Está en la página 1de 3

BIOGRAFÍA DEL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios


Ponte y Blanco
El Libertador Simón Bolívar está considerado como el prócer más destacado de la
Independencia Hispanoamérica. Es uno de los pensadores más sobresalientes y más
influyentes en las constituciones de las naciones americanas del siglo XIX.

Nació el 24 de julio de 1783 en Caracas Venezuela y murió a los 47 años, en Santa


Marta, Colombia el 17 de diciembre de 1830, fue hijo de Juan Vicente Bolívar y Ponte-
Andrade y María de la Concepción Palacios y Blanco.

La vocación de Bolívar era el ejercicio de las armas. En enero de 1797, ingresó como
cadete en el Batallón de Milicias de Blancos de los Valles de Aragua, del cual había sido
Coronel años atrás su propio padre. No tenía aún 14 años cumplidos. En julio del año
siguiente, cuando fue ascendido a Subteniente, se anotaba en su hoja de servicios:
“Valor: conocido; aplicación: sobresaliente”. El adiestramiento práctico en los deberes
militares lo combinaba Bolívar con el aprendizaje teórico de materias consideradas
entonces la base de la formación castrense: las matemáticas, el dibujo topográfico, la
física.

Simón Bolívar forjó su ideario político leyendo a los pensadores del empirismo y la
ilustración (Locke, Montesquieu, Voltaire, Rousseau).

Con la idea de seguir ampliando sus conocimientos, viaja a España en 1799; tres años
después en 1802, contrajo matrimonio con María Teresa Rodríguez de Toro y Alayza,
pero no duró mucho tiempo, pues a causa de la fiebre amarilla, los ojos de su esposa se
cerraron para siempre, poco tiempo después de volver a Venezuela.

En 1805 de retorno por Europa, acompañado de su tutor Simón Rodríguez, donde hace
el tan famoso juramento sobre el Monte Sacro de Roma; en el cual manifiesta su
posición, de no descansar hasta que América sea libre de la dominación española.

En París tomó contacto con las ideas de la Revolución Francesa, conociendo


personalmente a Napoleón y al naturalista alemán Humboldt.

En 1810, aprovechando que España se hallaba ocupada por el ejército francés, se unió a
la revolución que estalló en Venezuela, dirigida por Francisco de Miranda. El fracaso de
de ese intento obligó a Simón Bolívar a huir del país en 1812; tomó entonces las riendas
del movimiento, lanzo desde Cartagena de Indias un manifiesto que incitaba de nuevo a
la rebelión, corrigiendo los errores cometidos en la revolución de Miranda.

En 1813 emprendió una segunda expedición militar, la “Campaña Admirable”, que entró
triunfante en Caracas; dándole el Ayuntamiento de esa ciudad el título de Libertador por
el cual se le conoce hasta la fecha.
Aún hubo una nueva reacción realista, bajo la dirección de José Tomás Boves, que
reconquistó el país para la Corona española, expulsando a Bolívar a Jamaica entre 1814
y 1815.

Pero Bolívar lanzó una tercera revolución en 1816 y 1819 que le dio el control efectivo de
gran parte del territorio; dos años después, tras una tregua, aseguraría la independencia
de Venezuela al derrotar a los españoles en 1821 en la batalla de Carabobo.

Bolívar soñaba con formar una gran confederación que uniera a todas las antiguas
colonias españolas de América inspirada en el modelo de Estados Unidos. Por ello, no
satisfecho con la liberación de Venezuela, cruzó los Andes y venció a las tropas realistas
españolas en la batalla de Boyacá en 1819, que dio la independencia al Virreinato de
Nueva Granada la actual Colombia.

En 1819, reunió un Congreso en Angostura Venezuela, que elaboró una Constitución


para la nueva República de Colombia, la cual llegaría a englobar lo que hoy es
Colombia, Venezuela, Ecuador y Panamá; el mismo Simón Bolívar fue elegido
presidente de esta “Gran Colombia”.

Luego liberó el territorio de la Audiencia de Quito el actual Ecuador en unión con Antonio
José de Sucre, tras imponerse en la batalla de Pichincha el año 1822. En aquel mismo
año Simón Bolívar se reunió en Guayaquil con el otro gran caudillo del movimiento
independentista, José de San Martín, que había liberado Chile y penetrado en Perú
hasta ocupar la capital, sin lograr pese a ello la rendición de los españoles. En esta
reunión se trató de estudiar la forma de cooperar en la liberación del Perú, pero ambos
libertadores, chocaron en sus ambiciones y apreciaciones políticas; San Martín, que se
inclinaba por crear regímenes monárquicos encabezados por príncipes europeos,
renunció a entablar una lucha por el poder, marcharía a Europa, dejando el campo libre a
Bolívar.

Bolívar pudo entonces ponerse al frente de la insurrección del Perú, último bastión
español en el continente en el que, aprovechando las diferencias internas de los
rebeldes, todavía resistían los españoles. Tras derrotarlos en Junín en agosto de 1824,
en diciembre de ese año, obtuvo la más decisiva de sus victorias en la batalla de
Ayacucho, que determinó el fin de la presencia española en Perú y en toda Sudamérica.
Los últimos focos realistas del Alto Perú fueron liquidados en 1825, creándose allí la
República de Bolívar (actual Bolivia).

Lo más destacado del Libertador fue que el ejército que comandó Simón Bolívar nunca
conquistó, sólo liberó. Peleó en 472 batallas siendo derrotado sólo 6 veces. Participó en
79 grandes batallas y solo tuvo riesgo de morir en 25 de ellas. Liberó 6 naciones (Bolivia,
Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela). Fue Jefe de Estado en 5 naciones
(Bolivia, Perú, Guayaquil, Gran Colombia y Venezuela). Sus ideas de libertad fueron
escritas en 92 proclamas y 2632 cartas, muchas de ellas fueron dictadas de forma
simultánea y en diferentes idiomas a distintos secretarios.

Simón Bolívar llegó a convertirse en el principal dirigente de la guerra por la


independencia de las colonias hispanoamericanas; además, suministró al movimiento
una base ideológica mediante sus propios escritos y discursos.
Simón Bolívar sobresalió entre sus contemporáneos por sus talentos, su inteligencia, su
voluntad y abnegación, cualidades que puso íntegramente al servicio de una grande y
noble empresa: la de libertar y organizar para la vida civil a muchas naciones que hoy
ven en él a un Padre.

El Libertador Simón Bolívar es considerado el Americano más destacado del siglo XIX,
como también es considerado por sus acciones e ideas el "Hombre de América".

Gracias