Está en la página 1de 9

Colegio Pierre Faure – Lenguaje y comunicación

Primero medio –Docente: Loreto González P.

Guía número dos: “La novela y el cuento”


Nombre: Fecha:

Es un relato que crea un mundo narrativo particular, en el que se advierte una línea de acción, pocos
personajes (no observados en su evolución sicológica), normalmente un espacio y tiempo únicos, todo
lo cual confluye en un desenlace breve.

CARACTERÍSTICAS:
A. NARRACIÓN BREVE:
El cuento crea un mundo narrativo más reducido, más particular que el de la novela, razón por la cual
resulta ser de una extensión menor que la de ella. Esta característica se produce debido a que la acción
es una y transcurre, generalmente, en un único espacio, con la participación de pocos personajes.

B. ORGANIZACIÓN DE LOS ELEMENTOS NARRATIVOS:


Más que la extensión importa la forma en que el autor organiza los sucesos para alcanzar cierto efecto.
Sin importar la organización temporal del relato (Ver cuadro “Para saber más… Estructura temporal
del relato”), el autor del cuento debe ocuparse en captar el interés del lector, para lo cual debe
disponer los hechos de forma atrayente e intrigante para que el lector continúe leyendo.

C. SUBORDINACIÓN AL TEMA PRINCIPAL:


En el cuento, el acontecer está construido de tal modo que cada frase contribuye a mantener el
suspenso narrativo hasta alcanzar el clímax o punto culminante. Para lograr dicho objetivo, todo se
subordina al tema principal. No interesa incluir detalles incidentales, circunstanciales, superfluos o
inútiles ni acciones laterales de los personajes. Al contrario, se acude solamente a los sucesos necesarios
para alcanzar un efecto singular y único. Cada frase colabora al desarrollo de la historia. Si la frase
inicial no ayuda a lograr este efecto, entonces, la intención que mueve al escritor ha fracasado desde el
comienzo.

D. DESENLACE BREVE:
El cuento tiene una estructura orgánica y coherente a la
PARA SABER MÁS… ESTRUCTURA
que se someten todos los recursos empleados, al igual
TEMPORAL DEL RELATO como ocurre en toda novela. Sin embargo, en el cuento
AD OVO: (desde el huevo, o desde el
el desenlace adquiere una característica especial, pues
inicio).Aquí los hechos se cuentan normalmente es sorpresivo y breve. En efecto, entre el
siguiendo el orden cronológico, es decir, es clímax y el desenlace de un cuento media un lapso
una estructura lineal que sigue el esquema mucho menor que el que generalmente se da en una
tradicional de: planteamiento del hecho, novela. Este desenlace inesperado y rápido, que deja un
nudo y desenlace. recuerdo persistente en el lector, puede ser abierto (que
IN MEDIA RES: (en mitad del asunto) el deja la posibilidad a más de una interpretación) o
relato se inicia desde el medio, por el cerrado (con todos los hechos expuestos).
centro de la historia (nudo), se vuelve al
comienzo y luego al final.
E. ACCIÓN CONCENTRADA:
IN EXTREMA RES: (en el extremo del
asunto) se inicia el relato por el final o
La novela alcanza sus objetivos mediante un efecto
desenlace de la historia hacia el comienzo.moroso y cumulativo de situaciones, motivos,
personajes, lugares. El cuento, por su parte, debe
producir una condensada impresión de conjunto. En
lugar de dominar los recursos habituales de la novela (anécdotas, personajes variados, espacios
diferentes, dimensión sicológica y evolutiva de carácteres), en el cuento, lo primordial es que el

1
“Enseñanza hoy, vida y verdad mañana”
Colegio Pierre Faure – Lenguaje y comunicación
Primero medio –Docente: Loreto González P.

conjunto armónico de elementos se organice de acuerdo con el tema, emoción, sentimiento o idea
dominante. Por ello el cuento circunscribe en un breve tiempo los sucesos narrados.

F. PERSONAJES:
El cuento no necesita retratar muchos personajes. El núcleo reside en una o dos figuras. El relato debe
tender a reproducir el estado anímico y mental del personaje a través de sus actos, antes que al relato
descriptivo. Así, el cuento debe crear seres individuales, diferenciados, reales como nosotros. Es decir,
que tengan auténtica vida propia.

Es un relato que crea un mundo narrativo completo, en el


que se advierte una línea de acción principal apoyada por
otras subordinadas, varios personajes (algunos de ellos
representados en su evolución psicológica), diferentes
espacios y tiempos, prospecciones y regresiones temporales,
todo lo cual confluye en un desenlace dilatado.

CARACTERÍSTICAS:
G. SENTIDO TRASCENDENTE:
La novela como relato no es simple sucesión de acontecimientos orientados hacia un desenlace. Las
acciones están íntimamente ligadas entre sí, según un sentido que las trasciende, el cual no sólo se
manifiesta en el momento final. Al contrario, el significado se entrega en cada momento del relato. Esto
sucede porque un sentido organiza a la novela y orienta la trama.

H. LO NARRATIVO:
La novela es, antes que nada, un relato. Algo distinto sucede, por ejemplo, en el teatro, pues en él, el
espectador observa por sí mismo las acciones que tienen lugar en el escenario. Sin embargo, una novela
no sólo incluye lo narrativo: es lo que predomina. Así, el desarrollo puede ser entregado por los
mismos personajes, a través del diálogo, sin que, aparentemente intervenga el narrador

I. LA SECUENCIA TEMPORAL DE HECHOS:


PARA SABER MÁS… EL TIEMPO Una novela cuenta una historia. No es únicamente, como
EN LA NARRACIÓN decíamos, simple desarrollo de acontecimientos. Estos se
distribuyen en una secuencia temporal. Es decir, hay
El tiempo en la obra literaria puede conciencia de una temporalidad que se despliega según la
transcurrir de dos maneras: intención del creador. El tiempo narrativo no tiene por qué
organizarse de acuerdo con el principio lógico de causalidad
- TIEMPO SICOLÓGICO: de nuestra realidad. Es disposición temporal de
Está determinado por cómo le acontecimientos. Por otra parte, el tiempo dentro de la
suceden los acontecimientos al historia, transcurre de manera especial: se nos puede narrar
personaje. Está dado por su sólo un día en la novela completa o varios años en un par
interioridad. de páginas y el ordenamiento puede ser como prefiera el
autor (Ver cuadro “Para saber más… El tiempo en la
- TIEMPO CRONOLÓGICO: narración”)
Corresponde al tiempo externo,
que es medido en minutos, horas, J. DIMENSIÓN SICOLÓGICA:
años. Es idéntico a cómo La novela busca entregar una imagen real de los personajes,
medimos el tiempo real. a través de la dimensión sicológica de los mismos, lo cual
nos lleva al hecho de que la novela expresa el desarrollo o
evolución de un personaje, captado en su dinamismo
interior. Este objetivo se manifiesta a través de un efecto moroso y acumulativo de situaciones, a
diferencia del cuento. Esto mismo hace que la novela pueda entregarnos relatos paralelos o episódicos,
relacionados, de algún modo, con el eje principal del mundo narrado.

2
“Enseñanza hoy, vida y verdad mañana”
Colegio Pierre Faure – Lenguaje y comunicación
Primero medio –Docente: Loreto González P.

K. PLURALIDAD DE PERSONAJES:
En el teatro, les corresponde a los personajes, ubicados en el
escenario, presentarse ante los espectadores en sus distintas facetas. En
cambio, en la novela, el narrador debe enfrentarse al problema de la
pluralidad. Es imposible, por ejemplo, que el narrador presente a
todas sus criaturas al mismo tiempo; además, muchas veces las
conocemos no sólo por lo que dicen, sino por lo que piensan unas de
otras. El narrador debe respetar las condiciones sicológicas de sus
personajes. Lo cual significa que son vistos y presentados de modos
diferentes y en facetas novedosas a lo largo de la historia; existen de
modos diferentes, porque no siempre son vistos de la misma manera.
Así, por ejemplo, un personaje puede ser configurado de acuerdo a
sus sentimientos, a su aspecto físico, a su inteligencia, a facetas
desconocidas que se van dando en diferentes momentos del relato y
según la imagen que tienen de él los demás personajes, que pueden
conocerlo más o menos profundamente y dar incluso en ocasiones
visiones contrarias del mismo.

L. EVOLUCIÓN SICOLÓGICA:
En la novela hay personajes que se presentan de manera estática y otros que se presentan de manera
dinámica, lo que quiere decir que al estar comprometidos en la historia son observados en su evolución
sicológica, van cambiando interiormente de acuerdo a las necesidades y fines que persigue el narrador.
(Ver cuadro “Para saber más… Los personajes”). La novela debe expresar el desarrollo de estos
personajes en el tiempo.

M. ENCADENAMIENTO SICOLÓGICO:
PARA SABER MÁS… LOS Ya dijimos que una novela no es el simple relato de
PERSONAJES hechos. Los acontecimientos del mundo novelesco se
encadenan desde una perspectiva psicológica. Esto quiere
PERSONAJES PLANOS: en muchas obras decir que las acciones no se suceden independientemente
literarias los personajes están de los personajes. Los acontecimientos se determinan
caracterizados con rasgos que los entre sí por las ideas, emociones o sentimientos de uno o
presentan haciendo siempre lo mismo, varios personajes. Lo que hace que un hecho suceda a
otro es el sentido otorgado por el sujeto que los vive.
reaccionando de la misma manera,
actuando sin mostrar un conflicto N. LECTOR ACTIVO:
interior El lector precisa ver las personas y cosas que constituyen
el mundo narrativo con los mismos ojos del narrador. Es
PERSONAJES REDONDOS: estos están decir, idealmente debe adoptar el punto de vista y
caracterizados como personalidades perspectiva del narrador para mirar a los personajes tal
complejas, llenas de conflictos interiores, como él los observó y de esta manera comprender la
con rasgos contradictorios, como si novela que está leyendo con la intención que el autor
fueran reales. Son personajes vistos en puso en ella. Sin embargo, la literatura se construye en
base al significado que le da tanto el autor como el
profundidad.
lector, por lo tanto, una nueva lectura de la novela
siempre será provechosa en tanto tenga los fundamentos
suficientes tomado de las claves textuales como para ser legitimada.

Control de
ACTIVIDAD COMPLEMENTARIA: Además de la novela y el cuento existen trabajo
otras formas narrativas: mitos, leyendas, apologías, epopeyas, crónicas,
fábulas, parábolas y microcuentos, entre otras. Investiga qué define a cada uno
de estos textos y cómo se diferencian entre ellos.

3
“Enseñanza hoy, vida y verdad mañana”
Colegio Pierre Faure – Lenguaje y comunicación
Primero medio –Docente: Loreto González P.

ACTIVIDADES
1. A partir de lo leído, y de lo estudiado previamente, elabora un cuadro comparativo entre
la novela y el cuento, señalando sus diferencias y semejanzas. Si es necesario, vuelve a leer las
características de cada uno y establece por lo menos cinco puntos de comparación:

NOVELA CUENTO

Lee atentamente el siguiente cuento y luego realiza las actividades que se indican
a continuación.

MUERTES
(Pía Barros, chilena)

Por amor, Madre, por amor estoy aquí. Sólo quiero la herencia de este
suéter tuyo que no me he quitado en la semana entera que cuido tu
agonía. La textura de esta lana que estuvo en ti cuando eras otra y la
vida se te pegaba a los dedos. El abrazo de esta lana por todos los
abrazos que no nos dimos, porque nos abrazamos poco, madre, y es horrible constatarlo ahora en
que te mueres tanto y tan rápidamente. Queda poco tiempo. Nos queda poco tiempo, madre.
Aunque fueran mil años, es poco el tiempo que nos queda ahora en que la muerte empareja tus
costados. Te quiero y estoy aquí. No sé expresarlo, ni llorar. Tú y los demás se burlaban de mis
llantos y aprendí a no mostrarlos, madre. El llanto es un tatuaje oculto más. Ahora querría llorar y
no puedo, madre, sólo quererte y estar, estar siempre.

Se te hunden día a día los ojos, madre, se van alejando los ojos de las cosas tangibles, de lo
inmediato, de ese mundo que los otros no ven. La piel se te queda en las cosas que tus ojos
tocaron, la carne en los espacios donde estaban tu risa y tu voz. La piel que te queda ahora es sólo
una carnada para que pique la vida: tú y yo sabemos que es un truco. La vida se te va por los ojos
abiertos desmesurados ante el ahogo, opacos al recordar en silencio, velados para mirarnos sin que
nos demos cuenta con la pudorosa mirada de la memoria, porque la memoria lo disfraza todo,
madre, y así nos oculta la magnitud de tu dolor.

Pero de pronto adviertes que yo estoy aquí, madre, y nuestras miradas se cruzan, se abrazan sobre
el aire de los otros, nuestras miradas se perdonan y humedecen en un pacto del ser, mientras el
parloteo insulso que se guarda para los enfermos intenta sobresalir al ruido constante de la lluvia.

Entonces, madre, levantas imperceptiblemente tu dedo y yo lo sé y cruzo la habitación para


expulsar a los otros e inclinarme ante tu cama y coger tu mano, tu mano huesuda ahora entre mis
manos pequeñas y carnosas, te doy calor por las manos, voy hacia ti por las manos y me muero de
ti en mis manos y te la dejo entibiada y entonces nuestros dedos entrecruzados, entonces amantes,
entonces sí, te duermes.

4
“Enseñanza hoy, vida y verdad mañana”
Colegio Pierre Faure – Lenguaje y comunicación
Primero medio –Docente: Loreto González P.

Mientras acaricio tu cabeza y tú dormitas confiando en que mientras esté aquí ni un segundo
estarás sola, yo prefiguro, madre. Prefigurar fue siempre el modo de permanecer y evadirme, de
entregar y de ocultarme. Algunos le llaman a eso literatura, madre, en mi mundo que rara vez se
topó con el tuyo, le llaman ficcionar. Pero cuando era niñez y era caballos y escarcha y pan de la
Matilde y esconder la montura porque yo nunca fui señorita para galopar a pelo en el horizonte y
sentir el sudor de mi yegua y el olor a lluvia y los castigos, prefigurar no tenía nombre, madre,
como la mayoría de las cosas, no había nombre, conocimiento ni pecado, sólo sensaciones fuertes
y olores a esconderme para imaginar, para que no me dijeras loca, o mentirosa, o así no vas a
llegar a ninguna parte, y prefigurar era palabra y escondite y universos, madre, donde yo soñaba
contigo y éramos y me parecía a la que tú creabas para mí y así no había rechazos, ni traición, ni
dolor. Yo te amaba a secas, madre, te amaba, mam, mamam, má, sin palabras, te amaba hosca y
desafiante como siempre he sabido amar.

Ahora prefiguro, madre, pienso en tu mortaja en tu mar y en tus plantas. No sé cómo anudarlos,
cómo hacer que los lleves contigo. En este invierno en que te mueres, madre, yo sólo puedo darte
mi lluvia y mi frío, son modos diferentes de amar y sé que ahora lo entiendes. Pero aquí estoy,
como un tributo y recuerdo, madre, recuerdo contigo, y en el fragor de los excesos de la morfina,
hasta recuerdo cosas que no recuerdo.

Por ti estoy aquí, madre, instalada en la mentira y el vacío, convulsa sobre el horror y la impiedad.
Pero te amo, madre, y he sido antes la vida robada a tu vientre, también he entregado vientres al
mundo que me parirán cuando me muera en sus ojos. Ahora sé que dormitas la muerte, madre,
que te acercas y acercas cada vez que sueñas tus sueños inquietos y atormentados, la muerte te
roza los labios y la boca abierta y yo quiero que se vaya, despertarte para que la muerte se vaya,
no puede quedarse, madre, éste es un viaje para ambas y aún no estoy lista. ¿Te das cuenta? Yo, la
madura, la sabia, según tú la más fuerte, la de las respuestas por anticipado, aún no está lista; la
que nunca acunaste en tus rodillas, la arisca, la que no consolaste ante la tristeza de la primera
menstruación, la primera cita ni el primer abandono, la más dura, madre, no está lista. Soy
huérfana, madre, y debo tenerte antes de que me dejes del todo. Yo también guardo el mundo
pudriéndose dentro del pecho y gimo y me duele mientras duermes. No estoy lista, aún queda
tanta sangre que pasar por tus venas. Deja correr la sangre, madre, como la lluvia se desloma
sobre los techos ahora, con rabia, con dolor, con siglos, deja correr la sangre, madre, aún no estoy
lista.

Ayer me he ido tranquila a casa, ante tu rostro sereno. En la madrugada, un llamado me devuelve
catapultada y recorro ansiosa los kilómetros que nos separan. Siento miedo, madre, miedo de que
tengas el descaro de morirte sin mí. De regreso veo tus ojos recuperando pasados y presentes,
confundiéndolos, ayer soy niña y me preguntas por mí, ahora soy yo y me preguntas por mis
niñas. Los tiempos se te confunden y toda yo soy el tiempo que me has dado. Miras
confundiendo, así, simplemente. Si te duermes, tu sueño es un largo quejido. Sobre tu muro, un
Cristo te observa. Mi fe escéptica y hereje corroe desconfiando. Tú te quejas lastimera, se
entrecorta tu quejido, tu largo aullido callado de loba apagada que me quema por dentro.
Aprendes a morir, madre.
A prender a morir, eso pido egoísta para mí con esta fe que se desploma, en este fin de siglo que
no tiene más verdades que la derrota.

Cuántos quejidos tiene la muerte, cuántos nos acercan a ella, ¿será cuestión de matemáticas,
madre? Tú los das todos esta noche, no hay absorción de aire sin ellos, sin los quejidos que acortan
el trecho o tal vez tapizan el suelo para que la muerte pase con menos estrépito, aquietados sus
pasos por el sonido lastimero de los quejidos dejados cada tanto en el camino. (Cuando se te clava
la vida en mitad del nombre, qué harás con la muerte entonces). Ya no sé lo que escribo, madre, y
me gusta decirte madre así, sonora, grandilocuente, como me siento esta noche que no acabará,
porque esa palabra tan corta y definitiva la ronda. En un cuento cortaziano, madre, ésta es una
noche eterna y aquí estamos las dos, yo sonriendo para cuando abras de tanto en tanto los ojos y
te tranquilices al verme y los vuelvas a cerrar para retomar tus quejas. En este cuento, madre, yo
no te traiciono, pero fuera del cuento, tengo que aprender a morir y a traicionar. Yo aquí, a los
pies de tu cama, en esta noche donde todo se detiene, mi dolor, tu dolor real y seguro,
agrandándose. Ante mí, el DOLOR con mayúscula y Cortázar haciendo un guiño triste y secreto,

5
“Enseñanza hoy, vida y verdad mañana”
Colegio Pierre Faure – Lenguaje y comunicación
Primero medio –Docente: Loreto González P.

mientras en otro lugar, que es tu sueño, ese sueño de quejidos donde yo no quepo, se teje la
verdadera realidad, porque aquí soy una marioneta apenas que escribe tu lamento a los pies de tu
cama para no estar sola, porque no lo estoy ahora, estoy tan cerca de ti, tan aislada de los otros,
tan muriendo en ti y tan viviendo en ti de esta otra manera que es ir contigo paso a paso hasta la
muerte. Duerme, madre, aquí estoy, a tu lado.

No sé cómo es tu muerte ahora, si huesos o piel aún, madre, ahora en que otras muertes vienen a
mí para hacerme saber que ninguna muerte es justa, y pienso en Ari, tan niño y con toda esa
muerte venciéndole la mirada, tanta muerte para él solito, tanta muerte, madre.

De qué te sirvió esa elegancia que tuviste hasta morir, madre, sólo para mi rabia, tal vez para eso
sirva, sólo para descomponer lo compuesto, para que yo ría a sollozos de esa bocanada de vida
tan elegantemente arrebatada a tus dientes.

Muero contigo un poco a veces, madre. Sobre todo por la noche. Así me entero de que nada tiene
sentido, salvo la lógica implacable de los pulmones respirando y el corazón que late aún a nuestro
pesar cuando despertamos cada mañana. Me muero un poquito en las noches como ahora, en que
persigo la muerte a cada tranco que da el silencio en la oscuridad. Cerca mío, seguro, mueren otras
madres de otros alguien, cerca nuestro, por supuesto, demasiados huesos empiezan a vestirse de
gusanos.

Yo no sé cuánta muerte me andarás ahora, ni cómo habito mi vida luego de haberte mirado morir
los ojos, madre, porque los ojos te agonizaron primero y se te fueron muriendo antes, mucho
antes. Si yo muero, no quiero ese velo, madre, manotéalo desde tu muerte, déjame si puedes un
tren en la lejanía, un pájaro perdido, un caballo. No fui surrealista para invocarte un peina roto y
una lámpara de tobillo, me hubieras dicho ¡Qué ocurrencia! con un respingo descalificador. ¿Qué
le dices a la muerte ahora, madre? Tú me lo dirías, yo lo sé, no me guardarías secretos si pudieras.
Sólo escondiste el dolor, la soledad, las ausencias y eso no se parece a la muerte aunque lo
creamos, no se parece a su velo opacando la mirada, a la frialdad de tus pies, a tus carnes escasas
escaseando aún más, luego de que la muerte te paseara por los pómulos.

Todos tuvieron miedo de tu boca abierta. Cerrarte la boca. Qué secreto irías a gritar desde la
muerte que se apresuraron a apretarte la barbilla, madre. No podías abrazarme ni decirlo en mi
oído, te cerraron la boca, madre, para que no me contaras cómo es llenarse de tanta muerte, para
que no cambiaras el libreto a último minuto.

Pero yo besé tu boca, madre, tu boca fría que no se opuso a mi beso. Sólo el último tiempo
permitiste mis caricias y cuando nadie podía presenciarlas. Yo entendí, madre, entendí. Como al
descuido, te hablaba despacito y te acariciaba el pelo. Te veías tan niña, avergonzada, sometida a
mi caricia, recibiéndola como animalito humillado, que sólo podía llamarte por tu nombre bajito,
no decir mamá, no decir madre nunca, porque eran voces secretas, a hurtadillas caricia, a
hurtadillas yo era tu madre, madre tuya, yo era tan milenaria y tan imposible, tan innecesaria mi
mano en tu pelo y mis palabras, pero tú entendías esa pobreza torpe de mis conjuros... lo
entendía tu boca helada cuando la besé.

Aún no puedo hablarte como querría, ni sonsacar secretos compartidos, madre. Tanta mordaza
mortaja, madre. Qué secretos, ahora la muerte nos iguala, somos lo que somos, madre, aunque yo
camine y respire y me muera a diario, padecimos de la misma vida y lograremos tocarnos en la
misma muerte. Nunca supe que fuese tan fácil y no entiendo. Aprendo, sí, a traicionarte. Aprendo
a dejarte tierra abajo, como a todas, amordazada, exigiendo respuestas y abandonos y presencias
y secretos, pero amordazándote como lo hicieron los otros, por si me los cuentas, por si regresas
algún día y me lo cuentas.

1. Con ayuda del diccionario, señala un sinónimo para las siguientes palabras. Luego, anótalas
en tu cuaderno de vocabulario y escribe su significado y la oración correspondiente:

a. Tangible: k. Catapultar:
b. Desmesurados: l. Escéptica:

6
“Enseñanza hoy, vida y verdad mañana”
Colegio Pierre Faure – Lenguaje y comunicación
Primero medio –Docente: Loreto González P.

c. Prefigurar: m. Hereje:
d. Ficcionar: n. Guiño:
e. Hosca: o. Bocanada:
f. Tributo: p. Tranco:
g. Fragor: q. Respingo:
h. Convulsa: r. Conjuros:
i. Arisca: s. Sonsacar:
j. Desloma:

2. Contesta las siguientes preguntas sobre lo leído:

a. ¿Por qué este cuento se llama “Muertes”, pudiéndose haber llamado “La muerte de mi
madre”?
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………

b. ¿Quién es el personaje principal y por qué?


……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………

c. De acuerdo a lo que se relata en el cuento ¿cómo era la relación entre la narradora y su


madre?
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………

4. Ejemplifica las características del cuento con la obra “Muertes”.


……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………..………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
………….…………………………………………………………………………………………………
…………………….………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………

5. Determina si el relato está escrito AB OVO, IN MEDIA RES o IN EXTREMA RES y ejemplifica
con el cuento:
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………

7
“Enseñanza hoy, vida y verdad mañana”
Colegio Pierre Faure – Lenguaje y comunicación
Primero medio –Docente: Loreto González P.

TRABAJO EN EQUIPO: Lo primero es formar un equipo de tres integrantes.


Una vez que el equipo esté listo, desarrollen las siguientes actividades:

2. Analicen la lectura del mes “El túnel” comprobando en ella las características
de la novela estudiadas:
……………………………………………………………………………………………………………
………….…………………………………………………………………………………………………
…………………….………………………………………………………………………………………
……………………………….……………………………………………………………………………
………………………………………….…………………………………………………………………
…………………………………………………….………………………………………………………
……………………………………………………………….……………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………
………….…………………………………………………………………………………………………
…………………….………………………………………………………………………………………
……………………………….……………………………………………………………………………
………………………………………….…………………………………………………………………
…………………………………………………….………………………………………………………
……………………………………………………………….……………………………………………
………………………………………………………………………….…………………………………
…………………………………………………………………………………….………………………
……………………………………………………………………………………………………………
………….…………………………………………………………………………………………………

3. Escriban un listado de los temas y acontecimientos que, a su juicio, son los más importantes
de esta lectura.
………………………………………………………………………………….…………………………
….………………………………………………………………………………….……..………………
……….……………………………………………………………………………………...……………
……………….………………………………………………………………………………..….………
…………………….……………………………………………………………………………..……….
…………………………….………………………………………………………………………………
….…………………………………………………………………………………………………………
……….…………………………….……………………………………………………………..………

4. Escriban una crítica literaria de la obra “El túnel” de Ernesto Sábato. Consideren para esto la
valoración que ustedes hacen de la obra (si les gustó o no y por qué), la calidad literaria del
texto (presencia de las características de la novela, manejo del tiempo, profundidad de los
personajes, dinamismo, etc.) y la vigencia de la obra en nuestra sociedad (las temáticas que
trata están presentes en el pasado o en el presente que vivimos, la novela es un reflejo de la
vida humana).
…………………………………………………………………………………………………………….
………….…………………………………………………………………………………………………
…………………….………………………………………………………………………………………
……………………………….……………………………………………………………………………
………………………………………….…………………………………………………………………
…………………………………………………….………………………………………………………
……………………………………………………………….……………………………………………
………………………………………………………………………….…………………………………
…………………………………………………………………………………….………………………
……………………………………………………………………………………………….……………

8
“Enseñanza hoy, vida y verdad mañana”
Colegio Pierre Faure – Lenguaje y comunicación
Primero medio –Docente: Loreto González P.

………………………………………………………………………………………………………….…
………………………………………………………………………………………………………….…

9
“Enseñanza hoy, vida y verdad mañana”

También podría gustarte