Está en la página 1de 3

Tejido óseo compuesto por la matriz ósea y las células Oseas

Los osteoblastos son las células especializadas en la síntesis de matriz ósea y son responsables del crecimiento y
remodelación del hueso.
Los osteoclastos se encargan de eliminar hueso, tanto la matriz ósea mineralizada como la orgánica, mediante
un proceso denominado resorción
Los osteocitos son un tipo de células ósea madura que se encuentran en el hueso, un tejido conectivo
especializado. Derivan de otras células conocidas como osteoblastos y se encuentran en gran proporción dentro
de unos lugares denominados “lagunas”, en el interior de la matriz ósea.
Célula osteoprogenitora está es una célula en reposo capaz de transformarse en un osteoblasto y secretar matriz
ósea. Estas células se encuentran en las superficies externas e internas de los huesos (células periósticas y células
endósticas). Son capaces de dividirse y proliferar, y tiene la capacidad de diferenciarse a tres tipos celulares,
además de los osteoblastos; estas son: adipositos, condroblastos y fibroblastos
Tejido óseo compacto: capa externa de los huesos largos formando la diáfisis; exterior e interior de los huesos planos y en distintas zonas en los huesos cortos.
Tejido óseo esponjoso: Se encuentra en la zona interna de huesos largos y planos. Forma la epífisis en los huesos largos. En los huesos cortos forman el interior y zonas del
exterior. Tipo de tejido óseo encontrado en las epífisis de los huesos, que forma una red de trabéculas óseas, dejando unos espacios que son ocupados por la médula ósea. Se
le llama también hueso trabecular.
TEJIDO CARTILAGINOSO
ELÁSTICO Aspecto amarillento y muchas fibras de colágeno. Es elástico y flexible. Se halla en el pabellón auditivo.
HIALINO Aspecto blanquecino y pocas fibras de colágeno. Es el más abundante del cuerpo. Forma la ternilla de la nariz y los cartílagos de las costillas, de la laringe, y de la
tráquea. Se encuentra en el esqueleto del feto y después pasa a ser tejido óseo, articulaciones
FIBROSO Presenta numerosas células de colágeno que aportan resistencia. Es una forma de transición entre el tejido conectivo denso y el cartílago hialino. Se encuentra en
los discos intervertebrales y los meniscos
Su principal constituyente es la matriz cartilaginosa, que es de consistencia gelatinosa pero muy resistente a la presión. En la matriz hay pequeñas cavidades o lagunas
denominadas condroplastos, en donde se alojan los condrocitos.
Condroblastos: Los condroblastos son células en forma de huso encargadas de secretar y mantener la matriz cartilaginosa.
Condroclastos: Son células de gran tamaño y multinucleadas. Su función es degradar cartílago durante el proceso de condrogénesis para moldear el desarrollo.
Condrocitos Se trata de células derivadas de los condroblastos. Su principal función es mantener esta matriz, produciendo colágeno y proteoglicanos
FUNCIONES
Su principal función es servir de soporte a otros órganos. En órganos o conductos huecos —tales como los del sistema respiratorio (por ejemplo: tráquea, bronquios) o los del
auditivo (canal auditivo) dan forma y soporte a estos, evitando que colapsen.
Protege los huesos en las articulaciones, evitando su desgaste. Además, en embriones de vertebrados forma el sistema esquelético.
TEJIDO ADIPOSO
El tejido adiposo, por un lado cumple funciones mecánicas: una de ellas es servir como amortiguador, protegiendo y manteniendo en su lugar los órganos internos así como a
otras estructuras más externas del cuerpo, y también tiene funciones metabólicas y es el encargado de generar grasas para el organismo también sirve de soporte estructural.
Finalmente tiene siempre una función de reserva.
La grasa parda, marrón o beige, por el contrario, sí que hace algo más que acumularse. Y es que se trata de un tipo de grasa metabólicamente activa. Esta es la grasa que
produce calor para lograr protegernos del frío. Esas mitocondrias son los "motores" con los que queman calorías para producir calor.
La grasa blanca es, básicamente, el tipo de grasa que todos conocemos. Esta se encuentra en los depósitos de grasa que tenemos y su única función es ser fuente de
energía cuando lo necesitamos. Cuando no la necesitamos - porque gastamos menos energía de la que consumimos - se almacena a la espera de ser necesitada y simplemente
se queda ahí, acumulándose.
En los humanos, el tejido adiposo está localizado debajo de la piel (grasa subcutánea), alrededor de los órganos internos (grasa visceral), en la médula ósea (médula ósea
amarilla) y en las mamas
Las células adiposas, adipocitos o lipocitos son las células que forman el tejido adiposo, Los adipocitos son las células encargadas de almacenar energía en forma de grasa,
por lo que constituyen el tejido adiposo o tejido graso.