Está en la página 1de 5

LA GLORIA DEL CRISTO RESUCITADO

Apocalipsis 1:9-20

¿Alguna vez les ha pasado que dejan (12) Y me volví para ver la voz que
de ver a alguien por un tiempo y hablaba conmigo; y vuelto, vi siete
cuando la vuelven a saludar esa candeleros de oro, (13) y en medio
persona a cambiado mucho? ¿Cómo de los siete candeleros, a uno
reaccionas en esas circunstancias? semejante al Hijo del Hombre,(J)
vestido de una ropa que llegaba
Al apóstol Juan le ocurrió algo
hasta los pies, y ceñido por el
similar. Desde la ascensión de Jesús
pecho con un cinto de oro.(K) (14)
al cielo no le había vuelto a ver
Su cabeza y sus cabellos eran
físicamente. Recordemos que cuando
blancos como blanca lana, como
Jesús traspasó los cielos Juan aun
nieve;(L) sus ojos como llama de
era un joven. Pero cuando escribe
fuego; (15) y sus pies semejantes al
Apocalipsis ya es un hombre avanzado
bronce bruñido,(M) refulgente como
de edad. Eran muchos los años que
en un horno; y su voz como estruendo
llevaba sin ver a su maestro, hasta
de muchas aguas.(N) (16) Tenía en su
que, estando en la isla de Patmos
diestra siete estrellas; de su boca
preso por causa del evangelio (cf.
salía una espada aguda de dos filos;
Apoca. 1:9), se le concede una
y su rostro era como el sol cuando
visión gloriosa del Cristo
resplandece en su fuerza.
resucitado y glorificado.
En versículos anteriores Juan ha
En esta mañana de domingo de
narrado como estando preso en la
resurrección estaremos meditando
isla de Patmos escucho la voz del
sobre esto. No tanto sobre la
Señor mientras estaba adorando en un
resurrección de Cristo en sí; más
bien de la gloria del Cristo domingo, día del Señor. Grande debió
resucitado. haber sido su asombro al escuchar la
voz de su maestro después de muchos
Hermanos, mi anhelo es que cada uno años de nos escucharla como en los
de nosotros, al escuchar hoy la días en que caminaba con él por los
Palabra de Dios pueda con fe mirar pueblos de Galilea. Hasta el
a Cristo en gloria y ser cautivado versículo 11 ha escuchado la voz de
por su belleza y majestad, de tal su maestro, pero aun no le ha visto.
manera que nos rindamos en adoración
Entonces, según nos narra Juan en el
a él. Que toda gloria en este sermón
versículo 12 el voltea para ver a
sea al Cristo resucitado.
aquel que le hablaba y cuando voltea
Dividiremos este texto en tres ve una imagen muy peculiar: ve
encabezados principales: a) la siente candeleros de oro y en medio
gloriosa visión del Cristo de ellos a uno semejante al Hijo del
resucitado, b) las dulces palabras Hombre. ¿A quien es a quien Juan
del Cristo resucitado y c) la encuentra cuando volta para ver al
reconfortante presencia del Cristo que le hablaba? Es a Cristo Jesús.
resucitado. La designación «Hijo de Hombre» es
aquella que durante su ministerio
LA GLORIOSA VISIÓN DEL CRISTO terrenal el Señor Jesús más utilizó
RESUCITADO para sí mismo. Después de muchos

1
años Juan pudo volver a mirar a su En los evangelios no encontramos
Maestro frente a frente. Sin descripciones de cómo eran la
embargo, ahora cuando le mira, queda cabeza, o los ojos, o los pies de
sorprendido por su majestad. nuestro Señor Jesucristo, pero aquí
Juan nos hace una descripción
Miremos rápidamente la descripción
detallada de esto porque quiere
que Juan hace de Jesús:
dejar en claro lo glorioso que es el
a. Vestido de una ropa que llegaba Cristo resucitado. Se presenta
hasta los pies y ceñido por el incomparable en majestad,
pecho con un cinto de oro. incomparable en sabiduría,
Estos son ropas de un rey. incomparable en conocimiento,
Durante su tiempo en la tierra incomparable en fuerza,
Jesús vistió como un pobre incomparable en dominio,
carpintero, ahora viste como lo incomparable en gloria ¡este es el
que es: el Rey de reyes y Señor Cristo resucitado: es incomparable!
de señores.
b. Su cabeza y sus cabellos eran ¿Cómo reaccionarías en la presencia
blancos como blanca lana. Su de alguien así? No hay otra manera
de reaccionar sino como reaccionó
cabeza y cabellos son señal de
Juan. Lo que nos lleva de la mano a
su incomparable sabiduría.
c. Sus ojos como llama de fuego. nuestro segundo encabezado.
Su omnisciencia. Todo lo
conoce, nada se esconde a él. LAS DULCES PALABRAS DEL CRISTO
d. Y sus pies semejantes al bronce RESUCITADO
bruñido,(M) refulgente como en (17) Cuando le vi, caí como muerto
un horno. Su poder. Nadie puede a sus pies. Y él puso su diestra
doblarlo ni vencerlo. Es sobre mí, diciéndome: No temas; yo
temible, como un horno soy el primero y el último;(O) (18)
encendido ardiendo al rojo y el que vivo, y estuve muerto; mas
vivo. he aquí que vivo por los siglos de
e. Su voz como estruendo de muchas los siglos, amén. Y tengo las llaves
aguas. Una voz potente sin de la muerte y del Hades.
igual.
f. En su diestra siete estrellas. Ahora Juan nos relata cómo reaccionó
Se explicará más adelante cuando miró a Cristo en toda su
g. De su boca salía una espada gloria diciendo «Cuando le vi, caí
aguda. Está armado. Durante su como muerto a sus pie» ¡qué
tiempo en la tierra nunca reacción! Juan no pudo mantenerse en
mostro algún intento de herir pie ante la gloria de Jesús. El día
a alguien por espada, pero de la ultima cena Juan estaba
ahora de su salía una espada recostado sobre el pecho de Jesús,
aguda, es decir, sumamente pero ahora no puede mantenerse en
filosa pie ante él. La gloria de Cristo
h. Su rostro como el sol cuando sobrecoge a este débil hombre que
resplandece en toda su fuerza. cae, y dice «como muerto». Parece
Su gloria incomparable. Tratar casi un eco de las palabras de
de mirar a Cristo era como Isaías cuando tuvo la visión de la
tratar de mirar al sol cuando gloria de Dios en Isaías 6 cuando
esta pegando con toda su dice «Ay de mi que soy muerto».
fuerza. Juan cayó como muerto a los pies de
Cristo porque es imposible hacer

2
otra cosa delante de Cristo dando muerte a la muerte! ¡gloria
revestido en gloria. Su majestad sea a Cristo nuestro Rey!
obliga al pecador a rendirse ante
Ahora, alguno podrá decir, Cristo es
él. Filipenses 2:9-10 nos dice que increíble, gloriosos sin igual pero
Dios es Padre le dio a Cristo un ¿eso en que nos beneficia ahora?
nombre que es sobre todo nombre,
para que en el nombre de Jesús se Veamos entonces nuestro tercer
doble toda rodilla. Si ante su punto.
simple nombre toda rodilla ha de
doblarse, ¿Quién podrá resistir LA RECONFORTANTE PRESENCIA DE
estar de pie en su presencia? CRISTO
Juan cayó como muerto a los pies de (19) Escribe las cosas que has
Cristo, pero escuchen las dulces visto, y las que son, y las que han
palabras que Cristo le dirigió a de ser después de estas. (20) El
este pobre hombre que esperaba su misterio de las siete estrellas que
muerte: «No temas; yo soy el primero has visto en mi diestra, y de los
y el último;(O) (18) y el que vivo, siete candeleros de oro: las siete
y estuve muerto; mas he aquí que estrellas son los ángeles de las
vivo por los siglos de los siglos, siete iglesias, y los siete
amén. Y tengo las llaves de la candeleros que has visto, son las
muerte y del Hades». Cristo, siete iglesias.
poniendo su mano derecha sobre Juan
en señal de perdón, le externa estas Después de extenderle su diestra de
dulces palabras en las que le dice misericordia a Juan y de haberle
que no tiene nada que temer. Jesús expresado tan dulces palabras de
le recuerda a Juan quién es Él. Es perdón, Jesús le da una orden de
el Dios eterno («yo soy el primero escribir «las cosas que ha visto,
y el último»), que venció la muerte las que son y las que han de ser
(«y el que vivo, y estuve muerto; después de estas». El resultado de
mas he aquí que vivo por los siglos haber obedecido esa orden es el
de los siglos») y ahora tiene toda libro de Apocalipsis.
autoridad sobre la muerte y el Acto seguido, Cristo le revela un
infierno (Y tengo las llaves de la misterio a su discípulo amado. Es
muerte y del Hades). «el misterio de las siete estrellas
Jesús venció sobre la muerte y sobre que has visto en mi diestra, y de
el infierno. El testimonio de esa los siete candeleros de oro».
victoria es su resurrección. La Recordemos que cuando Juan voltea
muerte no se enseñorea de él, sino mira a Cristo entre los siete
que él es Señor sobre la muerte. candeleros de oro, y en su mano
Cristo reina aun sobre la muerte, de derecha vio siete estrellas. ¿Qué
tal manera, que para los que están significan estos candeleros de oro
con Cristo ni siquiera la muerte es y estas estrellas?
causa de temor porque han depositado Nos dice el verso 20 en su segunda
su vida en Aquel que puede librarlos parte que «las siete estrellas son
eternamente de la muerte y el los ángeles de las siete iglesias,
infierno. ¡Que glorioso es Cristo, y los siete candeleros que has
poderoso para salvar de la muerte a visto, son las siete iglesias».
los que en el confían su vida! Entonces, si Cristo tiene en su mano
¡Gloria sea al Cordero que fue derecha a las siete estrellas,
muerto pero que al tercer día se cuando entendemos que esas estrellas
levantó victorioso de la tumba, son sus ángeles, podemos decir que
3
en su mano derecha tiene a sus porque él esta aquí hoy. Nunca se
ángeles. Sin embargo, allí la aparta de nosotros, nunca se aleja,
traducción de la palabra ángeles siempre está con nosotros.
parece no ser la más adecuada. Esta Hermanos, no hay personas tan
es la palabra ‘anggelos’ en el dichosas como los creyentes, porque
griego que significa mensajero. solamente ellos pueden disfrutar a
Entonces concluimos que Dios tiene Cristo en todo su esplendor. Hoy
en su mano derecha – mano de disfrutamos entre nosotros al Cristo
bendición – a sus mensajeros resucitado, incomparable en gloria.
¿Quiénes son los mensajeros de
Cristo? En un sentido estricto, son Permítanme concluir llamando al
los pastores. Que reconfortante es arrepentimiento a todos aquellos que
esto para mí como pastor, Cristo me hoy vinieron sin Cristo como su
tiene en su mano derecha y allí Señor a este lugar. Amigo mío, si tu
estoy seguro. Pero en un sentido más depositas tu fe en este Cristo
amplio, todos los creyentes son glorioso, no disfrutarás las
mensajeros de Cristo, ya que «somos bendiciones de su diestra sino la
pueblo adquirido por Dios para ira que ha preparado para los que
anunciar las virtudes de aquel que están a su izquierda. Yo, como
nos llamo de las tinieblas a su luz mensajero del Señor te llamo hoy a
admirable». Hermanos, que hermoso es rendir tu vida a Cristo. Reconoce
esto. Estamos en la diestra del que tú, débil pecador, mereces
Cristo glorificado, y nadie podrá morir, pero rinde tu vida a sus pies
arrebatarnos de su mano. Ni la misma y el te extenderá su diestra para
muerte podrá separarnos de él, darte perdón y vida eterna. Confiesa
recordemos Cristo venció la muerte. tus pecados y deposita tu fe en
Estamos en el lugar más seguro, en aquel Cristo glorioso que venció la
la diestra del Cristo glorificado. muerte y tiene autoridad para dar
vida a los que en él creen.
Pero el misterio revelado también
nos dice que los 7 candeleros de oro Gloria sea dada hoy por la eternidad
son las 7 iglesias (en número siete a nuestro Señor Jesús, el Cristo
es simbólico de perfección y resucitado.
plenitud, así que esto apunta a
todas las iglesias locales). ¿Dónde
vio Juan a Cristo? En medio de los
siete candeleros de oro, es decir,
en medio de las iglesias. Cristo
ascendió al cielo y está sentado a
la diestra del Padre reinando todo,
pero por medio del Espíritu Santo,
Cristo también esta en medio de sus
iglesias. Cristo no está lejos,
Cristo esta en sus iglesias.
Hermanos, ¡Cristo está aquí, hoy
está aquí! Ha escuchado cada canto,
cada oración, ¡Cristo está aquí con
nosotros! Podemos disfrutar su
gloria y su poder; podemos disfrutar
su sabiduría y su majestad; podemos Sermón predicado el
disfrutar de su dominio y su 21 de abril de 2019
belleza; podemos disfrutar de él en el día del Señor,
4
en el púlpito de la
Iglesia
Presbiteriana
Reformada de México
por el Pbro, Daniel
Ruiz. Soli Deo
gloria.