Está en la página 1de 80

Reconocimientos por

Reconstruyendo una Nación

“En la iglesia del primer siglo, la Gran Comisión fue cumplida sin mucha
tecnología o recursos. Hoy tenemos bastante de ambos, pero la Gran
Comisión permanece inconclusa. ¿Por qué? ¿Podrá deberse a la
estrategia y al énfasis? Este libro profundiza en ese factor con gran
detalle. Hacer énfasis en alcanzar a los líderes políticos para Cristo fue
algo que hicieron entonces que no lo hacemos ahora. Este libro se
enfoca en eso. Es una lectura obligada para aquellos interesados no sólo
en misiones, sino en cambiar la dirección de una nación.”
Senador de los Estados Unidos, Steve Daines
Montana

“La iglesia frecuentemente ignora su tarea clave de hablar del amor de


Cristo a un mundo en desesperada necesidad. Ralph Drollinger desafía a
la iglesia a no sólo hacer primero lo primero, sino a compartir el amor
de Dios con los líderes. La mayor parte del Antiguo Testamento fue
escrito a líderes políticos, por líderes políticos o acerca de líderes
políticos. La misión de Pablo lo llevó a las capitales alrededor del mundo
conocido. Los profetas, a lo largo de la Biblia, retan a los líderes a la
rectitud. Dios se preocupa por los líderes y por la forma en la que su
liderazgo afecta a las personas; quizás es tiempo que empecemos a
prestar atención al trabajo de Dios con los líderes, también. Ralph
Drollinger traza el camino bíblico para todos aquellos que quieren
seguir a Cristo como mentor de líderes.”
Senador de los Estados Unidos, James Lankford
Oklahoma

“Cuando los miembros del Municipio son fuertes en Cristo, el curso de


nuestra nación lo refleja; lo contrario también es cierto. En
Reconstruyendo una Nación, si lo que está escrito aquí es enfatizado por
los líderes de la iglesia, lo antes mencionado ocurrirá. Este libro
contiene la mejor forma- aunque a largo plazo- para que la Iglesia
influencie positivamente y haga un impacto en el Estado.”
Senador de los Estados Unidos, Scott Garrett
Nueva Jersey, 5to. Distrito

“En Reconstruyendo una Nación, Ralph Drollinger tiene un argumento


convincente para la misión apremiante de alcanzar a los líderes políticos
de nuestra nación – tanto a nivel de Estado como a nivel nacional- con
las noticias transformadoras del Evangelio. El Ministerio de Ralph ha
incentivado mi vida espiritual personal, y yo oro porque este libro ayude
a iniciar un movimiento para restaurar nuestra nación.”
Senadora de los Estados Unidos, Michele Bachmann
Minnesota, 6to. Distrito

“Reconstruyendo una Nación desafía a los líderes de las iglesias a


empezar a disciplinar a los líderes gubernamentales. Eso es a lo que mi
buen amigo Ralph Drollinger se refiere cuando dice “primero lo
primero”. Uno de los resultados tangenciales es este: El estudio bíblico
que Ralph Drollinger imparte en la cumbre del Capitolio brinda a los
miembros del Congreso un núcleo, una base bíblica derivada de un
análisis profundo y exegético de la Escritura en sí misma, por la cual es
posible pesar y medir los asuntos políticos críticos y las decisiones a las
que se enfrentan en el Congreso. Es casi imposible construir o
reconstruir cualquier nación sin este componente necesario.”
Senador de los Estados Unidos, Trent Franks.
Arizona, 8vo. Distrito

“Reconstruyendo una Nación lleva al lector a una intuitiva visión general


de las enseñanzas de la Biblia y de los ejemplos acerca de la importancia
de ministrar a “los reyes y a todos los que están en eminencia” (1
Timoteo 2:1-4). Drollinger sirve como un tipo de guía turístico a medida
que viajamos a través de las Escrituras desde Génesis hasta Apocalipsis
y desde Abraham hasta el reino del milenio, señalando las muchas
instancias en las que el pueblo de Dios oraba y atestiguaba por los
líderes de las naciones. En resumen, Reconstruyendo una Nación es un
llamado a despertar, muy necesario, para que todos nosotros dirijamos
nuestros esfuerzos de evangelización y discipulado “ante todo” donde la
Biblia los coloca.”
Larry Pettegrew, TH.D.
Director, Seminario Teológico de Pastores, Cary, No. Carolina

“Este es un libro pequeño con un mensaje grande y poderoso. El punto


central de este significativo volumen puede sorprenderte y ciertamente
te bendecirá. El Señor le ha dado a Ralph Drollinger visiones inusuales
acerca de la, a veces ignorada, innovadora propuesta de anticipar las
buenas noticias del Evangelio. ¡Este es un libro que no querrás perderte!”
Dr. Paul Cedar
Presidente, Coalición Misión América, Desierto Palm, California

“Se ha dicho que si el Apóstol Pablo viviera, viajaría a Washington, D.C.,


la capital política de nuestra nación, y a la ciudad de Nueva York, la
capital cultural de nuestra nación, para hacer discípulos para Cristo. En
una época en la que muchos Cristianos han anulado cualquier tipo de
participación en la política, aquí viene una bienvenida actualización del
libro de Ralph Drollinger, Reconstruyendo una Nación. Este libro
demuestra la necesidad de que los Cristianos presenten a Cristo en
todos lados, hasta en Washington, D.C.”
Jerry Newcombe, D.Min.
Autor Cristiano, Productor de Tv,
columnista, conductor de radio, Florida

“En una era de debates políticos acalorados que frecuentemente


incluyen la animosidad personal profundamente arraigada,
Reconstruyendo una Nación proporciona un fresco y muy necesario aire
de gracia y verdad. Mi amigo, Ralph Drollinger, nos ha retado a todos a
mantener primero lo primero, involucrando a la comunidad y a los
líderes nacionales por el bien del Evangelio, y no simplemente por
nuestras agendas políticas. ¡Estoy ansioso por ver cómo el panorama de
la participación político de la iglesia cambiará a medida que más
seguidores de Cristo comprometan a nuestros líderes con tranquilidad,
calma, devoción y dignidad parecidas a las de Cristo! Ralph tiene razón.
¡Sólo cuando este cambio ocurra podremos ver a Dios reconstruir
América!
Shawn Thornton
Pastor Senior, Iglesia Comunidad del Calvario
Westlake Village, California, Profesor de Estudios Bíblicos,
Radio “All things new”

“Drollinger tiene un punto sumamente convincente acerca de por qué


debería ser una prioridad evangelizar a aquellos que trabajan en las
oficinas públicas. Cualquiera que esté verdaderamente interesado en
transformar América debe leer este libro.”
Brad Dacus
Presidente, Instituto de Justicia Pacific, California

“La ciudadanía es una de nuestras responsabilidades Cristianas dadas


por Dios. Drollinger nos ha proporcionado un claro modelo para una
ciudadanía americana efectiva, cuando nos insta a priorizar el compartir
a Cristo con los líderes en el gobierno, no porque sus almas sean más
preciadas que otras, sino porque ellos tiene una influencia mejorada
para compartir a Cristo con otros e incidir en las políticas de gobierno. Y
él respalda su argumento con numerosos ejemplos bíblicos y citas,
utilizando con frecuencia los lenguajes originales para aclarar su
mensaje. Aquellos que deseen ser “sal y luz” en el mundo se
beneficiarán grandemente de Reconstruyendo una Nación, del Pastor
Drollinger.”
John A. Eidsmoe
Coronel (MS), Guardia del Estado de Mississippi
Consejo Mayor, Fundación para el Derecho Moral, Alabama
Pastor, Asociación de Congregaciones Luteranas Libres

“Si bien es cierto que puede ser políticamente correcto que los
Cristianos se mantengan callados y templados con respecto a alcanzar a
oficiales del gobierno, esto no es bíblicamente correcto.
Ralph Drollinger, en su libro Reconstruyendo una Nación, proporciona
una estrategia fundamentada en la Biblia para cada seguidor de Cristo.
Yo desearía que cada pastor y cada persona que se preocupa por
América leyera este oportuno mensaje. ¿Te comprometerás y aceptarás
el deber que te ha asignado Dios de hacer discípulos a los líderes
políticos locales y nacionales?
Dudley C. Rutherford
Pastor Senior, Iglesia Pastor de las Colinas, California

A mediados de los años 70 hubo intentos concertados de lograr que los


creyentes e iglesias participaran en el gobierno para cambiar la
trayectoria de nuestra nación, sin embargo nuestra dirección nacional
siguió descendiendo en espiral. ¿Podría ser que en vez de enfocarnos en
la inanimada institución de gobierno, deberíamos habernos enfocado en
evangelizar y discipular los corazones de nuestros líderes? Drollinger
posee un poderoso argumento de base exegética para este cambio en
nuestro pensamiento y proporciona un plan para el nacimiento de 1,000
nuevos ministerios en los gobiernos de las ciudades y los condados de
todo el país para traer de nuevo la salud a nuestra nación. Ésta es la
misma verdad afirmada hace mucho tiempo por William Penn, el
fundador del gobierno en Pennsylvania, quien reconoció que son buenos
corazones lo que producen buenas leyes y traen buen gobierno.
David Barton
Fundador y Presidente de WallBuilders

“Como estudiante de la Palabra de Dios, aprendí que a los Santos del


Nuevo Testamento les fue dada la tarea de llevar el nombre de Jesús a
toda la gente, incluyendo a los líderes del gobierno. Como pastor, vi
cómo nuestra iglesia impactó a nuestra comunidad y al Estado al llegar
a líderes gubernamentales electos y nombrados. Ahora tengo el
privilegio de poder unirme a mi amigo Ralph Drollinger a medida que
guío el trabajo cooperativo de las 450 iglesias de la Convención Bautista
del Noroeste para que involucren activamente a los servidores públicos
con el Evangelio y la exposición Bíblica. ¡Necesitamos crear servidores
públicos prometedores y capaces para Cristo en todas partes!
Randy Adams
Director Ejecutivo y Tesorero, Convención Bautista del Noroeste.
Reconstruyendo una
Nación

El Modelo
Bíblico

Ralph Drollinger
Reconstruyendo una Nación: El Modelo Bíblico
Ralph Drollinger

Copyright 2012 por Ralph Drollinger


Segunda Edición, Copyright 2015.

Número de Libro según el Standard Internacional: 978-0-9903774-4-3

Número de Control de la Biblioteca del Congreso: 2015 _____________

Editor de Copia del Manuscrito: Deborah Mendenhall


Edición y Producción: Desta Garrett
Ilustraciones Originales por Aude Cabaldon, audesign.

Todas las citas bíblicas son tomadas de la versión BLA, a menos que se indique
lo contrario. Biblia de las Américas (BLA), Copyright 1960, 1962, 1963, 1968,
1971, 1972, 1973, 1975, 1977, 1995 por la Fundación Lockman.
Usada con autorización.

Citas bíblicas marcadas (NKJV) son de La Santa Biblia, Versión New King James.
Copyright 1982 por Thomas Nelson, Inc.
Usada con autorización.

Citas bíblicas en las palabras del Editor son todas de la versión de la Biblia The
Founders Bible: The Origin of the Dream of Freedom, NASB, del Historiador
David Barton de Wallbuilders; Brad Cummings y Lance Wubbles, Editores.
Newbury Park, CA: Shiloh Road Publishers, LLC, 2012. Usado con autorización.

Ninguna parte o fragmento de esta publicación puede ser reproducida,


archivada en un sistema de recuperación, o transmitida, en cualquier forma o
por cualquier medio – electrónico, mecánico, fotocopia, grabación u otro – sin
autorización previa por escrito.

Impreso en el Perú con la autorización de Nordskog Publishing Inc.

Publicado en el 2015 para Capitol Ministries por Nordskog Publishing.

Nordskog Publishing, Inc.


2716 Sailor Avenue, Ventura, California 93001, USA
1-805-642-2070 / 1-805-276-5129
www.NordskogPublishing.com
TABLA DE CONTENIDOS
INTRODUCCIÓN …………………………………………………………………. 1

1. Alineando el Movimiento del Ministerio de Deportes en América 3

2. Entrenador John Wooden y “Primero lo Primero” ……………….. 7

3. El Apóstol Pablo y “Primero lo Primero” ………………………….. 13

4. Las Autoridades Gubernamentales Convertidas en Hecho …… 17

5. Lucas y “Primero lo Primero” ………………………………………… 19

6. Pablo va a Roma ………………………………………………………… 21

7. Pablo va a España ………………………………………………………. 25

8. “Primero lo Primero” en el Antiguo Testamento ………………… 29

9. La Oración de Dedicación de Salomón .……………………………. 35

10. La Reina de Sabá …..…………………………………………………… 39

11. Los Gobernantes Babilónicos ..……………………………………… 43

12. El Profeta Jonás ………………………………………………………… 45

13. Jesús y sus Discípulos ………………………………………………… 49

14. El Apóstol Pedro ….……………………………………………………. 51

15. El Período de Futura Tribulación …………………………………… 55

16. El Período del Reino del Milenio .…………………………………… 57

17. El Beneficio Nacional de “Primero lo Primero” ..……….………… 61

18. Tranquilidad, Silencio, Piedad y Dignidad ..……………………… 65

19. Conclusión y Aplicación ………………………………………..……. 70


TABLA DE CONTENIDOS

APÉNDICES

Apéndice 1: La Construcción griega de 1 Timoteo 2:1-4 ……………….. 76

Apéndice 2: Las Cuatro Palabras Descriptivas y Motivacionales de la Oración


Evangelística ……………….…………………………………………….. 81

Apéndice 3: Pasajes Adicionales Relacionados al Pueblo de Dios Alcanzando a


las Autoridades del Gobierno …..………….………………. 85

Índice de las Escrituras ………………………………………………………… 90

Unas Palabras Acerca de Capitol Ministries ……………………………….. 91

Acerca del Autor ………………………………………………………………… 92

Tributo al Entrenador John Wooden ………………………………………… 95

Unas Palabras del Editor ………………………………………………………. 97


INTRODUCCIÓN

Cuando pensamos acerca del tema de restaurar una nación, lo que


inmediatamente viene a la mente de muchos es 2 Crónicas 7:14:

[si]… se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y


oraren y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos;
entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su
tierra.

Esta promesa, sin embargo, fue dada específicamente a la nación


de Israel del Antiguo Testamento. Es cuestionable el hecho de si se trata
de una promesa para los creyentes en otras naciones hoy en día. No lo
tomes a mal, es algo bueno que los creyentes oren, se humillen y se
arrepientan de sus malos caminos. Pero, ¿es ésta una fórmula patentada
para restaurar cualquier otra nación, como América? La promesa es
dada únicamente al Israel del Antiguo Testamento, y no está repetida en
el Nuevo Testamento.

Así que, si la promesa de 2 Crónicas 7:14 no está dirigida a


nosotros, ¿nos da la Escritura algún otro principio atemporal para
restaurar una Nación?

La respuesta es sí: La Escritura sí habla del tema, y existe una


receta que se puede igualar a un principio atemporal, el cual no es muy
discutido entre los seguidores serios de Cristo. Restaurar una nación es
difícil sin una estrategia fundamentada en la Biblia. En las páginas que
siguen, ofrezco una estrategia de esta naturaleza, para tu consideración.
CAPÍTULO UNO

Alineando el Movimiento del Ministerio de


Deportes en América

En 1996, mi esposa y yo fundamos Capitol Ministries. Este libro,


titulado Reconstruyendo una Nación: El Modelo Bíblico, está dirigido a no
sólo explicar la estrategia de Dios para reconstruir una nación, sino
introducir simultáneamente el propósito del ministerio y su base bíblica,
ya que ambos son uno.
Cuando empezamos con Capitol Ministries en la capital de
California en 1996, lo hicimos con el deseo de alinear la metodología
ministerial que yo había aprendido previamente en el movimiento del
Ministerio de Deportes en América. Yo había ministrado en la
comunidad atlética por 22 años, de los cuales los cinco últimos los
dediqué al liderazgo de la organización comercial de 87 ministerios de
deportes nacionales y locales. La gran idea de cómo llegar a atletas y
entrenadores para Cristo fue y todavía es colocar a formadores de
discípulos, a tiempo completo, junto a atletas profesionales,
universitarios y escolares – situando formadores de discípulos en sus
campus respectivos (algo similar al famoso estilo de los ministerios en
campus escolares y universitarios). Luego de sus pequeños comienzos
en los años cincuentas, ¡hoy en día existen cientos de ministerios
deportivos que representan a docenas de buenas organizaciones que
llegan a miles de atletas para Cristo cada año! ¡Adoramos a Dios por el
fruto que Él ha llevado al mundo de los deportes!

En un sentido paralelo, empezamos, poco tiempo después de


iniciar Capitol Ministries en California, a franquiciar desde esta sede
con el objetivo de alcanzar la meta de generar ministerios en las 50
capitales estatales, incluyendo a Washington D.C. El propósito específico
en ese entonces y ahora, no es hacer lobby para una legislación
fundamentada en la Biblia (aunque esto sea de vital importancia), sino
llegar a los legisladores para Cristo y formarlos en la fe. Nuestra
experiencia nos dice que creyentes fuertes votarán correctamente en los
asuntos de importancia.

Alrededor del año 2000, a medida que me preparaba para impartir


estudios bíblicos y discipulado de líderes políticos en la Capital de
California, descubrí un tema recurrente dentro de la Gran Comisión: Las
Escrituras están repletas de ilustraciones, ejemplos y mandamientos que
sirven para subrayar la importancia de ganar autoridades
gubernamentales para Cristo.

Iluminados y emocionados por la visión que Dios nos había dado,


empezamos a referirnos a esta base bíblica para nuestro ministerio con
varios nombres, algunos de ellos un tanto fáciles de olvidar.
Eventualmente ese estudio bíblico, con investigación adicional,
evolucionó para convertirse en este libro, Reconstruyendo una Nación: El
Modelo Bíblico. Como verás en las páginas que siguen, el Apóstol Pablo y
otros estaban muy al tanto de esta eficiente forma de tocar al mundo
para Cristo y del incomparable impacto positivo que esta estrategia
podría llegar a tener en una nación. Creo que éste fue el medio por el
cual, en el primer siglo, ellos “pusieron el mundo de cabeza” (Hechos
17:6b, NKJV) en un período de tiempo relativamente corto. Que este
libro sirva para iluminar la forma en la que ellos pensaron – y nos rete a
considerar cómo podríamos trabajar mejor no sólo en cumplir la Gran
Comisión, sino simultáneamente reconstruir una nación.

Mientras un ministerio deportivo ciertamente tendrá un impacto


positivo en muchas personas, el ayudar a generar un movimiento para
Cristo dentro de las autoridades gubernamentales, ¡conlleva la promesa
de cambiar el rumbo de un país entero!
CAPÍTULO DOS

Entrenador John Wooden y “Primero lo


Primero”

En mis días de universidad tuve el increíble privilegio de jugar


bajo la dirección de uno de los mejores entrenadores de básquetbol de
todos los tiempos, John Wooden. Fue un maravilloso honor haber estado
en sus últimos dos equipos de campeonato. Su éxito ha sido analizado
acertadamente en varios libros. Pero habiendo jugado personalmente
para él, así es cómo lo veo: Él ganó diez campeonatos nacionales en sus
últimos doce años como entrenador siguiendo un principio muy simple:
Él hacía “primero lo primero”. Es decir, él hacía primero lo que era más
importante, antes de hacer cualquier otra cosa. Año tras año nuestros
equipos ejecutaban las más importantes y rudimentarias disciplinas del
básquetbol mejor que otros equipos. En un sentido secuencial, nos
enfocábamos primero en lo que era más importante; cada día de
práctica nos concentrábamos en hacer lo que era más importante antes
de prestar atención a cosas menores. El resultado de esto fue un
dominio total en el mundo del básquetbol universitario. ¡Se puede decir
que pusimos “el mundo del básquetbol de cabeza”!

Un buen ejemplo del principio de “primero lo primero” era la forma en


la que el entrenador Wooden dirigía el primer día de práctica: ¡Él invertía
las primeras horas de cada temporada para instruir cuidadosa y
repetidamente a sus jugadores sobre la forma más apropiada de
ponerse los calcetines y amarrarse los zapatos! Él no solamente instaba,
sino exigía, que sus jugadores – en primer lugar – practicaran los más
básicos elementos del deporte para así construir la base más sólida
posible, con el fin de obtener el campeonato universitario de básquetbol
de la NCAA (por sus siglas en inglés National Collegiate Athletic
Association). !

De hecho, yo me convertí en el primer jugador en la historia en ir


cuatro veces seguidas a los torneos “Final-Four” de la NCAA (esto debido
a que en mi primer año, los estudiantes de primer año eran candidatos
para competir en la universidad).

En un sentido similar, el Libro de Hechos registra cómo un


pequeño grupo de hombres – los Apóstoles – en un período de tiempo
muy corto, causó gran impacto en el mundo entero durante la época en
la que vivieron, tal y como lo establece una de las versiones de la Biblia
en Hechos 17:6, los seguidores de Jesús ¡“trastornaron al mundo
entero”! Ellos no eran líderes de la élite, sino un pequeño equipo de
hombres comunes sin educación. ¿Cómo orquestaron una indisposición
tan grande en un período de tiempo tan corto? ¿Cómo lograron llevar el
Evangelio a todo el mundo tan rápido? ¿Alguna vez te has detenido a
pensar en eso? ¿Cómo estos hombres, en cuestión de algunas décadas se
las arreglaron para cumplir con la Gran Comisión y cambiar el mundo
comenzando en el primer siglo? No existían las prensas de impresión
para producir grandes cantidades de material de literatura, ni radio, ni
televisión, ni internet, ni dispositivos de redes sociales. Entonces, ¿cómo
lograron saturar al mundo con el Evangelio – cambiando vidas,
cambiando culturas – y eventualmente cambiando al Imperio Romano?
La Escritura proporciona la respuesta: No sólo lo hicieron con un alma a
la vez a través de un ministerio de evangelismo y discipulado
geométrico, sino que lo hicieron concentrados e impactando a un género
particular de la sociedad.

Como el entrenador Wooden, ellos ejecutaron “primero lo


primero”. Nota 1 Timoteo 2:1, 2, 4 a la luz de esto:
Exhorto, ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones
y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los
que están en eminencia… Dios nuestro Salvador… quiere que todos los
hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

En este pasaje encontramos al Entrenador Pablo instando a los


miembros de su equipo (especialmente a Timoteo, quien ahora está
pastoreando en la Iglesia de Éfeso) a hacer “primero lo primero”: a orar
evangelísticamente y a evangelizar (ver el versículo 4) no sólo a “todos
los hombres” sino específicamente a los “reyes y a todos los que están
en eminencia.”

Observa este pasaje más de cerca. El versículo 1 empieza,


“Exhorto, ante todo,” o parakalo oun proton en griego. Parakalo es una
palabra compuesta conformada por la preposición para y el verbo kaleo.
Para significa “venir al lado de”, mientras kaleo significar “llamar”.
Juntos, parakalo es un verbo enfático que significa (en su conjugación
de primera persona) “Te llamo para que vengas a lado de.” El Entrenador
Pablo aumenta su voz dominante al incluir la palabra proton que
significa “ante todo”, para recalcar la prioridad de lo que está a punto de
decir. Es necesario resaltar que proton se utiliza en el lenguaje griego
para señalar lo que es primero en importancia, versus lo que es primero
en secuencia. De forma más literal, estas palabras dicen, (según mi
parafraseo): Déjame decir primero (en el sentido de la secuencia) lo que
debes hacer primero (en el sentido de la importancia). “Primero lo
primero” dice Pablo.

Él quería que Timoteo diera continuidad a su antiguo énfasis


ministerial de dar prioridad a la evangelización (fortaleciendo la
evangelización con la oración evangelística) no sólo para todas las
personas en general, sino para “los reyes y los que están en eminencia.”
La preocupación por los líderes políticos no fue un pensamiento
secundario en su plan de juego; más bien fue una prioridad principal y
pasión que dominó la duración y el curso de la vida de Pablo después de
su conversión. Aquí se encuentra el fundamento de la dirección que
tomó. Esta preocupación principal en su ministerio fue uno de los
elementos más significativos – si es que no es el elemento más
significativo – que vastamente diferencian la estrategia de misiones de la
Iglesia del primer siglo con el de la Iglesia moderna. Eso, explica, creo yo,
por qué la primera causó mucho más impacto que la posterior. Ten en
mente que la iglesia del primer siglo cumplió la Gran Comisión y cambió
el mundo futuro en su generación, mientras que nosotros no lo hemos
hecho.

¿Por qué alcanzar “a los reyes y a todos los que están en


eminencia” es tan importante? Está de más decir que los líderes
políticos son las personas con más influencia en una sociedad. No sólo
poseen un enorme poder, sino que sus ciudades capitales están
usualmente ubicadas cerca del centro del estado. Los líderes políticos y
las capitales políticas representan el centro del poder, influencia,
comunicaciones y transportes, con la capacidad de llegar a las zonas
rurales. Ganar líderes para Cristo y sembrar iglesias en estos puntos
principales tiene sentido por la razón práctica de mayor eficiencia,
efectividad e impacto en la nación como un todo.
CAPÍTULO TRES

El Apóstol Pablo y “Primero lo Primero”

¿Quién era el entrenador del Entrenador Pablo? ¿Quién le enseñó a


darle prioridad a alcanzar líderes políticos para Cristo? La Escritura
proporciona la respuesta. El principio de primero lo primero vino del
mismo Jesús; Pablo lo descubrió durante su dramática y transformadora
conversión en el camino a Damasco.

En Hechos 9:15, Saulo (antiguo nombre de Pablo) fue cegado por


Jesús e instruido para ir a la ciudad y esperar allí. Jesús envió entonces a
Su mensajero, Ananías, a decirle a Saulo lo que le había pasado, de lo
que se trataba todo eso. Al principio, Ananías tenía miedo de ir, ya que
Saulo era conocido por perseguir Cristianos:

El Señor le dijo: (Ananías) Ve, porque instrumento escogido me es éste,


para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los
hijos de Israel;

Después de haber cegado a Saulo, el Señor reveló a Ananías la


razón: Saulo fue previamente ordenado por Jesús como “instrumento
escogido… para llevar mi nombre [de Jesús] en presencia de los gentiles,
y de reyes, y de los hijos de Israel.” Los reyes eran uno de los tres
“grupos de personas” articulados por Jesús a los cuales Saulo debía
llegar y proclamar a Cristo como el camino a la salvación. Como
veremos en las páginas que siguen, Saulo no se tomó esta instrucción a
la ligera; él incorporaría estos tres aspectos de su llamado al enfoque
general y específico de su ministerio.
Habían varias ciudades en el Imperio Romano que no habían
escuchado el Evangelio. ¿Cómo, entonces, decidió Saulo (ahora Pablo) a
dónde viajaría después? Hubo muchos factores que él debió haber
considerado a lo largo del camino, pero sin duda una de esas
consideraciones fue la presencia de líderes políticos – tal prioridad sería
una cuestión de obediencia a las comisiones previas de Jesús.
Efectivamente, siguiendo su llamado de Hechos 9:15, Pablo viajó casi
exclusivamente a las ciudades capitales, a las ciudades de mayor
influencia.

Al igual que el Entrenador Wooden, Pablo vivió bajo el principio


de “primero lo primero”, que resultó ser, a largo plazo, un enorme éxito
– nada menos que puso al mundo de cabeza.

Pablo viajó a las siguientes ciudades capitales, en muchas de las


cuales fundó iglesias:

- Pafos (Hechos 13:6) era la ciudad capital de Chipre.


- Perge (Hechos 13:13) era la ciudad capital de Panfilia.
- Antioquía de Psidia (Hechos 13:14) era la ciudad capital de
Galacia del Sur.
- Iconio (Hechos 13:51) era la ciudad capital de Licaonia.
- Tesalónica (Hechos 17:1) era la ciudad capital de Macedonia.
- Atenas (Hechos 17:15) era la ciudad capital de la Grecia
moderna.
- Corinto (Hechos 18:1) era la ciudad capital de Acaya.
- Éfeso (Hechos 18:19) era la ciudad capital de la provincia
romana de Asia.
- Roma (Hechos 19:21) era la capital Imperial del Imperio
Romano.

Pablo apuntó a las ciudades de influencia en sus tres viajes


misioneros; mientras viajaba, sin lugar a duda ministraba a Judíos y
Gentiles, pero el punto aquí es el siguiente: Él también fue llamado,
específicamente, para evangelizar a los reyes. Éste es el mismo énfasis
misionero que confió a Timoteo – y aparentemente a la futura Iglesia –
cuando su ministerio personal llegó a su fin. Y es este principio de
“primero lo primero” el que Jesús destinó para que Su cuerpo de
seguidores desempeñe hoy en día.
CAPÍTULO CUATRO

Las Autoridades Gubernamentales


Convertidas en Hechos

La primacía de ganar líderes gobernantes está vívidamente


retratada a lo largo del libro de Hechos, de otra manera: De las trece
conversiones individuales registradas por Lucas en su cuenta narrativa
del principio de la Iglesia, al menos siete de esas personas estaban
relacionadas con la política. El común denominador de los siguientes
conversos es éste: Ellos eran aquellos “que están en autoridad” (1
Timoteo 2:2).

- El Etíope Eunuco (Hechos 8:27) es convertido. Él es funcionario de


Candace, reina de Etiopía.
- Cornelio el Centurión (Hechos 10:17) es convertido. Él es un líder
militar romano de 100 hombres.
- Blasto (Hechos 12:20) es convertido. Él es el administrador mayor
del rey (Tesorero).
- Sergio Paulo (Hechos 13:7) es convertido. Él es un Gobernador
provincial romano.
- El carcelero Filipense (Hechos 16:30-33) es convertido. Él es un
oficial confiable del gobierno.
- Dionisio (Hechos 17:34) es convertido. Él es uno de los jueces
areopagitas.
- Publio (Hechos 28:7) es convertido. Él es el gobernador de Malta.

Esta revelación acerca de quiénes fueron evangelizados es


evidencia poderosa de las prioridades en el ministerio.
CAPÍTULO CINCO

Lucas y “Primero lo Primero”

Lucas, ¿a quién está escribiendo el Libro de Hechos? Tal como lo


relata su Evangelio, él está escribiendo a “el Excelentísimo Teófilo” (ver
Hechos 1:1; Lucas 1:3). El hecho de llamarle “Excelentísimo”, un título
utilizado para referirse a los gobernadores (ver Hechos 23:26; 24:3;
26:25), evidencia que Lucas escribe para y con el propósito de persuadir
a este particular oficial del gobierno para acercarse a la fe en Cristo.

Esto puede servir para explicar por qué más de la mitad de las
conversiones individuales que él incluye en el Libro de Hechos
involucran a personas ligadas a la política. El propósito de Lucas puede
ser tanto transmitirle a Teófilo que otros líderes del gobierno han
venido a Cristo (sugiriendo que Teófilo también debería hacerlo), o bien
ilustrar el cumplimiento del llamado de Pablo en Hechos 9:15. Su
trabajo sirve para ambos propósitos.

Dado que él escribió un tercio de las palabras en el Nuevo


Testamento (Lucas y Hechos combinados) con el propósito de persuadir
a un líder político, parecería que Lucas, también, comprendió la
importancia estratégica, revelada por Dios, de tal objetivo.
CAPÍTULO SEIS

Pablo Va a Roma

La comisión de Pablo en Hechos 9:15 revela el por qué de su deseo


apasionado de visitar la Capital Imperial de Roma (y por tal motivo,
quería viajar hasta España). En Hechos 23:11 el Señor hace aún otra
aparición personal a Pablo y le dice lo siguiente:

Ten ánimo, Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así


es necesario que testifiques también en Roma.

El Apóstol había anhelado tener comunión con la Iglesia en la


ciudad más poderosa del mundo (Romanos 1:10-12), pero el pasaje de
Hechos 23 sirve para sugerir que él tenía, por lo menos, otra razón
poderosa para hacer el viaje: ¡Cumplir el claro llamado de Cristo para
evangelizar al César! En Hechos 27:23-24 un ángel de Dios (un
mensajero de Jesús) transmite este mensaje a Pablo. Poco tiempo
después, en medio de una terrible tormenta, con su barco
aparentemente a punto de hundirse, Pablo le dice a sus compañeros:

Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien


soy y a quien sirvo, diciendo: “Pablo, no temas; es necesario que
comparezcas antes César; y he aquí Dios te ha concedido todos los que
navegan contigo.”

Según lo que dice este pasaje, no había ninguna razón para que
Pablo o alguno de los otros con él abordo temieran que el barco se
hundiera por causa de la horrible tormenta que los golpeaba. ¿Por qué?
Porque a bordo de ese barco había una carga divinamente destinada –
¡un hombre que estaba obedeciendo las órdenes de marcha provenientes
del mismo Salvador! En palabras más simples, Pablo estaba diciendo,
“¡Relájense compañeros! ¡Nada puede hundir este buque – porque yo
estoy en él- y tengo una cita con el Emperador!” (¡No hay necesidad de
contratar un seguro de viaje cuando vas con un sujeto como éste!) Pablo
tenía unción divina, una misión providencial de llevar el Evangelio al
César, y él sabía que nada podía interponerse en su camino. Escogido
cuidadosamente por el Salvador del mundo, que era el Señor de la
tormenta, él cumpliría su destino.

Las Escrituras no registran el intercambio entre Pablo y el César,


tampoco la historia señala que el César se haya salvado como resultado
de la misión de Pablo y de los esfuerzos subsiguientes para evangelizar.
No obstante, ¡es evidente que otros en la Capital imperial sí fueron!
Cuando Pablo, posteriormente, escribe una carta a la Iglesia en Filipo
(desde y durante su encarcelamiento en Roma) dice en sus palabras
finales (Filipenses 4:22):

Todos los santos os saludan, y especialmente los de la casa del César.

El César no se arrepintió pero, no obstante, Pablo había sido


usado sobrenaturalmente por Dios en el Palacio Imperial. Aquí pues,
tenemos a un hombre en prisión guiado por la obediencia al vívido
recuerdo de su conversión, comisión aleccionadora y llamado específico.
¿Somos nosotros tan profundamente obedientes como Pablo? ¿Cómo
estamos manifestando la comisión de Jesús de alcanzar a todas las
capitales del mundo para Cristo?
CAPÍTULO SIETE

Pablo Va a España

Dada la formación, reiteración y manifestación del llamado


profundamente asentado de Pablo, ¿acaso no es razonable asumir que
su intención de visitar España tenía algo que ver con todo esto? Claro
que así era. ¿Cómo es esto? Él deseaba visitar España después de visitar
Roma. Esto se evidencia en su anterior carta a la Iglesia en Roma
(Romanos 15:23-24):

Pero ahora, no teniendo más campo en estas regiones, y deseando


desde hace mucho años ir a vosotros, cuando vaya a España, iré a
vosotros; porque espero veros al pasar, y ser encaminado allá por
vosotros, una vez haya gozado con vosotros.

España era una colonia con riqueza de minerales en el límite


occidental más lejano del Imperio. Tenía una población de judíos y
gentiles que aún no había oído el Evangelio. Pero más importante,
España era para el Imperio Romano lo que Palm Springs es para Estados
Unidos, una exclusiva comunidad de retiro para los adinerados – los
ricos y famosos, poderosos e influyentes; era una comunidad para los
que “mueven los hilos”, la élite de la cultura romana. España era el
hogar de algunos de los líderes políticos retirados más famosos del
mundo antiguo. Los emperadores romanos Trajano y Adriano nacieron y
vivieron allí. El orador Quintiliano, el escritor Marcial y el estadista
Séneca vivían también en España. Oportunamente, y según lo registrado
por Clemente de Roma (escribiendo en el año 95 d.C., después del
escrito final del Nuevo Testamento), Pablo eventualmente llegó a España
y “presentó su testimonio ante los gobernantes.”
¿No es esto algo tan apropiado para él? Fiel a su llamado, el
Apóstol, ¡trabajó fervientemente para impactar a todos los líderes
políticos del mundo con el Evangelio! (Para que no pienses que estoy
exagerando un poco cuando digo lo anterior, nota lo que él mismo dijo
en el versículo previamente citado, “… Pero ahora, no teniendo más
campo en estas regiones” [mi énfasis]).

Pablo poseía una pasión, profundamente enraizada por la


salvación de los líderes políticos de Roma, tanto de los pasados como de
los presentes. Este corazón, combinado con la efectividad de su
estrategia, nos revela por qué le dio un mandato tan enfático a Timoteo
en el pasaje citado al principio de este estudio: 1 Timoteo 2:1-4. ¡Él
estaba llamado a alcanzar líderes para Cristo!

El celo misionero del Entrenador Pablo jugó una parte importante


en el sorprendente impacto de los Apóstoles en la iglesia del primer
siglo, con las transformadoras verdades de la Salvación en Cristo. Esta
revelación de su plan de juego, sirve para explicar cómo lograron
obtener esta difícil victoria en un mundo dominado por un campeón
conocido como “filosofía griega”. Efectivamente, un equipo cualquiera
conocido como Los Apóstoles “trastornó al mundo” en el primer siglo.

Este revés es mucho más sorprendente si consideras que los


hombres en el equipo de Pablo tenían muy poco acceso a credenciales;
no eran precisamente intelectuales de la liga de superhéroes, ni siquiera
eran los cuchillos más afilados de la gaveta. Pero esas carencias
aparentes fueron más que compensadas por su disciplinada adhesión al
plan de juego de “primero lo primero”. Al final, muchos estudiosos de
hoy en día concuerdan en que ellos cumplieron la Gran Comisión en el
primer siglo.

Su campeonato, sin embargo, no fue recompensado con la


posesión externa de un anillo llamativo de gran tamaño presentado en
un estadio con aficionados esperando emocionados la siguiente
temporada. Por el contrario, este equipo ganó una corona eterna,
imperecedera, una recompensa que un día será puesta sobre sus
cabezas por nada menos que el Señor mismo. No será un oficial de la
liga, sino el mismo Dios el que un día les dirá, “Bien, buen siervo y fiel…”
(Mateo 25:23).

Muchos de nosotros poseemos una pasión similar – una búsqueda


por el mismo campeonato eterno que Dios ha puesto frente a nosotros:
Rodeado por una nube tan grande de testigos, recibiremos el premio
más grande de nuestro llamado y obtendremos la corona imperecedera.
¡Imagina eso! ¡Todo lo demás se queda corto en comparación! Que todos
podamos experimentar el mismo éxtasis indescriptible por medio de
disciplinarnos a nosotros mismos para ejecutar un plan de juego similar
y recibir el premio final. ¡Amén!
CAPÍTULO OCHO

“Primero lo Primero” en el Antiguo


Testamento

El fervor evangélico de proclamar el Evangelio a los “reyes y a los


que están en eminencia” que marcó la vida de Pablo después de su
conversión, no está consagrado a él exclusivamente. Extensivamente,
este punto está contenido a lo largo de las Sagradas Escrituras, desde el
libro de Génesis hasta Apocalipsis. Enfoquemos, ahora, nuestra atención
hacia algunos de esos pasajes que evidencian este principio y
perspectiva en otras partes de la Escritura. (Ejemplos adicionales son
proporcionados también en el Apéndice número 3).

En los tiempos del Antiguo Testamento, Israel estaba destinada a


ser una guía de la gloria de Dios – para hacer resplandecer Su bondad y
salvación a todas las otras naciones. Específicamente, para poder lograr
esto, ella fue llamada por Dios para testificar sobre Él, ante los líderes
políticos de todas las otras naciones gentiles. El salmista personifica
muy bien la prioridad del propósito de Israel en el Salmo 119:46:

Hablaré de tus testimonios delante de los reyes, y no me


avergonzaré.

Este mandato –enfocarse en alcanzar a los líderes políticos para


Cristo– está tristemente ausente de la metodología moderna de la
iglesia. Compara la casi ausencia de los ministerios actuales dirigidos a
llegar a los líderes políticos con el énfasis puesto en tal alcance dentro
de las épocas de revelación bíblica. Hay muchas organizaciones que, en
el nombre de Cristo, hacen lobbys por políticas bíblicas desde los
puestos del gobierno, pero son pocas las que paralelamente hacen lo
que veremos repetidamente en las siguientes páginas de exposición
bíblica. En otras palabras, hay una discrepancia entre los modelos de la
Palabra de Dios como prioridad, y lo que es enfatizado hoy en día en los
lugares de adoración. ¿Deberían existir todavía dudas acerca de por qué
la iglesia americana de hoy ha sido tan ineficiente en cambiar la
dirección de nuestra nación? Regresando a mi metáfora, es difícil ganar
si no te apegas al plan de juego del entrenador, y ¡es imposible que te
apegues al plan de juego si ni siquiera lo conoces!

Los siguientes pasajes del Antiguo Testamento sirven para


construir, aún mejor, el caso que demuestra que evangelizar y discipular
a los líderes políticos para Cristo es algo muy cercano y querido para el
corazón de Dios.

En el libro de Génesis, Dios promete a Abraham que un día


recibirá tierra, tendrá muchos descendientes y será bendecido (Génesis
12:1-3). Cuatro siglos pasaron mientras los descendientes de Abraham
se expandieron de una familia a 12 tribus y finalmente florecieron en
una nación, la nación de Israel. ¿Por qué el Señor llamó a Abraham y a
sus descendientes fuera del mundo? Éxodo 19:5-6 establece, “me seréis
un reino de sacerdotes y gente santa”, “para que seáis pueblo de su
heredad” (Deuteronomio 4:20). Extrínsecamente, Israel fue llamada a ser
el pueblo especial de Dios – el enviado de Jehová – con el fin de
proclamar la excelencia de Dios a todas las otras naciones.

En sentido general, Dios destinó a Su pueblo para ser luz a las


naciones gentiles; y en un sentido más específico, Él esperaba que Su
pueblo fuera luz para los líderes de esas naciones. Nota en un sentido
general, lo que Dios dice a través del profeta Isaías a Israel en Isaías
60:3:
Y andarán las naciones a tu luz,

Nota, en un sentido específico, lo que Dios dice a través del


profeta Isaías a Israel en Isaías 60:3b:

Y los reyes al resplandor de tu nacimiento.

La estructura de este pasaje, de lo general a lo específico, se


compara con el pasaje de 1 Timoteo 2:1-4: “… oraciones… por todos los
hombres [general], por los reyes y por todos los que están en eminencia
[específico]…”

Isaías 49:6-7 usa el mismo tipo de estructura que va de lo general


a lo específico, con respecto a la estrategia:

Dice: Poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus
de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por
luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la
tierra. Así ha dicho Jehová, Redentor de Israel, el Santo suyo, al
menospreciado del alma, al abominado de las naciones, al siervo de los
tiranos: Verán reyes, y se levantarán príncipes, y adorarán por Jehová;
porque fiel es el Santo de Israel, el cual te escogió.

Isaías 62:1-2 establece:

Por amor de Sion no callaré, y por amor de Jerusalén no


descansaré, hasta que salga como resplandor su justicia, y su salvación
se encienda como antorcha. Entonces verán las gentes tu justicia, y todos
los reyes tu gloria; y te será puesto un nombre nuevo, que la boca de
Jehová nombrará.
La divulgación repetida, de lo general a lo específico, de estos
pasajes podría ser parafraseada de la siguiente manera: Dentro de la
Gran Comisión existe la prioridad de alcanzar a líderes políticos para
Cristo. Y yo iría más allá en afirmar que el cumplimiento de esta
prioridad es la clave, no sólo para llevar a cabo la Gran Comisión, sino
para restaurar una nación. Continúa leyendo.
CAPÍTULO NUEVE

La Oración de Dedicación de Salomón

El significado del antiguo pacto de los santos de Dios que


trabajaban para evangelizar a los políticos gentiles, está también
reflejado en la oración de dedicación de Salomón para comenzar e
inaugurar la finalización del Templo. Durante su oración, cuando el rey
de Israel, Salomón, daba gracias a Dios (según está registrado en 1 Reyes
8:60), le recordó a Israel que el Señor había bendecido a su nación para
un propósito externo y general:

A fin de que todos los pueblos de la tierra sepan que Jehová es


Dios, y que no hay otro.

El arquitecto Salomón había construido el Templo con la guía de


Dios para incluir un enorme patio en donde los gentiles entrarían y
adorarían a Dios – todo para mantener el propósito de proclamar la
gloria de Dios a las otras naciones del mundo. A medida que las
naciones eran testigos de la radiante luz de Israel, la esperanza era que
vinieran desde muy lejos, guiadas por sus reyes, para adorar al Dios de
Israel. Isaías 60:11 evidencia esta idea:

Tus puertas estarán de continuo abiertas; no se cerrarán de


día ni de noche, para que a ti sean traídas las riquezas de las
naciones, y conducidos a ti sus reyes.

El deseo de Dios, aquí, es fácil de ver: Israel estaba destinada a


proclamar la gloria de Yahvé a otras naciones (en general) y alcanzar a
sus líderes políticos (en específico). Éste fue el propósito santo de incluir
el patio del Templo en el diseño general, y explica por qué el arquitecto,
por excelencia, de la plaza, Jesús, la limpiaría en un futuro del
detestable mal uso en dos ocasiones separadas. (Ver Juan 2:14-16 y
Marcos 11:15, respectivamente).

El sentido de “primero lo primero” en las misiones del Antiguo


Testamento, da a entender que Israel debía enfatizar el propósito de
alcanzar a los líderes políticos para Cristo como una parte integral de la
Gran Comisión.

Desafortunadamente, debido a su desobediencia, Israel fracasó


grandemente en este ministerio para ganar a las naciones extranjeras y
a sus líderes. En lugar de ser un ejemplo brillante para las naciones
paganas, el comportamiento de Israel fue (en su mayor parte) peor que
el de ellas; las naciones paganas fueron (en su mayor parte) poco
impresionadas.

Cuando Israel siguió los mandamientos de Dios, las naciones


paganas y sus gobernantes se dieron cuenta. El Antiguo Testamento
registra varias ocasiones en las que los reyes se acercaron al “brillante
levantamiento [de Israel]”. Los siguientes tres capítulos sirven para
resaltar tres de esos momentos. (Ver el Apéndice 3 para acontecimientos
adicionales del Antiguo Testamento).
CAPÍTULO DIEZ

La Reina de Sabá

La reina de Sabá, según 1 Reyes 10:1-10, visitó Jerusalén durante


el reinado del rey Salomón. La reina había recorrido una distancia de
2,250 kilómetros en la búsqueda de satisfacer su curiosidad con
respecto a todo lo que había escuchado acerca del antiguo Jerusalén –
Jerusalén, en su cúspide, era cautivadora en su brillante esplendor. No
puedo imaginarme a ninguna dama de clase (especialmente a mi esposa)
estando dispuesta a embarcarse en lo que sería un viaje de 4,500
kilómetros (ida y vuelta), sobre un camello (desde donde hoy en día se
encuentra Yemén) ¡a través del interminable y ardiente terreno de
desierto! La Escritura indica, sin embargo, que todo debió haber valido
la pena; aparentemente ella no se fue decepcionada:

Oyendo la reina de Sabá la fama que Salomón había alcanzado por el


nombre de Jehová, vino a probarle con preguntas difíciles. Y vino a
Jerusalén con un séquito muy grande, con camellos cargados de especias,
y oro en gran abundancia, y piedras preciosas; y cuando vino a Salomón,
le expuso todo lo que en su corazón tenía. Y Salomón le contestó todas sus
preguntas, y nada hubo que el rey no le contestase. Y cuando la reina de
Sabá vio toda la sabiduría de Salomón, y la casa que había edificado,
asimismo la comida de su mesa, las habitaciones de sus oficiales, el
estado y los vestidos de los que le servían, sus maestresalas, y sus
holocaustos que ofrecía en la casa de Jehová, se quedó asombrada. Y dijo
al rey: “Verdad es lo que oí en mi tierra de tus cosas y tu sabiduría; pero
yo no lo creía, hasta que he venido, y mis ojos han visto que ni aun se me
dijo la mitad; es mayor tu sabiduría y bien que la fama que yo había
oído. Bienaventurados tus hombres, dichosos estos tus siervos, que están
continuamente delante de ti, y oyen tu sabiduría. Jehová tu Dios sea
bendito, que se agradó de ti para ponerte en el trono de Israel; porque
Jehová ha amado siempre a Israel, te ha puesto por rey, para que hagas
derecho y justicia.”

¡La gloria de Israel impactó a la Reina Gentil exactamente de la


manera que Dios había querido! Ella fue abrumada y procedió a adorar a
Dios. Lucas 11:31 proporciona la conclusión para esta maravillosa
historia. Durante su visita, o quizás como resultado de su visita, ¡ella fue
convertida! El testimonio colectivo de Israel (en ese tiempo) resultó ser
considerablemente convincente – ¡la nación estaba en contacto con el
guión de Dios en cuanto a la mejor manera de evangelizar a los líderes
extranjeros gentiles!
CAPÍTULO ONCE

Los Gobernantes Babilónicos

La segunda ocasión relacionada con el abrumador carisma


nacional de Israel, se encuentra después del reinado de Salomón,
durante el reinado del rey Ezequías. En cierto punto del gobierno de
Ezequías, los líderes políticos de Babilonia estaban sumamente deseosos
de visitar Jerusalén. 2 Crónicas 32:31 establece:

Mas en lo referente a los mensajeros de los príncipes de Babilonia, que


enviaron a él para saber del prodigio que había acontecido en el país…

Ezequías también siguió el guión de Dios, y el asombro de Israel


sirvió para evocar el interés de los babilonios para llevar a cabo una
visita especial; si se convirtieron, todavía permanece como un misterio.

Desafortunadamente, estos son los únicos dos ejemplos


colectivos en los que Israel cumple su llamado externo de alcanzar a los
líderes políticos gentiles, en términos de ellos viajando hacia ella. Lo que
sigue, sin embargo, son quizás los más poderosos encuentros (de
muchos, ver Apéndice 3) entre uno de los profetas de Dios y un rey
gentil, con relación a la proclamación de las buenas nuevas de salvación
y del impacto que esto tiene en la restauración de una nación.
CAPÍTULO DOCE

El Profeta Jonás

El último ejemplo del Antiguo Testamento que he elegido para


resaltar a Israel aceptando el principio de “primero lo primero”, es el
ministerio del profeta judío Jonás. Aunque fue un ministro renuente,
Jonás eventualmente (después de un viaje de ida y vuelta en una
ballena) vió los resultados de su tarea. Eventualmente logró obedecer el
llamado de Dios de proclamar Su gloria en la nación gentil de Asiria,
específicamente, en la ciudad capital de Nínive, y más específicamente,
al rey de esa nación.

De todas las ciudades perversas de la antigua historia, Nínive era


como la alcantarilla del pecado. Por ejemplo, después de haber
conquistado otra nación, Nínive solía tener la costumbre de desollar
vivo al rey conquistado en la plaza pública. En el libro de Isaías, el lector
puede notar rápidamente que los asirios tenían un historial de intimidar
a la nación de Israel. Ciertamente Jonás tenía buenas razones para
despreciar su asignación profética. La idea de predicar para ese país
arrogante, con prácticas despreciables, debe haber parecido no sólo
temeraria, sino imposible. “¡Ellos nunca se arrepentirán!” Pero para su
sorpresa, el libro que lleva su nombre registra que la nación sí escuchó
sus prédicas; pronto Jonás tenía una audiencia privada con el rey. Ahora
él, transformado de ser un embajador secundario de Dios, está lleno de
coraje y valientemente llama al líder político a la fe en Yahvé.

Lo que sigue proporciona una guía para aquellos que estén


interesados en reconstruir una nación: ¡Así como las naciones pueden
caer desde adentro, así pueden levantarse desde adentro! El rey no sólo
escuchó, ¡sino que ordenó a toda la nación de Nínive que se arrepintiera
con él! Jonás 3:3-9 establece:

Y se levantó Jonás, y fue a Nínive conforme a la palabra de Jehová. Y era


Nínive grande en extremo, de tres días de camino. Y comenzó Jonás a
entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo: “De aquí a
cuarenta días Nínive será destruida.” Y los hombres de Nínive creyeron a
Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta
el menor de ellos. Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de
su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre
ceniza. E hizo proclamar y anunciar en Nínive, por mandato del y rey y
de sus grandes, diciendo: “Hombres y animales, bueyes y ovejas, no
gusten cosa alguna; no se les dé alimento, ni beban agua; sino cúbranse
de cilicio hombres y animales, y clamen a Dios fuertemente; y
conviértanse cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus
manos. ¿Quién sabe si se volverá y se arrepentirá Dios y se apartará del
ardor de su ira, y no pereceremos?”

¡Qué fascinante fragmento de la historia! ¡Qué ejemplo tan


convincente del principio de “primero lo primero”! Como Jonás en la
antigüedad, cuando hoy en día la iglesia enfatiza la prioridad de
alcanzar a líderes políticos como parte de la Gran Comisión, es posible
también, que la nación completa se vuelva hacia Dios.

La Israel del Antiguo Testamento entendió el principio de Dios de


“primero lo primero” como está representado en estas cuatro visiones
previas: El diseño y oración inaugural en la plaza del Templo; la visita de
la reina de Sabá; la visita de los líderes babilónicos; y el viaje misionero
de Jonás a una nación gentil. Todos estos sirven para ilustrar que Israel
entendió (y en ocasiones aceptó) el profundo llamado de Dios para
proclamar Su amor a los líderes políticos del mundo. ¡Qué éste sea el
caso con la iglesia de hoy en día! (De nuevo: ejemplos adicionales del
Antiguo Testamento pueden ser encontrados en el Apéndice 3).
CAPÍTULO TRECE

Jesús y Sus Discípulos

Hasta este punto hemos obtenido, de la vida de Pablo y de la


historia de Israel del Antiguo Testamento, una excelente compresión del
enfoque agudo de Dios para alcanzar a las autoridades gubernamentales
con Su plan de salvación. Ahora, avanzando desde el Antiguo
Testamento, es fascinante trazar este hilo bíblico por medio de otras
épocas de la Biblia. Con esto en mente, permíteme avanzar desde Israel
hasta el tiempo de Cristo, visitar nuevamente el período apostólico y
viajar hacia el futuro, es decir, al siguiente Período de Tribulación y del
Reino Milenial. Estén atentos – ¡todo esto contribuirá a formar mi punto
concluyente!

Cuando Jesús comisionó por primera vez a sus doce discípulos, Él


les dijo algo muy interesante a la luz de la tesis de este libro. En Mateo
10:18, Jesús dice a Sus discípulos:

Y aún ante gobernadores y reyes seréis llevados por causa de mí, para
testimonio a ellos y a los gentiles.

Cuando Jesús comisionó por primera vez a Sus discípulos – aún


antes de convertir a Saulo en Hechos 9 – Él esperaba que Sus aprendices
alcanzaran a líderes políticos también. La importancia de alcanzar a
líderes políticos para Cristo en el Nuevo Testamento no empieza con
Saulo (después Pablo) en Hechos 9; empieza con los discípulos en Mateo
10. Algunos podrían argumentar que ser llevado ante gobernadores y
reyes es una referencia a la persecución que muchos de ellos sufrirían.
Pero es innegable que muchos de ellos sí alcanzaron a aquellos en
autoridad, dando testimonio a los líderes políticos acerca de la salvación
en Jesús. Mateo 10 es el primer registro cronológico de Jesús
comisionando y enviando a Sus discípulos. Y así, como precursor de las
instrucciones de Pablo (en 1 Timoteo 2:1-2), Jesús afirma lo que es
primero y más importante: Llegar no sólo a las masas, sino a los líderes
políticos.
CAPÍTULO CATORCE

El Apóstol Pedro

Uno de los discípulos comisionados por Jesús en Mateo 10


posteriormente deesarrolla más detalladamente el principio que Jesús le
confirió, que luego le dio a otros y que eventualmente confiaría a Saulo.

El Apóstol Pedro también tenía esa aspiración puesta por Jesús en


su corazón de llegar a los que están en autoridad. Aunque el corazón de
Pedro, de llevar el mensaje a los líderes, no es tan fácil de determinar en
la Biblia como el de los otros, el contexto de 1 Pedro 2:13-14 estudiado
en estrecha proximidad con el pensamiento general presentado en 1
Pedro 2:12 (en donde está explicado el tema principal del pasaje),
evidencia fuertemente su pasión y celo por el principio de “primero lo
primero”. Lo que sigue son estos dos pasajes de las Escrituras enlistados
en orden inverso (para que sea más fácil hacer la conexión):

Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al


rey, como a superior, y a los gobernadores, como por él enviados para
castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen bien.

Haciendo lo anterior, podrás…

(Mantener) buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para


que en los que murmuran de vosotros como malhechores, glorifiquen a
Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras.

En 1 Pedro 2:13-14 el Apóstol está exhortando a la audiencia de


judíos convertidos a Cristo, a vivir vidas ejemplares entre los
gobernantes gentiles con un propósito específico: Que como resultado
ellos puedan “glorificar a Dios en el día de la visitación.” ¡Esta última
cláusula es, en esencia, la forma de Pedro de decirles que quiere que
ellos sean salvos! Pedro quiere que los gentiles y las autoridades
gubernamentales gentiles a lo largo del Imperio Romano pagano se
acerquen a Cristo, tal como se evidencia en el párrafo anterior del pasaje
1 Pedro 2:12.

Este pasaje añade una gran revelación a la tesis de este libro: El


Apóstol Pedro explica los medios a través de los cuales los líderes
políticos terminaron ¡glorificando a Dios en el día de la visitación: ¡Por
los creyentes – aquellos que eran testigos ante ellos – sometiéndose a
las leyes de las mismas autoridades civiles! En esencia, él está diciendo
que la conducta pobre en la iglesia equivaldrá a un testimonio pobre en
la comunidad, y especialmente a los líderes de la comunidad, los líderes
políticos. La mala conducta, que incluye ignorar o romper las leyes del
lugar – una evidente falta de sumisión a las autoridades
gubernamentales – se interpondría en el camino de otros que estuvieran
llegando a la fe en Cristo.

Dicho de una manera más simple, el evangelismo a los reyes


gentiles y gobernadores sólo será efectivo si los creyentes se someten
humildemente a las leyes que ellos promulgan (en el caso, por supuesto,
que estas leyes no entraran en conflicto con las leyes de Dios). En otras
palabras, si queremos proporcionar un testimonio fuerte a los líderes
políticos, debemos “mantener [nuestro] excelente comportamiento” y
hacer “buenas obras” mientras nos sometemos a ellos.

Hace algunos años, me enfrenté a un importante punto de


inflexión en mi ministerio debido a líderes gobernantes. Había
descubierto que algunos líderes de la iglesia habían estado involucrados,
en lo que yo creía ser, el acceso no autorizado e inadecuado a datos de
una computadora personal.
Cuando los confronté ignoraron y minimizaron la intención e
importancia de las leyes del lugar usando, en lugar de eso, su poder
institucional para encubrir su abuso.

A medida que lidiaba con esto, no podía escaparme de la


importancia de 1 Pedro 2. Si yo iba a tener un ministerio directo,
continuo y personal con los legisladores – y mantener su respeto
mientras “me observaban”, me di cuenta que no tenía otra alternativa
más que mantener y defender las leyes del lugar – inclusive si eso
significaba exponer el actuar incorrecto de estos individuos.

Decidí aferrarme al principio de 1 Pedro 2. Hacer lo contrario


habría afectado negativamente mi capacidad y testimonio frente a los
líderes políticos (por no hablar de complicidad con lo que, en mi
opinión, pudo haber sido un comportamiento ilegal).

Cuando los creyentes se someten a las leyes del lugar, “mantienen


su comportamiento excelente” –que es la clave para mantener un
testimonio fuerte.

1 Pedro 2 sirve como un pasaje adicional y perspicaz de esta


forma: No sólo es importante para el Apóstol Pablo en términos de
enfatizar la necesidad de los creyentes de ser testigos a los líderes
políticos, sino que instruye acerca de cómo hacerlo. Este pasaje explica
cómo un seguidor de Cristo alcanza más efectivamente a líderes
políticos para Cristo. Sométase a su autoridad (siempre y cuando lo que
exigen sea bíblico) si esperas ganar su atención.
CAPÍTULO QUINCE

El Período de Futura Tribulación

Durante el discurso en el monte de los Olivos en Marcos 13:7-9,


Jesús enseñó sobre los eventos que ocurrirán en el período de
tribulación que está por venir. Estallarán guerras, ocurrirán desastres
naturales, y la persecución de todos los seguidores de Cristo será
común.

Mas cuando oigáis de guerras y de rumores de guerras, no os


turbéis, porque es necesario que suceda así; pero aún no es el fin. Porque
se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios
de dolores son estos. Pero mirad por vosotros mismos; porque os
entregarán a los concilios y en las sinagogas os azotarán; y delante de
gobernadores y de reyes os llevarán por causa de mí, para testimonio de
ellos.

Entre los detalles limitados que Jesús proporciona sobre el


período de tribulación, es interesante notar que Él hace especial
mención de testificar a los líderes políticos. Paralelamente al
comisionamiento de los doce en Mateo 10, Jesús establece en Marcos 13,
que los creyentes “serán llevados delante de gobernadores y de reyes os
llevarán por causa de mí, para testimonio a ellos.” De tal manera que el
principio de “primero lo primero” continúa – aún en esta época futura
de gran convulsión.*

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
*!Reconozco!que!hay!otros!puntos!de!vista!históricamente!viables!sobre!los!tiempos!

finales,!tales!como!la!escatología!post=milenio!preferida!por!mi!editor.!Las!afirmaciones!de!
los!capítulos!15!y!16!hacen!más!que!sugerir!mi!entendimiento!escatológico!del!pre=
milenio.!Los!lectores!que!difieran!en!perspectiva,!por!favor!noten:!Las!afirmaciones!de!
Jesús!aquí!detalladas,!sirven!para!explicar!el!punto!de!este!libro.!=!AUTOR!!
Dentro de la Gran Comisión existe la necesidad de alcanzar a
líderes políticos para Cristo. Éste es un principio atemporal que se
mantiene a través de todos los períodos de la Biblia.
CAPÍTULO DIECISÉIS

El Período del Reino del Milenio

Frecuentemente me asombra el desprecio que algunos creyentes


hoy en día muestran hacia los líderes políticos. Tales actitudes van en
contra del respeto a la investidura que es ordenado a los creyentes en 1
Pedro 2 y Romanos 13.

Mientras estoy asombrado por la falta de respeto de algunos


Cristianos hacia el gobierno (aún cuando la actitud de irrespeto sea fácil
de encontrar porque los funcionarios públicos continuamente se
conducen de manera inconstitucional y/o no bíblicas), debo confesar,
cuando veo el exceso de desdén y chismes, hay un elemento que
encuentro un poco irónico. Déjame explicarte.

Los creyentes necesitan respetar y aprender de los líderes


políticos de hoy, ¡porque mañana todo creyente se convertirá en uno!

Posteriormente al regreso de Cristo*, el pueblo de Dios ya no


ministrará más a los reyes; ¡ellos mismos se convertirán en reyes! Varios
pasajes sugieren esto: 2 Timoteo 2:12; Apocalipsis 5:10, 20:4 y 20:6. Los
mismos se encuentran enumerados respectivamente, abajo; mientras los
lees, nota la palabra “reino”:

Si sufrimos, también reinaremos con él; si le negáremos, él también


nos negará.

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
*!O!previo!a!su!regreso,!según!la!visión!post=milenio.!=EDITOR!
Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y
reinaremos sobre la tierra.

Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron la facultad


de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de
Jesús y por la palabra de Dios, los que no había adorado a la bestia ni a
su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y
vivieron y reinaron con Cristo mil años.
Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera
resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que
serán sacerdotes de Dios y de Cristo y reinarán con él mil años.

En el próximo reino de mil años, a aquellos que han sido


previamente redimidos por Cristo les será dado el privilegio de reinar
con Él, debajo de Él, en la tierra. Cuando Cristo regrese y Su reino haya
venido, Él concederá a sus creyentes posiciones similares a las de
aquellos que las ostentan ahora – pero a diferencia de los reyes y
gobernantes actuales, que son sujetos de la caída y el pecado, Jesús será
el gobernante civil perfecto en toda la tierra. Los creyentes, entonces
reinarán sin pecado en sus cuerpos glorificados bajo Su impecable
jefatura.

El verbo “reinar” en español se deriva del verbo griego basilius. Se


encuentra en cada uno de los pasajes precedentes. Este verbo griego
proviene del mismo sustantivo griego del que derivamos la palabra
“rey”. Pero aún cuando el verbo y el sustantivo son muy similares en
griego, nosotros no decimos que un “rey (sustantivo) rey (verbo).” Más
bien decimos que un “rey reina” y conforme a eso los traductores
traducen el verbo griego de esa forma. Un jardinero puede cultivar, un
pintor puede pintar, pero un rey reina. Por lo tanto, cuando los pasajes
antes citados afirman repetidamente que los creyentes algún día serán
reyes con Él, insinúa que nosotros, también, seremos autoridades de
gobierno del mismo tipo bajo Su perfecto gobierno y autoridad.
Si tú eres un creyente leyendo esto, ¡prepárate para “reinar” en tu
vida futura! Tal posición en sociedad, según estos pasajes, ¡es tu
destino! Así que, aunque no tengas otra razón más que hipocresía
personal, ¡deja de lado las malas actitudes que puedas poseer hacia los
políticos! (Digo esto y lo que sigue en un tono “de la boca para afuera”.)
¿No deberías, entonces, hacerte amigo de aquellos a los que más
desprecias? ¡Deberías! ¿Sabes? ¡Aunque no sea por otra razón más que
por adquirir las habilidades que te ayudarán a cumplir tu labor en tu
futuro trabajo! En una nota más seria, a diferencia de ellos, los creyentes
cristianos algún día (espero que pronto) ¡se convertirán en autoridades
de gobierno perfectamente consumadas! ¡Alabado sea Dios!

En el futuro, el tipo de ministerio que todo creyente poseerá con


respecto a las autoridades de gobierno, cambiará radicalmente – de uno
que busca a una autoridad de gobierno para Cristo a una que es
autoridad gobernante con Cristo. ¡Empieza a prepararte hoy, amigo mío!

Estos pasajes que describen períodos futuros sirven, nuevamente


para iluminar el afilado interés de Dios en líderes gubernamentales. Su
interés permanece intacto aún durante el reino del milenio.
CAPÍTULO DIECISIETE

El Beneficio Nacional de “Primero lo


Primero”

Mi profesor de investigación del Nuevo Testamento en el


Seminario, el humilde, respetado y altamente publicado Dr. Robert
Thomas, solía empezar la clase todos los días orando por la salvación de
los líderes políticos de nuestro país. En ese punto de mi vida, yo todavía
no había descubierto las verdades que acabo de compartir, y un día le
pregunté por qué siempre oraba así. “Es simple” dijo él. “Es tan sólo
cuestión de obediencia a los versículos de 1 Timoteo 2:1-4, en donde se
nos dice que debemos priorizar en esto”. Eso me causó aún más
curiosidad. Luego citó de memoria 1 Timoteo 2:3, “Porque esto (la
oración evangélica por los líderes políticos) es bueno y agradable
delante de Dios nuestro Salvador”. Ahora entiendo mejor a lo que él se
refería; espero que tú también. Ya que Pablo instruyó primero a Timoteo
para priorizar la oración por la salvación de los líderes políticos de las
sociedades, la misma devoción hacia este principio debería permanecer
intacta hoy en día. Se entiende, entonces, que los cristianos y las iglesias
no deberían solamente desearlo, sino deberían comprometerse e
involucrarse en varios ministerios y esfuerzos por llegar a los líderes
políticos. Tal es el precedente, basado y fundamentado en la Biblia, de
las misiones que prometen múltiples resultados.

He aplazado hasta los últimos capítulos la explicación de los


beneficios que tiene, aquí y ahora, la obediencia del principio de
“primero lo primero”.
Dios nos promete que si hacemos “primero lo primero”, que es
obedecer la orden de Cristo de evangelizar a los líderes políticos,
entonces algo especial resultará de ello. Nota en 1 Timoteo 2:2b – justo
en medio de este pasaje que normalmente pasa desapercibido – con esta
idea en mente:

… para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y


honestidad.

Ojalá que ahora puedas ver por qué he dedicado tanto tiempo a
construir la explicación del prerrequisito necesario para lograr el “para
que”, es decir, este magnífico resultado.

¿No es una vida “quieta y reposadamente en toda piedad y


honestidad” un buen resumen de lo que cada ciudadano desea tanto
personalmente como para su nación? ¿No es esa la esencia del sueño
americano? Si es así, ¡entonces la directriz precedente es la fórmula de
Dios para lograr tales bendiciones nacionales externas! ¡Aquí está la
prescripción eterna de Dios para construir, mantener o restaurar una
nación! La mayoría de los líderes cristianos antiguos y los de hoy han
visto y continúan viendo el rol primario de la iglesia como una
institución encargada de hacer lobby en asuntos relacionados con la
moral. Esto es necesario y tiene su lugar en una república democrática
como la nuestra. Sin embargo, 1 Timoteo 2:1-4 revela el procedimiento –
la fórmula explícita según la Biblia – para que los cristianos puedan
impactar a su nación para bien, de la manera más efectiva posible. Esto
es “primero lo primero”.

Lo que resulta de evangelizar y discipular a las autoridades


gubernamentales – establece la Palabra de Dios en este pasaje – es una
mejor nación, o en el caso de nuestro país, a su debido tiempo, una
nación restaurada. ¡Éste es, según las Escrituras, el principio de causa y
efecto para construir naciones!
La Escritura contiene muchas fórmulas de causa y efecto. Nota,
por ejemplo, la simple construcción de la bienaventuranza de Jesús,
“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos
serán saciados”. En este caso, la satisfacción no viene directamente de
buscar la justicia. La satisfacción no viene de buscar directamente una
meta, sino viene como consecuencia de buscar algo más. En un sentido
paralelo, la Escritura afirma que una nación que se caracteriza por la
tranquilidad de la ciudadanía no es el resultado de la búsqueda de
tranquilidad de la ciudadanía, sino de las oraciones por las autoridades
gubernamentales y el énfasis continuo de la iglesia en cuanto a
evangelizar y discipular a esas autoridades. Concentrarse en esto lleva a
una vida “quieta y reposada en toda piedad y honestidad.”

Uno de los padres fundadores de América, William Penn, en el


prefacio del marco de gobierno de la Colonia de Pennsylvania, de 1682,
me llevó a ver esta verdad: Los buenos corazones en los legisladores
producen buenas leyes en la sociedad; mientras que los malos corazones
en los legisladores producen malas leyes en la sociedad.

Prácticamente hablando, ejecutar el principio de “primero lo


primero” causa un impacto para bien en nuestro país, ya que los líderes
políticos son quienes marcan la pauta para una nación. Por lo tanto, ¡se
entiende que ellos necesiten tener un trato preferencial en la misión de
la iglesia!

Los creyentes deben alcanzar a líderes políticos en todos los


niveles de su trayectoria política, si queremos reconstruir nuestra
nación obedeciendo a un modelo como éste. No necesitamos llegar
solamente a autoridades del Poder Ejecutivo y Legislativo, sino a líderes
políticos distritales y regionales* también. Con el tiempo esta estrategia
generará el máximo efecto y resultado. Que Dios ilumine estas verdades
en nuestros corazones y guíe nuestro pasos conforme a esto en los días
venideros*.

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
*!En!algunos!países!de!América!Latina!serán!autoridades!estatales!y!federales.!=TRADUCTOR!
CAPÍTULO DIECIOCHO

Tranquilidad, Silencio, Piedad y Dignidad

Estas cuatro palabras escogidas por Pablo en 1 Timoteo 2:2 son


dignas de estudiar, ya que, ellas identifican, específicamente, el
resultado beneficioso de haber alcanzado a líderes políticos para Cristo,
tanto individual como colectivamente.

Tranquilo: La palabra griega que Pablo utiliza aquí es única en


todo el Nuevo Testamento. Solo aparece una vez más en la traducción
griega del Antiguo Testamento Hebreo (la Septuaginta) en Proverbios
14:30, la cual afirma: “El corazón tranquilo da vida al cuerpo…” (énfasis
agregado). El uso que da Salomón a esa palabra significa “una mente y
emociones sanas y saludables”, en contraste con su segunda estrofa del
Proverbio: “pero la envidia corroe los huesos”. La palabra utilizada para
“envidia” es la misma raíz de la que derivamos las palabras “celos” y
“ardor”. Mientras que la tranquilidad interna resulta en salud externa,
los trastornos internos la destruyen. Por consiguiente, Pablo afirma que
parte del beneficio es la salud física. En contexto, cuando alguien es
suficientemente afortunado de vivir en un país que se caracteriza por
niveles más altos de paz, serenidad, libre de continua agitación mental,
viviendo en un sentido conjunto de firmeza y estabilidad, habrá mayor
salud física en la población. Estas palabras describen el tipo de lugar en
dónde tú y yo queremos vivir y criar a nuestras familias. Tal cosa,
establece 1 Timoteo 2:2, resulta de evangelizar “a los reyes y aquellos
que están en eminencia”.

Silencio: Encuentro fascinante el uso paulino de esta palabra. La


misma raíz griega traducida aquí como silencioso se encuentra también
en 1 Tesalonicenses 4:11, que indica, “y que procuréis tener quietud, y
hacer vuestros negocios, y que obréis con vuestras manos…” (énfasis
agregado). El uso que Pablo le da a la palabra griega para quietud, tiene
asociaciones similares, interesantes y perspicaces, tanto en este pasaje,
como en el que sigue; los dos contienen atributos casi idénticos acerca
de lo que verdaderamente significa vivir una vida tranquila: no es
exagerado afirmar que el uso de la palabra está asociada y sirve para
describir la oportunidad de perseguir los sueños propios, la libertad
para construir el futuro por medio de la industria e iniciativa personal.
Con respecto a esto, cabe señalar que la palabra está asociada con
“vuestros propios negocios” y “vuestras propias manos”. ¿Es acaso
sorpresa ver que dondequiera que el evangelio ha ido y ha afectado el
liderazgo y la formación constitucional, ha habido en esos países libre
empresa y prosperidad personal, al mismo grado en que el cristianismo
ha tomado a los líderes de esas tierras? Ambos supuestos van de la
mano.

El segundo uso para la palabra silencio aparece en 2


Tesalonicenses 3:12: “Y a los tales denunciamos y rogamos en el Señor
nuestro, Jesús el Cristo , que trabajando con silencio, coman su pan”.
Pablo equipara la propiedad privada con el uso de la palabra silencio. De
nuevo, el contexto asocia estrechamente la palabra bíblica silencio con la
idea del beneficio personal de la obra y el trabajo de una persona. Esto
es, en parte, el cimiento de una base bíblica (teología) de capitalismo
versus socialismo.

Para que nadie piense que ésta es una receta para la codicia y el
egoísmo, fíjate en las dos palabras restantes que rodean las primeras
dos que denotan los beneficios de la salud física y propiedad privada
personales:

Piedad: Esta palabra aparece quince veces en el Nuevo Testamento


y tiene el significado paralelo a “semejanza a Cristo”. “¿Qué haría
Cristo?” es una frase popular que define lo que es la piedad. Cuando los
ciudadanos buscan la santidad personal y los líderes políticos mismos
han sido afectados por el Evangelio, el resultado será una cultura, como
la de Cristo, de proveer para el necesitado, cuidar a los que no han
nacido y a los ancianos, una sabia administración de la tesorería, un
desarrollo responsable de los recursos naturales hacia la prosperidad, y
la lista continúa… dado que la ciudadanía es piadosa, la cultura domina
la tierra, extrae sus recursos (con el sudor de su frente debido a la caída)
con respeto por la creación del Creador, y convierte Sus regalos que
consisten en materiales crudos en productos y servicios beneficiosos,
con valor agregado, para la prosperidad y el bienestar de todos. Así es
como la gente piadosa manifiesta, en parte, su piedad en el aquí y ahora.
Evangelizar a líderes políticos crea una cultura, como la de Cristo, que
se caracteriza por la piedad.

Dignidad: el uso repetitivo de esta palabra y la idea a lo largo de


la Palabra de Dios trae consigo, en 1 Timoteo 2:2, la especificación
contextual de que las personas que tienen un valor intrínseco, buscarán
vivir de manera honorable, tendrán seriedad en sus búsquedas y se
verán obligados a seguir adelante por la mera gravedad de su carácter
creado a la imagen y semejanza de Dios – en un mundo en el que los
líderes políticos y la ciudadanía son evangelizados y entienden la
dignidad, empapada en Dios, como parte y paquete de haber sido
creados a la imagen de Dios. El presupuesto de libertad de la dignidad
se desenvuelve en la forma de una ciudadanía colectiva próspera.

Estos son los cuatro beneficios que Pablo indica que serán
adaptables a una sociedad – y a sus miembros individuales – ¡cuando la
evangelización y el discipulado de los líderes políticos ocurra! ¡Cuán
maravillosos son estos resultados!

Un simple resumen es necesario. En los primeros días de la


República, cuando nuestros padres fundadores estaban franca y
profundamente influenciados por su fe cristiana, existía un nivel más
alto de tranquilidad, silencio, piedad y dignidad (tal como se definió
anteriormente) de lo que existe hoy en día.

¿Por qué? La iglesia había influenciado a los padres fundadores


con la fe a propósito. Esa infusión de fe llevó, fundamentalmente, a la
creación de la nación más maravillosa en la historia. Hoy en día, la
iglesia ha rehuido a esta prioridad de su misión, y los resultados son
cada vez más evidentes - ¡mira sus resultados! La misma historia
americana ilustra esta relación de causa y efecto. Las dos van de la
mano; no puedes tener una sin la otra; primero lo primero.
CAPÍTULO DIECINUEVE

Conclusión y Aplicación

El principio de “primero lo primero” implica que los cristianos


necesitan priorizar el alcanzar a líderes políticos para Cristo, para poder
cumplir la Gran Comisión. Así es como restauraremos nuestra nación.

Este breve estudio demuestra que hay un gran valor, tanto en el


presente como en la eternidad, cuando los creyentes se enfocan en
hacer discípulos a los líderes políticos alrededor del mundo.

Cuando el creyente y la iglesia aceptan alcanzar líderes políticos


para Cristo, hay por lo menos tres resultados positivos: Primero, el
creyente es bendecido personalmente por obedecer un principio vital de
la Palabra de Dios (“Esto es bueno y agradable a los ojos de Dios…”);
segundo, la Gran Comisión es cumplida eficientemente (“Quien desea
que todos los hombres sean salvos…”); y tercero, se gana la restauración
y preservación de la nación (“…para que vivamos quieta y
reposadamente…”). Estos tres beneficios son inequívocamente evidentes
que resultan del estudio minucioso de este pasaje.

Ojalá que todos podamos unirnos para juntos poder alcanzar a


líderes políticos para Cristo en América y alrededor del mundo,
respectivamente, para la gloria de Cristo, la salvación de las almas y la
reconstrucción de nuestra nación.

A estas alturas, espero que te estés preguntando, “¿Cómo puedo


involucrarme para ayudar a alcanzar líderes políticos para Cristo?”
Un movimiento para Cristo dentro de los líderes políticos de
nuestra nación solamente ocurrirá conforme al grado en el que
establezcamos ministerios fuertes y fructíferos en las capitales estatales
y federales de nuestra nación y, adicionalmente, en las miles de ciudades
locales y oficinas gubernamentales de los condados en todo nuestro
territorio. Esta gran parte de la iniciativa es, quizás, en donde mejor
puede jugar un papel clave en la misión de Dios; solamente puede ser
logrado por medio de iglesias saludables, fieles a la Biblia, que tomen la
causa de fundar y construir (para empezar) estudios bíblicos semanales
en estos edificios públicos. (Ten en mente que las supuestas
prohibiciones legales en contra de utilizar edificios públicos para
estudios bíblicos han sido consistentemente derrotadas en las cortes;
usualmente sólo se necesita a un funcionario electo patrocinador que
organice un estudio bíblico en un edificio del gobierno).

Por ejemplo, tu iglesia puede querer servir un almuerzo semanal


en la municipalidad o en un edificio de una provincia o corte de justica,
y tú podrías tanto ayudar a organizarlo, o impartir un estudio bíblico
para el personal del edificio y para los funcionarios electos y
nombrados. Ésta es solamente una de muchas ideas creativas acerca de
cómo los creyentes pueden ayudar a alcanzar líderes políticos para
Cristo. Por este medio estoy emitiendo el llamado, ¡y espero ver pronto a
miles de ministerios de esta naturaleza!

Dando un paso hacia delante en fe, de esta manera, te darás a


conocer con aquellos que tienen un liderazgo gubernamental, y por
consiguiente, establecerás un ministerio personal, ¡con la esperanza de
que esto los lleve a su salvación y a unirse a tu congregación local! ¡Es
así de simple, si vamos a reconstruir nuestra nación! Cualquier cosa que
no sea esto, es como jugar una versión para adultos de laberinto.

Capitol Ministries tiene materiales específicos de estudio y


entrenamiento bíblico disponibles para ti, a través de nuestro sitio web
www.capmin.org, que están diseñados para servirte y ayudarte a
conseguir nuevos ministerios en todos los puestos de gobierno, tanto
locales como provinciales. Nosotros llamamos “CivicReach” (ver página
86), a nuestra iniciativa de alcance dirigida a servirte, ayudarte y
entrenarte para que puedas desarrollar ministerios en la ciudad y en los
gobiernos locales.

Hay muchas otras formas en las que puedes involucrarte para


ayudar a alcanzar líderes políticos para Cristo. A medida que el
movimiento del ministerio deportivo ha crecido para convertirse en
parte de la cultura americana, el cuerpo de Cristo necesita fundar y
mantener ministerios de líderes gubernamentales en todas partes y en
todos los niveles de sus carreras. Juntos podemos alcanzar a cada
funcionario electo, desde el cuidador de perros y bibliotecario, hasta el
alcalde de la ciudad y las autoridades de las provincias y del gobierno
central, ¡con las buenas noticias de una nueva vida en Cristo! ¿En dónde
encajas tú?

Las carreras políticas se pueden comparar a un diamante de


béisbol. El miembro del consejo escolar o del consejo municipal que
recién ha empezado su vida como servidor público, está en la primera
base en la trayectoria de su carrera, mientras que el Senador de la
República está en la tercera base. La placa de “home” representa la
obediencia hacia la Gran Comisión, de ir a todo el mundo a hacer
discípulos de los líderes políticos de naciones extranjeras: los senadores
y congresistas que son maduros en Cristo están en las mejores
posiciones para influenciar y ganar líderes políticos para Cristo. Este
diagrama sirve para señalar los diferentes lugares y niveles en los que
los creyentes pueden llegar, de la manera más efectiva, a los servidores
públicos para Él.
LA TRAYECTORIA DE CARRERA E INFLUENCIA DE LA MAYORÍA DE
LOS SERVIDORES PÚBLICOS

Jueces de las
Capitales

Consejo
Congreso de la
Escolar y
República,
Gobierno
Poder Ejecutivo,
Cívico
Jueces!

Influencia
Internacional

¿Cómo puedes evangelizar y hacer discípulos a los “reyes y


aquellos que están en eminencia” de la mejor manera? ¡Juntos podemos
alcanzar a funcionarios de gobierno en todos los puntos de la
trayectoria de sus carreras! ¡Vamos juntos hoy de la mano hacia ese fin
y por la gracia de Dios, formemos un movimiento para Cristo dentro del
grupo de nuestros líderes políticos, no sólo en América sino alrededor
del mundo entero! ¡Amén!
APÉNDICE 1

La Construcción Griega de 1 Timoteo


2:1-4

Esta carta inspirada por Dios, del Apóstol Pablo para Timoteo,
alberga el pasaje principal del Nuevo Testamento que refuerza el
principio atemporal de “causa y efecto”, construcción que he elaborado
a lo largo de este libro. Si una persona logra alcanzar a líderes políticos
para Cristo (“primero lo primero”), el efecto prometido, sumado a la
salvación de otros, es el aquí y ahora: una nación transformada. Para
poder capturar claramente la esencia de este maravilloso beneficio, las
dos observaciones críticas siguientes sobre el pasaje son éstas:

En primer lugar, es necesario aclarar que el versículo cuatro


informa sobre el versículo uno. El versículo cuatro establece el tipo de
oraciones que Pablo tenía en mente: “el cual quiere que todos los
hombres sean salvos” es el contexto de las oraciones en el versículo uno.
Las oraciones del versículo están destinada a tener una visión hacia la
salvación. No hay otra opción más que reconocer el hecho que Pablo
tenía la evangelización en mente con estos pasajes instructivos. La
relación entre el versículo uno y el versículo cuatro se torna aún más
evidente cuando se considera la segunda aclaración:

Es necesario mencionar un principio elemental del lenguaje


griego: Los antecedentes de los pronombres griegos, si no es una persona
previamente descrita, son generalmente los verbos principales previos,
opuesto a lo que sucede con una oración subordinada del verbo principal.
Tal es el caso aquí, en 1 Timoteo 2:1-4, con respecto al pronombre
“esto” al principio del versículo tres:
1 Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones,
peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; 2 por los reyes y
por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y
reposadamente en toda piedad y honestidad. 3 Porque esto es bueno y
agradable delante de Dios nuestro Salvador, 4 el cual quiere que todos los
hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

El pronombre “esto” al principio del versículo tres, se refiere al


verbo principal en el versículo uno (varios tipos de oraciones
evangelísticas) “siendo hechas”. ¿Por qué es esta visión y explicación tan
importante? Esto señala que lo que sigue a la palabra “esto” en el
versículo tres es una elaboración adicional sobre el efecto de (varias
clases de oraciones evangelísticas) “siendo hechas”. Y, ¿qué es eso? Que
este tipo de oraciones son “buenas y agradables delante de Dios nuestro
Salvador…”.

Esto es para decir que lo que sigue, “esto, no es una elaboración


adicional de la oración previa: “…para que vivamos quieta y
reposadamente en toda piedad y honestidad”. De nuevo, el pronombre
se relaciona al verbo principal, y no a la oración subordinada del verbo
principal.

Lo que se dice específicamente que es “bueno y agradable delante


de Dios” se relaciona a la idea principal del pasaje, que es el alcance
evangélico de otros (en general) y de aquellos que están en eminencia
(en específico).

Varias clases de oraciones evangelísticas (las cuales son buenas


delante de Dios) conllevan el efecto eterno de la salvación (versículo
cuatro) así como el efecto “aquí y ahora” de una vida “quieta y reposada
en toda piedad y honestidad” en una sociedad determinada. Ese es el
punto: Dentro de este pasaje, además de otras cosas, está revelada la
fórmula que explica que la evangelización de líderes nos lleva a los tres
resultados enumerados con anterioridad.

A fin de comprender mejor el énfasis de este pasaje, lo que sigue


para aclarar es un reordenamiento del pasaje bajo el supuesto que “el
antecedente del pronombre es el verbo principal (y no la oración
previa)”:

1 Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones,


peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; 2 por los reyes y
por todos los que están en eminencia, 3 Porque esto [el resultado de hacer
oraciones y de evangelizar] es bueno y agradable delante de Dios nuestro
Salvador, 4 el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al
conocimiento de la verdad… 2b para que [resultado de la evangelización
y oración] vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.

La construcción arriba detallada sirve para unir los principales


pensamientos paulinos acerca de la oración y mostrar la poderosa
proposición “causa y efecto” del pasaje, de una manera más clara para
aquellos que lo estamos leyendo en español.

Dicho de otra manera, la construcción de este pasaje revela que


para poder tener una nación que se caracterice por la tranquilidad,
necesitamos evangelizar no sólo a la ciudadanía, sino a aquellos que
están en autoridad.
Estas explicaciones deberían crear un mejor entendimiento de lo
que Pablo ha dicho bajo la inspiración del Espíritu Santo, sobre la
fórmula del principio bíblico atemporal para construir, preservar o
restaurar una nación.
APÉNDICE 2

Las Cuatro Palabras Descriptivas y


Motivacionales de la Oración
Evangelística

En 1 Timoteo 2:1, Pablo utiliza cuatro palabras para elaborar


oraciones evangelísticas específicas que deben hacer “en favor de todos
los hombres, los reyes y aquellos que están en eminencia”. El propósito
de este anexo es explicar estas palabras con mayor detalle, con una
visión acerca de cómo éstas deberían motivar a los creyentes a buscar lo
perdido en oración y alcance. Cada una de las palabras siguientes:

Súplicas: Déesis
La raíz griega de esta palabra significa “Carecer, estar privado de”-
“Estar sin algo”. Su uso en el contexto de la oración, aquí y en otros
lugares a lo largo de las Escrituras, conlleva la idea de la realización de
alguien sobre las necesidades de los perdidos. El creyente debe orar,
motivado por esta realidad, para que Dios provea al pecador el remedio
para su pecado, a través de la cruz de Cristo. La enormidad de las
necesidades de los pecadores, así como el hecho de que todos somos
pecadores carentes y perdidos si estamos apartados del trabajo que
Cristo a hecho a nuestro favor, debería motivarnos a orar para que Dios
toque a cada funcionario con Su gracia y Su perdón y los lleve al camino
de salvación.

Oraciones: Proseucha
El único uso de esta palabra griega en la Escritura se relaciona con
las plegarias dirigidas a Dios, haciendo una connotación a las oraciones
exclusivas de adoración y reverencia. La idea contextual es que las
oraciones evangelísticas, cuando el pecador es convertido por el trabajo
del Espíritu Santo que lo lleva a confiar en Cristo, lleven toda la gloria a
Dios. Por lo tanto, estamos motivados a orar con oraciones
evangelísticas, porque Dios es adorado, venerado y glorificado cuando Él
milagrosamente llega al alma endurecida de un pecador y otorga a esa
persona el maravilloso regalo de una nueva vida en Cristo.

Peticiones (o Intercesiones): Enteuxis


Esta palabra griega aparece únicamente aquí y traducida a
“oración” en 1 Timoteo 4:5 en todo el Nuevo Testamento. Significa “caer
con alguien”. La idea aquí es que uno se involucra en el sentido de
entender la situación del pecador. Uno no ora por los perdidos con una
actitud fría, desapegada y mecánica, sino con amor y preocupación con
respecto a su destino futuro.

Acción de gracias: Eucharistia


El creyente está motivado para orar por los perdidos, porque esto
es un gran privilegio otorgado por Dios al creyente. Como embajadores
de Cristo (2 Corintios 5:20), a cada creyente se le ha dado un rol en la
salvación de otros. Ejercer el privilegio de llevar a otros a Cristo empieza
con el agradecimiento a Dios por esa oportunidad.

En resumen, el creyente debe acudir a Dios en favor de “todos los


hombres, reyes y aquellos que están en eminencia”, buscando su
salvación y motivado por estas cuatro facetas de la intimidad con Dios:

- Rogamos a Él, porque somos sensibles y conscientes de las


necesidades de los que están perdidos.
- Oramos a Él, y damos a Él la gloria, por Su poder para salvar.
- Pedimos a Él, porque nos preocupa su futuro sin Cristo.
- Damos gracias a Él, porque estamos agradecidos por la
oportunidad de dar Su testimonio.
Estos son los aspectos específicos que deberían motivar a los
creyentes para hablar de Dios evangelísticamente, para poder lograr los
resultados presentes y eternos prometidos en 1 Timoteo 2:1-4.

¡Qué estos aspectos de la comunión con Dios nos inspiren para


orar continuamente con sobriedad y diligencia!
APÉNDICE 3

Pasajes Adicionales Relacionados al


Pueblo de Dios Alcanzando a las
Autoridades del Gobierno

Hay muchos ejemplos adicionales del llamado de Dios que dan


testimonio de Su gloria a través de las Escrituras, y muchas otras
adicionales de los embajadores de Dios interactuando con reyes y
llamando a las autoridades gubernamentales al arrepentimiento. Este
libro no tiene la intención de ser un tratamiento comprensivo y
exhaustivo de cada una de estas instancias; sino de ser el formato
diseñado para impartir la visión y principio de “primero lo primero”
para las misiones, por medio de un resumen rápido y revelador. A
continuación encontrarán pasajes adicionales acompañados de breves
resúmenes de la respectiva referencia. El patrón de los embajadores de
Dios para influenciar reyes está muy bien ilustrado por el número puro
de referencias que siguen.

José y el Faraón.
En Génesis 41:25, 28 y 32 el Faraón egipcio le pide a José que
interprete sus sueños. En el curso de esto, José afirma valientemente, en
dos ocasiones, que “Dios ha mostrado a Faraón lo que va a hacer” y “que
Dios se apresura a hacerla”. La palabra hebrea para Dios que José
declara al Faraón, no es la utilizada por el Faraón para describir a su
dios pagano. Más bien José usa la palabra “Elohim”, que es el nombre
formal del Dios de Abraham, el único Dios verdadero de la Biblia. Es
importante señalar que José está “insultando” valientemente al dios
pagano del Faraón en el preámbulo de su interpretación.
Interesantemente en este pasaje narrativo, el Faraón reconoce a Elohim
con su propia elección de palabras (Génesis 41:39), y sabiamente
nombra a José para que dirija su imperio. Sería una exageración, pienso
yo, sugerir que éste fue un encuentro proselitista eternamente exitoso.
No obstante, el imperio del Faraón se ve profundamente influenciado
para bien (Génesis 41:57) gracias al ministerio de José en la vida del rey.

El representante nombrado de Dios – que demostró ser fiel,


perseverante y diligente para ministrar a un rey pagano – dio como
resultado una nación más próspera para todos. Este pasaje narrativo es
específico y directamente ilustrativo del principio contenido en 1
Timoteo 2:2, en donde es importante resaltar que, la promesa de una
bendición nacional no es predicada en la conversión de autoridades
gubernamentales, sino en la acción de proclamar la gloria de Dios frente
a ellos.

Moisés y el Faraón.
En Éxodo 4, Dios comisionó a Moisés para que regresara a Egipto y se
presentara frente al Faraón como su portavoz. A través de los siguientes
10 capítulos, Moisés da testimonio al Faraón del poder y grandeza de
Dios y de su capacidad para cumplir. El sirviente de Dios está
empoderado y es valiente. Desafortunadamente para el Faraón y para
Egipto, el Faraón es evidentemente intransigente e infiel. Las historias
separadas, tanto de José como de Moisés, sirven para ilustrar cómo dos
naciones son poderosamente influenciadas por medio de la fidelidad del
pueblo de Dios que se conecta con aquellos que están en eminencia (ver
Éxodo 9:16; Romanos 9:17).

Samuel y el rey Saúl.


El rey Saúl era un israelita, pero no uno obediente. En 1 Samuel 13:13
el sirviente de Dios, Samuel, confronta al primer líder civil de Israel y
valientemente le informa sobre sus malos camino. El hecho que Dios
usó a Su profeta Samuel – y que Samuel haya estado dispuesto a ser
usado para confrontar al primer líder nacional de Israel – sirve para
recalcar el punto de este libro.

Mardoqueo y el rey Asuero.


Parecido a José, Mardoqueo se convierte en el segundo al mando. Él
sirvió en todo el imperio Persa, bajo el rey gentil Asuero (Jerjes). Por
obra de Dios, el rey fue atraído a su carácter piadoso. No hay evidencia
de la conversión de Jerjes, pero su historia en el libro de Ester (ver 8:2),
sirve para describir la naturaleza ordinaria de los sirvientes de Dios que
estaban siendo envalentonados y elevados por Él, para dar testimonio de
Él y de Su grandeza a las autoridades políticas, y para cumplir Sus
propósitos a través de ellos.

Daniel y el rey Nabucodonosor.


En el libro de Daniel, Daniel sirve como un hombre de Dios a los
reyes gentiles Nabucodonosor, Beltsasar y Darío. Es suficiente
mencionar que, dentro de toda la historia gloriosa de la vida de Daniel,
él llevó al rey Nabucodonosor a la fe en Dios, según consta en Daniel
4:34-37.

Juan el Bautista y el rey Herodes.


En Marcos 6:18, Juan el Bautista confronta con valentía el pecado del
rey Herodes. Marcos 6:20 insinúa que a este rey secular le pareció que
tanto el carácter como el mensaje del Bautista eran llamativos; no
obstante, eventualmente él sucumbió ante la presión de grupo y ordenó
la decapitación de Juan. De nuevo, aquí se ve retratada la voluntad de
representar los caminos de Dios, ante un líder civil, de forma obediente
y a toda costa, con la vista puesta en el destino de su alma, más que en
la corrección de sus políticas. Aún cuando tomaría otros 300 años, ¡éste
fue el día en que el imperio romano empezó a ser transformado por el
poder del Evangelio!
Pablo y el rey Agripa.
En Hechos 26, Pablo trabajó no sólo en su testimonio personal, sino
en el mensaje del Evangelio que le serviría para dirigirse al soberano
romano. La respuesta del rey se encuentra en el versículo 28: “Por poco
me persuades a ser cristiano.” Siendo alguien que no respeta a las
personas y no era imparcial, Pablo no tira ningún golpe en esta ocasión.
Él habla a este soberano con todo el debido respeto, pero con firmeza y
claridad. Esta historia sirve, una vez más, para ilustrar la consistencia
del pueblo de Dios esforzándose para llegar a las autoridades
gubernamentales y proclamar Su gloria y el camino de salvación.

Estos siete pasajes adicionales demuestran que la Palabra de Dios


está repleta del principio de “primero lo primero” en las misiones.
Unas Palabras Acerca de Capitol
Ministries

Capitol Ministries es una respuesta misiológica al mandato bíblico


aquí denominado Reconstruyendo una Nación: El Modelo Bíblico. Su
iniciativa de diecinueve años se ha basado en fundar ministerios de
evangelización y discipulado con la cooperación de iglesias locales en
las capitales estatales y federales alrededor de América y el mundo, y de
CivicReach, para los gobiernos de las ciudades y los condados. Capitol
Ministries da la bienvenida a tu participación para ayudar a alcanzar a
líderes de gobierno para Cristo.

Para obtener más información, por favor contacta a Capitol


Ministries en www.capmin.org. ¡Ayúdanos a difundir la palabra! Copias
adicionales de este libro y múltiples copias con descuentos están
disponibles por parte de Capitol Ministries.

Todas las preguntas pueden ser dirigidas a:

Capitol Ministries
PO Box 22 22 22
Santa Clarita, California 91322.
Acerca del Autor

RALPH DROLLINGER es el fundador y Presidente de Capitol


Ministries. Después de haber fundado un ministerio en la capital de
California, para las autoridades de gobierno en 1996, el ministerio ha
establecido otros ministerios similares de evangelización y discipulado
en más de treinta y ocho de las capitales estatales de Estados Unidos, así
como en América Latina. En el año 2009, él y su esposa Danielle,
fundaron Capitol Ministries en Washington D.C., en donde él imparte el
estudio bíblico para miembros en la capital de nuestra nación, y ellos
ministran a los miembros del Congreso semanalmente. Puedes
suscribirte, sin costo y a través de www.capmin.org, a los mismo
estudios bíblicos que él enseña en la cumbre.

Ralph y Danielle son los Coordinadores de la Esfera Gubernamental


del Comité de Lausana para la Evangelización Mundial, comúnmente
conocido como Misión América. Misión América es un consorcio de
múltiples ministerios evangélicos que, además de muchas otras
iniciativas, comparte el objetivo común de alcanzar a todos los
servidores públicos de América para Cristo en los próximos años.

Pertenecientes a la tercera generación de californianos, Ralph y


Danielle son una pareja cuyos hijos han volado del nido, y cuando no
están en Washington D.C., o viajando para construir ministerios en
capitales al otro lado de los océanos o escalando montañas en la Sierra
Nevada, mantienen su residencia en el sur de California.

LA CONEXIÓN CON LOS DEPORTES

Ralph Drollinger, con una estatura de 2 metros con 15 centímetros,


jugó básquetbol para el legendario entrenador John Wooden en la
Universidad de UCLA y fue el primer jugador en participar cuatro veces
seguidas en los torneos “Final Four” de la NCAA. Durante sus años
escolares, tanto en el tercero como en el último, fue un académico
americano graduándose con un título en ecosistemas. De la misma
manera, obtuvo el título de Maestro de la Divinidad, por parte del
Seminario de Maestros algunos años después.

Drollinger rechazó varias oportunidades con la NBA para jugar con


el equipo “Atletismo en Acción”, viajando por el mundo y predicando el
Evangelio durante los descansos de medio tiempo de sus juegos.
Después de sus días de básquetbol, sirvió en el ministerio de deportes
como el director de la organización de comercio del Ministerio de
Deportes de América, también llamado Alcance Deportivo de América
antes de fundar Capitol Ministries en 1996.
Tributo al Entrenador John Wooden
El Profesor Peripatético
Washington, D.C., 24 de junio de 2010

Históricamente arraigado en el modelo clásico occidental de


educación se encuentra el deporte universitario. En la búsqueda para
desarrollar el cuerpo, el alma y el espíritu de los líderes del mañana, la
competencia atlética estaba originalmente (y aún lo está) destinada a
facilitar un papel vital en la formación del carácter. En el contexto de esa
hermosa tradición, siempre he visto al entrenador Wooden más como el
profesor Wooden – uno de los miembros del personal de Universidad –
cuyo objetivo primario no era ganar campeonatos, sino preparar a sus
alumnos para la América del mañana. Esas son las “vibras” que percibí
de él cuando me reclutó.

De todos mis profesores en UCLA él fue, por mucho, el


preeminente, el patriarca. Él tenía el salón de clases más grande con la
menor cantidad de alumnos; y su clase se reunía todos los días, casi
todo el año, todos los años. El programa de estudios de su clase tenía
dos ingredientes principales no escritos: impecabilidad y no
negociabilidad. Uno incluso debía usar el uniforme, con la camiseta
nítidamente metida, para poder estar en la presencia del maestro. El
cabello debía estar peinado y la cara limpia y rasurada. Ni siquiera
pienses en salirte con la tuya dentro de su pabellón.

El balance de su instrucción era tanto firme, como cariñoso. Sin yo


saberlo, él supo de una cirugía muy peligrosa a la que tuvo que
someterse mi madre, la cual coincidió con el entrenamiento. Para mi
sorpresa, él suspendió el entrenamiento, llamó a todo el equipo para
que se juntara y nos dijo, con sus ojos llenos de amor y lágrimas, que
había recibido la noticia de que la cirugía de mi madre había sido un
éxito rotundo. ¿Quién no jugaría con todo su corazón para un hombre
como él?

La mayoría de lo profesores eran más didácticos en cuanto a la


transmisión de la información, pero el profesor Wooden era un tutor
peripatético a quien yo comparo con Jesús. Después de 18 meses, Jesús
transformó a un gran grupo de hombres en Sus discípulos y estos pocos
“pusieron al mundo de cabeza” (Hechos 17:6b NKJV); los equipos de mi
profesor hicieron lo mismo. ¿Por qué? Porque él caminó conmigo y
habló conmigo; Wooden era el profesor peripatético por excelencia. A
través de la metáfora del deporte, el maestro inculcó en la siguiente
generación la habilidad de vivir la vida. Estoy en deuda con él.

Cuando me preguntan, “¿Qué te enseñó el entrenador Wooden


acerca de la vida?” mi respuesta es simple, “¿Qué no me enseñó él sobre
la vida?”

RALPH DROLLINGER
Académico Americano, jugó en
el último equipo de campeonato del entrenador Wooden, en 1975.
Unas Palabras del Editor

PRIMERO LO PRIMERO: La Misión


“Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová
de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu
Dios.”
(Miqueas 6:8)

“… [L]as sonrisas propicias del cielo jamás pueden esperar en


una nación que ignora las normas ternas de orden y derecho que
el cielo mismo ha ordenado…”
(Presidente George Washington, 1789 Discurso Inaugural)1

Este libro se trata de “primero lo primero”. Lo fundamental viene


primero. Lo básico. Lo esencial.

Primero, debemos reconocer y arrepentirnos de nuestros pecados,


volviéndonos hacia Cristo, aceptándolo y reconociendo que Él es el
Señor y Maestro- del universo y de nuestras almas. Y empoderarnos en
el Espíritu Santo para empezar a vivir una vida humilde, honorable y
obediente de paz, gozo y servicio a nuestro Rey Jesús y a nuestros
hermanos y vecinos.

“Jesús le dijo: AMARÁS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU


CORAZÓN, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU MENTE. Este es el
primero y grande mandamiento.

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
1!Citado!en!la!compilación!denominada!“America´s*God*and*Country*Ecyclopedia*of*

Quotations”!de!William!J.!Federer.![En!adelante!llamado!“Federer”]!Coppell,!TX:!
Editorial!FAME!Inc.,!1994.!Página!652.!!
Y el segundo es semejante: AMARÁS A TU PRÓJIMO COMO A TI
MISMO. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.”
(Mateo 22:37-40)2

“La máxima regla de nuestro Salvador, que amemos al prójimo


como a nosotros mismos, es una verdad tan fundamental para regular a
la sociedad humana que, por ella sola, uno podría determinar, sin
dificultad, todos los casos y dudas en la moral social.”
(John Locke)3

“Que la religión, o la tarea que debemos a nuestro Creador, y la


forma de descargarla, puede ser dirigida únicamente por razón y
convicción, no por fuerza y violencia; y por lo tanto, todos los hombres
están igualmente autorizados para el libre ejercicio de la religión, de
cuerdo a lo que dicta la consciencia; y este es el deber mutuo que tienen
todos de practicar la tolerancia, el amor y la caridad cristiana, el uno
hacia el otro.”
(Patrick Henry)4

Luego de Su resurrección del sepulcro (el domingo de Resurrección)


las últimas palabras que Jesús habló a sus once discípulos en el monte
de Galilea, fue su (y nuestra) Gran Comisión. Debemos atender a ellas y
aceptarlas, así como Su amonestación para todos nosotros:

“Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y


haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del
Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
2!Las!citas!bíblicas!hechas!por!el!Editor!(a!menos!que!se!indique!lo!contrario)!son!

de!la!Biblia!de!los!Fundadores:!El!Origen!del!Sueño!de!Libertad,!LBLA/NASB,!
Historiador!David!Barton!de!Wallbuilders;!Brad!Cummings!y!Lance!Wubbels,!
Editores.!Newbury!Park,!CA:!Shiloh!Road!Publishers,!LLC,!2012.!!
3!Federer,!página!399.!!
4!Federer,!página!288.!!
cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días,
hasta el fin del mundo.”
(Mateo 28:18-20)

La Gran Comisión hace énfasis no sólo en la evangelización, sino en


hacer discípulos, y esto significa no sólo en los individuos o en las
comunidades, sino en todas las naciones para Cristo. El discipulado
incluye el entrenamiento en las leyes bíblicas, preceptos y principios de
libertad individual y civil – del gobierno civil y del gobierno del ser.

“La gloria más grande de la Revolución Americana fue esta:


conectó, en un vínculo indisoluble, los principios del gobierno civil,
con los principios del cristianismo.”
(Presidente John Quincy Adams) 5

Aún así, hoy América se ha olvidado de Dios y se ha rebelado en Su


contra y, por eso, lo ha rechazado exponencialmente en las generaciones
recientes. Los cristianos han eludido su deber de evangelizar y
discipular, aún en nuestra propia nación preciada, debido al descuido de
nuestros deberes cristianos en nuestras vidas y en nuestras familias.

“Dios que nos dio vida, nos dio libertad. Y, ¿pueden las libertades de
una nación ser seguras cuando les hemos quitado la única base firme, la
convicción en la mente de las personas, de que estas libertades son un
regalo de Dios? ¿Que ellas no deben ser violentadas sino con Su ira? En
efecto, me estremezco por mi país cuando veo que Dios es justo; que Su
justicia no puede dormir para siempre.”
(Thomas Jefferson)6

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
5!4!de!julio!de!1821.!Federer,!página!18.!!
6!1781,!en!Notes*on*the*State*of*Virginia.!Federer,!página!323.!!
“La historia falla en registrar un solo antecedente en el que las
naciones sujetas a la decadencia moral no han pasado al declive político
y económico.”
(General Douglas MacArthur)7

“… [L]a difusión general del conocimiento cristiano ha tenido una


tendencia natural a corregir la moral del hombre, restringir sus vicios y
preservar la paz de la sociedad…”
(patriota Patrick Henry)8

“Porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo,


teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios,
vengador para castigar al que hace lo malo (Romanos 13:4).
Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace
el bien, sino al malo (Romanos 13:3). Sus leyes deben ser conforme
a las leyes de Dios… Las leyes humanas, por lo tanto, para ser
obedecidas, deben ser concordantes con las leyes de Dios: porque si
difieren, es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres
(Hechos 5:29)… ¿Cómo puede un infiel, que no teme a Dios, ni cree
en Su palabra, ni respeta Su ley, ser un ministro de Dios para bien?
¿No tendría un hombre como este, de ser electo gobernante, toda la
probabilidad de ser un terror para las buenas obras y no para el
mal? … Resolvamos decisivamente que no excusaremos ningún
esfuerzo por elegir tales gobernantes, ya que Dios tendrá que
aprobarlos. Esto, créeme, es el único camino de alivio y seguridad
para nuestro afligido país. Bajo soberanos de ningún otro carácter
ha florecido nunca una nación cristiana, por ningún período de
tiempo. Bajo soberanos de un sello diferente, las naciones siempre
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
7!Después!de!recobrar!Seúl!por!detrás!de!las!líneas!enemigas,!al!Ejército!de!

Salvación,!12!de!diciembre!de!1951.!
http://freedomoutpost.com/2012/06/general=douglas=macarthur=on=the=state==
of=nations/#jhhjfcR3tYftHqhQ.99.!!
8!Del!preámbulo!de!“A!Bill!Establishing!a!Provision!for!Teachers!of!the!Christian!

Religion”!sometido!por!Patrick!Henry!a!mediados!de!los!1780´s.!
http://www.firstfreedomproductions.com/library/documents.php!
se han degenerado y han sido llevadas finalmente a la desolación y
ruina.” (Jedidiah Morse)9

Sin embargo, podemos frenar la marea – ya que tenemos a muchos


cristianos más en América hoy en día, que los que Jonás tuvo que
confrontar en Nínive – a pesar de nuestro enorme descenso del favor de
Dios en experimentar actualmente Su juzgamiento correctivo, si
volvemos a los fundamentos, a lo básico, a lo esencial y lloramos a
nuestro Maestro en arrepentimiento, buscando Su perdón y haciendo
“primero lo primero”. Y amando al Señor con todo nuestro corazón,
mente y alma, y a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Y
buscando el Modelo Bíblico en la meta de Reconstruir una Nación. Esta es
nuestra meta, nuestro mandato y nuestra súplica (como la de John
Knox),10 ¡Danos América o moriremos, Señor!

En este valioso librito, en un abordaje de hacer “primero lo


primero”, Ralph Drollinger sabiamente relaciona la forma estratégica y
el enfoque en el que podemos participar en la promoción del reino de
Dios en la tierra para cumplir la Gran Comisión… empezando aquí, en
casa, en América.

El autor propone e implementa lo que su ministerio está


implementando en el Modelo Bíblico para la evangelización, el
discipulado, y el mandato de alcanzar rápidamente y enseñar a los
líderes, a los que mueven los hilos, los servidores públicos en nuestra
nación, acelerando el valioso y vital mandato de Reconstruir una Nación.
Él propone que este camino es el camino de Dios – enfocarse en cambiar
los corazones de los servidores públicos, como el énfasis primario, en
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
9!Reverendo!Jedidiah!Morse,!Un*Sermón,*presentado*en*Charlestown,*el*23*de*julio*

de*1812,*el*día*en*que*fue*nombrado*por*el*gobernador*y*concejal*de*Massachusetts,*
para*ser*observado*en*ayuno*y*oración*en*el*transcurso*del*“Commonwealth”;*como*
consecuencia*de*la*declaratoria*de*guerra*con*Gran*Bretaña!(Charlestown,!MA:!
Samuel!Etheridge,!1812)!páginas!30=32.!!
10!John!Knox,!el!Reformador!escocés!fue!un!poderoso!hombre!de!oración.!Este!es!

uno!de!los!ejemplos!de!cómo!oraba,!“¡Oh*Señor,*dame*a*Escocia,*o*me*muero!”!
contraposición a enfocarse en las leyes que ellos promulgan – y cita
Escrituras pertinentes de la Biblia para exponer que este camino es
mucho más que una misión centrada en Cristo.

¡Ojalá que podamos unirnos a Ralph en esta batalla crucial por el


alma de América! ¡Que juntos, con estudio bíblico, oración,
perseverancia y acción de gracias, podamos correr la carrera para la
gloria de Dios!

Gerald Christian Nordskog


Febrero 22, 2016
Cumpleaños de George Washington