Está en la página 1de 4

Trabajo de psicodidactica

Leonardo Ramírez Rodríguez

Susana correa

Maestria en educación

2018
La violencia en las aulas algo común para muchos problemas para pocos

Para iniciar tenemos que ver los tipos de violencia que existen en nuestra aula de
clase son: El bloqueo social, Hostigamiento, Manipulación, Coacciones, Exclusión
social, Intimidación y Agresiones; con estos 8 clases de violencia el agresor pueda
ejercer la presión pertinente para que la persona sufra de la formas que quiere el
agresor por esta índole los maestros familia y amigos del agredido podemos estar
pecando por omisión sin saberlo ya que podemos entender una similitud entre
“juego y la agresión” entre estos dos.
Si bien la preocupación por la violencia en el ámbito escolar ha ido en aumento
resulta difícil establecer si este fenómeno se ha expandido o se ha incrementado su
visibilidad y preocupación. La sensibilidad, en tanto sentimiento y emoción, sobre la
violencia constituye una dimensión poco explorada hasta ahora. consideramos que
la dimensión emotiva puede ser una vía de entrada para comprender las formas
actuales de relacionamiento, los niveles de tolerancia y las tensiones que se
producen entre los estudiantes.
Poniendo en tela de juicio en mis aulas de clase suceden casos de violencia escolar
o bullyng cuando se empezó el año los casos eran poco evidentes ya que los
agredidos por la falta de confianza con sus familias maestros y amigos no revelan
su karma o problema pero se empezó hacer una capacitación a todos los
estudiantes para que no suceda estos casos y prevenir:

 Búsqueda por Internet o en biblioteca de temas como tipos de acoso, cómo


prevenirlo y cómo los niños deberían responder ante este problema.
 Presentaciones, por ejemplo, discursos o psicodramas sobre cómo detener
el acoso
 Debates sobre cómo reportar el acoso, por ejemplo
 Redacción creativa, por ejemplo, un poema donde se expresen ideas contra
el acoso o una historia o pieza breve que enseñe a los espectadores cómo
pueden ayudar
 Obras de arte, como por ejemplo un collage acerca del respeto o los efectos
del acoso
 Reuniones en clase para hablar acerca de las relaciones con los compañeros

Las responsabilidades de las instituciones en casos como el acoso escolar deben


contar con un Reglamento Interno que regule las relaciones entre el colegio y los
distintos actores de la comunidad escolar. Dicho reglamento, en materia de
convivencia escolar, deberá incorporar políticas de prevención, medidas
pedagógicas, protocolos de actuación para los casos de maltrato escolar y diversas
conductas que constituyan falta a la buena convivencia escolar, graduándolas de
acuerdo a su menor o mayor gravedad. De igual forma, establecerá las medidas
disciplinarias correspondientes a tales conductas, que podrán incluir desde una
medida pedagógica, hasta la cancelación de la matrícula.
El Reglamento Interno debe tener protocolos de actuación frente a situaciones de
denuncias de maltrato escolar, entre pares o de adultos de la comunidad escolar,
de manera de tener claro anticipadamente y con criterios objetivos, la forma cómo
deben ser abordadas. En este mismo sentido, los establecimientos deberán contar
con un Encargado de Convivencia.
La diferentes posibles causas y la diversidad de formas que adquiere la violencia en
el ámbito escolar hacen de este un fenómeno complejo. La forma en que se lo
aborda tiene consecuencias sobre las políticas públicas de prevención de la
violencia o la resolución pacífica de los conflictos que la propician. En este sentido,
consideramos primordial indagar los contextos socioculturales en los cuales se
produce la violencia y las percepciones y sentidos que construyen los actores, en
especial los jóvenes, en torno a ella, a fin de evitar la criminalización o
estigmatización de los estudiantes que son protagonistas, tanto como víctimas o
como victimarios

Por esto tenemos que capacitarnos para garantizar que los esfuerzos de prevención
contra el acoso tengan éxito, todo el personal de la escuela necesita recibir la
capacitación, puede realizarse de varias formas: reuniones de personal, sesiones
de capacitación de un día y enseñanza mediante modelos de comportamientos
deseados. Las escuelas pueden optar por una combinación de opciones de
capacitación basadas en los fondos disponibles, recursos de personal y tiempo. La
capacitación puede ser exitosa cuando el personal se compromete a elaborar
mensajes y contenidos, y también cuando sienten que sus voces son escuchadas

Todo lo anterior se ve reflejado para poder solucionar cada inconveniente del abuso
que podemos encontrar en nuestras aulas de clase existen demasiadas formulas
de poder luchar con este flagelo de que estamos sufriendo en las escuelas
Bibliografía

 Castro Santander, A. (2006). Violencia silenciosa en la escuela. Dinámica


del acoso escolar y laboral. Buenos Aires: Bonum.

 Castro Santander, A. (2013). Bullying blando, Bullying duro y Ciberbullying.


Rosario: Homo Sapiens.

 Cerezo, F. (2001). La violencia en las aulas. Madrid: Pirámide.