Está en la página 1de 11

El 20 de noviembre de 1820,

el ballenero Essex del capitán


Polard, de 238 toneladas, 3
mástiles y 27 metros de eslora, es
embestido y hundido por un gran
cachalote blanco que navega en
los alrededores de la isla Mocha,
frente a Tirúa, en Chile. Los
escasos marinos supervivientes,
temerosos, apodan a esta temible
bestia Mocha Dick, y cuando
logran llegar a puerto, cuentan
la historia del hundimiento.
Años después Herman Mellville
se inspirará en este relato para
escribir sobre la ballena más
famosa de la literatura…
MOCHA DICK
La Mona Ilustre presenta MOCHA adolescentes que se embarcan
DICK, su último trabajo teatral en un viaje épico en busca de la
en coproducción con Teatro UC. gran ballena, con la intención de
La Compañía, que cuenta con 10 salvarla de la cacería despiadada
años de trayectoria, aborda en esta a la que es sometida a través de
ocasión su sexto montaje, basado los paisajes helados del océano
en el cómic MOCHA DICK, la Pacífico y, con ello, encontrar
leyenda de la Ballena Blanca de su lugar propio, conocerlo,
los chilenos Francisco Ortega recorrerlo, habitarlo. Y nosotros
y Gonzalo Martínez. El relato con ellos.
nos presenta a dos personajes
SOBRE EL CÓMIC
El cómic, que sorprende
primeramente por el origen local
de la conocida Moby Dick, revela
aspectos del pasado faenador de
cetáceos de Chile y nos acerca
también al carácter mitológico de las
ballenas desde la visión lafquenche
y su particular relación con la
naturaleza. Mocha Dick es, sobre
todo, una historia de aventuras, como
las que escribieron Julio Verne o
Jack London en el siglo XIX cuando
todavía quedaba mucho mundo por
descubrir. A través de este género,
tan difícil de ver en teatro, los
autores proponen una historia de
viajes y grandes monstruos como
forma de cartografíar este planeta
misterioso, aprender a navegar hacia
lo desconocido, y así acercarnos a
conocer nuestros propios miedos.
“El coraje es la resistencia al
miedo, el dominio del miedo, no
la ausencia de miedo”

Mark Twain
RESEÑA
Caleb Hienam es hijo del más Entre ellos se forja una amistad
famoso empresario ballenero inquebrantable, que les ayuda
de la Isla De Nantucket, y a afrontar sus miedos mientras
Aliro Leftraru es un mapuche navegan rumbo a lo desconocido
atípico que ha decidido probarse tratando de descubrir de su
como arponero. El siglo XIX lugar en este mundo. Tras un
y el floreciente mercado de encuentro con los supervivientes
combustible para lámparas los del malogrado ballenero Essex,
unen a bordo del Dauphin, navío hundido por la gran ballena blanca
que surca los mares en busca de de la que hablan las historias,
ballenas, en el que pronto conocen Caleb y Aliro se embarcan en una
las inclemencias del océano, en aventura marina sin precedentes a
forma de monstruos marinos, la caza del mayor cachalote que ha
pero también de supersticiones, surcado los mares… con intención
discriminación e ignorancia. de salvarlo.
PUESTA EN ESCENA
La riqueza de imágenes del cómic,
el universo simbólico del mar y
los monstruos marinos, su poesía
y carácter evocador, el pavor
ante lo ignoto, o lo pequeños que
nos sentimos navegando el vasto
océano, se harán aparecer a través
de imágenes poéticas que nos
remitan a las grandes puestas en
escena de la ópera barroca del
siglo XVI, ampulosas, elegantes
y grandilocuentes, pero también,
planas, ficticias, listas para ser
desmontadas y partir a pueblo
siguiente.
PUESTA EN ESCENA
Espacios sugerentes que máscaras y complementos de
proponemos cuenten con la vestuario, para construir varios
particularidad de haber sido personajes, cuya imaginación,
construidos desde el universo ingenio y entrega, se sobreponen
precario de una compañía de teatro a la escasez de medios con los que
pobre, cuyos actores manipulan cuentan. Un equipo esforzado,
a la vista tempestades, barcos, a veces torpe y cómico, que
monstruos, poleas, cuerdas, participa de los miedos de los
velas... Una compañía cuyos personajes de la historia que ellos
integrantes deben desdoblarse, mismos tratan de contarnos…
incluso triplicarse, a través de
“Creo que es más valiente el que
vence a sus deseos que aquel
quien vence a sus enemigos,
porque la victoria más grande es
sobre uno mismo”
Aristóteles
Teatro UC