Está en la página 1de 18

l,v-ES

Título original en alemán:


ANDI UND SEIN NEUER FREUND Andrés es capaz de hacer
de Erhard Dietl

Una publicación de Verlag Friedrich Oetinger, Hamburgo


dos cosas a la vez.
© Verlag Friedrich Oetinger, Hamburgo, 1995
©Editorial Norma S.A., 1997
El puede leer y comerse un
Para Hispanoamérica y los Estados Unidos.
A.A. 53550, Bogotá, Colombia emparedado de jamón al
Prohibida la reproducción total o parcial de esta obra,
por cualquier medio, sin permiso escrito de la Editorial. mismo tiempo.
Primera reimpresión, 1998
Segunda reimpresión, 1998
Tercera reimpresión, 1999
También puede comer
Cuarta reimpresión, 1999
Quinta reimpresión, 2000 helado mientras monta en
Impreso por D'Vinni Editorial Ltda.
Impreso en Colombia-Printed in Colombia
Abril, 2000
bicicleta.
Dirección editorial, María Candelaria Posada
Dirección de arte, Julio Vanoy
Ahora, por ejemplo, está
Diagramación, Ana Inés Rojas
haciendo las tareas y se está
ISBN: 958-04-4111-1
---·--
- -- . 1-
1 1
-.l 1

...
- �.: . .
1,
..�

\
• ,e--

uEl resultado de 76 - 22
comiendo una compota de es ... ,, 54
cerezas. Andrés no tiene ganas de
¿Cuánto es 76 - 22? hacer las restas que le
u ¡Qué resta tan difícil!", dejaron de tarea en el
piensa Andrés. Entre tanto, colegio.
chupa una cereza hasta dejar Escupe la pepa en dirección
bien limpia la pepita. a la puerta de la habitación,
6 7
y en ese momento ocurre ¡CHIS, PUN, PAN!
algo inverosímil. -¡Claro que eres un as
¡La pepa aterriza
exactamente en el ojo de la
cerradura!
íbl e.'" , se a·ice. ¡Soy
u ¡ Incre1 ff

un as para lanzar pepas!"


para lanzar pepas! -le dice divertidos ojitos que parecen
una voz ronca. cerezas.
Del susto, Andrés casi se -¡Tienes mucha suerte,
cae del asiento. Andrés! -le dice el
Junto a él está sentado un monstruo, guiñándole un
gigantesco monstruo peludo
de color amarillo. El
monstruo tiene cola peluda,
melena peluda y unos
ojo-. Cuando alguien demás restas también están
escupe una pepa de cereza y calculadas.
la pepa cae en el oj9 de la El niño no puede dar
cerradura, ¡aparezco yo de crédito a sus ojos.
inmediato! -¡También tengo que
Andrés está ahora en el organizar mi cuarto! -se
otro extremo de la mesa. apresura a decirle al
Con los monstruos peludos
no sobran las precauciones.
El niño lo mira incrédulo.
-¿ Qué estabas haciendo
antes de que yo apareciera?
-le pregunta el monstruo.
-Las tareas del colegio -
le contesta Andrés.
¡CHIS, PUN, PAN!
-¡Ya terminé tus tareas!
-le dice el monstruo.
¡Es cierto! En el cuaderno
-aparece 76 - 22 = 54. Y las
12
monstruo, sin que se le
ocurra nada mejor en ese
momento.
¡CHIS, PUN, PAN!
En un abrir y cerrar de ojos
todo queda ordenado, en
una pila tan alta que llega
hasta el techo.

_/

. - ..
·.
- l :

. .. . . .
-Ahora sí podemos jugar inundada hasta el marco
-le dice el monstruo-. de la ventana. La mesa ,
¡Propón un juego! los asientos y_ unos
Andrés se pone a pensar. cuantas juguetes nadan
-Hum... juguemos a en el agua.
hundir barcos. Andrés está en un bote
-¡Eso me gusta! -aprueba azul de caucho y el monstruo,
el monstruo. en uno rojo.
¡CHIS, PUN, PAN!
De inmediato la
habitación queda
-¡Voy a hundirte! -grita ·CHIS, PUN, PAN!
el monstruo, sacudiendo con De inmediato aparece en la
fuerza el bote del niño, de un ano del monstruo peludo
lado para otro. un gigantesco y afilado
-¡Para! -le pide él, ápiz, con el que pincha el
agarrándose con fuerza de ote de Andrés.
su botecito-. Tú no me El aire sisea mientras se
entendiste bien. ¡Hundir scapa por el agujero.
barcos se juega con papel y ndrés comienza a
lápiz! aufragar.
··-¡Con un lápiz, me gusta!
¡Buena idea!

i
-¡ Eso me gusta! -ruge el
monstruo,, salpicando agua
con las manos.
En ese momento la mamá
de Andrés vuelve de hacer
, pras.
las com
.,
-·Andrés, ven aca un
momento. -grita mientras
cuelga su abrigo.

pone nervioso.
-¡Tu mamá no debe
verme! -susurra-. ¡Nadie
debe verme! Sólo túr ¡el
Escupe-cerezas!
27
mismo tiempo! -exclama
él-. Claro que si
tú piensas en cinco palabras
que rimen con
Escupe-cerezas, jestarás
salvado! Adiós. jYo ya me
voy!
jCHIS, PUN, PAN!
-Me divertí mucho
jugando contigoooooooooo...
Y el monstruo peludo
desaparece.
-Andrés, ¿por qué no
vienes? -grita la mamá otra
vez.
-Sí, mamá, jya voy!
El sigue agarrado del
armario, aunque el nivel del
agua está más bajo desde
que se fue el monstruo. Se
30
--


-

suelta y el agua le llega hasta


el estómago.
Tiene que pensar en cinco
palabras que rimen con
Escupe-cerezas.
Andrés está en serios
problemas. ¡Y tiene que
apurarse!
Su mamá entrará en la
habitación en cualquier
33
momento y entonces -¡Una libra de fresas!
vera... -¡Fresas! ¡Gracias, mamá!
El nifio se pone a pensar: ¡Esa es la palabra que me
ffEscupe-cerezas... hacía falta!
Cabezas... ºCabezas...
Riquezas... Riquezas..
Princesas... Princesas...
,,
. tezas...
Tr1s
¡ Ya tiene cuatro palabras!
¡Pero no se le ocurre la
última!
-Andrés, ¿puedes
hacerme el favor de ir al
supermercado? ¡Se me
olvidó comprar algo! -grita
ahora la mamá.
-¿Qué cosa? -contesta él,
suplicando para sí que su
mamá no entre en la
habitación.
34
salir, termina de hacer las
tareas.
-Ya acabé, mamá. ¡Hoy
estaban fáciles! -contesta
Andrés.
Triunfante, escupe una
pepita de cereza en el plato
vacío y cierra su cuaderno.
Tristezas...
F resas...,,
¡CHIS, PUN, PAN!
En ese momento su mamá
abre la puerta de la
habitación.
Asoma la nariz en el
cuarto, y le dice:
-Gracias por ir al
supermercado. Cuando
estaba allí no me acordé
de las fresas. Pero antes de
36