Está en la página 1de 3

EL ORIGEN DE LAS BRUJAS

19 AGOSTO, 2016 INFO

El origen de las brujas se remonta a las primeras eras de la humanidad, eran


personas que practicaban la brujería. Al brujo se le asocia con el vidente o
clarividente, otros lo asocian con un chamán, que son aquellos que se comunican
con los difuntos u otras fuerzas de la naturaleza y que también pueden curar a
enfermos del cuerpo o del alma. Mientras las brujas son personajes de la
imaginación contemporánea gracias a los cuentos, novelas, películas, como
también al día de Halloween, que es una fiesta pagana, donde se creía que los
espíritus de los muertos aparecían y se mezclaban con los vivos.
La palabra española BRUJA es de etimología dudosa, la primera aparición
documentada de la palabra en su forma bruxa, data de finales del siglo XIII.
Se dice que una bruja es la mujer que tiene el poder de la hechicería debido a
la ayuda del Diablo o de algún otro demonio.
Las brujas en la antigüedad
No se puede precisar el origen de las brujas o de la brujería en la antigüedad,
ya que en esa época era reprobada o temida por sectores de la población e
incluso era prohibida. No obstante, numerosas referencias literarias testimonian
la práctica continua de la brujería en esta época.
La creencia en la brujería es compartida por numerosas culturas a lo largo de
la historia y cada una de ellas la interpretó a su manera. Las brujas han tenido
una gran importancia en el folclore de muchas culturas, creando a su paso
fascinación y terror.
Edad media y renacimiento
El origen de las brujas, en la Edad Media, nos legó la fisonomía de la bruja tal
como la conocemos hoy en día: mujer fea, generalmente vieja, con verruga en
la cara, vestida de negro, que vuela montada en una escoba, con frecuencia en
luna llena, ya que la luna y la bruja estaban relacionadas entre sí; revuelve
asquerosos menjunjes en un caldero de hierro y que tiene por mascotas a búhos,
gatos negros y murciélagos. Esta era es el comienzo de las persecuciones,
donde se condenaba a las brujas a pagar multas y prisión para los adeptos a la
brujería. Pero es en el año 1326, a través de una BULA PONTIFICIA, del Papa
JUAN XXII, que es cuando comienza una gran persecución en el origen de las
brujas, que se extiende por cerca de cuatro siglos.

Casería de brujas
A mediados del siglo X, aparecieron algunos grupos religiosos como los cátaros
que afirmaban una dualidad creadora entre Dios y Satanás y fueron una gran
amenaza para la iglesia. Es así como comienza la caza de brujas, sangrienta
e implacable para exterminar a este grupo de herejes, ya que éstos suponían
una amenaza para la supremacía del poder de la Iglesia y debían ser erradicados
y purificados en la hoguera.

Por fortuna en esta era moderna, las brujas son presentadas desde una óptica
relativamente más favorable y menos peligrosas
Para finalizar, el origen de las brujas siempre será un tema interesante y. la
bruja aparecerá como un ser maléfico, en contraposición con el hada madrina,
que es un ser mágico benéfico.
Las brujas más crueles, malvadas y aterradoras son las protagonistas
de los cuentos. Estas mujeres hacen que cada historia sea única.
Las brujas son personajes que fascinan. Tanto es así, que se representan
frecuentemente en diferentes historias y en diferentes medios. En el folclore, casi
siempre, son mujeres malévolas capaces de todo con tal de lograr lo que se
proponen. En la mayoría de los llamados cuentos de hadas, las brujas son las
villanas que le dan vida a las historias.

En dichos cuentos, esas perversas mujeres se dejan llevar por los instintos más
básicos y las pasiones más bajas. Envidia, celos, vanidad, glotonería, venganza,
egoísmo o, simplemente, maldad son las motivaciones que las impulsan. La ira
de las brujas es de temer. Sus hechizos y conjuros maléficos son tan poderosos
que las víctimas de ellos a duras penas logran escapar con vida.

¿Cuál es la bruja más perversa de todos los cuentos? Bueno, es difícil


categorizarlas. Cada una de ellas aporta un grado distinto de maldad. Entre las
brujas más crueles y malvadas, se destacan las de los siguientes cuentos:

Hansel y Gretel

La bruja de este cuento atrae niños con una casa hecha de pasteles y dulces. El
objetivo del engaño es que los niños confíen en ella para, después, comérselos. En
el cuento, Hansel estaba muy delgado para el gusto de la bruja y ésta lo enjaula y
trata de engordarlo atiborrándolo de comida. En cuanto a Gretel, la bruja no duda
en convertirla en su sirvienta y encargarle la tarea de llevarle la comida a su
hermano y prender el horno para cocinarlo.

Rapunzel

La Dama Gothel, nombre de la bruja de este cuento, descubre a un hombre


robando en su huerto. La condición que le pone para perdonarlo es que le regale
a su primogénito. Cuando nace el bebé (una niña), aparece de inmediato en la
casa del hombre para reclamarla. Cuando la niña cumple doce años la encierra en
una torre. Tiempo después, al descubrir que Rapunzel estaba siendo visitada por
un príncipe, le corta su largo cabello y la deja abandonada en un bosque. Engaña
al príncipe para que suba hasta la torre usando el cabello cortado y le dice que
jamás volverá a ver a Rapunzel; el príncipe, al oír esto, salta de la torre y la bruja
no hace nada por detenerlo. En otras versiones, la bruja ciega al príncipe con un
hechizo.

Blancanieves
La envidia que esta reina/bruja sentía hacia su hijastra la hizo intentar matarla
cuatro veces. La primera vez, le encargó la tarea a un cazador, exigiéndole el
corazón de Blancanieves como prueba. En las otras ocasiones llevó a cabo la tarea
directamente; trató de matar a su hijastra apretando su cuello con una cinta,
haciendo que se rasguñara con un peine envenado y haciendo que comiera una
manzana, también, envenenada.

Anuncios
REPORT THIS AD