Está en la página 1de 2

URL: http://www.sinembargo.

mx/24-06-2018/3432721
Última recuperación: 24 de Julio de 2018

Se trata de la primera consecuencia tangible del decreto que firmó esta semana por el
Presidente Donald Trump para poner fin a separación de familias que cruzan de manera
ilegal la frontera con México.
De acuerdo con un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional, dos mil 53
menores permanecen bajo custodia, aunque solo el 17 por ciento fueron separados de sus
padres mientras el 83 por ciento restante corresponde a niños que viajan solos.

De acuerdo al Departamento de Seguridad Nacional, dos mil 53 menores permanecen bajo custodia, el 17 por
ciento fueron separados de sus padres, el 83 por ciento restante son niños que viajan solos.

Washington, 23 de junio (EFE).- Estados Unidos anunció hoy que ha reunido con sus familiares a 522 niños
inmigrantes que fueron separados de sus padres tras cruzar la frontera con México, la primera consecuencia
tangible del decreto que firmó esta semana el Presidente estadounidense, Donald Trump.
El Departamento de Seguridad Nacional ofreció esa cifra en un comunicado, en el que da algunos detalles
sobre su plan para reunificar a las familias inmigrantes que fueron separadas como consecuencia de la
política de “tolerancia cero”, que comenzó a aplicarse en abril.
Según la nota, hasta el 20 de junio, el Departamento de Departamento de Salud y Servicios Humanos tenía a
dos mil 53 menores bajo su custodia, aunque solo el 17 por ciento fueron separados de sus padres mientras
el 83 por ciento restante corresponde a niños que viajaron solos a Estados Unidos.
La reunificación de los 522 menores ha sido efectuada por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza
(CBP por sus siglas en inglés), la agencia que procesa a los indocumentados cuando llegan a Estados
Unidos.
La CBP tenía previsto reunir a otros 16 menores con sus padres el viernes, pero el encuentro tuvo que
retrasarse por las malas condiciones meteorológicas y posiblemente tendrá lugar en las próximas 24 horas,
según se informa en la nota.
El miércoles Trump firmó un decreto en el que ordenaba el fin de la separación de familias, pero en el que
establece que a partir de ahora los menores deberán permanecer encerrados con sus padres en centros de
detención mientras estos se enfrentan a un proceso judicial para ser deportados.
En el caso de los menores que ya fueron separados de sus familias, la reunificación depende del resultado del
proceso de deportación de los padres, asegura el nuevo plan del Gobierno.
Existen dos opciones: si un juez determina que el padre tiene derecho a pedir asilo, las autoridades deben
entregarle a su hijo; pero si, por el contrario, se decide que el progenitor debe ser deportado, entonces solo
podrá acceder a la custodia del niño cuando esté a punto de ser expulsado de Estados Unidos.
Actualmente, los padres se encuentran bajo custodia en los centros gestionados por el Servicio de
Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), mientras que los niños están en los
albergues del Departamento de Departamento de Salud y Servicios Humanos, que tiene competencia sobre
menores inmigrantes.