscriptas “habida cuenta de que en este caso la sociedad cuenta

10
SEMANA 1
MÓDULO 1

con un solo socio o accionista, y que la posibilidad que se le otorga a éste de


poder constituir una sociedad donde el único socio responde – frente a terceros
– en forma limitada a la integración del aporte comprometido a la hora de
suscribir el capital social, conforma un régimen de privilegio” 4.

Para identificar a la sociedad anónima unipersonal, se establece que la


denominación social“…deberá contener la expresión ‘sociedad anónima
unipersonal’, su abreviatura o la sigla S.A.U.” (art. 164 LGS); en el fragor de la
reforma legislativa, creo que por error involuntario, se eliminó el segundo
párrafo del mencionado artículo el cual en su redacción anterior, imponía
sanción ante la omisión de colocar el tipo adoptado; en consecuencia la no
aclaración del tipo o su abreviatura no generaría responsabilidad ilimitada y
solidaria a sus representantes de la sociedad juntamente con está, por los
actos que se celebren en esas condiciones.

Al regular la sociedad anónima unipersonal, el legislador las ha comprendido


dentro del régimen de las sociedades sujetas a Fiscalización Estatal
Permanente -control continuo y más estricto por parte del Estado - (art 299, inc.
7 LGS), lo que implica cumplir con determinados recaudos en su estructura
interna, tales como: Directorio Plural – como mínimo tres miembros- (art. 255
LGS) y la obligatoriedad que el órgano de fiscalización esté configurado en
Comisión Fiscalizadora - la sindicatura debe ser colegiada en número impar -
(art. 284, párr. 2 LGS).

El haber incorporado la sociedad anónima unipersonal al art. 299 LGS,


confirma que el legislador ha reservado a esta figura jurídica “como
instrumentos o estructuras de organización para permitir el desarrollo de
grupos empresarios y de vehículos de inversión – por medio de sociedades
subsidiarias totalmente controladas -“5 y que “el subtipo societario será la
técnica instrumental de sociedades filiales de una sociedad de cierta
envergadura (constituida en el país o en el extranjero), para generar una suerte
de sucursales nacionales o provinciales”6.

Esta nueva herramienta jurídica no será de fácil acceso para las Micro,
Pequeñas y Medianas Empresas de nuestro país, atento a los costos que
deberán soportar para mantener su estructura interna, aunque no todo está
dicho, solo el devenir del tiempo indicará el fracaso o el éxito de la sociedad
anónima unipersonal.

4
VITOLO, Daniel Roque “ Reformas a la Ley General de Sociedades 19.550, Ley 26.994 comentada Código Civil y Comercial de la Nación”,
Tomo II, Editorial Rubinzal- Culzoni, Santa Fe, 2015, pág. 92
5
VITOLO, Daniel Roque , Op.Cit.,pág. 125
6
RICHARD, Efraín Hugo, Op. Cit, pág. 14

11
SEMANA 1
MÓDULO 1

LAS SOCIEDADES NO CONSTITUIDAS


SEGÚN LOS TIPOS DEL CAPÍTULO II –
SECCIÓN IV
Como ya lo hemos consignado en los párrafos precedentes una de las
reformas más notorias introducida por la ley 26.994 consistió en sustituir el
régimen titulado “De la sociedad no constituida regularmente” por el “De las
sociedades no constituidas según los tipos del Capítulo II y otros supuestos.”

La ley de sociedades comerciales previa una primera clasificación implícita de


sociedades, que nos llevaba a distinguir entre las constituidas regularmente,
que reúnen un tipo y cumplen con el requisito de inscripción en el Registro
Público de Comercio (art. 7 de la ley 19.550 (t.o. 1984); de aquellas no
constituidas regularmente – sociedades de hecho y sociedades irregulares -
(arts. 21 a 26de la ley 19.550 (t.o. 1984), asimismo la ley anterior consagraba
para estas últimas un régimen riguroso de responsabilidad– solidaria, ilimitada
y directa (sin beneficio de excusión).

La reforma modificó sustancialmente este último supuesto, incorporando en la


denominada Sección IV “a la sociedad que no se constituya con sujeción a los
tipos del Capítulo II, que omita requisitos esenciales o que incumpla con las
formalidades exigidas por esta ley, se rige por lo dispuesto por esta Sección.”
(art.21 LGS)

La nominación que adopta Ricardo Nissen, es al parecer la más ajustada


atento a que el régimen societario actual conserva la regularidad (art. 7 LGS) y
así también, todas ellos se encuentran agrupadas en la Sección IV, lo que hace
inferir que tienen un elemento común, no cumplen con la inscripción en el
Registro Público.

En cuanto a que sociedades se encuentran comprendidas bajo este nuevo


régimen, no hay consenso, pero si partimos de una primera apreciación
incluye: a toda sociedad no constituida conforme a uno tipo legal, aquella que
omitiera algún requisito esencial o que incumpliera con las formalidades
exigidas. “Dentro de estas últimas – aquellas que incumplieran con las
formalidades exigidas – parecerían encontrarse i) las sociedades constituidas
conforme a uno de los tipos no autorizados no inscriptas; ii) la sociedad de
12
SEMANA 1
MÓDULO 1

hecho, sin importar su objeto y atento a que carece de formalidad instrumental


escrita requerida en el art. 4 LGS; iii) las que omitan requisitos esenciales no
tipificantes; iv)… aquellas sociedades no regularmente constituidas con
anterioridad a la sanción, por lo que va de suyo que las mismas también deben
incluirse en la Sección IV del Capítulo 1 LGS”(12) y también estarían alcanzadas
las sociedades civiles constituidas con anterioridad a la sanción, atento a que
hoy están derogadas, el art. 148 CCC solo admite las sociedades. Se debe
tener presente que como resultado de la unificación el objeto de la sociedad
puede ser tanto civil como comercial “la derogación del Código de Comercio,
genera por consecuencia que el objeto de las sociedades de la ley 19.550 y
sus modificatorias pueda ser tanto civil como comercial, pues la producción o
intercambio de bienes y servicios, no es característica únicamente de la
actividad mercantil. La actividad artesanal, profesional o agropecuaria, son
ejemplares de este tipo de actividades no comerciales, que ingresan a la ley
general societaria”(13).

La reforma innova al consagrar la oponibilidad del contrato, disponiendo que “El


contrato social puede ser invocado entre los socios. Es oponible a los terceros
sólo si se prueba que lo conocieron efectivamente al tiempo de la contratación
o del nacimiento de la relación obligatoria y también puede ser invocado por los
terceros contra la sociedad, los socios y los administradores.”(art. 22 LGS).

También se establecen las cláusulas referentes a representación,


administración y aquellas que disponen sobre la organización y gobierno de la
sociedad, las que pueden ser invocadas entre los socios, ello es así, al indicar
que “en las relaciones con terceros cualquiera de los socios representa a la
sociedad exhibiendo el contrato, pero la disposición del contrato social le puede
ser opuesta si se prueba que los terceros la conocieron efectivamente al tiempo
del nacimiento de la relación jurídica” (art. 23 LGS).

Estas decisiones consagran la oponibilidad de los derechos y defensas que


surgen del contrato y de la ley, por parte de la sociedad y de quienes integran
los órganos sociales, en relación con la sociedad y los socios. En relación a la
oponibilidad del contrato frente a los terceros, va a depender a que se
encuentre probado que estos lo conocieron al tiempo de la efectivizar la
contratación.

El nuevo régimen establece que las sociedades pueden adquirir bienes


registrables, exigiendo para ello un acto de reconocimiento de la sociedad y de
la titularidad societaria de cada integrante de la misma, así dispone que “para
adquirir bienes registrables la sociedad debe acreditar ante el Registro su
existencia y las facultades de su representante por un acto de reconocimiento
de todos quienes afirman ser sus socios. Este acto debe ser instrumentado en
escritura pública o instrumento privado con firma autenticada por escribano. El

13
SEMANA 1
MÓDULO 1

bien se inscribirá a nombre de la sociedad, debiéndose indicar la proporción en


que participan los socios en tal sociedad” (art.23 LGS).

El acto de reconocimiento se convertiría en un requisito ineludible, para


aquellas sociedades que carezcan de un instrumento escrito, así, “si el contrato
constitutivo fue pasado en escritura pública o en instrumento privado con firma
certificada por notario público, para lo cual la realización del referido acto de
reconocimiento carece de sentido, salvo que quien se presente en
representación de la sociedad a los fines de requerir la registración de esta
transferencia, no coincidiera con aquellas personas designadas como
administradores o representantes legales en el acto constitutivo”7.

Se encuentra un cambio notorio en relación al régimen anterior–


responsabilidad ilimitada, solidaria y no subsidiaria- el que ha quedado
sustituido por una responsabilidad simplemente mancomunada y por partes
iguales. “Los socios responden frente a terceros como obligados simplemente
mancomunados y por parte iguales, salvo que la solidaridad con la sociedad o
entre ellos, o una distinta proporción que resulten: 1) de estipulación expresa
respecto de una relación o un conjunto de relaciones; 2) de una estipulación del
contrato social (contrato oponible entre los socios, sociedad, terceros –art.22-);
3) de las reglas comunes del tipo que manifestaron adoptar y respecto del cual
dejaron de cumplir requisitos sustanciales o formales” (art. 24 LGS).

Por ser simplemente mancomunada, se produce un fraccionamiento de la


deuda entre varios obligados y cada persona se obliga a responder por partes
iguales de la deuda; se puede afirmar, así “que se traslada la asunción del
riesgo de la falta de pago de las obligaciones sociales a los acreedores de la
sociedad, para el caso de que los integrantes de estas de las sociedades
tengan medios para afrontar el pago de la parte que les corresponda abonar,
respecto de las obligaciones contraídas por el ente, lo cual constituye una
gravísima incongruencia de nuestro régimen societario”8.

Bajo este régimen de responsabilidad se encuentran incongruencias por


cuanto, en la sociedad en formación se mantiene que los directores, los
fundadores y la sociedad en formación son solidaria e ilimitadamente
responsables por estos actos mientras la sociedad no esté inscripta y por los
demás actos cumplidos antes de la inscripción serán responsables ilimitada y
solidariamente las personas que los hubieran realizado y los directores y
fundadores que los hubieren consentido (art. 183 LGS) y ante el supuesto de
declaración de la quiebra de una sociedad importa la quiebra de sus socios
con responsabilidad ilimitada. También implica la de los socios con igual
responsabilidad que se hubiesen retirado o hubieren sido excluidos después de
producida la cesación de pagos, por las deudas existentes a la fecha en la que

7
NISSEN, Ricardo, Op.Cit., pág. 218
8
NISSEN, Ricardo, Op.Cit., pág.221

14
SEMANA 1
MÓDULO 1

el retiro fuera inscrito en el Registro Público de Comercio, justificadas en el


concurso (art. 160 LCQ). En consecuencia ambos artículos están previstos
para la solidaridad y no para la simple mancomunidad.

Sin embargo esta mancomunidad puede ceder ante los supuestos que surgen
del art. 24 LGS: a) ante la estipulación expresa respecto de una relación o un
conjunto de relaciones - para Nissen carece de aplicabilidad frente a una clase
de acreedores, como los involuntarios y los laborales-; b) respecto de una
estipulación del contrato social, en los términos del art. 22 LGS – tampoco es
una hipótesis imaginable ya que los socios tienen la posibilidad de responder
de manera mancomunada y por partes iguales porque asumir una
responsabilidad más amplia frente a los terceros- y c) ante las reglas comunes
del tipo que manifestaron adoptar y respecto del cual se dejaron de cumplir
requisitos sustanciales o formales – cuando es una responsabilidad propia del
tipo social adoptado, “se presenta como una solución impecable,
académicamente hablando, ella es casi impresentable en la realidad de los
negocios, pues nadie constituye hoy una sociedad colectiva, de capital e
industria o en comandita, que se han convertido en una curiosidad legislativa,
de interés sólo para los estudiosos de la historia del derecho societario”9.

Ante este nuevo régimen de responsabilidad, encontramos una regla, por la


cual un integrante de la sociedades comprendidas en la Sección IV se
encuentra en mejor posición que un integrante de una sociedad típica y regular.

Se ha derogado el sistema de regularización, por el actual régimen de


subsanación, “en el caso de sociedades incluidas en esta Sección, la omisión
de requisitos esenciales, tipificantes o no tipificantes, la existencia de
elementos incompatibles con el tipo elegido o la omisión de cumplimiento de
requisitos formales, pueden subsanarse a iniciativa de la sociedad o de los
socios en cualquier tiempo durante el plazo de la duración previsto en el
contrato. A falta de acuerdo unánime de los socios, la subsanación puede ser
ordenada judicialmente en procedimiento sumarísimo. En caso necesario, el
juez puede suplir la falta de acuerdo, sin imponer mayor responsabilidad a los
socios que no lo consientan. El socio disconforme podrá ejercer el derecho de
receso dentro de los DIEZ (10) días de quedar firme la decisión judicial, en los
términos del artículo 92”. (art. 25 LGS)

También se ha visto modificado el trámite de disolución, ya que “cualquiera de


los socios puede provocar la disolución de la sociedad cuando no media
estipulación escrita del pacto de duración, notificando fehacientemente tal
decisión a todos los socios. Sus efectos se producirán de pleno derecho entre
los socios a los NOVENTA (90) días de la última notificación. Los socios que
deseen permanecer en la sociedad, deben pagar a los salientes su parte social.
La liquidación se rige por las normas del contrato y de esta ley”. (art. 25 LGS)

9
NISSEN, Ricardo, Op Cit., pág. 223

15
SEMANA 1
MÓDULO 1

El art. 26 LGS consagra que “las relaciones entre los acreedores sociales y los
acreedores particulares de los socios, aun en caso de quiebra, se juzgarán
como si se tratara de una sociedad de los tipos previstos en el Capítulo II,
incluso con respecto a los bienes registrables”, reconociendo que tienen
personalidad jurídicas (arts. 142 y 143 CCC).

Sociedad Personalista
Capital social dividido en partes de interés que no son
Sociedad colectiva
ejecutables por acreedores de los socios
Socio responde, subsidiaria e ilimitadamente.
Sociedad Mixta
Participa de los mismos caracteres que la colectiva pero
reconoce dos clases de socios.
Sociedad en Comandita
Simple Comanditados: responden como las sociedades
colectivas por las obligaciones sociales
Comanditarios: responsabilidad limitada por sus aportes
realizados.
Sociedad personalista
Similar a los caracteres de la colectiva pero con dos
Sociedad de Capital e clases de socios
Industria Capitalistas: Responden de las obligaciones sociales
como en las colectivas
Industriales: Responden con las ganancias no percibidas.
Sociedad Mixta
Las participaciones sociales son de cesibilidad
restringida.
Sociedad de Pueden ser ejecutables por acreedores individuales de
Responsabilidad los socios
Limitada
Los socios limitan su responsabilidad al capital social
No pueden ser más de 50 socios.
Capital dividido en cuotas.

16
SEMANA 1
MÓDULO 1

Sociedad de Interés (rei)


Importa fundamentalmente el aporte del socio.
Las partes societatis son libremente transferibles y
Sociedad Anónima
ejecutables
Socios restringen su responsabilidad al capital aportado
Capital dividido en acciones.

3. TIPICIDAD. DIFERENCIACIÓN DE LA SOCIEDAD CON


OTRAS FIGURAS. SOCIEDAD Y EMPRESA.

TIPICIDAD DEL CONTRATO DE LA SOCIEDAD Y TIPOS DE


SOCIEDAD
La tipicidad consiste en la adecuación contractual a uno de los distintos
esquemas normativos preestablecidos por la ley, de conformidad con normas
inderogables (art. 1 y 17).
En el encuadramiento dentro de un tipo implica la negación y exclusión de
cualquier otro. Además, es un principio de orden público (art. 17) ya que sino
sería nulo.
Nuestro derecho positivo admite los siguientes tipos sociales:
Clasificaciones:
1- Sociedades Intuitu Personae e Intuitu Rei.
Interés personae o Personalista, por lo general se considera la personalidad
de cada socio, sus condiciones económicas, morales y habilidades para los
negocios, que es lo que determina su constitución y funcionamiento.
Interés rei o Capitalista se toma en cuenta lo que el socio aporta en bienes a
la sociedad y se dejan de lado las condiciones personales.
Sociedades mixtas, en ellas importan tanto el socio por lo que es, como por lo
que aportan.
2- Según la responsabilidad de los socios por las obligaciones:
Responsabilidad ilimitada y solidaria  Sociedad colectiva
Socios limitan su responsabilidad  S.A. y Soc. de Econ. Mixta.
Responsabilidad Mixta, unos responden ilimitadamente y otros la limitan 
Soc. en Comandita Simple, Soc. de Cap. e Industria, Soc. en Comandita por
Acciones, Sociedad Accidental.

17
SEMANA 1
MÓDULO 1

4. DIFERENCIACIÓN DE LA SOCIEDAD CON OTRAS


FIGURAS. ASOCIACIONES. FUNDACIONES
SOCIEDAD. CONCEPTO
Suele ser creada con fines lucrativos en primer lugar. Es un contrato
firmado por un grupo de personas que tienen en común la búsqueda de un
beneficio económico mediante la creación de una empresa o negocio.

Lleva a cabo actividades mercantiles, comerciales y empresariales. En


cuanto a las obligaciones fiscales, las de una sociedad son mucho más
estrictas que las de una asociación. El dinero debe ser comprobado, los
ingresos y egresos deben ser registrados para posteriormente ser
declarados.

Fines perseguidos y obligaciones fiscales

Persigue beneficios económicos para sus integrantes sin excepción. Sus


obligaciones fiscales son las propias de una sociedad. Si bien es cierto que
no poseen los mismos beneficios que las asociaciones, las sociedades
también poseen algunas facilidades que les permite su correcto desempeño
con el fin de beneficiar tanto a sus integrantes como a la economía interna
del país.

La naturaleza de una sociedad es puramente económica, las obligaciones


de los socios también lo son. Entre sus obligaciones, se incluye hacer
aportaciones a favor de la sociedad. Más tarde, las ganancias, o pérdidas en
su caso, serán repartidas entre los socios.
Otros fines

La sociedad es sinónimo de corporación o empresa. Por lo tanto sus fines son


los mismos de una corporación. Estos son económicos el 98% de las veces.

Ejemplos

Las actividades llevadas a cabo por una asociación suelen ser de carácter
filántropo, artístico, cultural, deportivo o simplemente benéfico para una
causa en específico.
Ingresos

18
SEMANA 1
MÓDULO 1

Es obligación de los socios hacer aportaciones a favor de la sociedad. Una vez


que existen ganancias, el dinero se invertirá en la empresa y así
sucesivamente.

Tipos de sociedades
 Las SOCIEDADES COMERCIALES incluyen: sociedades de personas,
de capital, de naturaleza mixta y Sociedades de Comercialización
internacional.
 SOCIEDADES DE PERSONAS: sociedad colectiva, comandita simple.
 SOCIEDADES DE CAPITAL: Sociedad Anónima, Sociedades en
comanditas por acciones.
 SOCIEDADES DE NATURALEZA MIXTA: Sociedades de
responsabilidad limitada.
 SOCIEDADES DE COMERCIALIZACION INTERNACIONAL.
 SOCIEDAD COOPERATIVA.
 SOCIEDAD CIVIL.

CLASES DE SOCIEDADES según la ley 19.550:


Sociedad Anónima Unipersonal, Sociedad Anónima, Sociedad Anónima con
participación estatal mayoritaria, Sociedad de Responsabilidad Limitada.
Sociedad de Capital e industria, Sociedad Colectiva, Sociedad en Comandita
Simple y por acciones, Capital e industria y Sociedades por acciones
simplificada.

ASOCIACION. CONCEPTO
Es una agrupación de individuos con un fin común y cuya finalidad no es de
ninguna forma económica. La misma naturaleza de las asociaciones impide

19
SEMANA 1
MÓDULO 1

que muchas actividades puedan ser realizadas por una sociedad. Las
asociaciones suelen tener ventajas fiscales por sobre las sociedades. Sin
embargo estas ventajas limitan el tipo de actividades que pueden ser
asociaciones.

Una asociación no tiene ánimos de lucro. No obstante pueden realizar


actividades económicas para ayudarse. Algunas de estas actividades
incluyen vendimias, rifas, etc. Los bienes recaudados nunca se reparten
entre los socios. Cabe mencionar que estas actividades deben ser
registradas ante Hacienda y se debe cumplir con las obligaciones fiscales
que correspondan.

Fines perseguidos y obligaciones fiscales

Los fines son de difusión y práctica de su fin o su objetivo. No tiene fines de


lucro. La actividad que lleve a cabo no pretende crear ganancias para nadie.
Sin embargo es común que sean beneficiados por personas o empresas
externas económicamente. Esta ayuda suele tener la finalidad de permitir
que sigan llevando a cabo lo que hacen o persigan con más ahínco su meta.
Cuando esto pasa es importante que todo quede perfectamente registrado
para evitar malos ratos a la asociación cuando esta declare impuestos.

Otros fines

Lo sociedad es sinónimo de corporación o empresa. Por lo tanto sus fines


son los mismos de una corporación. Estos son económicos el 98% de las
veces.

Ejemplos de actividades

Las sociedades llevan a cabo actividades económicas, mercantiles,


comerciales, entre otras.

Ingresos

Las asociaciones suelen mantenerse de donaciones, cuotas y subsidios.

20
SEMANA 1
MÓDULO 1

Es obligación de los socios hacer aportaciones a favor de la sociedad.


Una vez que existen ganancias, el dinero se invertirá en la empresa y así
sucesivamente.
Tipos de asociaciones

En cuanto a los tipos de asociaciones, las más populares son:


 ONGs

 Asociaciones civiles

 Asociaciones religiosas, etc.

5. SOCIEDAD Y EMPRESA:
Sociedad. Persona jurídica que no tiene existencia física, es originada en un
contrato o pacto sustentado en el ANIMUS SOCIETATIS o voluntad de formar
una sociedad.

Empresa. Es el conjunto de bienes intangibles y tangibles los cuales


configuran un conjunto de elementos que permiten desarrollar una actividad
comercial. Una empresa puede ser una sociedad pero también puede
pertenecer a una sola persona (Empresa Unipersonal). Por lo tanto es correcto
llamar Empresa a una sociedad pero no es estrictamente apropiado. Siempre
una sociedad es una empresa, pero no siempre una empresa es una sociedad.

21
SEMANA 1
MÓDULO 1

22
SEMANA 2
MÓDULO 2
SEMAN
A2
MÓDUL
O2

DERECHO
SOCIETARIO
CONSTITUCION DE
LAS SOCIEDADES

0
SEMANA 2
MÓDULO 2

MODULO II:
Constitución de sociedades. Naturaleza del acto constitutivo: Diversas teorías.
Elementos generales y específicos. Requisitos formales: publicación e
inscripción.
1. CONSTITUCIÓN DE SOCIEDADES
Existen diversas clases de sociedades:

 Las SOCIEDADES COMERCIALES incluyen: sociedades de personas,


de capital, de naturaleza mixta y Sociedades de Comercialización
internacional.
 SOCIEDADES DE PERSONAS: sociedad colectiva, comandita simple.
 SOCIEDADES DE CAPITAL: Sociedad Anónima, Sociedades en
comanditas por acciones.
 SOCIEDADES DE NATURALEZA MIXTA: Sociedades de
responsabilidad limitada.
 SOCIEDADES DE COMERCIALIZACION INTERNACIONAL.
 SOCIEDAD COOPERATIVA.
 SOCIEDAD CIVIL.

CLASES DE SOCIEDADES según la ley 19.550:


Sociedad Anónima Unipersonal, Sociedad Anónima, Sociedad Anónima con
participación estatal mayoritaria, Sociedad de Responsabilidad Limitada.
Sociedad de Capital e industria, Sociedad Colectiva, Sociedad en Comandita
Simple y por acciones, Capital e industria y Sociedades por acciones
simplificada.

1
SEMANA 2
MÓDULO 2

2. NATURALEZA JURÍDICA DEL ACTO CONSTITUTIVO. DIVERSAS TEORIAS


Para dar nacimiento a una sociedad es indispensable que dos o más personas
se pongan de acuerdo a constituirla.
Existen diferentes teorías para determinar cuál es la naturaleza jurídica del
acto por medio la cual la constituyen.

Doctrinas contractualitas: los que defienden esta teoría sostienen que el acto
por el cual se constituye una sociedad es un contrato.

a-contrato bilateral: algunos sostienen que es un contrato bilateral donde hay


dos partes bien diferenciadas; todos los socios por un lado, y la sociedad por el
otro. Los que critican esta teoría se basan que la sociedad no puede ser parte
del contrato, porque al momento de celebrarse todavía no existe.

b- contrato plurilateral de organización: quienes sostienen esta teoría


afirman que las partes del contrato son los diferentes socios. Es plurilateral, ya
que las partes pueden ser más de dos. Es un contrato de organización, ye que
en él suelen quedar reglamentadas las relaciones entre los socios, y las
normas internas de la sociedad. Esta teoría es la más aceptada por la doctrina
nacional y extranjera.

Doctrinas anti contractuales: los sostenedores de esta teoría afirman que el


acto por el cual da nacimiento a una sociedad no es un contrato, sus
fundamentos se basan en que muchas disposiciones que caracterizan a los
contratos no le son aplicables.

a-Acto complejo: ya que las voluntades de los diferentes socios se fusionan y


forman una sola voluntad, la que finalmente dará vida a la sociedad.

b- Acto colectivo: sostienen que las voluntades de los diferentes socios se


unen (no se fusionan) y forman una sola voluntad. La diferencia con la teoría
del “ acto complejo” es que en este caso, si bien se forma una voluntad
colectiva, la voluntad de cada socio puede ser diferenciada de las demás en lo
interno del acto. Estas dos teorías son consideradas teorías “unilateralitas”, ya
que el nacimiento de la sociedad viene dado por un acto unilateral, conformado
por la voluntad de todos los socios.

c- Teoría de la Institución: la sociedad es una institución, no un contrato. Esto


hace que los intereses de la sociedad prevalezcan por sobre los intereses de
los socios o accionistas. (a diferencia de las teorías contractualitas en las
cuales tiene preeminencias la voluntad de los socios) Los socios siempre
tienen que subordinarse al interés de la sociedad. , vale aclarar que esta última
teoría explica la naturaleza jurídica de la sociedad a diferencia de las otras que
explican la naturaleza jurídica del acto constitutivo.

2
SEMANA 2
MÓDULO 2

El régimen de la ley 19.550, adoptó la teoría contractualita del “Contrato


Plurilateral de Organización”

Art. 4, 5 y 89 (referentes al contrato constitutivo de la sociedad),

Art. 16 y 91 (referentes al carácter plurilateral del contrato).

Sin embargo esta ley Tb. incorpora ciertos elementos de la Teoría de la


Institución, al establecer algunas medidas tendientes a proteger a la sociedad y
su continuidad.

3. ELEMENTOS GENERALES
1. Consentimiento de las partes intervinientes en el contrato: es la
manifestación de una persona (física o jurídica) de constituir una sociedad
comercial.
2. Capacidad: capacidad para constituir sociedades. Antes de la reforma se
requiera la capacidad para ser comerciante. Con la 26579 se establece el
principio general: puede contratar y ser socio todo mayor de 18.
- menores: puede contratar el menor emancipado por matrimonio y el menor
heredero de un establecimiento comercial sujeto a indivisión.
Socio heredero menor de edad: Art 28-- tiene una responsabilidad limitada
dentro de la sociedad y el contrato constitutivo debe ser aprobado por un juez.
Se da en el caso de que haya una indivisión forzosa de los bienes hereditarios
por eso tienen que ser herencias que contemplen una unidad económica.
El plazo máximo es de 10 años de indivisión.
La indivisión puede ser pedida por el causante o por el cónyuge supérstite y el
plazo puede dejarse sin efecto por circunstancias graves, interés legítimo de un
tercero, oportunidad económica mayor.
- corredores: no pueden constituir ningún tipo de sociedad porque así lo dice el
105 del código de comercio. Solo pueden constituir sociedades para el ejercicio
del corretaje siempre que sea con otro corredor.
- Martillero: solo pueden constituir sociedades con otro martillero y para el
ejercicio del corretaje.
- Cónyuges: los esposos pueden integrar entre si sociedades por acciones y
de responsabilidad limitada (Art 27). Si por cualquier causa llegan a ser socios
en otro tipo social tienen dos opciones: transformar la sociedad en el plazo de 6
meses o que cualquiera de los dos esposos ceda su parte a un tercero u otro
socio dentro del mismo plazo. Si pasan los 6 meses la sociedad es nula y debe
liquidarse (Art 29). Esto es para evitar la superposición de dos regímenes
jurídicos el de sociedades conyugales y el de sociedad comercial.

3
SEMANA 2
MÓDULO 2

ELEMENTOS ESPECÍFICOS
1) pluralidad de personas: requiere la participación de dos o más personas en
el acto constitutivo y durante la vida de la sociedad. En el caso que quede una
sola persona se precederá a la disolución, si no hay alternativa alguna que
proponga la ley.
2) Organización: se establece mediante el contrato social, que ordenará el
funcionamiento de los diversos órganos; (reparto de resultados, contabilidad,
etc.)
- nombre: es la razón social o denominación que recibe la empresa para
identificarse del resto de las mismas.
- Domicilio: jurisdicción en la cual se constituirá la soc. y solo esta dirección
figurará en el contrato, haciendo así que las sedes de la soc. se inscriban por
separado, sin tener que modificar el contrato.
- Duración: la ley no fija ni un mínimo ni un máximo, pero si un cierto tiempo
pactado en el contrato, que al cumplirse ese, puede arreglarse una prórroga o
bien la disolución de la SC.
- Objeto: el objeto está determinado por la categoría de actos para cuyo
ejercicio se constituyó la sociedad; la actividad, en cambio, es el ejercicio
efectivo por el cual la sociedad cumple su objeto.
el objeto debe ser licito ( legal) y posible ( que se pueda hacer)
3) gobierno, administración y control: presupone la determinación de la
forma en que los socios deliberarán para adoptar acuerdos, quienes
administran y ejercerán el control.
4) Tipicidad (tipo social): implementación legal de diferentes formas de
organización, e imposición de este tipo de org. A quienes participen de ella.
la ley exige que se elija alguno de los siguientes “tipos sociales” que ella
reglamenta, las cuales son:
a) sociedad colectiva
b) de capital e industria
c) en comandita simple
d) de responsabilidad limitada
e) en comandita por acciones
f) sociedad anónima
5) Fondo común: está constituido por los aportes obligatorios de c/ socio
(capital social)
bienes aportables: efectivo, inmuebles, muebles y útiles, maquinarias,
instalaciones, rodados, trabajo humano, etc.
6) fin común: es el ejercicio en común de una actividad económica para dividir
utilidades. Se vincula al interés social, como un interés propio y particular de la
empresa.
7) participación en beneficios y pérdidas: los beneficios son las utilidades
obtenidas, en las perdidas también participarán, y en caso de no hacerlo se
puede llegar hasta la disolución de la empresa
4
SEMANA 2
MÓDULO 2

8) afectiosocietatis: consiste en la predisposición de los integrantes de la


sociedad de actuar en forma coordinada para obtener el fin perseguido con la
constitución de la misma postergando los intereses personales en pos del
beneficio común.

4. REQUISITOS FORMALES: PUBLICACIÓN E INSCRIPCIÓN

PUBLICIDAD DE LAS SOCIEDADES DE RESPONSABILIDAD LIMITADA


Y POR ACCIONES EN LA LEY DE SOCIEDADES COMERCIALES

La publicidad edictal
Esta publicidad rige para las SA y SRL que deberán publicar en el boletín oficial
por un día la celebración u otorgamiento de ciertos actos societarios como
medio de notificación a los terceros. Esta publicación debe efectuarse previa
inscripción del acto y del contenido del mismo.-

¿Puede ser reemplazada la publicidad registral y edictal por la notificación


personal?

NO.- Publicación por edictos si o sí.

ARTICULO 10. Las sociedades de responsabilidad limitada y las


sociedades por acciones deben publicar por un día en el diario de
publicaciones legales correspondiente, un aviso que deberá contener:

a) En oportunidad de su constitución:

1. Nombre, edad, estado civil, nacionalidad, profesión, domicilio, número


de documento de identidad de los socios;

2. Fecha del instrumento de constitución;

3. La razón social o denominación de la sociedad;

4. Domicilio de la sociedad;

5. Objeto social;

6. Plazo de duración;

7. Capital social;

8. Composición de los órganos de administración y fiscalización, nombres


de sus miembros y, en su caso, duración en los cargos;

9. Organización de la representación legal;

5
SEMANA 2
MÓDULO 2

10. Fecha de cierre del ejercicio;

b) En oportunidad de la modificación del contrato o disolución:

1. Fecha de la resolución de la sociedad que aprobó la modificación del


contrato o su disolución;

2. Cuando la modificación afecte los puntos enumerados de los incisos 3


a 10 del apartado a), la publicación deberá determinarlo en la forma allí
establecida.

Plazos para la inscripción. Toma de razón

ARTICULO 6º — Dentro de los VEINTE (20) días del acto constitutivo,


éste se presentará al Registro Público para su inscripción o, en su caso, a
la autoridad de contralor. El plazo para completar el trámite será de
TREINTA (30) días adicionales, quedando prorrogado cuando resulte
excedido por el normal cumplimiento de los procedimientos.

Inscripción tardía. La inscripción solicitada tardíamente o vencido el plazo


complementario, sólo se dispone si no media oposición de parte
interesada. Autorizados para la inscripción. Si no hubiera mandatarios
especiales para realizar los trámites de constitución, se entiende que los
representantes de la sociedad designados en el acto constitutivo se
encuentran autorizados para realizarlos. En su defecto, cualquier socio
puede instarla a expensas de la sociedad.

(Artículo sustituido por punto 2.4 del Anexo II de la Ley N° 26.994 B.O.
08/10/2014 Suplemento. Vigencia: 1° de agosto de 2015, texto según art.
1° de la Ley N° 27.077 B.O. 19/12/2014)

Inscripción: efectos.

ARTICULO 7º — La sociedad solo se considera regularmente constituida


con su inscripción en el Registro Público de Comercio.

Inscripción del reglamento


El reglamento es un documento complementario del contrato social o estatuto,
destinado a regir el funcionamiento de los órganos sociales o los derechos de
los socios en aquellos aspectos no previstos ni en la ley ni en el acto
constitutivo. Si no se acompaña con el contrato constitutivo o estatuto, las
cláusulas de los reglamentos no serán oponibles ni siquiera entre los socios. Si
la inscripción es posterior, la misma tiene los efectos de las inscripciones
declarativas.-

6
SEMANA 2
MÓDULO 2

Inscripción de sucursales
La sucursal debe inscribirse en el lugar donde será instalada. En cuanto a las
constituidas en el país, la no inscripción solo produce la inoponibilidad a los
terceros de las limitaciones de los poderes no inscriptos del factor puesto frente
a ella.

En cuanto a las sociedades extranjeras, la falta de inscripción registral torna


inoponible la actuación de la sociedad extranjera en la república, hasta tanto se
cumpla con dicha carga.

La Inscripción de la sociedad en el RPC


La inscripción es requerida a los efectos de dar publicidad a los actos o
documentos que se inscriben en el RPC y tornarlos oponibles a los terceros, de
manera que estos no puedan alegar, a partir de tal registración,
desconocimiento del contenido de tales actos o documentos.-

Efectos de la inscripción de actos y documentos en el RPC


La inscripción del acto constitutivo de la sociedad en el RPC tiene efecto
constitutivo, solo a partir de tal las cláusulas del contrato social o estatuto
pueden ser opuestas a terceros, considerándose constituida la sociedad solo
desde ese momento (art. 7 ley 19550).-

La inscripción de los administradores cumple efectos declarativos, los


administradores adquieren tal carácter desde el momento que ellos son
asignados por los socios, en reunión o asamblea de accionistas,
independientemente de su inscripción en el RPC.

No se podrá obligar al cumplimiento de las obligaciones asumidas si la


cesación de estos o su reemplazo no está inscripta en el RPC.-

Nuestra normativa no prevé efectos saneatorios a la inscripción de actos o


documentos mercantiles en el RPC, de manera que tal registración no purga
irregularidades que pudieran afectar a los mismos.-

7
SEMANA 2
MÓDULO 2

El control de legalidad
El art. 6 ley 19550 impone al funcionario que estuviera a cargo del RPC (juez) a
efectuar un control del cumplimiento de los requisitos legales y fiscales del
documento sujeto a inscripción. Esto se conoce como control de legalidad.-

El funcionario encargado de efectuar el control de legalidad debe oponerse a la


inscripción cuando el acto o documento presente vicios de nulidad. Dicha
inscripción además de otorgar publicidad al acto, otorga una presunción iuris
tantum de validez al documento.-

Inscripción de las modificaciones del contrato constitutivo


El art. 12 ley 19550 dice: …. Las modificaciones no inscriptas obligan a los
socios otorgantes y son independientemente de su inscripción en el RPC. No
se podrá obligar al cumplimiento de las obligaciones asumidas si la cesación de
estos o su reemplazo no está inscripta en el RPC.-

Nuestra normativa no prevé efectos saneatorios a la inscripción de actos o


documentos mercantiles en el RPC, de manera que tal registración no purga
irregularidades que pudieran afectar a los mismos.-

El control de legalidad
El art. 6 ley 19550 impone al funcionario que estuviera a cargo del RPC (juez) a
efectuar un control del cumplimiento de los requisitos legales y fiscales del
documento sujeto a inscripción. Esto se conoce como control de legalidad.-

El funcionario encargado de efectuar el control de legalidad debe oponerse a la


inscripción cuando el acto o documento presente vicios de nulidad. Dicha
inscripción además de otorgar publicidad al acto, otorga una presunción iuris
tantum de validez al documento.-

Inscripción de las modificaciones del contrato constitutivo


El art. 12 ley 19550 dice: …. Las modificaciones no inscriptas obligan a los
socios otorgantes y son inoponibles a los terceros, quienes no obstante pueden
alegarlas contra la sociedad y los socios.

La omisión de registración no es invocable por quien participo o conoció el


negocio sujeto a registración. En definitiva, las modificaciones hechas al
contrato social son oponibles entre los socios y la misma sociedad, aun cuando
ellas no se han registrado cualquiera fuere el tipo societario, salvo en las
accidentales.-

8
SEMANA 2
MÓDULO 2

Entonces, las consecuencias de la no inscripción de las modificaciones del


contrato constitutivo son frente a terceros, la inoponibilidad de las mismas, pero
conocidas estas, pueden ser invocadas por los terceros y contra estos.-

Plazo para llevar a cabo la registración de los actos societarios


El art. 5 de la ley 19.550 remite al art. 39 del CC, que autoriza a registrar el acto
societario dentro de los 15 días de otorgado.-

9
SEMANA 2
MÓDULO 2

10
SEMANA 3
SEMANA 3 3
MÓDULO

MÓDULO 3

DERECHO SOCIETARIO
Modificaciones estatutarias
Participaciones sociales
Nulidades

0
SEMANA 3
MÓDULO 3

MODULO III:
EJE TEMATICO
Modificaciones estatutarias: Aspectos sustanciales. Participaciones sociales.
Sociedades controlantes y vinculadas. Pluralidad y personalidad a partir de la
Ley 26.499. Régimen de nulidades. Sociedades no constituidas regularmente.

MODIFICACIONES ESTATUTARIAS – ASPECTOS SUSTANCIALES

Como consecuencia de lo dispuesto por la Ley Nacional Nº 26.994, tanto el


Código Civil como el Código de Comercio, -que tradicionalmente conformaron,
aunque interrelacionados, dos cuerpos normativos-, constituyen una plataforma
jurídica unificada bajo el título de Código Civil y Comercial de la Nación.

La mencionada unificación en lo que concierne a las Ley de Sociedades


Comerciales (t.o. 1984), ha sido objeto de modificaciones que incluyen no
solamente su denominación, sino además su contenido.

La Ley de Sociedades Comerciales deja de integrar el Código de Comercio


para constituirse en norma complementaria del nuevo Código Unificado, con
cambio en su denominación, que desde el 1 de agosto de 2015 lleva el título de
"Ley general de sociedades 19.500, to 1984". Tal función anexa permitirá
adecuaciones más prontas de concretar para satisfacer las futuras
modificaciones que la dinámica social imponga, sin afectar por tanto el
contenido de normas que por insertarse en un Código, se les reserva una
intención de permanencia más estable. En este sentido, también la ley ha
recibido el impacto de tal metodología legislativa al eliminarse de su contenido
las Sociedades Accidentales o en Participación, los Contratos de Colaboración
Empresaria y las Uniones Transitorias de Empresas, que no desaparecen, sino
que pasan a integrar el cuerpo propiamente dicho del CCCN.

Asimismo, se elimina la distinción entre sociedades civiles y comerciales, por


cuanto quedan comprendidas en el concepto de personas jurídicas "…todos los
entes a los cuales el ordenamiento jurídico les confiere aptitud para adquirir
derechos y contraer obligaciones para el cumplimiento de su objeto y los fines
de creación".

1
SEMANA 3
MÓDULO 3

Los cambios en materia de sociedades pueden resumirse de la siguiente


manera:

Se admite la sociedad unipersonal.

Se modifica sustancialmente el régimen de las viejas sociedades irregulares y


de hecho, incorporando además a tal régimen a nuevos sujetos.

Se admiten sociedades entre cónyuges de cualquier tipo, aunque luego del


artículo 1002 del Código limita ello de modo sustancial.

Se derogaron las sociedades accidentales y los contratos asociativos, temática


que ahora regula el Código Civil y Comercial entre los contratos, con algunas
reformas aunque no sustanciales.

Nuevo concepto de sociedad (Art. 1º). Se contempla la sociedad


unipersonal. El número mínimo de integrantes queda reducido a una persona
(en vez de dos o más), siempre que se constituya "…conforme a uno de los
tipos previstos…" en la ley que nos ocupa.

A su vez, contempla expresamente que la sociedad unipersonal "…sólo se


podrá constituir como sociedad anónima permitiendo, entre otras ventajas, a
una sola persona humana (nueva denominación de las personas físicas) limitar
su responsabilidad en las actividades económicas que realice sin afectar el
resto de su patrimonio.

Esta inclusión cubre un vacío legislativo de significativa relevancia. Además, se


prevé expresamente que una sociedad unipersonal no puede ser accionista de
otra sociedad anónima unipersonal.

Se destaca que: a) El capital social deberá ser integrado totalmente en el acto


constitutivo tanto como hasta ahora cuando se aportan bienes en especie, pero
también así se exige si lo es en dinero efectivo. Este último requisito debe
tenerse especialmente presente si se considera que para las sociedades
anónimas que se constituyan con dos o más personas se les permite que los
aportes de capital que se convengan con dinero efectivo sólo se les exige el
25% a ese momento y el resto en un plazo que no puede exceder de dos años.
A esta última reflexión, es ineludible agregar que, atendiendo a lo establecido
por el Decreto Nacional Nº 1.331/2012, para la constitución de sociedades

2
SEMANA 3
MÓDULO 3

anónimas, se exige un capital social no inferior a $ 100.000, lo que implica


contar con dinero disponible de tal magnitud al momento de la constitución de
una sociedad anónima unipersonal si se concreta con aportes dinerarios.; b)
Denominación: Deberá contener la expresión "sociedad anónima unipersonal",
su abreviatura o la sigla S.A.U.; c) Además del control de constitución, quedan
sujetas a la fiscalización estatal permanente de la autoridad de contralor de su
domicilio (en nuestra provincia la Inspección General de Personas Jurídicas y
Registro Público de Comercio - Chaco), durante su funcionamiento, disolución
y liquidación; d) Reconoce que la reducción a uno del número de socios no es
causal de disolución, lo que es extensivo para el resto de las sociedades no
unipersonales y e) Puede potenciarse el riesgo de la presencia de especiales
vínculos con otras sociedades (por ejemplo: transferencias de dinero
recíprocas o no, correspondiente a sociedades cuya titularidad accionaria
corresponda total o parcialmente al otro cónyuge o a un tercero), lo que puede
derivar en la aplicación del art. 54 (considerarlos como "conjunto económico") e
implicará sanciones resarcitorias en cuanto al daño producido. Además, por
exigencias expresas tanto de la ley objeto de comentario unido a lo previsto por
normas contables, deben exteriorizarse tales situaciones.

PARTICIPACIONES SOCIALES

VINCULACIONES ENTRE SOCIEDADES Y EMPRESAS, CONCENTRACION Y


COORDINACIÓN:

Las sociedades no son entes aislados sino que se relacionan entre sí.

En la actualidad para llevar a cabo determinados emprendimientos, muchas


sociedades o empresas, precisan unirse, agruparse, aliarse. Así a la hora de
concretar sus objetivos, obtienen importantes ventajas.

Estas uniones, grupos o alianzas entre relaciones o empresas es lo que se


denomina “vinculaciones societarias”, “concentración empresaria”,
“Agrupamiento de empresas”.

3
SEMANA 3
MÓDULO 3

Diferentes técnicas:

1- Técnicas societarias: son aquellas en las que dos o más sociedades se


agrupan bajo una forma societaria.

2- Técnicas contractuales: son aquellas en las que dos o más empresas


celebran un contrato con la finalidad de aliarse para hacer uno o varios
negocios concretos.

1- TÉCNICAS SOCIETARIAS: las TECNICAS SOCIETARIAS DE AGRUPAMIENTO,


son aquellas a través de las cuales dos o más sociedades se vinculan bajo una
forma societaria, ya sea por medio de: - participaciones de una de ellas dentro
de la otra o

- constituyendo una nueva sociedad entre ellas.

Sociedades vinculantes: se considera que dos sociedades están vinculadas


cuando una de ellas participa en más del 10% del capital de la otra.

Sociedades vinculadas.

ARTÍCULO 33: Se consideran sociedades vinculadas, a los efectos de la


Sección IX de este capítulo, cuando una participe en más del diez por ciento
(10%) del capital de otra.

La sociedad que participe en más del veinticinco por ciento (25%) del capital de
otra, deberá comunicárselo a fin de que su próxima asamblea ordinaria tome
conocimiento del hecho.

Sociedades controladas y controlantes: se da cuando una sociedad, sociedad


controlante, posee las acciones o cuotas necesarias para formar la voluntad
social dentreo de otra sociedad, sociedad controlada, o bien ejerce una
influencia dominante sobre ella.

Clases de control: La sociedad controlante puede ejercer dos clases de control:

- Control de derecho: existe este tipo de control cuando la sociedad controlante


posee una participación suficiente como para formar la voluntad social en las
reuniones o asambleas ordinarias de la sociedad controlada.

4
SEMANA 3
MÓDULO 3

Control de hecho: cuando la sociedad controlante ejerce una influencia


dominante, que puede surgir por la posesión de determinadas acciones, cuotas
o partes de interés, o por determinados vínculos entre ambas sociedades.

Sociedades controladas.

ARTICULO 33: Se consideran sociedades controladas aquellas en que otra


sociedad, en forma directa o por intermedio de otra sociedad a su vez
controlada:

1) Posea participación, por cualquier título, que otorgue los votos necesarios
para formar la voluntad social en las reuniones sociales o asambleas
ordinarias;

2) Ejerza una influencia dominante como consecuencia de acciones, cuotas o


partes de interés poseídas, o por los especiales vínculos existentes entre las
sociedades.

Abuso de la posición dominante. Responsabilidad:

El solo dominio o control de una sociedad sobre otra, no es antijurídico. Pero


hay situaciones donde hay un abuso de la posición dominante, y allí se genera
responsabilidad para la sociedad controlante.

Régimen de responsabilidad:

- DAÑO POR DOLO O CULPA: la controlante, valiéndose de su posición


dominante, genera un perjuicio a la sociedad, ya se actuando de mala fe a fin
de perjudicar a la sociedad controlada o de beneficiarse a expensas de ella, o
por negligencia.

La sociedad controlada podrá accionar contra la controlante, para que ésta la


indemnice por los daños y perjuicios ocasionados.

- UTILIZACIÓN DE FONDOS O BIENES DE LA SOCIEDAD: la controlante


utiliza los fondos o bienes de la sociedad para llevar a cabo un negocio propio
o de un tercero.

La controlante deberá llevar a la sociedad controlada todas las ganancias


obtenidas por la utilización indebida de los fondos o bienes societarios. Las
perdidas, corren exclusivamente por cuenta de la controlante.

5
SEMANA 3
MÓDULO 3

- UTILIZACION DE LA SOCIEDAD PARA OTROS FINES: La controlante utiliza


a la sociedad controlada para fines extrasocietarios, o como mero recurso para
violar la ley, el orden público o la buena fe o para frustrar derechos de terceros.

La consecuencia es la oponibilidad de la personalidad jurídica de la sociedad


controlada y se le imputará dichos actos directamente a la controlante y deberá
responder por los daños y perjuicios ocasionados.

Limitaciones de una sociedad para participar en otra: Artículos 30-31-32

- Supuesto de incapacidad: las SA y sociedades en comandita por acciones,


solo pueden formar parte de sociedades por acciones y de responsabilidad
limitada.

Sociedad socia: ARTICULO 30: Las sociedades anónimas y en comandita por


acciones solo pueden formar parte de sociedades por acciones y de
responsabilidad limitada. Podrán ser parte de cualquier contrato asociativo.

- Limitaciones por el monto: una sociedad no puede participar en otra por un


monto que exceda sus propias reservas libres y la mitad de su capital y
reservas legales.

Se intenta proteger de esta manera el capital de la sociedad participante y la


consecución de su propio objeto social.

Si la sociedad participante excediera ese monto en su participación, deberá


retirar el excedente dentro de los 6 meses siguientes a la aprobación de su
balance. Si no lo retira en ese plazo, pierde el derecho a voto y el derecho a las
utilidades correspondientes a esas participaciones en exceso. Participaciones
en otra sociedad: Limitaciones.

ARTICULO 31: Ninguna sociedad excepto aquellas cuyo objeto sea


exclusivamente financiero o de inversión puede tomar o mantener participación
en otra u otras sociedades por un monto superior a sus reservas libres y a la
mitad de su capital y de las reservas legales. Se exceptúa el caso en que el
exceso en la participación resultare del pago de dividendos en acciones o por
la capitalización de reservas. Quedan excluidas de estas limitaciones las
entidades reguladas por la Ley N 18.061. El Poder Ejecutivo Nacional podrá
autorizar en casos concretos el apartamiento de los límites previstos.

6
SEMANA 3
MÓDULO 3

Las participaciones, sea en partes de interés, cuotas o acciones, que excedan


de dicho monto deberán ser enajenadas dentro de los seis (6) meses
siguientes a la fecha de aprobación del balance general del que resulte que el
límite ha sido superado. Esta constatación deberá ser comunicada a la
sociedad participada dentro del plazo de diez (10) días de la aprobación del
referido balance general. El incumplimiento en la enajenación del excedente
produce la pérdida de los derechos de voto y a las utilidades que correspondan
a esas participaciones en exceso hasta que se cumpla con ella.

- Participaciones recíprocas: están prohibidas. Se pretende evitar la utilización


de capital aparente. La constitución de una sociedad a través de
participaciones recíprocas es nula. Además, los fundadores, administradores,
directores y síndicos responderán en forma limitada y solidaria.

Participaciones recíprocas: Nulidad.

ARTICULO 32: Es nula la constitución de sociedades o el aumento de su


capital mediante participaciones recíprocas, aún por persona interpuesta. La
infracción a esta prohibición hará responsable en forma ilimitada y solidaria a
los fundadores, administradores, directores y síndicos. Dentro del término de
tres (3) meses deberá procederse a la reducción del capital indebidamente
integrado, quedando la sociedad en caso contrario, disuelta de pleno
derecho….

- Participación en la controlante: la sociedad controlada no puede participar


en la sociedad controlante, ni en una sociedad controlada por ésta, por un
monto superior al de sus propias reservas. ARTÍCULO 32, últimos párrafos:
Tampoco puede una sociedad controlada participar en la controlante ni en
sociedad controlada por esta por un monto superior, según balance, ni de sus
reservas, excluida la legal. Las partes de interés, cuotas o acciones que
excedan los límites fijados deberán ser enajenadas dentro de los seis (6)
meses siguientes a la fecha de aprobación del balance del que resulte la
infracción. El incumplimiento será sancionado conforme al artículo 31.

2- TÉCNICAS CONTRACTUALES: las TECNICAS CONTRACTUALES DE


AGRUPAMIENTO, son aquellas a través de las cuales dos o más empresas

7
SEMANA 3
MÓDULO 3

celebran un contrato con la finalidad de aliarse para hacer uno o varios


negocios concretos.

Las sociedades intervinientes se agrupan o vinculan por medio de un


CONTRATO.

Tipos de técnicas contractuales:

- Contratos de colaboración: son acuerdos a través de los cuales las


sociedades o empresas se unen para lograr un proyecto en común. Los más
importantes:

- Agrupaciones de colaboración

- Uniones transitorias de empresas

- Acuerdos de no concurrencia: convenios a través de los cuales las


sociedades o empresas coordinan su actuación. Las sociedades intervinientes
acuerdan eliminar, total o parcialmente la competencia entre ellos.

- Contratos de integración: son convenios a través de los cuales una o varias


sociedades o empresas pertenecientes a un grupo, acuerdan someterse al
dominio de otra sociedad. Así el grupo logra una unidad de dirección o
dirección unificada ejercida por la sociedad dominante.

Grupos de sociedades:

Concepto: Es la reunión de una unidad económica de dos o mas sociedades,


o pluralidad de entidades jurídicamente independientes sometidas a una
dirección única.

Elementos:

- Una de las sociedades debe ejercer el control, dominio sobre las demás.
Relación de dependencia jerárquica.

- El grupo debe tener una dirección económica unificada o unidad de


decisiones, ejercida por la sociedad dominante.

- Cada una de las sociedades integrantes del grupo conserva su independencia


jurídica y patrimonial.

8
SEMANA 3
MÓDULO 3

Abuso de la posición dominante. Responsabilidad:

Se aplican las mismas reglas que para las sociedades controlantes y


controladas.

Régimen legal:

En la LGS no existen normas que se refieran específicamente a los grupos


societarios.

PLURALIDAD Y PERSONALIDAD A PARTIR DE LA LEY 26.994

Conforme lo dispuesto en el nuevo artículo 141 del Código Civil y Comercial de


la Nación, (según Ley 26.994), son “personas jurídicas todos los entes a los
cuales el ordenamiento jurídico les confiere aptitud para adquirir derechos y
contraer obligaciones para el cumplimiento de su objeto y a los fines de su
creación”.
La personalidad jurídica es conferida por el legislador cuando advierte la
utilidad social de los mencionados entes.

La personalidad jurídica le es reconocida a los entes humanos como


preexistente y plena, no así a las personas jurídicas que tendrán aptitud
únicamente para el cumplimiento de su objeto y fines de su creación.
A su vez, y de conformidad con lo expresamente regulado en el artículo 143 del
ordenamiento legal vigente: “La persona jurídica tiene una personalidad distinta
de la de sus miembros. Los miembros no responden por las obligaciones de la
persona jurídica, excepto en los supuestos que expresamente se prevén en
este título y lo que disponga la ley especial”.
A su vez, el artículo 148 del Código Civil y Comercial de la Nación, dispone
expresamente que son personas jurídicas “privadas”:

 las sociedades;

 las asociaciones civiles;

 las simples asociaciones;

 las fundaciones;

9
SEMANA 3
MÓDULO 3

 las iglesias, confesiones, comunidades o entidades religiosas;

 las mutuales;

 las cooperativas;

 el consorcio de propiedad horizontal:

 toda otra contemplada en disposiciones de este Código o en otras leyes y


cuyo carácter de tal se establece o resulta de su finalidad y normas de
funcionamiento.

De esta forma, y siguiendo los lineamientos expuestos por el artículo 142 del
Código Civil y Comercial de la Nación, en relación al comienzo de la existencia
de las personas jurídicas de carácter privado, la existencia comienza desde su
constitución, aclarando que no necesitan autorización legal para funcionar,
excepto disposición legal en contrario. Aclarando que, en los casos en que se
requiera autorización estatal, la persona jurídica no puede funcionar antes de
obtenerla.
Las personas jurídicas alcanzadas por la Ley General de Sociedades superan
el concepto típico de una mera relación contractual entre una o más personas,
dado que una vez constituida (confr. Art. 142 del Código Civil y Comercial)
alcanzan el status legal de “persona jurídica”, con las implicancias que ello
tiene, (como por ejemplo la representación de ésta en el mundo exterior por
medio de sus órganos), por lo que, el contrato de sociedad es precisamente el
origen de la personalidad de ésta, reconocida por el legislador, totalmente
diferenciada de la personalidad propia de cada uno de sus integrantes
considerados individualmente.

Así, la personalidad jurídica le otorga a la sociedad la calidad de sujeto de


derecho–con el alcance fijado en la ley- con capacidad legal para adquirir
derechos y contraer obligaciones, para ser titular frente a los integrantes de la
sociedad de derechos y obligaciones propias, por lo cual tienen las sociedades
una completa independencia patrimonial, es decir, poseen su propio
patrimonio, el que se conforma inicialmente por el aporte común de los socios,
cobrando a partir de allí autonomía legal, distinguiéndose completamente entre
el patrimonio social y el de sus integrantes.

10
SEMANA 3
MÓDULO 3

Se da origen además a la separación del concepto de responsabilidad,


quedando por una parte la responsabilidad propia del ente social, y por la otra,
la de sus socios o accionistas, es decir, cada uno debe afrontar sus
obligaciones propias con su patrimonio (conf. Art. 144 del Código Civil y
Comercial de la Nación). También la personalidad jurídica de las sociedades le
atribuye a éstas nombre, domicilio y nacionalidad propios.
Los actos del representante de una persona jurídica son vinculantes para esta;
y otros ulteriores representantes que desearan invalidarlos habrán de
impugnarlos sustancialmente -con base a los argumentos de derecho positivo-
para desvincular al sujeto respecto del procedimiento que hubiere desarrollado
el órgano que antes ejerciera su representación-. Este sencillísimo
razonamiento no requiere fundamentación, porque constituye uno de los pilares
básicos que estructuran el sistema de la personalidad jurídica de los sujetos
ideales y colectivos en el derecho privado argentino.

Adviértase, como consideración única y suficiente, que si los tribunales


permitieran tal cosa de parte de las personas ideales, estas dispondrían de la
prerrogativa de recomenzar indefinidamente todas sus negociaciones y
procedimientos, lo cual destruiría fatalmente el orden jurídico negocial.
Sin embargo, la diferenciación de la personalidad no se mantiene a raja tabla
en todas las circunstancias. La misma ley ha establecidos supuestos en los
cuales la diferenciación de la personalidad cede a los fines de no amparar la
comisión de actos ilícitos o la ostensible facilitación de los mismos.

Dice el art. 144 del Nuevo Código: “Inoponibilidad de la personalidad


jurídica. La actuación que esté destinada a la consecución de fines ajenos a la
persona jurídica, constituya un recurso para violar la ley, el orden público o la
buena fe o para frustrar der hechos de cualquier persona, se imputa a quienes
a título de socios, asociados, miembros o controlantes directos o indirectos, la
hicieron posible, quienes responderán solidaria e ilimitadamente por los
perjuicios causados.

Lo dispuesto se aplica sin afectar los derechos de los terceros de buena fe y


sin perjuicio de las responsabilidades personales de que puedan ser pasibles
los participantes en los hechos por los perjuicios causados.”
Esto resulta concordante con lo establecido por el art. 54, párr. 3ro, de la ley

11
SEMANA 3
MÓDULO 3

19.550, el cual dispone que “(…)La actuación de la sociedad que encubra la


consecución de fines extrasocietarios constituya un mero recurso para violar la
ley, el orden público o la buena fe o para frustrar derechos de terceros, se
imputará directamente a los socios o a los controlantes que la hicieron posible,
quienes responderán solidaria e ilimitadamente por los perjuicios causados.”
Estamos hablando en estos supuestos de nada más ni nada menos que de la
teoría del “descorrimiento del velo societario”, la cual postula que en
determinados supuestos es posible penetrar el velo de la personalidad jurídica
de la sociedad que actúa como pantalla y llegar directamente a las voluntades
reales (estableciendo responsabilidades) que motivan el accionar social
desviado y reñido con los principios de la ley, el orden público o la buena fe.

El concepto de “persona jurídica” en el caso de las Sociedades no constituidas


regularmente

El artículo 21 de la normativa societaria ha sufrido una importante modificación


en punto a la supresión de toda referencia a “las sociedades de hecho con un
objeto comercial”, siendo ahora la disposición legal del siguiente tenor: “La
sociedad que no se constituya con sujeción a los tipos del Capítulo II, que
omita requisitos esenciales o que incumpla con las formalidades exigidas por
esta ley, se rige por lo dispuesto en esta sección”.

La personalidad jurídica que la Ley de Sociedades concede a las


sociedades no constituidas regularmente, a más de ser limitada y precaria, es
para amparar el tráfico negocial y a los terceros, y no en beneficio de sus
integrantes, conforme surge del régimen previsto en los arts. 21 a 26 de la
LGS.
La doctrina y la jurisprudencia reconocen a las sociedades irregulares
personalidad jurídica aunque precaria y limitada con los alcances de los arts.
22 y 26. Como sujeto de derecho distinto a la persona de los socios, y sin
perjuicio de la responsabilidad de estos que puede ser perseguida en el mismo
juicio, corresponde sustanciar con la sociedad irregular el litigio cambiario,
reservando para una etapa ulterior la extensión de la sentencia a sus socios.

12
SEMANA 3
MÓDULO 3

La personalidad jurídica de las sociedades en “formación”


Luego de la reforma introducida por la ley 22.903, el art. 183 de la ley 19.550
reconoce expresamente la personalidad jurídica y capacidad de la sociedad
anónima en formación, al admitir que puede quedar obligada por los actos
relativos al objeto social y atribuirle capacidad para realizar los actos
necesarios para su constitución y los relacionados con ese objeto social.
Situación está que se mantiene sin modificación alguna en punto a las
modificaciones al régimen societario argentino, introducidas por Ley 26.994.

La personalidad de las sociedades Cooperativas

Dado que la cooperativa de trabajo tiene personalidad jurídica y los socios son
los trabajadores de la empresa (por hipótesis), no hay verdadera distinción
entre sociedad y empresa; se puede decir que en este caso, la empresa asume
la forma de sociedad (cooperativa de trabajo), en vez de decir que la sociedad
asume el papel de empresario. Pero esto no quita que los trabajadores
individualmente no resulten vinculados a la empresa-sociedad por relaciones
de trabajo; lo están, según el art. 27 de la L.C.T. (Voto minoría).
Las sociedades cooperativas son expresamente reconocidas en el nuevo
Código Civil y Comercial de la Nación, como sujetos de personas jurídicas de
derecho privado, de conformidad con lo dispuesto en el incido “g”, del artículo
148.

Las sociedades accidentales o en participación

La sociedad accidental o en participación es una sociedad oculta, transitoria y


para una o más operaciones determinadas. Los términos accidental o en
participación son utilizados como sinónimos o equivalentes por la ley. La ley
regula a la sociedad accidental o en participación como una sociedad anómala,
desde que carece de personalidad jurídica y no contrata como tal con los
terceros, por lo que solo crea entre los integrantes un vínculo social en sus
relaciones internas.

La caracterización de las sociedades accidentales o en participación se define


en el artículo 361 del régimen societario vigente, en el que se resalta que su
objeto se cumple por aportaciones parciales pero a nombre personal del único

13
SEMANA 3
MÓDULO 3

socio que trasciende o sea el gestor. La sociedad accidental o en participación


carece de denominación social.

Estas sociedades no están sujetas a formalidades ni se inscribe en el registro


de comercio, acreditándose por las pruebas comunes. La sociedad accidental o
en participación no es una sociedad de hecho, pues constituye un tipo social.
La circunstancia de que la sociedad accidental o en participación no se haya
constituido por contrato escrito, no la configura como sociedad de hecho.
La sociedad accidental es una verdadera sociedad. Su nota fundamental y
tipificante es el carácter oculto que reviste, pero ello no es suficiente para
descalificarla como tal, desde que se encuentran presentes la affectio
societatis, objeto social, consentimiento de los socios, aportes, división de
ganancias y pérdidas, e intención de obtener utilidades. La circunstancia de
que carezca de personalidad jurídica no altera lo expuesto, pues ello es
consecuencia de su carácter oculto, ya que la personalidad es instrumento que
facilita la proyección social hacia el exterior.

La sociedad accidental es transitoria (art. 361), admitiendo así una relación


societaria no ostensible, sin personalidad jurídica y sin requisitos de anotación
registral. Disuelta la sociedad se ingresa en la etapa liquidativa, cuya finalidad
consiste en fijar el resultado de la operación que fue el objeto de la sociedad de
las partes. Esa liquidación no requiere publicidad previa, basta la rendición de
cuentas del socio gestor (art. 366): esto constituye la partición.

Personalidad de la sociedad en la etapa de liquidación

La sociedad en liquidación no interrumpe su personalidad, la que continúa y no


es una ficción de la ley, ni una nueva sociedad al sólo fin de la liquidación
sucesora de la anterior, ni una simple comunidad de bienes. La continuidad de
la personalidad durante esa etapa es una realidad jurídica y material; el
contrato de sociedad continúa; la administración es conducida por los
liquidadores y los socios no quedan liberados del vínculo que los une entre sí y
con la sociedad. Los liquidadores representan a la sociedad y los deudores de
ésta no pueden oponer el estado de liquidación para eximirse de sus
obligaciones, que les pueden ser reclamadas por aquellos.
Al producirse la disolución de la sociedad por expiración del plazo contractual
se inicia la etapa de liquidación subsistiendo la personalidad jurídica de aquélla,
14
SEMANA 3
MÓDULO 3

quien continúa operando para ciertos efectos hasta su extinción.La sociedad


tiene una personalidad jurídica distinta de la de sus socios (art. 2) la que
subsiste aun en la etapa de liquidación (art. 101). Siendo ello así, la recurrente
que invoca el carácter de accionista de la demandada no se encuentra
legitimada para intervenir en los litigios de la sociedad, quien en la defensa de
sus intereses debe valerse de aquellos a quienes la ley les atribuye la
representación del ente (art. 268).Ello sin perjuicio de los derechos que la
recurrente pueda intentar contra el directorio y el síndico de la demandada
justificando los extremos de los arts. 59 y 274, u obteniendo de la asamblea su
remoción (art. 262).La naturaleza de la nulidad procesal invocada no tiene
entidad para la admisión como litigante de quien resulta tercero al juicio, pues
su interés no se encontraría directamente afectado por la sentencia en tanto los
derechos de la sociedad no son los de sus socios ya que estos participan en el
ente en la medida otorgada por la ley y el contrato social.
La sociedad, pese a su disolución, subsiste y conserva su personalidad aun
cuando se modifique su objeto. El artículo 101 consagra expresamente la
subsistencia del sujeto de derecho, o sea que adopta la teoría de la identidad.
Pero la personalidad se ve limitada a la realización de los actos liquidatarios y a
actividades que tiendan directa o indirectamente a la realización del activo y
cancelación del pasivo. La personalidad jurídica que posee la sociedad en
liquidación y la representación exclusiva que ejerce su liquidador u órgano
liquidador no significa sin embargo que la sociedad disuelta este obligada a
rendir cuentas. La rendición de cuentas es el procedimiento a través del cual
los socios del ente no constituido regularmente ejercen el derecho de control
sobre la administración societaria. Esta obligación, desde el punto de vista de
quien rinde cuentas, debe entenderse en el sentido que cada socio deberá esta
rendición por la parte que tuvo en la administración. Establecer que la sociedad
disuelta no ha sido condenada a rendir cuentas pues la obligación de rendirlas
pesa sobre los socios administradores por los respectivos periodos de
administración, no significa negarle personalidad jurídica, que posee a los
efectos de la liquidación (art. 101). Cabe señalar que, a partir de su
designación, el único representante de la sociedad es su órgano liquidador. Si
bien este está obligado a rendir cuentas por su propia gestión como tal, esta

15
SEMANA 3
MÓDULO 3

rendición no debe confundirse con la de los socios administradores por el


manejo de los fondos sociales en el periodo de sus respectivas gestiones.

REGIMEN DE NULIDADES SOCIETARIAS:

Concepto: la nulidad es la sanción legal que priva a un acto jurídico de su


efecto propio o normal a raíz de un vicio existente en el momento de su
celebración.

Principio general:

“Si se declara nulo el vinculo de uno de los socios, la sociedad sigue en pie con
los restantes”.

No le son aplicables las reglas del ccyc, sino que se rige por la LGS.

En principio la nulidad que afecte el vínculo de alguno de los socios no produce


la anulación del contrato.

La declaración de nulidad del contrato de sociedad no produce efectos


retroactivos, para no perjudicar a quien haya contratado con la sociedad. La
nulidad rige para el futuro.

Principio general.

ARTICULO 16. — La nulidad o anulación que afecte el vínculo de alguno de


los socios no producirá la nulidad, anulación o resolución del contrato, excepto
que la participación o la prestación de ese socio deba considerarse esencial,
habida cuenta de las circunstancias o que se trate de socio único. Si se trata de
sociedad en comandita simple o por acciones, o de sociedad de capital e
industria, el vicio de la voluntad del único socio de una de las categorías de
socios hace anulable el contrato.

Excepciones al principio general:

- La participación del socio era esencial

- Cuando se trate socio único

- SCS, SCA SCI, el vicio del único socio, en alguna de las categorías hace
anulable el contrato.

16
SEMANA 3
MÓDULO 3

Atipicidad. Omisión de requisitos esenciales.

ARTICULO 17. — Las sociedades previstas en el Capítulo II (sociedades en


particular) de esta ley no pueden omitir requisitos esenciales tipificantes ni
comprender elementos incompatibles con el tipo legal. En caso de infracción a
estas reglas, la sociedad constituida no produce los efectos propios de su tipo y
queda regida por lo dispuesto en la Sección IV (sociedades anómalas) de este
Capítulo.

Sociedades con objeto ilícito

Las sociedades de objeto ilícito son nulas, de nulidad absoluta.

Sus consecuencias son:

- La sociedad debe ser declarada nula.

- Se procede a la liquidación de la sociedad por medio de un liquidador


nombrado por el juez:

- Si el activo de la sociedad no alcanza para cancelar el pasivo social, los


socios, administradores, y quienes actúen como tales, deberán responder
ilimitada y solidariamente por las deudas de la sociedad y por los daños
ocasionados.

- Si existe un remanente luego de la liquidación, pasara a ser propiedad del


estado, para fomentar la educación.

- Los socios no pueden alegar la existencia de la sociedad para demandar a


terceros ni reclamar la restitución de los aportes.

- Los terceros de buena fue pueden alegar contra los socios la existencia de la
sociedad.

- Los terceros de mala fe no pueden demandar a los socios ni a la sociedad.

Objeto ilícito.

ARTICULO 18. — Las sociedades que tengan objeto ilícito son nulas de
nulidad absoluta. Los terceros de buena fe pueden alegar contra los socios la
existencia de la sociedad, sin que éstos puedan oponer la nulidad. Los socios
no pueden alegar la existencia de la sociedad, ni aún para demandar a terceros
17
SEMANA 3
MÓDULO 3

o para reclamar la restitución de los aportes, la división de ganancias o la


contribución a las pérdidas.

Liquidación.

Declarada la nulidad, se procederá la liquidación por quien designe el juez.

Realizado el activo y cancelado el pasivo social y los perjuicios causados, el


remanente ingresará al patrimonio estatal para el fomento de la educación
común de la jurisdicción respectiva.

Responsabilidad de los administradores y socios.

Los socios, los administradores y quienes actúen como tales en la gestión


social responderán ilimitada y solidariamente por el pasivo, social y los
perjuicios causados.

Sociedades de objeto lícito con actividades ilícitas

Se producirá a su liquidación y disolución a pedido de parte o de oficio.

- Aquellos socios que acrediten su buena fe quedarán excluidos de la


responsabilidad ilimitada y solidaria por las deudas sociales y los perjuicios
ocasionados.

- Además tendrán derecho a cobrar su cuota liquidadora, en caso de que luego


de la liquidación quede un remanente.

En una sociedad de actividad ilícita puede haber socios de buena fe, en cambio
en una sociedad de objeto ilícito no, ya que ninguno puede desconocer el
objeto social.

Sociedad de objeto lícito, con actividad ilícita.

ARTICULO 19. — Cuando la sociedad de objeto lícito realizare actividades


ilícitas, se procederá a su disolución y liquidación a pedido de parte o de oficio,
aplicándose las normas dispuestas en el artículo 18. Los socios que acrediten
su buena fe quedarán excluidos de lo dispuesto en los párrafos 3ro. y 4to. del
artículo anterior.

Sociedades con objeto prohibido:

Son aquellas sociedades cuyo objeto es prohibido debido al tipo social que
adoptaron.
18
SEMANA 3
MÓDULO 3

Tienen las mismas consecuencias que para las sociedades de objeto ilícito,
con la única diferencia, de que TODOS LOS SOCIOS, tienen derecho a su
cuota liquidatoria sin necesidad de acreditar su buena fe.

Objeto prohibido. Liquidación.

ARTICULO 20. — Las sociedades que tengan un objeto prohibido en razón del
tipo, son nulas de nulidad absoluta. Se les aplicará el artículo 18, excepto en
cuanto a la distribución del remanente la liquidación, que se ajustará a lo
dispuesto en la Sección XIII.

Sociedades con participaciones recíprocas

Es nula la constitución de sociedades con participaciones reciprocas.

Participaciones recíprocas: Nulidad.

ARTICULO 32. — Es nula la constitución de sociedades o el aumento de su


capital mediante participaciones recíprocas, aún por persona interpuesta. La
infracción a esta prohibición hará responsable en forma ilimitada y solidaria a
los fundadores, administradores, directores y síndicos. Dentro del término de
tres (3) meses deberá procederse a la reducción del capital indebidamente
integrado, quedando la sociedad en caso contrario, disuelta de pleno derecho.

Tampoco puede una sociedad controlada participar en la controlante ni en


sociedad controlada por esta por un monto superior, según balance, ni de sus
reservas, excluida la legal.

Las partes de interés, cuotas o acciones que excedan los límites fijados
deberán ser enajenadas dentro de los seis (6) meses siguientes a la fecha de
aprobación del balance del que resulte la infracción. El incumplimiento será
sancionado conforme al artículo 31.

SOCIEDADES NO CONSTITUIDAS REGULARMENTE

DE LAS SOCIEDADES NO CONSTITUIDAS SEGÚN LOS TIPOS DEL


CAPÍTULO II Y OTROS SUPUESTOS

La Ley 26.994 al introducir modificaciones a la Sección IV, del capítulo I, de la


Ley General de Sociedades 19.550, que denomina “De las Sociedades no

19
SEMANA 3
MÓDULO 3

constituidas según los tipos del capítulo II y otros supuestos”, incluye en su


tratamiento a las Sociedades que omitan los requisitos esenciales, ya sean
tipificantes y no tipificantes.

En dicha sección IV se modifican los arts. 21 a 26, que se refieren a:


Sociedades incluidas (art. 21), Régimen aplicable (art. 22), Representación,
administración y gobierno (art. 23), Bienes Registrables (art. 23), sobre el que
volveremos más adelante, Prueba, Responsabilidad de los Socios (art. 24),
Subsanación (art. 25), Disolución. Liquidación (art. 26), Relaciones entre los
acreedores sociales y los particulares de los Socios (art. 26), respectivamente.

De lo expuesto surge la desaparición de las Sociedades de Hecho,


manteniendo la exigencia del contrato escrito para probar la existencia de la
Sociedad, ya sea como instrumento público o privado, según el art. 4° de la Ley
19.550. Sin contrato escrito no podrían los Socios invocarlos, es oponible a los
terceros solo si se prueba que lo conocieron al tiempo de la contratación o del
nacimiento de la relación y también puede ser invocado contra la Sociedad, los
Socios y los Administradores.

Los sujetos incluidos en la Sección IV del Capítulo I de la Ley 19.550

En la Ley 19.550, vigente hasta el 31 de julio de 2015, la Sección IV incluía a


las sociedades irregulares –rara avis, de sociedades típicas, que cumplen con
todos los recaudos para inscribirse pero que no lo hacen- y esencialmente a las
sociedades de hecho, o sea aquellas sin contrato escrito. Si bien era habitual la
redacción de un breve contrato, exigido muchas veces por organismos fiscales
para su inscripción, la realidad es que tales contratos eran nulos de nulidad
absoluta por imperio del art. 17 de la Ley, y la sociedad existía no a
consecuencia de tal contrato, sino a consecuencia de su propia actuación como
tal.
Con la reforma veremos que la Sección IV sigue incluyendo a tales sociedades,
aunque ahora suma otros integrantes.

Dice el art. 21 en su nueva redacción: “La sociedad que no se constituya con


sujeción a los tipos del Capítulo II, que omita requisitos esenciales o que

20
SEMANA 3
MÓDULO 3

incumpla con las formalidades exigidas por esta ley, se rige por lo dispuesto
por esta Sección”.

Ello determina la inclusión de tres clases de sociedades:

1- “La sociedad que no se constituya con sujeción a los tipos del Capítulo
II”

O sea, la sociedad atípica, que por imperio del nuevo art. 17 ya no es un


contrato nulo, sino que por toda sanción se le impone la inoponibilidad de las
reglas atípicas –que veremos es relativa- y la aplicación de la Sección IV.
Así, podemos incluir en este grupo a las sociedades de tipos desconocidos
para nuestra Ley y tomados de otras legislaciones, las sociedades de tipos
conocidos pero que no cumplan con algún elemento tipificante, las sociedades
civiles4 y finalmente las que se ha comenzado a llamar sociedades simples, o
sea aquellas con muy breves y sencillos contratos, que no adoptan ningún tipo
y que solo regulan lo esencial. Ya han comenzado a circular por Internet
modelos de contratos de este tipo que, siendo que ahora ya no son nulos,
pueden ser útiles para regular pequeñas sociedades.

2- La Sociedad “… que omita requisitos esenciales”

Es claro que se trata de requisitos esenciales no tipificantes, ya que, si la


omisión es de un requisito tipificante, la sociedad se encuadraría como atípica
en el punto anterior.

Se trata en definitiva de las sociedades anulables previstas en el art. 17 –ya en


la Ley anterior-, que, mientras no se haya resuelto su nulidad, pueden actuar y
subsanar el vicio. Ya antes estaban incluidas en la Ley y en esta misma
sección.

3- La Sociedad “…que incumpla con las formalidades exigidas por esta


ley”

En este punto podemos incluir a las sociedades que no han cumplido con
formas legales en su constitución. La Ley prevé tres formalidades a cumplir: a)
Instrumentación por escrito (art. 4); b) Inscripción (art. 7); y Publicidad (art. 10).
Es claro que el incumplimiento de los arts. 4 y 10 importa la formalidad del 7, ya
que no podría inscribirse.

21
SEMANA 3
MÓDULO 3

Así tenemos aquí incluidas a las sociedades de hecho –que carecen de


contrato escrito, lo que no es más que una forma conforme art. 4- y a las
irregulares propiamente dichas, o sea, aquellas que pudiendo inscribirse no lo
han hecho.

Es claro que todas estas sociedades quedan incluidas en esta Sección IV y que
de ningún modo se podría censurar la actuación de ninguna de ellas, incluidas
las de hecho sin ninguna instrumentación, o las civiles nacidas antes del
1/8/2015.
Es también claro que ninguna adecuación puede requerírseles a las
sociedades civiles o de hecho que venían actuando, ya que la nueva normativa
permite su funcionamiento del mismo modo que lo hacía la anterior.

Pueden señalarse las principales diferencias con el régimen anterior.

o 1. El contrato social, que antes era inoponible ante terceros y aun


entre socios, pasa a ser oponible siempre entre estos últimos y
aun ante terceros si lo hubiesen conocido al momento de
contratar o nacer la obligación. Por ejemplo, si el contrato de
sociedad simple es presentado a la AFIP con la inscripción pasa a
ser oponible ante este organismo.

o 2. Deriva de tal oponibilidad que la sociedad solo es obligada por


quienes el contrato sindica como representantes, que el domicilio
legal es el que surge del contrato, su denominación social, etc.

o 3. Los socios responden siempre en forma ilimitada con todo su


patrimonio por las obligaciones sociales –igual que antes-, pero
como novedad tal responsabilidad es en principio simplemente
mancomunada, por partes iguales, y subsidiaria. Esto último se
cumplirá, salvo que otra cosa se pacte expresamente con algún
tercero, o surja del contrato en la medida en que sea oponible o
bien surja de las reglas del tipo que se dijo adoptar.

22
SEMANA 3
MÓDULO 3

o 4. Estas sociedades pueden ser titulares de bienes registrables


siempre y cuando identifiquen por escrito –con firmas certificadas-
a sus socios y proporciones.

o 5. Se crea un procedimiento de subsanación, que se ha


interpretado es similar al de regularización que contenía la Ley
anterior, aunque ahora requiere la unanimidad o la autorización
judicial.

o 6. Los socios no pueden exigir la disolución si el contrato tiene


fijada duración y esta está vigente.

o 7. Se admite el retiro y/o ingreso de socios, oponible solo a


quienes se pruebe que lo conocieron.

Sociedades incluidas.

ARTICULO 21. — La sociedad que:

- no se constituya con sujeción a los tipos del Capítulo II,

- que omita requisitos esenciales o

- que incumpla con las formalidades exigidas por esta ley, se rige por lo
dispuesto por esta Sección.

Régimen aplicable.

ARTICULO 22. — El contrato social puede ser invocado entre los socios. Es
oponible a los terceros sólo si se prueba que lo conocieron efectivamente al
tiempo de la contratación o del nacimiento de la relación obligatoria y también
puede ser invocado por los terceros contra la sociedad, los socios y los
administradores.

Representación: administración y gobierno.

ARTICULO 23. — Las cláusulas relativas a la representación, la administración


y las demás que disponen sobre la organización y gobierno de la sociedad
pueden ser invocadas entre los socios. En las relaciones con terceros
cualquiera de los socios representa a la sociedad exhibiendo el contrato, pero
23
SEMANA 3
MÓDULO 3

la disposición del contrato social le puede ser opuesta si se prueba que los
terceros la conocieron efectivamente al tiempo del nacimiento de la relación
jurídica.

Bienes registrables. Para adquirir bienes registrables la sociedad debe


acreditar ante el Registro su existencia y las facultades de su representante por
un acto de reconocimiento de todos quienes afirman ser sus socios. Este acto
debe ser instrumentado en escritura pública o instrumento privado con firma
autenticada por escribano. El bien se inscribirá a nombre de la sociedad,
debiéndose indicar la proporción en que participan los socios en tal sociedad.

Prueba.

La existencia de la sociedad puede acreditarse por cualquier medio de prueba.

Responsabilidad de los socios.

ARTICULO 24. — Los socios responden frente a los terceros como obligados
simplemente mancomunados y por partes iguales, salvo que la solidaridad con
la sociedad o entre ellos, o una distinta proporción, resulten: 1) de una
estipulación expresa respecto de una relación o un conjunto de relaciones; 2)
de una estipulación del contrato social, en los términos del artículo 22; 3) de las
reglas comunes del tipo que manifestaron adoptar y respecto del cual se
dejaron de cumplir requisitos sustanciales o formales.

Subsanación.

ARTICULO 25. — En el caso de sociedades incluidas en esta Sección, la


omisión de requisitos esenciales, tipificantes o no tipificantes, la existencia de
elementos incompatibles con el tipo elegido o la omisión de cumplimiento de
requisitos formales, pueden subsanarse a iniciativa de la sociedad o de los
socios en cualquier tiempo durante el plazo de la duración previsto en el
contrato. A falta de acuerdo unánime de los socios, la subsanación puede ser
ordenada judicialmente en procedimiento sumarísimo. En caso necesario, el
juez puede suplir la falta de acuerdo, sin imponer mayor responsabilidad a los
socios que no lo consientan. El socio disconforme podrá ejercer el derecho
de receso dentro de los DIEZ (10) días de quedar firme la decisión judicial, en
los términos del artículo 92.

24
SEMANA 3
MÓDULO 3

Disolución. Liquidación. Cualquiera de los socios puede provocar la


disolución de la sociedad cuando no media estipulación escrita del pacto de
duración, notificando fehacientemente tal decisión a todos los socios. Sus
efectos se producirán de pleno derecho entre los socios a los NOVENTA (90)
días de la última notificación. Los socios que deseen permanecer en la
sociedad, deben pagar a los salientes su parte social. La liquidación se rige por
las normas del contrato y de esta ley.

Relaciones entre los acreedores sociales y los particulares de los socios.

ARTICULO 26. — Las relaciones entre los acreedores sociales y los


acreedores particulares de los socios, aun en caso de quiebra, se juzgarán
como si se tratara de una sociedad de los tipos previstos en el Capítulo II,
incluso con respecto a los bienes registrables.

25
SEMANA 4
MÓDULO 4
SEMANA 4
MÓDULO 4

D.SOCIETARIO
EL SOCIO

0
SEMANA 4
MÓDULO 4

Eje temático
El socio. Límites a la responsabilidad o capacidad. Socio aparente, socio oculto

y socio del socio. Derechos y obligaciones de los socios. Derechos

patrimoniales y políticos. Obligaciones de los socios. Relaciones de los socios

con terceros. Conclusión o pérdida de la calidad de socio.

IV. i. El socio
Socio es aquel que tiene la intención y voluntad de constituir una sociedad
celebrando un contrato a tal fin y efectuando aportes para aplicarlos a la
producción o intercambio de bienes o servicios (que constituyen el objeto
acordado y buscado), participando de los beneficios y soportando las pérdidas.
(art. 1° LGS)

La participación del socio en el contrato de sociedad determina su “estado de


socio” i , “condición de socio o posición jurídica del socio en la sociedad”ii o
como refiere Villegasiii que el socio posee un status que no es típico ni uniforme
sino que queda determinado concretamente según el conjunto de normas
legales y estatutarias que rigen toda sociedad y según las circunstancias
externas individuales relativas a cada socio.

En definitiva, todos los derechos, facultades y obligaciones del socio emanan


de su calidad de tal.

Esa calidad puede adquirirse de modo originario o derivado. De modo originario


cuando la persona obtenga su calidad desde el momento de su constitución
arts. 957 y cc del CC y CN y arts 1° y 4° LGS) y también para parte de la
doctrina, cuando dicha condición se adquiera como producto de un aumento de
capital. iv Y de modo derivado cuando devenga de la transferencia de
participaciones sociales por actos entre vivos (cesión de partes sociales, cuotas
o acciones) o mortis causa (por herencia o legado).

1
SEMANA 4
MÓDULO 4

IV. ii. Límites a la responsabilidad o capacidad

La legislación de sociedades ha regulado específicamente ciertos supuestos en


los que limita la participación de ciertos sujetos en una sociedad.

Estas limitaciones a la capacidad del sujeto tienen su razón de ser en ciertas


pautas de orden público o bien de transparencia en las relaciones de los socios
con la sociedad y de ambos respecto de terceros.

Cuando hablamos de capacidad, hacemos referencia tanto a la “capacidad”


propiamente dicha y entendida como la aptitud o idoneidad que tiene una
persona para ser titular de derechos y obligaciones, como a la “capacidad de
hecho” entendida como la aptitud o idoneidad que tiene una persona para
ejercer por si mismos los derechos y contraer las obligaciones de los cual es
titular.

Así estas limitaciones, se dan en los siguientes casos:

a) Socios herederos menores, incapaces o con capacidad restringida

A este supuesto hacen referencia los artículos 28 y 29 de la Ley General de


Sociedades. En el caso de una disposición testamentaria o bien de un proceso
sucesorio del que deviniese la indivisión forzosa de uno o más bienes y a la vez
existieren menores, incapaces o sujetos con capacidad restringida, la ley
impone la conformación de una sociedad en la que los citados deberán ser
socios con responsabilidad limitada y el contrato constitutivo de la sociedad
deberá ser aprobado por el juez de la sucesión, recayendo sobre el
representante legal de los incapaces el ejercicio de la manda. Asimismo,
establece que en caso de existir posible colisión de intereses entre el
representante legal del incapaz y éste, se deberá designar un representante
legal ad hoc a los fines de la celebración del contrato y para el contralor de la
administración de la sociedad, si fuera ejercida por aquel.

La norma debe entenderse comprensiva de los tres supuestos de indivisión


contenidos en el art. 2330 del CC y CN, es decir ya se a que se trate que la
misma recaiga sobre: 1) un bien determinado, 2) un establecimiento comercial,
2
SEMANA 4
MÓDULO 4

industrial, agrícola, ganadero, minero o cualquier otro que constituya una


unidad económica, y 3) las partes sociales, cuotas o acciones, de las cuales el
causante fuese titular.

A su vez, en el artículo siguiente se establece, que sin perjuicio de la


transformación de la sociedad en una del tipo previsto con limitación de
responsabilidad, se impondrá la sanción de daños y perjuicios a la que deberán
responder solidaria e ilimitadamente tanto el representante legal como los
consocios que hubieren obrado en contravención a lo dispuesto en el art 28 del
citado texto legal.

Doctrina, de conformidad a lo previsto en los arts. 170 y 1717 del CC y CN,


resalta la responsabilidad del juez interviniente así como la del defensor de
menores e incapaces en la adopción de medidas razonables que eviten daños
al incapaz.v

a) Limitación a la capacidad de ciertas sociedades para ser socias

Conforme se establece en el art. 2ª de la LGS, la sociedad es un sujeto de


derecho y como tal es capaz de adquirir derechos y contraer obligaciones.

Conforme ello, la participación de una sociedad en otra deviene factible.

Sin embargo, en el art. 30 de la LGS –reformado por la Ley 26.994-, se han


establecido límites a los siguientes tipos: “Las sociedades anónimas y en
comandita por acciones solo pueden formar parte de sociedades por acciones
y de responsabilidad limitada. Podrán ser parte de cualquier contrato
asociativo.”

Se fundamenta esta limitación, por un lado, en razones de orden público como


el evitar que por medio de participaciones en sociedades no fiscalizadas se
pueda eludir total o parcialmente las disposiciones de los arts. 299 y 301 de la
LGS, o bien el caso de que la adquisición de acciones de una sociedad
competidora determine la afectación de la competencia o la conformación de
un monopolio.vi Por otro lado, la limitación responde al amparo de los
accionistas y a la eventual frustración de daños, provocados por la
participación, al objeto de la sociedad.

3
SEMANA 4
MÓDULO 4

c) Limitación a la cuota de participación de una sociedad en otra

La primera parte del art. 31 de la LGS específicamente estipula: “Ninguna


sociedad, excepto aquellas cuyo objeto se exclusivamente financiero o de
inversión, puede tomar o mantener participación en otra y otras sociedades por
un monto superior a sus reservas libres y a la mitad de su capital y de las
reservas legales…”

Quedan comprendidos todos los tipos societarios.

En el mismo artículo se exceptúa el caso de que el exceso en la limitación se


deba al pago de dividendos en acciones o a la capitalización de reservas.

Se establece la posibilidad de que el PEN autorice, en casos concretos, el


apartamiento a los límites, lo cual deberá ser objeto de reglamentación
correspondiente.

En la última parte del art. 31 de la LGS se establece el mecanismo de


corrección (enajenación de la participación en exceso en el plazo de seis
meses de la fecha de la aprobación del balance general del cual se deduzca la
violación al límite) y la sanción mientras dure el incumplimiento (pérdida del
derecho a voto y a las utilidades).

d) Limitación a las participaciones recíprocas

En el art. 32 de la LGS se sanciona con la nulidad “la constitución de

sociedades y el aumento de su capital mediante participaciones recíprocas,

aún por persona interpuesta…”

Se previene con ello la posible defraudación de los terceros que contraten con

la sociedad. El supuesto de la constitución previene contra la inexistencia de

capital y el supuesto del aumento contra un ficticio incremento del mismo.

La norma establece la responsabilidad solidaria e ilimitada de los fundadores,

administradores, directores y síndicos. Da un plazo de tres meses para reducir

4
SEMANA 4
MÓDULO 4

el capital indebidamente integrado so pena de quedar la sociedad disuelta de

pleno derecho.

e) Sociedades controladas y controlantes

En el art. 33 de la LGS se plantean dos supuestos de control de una sociedad

en otra: 1) el control interno o institucional que se evidencia en la posesión de

la mayoría necesaria para manejar la voluntad social ; y 2) el control externo o

por influencia dominante que se manifiesta en vínculos económicos o

contractuales que hacen depender a una sociedad de otra o bien el caso de

que haya participación de una sociedad en otra, aunque no se trata del caso

planteado en el inciso anterior, y que por alguna circunstancia especial (por

ejemplo la pertenencia de ambas a un mismo grupo económico) una de ellas

quede subordinada a la otra.

La limitación aquí surge sólo en el caso de que el control sea utilizado como un

medio para violar la ley o los derechos de terceros. La situación de control

produce ciertos efectos legales como ser la presentación de estados contables

consolidados con los de la controlada (art. 62 LGS) y afecta su fiscalización

(art. 299 LGS). Sólo en determinadas condiciones, como las planteadas en el

párrafo 3ª del art 54 de la LGS, la controlante puede verse obligada a

responder por la controlada por los perjuicios derivados de la violación a la ley,

al orden público o a la buena fe o bien ante la frustración de derechos de

terceros.

5
SEMANA 4
MÓDULO 4

f) Sociedades vinculadas:

El mismo art. 33 de la LGS continúa con la referencia a las sociedades

vinculadas y establece las siguientes obligaciones: “Se consideran sociedades

vinculadas, a los efectos de la sección IX de este capítulo, cuando una participe

en más del diez por ciento del capital de otra. La sociedad que participe en más

del veinticinco por ciento del capital de otra, deberá comunicárselo a fin de que

su próxima asamblea ordinaria tomo conocimiento del hecho.”

Cabe recordar la vigencia de la Ley 24587 de Nominatividad de Títulos Valores,

por lo cual se hace difícil que el ocultamiento de una toma de acciones del

25%, ya que la sociedad debe tomar conocimiento con el registro del cambio

de titularidad.

g) Sociedad entre cónyuges: eliminación de la sanción de nulidad

La sociedad entre cónyuges, luego de la modificación al art. 27 de la LGS que

efectuara la Ley 26.994, se encuentra totalmente permitida tanto en el caso de

sociedades típicas como atípicas y cualquier forma asociativa de las contenidas

en la Sección IV de la primera parte de la citada ley, que los mismos quieran

celebrar.

6
SEMANA 4
MÓDULO 4

IV. iii. Socio aparente, socio oculto y socio del socio

a) Socio aparente:

Conforme se establece en el art. 34 de la LGS: “El que prestare su nombre

como socio no será reputado como tal respecto de los verdaderos socios,

tenga o no parte en las ganancias de la sociedad; pero con relación a terceros,

será considerado con las obligaciones y responsabilidades de un socio, salvo

su acción contra los socios para ser indemnizado de lo que pagare.”

Es decir, la ley deja a salvo a los terceros a quienes no se podrá invocar en su

perjuicio, la calidad de socio aparente, debiendo frente a ellos responder con

las mismas obligaciones y responsabilidades que cualquiera de los socios. La

acción regresiva reservada al socio aparente frente a los demás socios, tiene

su fundamento en la circunstancia del beneficio recibido por la sociedad por el

pago realizado por el mismo.

a) Socio oculto:

La segunda parte del art. 34 de la citada ley define: “La responsabilidad del

socio oculto es ilimitada y solidaria en la forma establecida en el artículo 125.”

Acá la sanción pesa sobre el socio verdadero que, por la razón que sea, no

aparece como tal en el contrato social y se fundamenta en la evitación del daño

a terceros y del fraude a los acreedores. La remisión al art. 125 de la ley

determina que la responsabilidad de ese socio oculto, además de ser ilimitada

y solidaria, es subsidiaria.

7
SEMANA 4
MÓDULO 4

El pacto en contrario, no es oponible a terceros conforme se estipula en el

citado art. 125.

a) Socio del socio:

El art. 35 de la LGS establece: “Cualquier socio puede dar participación a

terceros en lo que le corresponde en ese carácter. Los partícipes carecerán de

la calidad de socios y de toda acción social; y se les aplicarán las reglas sobre

sociedades accidentales o en participación.”

El socio del socio carece de toda injerencia y participación de los negocios

societarios de este, aun cuando para hacer efectivos sus derechos como

tercero respecto de la sociedad, pue obtener medidas precautorias que

permitan garantizar sus derechos contra el socio.vii

La remisión a la sociedad accidental o en participación debe entenderse como

alusiva al negocio en participación regulado en los art. 1448 a 1452 del

CCyCN, en virtud de que los arts. 361 a 366 han sido derogados por la ley

26.994.

IV. iv. Derechos y obligaciones de los socios

El “estado de socio” genera una serie de derechos y obligaciones complejas y

comunes a todos los partícipes y que se adquieren, entre sí y también frente a

la sociedad y a los terceros. Esa posición jurídica conlleva ese conjunto de

derechos y obligaciones acordados privadamente algunos y otros impuestos

por la norma jurídica que suelen dividirse, a los efectos de su exposición, en

patrimoniales y políticos.viii

8
SEMANA 4
MÓDULO 4

Previo al análisis de los mismos, interesa considerar las disposiciones del art.

36 de la LGS que establece: “Los derechos y obligaciones de los socios

empiezan desde la fecha fijada en el contrato de sociedad. Sin perjuicio de

ellos responden también de los actos realizados, en nombre o por cuenta de la

sociedad, por quieren hayan tenido hasta entonces su representación y

administración, de acuerdo con lo que se dispone para cada tipo de sociedad.”

Por supuesto, estas disposiciones están sujetas en última instancia a la

constitución regular de la sociedad, ya que en caso contrario es de aplicación lo

dispuesto en los arts. 21 a 26 del citado cuerpo normativo.

a) Derechos patrimoniales

Estos derechos se vinculan directa o indirectamente del ánimo de lucro que

procede de toda sociedad comercial y de quienes la conforman. Consideramos

los siguientes:

1) Derecho a participar en los beneficios

El derecho a participar en los beneficios hace a la esencia misma del contrato

de sociedad y comprende toda ventaja patrimonial de origen social que

beneficie al socio.

El derecho a participar de los beneficios se concreta en el “dividendo”:

ganancia social a repartir entre los accionistas, según la porción de capital que

cada uno detente y los derechos que ésta otorgue, una vez cerrado el

ejercicio.ix

9
SEMANA 4
MÓDULO 4

En el art. 68 de la LGS se establecen las condiciones de aprobación y

distribución de los dividendos. El mismo debe ser analizado a la luz de los arts.

224, par 2do y 225 del mismo cuerpo legal.

Respecto de las reglas para su distribución, consultar el art. 11, inc. 7 de la

LGS, y considerar la excepción prevista en el art. 144 de la citada ley para el

caso de sociedades de capital e industria.

2) Derecho al uso de las partes comunes de la sociedad

Este derecho se corresponde al supuesto previsto en el art. 3 de la LGS, en el

cual los socios de las asociaciones bajo forma de sociedad sólo pretenden la

utilización preferente de los bienes sociales y los servicios que el ente brinda.

Zunino también refiere a la posibilidad de que la adopción del tipo societario se

corresponda con la necesidad de asegurar a los asociados su cuota de

liquidación en el patrimonio social en caso de disolución.x

3) Derecho de suscripción preferente y derecho de acrecer

Estos derechos se encuentran regulados del art. 194 al art 197 de la LGS.

Los titulares de acciones ordinarias, de voto simple o plural, cuentan con el

derecho de suscribir con carácter preferente las nuevas acciones que de su

misma clase se emitan, en proporción a las que posean. Se trata de un

derecho esencial que no puede ser suprimido ni condicionado salvo supuestos

excepcionales (arts. 194, 197 y 244 LGS) y con mayorías también

excepcionales. Este derecho responde a tratar de resguardar los derechos

patrimoniales y políticos originarios del accionista.

10
SEMANA 4
MÓDULO 4

Como complemento, la LGS consagra el derecho a acrecer que permite al

accionista que ha ejercido la preferencia, suscribir aquellas acciones que

hubieren correspondido a otro accionista que, en condiciones de suscribir

preferentemente, no lo hubiera hecho. La finalidad es evitar el ingreso de

terceros al ente. Si bien estos derechos se caracterizan como patrimoniales, no

dejan de tener en su esencia el carácter de responder también a aquellos que

se reconocen como derechos políticos del socio.

b) Derechos Políticos

1) Derecho al voto

El voto es la emisión de una declaración de voluntad no recepticia que

corresponde a los socios, salvo supuestos específicamente regulados por la ley

(como el caso de las acciones que en razón de la preferencia patrimonial que

otorgan no tienen derecho a voto, o en el supuesto de que el ejercicio de los

derechos políticos se encuentra suspendido -por ej. por mora en la integración

de los aportes- o por que la emisión del voto se encuentra limitada por

circunstancias especiales -por ej. en caso de interés contrario a la sociedad-).

El voto puede ser objeto de un acuerdo de sindicación de acciones entendido

como el contrato, pacto o convenio parasocial, concertado por los accionistas

de una sociedad por el cual los mismos combinan la manera en que ejercerán

sus derechos, con tal de que ello no se haga perjuicio del interés social.

Asimismo, el art. 219 de la LGS contempla la posibilidad de que el titular de las

acciones constituya una prenda sobre aquellas en seguridad y garantía de una

determinada operación. La prenda no importa la trasmisión del “estado de

socio”, pero debe ser notificada a la sociedad y encontrarse inscripta en sus

11
SEMANA 4
MÓDULO 4

registros (arts. 213, inc 4 y 215 de la LGS). El art. 219 de la LGS establece que

los derechos corresponden al propietario de las acciones y que el titular del

derecho

2) Derecho a la asistencia

Este derecho, el de asistir a las asambleas sociales, es inherente a la calidad

de socio, cualquiera sea su categoría.

3) Derecho a la información

En el art. 55 de la LGS se establece: “Los socios pueden examinar los


libros y papeles sociales y recabar del administrador los informes que
estimen pertinentes.

Salvo pacto en contrario, el contralor individual de los socios no puede ser


ejercido en las sociedades de responsabilidad limitada incluidas en el
segundo párrafo del artículo 158.

Tampoco corresponde a los socios de sociedades por acciones, salvo el


supuesto del último párrafo del artículo 284.”

El derecho a la información es el derecho inherente al socio por el cual el


mismo puede requerir conocer el desenvolvimiento del ente, ya sea
mediante la exhibición de sus libros o registros contables o solicitando
aclaraciones a los administradores. Este derecho esencial e inderogable
(si lo analizamos a la luz de lo dispuesto en el art. 69 de la LGS) es
además instrumental, ya que permite el ejercicio de otros derechos (voto,
impugnación a los dividendos, suscripción preferente, etc.).

Mediante su ejercicio se tutela tanto el interés individual del socio como el


devenir correcto de la sociedad. Su ejercicio abusivo se encuentra
vedado por el art. 10 del CCyCN.

12
SEMANA 4
MÓDULO 4

Las exclusiones contenidas en los párrafos segundo y tercero del art. 55


de la LGS, se corresponde a la existencia de sindicatura o consejo de
vigilancia que ejerza el contralor. No obstante, la exclusión queda
reservada a su existencia y en caso de ser requerida la información a los
citados órganos, siempre y cuando no se encuentre en los supuestos de
abuso que pudieren afectar el normal desenvolvimiento de la sociedad,
esta debe ser dada.

La negativa injustificada o indebida de los administradores a brindar la


información o explicaciones requeridas permite activar la reclamación del
socio por vía judicial mediante la demanda de exhibición de libros (art.
781 del CPCCN), pesando sobre el mismo la comprobación de que ha
agotado las vías para acceder a la información que necesita y que su
pretensión no es abusiva ni irrazonable.

Este derecho se encuentra íntimamente vinculado con el detallado en el


párrafo siguiente.

4) Derecho a tratar los estados contables

El art. 69 de la LGS reza: “El derecho a la aprobación e impugnación de los


estados contables y a la adopción de resoluciones de cualquier orden a su
respecto, es irrenunciable y cualquier convención en contrario es nula.”

Este derecho hace a la esencia del “estado de socio” y es su principal derecho

al control de la administración, lo cual lo hace irrenunciable.

IV. v. Obligaciones de los socios

a) Deber de fidelidad

El deber de fidelidad se comprende más allá de las relaciones del socio con la

sociedad, llegando aún a regir las relaciones de los socios entre sí como

elemento regulador de las relaciones contractuales y encuentra su sustento en

13
SEMANA 4
MÓDULO 4

el principio de la buena fe (arts. 9 y 1061 del CCyCN). Este deber no es

abstracto sino concreto, pudiendo ser el soporte de obligaciones de no hacer

como la abstención de votar en caso de conflicto de intereses con la sociedad.xi

b) Deber de integrar los aportes

Constituye un deber principal e ineludible. Si bien el contrato social tiene

vigencia desde su instrumentación (art. 142 del CCyCN y art. 36 de la LGS), la

constitución de la sociedad exige dotarla de un patrimonio mínimo apto para la

consecución del objeto social. Los aportes que conformaran el capital social

pueden consistir en obligaciones de dar o de hacer; y en caso de mora en el

cumplimiento de esta obligación, el socio podrá ser excluido o bien forzado a su

cumplimiento (arts. 37 y 91 LGS) o ejecutarse sus derechos de suscripción en

las sociedades anónimas (art. 193 LGS).

Los aportes deben ser integrados en tiempo y forma a los fines de resguardar

el funcionamiento del ente.

Bienes aportables. Forma del aporte. Inscripción preventiva.


Art. 38 LGS: “Los aportes pueden consistir en obligaciones de dar o de
hacer, salvo para los tipos de sociedad en lo que se exige que consistan
en obligaciones de dar.
El cumplimiento del aporte deberá ajustarse a los requisitos impuestos
por las leyes de acuerdo a la distinta naturaleza de los bienes.
Cuando para la transferencia del aporte se requiera la inscripción en un
registro, ésta se hará preventivamente a nombre de la sociedad en
formación.”
En este punto en particular, consideremos las características del aporte
en efectivo y su integración según el tipo societario. Se recomienda ver
art. 149 (sociedades de responsabilidad limitada), art. 187 (sociedades

14
SEMANA 4
MÓDULO 4

anónimas) y arts. 11, inc.4 y 186, inc. 3 (sociedad anónima unipersonal),


todos de la LGS.

Determinación del aporte


Art. 39 LGS: “En las sociedades de responsabilidad limitada y por
acciones, el aporte debe ser de bienes determinados, susceptibles de
ejecución forzada.”
Sumar al análisis los arts. 187, 2da parte y 149, tercer párrafo de la LGS.

Derechos aportables
Art. 40 LGS: “Los derechos pueden aportarse cuando debidamente
instrumentados se refieran a bienes susceptibles de ser aportados y no
sean litigiosos.”

Aporte de créditos

Art. 41 LGS: “En los aportes de créditos la sociedad es cesionaria por la


sola constancia en el contrato social. El aportante responde por la
existencia y legitimidad del crédito. Si éste no puede ser cobrado a su
vencimiento, la obligación del socio se convierte en la de aportar suma de
dinero, que deberá hacer efectiva en el plazo de treinta (30) días.”
Es de aplicación lo establecido en el art. 39 LGS.

Títulos cotizables y no cotizables


Art. 42 LGS: “Los títulos valores cotizables en bolsa, podrán ser
aportados hasta por su valor de cotización. Si no fueran cotizables, o
siéndolo no se hubieren cotizado habitualmente en un período de tres (3)
meses anteriores al aporte, se valorarán según el procedimiento de los
artículos 51 y siguientes.”

Bienes gravados

15
SEMANA 4
MÓDULO 4

Art. 43 LGS: “Los bienes gravados sólo pueden ser aportados por su
valor con deducción del gravamen, el cual debe ser especificado por el
aportante.”

Fondo de comercio
Art. 44 LGS: “Tratándose de un aporte de un fondo de comercio, se
practicará inventario y valuación, cumpliéndose con las disposiciones
legales que rijan su transferencia.”
Deberá cumplirse con los recaudos de la Ley 11.867.

Aportes de uso o goce según los tipos de sociedad


Art. 45 LGS: “Se presume que los bienes se aportaron en propiedad si no
consta expresamente su aporte de uso o goce. El aporte de uso o goce
solo se autoriza en las sociedades de interés. En las sociedades de
responsabilidad limitada y en las sociedades por acciones sólo son
admisibles como prestaciones accesorias.”

Evicción. Consecuencias.
Art. 46 LGS: “La evicción autoriza la exclusión del socio, sin perjuicio de
su responsabilidad por los daños ocasionados. Si no es excluido, deberá
el valor del bien y la indemnización de los daños ocasionados.”

Evicción: reemplazo del bien aportado.


Art. 47 LGS: “El socio responsable de la evicción podrá evitar la exclusión
si reemplaza el bien cuando fuere sustituible por otro de igual especie y
calidad, sin perjuicio de su obligación de indemnizar los daños
ocasionados.”

Evicción: usufructo.
Art.48 LGS: “Si el aporte del socio fuere el usufructo del bien, en caso de
evicción se aplicará el artículo 46.”

16
SEMANA 4
MÓDULO 4

Pérdida del aporte de uso o goce


Art. 49 LGS: Si el aporte es de uso o goce, salvo pacto en contrario, el
socio soportará la pérdida total o parcial cuando no fuere imputable a la
sociedad o a alguno de los otros socios. Disuelta la sociedad, puede
exigir su restitución en el estado en que se hallare.”

Prestaciones accesorias

Art. 50 LGS: “Puede pactarse que los socios efectúen prestaciones


accesorias. Estas prestaciones no integran el capital y

1) Tienen que resultar del contrato; se precisará su contenido, duración,


modalidad, retribución y sanciones en caso de incumplimiento. Si no
resultaren del contrato se considerarán obligaciones de terceros

2) Deben ser claramente diferenciadas de los aportes;

3) No pueden ser en dinero;

4) Sólo pueden modificarse de acuerdo con lo convenido o, en su defecto,


con la conformidad de los obligados y de la mayoría requerida para la
reforma del contrato. Cuando sean conexas a cuotas de sociedades de
responsabilidad limitada, su transmisión requiere la conformidad de la
mayoría necesaria para la modificación del contrato, salvo pacto en
contrario; y si fueran conexas a acciones, éstas deberán ser nominativas
y se requerirá la conformidad del directorio.”

Las prestaciones accesorias no constituyen aportes de capital y por ello


no integran el capital social.

Deben distinguirse estas prestaciones accesorias de los aportes y de las


cuotas suplementarias propias de SRL que son exigibles como tal por la
sociedad para completar su capital.

c) Deber de soportar las pérdidas

17
SEMANA 4
MÓDULO 4

Este deber hace a la esencia del contrato de sociedad. El socio debe soportar

las pérdidas en proporción a su participación en el capital y según el tipo social

de que se trate. En el art. 13, párr.1° de la LGS se dispone la nulidad de toda

disposición en contrario y obliga a los liquidadores, en caso de insuficiencia de

los fondos sociales frente a las deudas existentes, a exigir de los socios las

contribuciones debidas según el tipo social.

IV. vi. Relaciones de los socios con terceros.

Sentencia contra la sociedad: ejecución contra los socios.


Art. 56 LGS: “La sentencia que se pronuncie contra la sociedad tiene
fuerza de cosa juzgada contra los socios en relación a su responsabilidad
social y puede ser ejecutada contra ellos, previa excusión de los bienes
sociales, según corresponda de acuerdo con el tipo de sociedad de que
se trate.”
Se impone como principio la fuerza de la cosa juzgada de las sentencias
dictadas contra la sociedad, sobre la persona de los socios que la
integran en relación a su responsabilidad social, impidiendo en
consecuencia que ellos excepcionen por no haber sido parte material en
el proceso.
Expresamente la ley limita la responsabilidad según el tipo societario.

Acreencias de los socios


Asimismo, la ley también ha regulado la relación de la sociedad con los
acreedores particulares de los socios. Estableciendo en el art. 57 de la
LGS que: “Los acreedores del socio no pueden hacer vender la parte de
interés; sólo pueden cobrarse sobre las utilidades y la cuota de
liquidación. La sociedad no puede ser prorrogada si no se satisface al
acreedor particular embargante. En las sociedades de responsabilidad
limitada y por acciones se pueden hacer vender las cuotas o acciones de
propiedad del deudor, con sujeción a las modalidades estipuladas.”

18
SEMANA 4
MÓDULO 4

Conclusión o pérdida de la calidad de socio

El estado de socio puede dejar de existir por distintos motivos, que Muguilloxii

clasifica, a los fines expositivos en voluntarias, naturales, derivadas y forzosas.

a) Causas voluntarias

Se considera en este supuesto la trasmisión de la participación social en

cualquier tipo societario cuando ella es total. Esta transferencia voluntaria

puede efectuarse a título gratuito u oneroso (en este último caso recordar lo ya

visto con relación al derecho de suscripción preferente.)

En el caso de las sociedades por acciones también se puede considerar al

ejercicio del derecho de receso como una causa voluntaria de conclusión del

estado de socio.

b) Causas naturales

Este supuesto comprende la muerte del socio, que queda bajo el imperio de lo

dispuesto por el art. 2337 del CCyCN que estipula: “Si la sucesión tiene lugar

entre ascendientes, descendientes y cónyuge, el jeredero queda investido de

su calidad de tal desde el día de la muerte del causante, sin ninguna formalidad

o intervención de los jueces, aunque ignore la apertura de la sucesión y su

llamamiento a la herencia. Puede ejercer todas las acciones trasmisibles que

correspondían al causante. No obstante, a los fines de la transferencia de

bienes registrables, su investidura debe ser reconocida mediante la declaratoria

de herederos.”

Se recomienda también la lectura del art. 90 de la LGS.

19
SEMANA 4
MÓDULO 4

c) Causas derivadas

Aquí se contempla la disolución de la sociedad como causal de extinción del

estado de socio. La doctrina no es pacífica al respecto.

Por un lado, están quienes afirman que la disolución de la sociedad trae

aparejada la pérdida de la condición de socio cualquiera fuere la causa

disolutiva. El autor en consulta, a los fines de plantear la clasificación, disiente

en cuanto la disolución social presenta una faz liquidatoria, durante la cual la

condición de socio continúa subsistiendo. Es así que, en esa etapa, el socio

conserva el derecho a reclamar la presentación de las cuentas respectivas, la

realización de los estados contables, la remoción del liquidador sin no cumple

con sus tareas y a requerir la reunión de socios o asamblea.

d) Causas forzosas

En este supuesto queda comprendida la exclusión del socio prevista en el


art. 91 de la LGS que reza: “Cualquier socio en las sociedades
mencionadas en el artículo anterior, en los de responsabilidad limitada y
los comanditados de las de en comandita por acciones, puede ser
excluido si mediare justa causa. Es nulo el pacto en contrario.

Habrá justa causa cuando el socio incurra en grave incumplimiento de


sus obligaciones. También existirá en los supuestos de incapacidad,
inhabilitación, declaración en quiebra o concurso civil, salvo en las
sociedades de responsabilidad limitada.

El derecho de exclusión se extingue si no es ejercido en el término de


noventa (90) días siguientes a la fecha en la que se conoció el hecho
justificativo de la separación.

20
SEMANA 4
MÓDULO 4

Si la exclusión la decide la sociedad, la acción será ejercida por su


representante o por quien los restantes socios designen si la exclusión se
refiere a los administradores. En ambos supuestos puede disponerse
judicialmente la suspensión provisoria de los derechos del socio cuya
exclusión se persigue.

Si la exclusión es ejercida individualmente por uno de los socios, se


sustanciará con citación de todos los socios.”

No es aplicable este artículo a los accionistas de la sociedad anónima ni


los de la sociedad en comandita por acciones.

Además de lo previsto en el artículo citado, la exclusión también puede


producirse por mora en la integración de los aportes, conforme lo estipula
el art. 37 de la LGS.

21
SEMANA 4
MÓDULO 4

22
SEMANA 4
MÓDULO 4

i
Ascarelli, Tulio, Sociedades y Asociaciones Comerciales, Ediar, Buenos Aires, 1947, p. 127
ii
Farina, Juan M. Compendio de Sociedades Comerciales, Zeus, 1989, p. 111
iii
Villegas, Carlos G., Derecho de las Sociedades Comerciales, Abeledo Perrot, Buenos Aires, 2001, p. 491
iv
Balbín, Sebastián, Manual de Derecho Societario, Abeledo Perrot, Buenos Aires, 2016, p.218
v
Muguillo, Roberto Alfredo, Derecho Societario, La Ley, Buenos Aires, 2017, p. 129.
vi
Habrìa que ver la incidencia, al respecto, de la Ley de Defensa de la Competencia que actualmente
cuenta con la media sanción de la Honorable Cámara de Diputados de la Naciòn, en caso de llegar a
sancionarse por el Senado y promulgarse por el Poder Ejecutivo.
vii
Zunino, Jorge Osvaldo, Régimen de Sociedades – Ley General 19550-, Astrea, Buenos Aires, 2017,
p.48.
viii
Muguillo, Roberto Alfredo, Derecho Societario, La Ley, Buenos Aires, 2017, p. 142.
ix
Balbín, Sebastián, Manual de Derecho Societario, Abeledo Perrot, Buenos Aires, 2016, p.219
x
Zunino, Jorge Osvaldo, Régimen de Sociedades – Ley General 19550-, Astrea, Buenos Aires, 2017, p.10.
xi
Balbín, Sebastián, Manual de Derecho Societario, Abeledo Perrot, Buenos Aires, 2016, p.232.
xii
Muguillo, Roberto Alfredo, Derecho Societario, La Ley, Buenos Aires, 2017, p. 162 y ss.

23
SEMANA 5
MÓDULO 5
SEMANA 5
MODULO 5

MOD
MÓDULO 1

Derecho
SOCIETARIO
Organización de la
sociedad

0
SEMANA 5
MÓDULO 5

Eje temático
Administración y representación de la sociedad Conceptos generales. Su organización.
Teorías del mandato y del órgano. Renuncia y remoción. Régimen legal de la
representación. Obligación de los administradores. Documentación y Contabilidad.
Principios Generales, libros de Comercio. Nacionalidad y extraterritorialidad societaria.

1.-ADMINISTRACIÓN Y REPRESENTACIÓN

Distinción entre administración y representación

Las sociedades, como personas jurídicas, no tienen conciencia ni voluntad. Necesitan


de personas físicas que quieran por ella, que formen su voluntad. Para ello se
introduce la figura del administrador. El administrador es la persona que forma la
voluntad social. Si hay un directorio, se forma la voluntad por la actuación de los
directores que lo integran.

También, se necesita de personas que declaren esa voluntad y la exterioricen, para lo


cual se incorpora la figura del representante. El representante es quien actúa frente a
terceros, exteriorizando esa voluntad y celebrando los consiguientes negocios
jurídicos, actos y contratos, que vincularán a la sociedad. La sociedad sólo queda
obligada por los actos celebrados por el representante.

Según hemos de ver, la figura del administrador puede coincidir en algunos casos con
la del representante, esto es, las funciones de administración y de representación
pueden ser atribuidas a una sola persona. Es el caso del administrador de una sociedad
colectiva que, también, tendrá la representación social, salvo pacto en contrario.
Asimismo, puede suceder que esas funciones deban ser cumplidas por distintas
personas, por disposición de la Ley o del contrato. Así, en materia de sociedades
anónimas, cuando se ha designado un directorio, el presidente tendrá la
representación, salvo pacto en contrario. El estatuto podría establecer que la
representación sea ejercida por ejemplo, por el presidente actuando junto con el
secretario.

1
SEMANA 5
MÓDULO 5

Actos de administración, actos de representación. Órgano de


administración y el órgano de representación. Teoría del mandato y del
órgano

Es importante hacer la distinción entre los actos de administración y los actos de


representación; y también entre el órgano de administración y el órgano de
representación. El problema de la representación está vinculado con el tema de la
naturaleza jurídica de la persona jurídica societaria. Nuestra Ley de Sociedades Nro.
19.550, en su Exposición de Motivos, se adhiere a la teoría del realismo jurídica, que es
una consecuencia de la teoría organicista, al fundamentar la solución al art. 20. L.S. De
esta forma, se produjo una evolución entre la doctrina clásica contractual del
mandato, conforme la cual los administradores tienen las facultades conferidas por los
estatutos o decisiones de la asamblea y la moderna doctrina del órgano, conforme la
cual, las facultades de los administradores emanan de la ley.

Así, la Ley General de Sociedades, adopta la teoría del órgano, en los arts. 58 y 59, que
son normas generales aplicables a todos los tipos societarios. Al respecto, Calambres,
con toda claridad dice: "Al sujeto societario corresponde la capacidad, sus órganos no
tienen capacidad, sino competencia"

En los tipos societarios con estructura más compleja, pueden llegar a existir cuatro
tipos distintos: a) órgano de gobierno; b) órgano de administración; c) órgano de
representación y d) órgano de fiscalización; los que poseen distinta como
competencia. De estos cuatro tipos de órganos, tres realizan actos internos de
funcionamiento, son actos en los que no participan terceros ajenos a la organización
societaria. Dichos actos son los que realizan el órgano de gobierno, el órgano de
administración y el órgano de fiscalización y no trascienden de la esfera interna de la
sociedad. En la esfera externa, de actuación con terceros ajenos a la organización
societaria, la sociedad se expresa a través del órgano de representación, es el que
manifiesta la voluntad social, obligando a la sociedad ya que a ella se le imputan las
consecuencias de los actos jurídicos que realizan sus representantes. Así, el art. 58,
primera parte, se refiere al representante legal, resultante del contrato o de
disposición de la ley; y no al representante convencional a quien se le aplica el régimen

2
SEMANA 5
MÓDULO 5

del mandato comercial (art. 223 y sgte. Cód. de Com.), o del mandato civil (art. 1869 y
sgts. del Código Civil)

Representación: régimen. Ley General de Sociedades.-

Art 58.- Representación: régimen. El administrador o el representante que de


acuerdo con el contrato o por disposición de la ley tenga la representación de la
sociedad, obliga a ésta por todos los actos que no sean notoriamente extraños al
objeto social. Este régimen se aplica aun en infracción de la organización plural,
si se tratare de obligaciones contraídas mediante títulos valores, por contratos
entre ausentes, de adhesión o concluidos mediante formularios, salvo cuando el
tercero tuviere conocimiento efectivo de que el acto se celebra en infracción de
la representación plural.

Eficacia interna de las limitaciones. Estas facultades legales de los


administradores o representantes respecto de los terceros no afectan la validez
interna de las restricciones contractuales y la responsabilidad por su infracción.

Diligencia del administrador: responsabilidad.

Artículo 59. — Los administradores y los representantes de la sociedad deben


obrar con lealtad y con la diligencia de un buen hombre de negocios. Los que
faltaren a sus obligaciones son responsables, ilimitada y solidariamente, por los
daños y perjuicios que resultaren de su acción u omisión.

Para que la responsabilidad de los administradores societarios opere, es esencialmente


necesaria la existencia real de culpa por parte del administrador. esta culpa puede ser
in comitendo, cuando se ejecutan decisiones que violan disposiciones legales o
estatutarias; in negligendo, cuando no se cumple con las obligaciones que emanan de
la ley, el estatuto o las resoluciones asamblearias; e in vigilando, cuando se admite que
se cometan faltas, descuidos o inobservancias de funciones en perjuicio de la sociedad.
en cualquiera de estos supuestos, debe tratarse de culpa grave, pudiendo afirmarse
que la responsabilidad del director no empieza allí donde termina su diligencia sino

3
SEMANA 5
MÓDULO 5

donde comienza su culpa o malicia, traducida en la voluntad consciente de causar un


daño a sabiendas, o en un descuido injustificado o negligente de sus obligaciones como
“buen hombre de negocios”.

El régimen societario toma como punto de partida la disposición del art. 59, el cual
dispone, en forma general para todos los tipos societarios, que los administradores y
los representantes de la sociedad deben obrar con la lealtad y con la diligencia de un
buen hombre de negocios. Los que faltaren a sus obligaciones son responsables,
ilimitada y solidariamente, por los daños y perjuicios que resultaren de su acción u
omisión. Oportunamente señalamos que la regla legal contenida en el art. 59 del
ordenamiento societario establece el patrón general de conducta que deben seguir los
administradores societarios. Será dicho modelo de gestión el que deberán considerar
los jueces a la hora de justipreciar la actuación de los directivos societarios y los
representantes de los entes ideales.

Destaca Verón que en las sociedades por acciones el principio es que los directores no
contraen responsabilidad personal ni solidaria por los actos realizados de conformidad
con la ley, el estatuto y las resoluciones asamblearias, y en tanto hayan observado el
cumplimiento del objeto social, los que en tal caso han de considerarse válidos y
legales; luego, para que la responsabilidad opere, es esencialmente necesaria la
existencia real de la culpa por parte del director, como la falta de gestión, las
infracciones a las prescripciones legales o estatutarias, y los delitos y cuasidelitos.
Roitman por su parte señala que las pautas fijadas en dicha norma (refiriéndose al art.
59), a las que remiten la disposición general sobre responsabilidad de los directores,
son las siguientes: a) lealtad: se ha entendido que este concepto establece una forma
de comportamiento que la sociedad espera de su administrador, en razón de la
confianza en él depositada al elegirlo (ver art. 59, párr. 2º, LGS); b) diligencia de un
buen hombre de negocios. No obstante el principio de unidad de la culpa en nuestro
derecho, este cartabón sirve como marco de referencia para la consideración en
abstracto, pero en definitiva se hará la valoración en concreto que exigirá cada caso. El
régimen de responsabilidad es de orden público, por lo que sus normas son
inderogables por los socios.

4
SEMANA 5
MÓDULO 5

En opinión de Nissen, se advierte de inmediato, de una simple lectura de las normas


que la ley 19.550 dedica al funcionamiento de todos los órganos sociales, que el
legislador ha intentado preservar la sociedad, como persona jurídica independiente a
la de sus miembros integrantes (art. 2º), de las consecuencias de una mala gestión de
sus administradores, y por ello ha conferido a los accionistas, los directores y los
síndicos la posibilidad de accionar individualmente en defensa del patrimonio social.
Ello requiere una mayor explicación. El carácter de sujeto de derecho que la ley 19.550
se ha preocupado de otorgar expresamente a las sociedades, no puede jamás hacer
olvidar, precisamente por el carácter instrumental de la personalidad de que las
mismas gozan, que detrás de las personas colectivas están las personas físicas que son
las que determinan las conductas asumidas por aquéllas. Tales premisas imponen que
la actuación de las personas jurídicas no pone punto final a la responsabilidad personal
de quienes han tenido suficiente injerencia en la determinación de la voluntad de
aquélla y que han causado un daño al patrimonio de la sociedad. En otras palabras, la
responsabilidad de la persona jurídica no excluye la que les incumbe a los individuos
que obran los hechos imputables a ellas. Por tales circunstancias es que el legislador ha
conferido también a los accionistas, a título personal, y a los terceros la posibilidad de
accionar contra los directores de la sociedad, por los daños sufridos a título personal
(art. 279), pues de lo contrario podría llegarse al resultado no querido por la ley, de
encontrarse aquéllos con un sujeto insolvente que podría hacerse responsable
efectivamente por las consecuencias de su propia actuación, cuando ésta ha sido
consecuencia de la actitud de quienes tienen la facultad de determinar la voluntad del
ente.

La posición jurídica del director es incompatible con el concepto de subordinación


jurídica propia del derecho laboral, el director de la sociedad anónima conforma un
órgano en el que es excluyente toda idea de subordinación excepto en lo que se
refiere a la propia estructura societaria. Este criterio es aun extensivo al director que
desempeñare sus funciones con periodicidad o bien de manera permanente e,
inclusive, en los términos del art. 274 de la ley 19.550, con asignación específica de
funciones o para integrar el comité del ejecutivo.

5
SEMANA 5
MÓDULO 5

La regulación de la responsabilidad de los administradores de una sociedad anónima


por su gestión operativa y empresaria admite la promoción de las siguientes acciones
sociales: la mayoritaria de responsabilidad, la minoritaria de responsabilidad, la
subrogatoria concursal de responsabilidad y la concursal de responsabilidad. La
primera de ellas puede ser articulada por el representante legal de la sociedad y, en su
defecto, por cualquier accionista, previa decisión al respecto una asamblea ordinaria
(arts. 59, 234, inc. 3º, 274, 277 y concs., ley citada). La segunda de esas acciones puede
ser deducida por los accionistas que representen por lo menos el 5% del capital social
(arts. 274, 275, 276 in fine y 316, ley citada). En caso de quiebra cabría una acción
subrogatoria concursal, ante la cual sería ineficaz la extinción de responsabilidad (art.
175, ley 24.522, y arts. 275 in fine y 278, ley 19.550); ello sin perjuicio de la acción de
responsabilidad concursal (art. 166, ley 24.522).

Se ha considerado que la responsabilidad de los administradores es una regla que


trasciende el campo de las sociedades. Por esta razón dispone, en el campo de las
personas jurídicas privadas, el art. 159 del nuevo Código que “Los administradores de
la persona jurídica deben obrar con lealtad y diligencia. No pueden perseguir ni
favorecer intereses contrarios a los de la persona jurídica. Si en determinada operación
los tuvieran por sí o por interpósita persona, deben hacerlo saber a los demás
miembros del órgano de administración o en su caso al órgano de gobierno y
abstenerse de cualquier intervención relacionada con dicha operación. Les corresponde
implementar sistemas y medios preventivos que reduzcan el riesgo de conflictos de
intereses en sus relaciones con la persona jurídica”.

En la regulación específica de las sociedades, se propone la unificación de principios


generales en la parte general de la Ley General de Sociedades. La reforma se ha
limitado a unificar en el art. 159 las facultades, deberes y responsabilidad de los
administradores en general, a los que remite el art. 274, para los directores,
asegurando así la remisión del art. 157, párr. 4º, referida a los gerentes.

El ARTÍCULO 160 del Código Civil y Comercial de la Nación regula la Responsabilidad


de los administradores. “Los administradores responden en forma ilimitada y solidaria

6
SEMANA 5
MÓDULO 5

frente a la persona jurídica, sus miembros y terceros, por los daños causados por su
culpa en el ejercicio o con ocasión de sus funciones, por acción u omisión.”

Es paradójico que siendo los administradores órganos de la sociedad, resulten


responsables de sus actos funcionales. En efecto, por la teoría del órgano, lo lógico es
que los actos ejecutados por aquellos se imputen directamente a la persona jurídica.
Sin embargo, como bien explica la doctrina, la teoría orgánica no descarta la
responsabilidad personal de los directivos frente a la sociedad, sus socios o terceros. El
elemento psicológico que la persona física aporta al órgano de la sociedad que integra
constituye el fundamento de la responsabilidad personal de los administradores por
los comportamientos dañinos de su actuación funcional. A todo evento, podrá
verificarse una responsabilidad coexistente entre integrantes del órgano de
administración y la sociedad administrada.
De esta manera, la naturaleza de la relación entre la sociedad y el administrador
permite comprender la naturaleza de la responsabilidad de los administradores.

En la presente norma del CCyC se consagran los lineamientos esenciales de la


responsabilidad de los administradores —como órgano del ente social por el daño que
injustamente causen en su desempeño a la persona jurídica, sus miembros y a los
terceros.
A tal efecto, se deben verificar todos y cada uno de los presupuestos del deber de
reparar, según la teoría general del derecho de daños:
a. autoría: el daño debe haber sido causado por acción u omisión del o de los
administradores.
Es decir, para que sea responsable un administrador es necesario que su acción u
omisión hayan provocado el daño, en tanto este no se habría producido si aquel no
hubiera actuado como lo hizo, o por el contrario, hubiese actuado en vez de haber
omitido la conducta debida. Aunque parezca obvio, por los actos dañosos de los
administradores no existe una responsabilidad del órgano de administración que
integran. Este carece de personalidad jurídica, no es un sujeto de derecho, por tanto
no es factible que le sea atribuible algún tipo de responsabilidad como tal. Así las

7
SEMANA 5
MÓDULO 5

cosas, mal puede ser autor de un daño la “comisión directiva” de la asociación civil
(obviamente que sí lo serán sus “miembros”);
b. antijuridicidad: proviene de la actuación del administrador contraria a la ley, al
estatuto, al reglamento o a las decisiones del órgano de gobierno que causan un daño
a otro, si no está justificada;
c. factor de atribución subjetivo: la culpa. Como se trata fundamentalmente de
una actividad reglada por el estatuto, la culpa del administrador se configurará
normalmente como consecuencia de la inobservancia de las diligencias prescriptas por
la ley o el estatuto para la actividad reglada desplegada administración del ente social,
lo que configura uno de los rostros de la culpa: inobservancia de los reglamentos o
deberes a su cargo (“impericia en la profesión”; arg. art. 1724 CCyC; y art. 84 CP). En
este sentido, recordemos que la inobservancia de los reglamentos o deberes a cargo
del administrador consiste en no observar las diligencias prescriptas por las normas
jurídicas para una actividad reglada; y, por ello, es fácil confundir esta forma de la
culpa con la antijuridicidad pues dicho “rostro de la culpa” se configura por no
observar una diligencia que el orden jurídico impone (en nuestro caso, el marco
normativo lo impone el estatuto y la ley);
d. relación de causalidad: es necesario que según el curso natural y ordinario de las
cosas exista cierta vinculación entre la conducta del administrador y el daño. En otras
palabras, hay que acreditar que la acción u omisión del administrador aparece como
causa adecuada del daño según las reglas de la experiencia y razonables criterios de
probabilidad y habitualidad (art. 1726 CCyC).
e. daño: la conducta del administrador debe haber lesionado un derecho o un interés
no reprobado por el ordenamiento jurídico, que tenga por objeto la persona, el
patrimonio o un derecho de incidencia colectiva (arg. art. 1737 CCyC). El daño, para
responsabilizar a los administradores como administradores y ante la persona jurídica,
sus miembros o terceros, debe haber sido causado en ejercicio o en ocasión de sus
funciones:
• ejercicio de la función: implica el desarrollo de los actos previstos en el estatuto;
• ocasión de la función: debe existir una relación “razonable” causalidad directa e
inequívoca entre las funciones y el daño. No hay responsabilidad si la función de quien
dirige y/o administra solo ha facilitado el hecho dañoso pero no resulta indispensable

8
SEMANA 5
MÓDULO 5

para su comisión. Solo hay responsabilidad si el hecho dañoso no hubiera podido


realizarse de ninguna forma, de no mediar la función.
El art. 160 CCyC concluye que los administradores, si componen un órgano plural,
responden en forma solidaria ante la víctima y, además, ilimitadamente, es decir, con
todo su patrimonio.
Sin perjuicio de lo expuesto, bueno es recordar que, para el CC, la responsabilidad de
los administradores era analizada desde una óptica diferente. No se la explicaba tanto
desde la teoría del órgano cuanto desde la tesis del mandato. Sin embargo, la doctrina,
con posterioridad tal como lo indicamos en el comentario al art. 159 CCyC fue
fundamentando dicha responsabilidad también a la luz de la teoría del órgano.
Así las cosas, para Vélez Sarsfield se debían invocar dos normas a estos efectos:
• Art. 36: “Se reputan actos de las personas jurídicas los de sus representantes legales,
siempre que no excedan los límites de su ministerio. En lo que excedieren, sólo
producirán efecto respecto de los mandatarios”.
• Art. 37: “Si los poderes de los mandatarios no hubiesen sido expresamente
designados en los respectivos estatutos, o en los instrumentos que los autoricen, la
validez de los actos será regida por las reglas del mandato”.
Por lo tanto, si los poderes de los mandatarios no hubiesen sido expresamente
designados en los respectivos estatutos, o en los instrumentos que los autoricen, la
teoría del mandato nos decía que el acto era nulo y que existía, además, una acción
contra el representante, siempre que el tercero “desconociera la extensión de los
poderes” (arts. 1931, 1935, 1936 y concs. CC).
Desde otro punto de vista, tratándose de una sociedad “comercial”, (hoy Ley General
de Sociedades 19.550, conforme la nueva terminología) el régimen de representación
está reglado en el art. 58 de dicha ley según las pautas que se exponen a continuación ,
que sirven también de marco normativo para el resto de las personas jurídicas, a fin de
determinar cuándo el administrador desorbita su actuación.
a. el administrador o el representante que de acuerdo con el contrato o por
disposición de la ley tenga la representación de la sociedad, obliga a esta por todos los
actos que no sean notoriamente extraños al objeto social;
b. este régimen se aplica aun en infracción de la organización plural, si se tratare de
obligaciones contraídas mediante títulos valores, por contratos entre ausentes, de

9
SEMANA 5
MÓDULO 5

adhesión o concluidos mediante formularios, salvo cuando el tercero tuviere


conocimiento efectivo de que el acto se celebra en infracción de la representación
plural;
c. estas facultades legales de los administradores o representantes respecto de los
terceros no afectan la validez interna de las restricciones contractuales y la
responsabilidad por su infracción.

Responsabilidad de los administradores societarios


El art. 59 de la Ley General de Sociedades 19.550 regula la responsabilidad del
administrador y la diligencia que el mismo debe observar, prescribiendo que: “Los
administradores y los representantes de la sociedad deben obrar con lealtad y con la
diligencia de un buen hombre de negocios. Los que faltaren a sus obligaciones son
responsables, ilimitada y solidariamente, por los daños y perjuicios que resultaren de su
acción u omisión”.
Como podemos apreciar, para el ámbito societario, la actuación diligente del
administrador es más exigente, desde que debe hacerlo como “buen hombre de
negocios”, cartabón o parámetro que no menciona el art. 160 CCyC y que, como
veremos, tiene sus consecuencias jurídicas.
El “buen hombre de negocios”, recordemos, supone que el deber de previsibilidad del
administrador social se ve agravado por los conocimientos especiales que se requieren
y que se supone tiene para su desempeño como tal. Es razonable apreciar,
objetivamente, que el sujeto “profesional” está o debe estar dotado de conocimientos
especiales que le hacen prever lo que el hombre medio no puede anticipar
mentalmente.
Estamos en presencia de un “hombre de negocios” que se supone sabe y conoce lo
que hace y ello lo dota de una mayor previsibilidad objetiva de las consecuencias
posibles de su actuar.
Por ello, las consecuencias que puede o debe prever el “experto” (por ejemplo, un
administrador societario) no necesariamente son previsibles ni deben serlo para el
”profano” (por ejemplo, un socio).
Esta idea conduce a la siguiente conclusión: es mayor la responsabilidad del
administrador societario que debe actuar como buen hombre de negocios que la del

10
SEMANA 5
MÓDULO 5

administrador de cualquier otra persona jurídica que no tiene ese parámetro de


actuación por cuanto deberá hacerse cargo de aquellas consecuencias dañosas de su
obrar que por sus conocimientos especiales (rectius: su profesionalidad) debió prever,
aunque en el caso concreto no las haya previsto y aunque alguien que no sea
profesional, o propiamente administrador no societario, no tuviese el deber de
preverlas (arg. art. 1725 CCyC y art. 902 CC).
Lo expuesto anteriormente no importa desentenderse de las particulares
circunstancias de persona, tiempo y lugar que han contextualizado la actuación del
administrador (societario o no), para concluir si este último fue o no diligente (arg. art.
512 CC y art. 1724 CCyC).
Sin embargo, el aserto de los párrafos anteriores no implica que los administradores de
personas jurídicas no societarias serán juzgados a la luz del parámetro del “buen padre
de familia”. Este último administra su “hogar” y una “economía doméstica”, sin los
riesgos del tráfico negocial, mientras que aquel administra un sujeto de derecho
distinto, con patrimonio propio, que actúa en el mercado y que no se compara con una
familia.
En suma, los administradores de las personas jurídicas no societarias no tienen como
parámetro de actuación al “buen hombre de negocios” propio de los administradores
societarios pero tampoco al “buen padre de familia”: constituyen un punto intermedio
que les exige prever aquellas consecuencias que deben ser previstas por quien
administra un patrimonio ajeno (el de la entidad) en el tráfico negocial, aunque sin la
profesionalidad del administrador societario, a quien se le exige coordinar los factores
de la producción de manera ordenada, en un mercado de riesgo agravado, que implica
capacidad técnica, experiencia y conocimientos especiales propios del tráfico
mercantil.
En suma, lleva razón Dobson cuando afirma que “... la diligencia requerida a un
administrador es una diligencia que se adecua al tiempo y lugar, y si bien se le puede
reclamar éxito en su gestión, jurídicamente el éxito o fracaso no es un parámetro de
conducta; por el contrario, al director se le exige coordinar los factores de la producción
de manera ordenada; el beneficio o pérdida no es relevante para el orden jurídico. En
tal sentido, el deber de diligencia es adecuado a un modelo de conducta a seguir, que
nuestra doctrina ha establecido en el llamado ‘buen hombre de negocios’;

11
SEMANA 5
MÓDULO 5

diferenciándose así del ‘standard’ jurídico del ‘buen padre de familia’, utilizado en el
ámbito civilista. El factor ‘riesgo agravado’ que se encuentra en la actividad comercial
es lo que distingue al ‘buen hombre de negocios’ del ‘buen pater familiae’. De esta
forma, el hombre común representado por el ‘pater familiae’ no actúa y no debe actuar
en un mercado de riesgo agravado, sino que por el contrario, es un deber de prudencia
del hombre común el evitar los riesgos agravados. La noción de ‘buen hombre de
negocios’ establece una auténtica responsabilidad profesional ya que implica
capacidad técnica, experiencia y conocimientos...”.
Desde esta óptica, los administradores societarios son profesionales pues son expertos
en tanto y en cuanto se supone que conocen y poseen la experiencia, la idoneidad y la
solvencia técnica necesarias para el cumplimiento y el desarrollo del objeto de la
sociedad administrada.
La actuación diligente del directivo de la sociedad no será juzgada, entonces, conforme
a la previsibilidad y a la pericia del hombre común. Por el contrario, lo será con
respecto a la de un hombre de negocios medio con todas sus implicancias.

Naturaleza de la responsabilidad de los directores

El art. 1708 del Cód. Civ. y Com. dispone expresamente, en punto a las “funciones” de
la responsabilidad civil, que tiene como finalidad la prevención y reparación del daño.
A su vez, la norma del art. 1709 del mismo cuerpo legal regula la prelación normativa
específica a tener en cuenta: a) las normas indisponibles de este Código y de la ley
especial; b) la autonomía de la voluntad; c) las normas supletorias de la ley especial; y
d) las normas supletorias de este Código. Los directores de sociedades se encuentran
claramente alcanzados en cuanto a su responsabilidad, y específicamente por el art.
1710 al disponer que toda persona tiene el deber, en cuanto de ella depende, de: a)
evitar un daño no justificado; b) adoptar, de buena fe y conforme a las circunstancias,
las medidas para evitar que se produzca un daño, o disminuir su magnitud, si tales
medidas evitan o disminuyen la magnitud de un daño del cual un tercero sería
responsable, tiene derecho a que éste le reembolse el valor de las gastos en que
incurrió conforme a las reglas del enriquecimiento sin causa; y c) no agravar el daño si
ya se produjo.

12
SEMANA 5
MÓDULO 5

En opinión de López Herrera, el art. 1708 es una innovación importante, ya que el


Código de Vélez no contenía ninguna disposición que hablara de las funciones de la
responsabilidad; solo partía de la base de la concepción antigua de la responsabilidad
civil sólo pensada para indemnizar. No contenía ningún principio general de
prevención del daño. Es un progreso de la nueva reglamentación, la inclusión explícita
y en pie de igualdad de funciones preventiva y sancionatoria a la par de la función
indemnizatoria de la responsabilidad civil. Dicha responsabilidad, si bien tiene por
finalidad principal compensar el daño y restablecer el equilibrio roto, puede al mismo
tiempo, prevenir y sancionar al mismo tiempo. Los directores de las sociedades
responden ilimitada y solidariamente hacia la sociedad, los accionistas y los terceros,
por el mal desempeño de su cargo, debiendo actuar con lealtad y con la diligencia de
un buen hombre de negocios, teniendo en cuenta que deberán prevenir el daño y
repararlo. Tienen el deber de evitar causar un daño no justificado, y el deber de buena
fe de adoptar medidas para evitar ese daño; y una vez causado, no agravarlo, es decir,
mitigar el daño causado.

Según Sáenz, como producto de la sanción del art. 1708 se consagran como funciones
primordiales del derecho de daños la resarcitoria y la preventiva. La función
resarcitoria tiene por objeto que el agente que ocasionó el menoscabo lo repare, ya
sea en especie o a través de una indemnización dineraria. La función preventiva, por el
contrario, busca actuar con anterioridad a que el daño se produzca o, en su caso,
lograr que el menoscabo no se agrave. Así, en el nuevo ordenamiento civil y comercial,
mientras que la función resarcitoria tendrá por objeto el retorno de las cosas a su
estado anterior, cuando ya se ha producido el daño, el objetivo de la función
preventiva es el de evitar o disminuir los daños que, por razón de cualquier tipo de
accidentes, pueden sufrir las personas o los bienes.

La postura mayoritaria en nuestro país considera que la responsabilidad del


administrador es extracontractual frente a los socios y terceros, y contractual respecto
de la sociedad.

Pero si el origen de la relación no se encuentra en el contrato, como sucede en el caso


de los terceros o accionistas según lo dispuesto por el art. 279, LGS, que prevé la

13
SEMANA 5
MÓDULO 5

acción individual de responsabilidad, esta es siempre extracontractual o aquiliana, y se


funda en la regla general del art. 1721 del Cód. Civ. y Com. (13), la cual establece que la
atribución de un daño al responsable puede basarse en factores objetivos o subjetivos.
En ausencia de normativa, el factor de atribución es la culpa.

El texto actual del Código Civil y Comercial de la Nación confiere unidad al régimen de
la responsabilidad contractual y extracontractual. En materia de reparación, y
siguiendo a los proyectos anteriores, se recepta la unificación de los ámbitos de
responsabilidad contractual y extracontractual.

En cuanto a la problemática derivada del incumplimiento, queda regulada en el campo


obligacional y contractual. Tratando de superar las discusiones teóricas, el problema
tiene solución práctica si establecemos una regla general para la unificación de los
ámbitos de responsabilidad y una regulación especial para el cumplimiento de la
prestación comprometida mediante un contrato. Se distingue la problemática del
incumplimiento y su ejecución, regulada en el campo de las obligaciones y contratos,
de los demás aspectos, que se incluyen en la responsabilidad por daños.

Como principio general, en esta materia, podría afirmarse que la responsabilidad del
director no empieza allí donde termina su diligencia sino allí donde comienza su
culpa o malicia o sea la voluntad consciente de causar un daño previsto y querido en la
mente del autor, o un descuido injustificado de sus obligaciones de funcionario o buen
hombre de negocios. Es decir que la responsabilidad de los directores existe allí donde
la falta de gestión haya sido la causa del perjuicio sufrido por la sociedad,
independientemente de las circunstancias personales de quienes las cometen, siempre
que exista culpa o dolo del responsable.

En cuanto al deber de prevención del daño, el nuevo Código Civil y Comercial de la


Nación, en su art. 1710, establece que toda persona tiene el deber, en cuanto de ella
dependa, de: a) evitar causar un daño no justificado; b) adoptar, de buena fe y
conforme a las circunstancias, las medidas razonables para evitar que se produzca un
daño, o disminuir su magnitud; si tales medidas evitan o disminuyen la magnitud de un
daño del cual un tercero sería responsable, tiene derecho a que éste le reembolse el

14
SEMANA 5
MÓDULO 5

valor de los gastos en que incurrió, conforme a las reglas del enriquecimiento sin
causa; c) no agravar el daño, si ya se produjo.

En opinión de López Herrera, el primer inciso de este art. 1710 ha optado por llamarlo
“daño no justificado” y es un refuerzo para todas las acciones preventivas porque
supone ahora un deber positivo de actuar para prevenir la ocurrencia del daño. En el
segundo inciso nos encontramos con algunas imprecisiones, ya que se superpone
parcialmente con el primer inciso. No se advierten las diferencias entre “evitar” y
“adoptar medidas razonables”. Se evita un daño con medidas razonables, y esas
medidas deben estar al alcance del agente que puede causar el daño. La mejor manera
de resolver esta cuestión es interpretar que el inc. a) está dirigido a quien tiene todo el
dominio del hecho que causa el daño, es decir a quien es su autor y tiene todas las
posibilidades de evitarlo. En cambio, el inc. b) se refiere a quien no ha causado ese
daño pero puede adoptar medidas para evitar que ese daño se incremente. El inc. c)
también es novedoso. Es el deber que tiene la victima de no agravar el daño. Si bien no
lo ha causado, es contrario a la buena fe que pretenda cobrar los daños que podría
haber evitado. Esto se encuentra en concordancia con los arts. 59 y 274 de la LGS, ya
que al establecer que los administradores y los representantes de la sociedad deben
obrar con lealtad y con la diligencia de un buen hombre de negocios, lleva al deber de
evitar causar un daño no justificado, al deber de buena fe de adoptar medidas para
evitar dicho daño y, por último, al deber de mitigar el daño causado.

Responsabilidad solidaria e ilimitada

El art. 59 de la ley 19.550, en su segundo párrafo, ha establecido que “los


administradores y los representantes de la sociedad que faltaren a sus obligaciones
son responsables, ilimitada y solidariamente, por los daños y perjuicios que
resultaren de su acción u omisión”, lo que con algunos otros términos es reproducido
por el art. 160 del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación: “los administradores
responden en forma ilimitada y solidaria, frente a la persona jurídica, sus miembros y
terceros, por los daños causados por su culpa en el ejercicio o con ocasión de sus
funciones, por acción u omisión”. La parte última del art. 59, según Verón, impone una
norma general referida a los administradores y representantes que faltaren a sus

15
SEMANA 5
MÓDULO 5

obligaciones, haciéndolos responsables en forma ilimitada y solidaria por los daños y


perjuicios que resultaren de su acción u omisión. De acuerdo con la preceptiva
societaria, la responsabilidad del mandatario ha sido sustituida por la del componente
de un órgano legal, observándose en los últimos tiempos una tendencia a agravar la de
los administradores, estableciendo normas presuntivas de culpabilidad, enumerando
casos concretos de responsabilidad, imponiendo en algunas situaciones un derecho
penal societario.

Los arts. 59 y 274 de la LGS se vinculan a la responsabilidad del administrador


societario, la primera con carácter general, y la segunda específicamente a las
sociedades por acciones, indicando las bases para ponderar la conducta del
administrador, y para imponer responsabilidad solidaria e ilimitada por los daños y
perjuicios ocasionados; el reproche deriva de responsabilidad contractual, en la que,
para que se configure la culpa, es preciso demostrar el daño; el perjuicio ocasionado a
un tercero debe derivar directamente de un hecho propio en el desempeño del cargo
directivo.

Renuncia de directores.

El arti 259 de la LGS establece que “El directorio deberá aceptar la renuncia del
director, en la primera reunión que celebre después de presentada siempre que no
afectare su funcionamiento regular y no fuere dolosa o intempestiva, lo que deberá
constar en el acta pertinente. De lo contrario, el renunciante debe continuar en
funciones hasta tanto la próxima asamblea se pronuncie.

Funcionamiento. Esta establecido en el art 260. El estatuto debe reglamentar la


constitución y funcionamiento del directorio. El quórum no podrá ser inferior a la
mayoría absoluta de sus integrantes.

Remuneración. Art. 261. — El estatuto podrá establecer la remuneración del directorio


y del consejo de vigilancia; en su defecto, la fijará la asamblea o el consejo de vigilancia
en su caso.

El monto máximo de las retribuciones que por todo concepto puedan percibir los
miembros del directorio y del consejo de vigilancia en su caso, incluidos sueldos y otras

16
SEMANA 5
MÓDULO 5

remuneraciones por el desempeño de funciones técnico-administrativas de carácter


permanente, no podrán exceder del veinticinco por ciento (25%) de las ganancias.

Dicho monto máximo se limitará al cinco por ciento (5%) cuando no se distribuyan
dividendos a los accionistas, y se incrementará proporcionalmente a la distribución,
hasta alcanzar aquel límite cuando se reparta el total de las ganancias. A los fines de la
aplicación de esta disposición, no se tendrá en cuenta la reducción en la distribución
de dividendos, resultante de deducir las retribuciones del Directorio y del Consejo de
Vigilancia.

Cuando el ejercicio de comisiones especiales o de funciones técnico administrativas


por parte de uno o más directores, frente a lo reducido o a la inexistencia de ganancias
impongan la necesidad de exceder los límites prefijados, sólo podrán hacerse efectivas
tales remuneraciones en exceso si fuesen expresamente acordadas por la asamblea de
accionistas, a cuyo efecto deberá incluirse el asunto como uno de los puntos del orden
del día.

Remoción.

La remoción se hará por la asamblea de accionistas de la clase, salvo los casos de los
artículo 264 y 276.

Elección por acumulación de votos. Art 263. — Los accionistas tienen derecho a elegir
hasta Un Tercio (1/3) de las vacantes a llenar en el directorio por el sistema de voto
acumulativo.

El estatuto no puede derogar este derecho, ni reglamentarlo de manera que dificulte


su ejercicio; pero se excluye en el supuesto previsto en el artículo 262.

El directorio no podrá renovarse en forma parcial o escalonada, si de tal manera se


impide el ejercicio del voto acumulativo.

Procedimiento.

Para el ejercicio se procederá de la siguiente forma:

17
SEMANA 5
MÓDULO 5

1º) El o los accionistas que deseen votar acumulativamente deberán notificarlo a la


sociedad con anticipación no menor de Tres (3) días hábiles a la celebración de la
asamblea, individualizando las acciones con que se ejercerá el derecho y, si fuesen al
portador, depositando los títulos o el certificado o constancia del banco o institución
autorizada. Cumplidos tales requisitos aunque sea por un solo accionista, todos
quedan habilitados para votar por este sistema;

2º) La sociedad deberá informar a los accionistas que lo soliciten, acerca de las
notificaciones recibidas. Sin perjuicio de ello, el presidente de la asamblea debe
informar a los accionistas presentes que todos se encuentran facultados para votar
acumulativamente, hayan o no formulado la notificación;

3º) Antes de la votación se informará pública y circunstanciadamente el número de


votos que corresponde a cada accionista presente;

4º) Cada accionista que vote acumulativamente tendrá un número de votos igual al
que resulte de multiplicar los que normalmente le hubieren correspondido por el
número de directores a elegir. Podrá distribuirlos o acumularlos en un número de
candidatos que no exceda del tercio de las vacantes a llenar;

5º) Los accionistas que voten por el sistema ordinario o plural y los que voten
acumulativamente competirán en la elección del tercio de las vacantes a llenar,
aplicándose a los Dos Tercios (2/3) restantes el sistema ordinario o plural de votación.
Los accionistas que no voten acumulativamente lo harán por la totalidad de las
vacantes a cubrir, otorgando a cada uno de los candidatos la totalidad de votos que les
corresponde conforme a sus acciones con derecho a voto;

6º) Ningún accionista podrá votar —dividiendo al efecto sus acciones— en parte
acumulativamente y en parte en forma ordinaria o plural;

7º) Todos los accionistas pueden variar el procedimiento o sistema de votación, antes
de la emisión del voto, inclusive los que notificaron su voluntad de votar
acumulativamente y cumplieron los recaudos al efecto;

8º) El resultado de la votación será computado por persona. Solo se considerarán


electos los candidatos votados por el sistema ordinario o plural si reúnen la mayoría
18
SEMANA 5
MÓDULO 5

absoluta de los votos presentes; y los candidatos votados acumulativamente que


obtengan mayor número de votos, superando a los obtenidos por el sistema ordinario,
hasta completar la tercera parte de las vacantes;

9º) En caso de empate entre dos o más candidatos votados por el mismo sistema, se
procederá a una nueva votación en la que participarán solamente los accionistas que
votaron por dicho sistema. En caso de empate entre candidatos votados
acumulativamente, en la nueva elección no votarán los accionistas que —dentro del
sistema— ya obtuvieron la elección de sus postulados.

Nombramiento y cesación: inscripción y publicación.

Art 60.- Toda designación o cesación de administradores debe ser inscripta en los
registros correspondientes e incorporada al respectivo legajo de la sociedad. También
debe publicarse cuando se tratare de sociedad de responsabilidad limitada o sociedad
por acciones. La falta de inscripción hará aplicable el artículo 12, sin las excepciones
que el mismo prevé.

Principios que rigen el funcionamiento del órgano de administración y


representación

La actuación del órgano de administración puede caracterizarse en torno a ciertos


principios:

1. autonomía, 2. necesariedad, 3. indelegabilidad.

1. Autonomía

El órgano de administración tiene un ámbito de competencia exclusivo y excluyente,


que le es atribuido en forma originaria y con absoluta discrecionalidad para el ejercicio
de su función.

a. Competencia exclusiva y originaria

El órgano de administración tiene competencias que le son exclusivas, atribuidas por la


LSC en forma originaria. La gestión de los negocios sociales le corresponde en forma

19
SEMANA 5
MÓDULO 5

originaria al órgano de administración. La decisión sobre la conveniencia y oportunidad


para realizar cada uno de los negocios es de su competencia exclusiva.

Los administradores, en el ejercicio de sus funciones gozan de autonomía pues tienen


poder de apreciación y discernimiento. Pueden interpretar y apreciar cuál es el interés
del ente colectivo. Disfrutan de un poder discrecional para juzgar en qué momento han
de ejercer los poderes o facultades de que están investidos, en qué forma han de
desarrollar las funciones que les corresponden, en qué sentido deben encauzar la
actividad de la sociedad.

b. Independencia respecto a la asamblea

Durante el siglo XIX y hasta la Ley alemana de 1937, la asamblea era concebida como
un órgano soberano que concentraba todas las potestades sociales. El órgano de
administración, en cambio, era considerado un mandatario, cuya función consistía en
ejecutar las decisiones de la asamblea. De modo que se consideraba que la asamblea
podía impartir directrices relativas a cualquier acto de gestión de la sociedad, que el
directorio debía acatar y cumplir.

En este aspecto, la LSC introduce un cambio radical en nuestro Derecho societario, que
coloca el régimen aplicable a asambleas y al órgano de administración, en sintonía con
la evolución de la doctrina y el Derecho extranjero en la materia.

La LSC crea una estructura compleja para el funcionamiento social, especialmente en


las sociedades anónimas, basada en la creación de órganos sociales, fijándoles
competencias propias que no pueden ser transvasadas.

Soberano - según el Diccionario de la Lengua Española (Real Academia), es quien ejerce


o posee la autoridad suprema e independiente.

En el régimen actual, ni la asamblea es un órgano soberano ni el órgano de


administración es un mandatario. En lugar del esquema vertical que establecía el
Derecho decimonónico, se establece un sistema horizontal de controles recíprocos. La
pretensión de que la asamblea posea poderes irrestrictos debe ser hoy desestimada.

20
SEMANA 5
MÓDULO 5

La asamblea puede revocar y sustituir a los administradores y directores, así como


llamarlos a responsabilidad pero, como contrapartida, el órgano de administración
puede impugnar las resoluciones tomadas en la asamblea.

En particular, tanto las asambleas como el órgano de administración son regulados


como órganos autónomos que disponen de sus respectivos ámbitos de competencia
privativa, exclusiva y excluyente.

La competencia de estos órganos es de naturaleza reglada y – al igual que sucede con


los órganos de la Administración pública – excepcional. A diferencia de la capacidad
atribuible al sujeto societario, la competencia no se presume ni constituye regla sino
excepción.

El órgano de administración no puede decidir en temas que corresponden a las


asambleas y éstas tienen, en principio, injerencia en la gestión administrativa y
representativa. Su injerencia es, a lo sumo, indirecta y en situaciones de excepción.

Las asambleas no titularizan de manera exclusiva la expresión de la voluntad social


sino dentro del ámbito de ejercicio de su competencia privativa.

Las facultades concretas atribuidas imperativamente por el legislador al órgano de


administración, quedan al margen de una posible intromisión de las asambleas. Ni
siquiera por vía estatutaria podría ampliarse tanto la competencia de las asambleas
como para sustraerle al directorio competencias originarias, porque ello significaría un
desplazamiento de funciones contrario a la LSC.

Los administradores no necesitan ni corresponde que reciban, instrucciones de la


asamblea para el efectivo desempeño de sus funciones, pues tienen facultades para
resolver por sí la forma y oportunidad de los actos de gestión a realizar. Esto sin
perjuicio de que el órgano de administración puede, si lo estima conveniente, someter
a la asamblea la decisión de medidas relativas a la gestión de la sociedad. En cambio, la
asambleas no puede asumir por sí la resolución de temas inherentes a la gestión social
(avocación).

2. Necesariedad

21
SEMANA 5
MÓDULO 5

Quien ejerce la administración y la representación cumple con una función necesaria.


La sociedad necesita del administrador para formar la voluntad social y del
representante para vincularse jurídicamente con terceros; no puede prescindir de
ellos.

El desempeño de sus funciones no es una mera facultad de los administradores sino un


deber. Los administradores tienen el deber de realizar todos los actos jurídicos y
materiales tendientes a alcanzar el objeto previsto por los estatutos sociales. Deben
poner su actividad al servicio de la gestión de los negocios sociales.

Si se trata de un directorio es deber de cada director asistir a las reuniones que se


convoquen, participar de las deliberaciones, votar sobre las resoluciones que se
proyecten y, luego, suscribir las actas respectivas. Comete falta de gestión quien no
asiste sin justificación valedera.

Desde luego que la ejecución de las resoluciones que adopte el directorio será de
cargo del presidente o de aquellos directores que tienen su representación. El director
que no tiene cargo de representación cumple con sus obligaciones asistiendo a las
reuniones de directorio.

Frente a la falta de funcionamiento del órgano de administración, la LSC establece


varias alternativas.

a. Disolución

Las sociedades se disuelven por la imposibilidad de funcionamiento de la


administración, por la inactividad de los administradores o por la imposibilidad de
lograr acuerdos sociales válidos.

b. Intervención

Cuando los administradores o directores incurren en omisiones que pongan a la


sociedad en peligro grave o nieguen a los socios el ejercicio de derechos esenciales,
procederá la intervención judicial como medida cautelar. También, será admisible la
intervención, cuando por cualquier causa no actúe el órgano de administración o, aun

22
SEMANA 5
MÓDULO 5

actuando, no sea posible adoptar resoluciones válidas, afectándose el desarrollo de la


actividad social.

c. Responsabilidad

La omisión del órgano de administración en cuanto al cumplimiento de las funciones


que le atribuyen la LSC y el estatuto, es fuente de responsabilidad. Los administradores
y representantes de la sociedad deben obrar con la diligencia de un buen hombre de
negocios. Los que faltan a sus obligaciones son solidariamente responsables frente a la
sociedad y los socios, por los daños y perjuicios que resulten de su omisión.

Respecto de los administradores y directores de sociedades anónimas, se establece la


responsabilidad solidaria hacia la sociedad, los accionistas y los terceros, por los daños
y perjuicios resultantes, directa o indirectamente, por el mal desempeño de su cargo.

3. Indelegabilidad

Se le impone a los administradores, directores y síndicos su actuación personal. Deben


desempeñar personalmente sus cargos.

El fundamento de esta disposición es claro. Los socios confieren función de administrar


a personas de su confianza, teniendo en cuenta su capacidad, honradez, solvencia,
todas ellas cualidades personalísimas. No se concibe que la persona designada
administrador, en virtud de tales cualidades, delegue sus facultades en otra, cuyas
virtudes pueden ser desconocidas por los socios.

Desde que la prohibición de delegar el uso de la firma social, se funda en el interés de


la sociedad y de los socios, es perfectamente posible que, en el contrato social, se
faculte al administrador para que lo haga o que, por acto posterior, los socios lo
autoricen.

2.- Documentación Contabilidad de las sociedades

LA CONTABILIDAD OBLIGATORIA Y EL SISTEMA DE REGISTROS CONTABLES.


Los obligados contables que resultan del Código Civil y Comercial
La norma básica en la materia es el artículo 320 del CCyCo., el que dispone: “Están
obligadas a llevar contabilidad todas las personas jurídicas privadas y quienes realizan

23
SEMANA 5
MÓDULO 5

una actividad económica organizada o son titulares de una empresa o establecimiento


comercial, industrial o de servicios. Cualquier otra persona puede llevar contabilidad si
solicita su inscripción y la habilitación de sus registros o la rubricación de sus libros,
como es establece en esta misma Sección.
Sin perjuicio de lo establecido en leyes especiales, quedan excluidas de las obligaciones
previstas en esta Sección las personas humanas que desarrollan profesionales liberales
o actividades agropecuarias y conexas no ejecutadas u organizadas en forma de
empresa. Se consideran conexas las actividades dirigidas a la transformación o a la
enajenación de productos agropecuarios cuando están comprendidas en el ejercicio
normal de tales actividades. También pueden ser eximidas de llevar contabilidad las
actividades que, por el volumen de su giro, resulta inconveniente sujetar a tales
deberes según determine la jurisdicción local”.
Ahora bien, ese nuevo texto debe complementarse, en primer lugar, con otras
disposiciones contables del mismo Código unificado y, en segundo término, con lo que
surge de leyes especiales no derogadas por la nueva legislación proyectada.
De ello resulta que, en el nuevo universo normativo, los obligados a llevar contabilidad
pueden ser agrupados en cuatro categorías, a saber:
a) Las “personas jurídicas privadas”, donde el fundamento de la exigencia contable
debe buscarse, ora en su recurrencia habitual al crédito (sociedades y cooperativas),
ora como una forma de rendición calificada de cuentas por la administración de
intereses de terceros (los restantes casos).
b) Los “entes contables determinados sin personalidad jurídica” expresamente
obligados por ley, como es el caso de las agrupaciones de colaboración, uniones
transitorias y consorcios de cooperación. El fundamento de la obligación contable
estaría en una calificada rendición de cuentas de los administradores y representantes
a los partícipes de estos contratos.
c) Las “personas humanas que desarrollan ciertas actividades económicas”, como son
el ejercicio de una actividad económica organizada, la titularidad de una “empresa” y
la titularidad de un “establecimiento comercial, industrial o de servicios”. El
fundamento debe buscarse en la “recurrencia habitual al crédito” propio de estas
actividades.

24
SEMANA 5
MÓDULO 5

d) Los “agentes auxiliares del comercio” regidos por normas especiales, como es el
caso de martilleros y corredores. El fundamento debe buscarse en su conexión, por
intervención o facilitación, con operaciones económicas que interesan a terceros.
Cabe señalar que el Código no prevé en todos los casos la inscripción registral previa
de todos los obligados a llevar contabilidad, como es el caso de las simples
asociaciones, los sujetos con actividad económica organizada, etc., destacándose que
se ha derogado la obligación de todos los sujetos mercantiles de matricularse en el
Registro Público.
Sin embargo, entendemos que en tales casos la solicitud de “rubricación” de libros o
de “autorización” de contabilidad informática debe hacerse acompañada de los
antecedentes del sujeto o ente que justifiquen su calidad de obligado, los que al
quedar depositados en el Registro Público como antecedentes para nuevas rúbricas
cumplirán una función de matricidad y de publicidad material.
Ello sin perjuicio de la expresa matriculación previa a la rúbrica a la que pudieran
obligar las leyes locales.

El Nuevo Código civil y Comercial repite en general la estructura y disposiciones del


Código de Comercio derogado, pudiendo señalarse como avances: a) la “revolución
informática” en tanto permite la autorización para utilizar “ordenadores y otros
medios mecánicos, magnéticos o electrónicos” para todos los sujetos obligados y no
solo para las sociedades comerciales, así como también el archivo digital de la
documentación (art. 329); b) la exigencia de que los libros y registros permanezcan en
el domicilio del titular (art. 325), lo que plantea dudas en los casos de contabilidades
informáticas llevadas en “la nube”; y c) dispone expresamente que las formalidades
también rigen para los libros “subdiarios” superando una discusión anterior (art. 327).

Como desaciertos hay que señalar: a) los aspectos terminológicos inadecuados; b) no


se incluyó el libro “Mayor” como libro obligatorio; c) nada dispone sobre la posibilidad
de acceder a los libros de “terceros” como prueba ni su valor (art. 330); d) no se prevé
expresamente el contenido del “inventario”; e) al instalar un criterio dimensional por
“volumen de giro de actividades”, exime lisa y llanamente de llevar contabilidad a los
de pequeño volumen cuando debió solo simplificar el régimen.

25
SEMANA 5
MÓDULO 5

REGISTROS.- LIBROS societarios.

Los registros son en los que se asientan o anotan las operaciones que realizan las
empresas o el comercio, con el fin de cumplir las disposiciones de la ley y lograr la
información de los datos necesarios para conocer su situación y resultado.

Los libros o registros sirven para la anotación permanente y el almacenamiento


ordenado y sistemático de la información contable.
Los registros constituyen el soporte físico de que se vale la tendería de libros para
dejar constancia escrita de las variaciones patrimoniales producidas por las
operaciones que realiza el ente y/o hechos del contexto.-

• LIBROS CONTABLES: Libro Diario General – Libro de Inventarios y Balances –


Libro Mayor – Subdiarios
• LIBROS IMPOSITIVOS: Libro Iva compras – Libro Iva Ventas
• LIBROS LABORALES: Libro sueldos y jornales – art 52 LCT
• LIBROS SOCIETARIOS: Libro acta asamblea – Libro de Registro de acciones –
Libro de asistencia – Libro acta directorio.

Registros indispensables

El articulo 322 del Código Civil y Comercial de la nación establece que son registros
indispensables, los siguientes:
a) diario;
b) inventario y balances;
c) aquellos que corresponden a una adecuada integración de un sistema de
contabilidad y que exige la importancia y la naturaleza de las actividades a desarrollar;
d) los que en forma especial impone este Código u otras leyes.

LEY GENERAL DE SOCIEDADES N°19550

Medios mecánicos y otros.

26
SEMANA 5
MÓDULO 5

El nuevo art 61 de la LGS establece que “ Podrá prescindirse del cumplimiento de la


formalidades impuestas por los artículos 73, 162, 213, 238 y 290 de la presente Ley,
como así también de las impuestas por los artículos 320 y subsiguientes del Código
Civil y Comercial de la Nación para llevar los libros societarios y contables por Registros
Digitales mediante medios digitales de igual manera y forma que los Registros Digitales
de las Sociedades por Acciones Simplificadas instituidas por la Ley N° 27.349.

El Libro Diario podrá ser llevado con asientos globales que no comprendan periodos
mayores de UN (1) mes. El sistema de contabilización debe permitir la individualización
de las operaciones, las correspondientes cuentas deudoras y acreedoras y su posterior
verificación, con arreglo al artículo 321 del Código Civil y Comercial de la Nación.

La COMISIÓN NACIONAL DE VALORES dictará la normativa a ser aplicada a las


sociedades sujetas a su contralor. Para el caso que se disponga la individualización, a
través de medios digitales, de la contabilidad y de los actos societarios
correspondientes, los Registros Públicos deberán implementar un sistema al sólo
efecto de comprobar el cumplimiento del tracto registral, en las condiciones que se
establezcan reglamentariamente.

los estados contables

El art 62 LGS, habla de los estados contables regulados en los art 63 a 65 aclarando
que los mismos deben ser anuales.

Los estados contables son un tipo de informe contable, destinado principalmente a los
usuarios externos, por medio de los cuales la sociedad da a conocer públicamente su
situación a que se refiere esta norma, de acuerdo a lo que resulta de las demás
disposiciones contenidas en la Sección XI de la LGS son:

a.- el balance general;

b.- estado de resultados ( o cuenta de ganancias y pérdidas);

c.- estado de resultados acumulados;

27
SEMANA 5
MÓDULO 5

d.- estado de origen y aplicación de fondos;

Los estados contables deben ampliarse con ciertas informaciones complementarias


contenidas en:

1.- notas complementarias

2.- cuadros anexos;

3.- memoria del directorio, en caso de las S.A.

Ajuste a moneda constante

El art. 62 en su último párrafo contiene una disposición importante “Ajuste. Los


estados contables correspondientes a ejercicios completos o períodos intermedios
dentro de un mismo ejercicio, deberán confeccionarse en moneda constante.”

Se trata de una disposición obligatoria para todas las sociedades porque el texto se
refiere a ellas en general.-

El primer párrafo del art 62 establece el plazo de duración “Las sociedades deberán
hacer constar en sus balances de ejercicio la fecha en que se cumple el plazo de
duración. En la medida aplicable según el tipo, darán cumplimiento a lo dispuesto en el
artículo 67, primer párrafo.”

El segundo párrafo del art 62 establece las Normas especiales para las sociedades por
acciones y de responsabilidad limitada cuyo capital alcance el del art. 299 y dice “Las
sociedades de responsabilidad limitada cuyo capital alcance el importe fijado por el
artículo 299, inciso 2) y las sociedades por acciones deberán presentar los estados
contables anuales regulados por los artículos 63 a 65 y cumplir el artículo 66.”

El tercer párrafo del art 62 continúa : Sin perjuicio de ello, las sociedades controlantes
de acuerdo al artículo 33, inciso 1), deberán presentar como información
complementaria, estados contables anuales consolidados, confeccionados, con arreglo

28
SEMANA 5
MÓDULO 5

a los principios de contabilidad generalmente aceptados y a las normas que establezca


la autoridad de contralor.

Principio general. Cuando los montos involucrados sean de significancia relativa, a


los efectos de una apropiada interpretación, serán incluidos en rubros de conceptos
diversos. Con el mismo criterio de existiesen partidas no enunciadas específicamente,
pero de significación relativa, deberán mostrarse por separado.

La Comisión Nacional de Valores, otras autoridades de contralor y las bolsas, podrán


exigir a las sociedades incluidas en el artículo 299, la presentación de un estado de
origen y aplicación de fondos por el ejercicio terminado, y otros documentos de
análisis de los estados contables. Entiéndese por fondos el activo corriente, menos el
pasivo corriente.

Balance General

El balance general, balance de situación o estado de situación patrimonial es un


informe financiero contable que refleja la situación económica y financiera de una
empresa en un momento determinado.

El art. 63 establece que el balance general deberá suministrarse la información que a


continuación se requiere:

1) En el activo:

a) El dinero en efectivo en caja y Bancos, otros valores caracterizados por


similares principios de liquidez, certeza y efectividad, y la moneda extranjera;

b) Los créditos provenientes de las actividades sociales. Por separado se


indicarán los créditos con sociedades controlantes, controladas o vinculadas, los
que sean litigiosos y cualquier otro crédito.

Cuando corresponda se deducirán las previsiones por créditos de dudoso cobro y


por descuentos y bonificaciones;

29
SEMANA 5
MÓDULO 5

c) Los bienes de cambio, agrupados de acuerdo con las actividades de la


sociedad, se indicarán separadamente las existencias de materias primas,
productos en proceso de elaboración y terminados, mercaderías de reventa y los
rubros requeridos por la naturaleza de la actividad social;

d) Las inversiones en título de la deuda pública, en acciones y en debentures,


con distinción de los que sean cotizados en bolsa, las efectuadas en sociedades
controlantes, controladas o vinculadas, otras participaciones y cualquier otra
inversión ajena a la explotación de la sociedad.

Cuando corresponda se deducirá la previsión para quebrantos o


desvalorizaciones;

e) Los bienes de uso, con indicación de sus amortizaciones acumuladas;

f) Los bienes inmateriales, por su costo con indicación de sus amortizaciones


acumuladas;

g) Los gastos y cargas que se devenguen en futuros ejercicios o se afecten a


éstos, deduciendo en este último caso las amortizaciones acumuladas que
correspondan;

h) Todo otro rubro que por su naturaleza corresponda ser incluido como activo.

2) En el pasivo:

I. a) Las deudas indicándose separadamente las comerciales, las bancarias, las


financieras, las existentes con sociedades controlantes, controladas o vinculadas,
los debentures omitidos por la sociedad; por la sociedad, los dividendos a pagar
y las deudas a organismos de previsión social y de recaudación fiscal.

Asimismo se mostrarán otros pasivos devengados que corresponda calcular;

b) Las previsiones por eventualidades que se consideren susceptibles de


concretarse en obligaciones de la sociedad;

30
SEMANA 5
MÓDULO 5

c) Todo otro rubro que por su naturaleza represente un pasivo hacia terceros;

d) Las rentas percibidas por adelantado y los ingresos cuya realización


corresponda a futuros ejercicios;

II a) El capital social, con distinción en su caso, de las acciones ordinarias y de


otras clases y los supuestos del artículo 220;

b) Las reservas legales contractuales o estatutarias, voluntarias y las


provenientes de revaluaciones y de primas de emisión;

c) Las utilidades de ejercicios anteriores y en su caso, para deducir, las pérdidas;

d) Todo otro rubro que por su naturaleza corresponda ser incluido en las cuentas
de capital pasivas y resultados;

3) Los bienes en depósito, los avales y garantías, documentos descontados y


toda otra cuenta de orden;

4) De la presentación en general:

a) La información deberá agruparse de modo que sea posible distinguir y


totalizar el activo corriente del activo no corriente, y el pasivo corriente del
pasivo no corriente. Se entiende por corriente todo activo o pasivo cuyo
vencimiento o realización, se producirá dentro de los doce (12) meses a partir de
la fecha del balance general, salvo que las circunstancias aconsejen otra base
para tal distinción;

b) Los derechos y obligaciones deberán mostrarse indicándose si son


documentados, con garantía real u otras;

c) El activo y el pasivo en moneda extranjera, deberán mostrarse por


separado en los rubros que correspondan;

d) No podrán compensarse las distintas partidas entre sí.

31
SEMANA 5
MÓDULO 5

Estado de resultados

El estado de resultados es un informe financiero que en base a un periodo


determinado muestra de manera detallada los ingresos obtenidos, los gastos en el
momento en que se producen y como consecuencia, el beneficio o pérdida que ha
generado la empresa en dicho periodo de tiempo para analizar esta información y en
base a esto, tomar decisiones de la empresa.

Es un estado contable básico que permite conocer no sólo la utilidad o pérdida final,
sino que también muestra las causas que generaran la variación del resultado del
periodo.

La ley 19.550 establece un ordenamiento de los resultados que implica una definición
parcial del método escalonado.

El art 64 exige que se contemple dos grandes rubros el producido en las ventas o
servicios y los gastos ordinarios de administración, de comercialización y otros que
corresponda a cargar en el ejercicio, las ganancias y gastos extraordinarios del ejercicio
y los ajustes por ganancias anteriores. Y dice “…. El estado de resultados o cuenta de
ganancias y pérdidas del ejercicio deberá exponer:

I. a) El producido de las ventas o servicios, agrupado por tipo de actividad. De


cada total se deducirá el costo de las mercaderías o productos vendidos o
servicios prestados, con el fin de determinar el resultado;

b) Los gastos ordinarios de administración, de comercialización, de financiación y


otro que corresponda cargar al ejercicio, debiendo hacerse constar,
especialmente los montos de:

1) Retribuciones de administradores, directores y síndicos;

2) Otros honorarios y retribuciones por servicios;

3) Sueldos y jornales y las contribuciones sociales respectivas;

32
SEMANA 5
MÓDULO 5

4) Gastos de estudios e investigaciones;

5) Regalías y honorarios por servicios técnicos y otros conceptos similares;

6) Los gastos por publicidad y propaganda;

7) Los impuestos, tasas y contribuciones, mostrándose por separado los


intereses, multas y recargos;

8) Los intereses pagados o devengados indicándose por separado los


provenientes por deudas con proveedores, bancos o instituciones financieras,
sociedades controladas, controlantes o vinculadas y otros;

9) Las amortizaciones y previsiones.

Cuando no se haga constar algunos de estos rubros, parcial o totalmente, por


formar parte de los costos de bienes de cambio, bienes de uso u otros rubros del
activo, deberá exponerse como información del directorio o de los
administradores en la memoria;

c) Las ganancias y gastos extraordinarios del ejercicio;

d) Los ajustes por ganancias y gastos de ejercicios anteriores.

El estado de resultados deberá presentarse de modo que muestre por separado


la ganancia o pérdida proveniente de las operaciones ordinarias y
extraordinarias de la sociedad, determinándose la ganancia o pérdida neta del
ejercicio a la que se adicionará o deducirá las derivadas de ejercicios anteriores.

No podrán compensarse las distintas partidas entre sí;

II. El estado de resultados deberá complementarse con el estado de evolución


del patrimonio neto. En el se incluirán las causas de los cambios producidos
durante el ejercicio en cada uno de los rubros integrantes del patrimonio neto.

Memoria.
33
SEMANA 5
MÓDULO 5

La Memoria es definida como aquella información complementaria de los estados


contables que expone subjetivamente hechos, circunstancias, datos y razones
vinculados en conjunto con los mismos, con el fin de ilustrar al usuario (accionista o
socio, principalmente) sobre la gestión pasada, actual y prospectiva de la sociedad. Se
trata de una información complementaria y no de un estado contable.

La Memoria cumple una función de información y de control en protección de los


accionistas, por ser un elemento para la interpretación del balance. Asimismo, cumple
el rol de informar a terceros sobre temas relevantes que normalmente no pueden
derivarse en forma inmediata de los estados contables y que pueden incidir sobre
decisiones de los mismos en cuanto a potenciales inversores, prestamistas,
contratistas, proveedores, u otros, frente a la sociedad.

El art 66 de la LGS establece una obligación de los administradores y reza lo


siguiente:

“Los administradores deberán informar en la memoria sobre el estado de


la sociedad en las distintas actividades en que se haya operado y su juicio
sobre la proyección de las operaciones y otros aspectos que se consideren
necesarios para ilustrar sobre la situación presente y futura de la sociedad.
Del informe debe resultar:

1) Las razones de variaciones significativas operadas en las partidas del


activo y pasivo;

2) Una adecuada explicación sobre los gastos y ganancias extraordinarias y


su origen y de los ajustes por ganancias y gastos de ejercicios anteriores,
cuando fueren significativos;

3) Las razones por las cuales se propone la constitución de reservas,


explicadas clara y circunstanciadamente;

4) Las causas, detalladamente expuestas, por las que se propone el pago


de dividendos o la distribución de ganancias en otra forma que en
efectivo;

34
SEMANA 5
MÓDULO 5

5) Estimación u orientación sobre perspectivas de las futuras operaciones;

6) Las relaciones con las sociedades controlantes, controladas o vinculadas


y las variaciones operadas en las respectivas participaciones y en los
créditos y deudas;

7) Los rubros y montos no mostrados en el estado de resultados —artículo


64, I, b—, por formar parte los mismos parcial o totalmente, de los costos
de bienes del activo.

Copias: Depósito.

ARTICULO 67. — En la sede social deben quedar copias del balance, del estado de
resultados del ejercicio y del estado de evolución del patrimonio neto, y de notas,
informaciones complementarias y cuadros anexos, a disposición de los socios o
accionistas, con no menos de quince (15) días de anticipación a su consideración por
ellos. Cuando corresponda, también se mantendrán a su disposición copias de la
memoria del directorio o de los administradores y del informe de los síndicos.

Dentro de los quince (15) días de su aprobación, las sociedades de responsabilidad


limitada cuyo capital alcance el importe fijado por artículo 299, inciso 2), deben remitir
al Registro Público de Comercio un ejemplar de cada uno de esos documentos. Cuando
se trate de una sociedad por acciones, se remitirá un ejemplar a la autoridad de
contralor y, en su caso, del balance consolidado.

Dividendos.

ARTICULO 68. — Los dividendos no pueden ser aprobados ni distribuidos a los socios,
sino por ganancias realizadas y líquidas resultantes de un balance confeccionado de
acuerdo con la ley y el estatuto y aprobado por el órgano social competente, salvo en
el caso previsto en el artículo 224, segundo párrafo.

Las ganancias distribuidas en violación a esta regla son repetibles, con excepción
del supuesto previsto en el artículo 225.

35
SEMANA 5
MÓDULO 5

Aprobación. Impugnación.

ARTICULO 69. — El derecho a la aprobación e impugnación de los estados


contables y a la adopción de resoluciones de cualquier orden a su respecto, es
irrenunciable y cualquier convención en contrario es nula.

RESERVA LEGAL Y RESERVA FACULTATIVA

El articulo 70 de la Ley General de Sociedades dice: “Las sociedades de


responsabilidad limitada y las sociedades por acciones, deben efectuar una
reserva no menor del cinco por ciento (5 %) de las ganancias realizadas y líquidas
que arroje el estado de resultados del ejercicio, hasta alcanzar el veinte por
ciento (20 %) del capital social.

Cuando esta reserva quede disminuida por cualquier razón, no pueden


distribuirse ganancias hasta su reintegro.

Otras reservas. En cualquier tipo de sociedad podrán constituirse otras


reservas que las legales, siempre que las mismas sean razonables y respondan a
una prudente administración. En las sociedades por acciones la decisión para la
constitución de estas reservas se adoptará conforme al artículo 244, última
parte, cuando su monto exceda del capital y de las reservas legales: en las
sociedades de responsabilidad limitada, requiere la mayoría necesaria para la
modificación del contrato.

Ganancias: pérdidas anteriores.

ARTICULO 71. — Las ganancias no pueden distribuirse hasta tanto no se cubran


las pérdidas de ejercicios anteriores.

Cuando los administradores, directores o síndicos sean remunerados con un


porcentaje de ganancias, la asamblea podrá disponer en cada caso su pago aun
cuando no se cubran pérdidas anteriores.

Responsabilidad de administradores y síndicos.

36
SEMANA 5
MÓDULO 5

El art 72 establece que “La aprobación de los estados contables no implica la de


la gestión de los directores, administradores, gerentes, miembros del consejo de
vigilancia o síndicos, hayan o no votado en la respectiva decisión, ni importa la
liberación de responsabilidades.”

Libro de Actas.

El art. 73 de la ley establece que “Deberá labrarse en libro especial, con las
formalidades de los libros de comercio, acta de las deliberaciones de los órganos
colegiados.

Las actas del directorio serán firmadas por los asistentes. Las actas de las asambleas de
las sociedades por acciones serán confeccionadas y firmadas dentro de los cinco (5)
días, por el presidente y los socios designados al efecto.-

Nacionalidad y extraterritorialidad societaria.

El reconocimiento de la extraterritorialidad de las sociedades, implica la necesidad de


establecer los puntos de conexión que servirán para determinar la ley aplicable a las
distintas situaciones posibles. Se conocen dos sistemas de incorporación, que
considera ley aplicable la que rija en el lugar de constitución de la sociedad; y
domiciliario, que se inserta en la legislación imperante en el lugar de la sede social.

El ordenamiento jurídico argentino: a) garantiza, por el art. 20 de la Constitución


Nacional, la actividad empresarial extranjera, al igual que la nacional; b) confiere plena
personalidad jurídica a la sociedad constituida en el extranjero, para actuar en el país
art. 118 de la 19.550); la Constitución Nacional refiere al tema en el art. El sistema
vigente se encuentra en el Capítulo I, Sección XV de la L.S.C: que contempla a las
Sociedades constituidas en el extranjero, estructurado en los artículos al reemplázando
en algunos aspectos y La Exposición de Motivos informa que el legislador ha en mira,
poner en "pie de paridad" a las sociedades constituidas en la República con las
constituidas en el extranjero, evitando crear regímenes preferenciales o peyorativos,
que en todo caso contradicen el pre constitucional de igualdad ante la ley, agregando

37
SEMANA 5
MÓDULO 5

que no resulta aconsejable en este tipo de leyes (reguladoras en forma genérica),


emplear tales recursos que se reservan para los casos específicos, tratados en la forma
excepcional que cabe hacer lugar.

Según el art. LSC, se somete la existencia y forma de las sociedades constituidas en el


extranjero al derecho del lugar de su constitución, es decir, al país en que la entidad ha
cumplimentado las formalidades prescriptas por las leyes para obtener su
reconocimiento como persona jurídica o sujeto de derecho. Por lo tanto, en lo que se
refiere a su formalidad, capacidad, personalidad y tipicidad, el art. determina que se
rigen por las leyes del lugar de constitución, siempre y cuando la sociedad extranjera
no haya sido constituida con el único fin de burlar derechos de terceros o sea un mero
instrumento para burlar la ley argentina, en cuyo caso, la aplicación de los art. 2 y 54 in
fine LSC es indiscutible.

El criterio genérico del art. ha sido duramente criticado por 450 VIII Congreso
Argentino de Derecho Societario, IV Congreso Iberoamericano de Derecho Societario y
de la Empresa (Rosario, 2001) Winizky y Grigera Naón, quienes aducen que en ciertos
casos la ley del lugar de constitución deviene menos rigurosa que la domiciliaria, en
cuanto a los recaudos o al tratamiento fiscal, y si bien ese supuesto no se aplicará si la
sede se encuentra en Argentina (art. 124), no debe olvidarse que el ente social puede
cumplir en la república actos aislados, tal vez de importancia, cerrándose los ojos, no
sólo al fraude de una ley nacional, sino al de ley extranjera, inadmisible en un estadio
de evolución como el presente, que exige solidaridad y cooperación internacional;
Halperin reconoce que adoptar sistema de lugar de constitución puede prestarse a
burlar la ley del país donde el ente funciona realmente, pero a continuación comenta
que éste no es el criterio adoptado por la ley de sociedades qué según los arts. 5 y
inc.2 la sociedad debe constituirse en el lugar del domicilio, que también fija el lugar
de inscripción.

Por su parte Favier Dubois (h) considera que la ley aplicable al ente extranjero es la del
"domicilio" por lo dispuesto en los art. 5 y inc. 2 en cuanto vinculan la constitución al
lugar del domicilio, vinculación que es también regla en el derecho comparado.
Boggiano, si bien adhiere a la ley de constitución, admite la aludida vinculación, y por

38
SEMANA 5
MÓDULO 5

sobre ello, por cuanto el art. 124 LSC aplica la ley argentina a la sociedad constituida en
el extranjero que tenga su sede (domicilio efectivo) en el país.

El articulo 150 del Código Civil y Comercial de la Nación establece en el párrafo final
que las personas jurídicas privadas que se constituyen en el extranjero se rigen por lo
dispuesto en la LGS.

La remisión que el Código efectúa a la LGS impone la aplicación del art. 118 de la ley
19.550 que dispones en el cuanto a su existencia y forma, la sociedad constituida en el
extranjero se rige por la ley de constitución.

Para nuestro sistema, una sociedad constituida en el extranjero dispone de


personalidad jurídica siempre y cuando la legislación extranjera que enmarca su
constitución se la hubiera conferido.

El ordenamiento societario no solo acepta la actuación extraterritorial de las entidades


sociales constituidas en el extranjero sino que indica la ley aplicable a los efectos de
regular sus existencia y forma, precisando que se rige por la ley de constitución,
permitiendo invocar la personalidad jurídica disponible por la sociedad ( existencia)
antes de arribar a la República mientras que la indicación a la forma autoriza oponer el
tipo y ahora también la modalidad de persona jurídica adoptada en origen y sus
caracteres.

DIVERSOS SUPUESTOS DE ACTUACIÓN DE LAS SOCIEDADES


EXTRANJERAS

El art. 118 de LSC contempla cuatro supuestos de actuación territorial de la sociedad


extranjera, y les otorga un tratamiento diferenciado e independiente, a saber:

a. La realización por parte de la sociedad extranjera de actos aislados y comparendo en


juicio, en cuyo caso no necesita cumplimentar formalidad alguna, bastando en tal
sentido acreditar su existencia en legal forma, mediante documento auténtico y
legalizado.

b. El ejercicio habitual de actos comprendidos en su objeto social, establecimiento de


sucursal, asiento cualquier especie de representación permanente en el país. En este

39
SEMANA 5
MÓDULO 5

supuesto la ley impone el sometimiento de la entidad al cumplimiento de ciertos


recaudos y a la publicidad registración exigidas para las sociedades formadas en
territorio nacional. También deberán llevar contabilidad separada y someterse al
contralor que corresponda al tipo de sociedad.

c. La sociedad extranjera que participe en una sociedad argentina, ya sea como socia
fundadora o por adquisición posterior de las acciones de esta, deberá acreditar su
existencia y registrar su contrato y documentación habilitante.

d. Las sociedades que tengan su sede en la República o su principal objeto esté


destinado a cumplirse en ésta.

40
SEMANA 6
SEMANA 6 6
MÓDULO

MÓDULO 6

DERECHO SOCIETARIO
Parte General

0
SEMANA 6
MÓDULO 6

MODULO VI:
EJE TEMATICO
Transformación. Subsanación. Fusión. Escisión. Resolución, disolución y
liquidación. Prórroga, reconducción y reactivación. Intervención Judicial.

TRANSFORMACION DE SOCIEDADES: (Artículos 74 a 81)

La transformación es un cambio estructural que puede estar motivado en


nuevas necesidades organizativas de la empresa, como por imperativo de
ciertas circunstancias legales.

La Ley adopta en el punto las más modernas tendencias, apartándose de la


concepción caracterizada como de “disolución-nueva creación”, por ello cambia
sólo el tipo societario pero no la personalidad, la sociedad sigue siendo la
misma bajo otro tipo.

Concepto: Se da cuando una sociedad adopta otro de los tipos sociales


regulados en la ley.

Efectos: la sociedad que se transformas, no se disuelve (por ende tampoco se


liquida), ni se modifican los derechos y obligaciones de la sociedad para con
los terceros.

La nueva sociedad es continuadora legal de la anterior y asume por ello sus


derechos y obligaciones en el estado en que se encontraban

Responsabilidad anterior de los socios:

La ley consagra el principio de inalterabilidad de la responsabilidad de los


socios por las obligaciones anteriores a la transformación, pero modifica el
tema del consentimiento de los acreedores. Para la limitación de esa
responsabilidad anterior se requiere consentimiento expreso de los acreedores.

1
SEMANA 6
MÓDULO 6

La subsistencia de la responsabilidad ilimitada y solidaria alcanza también a


operaciones sociales preexistentes a la transformación pero exigibles con
posterioridad a ella.

Asimismo la mayor responsabilidad personal que asuman los socios como


consecuencia de la transformación no se extiende, en principio, a las
obligaciones anteriores de la sociedad que no contaban con ella, salvo que las
aceptaran expresamente.

Se puede señlar:

- Si de la transformación surge una menor responsabilidad, esta no se extiende


a las obligaciones anteriores, salvo el consentimiento expreso de los
acreedores.

- Si de la transformación surge una mayor responsabilidad, esta no se extiende


a las obligaciones anteriores salvo aceptación expresa de los socios.

Requisitos (art. 77).

La transformación exige estos requisitos:

1. Acuerdo unánime de los socios, salvo pacto en contrario

2. Balance especial, cerrado a una fecha que no exceda de 1 mes a la del


acuerdo de transformación y puesto a disposición de los socios en la sede
social con no menos de 15 días de anticipación a dicho acuerdo. Se requieren
las mismas mayorías que para los balances de ejercicio.

3. Otorgamiento del acto q indique la transformación por los órganos


competentes de la S q se transforme y la concurrencia de los nuevos
otorgantes con constancia de los socios q se retiren, capital q representan y
cumplimiento de las formas del nuevo tipo societario adoptado.

4. Publicación por 1 día en el diario de publicaciones legales q corresponda a la


sede social y sucursales. El aviso debe contener:

 Fecha de la resolución q aprobó la transformación

 Fecha del instrumento de transformación

2
SEMANA 6
MÓDULO 6

 Razón social o denominación socia anterior y la adoptada

 Socios q se retiran o incorporan y el capital que representan

5. Inscripción del instrumento con copia del balance firmado en el RPC y


demás Registros que correspondan por el tipo de S. Estas inscripciones deben
ser ordenadas y ejecutadas por el juez o autoridad a cargo del RPC.

La transformación no tiene efectos frente a terceros mientras no se inscriba,


siguiendo el criterio general.

Derecho de receso.

La ley prevé el derecho de los socios disconformes con la transformación a


retirarse de la sociedad. Esto será procedente cuando no se requiere
unanimidad para el cambio de tipo social.

La palabra “receso” tiene un significado equivalente a “retiro, alejamiento,


separación”, de este modo se entiende por “derecho de receso” a la facultad
que tienen los socios de separarse anticipadamente de la sociedad, con el
correspondiente reembolso del capital aportado, cuando el órgano de gobierno
(la junta de socios o asamblea de accionistas) adopta una decisión
expresamente contemplada en la ley como presupuesto del ejercicio del
referido derecho.

El fundamento de este derecho que las distintas legislaciones reconocen a los


socios, es la alteración profunda de su status, es decir del conjunto de
derechos, obligaciones y responsabilidad que el socio tenía con anterioridad al
mencionado acto modificatorio.

La finalidad es evitar que las mayorías ejerciendo abusivamente su poder,


puedan perjudicar a los socios minoritarios imponiéndoles modificaciones al
acto constitutivo que lesionan sus derechos.

Es el punto de conciliación entre el derecho social de modificar los estatutos y


el derecho individual que tiene el accionista de no aceptar modificaciones
sustanciales.

3
SEMANA 6
MÓDULO 6

Artículo 78: En los supuestos en que no se exija unanimidad, los socios que
han votado en contra y los ausentes tienen derecho de receso, sin que éste
afecte su responsabilidad hacia los terceros por las obligaciones contraídas
hasta que la transformación se inscriba en el Registro Público de Comercio. El
derecho debe ejercerse dentro de los quince (15) días del acuerdo social, salvo
que el contrato fije un plazo distinto y lo dispuesto para algunos tipos
societarios. El reembolso de las partes de los socios recedentes se hará sobre
la base del balance de transformación. La sociedad, los socios con
responsabilidad ilimitada y los administradores garantizan solidaria e
ilimitadamente a los socios recedentes por las obligaciones sociales contraídas
desde el ejercicio del receso hasta su inscripción.

Socios que tienen derecho de receso:

1.- los que votaron en contra de la transformación. Esto elimina a los que
votaron a favor y a los que se abstuvieron.

2.- los ausentes, que no concurrieron a la reunión social o asamblea donde se


resolvió la transformación de la sociedad.

Plazo para el ejercicio del derecho:

En principio rige el plazo que se hubiera fijado en el contrato o estatuto social.


Si nada se hubiere previsto allí, el plazo será de quince (15) días corridos,
contados desde la fecha de la reunión o asamblea que resolvió la
transformación.

Garantía por las operaciones posteriores:

El ejercicio del derecho de receso no puede afectar a los terceros que han
contratado con la sociedad. Pero una vez que el socio ha ejercido el derecho
de receder y manifestado su voluntad de retirarse de la sociedad, resulta
incuestionable su voluntad de no responsabilizarse por la continuación de la
actividad societaria. Por esto, el art. 78 último párrafo, consagra la garantía de
la sociedad, de los administradores sociales y de los socios con
responsabilidad ilimitada y solidaria, a favor del recedente, por las operaciones

4
SEMANA 6
MÓDULO 6

que se realicen en el período de tiempo posterior al ejercicio del derecho de


receso y hasta su inscripción en el Registro Público de Comercio.

Reembolso de su parte:

Dentro de los requisitos establecidos en el art. 77, observamos que el inc. 2


exige la confección de un balance especial para la transformación. Es en base
a este balance que se deberá liquidar la parte del socio recedente.

Forma de comunicar el ejercicio del derecho:

La ley no exige ninguna formalidad, pero dada la importancia de su ejercicio, el


recedente deberá comunicar que ejerce el derecho de receso por un medio
fehaciente, que no deje lugar a dudas. La notificación se debe efectuar a la
sociedad, en la sede social.

Debe ser notificada directamente por el socio o por un tercero con poder
especial que se debe mencionar en la nota de notificación a la sociedad.

Artículo 79: Preferencia de los socios. La transformación no afecta las


preferencias de los socios salvo pacto en contrario.

Los socios que permanecen en la sociedad mantienen su derecho de


preferencia sobre las partes de los recedentes, salvo pacto en contrario
existente en el contrato social o estatuto. Es decir que los socios que continúan
tienen preferencia para adquirir la parte social del recedente, sea su parte de
interés, cuotas o acciones.

Artículo 80: Rescisión de la transformación. El acuerdo social de


transformación puede ser dejado sin efecto mientras ésta no se haya inscripto.
Si medió publicación, debe procederse conforme a lo establecido en el
segundo párrafo del artículo 81. Se requiere acuerdo unánime de los socios,
salvo pacto en contrario y lo dispuesto para algunos tipos societarios.

La resolución de la transformación puede ser dejada sin efecto por los mismos
socios, mientras no haya sido inscripta.

5
SEMANA 6
MÓDULO 6

Si hubiera mediado publicación, habrá que hacer una nueva comunicando la


rescisión.

La rescisión requiere la misma mayoría que la votación de la transformación.

Artículo 81: Caducidad del acuerdo de transformación. El acuerdo de


transformación caduca si a los tres (3) meses de haberse celebrado no se
inscribió el respectivo instrumento en el Registro Público de Comercio, salvo
que el plazo resultare excedido por el normal cumplimiento de los trámites ante
la autoridad que debe intervenir o disponer la inscripción. En caso de haberse
publicado, deberá efectuarse una nueva publicación al solo efecto de anunciar
la caducidad de la transformación. Los administradores son responsables
solidaria e ilimitadamente por los perjuicios derivados del incumplimiento de la
inscripción o de la publicación.

Este artículo brinda claridad y certeza respecto de la situación de la sociedad


cuyo trámite de transformación no puede permanecer indefinidamente abierto.

Los administradores son responsables en forma personal, solidaria e ilimitada,


por los perjuicios que pueden derivarse del incumplimiento de la inscripción o
publicación de la transformación y su consecuente caducidad.

Producida la caducidad, deberá publicarse la misma si ya se hubiera publicado


la transformación.

FUSIÓN. Artículos 82 a 86

Concepto: Es el mecanismo jurídico utilizado para la reunión de dos o más


sociedades en una sola.

Nissen: Es el instrumento jurídico más idóneo para la concentración


empresarial.

La FUSION se da cuando 2 o más sociedades se disuelven sin liquidarse, para


constituir una nueva; o cuando una ya existente incorpora a otra u otras que,
sin liquidarse, son disueltas.

6
SEMANA 6
MÓDULO 6

La nueva sociedad o la incorporante adquiere la titularidad de los derechos y


obligaciones de las sociedades disueltas, produciéndose la transferencia total
de sus patrimonios al inscribirse en el registro público de comercio el acuerdo
de fusión y el contrato o estatuto de la nueva sociedad o el aumento de capital
que hubiere tenido que hacer la incorporante.

Clases de fusión:

- Fusión pura: dos o mas sociedades deciden disolverse, para unirse. No se


liquidan. La nueva sociedad asume la totalidad de los derechos y obligaciones
de la o las sociedades fusionadas.

- Fusión por absorción: una sociedad ya existente incorpora a otra u otras


sociedades que se disuelven sin liquidarse. Es el clásico procedimiento de
crecimiento empresarial. La sociedad incorporante asume los derechos y
obligaciones de las absorbidas.

Efectos:

- La nueva sociedad o la sociedad incorporante adquiere la titularidad de los


derechos y obligaciones produciéndose la transferencia total de sus
patrimonios.

- Quienes eran socios en las sociedades disueltas adquieren la calidad de


socios en la nueva sociedad o sociedad incorporante.

Naturaleza jurídica:

La fusión es un procedimiento muy complejo que requiere un acuerdo o


contrato entre las sociedades, que la ley somete a una prolija regulación, para
que en el seno de cada sociedad se respeten las reglas de los ordenamientos
jurídicos particulares, es decir las disposiciones estatutarias, para que las
decisiones finales que se adopten representen la voluntad unánime o
mayoritaria, según el caso, de los socios de las compañías contratantes.

La fusión se puede realizar entre sociedades de distinto tipo societario y de


diferentes objetos sociales.

7
SEMANA 6
MÓDULO 6

Etapas de la fusión. Artículo 83 (procedimiento y requisitos)

La fusión exige estos requisitos:

1- Compromiso previo de fusión: los representantes de las sociedades que


quieran fusionarse deben suscribir un compromiso previo de fusión que deberá
contener:

- motivos y fines de la fusión

- balances especiales de fusión de cada S, hechos por sus administradores con


informes de los síndicos, cerrados en una misma fecha q no debe ser anterior a
3 meses a la firma del compromiso

- Relación de cambio de las participaciones sociales, cuotas o acciones

- proyecto de contrato o estatuto de la nueva sociedad

- limitaciones q las Sociedades convengan respecto a la administración de sus


negocios y garantías para el cumplimiento de una actividad normal durante el
lapso q transcurra hasta q la fusión se inscriba.

2- Resoluciones sociales. La aprobación del compromiso previo de fusión y


balances especiales. Debe ser aprobado por las asambleas o reuniones de
socios, según el tipo de que se trate.

Por ello, 15 días antes de la reunión de la asamblea social, deben ponerse a


disposición de los socios en las respectivas sedes sociales, copias del
compromiso previo que contiene los respectivos balances y también copias de
los informes de los síndicos, en su caso.

Las asambleas deben aprobar el compromiso previo con los requisitos y


quórum y mayorías que determinen sus respectivos contratos sociales para las
modificaciones de los mismos.

3- Publicidad, por 3 días de un aviso en el diario de publicaciones legales


(Boletín Oficial) de la jurisdicción de cada sociedad y en uno de los diarios de
mayor circulación territorial de la República. Tiene por finalidad garantizar el
debido ejercicio de sus derechos a los acreedores sociales

El aviso debe contener:

8
SEMANA 6
MÓDULO 6

- razón social o denominación social, la sede social y datos de la inscripción en


el RPC

- capital de la nueva Sociedad

- valuación del activo y del pasivo de las sociedades fusionantes

- tipo y domicilio acordado para la sociedad a constituirse.

- fechas de compromiso previo de fusión

4- Oposición de acreedores: Dentro de 15 días desde la última publicación,


los acreedores de fecha anterior pueden oponerse a la fusión. La oposición del
acreedor, no impide el progreso de la fusión.

5- Acuerdo definitivo de fusión: En caso de que no haya acreedores


oponentes, los representantes de las sociedades podrán suscribir el acuerdo
definitivo de fusión, el que debe contener:

- transcripción de las resoluciones de las asambleas sociales que aprobaron la


fusión;

- nómina de los socios que ejercen el derecho de receso y capital que


representan en cada sociedad;

-situación de los acreedores sociales, con indicación de los que hubieran sido
desinteresados, de los que hubieran sido garantizados y de los que hayan
trabado embargos.

- deben agregarse los balances especiales y un balance consolidado de las


sociedades que se fusionan, que permitirá reflejar la realidad económica de la
nueva sociedad resultante de la fusión o bien la situación de sociedad
incorporante luego de la absorción.

6- Inscripción: Debe inscribirse el acuerdo definitivo de fusión en el Registro


Público de Comercio. Solo a partir de ese momento la fusión será oponible
para la sociedad, sus socios y frente a terceros.

9
SEMANA 6
MÓDULO 6

Administración. Art. 84.

La regla general es que hay que respetar lo convenido entre las partes. En
defecto de pacto expreso, desde el acuerdo definitivo la administración y
representación de las sociedades fusionantes (disueltas) estarán a cargo de los
administradores de la nueva sociedad, o de la sociedad incorporante, con
suspensión de sus funciones de quienes las administraban, con excepción del
caso de ejercitar la acción de rescisión, que luego analizaremos.

Derecho de los socios de las sociedades disueltas. Art. 85.

Los socios de las sociedades que se disuelven pueden ejercer el derecho de


receso, aplicándose lo dispuesto al respecto en el art.78. A su vez los socios
conservan las preferencias que tuvieren, aplicándose el art. 79.

Revocación: Artículo 86

El compromiso previo de fusión puede ser dejado sin efecto por cualquiera de
las partes, y la ley distingue dos momentos en que puede revocarse la
decisión:

- si no se han obtenido todas las resoluciones sociales aprobatorias en 3


meses, sin condiciones;

- mientras no se haya celebrado el acuerdo definitivo se pueden revocar las


decisiones asamblearias, con recaudos iguales para su celebración y siempre
que no se causen perjuicios a las sociedades, socios o 3º.

Rescisión: Artículo 87

Cualquiera de las sociedades interesadas puede demandar la rescisión del


acuerdo definitivo de fusión por justos motivos hasta el momento de su
inscripción registral. La demanda se interpone en la jurisdicción del lugar en
donde se celebró el acuerdo definitivo.

ESCISIÓN: Artículo 88.

Concepto: Es una forma de organización de la actividad económica de una o


varias sociedades, mediante la adopción de una nueva organización jurídica,
que supone un desprendimiento patrimonial.

10
SEMANA 6
MÓDULO 6

La escisión es considerada una operación económica y jurídica de gran


importancia porque facilita la reestructuración de las empresas.

A diferencia de la fusión que persigue la concentración, la escisión tiene a la


descentralización patrimonial y funcional de las empresas, permitiendo la
división entre distintas actividades que forman el objeto de una sociedad.

Se la puede definir como la división del patrimonio social en dos más partes, a
fin de transferirlo a una o varias sociedades ya existentes o creadas con motivo
de la operación.

Diferentes clases:

- Una sociedad sin disolverse destina parte de su patrimonio para fusionarse


con sociedades existentes o para participar con ellas en la creación de una
nueva sociedad

- Una sociedad sin disolverse destina parte de su patrimonio para constituir una
o varias sociedades nuevas

- Una sociedad se disuelve sin liquidarse para constituir con todo su patrimonio
nuevas sociedades.

Requisitos:

- Resolución social aprobatoria de la escisión del contrato o estatuto de la


escisionaria, de la reforma del contrato o estatuto de la escindente, y del
balance especial con los requisitos para la modificación del contrato o estatuto
en caso de fusión.

- El balance especial de escisión no será anterior a 3 meses de la resolución


social y será confeccionado como un estado de situación patrimonial

- La resolución social incluirá la atribución de las partes sociales de la sociedad


escisionaria, a los socios o accionistas de la escindente, en proporción a sus
participaciones en ésta, las q se cancelan en caso de reducción de capital

- Publicidad: La publicación de un aviso por 3 días en el diario de publicaciones


que corresponda a la sede social de la S escindente y en uno de los de mayor
circulación de la República y contener:

11
SEMANA 6
MÓDULO 6

- Razón social o denominación, la sede social y datos de la inscripción en el


Registro Público de Comercio de la Sociedad q se escinde

- Valuación del activo y pasivo de la Sociedad, con fecha a q se refiere

- Valuación del activo y pasivo q forman el patrimonio de la nueva Sociedad

- Razón social o denominación, tipo y domicilio q tendrá la sociedad


escisionaria

- Oposición de los acreedores: Los acreedores tendrán derecho de oposición


de acuerdo al régimen de fusión.

- Instrumentación: Vencidos los plazos para el derecho de receso y de


oposición y embargo de los acreedores, se otorgan los instrumentos de
constitución de la sociedad escisionaria y de modificación de la sociedad
escindente.

- Inscripción: Los instrumentos del inciso anterior, deben ser inscriptos en el


Registro Público de Comercio.

Cuando se trate de escisión-fusión se aplican los art 83-87 (fusión, revocación,


rescisión).

Efectos:

- A diferencia de la fusión las sociedades escindentes no transmiten todo su


patrimonio a las sociedades escisionarias, sino parte de el.

- Los socios de la sociedad o sociedades escindentes pasan tambien a ser


socios de la sociedad o sociedades escisionarias.

RESOLUCIÓN PARCIAL

La sociedad nace de un contrato plurilateral que regula múltiples relaciones


entre las partes, de modo que las causas de nulidad, anulabilidad y de
resolución que afectan a uno solo de los contratantes no producen efecto frente
a los demás.

12
SEMANA 6
MÓDULO 6

De allí que causales de resolución del contrato de sociedad como la muerte, el


receso y la exclusión del socio, no afectan a la totalidad, sino a la relación
parcial de ese socio con la sociedad, y no son, por lo tanto, causales de
disolución de la sociedad toda.

Esas circunstancias referidas al socio en particular, producen la resolución


parcial, esto es, la extinción del vínculo que une o liga ese socio con la
sociedad, sin disolver la sociedad misma ni afectar el vínculo de esta con los
demás con socios.

Concepto: es el instituto jurídico que deja sin efecto para el futuro el contrato
social respecto de un socio, esto es, extingue los derechos y obligaciones del
socio en lo referente a la actividad futura de la sociedad, que subsiste como
sujete de derecho, en razón de que el contrato social conserva plena vigencia
en lo atinente a los demás socios.

Aplicabilidad:

La mayoría de la doctrina entiende que la resolución parcial solo se aplica a


aquellas sociedades donde tiene importancia la personalidad de los socios.

Causales:

1- Causas establecida por estipulación contractual.

2- Muerte del socio.

3- Exclusión del socio

4.- El receso del socio

Causales contractuales: Artículo 89 Los socios pueden prever en el contrato


causales de resolución parcial y de disolución no previstas en la ley.

Muerte de un socio: Artículo 90 En las Sociedades Colectivas, en comandita


simple, de capital e industria y en participación, la muerte de un socio resuelve
parcialmente el contrato. En las Sociedades colectivas y en comandita simple,
es licito pactar que la sociedad continúe con sus herederos. Este pacto obliga a
éstos sin necesidad de un nuevo contrato, pero pueden ellos condicionar su
incorporación a la transformación de su parte en comanditaria.

13
SEMANA 6
MÓDULO 6

Exclusión del socio: Artículo 91 Cualquier socio de las sociedades


mencionadas, en las SRL y los comanditados en las sociedades en comandita
por acciones, puede ser excluido si mediare justa causa. Es nulo el pacto en
contrario.

Es la sanción que dispone la separación de un socio de la sociedad cuando ha


caído en estado de incapacidad o bien cuando ha transgredido las normas
contractuales incurriendo en grave incumplimiento de sus obligaciones. Para
que haya exclusión debe mediar justa causa y es nula la cláusula contractual
que lo impidiera en tal supuesto.

Justa causa: Se da cuando el socio incurre en grave incumplimiento de sus


obligaciones. También existe en los casos de incapacidad, inhabilitación,
declaración en quiebra o concurso civil, salvo en las SRL.

Extinción del Derecho: El derecho de exclusión se extingue si no es ejercido en


90 días siguientes a la fecha en la que se conoció el hecho justificativo de la
separación.

Acción de exclusión: Si la exclusión la decide la sociedad, la acción es ejercida


por su representante o por quien los socios designen si la exclusión se refiere a
los administradores. En ambos casos puede disponerse judicialmente la
suspensión provisoria de los derechos del socio cuya exclusión se persigue.

Si la exclusión es ejercida individualmente por uno de los socios, se sustancia


con citación de todos los socios.

Efectos de la exclusión: Artículo 92:

- El socio excluido tiene derecho a una suma de precio que represente el valor
de su parte a la fecha de la invocación de la exclusión

- Si hay operaciones pendientes, el socio participa en los beneficio o soporta


sus perdidas

- La sociedad puede retener la parte del socio excluido hasta terminar las
operaciones en curso

- En caso de pérdida del aporte de uso o goce, el socio excluido no puede


exigir la entrega del aporte si éste es indispensable para el funcionamiento de
la sociedad y se le pagará su parte en dinero.

14
SEMANA 6
MÓDULO 6

- El socio excluido responde hacia los 3º por las obligaciones sociales hasta la
inscripción de la modificación del contrato en el RPC.

Exclusión en sociedades de 2 socios: Artículo 93.

En las sociedades de 2 socios, se da la exclusión de uno de ellos cuando


hubiere justa causa con los efectos del art anterior. El socio inocente asume el
activo y pasivo sociales, sin perjuicio de la aplicación del art 94 bis (reducción a
1 del nº de socios).

DISOLUCION DE LAS SOCIEDAD:

Concepto: Es el momento social en el cual, al verificarse una causa legal o


contractual, se pone fin a la etapa normal de funcionamiento en la que se
cumple el objeto, dando inicio a la etapa final, denominada liquidación, que
concluye con la extinción de la sociedad como sujeto de derecho.

La sociedad dejará de realizar sus actividades específicas y orientara sus


actuaciones con la finalidad de llevar a cabo su liquidación.

Debe existir una causal de disolución.

Hay 2 formas por la que se puede dar: convencionales y legales.

Las normas de la ley en materia de disolución presentan las siguientes


características:

- Son de orden público: los socios no pueden dejarlas sin efecto o alterar
sus consecuencias, sea en el acto constitutivo o posteriormente en otro
documento, y ello con fundamento tanto en el interés de los socios como
en el de los terceros acreedores. Pero esto no impide que los socios
puedan incluir otras causales de disolución en el contrato social, de
acuerdo con lo previsto en el art. 89.

- La enunciación es taxativa y no ejemplificativa, ya que no se puede


pretender la disolución compulsiva por hechos o actos análogos a los
indicados en la ley.

- Comprende tanto a las sociedades de personas como a las de capital.

15
SEMANA 6
MÓDULO 6

Causales contractuales: Artículo 89 Los socios pueden prever en el contrato


constitutivo causales de disolución no previstas en la ley. Ello siempre que no
se afecte el orden público.

Hay causales q operan de pleno derecho (vencimiento del plazo previsto), o


sea no requiere de una reunión de socios para determinarlo; y otras q requieren
dicha reunión (reducción de capital).

Disolución: causas. Artículo 94: La sociedad se disuelve:

1) por decisión de los socios: ellos pueden voluntariamente anticipar la


disolución de la sociedad, adelantando el momento previsto en el contrato
social. Esto es consecuencia del principio general de autonomía de la voluntad.
La decisión debe ser tomada en reunión especial o asamblea extraordinaria y
con el quórum y mayorías necesarias, según el tipo societario. No se requiere
que los socios indiquen o expresen la causa, pero es recomendable que lo
hagan a fin de evitar impugnaciones.

2) por expiración del término por el cual se constituyó: el contrato social


debe contener “el plazo de duración que debe ser determinado”. La
determinación precisa de ese plazo es un requisito insoslayable en nuestra ley
y tiene fundamento en la necesidad de otorgar seguridad jurídica a las
relaciones de la sociedad con terceros y entre socios. Esta causal no opera de
forma automática pues se admite la continuación de la sociedad con
posterioridad a su vencimiento, aplicando el principio de reactivación de la
sociedad mediante el procedimiento de reconducción.

3) por cumplimiento de la condición a la que se subordinó su existencia:


se trata de una condición resolutoria que las partes han previsto en el contrato
y a la cual han supeditado su existencia. Se trata de una causal que debe
operar antes del vencimiento del plazo de duración de la sociedad, como
causal de vencimiento anticipado, pues de lo contrario la disolución se
producirá como consecuencia del acaecimiento de ese vencimiento.

4) por consecución del objeto por el cual se formó, o por la imposibilidad


sobreviniente de lograrlo: este inciso tiene dos partes, el primero alude a la
disolución por la consecución del objeto para el cual se formó la sociedad. Para
que opere, es preciso que el logro del objeto o la imposibilidad de conseguirlo

16
SEMANA 6
MÓDULO 6

sean absolutos, totales y definitivos y posteriores a la formación de la sociedad.


Los socios en asamblea especial o extraordinaria deberán declarar que el
objeto social se ha cumplido y que en consecuencia la sociedad se disuelve. O
bien deberá declararlo el juez interviniente a pedido de uno de los socio, si no
hubiera mediado acuerdo en la disolución.

El segundo supuesto es la imposibilidad sobreviniente de lograr el objeto para


el que se constituyó la sociedad. Esta imposibilidad puede derivar de una
causa natural o legal. Debe ser posterior a la constitución de la sociedad, total y
definitiva. No opera de forma automática, sino que requiere de la verificación y
resolución de una reunión o asamblea de socios que declare la imposibilidad
sobreviniente de lograr el objeto social

5) por la pérdida del capital social: el capital social es un elemento esencial


para que exista una sociedad, de modo que su pérdida implica la falta o
ausencia de tal elemento esencial. Exhibe también la imposibilidad futura de la
sociedad de lograr el objeto propuesto. No pera de forma automática.

6) por declaración en quiebra; la disolución quedará sin efecto si se


celebrare avenimiento o se dispone la conversión: la disolución de la
sociedad por su quiebra es impuesta por la ley en tutela de los intereses
generales, ya que la sentencia declarativa de quiebra importa para la sociedad
fallida el desapoderamiento de sus bienes, pasando la administración al síndico
y siendo ineficaces los actos que realicen anteriores administradores de la
sociedad. Además la disolución queda sub efecto si se logra un avenimiento en
el juicio respectivo.

7) por su fusión, en los términos del artículo 82: la fusión puede ser de dos
tipos: pura, cuando dos o más sociedades se disuelven sin liquidarse para
constituir una nueva; y por absorción, cuando una sociedad incorpora a otra u
otras que se disuelven sin liquidarse.

En ambos casos la disolución no va seguida de la liquidación.

8) por sanción firme de cancelación de oferta pública o de la cotización de


sus acciones; la disolución podrá quedar sin efecto por resolución de
asamblea extraordinaria reunida dentro de los sesenta (60) días, de
acuerdo al artículo 244, cuarto párrafo: esta causal es aplicable a aquellas

17
SEMANA 6
MÓDULO 6

sociedades por acciones abiertas, autorizadas a realizar oferta pública de sus


títulos calores por la Comisión Nacional de Valores y que coticen sus acciones
en los mercados de valores.

De acuerdo al régimen vigente las sociedad requieren una doble autorización,


para hacer oferta pública y para cotizar los títulos en un mercado de valores.
De aquí es que la norma se refiere a esas dos cancelaciones, es decir el retiro
de la autorización para hacer oferta pública, y el retiro de la autorización para
cotizar títulos. Si producidas estas cancelaciones, la sociedad no resuelve en
asamblea la continuación, se producirá la disolución.

Se trata de una causal de disolución sometida a una condición suspensiva, cual


es que la sociedad por medio de la asamblea no resuelva su continuación.

Se requiere que la decisión se tome en asamblea extraordinaria por mayoría de


votos.

9) por resolución firme de retiro de la autorización para funcionar si leyes


especiales la impusieran en razón del objeto: se trata de aquellos casos
donde se ha limitado el ejercicio de una determinada actividad a ciertas
personas previamente autorizadas. Tal el caso de las entidades bancarias, la
aseguradora, radiodifusión y televisión, etc. La revocación de esa autorización
implica dejar a las sociedad cuyo objeto social es precisamente ejercer esa
actividad, en situación de no poder cumplir el objeto social para el que fueron
constituidas.

Reducción a uno del número de socios: Artículo 94 bis.

La reducción a 1 del nº de socios no es causal de disolución, imponiendo la


transformación de pleno derecho de las sociedad en comandita simple o por
acciones, de capital e industria, en Sociedad Anónima Unipersonal, si no se
decidiera en el término de 3 meses.

Prórroga: artículo 95

Requiere acuerdo unánime de los socios, salvo pacto en contrario. Las


sociedades por acciones y las SRL requieren acuerdo de las mayorías
especiales prevista para cada tipo.

18
SEMANA 6
MÓDULO 6

La prórroga debe resolverse y la inscripción solicitarse antes del vencimiento


del plazo de duración de la sociedad.

Reconducción de la sociedad:

A veces ocurre que los socios olvidan el plazo de duración de la sociedad y lo


dejan vencer sin tener intención de disolver la sociedad.

Se les concede a los socios la posibilidad de que con posterioridad al


vencimiento del plazo de duración, revoquen dicha causal disolutoria a través
de la reconducción y eviten asi la liquidación de la sociedad.

ARTICULO 95: Reconducción. Con sujeción a los requisitos del primer


párrafo puede acordarse la reconducción mientras no se haya inscripto el
nombramiento del liquidador, sin perjuicio del mantenimiento de las
responsabilidades dispuestas por el artículo 99.Todo ulterior acuerdo de
reconducción debe adoptarse por unanimidad, sin distinción de tipos.

Pérdida del capital: Artículo 96

En el caso de pérdida del capital social, la disolución no se produce si los


socios acuerdan su reintegro total o parcial del mismo o su aumento.

Disolución judicial: Artículo 97

Cuando la disolución sea declarada judicialmente, la sentencia tendrá efecto


retroactivo al día en que tuvo lugar su causa generadora.

Efectos de la disolución:

El efecto principal de la disolución es el cambio de objeto de la sociedad. se


dejaran de lado las actividades especificas, y el nuevo fin societario, será llevar
a cabo la liquidación.

ARTÍCULO 98: La disolución de la sociedad, se encuentre o no constituida


regularmente, solo produce efecto respecto de 3º en su inscripción registral,
previa publicación en su caso

Administradores: Artículo 99

Los administradores, en tales situaciones, solo pueden atender los asuntos


urgentes y deben adoptar las medidas necesarias para iniciar la liquidación.

19
SEMANA 6
MÓDULO 6

Cualquier operación ajena a esos fines los hace responsabilidad ilimitada y


solidariamente respecto a los 3º y los socios, sin perjuicio de la responsabilidad
de éstos.

Remoción de causales de disolución: Artículo 100

Las causales de disolución pueden ser removidas mediando decisión de la


asamblea y eliminación de la causa que le dio origen, si existe viabilidad
económica y social de la subsistencia de la actividad de la sociedad. La
resolución se adopta antes de cancelarse la inscripción, sin perjuicio de 3º y de
las responsabilidades asumidas. Si hay duda sobre una causal de disolución,
se está a favor de la subsistencia de la sociedad.

LIQUIDACION DE LA SOCIEDAD:

Concepto: es la utlima etapa en la vida de la sociedad. Producida una causal


de disolución la sociedad no muere, sino que continúa viviendo a efectos de
poder realizar todo su activo y pagar su pasivo y distribuir el saldo final, si lo
hubiera, entre los socios.

Personalidad. Normas aplicables. ARTÍCULO 101: La sociedad en


liquidación conserva su personalidad a ese efecto y se rige por las norma a su
tipo en cuanto no sea incompatible con la liquidación.

La ley concede a la sociedad esta personalidad y esta prolongación de vida al


solo efecto de cumplir los actos necesarios para realizar el objeto propio de la
liquidación.

El liquidador. Designación del liquidador: Artículo 102

La liquidación de la sociedad está a cargo del órgano de administración, salvo


pacto en contrario.

En su defecto, el liquidador será nombrado por mayoría de votos dentro de 30


días de haber entrado la sociedad en liquidación.

No designado el liquidador o si éste no desempeñare el cargo, cualquier socio


puede solicitar al juez el nombramiento omitido o nueva elección.

El nombramiento del liquidador debe inscribirse en el RPC.

20
SEMANA 6
MÓDULO 6

Remoción:

Los liquidadores pueden ser removidos por las mismas mayorías requeridas
para designarlos. Cualquier socio, o el síndico en su caso, pueden demandar la
remoción judicial por justa causa.

Obligaciones, inventario y balance: Articulo 103 Los liquidadores están


obligados a confeccionar dentro de 30 días de asumido el cargo un inventario y
balance de patrimonio social, que pondrá a disposición de los socios.

Estos podrán por mayoría, extender el plazo hasta 120 días.

El incumplimiento de esta obligación es causal de remoción y les hace perder


el derecho de remuneración, así como les responsabiliza por los daños y
perjuicios ocasionados.

Información periódica: Artículo 104

Los liquidadores deben informar a los socios, por lo menos trimestralmente,


sobre el estado de la liquidación. En las SRL cuyo capital alcance el importe de
$10.000.000 y en las sociedades por acciones el informe se suministra a la
sindicatura. Si la liquidación se prolongare, se confeccionan además balances
anuales.

Facultades: Artículo 105

Los liquidadores tienen la representación de la sociedad.

Están facultados para celebrar todos los actos necesarios para la realización
del activo y cancelación del pasivo.

Están sujetos a las instrucciones de los socios, impartidas según el tipo de


sociedad, so pena de incurrir en responsabilidad por los daños y perjuicios
causados por el incumplimiento.

Actuarán empleando la razón social o denominación de la sociedad con el


accesorio "en liquidación".

Su omisión lo hará ilimitada y solidariamente responsable por los daños y


perjuicios

Contribuciones debidas: Artículo 106

21
SEMANA 6
MÓDULO 6

Cuando los fondos sociales sean insuficientes para satisfacer las deudas, los
liquidadores están obligados a exigir a los socios las contribuciones debidas de
acuerdo con el tipo de sociedad o del contrato constitutivo.

Partición y distribución parcial:

Si todas las obligaciones sociales estuvieren suficientemente garantizadas,


podrá hacerse partición parcial.

Los accionistas que representen la décima parte del capital social en las
sociedades por acciones y cualquier socio en los demás tipos, pueden requerir
en esas condiciones la distribución parcial.

En caso de la negativa de los liquidadores la incidencia será resuelta


judicialmente.

El acuerdo de contribución parcial se publica en la misma forma que el acuerdo


de reducción capital.

Obligaciones y responsabilidades: Artículo 108

Las obligaciones y la responsabilidad de los liquidadores se rigen por las


disposiciones para los administradores, en todo cuanto no esté dispuesto en
esta Sección.

Balance final y distribución: Artículo 109

Extinguido el pasivo social, los liquidadores confeccionan el balance final y el


proyecto de distribución: reembolsan el capital y, salvo disposición en contrario
del contrato, el excedente se distribuirá en proporción a la participación de cada
socio en las ganancias.

- El balance final: informa acerca de todas las operaciones realizadas durante


su gestión y pone de manifiesto si existen o no remanentes.

- El proyecto de distribución, el liquidador indica como debería repartirse


entre los socios, el remanente de la liquidación.

Comunicación del balance y plan de partición. Artículo 110

El balance final y el proyecto de distribución suscriptos por los liquidadores son


comunicados a los socios, quienes podrán impugnarlos en 15 días. Así, la

22
SEMANA 6
MÓDULO 6

acción judicial oportuna se promueve en 60 días siguientes. Se acumulan todas


las impugnaciones en una causa única.

En las SRL cuyo capital alcance $10.000.000, y en las sociedades por


acciones, el balance final y el proyecto de distribución suscripta también por los
síndicos, son sometidos a la aprobación de la asamblea. Los socios o
accionistas disidentes o ausentes, pueden impugnar judicialmente estas
operaciones en el término de 15 días computado desde la aprobación por la
asamblea.

Distribución: El balance final y el proyecto de distribución aprobados se


agregan al legajo de la sociedad en el RPC, y se procede a la ejecución.

Los importes no reclamados en los 90 días de la presentación de tales


documentos en el RPC, se depositan en un banco oficial.

Pasados 3 años sin ser reclamados, se atribuirán a la autoridad escolar de la


jurisdicción respectiva.

Cancelación de la inscripción: Artículo 112

Terminada la liquidación, se cancela la inscripción del contrato social en el


RPC. En defecto de acuerdo de socios, el Juez de Registro decide quien
conserva los libros y documentación.

INTERVENCIÓN JUDICIAL.

Debido a su estructura predominantemente contractualista, la ley instaura esta


medida en atendiendo exclusivamente al interés de la sociedad y de los socios
ante la actuación de los administradores que ponga en grave peligro sus
derechos. Las medidas cautelares a favor de los terceros quedan circunscriptas
a las normas procesalesi.

Se encuentra regulada en la LGS desde el art. 113 al 119.

Hay intervención judicial cuando un juez interfiere en el funcionamiento o en la


estructura de una sociedad designando una persona en quien delega sus
facultades para el cometido de las funciones que le confiere, que procederá
como medida cautelar con los recaudos establecidos en la sección de esta ley,
sin perjuicio de aplicar las normas específicas para los distintos tipos de
sociedades.

23
SEMANA 6
MÓDULO 6

Requisitos y prueba. El peticionante acreditará su condición de socio, la


existencia del peligro y su gravedad, que agotó los recursos acordados por el
contrato social y se promovió acción de remoción.

Criterio restrictivo. El juez apreciará la procedencia de la intervención con


criterio restrictivo.

Clases: La intervención puede consistir en la designación de un mero veedor,


de uno o varios coadministradores, o de uno o varios administradores.

Misión. Atribuciones. El juez fijará la misión que deberán cumplir y las


atribuciones que les asigne de acuerdo con sus funciones, sin poder ser
mayores que las otorgadas a los administradores por esta ley o el contrato
social. Precisará el término de la intervención, el que solo puede ser prorrogado
mediante información sumaria de su necesidad.

Contracautela. El peticionante deberá prestar la contracautela que se fije, de


acuerdo con las circunstancias del caso, los perjuicios que la medida pueda
causar a la sociedad y las costas causídicas.

Apelación. La resolución que dispone que la intervención es apelable al solo


efecto devolutivo.

ii
Zunino, Jorge Osvaldo, Régimen de Sociedades – Ley General 19550-, Astrea, Buenos Aires, 2017,
p.112.

24
SEMANA 7
SEMANA 7 7
MÓDULO

MÓDULO 7

DERECHO SOCIETARIO
Clasificación
Sociedad colectiva y en comandita
simple

0
SEMANA 7
MÓDULO 7

MODULO VII:
EJE TEMATICO
Clasificación de las sociedades. Sociedad Colectiva: Características.
Denominación. Responsabilidad de los socios. Administración. Gobierno.
Capital Social. Fiscalización. Resolución Parcial. Sociedad en Comandita
Simple: Características. Denominación. Responsabilidad de los socios.
Administración. Gobierno. Capital Social. Fiscalización. Resolución Parcial.

CLASIFICACION DE SOCIEDADES

Parte de la doctrina alude a la existencia de un criterio económico-jurídico y


otro exclusivamente jurídico para clasificar a las sociedades.

En el primer caso se divide a las sociedades en individualistas y colectivistas,


según la relación entre la gestión del negocio y la cualidad del socio.

Sociedades individualistas o de personas son aquellas en que los socios como


tales tienen derecho a la gestión (autoorganicismo). En ellas la propiedad de la
empresa (en sentido económico) y su dirección se reúnen en las mismas
manos.

Sociedades colectivistas o de capitales son aquellas en que los socios como


tales no tienen derecho a la gestión (organicismo de terceros). En ellas la
propiedad y dirección de la empresa están radicalmente separadas. Su
prototipo es la sociedad por acciones.

Con criterio jurídico, las sociedades se clasifican según la distinta


responsabilidad del socio por las deudas sociales. Es así que las sociedades
pueden ser de responsabilidad ilimitada o limitada, lo que se corresponde con
dos tipos de sociedades, la colectiva y la anónima. De la mezcla de estas dos
formas de responsabilidad nace un tipo intermedio, la sociedad comandiataria.

Sociedades de Personas: son más importantes los socios que su capital; es


importante saber que los mismos tienen una gran responsabilidad, incluso
llegan a cubrir las deudas sociales con sus propios bienes personales.

1
SEMANA 7
MÓDULO 7

 Sociedad Colectiva. (S.C.)

 Sociedad en Comandita Simple. (S.C.S.)

 Sociedad de Capital e Industria. (S.C.I.)

Sociedad de Capital: El elemento sobresaliente es el capital. En una SA, por


ejemplo, ni siquiera se conoce la identidad de los socios. Estos tienen su
capital dividido en porciones de igual valor llamadas "acciones". La
responsabilidad de los socios se limita al capital que aportaron.

 Sociedad en Comandita por Acciones (S.C.A.)

 Sociedad Anónima (S.A.)

 Sociedad Anónima Unipersonal (S.A.U.) incorporada con la reforma


introducida por la Ley 26.994

 Sociedad de Economía Mixta.

 Sociedad Anónima con Participación Estatal mayoritaria.

Sociedad Mixta: Poseen caracteres de los dos grupos anteriores. En ellas,


tanto el capital como los socios tienen igual trascendencia.

 Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.)

SOCIEDADES DE PERSONA O INTERÉS:

Son las sociedades de partes o interés en las que predominan las


características del socio por sobre el capital. Son las más antiguas. Su
utilización en el comercio es cada vez más escasa. A pesar de la sencillez,
flexibilidad que tiene su funcionamiento, los comerciantes no recurren a ellas
porque los socios responden de manera ilimitada, tienden a buscar formas
asociativas en las que se limite la sociedad.

Son 3:

- SOCIEDADES COLECTIVAS (Arts. 125-133)

- SOCIEDADES EN COMANDITA SIMPLE (Arts. 134-140)

- SOCIEDADES DE CAPITAL E INDUSTRIA (Arts. 141-145).

2
SEMANA 7
MÓDULO 7

Las sociedades de interés se rigen por las normas de las sociedades colectivas
y estas han sido reservadas a las pequeñas o medianas empresas por la
responsabilidad ilimitada de los socios.

En 1932 aparece la SRL (Sociedad de responsabilidad limitada) y se pone un


punto final a las sociedades de interés para limitar su responsabilidad.

SOCIEDAD COLECTIVA (arts. 125 - 133)

Concepto: la doctrina la define como aquella sociedad en que todos los socios,
en nombre colectivo y bajo una razón social, se comprometen a participar, en la
proporción que establezcan, de los mismos derechos y obligaciones,
respondiendo subsidiaria, personal y solidariamente con todos sus bienes de
las resultas de las operaciones sociales.

Características:

- Fuerte acento personal, es personal de todos los socios.

- Responsabilidad solidaria ilimitada y subsidiaria por las obligaciones sociales.


El pacto en contrario no es oponible a 3º.

- Todos los socios tienen acceso a la dirección y manejo de los asuntos


sociales.

- Capital dividido en partes de interés.

Responsabilidad de los socios.

La ley consagra la responsabilidad subsidiaria, ilimitada y solidaria por las


obligaciones sociales.

Es subsidiaria porque una vez ejecutado el patrimonio social, los acreedores


sociales pueden ejecutar el patrimonio individual o personal de cada socio o de
todos los socios.

3
SEMANA 7
MÓDULO 7

Es ilimitada porque los socios responden con todo su patrimonio sin


posibilidades de limitación.

Y es solidaria porque cada socio responde por el total adeudado y no en


proporción a la parte de su capital.

Como consecuencia la quiebra de la sociedad importa la quiebra de los socios.

Llegado el caso, la ley exige que haya una sentencia contra la sociedad y que
se haya ejecutado su patrimonio, para recién posteriormente hacer viable la
acción contra los socios. Este trámite previo es insoslayable, de modo que el
acreedor social no puede demandar directamente a los socios personalmente,
ni aún probando que la sociedad no tiene bienes libres.

Oposición del beneficio de excusión: Los acreedores no pueden ejecutar el


patrimonio de los socios que gocen del beneficio de excusión hasta tanto se
haya ejecutado el patrimonio social.

El socio que quiere plantearlo debe hacerlo judicialmente, no es automático. Es


una acción que tiene el socio. Primero tiene que ir a la sociedad, si éstos no
alcanzan, recién ahí se pueden cobrar con el patrimonio personal del socio.

Cuando un socio paga la deuda social, tiene la acción de reintegro respecto del
resto de los socios.

- El capital se divide en partes de interés, no en cuotas como en la SRL ni


acciones como en las SA:

1- Los acreedores de socios NO pueden vender esa parte de interés. Sólo la


pueden embargar porque el acreedor se cobra de las utilidades del socio y
eventualmente de la cuota de liquidación si la S se liquida

2- Resolución parcial del contrato por fallecimiento de socio.

3- Posibilidad de excluir al socio que haya incurrido en falta grave.

4- Consentimiento de todos los socios en caso de que uno ceda su parte de


interés a otro socio o a 3º. Es decir, unanimidad.

En todos estos casos se ve la importancia del elemento personal.

4
SEMANA 7
MÓDULO 7

Constitución y modificación:

Denominación social: Se denomina con Sociedad Colectiva o su abreviatura.

Si actúa con razón social, esta se forma con el nombre de alguno, algunos o
todos los socios, o bien debe contener la palabra “y compañía” o su abreviatura
si en ella no figuran el nombre de todos los socios. Se busca dar transferencia.

La violación de ello hace al firmante responsable solidario con la sociedad por


las obligaciones contraídas.

Se hace por instrumento privado.

Administración:

Cualquiera de los socios, indistintamente, o en conjunto, puede administrar la


sociedad. El contrato social fijará las reglas, pero si no lo hiciera, se entenderá
que todos los socios pueden administrar, indistintamente.

Aquellos que cumplan la función de administradores, son también


representantes de la sociedad.

El régimen de administración está regulado por el contrato social. Los socios


tienen plena libertad para designar al administrador y para fijar sus funciones.

- Si se encarga en el contrato a varios socios sin determinar sus funciones, se


entiende que pueden realizar cualquier acto de administración y
representación.

- Si se ha estipulado que nada puede hacer uno sin el otro, ninguno puede
obrar individualmente, aun en el caso de que el coadministrador se halle en la
imposibilidad de actuar.

Remoción:

Sea el administrador socio o no, el principio es que los administradores se


pueden remover en cualquier momento sin necesidad de invocar justa causa,
por mayoría de los socios y que no haya pacto en contrario.

Cuando en el contrato social se requiere justa causa, el administrador conserva


su cargo hasta que una sentencia judicial lo remueva, salvo que se hubiera
pedido la separación provisoria por las normas de intervención judicial.

5
SEMANA 7
MÓDULO 7

Los socios disconformes con dicha remoción y que votaron en contra de la


decisión, tienen derecho de receso. Lo ejercen cuando la designación del
administrador era una condición expresa en el contrato.

La acción de remoción del administrador cuando es con justa causa, es de


naturaleza social y tiene que dirigirse en forma conjunta contra la sociedad y el
administrador. Es una acción social. Esta acción se rige por las normas de
conocimiento pleno ya que todas las acciones societarias se someten al
proceso sumarísimo.

Renuncia:

El administrador puede renunciar en cualquier momento, salvo pacto en


contrario previsto en el contrato social. Pero hay casos en los que debe
responder por los daños que pueda ocasionar: cuando sea dolosa o
intempestiva.

Es intempestiva si fuera hecha a destiempo, en un momento desfavorable para


la sociedad. Y es dolosa si fuera efectuada de mala fe, para causar un perjuicio
a la sociedad.

De todas maneras la renuncia es un acto bilateral y debe ser aceptada por los
socios, por lo que estos tienen en todo momento el derecho de rechazarla.

Capital social:

Aporte: cualquier tipo de bienes, por esto la gran responsabilidad que tienen los
socios.

Al suscribir e integrar el capital social, los socios pasan a ser titulares de


participaciones societarias denominadas PARTE DE INTERES.

Para transferir las partes de interés, tanto a un tercero como a otro socio, es
necesario reformar el contrato social. Por ello es que se necesita el
consentimiento unánime de los restantes socios.

Resoluciones sociales. Mayorías:

En la sociedad colectiva se requiere el consentimiento todos los socios para:

- La modificación del contrato

6
SEMANA 7
MÓDULO 7

- La transferencia de partes de interés a otro socio o a un 3º.

Aquí la mayoría significa el CONSENTIMIENTO DE TODOS, o sea,


unanimidad.

Para el resto de las decisiones, se requiere MAYORÍA ABSOLUTA, como los


estados contables.

Resolución parcial del contrato de sociedad:

En la sociedad de personas, la muerte produce una RESOLUCIÓN PARCIAL.

Los herederos no ingresan a la sociedad sino que son acreedores de la


sociedad del valor real que tenía el socio fallecido allí.

Sin embargo, la Ley General de Sociedades permite que se inserten en el


contrato, si hay cláusulas que modifiquen este principio y que hagan obligatorio
que los herederos se incorporen a la sociedad, quienes pueden oponer su
responsabilidad limitada (comanditaria).

Ya que se remite la licitud de este tipo de clausulas contractuales, en donde se


establezca que los herederos de los socios fallecidos, ingresen a la sociedad.

Exclusión de un socio:

Cualquier socio puede ser excluido si mediare justa causa. Aquel socio que
realice ACTOS EN COMPETENCIA, podrá ser excluido y también se le podrá
exigir: (sanción)

- La incorporación a la sociedad de los beneficios obtenidos con la realización


de dichos actos

- El resarcimiento de los daños causados.

SOCIEDAD EN COMANDITA SIMPLE (Arts. 134 – 140)

Concepto: Es aquella sociedad de personas en la que coexisten dos


categorías de socios, los comanditados y los comanditarios, cuyos derechos y
obligaciones son bien diferenciados.

7
SEMANA 7
MÓDULO 7

Se trata de una sociedad que hemos clasificado como “de interés” o


“personales” de tipo “mixta”, con socios de responsabilidad ilimitada y socios
con responsabilidad limitada.

Caracteres. Categorías de socios:

-Existencia de dos categorías de socio, y debe haber por lo menos uno de cada
una, sin perjuicios de que haya mas de uno en alguna o en ambas:

- SOCIOS COMANDITADOS: también llamados solidarios o colectivos,


responden por las obligaciones sociales como los socios de la sociedad
colectiva, es decir, en forma ilimitada, solidaria y subsidiaria.

- SOCIOS COMANDITARIOS: Responden en forma limitada, por las


obligaciones sociales, ya que solo responden con el capital que aportaron o
que se obligaron a aportar.

Ante esta distinción, la quiebra de la sociedad solo producirá la quiebra de los


socios comanditados

Constitución:

Rigen los mismos requisitos que para las sociedades colectivas.

Denominación: Es un nombre de fantasía, integrado con las palabras


“Sociedad en comandita Simple” o su abreviatura, y dada la limitación de
responsabilidad para una de las categorías de socios, tal exigencia adquiere
particular importancia para quienes contraten con la sociedad.

Esto determina que solo los socios comanditados pueden figurar en la razón
social, ya que ellos asumen la responsabilidad solidaria e ilimitada.

Razón social: Se compone con el nombre o nombres de los socios


COMANDITADOS. Si no figura el nombre de todos los socios comanditados,
deberá complementarse con las palabras “y compañía” o su abreviatura.

Quien firme en nombre de la sociedad violando estas reglas, será responsable


en forma solidaria.

Aportes del socio comanditario.

8
SEMANA 7
MÓDULO 7

La ley prescribe que el aporte debe consistir en “obligación de dar” y esto se


compadece con la naturaleza de la sociedad y la limitación de la
responsabilidad dispuesta a favor de esta categoría de socios.

Nada dice la ley del aporte de los socios comanditados, de modo que resulta
admisible que estos realicen aportes de uso o goce de bienes.

La diferenciación entra las categorías de ocios obligará también a especificar


en el contrato social el capital que corresponde a los socios comanditados y el
que corresponde a los comanditarios.

Administración y representación. Limitaciones impuestas a los


comanditarios.

La administración y representación de la sociedad solo puede ser ejercida por


los socios comanditados o por terceros designados en el contrato social,
porque los socios comanditarios no pueden intervenir en la administración, so
pena de ser responsables ilimitada y solidariamente por las operaciones
sociales.

El socio comanditario no puede entrometerse en la administración. Si lo


hiciere será responsable ilimitada y solidariamente por los actos que realizados
en violación a esta norma. Si su actuación administrativa fuere habitual, su
responsabilidad se extenderá aun a los actos en que no hubiera intervenido.

En caso de quiebra, concurso, muerte, incapacidad o inhabilitación, el socio


comanditario podrá realizar actos urgentes de administración mientras se
regulariza la situación, sin incurrir en responsabilidad ilimitada y solidaria.

En las demás cuestiones, se aplican las reglas de la sociedad colectiva.

Responsabilidad de los socios:

- Comanditados: ilimitada, solidaria y subsidiaria.

- Comanditarios: limitada, respecto al capital que aportó.

Actos autorizados al socio comanditario:

Expresamente se los autoriza a realizar ciertos actos, como: los de examen,


inspección, vigilancia, verificación, opinión o consejo.

9
SEMANA 7
MÓDULO 7

Resoluciones sociales: Rigen las mismas reglas que para la sociedad


colectiva. Se exige: - Unanimidad: para la modificación del contrato, y
transferencia - Mayoría absoluta: para las demás resoluciones sociales. Los
socios comanditarios tendrán voto en la consideración de los estados contables
y en la designación del administrador.

Aplicación de las normas de la sociedad colectiva

En todo lo que no esté previsto en el contrato social o en la ley, en la parte


referida a estas sociedades, se le aplicarán a ella las reglas establecidas para
las sociedades coelctivas.

10
SEMANA 8
SEMANA 8 8
MÓDULO

MÓDULO 8

DERECHO SOCIETARIO
Sociedad de capital e industria

0
SEMANA 8
MÓDULO 8

EJE TEMATICO
Sociedad de Capital e Industria. Características. Socios: aportes,
responsabilidad, participación. Razón social. Capital social. Administración y
representación. Voto del socio industrial. Muerte y exclusión del socio. Ley de
Contrato de Trabajo.

SOCIEDAD DE CAPITAL E INDUSTRIA (Arts. 141 – 145)

Concepto: Es aquella sociedad de personas en la que coexisten dos


categorías de socios, los capitalistas y los industriales, diferentes en cuantos a
sus derechos y obligaciones.

Su denominación no es correcta, ya que debió denominársela “sociedad de


capital y trabajo”, porque la palabra “industria” no está usada en su exacta
acepción sino en la de trabajo humano.

Se trata de un tipo mixto, pues la sociedad se integra con dos categorías de


socios.

Diremos entonces que se trata de una sociedad de interés, personal, de tipo


mixto, con dos categorías de socios, cuya diferenciación se establece en virtud
de la naturaleza de sus aportaciones.

Hay 2 categorías de socios que se diferencian por la responsabilidad y por los


aportes:

- Los socios CAPITALISTAS solo pueden hacer prestaciones de dar;

- Los socios INDUSTRIALES pueden aportar su industria o prestaciones de


hacer.

1
SEMANA 8
MÓDULO 8

Características.

- Los capitalistas aportan el capital y responden por los resultados de las


operaciones sociales como los socios de la sociedad colectiva (solidaria,
ilimitada y subsidiaria).

- Los industriales aportan únicamente su trabajo, responden hasta la


concurrencia de las ganancias no percibidas. A los industriales les está
expresamente prohibido percibir sueldos periódicos por su trabajo, y lo que
reciben son ganancias siempre y cuando sean liquidas y realizadas
provenientes de un balance de la ley y aprobado por el órgano social
competente.

Constitución y denominación:

Se rige por las mismas normas que las colectivas.

Razón Social: Debe contener el nombre de sociedad de capital e industria o su


abreviatura.

Si actúa bajo una razón social no puede figurar en ella el nombre del socio
industrial.

La violación de ello hace responsable solidariamente al firmante con la


sociedad por las obligaciones así contraídas.

Es una cláusula necesaria en el contrato la determinación de la parte del socio


industrial en lo que hace a su beneficio, a las ganancias que va a percibir. Esto
como derecho y en atención a los terceros que contrataron con la sociedad.

Capital social: Los socios capitalistas aportan el capital, y los socios


industriales solo pueden aportar su trabajo.

2
SEMANA 8
MÓDULO 8

Administración y representación:

Puede ser ejercida por cualquiera de los socios, con las mismas limitaciones
que para las sociedades colectivas.

El socio industrial puede ser administrador de la sociedad. La administración,


no obstante la remisión genérica a la sección I del capítulo, queda reservada a
los socios, por lo cual se excluye la administración por terceros.

Participación del socio industrial en los beneficios.

El contrato social debe establecer la parte que le corresponderá al socio


industrial en los beneficios. Si callara al respecto, el art. 144 consagra el
derecho del socio trabajador a solicitar su fijación judicial.

Resoluciones sociales:

En cuanto a sus resoluciones, se adoptan por el régimen de mayoría de las


sociedades colectivas. Si en el contrato social no se fija el valor del socio
industrial, tendrá el mismo valor que el voto del socio capitalista con menor
aporte.

Si se tratara de la modificación del contrato social, se requiere unanimidad,


salvo pacto expreso en contrario previsto en el contrato.

El socio industrial tiene derecho de voto en todas las decisiones de la sociedad.

Muerte, incapacidad o inhabilitación del socio administrador. Quiebra.

La ley remite a la solución del art. 140 ante los casos de muerte, incapacidad o
inhabilitación del socio administrador, aunque aclarando que la inteligencia
opera cuando la administración haya quedado reservada al socio capitalista;
esto sí, porque a diferencia del socio comanditario al que le está vedada la
administración, el socio industrial puede ejercerla.

Es decir que en tales supuestos, el socio industrial podrá continuar con la


administración de la sociedad, realizando los actos urgentes que requiera la

3
SEMANA 8
MÓDULO 8

gestión social, sin incurrir en responsabilidad subsidiaria, con la obligación de


regularizar la sociedad dentro del término de tres meses mediante la
incorporación de uno o más socios capitalistas o transformando la sociedad en
otro tipo social.

Vencido el plazo de tres meses, la sociedad se disolverá.

Los socios industriales que no cumplan con las obligaciones que prescribe esta
regla, asumirán una responsabilidad subsidiaria, ilimitada y solidaria por las
obligaciones sociales.

Transferencia de la parte social.

Para la transferencia de la parte social del socio o de uno de los socios


capitalistas, se requerirá la unanimidad de todos los socios (de ambas
categorías), salvo que el contrato social previera otra solución.
Respecto a la posibilidad de poder transferir su condición de socio, dado que
estamos en presencia de una sociedad donde el elemento personal es
decisivo, la regla tiene que ser también la de exigir la unanimidad de todos los
socios, de ambas categorías, salvo pacto expreso en contrario.

Situación del socio industrial.


En su calidad de socio tiene los mismos derechos que los que corresponden a
los socios de la sociedad colectiva, ya que la ley no le impone limitaciones
como al socio comanditario. Puede intervenir en la administración, si así lo
prevé el contrato social; puede votar en las reuniones sociales para la adopción
de las decisiones, lógicamente también tiene derecho de opinar sobre todas las
cuestiones sociales; tiene derechos de pedir informes al administrador, derecho
a verificar los libros y documentos sociales, tiene a derecho a peticionar la
intervención judicial; a solicitar judicialmente la exclusión del socio capitalista y
solo puede ser excluido de la sociedad si media justa causa y es necesaria su
conformidad para la modificación del contrato social.
A su vez tiene las obligaciones comunes a todo socio, en cuanto a cumplir con
el aporte prometido, en este caso su trabajo; actuar con lealtad; no realizar
negocios en competencia con la sociedad; etc.

4
SEMANA 8
MÓDULO 8

La imposibilidad de cumplir con su trabajo, en caso de ser uno el socio


industrial, producirá la disolución de la sociedad, si no fuera posible la
incorporación de un nuevo socio industrial. Si la imposibilidad fuera temporaria,
los socios pueden ponerse de acuerdo en contratar a un empleado que realice
el trabajo del socio industrial.
En caso de negativa del socio industrial a cumplir su aporte, ello sería causal
de exclusión, con daños y perjuicios. Si su aporte es esencial, la sociedad se
disolverá. Si no lo fuera, podrá incorporarse un nuevo socio industrial.

5
SEMANA 9
MÓDULO 9
SEMAN
A9
MÓDUL
O9

DERECHO
SOCIETARIO
S.R.L.

0
SEMANA 9
MÓDULO 9

MÓDULO 9:
Sociedad de Responsabilidad Limitada. Características. Naturaleza.
Denominación. Proceso constitutivo. Capital y cuotas sociales. Aumento y
reducción del capital social. Responsabilidad de los socios. Transmisibilidad de
las cuotas. Transmisibilidad por causa de muerte. Derechos de terceros
acreedores de la sociedad y acreedores particulares de los socios sobre las
cuotas sociales. Órganos: gobierno, administración y fiscalización.

1. SOCIEDADES DE RESPONSABILIDAD LIMITADA. CARACTERÍSTICAS.


NATURALEZA. DENOMINACIÓN

Son sociedades de carácter mixto, en el sentido de que si bien la personalidad


del socio no es esencial para su constitución, tampoco es indiferente.

Requisitos tipificantes:

 Su capital se divide en cuotas y los socios limitan su responsabilidad a la


integración de las que suscriben o integran. No obstante ello, los socios
garantizan solidaria e ilimitadamente a los terceros la integración de los
aportes en efectivo y son responsables de la misma manera por la
sobrevaluación de los aportes en especie.
 La administración y representación está a cargo de una gerencia, que
puede ser unipersonal o plural, integrado por socios o terceros.
 El número de socios no puede exceder de 50.

2. PROCESO CONSTITUTIVO

Las SRL se constituyen y modifican por instrumento público o privado, pero la


modificación del elenco de los socios no constituye reforma del contrato social.

El capital debe ser suscripto íntegramente en el acto de constitución de la


sociedad. Los aportes dinerarios deben integrarse en un 25 % como mínimo y
completarse en un plazo de dos años. Su cumplimiento se acreditara al tiempo
de ordenarse la inscripción en el RPC. En cuanto a los aportes en especie,
ellos deben integrarse totalmente y su valor se justificara indicándose en el
contrato social los antecedentes justificativos de la valuación.

Si los socios optan por realizar valuación por pericia judicial, cesa la
responsabilidad que les impone el art. 150 LGS.

1
SEMANA 9
MÓDULO 9

3. CAPITAL Y CUOTAS SOCIALES. NATURALEZA JURÍDICA

La división del capital social de las SRL es en cuotas de igual valor, de diez
pesos o sus múltiplos (art. 148 LGS).

La titularidad de las mismas se acredita con las constancias del contrato


constitutivo o convenios posteriores de cesión, debidamente inscriptos en el
RPC, confiriéndole al socio los derechos y obligaciones que de ellas emanan.

Los acreedores pueden ejecutar las cuotas cuyo deudor es titular de las
mismas, de acuerdo al régimen del art.154.-

También existen las cuotas suplementarias, que no forman parte del capital
social, aun cuando son integración del mismo y deberán asentarse en el
balance. su emisión requiere acuerdo de los socios que representen más del
50 % del capital social.

La integración de las cuotas suplementarias debe ser proporcional al número


de cuotas de las que cada socio sea titular al momento que se acuerde
hacerlas efectivas y su integración solo será exigible por la sociedad, una vez
que la decisión social de emisión haya sido publicada e inscripta.

4. AUMENTO DEL CAPITAL SOCIAL

El aumento de capital en una SRL puede producirse, por ejemplo, por los
siguientes motivos:

a. Expansión y fortalecimiento en el mercado

b. Lanzamiento de nuevos productos

c. Creación de nuevas sucursales o puntos de ventas

d. Creación de nuevas plantas industriales

e. Financiación de nuevos emprendimientos o proyectos

f. Modernización tecnológica

El aumento de capital podrá llevarse a cabo por:

a. Nuevos aportes de los socios o de terceros

b. Capitalización de reservas

c. Revaloraciones de activos

d. Capitalización de utilidades

e. Cancelación de pasivos.

f. Capitalización de aportes irrevocables.


2
SEMANA 9
MÓDULO 9

El capital debe existir en forma real, concreta, y existir también una


equivalencia entre el capital (nominal) y el patrimonio (o capital real), no sólo en
la constitución, sino en los sucesivos aumentos. Para el aumento deben
observarse los mismos requisitos que para la suscripción e integración del
capital al constituirse la sociedad, no puede hacerse por suscripción pública,
debe suscribirse en cuotas de valor igual a las existentes, el aumento debe ser
íntegramente suscripto, e integrado en la forma dispuesta por el art. 149,
debiendo detallarse y valuarse los aportes en especie. El contrato constitutivo
puede fijar cuotas suplementarias de capital. Todo aumento de capital social
deberá también suscribirse íntegramente, de manera tal que la identidad entre
capital social y capital social suscripto se mantenga intangible. Los socios
ausentes o los que votaron contra el aumento de capital tienen derecho a
suscribir cuotas proporcionalmente a su participación social. Si no lo asumen,
podrán acrecerlos otros socios y, en su defecto, incorporarse nuevos socios.

Los socios estarán obligados a integrar las cuotas una vez que la decisión
social haya sido publicada e inscripta. En caso que el contrato o el acuerdo de
socios nada haya previsto, deberán suscribirse e integrarse en proporción al
número de cuotas de que cada sodio sea titular en el momento en que se
resuelva hacerlas efectivas. Figurarán en el balance a partir de la inscripción en
el registro público de comercio.

4. REDUCCIÓN DEL CAPITAL SOCIAL


Requisitos comunes a todos los casos de reducción de capital social de
sociedades anónimas y sociedades de responsabilidad limitada (arts. 203, 204
segundo párrafo, 205 y 206 de la LGS). Tratándose de una SRL, se deberá
dictaminar en caso de no ser unánime si los gerentes convocaron a reunión de
socios conforme lo estipula el art. 159 de la Ley 19.550.

5. LOS SOCIOS DE LAS SRL. RESPONSABILIDAD

El socio de la SRL no puede intervenir ni ser demandado en una acción


promovida por un acreedor de la sociedad.

La suficiencia del capital social para responder por las obligaciones contraídas
por la entidad debe considerarse implícita en todo ente cuyo tipo imponga tan
restringida responsabilidad y su infra capitalización abre las puertas para exigir
a los integrantes de la sociedad su responsabilidad personal por las
obligaciones sociales.

3
SEMANA 9
MÓDULO 9

Los gerentes serán responsables individual o solidariamente, según la


organización de la gerencia y la reglamentación de su funcionamiento
establecidas en el contrato. Si una pluralidad de gerentes participaron en los
mismos hechos generadores de responsabilidad, el Juez puede fijar la parte
que a cada uno corresponde en la reparación de los perjuicios, atendiendo a su
actuación personal. Son de aplicación las disposiciones relativas a la
responsabilidad de los directores cuando la gerencia fuere colegiada.

6. EL RÉGIMEN DE TRANSFERENCIA DE LAS CUOTAS SOCIALES

El art. 153: las cuotas sociales son libremente transmisibles, salvo disposición
contractual en contrario. La disposición en contrario puede incluir cláusulas que
limiten la transferencia, nunca prohibirlas.-

Dicha transferencia se hace mediante cesión de los derechos que las mismas
confieren y debe hacerse por instrumento escrito. Tiene efecto frente a la
sociedad desde que el cedente o adquiriente entreguen a la gerencia un
ejemplar o copia del título de la cesión o transferencia, con autenticación de las
firmas si obra en instrumento privado.

La transferencia puede hacerse en forma verbal y acreditada por cualquier


medio de prueba, el cedente podrá ser obligado a otorgar el instrumento
respectivo.

Si bien frente a la sociedad, la transferencia surte efectos desde que se


entrega copia autenticada de la cesión, frente a terceros solo es oponible
cuando es inscripta en el RPC.

El art. 153 establece la licitud de las cláusulas contractuales que requieran la


conformidad mayoritaria o unánime de los socios o que confieran un derecho
de preferencia a los socios o la misma sociedad, si esta adquiere cuotas con
utilidades no distribuidas o reservas disponibles o reduce su capital, pero como
requisito de validez, el contrato social debe establecer el procedimiento a que
se sujetara el otorgamiento de la conformidad o el ejercicio de la opción a
compra. El plazo para notificar la decisión al socio que se propone ceder no
podrá exceder de treinta (30) días desde que éste comunicó a gerencia el
nombre del interesado y el precio. A su vencimiento se tendrá por acordada la
conformidad y por no ejercitada la preferencia.

7. TRANSFERENCIA EN CASO DE MUERTE


4
SEMANA 9
MÓDULO 9

En el contrato social los socios pueden pactar que en caso de que alguno
fallezca la sociedad continúa con uno de sus herederos, siendo obligatoria para
los herederos y para los socios.

La incorporación del heredero se hará efectiva cuando se acredite su condición


de tal y hasta ese momento actuara en su representación el administrador de la
sucesión.

Los herederos tendrán la posibilidad de ceder sus cuotas aun cuando el


contrato establezca limitaciones a la transmisibilidad, estas serán inoponibles a
las sesiones que realicen dentro de los tres meses desde su incorporación.

Si el heredero decide ceder los restantes socios tendrán derecho a la opción de


compra por el mismo precio dentro de los 15 días desde que el heredero haya
comunicado el propósito de ceder.

EJECUCIÓN FORZADA
Los acreedores personales de los socios pueden ejecutar las cuotas sociales
correspondientes a estos. Deben hacerlo conforme al art.153 in fine, que solo
se aplica en los casos que existan limitaciones a la transmisibilidad de cuotas.

1. La resolución judicial que ordena la realización del remate de las cuotas


debe ser notificada a la sociedad al menos 15 días antes de la fecha de
la subasta.
2. Durante esos 15 días el acreedor, el deudor y la sociedad pueden llevar
a un acuerdo.
3. Si llegan a un acuerdo este debe cumplirse.
4. Si no llegan a un acuerdo a los 15 días se realiza el remate de las
cuotas.
5. Pero el juez no la adjudicará si dentro de los diez (10) días la sociedad
presenta un adquirente o ella o los socios ejercitan la opción de compra
por el mismo precio, depositando su importe.

5
SEMANA 9
MÓDULO 9

8. DERECHOS DE TERCEROS ACREEDORES DE LA SOCIEDAD Y


ACREEDORES PARTICULARES DE LOS SOCIOS SOBRE LAS CUOTAS
SOCIALES

ARTÍCULO 26: Las relaciones entre los acreedores sociales y los acreedores
particulares de los socios, inclusive en caso de quiebra, se juzgarán como si se
tratare de una sociedad regular, excepto respecto de los bienes cuyo dominio
requiere registración.

Si bien los acreedores de la sociedad pueden dirigir sus acciones contra el


patrimonio de sus socios no sucede a la inversa, en el sentido de que los
acreedores particulares no podrán dirigirse contra los bienes de la sociedad. La
única diferencia importante de esa norma respecto con la anterior es que se
incluyen, en vez de excluirse, los bienes registrables, en consonancia con el
artículo 23 que permite inscribir dichos bienes a nombre de una sociedad
irregular.

9.ÓRGANOS: GOBIERNO, ADMINISTRACIÓN Y FISCALIZACIÓN

EL ÓRGANO DE GOBIERNO DE LA SRL. RESOLUCIONES SOCIALES

El art. 159 LS dispone que el contrato social dispondrá sobre las formas de
deliberar y tomar acuerdos sociales, pero en caso de silencio, son válidas las
resoluciones que se adopte por el voto de los socios, comunicado a la gerencia
a través de cualquier procedimiento que garantice su autenticidad, dentro de
los 10 días de habérseles cursado consulta simultánea a través de un medio
fehaciente; o las que resulten de una declaración escrita en la que todos los
socios expresen el sentido de su voto.

Es la única sociedad, que permite que las decisiones sociales no provengan


exclusivamente de asambleas o reuniones sociales.

Las formas serán: de consulta o voto por correspondencia; a través de una


declaración escrita. Obviamente cuando en el contrato social no se estipule
otra.

Domicilio de los socios

Art. 159: toda comunicación o citación a los socios debe dirigirse al domicilio
expresado en el instrumento de constitución, salvo que se haya comunicado su
cambio en la gerencia.

6
SEMANA 9
MÓDULO 9

Régimen de mayorías en la adopción de acuerdos sociales

El art. 160: que el contrato social deberá establecer las reglas aplicables a las
resoluciones que tengan por objeto su modificación, pero la mayoría debe
representar como mínimo más de la mitad del capital social. Para las
resoluciones se requiere el voto de las ¾ parte del capital social.

Pero como excepción, el tercer párrafo del art. 160, prescribe que si un solo
socio representare el voto mayoritario, se necesitara además el voto de otro.

Si la modificación no conciernen al contrato social, la designación y revocación


de gerentes y síndicos se adoptaran por mayoría del capital presente en la
asamblea participe en el acuerdo, salvo que el contrato exija una mayoría
superior.

Cada cuota solo da derecho a un voto y rigen las limitaciones de orden social
previstas para los accionistas de la SA, conforme la cual estos deben
abstenerse de votar en todas las operaciones sociales que por cuenta propia o
ajena tuviera un interés contrario al de la Soc. (161).-

ADMINISTRACIÓN DE LAS SRL. LA GERENCIA

En las SRL el órgano de administración y representación es el gerente, cuya


ausencia hará incurrir a la sociedad en nulidad.

Pueden ser socios o terceros, designados en el contrato constitutivo o


posteriormente por reunión de socios. Su designación o cesación debe
inscribirse en el RPC.

La gerencia puede ser individual o plural, y en este último caso puede ser
indistinta, conjunta o colegiada. En el caso de pluralidad el contrato constitutivo
puede establecer la función de cada gerente, en caso de silencio cualquiera de
ellos puede realizar indistintamente actos de administración y representación.

Los gerentes no pueden participar por cuenta propia o ajena, en actos que
importen competir con la Soc., salvo autorización expresa y unánime de los
socios.

Todos los gerentes son solidaria e ilimitadamente responsables por los daños
sufridos por la sociedad. Sin embargo el juez puede fijar la responsabilidad que
compete a cada uno y la reparación que debe resarcir atendiendo a su
actuación personal.

La remoción del gerente es de libre revocabilidad, salvo si la designación fue


expresa condición del contrato constitutivo en cuyo caso este conservara su
puesto hasta la sentencia judicial de remoción, salvo intervención judicial
fundada en graves incumplimientos del gerente.

7
SEMANA 9
MÓDULO 9

También pueden ser removidos por cualquiera de los socios mediante acción
judicial, fundada en justa causa.-

FISCALIZACIÓN DE LA SRL

La fiscalización se encuentra a cargo de cualquiera de los socios, quienes


pueden examinar los libros y papeles sociales y recabar de los administradores
los informes que estimen pertinentes, salvo estipulación en contrario en el
contrato constitutivo.

También pueden establecer un órgano de fiscalización, sindicatura o consejo


de vigilancia, el cual se regirá por el contrato social, pero el régimen de control
interno será obligatorio cuando el capital social alcance el importe fijado en el
299 2º párrafo LS. ($ 10.000.000).

Generalmente la fiscalización de estas Sociedad no es de aplicación práctica.

8
SEMANA 9
MÓDULO 9

9
SEMANA 10
MÓDULO 10
SEMANA 10
MÓDULO 10
101010101010
101010
MOLO 1

DERECHO
SOCIETARIO
SOCIEDAD ANONIMA PARTE
1

0
SEMANA 10
MÓDULO 10

Eje temático
Sociedad Anónima. Características. Naturaleza. Constitución.
Suscripción e integración del capital. Aumento y reducción del capital,
casos. Acciones: Valor de las acciones. Clases de acciones.
Instrumentación de los títulos. Libro de registro de acciones.
Transmisibilidad, límites. Usufructo, prenda y embargo de acciones.
Derecho de receso.

UNIDAD 10: Sociedad Anónima

La sociedad anónima es un tipo de sociedad adoptada mayormente por las grandes


empresas, ya que permite muchos socios y variedad de negocios y su capital se divide
en acciones. Tiene más requisitos para su conformación, su constitución es más
costosa y está sujeta a mayores controles. Pero tiene como ventajas: gran motivación
de los socios dado que participan directamente en los beneficios; las acciones pueden
adquirirse por transferencia o herencia y pueden ser vendidas; la transferencia es un
trámite rápido y sencillo, lo que permite el ingreso o salida de socios sin grandes
formalismos; la responsabilidad de los socios está limitada a sus aportes.

La denominación de la sociedad anónima suele formarse libremente, pero debe ser


necesariamente distinta de la de cualquiera otra sociedad y suele incluir la frase
"Sociedad Anónima", un equivalente o su abreviatura. Para ciertas áreas económicas u
objetos sociales, puede exigirse incluir una denominación especial, como por ejemplo
"Banco" si la sociedad anónima tiene ese giro. Cuando se trate de sociedades cuyas
actividades solo pueden desarrollarse, de acuerdo con la ley, por sociedades
anónimas; el uso de la indicación o de las siglas es facultativo y así es mejor
comprendido.

En Argentina, la sociedad anónima está regulada por la Ley General de sociedades N°


19.550 y se han introducido hasta la fecha reformas importantes (la más notoria
introducida por la publicación del nuevo Código Civil y Comercial en 2015).-

La Sociedad Anónima es una sociedad de naturaleza mercantil dedicada a la


explotación de una actividad económica con capital propio dividido en acciones e
integrado por las aportaciones de los socios, quienes no responderán por las deudas
sociales sino hasta el límite de la aportación realizada o comprometida.

Para constituir una sociedad anónima indefectiblemente debe utilizarse un


instrumento público, lo mismo que para modificar el contrato societario.

1
SEMANA 10
MÓDULO 10

El nombre de la sociedad siempre debe incluir el tipo social, Sociedad Anónima (S.A) a
continuación del nombre social, que puede ser el de uno de los integrantes, o un
nombre de fantasía.

Están sujetas a la fiscalización estatal, sobre todas aquellas en las que sus acciones
cotizan en bolsa. En todos los casos, el Estado interviene en su constitución,
modificación y disolución.

Los bienes sociales pertenecen a la sociedad y no a sus socios, quienes tienen sobre
esos bienes, acciones, que representan una porción ideal del capital social. Los socios
están facultados para examinar los libros y los papeles de la sociedad, y pedir al
administrador se les informe sobre lo que requieran en esos aspectos.

La ley general de sociedades en su art 163 establece que El capital se representa por
acciones y los socios limitan su responsabilidad a la integración de las acciones
suscriptas, y en su artículo siguiente determina que la denominación social puede
incluir el nombre de una o más personas de existencia visible y debe contener la
expresión ‘sociedad anónima’, su abreviatura o la sigla S.A. En caso de sociedad
anónima unipersonal deberá contener la expresión ‘sociedad anónima unipersonal’, su
abreviatura o la sigla S.A.U.

Principales Características:

• Concentración de capital. Su capital se encuentra dividido en acciones (que


pueden o no cotizar en bolsa)

• Limitación de la responsabilidad de los socios (responsabilidad limitada al


aporte realizado)

• Capital social dividido en acciones, de carácter transferible.

• Facilidad de financiación

• Mayor estabilidad

• La forma de administración: ejercida por órganos elegidos por los accionistas.

Los órganos de gobierno de la S.A son:

-Órgano de Gobierno: a cargo de la Asamblea

-Órgano de Administración: Directorio formado por uno o más miembros que pueden
ser o no accionistas. La mayoría de los directores deben residir en el país.

-Representación: presidente de la S.A.

-Fiscalización: a cargo del consejo de vigilancia o sindicatura

2
SEMANA 10
MÓDULO 10

-La Junta General de Accionistas

Los bienes sociales pertenecen a la sociedad y no a sus socios, quienes tienen sobre
esos bienes, acciones, que representan una porción ideal del capital social. Los socios
están facultados para examinar los libros y los papeles de la sociedad, y pedir al
administrador se les informe sobre lo que requieran en esos aspectos.

Forma de Constitución: La sociedad anónima debe constituirse por instrumento


público, básicamente escritura pública. La ley admite dos formas de constitución, por
acto único y escritura pública y por suscripción pública. Lo más común es la primera. El
procedimiento para la constitución por suscripción publica esta detallado en los art.
165 a 182 de la ley 19.550.

Para proceder a la constitución de una sociedad anónima se requiere cumplir una serie
de requisitos establecidos por el ordenamiento jurídico respectivo. Entre ellos,
generalmente se incluye, según la legislación en concreto

1. Un socio (SAU sociedad anónima unipersonal) o varios socios o accionistas, y


que cada uno de ellos suscriba una acción.

2. Un mínimo de capital social o suscripción de las acciones.

3. La escritura constitutiva de la sociedad anónima con ciertas menciones mínimas


de este.

En algunos sistemas, las sociedades anónimas pueden constituirse a través de un doble


procedimiento práctico, regulado específicamente por los diferentes intereses
jurídicos, y constitución final de la sociedad; a través de la asamblea constituyente,
códigos o leyes mercantiles: Fundación simultánea y Fundación sucesiva.

• Fundación simultánea: bajo este procedimiento la fundación de la sociedad


tiene lugar en un único acto en el que concurren todos los socios fundadores,
poniendo de relieve su deseo de constituir una sociedad anónima.

• Fundación sucesiva: la constitución de la sociedad se basa en diferentes etapas


o fases, desde las primeras gestiones realizadas por los promotores, la suscripción
inicial de las participaciones sociales por parte de las personas físicas o naturales.

El art. 165 de la LGS establece que La sociedad se constituye por instrumento público y
por acto único o por suscripción pública.

Si se constituye por acto único, el instrumento de constitución contendrá los requisitos


del artículo 11 y los siguientes: 1º) Respecto del capital social: la naturaleza, clases,
modalidades de emisión y demás características de las acciones, y en su caso, su
régimen de aumento;

3
SEMANA 10
MÓDULO 10

2) La suscripción del capital, el monto y la forma de integración y, si corresponde, el


plazo para el pago del saldo adeudado, el que no puede exceder de dos (2) años.

3) La elección de los integrantes de los órganos de administración y de fiscalización,


fijándose el término de duración en los cargos.

Todos los firmantes del contrato constitutivo se consideran fundadores.

Resulta importante destacar que, como consecuencia de la reforma, la legislación


societaria admite la sociedad anónima unipersonal, bajo dos modalidades: a)
constituida por un solo socio desde su origen (art. 1 LGS) y b) la sobreviniente por
reducción a uno del número de socios (art 94 bis LGS).

SeGÚN LA ley general de sociedades, La sociedad solo se considera regularmente


constituida con su inscripción en el Registro Público de Comercio.

El capital de las Sociedades Anónimas de conformidad al articulo 186 de la LGS debe


suscribirse totalmente al tiempo de la celebración del contrato constitutivo. No podrá
ser inferior a PESOS CIEN MIL ($ 100.000). Este monto podrá ser actualizado por el
Poder Ejecutivo, cada vez que lo estime necesario. (Monto del Capital Social sustituido
por art. 1° del Decreto N° 1331/2012 B.O. 7/8/2012. Vigencia: a los SESENTA (60) días
de su publicación en el Boletín Oficial)

En los casos de aumentos de capital por suscripción, el contrato deberá extenderse en


doble ejemplar y contener:

1º) El nombre, edad, estado civil, nacionalidad, profesión, domicilio y número de


documento de identidad del suscriptor o datos de individualización y de registro o de
autorización tratándose de personas jurídicas;

2º) La cantidad, valor nominal, clase y características de las acciones suscriptas;

3º) El precio de cada acción y del total suscripto; la forma y las condiciones de pago. En
las Sociedades Anónimas Unipersonales el capital debe integrarse totalmente; (Inciso
sustituido por punto 2.23 del Anexo II de la Ley N° 26.994 B.O. 08/10/2014
Suplemento. Vigencia: 1° de agosto de 2015, texto según art. 1° de la Ley N° 27.077
B.O. 19/12/2014)

4º) Los aportes en especie se individualizarán con precisión. En los supuestos que para
la determinación del aporte sea necesario un inventario, éste quedará depositado en
la sede social para su consulta por los accionistas. En todos los casos el valor definitivo
debe resultar de la oportuna aplicación del artículo 53.

4
SEMANA 10
MÓDULO 10

Las sociedades, sean S.R.L. o S.A., pueden aumentar su capital social y en función del
volumen del aumento, será necesario o no modificar el estatuto social. En caso de que
el aumento esté por encima del quíntuplo, la Ley General de Sociedades N° 19.550
obliga a inscribir tal trámite ante la Inspección General de Justicia (I.G.J.), en un plazo
no mayor a un año contado desde la fecha de su aprobación. El aumento de capital
social puede ser por aporte de los socios o accionistas actuales, o por incorporación de
nuevos, y su forma puede ser en dinero efectivo, en especie, por capitalización de
saldos en la cuenta particular de socios o accionistas, capitalización de utilidades, etc.
Esta situación que puede suceder en la vida societaria, implica la obligatoriedad de ser
aprobada por asamblea extraordinaria, y cumplir posteriormente con todos los pasos
necesarios hasta la inscripción del trámite ante la I.G.J. La disminución del capital social
también genera obligación de realizar este trámite.

El AUMENTO DE CAPITAL SOCIAL Se produce cuando por alguna causa se decide


contar con más aportes de los socios para el giro social. La asamblea extraordinaria es
el órgano competente por excelencia para tratar esta problemática con quórum y las
mayorías agravados (artículo 235). El legislador estableció estas mayorías para evitar
que los aumentos de capital se utilizaran para defraudar a los accionistas minoritarios.

El aumento de capital social es competencia de asamblea extraordinaria con quórum y


las mayorías agravados conforme art.235. Se establecen dichas mayorías para evitar
que los aumentos de capital sean utilizados para defraudar a los accionistas
minoritarios.

De manera excepcional, se permite que el aumento de capital social se realice por


asamblea ordinaria cuando sea hasta el quíntuplo y se encuentre previsto en el
estatuto (artículo 234, concordante con el artículo 188 primer párrafo).

La doctrina y jurisprudencia actual son contestes en afirmar que dicho aumento se


puede efectuar en varias asambleas siempre que en su conjunto no se sobrepase dicho
quíntuplo.

Si el aumento del capital social se realiza por asamblea ordinaria no se debe modificar
el estatuto. En la actualidad, resulta un mecanismo muy utilizado como artimaña para
perjudicar a los accionistas minoritarios.

Esta diferencia entre el aumento de capital mediante asamblea ordinaria y


extraordinaria no es menor. En el supuesto que el aumento de capital social se realice
por asamblea extraordinaria e implique un desembolso para el accionista, este tiene
derecho de receso (artículo 245). Sin embargo, si la asamblea ordinaria realiza el
aumento de capital, el accionista no tiene nunca derecho de receso a lo que habría
que adicionarle la problemática del quórum y de mayorías.

5
SEMANA 10
MÓDULO 10

El accionista que no puede suscribir el aumento de capital social porque no tiene


dinero, o no quiere porque no está dispuesto a poner mayores valores en una sociedad
que puede no darle utilidades, se ve privado del ejercicio del derecho de receso. Debe
ver cómo se le licua su parte sin tener ninguna acción, o en principio podríamos decir
sin tener aparentemente ninguna acción.

El aumento de capital se realizará mediante asamblea extraordinaria cuando el


quíntuplo se haya consumido en otros aumentos o cuando no esté prevista en el
estatuto la posibilidad del aumento de capital social en las condiciones referenciadas
mediante asamblea ordinaria.

CAUSAS POR LAS CUALES SE PUEDE AUMENTAR EL CAPITAL SOCIAL

a) Por realización de nuevos aportes (art. 194 y 245).

b) Por capitalización de deudas o incorporación de bienes (art. 197).

c) Por capitalización de reservas y otros fondos del balance (art. 189).

d) Conversión de debentures u obligaciones negociables en acciones.

e) Capitalización de aportes irrevocables.

f) Capitalización de Ajustes de capital.

Uno de los supuestos más comunes se produce cuando la sociedad necesita contar con
mayor cantidad de fondos para poder desarrollar su objeto social. En estos casos el
aumento se realiza con nuevos aportes de socios o terceros.

También se encuentra prevista la posibilidad que los aumentos de capital se realicen


mediante la capitalización de todo tipo de deudas. La problemática en estos supuestos
se establece con la limitación del derecho de suscripción preferente. Su realización
debe decidirse en una asamblea extraordinaria con las mayorías del último párrafo del
art. 244, estar en el orden del día y exigirse a partir del interés de la sociedad. La
capitalización de deuda no debe ser coactiva para el acreedor; éste debe consentirla.
Se ha admitido dicha limitación capitalizando las deudas que la sociedad posee con los
directores. Cuando los socios no cuestionan la existencia y legitimidad del crédito, no
se ha decretado la suspensión provisoria de la asamblea ante un supuesto de una
capitalización de deuda de un tercero.

TRATAMIENTO EN CASO DE REDUCCIÓN OBLIGATORIA DE CAPITAL (ARTÍCULO 206 )

La resolución Técnica Nº 17 de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de


Ciencias Económicas (Norma 5.19.1.3.1) indica que sólo deben considerarse como
parte del patrimonio neto los aportes que hayan sido aprobados por la asamblea de
accionistas (u órgano equivalente) del ente o por su órgano de administración ad-

6
SEMANA 10
MÓDULO 10

referéndum de ella, cuando el contrato establezca que el aportante mantendrá su


aporte y con excepción que su devolución sea decidida por la asamblea de accionistas
mediante un procedimiento similar al de reducción de capital

DERECHO DEL APORTANTE.

Durante muchos años la doctrina afirmó que el único derecho del aportante es el de
solicitar convocatoria a asamblea para tratar el aumento de capital social y en el
supuesto de no decidirse la capitalización de los aportes irrevocables, solicitar su
reintegro.

La Jurisprudencia consideró que el aporte irrevocable a cuenta de futuras


suscripciones de capital, respondía a una necesidad de financiamiento de la sociedad
para su giro empresario. El aportante tenía la intención y la expectativa de adquirir la
calidad de socio, pero sólo obtendría los derechos políticos y económicos que brindaba
dicho estatus cuando el anticipo fuese capitalizado, hecho que en el caso no había
ocurrido. Para que el ingreso de dinero a las arcas de una sociedad pudiera ser
considerado como aporte a cuenta de futuras suscripciones e integrar su patrimonio
neto, debía ser aprobado por la asamblea o por el directorio ad referéndum de
aquélla. Si no ocurría, el dinero ingresado comportaba un pasivo de la sociedad. En el
caso particular, además se había pactado que si la concursada o los accionistas no
adoptaban los recaudos necesarios para que la incidentista pudiera suscribir las
acciones dentro de los noventa días, automáticamente el contrato se transformaba en
un préstamo de dinero.

Para que el aumento de capital social se lleve a cabo debe haber decisión y ejecución
de la asamblea. Caso contrario, no se efectiviza.

JUDICIABILIDAD DE LOS AUMENTOS DE CAPITAL SOCIAL.

El tema central de debate es si el accionista puede presentarse al juez y manifestar que


el aumento ha sido llevado a cabo solamente para perjudicarlo por no ser necesario
para la sociedad o si esto es una cuestión no justiciable ajena al juez, de política
empresaria.

Sólo los administradores pueden saber sobre al necesariedad de contar con más
capital propio y no de terceros, con más fondos para desarrollar el objeto social y no es
facultad de los jueces realizar dicho análisis, por ser ajenos al manejo del giro
empresario.

La Resolución Pereda c/ Pampágro, establece que no es una cuestión justiciable sino


que es una cuestión de política empresaria, salvo demostración de arbitrariedad
manifiesta e irracionalidad dañosa.

7
SEMANA 10
MÓDULO 10

En Abrech c/ Cacique Camping, se admitió la judiciabilidad del aumento de capital


social realizado con dolo y falsa causa, de objeto ilícito, uso desviado de las vías
societarias para lograr fines extrasocietarios. Conforme a la LS 251, puede ser
impugnada de nulidad toda decisión asamblearia que sea "violatoria de la ley, del
estatuto, o del reglamento". Pues bien: ni la ley, ni el estatuto, ni el reglamento prevén
las circunstancias, motivos, razones o situaciones que autoricen el aumento del capital
de una sociedad anónima. La decisión sobre la necesidad o conveniencia y sobre la
oportunidad del aumento de capital, constituye una cuestión de política empresaria -
particularmente, de índole comercial y financiera- que como principio y a salvo la
hipótesis extrema que mencionaré más adelante, debe quedar exclusivamente
reservada a los órganos societarios naturales, que tienen competencia legal sobre tal
materia. La política empresaria y comercial de un comerciante o sociedad comercial
debe ser decidida y aplicada exclusivamente por éste (salvo hipótesis extremas de
arbitrariedad o irracionalidad dañosas para otro sujeto que ingresa el acto decidido o
cumplido en el ámbito de lo ilícito o antijurídico, y sólo entonces es revisable por el
órgano encargado de restablecer el orden legal y jurídico. La materia sub examen debe
ser juzgada "restrictivamente"; el órgano jurisdiccional debe restringir su intervención,
de modo de actuar solamente en hipótesis de arbitrariedad extrema o irracionalidad
dañosas para otro sujeto. De la anterior, fluye otra conclusión: el impugnante de la
decisión de aumentar el capital debe demostrar la extrema arbitrariedad o
irracionalidad dañosas del acto impugnado. Conclusión que por otra parte, es
congruente con las reglas generales en materia de carga probatoria, contenidas en el
cpr 377, pár. 2º: quien pretende una cierta consecuencia jurídica (la nulidad de la
decisión asamblearia) debe probar el presupuesto de hecho de esa pretensión (esto
es: la extrema arbitrariedad o irracionalidad dañosas de esa decisión). En "Pereda,
Rafael y otro c/ Pampágro S.A. s/ ordinario" CNCom.; SalaD22/08/1989 se consideró
que esta acción escapaba al límite temporal del art. 251 LS y que había sido
tempestivamente impugnada dentro de los dos años contados desde que su dolo y su
falsa causa habían sido conocidos por los afectados por aplicación del art. 4030 del
cciv. Se dijo que el objeto de la resolución de elevación del capital había constituido
intrínsecamente el resultado de una maquinación ilícita de los parientes
constituyentes de la mayoría societaria contraria a las buenas costumbres, opuesta a la
libertad de disposición de la tenencia accionaria, que se había intentado expropiar a
los actores y perjudicarlos patrimonialmente.

En Bona Gaspare c/ Cilsa, se estableció que solamente es cuestión justiciable cuando


se encuentran en juego normas de orden público; no cuando las afectadas son normas
imperativas de derecho societario.

En el año 2008, la Sala D afirmó que la decisión de aumentar el capital social adoptada
por la asamblea de accionistas era una medida de política empresaria que en principio
era materia no justiciable; Por tanto, la revisión judicial se encontraba limitada a

8
SEMANA 10
MÓDULO 10

aquellos casos en los que se acreditase una arbitrariedad o irrazonabilidad dañosa


manifiesta o cuando había evidente e inocultable agravio al orden público societario.
Con el mismo criterio resolvió esta Sala en IATE SA.

El proyecto de reforma no modifica el artículo en temas sustanciales.

La resolución 7- 2005 de la Inspección General de Justicia establece los requisitos que


se deben cumplir para poder inscribir los aumentos de capital social en el ámbito de su
jurisdicción, instaurando como mencionáramos la obligatoriedad de emitir acciones
liberadas antes de realizar los aumentos de capital social.

Con respecto al plazo para la impugnación de la asamblea, existen corrientes que


discuten si el art. 251 de la ley de sociedades es un plazo de caducidad o de
prescripción con las consecuencias que ello depara. Asimismo, hay autores que
consideran que las nulidades absolutas se encuentran subsumidas en el plazo del art.
251 de la ley de sociedades.

Durante la vigencia del Código de Comercio, no se mencionaba a las nulidades


absolutas. Cuando se sancionó la ley 19.550 se estableció la posibilidad de
impugnación de las asambleas cuando la norma violada es de orden público (en el art.
251).

La doctrina debe analizar si nos encontramos ante un supuesto de prescripción o


caducidad, y si quedan comprendidas las nulidades relativas y las absolutas o
solamente las nulidades relativas.

NORMAS tuitivas de los derechos de LOS ACCIONISTAS FRENTE A LOS AUMENTOS DE


CAPITAL SOCIAL

1.- DERECHO DE SUSCRIPCIÓN PREFERENTE (artículo 194)

2-PRIMA DE EMISIÓN (artículo 202)

3.-DERECHO DE RECESO (artículo 245)

DERECHO DE SUSCRIPCIÓN PREFERENTE

El derecho de suscripción preferente en conjunto con el derecho de receso y la prima


de emisión, son los pilares fundamentales del legislador para que no se produzcan
abusos en casos de aumentos de capital social; para que no se utilicen como
herramienta para modificar las mayorías o los votos o para "minimizar a un accionista
que molesta".

Es un derecho absoluto, una norma inderogable que nos viene del derecho italiano. No
puede ser excluida estatutariamente por ser una norma imperativa del derecho
societario, sin llegar a la categoría de orden público. La inderogabilidad genérica de ese

9
SEMANA 10
MÓDULO 10

derecho sólo indica la imposibilidad de su derogación por vía estatutaria, pero esto no
implica que la sociedad lo excluya para un aumento concreto (la asamblea lo puede
resolver en los términos del art. 197.

Persigue que no se utilicen los aumentos de capital social para modificar las mayorías o
el porcentaje en los votos. Luego de un aumento de capital social, con el derecho de
suscripción preferente los accionistas tienen que haber estado en condiciones de
mantener su proporción en el capital y en los votos.

Tiende a proteger que se mantenga el equilibrio económico de cada socio. Tutela los
porcentajes de participación de los accionistas dentro de la sociedad y de la clase de
acciones.[47] Se concede en el supuesto de emisión de nuevas acciones, obligaciones
negociables y debentures convertibles en acciones. Solamente puede limitarse en los
casos que la ley específicamente acepta (artículo 197).

Cuando se realiza un aumento de capital, las clases o categorías de las acciones


ordinarias existentes se deben respetar en las nuevas (salvo que el estatuto las
extienda a las preferidas).

Es compatible con la prima de emisión. Los legitimados son los titulares de acciones
ordinarias ya sean de voto simple o plural y el estatuto o la ley lo pueden extender a
las acciones preferidas. Las acciones ordinarias son las titulares de este derecho, pues
justamente lo que se está protegiendo es el derecho en el voto; es decir, de formar la
voluntad social. Este derecho se puede extender a las acciones preferidas si el estatuto
o la asamblea lo establecen. Por ello, es descalificable la sentencia que asigna tal
derecho a las acciones preferidas, atribuyendo a la citada norma una incongruencia
(sin basarse para tal conclusión en norma vigente, sino sólo en opiniones doctrinarias).

Se puede no respetar la proporcionalidad de las diferentes clases de acciones


(derechos de cada una de las clases), si una asamblea de cada clase reunida con
anterioridad a la asamblea que decide el aumento de capital social con las mayorías
establecidas en el artículo 260, admite que no se respete la proporcionalidad. En este
supuesto, todos los accionistas se consideran integrantes de una única clase para el
ejercicio del derecho de suscripción preferente. Puede no respetarse este derecho
cuando la sociedad tenga acciones con privilegio en el voto y cotice en bolsa (en este
caso las acciones que se emitan serán todas de un solo voto [artículo 216]).

Para que los accionistas ejerzan este derecho, se debe ofrecer por edictos en el diario
de publicaciones legales y si la sociedad se encuentra comprendida dentro del artículo
299, debe publicarse en un diario de mayor circulación de la República. La publicación
debe efectuarse por tres días.

PRIMA DE EMISIÓN

10
SEMANA 10
MÓDULO 10

En este campo, el abuso de la mayoría se suele evidenciar con toda crudeza y por
ende, los juristas deben estar especialmente alertados, redoblando los esfuerzos para
evitar los desbordes. Gracias a ya conocidas maniobras de ingeniería jurídica, es
frecuente que mediante artimañas se perjudique de manera irreparable a uno o más
accionistas o a alguna de las partes.

Es bastante común que con el transcurso de los años, en el seno interno de la sociedad
se constituyan bloques con intereses claramente diferenciados, compuestos por los
que comúnmente denominamos: "accionistas mayoritarios" y "accionistas
minoritarios".

Frente a esta situación de beligerancia insoluble en el contexto legal, es común que se


decida aumentar el capital para licuar la parte del accionista minoritario, que no podrá
suscribir acciones.

La ley de sociedades en el artículo 202 autoriza a emitir con prima de emisión. La ley
suple una omisión del Código de Comercio.

Se ha afirmado que la emisión de acciones con prima constituye uno de los sistemas
más utilizados en la práctica para eliminar los peligros que se asocian al aumento de
capital.

La emisión con prima o sobreprecio equipara la situación de los nuevos socios con la
posición de los antiguos, en relación con las reservas acumuladas y las inversiones
beneficiosas hechas por la sociedad antes del aumento del capital. Su función para los
accionistas existentes, es la de conservar el mayor valor real de la acción que si se
emitiera sin prima _esto es al valor nominal_, traería un enriquecimiento gratuito a los
nuevos accionistas que participarían en igualdad de condiciones con los antiguos, de la
situación económica ventajosa que representa una empresa en marcha.

La prima tiene su fundamento en buscar la manera de fortalecer el patrimonio social


para evitar el aguamiento si los suscriptores son extraños. Mantiene la paridad entre
las acciones emitidas y las que se emitan, compensando a los antiguos socios con los
que se incorporen. El sobreprecio no implica de modo alguno ganancia para la
sociedad, sino un incremento del patrimonio. Para la sociedad sería lo mismo emitir
mayor cantidad de acciones, sin necesidad de recurrir a mayores diferencias.

La ley no es clara con respeto a la obligatoriedad de la prima de emisión.

Se ha discutido si el accionista minoritario que se encuentre impedido de suscribir


nuevas acciones a prorrata de sus tenencias, puede exigir que la emisión se haga con
prima. Tal solución ha sido aceptada, en algunos casos, condicionada a la
demostración que el aumento que se realiza carezca de razonabilidad, pudiéndose
presumir que se hace con el propósito de romper el equilibrio entre los accionistas.

11
SEMANA 10
MÓDULO 10

Héctor María García Cuerva fue el precursor en afirmar que es obligatorio emitir con
prima ya que la misma constituye el precio de la diferencia entre el valor nominal y el
valor real de las acciones en relación con el patrimonio social neto.

En una economía inflacionaria como sabe ser la nuestra, el distinto valor numérico
existente entre el patrimonio neto social del cual la acción es una parte alícuota y su
valor nominal, refleja en forma evidente el desajuste y el mismo es una de las razones
para adoptar la decisión de emitir acciones cuyo precio supere el valor nominal.

En los autos Augur c-Sumampa se enfatizò que la emisión con prima o sobreprecio
tiene como finalidad equiparar la situación de los nuevos socios con la posición de los
antiguos accionistas, en relación con las reservas acumuladas y con las inversiones
beneficiosas hechas por la sociedad antes del aumento del capital. Su función es la de
conservar para los accionistas existentes el mayor valor real de la acción, que si se
emitiera sin prima, al valor nominal. Su falta traería un enriquecimiento gratuito a los
nuevos accionistas que participarían en igualdad de condiciones con los antiguos de la
situación económica ventajosa que representa una empresa en marcha.

DERECHO DE RECESO

El derecho de receso aparece relacionado con el aumento de capital cuando el


aumento implique un desembolso para el accionista (artículo 245).

Este artículo busca proteger a los accionistas que por alguna causa no pueden suscribir
el aumento de capital (no tienen dinero para desembolsar o no quieren hacerlo para
que no se vea perjudicada y menoscabada su participación). Entonces, se les permite
ejercer el derecho de receso y retirarse de la sociedad.

En este caso se le reintegra su parte conforme lo establece la ley de acuerdo al último


balance realizado o que deba realizarse.

Con respecto al derecho de receso, la jurisprudencia ha dicho que

la sociedad no puede desconocer el ejercicio del derecho de receso de los accionistas


ante un aumento de capital mediante la emisión de acciones con prima. Si éste fue
fehacientemente reconocido por el representante legal del ente -en el caso, a través
de una carta documento enviada a los socios-, ello constituye una contradicción de sus
actos anteriores que vulnera la buena fe y el deber de ejercitar los derechos conforme
a ella (art. 1198, Cód. Civil).

Es procedente el derecho de receso ejercido por ciertos accionistas de la sociedad si la


misma resolvió por asamblea extraordinaria el aumento de capital a través de la
emisión de acciones con prima de emisión, pues ello implica un desembolso en
efectivo que perjudica a quienes se vean impedidos de suscribir el aumento de capital

12
SEMANA 10
MÓDULO 10

(en el caso, el juez ordenó el pago de dinero a los socios en concepto de reembolso de
las acciones.-.

REDUCCIÓN.

La ley prevé diferentes supuestos de reducción de capital:

Voluntaria: cuando consideramos que el capital es excesivo o se retira algún accionista


de la sociedad se procede adecuando el capital al nuevo patrimonio de la misma (
artículo 203);Voluntaria por pérdidas: producidas algunas pérdidas, el patrimonio es
insuficiente para absorverlas, entonces se reduce el capital social adecuándolo al
verdadero patrimonio de la sociedad (artículo 205); Obligatoria por pérdidas: cuando
éstas son superiores a los parámetros que especialmente establece la norma (artículo
206).

Existen otros supuestos de reducción de capital social en las sociedades anónimas: la


caducidad de los derechos del socio o imposibilidad de integrar los saldos insolutos (
artículo 193), el receso ( artículo 245) o amortización de acciones (artículo 223) .

REDUCCIÓN POR EXCESO DE CAPITAL O VOLUNTARIA:

Se lleva a cabo cuando se considera que una sociedad posee mayor capital que el que
necesita o cuando hay un socio que desea retirarse de la sociedad. Se procede a la
reducción de la parte proporcional del socio que se retira y se lleva su parte.

Estamos ante un supuesto de reducción real o efectiva con una concomitante


reducción del patrimonio neto que acontece por la restitución de aportes o la
liberación de aportes no integrados.

La reducción voluntaria del capital social, sin pérdidas anteriores, requiere asamblea
extraordinaria e informe del síndico. El proyecto de reforma de la ley de sociedades
incorpora la jurisprudencia administrativa en el sentido que si la sociedad prescinde de
sindicatura, el informe deberá ser realizado por un contador independiente.

Para que el proceso de reducción del capital se lleve a cabo, se necesita una decisión
del directorio al respecto, que convoque a asamblea extraordinaria, que trate la
reducción del capital y un informe fundado del sindico que manifieste que la sociedad
va a poder seguir desarrollando sus actividades y los acreedores no se van ha ver
afectados por la reducción del capital social.

El artículo 204 establece la posibilidad de reducción voluntaria del capital. Tiende a


proteger a los socios minoritarios y sobre todo a los acreedores de la sociedad. La
protección de los acreedores se logra mediante el sistema de oposición similar al de
fusión y escisión.

13
SEMANA 10
MÓDULO 10

El artículo remite al inciso 3 pero en realidad se está refiriendo al segundo. El proyecto


de reforma modifica la remisión correcta al artículo 83 inc 2.

Se debe publicar por tres días en el diario de publicaciones legales. La oposición puede
realizarse hasta quince días después de la última publicación. Tienen derecho a
oposición los acreedores anteriores a la resolución asamblearia. La ley no aclara si la
oposición impide llevar adelante el procedimiento. Sin perjuicio de que autorizada
doctrina indica que se debe continuar con los trámites inscriptorios, los organismos de
contralor no inscriben los trámites hasta tanto se haya desvinculado o garantizado al
acreedor.

 En la resolución 72005, la Inspección General de Justicia ha establecido en el


ámbito de su jurisdicción que la reducción voluntaria requiere: Un estado de
situación patrimonial a la fecha de la reducción, confeccionado en columnas
comparativas, mostrando por cada rubro la situación previa, las afectaciones y
la situación resultante de la reducción.
 Informe fundado del Síndico o del Consejo de Vigilancia en su caso o si la
sociedad no cuenta con dichos órganos, de auditor.
 La constancia en el texto de la publicación donde se indique expresamente que
se hace a los efectos del derecho de oposición de los acreedores sociales.
(Debe contener la denominación, sede social y datos de inscripción de la
sociedad en el Registro Público de Comercio, importe de la reducción,
valuación del activo y pasivo sociales, monto del patrimonio neto anteriores y
posteriores a la reducción y fecha de la resolución asamblearia que la aprobó).

La ley no establece la reducción de capital entre los supuestos de derecho de receso


del artículo 244. De todos modos, si bien no está previsto, podríamos decir que cuando
se reduce voluntariamente el capital se están modificando las condiciones que los
accionistas tuvieron en miras al momento de integrar la sociedad, por lo que se
encuadra dentro de los supuestos generales del derecho de receso. Es diferente el
supuesto en que la reducción se produzca por pérdidas, mora o caducidad en el
aporte.

La reducción por condenación de saldos puede producirse en caso de suscripción


originaria al constituir la sociedad (artículo 166 inc 2), como por aumento de capital
(artículo 188 y 199). En este supuesto no hay reintegro alguno pero deben rectificarse
los valores nominales.

En el art. 223 de amortización de acciones, se discute si nos encontramos ante


supuestos de reducción de capital. Nuestra ley no establece con precisión una postura
al respecto a diferencia de otras legislaciones como la española. Consideramos que se
producirá la reducción del capital o no de acuerdo a las circunstancias concretas de

14
SEMANA 10
MÓDULO 10

cada caso. Este procedimiento de oposición de acreedores no está previsto para el


hipotético de amortización de acciones que se realice con ganancias y reservas libres.

La excepción tiene su lógica porque si analizamos el artículo 223, refiere distribución


de utilidades _porque las ganancias y las reservas son utilidades que los socios deciden
llevarse, bastando para ello la resolución de asamblea ordinaria_.

REDUCCIÓN POR PÉRDIDAS. Ambos supuestos de reducción por pérdidas no van


acompañados de reducción en el patrimonio neto porque la sociedad absorbe
pérdidas contra capital con un mero traslado de partidas del balance.

La reducción del capital nominal o contable tiene una doble modalidad: "voluntaria"
cuando los socios lo consideren o "forzosa" cuando las pérdidas insumen el 50% del
capital social y las reservas.

Conforme Dasso, las pérdidas que constituyen causal de disolución no están referidas a
una cifra nominal de capital sino que deben guardar relación con el patrimonio neto.
La norma del art. 206 constituye la confirmación de esta conclusión atendiendo a la
desproporción de valores del activo y pasivo como consecuencia de la inflación.

Reducción real voluntaria.

Constituye un instrumento no obligatorio a disposición de los socios para restablecer el


equilibrio entre el capital y el patrimonio social. El artículo 205 establece un supuesto
de reducción voluntaria por pérdidas que llevará a cabo la sociedad cuando se
produzcan pérdidas para: equilibrar el capital con el patrimonio de la sociedad y para
que los terceros cuenten con la verdadera entidad de capital y no con una ilusoria
apariencia. No se admite la oposición de los acreedores toda vez que la merma
patrimonial ya se haya producido y lo que se esté haciendo sea adecuar el capital
social al verdadero patrimonio de la sociedad.

Los accionistas se ven obligados a renunciar al dividendo mientras el balance arroje


déficit conforme el art. 71. Por ello se aconseja reducir el capital hasta llegar a la cifra
real del mismo.

La ley no establece el momento en que se deberá efectuar la reducción del capital


social, ni su obligatoriedad, por lo que es aconsejable que cuando se confeccione el
balance de ejercicio se regularice la relación entre patrimonio social y capital social.
La asamblea extraordinaria conforme el art. 235 declarará la pérdida por el
desequilibrio económico.

La forma de llevar a la práctica la reducción del capital social es mediante la reducción


del valor nominal de las acciones o la disminución del número de ellas.

Reducción Obligatoria por pérdidas.

15
SEMANA 10
MÓDULO 10

Conforme el art. 206, la reducción del capital social es obligatoria cuando las pérdidas
insumen las reservas y el cincuenta por ciento del capital social para adecuarlo al
patrimonio en protección de terceros. La ley se refiere a reservas de manera genérica
por lo que se encuentran comprendidas las reservas, estatutarias, facultativas,
obligatorias y legales. La ley se refiere al capital social, es decir, a la suma de aportes
de los socios que figuran contabilizadas en el Patrimonio Neto exclusivamente. Los
acreedores no se pueden oponer.

Esta norma descarta el argumento según la cual la causal de disolución por pérdidas
del capital social sólo puede ser superada mediante el reintegro total o parcial o el
aumento.

No existe sanción por incumplimiento, por lo que la doctrina se encuentra dividida.


Algunos autores consideran que podría darse el caso de disolución en los términos del
artículo 94 inc 5 de la ley de sociedades. No coincidimos con esta postura toda vez que
no es la sanción que la ley establece. Consideramos que dada esta situación, los
directores deben convocar a asamblea extraordinaria para tratar la reducción del
capital social. Para el supuesto que omitan convocar, serían pasibles de las acciones de
responsabilidad individual por los acreedores perjudicados en los términos del artículo
279 siguiendo las bases del artículo 59 de la ley.

Los accionistas pueden reintegrar el capital social para evitar la reducción, siempre
dentro de los parámetros establecidos por la ley _recordemos que en la Inspección
General de Justicia no se admite la "operación acordeón".

LA OPERACIÓN ACORDEÓN. La pérdida total del capital social como causal de


disolución de la sociedad (artículo 94, inciso 5°, Ley N° 19.550), debe revertirse
mediante el reintegro total o parcial del mismo o su aumento (artículo 96, ley citada).
Si el reintegro es parcial, procede luego la reducción de la cifra estatutaria al importe
de dicho reintegro, la que debe inscribirse.

La operación acordeón no es admitida en el ámbito de la Inspección General de


Justicia. El art. 103 establece que no inscribirá la reducción a cero del capital social -
consecuencia de su pérdida total y su simultáneo aumento ("operación acordeón"). La
IGJ ha resuelto al respecto que la reducción a cero pesos ($ 0,00) del capital social y
posterior aumento a la suma de pesos 8.000.0000 configura lo que en la doctrina
nacional y extranjera se denomina comúnmente como "operación acordeón", y que
implica, ante la existencia de pérdidas que absorben la totalidad de las cuentas del
patrimonio neto, con inclusión del capital social, la reducción a cero de éste y la
correspondiente cancelación de acciones en circulación, para resolver de seguido y en
el mismo acto societario su posterior aumento, con emisión de nuevas acciones. La
simple lectura del acta de la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria revela que
tal manera de proceder fue efectuada a los fines de evitar la disolución de la sociedad.

16
SEMANA 10
MÓDULO 10

Ahora bien y según lo dispuesto por el artículo 94 inciso 5º de la ley 19550 que
incorpora a la pérdida del capital social como suficiente causal disolutoria de la
sociedad, y lo prescripto por el artículo 96 del mismo ordenamiento legal, en cuanto
dispone que "En caso de pérdida del capital social, la disolución no se produce si los
socios acuerdan su reintegro total o parcial del mismo o su aumento", resulta evidente
concluir que el procedimiento de reducción del capital a cero para su posterior
aumento no es solución prevista legalmente para superar el estado de disolución
incurrido por una sociedad comercial ante la pérdida total de su capital social. Es
preciso distinguir cuidadosamente los institutos de reducción del capital social con el
del reintegro, aludidos por los artículos 96, 235 y 244 de la ley 19550, que no pueden
ser identificados ni asimilados, por presentar ambos características totalmente
disímiles. Nuestro ordenamiento societario ha regulado el reintegro como Instituto
aparte de la reducción. Varias son las razones que avalan esta interpretación.

Acciones

Las acciones son valores negociables de renta variable que representan la fracción o
parte alícuota mediante la cual una persona física o jurídica participa en el capital
social de una sociedad anónima o sociedad comercial por acciones. Dicha participación
se ve reflejada en un valor que otorga a su tenedor la calidad de accionista y conlleva a
un conjunto de relaciones jurídicas entre éste y la sociedad.

Según el artículo 207 de la Ley General de Sociedades N° 19.550, Las acciones serán
siempre de igual valor, expresado en moneda argentina .

Los bienes sociales pertenecen a la sociedad y no a sus socios, quienes tienen sobre
esos bienes, acciones, que representan una porción ideal del capital social. Los socios
están facultados para examinar los libros y los papeles de la sociedad, y pedir al
administrador se les informe sobre lo que requieran en esos aspectos.

Si un socio posee acciones ordinarias puede votar en la Asamblea de Accionistas y


recibir las utilidades en proporción al valor de sus acciones. Quien posee acciones
preferidas, obtienen un porcentaje fijo de las utilidades, y cobran preferentemente
sobre las ganancias, antes que el resto de accionistas. Los que poseen acciones al
portador pueden transmitirlas con la simple entrega del título, en cambio las
nominativas (obligatorias en Argentina) deben hacerse bajo ciertas formas ya que
están a nombre de una determinada persona.

Excepcionalmente existen acciones que no constan de un título representativo,


inscribiéndose solo en un libro especial.

Tipos de acciones

Pueden ser autorizadas para su oferta pública y pueden cotizar acciones en las bolsas
de comercio las siguientes clases:
17
SEMANA 10
MÓDULO 10

 Acciones ordinarias: otorgan derecho a voto y poseen derechos económicos en


igual proporción a su participación en el capital social. (art. 2°, Cap. I, Normas
Comicion nacional de valores). Como principio cada acción ordinaria da
derecho a un (1) voto, pero el estatuto puede crear clases que reconozcan
hasta cinco (5) votos por acción ordinaria. No obstante ello, después haber sido
autorizadas a hacer oferta pública de sus acciones las sociedades no pueden
emitir acciones de voto privilegiado (art. 216, LSC).
 Acciones preferidas: otorgan una preferencia económica o dividendos de cobro
preferente con respecto a las acciones ordinarias (art. 3°, Cap. I, Normas CNV).
Pueden carecer de voto salvo en los siguientes asuntos: transferencia del
domicilio al extranjero; cambio fundamental del objeto, disolución anticipada
de la sociedad y reintegración total o parcial del capital (arts. 217-244, LSC).
Tienen derecho a voto siempre que se encuentren en mora en recibir los
beneficios que constituyen su preferencia y cuando se suspenda o se retirare la
autorización de cotización en bolsa (art. 217; LSC).
 Acciones de participación: representan una participación en el capital social
pero carecen de derecho a voto (art. 4°, Cap. I, Normas CNV).

 Acciones no rescatables: sólo pueden ser rescatadas como consecuencia de


una reducción de capital decidida por la asamblea de accionistas, sin que el
plazo de dicho rescate esté fijado al tiempo de la emisión o quede librado,
conforme las condiciones de ésta, a opción del accionista (art. 5°, Cap. I,
Normas CNV).

 Acciones rescatables: son aquéllas cuyo rescate o compra total o parcial por la
emisora o por terceros esté fijado en el tiempo o librado a opción del
accionista, según las condiciones de emisión.; o esté comprometido de
cualquier otra forma (art. 6°, Cap. I, Normas CNV

Forma de representación de las acciones Las acciones pueden representarse en:

Títulos (láminas): pueden representar una o más acciones. (art. 208, LSC) y ser al
portador o nominativos, endosables o no. A partir del dictado de la Ley N° 24.587, los
valores negociables privados emitidos en el país y los certificados provisionales que los
representen deben ser nominativos no endosables. También pueden emitirse acciones
escriturales conforme a la ley General de sociedades.

Certificados globales: las sociedades que hacen oferta pública pueden emitir
certificados globales que representen una determinada cantidad de acciones, para su
inscripción en regímenes de depósito colectivo. (art. 208, LSC).

Acciones escriturales: el estatuto social puede autorizar que todas las acciones o
algunas de sus clases no se representen en títulos. En este caso se inscriben en cuentas

18
SEMANA 10
MÓDULO 10

llevadas a nombre de sus titulares en un registro de acciones escriturales. Este registro


puede ser llevado por la sociedad, por bancos comerciales o de inversión o cajas de
valores autorizadas. La calidad de accionista se presume por las constancias de las
cuentas abiertas en el registro de acciones escriturales. Asimismo, la entidad
autorizada a llevar el registro debe otorgar al titular comprobante de apertura de su
cuenta y de todo movimiento que se inscriban en ella. Todo titular tiene derecho a que
se le entregue -a su costa- constancia del saldo de cuenta. (art. 4°, Dto. N° 677/01).

Certificados provisionales: estos certificados pueden emitirse mientras las acciones no


estén integradas totalmente. Cumplida la integración el titular puede exigir la entrega
del título definitivo o la anotación en cuentas de acciones escriturales (art. 208, LSC).

Qué significa ser accionista?? Al ser tenedor de acciones de una sociedad anónima, el
accionista tiene un conjunto de derechos atribuciones y obligaciones. Este estado de
socio se manifiesta de acuerdo a la posición que asume el accionista en sus relaciones
con la sociedad, que se dan de acuerdo a la calidad y cantidad de acciones que posee,
o sea:

 Accionista-inversor: generalmente tenedor de acciones preferidas, al que sólo


le interesa la preferencia que pagan sus acciones. Corresponde la aclaración
que casi no hay en el mercado acciones preferidas.
 Accionista-socio: tenedor de acciones ordinarias, que participa activamente en
la vida y desarrollo de la sociedad.

La calidad de accionista otorga los siguientes derechos:

• De participación en el gobierno y control de la sociedad: El accionista tiene


derecho a participar en las asambleas, decidiendo las políticas de administración que
considere adecuadas para la obtención de resultados positivos para su inversión; a
aprobar o impugnar, a pedir explicaciones respecto de los estados contables sociales y
a elegir a los integrantes de los órganos de administración (directores) y de
fiscalización (síndicos o consejeros de vigilancia).

• Derecho al dividendo: El dividendo es el resultado del reparto de utilidades-


ganancias que pueden ser distribuidas -en caso de tenerlas- al finalizar el ejercicio
social. Los dividendos, en el caso de las sociedades que hacen oferta pública de sus
acciones, deben ser pagados en la forma y plazos que se establecen en el Capítulo IV
de las Normas de esta CNV.

• Derecho a la suscripción preferente y de acrecer en la suscripción de nuevas


acciones: Es el derecho que tiene el accionista a suscribir en primer término, o en
forma preferencial y dentro de las categorías que correspondan a sus tenencias, toda
nueva emisión de acciones que por un aumento de capital apruebe una asamblea.
(arts. 194 a 197, LSC).

19
SEMANA 10
MÓDULO 10

• Derecho a la cuota de liquidación: El accionista tiene derecho, cuando una


sociedad se liquida, a recibir su parte proporcional en la liquidación del patrimonio
social.

• Derecho a impugnar las decisiones sociales: Toda decisión de la asamblea, en


violación de la ley, el estatuto o el reglamento, puede ser impugnada de nulidad por
los accionistas que no hubieran votado favorablemente en la respectiva decisión y por
los ausentes que acrediten la calidad de accionistas a la fecha de la decisión
impugnada. También podrán impugnarla los accionistas que votaron favorablemente si
su voto es anulable por vicio de la voluntad (art. 251, LSC).

• Derecho a convocar a asamblea: Los accionistas que representen al menos el


5% del capital social, si los estatutos no fijaran una representación menor, podrán
requerir que se convoque a asamblea indicando en la petición los temas a tratar.

El estatuto puede autorizar que todas las acciones o algunas de sus clases no se
representen en títulos. En tal caso deben inscribirse en cuentas llevadas a nombre de
sus titulares por la sociedad emisora en un registro de acciones escriturales al que se
aplica el artículo 213 en lo pertinente o por bancos comerciales o de inversión o cajas
de valores autorizados.

La calidad de accionista se presume por las constancias de las cuentas abiertas en el


registro de acciones escriturales. En todos los casos la sociedad es responsable ante los
accionistas por los errores o irregularidades de las cuentas, sin perjuicio de la
responsabilidad del banco o caja de valores ante la sociedad, en su caso.

La sociedad, la entidad bancaria o la caja de valores deben otorgar al accionista


comprobante de la apertura de su cuenta y de todo movimiento que inscriban en ella.
Todo accionista tiene además derecho a que todo se le entregue, en todo tiempo,
constancia del saldo de su cuenta, a su costa.

Indivisibilidad. Condominio. Representante.

Las acciones son indivisibles. Si existe copropiedad se aplican las reglas del
condominio. La sociedad puede exigir la unificación de la representación para ejercer
los derechos y cumplir las obligaciones sociales. Cesión: garantía de los cedentes
sucesivos.

Efectos del pago por el cedente. El cedente que no haya completado la integración de
las acciones, responde ilimitada y solidariamente por los pagos debidos por los
cesionarios. El cedente que realice algún pago, será copropietario de las acciones
cedidas en proporción de lo pagado.

Libro de registro de acciones.

20
SEMANA 10
MÓDULO 10

La Ley General de Sociedades establece en el articulo 213 que “ Se llevará un libro de


registro de acciones con las formalidades de los libros de comercio, de libre consulta
por los accionistas, en el que se asentará: 1) Clases de acciones, derechos y
obligaciones que comporten; 2) Estado de integración, con indicación del nombre del
suscriptor; 3) Si son al portador, los números; si son nominativas, las sucesivas
transferencias con detalle de fechas e individualización de los adquirentes; 4) Los
derechos reales que gravan las acciones nominativas; 5) La conversión de los títulos,
con los datos que correspondan a los nuevos; 6) Cualquier otra mención que derive de
la situación jurídica de las acciones y de sus modificaciones.

Transmisibilidad.

La transmisión de las acciones es libre. El estatuto puede limitar la transmisibilidad de


las acciones nominativas o escriturales, sin que pueda importar la prohibición de su
transferencia. La limitación deberá constar en el título o en las inscripciones en cuenta,
sus comprobantes y estados respectivos.

Acciones nominativas y escriturales. Transmisión.

La transmisión de las acciones nominativas o escriturales y de los derechos reales que


las graven debe notificarse por escrito a la sociedad emisora o entidad que lleve el
registro e inscribirse en el libro o cuenta pertinente. Surte efecto contra la sociedad y
los terceros desde su inscripción.

En el caso de acciones escriturales, la sociedad emisora o entidad que lleve el registro


cursará aviso al titular de la cuenta en que se efectúe un débito por transmisión de
acciones, dentro de los diez (10) días de haberse inscripto, en el domicilio que se haya
constituido; en las sociedades sujetas al régimen de la oferta pública, la autoridad de
contralor podrá reglamentar otros medios de información a los socios.

Las acciones endosables se transmiten por una cadena ininterrumpida de endosos y


para el ejercicio de sus derechos el endosatario solicitará el registro.

— Las acciones con preferencia patrimonial pueden carecer de voto, excepto para las
materias incluidas en el cuarto párrafo del artículo 244, sin perjuicio de su derecho de
asistir a las asambleas con voz.

Tendrán derecho de voto durante el tiempo en que se encuentren en mora en recibir


los beneficios que constituyen su preferencia.

También lo tendrán si cotizaren en bolsa y se suspendiere o retirare dicha cotización


por cualquier causa, mientras subsista esta situación.

Usufructo de acciones. Derecho de usufructo.

21
SEMANA 10
MÓDULO 10

La calidad de socio corresponde al nudo propietario. El usufructuario tiene derecho a


percibir las ganancias obtenidas durante el usufructo. Este derecho no incluye las
ganancias pasadas a reserva o capitalizadas, pero comprende las correspondientes a
las acciones entregadas por la capitalización.

Usufructuarios sucesivos. El dividendo se percibirá por el tenedor del título en el


momento del pago; si hubiere distintos usufructuarios se distribuirá a prorrata de la
duración de sus derechos.

Derechos del nudo propietario..-El ejercicio de los demás derechos derivados de la


calidad de socio, inclusive la participación de los resultados de la liquidación,
corresponde al nudo propietario, salvo pacto en contrario y el usufructo legal.

Acciones no integradas. Cuando las acciones no estuvieren totalmente integradas, el


usufructuario para conservar sus derechos debe efectuar los pagos que correspondan,
sin perjuicio de repetirlos del nudo propietario.

En caso de constitución de prenda o de embargo judicial, los derechos corresponden al


propietario de las acciones.

Obligación del acreedor.

En tales situaciones, el titular del derecho real o embargo queda obligado a facilitar el
ejercicio de los derechos del propietario mediante el depósito de las acciones o por
otro procedimiento que garantice sus derechos. El propietario soportará los gastos
consiguientes.

Adquisición de sus acciones por la sociedad.

La sociedad puede adquirir acciones que emitió, sólo en las siguientes condiciones:

1º) Para cancelarlas y previo acuerdo de reducción del capital;

2º) Excepcionalmente, con ganancias realizadas y líquidas o reservas libres, cuando


estuvieren completamente integradas y para evitar un daño grave, lo que será
justificado en la próxima asamblea ordinaria;

3º) Por integrar el haber de un establecimiento que adquiere o de una sociedad que
incorpore.

22
SEMANA 11
MÓDULO11
SEMANA 11
MÓDULO 11
101010101010
101010
MOLO 1

Derecho
SOCIETARIO
Sociedad anónima
PARTE 2
0
SEMANA 11
MÓDULO11

Eje temático
Sociedad Anónima. Órgano de gobierno: Tipos y características de las
asambleas. Convocatoria. Asistencia. Quorum. Cómputo de las
mayorías. Acta de asamblea. Nulidad. Acción de Impugnación. Órgano
de administración: Composición y funcionamiento del directorio.
Deberes. Régimen de responsabilidad. Acción de responsabilidad.
Órganos de fiscalización: Sindicatura. Consejo de vigilancia.

Sociedad Anónima.

I.-Órgano de gobierno.

Las sociedades tienen un doble orden de relaciones: externas e internas.


Las relaciones externas son aquéllas que derivan de su condición de persona jurídica y
están regidas por las normas abstractas del derecho común y las específicas del
derecho societario dentro del marco del estatuto.

Las relaciones internas de la sociedad giran en torno de la manera cómo se plasman


sus decisiones, las formas de su exteriorización y las características de sus órganos
actuantes.

La “voluntad social” se considera como los actos de las personas miembros de la


sociedad anónima, que tienen por efecto producir su vinculación.

Por lo dicho anteriormente podemos concluir que la ASAMBLEA no se trata de


cualquier reunión de socios sino que es aquélla que se celebra conforme a la ley y al
estatuto para expresar la voluntad de la sociedad.

La ASAMBLEA puede definirse como la reunión de los Accionistas, convocada y


celebrada de acuerdo a la ley y a los estatutos, para considerar y resolver sobre los
asuntos indicados en la convocatoria.

La Asamblea de Accionistas es la reunión de todos los accionistas, convocados por una


publicación en el Boletín Oficial y en un diario local, para conocer su voluntad sobre los
asuntos empresariales en cumplimiento de sus objetivos. La decisión se toma en virtud
del voto de la mayoría absoluta del capital de los accionistas presentes en la Asamblea,
y no por número de socios, o sea que el control de las decisiones se basa en quienes
poseen mayor capital accionario. Las Asambleas Ordinarias son anuales, y en ellas se
tratan temas tales como la designación de directores y síndicos, la aprobación de
balances, acciones a desarrollar, decidir sobre los aumentos de capital, hasta un

1
SEMANA 11
MÓDULO11

quíntuplo, la distribución de ganancias, pero en casos que requieran decisiones


importantes, pueden convocarse Asambleas Extraordinarias, por parte del Directorio.

En estas Asambleas se tratan temas tales como la modificación del contrato societario,
la reducción del capital social, o aumentos superiores al quíntuplo, aprobar la fusión,
transformación o disolución de la Sociedad Anónima y llevar a cabo el proceso de
liquidación.

La Asamblea designa también un órgano de control, que se denomina Sindicatura,


integrada por contadores o abogados. Pueden o no ser accionistas, y al igual que los
miembros del Directorio, duran en sus funciones tres años. Convocan a las Asambleas
de Accionistas, y supervisan la marcha general de la empresa, dando los informes
requeridos a los socios que lo soliciten, velando por el cumplimiento de las normas
legales y controlando la situación económica y financiera de la sociedad. Participan en
las reuniones de la Asamblea y el Directorio, con voz, pero sin voto. Pueden ser
removidos por la Asamblea de Accionistas, cuando su desempeño sea juzgado
perjudicial, y su responsabilidad es ilimitada y solidaria.

Características de la ASAMBLEA DE ACCIONISTAS.


 Es el órgano de gobierno de la sociedad, convocada y celebrada conforme a
la ley y a los estatutos, con todas las formalidades legales y cuyas
decisiones, obtenidas a través del régimen de mayorías, son obligatorias
para todos los integrantes de la sociedad.
 Es un órgano no permanente de la sociedad, de manera que no funciona
ininterrumpidamente durante toda la existencia de la sociedad, sino cuando
es convocada por el órgano de administración de la compañía, quien
deberá hacerlo una vez por año, dentro de los cuatro meses del cierre del
ejercicio, para considerar los balances y los estados contables, la política de
ganancias, la gestión de los directores y síndicos y su remuneración.
 El incumplimiento a esta directiva puede configurarse como causal
suficiente de remoción de los integrantes de los órganos de administración
y fiscalización de la sociedad.
 Sus facultades son indelegables y por lo tanto su competencia es exclusiva.
De igual manera, este órgano puede invadir esferas de otros órganos,
provocando, al desconocer esta directiva, nulidades absolutas,
inconfirmables e imprescriptibles.
 Es un acto formal ad solemnitaten, regulado por el legislador, para permitir
la participación de todos los accionistas y evitar el abuso por parte del
grupo de control.
 Sus decisiones, dentro del marco legal y estatutario correspondiente, son
obligatorias para todos los accionistas.

2
SEMANA 11
MÓDULO11

 Órganos de autonomía limitada pues salvo en el caso de las asambleas


unánimes, las resoluciones no pueden salirse de lo fijado en el orden del
día, y dentro de éste limitarse a la competencia fijada por la ley, el acto
constitutivo y los estatutos.
 Es un órgano que actúa con efectos en lo interno de la sociedad, no
pudiendo actuar frente a terceros.
 La asamblea es un órgano esencial de la sociedad anónima, por cuanto
además de no poder ser delegada su competencia (salvo en casos previstos
expresamente), no pueden sustituirse por otro modo de deliberación de
socios.

Naturaleza.
Debe distinguirse la naturaleza de la asamblea de la del negocio constitutivo de la
sociedad, conformándose este último como un contrato plurilateral de organización,
de finalidad común, asociativo, del que nace un sujeto de derecho.
La asamblea es un acto colectivo colegial, deliberación o acto colegial donde los
accionistas ejercitan su derecho individual de voto, manteniéndose individualizable al
sujeto al que se le imputa cada voto a efectos de su validez o responsabilidad.
De esta manera se altera la unanimidad necesaria en toda relación contractual,
sustituida por una decisión negocial originaria, adoptada por mayoría de acuerdo a
recaudos formales y substanciales. El principio de mayoría se recepta a través de la
deliberación y resolución colegial. donde cada manifestación es independiente, pero se
funden para adoptar una decisión imputable al nuevo ente, transformándose en la
expresión del órgano y no de sus componentes.

CLASES DE ASAMBLEAS:
 Por los accionistas que participan:
1.- ASAMBLEAS GENERALES O UNIVERSALES, a las cuales deben asistir, deliberar y
votar todos los accionistas de la sociedad;
2.- ASAMBLEAS ESPECIALES, en las cuales sólo participan los integrantes de
determinadas clases de accionistas, cuando tales categorías fueron creadas por el
estatuto.
Debe entenderse por resoluciones que afecten los derechos de una clase de acciones
lo siguiente:
a) debe tratarse de un verdadero derecho y no de simples intereses de grupos
de accionistas; debe ser un derecho corporativamente reconocido a una clase
de acciones, independientemente de quienes sean titulares.
b) que este derecho sea afectado por la resolución de la Asamblea General
(v.gr., si se redujera de cinco a tres los votos reconocidos a una clase de
acciones, esta reducción entrañaría pérdida de mando y de poder de decisión
en las asambleas)

3
SEMANA 11
MÓDULO11

Son dos los casos de la Asamblea Especial: cuando los derechos de una clase
pueden verse afectados, o cuando la clase debe ejercer derechos propios,
como la elección de los directores que le tocan. Debiendo ser convocados en
cualquier circunstancia en que una decisión pudiera afectarle.
Cuando la cláusula estatutaria reformada mejora la situación de .os accionistas
de voto plural, resulta innecesaria la convocatoria a una Asamblea Especial que
sólo es legalmente exigible cuando se afecten los derechos de los accionistas.

 Por los temas que se consideran:


1.- ASAMBLEAS ORDINARIAS, cuya competencia está determinada por el
artículo 234 de la ley 19.550, a saber:
Corresponde a la asamblea ordinaria considerar y resolver los siguientes
asuntos:
1.- Balance general, estado de resultado, distribución de ganancias, memoria e
informe del síndico y toda otra medida relativa a la gestión de la sociedad que
le competa resolver conforme a la ley y el estatuto o que sometan a su decisión
el Directorio, el Consejo de Vigilancia o los síndicos.
2.- Designación y remoción de directores y síndicos y miembros del Consejo de
Vigilancia y fijación de su retribución.
3.- Responsabilidad de los directores y síndicos y miembros del Consejo de
Vigilancia.
4.- Aumentos del capital conforme al art. 188. Para considerar los puntos 1 y 2
será convocada dentro de los cuatro meses del cierre del ejercicio.
Se destaca la taxatividad de la enumeración que efectúa este artículo, aunque
cabe destacar la mayor amplitud que supone la última parte del inciso 1º
cuando expresa “...toda otra medida relativa a la gestión de la sociedad...” que
le competa por disposición de la ley , el estatuto o sometan a su decisión el
directorio, la sindicatura o el Consejo de Vigilancia.

ASAMBLEAS EXTRAORDINARIAS; cuya competencia está prevista por el artículo 235


de la ley 19.550.
Corresponden a la Asamblea Extraordinaria todos los asuntos que no sean de
competencia de la Asamblea Ordinaria, la modificación del estatuto y en especial:
1.- Aumento de capital, salvo el supuesto del art. 188.
Sólo podrá delegar en el directorio la época de la emisión, forma y condiciones de
pago.
2.- Reducción y reintegro de capital.
3.- Rescate, reembolso y amortización de acciones.
4.- Fusión, transformación y disolución de la sociedad; nombramiento, remoción y
retribución de los liquidadores; escisión; consideración de las cuentas y de los demás

4
SEMANA 11
MÓDULO11

asuntos relacionados con la gestión de éstos en la liquidación social, que deban ser
objeto de resolución aprobatoria de carácter definitivo.
5.- Limitación o suspensión del derecho de preferencia en la suscripción de nuevas
acciones conforme al art. 197.
6.- Emisión de debentures y su conversión en acciones.
7.- Emisión de bonos.

Existen también las asambleas denominadas UNÁNIMES que son aquéllas que no son
convocadas por medio de edictos y a las cuales deben comparecer todos los
accionistas, resolviendo por unanimidad cada uno de los puntos del orden del día. Ellas
están previstas en el último párrafo del art. 237 de la ley 19.550.
La Asamblea podrá celebrarse sin publicación de la convocatoria cuando se reúnan
accionistas que representen la totalidad del capital social y las decisiones que se
adopten por unanimidad de las acciones con derecho a voto.
Cuando se reúnan los accionistas que representen la totalidad del capital social (no
sólo los titulares con derecho a voto, sino también aquéllos sin voto pero con voz) y las
decisiones se adoptan por unanimidad de las acciones con derecho a voto.
Estas clasificaciones a su vez pueden combinarse entre sí. Ejemplo de lo antedicho es
la posibilidad de coexistencia entre una Asamblea General y una Especial (ej.: elección
del directorio en Asamblea Especial dentro de la Asamblea General).
Nada impide que una asamblea sea ORDINARIA y EXTRAORDINARIA al mismo tiempo,
conforme los puntos del orden del día a que haya sido convocada. Sólo deberá tenerse
en cuenta para la validez de sus deliberaciones y resoluciones específicas el quórum y
las mayorías necesarias.

También las asambleas pueden ser clasificadas desde otro punto de vista, en:
a) Periódicas o necesarias, como las ordinarias, y ocasionales, como las
extraordinarias.
b) Constitutivas, de funcionamiento y de liquidación.
c) En primera y segunda convocatoria, etc.

ETAPAS PARA LA ADOPCIÓN DE DECISIONES ASAMBLEARIAS.


Como órgano colegial, la Asamblea, para la validez de sus deliberaciones debe cumplir
la sociedad con ciertas obligaciones.
La doctrina nacional, según estas observaciones, divide las etapas para la adopción de
decisiones asamblearias, en tres:
1.- CONVOCATORIA:
Entendida como el arte de invitar a los accionistas para concurrir a la Asamblea y que
se conforma como el requisito indispensable para la válida constitución de la Asamblea
(salvo en la Asamblea Unánime que surge presunta, por encontrarse presente los
dueños de la voluntad social).

5
SEMANA 11
MÓDULO11

1a.- Quién convoca:


Tal como lo especifica el art. 236 de la ley 19.550, la convocatoria debe realizarse por
el órgano competente de la sociedad, que es por regla general el directorio o el órgano
de fiscalización, Sindicatura o Consejo de Vigilancia. (Art. 294 inc. 7, ley 19.550: Son
atribuciones y deberes del síndico (...) convocar a Asamblea Extraordinaria, cuando lo
juzgue necesario y a Asambleas Ordinarias o Asambleas Especiales, cuando omitiere
hacerlo el Directorio).

Del mismo modo, cualquier accionista está habilitado para requerir al Directorio la
convocatoria y Asamblea de Accionistas, siempre y cuando el peticionante tuviera una
participación accionaria de, cuanto menos, el 4% del capital social, si los estatutos no
fijaran una representación menor.
En este caso, el accionista que convoca debe indicar al Directorio o Sindicatura los
temas que considera necesario tratar y éste o el síndico procederán a la convocación,
debiendo producirse el acto asambleario dentro de los cuarenta días de recibida la
solicitud.
La omisión de la convocatoria en los casos anteriormente descriptos por parte del
Directorio o la Sindicatura, da derecho para que el accionista la solicite judicial o
administrativamente, a través de la autoridad de control, sin perjuicio de configurar
causal suficiente de remoción de los integrantes de aquellos órganos.(Como lo
establece el art. 236 de la ley 19.550).
Es jurisprudencia pacífica en los casos en que cumplimentados todos los recaudos
substanciales y formales establecidos por la ley, el juez en lo comercial interviene y
procede a convocar directamente, sin dar traslado de la pretensión a la sociedad,
haciendo conocer al Directorio la fecha de la Asamblea y la designación del funcionario
que presidirá el acto.
1b) Publicación de la convocatoria:
Art. 237, ley 19.550:
Las Asambleas serán convocadas por publicaciones durante cinco días, con diez de
anticipación por lo menos y no más de treinta en el diario de publicaciones legales.
Además, para las sociedades a las que se refiere el art. 294, en uno de los diarios de
mayor circulación general en la República. Deberá mencionarse el carácter de la
Asamblea, fecha, hora y lugar de reunión, orden del día y los recaudos especiales
exigidos por el estatuto paras la concurrencia de los accionistas.
La Asamblea en segunda convocatoria por haber fracasado la primera, deberá
celebrarse dentro de los treinta días siguientes, y las publicaciones se efectuarán por
tres días, con ocho de anticipación como mínimo. El estatuto puede autorizar ambas
convocatorias simultáneamente, excepto para las sociedades que hacen oferta pública
de sus acciones, en las que esta facultad queda limitada a la Asamblea Ordinaria.

6
SEMANA 11
MÓDULO11

En el supuesto de convocatorias simultáneas, si la Asamblea fuere citada para


celebrarse el mismo día, deberá serlo con un intervalo no inferior a una hora de la
fijada para la primera.
La Asamblea podrá celebrarse sin publicación de la convocatoria cuando se reúnan
accionistas que representen la totalidad del capital social y las decisiones se adopten
por unanimidad de las acciones con derecho a voto.

De esta manera el artículo anteriormente citado establece para las dos clases de
Asamblea las formalidades de convocatoria que se conforman como requisitos de
legalidad de las asambleas y encuentran su razón de ser en la necesidad de los
accionistas de tomar conocimiento con la suficiente anticipación del lugar, la fecha,
hora y temas a tratar para poder ejercer sus derechos políticos en el ente.
En el último párrafo del art. 237 de la ley 19.550, se establece la eximición de la
obligación de publicar convocatoria en los supuestos de Asamblea Unánime, tomando
de esta manera partido en una cuestión sumamente debatida.
Parte de la doctrina entiende que la eximición alcanza sólo a la publicidad y no a la
convocatoria, pero esta distinción teórica carecería de importancia si se analizan las
características de este acto unánime, que permite incluso introducir cuestiones no
previstas originariamente.
A fin de facilitar la celebración de las asambleas, el legislador autoriza (en ambas
clases) la convocatoria simultánea aunque para las sociedades que hacen oferta
pública de sus acciones dicha posibilidad se encuentra restringida, reservándose a las
Asambleas Ordinarias.
La necesidad de publicación de edictos de convocatoria ha sido objeto de severas
críticas por la doctrina, ya que este requisito es justificable en aquellas sociedades que
cotizan en bolsa pero no para la mayoría de las sociedades cerradas o de familia,
donde sería suficiente la comunicación fehaciente y personal al domicilio constituido
por los accionista en la sociedad.
Tratándose de una sociedad del art. 299, deberá notificarse la convocatoria al órgano
administrativo con la anticipación que establecen las respectivas reglamentaciones a
fin de la debida fiscalización.

2.- REUNIÓN DE LA ASAMBLEA.


2a.- Requisitos:
El artículo 238 de la ley 19.550, hace referencia a la posibilidad de los accionistas de
probar su calidad de tal a efectos de poder intervenir en la asamblea.
Dicho artículo establece que los accionistas que pretendan participar en Asamblea de
Accionistas deben comunicar su voluntad de asistencia con no menos de tres días de
anticipación a la fecha de la celebración de la asamblea, de modo fehaciente para su
debida inscripción en el libro de registro de accionistas y asistencia a asambleas.

7
SEMANA 11
MÓDULO11

A partir de la reforma introducida por la ley 22.903 se exime de la obligación de


depositar sus acciones o presentar certificados o constancias a los titulares de acciones
nominativas o escriturales “cuyo registro sea llevado por la propia sociedad”, bastando
como establecimos antes con la comunicación fehaciente para que se los inscriba en el
libro de asistencia.
En caso de acciones registradas en una entidad autorizada que no sea la propia
sociedad, por ejemplo, un banco, se deberá cumplir con el depósito del certificado o
constancia respectiva, emanada de la institución que corresponda.
Antes de comenzar el acto asambleario, los accionistas o sus representantes (que
convocan al mismo) deben firmar el libro de asistencia en el que se dejará constancia
de sus domicilios, documentos de identidad y número de votos que corresponda. Este
registro es de libre consulta para todos los accionistas.
La Asamblea sólo puede sesionar válidamente si se reúne el quórum previsto por la ley
y el estatuto respectivo.
El quórum, es el número mínimo de accionistas requeridos para sesionar (con cierta
representatividad respecto de los intereses sociales).
La ley actual establece el quórum por el número de acciones con derecho a voto, y no
por el porcentaje que represente el capital presente.
El quórum varía de acuerdo con la clase de asamblea o naturaleza del asunto a
considerar.
El legislador intentó favorecer la celebración de las Asambleas de Accionistas y ha
previsto un quórum reducido en una segunda convocatoria.
Así las Asambleas Ordinarias que requieren la presencia de accionistas que
representen la mayoría de las acciones con derecho a voto en la primera convocatoria,
pueden celebrarse en segunda convocatoria cualquiera sea el número de acciones
presentes.
En las Asambleas Extraordinarias, el quórum es más riguroso: en la primera
convocatoria se exige la presencia de accionistas que representen el 60% de las
acciones con derecho a voto, si el estatuto no exige quórum mayor, y en la segunda
convocatoria se requiere la concurrencia de accionistas que representen el 30% de las
acciones con derecho a voto, salvo que el estatuto fije quórum distinto.
2b.- Lugar de reunión:
La asamblea debe reunirse en la sede de la sociedad o por razones especiales en un
lugar a designarse dentro de la localidad que corresponde al domicilio social. Este
punto deberá constar expresamente en la convocatoria, tal como lo especifica el art.
233 de la ley 19.550.
2c.- Quiénes están obligados a asistir:
El art. 240 dispone:
Los directores, los síndicos y los gerentes generales tienen derecho y obligación a
asistir con voz a todas las asambleas.

8
SEMANA 11
MÓDULO11

Sólo tendrán voto en la medida que les corresponda como accionistas, con las
limitaciones establecidas en esta sección.
Es nula cualquier cláusula en contrario.
2d.- Quiénes están facultados para asistir:
Los accionistas, para los que es una facultad y no un deber la asistencia, por lo que no
se puede prohibir a ningún accionista (salvo casos excepcionales), su derecho de
concurrir a la asamblea, aún cuando se trate de acciones preferidas sin voto.
Los accionistas pueden hacerse representar en las asambleas, siendo suficiente el
otorgamiento del mandato en instrumento privado con la firma certificada en forma
judicial, notarial o bancaria, salvo disposición estatutaria en contrario.- También
resulta válido el poder otorgado por accionista en presencia del síndico o del director
de la sociedad, o cuando existiere certeza absoluta de que la firma en el poder
pertenece de puño y letra a él.
No pueden ser mandatarios: los directores, síndicos, integrantes del Consejo de
Vigilancia, los gerentes y demás empleados de la sociedad, tal como lo especifica el art.
239 de la Ley General de Sociedades .
2e.- Generalidades:
Las deliberaciones deben estar dirigidas por el Presidente de la Asamblea, que es, salvo
disposición estatutaria en contrario, el presidente de la sociedad.
Si la Asamblea es convocada judicialmente o por autoridad de control, será presidida
por el funcionario designado.
La Asamblea puede pasar a “cuarto intermedio” una sola vez y debe continuar dentro
de los treinta días siguientes; pudiendo participar en la segunda, sólo los que fueron
parte de la primera. Las decisiones son obligatorias y ejecutables por el Directorio.
Las resoluciones adoptadas en la Asamblea deberán ser escritas en un acta en la que
deberá resumirse la deliberación.
Tal como lo establece el art. 73 de la ley 19.550:
Deberá labrarse en libro especial el acta de las deliberaciones de los órganos
colegiados.
Las actas de las asambleas de las sociedades deberán ser confeccionadas y firmadas
dentro de los cinco días, por el presidente y los socios designados al efecto.
El acto no es requisito de la celebración de la asamblea, pero es el medio de prueba
idóneo de la misma.
El acta hace fe hasta tanto no sea declarada judicialmente inválida el art. 249 dispone
que cualquier accionista puede solicitar, a su costa, copia firmada del acta.

3.- DELIBERACIÓN Y VOTO.


En el acto asambleario, todos los accionistas gozan del derecho a voz, incluso los
titulares de acciones preferidas sin derecho a voto. Igual derecho tienen los directores
no accionistas, los síndicos y miembros del Consejo de Vigilancia y los gerentes

9
SEMANA 11
MÓDULO11

generales (aunque éstos, en caso de la aprobación de su gestión o su remoción con


causa o responsabilidad, no puede emitir su voto).
De igual manera, los accionistas o sus representantes que en determinados temas
tengan interés contrario a la sociedad deben abstenerse de votar en los acuerdos
relativos a ellos.
La Asamblea de Accionistas no puede apartarse de las materias incluidas en el orden
del día, exceptuándose la decisión unánime cuando se encuentra representado todo el
capital con derecho a voto.
El orden del día debe ser claro, preciso y concreto. La prohibición de tratar asuntos no
establecidos expresamente en el orden del día tiene excepciones, establecidas en los
distintos supuestos del art. 246 de la ley 19.550:
1) Si estuviese presente la totalidad del capital y la decisión se adopte por unanimidad
de las acciones con derecho a voto.
2) Las excepciones que se autorizan expresamente en ese título.
3) La elección de los encargados de suscribir el acta.
De esta manera, el orden del día cumple con una doble función: informativa y de
garantía para los accionistas ya que no pueden ser sorprendidos con la introducción de
temas distintos a los previamente informados.
3a.- Mayorías:
Los acuerdos asamblearios, para ser válidos, deben reunir las mayorías previstas
legalmente:
Cualquier tema de una asamblea debe ser resuelto por la mayoría absoluta de los
votos presentes que puedan emitirse en la respectiva decisión, es decir, aquéllos que
puedan emitirse para la resolución de un tema específico.
El régimen de mayorías es idéntico para la celebración de asambleas, tanto ordinarias
como extraordinarias, en primera y segunda convocatoria.
Existen determinados casos, llamados “supuestos especiales” y contemplados por el
art. 244 in fine de la ley 19.550:
Cuando se tratare de la transformación, prórroga o reconducción, excepto en las
sociedades que hacen oferta pública o cotización de sus acciones; de la disolución
anticipada de la sociedad; de la transferencia del domicilio al extranjero; del cambio
fundamental del objeto y de la reintegración total o parcial del capital, tanto en
primera o en segunda convocatoria, las resoluciones se adoptarán por el voto
favorable de la mayoría de las acciones con derecho a voto, sin aplicarse la pluralidad
de voto. Esta disposición se aplicará para decidir la fusión y la escisión, salvo respecto a
la sociedad incorporante que se regirá por las normas sobre el aumento del capital.
Este supuesto es el que establece las llamadas mayorías agravadas donde existen
modificaciones a las bases esenciales tenidas en cuenta por los accionistas al momento
de ingresar al ente.
Las acciones con voto plural, sólo se computan con un voto por acción, igual que las
acciones preferidas.

10
SEMANA 11
MÓDULO11

La ley excluye, en principio, la unanimidad para la toma de decisiones asamblearias,


salvo en el caso de reconducción de la sociedad, si es decidida luego de inscripta la
designación del liquidador en el Registro Público de Comercio.

EFECTOS DE LAS DECISIONES ASAMBLEARIAS

El art. 233 de la ley 19.550, establece el principio según el cual, las decisiones
asamblearias son obligatorias para todos los accionistas y deben ser cumplidas por el
Directorio.
Pero existen dos excepciones:
a) Si un accionista ejerce el derecho de receso, de acuerdo con el art. 45 de la Ley
Generala de Sociedades , y que consiste en un derecho de cada accionista que votó en
contra o estuvo ausente del acto asambleario o que modificó substancialmente las
bases del contrato de sociedad.
b) Cuando las decisiones de la Asamblea fueran contrarias a la ley o el reglamento o
adoptadas con el fin de perjudicar a un grupo de accionistas.
En ambos casos, los accionistas que no contribuyeron a formar la voluntad social,
pueden ejercer la Acción de Impugnación de acuerdos sociales (art. 251 de la ley
19.550). Dicha acción debe ser promovida dentro de los tres meses de ser clausurada
la Asamblea. Es un derecho inderogable a fin de controlar el funcionamiento legal de la
sociedad, con un breve plazo de prescripción para resguardar la estabilidad de las
relaciones societarias, salvo en el caso de: falsa causa de la decisión adoptada, en cuyo
caso, el plazo de prescripción de la acción se somete al derecho común; o nulidad
absoluta del referido acuerdo implicando la imprescriptibilidad de la acción
impugnatoria y la inconformabilidad del acto atacado de nulidad.
El principio mayoritario es el único que permite el funcionamiento práctico de las
Sociedades Anónimas; pero, no por esto, puede dejarse a la minoría a merced de la
mayoría, si esto lesiona los intereses de la sociedad u olvida sus deberes.
La impugnación de acuerdos sociales se extiende a todas las decisiones que por
omisión o acción implique un apartamiento evidente del objeto social o que impida
cumplirlo.
La nulidad de los acuerdos asamblearios puede ser provocada por distintos supuestos:
existencia de vicios formales en la convocatoria; en actos a realizarse entre la
convocatoria y la reunión; en la constitución del acto; en la deliberación; en la votación
y su respectiva proclamación; en la realización del acta; o por vicios de fondo: falta de
capacidad de la sociedad, o de competencia de la asamblea; por vicios en los votos
decisivos o por ilicitud del contenido de la resolución.
En cada caso debe determinarse si se trata de nulidad absoluta o relativa. Las primeras
se conforman cuando se afectan normas de derecho público o derechos inderogables
de los accionistas de la Sociedad Anónima; y las segundas a los demás casos donde no

11
SEMANA 11
MÓDULO11

se aplica el plazo de tres meses que la doctrina mayoritaria sostiene para el caso de
nulidad absoluta.
Tienen legitimación activa: los accionistas que votaron en contra, abstenidos o
ausentes como los directores, los integrantes del Consejo de Vigilancia o sindicatura y
la autoridad de control.
La promoción de la acción de nulidad (siempre, en beneficio de la sociedad constituye
una obligación para los directores y miembros del órgano de fiscalización.
Los accionistas que votaron favorablemente una decisión asamblearia no pueden
atacarlos de nulidad, salvo vicio en la voluntad.
La acción de nulidad debe promoverse contra la sociedad y ante el juez de su
domicilio.
Promovida la demanda se comenzará con el juicio una vez vencido el término de tres
meses (de caducidad) donde los interesados podrán promover la misma. De esta
manera se evitará la pluralidad de acciones con el mismo contenido (es obligación del
Directorio denunciar, en cada expediente las demandas de nulidad existentes
promovidas contra el mismo acto asambleario.
Si la acción es intentada por la mayoría de los directores o del Consejo de Vigilancia,
los accionistas que votaron favorablemente deben designar por mayoría un
representante AD-HOC en Asamblea Especial.
Si no alcanzare esa mayoría, el representante será designado, entre ellos, por el juez.

MEDIDAS CAUTELARES.
El juez, a pedido de parte, puede suspender la ejecución de la resolución impugnada,
en las condiciones que lo establece el art. 252 de la Ley General de Sociedades:
// si existieran motivos graves y no mediare perjuicio para terceros, la ejecución de la
resolución impugnada, la ejecución de la resolución impugnada, previa garantía
suficiente para responder por los daños que dicha medida pudiere causar a la
sociedad.
No constituye causal de suspensión de la decisión asamblearia el impedimento para
que el accionante ejercite sus derechos de socio que no resulte violatorio de la ley o
los estatutos.
El trámite se regirá por las normas del juicio sumario o similar, correspondiente a la
jurisdicción del domicilio social, que resultare competente.
Esta medida ha sido aplicada con reticencia por nuestros tribunales, exigiendo al
peticionante que acredite que el daño causado a la sociedad y por el cual se alega, es
mayor al que se produciría con la paralización de la resolución de la Asamblea.
Muchos autores cuestionan estos “requisitos” alegando el daño que, de esta manera,
producen al tráfico mercantil.

REVOCACIÓN DEL ACUERDO IMPUGNADO DE NULIDAD.

12
SEMANA 11
MÓDULO11

La resolución dictada puede ser revocada por una asamblea posterior. Esta resolución
surtirá efecto desde entonces y no procederá la iniciación o continuación del proceso
impugnatorio, sin perjuicio de la subsistencia de la responsabilidad por los efectos
producidos o que sean su consecuencia directa (art. 254 in fine, ley 19.550).
El art. 254 establece que los accionistas que votaron favorablemente el acuerdo
impugnado de nulidad responden ilimitada y solidariamente de las consecuencias del
mismo. Sin perjuicio de la responsabilidad que les corresponde a los directores,
síndicos e integrantes del Consejo de Vigilancia.

DERECHO DE RECESO.
Con el derecho de receso se conjugan dos intereses muchas veces contrapuestos e
igualmente legítimos: el que posee la sociedad de modificar sus estatutos y el de cada
socio de no aceptar esos cambios, separándose de la misma, retirando su
participación.
Es un derecho individual de cada accionista e inderogable e irrenunciable
anticipadamente por cláusula inserta en el estatuto social.
A partir de la ley 22.903 se limita la legitimación activa a aquéllos que votaron “en
contra”, excluyendo los abstenidos, manteniéndose la posibilidad para los accionistas
ausentes, “cuando acrediten su calidad de accionista al tiempo de la Asamblea”.
La ley enumera causales en las que puede fundarse el derecho de receso:

*Por decisiones Asamblearias: Transformación, prórroga (exceptuadas las sociedades


que hagan oferta pública o coticen sus acciones); reconducción (con la misma
excepción que la anterior); transferencia del domicilio al extranjero; cambio
fundamental del objeto; reintegración total o parcial del capital; fusión (si es por
incorporación, el derecho sólo le corresponde a los accionistas disconformes de la
sociedad incorporada); escisión (salvo los accionistas de la sociedad incorporante);
aumentos de capital de Asamblea Extraordinaria (implicando un desembolso para el
socio).

*Por sanciones que alteren la transmisibilidad de la participación accionaria: retiro


voluntario de la oferta pública o cotización de acciones; continuación de la sociedad
por haber quedado sin efecto por resolución de la Asamblea Extraordinaria la
disolución operada por sanción firme de cancelación de oferta pública o de la
cotización de sus acciones.

Los supuestos descriptos por el art. 245 de la Ley General de Sociedades no debe
considerarse taxativa, pues el estatuto puede prever otros supuestos no contemplados
en la ley

13
SEMANA 11
MÓDULO11

El ejercicio del derecho deberá efectuarse dentro del quinto día de la clausura de la
Asamblea. Para los “ausentes” el plazo se extiende y es de quince días.
Tal como lo especifica el art. 245 de la Ley General de Sociedades, “el derecho de
receso caduca si la resolución que lo origina es revocada por Asamblea celebrada
dentro de los sesenta días de expirado el plazo para su ejercicio por los ausentes; de
esta manera “los recedentes” readquieren el ejercicio de sus derechos
retrotrayéndose los de naturaleza patrimonial al momento en que notificaron el
receso”.
En el ejercicio de este derecho, es controvertida la determinación del valor de las
acciones del accionista recedente y que la, ley fija en el valor resultante del último
balance realizado o que “deba realizarse en cumplimiento de normas legales o
reglamentarias”.
Su importe deberá ser pagado dentro del año de clausura de la Asamblea que originó
el receso, salvo los casos de retiro voluntario, desistimiento o denegatoria de la oferta
pública o cotización, o de continuación de la sociedad en los supuestos del art. 94, inc.
9, en los que deberá pagarse dentro de los sesenta días de la clausura de la Asamblea o
desde que se publique el desistimiento, la denegatoria o la aprobación del retiro
voluntario. El valor de la deuda se ajustará a la fecha del efectivo pago (art. 245 in fine,
Ley General de Sociedades).
Esta fórmula ha provocado variadas y contrapuestas interpretaciones, aunque
jurisprudencialmente el balance al que se refiere el art. 245, corresponde al ejercicio
en que se produjo el receso.

II.-Órgano de administración: Composición y funcionamiento del directorio. Deberes.


Régimen de responsabilidad. Acción de responsabilidad.

La sociedad anónima, necesita de valerse de un órgano ejecutivo y representativo a la


vez, que lleve a cabo la gestión cotidiana de la sociedad y la represente en sus
relaciones jurídicas con terceros.

La estructura del órgano de administración de una sociedad constituye una de las


menciones más importantes de los estatutos. En general los ordenamientos jurídicos
permiten que cada sociedad pueda organizar su administración de la forma que estime
más conveniente, no impone una estructura rígida y predetermina al órgano
administrativo y faculta a los estatutos para decantarse entre varias formas
alternativas.

Los órganos de Administración de la Sociedad Anónima, son: el Directorio, que


representa a la sociedad y ejecuta los actos sociales, llevando a la práctica las
decisiones de la Asamblea de Accionistas. Ésta es la que designa al Directorio, formado
por uno o más directores, que en general no son accionistas. Si los directores son más
de uno, se designará uno de ellos como Presidente, que en general, es su
representante legal.
14
SEMANA 11
MÓDULO11

La Sociedad Anónima esta a cargo del Directorio y la representación corresponde al


presidente del Directorio. La mayoría de los directores deben tener domicilio real en la
República y todos ellos deben constituir domicilio en la jurisdicción en la que la
sociedad esté inscripta. Hay ciertas incompatibilidades y prohibiciones para ser
director que la ley establece.
El director, como todo administrador societario debe actuar con lealtad y con la
diligencia de un buen hombre de negocios, y será responsable por el incumplimiento
de sus obligaciones en forma solidaria e ilimitada. Ver Art. 299 ley 19.550
El director siempre podrá ser removido sin necesidad de invocación de causa. La
renuncia del director debe ser presentada al directorio y esté debe aceptarla siempre
que no afecte su normal funcionamiento y no fuera dolosa o intempestiva, en cuyo
caso deberá ser considerado por la Asamblea.
El cargo es personal e indelegable, y es un cargo remunerado, pudiendo ser directores
tanto los accionistas como un tercero a la sociedad.
Los directores son elegidos básicamente por la asamblea ordinaria y durarán en sus
funciones por un plazo que va desde 1 a 3 ejercicios contables. Si el estatuto lo
previera, pueden ser elegidos por el Consejo de Vigilancia (órgano de fiscalización
integrado sólo por accionistas), en cuyo caso su duración podrá extenderse a 5
ejercicios. La tarea del director debe ser remunerada, encontrándose limitada en
principio a la existencia de utilidades en el ejercicio. Esta limitación puede superarse en
determinados supuestos, cumpliendo con las formalidades que exige la ley. En caso de
muerte o incapacidad del director y ante la falta de suplentes, el Síndico está facultado
a designar a su reemplazante, quien ocupará el cargo hasta la próxima asamblea. El
directorio es un órgano colegiado, es decir, debe cumplir con recaudos de quórum
para la realización de las reuniones que deben realizarse al menos cada 3 meses, y las
decisiones serán adoptadas por mayoría dentro del órgano.

RESPONSABILIDAD DE LOS DIRECTORES DE SOCIEDADES ANÓNIMAS

Para poder responder el interrogante de si los miembros del directorio de una


sociedad anónima (incluido el Presidente y Vicepresidente) pueden eximirse de la
responsabilidad solidaria e ilimitada estatuida por la ley e inherente al cargo, sea por
medio de la designación de directores ejecutivos, delegados, gerentes especiales, en el
cumplimiento de determinadas tareas, será necesario en primer lugar determinar el
plexo normativo involucrado en la cuestión.

Al respecto, en la República Argentina la normativa relacionada se encuentra en los


arts. 59, 266, 269, 270 y 274 del la ley 19.550. Cabe señalar que las disposiciones de
estos artículos guardan extrema similitud con las disposiciones existentes en el resto
de los países de América Latina, conforme se pondrá de manifiesto.

15
SEMANA 11
MÓDULO11

Los artículos citados establecen:

Art. 59: “los administradores y los representantes de la sociedad deben obrar con
lealtad y con la diligencia de un buen hombre de negocios. Los que faltaren a sus
obligaciones son responsables, ilimitada y solidariamente, por los daños y perjuicios
que resultaren de su acción u omisión”.

Sin pretender realizar un examen exhaustivo de la norma, el art. citado establece


como principio del derecho la responsabilidad ilimitada y solidaria de los
administradores de las sociedades.

En las sociedades anónimas, este principio general de responsabilidad de los directores


es complementado por otros arts. que pasamos a transcribir:

Art. 266: “el cargo de director es personal e indelegable (...)”.

Art. 269: “El estatuto puede organizar un comité ejecutivo integrado por directores que
tengan a su cargo únicamente la gestión de los negocios ordinarios. El directorio
vigilará la actuación de ese comité ejecutivo y ejercerá las demás atribuciones legales y
estatutarias que le correspondan. Responsabilidad. Esta organización no modifica las
obligaciones y responsabilidades de los directores”.

Art. 270: “El directorio puede designar gerentes generales o especiales, sean directorios
o no, revocables libremente, en quienes puede delegar las funciones ejecutivas de la
administración. Responden ante la sociedad y los terceros por el desempeño de su
cargo en la misma extensión y forma que los directores. Su designación no excluye la
responsabilidad de los directores”.

Como se puede apreciar de lo subrayado, aún cuando estatutariamente se contemple


la existencia de un comité ejecutivo integrado por los mismos directores para la
gestión de los negocios comunes, o cuando se designe gerentes generales o
especiales, la responsabilidad del órgano de dirección –Directorio- permanece sin
alteraciones ni modificaciones. La ley Argentina no admite en estos supuestos
exenciones o limitaciones a la responsabilidad solidaria e ilimitada de los directores de
la sociedad. Es decir que, la Ley de Sociedades Anónimas, “responsabiliza ilimitada y
solidariamente a los directores, lo que significa una responsabilidad in commitendo
para los directores personalmente causantes del daño, y una responsabilidad in
vigilando para los restantes” (Julio C. Otaegui, “Administración Societaria”, Ed. Abaco,
pag. 403).

Autorizada doctrina ha dicho que “la continuidad y permanencia de la gestión del


directorio no significa que ante la designación de un gerente se releve a los directores

16
SEMANA 11
MÓDULO11

de una sociedad de las responsabilidades inherentes al cargo”. (Mariano Gagliardo,


“Responsabilidad de los Directores de Sociedades Anónimas”, pag. 529).

Se explica que la razón de la responsabilidad solidaria surge de “integrar un


cuerpo colegiado en el que la voluntad del órgano es la resultante de la coincidencia de
la mayor parte de las voluntades individuales que lo integran, de lo cual resulta lógico
que todos los que forman parte del cuerpo estén ligados por una misma
responsabilidad. Es decir, la mayoría queda solidariamente ligada por el hecho de
haber aprobado la decisión, y la minoría por no haberse opuesto formalmente a lo
decidido, para lo cual la ley pone en sus manos los resortes jurídicos necesarios para
formular su oposición válidamente” (Miguel A. Sasot Betes y Migule P. Sasot,
“Sociedades Anónimas, El órgano de administración”, Ed. Abaco, pag. 530).

Asimismo se ha justificado la existencia de la mentada responsabilidad solidaria e


inexcusable “en el contenido pragmático de todos los actos de comercio. En efecto,
resultaría ilusorio, tanto para la sociedad como para los accionistas, lograr el
resarcimiento de los daños sufridos por las irregularidades en las decisiones del
directorio, si primeramente tuviera que determinarse cuál o cuáles de los directores son
los realmente responsables, y cuáles no. Al amparo de la solidaridad, los perjudicados
pueden dirigirse y reclamar el resarcimiento del daño sufrido a cualquiera de los
directores (...)” (Miguel A. Sasot Betes y otro, ob. cit. pag. 530).

También puede argumentarse que el legislador con la asignación de la responsabilidad


solidaria ha perseguido que “no dejen de cumplirse aquellas atribuciones de control
que el directorio conserva sobre todos los actos de gestión administrativa de la
sociedad” (Miguel A. Sasot y otro, ob. cit., pag. 532).

Ahora bien, expuestos los fundamentos que justifican la existencia de la


responsabilidad solidaria, debemos analizar la cuestión relativa a si esa responsabilidad
puede ser limitada o disminuida. En relación con ello adquiere importancia el art. 274.

Art. 274: “Los directores responden ilimitada y solidariamente hacia la sociedad, los
accionistas y los terceros, por el mal desempeño de su cargo, según el criterio del arto
59, así como por la violación de la ley, el estatuto o el reglamento y por cualquier otro
daño producido por dolo, abuso de facultades o culpa grave (...)”.

El parágrafo trascripto reproduce la responsabilidad estatuida por el art. 59 en el


ámbito de los directores de las sociedades anónimas, si bien con variantes que amplían
el marco de la responsabilidad de los directores de la S.A..-

La ley 22.903 agregó al art. 274 el texto que sigue:

17
SEMANA 11
MÓDULO11

“(...) Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, la imputación de


responsabilidad se hará atendiendo a la actuación individual cuando se hubieren
asignado funciones en forma personal de acuerdo con lo establecido en el estatuto, el
reglamento o la decisión asamblearia. La decisión de la asamblea y la designación de
las personas que han de desempeñar las funciones deben ser inscriptas en el Registro
Público de Comercio como requisito para la aplicación de lo dispuesto en este párrafo”

Respecto a este agregado, autorizada doctrina ha dicho que “la incorporación por la
ley 22.903 del régimen de imputación de responsabilidad atendiendo a la actuación
individual del director no invalida la regla de la responsabilidad solidaria (...), sino que
concibe –para cuando hubieran asignado funciones en forma personal- una presunción
de responsabilidad individual imputable sólo al director que asume determinadas
tareas. En otras palabras, la modificación no implica atenuar o atemperar la
responsabilidad de los integrantes del órgano de administración, sino atender a la
actuación individual cuando se dan las circunstancias establecidas por la ley, como
requisitos formales para que esta hipótesis sea operativa y que serán de constatación
efectiva” (Verón, “Sociedades Comerciales”, Ed. Astrea, Tº 4, pag. 314).

En igual sentido se expuso en la “Exposición de Motivos” al sancionarse la


normativa: “Se mantiene el régimen vigente y se posibilita que en ciertas circunstancias
se atienda a la actuación personal cuando se den los supuestos que la norma requiere
para que así se juzgue y se atribuya la responsabilidad” (Exposición de Motivos ley
22.903, cap. II, secc. V, 27, párr. último).

Asimismo, uno de los autores de la reforma manifestó que “la ley 22.903 no altera en
esencia el régimen de responsabilidad de los directores, sino que introduce una
posibilidad de apreciación para asignarla o graduarla si se dan ciertas circunstancias
del artículo 274 en su nueva versión” (Enrique Zaldívar, “La responsabilidad de los
directores de las sociedades por acciones en la reforma de la ley de General de
sociedades año 1983”, Revista Inspección General de Justicia, 1983, pag. 29).

Respecto a esta posibilidad de atribuir responsabilidad personal al director al que se le


haya asignado un determinado y especial cometido, encuentra sin embargo las
siguientes exigencias:

a) que la asignación de funciones personales esté prevista en el Estatuto Societario,


el reglamento o la decisión asamblearia.

b) es necesario la inscripción de la asamblea y de la persona elegida en la Inspección


General de Justicia y la publicación en el Boletín Oficial.

18
SEMANA 11
MÓDULO11

c) el objeto de las tareas delegadas no pueden comprender materias que resultan


privativas, exclusivas e indelegables del Directorio.

d) aun cuando se haya dado cumplimiento a los requisitos ut supra detallados, el


directorio no podrá eximirse de responsabilidad sino cuando haya efectuado la
oposición a la cuestión controvertida.

Es por ello que a pesar de la existencia de ésta facultad limitativa de la responsabilidad


de los directores, la jurisprudencia ha resuelto que:

a) “la responsabilidad del directorio de una sociedad anónima nace de la sola


circunstancia de integrar el órgano de gobierno, de manera que cualesquiera fueran las
funciones que efectivamente cumpla un director, su conducta debe ser calificada en
función de la actividad obrada por el órgano aun cuando el sujeto no haya actuado
directamente en los hechos que motivan el encuadramiento, pues es función de
cualquier integrante del órgano de administración la de controlar la calidad de la
gestión empresaria, dando lugar su incumplimiento a una suerte de culpa in
vigilando. (CCom, Sala B, 26-3-91, “Only Plastic S.A. s/ Quiebra s/ Incidente de
calificación de conducta”, del dictamen del fiscal de Cámaraa 63682. En igual sentido:
Sala A, 10-7-92, “Vid. Y com. Video y comunicaciones S.A. s/ quiebra s/ incidente de
calificación de conducta”; Sala B 11-3-93, “Viajes Guinea S.A. s/ quiebra s/ incidente de
calificación de conducta”, del dictamen del fiscal de Cámara; Sala E, 27-5-94,
“Inmobiliaria Alonso s/ incidente de calificación de conducta”; Sala B, 28-4-95,
“Taverniti S.A. s/ quiebra s/ incidente de calificación de conducta”).

b) “el mal desempeño de la función por un director no solo puede verse configurado por
la participación directa en hechos o actos positivos violatorios de la ley o los estatutos,
sino también, y basta con ello para que haya responsabilidad, por haberse omitido la
realización de las diligencias necesarias que exigían las circunstancias de tiempo, lugar
y modo para evitar o frustrar el incorrecto proceder de otros directores que no podían
desconocer de haber aplicado la debida atención y preocupación por los asuntos
sociales”.(CCom, Sala A “Eledar S,A, c/ Serer, Jorge s/ sumario”, 8-10-97).

c) "La responsabilidad del directorio de una sociedad anónima nace de la sola


circunstancia de integrar el órgano de gobierno. Por tanto, es función de cualquier
integrante del órgano de administración aún cuando no se la indique expresamente
controlar la calidad de la gestión empresaria, función cuyo incumplimiento da lugar a
una suerte de culpa in vigilando” (CNCom., Sala B, noviembre 6, 1996. - Jinkus, Gabriel
A. c. Video Producciones Internacionales S. A. y otros), LA LEY, 1997 D, 483 I, 1997 B,
2589 ED, 171273

19
SEMANA 11
MÓDULO11

d) "La circunstancia de que el presidente del directorio de la sociedad anónima haya


absorbido la conducción de la empresa con exclusión de los demás miembros del
directorio no excusa la responsabilidad de éstos, que no quedan exentos de la culpa "in
vigilando". Por tanto, resulta aplicable el art. 274 de la ley 19.550 (Adla, XLIVB, 1310)".
(CNCom., Sala B, noviembre 6, 1996. - Jinkus, Gabriel A. c. Video Producciones
Internacionales S. A. y otros), LA LEY, 1997D, 483 I, 1997B, 2589 ED, 171273

e)“La publicidad registral del cese de funciones del presidente del directorio de una
sociedad anónima y la designación del nuevo titular no tiene efectos sobre el ámbito de
responsabilidad patrimonial por la conducta dañosa, que debe atender a la actividad
efectivamente desarrollada, dependiendo su exención de la prueba de que el
funcionario cesó en su desempeño antes de los hechos de los que resulta su
responsabilidad, con prescindencia, en principio, de las registraciones
respectivas” (CNCom., sala C, junio 26 995. Abad, Rubén O. y otro c. Murphy, Tomás
A., LA LEY, 1995 E, 437, con nota de José María Curá).

En otro orden de ideas, autorizada doctrina ha dicho que “la responsabilidad in


vigilando –de los directores- es eximible para el director que participó en la
deliberación o resolución o que la conoció, si deja constancia escrita de su protesta y
diera noticia al síndico antes de que su responsabilidad se denuncie al directorio, al
síndico, a la asamblea, a la autoridad competente, o se ejerza la acción judicial (LS, art.
274)” (Otaegui, ob. cit. pag. 403).

En suma, el agregado de la ley 22.903 no ha modificado el principio de la


responsabilidad solidaria e ilimitada de los directores de la Sociedad Anónima, como
así tampoco el sistema de atribución colectiva. Nótese que el agregado expresamente
establece que sin perjuicio de dicha responsabilidad solidaria e ilimitada, podrá
atribuirse la responsabilidad personal cuando se den los supuestos específicos que la
norma prevé. Tampoco el ordenamiento ha modificado el sistema de eximición de
responsabilidad, esto es, la oposición del director que se pretende inocente y su
denuncia al órgano de control.

III.-Órganos de fiscalización:
Los órganos de fiscalización de la sociedad anónima son el Consejo de Vigilancia y la
Sindicatura, que puede ser simple o colegiada, en este último caso se denominará
Comisión Fiscalizadora.
Siempre que la sociedad no esté comprendida en los supuestos de fiscalización estatal
permanente del Art. 299 de la ley 19.550, podrá prescindir de la sindicatura. Si
estuviera comprendida en algunos de los supuestos de dicho artículo, exceptuado su
inc. 2 (monto de capital superior a los $ 10.000.000), deberán contar con una
sindicatura plural de número impar que se denomina Comisión Fiscalizadora y que
actuará como órgano colegiado.

20
SEMANA 11
MÓDULO11

Además de las restricciones que existen para ser director, se agregan otras
incompatibilidades específicas para los Síndicos societarios.
El Consejo de Vigilancia, integrado sólo por accionistas (de 3 a 15) tiene funciones de
fiscalización más amplias que la sindicatura y pude tener injerencia en la aprobación de
determinas decisiones o contratos y podrá ser el encargado de elegir al Directorio.
Se recomienda la lectura de los artículos 280 a 298 de la LGS.

21
Sociedad en comandita por acciones
SEMANA 12
MóduLO 12

0
SEMANA 12
MóduLO 12

Eje temático
Sociedad Anónima Unipersonal: Breve reseña del derecho comparado.
Justificación y método de su incorporación en el derecho local. Requisitos.
Fiscalización Funcionamiento. Sociedad por Acciones Simplificada. Razón de su
incorporación al sistema normativo. Requisitos. Limitaciones legales. Sociedad
en comandita por acciones: Constitución. Derechos. Responsabilidades.
Denominación. Administración y representación. Asamblea. Fiscalización.
Cesión de la parte social del comanditado.

Sociedad anónima unipersonal


Breve reseña del derecho comparado
El primer antecedente histórico al que se remonta el origen de las entidades de
responsabilidad limitada en cabeza de una sola persona se da con el uso que el
paterfamilias romano a menudo hacía de confiar la gerencia de un comercio a
un esclavo que era incapaz de comprometerse por sí mismo, pero podía
representar al amo. Los acreedores tenían el derecho de perseguir el activo de
la empresa y podría volverse contra el amo, en la medida que este se hubiese
enriquecido por su esclavo.i
En Inglaterra, el acta de 1862 permitía la sociedad de responsabilidad limitada
con un mínimo de siete socios. Los que hacían uso de esta figura cumplían con
ese mínimo formal, pero los socios reales eran uno o dos, siendo los demás
testaferros.
Se citan al respecto dos casos de la House of Lords, “Broderip vs. Salomón” de
1894, donde debía analizarse el carácter fraudulento o no de la concentración
del capital social en un solo individuo, así como si el requerimiento de siete socios
era un requisito formal o sustancial. Se sostuvo, en ese caso, que el requisito de
la pluralidad de socios no era meramente formal, sino que requería que fueran
verdaderos socios titulares de un interés serio, lo cual no ocurría en caso de
testaferros o prestanombres. Se aplicaba a estas sociedades la sanción de
nulidad.

1
SEMANA 12
MóduLO 12

Unos años después, en otro caso “Salomón vs. Salomón” se revierte la doctrina
y se reconoce la legalidad de la “one man company”, prescindiendo, en la
interpretación de la norma, del elemento subjetivo vinculado al interés de los
socios.
En la legislación, el supuesto de fundación de una sociedad unipersonal se
plasma por primera vez en el Código de Liechtenstein de 1926. Pero, esta idea
no se expandió por Europa fácilmente, recién fue siendo receptada en otras
legislaciones de ese continente en la década de 1970. En 1989 se aprueba la XII
Directiva de la Comunidad Económica Europea en materia de derecho de
sociedades, regulando a las sociedades de responsabilidad limitada de un solo
socio con el fin de fomentar la creación y el desarrollo de la pequeña y mediana
empresa.
En el derecho anglo americano la recepción de la figura se remonta a la década
de 1960, encontrándose los primeros vestigios en 1961 en el derecho corporativo
norteamericano.
El transcurso del tiempo y las necesidades del tráfico mercantil fueron haciendo
más permeable la idea de limitar individualmente la responsabilidad, sobre todo
en el caso de sociedades que por distintas circunstancias devenían en un solo
socio. ii

Justificación y método de su incorporación en el derecho local


Bajo la vigencia de las normas referidas a sociedades contenidas en el Código
de Comercio, la doctrina no era pacífica. Orgaz y Aztiria no admitían otorgarle a
un ente conformado por un solo individuo la limitación de la responsabilidad.
Rivarola, Arecha, Michelson y especialmente el jurista Mauiricio Yadarola eran
partidarios de la sociedad unipersonal. Yadarola advertía que el contrato era el
primer elemento aglutinante de la persona jurídica, la organización de sus
elementos materiales y de sus órganos de expresión de la voluntad social
formaban la base, pero una vez puesta en funcionamiento, esa organización ha
superado el mero contrato y se ha convertido en sujeto de derecho.

2
SEMANA 12
MóduLO 12

Estos argumentos favorables a la admisión de la unipersonalidad no fueron


receptados en la Ley 19550.iii
La inclusión de las sociedades unipersonales tuvo casi un siglo de debates hasta
llegar a la sanción de la Ley 26.994 que incorpora a la Sociedad Anónima
Unipersonal (SAU) a la Ley General de Sociedades.
Es importante destacar que la redacción de las normas que propiciaron la
incorporación de la sociedad unipersonal fueron impulsadas por los doctores
Rafael Manóvil, Horacio Roitman e Efraín Richard a la Comisión, aunque en este
proyecto original “se generó una sola previsión normativa en torno a la sociedad
unipersonal abarcativa de todos los tipos que no requieran dos categorías de
socios: Artículo 1 Hay sociedad si una o más personas en forma organizada
conforme a uno de los tipos previstos en esta ley, se obligan a realizar aportes
para aplicarlos a la producción o intercambio de bienes o servicios, participando
de los beneficios y soportando las perdidas. Si el tipo social prevé dos clases
distintas de socios, los socios deben ser dos (2) o más”. Luego, la Comisión
receptó la propuesta, pero cuando llego a manos del Poder Ejecutivo Nacional,
se modificó su redacción de forma sustancial, Regulándose la unipersonalidad
acotada al tipo sociedad anónima.iv

Esta ley introduce la unipersonalidad en la legislación, abstracción hecha de las


sociedades del Estado, manteniendo la anterior fórmula del artículo 1 de la LGS,
suprimiendo el requisito de la pluralidad. Su redacción alude ahora a “una o más
personas”. Además, agregó una nueva norma por la cual la reducción a un del
número de socios deja de ser causal de disolución, imponiendo en cambio la
trasformación de pleno derecho de las sociedades en comandita simple o por
acciones, y de capital e industria, en sociedad anónima unipersonal, si no se
decidiera otra solución en el término de tres meses (art. 94 bis LGS).

Citando a Balbínv, las razones que justifican la recepción de la SAU en la


legislación argentina pueden resumirse en:
“1) el carácter organizativo adquirido por las estructuras societarias, las que
deben ajustarse a la realidad negocial;

3
SEMANA 12
MóduLO 12

2) la aceptada distinción entre la sociedad como persona jurídica y el acto que le


da nacimiento- que puede o no revestir naturaleza contractual;
3) la improcedencia de negar a una persona individual lo que se autoriza a una
pluralidad de éstas (CN art. 16);
4) la aceptación de la promesa unilateral como causa fuente de relaciones
obligacionales posibilita que de la declaración de voluntad de un único sujeto se
engendre una sociedad;
5) la existencia de correctivos legales frente al uso desviado de la figura.”

Requisitos.
El artículo 1 de la LGS dispone que la sociedad anónima unipersonal sólo puede
constituirse como sociedad anónima.
Habiendo adoptado este tipo societario, la ley le impone los mismos requisitos,
incluida la constitución de un capital mínimo, con la salvedad de que en este
caso el mismo se integre totalmente en el acto constitutivo (art. 11, inc. 4LGS).
Además, prohíbe que una sociedad anónima unipersonal sea constituida o
integrada por otra del mismo tipo. Respecto de su denominación, en el artículo
164 de la LGS, se establece que la misma deberá contener la expresión
Sociedad Anónima Unipersonal, su abreviatura o la sigla SAU.

Fiscalización
Conforme la incorporación que se hace del inc. 7) al artículo 299 de la LGS, la
SAU se encuentra sometida a fiscalización estatal permanente tanto para
funcionamiento, como para su disolución y liquidación.
Este control, que, para gran parte de la doctrina, resulta excesivo, ya que no tuvo
en cuenta ni la dimensión ni tipo de actividad que realice la sociedad, a los fines
de establecerlo, tiene fundamento en la prevención del legislador de evitar
posibles fraudes.

Funcionamiento

4
SEMANA 12
MóduLO 12

Las sociedades anónimas unipersonales, a pesar de encontrarse incluidas por


el inc. 7) en el art. 299 de la LGS, han sido correctamente excluidas por la Ley
27290 de los requerimientos de contar con al menos tres directores y con una
sindicatura colegiada.
Directorio
ARTICULO 255. — La administración está a cargo de un directorio compuesto
de uno o más directores designados por la asamblea de accionistas o el consejo
de vigilancia, en su caso.

En las sociedades anónimas del artículo 299, salvo en las previstas en el inciso
7), el directorio se integrará por lo menos con tres directores.
Si se faculta a la asamblea de accionistas para determinar el número de
directores, el estatuto especificará el número mínimo y máximo permitido.

Designación de Síndicos

ARTICULO 284. — Está a cargo de uno o más síndicos designados por la


asamblea de accionistas. Se elegirá igual número de síndicos suplentes.
Cuando la sociedad estuviere comprendida en el artículo 299 —excepto en los
casos previstos en los incisos 2 y 7— la sindicatura debe ser colegiada en
número impar.

Es nula cualquier cláusula en contrario.


Las sociedades que no estén comprendidas en ninguno de los supuestos a que
se refiere el artículo 299, podrán prescindir de la sindicatura cuando así esté
previsto en el estatuto. En tal caso los socios poseen el derecho de contralor que
confiere el artículo 55. Cuando por aumento de capital resultare excedido el
monto indicado la asamblea que así lo resolviere debe designar síndico, sin que
sea necesaria reforma de estatuto.

Sociedad por Acciones Simplificada. Razón de su incorporación al sistema normativo.

5
SEMANA 12
MóduLO 12

La ley 27349, llamada Ley de Emprendedores, incorpora al sistema jurídico y al


derecho societario en particular, las Sociedades por Acciones Simplificadas
(SAS).

Esta incorporación sigue una línea de política legislativa similar a la de la reforma


introducida a la LGS por la ley 26994, poniendo mayor juego en la autonomía de
la voluntad.

Muguillo resalta la influencia de legislación colombiana y destaca que si bien la


norma puede constituirse como un elemento interesante para el desarrollo de los
micro y pequeños emprendimientos (de allí su incorporación al sistema a través
de la Ley de Apoyo al Capital Emprendedor), debió haberse considerados
previamente un mayor debate público y una regulación más estricta respecto de
sus limitaciones. vi

Requisitos.

La SAS conforma un tipo especial que se rige supletoriamente por la LGS (en
cuanto se concilie con la nueva norma), pero no la integra.

Artículo 34. Ley 27349- Constitución y responsabilidad. La SAS podrá ser


constituida por una o varias personas humanas o jurídicas, quienes limitan su
responsabilidad a la integración de las acciones que suscriban o adquieran, sin
perjuicio de la garantía a que se refiere el artículo 43. La SAS unipersonal no
puede constituir ni participar en otra SAS unipersonal.

Es de remarcar que la SAS puede ser unipersonal o pluripersonal, en el caso de


ser unipersonal no puede constituir otra SAS unipersonal.

Artículo 35.- Ley 27349 Requisitos para su constitución. La SAS podrá ser
constituida por instrumento público o privado. En este último caso, la firma de los
socios deberá ser certificada en forma judicial, notarial, bancaria o por autoridad
competente del registro público respectivo.

6
SEMANA 12
MóduLO 12

La SAS podrá constituirse por medios digitales con firma digital, y de acuerdo a
la reglamentación que a tal efecto se dicte. En estos supuestos, el instrumento
deberá ser remitido a los fines de su inscripción al Registro Público
correspondiente en el formato de archivo digital que oportunamente se
establezca.

Artículo 36.- Ley 27349 Contenido del instrumento de constitución. El


instrumento constitutivo, sin perjuicio de las cláusulas que los socios resuelvan
incluir, deberá contener como mínimo los siguientes requisitos:

1. El nombre, edad, estado civil, nacionalidad, profesión, domicilio, número de


documento de identidad, Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) o Clave
Única de Identificación Laboral (CUIL) o Clave de Identificación (CDI) de los
socios, en su caso. Si se tratare de una o más personas jurídicas, deberá constar
su denominación o razón social, domicilio y sede, datos de los integrantes del
órgano de administración y Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) o
Clave de Identificación (CDI) de las mismas, o dar cumplimiento con la
registración que a tal efecto disponga la autoridad fiscal, en su caso, así como
los datos de inscripción en el registro que corresponda.

2. La denominación social que deberá contener la expresión “Sociedad por


Acciones Simplificada”, su abreviatura o la sigla SAS. La omisión de esta
mención hará responsables ilimitada y solidariamente a los administradores o
representantes de la sociedad, por los actos que celebren en esas condiciones.

3. El domicilio de la sociedad y su sede. Si en el instrumento constitutivo constare


solamente el domicilio, la dirección de su sede podrá constar en el acta de
constitución o podrá inscribirse simultáneamente mediante petición por separado
suscripta por el órgano de administración. Se tendrán por válidas y vinculantes
para la sociedad todas las notificaciones efectuadas en la sede inscripta, hasta

7
SEMANA 12
MóduLO 12

tanto la misma haya sido efectivamente cancelada por el registro público donde
la sede haya sido registrada por la sociedad.

4. La designación de su objeto que podrá ser plural y deberá enunciar en forma


clara y precisa las actividades principales que constituyen el mismo, que podrán
guardar o no conexidad o relación entre ellas.)

5. El plazo de duración, que deberá ser determinado.

6. El capital social y el aporte de cada socio, que deberán ser expresados en


moneda nacional, haciéndose constar las clases, modalidades de emisión y
demás características de las acciones y, en su caso, su régimen de aumento. El
instrumento constitutivo, además, contemplará la suscripción del capital, el
monto y la forma de integración y, si correspondiere, el plazo para el pago del
saldo adeudado, el que no podrá exceder de dos (2) años desde la firma de dicho
instrumento.

7. La organización de la administración, de las reuniones de socios y, en su caso,


de la fiscalización. El instrumento constitutivo deberá contener la
individualización de los integrantes de los órganos de administración y, en su
caso, del órgano de fiscalización, fijándose el término de duración en los cargos
e individualizándose el domicilio donde serán válidas todas las notificaciones que
se les efectúen en tal carácter. En todos los casos, deberá designarse
representante legal.

8. Las reglas para distribuir las utilidades y soportar las pérdidas.

9. Las cláusulas necesarias para establecer los derechos y obligaciones de los


socios entre sí y respecto de terceros.
10. Las cláusulas atinentes a su funcionamiento, disolución y liquidación.
11. La fecha de cierre del ejercicio.

Los registros públicos aprobarán modelos tipo de instrumentos constitutivos para


facilitar la inscripción registral.

8
SEMANA 12
MóduLO 12

La SAS deberá cumplir los requisitos de publicidad y registro conforme lo


establece la citada ley.

Limitaciones legales

Las limitaciones están expresamente establecidas en el artículo 39 de la Ley


27349, que dice:

Para constituir y mantener su carácter de SAS, la sociedad:

1. No deberá estar comprendida en ninguno de los supuestos previstos en los


incisos 1, 3, 4 y 5 del artículo 299 de la Ley General de Sociedades, 19.550,t.o.
1984.

2. No podrá ser controlada por una sociedad de las comprendidas en el artículo


299 de la Ley General de Sociedades, 19.550, t.o. 1984, ni estar vinculada, en
más de un treinta por ciento (30 %) de su capital, a una sociedad incluida en el
mencionado artículo.

En caso de que la SAS por cualquier motivo deviniera comprendida en alguno


de los supuestos previstos en los incisos 1 o 2 precedentes, deberá
transformarse en alguno de los tipos previstos en la Ley General de Sociedades,
19.550, t.o. 1984, e inscribir tal transformación en el registro público
correspondiente, en un plazo no mayor a los seis (6) meses de configurado ese
supuesto. Durante dicho plazo, y hasta la inscripción registral, los socios
responderán frente a terceros en forma solidaria, ilimitada y subsidiaria, sin
perjuicio de cualquier otra responsabilidad en que hubieren incurrido.

Sociedad en comandita por acciones: Constitución. La regulación de este tipo societario se


remonta al Código Francés de 1807, pero se trata de una figura que responde a
una creación de la práctica mercantil, como un desprendimiento de la sociedad
de comandita simple.

9
SEMANA 12
MóduLO 12

Este tipo social se caracteriza por tener dos tipos de socios, lo comanditados o
colectivos con responsabilidad subsidiaria, solidaria e ilimitada y cuyos aportes
no pueden representarse en acciones por ser partes de interés, y los
comanditarios cuya responsabilidad alcanza sólo el capital que suscriben y cuyos
aportes sí se representan en acciones (art. 315 LGS).
En su constitución, se rigen -en aquellas cuestiones que no se encuentren
expresamente reguladas- por las disposiciones que regulan a las sociedades
anónimas. Por lo cual es de aplicación el artículo 165 LGS.
Rige para estas sociedades la incapacidad de derecho establecida en el artículo
30 de la LGS.

Derechos. Responsabilidades.
Socio Comanditado
Los socios comanditados responden por las obligaciones sociales como los
socios de la sociedad colectiva (art. 315 LGS), por tanto, rinden cuenta por los
pasivos sociales de forma personal, solidaria, ilimitada y subsidiaria, siendo todo
pacto en contrario inoponible a terceros (art. 125 LGS). Pagado el pasivo social
por alguno de los socios, estos podrán repetir las sumas desembolsadas hasta
el límite de sus participaciones. Los socios gozan del beneficio de excusión (art.
1583 CCyCN), el que desaparece ante en caso de producirse la quiebra del ente
(art. 160 LCQ).

Socio Comanditario
La responsabilidad del socio comanditario se extiende únicamente hasta el
capital que suscribe (art. 315 LGS).
Aquí hay que distinguir, si el socio comanditario se ha entrometido en la
administración. En ese caso, para parte de la doctrina se le extiende la sanción
de responsabilidad ilimitada por aplicación de los arts. 318, 324 y 136 LGS, y
que habilita inclusive a extender la quiebra.vii

10
SEMANA 12
MóduLO 12

Corresponden al socio comanditario los múltiples derechos incorporados a las


acciones que posea y que permiten tomar parte en las asambleas, examinar los
libros, impugnar las decisiones y pedir el pago de dividendos, entre otros.

Denominación.
La denominación social se integra con las palabras sociedad en comandita por
acciones, su abreviatura o la sigla S.C.A.
Conforme se establece en el art. 317 LGS, la omisión de la indicación hace
responsables ilimitada y solidariamente al administrador, juntamente con la
sociedad, por los actos que se concreten en tales condiciones.
Si actúa bajo una razón social, rige lo dispuesto en el art. 126 LGS, que establece que
ésta se formará con el nombre de alguno, algunos o todos los socios. Contendrá las
palabras "y compañía" o su abreviatura si en ella no figuren los nombres de todos los
socios.

La violación de este precepto hace al firmante solidariamente responsable por las


obligaciones en contravención contraídas.

Administración y representación.
El contrato debe regular el régimen de administración (art. 11, inc 6 LGS), pudiendo
optar por una administración plural, mediante un directorio.

La administración sólo puede ser ejercida por socios comanditados o terceros, estando
vedada la participación de los socios comanditarios (ver consecuencias, en referencia
anterior).

Respecto del régimen de responsabilidad de los administradores, son de aplicación la


norma del art. 59 LGS y los arts.274 a 279 LGS y pesan sobre ellos las mismas
prohibiciones e incompatibilidades que para los directores (arts. 264, 271 a 273 LGS).

La garantía que deben prestar también es exigible en las sociedades en comandita por
acciones (arts. 256 y 316 LGS).

Los administradores duran en sus cargos el tiempo que se determine en el estatuto (art.
318 LGS).

11
SEMANA 12
MóduLO 12

La remoción del administrador se ajusta a las mismas previsiones que para los
administradores de sociedades colectivas. (arts. 129 y 319 LGS)

En caso de acefalía, es de aplicación lo establecido en el art. 320 LGS: Cuando la


administración no pueda funcionar, deberá ser reorganizada en el término de
Tres (3) meses.

Asamblea
Las asambleas se integran con socios de ambas categorías. Las partes de
interés de los comanditados se considerarán divididas en fracciones del mismo
valor de las acciones a los efectos del quorum y del voto. Cualquier cantidad
menor no se computará a ninguno de esos efectos. (art. 321 LGS)
Conforme se regula en el art. 322 LGS: El socio administrador puede participar
en las asambleas, con voz, pero sin voto, y es nula cualquier cláusula en
contrario en los siguientes asuntos:

1º) Elección y remoción del síndico;

2º) Aprobación de la gestión de los administradores y síndicos, o la


deliberación sobre su responsabilidad;

3º) La remoción prevista en el artículo 319.

Fiscalización
La fiscalización interna es optativa (art. 284 LGS)

Cesión de la parte social del comanditado


La cesión de la parte social del socio comanditado requiere de la previa
conformidad de los socios, obtenida en reunión de socios dictada con los
quórums y mayorías propia de la asamblea extraordinaria (arts. 323 y 244 LGS).
La doctrina se encuentra dividida en cuanto a la necesidad de conformidad, en
los casos en que la cesión se lleva a cabo entre socios comanditados o bien por
fallecimiento del socio. Unos entienden que no se requiere la conformidad y otros
que sí se requiere y que debe serlo en la forma agravada establecida en el cuarto
párrafo del art. 244 LGS.viii
Esta cesión debe ser inscripta ante el Registro.

12
SEMANA 12
MóduLO 12

En caso de trasmisión del capital comanditario, salvo limitación en contrario que


no importe limitación, es libre. (art. 214 LGS).

13
SEMANA 12
MóduLO 12

i
Vítolo, Daniel Roque, Reformas a la Ley General de Sociedades, Ley 26994 comentada, Tomos I,
Rubinzal Culzoni, Santa Fe, 2015, p.72 y ss.
ii
Ver desarrollo pormenorizado en Vítolo, Daniel Roque, Reformas a la Ley General de Sociedades, Ley
26994 comentada, Tomos I, Rubinzal Culzoni, Santa Fe, 2015, p.76 y ss.
iii
Vítolo, Daniel Roque, Reformas a la Ley General de Sociedades, Ley 26994 comentada, Tomos I,
Rubinzal Culzoni, Santa Fe, 2015, p.83y ss.

14
SEMANA 12
MóduLO 12

iv
Basualdo, María Eugenia, El nuevo Régimen Societario Argentino emergente de la Ley 26.994.
Reflexiones sobre la Sociedad Anónima Unipersonal y las Sociedades de la sección IV, REVISTA de la
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, file:///C:/Users/usuario/Downloads/6222-16903-1-PB.pdf
v
Balbín, Sebastián, Manual de Derecho Societario, Abeledo Perrot, Buenos Aires, 2016, p 411 y ss
vi
Muguillo, Roberto Alfredo, Derecho Societario, La Ley, Buenos Aires, 2017, p. 705.
vii
Balbín, Sebastián, Manual de Derecho Societario, Abeledo Perrot, Buenos Aires, 2016, p 633 y ss
viii
Balbín, Sebastián, Manual de Derecho Societario, Abeledo Perrot, Buenos Aires, 2016, p 637 y ss

15
SEMANA 13
SEMANA 13 13
MÓDULO

MÓDULO 13

DERECHO SOCIETARIO
Sociedad de economía mixta
Sociedad del estado
Sociedad con participación estatal mayoritaria

0
SEMANA 13
MÓDULO 13

EJE TEMATICO
Sociedad de economía mixta: Características. Naturaleza. Constitución.
Aportes. Administración. Responsabilidad de los socios, administradores y
miembros del órgano de fiscalización. Sociedad del estado: Características.
Constitución. Funcionamiento. Administración y fiscalización. Sociedad
anónima con participación estatal mayoritaria: Características. Naturaleza.
Administración. Fiscalización.

SOCIEDADES DE ECONOMIA MIXTA

Se encuentran reguladas por el Decreto Ley 15.349/46 ratificado por la ley


12.962 (sociedades de economía mixta).

Respecto del régimen legal el art. 389 de la LEY 19550 dispone: Las
disposiciones de esta ley se aplicarán a las sociedades de economía mixta en
cuanto no sean contrarias a las del Decreto-Ley Nº 15.349/46 (Ley Nº 12.962).

Y particularmente el Decreto Ley 15.349/46 dispone: Art. 3° – Salvo las


disposiciones especiales que en el presente título se establecen, regirán para
las sociedades de economía mixta, las disposiciones contenidas en el Código
de comercio, relativas a las sociedades anónimas.

Concepto legal: art. 1º del decreto 15.349/46, ratificado por la ley 12.962: “Se
denomina sociedad de economía mixta la que forma el Estado nacional, los
Estados provinciales, las municipalidades o las entidades administrativas
autárquicas dentro de sus facultades legales, por una parte, y los capitales
privados por la otra, para la explotación de empresas que tengan por finalidad
la satisfacción de necesidades de orden colectivo o la implantación, el fomento
o el desarrollo de actividades económicas.”

1
SEMANA 13
MÓDULO 13

Constitución.

Es evidente, que no puede haber sociedad de economía mixta si no participan


por un lado sujetos no estatales, y por el otro, sujetos estatales; pero esta
formulación requiere algunas aclaraciones:

a) Entes estatales: Ante todo, debe destacarse que no es suficiente que la


participación sea meramente de sujetos privados y de personas públicas, como
a veces se dice, sino que es imprescindible que se trate de personas estatales,
pues no de otro modo puede interpretarse la ley cuando establece que la
sociedad pueden formarla “el Estado nacional, los Estados provinciales, las
municipalidades o las entidades administrativas autárquicas.” No sería
suficiente, entonces, que una persona pública no estatal (por ejemplo, una
corporación pública no estatal) participara de una sociedad con otros
particulares, para constituir una sociedad de economía mixta regida por esta
ley: Este tipo de asociaciones, pues, no constituyen legalmente “sociedades de
economía mixta.”

b) Tipos de entes estatales: En segundo lugar, es de advertir que no sólo las


entidades estatales que la ley menciona expresamente pueden constituir una
“sociedad de economía mixta,” pues existen otros entes estatales distintos de
los que la ley enuncia, pero sustancialmente iguales y por lo tanto alcanzados a
nuestro juicio por la calificación legal. Sería el caso, por ejemplo, de las
corporaciones regionales de fomento, o asociaciones de entes estatales, así, el
Consejo Federal de Inversiones; o de entes provinciales descentralizados.
Ahora bien, ¿puede una empresa del Estado integrar una sociedad de
economía mixta con entes o personas privadas? A nuestro juicio sí, ya que si
bien la ley emplea el término “entidades administrativas autárquicas” es obvia
su general imprecisión, y se desprende en cambio del resto del articulado una
latitud en cuanto a los fines y/o actividades de la sociedad de economía mixta,
que hacen perfectamente coherente admitir que una empresa estatal, que por
definición se ocupa de actividades comerciales o industriales, pueda también
encarar algunas de dichas actividades asociada con particulares. Es de
recordar, en efecto, que los fines que una sociedad de economía mixta puede
perseguir son, en principio, los mismos fines que puede tener una empresa del
Estado, por lo que no es contradictoria la asociación mencionada. Un caso

2
SEMANA 13
MÓDULO 13

concreto en nuestro derecho positivo es el de la empresa del Estado


Fabricaciones Militares, asociada con particulares en la “Sociedad Mixta
Siderurgia Argentina.” (SOMISA) privatizada en el año 1992.

Participación de los socios.

Es necesario distinguir dos grandes aspectos: 1) la participación económica,


(aportes); 2) la participación administrativa, es decir, la forma jurídica a través
de la cual tal participación se manifiesta, particularmente en lo referente a la
gestión de los intereses sociales.

1) Participación económica, los aportes: el art. 4 expresa que “El aporte de


la administración pública, en la sociedad de economía mixta, podrá
consistir en cualquier clase de aportación, y en especial, las siguientes:
a) Concesión de privilegios de exclusividad o monopolio, exención de
impuestos, protección fiscal, compensación de riesgos, garantías de
interés al capital invertido por los particulares. b) Primas y subvenciones,
aporte tecnológico. c) Anticipos financieros. d) Aportes de carácter
patrimonial, en dinero, en títulos públicos o en especie, concesión de
bienes en usufructo.”

Esta latitud legal ha sido criticada, porque permitiría formar una


“sociedad de economía mixta” en la que el aporte estatal no sólo no
fuera en dinero, sino que tampoco fuera convertible en dinero, como
sería el caso de la exención de impuestos, concesiones de privilegios,
“aporte tecnológico,” etc., lo cual desnaturaliza la “sociedad,” desde el
momento en que el Estado sólo responde por “su aporte societario,”
según el artículo 14.

Existe, en efecto, una contradicción en afirmar que hay “sociedad” si el


Estado puede aportar bienes no susceptibles de ser apreciados ni
transformados en dinero, y sólo “responde” por ese “aporte” suyo: En
tales hipótesis, creemos que resulta correcta la tesis que entiende, a

3
SEMANA 13
MÓDULO 13

pesar de la expresa autorización legal, que no se trataría siquiera de una


sociedad, menos aún de una sociedad mixta. Como afirma CAMARA,
“ambos tipos de socios —públicos y particulares— deben concurrir en
cualquier proporción a la formación del capital social. Este requisito es
indispensable; cuando alguno no estuviera obligado a hacer aporte... no
habrá empresa de economía mixta, ni siquiera contrato de sociedad, por
no satisfacerse las exigencias del art. 1648 del Código Civil.” “En
consecuencia, si la administración pública no contribuye a la formación
del capital y sólo confiere franquicias o subvenciones, «en ese caso
solamente alimenta una industria privada, pero no participa en su vida
en comunidad de riesgos».” En otro aspecto, es de observar que no hay
exigencia legal alguna en cuanto al monto del aporte que el Estado o los
particulares realicen; el artículo 5º expresamente determina que “Las
entidades públicas y los particulares, contribuirán a la formación del
capital social en la proporción que convengan entre ellos.”

2) Participación administrativa, el directorio. En lo que respecta a las


formas jurídicas que la participación de los socios puede revestir, hay
que referirse al modo en que se lleva a cabo la administración y gestión
de la empresa, en el directorio.

El Decreto Ley determina en el artículo 7 que “El presidente de la


sociedad, el síndico y por lo menos un tercio del número de los
directores que se fije por los estatutos, representarán a la administración
pública y serán nombrados por ésta.”

Es de destacar que los directores en cuestión son nombrados por la


administración pública, la que parece suponer que su designación
proviene de ella a través de los canales oficiales normales —en el caso
de la administración central, se trataría entonces de un Decreto del
Poder Ejecutivo—, en lugar de provenir de la asamblea de accionistas,
en caso de existir ésta. Es importante advertir que la ley exige al parecer
en forma ineludible y como requisito esencial, esta doble participación

4
SEMANA 13
MÓDULO 13

del Estado y los particulares en el directorio de la empresa. Es obvio que


sería violatorio de la ley, y por lo tanto saldría del marco que la misma
preestablece, pretender que el síndico o el presidente de la sociedad lo
nombre la asamblea de accionistas y no el Estado por sí, directa y
exclusivamente. De esto se desprende que si en una determinada
sociedad anónima el Estado es titular de acciones, no hay con ello
“sociedad de economía mixta” en el sentido que esta ley instaura, pues
para ello es necesario que el Estado, además de ser socio, participe en
la dirección de la empresa en la forma que esta ley establece; esto
demuestra el carácter sumamente formal que tiene una sociedad de
economía mixta en el criterio de la ley, pues es también de estimar, que
si el Estado adquiere simplemente una porción controlante de acciones
de una sociedad anónima y nombra un tercio del directorio, más el
síndico y el presidente, no por ello habremos entrado en el régimen de la
ley, ya que lo que ella quiere es que ese nombramiento sea de carácter
estatutario y permanente, y no accidental y puramente temporal,
supeditado a que el Estado siga siendo titular de una mayoría de
acciones.

En el sistema legal, el Estado debe tener la mencionada participación en


la administración de la empresa, no por tener las suficientes acciones
para imponerlo, sino por directa disposición legal, independientemente
por lo tanto del número de acciones que el Estado tenga en determinado
momento en la sociedad. En definitiva, que puede haber sociedades
anónimas mixtas que no sean técnicamente “sociedades de economía
mixta.”

Fiscalización. Conforme lo dispone el art. 299 inc. 3) de la LEY 19550


están sujetas a fiscalización estatal permanente.

ARTICULO 299. — Las sociedades anónimas, además del control de


constitución, quedan sujetas a la fiscalización de la autoridad de

5
SEMANA 13
MÓDULO 13

contralor de su domicilio, durante su funcionamiento, disolución y


liquidación, en cualquiera de los siguientes casos:

3º) Sean de economía mixta o se encuentren comprendidas en la


Sección VI;

SOCIEDAD DEL ESTADO: Ley 20.705

Concepto.

Son aquellas que, con exclusión de toda participación de capitales privados,


constituyan el Estado Nacional, los Estados provinciales, los municipios, los
organismos estatales legalmente autorizados al efecto o las sociedades que se
constituyan en orden a lo establecido por la presente ley, para desarrollar
actividades de carácter industrial y comercial o explotar servicios públicos.

Características. Funcionamiento.

Las sociedades del Estado podrán ser unipersonales y se someterán, en su


constitución y funcionamiento, a las normas que regulan las sociedades
anónimas, en cuanto fueren compatibles con las disposiciones de la presente
ley, no siendo de aplicación lo previsto en el artículo 31 del Decreto Ley
19.550/72.

El Estado es el único q aporta el capital. Son SA estatales.

No pueden ser declaradas en quiebra. Sólo mediante autorización legislativa


podrá el Poder Ejecutivo resolver la liquidación de una sociedad del Estado

Son creadas por ley, el fondo se compone de bienes públicos y se prohíbe la


transformación de éstas en SA con participación estatal mayoritaria.

No serán de aplicación a las sociedades del Estado las leyes de contabilidad,


de obras públicas y de procedimientos administrativos.

El Poder Ejecutivo Nacional puede transformar en sociedades del Estado a las


SA con participación estatal mayoritaria, a las sociedades de economía mixta.

6
SEMANA 13
MÓDULO 13

Los directores están sometidos al régimen de incompatibilidades referido a los


directores de las sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria.

Administración.

Los directores de las sociedades del Estado estarán sometidos al régimen de


incompatibilidades previsto por el artículo 310, primera parte, del Decreto Ley,
19.550/72.

Incompatibilidades.

ARTICULO 310. — Se aplican las prohibiciones e incompatibilidades


establecidas en el artículo 264, excepto el inciso 4.

Cuando se ejerza por la minoría el derecho del artículo 311 no podrán ser
directores, síndicos o integrantes

del consejo de vigilancia por el capital privado los funcionarios de la


administración pública.

DE LA SOCIEDAD ANÓNIMA CON PARTICIPACIÓN ESTATAL MAYORITARIA

Caracterización: Requisito.

Es un subtipo de sociedad anónima.

Sociedades comprendidas. Según la ley, son sociedades con participación


estatal mayoritaria las sociedades anónimas cuando el Estado Nacional,
Provincial o Municipal, posea el 51%, por lo menos, del capital social y siempre
que con esa tendencia accionaria pueda prevalecer en las asambleas
ordinarias y extraordinarias. También si ese capital lo posee otra sociedad
capital estatal mayoritario.

Son dos las exigencias de la ley y ambas deben concurrir para que una
anónima pueda ser considerada “de participación estatal mayoritaria”.

Asimismo, reconoce tal calificación a aquella sociedad donde el aporte


mayoritario en el capital que provea los votos suficientes para prevalecer en las
asambleas, lo haga una anónima con “participación estatal mayoritaria”.

7
SEMANA 13
MÓDULO 13

Esta calificación puede sobrevenir a su creación si, con posterioridad a la


constitución de la sociedad, el Estado Nacional, Provincial o Municipal, o un
organismo estatal u otra anónima con participación estatal mayoritaria, tomara
participación en el capital por el 51% o más de mismo y con ello tuviera los
votos suficientes para prevalecer en las asambleas.

ARTICULO 308: Quedan comprendidas en esta Sección las sociedades


anónimas que se constituyan cuando el Estado nacional, los estados
provinciales, los municipios, los organismos estatales legalmente autorizados al
efecto, o las sociedades anónimas sujetas a este régimen sean propietarias en
forma individual o conjunta de acciones que representen por lo menos el
Cincuenta y uno por ciento (51 %) del capital social y que sean suficientes para
prevalecer en las asambleas ordinarias y extraordinarias.

Se trata de una variante dentro del tipo de sociedad anónima. La ley pretende
servir de alternativa a la participación mixta del Estado y los particulares con
mayores beneficios que la sociedad de economía mixta en cuanto a la agilidad
del trámite.

Lo que se pretende es reservar el manejo de la voluntad social en manos del


Estado y que esto no dependa exclusivamente de la medida de la participación
en el capital social, porque el sencillo expediente de otorgar acciones de voto
plural a las minorías puede desvirtuar la pretensión.

La variante exige no solo que la participación del Estado sea por lo menos del
51% del capital, sino también que tal participación sea suficiente para
prevalecer en las asambleas ordinarias y extraordinarias.

Inclusión posterior.

ARTICULO 309: Quedarán también comprendidas en el régimen de esta


Sección las sociedades anónimas en las que se reúnan con posterioridad al
contrato de constitución los requisitos mencionados en el artículo precedente,

8
SEMANA 13
MÓDULO 13

siempre que una asamblea especialmente convocada al efecto así lo determine


y que no mediare en la misma oposición expresa de algún accionista.

Incompatibilidades.

ARTICULO 310: Se aplican las prohibiciones e incompatibilidades establecidas


en el artículo 264, excepto el inciso 4.

Cuando se ejerza por la minoría el derecho del artículo 311 no podrán ser
directores, síndicos o integrantes del consejo de vigilancia por el capital privado
los funcionarios de la administración pública.

Remuneración.

ARTICULO 311: Lo dispuesto en los párrafos segundo y siguientes del artículo


261 no se aplica a la remuneración del directorio y del consejo de vigilancia.

Directores y síndicos por la minoría.

El estatuto podrá prever la designación por la minoría de uno o más directores


y de uno o más síndicos. Cuando las acciones del capital privado alcancen el
veinte por ciento (20 %) del capital social, tendrán representación proporcional
en el directorio y elegirán por lo menos uno de los síndicos. No se aplica el
artículo 263.

9
SEMANA 15
MÓDULO 14
SEMANA 15
MÓDULO 14

DERECHO SOCIETARIO
Contratos Asociativos y
agrupamientos

0
SEMANA 15
MÓDULO 14

EJE TEMÁTICO

Contratos asociativos. Negocios en participación. Agrupaciones de


colaboración. Uniones transitorias. Consorcios de cooperación. La
sociedad de garantía recíproca. Sociedad Extranjera. Entes Binacionales.
Grupos de sociedades.

CONTRATOS ASOCIATIVOS

El Código Civil y Comercial de la Nación (el CC y CN), ha incorporado a los


denominados contratos asociativos, como otro de los vehículos con los
que las empresas o emprendedores locales y del exterior cuentan para
diseñar una asociación estratégica -en esencia-transitoria. Hoy se los
denomina ley general de sociedades, y leyes especiales.

Este formato permite a sus participantes crear una organización común sin
personalidad jurídica propia -ni asimilable a un condominio-, evitando así
el riesgo de ser confundida con cualquiera de las personas jurídicas
privadas reconocidas por el CC y CN, resultándoles inaplicable la
legislación falencial.

A fin de clarificar lo relacionado a los joint ventures, a continuación se


hace una breve reseña de sus características:

Joint Venture es una relación jurídica de origen reciente creada por la


jurisprudencia norteamericana. Puede describírsela como una asociación
de personas que buscan llevar a cabo una empresa comercial individual
con fines de lucro. El elemento distintivo de la joint venture es su finalidad
restringida al desarrollo de un solo negocio, proyecto o empresa.

1
SEMANA 15
MÓDULO 14

La jurisprudencia norteamericana acepta en forma unánime que la joint


venture es una variedad de la partnership o sociedad colectiva por cuyos
principios se rigen las relaciones entre los partícipes pero con las
diferencias resultantes del objetivo limitado de la primera.

En el ámbito comercial el término joint venture se emplea para designar la


asociación de dos o más empresas de distintos países que combinan sus
capitales o técnica para el desarrollo de un proyecto.

La joint venture debe resultar de un contrato expreso o implícito.

Cada uno de los partícipes, que realiza aportes ya sea en dinero, bienes,
conocimientos, etc, interviene conjuntamente en el manejo de la empresa
o posee un derecho de control mutuo. Todos los partícipes deben tener
derecho a participar en las utilidades y compartir pérdidas.

Generalmente los partícipes sólo comprometen en la joint venture una


parte de sus activos, el resto de los cuales está dedicado a otras empresas.

En el ámbito nacional, con la reforma de la ley de sociedades se


introducen formas contractuales de colaboración empresaria pero que no
implican la específica adaptación de los joint ventures a nuestro
ordenamiento jurídico. Los tipos contractuales recogidos bajo el nombre
de contratos de colaboración son las agrupaciones de colaboración y las
uniones transitorias de empresas. Estas últimas responden más
acabadamente al concepto de joint venture ya que las empresas así
reunidas para el desarrollo de una obra jurídica o suministro concreto
conservan su individualidad

2
SEMANA 15
MÓDULO 14

El CCyCN ha regulado cuatro tipos de contratos asociativos: el negocio en


participación; la agrupación de colaboración; la unión transitoria; y el
consorcio de cooperación.

NEGOCIOS EN PARTICIPACIÓN

El negocio en participación se caracteriza por estructurar una o más


operaciones determinadas, a cumplirse mediante aportes comunes, a
nombre personal de un gestor, quien actúa -ante terceros- por cuenta de
los partícipes o partes ocultas, en tanto no exterioricen la apariencia de
una actuación común.

En consecuencia, crea una relación contractual interna, válida y vinculante


exclusivamente entre ellos. Tiene por objeto la realización de una o más
operaciones determinadas a cumplirse mediante aportaciones comunes y
a nombre personal del gestor. No tiene denominación, no está sometido a
requisitos de forma, ni se inscribe en el Registro Público (art.1448).

Como se advierte es una derivación de la anterior “sociedad accidental y


en participación”. La ley no exige contabilidad al gestor sino solo rendición
de cuentas (art.1451).

AGRUPACIONES DE COLABORACION

La agrupación de colaboración tiene por objeto establecer una


organización común para facilitar o desarrollar determinadas fases de la
actividad de sus miembros, o para incrementar sus resultados. No puede
perseguir un fin de lucro, sino que procura una mejora en la funcionalidad
interna de sus integrantes, carecen de actuación externa, y la
responsabilidad que asumen sus partes, es solidaria e ilimitada.

Estos contratos crean una organización común entre varios sujetos, sean
personas humanas o personas jurídicas, con la finalidad de “facilitar o
3
SEMANA 15
MÓDULO 14

desarrollar determinadas fases de la actividad de sus miembros, o de


perfeccionar o incrementar el resultado de tales actividades (art. 1453).

La Agrupación no puede perseguir fin de lucro ni dirigir las actividades de


sus miembros debiendo recaer las “ventajas económicas” directamente en
el patrimonio de los participantes (art. 1454). Se trata de una suerte de
mutual cuyo objeto es reducir costos o maximizar beneficios para sus
miembros Responde a la figura de las “Agrupaciones de colaboración
empresaria” del art. 367 de la ley 19.550, habiéndose ampliado el elenco
de posibles partícipes el que no queda restringido a los empresarios y a las
sociedades.

La Agrupación, según el art.1455 inc. L debe llevar los “libros habilitados a


nombre de la agrupación” disponiendo que deben ser “los que requieran
la naturaleza e importancia de la actividad común” y debe confeccionar
“estados de situación” de los que deriven beneficios o pérdidas (art.1460).
La obligación de llevar contabilidad está en cabeza del “administrador”
previsto en el art. 1457.

UNIONES TRANSITORIAS

Es un contrato para el desarrollo o ejecución de “obras, servicios o


suministros concretos” (art.1463) que constituye traspolación de la figura
de la UTE del art. 377 de la ley 19.550 similar a la acontecida con las
agrupaciones de colaboración.

Se trata de un ente con actividad externa frente a terceros, donde los


miembros realizan prestaciones y reciben un resultado que puede implicar
beneficios o pérdidas diferenciadas para cada partícipe. El art. 1464 inc. L
exige libros habilitados “a nombre” de la unión transitoria disponiendo
que deben ser “los que requieran la naturaleza e importancia de la

4
SEMANA 15
MÓDULO 14

actividad común” El sujeto obligado aquí a llevar la contabilidad de la U.T.


es el “representante” del art. 1465.

La unión transitoria de empresas implica, a tenor del régimen hoy vigente


introducido por la reforma dada a la ley societaria por la ley 22.903, la
reunión de sociedades y empresarios individuales mediante un contrato
de unión transitoria, con el fin de desarrollo o ejecución de una obra,
servicio o suministro concreto, dentro o fuera del territorio de la
República.

Además de este objeto principal, la UTE podrá desarrollar o ejecutar obras


y servicios complementarios y accesorios. Se encuentra constituida bajo la
forma de contrato otorgado por instrumento público o privado a
inscribirse en el Registro Público de Comercio, no constituye sociedad ni
es sujeto de derecho.

Debe contener la determinación concreta de las actividades y medios para


su realización; la duración con relación a la obra, servicio o suministro; la
denominación; los datos relativos a los participantes, en particular datos
de la inscripción; la constitución de domicilio especial; las obligaciones
asumidas por los participantes, las contribuciones debidas al fondo común
operativo y modos de financiar las actividades comunes; el representante;
distribución de los resultados; exclusión de miembros y causales de
disolución; nuevos miembros; sanciones por incumplimiento de
obligaciones; confección de estados de situación.

El representante tendrá los poderes de todos los miembros para ejercer


los derechos y contraer las obligaciones que hiciesen al desarrollo o
ejecución de la obra, servicio o suministro.

5
SEMANA 15
MÓDULO 14

En materia de responsabilidad no se presume la solidaridad, salvo


disposición en contrario del contrato. Los acuerdos que deban adoptar lo
serán siempre por unanimidad, salvo pacto en contrario. La quiebra de un
participante, o la incapacidad o muerte de los empresarios individuales no
implica la extinción del contrato. La finalidad de una unión transitoria
reside en el desarrollo o ejecución de una obra, servicio o suministro
concreto, dentro o fuera de nuestro país. Se destaca por la no solidaridad
en la responsabilidad asumida por sus miembros por obligaciones
contraídas ante terceros, excepto disposición en contrario del contrato.

CONSORCIO DE COOPERACION

Es un contrato cuyo objeto es “una organización común para facilitar,


desarrollar, incrementar o concretar operaciones relacionadas con la
actividad económica de sus miembros a fin de mejorar o acrecentar sus
resultados” (art.1471).

No puede dirigir la actividad de sus miembros y los resultados que genera


el consorcio se distribuyen entre ellos en la proporción correspondiente. A
diferencia de la “Agrupación de colaboración” tiene fin de lucro y
desarrolla actividad “externa” con resultados a repartir. Debe
confeccionar “estados de situación patrimonial” y sus movimientos deben
constar en “libros contables llevados con las formalidades establecidas por
las leyes “(art. 1475).

Esta transpolación del “consorcio de cooperación” de la ley 26.005, reitera


el error de exigir estados de situación “patrimonial” cuando se trata de un
ente sin patrimonio propio. El representante es el obligado a llevar la
contabilidad y confeccionar los estados de situación conforme con el art.
1476.

6
SEMANA 15
MÓDULO 14

LA SOCIEDAD DE GARANTÍA RECÍPROCA

Las sociedades de garantía recíproca (SGR) son sociedades comerciales


que tienen por objeto facilitar el acceso al crédito a las pequeñas y
medianas empresas (pymes), a través del otorgamiento de avales. Las SGR
no prestan dinero sino que permiten que las pymes accedan a mejores
oportunidades en cuanto a plazo, tasa y condiciones de crédito financiero
y comercial. Fueron receptadas en el Tìtulo II de la Ley 24467 y sus
modificatorias.

Se rigen por las disposiciones del citado título y supletoriamente por la Ley
de Sociedades, en particular por las normas relativas a las Sociedades
anónimas.

Las SGR se integran con dos tipos de socios: las pymes a las que avalan
(denominados socios partícipes) y las personas físicas o jurídicas —que
pueden ser nacionales, extranjeras, públicas o privadas— que aportan
capital a la SGR y al fondo de riesgo de la SGR (denominados socios
protectores).

Los socios partícipes pueden ser micro, pequeñas o medianas empresas


(ya sean personas físicas o jurídicas) y no deben ser controlantes,
controladas ni estar vinculadas a empresas o grupos económicos que
excedan la calificación de micro, pequeñas o mediana empresa.

Es importante tener en cuenta que la condición de pyme es auditada y


verificada por la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y Desarrollo
Regional, dependiente del Ministerio de Industria de la Nación, según el
nivel de ventas totales anuales en pesos netas de IVA, impuestos internos
y deducido hasta el 50% de las exportaciones (según Resolución 24/2001).
Los socios protectores pueden ser personas físicas o jurídicas que realicen

7
SEMANA 15
MÓDULO 14

aportes al capital social y al Fondo de Riesgo de las SGR. Para obtener el


beneficio fiscal previsto deben mantener los aportes al fondo de riesgo
por un mínimo de 2 años. –

Capital Social. El capital social de las Sociedades de Garantía Recíproca


(S.G.R.) estará integrado por los aportes de los socios y representado por
acciones ordinarias nominativas de igual valor y número de votos. El
estatuto social podrá prever que las acciones sean registrales. El capital
social mínimo será fijado por vía reglamentaria. El capital social podrá
variar, sin re querir modificación del estatuto, entre dicha cifra y un
máximo que represente el quíntuplo de la misma. La participación de los
socios protectores no podrá exceder del cincuenta por ciento (50%) del
capital social y la de cada socio partícipe no podrá superar el cinco por
ciento (5%) del mismo.

Fondo de riesgo. La Sociedad de Garantía Recíproca deberá constituir un


fondo de riesgo que integrará su patrimonio. Dicho fondo de riesgo estará
constituido por:

1. Las asignaciones de los resultados de la sociedad aprobados por la


Asamblea general.

2. Las donaciones, subvenciones u otras aportaciones que recibiere.

3. Los recuperos de las sumas que hubiese pagado la sociedad en el


cumplimiento del contrato de garantía asumido a favor de sus socios.

4. El valor de las acciones no reembolsadas a los socios excluidos.

5. El rendimiento financiero que provenga de la inversión del propio fondo


en las colocaciones en que fuera constituido.

6. El aporte de los socios protectores.

8
SEMANA 15
MÓDULO 14

El Fondo de Riesgo podrá asumir la forma jurídica de un fondo fiduciario


en los términos de la ley 24.441, independiente del patrimonio societario
de la Sociedad de Garantía Recíproca.

El fondo de riesgo se invierte en el mercado local; por ejemplo, en


depósitos a plazo fijo, títulos públicos, letras del tesoro, obligaciones
negociables, fondos comunes de inversión y otros títulos valores. El
rendimiento obtenido por las inversiones del fondo de riesgo se distribuye
periódicamente entre los socios protectores.

SOCIEDAD EXTRANJERA

La LGS regula en su Capítulo I, Sección XV los distintos supuestos en que


puede quedar contemplada una sociedad extranjera en nuestro sistema
objetivo.

ARTICULO 118. — La sociedad constituida en el extranjero se rige en


cuanto a su existencia y formas por las leyes del lugar de constitución.
Actos aislados. Se halla habilitada para realizar en el país actos aislados y
estar en juicio. Ejercicio habitual. Para el ejercicio habitual de actos
comprendidos en su objeto social, establecer sucursal asiento o cualquier
otra especie de representación permanente, debe: 1) Acreditar la
existencia de la sociedad con arreglo a las leyes de su país. 2) Fijar un
domicilio en la República, cumpliendo con la publicación e inscripción
exigidas por esta ley para las sociedades que se constituyan en la
República; 3) Justificar la decisión de crear dicha representación y designar
la persona a cuyo cargo ella estará. Si se tratare de una sucursal se
determinará además el capital que se le asigne cuando corresponda por
leyes especiales.

Tipo desconocido.

9
SEMANA 15
MÓDULO 14

ARTICULO 119. — El artículo 118 se aplicará a la sociedad constituida en


otro Estado bajo un tipo desconocido por las leyes de la República.
Corresponde al Juez de la inscripción determinar las formalidades a
cumplirse en cada caso, con sujeción al criterio del máximo rigor previsto
en la presente ley.

Contabilidad. ARTICULO 120. — Es obligado para dicha sociedad llevar en


la República contabilidad separada y someterse al contralor que
corresponda al tipo de sociedad.

Representantes: Responsabilidades. ARTICULO 121. — El representante de


sociedad constituida en el extranjero contrae las mismas
responsabilidades que para los administradores prevé esta ley y, en los
supuestos de sociedades de tipos no reglamentados, las de los directores
de sociedades anónimas.

Emplazamiento en juicio. ARTICULO 122. — El emplazamiento a una


sociedad constituida en el extranjero puede cumplirse en la República; a)
Originándose en un acto aislado, en la persona del apoderado que
intervino en el acto o contrato que motive el litigio; b) Si existiere sucursal,
asiento o cualquier otra especie de representación, en la persona del
representante.

Constitución de sociedad. ARTICULO 123. — Para constituir sociedad en la


República, deberán previamente acreditar ante el juez del Registro que se
han constituido de acuerdo con las leyes de sus países respectivos e
inscribir su contrato social, reformas y demás documentación habilitante,
así como la relativa a sus representantes legales, en el registro Público de
Comercio y en el registro Nacional de Sociedades por Acciones en su caso.

10
SEMANA 15
MÓDULO 14

Sociedad con domicilio o principal objeto en la República. ARTICULO 124.


— La sociedad constituida en el extranjero que tenga su sede en la
República o su principal objeto esté destinado a cumplirse en la misma,
será considerada como sociedad local a los efectos del cumplimiento de
las formalidades de constitución o de su reforma y contralor de
funcionamiento.

ENTES BINACIONALES

Los entes binacionales responden a la necesidad de integración y


complementación económica que buscan los diferentes países a los fines
satisfacer la mutua necesidad de efectuar grandes obras de
infraestructura o bien de poder generar un mercado a gran escala, que les
facilite el logro de una diversificación de sus perfiles productivos,
promover la competitividad en sus agentes económicos, adaptación de los
mismos a un accionar ágil y eficiente en este mercado global;
incrementando así el poder de negociación internacional de los productos
de la región.

En ese marco los poderes políticos de los países (dos o más en el caso de
los entes multinacionales) se avocan a la tarea de elaborar un régimen
legal que regule estas integraciones empresarias. Para ello se elaboran
tratados que deberán ser aprobados por el Congreso de la Nación.

La conformación de un ente de este tipo involucra, en la mayoría de los


casos, un tratamiento jurídico especial para la radicación de inversiones
extranjeras, el cumplimiento de complejas regulaciones formales ideadas
tanto para el establecimiento como para la gestión de las mismas.
Requiere de la coordinación de las legislaciones nacionales sobre
contratos de colaboración empresaria.

11
SEMANA 15
MÓDULO 14

Existen plurales antecedentes de empresas binacionales que vienen


operando Entre otras: Ente Binacional Yacyretá y Paraguay); Ente
Binacional Itaipú (Brasil y Paraguay); Comisión Técnico Mixta de Salto
Grande (Argentina y Uruguay.

GRUPOS DE SOCIEDADES

El concepto de grupo de sociedades no es pacífico en la doctrina. No


obstante, pueden señalarse tres notas características: a) La existencia de
una pluralidad de sujetos de derecho (sociedades) con personalidad
jurídica diferenciada. b) El sometimiento de esos sujetos a una "dirección
unificada". c) La explotación por el grupo de una o más empresas
mercantiles, integradas entre sí o no.

El elemento "dirección unificada" distingue al grupo de otras agrupaciones


o uniones de sociedades o empresas, e implica el poder de determinar la
orientación económica del conjunto de sujetos en función de objetivos
generales fijados por el "controlante".

Ello exige que un poder más o menos centralizado no sólo defina la


orientación sino también esté en condiciones de asegurar el acatamiento
a la política general definida. Conforme con su regulación legal, los grupos
pueden clasificarse en grupos "de derecho" y grupos "de hecho".

Los primeros resultan de un convenio o pacto de "dominación" admitido


por la ley, que permite a la sociedad dominante impartir instrucciones que
debe cumplir la sociedad dominada. La legislación típica es la alemana, a
través de la regulación del "konzern", donde se prevé en especial la
situación de los acreedores y la de los accionistas "externos", fijándose un
sistema de responsabilidades. También regulan a los grupos "de derecho"
las legislaciones de Brasil, Portugal y Suiza.

12
SEMANA 15
MÓDULO 14

Son grupos "de hecho" aquellos que no se ajustan al modelo anterior, sea
porque el pacto de dominación está prohibido directa o indirectamente
por la legislación en donde actúan (caso de Argentina), o sea porque la
dirección unificada obedece a situaciones fácticas. Estos grupos "de
hecho" suelen clasificarse por la doctrina en "contractuales",
"participacionales" y "personales". En el grupo "contractual" la sociedad
controlante ejerce su influencia dominante "por especiales vínculos
existentes entre las sociedades" [art. 33, inc. 2), última parte, L. 19550),
como podría darse cuando existen ciertas relaciones de origen contractual
(franquicia, licencia, concesión, suministro, financiación, "management",
etc.) que no constituyen en sí un pacto de dominación, pero que en la
práctica pueden (o no) llevar a que una parte contractual quede
subordinada en su poder de decisión a la otra parte. En el grupo
"participacional" la sociedad controlante ejerce su influencia dominante
en virtud de que su tenencia de acciones, cuotas o partes de interés le
permite prevalecer en las reuniones sociales o asambleas ordinarias
donde se elige y remueve a los administradores, y donde se aprueban los
balances y la gestión.

Ese control puede ser estático "de derecho" cuando la sola tenencia de la
participación le otorga los votos necesarios para formar la voluntad social
[art. 33, inc. 1), L. 19550], o puede ser dinámico "de hecho" cuando las
acciones, cuotas o partes de interés poseídas le otorgan en la práctica, a
pesar de no poseer el 51%, la formación de la voluntad social [art. 33, inc.
2), primera parte, L. 19550; vgr., sociedades que cotizan en bolsa, donde
hay una minoría que controlan por desinterés y/o ausencia de los
inversores; enfrentamiento de minoritarios que da prevalencia a uno en
particular.

13
SEMANA 15
MÓDULO 14

Existe una polémica doctrinal mundial en torno a la conveniencia o no de


regular a los grupos de sociedades y, en particular, relativa a si esa
regulación debería ser limitativa o validatoria de su actuación.

En el derecho argentino los grupos constituyen, en principio, un fenómeno


lícito asentado en la autonomía de la voluntad y en el principio
mayoritario.

http://www.favierduboisspagnolo.com/trabajos_doctrina/GRUPOS_DE_SOCIEDADES.p
df

14
SEMANA 15
MÓDULO 14

15
SEMANA 15
MÓDULO 14

16