Está en la página 1de 13

Corte Superior de Justicia de Huánuco

TERCER JUZGADO
DE FAMILIA DE HUÁNUCO
Jr. Huallayco N° 1326 (4° Piso)
Huánuco - Perú

3° JUZGADO DE FAMILIA - SEDE HUALLAYCO


EXPEDIENTE : 00682-2018-0-1201-JR-FT-03
MATERIA : VIOLENCIA FAMILIAR
JUEZ : ROMERO GUIA TEODORICO CESAR
ESPECIALISTA : YANET CORDERO DIAZ
DEMANDADO : VALENTIN JUSTO, FREDDY ISIDRO
AGRAVIADO : MENOR VALENTIN TOMAS, ELSA VALERIA
MENOR VALENTIN TOMAS, JHARI BEKAM
DEMANDANTE : TOMAS ADRIANO, GENOVA

AUTO FINAL NRO. 174 - 2018

RESOLUCION NRO.
Huánuco, nueve de Marzo
Del dos mil dieciocho.----)

AUTOS Y VISTOS: Los actuados en la presente


denuncia; y conforme a su estado se procede a expedir la presente resolución:

I. ASUNTO:

La denuncia interpuesta por GENOVA TOMÁS ADRIANO en representación


propia y de sus menores hijos de iniciales J.B.V.T (10) y E.V.V.T (03) contra
FREDDY ISIDRO VALENTÍN JUSTO sobre VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES Y
LOS INTEGRANTES DEL GRUPO FAMILIAR.

II. ANTECEDENTES

1. Denuncia

A razón del INFORME POLICIAL N° 169-2018-DIRNOP/V-MRP-PNP-


HSMU-DIVOPUS-C.A-SF, en autos de fojas uno a cuatro, se advierte el
presente documento redactado por la Comisaría de Amarilis,
posteriormente remitido a este juzgado de familia, según se desprende del
numeral IV. Análisis y Evaluación de los hechos, que: “El 20FEB2018,
siendo las 12:22:38 horas, se recibe una denuncia verbal en el sistema
(SIDPOL), sobre presunta infracción a la Ley N° 30364 Ley para Prevenir,
Sancionar y Erradicar la Violencia contra las mujeres y los integrantes del
Grupo Familiar (Violencia psicológica), en agravio de Génova TOMAS
ADRIANO (31) y de iniciales los menores J.B.V.T (10) y E.V.V.T (03),
seguido contra su conviviente/ padre Freddy Isidro VALENTIN JUSTO (29),
ocurrido el día 19FEB2018, a horas 12:00 aprox., en esta jurisdicción de
Amarilis”

Páá giná 1
III. FUNDAMENTOS

Delimitación del Petitorio

1. El objeto de la presente denuncia es dictar medidas de protección a favor


de los presuntos agraviados, GENOVA TOMÁS ADRIANO y sus menores
hijos de iniciales J.B.V.T (10) y E.V.V.T (03), representados por su
progenitora (Art. 45 del código Civil), por los presuntos actos de Violencia
Psicológica imputados al denunciado FREDDY ISIDRO VALENTÍN
JUSTO.

Defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad

2. El Estado social y democrático de Derecho implica que los derechos


fundamentales adquieren plena eficacia vertical –frente a los poderes del
Estado – y horizontal –frente a los particulares –. Ello excluye la posibilidad
de que existan actos de los poderes públicos y privados que estén
desvinculados de la eficacia jurídica de los derechos fundamentales, toda
vez que éstos no sólo son derechos subjetivos de las personas sino también
instituciones objetivas que concretizan determinados valores
constitucionales –justicia, igualdad, pluralismo, democracia, entre otros –
recogidos, ya sea de manera tácita o expresa, en nuestro ordenamiento
constitucional.1
3. La Constitución (artículo 1º) establece que “[l]a defensa de la persona
humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del
Estado”. Esta disposición constitucional es la “piedra angular” de los
derechos fundamentales de las personas y, por ende, de todo el
ordenamiento jurídico. La dignidad de la persona humana fundamenta los
parámetros axiológicos y jurídicos de las disposiciones y actuaciones
constitucionales de los poderes políticos y de los agentes económicos y
sociales, así como también establece los principios y, a su vez, los límites
de los alcances de los derechos y garantías constitucionales de los
ciudadanos y de las autoridades.
4. En ese sentido la dignidad de la persona humana constituye un valor y un
principio constitucional portador de valores constitucionales que prohíbe,
consiguientemente, que aquélla sea un mero objeto del poder del Estado o
se le dé un tratamiento instrumental. Pero la dignidad también es
un dínamo de los derechos fundamentales; por ello es parámetro
fundamental de la actividad del Estado y de la sociedad, así como
la fuente de los derechos fundamentales. De esta forma la dignidad se
proyecta no sólo defensiva o negativamente ante las autoridades y los
particulares, sino también como un principio de actuaciones positivas para
el libre desarrollo de la persona y de sus derechos.
5. En la medida en que los derechos fundamentales constituyen una
manifestación de la dignidad de la persona humana, aquellos tienen una
posición central en el ordenamiento jurídico. Esa centralidad implica, a su
vez, la previsión de mecanismos jurídicos que garanticen su eficacia real,

1
Exp N.º 10087-2005-PA/TC, Ica, caso: Alipio Landa Herrera, del 18-12-2007.

Páá giná 2
pues cuando se vulnera un derecho fundamental se afecta tanto el derecho
subjetivo de las personas cuanto el conjunto de valores y bienes
constitucionales que precisan ser igualmente protegidos. Ello justifica que
nuestra Constitución (artículo 200º) haya previsto determinadas “garantías
constitucionales” a fin de salvaguardar el principio de supremacía jurídica
de la Constitución y la vigencia efectiva de los derechos fundamentales.
6. Esto mismo puede predicarse de los denominados derechos sociales, por
cuanto éstos no pueden ni deben ser concebidos como
derechos programáticos sino más bien como derechos progresivos. La
diferencia entre uno y otro – que no es para nada irrelevante – radica en
que si se asume que los derechos fundamentales son programáticos el
Estado no asume obligación alguna para garantizar su plena eficacia,
mientras que lo progresivo sí comporta la obligación positiva y negativa del
Estado de otorgar en la mayor medida posible –esto es dentro de las
posibilidades jurídicas y fácticas- las condiciones mínimas para el goce de
los derechos sociales en general y del derecho a la pensión en particular. 2

Del derecho a la integridad personal

7. La Convención Americana sobre Derechos Humanos señala en su artículo


5° que "Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física,
psíquica y moral". En este sentido la Constitución recoge en su artículo 2°,
inciso 24), h), a esta norma al señalar que "Nadie debe ser víctima de
violencia moral, psíquica o física, ni sometido a tortura o tratos inhumanos
o humillantes”.
8. En este contexto jurídico, el Tribunal Constitucional, cumpliendo la misión
que la Constitución le ha encomendado, ha señalado a través de su
abundante jurisprudencia que el contenido esencial del derecho a la
integridad personal comporta los ámbitos físico, psíquico y moral, atributos
que constituyen la esencia mínima e imperturbable de la esfera subjetiva
del individuo. Respecto al ámbito psíquico del derecho a la integridad
personal, se ha precisado que éste se expresa en la preservación del
aspecto emocional y de las habilidades motrices e intelectuales del
individuo.3
9. El máximo Intérprete de la Constitución también ha precisado que el
contenido esencial del derecho a la integridad personal se direcciona en
tres planos: físico, psíquico y moral. Así, “La integridad física presupone el
derecho a conservar la estructura orgánica del ser humano; y, por ende, a
preservar la forma, disposición y funcionamiento de los órganos del cuerpo
humano y, en general, la salud del cuerpo. La afectación de la integridad
física se produce cuando se generan incapacidades, deformaciones,
mutilaciones, perturbaciones o alteraciones funcionales, enfermedades
corpóreas, etc. En ese orden de ideas, el apartado h) del inciso 24) del
artículo 2° de la Constitución prohíbe toda forma de violencia física”.4

Sujetos de protección de la Ley

2
Exp N.º 10087-2005-PA/TC, Ica, caso: Alipio Landa Herrera, del 18-12-2007.
3
STC. EXP. N.° 02079-2009-PI1C/TC, caso: L. J. T. A. e I. M. T. A., fundamento 7, del 09-09-2010.
4
STC. N° EXP. N.° 06117-2009-PHC/TC, caso: Juan Alberto Ugaz Salas, fundamento 4, del 14-04-2010.

Páá giná 3
10.Son sujetos de protección de la Ley N° 30364 Ley para Prevenir, Sancionar
y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres y los Integrantes de Grupo
Familiar: a) Las mujeres durante todo su ciclo de vida: niña, adolescente,
joven, adulta y adulta mayor y b) Los miembros del grupo familiar.
Entiéndase como tales, a los cónyuges, ex cónyuges, convivientes, ex
convivientes; padrastros, madrastras ascendientes y descendientes; los
parientes colaterales de los cónyuges y convivientes hasta el cuarto grado
de consanguinidad y segundo de afinidad; y a quienes, sin tener cualquiera
de las condiciones antes señaladas, habitan en el mismo hogar, siempre
que no medien relaciones contractuales o laborales; y quienes hayan
procreado hijos en común, independientemente que convivan o no, al
momento de producirse la violencia.

Definición de violencia familiar

11.El Primer Congreso de Organizaciones Familiares celebrado en Madrid en


1987, concluyó “la violencia familiar es toda acción u omisión de uno o
varios miembros de la familia que dé lugar a tensiones, vejaciones u otras
situaciones similares contra otros miembros de la misma”.
12.Respecto a la violencia familiar o intrafamiliar estamos hablando de todas
aquellas situaciones que se producen al interior de una unidad familiar en
la cuales uno o varios de sus miembros se interrelacionan con otros a
través de la fuerza física, la amenaza y/o la agresión emocional. 5
13.Se define también la violencia familiar como toda acción u omisión física,
psíquica o sexual practicada sobre los miembros más débiles de una
comunidad familiar, fundamentalmente las ejercidas sobre los menores,
mujeres y ancianos, así como las derivadas de la ruptura de la convivencia
o relación afectiva, que cause daño físico o psicológico o maltrato sin
lesión6

Definición de violencia contra las mujeres

14.La violencia contra la mujer es definida por el artículo 1° de la Convención


Interamericana para prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la
Mujer o Convención de Belem Do Pará como “cualquier acción o conducta,
basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o
psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado”; por
tanto la violencia contra la mujer tiene múltiples manifestaciones como la
violencia sexual, la violencia familia, la ablación o mutilación de órganos
femeninos, etc.7
15.La Ley N° 30364, en vigencia desde el 24 de noviembre de 2015, señala en
su artículo 5° que la violencia contra las mujeres es cualquier acción o
conducta que les cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o
psicológico por su condición de tales, tanto en el ámbito público como en el
privado.

5
ARDIRO VEGA, Wilfredo y otro, Violencia Familiar en la Región Andina, pp 9.
6
NUÑEZ MOLINA, Waldo, y otra citado por CASTILLO APARICIO, Johnny E. en Medidas Cautelares Personales
de la Violencia Familiar, UBI LEX Asesores S.A.C., edición noviembre 2015, p.21.
7
NOVAK, Fabián y NAMIHAS, Sandra, Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Manual para Magistrados
y auxiliares de justicia, Academia de la Magistratura y Cooperación Técnica Alemana, pp. 233.

Páá giná 4
16.En este sentido, se entiende por violencia contra las mujeres: a) La que
tenga lugar dentro de la familia o unidad doméstica o en cualquier otra
relación interpersonal, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el
mismo domicilio de la mujer. Comprende entre otros, violación, maltrato
físico o psicológico y abuso sexual; b) La que tenga lugar en la comunidad,
sea perpetrada por cualquier persona y comprende, entre otros, violación,
abuso sexual, tortura, trata de personas, prostitución forzada, secuestro y
acoso sexual en el lugar de trabajo, así como en instituciones educativas,
establecimientos de salud o cualquier otro lugar y c) La que sea perpetrada
o tolerada por os agentes del Estado, donde quiera que ocurra.

Medidas de Protección

17.Las medidas de protección conocidas también como medidas cautelares,


preventivas provisionales, son actos procesales que tienen por objeto
asegurar la propia actividad jurisdiccional. Se definen, además como un
medio para la realización de la justicia. Estas medidas se aplican ante la
probabilidad o inminencia de un daño irreparable, con la finalidad de
garantizar el desarrollo adecuado de una determinada situación jurídica
futura.8
18.A nivel internacional la Convención sobre Derechos Humanos, en su
artículo 63° señala “en extrema gravedad y urgencia, y cuando se haga
necesario evitar daños irreparables a las personas (…) podrá tomar las
medidas provisionales que considere pertinente….”.
19.La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha determinado que las
medidas provisionales, son por definición, de carácter temporal; sin
embargo, si persisten en el tiempo los prerrequisitos –los elementos de
extrema gravedad y urgencia y las <<necesidad de evitar daos irreparables
a las personas>> consagrado en el artículo 63 de la Convención Americana-
a la Corte no le queda alternativa sino mantenerlas (y en algunos casos
inclusive ampliarlas), por cuanto tienen primacía los imperativos de
protección del ser humano.9
20.Los procesos de violencia familiar tienen por finalidad proteger la
integridad física y psicológica de la persona humana, por constituir
derechos fundamentales protegidos por la Constitución y los Tratados
Internacionales de los cuales el Perú es parte, siendo que las medidas de
protección deben dictarse a favor de las víctimas, mientras dure el trámite
del proceso a fin de evitar que continúen las agresiones; siendo política del
Estado Peruano combatir estos actos, para el efecto la ley determina las
medidas de protección que pueden y deben dictarse.
21.El profesor Cesar San Martín10 señala que la naturaleza de estas medidas
de protección no es cautelar, pues no asegura el éxito del proceso o la
ejecución de una eventual sentencia, sino tuitiva coercitiva en razón de que
mediante estas medias se protege a los ofendidos por el presunto delito o
falta a través de la imposición de determinadas prohibiciones al acusado.
Que estas medidas tiene un propósito común: alejar al agresor, evitar

8
AYVAR ROLDAN, Carolina. Violencia familiar, interés de todos, doctrina, jurisprudencia y legislación, editorial
Adrus, 1ra, edición, octubre 2007, pp. 85
9
MANUELA RAMOS y FLORA TRISTA; Manual sobre Violencia familiar y sexual, Gráfica, pp. 49.
10
Citado por CASTILLO APARICIO, Johnny E. En Ob. Cit. pp, 79.

Páá giná 5
perturbaciones, en suma, precaver nuevos atentados contra la víctima,
afectando derechos del imputado.
22.En nuestro ordenamiento interno, el artículo 16° de la Ley N° 30364 Ley
para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres y los
Integrantes de Grupo Familiar, señala que en el plazo máximo de setenta y
dos horas siguientes a la interposición de la denuncia, el juzgado de familia
o su equivalente procede a evaluar el caso y resuelve en audiencia oral la
emisión de las medidas de protección requeridas que sean necesarias.
Asimismo, de oficio o a solicitud de la víctima, en la audiencia, en la
audiencia oral se pronuncia sobre medidas cautelares que resguardan
pretensiones de alimentos, regímenes de visitas, tenencia, suspensión o
extinción de la patria potestad, liquidación de régimen patrimonial y otros
aspectos conexos que san necesarios para garantizar el bienestar de las
víctimas.
23.Las medidas de protección que pueden dictarse en los proceso por actos de
violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar se
encuentran, entre otras, las siguientes: 1.- Retiro del agresor del domicilio;
2. Impedimento de acercamiento o proximidad a la víctima en cualquier
forma, a la distancia que la autoridad judicial determine; 3. Prohibición de
comunicación con la víctima vía epistolar, telefónica, electrónica; asimismo,
vía chat, redes sociales, red institucional, intranet u otras redes o formas
de comunicación; 4. Prohibición del derecho de tenencia y porte de armas
para el agresor; 5. Inventario sobre sus bienes y 6. Cualquier otra
requerida para la protección de la integridad personal y la vida de sus
víctimas o familiares.

Medidas Cautelares

24.Con respecto a este tipo de medidas, el artículo 39 del Decreto Supremo N°


009-2016-MIMP [Reglamento de la Ley N° 30364], dispone lo siguiente:
39.1. El Juzgado de Familia ordena de oficio o a pedido de parte las
medidas cautelares, conforme los requisitos establecidos en el artículo 611
del Código Procesal Civil. 39.2. En razón a la temporalidad de las medidas
cautelares, la víctima, antes de la expedición de la sentencia penal o del
Juzgado de Paz Letrado, puede plantear ante el Juzgado competente las
pretensiones civiles de fondo. A tal efecto, el Juzgado de Familia informa a
las víctimas que cuentan con servicios jurídicos gratuitos para recibir
asistencia en su derecho de acción sobre las pretensiones civiles antes
señaladas.
25.Las medidas Cautelares o de protección dictadas por el juzgado de Familia,
surten sus efectos hasta que la sentencia emitida por el Juzgado Penal o
Juzgado de Paz Letrado en materia de faltas quede consentida o
ejecutoriada, así lo establece el artículo 40 del Decreto Supremo N° 009-
2016-MIMP [Reglamento de la Ley N° 30364].
26.Así se tiene que, la medida cautelar constituye el instrumento legal que
permite garantizar la efectividad de una sentencia a dictarse en un proceso,
como tal, cumple una función primordial en la defensa de los derechos
sustantivos. Una de las características de la medida cautelar es la

Páá giná 6
prejudicialidad, lo que indica un adelantamiento de opinión del juez
respecto de lo que más adelante se resolverá11.

Medida Cautelar: Tenencia y Alimentos

27.De acuerdo a nuestra sistemática jurídica civil el contenido de la obligación


alimentaria son las prestaciones de dar y comprende todo lo que es
indispensable para atender el sustento, habitación, vestido y asistencia
médica del beneficiario, pero si el titular del derecho fuera menor de edad,
los alimentos comprenden también su educación, instrucción y
capacitación para el trabajo12.
28.El artículo 675° del código Procesal Civil, señala que la asignación
anticipada de alimentos procede cuando es requerida por los ascendientes,
el cónyuge, por los hijos menores con indubitable relación familiar; empero,
la acreditación de tal vínculo no basta, sino que además se encuentra
subordinada a la concurrencia simultánea de determinados presupuestos,
como son: a) La verosimilitud del derecho invocado; conocido en la
doctrina como el Fumus Boni Juris que viene a ser la apariencia del
derecho invocado, la cual implica que el peticionante de la medida debe
persuadir con hechos verosímiles al juzgador que su pretensión, tiene señal
o viso de ser amparada al final de éste. Es decir, al pedir la medida cautelar
debe convencerse al juzgador con hechos creíbles que es conveniente
asegurar con la medida cautelar el fallo que va a ser favorable; b)Peligro en
la demora del proceso, conocida en la doctrina como Periculum in mora, el
cual consiste en un riesgo de daño respecto de la situación jurídica cuya
protección se solicita, pero no se trata de cualquier peligro de daño, sino
un riesgo provocado por la demora del proceso, ya que no basta con
acreditar que la situación jurídica se encuentra en una situación de riesgo
o de peligro, sino lo que se debe acreditar es que el riesgo de daño jurídico
se deriva y/o se agudiza con la demora del proceso en particular y, c) La
razonabilidad de la medida, es decir, que resulte adecuada para
garantizar la eficacia de la pretensión.
29.En cuanto a la tenencia de los hijos, se tiene que, la Convención de los
Derechos del Niño, incorporada como ley en el país, en su artículo 9°
numeral tres establece que corresponde al Estado respetar el derecho del
niño que está separado de uno o de ambos padres a mantener relaciones
personales y contacto directo con ambos padres de modo regular, salvo si
ello es contrario al Interés Superior del Niño.
30.El Código de los Niños y Adolescentes señala en su artículo 87°: “Se podrá
solicitar la tenencia provisional si el niño fuere menor de tres años y
estuviere en peligro su integridad física, debiendo el Juez resolver en el
plazo de veinticuatro horas. En los demás casos, el Juez resolverá teniendo
en cuenta el informe del Equipo Multidisciplinario, previo dictamen fiscal.
Esta acción sólo procede a solicitud del padre o la madre que no tenga al
hijo bajo su custodia. No procede la solicitud de tenencia provisional como
medida cautelar fuera del proceso.

11
LEDESMA NARVAEZ, Marianella, Comentarios al Código Procesal Civil, Tomo III, Primera Edición 2008, pág. 608
12
PERALTA ANDIA, Javier Rolando, Derecho de Familia en el Código Civil. Editorial IDEMSA. 1ra. Edición. Julio 2008.
pp. 561.

Páá giná 7
Análisis del caso materia de controversia

a) De los actos de violencia familiar

Según se desprende del acta de recepción de denuncia verbal,


interpuesta ante la Comisaria de Amarilis, la denunciante refiere: “Me
dijo tu eres una mujer de la calle, lárgate, tienes tu marido en la calle,
no sabes cocinar, cocinas feo, me dijo, lárgate a la casa de tu familia no
quiero verte eres una tonta, muda no sabes nada, a mis hijos le dice
que le molesta, que hacen mucha bulla, que le tienen cansado, siempre
en la casa para renegando, cuando recibo la llamada por el celular me
dice seguramente estará llamando tu amante”.

b) De los documentos adjuntados a la denuncia

Los actos de Violencia Psicológica que habrían sufrido los presuntos


agraviados GENOVA TOMÁS ADRIANO y sus menores hijos de iniciales
J.B.V.T (10) y E.V.V.T (03), se corroboran con:

- INFORME PSICOLÓGICO N° 0117 – 2018 – MIMP/PNCVFS/CEM-


CA-J.D.B.C., practicado a la presunta agraviada Genova Tomás
Adriano, en fecha veinte de febrero del año en curso, por la
Psicóloga del Centro de Emergencia mujer – MIMP, profesional que
luego de evaluarla CONCLUYE que presenta: "AFECTACIÓN
PSICOLÓGICA ASOCIADO A MOTIVO DE DENUNCIA. DINÁMICA
DE VIOLENCIA FAMILIAR. MUESTRA INDICADORES DE
VIOLENCIA FÍSICA Y PSICOLÓGICA. FACTORES DE RIESGO
INDIVIDUALES Y FAMILIARES”.
- INFORME PSICOLÓGICO N° 0118 – 2018 – MIMP/PNCVFS/CEM-
CA-J.D.B.C., practicado al presunto menor agraviado de iniciales
J.B.V.T (10), en fecha veinte de febrero del año en curso, por la
Psicóloga del Centro de Emergencia mujer – MIMP, profesional que
luego de evaluarlo CONCLUYE que presenta: "NO AFECTACIÓN
PSICOLÓGICA ASOCIADO A MOTIVO DE DENUNCIA. MUESTRA
INDICADORES DE PRESENCIA DE OBSERVACIÓN DE VIOLENCIA
ENTRE SUS PADRES. FACTORES DE RIESGO INDIVIDUALES Y
FAMILIARES”.

- INFORME PSICOLOGICO N° 039-2018-MNBG.PS-EM-CSJH/PJ.


practicado a la presunta menor agraviada de iniciales E.V.V.T (03),
por la Psicóloga del Equipo Multidisciplinario de la Corte Superior
de Justicia de Huánuco; quien luego de evaluarla, CONCLUYE
señalando: "NIÑA CON DESARROLLO SOCIOEMOCIONAL Y
CONDUCTUAL ACORDE A SU ETAPA Y EDAD. NO SE EVIDENCIA
INDICADORES DE AFECTACIÓN EMOCIONAL”.

- Ficha de “valoración de riesgo” en mujeres víctimas de


violencia de pareja. De fojas seis a ocho, en autos se advierte de la
presencia de la presente ficha cuestionario, dicha ficha que fuera
practicada a la denunciante Genova Tomás Adriano en las

Páá giná 8
instalaciones de la Comisaría de Amarilis, por parte de los efectivos
policiales, al final se concluye que la recurrente se encontraría en
una situación de “RIESGO SEVERO”.

- Ficha de valoración de riesgo de niños, niñas y adolescentes


víctimas de violencia en el entorno familiar (0 a 17 años) de
fojas nueve a diez, en autos se advierte de la presencia de la
presente ficha cuestionario, dicha ficha que fuera practicada al
menor de iniciales J.B.V.T (10) en las instalaciones de la Comisaría
de Amarilis, por parte de los efectivos policiales, al final se concluye
que la recurrente se encontraría en una situación de “RIESGO
MODERADO”.

- Ficha de valoración de riesgo de niños, niñas y adolescentes


víctimas de violencia en el entorno familiar (0 a 17 años) de
fojas nueve a diez, en autos se advierte de la presencia de la
presente ficha cuestionario, dicha ficha que fuera practicada a la
menor de iniciales E.V.V.T (03) en las instalaciones de la Comisaría
de Amarilis, por parte de los efectivos policiales, al final se concluye
que la recurrente se encontraría en una situación de “RIESGO
LEVE”.

Consecuentemente, estando a los documentales detallados líneas arriba informe


psicológico, se evidencia que el derecho invocado por la denunciante en su agravio
existe y urge la necesidad de dictar medidas de protección a su favor, a fin de
neutralizar o minimizar los efectos nocivos del ejercicio de la violencia por parte
del presunto agresor y de esta manera garantizar el pleno ejercicio y respeto de los
derechos y libertades de la presunta víctima GENOVA TOMÁS ADRIANO,
consagrados como derechos fundamentales de la persona, las mismas que deben
ser proporcionales al daño causado, ser temporales y extendidas, hasta cuando el
Órgano Jurisdiccional [Juez de Paz Letrado o Juez Penal] correspondiente emita la
sentencia respectiva, o hasta el pronunciamiento fiscal por el que se decida no
presentar denuncia penal por resolución denegatoria, salvo que estos
pronunciamiento sean impugnados, tal como lo establece el artículo 23° de la Ley
N° 30364.

Por otro lado, con respecto al maltrato psicológico del que habrían sido
presuntamente víctimas los menores de iniciales J.B.V.T (10) y E.V.V.T (03),
resulta necesario que los hechos denunciados se corroboren a través de los
instrumentos que la ley otorga, como son en el caso de agresiones psicológicas
mediante pericias e informes psicológicos que medien de manera cualitativa la
afectación emocional y posterior daño psíquico; ahora si bien es cierto en autos
obran los informes psicológicos practicados a los menores en mención, también lo
es que los especialistas luego de evaluarlos, concluyen que no presentan
afectación emocional, siendo así en este extremo no resulta amparable la
denuncia a efectos de emitir medidas de protección a favor de los menores de
iniciales J.B.V.T (10) y E.V.V.T (03).

c) De las medidas cautelares de protección

Páá giná 9
31.Estando a los requerimientos de medidas cautelares formuladas por el Centro
de Emergencia Mujer – MIMP, con respecto a la solicitud de Custodia y
Tenencia de los menores de iniciales J.B.V.T (10) y E.V.V.T (03), conforme
señala el Código de los Niños y Adolescentes en su artículo 87, segundo
párrafo “(…) Esta acción sólo procede a solicitud del padre o la madre que no
tenga al hijo bajo su custodia (…)”; por tanto no resulta amparable esta
medida cautelar por cuanto la denunciante tiene bajo su custodia a los
menores en cuestión; por lo que en vía cautelar solo queda reconocer la
tenencia de hecho ejecutada por la accionante GENOVA TOMÁS ADRIANO,
quien continuará ejerciendo la tenencia de sus citados hijos en forma
temporal, no debiendo el denunciado obstaculizar el ejercicio de la misma;
dejando a salvo el derecho de la recurrente para que pueda accionar la
petición principal ante el Órgano Jurisdiccional competente.

32.Con respecto a la petición de Asignación Anticipada de Alimentos a favor de


los menores de iniciales E.V.V.T (03) y J.B.V.T (10), en la suma de
cuatrocientos soles (S/. 400.00), por parte de la accionante; si bien es cierto a
fojas diecisiete y dieciocho, correspondientemente, obran las copias de los
documentos nacionales de identidad de los menores, con lo que se acreditaría
el entroncamiento familiar, también lo es que, la denunciante no cumple con
adjuntar medio probatorio alguno que certifique que el denunciado se
encuentre laborando como albañil y obtenga por ello un ingreso mensual de
mil doscientos soles (S/. 1,200.00), por lo tanto, se desconoce la situación
económica y patrimonial del denunciado; sin embargo ello no lo exonera de la
responsabilidad alimenticia que como padre tiene frente a sus hijos; siendo
así esta judicatura considera que la suma de cuatrocientos soles (S/.
400.00), a razón de doscientos soles (S/. 200.00) para cada menor se ajusta a
la realidad económica del denunciado, ya que si bien es cierto las necesidades
de los menores se presumen, también lo es que las posibilidades económicas
del emplazado se deben probar; por lo tanto, ante el desconocimiento de dicha
situación, resulta razonable el monto peticionado bajo los criterios de este
juzgado; dejando a salvo el derecho de la recurrente a efectos de que pueda
accionar la petición principal ante el órgano jurisdiccional y la vía
procedimental correspondiente.

Finalmente de conformidad al artículo 48.1 del Decreto Supremo N° 009-2016-


MIMP [Reglamento de la Ley N° 30364] se deberá remitir copia de lo actuado a la
SEXTA FISCALIA PROVINCIAL PENAL CORPORATIVA DE HUANUCO para que
proceda de acuerdo a sus atribuciones.

IV. DECISIÓN

Por estos fundamentos, el Tercer Juzgado de Familia de Huánuco, Administrando


Justicia a nombre de la Nación

RESUELVE:

Páá giná 10
1. OTORGAR MEDIDAS DE PROTECCION a favor de la presunta
agraviada BETSY KATHERIN MARTINEZ VASQUEZ, consistentes en:

a) Que, el presunto agresor FREDDY ISIDRO VALENTÍN JUSTO se abstenga


inmediatamente de ejercer actos de violencia física, psicológica o cualquier
otro tipo de violencia, de acosar o dirigirse en forma violenta en contra de
GENOVA TOMÁS ADRIANO quedando prohibido éstos y cualquier otro
tipo de agresión dentro del hogar, fuera de él, en tránsito, en su centro
laboral, así como en cualquier otro lugar donde se encuentre la presunta
víctima.

b) Que, el presunto agresor FREDDY ISIDRO VALENTÍN JUSTO, DEBERA


ABSTENERSE DE INFERIR INSULTOS, AGRAVIOS, AMENAZAS,
INTIMIDACIONES, DEBERA EVITAR LAS DISPUTAS, ALTERCADOS,
ROCES U OTRAS FORMAS DE CONFRONTACIÓN CON LA PRESUNTA
VICTIMA GENOVA TOMÁS ADRIANO, cuando estos se encuentren en la
casa que habita o habitará, en su tránsito, en la calle y en cualquier otro
lugar que pudieran encontrarse.

c) ORDENO que ambos convivientes GENOVA TOMÁS ADRIANO y FREDDY


ISIDRO VALENTÍN JUSTO, reciban TERAPIAS PSICOLOGICAS por un
lapso de CUATRO MESES a fin de que la víctima se restablezca de la
alteración emocional y el agresor tome conciencia de los actos de violencia
contra su conviviente, para la cual NOTIFIQUESE al Psicólogo del Equipo
Multidisciplinario a fin de que dé cumplimiento a lo ordenado, debiendo
comunicar a este juzgado dicha terapia; bajo responsabilidad funcional.

d) ORDENO al presunto agresor FREDDY ISIDRO VALENTÍN JUSTO a que


no deberá de exponer de manera irresponsable e innecesaria a los
conflictos interpersonales que pueda tener con la presunta agraviada
GENOVA TOMÁS ADRIANO, a sus menores hijos de iniciales J.B.V.T (10)
y E.V.V.T (03), bajo apercibimiento de ser denunciado por el delito de
exposición al peligro o abandono del menor incapaz previsto en el artículo
125 del código penal vigente, debiendo procurar resolver sus conflictos de
manera pacífica, recurriendo al diálogo y a no obstaculizar bajo ningún
pretexto los lazos paterno filiales –madre y padre.

e) SE EXHORTA al presunto agresor FREDDY ISIDRO VALENTÍN JUSTO


que queda terminantemente prohibido de ejecutar actos de violencia de
cualquier índole en contra de su conviviente e hijos, debiendo de resolver
sus conflictos convivenciales de manera pacífica, recurrir al diálogo para
resolver sus diferencias de lo contrario además de ser denunciado por el
delito de desobediencia y resistencia a la autoridad –previsto en el código
penal art. 368- SERÁ RETIRADO del domicilio convivencial sin el trámite
judicial previo, será impedido de acercarse a la agraviada y se le impedirá
todo tipo y forma de comunicación, por lo tanto se le llama y exhorta a
aguardar decoro y buena conducta.

2. OTORGAR MEDIDAS CAUTELARES TEMPORALES consistente en:

Páá giná 11
f) FÍJESE como monto de la ASIGNACIÓN ANTICIPADA TEMPORAL DE
ALIMENTOS a favor de los menores de iníciales J.B.V.T (10) y E.V.V.T
(03) la suma de CUATROCIENTOS SOLES (S/. 400.00) mensuales, a
razón de DOSCIENTOS SOLES (S/. 200.00) para cada menor, siendo que
para el cumplimiento de la presente decisión el denunciado FREDDY
ISIDRO VALENTÍN JUSTO deberá de abrir una cuenta de ahorros en
cualquier entidad financiera del sistema bancario a nombre de la
denunciante GENOVA TOMÁS ADRIANO, a efectos de que realice los
depósitos de las pensiones. Dejándose a salvo el derecho de la recurrente a
efectos de que pueda accionar la petición principal ante el órgano
jurisdiccional y la vía procedimental correspondiente.

g) RECONOZCASE LA TENENCIATEMPORAL DE HECHO de los menores de


iniciales de iniciales J.B.V.T (10) y E.V.V.T (03), a favor de su señora
madre doña GENOVA TOMÁS ADRIANO, quedando PROHIBIDO el
denunciado FREDDY ISIDRO VALENTÍN JUSTO, de obstaculizar el
ejercicio de la misma. Dejándose a salvo el derecho de la recurrente para
que pueda accionar la petición principal ante el Órgano Jurisdiccional
competente.

h) SE ORDENA al presunto agresor FREDDY ISIDRO VALENTÍN JUSTO, que


cumpla con las presentes medidas de protección y cautelares dictadas,
bajo apercibimiento de ser denunciado por el delito de Desobediencia y
Resistencia a la Autoridad, prescrito en el artículo 368° del Código Penal en
caso de incumplimiento, para tal efecto OFICIESE a la Comisaría PNP de
AMARILIS para el cumplimiento de estas medidas de protección. Para tal
efecto se detalla la dirección de ambas partes sito en el Jr. Urbinas G-2; Int.
11. Ref. Por le Pueblo Joven San Luis – sector 1, Paradero 14. Teléfono
celular N° 979393489.

i) MANTENGASE VIGENTES estas Medidas de Protección y Cautelares


HASTA que el Órgano Jurisdiccional correspondiente ya sea Juzgado Penal
o Juzgado de Paz Letrado, expida la sentencia correspondiente o hasta que
la Fiscalía Corporativa Penal emita el pronunciamiento por el que decide no
formular denuncia penal y archivar los actuados, con resolución
consentida o ejecutoriada.

j) De conformidad al artículo 48.1 del Decreto Supremo N° 009-2016-MIMP


[Reglamento de la Ley N° 30364], REMÍTASE EN EL DIA copias
certificadas de todo lo actuado a la SEXTA FISCALIA PROVINCIAL PENAL
CORPORATIVA DE HUÁNUCO a fin de que proceda conforme a sus
atribuciones legales.

3. NO OTORGAR MEDIDAS DE PROTECCIÓN a favor de los presuntos


menores agraviados de iniciales de iniciales J.B.V.T (10) y E.V.V.T (03,
representados por su progenitora Genova Tomás Adriano, por los
supuestos actos de violencia psicológica imputados a la persona de

Páá giná 12
FREDDY ISIDRO VALENTÍN JUSTO. NOTIFIQUESE con las formalidades
de ley.

Páá giná 13