Está en la página 1de 5

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL ESTADO DE MORELOS

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS SOCIALES

LICENCIATURA EN DERECHO

FILOSOFÍA DEL DERECHO

Docente: Dr. Juan de Dios González Ibarra

“EPISTEMOLOGÍA JURÍDICA”

JUAN DE DIOS GONZÁLEZ IBARRA

LA TRASCENDENCIA EN LOS NIVELES DEL CONOCIMIENTO

Alumno: Becerra Estrada Uzziel Ismael


En el siguiente ensayo abordaremos los principios epistemológicos de los niveles de
conocimiento, describiremos cada uno de ellos, así como sus herramientas y la forma en la
que los empleamos. De esa manera buscamos concluir sintetizándolos e integrándolos para
demostrar la necesidad que tiene el estudiante de la licenciatura en derecho de procurar la
trascendencia en cada nivel de conocimientos y aplicarlos a su objeto de estudio, e incluso la
propia vida en el caminar constante, es decir, su propio reflexionar y filosofar.

Reconocemos la afirmación de Aristóteles en su Metafísica que “todos los hombres tienen


naturalmente el deseo de saber”1, y esta constante ha movido al hombre en búsqueda de
explicaciones sobre lo que le rodea, el conjunto de fenómenos naturales, y sobre sí, su
existencia, el tiempo, espacio y origen. En esta última se basa el constante filosofar del
hombre, y en la búsqueda por explicar los fenómenos que le rodean, tanto naturales como
humanos en sociedad, empieza a encontrar respuestas a partir de su percepción por medio de
los sentidos, es decir, de la experiencia inmediata; esto es desarrollar el conocimiento
empírico. Así el conocimiento empírico se basa en la observación y constatación de
constantes observadas determinando la necesidad de un proceso nuevo que sigue al anterior,
agregando la idea de que un proceso resulta a otro, estableciendo una relación de causa-
efecto. De esa manera se integran dos elementos en la producción del conocimiento, uno que
procede de la experiencia y otro del pensamiento;2 inicia pues el reconocimiento de los
distintos momentos del saber.

Los niveles o momentos del conocimiento3 son tres, el primero llamado óntico, compuesto
por el vocablo griego on que significa estado o ser, este primer conocimiento es de carácter
descriptivo y se apoya en la capacidad de la memoria como recurso, haciendo pues una
descripción activa del ser, objeto o realidad. El segundo nivel o momento es el ontológico,
proveniente de la integración de los vocablos griegos on, ya mencionado, y logos como razón,
tratado o estudio; para este conocimiento es insuficiente la descripción y necesita explicar la
realidad, por tanto es un conocimiento explicativo utilizando como medio la capacidad o
virtud de raciocinio o razonamiento y el estudio metodológico; este nivel de conocimiento
produjo la corriente epistemológica del racionalismo, y esta a su vez dio origen al positivismo

1
Aristóteles, Metafísica, Porrúa, México, 1996, p. 5.
2
Hessen, Johannes, Teoría del Conocimiento, Tomo, México, 2007, p. 73.
3
González Ibarra, Juan de Dios, Epistemología Jurídica, Porrúa, México, 2013, p. 130.

1
como paradigma dominante en las ciencias humanas y sociales hasta finales del siglo XX.
El tercer nivel de conocimiento es el epistémico, cuyo origen semántico está en la palabra
griega episteme, que significa el saber del saber o conocimiento del conocimiento, y este es
metaexplicativo, también llamado filosofía del conocimiento, teoría del conocimiento, y
utiliza a la reflexión como herramienta metacognitiva; el producto epistémico será por tanto
un conocimiento potenciado o elevado de forma exponencial que nos permite dotar de una
carga cualitativa importante en lo metaconceptual, constituido desde el principio de totalidad
sobre sus entes o seres, integrándolo a través de lo teórico, metodológico y axiológico4 en la
producción científica, la misma que se realiza cada día en las aulas universitarias y que, a
pesar de su importancia, se rechaza, se omite o en el peor de los casos, se ignora.

El rechazo del alumno hacía la profundización epistemológica radica frecuentemente en la


desconfianza hacía un nuevo saber que implica una labor de desaprendizaje y aprendizaje
dirigido por la voluntad de conseguir la totalidad y plenitud humana cognitiva 5 en la
reflexión. Ello se traduce en angustia e inseguridad de moverse en un terreno no conocido.
Por lo tanto, es capital que el alumno se aventure a desarrollar y trascender los niveles del
conocimiento hasta llegar al epistémico en su formación, pues el constante avance en la
evaluación del conocimiento académico ha reconocido la integración de los elementos
epistémicos en la producción del conocimiento científico realizado en las universidades,6 y a
su vez exigido; “la vigilancia epistemológica emerge en estas relaciones que producen
conocimiento, debido a que ahí el investigador social (en nuestro caso específico el científico
del derecho) es develado en su ignorancia”.7

En suma, el individuo se ve en la necesidad de pensar y razonar, así como de reconocer la


necesidad del conocimiento para el hombre en sociedad. Así empieza primariamente a
distinguir los objetos de la naturaleza y de la humanidad, a trabajar sobre identificar primero

4
González Ibarra, Juan de Dios, Metodología Jurídica Epistémica, Fontamara, México, 2015, pp. 19-24.
5
González Ibarra, Juan de Dios, Epistemología Jurídica, óp. cit., p. 3.
6
Beltrán, Diego Alberto, “La evaluación de la actividad universitaria y la validación del conocimiento
académico: presupuestos epistemológicos desde el MODO 2 de producción del conocimiento”, en Revista de
Epistemología y Ciencias humanas, Argentina, núm. 8, Artículo 10, p. 137.
http://www.revistaepistemologi.com.ar/biblioteca/10.%20BELTRAN%20DIEGO.pdf
7
Gómez, Nicolás, “La construcción colectiva de conocimiento en las comunidades interpretativas”, Revista
Electrónica de Epistemología de Ciencias Sociales, Chile, Núm. 55, 2016, P. 76,
https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5403612

2
el universo, por medio de la observación y descripción de éste, después se esfuerza en el
segundo nivel del conocimiento por medio de la comprensión y explicación de la realidad
por medio del razonamiento, y en el tercer momento o nivel de conocimiento –el epistémico,
que buscamos resaltar- sobre el conocimiento como objeto del conocimiento, por medio de
la reflexión constante.8

En el caso del estudiante del derecho, nuestro deber es desarrollar los niveles de
conocimientos para trascenderlos e integrarlos en nuestra investigación científica, de tal
forma que podamos encontrar en la epistemología sustento en la construcción de una
comunicación constante entre el ser y deber ser jurídicos, encontrados y puestos a prueba
conforme al saber del conocimiento,9 así como, a partir de las teorías contemporáneas de la
justificación epistémica analítica,10 lograr confrontar, reordenar, redescubrir, reinterpretar y
sistematizar las verdades conceptuales constitutivas de nuestros conceptos jurídicos
fundamentales. Así lograremos desarrollar no solo conocimiento jurídico fortalecido, sino
que, a través de la reflexión constante que proporciona la epistemología, desarrollar
metaconocimiento jurídico que pueda reorientar la enseñanza y práctica jurídicas, expresado
en el campo del metalenguaje y la hermenéutica analógica.11

Lo anterior para contrarrestar los problemas que en su implementación se ven reflejadas en


el rechazo del estudiante, pues se mueve al individuo en la incierta frontera de lo conocido-
desconocido, haciendo rupturas epistémicas en el conocimiento positivo-lógico hegemónico,
llevándolo a utilizar sus capacidades cognitivas hasta el tercer nivel, dejando atrás su
aprendizaje por medio de la memoria, y que es recurrente en muchos alumnos con el fin
obtener una buena calificación, conquistar el aprendizaje por medio de la razón, que también
predomina en la universidad, y por último trascender los niveles de conocimiento hasta
utilizar la reflexión profunda y sistemática en la construcción de los metaconceptos de la
ciencia jurídica.

8
González Ibarra, Juan de Dios, Epistemología Jurídica, óp. cit., p 5.
9
Ibídem, p. 143.
10
García, C., Eraña, Á., King, P. (comp.), Teorías Contemporáneas de la Justificación Epistémica, UNAM-
IIF, México, 2013, p. 5.
11
Beuchot, Mauricio y Primero, L. Eduardo, Desarrollos de la Nueva Epistemología, Universidad del Cauca,
Colombia, 2014, p. 15.

3
Bibliografía

-Aristóteles, Metafísica, Porrúa, México, 1996.

-Beuchot, Mauricio y Primero, L. Eduardo, Desarrollos de la Nueva Epistemología,


Universidad del Cauca, Colombia, 2014.

-García, C., Eraña, Á., King, P. (comp.), Teorías Contemporáneas de la Justificación


Epistémica, UNAM-IIF, México, 2013.

-González Ibarra, Juan de Dios, Epistemología Jurídica, Porrúa, México, 2013.

________________, Metodología Jurídica Epistémica, Fontamara, México, 2015.

-Hessen, Johannes, Teoría del Conocimiento, Tomo, México, 2007.

Hemerografìa

- Beltrán, Diego Alberto, “La evaluación de la actividad universitaria y la validación del


conocimiento académico: presupuestos epistemológicos desde el MODO 2 de producción
del conocimiento”, en Revista de Epistemología y Ciencias humanas, Argentina, núm. 8,
Artículo 10, http://www.revistaepistemologi.com.ar/biblioteca/10.%20BELTRAN%20DIEGO.pdf

-Gómez, Nicolás, “La construcción colectiva de conocimiento en las comunidades


interpretativas”, Revista Electrónica de Epistemología de Ciencias Sociales, Chile, núm. 55,
2016, https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5403612

También podría gustarte