Está en la página 1de 30

[Escribir el nombre de la compañía] 1

[Escribir el título del documento]

MONOGRAFIA
LA RELACION ENTRE LA ETICA, DERECHO
Y PRACTICA JURIDICA.

INTRODUCCION

En el campo del derecho influyen aspectos que envuelven desde el cliente


que solicita los servicios del Abogado, pasando por los estudios de las pruebas
para conseguir la verdad hasta la decisión emitida por un Juez. No obstante, no
son solo estos aspectos los que se den tomar en cuenta, también existen aspectos
importantes como: la ética, la ética empírica, ética de bienes, ética cristiana, ética
del placer, ética formal, ética de valores, axiología, entre otros.

En este orden de ideas, se tiene que la ética no es más que la parte de la


filosofía que trata de la moral y las obligaciones del hombre y por valores se tiene
que son superiores, esto se debe a que tienen que ver con el uso de nuestra
libertad, ese don inapreciable y sublime que nos permite ser constructores de
nuestro propio destino. Si se engloban todos estos conceptos y lo aplicamos a la
actuación del Profesional del Derecho, se puede resumir que un abogado "debe
ser" una persona íntegra, honesta, apegada a sus principios éticos y profesionales
para de esta manera ganarse la confianza de la población quienes de cierta
manera serán sus clientes en un futuro.

Con la presenta investigación se pretende aportar de manera simbólica, a


los que en un futuro serán Abogados e inclusive a los que ya los son.
[Escribir el nombre de la compañía] 2
[Escribir el título del documento]

Subtemas:

1. La Ética y las Virtudes éticas en el ejercicio de la profesión


práctica jurídica judicial.
2. Presencia de conceptos y principios centrales de la ética en los
Códigos.

1. ETICA

La Ética es la parte de la filosofía que trata de la moral y las obligaciones


del hombre. En otras palabras, "es la ciencia de la conducta". Entendemos por
actitud constante (conjunto de acciones concientes) dirigidas hacia un fin. La ética
viene a ser en código de reglas o principios morales que rigen la conducta,
considerando las acciones de los seres humanos con referencia a su justicia o
injusticia, a su tendencia al bien o a su tendencia al mal. Así decimos que la ética
es normativa, porque busca un ideal o norma, según el cual se pueden formular
las reglas y leyes de la conducta. Así que la conducta ética viene a ser
sencillamente una conducta de acuerdo con ciertas normas.

El término "ETICA" viene del griego "ta ethica" = los asuntos morales, y se
deriva de hechos = costumbre.

a. FUNDAMENTOS DE LA ETICA

Este obrar humano se puede entender en forma individual o en forma


social. Para Aristóteles, existían tres niveles en el obrar, el obrar del individuo, el
obrar de la familia y el obrar de la sociedad.

La ética discute y juzga las normas morales y jurídicas, siendo las primeras
las que regulan lo que la sociedad aprueba o desaprueba, y las segundas las que
regulan las prohibiciones, castigando el incumplimiento de las mismas. También
en ella se realiza por una parte la crítica y el análisis de la moralidad y por otra
propone normas, escala de valores o ideales que van a primar sobre otros.
[Escribir el nombre de la compañía] 3
[Escribir el título del documento]

La discusión ética se realiza en el plano del "debe ser" y no meramente "del


ser".

Cada uno de nosotros consideramos nuestros actos y comportamiento


como buenos o malos, pero en general nos exigimos el obrar bien como un deber,
una obligación.

2. DEFINICIÓN DE MORAL

La moral se refiere a todas aquellas normas de conducta que son


impuestas por la sociedad en su afán de mantener bajo su cultura a los individuos.

a. DIFERENCIAS ETICA-MORAL

El uso de la palabra Ética y la palabra Moral está sujeto a diversos


convencionalismos y que cada autor, época o corriente filosófica las utilizan de
diversas maneras. Pero para poder distinguir será necesario nombrar las
características de cada una de estas palabras así como sus semejanzas y
diferencias.

I. Características de la Moral.

La Moral es el hecho real que encontramos en todas las sociedades, es un


conjunto de normas a saber que se transmiten de generación en generación,
evolucionan a lo largo del tiempo y poseen fuertes diferencias con respecto a las
normas de otra sociedad y de otra época histórica, estas normas se utilizan para
orientar la conducta de los integrantes de esa sociedad.

II. Características de la Ética.

Es el hecho real que se da en la mentalidad de algunas personas, es un


conjunto de normas a saber, principio y razones que un sujeto ha realizado y
establecido como una línea directriz de su propia conducta.

III. Semejanzas y Diferencias entre Ética y Moral.

Los puntos en los que confluyen son los siguientes:


[Escribir el nombre de la compañía] 4
[Escribir el título del documento]

En los dos casos se trata de normas, percepciones, deber ser.

La Moral es un conjunto de normas que una sociedad se encarga de


transmitir de generación en generación y la Ética es un conjunto de normas que un
sujeto ha esclarecido y adoptado en su propia mentalidad.

Ahora los puntos en los que difieren son los siguientes:

La primer diferencia, la Moral tiene una base social, es un conjunto de


normas establecidas en el seno de una sociedad y como tal, ejerce una influencia
muy poderosa en la conducta de cada uno de sus integrantes. En cambio la Ética
surge como tal en la interioridad de una persona, como resultado de su propia
reflexión y su propia elección.

Una segunda diferencia es que la Moral es un conjunto de normas que


actúan en la conducta desde el exterior o desde el inconsciente. En cambio la
Ética influye en la conducta de una persona pero desde si misma conciencia y
voluntad.

Una tercera diferencia es el carácter axiológico de la ética. En las normas


morales impera el aspecto prescriptivo, legal, obligatorio, impositivo, coercitivo y
punitivo. Es decir en las normas morales destaca la presión externa, en cambio en
las normas éticas destaca la presión del valor captado y apreciado internamente
como tal. El fundamento de la norma Ética es el valor, no el valor impuesto desde
el exterior, sino el descubierto internamente en la reflexión de un sujeto.

Con lo anterior podemos decir existen tres niveles de distinción.

El primer nivel está en la Moral, o sea, en las normas cuyo origen es


externo y tienen una acción impositiva en la mentalidad del sujeto.

El segundo es la Ética conceptual, que es el conjunto de normas que


tienen un origen interno en la mentalidad de un sujeto, pueden coincidir o no con
la moral recibida, pero su característica mayor es su carácter interno, personal,
autónomo y fundaméntate.
[Escribir el nombre de la compañía] 5
[Escribir el título del documento]

El tercer nivel es el de la Ética axiológica que es el conjunto de normas


originadas en una persona a raíz de su reflexión sobre los valores.

b. EL OBRAR BIEN

Cuando decimos que alguien obró bien generalmente queremos decir que
cumplió con su deber, aunque no siempre cumplir con nuestro deber nos conduce
a la felicidad, el hecho es que una persona obra bien cuando actúa deacuerdo a
las normas existentes de una sociedad, ahora esta calificación de "bien" está
determinada por un sujeto externo (no el individuo que realiza la acción) por lo que
esta calificación puede estar influenciada por los pensamientos de aquel sujeto
que califica. En conclusión el obrar bien no debe ser regido por la moral sino por la
ética de cada persona ya que es esta la que realiza la acción y esta también la
que debe aceptar las consecuencias.

c. LOS VALORES

Son características morales que toda persona posee, tales como la


humildad, la piedad y el respeto; así como todo lo referente al género humano. El
concepto de valores se trató, principalmente, en la antigua Grecia como algo
general y sin divisiones, pero la especialización de los estudios en general han
creado diferentes tipos de valores, y han relacionado estos con diferentes
disciplinas y ciencias. Es una entidad intrínseca y social al mismo tiempo.

Se denomina tener valores al respetar a los demás; asimismo son un


conjunto de ejemplos que la sociedad establece para las personas en las
relaciones sociales. Su estudio corresponde a la Axiología, una rama de la
Filosofía, y de una forma aplicada pueden ocuparse otras ciencias como la
Sociología, la Economía y la Política, realizándolo de maneras muy diferenciadas.

Valor es aquello que hace a una cosa digna de ser apreciada, deseada y
buscada. Los valores son, por tanto, ideales que siempre hacen referencia al ser
humano y que este tiende a convertir en realidades. Representa el deber-ser del
comportamiento humano, no lo que uno es en realidad.
[Escribir el nombre de la compañía] 6
[Escribir el título del documento]

Son creencias de mayor rango, tienen una expresión de consenso social, y


es un componente de la cultura, que incluye asimismo a los agnósticos con los
movimientos de antivalores o bien por su sustitución por otro grupo de valores.

La sociología funcionalista, con el mantenimiento de pautas y la articulación


de un sistema de significado cultural dentro de la estructura del sistema social, ha
encontrado el puesto que le corresponde a los sistemas de valores, básico para la
acción social. Sinónimos de éstos son actas y declaraciones de derechos,
deontología, creencias, dogmas, estética, ética, moral, principios, prioridades y
tradiciones.

Los Valores Morales o Éticos

Son superiores, esto se debe a que tienen que ver con el uso de nuestra
libertad, ese don inapreciable y sublime que nos permite ser constructores de
nuestro propio destino. Estos son los valores humanos por excelencia, pues
determinan nuestro valor como personas. Incluyen, entre otros, la honestidad, la
bondad, la justicia, la autenticidad, la solidaridad, la sinceridad y la misericordia.
Cada uno apoya y sostiene a los demás; juntos forman esa sólida estructura que
constituye la personalidad de un hombre maduro. Son aquellos que perfeccionan
al hombre en lo más íntimamente humano, haciéndolo con mayor calidad como
persona.

Los valores morales surgen primordialmente en el individuo por influjo y en


el seno de la familia, y son como por ejemplo el respeto, la tolerancia, la
honestidad, la lealtad, el trabajo, la responsabilidad, etc.

Para que se dé esta transmisión de valores es de vital importancia la


calidad de las relaciones con las personas significativas en su vida, sus padres,
hermanos, parientes y posteriormente amigos y maestros. Es además
indispensable el modelo y ejemplo que estas personas significativas muestren al
niño, para que se dé una coherencia entre lo que se dice y lo que se hace.
[Escribir el nombre de la compañía] 7
[Escribir el título del documento]

Recordemos que una persona valiosa, es una persona que posee valores
interiores y que vive de acuerdo a ellos. Un hombre vale entonces, lo que valen
sus valores y la manera en como los vive.

La libertad: Parece ser el bien más preciado que posee el hombre. Libertad de
conciencia, para alcanzar una vida coherente y equilibrada desde el interior,
libertad de expresión, para poder difundir nuestras ideas y promover el debate y la
discusión abierta, libertad de reunión como garantía para asociarme con aquellos
que comparten ideales y trabajar por los mismos, libertad para elegir responsable
y pacíficamente a nuestros gobernantes.

La solidaridad: Surge cuando mi libertad, mi desarrollo y mi bienestar ya no son


compatibles con las necesidades y desgracias de los demás. Ya no nos limitamos
a compartir en el seno familiar, sino con los demás.
Una persona con altos valores morales promoverá el respeto al hombre, la
cooperación y comprensión, una actitud abierta y de tolerancia, así como de
servicio para el bienestar común
Características de los Valores

I. Independientes e inmutables: son lo que son y no cambian, por ejemplo: la


justicia, la belleza, el amor.
II. Absolutos: son los que no están condicionados o atados a ningún hecho
social, histórico, biológico o individual. Un ejemplo puede ser los valores
como la verdad o la bondad.
III. Inagotables: no hay ni ha habido persona alguna que agote la nobleza, la
sinceridad, la bondad, el amor. Por ejemplo, un atleta siempre se preocupa
por mejorar su marca.
IV. Verdaderos: los valores se dan en las personas o en las cosas,
independientemente que se les conozca o no. Un valor objetivo siempre
será obligatorio por ser universal (para todo ser humano) y necesario para
todo hombre, por ejemplo, la sobre vivencia de la propia vida. Las valores
tienen que ser descubiertos por el hombre y sólo así es como puede
hacerlos parte de su personalidad.
[Escribir el nombre de la compañía] 8
[Escribir el título del documento]

V. Subjetivos: los valores tienen importancia al ser apreciados por la persona,


su importancia es sólo para ella, no para los demás. Cada cual los busca de
acuerdo con sus intereses.
VI. Objetivos: los valores son también objetivos porque se dan
independientemente del conocimiento que se tenga de ellos. Sin embargo,
la valoración es subjetiva, es decir, depende de las personas que lo juzgan.
Por esta razón, muchas veces creemos que los valores cambian, cuando
en realidad lo que sucede es que las personas somos quienes damos
mayor o menor importancia a un determinado valor.
VII. Es una conducta aprendida: debido a que los valores dependen de una
estimativa para concluir que es digno, la cualidad eleva a la persona por
esto debe existir una concordancia o correspondencia colectiva universal
sobre esa cualidad. El comportamiento que materializa el valor puede
ser:La moral, la cual es internalizada por los procesos de crianza en el
hogar o educativos en la escuela.
VIII. Son atemporales: valen siempre entre ellos la bondad, la justicia, la caridad,
son considerados como valores que han transcendido a través del tiempo.
IX. Son universales: varían solamente en el modo de comprenderlos o
expresarlos.
X. Son bipolares: generalmente pueden darse como un valor, un desvalor o un
valor negativo. Bueno-malo, santo-profano, bondad-maldad, caridad-
egoísmo, entre otros.

3. VIRTUDES Y DERECHO

Un rasgo central de la ética de la virtud es la concepción de autorealización


(eudaimonia) como el fin último. En el contexto jurídico, esto se traduce en la
creencia de que el objetivo adecuado del Derecho es promover la virtud y prevenir
el vicio. Hay, sin embargo, diversas maneras en las que el derecho puede
contribuir, intencionalmente o no, a formar el carácter. Por ejemplo, en el caso del
derecho penal, no es razonable pensar que, incluso aunque fuera posible, se
deben criminalizar todos los vicios u obligar a los ciudadanos a comportarse
[Escribir el nombre de la compañía] 9
[Escribir el título del documento]

siempre de manera virtuosa. La virtud no constituye solamente un fin posible del


derecho o una justificación del mismo. Existen otras conexiones importantes entre
derecho y virtud así como entre derecho y vicio. Ya he mencionado anteriormente
las funciones que puede cumplir la virtud en el razonamiento jurídico tanto en el
razonamiento acerca de normas como de hechos. Además, algunos autores han
sostenido que la virtud proporciona el contenido normativo de ciertos estándares
jurídicos enalgunas áreas del derecho (como, por ejemplo, la negligencia) la
justicia puede considerarse como una virtud natural, que nuestra relación con el
derecho se puede explicar en términos aretaicos, ya que la obediencia al derecho
es una virtud, que es un requisito para que los sistemas jurídicos funcionen bien
que los ciudadanos y los servidores públicos posean una serie de virtudes, que la
virtud es relevante paraciertas prácticas jurídicas como el nombramiento y
elección de jueces, que las normas jurídicas, los procesos y las instituciones
influyen y manifiestan el carácter de una comunidad y que deben, por tanto, ser
evaluadas en función de su tendencia a promover la virtud cívica y el vicio, y, por
último, que existen relaciones importantes entre vicio, responsabilidad penal y
castigo.

4. JUSTICIA Y VIRTUDES

Para la elaboración de nuestro trabajo nosotros elegimos “La ética de Nicómaco”


de Aristóteles.

Aristóteles sostiene que la virtud nos ayuda a buscar la felicidad y esa es la


base de la ética. A diferencia de Platón y Sócrates, Aristóteles enseña que la
virtud no viene directamente del conocimiento, sino que requiere el hábito, que la
felicidad no es un estado sino una actividad, y que el placer no es la felicidad sino
una consecuencia de la virtud, y especialmente que el hombre tiene un fin en sí
que no es absorbido totalmente por los fines del Estado. Aquí está la clave de
lectura de la ética de Aristóteles: la finalidad del acto humano. Todo acto tiene un
fin, que es la felicidad, pero se puede buscar este fin en diversas cosas.
Aristóteles muestra que el fin ha de ser específico del hombre, y esto es la
[Escribir el nombre de la compañía] 10
[Escribir el título del documento]

contemplación, a la cual ayuda la virtud necesariamente, pues la virtud busca el


medio que le da la recta razón del individuo.

A continuación realizamos una breve reseña sobre los puntos más sobresalientes
de los libros V y VI de la obra de Aristóteles, los cuales nos relatan sobre “las
virtudes y la justicia”.

Libro V: La justicia y las virtudes de carácter


Aristóteles dedica este libro a analizar la virtud de la justicia. Empieza
induciendo la definición justicia a partir de la definición nominal y de cuanto se
piensa cuando se oye la expresión "justicia". Afirma que la justicia es la virtud
completa por cuanto refiere a otras personas, pues es más difícil ejercer la virtud
con los demás que solamente consigo mismo. Así la virtud en general es justicia
vista en relación con los demás.
Esta justicia es la justicia general. Existe también la justicia particular, que
se divide asimismo en distributiva y transaccional, la distributiva que aplica una
proporción geométrica entre varias cosas o personas; la transaccional que aplica
una proporción aritmética. Luego, Aristóteles aplica esta distinción a la economía,
y dice que la justicia es el medio entre cometer injusticia y sufrirla y consiste en la
reciprocidad. Sin embargo, descubre que en este caso su fórmula de encontrar el
medio no funciona igual que en las pasiones: el medio es la igualdad de la
proporción.
Trata luego de la relación entre la justicia y la ley, una relación necesaria
para que el bien del otro se consiga, pues el hombre por sí mismo siempre busca
el propio bien. Por ello, se necesita una ley. Aquí entra la política, pues existe una
justicia natural que nadie puede transgredir y otra legal, que depende de las reglas
adoptadas. La justicia legal se debe seguir una vez que se han aprobado las
leyes. Esta justicia legal es variable porque los casos particulares se relacionan
con las normas universales de manera distinta en cada ocasión.
Aristóteles explica a continuación los diversos agravios en relación con la
justicia, y luego afirma que quien sufre alguna injusticia no lo puede hacer de
modo voluntario.Asimismo, nadie puede hacer injusticia a sí mismo, por ejemplo,
[Escribir el nombre de la compañía] 11
[Escribir el título del documento]

por medio del suicidio. La equidad supera la justicia en el sentido de corregir la ley
en ciertos casos particulares, pues la regla universal no contempla cada situación
particular.

Libro VI: Las virtudes intelectuales


El libro sexto es quizás el más importante para entender la ética de
Aristóteles, porque, como él mismo dijo al inicio de la obra, la verdad es el bien
superior, y este capítulo trata de la facultad del hombre que consigue este bien, el
entendimiento. Además, es el intelecto el que nos dice dónde está el medio debido
para realizar los actos virtuosos.
La primera cosa que hace es parafrasear lo que había dicho en I, 13: hay
dos partes del alma. Y distingue esta vez las sub-partes de la razón, que serían el
intelecto especulativo y el intelecto práctico, a los cuales corresponden la
sabiduría y la sabiduría práctica (llamada prudencia) respectivamente. Tres cosas
controlan el acto y la verdad en el alma: la percepción, el intelecto y el deseo. Pero
los animales no racionales tienen percepción, así que no es el primer principio en
el hombre. El intelecto práctico afirma y niega para que el deseo busque el bien y
huya del mal. El bien del intelecto especulativo es la verdad. El bien del intelecto
práctico es la verdad de acuerdo con el deseo recto. Así el primer principio de la
acción como causa eficiente es la elección racional, es decir, de acuerdo con el
fin; el principio de esto es el deseo, y así la elección racional requiere carácter. En
otras palabras, el intelecto y el deseo se influyen mutuamente en el campo
práctico, y la virtud depende del pensar y del carácter.
En el intelecto hay cinco virtudes: el arte, el conocimiento científico, la
prudencia, la sabiduría, y el entendimiento. Ahora bien, el entendimiento, el
conocimiento científico y la sabiduría se refieren a lo necesario, no a lo
contingente, ni a lo que puede hacer el hombre. Por otro lado, el arte y la
prudencia se refieren a lo que hace el hombre.
La prudencia es una virtud que permite descubrir el bien presente en una
acción a realizar. Es la virtud intelectual del obrar humano, no solo en el sentido de
obrar bien, sino de llegar a ser bueno por medio del obrar, pues ayudará a
[Escribir el nombre de la compañía] 12
[Escribir el título del documento]

encontrar los mejores bienes humanos en relación con la acción. Las virtudes
inferiores a la prudencia son: el deliberar bien, el juzgar bien, y el discernimiento.
Como la sabiduría concierne cosas más elevadas y universales, mientras
que la prudencia concierne la verdad en relación a los actos humanos, la sabiduría
está por encima de la prudencia, pues su objeto pertenece exclusivamente a la
parte superior del alma.

Primer Subtema

1. La Ética y las virtudes éticas en el ejercicio de la profesión y la tarea


judicial

La ética de los actos comunes de los hombres está especialmente tipificada en


la conducta del hombre profesional del Derecho. No es difícil advertir cuán
importante es para el justiciable y para la comunidad toda, estar frente a un
profesional no solamente idóneo en las materias de su quehacer diario, sino por
sobre todas las cosas " honesto" en su ejercicio profesional.

El desarrollo de la ética dentro de la práctica profesional del abogado,


encuentra su fundamento en el desarrollo de una actitud reflexiva tanto de la
actividad profesional como de su responsabilidad frente a la sociedad.

La Abogacía tiene sus normas de ética, reguladas por los distintos Colegios
Profesionales de Abogados en todo el país y todas ellas son el compendio de
conductas esperables y exigibles a los profesionales de la matrícula. La ética
profesional se hace visible desde conductas elementales en el tratamiento con los
clientes y entre los colegas, en la actuación jurisdiccional, en las relaciones con las
autoridades, e inunda el ámbito privado cuando las mismas, se relacionan con
determinados delitos penales.

La abogacía es una profesión de medios y no de resultados. Lo cual quiere


decir que no puede asegurar los resultados exitosos, o anunciar que será el
vencedor en el litigio, utilizando sus conocimientos jurídicos y estudios
[Escribir el nombre de la compañía] 13
[Escribir el título del documento]

actualizados para el desempeño de su oficio, es decir, se basara en todos los


medios lícitos necesarios y posibles para su logro.

El abogado en ningún caso podrá asegurar a su patrocinado que su asunto


tendrá éxito para obligarlo a litigar, por el contrario, tiene el deber de imponerle las
circunstancias imprevisibles que pueden llegar a afectar las decisiones del asunto
limitándose a emitir su opinión sobre los méritos del caso. De igual forma el
abogado deberá favorecer siempre un arreglo justo entre las partes.

Un abogado tiene la notable influencia en su entorno tanto social, judicial y


administrativo; puede un comportamiento negativo (corrupto) contaminar esos
ámbitos. Debido a esto, se hace necesario y de vital importancia que el abogado
actúe apegado al Código de Ética.

Lo que atenta contra la Ética del Abogado

I. Corrupción: Actuar intencionalmente contras las normas morales y jurídicas,


las buenas costumbres, es desestimar el orden público, manipular la buena
fe con fines el logro o interés personal.
II. Concusión y Soborno: el abogado en ejercicio en su ministerio, directa o
indirecta, intente o ejecute actos de concusión, soborno o cualesquiera
otros de corrupción incurre en grave falta contra el honor y la ética, sin
perjuicio de las acciones legales a que hubiere lugar.
III. Deslealtad: arreglo con la contraparte a espaldas de su patrocinado

La ética profesional está integrada por normas de conducta de naturaleza


moral, lo que significa que se trata de reglas de conducta con las características
propias de las normas morales, es decir; son unilaterales porque frente al sujeto
obligado no existe un sujeto pretensor con facultades para exigir el acatamiento de
las reglas de conducta. Son internas porque no basta con que la persona se
pliegue a la exigencia de la norma, sino que es preciso que en su fuero interno
considere que, con plena convicción, ha aceptado la procedencia de la
obligatoriedad y no se le forzará al cumplimiento de la conducta debida. Esta
[Escribir el nombre de la compañía] 14
[Escribir el título del documento]

característica va ligada a la autonomía, porque la propia persona la hace suya y,


por último, no es coercible porque no tiene sanción.

a. Rodolgo Luis Vigo.

El jurista argentino Rodolfo Luis Vigo1 (Santa Fe, 26 de marzo de 1946) es


Doctor en Ciencias Jurídicas y Sociales por la Universidad Nacional del Litoral;
Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Nacional de Rosario. Fue Juez
de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial y Ministro de la Corte
Suprema de la Justicia, ambos de la Provincia de Santa Fe. Es autor de diversas
obras jurídicas tales como Integración de la ley (1978), Ética del
abogado (1979), Ética de la Magistratura Judicial (1981), Las causas del
derecho (1983), Visión crítica de la Historia de la Filosofía del
Derecho (1984), Perspectivas jusfilosóficas contemporáneas (1991), Interpretación
constitucional (1993) y Filosofía del Derecho (1993). En su libro Ética del
Abogado, en la página 143, el Doctor Vigo expone un decálogo profesional, que
por su trascendencia y contenido les presentamos:

I. Se prudente: guíate por la recta razón de manera que al actuar en el caso


particular, te ajustes a las exigencias de la profesión y de la ética.
II. Se justo: ten presente que todo el mundo del derecho encuentra su
fundamento y razón de ser en la justicia.
III. Se valiente: mientras la cobardía es una de las formas de viciar la voluntad,
la valentía garantiza la libertad.
IV. Se solidario: no olvides que también te debes a una comunidad nacional y a
sus leyes, que te habilitó para el ejercicio profesional.
V. Se leal: para con el juez y los colegas, de manera de no perder de vista que
la profesión no es un camino de destrucción y daño, sino de realización
personal.
VI. Se responsable: al defender el interés encomendado, sin dejar de lado las
exigencias del bien común que pesan sobre el ejercicio profesional.

1
https://www.juristasunam.com/la-etica-del-abogado-de-rodolfo-luis-vigo/980
[Escribir el nombre de la compañía] 15
[Escribir el título del documento]

VII. Se estudioso: del derecho y de los casos en que actúas, atento a que sin
ello terminarás fracasando como abogado.
VIII. Se humilde: recuerda que el soberbio termina perdiendo de vista la verdad
y la recta razón.
IX. No mientas: defiende con habilidad la causa sin falsear lo argumentado,
dado que si en ello incurres, contribuyes a la formación de un ambiente
profesional inmoral y perjudicial.

b. Código de Ética del Colegio de Abogados

de Capital Federal y Gran Buenos Aires

En el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, el Colegio Público de Abogados de la


Capital Federal, sancionó en el año 1987, el Código de Ética que se aplica a todos
los matriculados en dicha institución.
Para llevar a cabo el control de las conductas antiéticas, el mencionado
código prevé un órgano de aplicación que es el Tribunal de Disciplina.
Desde este código, se establecen los deberes fundamentales que el abogado
tiene respecto:

I. Del orden jurídicoinstitucional: Tales como afianzar la justicia, defensa del


estado de derecho.
II. Del ejercicio profesional: Tales como utilizar las reglas de derecho para la
solución de todo conflicto, fundamentado en los principios de lealtad,
probidad y buena fe, abstenerse de publicitar sus servicios sin la mesura y
el decoro exigidos por la dignidad de la profesión o en base al monto de los
honorarios a percibir, o que pueda inducir a engaño;
III. Del Colegio:Deber del abogado comunicar al Colegio Público de Abogados
de la Capital Federa todo acto o conducta que afecte gravemente la
dignidad de la abogacía;
IV. De sus colegas: Todo abogado debe respetar la dignidad de sus colegas y
hacer que se la respete. No debe compartir la maledicencia del cliente
hacia su anterior abogado ni respecto del que represente o patrocine a la
[Escribir el nombre de la compañía] 16
[Escribir el título del documento]

contraparte. Debe abstenerse de expresiones indebidas o injuriosas


respecto de sus colegas, así como aludir a antecedentes personales,
ideológicos, políticos, religiosos o raciales que puedan resultar ofensivos o
discriminatorios; debe dar aviso fehaciente al colega que haya intervenido
previamente en el caso de reemplazarlo o participar en la representación,
patrocinio o defensa; debe abstenerse de realizar acciones o esfuerzos,
directos o indirectos, por sí o por interpósita persona, para atraer asuntos o
clientes de otro abogado.
V. De sus clientes: Decir la verdad a su cliente, no crearle falsas expectativas,
ni magnificar las dificultades, o garantizarle el buen resultado de su gestión
profesional y atender los intereses confiados con celo, saber y dedicación;
abstenerse de disponer de los bienes o fondos de su cliente aunque sea
temporalmente, rindiendo cuenta oportuna de lo que perciba; poner en
conocimiento inmediato de su cliente las relaciones de amistad, parentesco
o frecuencia de trato con la otra parte, o cualquier otra circunstancia que
razonablemente pueda resultar para el cliente un motivo determinante para
la interrupción de la relación profesional; abstenerse de representar,
patrocinar y/o asesorar, simultánea o sucesivamente, intereses opuestos,
en la misma causa; no anteponer su propio interés al de su cliente, ni
solicitar o aceptar beneficios económicos de la otra parte o de su abogado;
VI. De la administración de justicia:Serán consideradas faltas de ética,
actitudes tales como no guardar un estilo adecuado a la jerarquía
profesional en las actuaciones ante el poder jurisdiccional y órganos
administrativos; incurrir en procesos o actuaciones en expresiones
agraviantes respecto de magistrados, funcionarios o empleados; valerse a
sabiendas de pruebas falsas así calificadas judicialmente, constituyan o no
fraude procesal; incurrir en temeridad o malicia; efectuar citas doctrinarias o
jurisprudenciales inexistentes, o exponerlas en forma tal que falseen la
opinión o el fallo invocados, o realizar falsas transcripciones de
resoluciones judiciales o escritos del contrario.
[Escribir el nombre de la compañía] 17
[Escribir el título del documento]

Ante alguna de estas faltas u otras que se analizarán en cada caso concreto, el
código de ética tiene previsto sanciones leves que pueden incluir la suspensión de
la matrícula sin la cual el profesional no podrá ejercer, hasta la exclusión total de
ella.

2. Código de Ética de la Provincia de Buenos Aires

Este Código rige la actividad de los abogados de la provincia desde el año


1954, y se basa enprimer término, en considerar que el abogado ”…es un servidor
de la justicia y un colaborador de su administración: que su conducta ha de estar
caracterizada por la probidad y la lealtad, y por el desempeño con dignidad de su
ministerio; y que la esencia de su deber profesional es consagrarse enteramente a
los intereses de su cliente, y poner en la defensa de los derechos del mismo su
celo, saber y habilidad, siempre con estricta sujeción a las normas morales.”
Seguidamente, el código expresa que el abogado debe mantener el honor y la
dignidad profesional. No solamente es un derecho, sino un deber, combatir por
todos los medios lícitos, la conducta moralmente censurable de jueces y colegas y
denunciarla a las autoridades competentes o a los Colegios de Abogados.
En relación al ejercicio y los honorarios, el código menciona que el espíritu de
lucro es extraño fundamentalmente a la actividad de la abogacía. El abogado,
aunque debe defender su derecho a la digna retribución de su trabajo, debe tener
presente que el provecho es sólo un accesorio del fin esencial de la profesión y no
puede constituir decorosamente el móvil determinante de su ejercicio. Dentro de la
medida de sus posibilidades y con sujeción a la ley y a las presentes normas, el
abogado debe prestar su asesoramiento a toda persona urgida o necesitada que
se lo solicita, con abstracción de que sea o no posible la retribución. Le está
impuesto en especial, como un deber inherente a la esencia de la profesión,
defender gratuitamente a los pobres.
La conducta del abogado debe estar garantizada por la veracidad y la buena
fe. No ha de realizar o aconsejar actos fraudulentos, firmar o negar con falsedad,
hacer citas inexactas o tendenciosas, ni realizar acto alguno que estorbe la buena
y expedita administración de justicia o que importe engaño o traición a la confianza
[Escribir el nombre de la compañía] 18
[Escribir el título del documento]

pública o privada. Tampoco debe permitir ni silenciar las irregularidades en que


incurran las personas que ejerzan funciones públicas o cargos privados.No debe
abogar o aconsejar en causa manifiestamente inmoral, injusta o contra la
disposición literal de la ley, sin perjuicio de asumir las defensas criminales con
abstracción de la propia opinión sobre la culpabilidad del acusado. No puede
aconsejar ni aceptar causa contraria a la validez de un acto jurídico, en cuya
formación haya intervenido profesionalmente.
En el resto de los puntos, ambos códigos se asimilan, aunque de lo transcripto
anteriormente, podemos observar que el Código de Ética de la Provincia exalta
con mayor insistencia, que la tarea del abogado debe llevarse a cabo con el
sentido del derecho natural, más que el positivo; en cuanto se pretende analizar
valorativamente las conductas morales de los abogados.
Pese a que la profesión se encuentra regulada a través de los códigos aquí
descriptos en el ámbito local, así como lo regulan los Colegios de abogados de
todo el país, cabe notar que actualmente, existe una preocupación por la falta de
ética profesional y peor aún, el desinterés en el conocimiento de las reglas éticas.
El Derecho es un sistema complejo y abierto, no solo integrado por normas,
que cuenta con principios y valores, que se encuentra ligado a la realidad, aunque
generalmente se encuentra en desventaja con ésta. Es por ello que el abogado
debe analizar este sistema (derecho) y entender que la idea central de su
actividad debe basarse en contribuir a la solución de conflictos. Es que en ello se
basa el ejercicio de la abogacía: la existencia de conflictos de derechos.
Es dentro de esta idea de conflictos de derechos y de qué manera proceder
para alcanzar el valor justicia, es que la ética profesional debe destacarse. Sin
embargo, muchos autores consideran que la ética no debiera registrarse en
códigos de ética, pues no debe enseñarse un valor que debiera conformarse en el
seno familiar del individuo y aplicarse por ende, a su profesión. Es por ello que
varios autores advierten la falta de enseñanza de la ética profesional en las
Universidades y que ello se refleja luego, en la actividad del Tribunal de Disciplina
de los distintos colegios profesionales, pues allí se evidencia que el
desconocimiento a las normas de ética, ha sido la causa de su violación.
[Escribir el nombre de la compañía] 19
[Escribir el título del documento]

EldoctorMinor E. Salas, afirma que: “…el jurista, no importa si es un abogado,


un juez, un fiscal o un defensor, suele creer —en especial si tiene vocación para el
trabajo— que el ejercicio de su profesión es esencialmente honesto; algo que se
apega (o al menos, debería apegarse) siempre a las reglas de la moral dominante
en su comunidad. Es cierto que existen algunos profesionales disolutos y
tramposos, quienes son capaces de mentir y engañar a sus clientes,
especialmente si hay dinero de por medio. Sin embargo —se dice— esta es la
excepción y no la regla. De allí que pocos admitirían públicamente que la
hipocresía y la deshonestidad son ingredientes, a veces necesarios, del trabajo
que ejercen y al cual dedican sus vidas. ¿Qué abogado, o juez, o magistrado
aceptaría sin sonrojarse, o más aún, sin caer en un arrebato de cólera, que
alguien le tratara de inmoral o de marrullero? Los chistes que hay sobre el
Derecho son muchos. La mayoría son denigrantes e indignos. Si el jurista los
acepta no es porque le agraden, sino porque no puede hacer mucho en su contra.
Ya en el imaginario colectivo existe un estereotipo generalizado que trata de la
presunta bajeza moral de esta profesión, de sus idiotismos éticos.”
De esta idea, puede desprenderse una realidad casi absoluta, que es la
desconfianza generalizada, que la comunidad tiene sobre los abogados. La figura
del abogado, ha creado en el imaginario social, como aquél que supedita su éxito
a maniobras fraudulentas o a base de engaños a sus propios clientes para obtener
más réditos económicos.
Esta “fama”, dificulta aún más que la ética que debiera ser implícita, sea un
valor esencial a la hora de acudir a un profesional. Muchas veces, la gente elige al
profesional porque sabe que utilizará todos los recursos -honestos o no- para
alcanzar a obtener el resultado esperado; aún sin tener razón o argumento válido
para un proceso judicial.

3. Ética desde la óptica de la tarea judicial

Respecto a la tarea judicial, no existe en la actualidad, un código de ética


judicial a nivel nacional, aunque hay algunos proyectos al respecto; en especial a
partir del Código Iberoamericano de Ética Judicial que establece los principios
[Escribir el nombre de la compañía] 20
[Escribir el título del documento]

éticos básicos para los juzgadores iberoamericanos y que promueve la creación


de los códigos locales.
La idea central es lograr a través de la sanción y difusión pública de un código
de ética judicial, que se busque un “mejor” juez posible para la sociedad. Así, la
ética judicial incluye los deberes jurídicos y supone rechazar tanto al “mal” juez
como al “mediocre”. Por ello se cree que si se sancionara un Código de Ética, se
estaría enviando un mensaje del poder judicial, dirigido a la sociedad,
reconociendo la inquietud que provoca esa débil legitimidad y el empeño en
asumir voluntariamente un compromiso fuerte por la excelencia en la prestación
del servicio de justicia.
La ética judicial debe proponerse y aplicarse desde una lógica ponderativa que
busca un punto razonable de equilibrio entre unos y otros valores: si se quiere,
entre los valores del juez en cuanto ciudadano y en cuanto titular de un poder,
cuyo ejercicio repercute en los bienes e intereses de individuos concretos y de la
sociedad en general.
La idea de la ética judicial, surge de las tradiciones de las antiguas profesiones,
al señalar quienes estaban autorizados para ejercerlas y cómo debían prestarse
los servicios correspondientes, se filtraban reclamos a la conciencia ética
profesional, por lo que las violaciones respectivas incluían la perdida de la
posibilidad de seguir prestándolo. De ahí que en la tarea judicial se tuviera en
cuenta originalmente cierta idoneidad ética y se previeran mecanismos de
destitución cuando se incurría en mal desempeño. El ejercicio de la función judicial
no debe, obviamente, ser arbitrario, pero en ocasiones es inevitable que el juez
ejerza un poder discrecional. Esa discrecionalidad judicial implica innegables
riesgos que no pueden solventarse simplemente con regulaciones jurídicas, sino
que requieren el concurso de la ética. Parece así adecuado que, a la hora de
plantearse el nombramiento o la promoción de los jueces, o de enjuiciar su
conducta en cuanto jueces, se tengan en cuenta aquellas cualidades o hábitos de
conducta que caracterizan a la excelencia profesional y que van más allá del mero
cumplimiento de las normas jurídicas.
[Escribir el nombre de la compañía] 21
[Escribir el título del documento]

En el ámbito provincial, existen códigos de ética judicial en la Provincia de


Santiago del Estero, Córdoba, Corrientes, Formosa y Santa Fe.

4. Importanciade la Ética Judicial

No cabe dudas que los justiciables acuden al poder judicial en busca de una
solución a sus conflictos, a través de un tercero; lo que supone que éste debe ser
imparcial y transparente a la hora de juzgar.Ello es así, pues recordemos que
nuestra estructura de gobierno está organizado en función a la división de
poderes, en el que cada uno de los poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y
Judicial) controla a otro poder.
En ese orden de ideas, el Poder Judicial ejerce el control de constitucionalidad,
es decir, la revisión judicial de la compatibilidad con la Constitución Nacional tanto
de las leyes dictadas por el Congreso de la Nación como de las políticas públicas
que lleva adelante el Ejecutivo. Para que la división de poderes funcione es
indudable la necesidad de contar con jueces independientes del poder político.
Ahora bien, en la vida real, los jueces están sujetos a las influencias de la opinión
pública, de la política, de la economía e incluso de la vida familiar. Dado el rol
fundamental del Poder Judicial en nuestra democracia, la sospecha de parcialidad
en favor del gobierno de turno, del gobierno anterior, de un empresario, o de quien
sea genera una percepción de parcialidad que erosiona la confianza ciudadana en
las instituciones.
Para el caso de notoria parcialidad de un magistrado, se puede pedir el
apartamiento del juez a través de la excusación (apartamiento voluntario del juez o
del funcionario de una causa) y de recusación (impugnación que las partes de un
litigio pueden hacer del juez o funcionarios cuando consideran que su
imparcialidad está en duda).
Ello puede darse en aquellos casos en que los magistrados y funcionarios
judiciales presenten conflictos éticos basados en: relaciones personales con
alguna de las partes de un litigio, directas o indirectas, de trato frecuente o
infrecuente, que pueden afectar su imparcialidad. Podrían, también, tener
intereses económicos cercanos a los de alguna de las partes que los lleven a
[Escribir el nombre de la compañía] 22
[Escribir el título del documento]

inclinarse a su favor. Además, podrían tener sesgos ideológicos favorables a una


parte, y así. Todos ellos pueden llevar a un conflicto de interés que derive en la
inclinación o el trato oblicuo hacia un sujeto, situación u objeto del litigio.
Sin embargo, los motivos por los que los funcionarios pueden apartarse, no
incluyen taxativamente la presencia de un conflicto ético.
Existen algunas pautas diseminadas en algunas leyes tales como la ley Ética
Pública que regula la actuación de cualquier funcionario estatal, la Ley del Consejo
de la Magistratura que aplica sanciones a los magistrados que no cumplan con
sus funciones, etc.
Es por ello, que es de suma importancia, que exista a nivel nacional y en el
ámbito de la provincia de Buenos Aires, un código de Ética del Poder Judicial, que
genere una idea más marcada de que la justicia resulta independiente y objetiva, y
que la excelencia de los jueces deriva en parte, de la ética que debe guardar ante
todo.

Segundo subtema

1. CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL

La ley 26.994 aprobó el Código Civil y Comercial y con ello se da una nueva
cuestión en el paradigma protectorio a la hora de resolver cuestiones jurídicas.
Este código admite implícitamente una ética procedimentalista de forma efectiva y
razonada con el fin de conducir a la justicia.
De esa forma, el nuevo Derecho Civil hunde sus elementales conclusiones
en el imperativo ético, pero a su vez, requiere un ajustado procedimiento que
conduzca a sus más preciadas aspiraciones. Consecuentes con esa idea y en los
desarrollos venideros daremos cuenta de una solución legal que deposita su
confianza en los justiciables y lo hace enalteciendo al diálogo como estrategia
indicativa del procedimiento adecuado.
A su vez, puede vislumbrarse a una ética normativa —que como ética
fundamentadora facilita una orientación, coincide con la búsqueda de los principios
superiores, y así, para que las capacidades morales de los mismos justiciables les
[Escribir el nombre de la compañía] 23
[Escribir el título del documento]

permitan, a ellos mismos, asumir compromisos responsables y definitivos para la


solución de sus propios conflictos.
Desde una perspectiva fundamentadora consideramos cuestiones de
validez y ésta es una quaestio juris. Se trata de la búsqueda de los principios. En
cambio desde la óptica de la ética aplicada, se trata, obviamente de la aplicación o
implementación de los principios buscados.
El Código Civil y Comercial regula la posibilidad de disponer de los
derechos personalísimos en tanto ello no sea contrario a la ley, la moral o las
buenas costumbres. Se destaca que el mismo no se presume, es interpretación
restrictiva y libremente revocable (artículo 55). De similar forma es dable destacar
la posibilidad de disponer sobre el propio cuerpo (artículo 56 Cód.)
aún cuando implique el mejoramiento de la persona pues casi siempre acaece
cierto costo frente al innegable beneficio.
Algo similar ocurre respecto a la posible investigación en seres humanos
que sólo puede ser realizada si acaecen los requisitos que señala ley, uno de los
cuales obviamente es el del consentimiento de la persona que participa de la
investigación (artículo 58) y que supone un cuidadoso análisis de los riesgos y de
los beneficios previsibles.
Desde luego, no puede omitirse mencionar lo relativo al consentimiento
informado para actos médicos regulado por el artículo 59. Dicha norma destaca
las características que deben tener la información que recibe y la declaración de
voluntad expresada por el paciente.
Interesante es lo dispuesto en tono al consentimiento que debe brindar la
persona con discapacidad a la cual se le deben garantizar el acceso a los apoyos
necesarios.
O bien, en materia de adopción, también es un principio visceral que el niño
tenga el derecho a ser oído y que su opinión sea tenida en cuenta según su edad
y grado de madurez, y a su vez, es obligatorio requerir su consentimiento a partir
de los diez años (artículo 595)
[Escribir el nombre de la compañía] 24
[Escribir el título del documento]

Las múltiples miradas desde la que puede ser vista la adopción, no


prescinden de explicitarla desde la óptica de los derechos humanos y de allí que
por imperativo supralegal, se otorga una fisonomía propia a la figura.
La realidad impone que los adoptantes respeten el derecho del adoptado a
conocer sus orígenes y en tanto éste último haya alcanzado la edad y grado de
madurez suficiente (artículo 596). No se descarta que la familia adoptante requiera
asesoramiento técnico a fin de cumplimentar el mandato legal, sobre todo, si se
recuerda que más allá de lo formal se trata de dar a conocer de manera completa
y sincera información al menor.
A su vez el procedimiento judicial tendiente a declarar la situación de
adaptabilidad, exige al juez una entrevista personal con los padres y con el niño
cuya situación se tramita (artículo 609). Independiente de la madurez del menor y
de su forma de expresarse
Es que la extinción del vínculo jurídico no implica necesariamente la pérdida
de los personales o afectivos, pues puede pensarse en una separación no
completa sino ajustada a la puntual casuística.
En otro orden, se ha sostenido que a fin de considerar el estado de
abandono y adaptabilidad debe tenerse en cuenta la opinión de la progenitora en
tanto no responde a los abordajes, miente y se muestra temerosa. Es que la
“opinión”, muchas veces, se subsume en toda una actitud que permite un fecundo
análisis de toda la situación involucrada.
Lo cierto es que cada uno de los involucrados en la problemática mantiene su
punto de vista acerca del conflicto en cuestión y de acuerdo a sus posibilidades de
análisis. En la dimensión humana puede aseverarse que nadie ostenta la verdad
absoluta del problema, sino que cada uno mantiene su visión del conflicto y tras un
enfoque sesgado por la realidad vital.
Un paradigma intersubjetivo basado en el lenguaje, la comunicación y la
comprensión de los sujetos inmersos en una situación jurídica determinada. Sólo
bajo tal entendimiento, por ejemplo, podemos evaluar la madurez de un menor
para un acto determinado, verbigracia para contraer matrimonio, o los actos que
puede o no realizar un sujeto con capacidad restringida.
[Escribir el nombre de la compañía] 25
[Escribir el título del documento]

Según esta óptica, las pretensiones se clasifican de manera sistemática


distinguiendo:
1) la pretensión de sentido o comprensibilidad,
2) la pretensión de sinceridad,
3) la pretensión de verdad,
4) la pretensión de corrección (moral).

Todos los miembros (actuales o posibles) de una comunidad discursiva e


ilimitada tienen los mismos derechos.
Las normas morales, es decir las normas generales a seguir, tienen que ser
aceptables y en tal medida consensual por parte de todos los afectados.
Sus resultados deben ser aplicados en el mundo real, lo que supone
corresponsabilidad en el descubrimiento y solución discursiva. De ese modo, por
ejemplo, los conflictos deben resolverse en un discurso libre de violencia
Ello nos conduce a sostener que existen en el Código Civil y Comercial
reglas abiertas que dan pie a una ética del discurso y de la argumentación con una
envergadura en cuanto a la ley que puede quedar marginada o inconclusa, ya
que fluirá al momento de aplicar ese dispositivo, el que a la vez corre el riesgo de
no ser interpretado coherentemente. Y el consenso sólo debe entenderse bajo la
égida de la auténtica convicción y responsabilidad por la decisión que se adopta.
El Código Civil y Comercial promueve soluciones basadas en el diálogo y el
consenso de todos los interlocutores válidos. Debe partirse por el absoluto respeto
hacia el sujeto autónomo, y así, el diálogo debe ir encaminado a vislumbrar las
aptitudes para discernir y contemplar los diferentes puntos de vista que justifican al
conflicto.
Debe entenderse que tanto la Ética como la Filosofía van entrelazando los
asuntos que vinculan al marco normativo de nuestra constitución y los diversos
códigos de fondo. A saber que en todos se hace alusión al principio que hace al
ejercicio de los derechos subjetivos dirigidos al ciudadano es el de buena fe. Se
trata de un principio general al derecho que ha tenido un gran desarrollo en la
doctrina y jurisprudencia nacional al que se le otorga un lugar de relevancia en el
[Escribir el nombre de la compañía] 26
[Escribir el título del documento]

CCyC al estar presente en su Título Preliminar, más allá de la cantidad de veces


en las que se apela a él a lo largo de todo el texto civil y comercial.
Incorporar a la buena fe dentro del Título Preliminar coloca a este principio,
de manera expresa y precisa, en el lugar central que debe observar en el derecho
privado contemporáneo.
2. CÓDIGO PENAL

El derecho penal es la rama del derecho que establece y regula el castigo de


los crímenes o delitos, a través de la imposición de ciertas penas como la
reclusión, prisión, inhabilitación, etc. El delito siempre es una acción Típica
Antijurídica Culpable.

ARTICULO 79. - Se aplicará reclusión o prisión de ocho a veinticinco años, al que


matare a otro siempre que en este código no se estableciere otra pena.

ARTICULO 80. - Se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua, pudiendo


aplicarse lo dispuesto en el artículo 52, al que matare:
1º A su ascendiente, descendiente, cónyuge, ex cónyuge, o a la persona con
quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no convivencia
2º Con ensañamiento, alevosía, veneno u otro procedimiento insidioso.
3º Por precio o promesa remuneratoria.
4º Por placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación sexual,
identidad de género o su expresión.
5º Por un medio idóneo para crear un peligro común.
6º Con el concurso premeditado de dos o más personas.
7º Para preparar, facilitar, consumar u ocultar otro delito o para asegurar sus
resultados o procurar la impunidad para sí o para otro o por no haber logrado el fin
propuesto al intentar otro delito.
8° A un miembro de las fuerzas de seguridad pública, policiales o penitenciarias,
por su función, cargo o condición.
[Escribir el nombre de la compañía] 27
[Escribir el título del documento]

9° Abusando de su función o cargo, cuando fuere miembro integrante de las


fuerzas de seguridad, policiales o del servicio penitenciario.
10 A su superior militar frente a enemigo o tropa formada con armas.
11. A una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare
violencia de género.
12. Con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene
o ha mantenido una relación en los términos del inciso 1°
En este apartado el valor como bien supremo es la vida y su preservación
que están jurídicamente tutelado, en un esplendor de bien que hace mención a
que está resguardando el bien o valor misma del individuo como persona humana.
En cuanto a La Pena, El violar el orden moral (ocasionar un mal a otro) trae
a la larga consecuencias inclusive sobre la misma persona que cometió esa
violación. en cuanto a lo justo que se debe aplicar la pena de acuerdo al daño
ocasionado, la cuestión es establecer que la pena debe ser justa y equitativa.
Justa porque debe estar contemplada en el código Penal y tiene sus topes
máximos y mínimos (ej: 8 a 25 años de prisión). Es Equitativa porque debe ser
proporcional, y este aspecto subjetivo lo evalúa el Juez.
El Derecho Penal es una Disciplina Normativa Axiológica de Carácter
Retributivo pena, En cuanto al tema de los códigos de fondo y de los códigos de
forma, hacemos hincapié en que las leyes de fondo son prerrogativas de la Nación
y las de forma, de las provincias.
El delito es un hecho Temporal Concreto Histórico Tipificado y Vigente al
momento del hecho, que luego de pasar por un proceso penal, llega al fallo firme,
o sea que paso a ser sentencia con cosa juzgada. Mientras el fallo no está firme,
está vigente el principio de "presunción de inocencia", según el PRINCIPIO DE
LEGALIDAD: (art. 18 CN)
El fin debe tener: conocimiento y voluntad.
Su naturaleza objetiva: Aristóteles en "Ética Niomoco Liera" toca este tema en
las virtudes fundamentales:
 La prudencia: radica en el entendimiento y regula todos los demás, genera
a los delitos culposos.
[Escribir el nombre de la compañía] 28
[Escribir el título del documento]

 La fortaleza y Templanza: son virtudes que radican en los apetitos


sensibles.
 Estas virtudes tienen una perfección subjetiva, la perfección está en el
sujeto.
 La perfección es un término medio, el equilibrio.
Aristóteles habla de la justicia ".La Justicia es un equilibrio, término medio, punto
medio exacto. La perfección de la Justicia es perfección objetiva, la perfección
está en el objeto justo.

Bibliografía
“En torno a los principios jurídicos” (Abeledo Perrot), en coautoría con el ex
Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial de
España, don Javier Delgado Barrio, Abeledo-Perrot, Bs. As., 1998.

“Etica de la Magistratura Judicial”, en “La Función Judicial”. Depalma, Bs. As.,


1981.

“Etica del abogado”. Abeledo-Perrot, Bs. As., 1979 (reeditado)

“Filosofía del Derecho”. Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, 1993.

“Integración de la Ley”. Astrea, Bs. As., 1978.


[Escribir el nombre de la compañía] 29
[Escribir el título del documento]

“Interpretación constitucional”. Abeledo-Perrot, Bs. As., 1993.

“Interpretación jurídica (del modelo iuspositivista legalista decimonónico a las


nuevas perspectivas”. Rubinzal-Culzoni, Santa Fe, 1999.

“Las causas del derecho” (con prólogo de Georges Kalinowski). Abeledo- Perrot.
Bs. As., 1983. Segunda edición ampliada año 2010.

“Los Principios Jurídicos (Perspectiva jurisprudenciales)”. Depalma, Bs. As., 2000.

“Perspectivas iusfilosóficas contemporáneas. (Ross-Hart-Bobbio-Dworkin- Villey)”.


Abeledo-Perrot, Bs. As., 1991.

“Poder Judicial y Democracia”, en “En torno a la democracia”. Rubinzal-Culzoni,


Santa Fe, 1990.

“Visión crítica de la Historia de la Filosofía del Derecho”. Rubinzal-Culzoni, Santa


Fe, 1984.

Apuntes de clase de la materia Filosofía del Derecho. Manuel Fernandez. 2018


Código Iberoamericano de Ética Judicial

http://servicios.infoleg.gob.ar/codigo civil y comercial.

http://www.casi.com.ar/content/c%C3%B3digo-de-%C3%A9tica-profesional
http://www.saij.gob.ar/docs-f/ediciones/libros/etica-profesional_rivera-lopez.pdf
https://bibliotecadigital.csjn.gov.ar/Constitucion-de-la-Nacion-Argentina

https://www.ambitojuridico.com/noticias/educacion-y-cultura/la-etica-y-el-derecho-
una-relacion-inseparable
La enseñanza de la ética a los abogados Horacio M. LYNCH. LL, 1992-A,656
SALAS, Minor “¿Es el Derecho una profesión inmoral? Un entremés para los
cultores de la ética y de la deontología jurídica” en DOXA, Cuadernos de Filosofía
del Derecho, 30 (2007) p. 581-600.
[Escribir el nombre de la compañía] 30
[Escribir el título del documento]

SALERNO, Marcelo U. “Notas sobre el régimen jurídico de la abogacía”, en ED


186-1260.

La ética, los derechos y la justicia. Julio de Zan.

La pacha mama y el humano, Eugenio Raul Zaffaroni