Está en la página 1de 45

“ Así, pues, cualquiera de 

vosotros que no renuncie 
a todo lo que posee, no 
puede ser mi discípulo”  

(Lucas 14:33).
¿Cuándo será el momento 
exacto de deshacerse de 
los bienes y otorgarlos a la 
obra misionera?
Para responder vamos a estudiar 
dos temas: 

1º ­  inicio de la iglesia primitiva 

2º ­  movimiento Millerita
“ Así que no había entre 
ellos ningún necesitado, 
porque todos los que 
poseían heredades o 
casas, las vendían, y 
traían el producto de lo 
vendido” . 

Hechos 4:34
Esta recaudación no era algo 
aleatorio y sin dirección, 
pues la historia bíblica 
muestra a los discípulos 
como organizadores de este 
proyecto, según Hechos 4:35 
“ y lo ponían a los pies de los 
apóstoles; y se repartía a 
cada uno según su 
necesidad” .
De acuerdo con Elena de 
White, “ Esta generosidad 
de parte de los creyentes 
era el resultado del 
derramamiento del 
Espíritu. Los conversos al 
Evangelio eran ‘de un 
corazón y un alma’. 

Los Hechos de los Apóstoles , pág. 70
“ Este ejemplo del 
aborrecimiento de Dios 
por la codicia, el fraude y 
la  hipocresía, no fue 
dado como señal de 
peligro solamente para la 
iglesia primitiva…
...sino para todas las 
generaciones futuras. Era 
codicia lo que Ananías y 
Safira habían acariciado 
primeramente. El deseo 
de retener para sí mismos 
una parte de lo que 
habían prometido al 
Señor, los llevó al fraude 
y la hipocresía” . 

Hechos de los Apóstoles , pág. 62
Se realizaba un campamento en 
Exeter, New Hampshire, en agosto 
de 1844. 
En este campamento, mientras el 
marinero José Bates predicaba 
un sermón sin nada nuevo, un 
caballero llamado Samuel Snow 
llegó al lugar. Su hermana, que 
estaba en la platea esperando que 
él llegara, interrumpió 
cortésmente al viejito Bates para 
presenta a su hermano y le dijo:
...“ Hermano Bates, es muy tarde 
para estar gastando tiempo en 
esas verdades con las cuales 
estamos familiarizados. El 
tiempo es corto. Usted tiene 
siervos aquí con alimento para el 
tiempo específico. Que ellos 
hablen, y que el pueblo pueda 
escucharlos” . 

TL ­ História do Adventismo, pág. 29
Fue entonces, que Snow tomó el 
lugar en el púlpito y transmitió a 
la expectante asamblea el 
resultado de sus estudios, 
sugiriendo la fecha correcta para 
el término de las 2.300 tardes y 
mañanas era el día 22 de octubre 
de 1844, cuando creían los 
Milleritas que Jesús volvería a la 
tierra. 
TL ­ História do Adventismo, págs. 29­34
“ Grandes sumas eran 
donadas para que los 
pobres pudieran saldar 
sus deudas, así como para 
la publicación de literatura 
– hasta que los editores 
dijeron que no 
necesitaban más, lo que 
hizo que muchos donantes 
en potencia se retiraran 
con pesar” . 
TL ­ História do Adventismo, pág. 33
En esta historia los 
creyentes trabajan de dos 
formas: empleaban sus 
riquezas en la predicación 
del evangelio eterno, así 
también ayudaban a los 
más carentes.
“ Así, pues, cualquiera de 
vosotros que no renuncie 
a todo lo que posee, no 
puede ser mi discípulo.” . 

Lucas 14:33
Algunos pueden pensar 
que hacían así porque 
sabían el exacto momento 
del inminente retorno de 
Cristo. Pero el punto no 
era el retorno de Cristo, 
sino el sentido de misión 
producido por el Espíritu 
Santo que inundaba el 
corazón y la mente del 
pueblo.
Las donaciones eran 
realizadas para que las 
literaturas alcanzaran el 
mayor número de personas, 
la abnegación, causa de la 
presencia del Espíritu Santo, 
impulsaba  a los Milleritas a 
ofrecer sus bienes, sus 
propiedades y utilizar el 
dinero en la predicación del 
mensaje.
Con estos dos 
movimientos anteriores, el 
pueblo de Dios se movilizó 
donando sus bienes. 
Podemos resumir que la 
acción del Espíritu de Dios 
fue y será determinada en 
tales situaciones. Sin él, 
estos movimientos no 
habrían alcanzado 
resultados satisfactorios.
¿Cuándo será el momento 
exacto de deshacernos de 
los bienes en esta recta 
final de la historia de este 
mundo?
“ Entonces Jesús dijo a 
sus discípulos: 
­ De cierto os digo que 
difícilmente entrará un rico 
en el reino de los cielos”  

Mateo 19:23
La Biblia no condena al rico 
porque es rico; no declara que la 
adquisición de riqueza es 
pecado. En ningún momento el 
Maestro se está oponiendo a los 
ricos o incluso negándoles la 
salvación. 
Incluso porque la riqueza es un 
don de Dios. 

“ Es Dios quien da a los hombres 
el poder de conseguir riquezas” . 
Mi vida Hoy, MM 1952, pág. 119
El amor al dinero es lo que 
la Palabra de Dios declara 
que es la raíz de todos los 
males. 

1 Timoteo 6:10
“ En el tiempo de angustia, de nada 
les valdrán a los santos las casas 
ni las tierras… y en aquel entonces 
no podrán deshacerse de sus 
bienes para hacer progresar la 
causa de la verdad presente. Me 
fue mostrado que la voluntad de 
Dios es que, antes que venga el 
tiempo de angustia, los santos se 
libren de cuanto los estorbe…”  
Primeros Escritos , pág. 56
“ Hay hombres y mujeres 
pobres que me escriben 
pidiendo consejo en cuanto 
a si deben vender sus 
casas y dar el dinero a la 
causa… Quiero decir a los 
tales: ‘Tal vez no debáis 
vender vuestras casitas 
ahora mismo;
...pero id a Dios por 
vuestra cuenta; el Señor 
oirá ciertamente vuestras 
fervientes oraciones por 
sabiduría para conocer 
vuestro deber” . 

Testimonios para la Iglesia, vol. 5, 
pág. 686
Así como fue en la época 
de la iglesia primitiva, 
nuestro único mayor 
anhelo debe ser buscar al 
Señor y ser ungido por su 
Espíritu. Sólo con ese 
poder de lo alto, 
tendremos la claridad para 
tomar decisiones 
correctas en los tiempos 
adecuados.
Creemos que Dios ha 
usado la estructura de la 
Iglesia para hacer su 
voluntad en todo el mundo 
y a cada miembro le 
corresponde hacer su 
parte en la fidelidad de los 
diezmos y las ofrendas.
Al que administra los 
recursos del Señor le 
corresponde ser fiel en 
la distribución 
compartida de los 
recursos, a fin de que 
en todo el mundo el 
Reino de Dios avance 
sin interrupción.
Ø20% van al campo mundial (ofrendas 
misioneras); 

Ø20% van al campo local; 

Ø 60% de las diferentes ofrendas (Escuela 
Sabática, Culto Divino, Cumpleaños, 
Gratitud, 13º sábado, etc.) que son 
entregadas, se quedan en la iglesia local 
para atender sus necesidades
ØCampo Local: 100 % va para el campo local 

Ø De esta cantidad:  10% para la Unión; 
Ø1,5% para el SALT (profesores de Teología); 
Ø3% para profesores de Biblia y Capellanes; 
Ø1% para Colportaje (evangelismo); 
Ø1% para la Red Nuevo Tiempo; 
ØSaldo: para mantención del ministerio 
activo, evangelismo y pastores jubilados.
Unión: 

ØDel 100% que la Unión recibe, 
envía el 10% para a División. 

División: 

Ø Del total recibido de las 
Uniones, la División envía el 2% a 
la Asociación General.
Aclaración:
Aclaración: 
ØLa División Norte 
Americana (Estados 
Unidos y Canadá) que 
recibe un volumen mayor 
de diezmos, envía el 8% 
a la Asociación General.
ØEntonces el 2% (todas 
las divisiones del mundo) 
+ 8% de la DNA forman en 
presupuesto de la 
Asociación General.
ØDe esos recursos 
recibidos, la Asociación 
General usa el 19% para su 
presupuesto anual, y envía 
el 81% para las Divisiones 
en forma de subvención. 
Obs.: La DNA no recibe esta 
subvención.
Este es el principio que 
nuestra Iglesia usa en la 
distribución de los 
recursos.
Oremos para que el Señor 
actúe según su voluntad y 
sin impedimentos en el 
proceso.
Debemos confiar en 
aquellos que el Espíritu 
Santo escogió para velar 
por esos recursos. 
Debemos participar 
seguros de que estamos 
haciendo lo mejor para el 
Señor y su obra.
Debemos creer que todos 
los ajustes para el buen 
desarrollo de la obra, el 
mismo Señor los hará, 
pues la Iglesia es de él. 
Miembros y dirigentes son 
sólo mayordomos 
bendecidos. 
La palabra final será 
siempre del Señor.