Está en la página 1de 8

Lionel Barrymore

L I O N E L B A R RY M O R E
Lionel Herbert Blythe nació el abusar de los demás que le hacía
28 de abril de 1878 en Filadelfia, la vida imposible a James Stewart
Pensilvania, y murió víctima de un en ¡Qué bello es vivir! (1946), diri-
ataque al corazón el 15 de noviem- gida por Frank Capra. El personaje
bre de 1954 en Van Nuys, Califor- de Mr. Potter interpretado en esa
nia. Era el hermano mayor de una película por Barrymore ha pasado
dinastía de actores en la que brilla- a ser uno de los antagonistas más
ron también John Barrymore, al notables de la historia del cine,
que hemos tenido igualmente en dada la trascendencia alcanzada
las páginas de este coleccionable por la propia película. La presencia
hace no demasiado tiempo, y su de Potter como amenaza implícita
hermana, Ethel Barrymore. impregna incluso las escenas en
Además era el tío abuelo de Drew las que no aparece físicamente,
Barrymore, que dio el campanazo como en el siniestro plano, muy
profesional ya en la infancia como cercano a las viñetas del cómic, en
“la niña de ET” y luego como adulta el que, siguiendo la pista que
acabó montándose su propia imperaba en el largometraje de
Junto a Greta Garbo en Mata-Hari, reconstrucción muy libre y al
carrera en la comedia romántica y Cuento de Navidad de Charles
estilo Hollywood de dicho personaje.
liderando a los nuevos Ángeles de Dickens, el protagonista llega a un
Charlie en dos películas con las que arrancó el nuevo siglo y que de momento de esa realidad paralela y descubre que su ciudad ha
paso le permitieron afirmarse en su segunda trayectoria profesional pasado a llamarse Pottersville. Dato que tener en cuenta en este
como productora de cine y sobre todo televisión. sentido es la manera en que el director de la película veía al perso-
El caso de Lionel Barrymore, que fue considerado uno de los naje. Capra no estaba nada conforme con el aspecto de elegancia
actores más versátiles de su época, ejemplifica las discrepancias que transmitía a primera vista Barrymore en pantalla, así que se
del recorrido hecho por muchos actores de talento en sus carreras propuso modificar su aspecto tomando como ejemplo al granjero
sobre los escenarios y ante las que aparece en el icónico cuadro
cámaras. Mientras en el teatro este de estilo regionalista neogótico
Barrymore era considerado uno de pintado por Grant Wood en 1930
los grandes talentos de su época, con el título de American Gothic.
gancho de taquilla y protagonista Curiosamente, más allá de la
de las obras en las que participaba, ficción fue Lionel Barrymore quien
el cine le catalogó la mayor parte convenció a James Stewart para
de las veces como actor de reparto. que aceptara el papel principal del
Todos sabemos ya a estas alturas largometraje, venciendo así la
que el Hollywood clásico, con todas inicial reticencia de este actor por
sus luces y sus sombras, era sobre considerar que no era el mejor
todo una operación de idealización trabajo para reiniciar su carrera
y manipulación de la realidad en la tras retornar de su participación
que dominaba la apariencia sobre como piloto en la Segunda Guerra
la verdad y la estética sobre todo lo Mundial. Inicialmente, cuando el
demás. Puestas así las cosas proyecto estaba en otro estudio y
quedaba poco espacio para actores en las manos de otro director, el
que no se ajustaran a un código Acompañado de John Barrymore, un barbudo Lionel interpretó el papel de George Bailey había sido
físico determinado para poder papel de Rasputín en Rasputín y la zarina, que estaba interpretada pensado para que lo interpretara
ejercer de galán o héroe, que en por su hermana, Ethel Barrymore. Cary Grant y también tuvo como
definitiva era el protagonista prin- candidato a Henry Fonda, pero una
cipal del asunto en lo que se refiere a los papeles masculinos, de la vez que Frank Capra empezó a ocuparse de la dirección se empeñó
misma forma en que para los papeles femeninos quedaba aún en volver a escribir ese personaje para adaptarlo a Stewart, por lo
menos margen para poner en pantalla con peso de protagonista a que la aportación de Barrymore fue esencial para cuadrar la pro-
mujeres que hubieran pasado de cierta edad. Naturalmente, había puesta de ¡Qué bello es vivir!, tal y como la conocemos. Tal era su
excepciones, y algunos de los talentos masculinos o femeninos que influencia y prestigio entre sus compañeros, que le consideraban
no se ajustaban a la fórmula consi- junto con sus otros dos hermanos
guieron trascender todos esos con- como una especie de miembro de
dicionantes de carácter estético la realeza de la interpretación en
para sobreponerse gracias a su los escenarios de los teatros nor-
trabajo, imponiéndose en todos y teamericanos, prestigio que más
cada uno de los planos que com- allá de su catalogación como actor
partían con actores más jóvenes o de reparto se extendió a sus
estéticamente más ajustados a la colegas en sus trabajos para el
fórmula. cine.
El caso de Lionel Barrymore
no fue una excepción, y por ejemplo
Director pionero del sonoro
hoy todo buen aficionado al cine A Barrymore no le nomina-
que tenga algo de memoria y sufi- ron al Oscar por esa película, pero
cientes películas esenciales vistas cuando la rodó contaba ya en su
recordará como uno de los perso- haber con dos premios de la Aca-
najes clave de la amplia galería de demia de Hollywood, y no precisa-
interpretaciones del actor el del mente como Actor de Reparto. El
banquero codicioso y propenso a Junto a Frank Lawton en la adaptación de David Copperfield de 1935. primer galardón lo ganó como

2
L I O N E L B A R RY M O R E
director por su trabajo en La mujer y efectos de sonido sincronizados,
X, que realizó en 1929 adaptando al pero la experiencia de su hermano
cine una obra de Alexandre Bisson. mayor Lionel no fue tan feliz a la
Este melodrama judicial de un hijo hora de poner a hablar a sus per-
defendiendo a su propia madre sin sonajes en esta otra producción de
saber que ella es su progenitora Metro Goldwyn Mayer cuyos dere-
no fue la única ocasión en la que chos fueron posteriormente adqui-
Barrymore se puso detrás de las ridos por el estudio Paramount
cámaras. En su carrera como para rodar el remake Escándalo en
director se hizo cargo de seis cor- la corte , dirigido en 1960 por
tometrajes, tres en 1913, His Michael Curtiz con Sophia Loren,
Secret, Where’s the Baby, No Maurice Chevalier y John Gavin
Place for Father, dos en 1914, Just como protagonistas.
Boys y Chocolate Dynamite, y uno En La canción de la estepa
más en 1929, Confession. Además, (1930), Barrymore dirigió un
en el territorio del largometraje musical romántico con el respaldo
junto al ya citado La mujer X dirigió Junto a Clark Gable en Saratoga, película en la que se lesionó de Hal Roach, que no llegó a
ocho largometrajes más, tres de tropezando con un cable, accidente que le obligó a estar en silla figurar en los créditos. Producida
los cuales no le incluyeron como de ruedas. por Metro Goldwyn Mayer, tenía
realizador en los créditos aunque cierto carácter pionero por su
rodó varias tomas suplementarias para completar su metraje. intento de trasladar al cine el éxito de una estrella de la ópera del
Además de la ya citada La mujer X, Life’s Whirlpool (1917) era un momento, Lawrence Tibbett, barítono de la Ópera Metropolitana que
drama de cincuenta minutos de duración escrito por él mismo y debutó en el cine con este largometraje por el que fue nominado al
protagonizado por su hermana Ethel. The Unholy Night (1929) se Oscar y luego aparecería en el cine en otras cinco películas. A Roach
inscribe en las propuestas de intriga con toques siniestros, ambien- se le encargó ponerle humor al asunto rodando a última hora
tada en Londres y sobre una histo- algunas escenas con el dúo cómico
ria de Ben Hecht que seguía la formado por Stan Laurel y Oliver
pista a los asesinatos de un grupo Hardy para ganar mayor interés de
de militares participantes en la la audiencia de cara a la taquilla.
batalla de Galípoli en la Primera El demonio del mar (1930),
Guerra Mundial. protagonizada por la mexicana
His Glorious Night (1929) es Raquel Torres, es una película de
un drama interpretado por uno de aventuras en torno a los pescado-
los galanes más destacados del res de esponjas que se sumergen a
cine mudo, John Gilbert, en torno a pulmón libre enfrentándose con
amores de corte en Europa. No era los depredadores del océano.
la primera película hablada de Volvió a ser un encuentro de
Gilbert, que tras cosechar el éxito Barrymore con el paso del mudo al
en el cine mudo tenía serias dudas sonoro, ya que la película se
sobre el desempeño de su voz en el estrenó como película talkie y
cine y por ello pidió a la productora también en versión muda, prueba
que no llegaran a estrenar una de que el estudio que la produjo,
película anterior donde ya había Lew Ayres y Lionel Barrymore protagonizaron juntos varias Metro Goldwyn Mayer, todavía no
puesto a funcionar sus cuerdas películas el Doctor Kildare, como Calling Dr. Kildare, de 1939. confiaba plenamente en las posibi-
vocales con resultados poco gratos, lidades comerciales de incorporar
Redeption (1929). En esta, Barrymore también ejerció como director el sonido al cine. Wesley Ruggles, director de Cimarrón, sustituyó a
sin aparecer en los créditos, donde figuraba en solitario en la reali- Barrymore como director antes de que terminara el rodaje, aunque
zación Fred Niblo. El estudió se negó a archivarla sin estrenar, pero finalmente no apareció en los créditos como tal, algo que se repitió
para complacer a la estrella no la puso en circulación hasta después con Edward Buzzell, que codirigió con Barrymore A diez centavos el
del estreno del posterior trabajo del actor en His Glorious Night. De baile (1931), drama romántico protagonizado por una jovencísima
poco le valió a Gilbert: no pudo Barbara Stanwyck, que interpre-
esquivar el problema cuando su voz taba a una mujer casada que baila
se oyó por primera vez en un cine y con extraños por unas monedas y
acabó convertido en paradoja acaba enamorándose de uno de
porque la noche de estreno fue sus clientes. Rodada antes de que
para él de todo menos gloriosa. entrara en vigor el código de mora-
Reveló una voz poco adecuada para lidad con el que se autocensuraban
las condiciones y limitaciones del los estudios de Hollywood, se
sonido de la época, que no encajaba basaba en una canción de la época
bien con su aspecto, hasta el punto y contó con versión en castellano
de que el fracaso comercial y los dirigida por Christy Cabanne y titu-
comentarios que generó fueron la lada Carne de cabaret, con Lupita
inspiración argumental para el Tovar como protagonista. Nueva-
musical Cantando bajo la lluvia . mente, Barrymore estaba metido
Curiosamente, John Barrymore de lleno en otro título pionero de la
había protagonizado en 1926 Don etapa de transición del mudo al
Juan, que está considerada como la sonoro, en esta ocasión con la
primera película comercial de la Reunión de estrellas en Duelo al sol. De izquierda a derecha: práctica de la doble versión, en
historia con banda sonora completa Jennifer Jones, Lionel Barrymore y Lillian Gish. inglés y castellano, que también se

4
L I O N E L B A R RY M O R E
aplicó, entre otras, a la adaptación Drew, en la representación de Bro-
de la novela Drácula estrenada por adway de la obra El segundo al
Universal en esas mismas fechas. mando, de 1901. A sus veinte años
En toda esta carrera detrás fue acumulando nuevos trabajos
de las cámaras, Lionel Barrymore sobre los escenarios y acabó por
solo se dirigió a sí mismo en la convertirse en una estrella teatral,
última de las películas que dirigió, ocupación desde la que posterior-
Manos culpables (1931), en la que mente podría pasar a Hollywood.
ayudó a realizar algunas escenas al
director titular, W.  S. Van Dyke. Es
Desde la silla de ruedas
además el título más interesante El trabajo como director del
de esta lista, un drama criminal que hemos hablado previamente
que anticipa algunas claves del era otra manera de darle otro aire
cine negro posterior. Barrymore a su carrera como actor y no limi-
interpretó a un fiscal que, basán- tarse a aparecer ante las cámaras.
dose en su amplia experiencia Paradójicamente, este rechazo
como acusador y defensa en casos inicial de la profesión a la que
criminales, explora la justificación Como el antagonista de ¡Qué bello es vivir!: Mr. Potter, némesis de dedicó su vida no le impidió con-
del crimen y se ve implicado de James Stewart en el filme. vertirse en un modelo para varias
primera mano en un delito. Fue generaciones de intérpretes y dedi-
además uno de sus papeles más destacados como protagonista, cir- carse por entero a esta durante seis décadas, de modo que al final
cunstancia que no se repetiría con frecuencia en el resto de sus tra- de su vida el compromiso con la interpretación de Lionel Barrymore
bajos para el cine. No obstante, el segundo de los dos Oscar que era de tal calibre que continuó trabajando como actor y ante las
ganó también lo consiguió en la categoría de Mejor Actor Principal, y cámaras incluso cuando se encontraba ya en una silla de ruedas. De
casualmente interpretando también a un abogado, por su trabajo en hecho, su presencia en esa etapa final de su carrera contribuyó a
Un alma libre (1931), que protagonizó a las órdenes de Clarence establecer la presencia en la pantalla de actores con discapacidad.
Brown junto a Norma Shearer, que fue también nominada a ese A mediados de los años treinta, Barrymore había sufrido una
mismo premio como Actriz Principal, Leslie Howard y Clark Gable. lesión que acabó por llevarle hasta la silla de ruedas tiempo después.
Este Oscar de Barrymore tiene además el récord de la más corta En 1936 el primero de los dos graves accidentes que sufrió implicó
intervención en pantalla de actor nominado como protagonista, una mesa de dibujo que se cayó y le rompió la cadera, lesión que se
hasta el punto de que sigue siendo la única interpretación propia de agravó cuando al año siguiente, durante el rodaje de Saratoga (1937),
la categoría de Actor de Reparto que ganó el Oscar como Actor Prin- que protagonizaban Clark Gable y Jean Harlow con un guion de Anita
cipal, en un año en el que, por otra parte, competía con Adolphe Loos y la dirección de Jack Conway, tropezó con un cable y volvió a
Menjou por su papel en la comedia Un gran reportaje, Fredric March caer sobre la cadera. En el momento en que se produjeron estos
por su papel en otra comedia, The Royal Family of Broadway, Jackie accidentes, la cirugía para este tipo de lesiones no era tan afinada y
Cooper con tan solo nueve años y veinte días de edad ostentando, además el paciente arrastraba problemas de artritis desde finales de
todavía hoy, el récord de actor más joven nominado por Skippy, y los años veinte, lo que complicó aún más su recuperación y le obligó
Richard Dix por el espectacular wéstern Cimarrón. Fue una de las a usar muletas hasta que el dolor fue subiendo de intensidad y le
jornadas más raras de nominaciones de la historia de los premios llevó a la silla de ruedas. Pero en ningún momento eso le impidió
de la Academia de Hollywood. seguir realizando su trabajo, la profesión en la que había destacado
durante toda su vida, imponiendo su presencia a través de personajes
Infancia con los que siguió dando lecciones de interpretación sin que ni el
Hijo de Georgiana Drew Barrymore y Maurice Barrymore, dos espectador ni los críticos prestaran la menor atención a su discapa-
prominentes figuras del teatro de finales del siglo XIX, formó parte, cidad, centrando todo el interés en su trabajo y sus diálogos.
en principio a la fuerza, de esta icónica dinastía de los escenarios Esa naturalidad y normalización le convirtieron en un ejemplo
norteamericanos. Sus padres se habían empeñado en que todos sus y una motivación tanto para sus compañeros actores con discapaci-
hijos siguieran sus pasos sobre los escenarios, continuando la dad como para los propios espectadores. Cierto es que Barrymore
empresa familiar, así que Lionel se vio prácticamente arrastrado a era amigo personal del productor Louis B. Mayer, quien impuso a
subirse a las tablas cuando era todavía un niño, contando seis años sus guionistas que las historias se acomodaran a la situación de
de edad, acompañando a sus padres en las representaciones. Tan salud del actor y su dificultad para caminar a partir del momento en
obligado se vio a seguir esa carrera que se manifestó el problema, con
como actor desde el primer un detalle importante que tener en
momento que en una ocasión llegó cuenta: que el personaje de Barry-
a tener una rabieta de notables more anduviera con muletas o
proporciones y se negó a actuar en estuviera en una silla de ruedas no
plena representación. Durante toda formaba parte de las tramas de la
su juventud deseó mantenerse lo historia.
más apartado posible de los esce-
narios, porque su verdadera voca- El Doctor Gillespie
ción era la pintura. Formado en la Buena prueba de ello fueron
Academia Episcopal de Filadelfia, las películas de la serie del doctor
estudió pintura en la Arts Student Kildare, que incrementaron aún
League de Nueva York durante tres más su popularidad en el papel de
años. Detestaba ser actor, pero mentor del protagonista: Young Dr.
finalmente no pudo esquivar el Kildare (1938), Calling Dr. Kildare
negocio familiar. No consiguió (1939), The Secret of Dr. Kildare
abrirse paso como pintor lo que le (1939), Dr. Kildare’s Strange Case
llevó a regresar a la interpretación Retenido como rehén junto a Bogart y Bacall por un grupo de (1940), Dr. Kildare Goes Home
apareciendo junto con su tío, John mafiosos liderados por Edwarg G. Robinson en Cayo largo. (1940), Dr. Kildare’s Crisis (1940),

6
L I O N E L B A R RY M O R E
The People vs. Dr. Kildare (1941), Dr. Kildare’s Wedding Day (1941), Ibáñez, El palacio de las maravillas (1927), Los pantanos de Zanzí-
Dr. Kildare’s Victory (1942), y los seis spin-off que protagonizó su bar (1928), y la adaptación de la novela de Julio Verne La isla mis-
personaje, el doctor Gillespie, tomando el relevo de Kildare durante teriosa (1929), donde dio vida al conde Dakkar.
la Segunda Guerra Mundial: Calling Dr. Gillespie (1942), Dr. Gilles- Pero sus apariciones como actor son aún más interesantes en
pie’s New Assistant (1942), Dr. Gillespie’s Criminal Case (1943), su etapa sonora, con títulos esenciales como Mata Hari (1931),
Three Men in White (1944), Between Two Women (1945) y Dark Delu- Arsenio Lupin (1932), Gran Hotel (1932), Rasputín y la zarina (1932),
sion (1947). donde coincidió con sus hermanos John y Ethel, interpretando él
El hecho de que pudiera salir adelante esa saga cambiando al mismo al célebre monje que daba título a la película, Cena a las
veterano actor en clave de secundario a protagonista es buena ocho (1933), Vuelo nocturno (1933), El difunto Christopher Bean
prueba del afecto que Lionel Barrymore se había ganado entre el (1933), Tres mujeres (1933), La isla del tesoro (1934), David Copper-
público de la época, pudiendo así ejercer, desde su silla de ruedas, field (1935), La pequeña coronela (1935), El camino de la gloria
como el epicentro de las tramas que se desarrollaban a su alrede- (1936), Muñecos infernales (1936), Margarita Gautier (1936), El honor
dor en función de su papel como médico, y no en función de su dis- de la familia (1937), Capitanes intrépidos (1937), Cadetes del mar
capacidad. Lo cierto es que la medida de sustituir al protagonista (1937), Un yanqui en Oxford (1938), Piloto de pruebas (1938), Vive
oficial de la serie, Lew Ayres, derivó del ejercicio que este hizo de la como quieras (1938), Dos en el cielo (1943), Desde que te fuiste
objeción de conciencia, negándose a ir a combatir al frente, y de la (1944), El valle del destino (1945), el clásico del wéstern Duelo al sol
impopularidad que automáticamente se ganó entre el público esta- (1946), el título imprescindible del cine negro Cayo Largo (1948), la
dounidense de esa convulsa etapa, a pesar de que finalmente el película de aventuras y caza de ballenas El demonio del mar (1949),
actor acabó prestando servicio en el Ejército como sanitario y asis- Malaca (1949) o Estrella del destino (1952). Repasando esa lista no
tente del capellán. parece que pudiera importarle mucho en lo profesional que la
propia Eleanor Roosevelt lo vetara para interpretar a su marido, el
De la mano de D. W. Griffith presidente Franklin Delano Roosevelt, en una biografía que prepa-
El año 1900 fue clave en el giro que llevó a Barrymore por este raba Metro Goldwyn Mayer, estudio en el que Barrymore era uno los
camino, primero como compañero de algunos de sus más célebres activos más eficaces y populares. El motivo es que el actor se había
familiares. Un nuevo fracaso en abrirse paso como pintor tuvo lugar pronunciado claramente en contra de Roosevelt en la campaña pre-
en un viaje a París que hizo en 1906 sidencial apoyando al candidato del
y acabó por convencerle de que su Partido Republicano, Thomas
destino estaba en Nueva York y Dewey. La primera dama no le
sobre las tablas, de manera que a perdonó ese desplante.
partir de 1909 se dedicó por entero El otro medio en el que Lionel
a su profesión como actor de teatro Barrymore destacó fue en la radio,
e incorporó a su trabajo en el cine donde prestó servicio varios años
desde 1910, apareciendo en corto- en el programa especial anual que
metrajes, aunque no sería hasta la adaptaba la obra de Charles
década de los veinte cuando su Dickens Cuento de Navidad, pres-
dedicación al cine cobró mayor tando sus cuerdas vocales al per-
protagonismo después de interpre- sonaje del recalcitrante Ebenezer
tar un papel de extra a modo de Scrooge durante dos décadas,
cameo en el primer largometraje entre 1934 y 1953, lo que le convir-
dirigido por David Wark Griffith, tió en un auténtico icono navideño
Judith de Bethulia bajo la inspira- imprescindible para los estadouni-
ción de los largometrajes épicos de denses, si añadimos además su
la Antigüedad rodados por el papel como Mr. Potter en la pelí-
De derecha a izquierda, Lionel Barrymore, Ethel Barrymore y John
kolossal italiano, como Quo Vadis? Barrymore en Rasputín y la zarina: reunión de la realeza de la
cula más navideña de la historia de
Al contrario que su hermana escena estadounidense. Hollywood, ¡Qué bello es vivir! Solo
Ethel, que a pesar de hacer apari- faltó a la cita en dos ocasiones, la
ciones muy destacadas ante las cámaras prefería trabajar en los primera siendo sustituido por su hermano John en 1936 con motivo
escenarios teatrales, Lionel Barrymore y su hermano John se de la muerte de su segunda esposa, y en 1938, cuando Reginald
decantaron más por el cine, siendo el primero además un explora- Owen, que interpretaba a Scrooge en la versión cinematográfica, se
dor de las nuevas propuestas que iba incorporando este medio hizo cargo del papel. En ambos casos los oyentes echaron de menos
justo en el momento en que él iniciaba su trayectoria profesional en al que consideraban el Scrooge original e insustituible de las ondas.
él, primero el salto del cortometraje al largometraje propiciado por
Griffith en contra del criterio de los productores estadounidenses, Matrimonios y tragedias
que pensaban que el espectador no estaba preparado para retener Hablando de damas y de dramas, Lionel Barrymore se casó en
su atención por una historia más allá de lo que le exigían los corto- dos ocasiones. En la primera, contrajo matrimonio con la actriz
metrajes, y luego con el paso del cine mudo al cine sonoro en el Doris Rankin, hermana pequeña de la esposa de su tío, Sidney Drew,
que, como hemos visto ya, tuvo un papel destacado en su faceta con la que coincidió en el reparto de The Copperhead y The Great
como director. Adventure. Se convirtieron en marido y mujer el 19 de junio de 1904
Fue precisamente Griffith el director que sirvió como el intro- y se divorciaron el 21 de diciembre de 1922, después de tener dos
ductor de Lionel Barrymore en el cine, medio que iba a proporcio- hijas, Ethel, nacida en 1909 y fallecida al año siguiente, y Mary, que
narle al actor numerosas ocasiones para demostrar su talento y nació 1916 y falleció también un año después. Esas pérdidas tre-
flexibilidad como actor en una filmografía que cuenta con títulos de mendas dejaron al matrimonio en una situación de absoluta devas-
todo tipo de géneros y variada entidad, pero que siempre encontra- tación que acabó por distanciar a los cónyuges y condujo al divorcio.
ban en sus interpretaciones uno de sus puntos fuertes. De su etapa Un año después de que se hiciera oficial el divorcio con su primera
muda es interesante rescatar The Copperhead (1920), Los enemi- esposa, Lionel Barrymore volvió a casarse con otra actriz, Irene
gos de la mujer (1923), adaptación de una novela de Vicente Blasco Fenwick. La boda se celebró el 14 de julio de 1923 y ella murió el 24
Ibáñez, A ciegas por los hielos (1923), La ciudad eterna (1923), La de diciembre de 1936.
barrera (1926), La tierra de todos (1926), que protagonizaron Greta
Garbo y John Gilbert y era otra adaptación de Vicente Blasco Miguel Juan Payán