Está en la página 1de 2

Mensaje antes de entrega

Mientras los abusos del gobierno proliferan día a día, mientras somos constantemente
engañados por jugarretas comunicacionales (por la Mass Media); mientras somos espectadores del
teatro "político", de la tragicomedia a la cual llaman "Democracia" (falsa e incompleta, por supuesto,
para defender los intereses de quienes nos dominan). Somos los títeres de sus intereses, bufones de
aquellos que sólo ven su norte reflejado en unas míseras monedas, en intereses económicos: de
empresarios. Compañeros, personas todos, amenazados y engañados por poderes fácticos, no podemos
seguir ciegos y pasivos frente a esta encrucijada de la Educación Pública y del sueño de una
Democracia de Verdad.

Compañeros de Instituto, Profesores, Co-docentes, alumnos secundarios, minorías y mayorías sexuales,


personas de todo origen, de cualquier sexo, toda creencia, todo lugar: frente a ésto NO PODEMOS
SER INDIFERENTES. Los intereses económicos nunca han trabajado en pro del bien común, del bien
ciudadano, sino sólo por intereses personales y verticalistas, en un sistema económico FEUDALISTA,
donde todos se apuñalan por tener más, donde la mente humana aún no vislumbra que vamos cayendo
en lo mismo, que no avanzamos, que somos tan bélicos como hace mil años atrás. Ése es el
individualismo que nos quieren implantar, y frente a eso nosotros nos negamos; el más fuerte no debe
ser el que domine por sobre los demás, sino el que los asista, y juntos, luchen por un bien en común y
para todos.

Nuestro colegio se encuentra en peligro, y al igual que éste, toda la educación pública se quiebra y
derrumba poco a poco. Es cosa de que veamos hacia al lado, de mirar a un costado (que durante años
nos han enseñado a no hacer, obligándonos a mirar la espalda de nuestro compañero de en frente,
siempre al frente, como caballos de carrera), es cosa de ver cómo un aula que alguna vez fue espacio
pedagógico, hoy sólo es un espacio de instrucción y especificación. Pero el problema va más allá de un
aula destruida, más allá de un baño para la risa, más allá de ver cómo la madera de un estadio se pudre
por las simples goteras que nadie ha querido ver. El problema va en la remuneración mediocre para un
oficio pedagógico, se ve en los profesores sin incentivo, que instruyen profesionales, y no personas; en
alumnados inconscientes de sí mismos, pasivos y autómatas... individualistas; en el proyecto de
Educación de nuestro país, con leyes que favorecen a la masa empresarial y no a la masa ciudadana,
para lucrar y no educar; el problema lo vemos en quienes tienen el poder, y por el mismo hecho de
"tener el poder"; el problema lo vemos AQUÍ, el problema está aquí y AHORA.

Tenemos una Ministra dueña de una corporación "lucrativa", corrijo, "educativa": la Corporación
Aprender. Nuestro mismo rector lo dijo hace unos días, tratando de justificarse por el conflicto interno:
un gran problema es la Municipalización, ella es una de las razones por las cuales la Educación Pública
se vuelve insostenible, inestable, "una lavada de manos de parte del Estado", y "un intento de futura
privatización".

Una Ley se está consumando puertas adentro por los dueños de este país, que sólo logrará empeorar la
calidad educacional pública chilena, abandonándola a la Educación de Mercado, o sea, dejándola
netamente en manos de los grandes entes financieros; todo ésto mientras variados informes y estudios,
tanto nacionales como internacionales, han demostrado que el "experimento con la educación,
dejándola en manos del mercado, sólo ha logrado aminorar los resultados académicos de la nación", y
que "la educación en Chile ésta basada en diferencias sociales", reproduciendo y empeorando este
patrón. ¿Vamos a seguir dándonos la espalda entre nosotros mismos, cuando sabemos que nuestra
educación es, literalmente, un FRACASO? ¿Vamos a validar el fracaso de Pinochet? Hay que mirar al
lado, y cuestionarnos, no podemos negar la verdad.

Nosotros los instamos a tomar las riendas de la educación: ¡Movilicémonos!

¿No es que nos han repetido las palabras "libertad" y "democracia" mil y un veces, desde pequeños los
mismos que nos han robado aquellos ideales? ¿Creeremos aquella pantalla superficial? ¿No queremos
muchos eso que llaman "igualdad de oportunidades"? La cuestión es ¡con qué Educación!. Con 18 años
de LOCE un instituto emblemático se está cayendo a pedazos... con 18 años de LGE, éste colegio no
existirá, y asimismo, tampoco la Educación Pública Chilena.

No podemos permitir que el recuerdo de la Educación sean ruinas de ladrillo derrumbado y madera
podrida, carcomida por el tiempo. Tampoco permitiremos que esté en manos privadas, sólo al alcance
de unos pocos, y el resto negados de Ella.

Porque cada uno de los anónimos que intenta cambiar las cosas somos nosotros, porque todo aquel que
es reprimido sin justificación somos nosotros, porque en la lucha por un cambio social ningún idealista
se encuentra solo.

Compañeros, ya es hora que dejemos de ser AUTÓMATAS, y, de una vez por todas, SEAMOS
NOSOTROS.