Está en la página 1de 7

ARTICULO DE OPINION SOBRE LA DIVISION DE LA ENTIDADES

TERRITORIALES Y SUS FUNCIONES

Yeni Paola Saboya


Yenny Paola Leon
Mireya Oyola

Administración Financiera V semestre

Constitución Política

Corporación Universitaria Minuto de Dios


Facatativá
2019
INTRODUCCION

El presente artículo busca abordar el tema de la división de las entidades territoriales y sus
funciones, de igual manera como la corrupción en Colombia no permite la realización
satisfactoria de dichas funciones.

El ordenamiento territorial es un proceso que involucra directamente a los grupos sociales, ya


que es en el territorio donde tienen lugar sus actividades cotidianas, por tanto, ha estado presente
en el devenir histórico de las sociedades. En la actualidad, este tema cobra especial relevancia
para Colombia, dado su papel como instrumento del Estado para, por una parte, ejercer control
sobre el territorio y, por otra, orientar un determinado modelo de desarrollo.

En esencia, el ordenamiento debe concebirse como un instrumento para alcanzar mejores


condiciones en la calidad de vida de las poblaciones y, por ende, como un instrumento para
construir "un orden deseado".
ARTICULO DE OPINION SOBRE LA DIVISION DE LA ENTIDADES
TERRITORIALES Y SUS FUNCIONES

Colombia es una república unitaria según la constitución nacional de 1991. La República de


Colombia está compuesta por entidades territoriales de segundo nivel denominadas
departamentos y distritos, y de tercer nivel llamadas municipios y territorios indígenas. La ley
podrá crear regiones y provincias como entidades territoriales. Existen, además, las áreas
metropolitanas, comunas y corregimientos como divisiones administrativas para el cumplimiento
de funciones del Estado y la prestación de servicios.

Organización territorial de Colombia

 Departamentos: Los departamentos son las unidades territoriales de primer nivel en


Colombia. El país se divide administrativa y políticamente en 32departamentos, los
cuales son gobernados desde sus respectivas ciudades capitales
 Provincias: Provincia es el nombre genérico aplicado a algunas subdivisiones internas de
los departamentos (más de carácter histórico que jurídico) conformadas por agrupaciones
municipales.
 Municipios: Es la entidad territorial fundamental de la división político-administrativa
del Estado, con autonomía política, fiscal y administrativa dentro de los límites que le
señalen la Constitución y las leyes de la República. De conformidad con el artículo 311
de la Constitución Política y con la Ley 136 de 1994 (junio 2).
 Corregimiento Departamental: Es una división del departamento, la cual incluye un
núcleo de población.
 Área Metropolitana: De conformidad con el artículo 1° de la Ley 128 de 1994, es una
entidad administrativa, formada por un conjunto de dos o más municipios integrados
alrededor de un municipio núcleo o metrópoli
 Territorios indígenas: Los territorios indígenas son el tercer nivel de división
administrativa en Colombia. Son áreas de régimen especial creados de común acuerdo
entre el gobierno y las comunidades indígenas.
 Áreas urbanas y rurales: El núcleo fundamental de la administración colombiana es el
municipio.
 Comunas y barrios: Con el nombre de comunas se denomina a una unidad
administrativa de una ciudad media o principal del país que agrupa sectores o barrios
determinados.

Las principales funciones de las entidades territoriales son la de administrar los recursos y
establecer los tributos necesarios para el cumplimiento de sus funciones, participar en las rentas
nacionales y ejercer las competencias que les correspondan asignadas por la ley.

Ahora bien, al hablar de corrupción hoy en Colombia es tan natural como el origen mismo del
fenómeno, referirse a los efectos que ella produce, ya no genera asombro y menos estupor en el
seno de la sociedad, los escándalos van y vienen como el pan de cada día, el caso que se conoce
hoy, mañana es olvidado y reemplazado por otro y así sucesivamente van pasando nuestros días.

Las contralorías regionales, cuya misión principal es controlar el manejo eficiente y pulcro de
los recursos de los entes territoriales, tienen más alto riesgo de corrupción que sus vigilados. Esa
es la conclusión del último informe de Transparencia por Colombia a 28 ciudades capitales, 13
municipios pequeños, 32 gobernaciones y 32 contralorías.

Los resultados resultan preocupantes, más ahora cuando el país intenta caminar hacia la
transición y se habla, tras la firma del acuerdo entre el Gobierno y las Farc, de la creación de
nuevas instituciones que se encargarán de ejecutar programas para la consecución de la paz en
Colombia.

Las cifras son vergonzosas. Las contralorías departamentales obtienen un promedio general
de 55 sobre 100. Es decir que el 56% de esas entidades del orden departamental se encuentran en
nivel alto y muy alto de riesgo de corrupción. De hecho, solo dos contralorías logran un nivel
moderado de riesgo, es decir que pasan raspando. Son ellas, Huila y Meta.

Se muestra una institucionalidad departamental débil y plagada de fallas en el diseño de su


proceso de gestión. Esta situación eleva la posibilidad de que las misiones de estas entidades no
se cumplan y se arriesgue la gestión de los recursos púbicos.

Es importante mirar que, tanto en gobernaciones como en municipios, los peores lugares los
ocupan justamente las regiones por donde es casi seguro que comience la inversión de programas
para construir la paz, dados los conflictos que se han vivido allí por décadas y el número de
víctimas.

¿Cuáles son los riesgos mayores de corrupción?

Lo primero que hay que decir es que los candidatos, en campaña, siguen mintiendo. Cuando
llegan a ocupar los cargos públicos, las promesas de luchar contra la corrupción se van a la
caneca.

Otro problema grave es que no se informa sobre la ejecución presupuestal. Es decir que los
colombianos no tenemos acceso público y abierto a la ejecución del Sistema General de
Participaciones, el Sistema General de Regalías y los recursos propios de las entidades del
Estado.

En conclusión, en Colombia la corrupción se presenta como uno de los mayores problemas


que afectan el ejercicio de la función pública, y la gestión contractual de las entidades
territoriales, obstaculizando el desarrollo económico, político y social de nuestro país; la
conducta ética en actos de corrupción de los servidores públicos viola principios de
responsabilidad, transparencia e imparcialidad.
CONCLUSIONES

 La administración participativa, transparente y eficaz de los municipios es esencial para


optimizar las condiciones de vida de los ciudadanos y para alentar la confianza en la
manera como se los gobierna. Por tanto, es crucial combatir la corrupción y estimular la
transparencia y la rendición de cuentas, no sólo en el ámbito nacional sino también en el
local.

 Las reformas sólo pueden emprenderse después de despertar cierta conciencia pública
sobre la necesidad de realizar cambios y sobre las ventajas que representan. Los mensajes
deben incidir de manera directa sobre las vidas de los ciudadanos y la cuestión de la
corrupción no debe tratarse sólo desde un punto de vista “moral”.

 En general, las entidades territoriales gozan de autonomía para la gestión de sus intereses.
En tal virtud, se gobiernan por autoridades propias elegidas popularmente; ejercen las
competencias asignadas por la Constitución y la ley; administran los recursos y
establecen los tributos necesarios para el cumplimiento de sus funciones; y participan en
las rentas nacionales.
REFERENCIAS

 Entidades territoriales –El municipio - CDIM – ESAP. Recuperado de:


http://cdim.esap.edu.co/BancoMedios/Documentos%20PDF/transparencia_por_colombia
_capitulo_12.pdf

 Entidades Territoriales. Recuperado de:


http://brc.com.co/archivos/METODOLOGIA%20ENTIDADES%20TERRI.pdf

 entidades territoriales de Colombia – Weebly. Recuperado de:


https://entidadest.weebly.com/