Está en la página 1de 12

 PENSAR LA P INTURA

 ARTE Y MERCADO

JUNE 20TH, 201317 NOTES10 COMMENTS


Concepto de luz y sombra
A continuación cito la teoría de Howard Pyle, recogida por Andrew Loomis. Los textos
son tan confusos como interesantes. Solo disponemos de unos pocos fragmentos:

LUZ

Todos los objetos de la naturaleza son visibles merced a la luz que brilla sobre ellos.
Gracias a ella vemos los colores y texturas de los diversos objetos de la naturaleza.

De ello debe deducirse que el color y la textura son propiedades relativas a la luz y no a
la sombra. Porque la sombra es oscuridad y en la oscuridad no hay forma ni color. De
ahí que la forma y el color pertenezcan manifiestamente a la luz.

SOMBRA

Así como el objeto iluminado por el sol es más o menos opaco, de la misma manera
cuando la luz del sol es oscurecida por ese objeto, la sombra resultante es más o menos
negra y opaca, puesto que está iluminada tan solo por la luz reflejada a su interior por
los objetos circundantes.En virtud de la sombra todos los objetos de la naturaleza
asumen forma y contornos, porque si no hubiera sombras todo sería un resplandor plano
de luz, color y texturas… Pero cuando la sombra aparece, el objeto toma forma y
contorno.Si los bordes de un objeto son redondeados, los bordes de la sombra se
suavizan; si los bordes de un objeto son pronunciados, la sombra es parejamente bien
definida. De manera que mediante la blandura o dureza de la sombra se manifiesta la
redondez o dureza del objeto sólido. De esto se sigue que el fin de la sombra es producir
forma y contorno, y que por sí no posee la capacidad de dar sensación de color o
relieve. He tratado de enunciar estos dos hechos porque constituyen el fundamento de
todo arte pictórico, porque en la correspondiente separación mímica de la luz y la
oscuridad se hace manifiesta la imagen mímica de la naturaleza. De manera que la
función de toda instrucción artística debería ser enseñar al alumno a analizar y
separar los claros de los oscuros, no técnicamente sino conceptualmente. Lo que en
mayor grado necesita un alumno en sus comienzos es, no un sistema de reglas y
métodos arbitrarios para imitar la forma de un objeto, sino que se les inculque el
hábito de analizar luces y sombras y de representarlas adecuadamente.

MEDIOS TONOS

1. Los medios tonos que dan una impresión de textura y color deben ser relegados al
dominio de la luz, y debe hacérselos más brillantes de lo que en apariencia son.
2. Los medios tonos que dan una impresión de forma deben ser relegados al dominio de la
sombra, y deberán ser mucho más oscuros de lo que son en apariencia.

Este es el secreto de la simplicidad en el arte. La ecuación podría ser representada de


esta manera:

LUZ — textura, calidad, color


tono vivo — 1
tinte — 2
medio tono — 3 (pintar más claro)

SOMBRA — forma, solidez (?)


medio tono — 3 (pintar más oscuro)
reflejos — 2
sombra — 1

Este es, como he dicho, el fundamento del arte técnico. Y hasta que el alumno no sea
capaz de separar mentalmente esas dos cualidades de luz y sombra, no deberá hacérsele
avanzar más allá de la instrucción elemental, por muy adelantado y «habilidoso» que
parezca su trabajo. Y durante todo este proceso de instrucción deberá animársele
constantemente con la seguridad de que lo que está haciendo no es simple tráfago sino
el proceso necesario y único por el cual podrá llegar a expresar las hermosas ideas que
duermen en su imaginación.Séame dado decir a este respecto que los alumnos que
acuden a mi están siempre tan confundidos acerca de estas dos cualidades de luz y
sombra, y que su hábito de exagerar los medios tonos está por lo general tan afirmado,
que a veces lleva varios años enseñarles análisis y simplificación; no obstante, sin esa
facultad de análisis y simplificación es, como digo, imposible producir una obra de arte
verdaderamente perfecta. Porque esa separación es fundamental en las leyes de la
naturaleza, y hasta que no se convierta en un hábito mental no será posible producir una
obra de arte espontánea.

→ Mi interpretación:

La luz baña, define y da relieve las formas dotándolas de opacidad, textura y color. La
luz dota de color, tono y textura a los objetos, que toman forma volumétrica gracias a la
absorción modulada de estas propiedades por medio de la sombra. Cualquier objeto
dentro del alcance de la luz, la detiene y la refleja en algún grado, definiendo el objeto.
La intervención de la sombra define los objetos por contraposición, redondeándolos por
contraste al existir heterogeneidad entre luz y sombra (ausencia de luz, técnicamente
ausencia de blanco).

Las luces son opacas y las sombras transparentes. La luz solo es transparente cuando
puede penetrar un material (líquido, cistal, vapor, etc.). No podemos ver más allá de la
luz, nuestra visión se limita a las superfícies iluminadas. Las sombras son misteriosas e
indefinidas, y revitaliza a los objetos sumergidos en ella. El equilibrio es la clave.

Este efecto se acentúa gracias a la dramatización de los efectos y contraefectos de la


luz. No se trata de imitar la luz, sino de conceptualizarla.

Howard Pyle comprendió el verdaro valor pictórico de una composición organizada.


Estudiando su obra vemos que siempre cuidó que las luces, mediotonos y sombras
quedaran diferenciados en amplias zonas. En algunas pinturas emplazó luces y sombras
sobre un fondo general gris; en otras emplazó las luces y los mediotonos en un campo
negro. Con cuatro valores dominantes nos muestra las siguientes combinaciones:

1. Mediotonos y sombras contra un fondo iluminado.


2. Partes claras y oscuras contra un gris ligero.
3. Partes claras, oscuras y gris ligero contra un gris oscuro.
4. Luces y grises contra un fondo oscuro.

Estas son las claves que nos enseñan a establecer los planos en una pintura. En una
pintura debemos trabajar los planos de forma heterogénea, y tener claro que al menos
uno de estos tres planos deberá ser dramáticamente simplificado en pro de un
mayor efecto. Ya que no es posible reproducir exactamente todo lo que vemos, el
talento se mide por la habilidad en que diferenciamos, armonizamos o contrastamos los
planos de una composición. Un buen artista incluso recurre a la distorsión cuando
eso aumenta el valor de la idea.

Bien, veamos algunas referencias más sobre el concepto de luz y sombra. Según André
Lhote, para lograr un efecto satisfactorio debe existir una jerarquía sólida entre los tres
colores —o tonos— predominantes, así:

Color #1 → dramatizar / aumentar


Color #2 → sugerir
Color #3 → suprimir / atenuar

…lo que nos recuerda por un instante su teoría de la división perceptual de una obra en
tres pasos, que dice así:

1. Distribución de grandes campos de claros y oscuros (pantallas), y de la media tinta


general.
2. Distribución de grandes localidades de color, además de zonas de grises y contrastes.
3. Ornamento y jerarquía.

Según Lhote para conseguir el máximo dramatismo (lo que Reilly llamaba effect),
debemos tener en cuenta esta regla: «Todo lo que no es afirmado violentamente en la
obra, debe dejarse en blanco.» Lhote también cita a Rubens, quien teorizó sobre la
proporción ideal entre luces, sombras y mediotonos:

1/3 de la obra se destina a la dramatización de luces y sombras (y colores vivos)


2/3 de la obra se destina a la media tinta (grises, colores atenuados)

Para Rubens la proporción ideal entre los tres valores lumínicos sería esta:

Concibiendo luz y sombra:

«La sombra es una ausencia relativa de luz, y por tanto también una ausencia relativa de
definición. La forma en la sombra es silenciosa y suave, como un susurro. Ten cuidado
de no diversificar demasiado en detalles en las sombras. El uso de bordes duros y
altamente contrastados puede perturbar la naturaleza tranquila y nocturna de la sombra»
—Anthony Ryder.

«En pintura os está permitido hacer cuanto queráis. Nadie os lo prohibe. Lo único que
pueden hacer los demás es gustar de vuestro trabajo o no. Si usáis las grandes verdades
básicas, bien comprendidas, vuestros cuadros serán buenos. Si tratáis de jugar con los
efectos, de adivinar más que de descubrir las verdades que necesitáis, vuestro trabajo
será malo» —Andrew Loomis

A mi modo de ver, luz y sombra deben diferenciarse de forma convincente y dramática,


no solo formalmente, sino conceptualmente. Cuando diferenciamos luz y sombra
como ideas diferentes, necesariamente debemos reflejar esa diferencia cualitativa
en la pintura. Esto se traduce en, por ejemplo, trabajar con las luces opacas sobre un
lecho de sombra transparente, diferenciar el grado de definición entre luz y sombra,
diferenciar el gesto y la pincelada, etc.

Conceptualmente, es un enunciado platónico:

→ La sombra es amorfa, indefinida y caótica. Al ser sensual y misteriosa, invita a la


especulación.
→ La luz es volumétrica, definida y ordenada. Al ser cerebral y honesta, sugiere verdad.
↳ La dramatización del concepto luz ≠ sombra produce relieve y viveza por contraste
simultáneo entre vectores de naturaleza heterogénea.

Nota: Por favor, olvídate del New Age y demás infantilismos de alineación hippy. Aquí
buscamos una aplicación tangible, no el recreo en la búsqueda de una profunda verdad
universal.

Mi experiencia:

Imaginemos que luz y sombra están en plena batalla, como el bueno y el malo en una
película, que son los que gracias a un buen guión cuentan una historia. Si tu guión no es
demasiado bueno tu película será mala por mucho que el bueno y el malo se den unas
hostias como panes.
Personalmente, cuando planeo pintar una obra en primer lugar pienso cómo voy a
resolver la siguiente secuencia. Me gusta concebirlo como si fuera un guión de una
película (introducción, nudo y desenlace):

Sombra (uniformidad e indefinición) → gradación (máxima intensidad de color)


→ luz (variedad y definición)

…Y me pregunto:

—¿Cuál es el efecto que pretendo lograr?


—¿Qué relación guardarán las tres partes?
—¿Qué proporción guardarán entre ellas?
—¿Cómo se diferenciarán?

LUZ Y SOMBRa
La luz que incide sobre un objeto influye directamente determinando
su forma, su volumen, su textura, su color y su ubicación en el
espacio

Existen 2 clases de iluminación:

La luz Natural.

Es la luz reflejada por el sol y la luna. Se


propaga en línea recta y en sentido
paralelo debido a que la fuente de luz está
lejos. La luz natural se proyecta sobre los
cuerpos en un ángulo de 45° y arroja
formas y extensión igual es a los cuerpos
iluminados, dentro de una habitación.
La luz Artificial.

Es la que produce la luz eléctrica


proyectada por lámparas, linternas,
bombillas y la luz de una vela. La luz se
propaga en línea recta y en sentido radial

LAS SOMBRAS:

Dan la sensación de volumen en Dibujo y pintura, pueden clasificarse


en Propias, Reflejadas y proyectadas:

Sombra Proyectada de un objeto: La que refleja un objeto sobre la


superficie en que se encuentra ubicado.

Sombra Reflejada: Las que proyecta un objeto sobre otro, son vecinas
entre objetos y se producen sobre la luz reflejada.

Sombras Propias de un objeto: la encontramos en parte donde no


alcanza a incidir la luz directamente, en la cual se crea un area de
penumbra y generalmente es menos intenso el color.
LA LUZ: permite la visión del contorno, la textura y el color de
los objetos y su ubicación en el espacio.

Luz Directa: Luz directa es la que procede de una fuente que tiene
energía luminosa propia. Por ejemplo, la luz del Sol, la de un bombillo,
una antorcha, una linterna.

Luz Reflejada: también llamada luz indirecta, es la que procede de un


cuerpo que no la tiene propia sino que la recibe de otro, al rebotar la
luz en él

Brillo: Luz que emite o refleja un cuerpo

Leer más: http://ludi-arte.webnode.es/blog/sexto/luz-y-sombra/


Luz y sombra
¿Qué es la luz?
Entenderemos el concepto de luz como un fenómeno físico, que nos permite observar nuestra
naturaleza o entorno.
Cada vez que pensemos en la luz tendremos esta imagen en la mente.

Esta imagen se conoce como una onda.

¿Cómo podemos ver los objetos?

Para poder percibir las imágenes con nuestros ojos, se necesitan las ondas de luz y el objeto a
observar.
El proceso se da de la siguiente forma:

Las ondas de luz saldrán de lo que conoceremos como Fuente de Luz, estas ondas chocaran con
el objeto y luego rebotaran para dirigirsen a nuestros ojos y así ver la imagen.

Las fuentes de Luz: Pueden ser naturales como el sol, las estrellas, el fuego (donde no interviene
el humano para su creación) o artificiales como lámparas, bombillas (donde interviene el
humano).

La luz la podermos percibir directamente o indirectamente. Decimos, que es directa cuando la


luz viaja directamente desde la fuente de luz hasta el objeto, e indirecta cuando la luz choca
primero en un objeto y luego ilumina otro.

Ejemplo:
Luz directa: La luz del sol al medio día cuando no se encuentra ninguna nube en el cielo.
Luz indirecta: La luz del sol que entra al salón de clases y rebota en las paredes antes de
iluminar los objetos del salón.
La Sombra
Entenderemos la sombra como la ausencia de luz o penumbra. Cuando un objeto es iluminado,
este mismo impide el paso de la luz y crea la penumbra o sombra al otro lado del objeto
iluminado.

Sombra Propia: Será la que está en el objeto, aderida a él.

Sombra proyectada: Será la que está alejada del objeto y se verá en otra superficie.

Sombra proyectado definida: Será la sombra producida por la luz directa, la característica de
esta sombra, es que permite ver claramente el contorno, del objeto iluminado, proyectado en
otra superficie.
Sombra proyectada difusa: Será la sombra producida por la luz indirecta, la característica de
esta sombra, es que no se ve con claridad el contorno, del objeto iluminado, proyectado en otra
superficie.

También podría gustarte