Está en la página 1de 35

Wikipedia

Mabon

De Wikipedia, la enciclopedia libre


Saltar a: navegación, búsqueda

Mabon es el nombre utilizado por los wiccanos y otras


formas de neopaganismo que corresponde a una de las ocho
festividades anuales celebradas por esas tradiciones
espirituales, y hace referencia al Equinoccio Otoñal,el
cual tiene lugar el 23 de septiembre en el Hemisferio Norte
( ocasionalmente se celebra el 22). Muchos lo celebran el
21 de septiembre debido a la referencia errónea que se hace
en el Calendario Gregoriano , utilizado en Estados Unidos y
en Gran Bretaña desde 1753. En el Hemisferio Sur, el
Equinoccio Otoñal se celebra alrededor del 21 de Marzo .

También conocida como " Tiempo de Cosecha ", " El


Banquete", " Día de Acción de Gracias", o simplemente
Equinoccio Otoñal, esta festividad es un ritual para dar
gracias por los frutos que la tierra ha concedido y el
reconocimiento de la necesidad de compartirlos para
asegurar las bendiciones de la Diosa y el Dios durante los
meses invernales. El nombre deriva de "Mabon ap Modron",un
personaje de la Mitología Galesa,aunque la conexión no
acaba de ser del todo clara.

Entre los Sabbats , es el segundo de los tres festivales de


cosecha , precedido por Lammas y seguido por Samhain.

Historia[editar · editar código]

Mabon no era un auténtico festival antiguo. Hay una pequeña


evidencia de que el Equinoccio Otoñal era celebrado en las
culturas celtas , mientras que en las culturas anglosajonas
era conocido como "haleg-monath" o " mes sagrado".

El nombre de Mabon ha sido recientemente aplicado a los


festivales neopaganos del Equinoccio Otoñal; concretamente
el término fue inventado por Aidan Kelly y se popularizó en
los años 70 como parte de un proyecto de estudios
religiosos ( el uso moderno de Litha para el solsticio de
Verano también se le atribuye a él). Previamente, en la
Wicca Gardneriana el festival simplemente se conocía como "
Equinoccio Otoñal" y una gran mayoría de Neopaganos se
refieren a él como tal, o utilizan nombres alternativos
como el Neodruidiaco "Alban Elfed",un término inventado por
Iolo Morganwg.
El nombre de Mabon fue elegido para conferir un mayor
sentimiento celta a la fecha, ya que los demás festivales
derivan sus nombres de tan genuina tradición. El Equinoccio
Primaveral se denominaba "Ostara", y sólo el Equinoccio
Otoñal es nombrado técnicamente en vez de con un nombre más
evocador. Hay que resaltar que el término Mabon es un
nompre propio masculino en Galés, procedente del personaje
mitológico "Mabon fab Modron", y que aún permanece como un
nombre común en el País de Gales.

El término es mucho más utilizado en América que en Gran


Bretaña, donde muchos Neopaganos lo desdeñan por no ser un
nombre auténtico, sin ningún resquicio de conexión con los
nombres de las otras fiestas tradicionales. No obstante, el
incremento de las publicaciones paganas americanas vendidas
en Gran Bretaña por editoriales como Llewellyn ha
conseguido que muchos de los paganos Británicos adopten
dicho término .

MABON

Simbólicamente hablando y de acuerdo con


la creencia wiccana, Mabon es la época
en la que el Dios se está preparando
para morir en Samhain, y regresar al
vientre de la Diosa, para renacer en
Yule.

El gran viaje de la renovación y el


renacimiento.

Es el equinoccio de otoño, es la
terminación de las cosechas iniciadas en
Lughnasadh, una vez más, el día y la
noche son iguales.

La naturaleza decae, disminuye su generosidad, preparándose


para el invierno y su tiempo de descanso.

Los árboles se despojan de sus hojas y nos invitan a soltar


lo viejo y a con el fin del ciclo, concentrarnos en la
vejez y la muerte.

Debemos de recordar que para renacer hay que morir.

Medita sobre lo que ya no quieres en tu vida, y sobre la


forma en que lograremos dejarlo ir.
Es el tiempo de irnos preparando para Samhain.

RITUAL DE MABON

Como todo ritual, debe comenzar con los pasos dados en la


sección "el ritual"

TIPS: Antes del ritual, da una caminata por un bosque,


jardín o parque y recolecta unas cuantas hojas secas que te
servirán para el ritual de este día, las depositarás en una
canasta y la colocarás en el altar.

Toma la canasta y camina en deosil alrededor del círculo


esparciendo las hojas mientras dices:

Las hojas caen, los días se enfrían


La Diosa tira su manto de tierra, alrededor de ella,
Mientras tú, Oh gran Dios del sol navegas hacia el Oeste,
A las tierras del descanso eterno
Envuelto en la frescura de la noche
Las frutas maduran, las semillas caen,
Las horas del día y la noche están equilibradas.
Vientos fríos soplan desde el Norte gimiente.
En esta aparente extinción del poder de la naturaleza,
Oh bendita Diosa, sé que la vida continúa.
Porque la primera es imposible sin la segunda cosecha, A
Al igual que la vida es imposible sin la muerte.
Bendiciones sobre ti, Oh Dios caído mientras viejas
A las tierras del invierno y a los amorosos brazos de la
Diosa.

Regresa al altar y deja la cesta, levanta los brazos y di:

Oh bendita diosa de toda fertilidad,


He sembrado y cosechado los frutos de mis acciones, buenas
y malas.
Dame el valor para sembrar semillas de alegría y amor
En el año venidero, desterrando la miseria y el odio.
Enséñame los secretos de la existencia sabia sobre este
planeta
¡oh luminosa de la noche!

Siéntate y medita acerca del envejecimiento y la muerte,


necesarios para el renacimiento.

Después de esto, pueden seguir los trabajos mágicos, si se


requieren. Yo en lo particular no hago ningún trabajo
mágico durante los Sabbats, ya que estos rituales los hago
única y exclusivamente para honrar a los Dioses.

Continúa con el banquete (comida y bebida). En esta ocasión


al consumir los alimentos y la bebida dices:

 Le doy gracias a los Dioses or esta señal de una


cosecha placentera, Así como disfruto de los frutos de
mi trabajo, la cosecha de nuestra vida, que nunca nos
olvidemos de aquellos que no son afortunados.

Después de hacerlo, despide a la Diosa madre, al Dios padre


y a los elementos como se indica en la sección de "Apertura
del círculo". Tu ritual ha terminado.

DATOS COMPLEMENTARIOS PARA CELEBRAR MABON

Aquí hay una pequeña tabla de correspondencias para que


puedas celebrar mejor Mabon.

CORRESPONDENCIAS DE MABON
 Inciensos: ciprés, sándalo, pino, enebro.
Ver sección de Manualidades.
 Colores: café, verde, anaranjado, rojo,
dorado, marrón, amarillo
 Bebidas: Vino tinto.
 Hierbas: Avellano, Maíz, Álamo, Bellotas,
Ramitas de roble, Hojas de otoño Tallos de
trigo Conos de Ciprés Conos de pino
Espigueros de cosecha
 Comida: recolecciones de la segunda
cosecha, granos, frutas y verduras,
especialmente maíz, pan de maíz, etc. Ver
sección de En la cocina
 Tradiciones: recolectar plantas y vainas
secas que pueden ser utilizadas en
rituales o para hacer magia con hierbas.
También es tradicional de esta época las
muñequitas de maíz, aunque predominan más
en Lughnasadh, también pueden ser usadas
en Mabon, sobretodo porque por estas
fechas se celebra El Día del Orgullo
Pagano y suelen regalarse.

FOTOS DE MABON
*Como podrán observar en las fotos de las celebraciones que
pueden encontrar en esta página, varían las herramientas,
desde lo más simple hasta un altar más "compuesto". Esto lo
hago con un sólo propósito y es que se den cuenta que para
empezar a celebar los Sabbats o los Esbats, no es necesario
tener todas las herramientas, aún los altares más simples
sirven a la perfección. Recuerden que todas las
herramientas tienen una sustitución.*

Equinoccio de Otoño, 21 de
Septiembre, Segunda Cosecha.
Introducción
Fecha para el Hemisferio
Sur: 21 de marzo. Descripción

Mabon, con sus distintas Simbolismo


formas de pronunciación: Mai-
Símbolos
bun, Mai-bone, o MAH-bawn-
bawn. Significa: el Hierbas
equinoccio del otoño.
Alimentos

Incienso

Colores

Piedras

Actividades

Finalidad

Deitíes

El equinoccio del otoño indica cuando son iguales el día y


la noche, y todos tomamos un momento para dar nuestros
respectos a la oscuridad inminente. También damos gracias
a la luz del sol en disminución, pues almacenamos nuestra
cosecha de cosechas relativas a este año. Los druidas
llaman a esta celebración: Mea'n Fo'mhair, y honran al
hombre verde, el dios del bosque, ofreciendo libaciones a
los árboles. Las ofrendas de sidra, cerveza, vino, hierbas
y fertilizante son apropiadas en este tiempo. Wiccans
celebra la diosa del envejecimiento como ella pasa de
madre a Crone, y su consorte el dios mientras que él se
prepara para la muerte y el renacimiento.

Otros nombres para este Sabbat son el Segundo Festival de


la Cosecha, Cosecha del Vino, Banquete de Avalón,
Equinozio di Autunno (Strega), Alben Elfed (Caledonii), o
Cornucopia. El nombre en Teutónico, al encuentro el
invierno, a palmos del Sabbat del 15 de octubre, Noche del
Invierno, que es el Año Nuevo de los nórdicos.

En este festival es apropiado usar todas sus galas y cenar


y celebrar prodigiosamente. Es la fiesta de la familia
pues nos preparamos para el siguiente fin de año en
Samhain. Es una época de acabar con los viejos
emprendimientos y alistamos por un período de nuevas
realizaciones y obras, un tiempo de relajación de los
avatares pasados, y de sana reflexión para enfrentar con
buen ánimo el final de un nuevo año.

Tabla de Contenido
Segunda cosecha, los misterios, la igualdad y el balance.

Tabla de Contenido

El vino, cerveza, calabazas, piñas de pino, bellotas,


maíz, manzanas, granadas, vides tales como hiedra,
semillas secas, y los cuernos de la abundancia.

Tabla de Contenido

La bellota, benjuí, helecho, granos, madreselva,


maravilla, milkweed, mirra, pasionaria, rosa, tabaco,
cardo y tubérculos.

Tabla de Contenido

Panes, nuts, manzanas, granadas, y tubérculos tales como


patatas, zanahorias, y cebollas.

Tabla de Contenido

Mezclar benjuí, mirra, y sabio de otoño.

Tabla de Contenido

Rojo, anaranjado, oro y marrón.

Tabla de Contenido
Zafiro, Lapislázuli, y ágatas amarillas.

Tabla de Contenido

Fabricación el vino, recolección de hierbas secas,


plantas, semillas y vainas de semilla, caminatas en los
bosques, dispersar ofrendas en campos cosechados,
ofrecimiento de libaciones a los árboles, adornando sitios
alusivos al período que se va, con bellotas, y conos del
pino para honrar a los antepasados.

Tabla de Contenido

Solicitar: Protección, prosperidad, seguridad, y confianza


en sí mismo. También armonía y balance.

Tabla de Contenido

Modron, Morgan, Epona, Persephone, Pamona y el Muses.


Dioses-Mabon, Thoth, Thor, Hermes, y el hombre verde.

Mabon se considera una época de los misterios. Es una


época de honrar el envejecimiento de las Deitíes y el
mundo del espíritu. Consideraba una época del balance, es
cuando paramos las actividades, nos relajamos y gozamos de
los frutos de nuestras cosechas personales, en cualquier
área de nuestros jardines, (simbolizando jardines con
nuestras almas) valorando a nuestras familias, o
simplemente haciendo frente a las dificultades de la vida
diaria.

¡May su Mabon sea memorable, y sus corazones y espíritus


se desborden de gozo!
MABON.

Nombre de la celebración del

equinoccio de otoño, también

conocido por los anglosajones

como “haleg-monath”.

Tradicionalmente denominado

fiesta del equinoccio de otoño, se

optó por denominarlo en función

de la tradición celta.

Debido a lo cual recibe el nombre propio del Gáles,

procedente del

personaje mitológico "Mabon fab Modron”, nos habla, de que

se llama a
esta festividad Mabón o Maybowhn, en honor al Dios de las

viñas

Mabón, el joven Divino, hijo de Modrón1. También es llamado

éste

Sabbat como el de la “última cosecha o segunda cosecha”,

debido a que

la cosecha se inicia en Lammas y se termina en Mabón,

agradeciendo

por todo lo obtenido y solicitando que el siguiente año,

las bendiciones

sean para una buena cosecha. Otros nombres son: Cornucopia,

La

cosecha del vino, Festival de Avalon2, Tiempo de cosecha,

Día de acción

de gracias, El banquete3.
Astronómicamente, el equinoccio (del latín: aequinoctĭum),

es el

momento del año en que los días tienen igual duración que

las noches,

en todas las regiones del planeta, con excepción de los

polos. Lo cual

sucede, debido a que el sol y el planeta tierra se

encuentran a igual

distancia. El sol se ubica, en el ecuador de la tierra. En

el polo norte,

pasa de ser 6 meses de día a ser 6 meses de noche, mientras

que en el

sur inicia la noche de 6 meses. El fenómeno ocurre dos

veces en el año,

el primero el 20 ó 21 de marzo y el 22 ó 23 de septiembre

(fig. 1).4

Astrológicamente, el sol entra en el signo de Libra

(constelación),

durante el equinoccio de otoño pero debido a la precesión

(movimiento
asociado con el cambio de dirección en el espacio que

experimenta el

eje instantáneo de rotación de un cuerpo), actualmente se

encuentra en

la constelación de Virgo; el de marzo que se encontraba en

la

constelación de Aries actualmente se encuentra en Piscis

(fig.2).

Fig. 1. Equinoccio en Astronomía5

Existen diversos significados, de lo que la celebración del

equinoccio
significa para los pueblos, desde todos los tiempos. En los

pueblos

celtas, recoger la última cosecha era un acto de violencia

contra la

tierra, de no haberse encontrado protegidos por Lugh. Quien

cortaba el

último manojo de la cosecha, era un personaje elegido al

azar y con ello

cubierto de importancia por el evento, el debería trenzar

el producto

cortado y formar con el un muñeco o animal asociado a la

madre tierra,

con el que se simbolizará su espíritu.6

Para otros pueblos, el equinoccio simboliza la derrota del

Dios Luz por su

gemelo el Dios de la obscuridad. El Dios que nació en Yule,

está

llegando a su etapa final, se debilita y morirá en Samhaim,

para volver a

renacer.3
En la tradición griega, la Diosa de la tierra, Deméter

entra en un estado

de tristeza y luto por la partida de su hija Perséfone,

quien habitará

durante los siguientes seis meses en el inframundo con su

esposo

Hades. Por lo cual, la tierra sufrirá la obscuridad y frío

que se anidan en

el alma de la Diosa Deméter, hasta que la aparición de

Perséfone vuelva

a entibiar el corazón de su madre, cuando regrese del

inframundo en la

primavera.2

Los campesinos europeos, festejaban Mabon el 25 de

septiembre, luego

de la incursión de la iglesia católica en la época

medieval, es

cristianizada la celebración bajo el emblema del arcángel

Gabriel

(Michaelmas), iniciando su celebración la noche anterior.3


Para el mundo egipcio, el equinoccio era celebrado con gran

magnificencia, donde los libros sagrados de la astrología

eran seguidos

en largas procesiones. Ellos pensaban que en ésta época,

las almas

descendían atravesando la serpiente, para luego ser

regeneradas en el

siguiente equinoccio de primavera, por el poder del

Cordero. Los signos

de Libra y Escorpión son los signos del equinoccio. Éste

fenómeno

también era la causa del mal, debido a que introduce el

frío y la

obscuridad; la tentación y el pecado al hombre.

Los hebreos, celebraban el equinoccio con el nombre de la

Fiesta del

Tabernáculo o de la recolecta. Los primeros cristianos,

lloraban la

partida del Dios Tharnuz, el Dios Sol sirio.


Otra historia ligada al equinoccio es el asesinato del Dios

Hiram (Hiram

Abiff), el sol. Sus asesinos son Libra, Escorpión y

Sagitario. El dios

Hiram renacerá por obra del Maestro en la primavera o

cuando el Sol se

pone en Aries.7

Es un ritual de agradecimiento a los dioses, por las

bendiciones recibidas

en todos los ámbitos de nuestra vida. Para agradecer a la

madre tierra,

el habernos alimentado y dado hogar por un tiempo más. De

dar

gracias, por todo lo que recibimos y por lo que nos fue

arrebatado,

porque son enseñanzas para mejorar. Tiempo también para

compartir la

cosecha recibida, multiplicando así las bendiciones.

Es también época de observar lo que nos dice la naturaleza,

al soltar sus
hojas al morir un poco cada vez, para renovar su vida.

Recordándonos

que, para volver a nacer, hay que morir. Debemos tirar lo

viejo, analizar

que queremos renovar, de que nos queremos deshacer, que nos

estorba

en nuestra vida para mejorar.

Inciensos: benjuí, mirra, ciprés, sándalo, pino, enebro.

Aceites: Incienso, Sándalo, Salvia

Colores: café, verde, anaranjado, rojo, dorado, marrón,

amarillo,

dorado.

Piedras: ámbar, ojo de tigre, ojo de gato, ágata amarilla,

cuarzo, o

cualquier piedra marrón o amarillo oscuro o naranja.

Bebidas: Vino tinto, aguas de frutas de la estación,

cerveza.

Hierbas: Cereales de todo tipo, salvia, cardo, madreselva,

pasionaria,
helechos, tabaco, cardo y sello de salomón ,avellano, maíz,

álamo,

bellotas, ramitas de roble, hojas de otoño, tallos de

trigo, conos de

ciprés, conos de pino, espigas.

Comida: recolecciones de la segunda cosecha, granos como el

trigo y

maíz, frutas de la estación (especialmente las granadas),

pan de maíz,

arvejas, etc.

Tradiciones: caminar por los bosques lugares salvajes

recolectando

plantas, semillas y vainas secas que pueden ser utilizadas

en rituales o

para hacer magia con hierbas; elaborar las muñequitas de

maíz,8 dejar

alimento para los animales de los bosques.

Deidades: La Diosa Madre, Brighit, Isis, Perséfone,

Freyja.3
MABON - Septiembre 21

Por: Julio César Rochín.


Contacto: bosquewiccano@yahoo.es

Equinoccio otoñal,
Segundo Festival de la Cosecha.

Al igual que el equinoccio de primavera,


el equinoccio de otoño es un momento de
equilibrio. Es el segundo día del año en
que el día y la noche tienen la misma
duración. Simboliza el transito del Dios
a la Diosa; de la época de luz a la época
oscura, porque esta fecha anuncia el
descenso del Sol al otro mundo y la
llegada de las tinieblas y del frío del invierno.
En Mabon se celebra la terminación de la recolección del
grano que fue iniciada en el Lughnasadh. En algunas áreas
agrícolas es apenas el momento de la cosecha del grano
pero, más importante, de guardar los productos que la
Tierra ha donado con su amor y generosidad. En esos lugares
se conmemora el acercamiento de la muerte del Dios,
simbolismo de la recogida del cereal. Sin embargo, la Diosa
ya está embarazada. Para Samhain el Dios morirá, y en Yule
renacerá.
Muchos consideran que Mabon es el tiempo ideal para
descansar, para reflexionar sobre las cosas que han
sucedido a lo largo del año, para meditar, para la lectura
y el aprendizaje, en especial el de las hierbas. Nos hemos
enriquecido con las experiencias de este nuevo año de vida
que está a punto de terminar, y es el momento de hacer un
balance de nuestro crecimiento interior. Como Mabon es la
última festividad antes del Año Nuevo, en donde el Sol se
prepara para su final, es el momento de la introspección.
Un día par dar gracias, prepararse para el invierno y
honrar el mundo de los espíritus. Es un periodo muy
propicio para los misterios; comprender verdades antiguas y
ocultas a través de las mancias, los sueños, las
meditaciones y demás técnicas ocultistas.
Mientras sea una ocasión especial para dar gracias, meditar
y hacer introspección, es un momento tradicional para
llevar a cabo ceremonias Wicca de dedicación o iniciación
en este Camino, sea de forma individual o de forma grupal.

Existe una leyenda en la mitología griega y en la mitología


romana (marcando nombres diferentes para los dioses) que
narra la llegada del otoño a la par del descenso de la
Diosa Perséfone al mundo subterráneo. Esta es originalmente
una creencia griega que fue introducida en Roma. Desde la
mitología romana se habla del descenso de Proserpina, la
única hija de Ceres que es Diosa de la Tierra y la
agricultura.
Pluto, rey del mundo subterráneo, raptó a Proserpina
mientras ésta recogía flores con otras doncellas; enamorado
de ella por una flecha de Cupido, se la llevó a las
tinieblas de su reino, ignorando sus gritos de auxilio.
Así, Ceres, en su tristeza y dolor de no encontrar a su
hija, descuidó la Tierra y la maldijo por haber permitido
que Pluto pasara a través de ella con Proserpina. La
maldición de Ceres secó todas las cosechas; no crecieron
plantas, murieron animales y la Tierra se cubrió de hielo.
La Diosa se remontó al Olimpo y pidió ayuda a Júpiter quien
accedió, pero le dijo a Ceres que sólo sería posible traer
a Proserpina de regresó si ésta no había comido nada
durante su estancia en el Tartarus (reino de Pluto). Pluto,
quien sabía esto, dio de comer unas semillas de granada
(fruto de los muertos) a Proserpina. Y al comerla,
Proserpina quedó atada a ese reino. Lo único que pudo hacer
el Dios Júpiter fue convencer a Pluto para que permitiera a
Proserpina pasar la mitad del año con Ceres y la otra mitad
con él. De cualquier manera, Proserpina ya había comido la
granada y esto la obligaba a volver cada año al mundo
subterráneo.
Cuando Proserpina regresa a la Tierra, Ceres, llena de
alegría, devuelve la vida al planeta cubriéndolo de flores,
frutos y cereales en abundancia. Esta es la llegada de la
primavera y la estación de verano. Pero cuando Proserpina
regresa con Pluto, su madre, desconsolada, abandona la
Tierra. Las hojas se caen y las flores no son tan
abundantes; los campesinos se apresuran entonces a recoger
las cosechas. Esta es la estación del otoño, que da paso al
invierno.

Todos los símbolos de la cosecha,


maíz, flores de otoño, amapolas
Símbolos:
rojas, tuercas, granos, bellotas,
uvas, calabaza, cuernos de la
abundancia, manzanas.
Dioses y Diosas de la cosecha
básicamente, Perséfone,
Deméter/Ceres, Morgana, Epona,
Deidades:
Pamona, las Musas, el Hombre del
Maíz, Thoth, Hermes/Pluto, Hotei,
Bacchus y todas las deidades del
vino.
Oro, marrón, verde, anaranjado,
Colores:
rojo, escarlata, amarillo, púrpura,
violeta, azul e índigo.
Mirra, tabaco, bellotas, avellana,
salvia, madreselva, benjuí, pino,
cedro, hiedra, helechos, mirra,
Flores y
hojas de roble, rosas, patatas,
Hierbas: maíz, moras, flores de girasol, las
hojas caídas de los árboles, uva,
semillas, conos de pino y de roble,
nueces y toda fruta del invierno.
Bellotas, benjuí, helechos,
madreselva, mirra, hojas de roble,
Inciensos y
rosas, salvia, pino, manzana,
Aceites: jazmín, pachulí, cinamomo, musgo o
una combinación de dos o más de
estas hierbas.
Piedras:
Ágata amarilla, zafiro, topacio.

Los productos del trigo, pan,


galletas de avena, granos, uvas,
Alimentos:
bellotas, zanahorias, semillas,
habas, calabazas, maíz, cebollas,
patatas, granadas, nueces.
Vino dulce, cerveza, sidra, té de
Bebidas:
hierbas, jugo de uva o jugo de
manzana.

Algunas actividades para Mabon.

La celebración incluye dejar ofrendas a la Tierra; dejar


manzanas en los sepulcros y criptas como símbolo de honor;
caminar en los bosques; escoger frutos maduros; fermentar
uva para hacer vino como era acostumbrado en estas fechas;
practicar rituales de prosperidad; hacer reflexión e
introspección; llamar a las vidas pasadas.
Los campesinos suelen plantar semillas en las praderas
durante esta época; este plantar es visto por los brujos
como una representación del mito del descenso de Proserpina
(la semilla) hacia el vientre de la Tierra. La semilla
duerme durante todo el invierno y despierta en la
primavera. Asimismo, muchas tradiciones de brujos incluyen
un rito relativo a este descenso para representar la
llegada del otoño.
Algunos Wiccanos celebran este día con un banquete a base
de cereales, frutas del invierno, especialmente manzanas
como ingrediente principal, y verduras. Como también era el
tiempo de una cosecha muy importante, muchos Wiccanos
ofrecen frutos al Dios y a la Diosa como dedicatoria y
agradecimiento por la fertilidad concedida.

EL EQUINOCCIO DE OTOÑO - SABBAT DE MABÓN


Cualquier cambio decretado por la
naturaleza es un factor determinante en todas las
actividades del ser humano, en el caso del Equinoccio, el
Sol es el factor determinante.

Durante este fenómeno de Otoño, el Sol hace un recorrido


cruzando el Ecuador y pasando del hemisferio norte al
hemisferio sur, dando lugar a este evento, en el cual el
día y la noche son iguales en todo el planeta.

La palabra Equinoccio proviene de latín euqus que significa


igual y nox, noche. Todos los años alrededor del 21 de
marzo y el 22 de septiembre, se presentan (en el hemisferio
norte) estos fenómenos conocidos como el Equinoccio de
Primavera y de Otoño respectivamente.

Por lo tanto un equinoccio es cualquiera de los dos


momentos en el año en los que el Sol se coloca exactamente
por encima del ecuador y la duración del día y de la noche
son exactamente la misma. El equinoccio de otoño ocurre
próximo al 22 de septiembre, cuando el sol cruza el plano
del ecuador en su movimiento hacia el sur.

Para este año el Otoño comenzó el lunes 22 de septiembre, a


las 17h 44m hora oficial (España península) y durará 89
días y 20 horas. El Equinoccio de Otoño marca el inicio del
signo de Libra, conocido también como la balanza. Es el
único signo cuyo símbolo es un objeto, en contraste a los
otros once signos que están representados por animales o
humanos.

El equinoccio de otoño, es el primer día oficial de otoño,


y significa el principio de días más cortos y noches más
largas en el hemisferio norte. En el hemisferio sur, ocurre
lo contrario. Durante este día, tanto el día como la noche
son iguales, con 12 horas de la luz y 12 horas de
oscuridad. El equilibrio de la luz y lo oscuro también
ocurre en el “equinoccio de la primavera”, pero en la
primavera, los días (horas de luz) se hacen más largos y
las noches (horas oscuras) se hacen más cortas.

Con el inicio del equinoccio comienza una etapa de cambio y


apertura a la energía de lo que sembró en la primavera y el
verano. Lentamente, concluye la expansión producto del
calor dando paso a la introspección y la reflexión de
nuestras acciones.

Nuestra mente deberá dedicar un momento de agradecimiento a


la Divinidad. Los rituales y meditaciones que se realicen
en esta fecha deben contener acciones de gracia,
bendiciones para la madre naturaleza, bendiciones y
protección para nuestros semejantes. Puedes realizar el
Ritual que te proponemos para pedir deseos y realizar
peticiones a la Madre Naturaleza: Ritual de Otoño. Estes
ritual puedes realizarlo a lo largo de todo el otoño, no es
necesario que sea un día específico.

Es una época ideal para dejar malos hábitos y para buscar


en nuestras almas aquello que queremos cambiar o mejorar.

LA IMPORTANCIA ESPIRITUAL DEL EQUINOCIO DE OTOÑO

la festividad gira marcada por el Sol en los puntos


equinoccial y solsticial del zodíaco, siempre se ha
considerado estaciones santas. Incluso, una aproximación a
ésta clase de estudio, no implica que aprendamos una nueva
fe; sino que únicamente estamos reaprendiendo algo muy
viejo

En el antiguo Egipto, tales fiestas eran famosas porque se


celebraban con gran pompa y espectáculos; y en las
impresionantes procesiones, los sacerdotes cargaban los
libros santos de astrología. Estos sacerdotes enseñaron;
que tanto Libra como Escorpión, era signos del equinoccio
de otoño. Las almas, según sus creencias, descendían
atravesado la serpiente, para ser regeneradas en el
equinoccio vernal por el poder del Cordero. Lo cual es una
íntima aproximación que notamos, de nuestras actuales
enseñanzas Cristianas. En Egipto, el origen de mal también
se le atribuía al equinoccio de otoño. Ya que sostenía que
dicha estación introduce el frío y la oscuridad del
invierno; también trae consigo, la tentación y el pecado al
hombre.

El equinoccio de otoño era celebrado por los antiguos


Hebreos, y se encuentra referenciado en el Viejo
Testamento, como la Fiesta de los Tabernáculos, o la Fiesta
de la Recolecta. En nuestras Escrituras cristianas, notamos
también a Ezequiel, relatando a las doncellas de Israel,
quienes lloraban y buscaban en el norte, el regreso de
Tharnuz, o el Dios Sol Sirio. Además, astrológicamente el
asesinato de Hiram Abiff, es una historia del equinoccio
del otoño. Los tres asesinos son: Libra, Escorpio y
Sagitario. Hiram, es el Sol que emerge en el equinoccio
vernal, por la palabra del Maestro; o cuando el Sol se
pone, en Aries.

EL SABBAT DE MABÓN
En Wicca celebramos el 21 de Septiembre, o bien el día
puntual en que ocurre el equinoccio de otoño, el Sabbat de
Mabón en el Hemisferio Norte.

Místicamente es un tiempo de balance mágico; de Ostara a


Mabón, es el mejor periodo para la magia proyectiva, o sea
trabajar con fuerzas exteriores hacia fines exteriores.
También el trabajo mágico sobre fuerzas internas buscando
afectar a la propia persona, se trabaja de Mabón a Ostara.
Para los astrólogos es la fecha en que el sol entra en el
signo de libra (Hemisferio Norte).

Los campesinos europeos festejaban Mabón el 25 de


septiembre; la iglesia medieval cristianizó la celebración
bajo el nombre de Michaelmas, la fiesta del arcángel
Miguel. La fiesta empezaba al anochecer del día anterior,
pues los celtas marcaban los días del anochecer al amanecer
del siguiente día.

Este sabbat también es llamado "última cosecha", pues


aunque la cosecha comenzó a recogerse en Lughnassadh, es en
Mabón donde se completa, y se agradece por lo recogido,
pidiendo una buena cosecha para el próximo año. Es tiempo
de descansar luego de la ardua tarea. Es momento de mirar
hacia atrás, reflexionando sobre los esfuerzos del pasado y
alegrándonos por un trabajo bien hecho. Junto con la
cosecha juntamos las semillas que contienen la promesa de
la nueva vida en primavera; es el misterio de la vida en la
muerte. En las estaciones de la Diosa, según Graves, es la
etapa de reposo luego del trabajo duro del verano, mientras
su embarazo avanza.

A partir de Mabón, el Dios de la luz es vencido por su


gemelo, el dios de la oscuridad; es el momento en que la
noche conquista al día. Mientras se mueve la rueda del año,
nos preparamos para un funeral. El Dios, quien nació de la
diosa en Yule pasado, es ahora un hombre maduro, todavía
fuerte en su intelecto pero atrapado en un cuerpo que se
debilita. Sabe que va a morir en Samhain y mira con
nostalgia su vida pasada. Se prepara para dejar su cuerpo
físico y comenzar la gran aventura en el mundo de lo no
visto hacia la renovación y renacimiento. La diosa se
compadece del sol que se debilita aunque el fuego de su
propio ser quema dentro de su vientre, esperando renacer en
Yule. Por eso nosotros también recordamos y sabemos que
todo debe terminar, para luego renacer.

CÓMO CELEBRAR MABÓN

Momento sumamente favorable para los conjuros que


proporcionen buena suerte y abundancia. Puedes realizar el
Ritual que te proponemos para pedir deseos y realizar
peticiones a la Madre Naturaleza: Ritual de Otoño.

La celebración de Mabón se mueve en torno a tres temas


principales: el balance luz/oscuridad que dará paso a la
mitad oscura del año, el fin de la cosecha (por la que se
agradece y se festeja, pidiendo sean bendecidas las
semillas para la próxima), y la ancianidad del Dios, que
consciente de su cercana muerte, pasa revista de su vida en
la tierra. Es un momento de introspección, de reflexión, y
también de elegir las mejores semillas de los frutos de la
cosecha, para plantar el próximo año.

Una práctica tradicional es caminar por bosques y lugares


salvajes juntando semillas y plantas secas.

También podemos usar muñecas de maíz o trigo simbolizando a


la Diosa.

Los granos que hayan sobrado del ritual, podemos dárselos


de comida a las aves para asegurarnos que en invierno no
nos falte nada.

___________________________________________________________
___________________-

Soy Sonja, la Valkyria indomable.

Mabon, la Agonía del Dios


Cast your eyes on the ocean
Cast your soul to the sea
When the dark night seems endless
Please remember me…

(‘Dante’s Prayer’; Loreena McKennitt)

‘Prologue (Loreena McKennitt)’

.
Si pudieras nacer de mis dos senos
en vez de dormitar en quieto vientre,
yo te iría llevando, amado, entre
dos montes de salud y lumbre llenos.

Te encontrarías en vírgenes montañas,


donde sombras en luces se confunden
y saltan turbulentas y se hunden
en la sima veloz de mis entrañas.

Tú estarías, alma y cuerpo muy serenos,


reposando sobre híbridas alfombras
-pura esencia de luces y de sombras-
contemplando el misterio de mis senos,
que, halcones de la luz, defenderían
con el fuego inconsciente de sus poros
y el fruto de sus selvas tan extrañas;
y al nacer dulcemente se abrirían
gimiendo silenciosos en sus lloros,
como aves que perdieran sus entrañas.

(Ana Antillon)

.
Voy a a arraigar en ti. Mis fuerzas más oscuras
remueven lentamente la tierra de tu alma.
Quisiera penetrarte y enraizar mi esencia
sobre la carne viva que nutre tu fervor.

Ahondaré en ti mismo y abrasará tu sangre


el fuego de la mía rebelde y soñadora.
Invadido por mí, derribarás la cumbre
que te aleja del cielo.

¿No sientes mis raíces? Tu tallo florecido,


ebrio de sí, eterniza mi cálida fragancia.
¡Irguiéndolo alzarás la copa de mi frente,
hasta volcar su zumo en los labios del sol!

(Ernestina de Champourcin)

.
.

 Los ritos de Mabon (cuarto de los Sabbats Menores), o


Fiesta de la Segunda Cosecha, corresponden al
Equinoccio de Otoño y se celebran aproximadamente
entre el 21 y 23 de Septiembre, aunque la fecha más
generalizada es la del 21, cuando el Sol entra en el
signo de Libra. Una vez más día y noche son iguales
(las energías masculinas y femeninas se equilibran),
la naturaleza decae y disminuye su generosidad,
ofreciéndonos sus últimas y cosechas y preparándose
así para el invierno y su época de descanso.
Simbólicamente hablando, entramos en el periódo de
preparación del Dios hacia su muerte en Samhain quién,
de éste modo, emprenderá su viaje por el submundo
hasta su nuevo regreso al fogoso vientre de Madre,
para renacer en Yule. Es la aparente calma antes de la
tempestad, el último soplo de aliento que tomamos
antes de sumergirnos en esa oscuridad que ya se
recorta sobre nuestros horizontes mientras en la
lejanía suenan violentos cuernos de caza; son momentos
propicios para emprender el gran viaje de la
renovación y el renacimiento, donde la naturaleza nos
invita a dar alimento a nuestro espiritu y, con el Fin
del Ciclo de las Estaciones, concentrarnos en la
“vejez” y la “muerte”… no olvidemos nunca que para
renacer debemos morir, cíclicamente. Recógete y medita
sobre aquello que has aprendido y recolectado y
distribuyelo con buen tino, consumiendo, invirtiendo y
ofrendando (sacrificando) para nuestra propia
evolución y permitir así futuras posibilidades de
desarrollo en los siguientes ciclos.
Mabon es, por excelencia, la festividad de la Madurez
antes de la dureza, e incluso crueldad, de los abismos
introspectivos del Samhain. Tejer nuestros destinos
hacia la luz a través de la oscuridad no es tarea
fácil y, por ello mismo, debemos armarnos de una nueva
conciencia en éste tiempo de confrontaciones mentales
que danzan entre tranquilidad, sabiduría, fiereza y
deseos para salir bien parados.

“Hay un tiempo de Tormenta aguardando aquellos que quieran


bramar como el trueno y blandir sus armas como rayos, en la
oscuridad de los cielos. Hay un tiempo para la calma dorada
del atardecer, para el viento suave que mece los árboles, y
el lento cambio de color de las hojas. El Otoño es
hermoso.”

(Vaelia Bjalfi)

.
.

Publicado en

 ~ Mythos ~

on Miércoles, 19 septiembre 2007 at 7:37 pm Comentarios


(50)

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

50 comentariosDeja un comentario

1. On Miércoles, 19 septiembre 2007 at 11:47 pm Lobo


Estepario said:

Lo arcano, lo desconocido en nuestra cultura y que sin


embargo es el origen de casi todos los ritos
aprendidos en la niñez. Tuve mi época wiccana y llegué
a ser intransigente. Ahora acato algunos ritos, pero
soy mucho más flexible.

Este Mabon lo formularé como un reto, ayudado por tus


palabras, bramando como el trueno y descansando entre
arraigados árboles. Si debo renacer y puedo pedir un
deseo, que sea ser nuevo brote entre tus dos senos.

Siento tus raíces, y las beso.


L.E.

2. On Jueves, 20 septiembre 2007 at 9:16 pm Sonja


said:

Sin flexibilidad no hay modo posible de sostener


ningún principio. En cierta ocasión tuve una extraña
discusión (extraña por lo absurda) con un supuesto
seguidor de la Wicca cuya inmadurez quedó plasmada en
cada uno de sus argumentos. Sin apenas esfuerzo
derribé su arrogancia; esa actitud que ningún wiccano
que se precie practica y con lo cual demostró que la
única verdad es ésta: No intentes convencer a nadie de
tus creencias, muéstrales cuales son, pero nunca
alardees de ellas como si fueran insuperables; cada
cual es libre de acción y pensamiento, y cada verdad
individual es única.

Fundamentarse en la Rede, la Ley del Retorno y las


Éticas de Responsabilidad, Evolución y Armonía son
inspiraciones importantes y en ocasiones básicas, pero
no debemos olvidarnos de ser nosotros mismos ni
permitir que ningún precepto nos desgaje el ser. Si
sabemos conjugar todos esos puntos y equilibrarlos en
mayor o menor medida es cuando podemos decir que nos
envuelve la calma y progresamos.

Pide tu deseo; si no lo haces nunca sabrás si pueda


cumplirse :p

Besos enraizados

3. On Jueves, 20 septiembre 2007 at 11:19 pm


Leviathan said:

Yo creo que casi todo adaptado a nuestra mejor forma


de ser y pensar siempre nos hace evolucionar y que
esas confrontaciones mentales que dices, bien
encauzadas, son la unica manera de seguir adelante con
pasos firmes.
A mi me está costando un poco acostumbrarme a estas
celebraciones vuestras pero le estoy encontrando el
gusto a celebrar las estaciones y ese año nuevo
adelantado, aparte de todo lo que conlleva con las
comidas y las velas y la musica y las meditaciones,
que me cuestan un poco más…..
No se lo que es pero sea como se llame, yo me puedo
autodenominar casi un acólito :D

Feliz Mabon a todos los que lleguen, vean, escuchen y


disfruten.

4. On Viernes, 21 septiembre 2007 at 9:48 pm Daniela


said:

Te deseo un feliz Mabon y que el manto mágico y


protector de la diosa te cubra y su luz ilumine tu
camino.
Mágicas Bendiciones
Daniela