Está en la página 1de 6

Licenciatura en Derecho

Estado, constitución y gobierno

Relación entre
Estado, Constitución
y gobierno

M2_U1_S1

Marzo de 2018
INTRODUCCIÓN

Al ser parte del Estado, es importante conocer los conceptos fundamentales de


Estado, Constitución y Gobierno, así como sus características y tipos. Partiendo de lo
anterior, debemos señalar la relación que existe entre cada uno y la importancia que ello
representa dentro de la organización de la sociedad.

Hay que mencionar que el análisis de la Constitución no se reduce sólo al ámbito


jurídico sino por sus contenidos también al ámbito sociológico, cultural, económico, pero
sobre todo, al ámbito político. Dentro de los ámbitos jurídico y político identificaremos su
relevancia en la Constitución.

DESARROLLO

En un análisis político, la Constitución puede ser definida, según Rivera Santivañez


como un pacto social y político que es adoptado por el pueblo, con la finalidad de “fijar las
reglas básicas para una convivencia pacífica”. A esto agrega la “construcción democrática
de la sociedad”, refiriéndose a los valores: “dignidad humana, la justicia, la igualdad, la
libertad y el pluralismo político”.

Desde un punto de vista jurídico, la Constitución “es la ley fundamental del


ordenamiento jurídico del Estado que consigna normas que regulan el sistema
constitucional, es decir, el modo y forma en que se organiza y estructura el Estado”.

• ¿Cuál es la relevancia respectiva del análisis jurídico y político de la Constitución?


Lo importante del análisis jurídico-político de la Constitución se determina en la
organización que se establece en la “proclamación de los valores supremos y principios
fundamentales, derechos y garantías constitucionales de las personas; la delimitación de
la estructura social, económica-financiera, jurídica y política, definiendo la forma de
Estado, régimen de gobierno, los órganos a través de los cuales se ejerce el poder
político…”, siendo todo esto lo que determina una estructura y organización. De esta
manera son establecidos los lineamientos en la “ley suprema” que será base de la
legitimidad y soberanía que reside en la Nación.
De aquí partimos con una estructuración jurídico-política en los elementos que organizan
un Estado.
El Estado nace por la necesidad de
agruparse socialmente, y esta es una de sus
características esenciales. Los elementos del
Estado son revelados en la siguiente definición:
“como la organización jurídica de una sociedad
bajo un poder de dominación que se ejerce en
determinado territorio” (García Máynez, 2008).
En este texto se menciona que los tres elemento

Estado del Estado son: la población, el territorio y el


Fuente: https://www.google.com.mx/url?sa 1
poder.

El primer elemento, la población, se refiere a “los hombres que pertenecen a un


Estado”. Por lo que explica García Máynez, la población se desempeña en la actividad del
Estado como “objeto o sujeto”, al hallarse sometidos a la autoridad, que es el poder, en
donde forma el objeto, y su participación como ciudadanos en la “formación de la
voluntad general”, donde son sujetos.

El territorio es una porción de espacio en donde “el Estado ejercita su poder”, de


naturaleza jurídica, de acuerdo con “normas creadas o reconocidas por el propio Estado.
En sentido político, estas normas tienen validez en el ámbito espacial dentro del territorio.

El poder o gobierno, es el elemento de autoridad dentro de una sociedad organizada,


que debe garantizar y mantener el orden jurídico. La forma de gobierno ha tenido
variaciones a través del tiempo y en cada país, buscando adaptarse a las necesidades
que requiere el Estado en determinado momento de la historia o en un territorio
específico. Los tipos de gobierno que podemos mencionar son la Monarquía, en ela que
el poder se ejerce por un solo individuo; la República dividida en aristocracia, donde sólo
una parte del pueblo ejerce el poder, o democracia, donde todo el pueblo puede ejercerlo.
Con estos elementos, podemos decir que el Estado
tiene una capacidad de autonomía, de organizarse por sí
mismo, es decir, “de acuerdo con su propio Derecho”,
pues su organización se basa en leyes propias, o como
se ha mencionado, en su Constitución, que es la ley
suprema, y la facultad de actuar de acuerdo a ella. Así
se le denomina al Estado como “sujeto de Derecho”, es

decir, una persona jurídica, cuya personalidad la Constitución


Fuente:
integran sus tres elementos anteriormente mencionados. http://www.supercoloring.com/es/dibu
jos-para-colorear/constitucion

El Estado necesita de los medios necesarios para


poder cumplir con sus finalidades, en otras palabras, “para el ejercicio de las actividades
que le son propias requiere de los órganos apropiados a tales actividades” (Moto Salazar,
2001).
Al referirnos al Estado como una persona jurídica, éste adquiere derechos y
obligaciones, y su actividad consiste en ejercerlos.

Los órganos referidos anteriormente, son “un conjunto de instituciones agrupadas que
integran cada uno de los diversos Poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial”. Cada uno de
estos órganos tiene una función: “la función legislativa, que consiste en que el Estado se
dé a sí mismo la ley; la función judicial, que consiste en solucionar los conflictos de interés
mediante la ley; y la función administrativa, que consiste en la aplicación de la ley para
alcanzar fines concretos[…]”.

Habiendo definido al Estado como “la organización jurídica de una sociedad”, que se
encuentra sometida bajo un poder ejercido en un territorio determinado a través de un
conjunto de normas, podemos definir el concepto de Constitución. Este concepto se
puede aplicar como “el documento que contiene las reglas relativas a la organización de
determinado Estado”, como una concepción formal, según Kelsen, y en una concepción
material, como “los preceptos que regulan la creación de normas jurídicas generales y
especialmente, la creación de leyes”. Así pues, la Constitución se encargará de cumplir
las finalidades del Estado.
• ¿Cuál es la relación entre la Constitución, el Estado y del orden jurídico?
Con lo desarrollado anteriormente, queda claro que existe una relación entre Constitución,
Estado y gobierno, pues no puede existir o permanecer uno sin el otro. La organización de
la sociedad crea una Nación, es decir, un conjunto de hombres que tienen un origen en
común y una cultura propia, y “a ello debemos agregar la comunidad de lenguaje, de raza,
etc.”. Cuando la Nación “nace a l a vida política”, es decir dentro de la organización social
surgen los gobernantes, el Gobierno, se ha convertido en un Estado. Esto es la autoridad
en el poder una persona o un grupo de personas ejercido sobre los demás. Como ya se
ha mencionado, se habla del Gobierno como un elemento fundamental del Estado. De
esta manera se establece un orden jurídico en donde el Gobierno es el encargado del
cumplimiento de sus funciones y una de las funciones principales del Estado es la
expedición de la ley, a la que el Estado debe someterse, y como se redactó antes, la
Constitución es la ley suprema a la que debe sujetarse toda la actividad del Estado.

CONCLUSIÓN
Por lo tanto, para que exista una organización dentro del Estado y éste pueda
desarrollarse y progresar, dependerá de la autoridad, el Gobierno quien se encarga de
hacer valer la Constitución y lograr un orden jurídico dentro del Estado.
Bibliografía

- Burgoa O. I. (2009). Derecho Constitucional Mexicano: Porrúa

- Moto Salazar, E. (2001). Elementos de Derecho. México: Porrúa

- García Máynez, E. (2008). Introducción al estudio del Derecho: Porrúa

- Rivera Santivañez, J. (s.f.). Análisis de la nueva Constitución Política del Estado:
recuperado de: https://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/6/2728/6.pdf

- Universidad Abierta y a Distancia de México. Texto de apoyo. Antecedentes,
conceptos y relación de Constitución-Estado-gobierno. México.