Está en la página 1de 15

Módulo II: Origen y efectos de la discriminación

Descripción: Se abordará el concepto de “barreras actitudinales” y “dimensiones de


la diversidad”, de manera de comprender el marco en el que se desarrollan distintas
acciones de discriminación y exclusión y cómo éstas afectan a grupos determinados.

Unidad 1. Dimensiones de la Diversidad

 Consecuencias de la discriminación a nivel individual y social.


 Grupos en situación de exclusión – dimensiones de la diversidad – modelos
comprensivos.

Unidad 2. Barreras Actitudinales

 Proceso de formación de barreras actitudinales


 Los mitos, prejuicios y estereotipos (imagen del espejo: “Mírate al espejo” ¿qué
ves?

Consecuencia de la discriminación:

Toda discriminación produce efectos desiguales que ponen a las víctimas en una
situación de desventaja, dificulta su acceso a oportunidades de empleo y a la igualdad
de oportunidades. Esto se traduce en menor motivación para trabajar y lograr un buen
rendimiento, lo cual redunda en menor productividad laboral y en tensiones en el lugar de
trabajo con repercusiones negativas en el rendimiento general de las organizaciones,
reduce los niveles de autoestima de la persona, afectando su potencial de desarrollo y sus
relaciones familiares y sociales.

La discriminación causa enfermedades. Estudios publicados en las revistas científicas


J Health doc Behav; Am J. Public Health y Am psychol, sugieren que la experiencia de ser
discriminado puede tener consecuencias negativas tanto a nivel psicológico como
fisiológico aumentando las tasas de morbilidad.
La evidencia científica disponible muestra que quienes han sufrido algún tipo
discriminación (socioeconómica, racial o por condición sexual) exhiben tasas de suicidios
más altas que las de aquellos que no han sufrido discriminación (Journal of Youth and
adolescence, 2011).

La población Lesbiana, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT), a su vez, se encuentra


mucho más expuesta a la discriminación que la población heterosexual. Un estudio de la
ILGA (International Lesbian and Gay association) (Suicidality among lesbian, gay, bisexual
and transgender youth, 2007), muestra que la discriminación se observa en eventos
biográficos como la pérdida de trabajo o en interacciones del día a día que se
manifiestan en forma de tratos vejatorios. Dicho estudio sugiere además que la mayor
morbilidad psiquiátrica de la población LGBT y el aumento en tasas de suicidio, se deben
más a factores sociales o socio-políticos que a factores psicológicos personales. Ésta
realidad genera en los homosexuales, mayor vulnerabilidad para padecer morbilidad
psiquiátrica: aumento de las tasas de suicidios, adicciones, ansiedad y depresión, los que
pueden ser hasta 6 veces más frecuentes que en la población general (Galdámes. D,
Spuler. Ch, 2013).

Los estudios muestran que los efectos de la discriminación son particularmente graves
en los adolescentes. Una encuesta de las Organización para los Derechos Civiles y
Humanos en Norteamérica, muestra que el 54% de los jóvenes LGBT han sido verbalmente
agredidos. Mientras la mayor parte de los jóvenes heterosexuales está preocupado de sus
notas del colegio, los jóvenes LGBT están preocupados por su identidad sexual, temen el
rechazo de sus familias y el acoso del que pueden ser objeto en sus escuelas.

La probabilidad de suicidios en jóvenes LGBT es 3,4 más alta que en jóvenes


heterosexuales.

Las Asociaciones de Psiquiatría y de Psicología de los Estados Unidos no consideran la


homosexualidad como patología. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha
insistido recientemente que la homosexualidad no es una enfermedad y ha enfatizado
que las llamadas “terapias curativas” o “de reparación” agravan los problemas
psicológicos de los afectados. Es más, la OPS ha llamado a denunciar dichas terapias.

La evidencia científica disponible muestra con solidez que la discriminación es una


práctica del todo indeseable y dañina para la salud de las personas y de la comunidad.
Los conocimientos acumulados en contra de la discriminación deberían calar en la
sociedad; particularmente en los educadores, entre los profesionales de la salud y en las
comunidades religiosas. La discriminación causa daño, aumenta la probabilidad de
enfermedades y puede llevar a la muerte (Galdámes. D, Spuler. Ch, 2013).

Dimensiones de la diversidad:

El concepto de diversidad surge en Estados Unidos, ligado fundamentalmente a la


heterogeneidad racial (Kurowsky, 2002 en Susaeta y Navas, 2005). Se refiere a aquellas
diferencias y características visibles que nos identifican unos a otros. Podemos encontrar
diferentes dimensiones de la diversidad: Dimensión interna: se refiere a aquellas
características individuales, inherentes a las personas, que se presentan en un momento
determinado de la vida, difíciles de modificar por ej. Edad, sexo, género, discapacidad
raza, etnia, filiación, etc. Del mismo modo, la diversidad presenta una Dimensión externa,
que nos conecta con los otros, y que en algún momento define un estatus asociado a
una lección. Por ej. Religión, estado civil, opción política, etc. Y existe además una
Dimensión organizacional, que nos define como parte de una institución, acá también
tenemos distintas categorías: rango profesional, sindicalización, tipo de contrato etc.
Según lo anterior, todos y todas pertenecemos en alguna medida a algún grupo de la
diversidad.

Ahora es interesante revisar los conceptos de: grupos en situación de exclusión o de


especial protección y diversidad. Ambos conceptos aluden a la heterogeneidad humana
el primero asociado a la exclusión y el segundo a la inclusión. Es por eso que nos
centraremos en el concepto de diversidad, para comprender que las características
propias de cada ser humano, pertenecen a la heterogeneidad inherente de la que todos
formamos parte.
En el mundo organizacional el interés por la diversidad ha tomado un mayor auge
dados los cambios: sociodemográficos, la incorporación progresiva de mujeres, los
procesos migratorios, el envejecimiento poblacional, el desarrollo social, entre otros
factores. Chile en los próximos 30 años, “se enfrentará a cambios sustanciales en la
composición social, económica y cultural” (Acción RSE, 2014).

Desde el punto de vista legislativo, prácticamente todos los países occidentales


incluyen en sus legislaciones la prohibición de discriminación por razón de: raza, sexo,
edad, discapacidad, entre otros y muchos de ellos cuentan con regulación específica
que trata de asegurar una presencia mínima de colectivos de la diversidad, en puestos de
trabajo. En Chile no existen políticas que incentiven, la contratación de distintos grupos en
situación de exclusión y/o diversidad.

Actualmente, está comprobado que las organizaciones que han creado políticas de
inclusión, tienen la convicción de que éstas generan un valor, más allá de la propia
responsabilidad que esto conlleva. La inclusión y la diversidad en el mercado laboral, ha
evolucionado a lo que hoy se conoce como la “gestión de la diversidad” que implica la
creación de procesos activos y conscientes de aceptación de las diferencias, como
potencial de crecimiento para la organización. Esta definición, va más allá de la simple
agregación de personal diverso, por parte del departamento de selección y
reclutamiento. Apunta hacia una estrategia global, que incluye a todas y todos, en las
diferentes líneas de trabajo y compromete beneficios tangibles tanto cualitativos como
cuantitativos para ambas partes (Keil, y otros, 2007, pág. 8)

La gestión de la diversidad, establece una forma de agregar valor a las


organizaciones y hacerlas más competitivas en un escenario global, ya que nutre de
distintos y diversos puntos de vista, incrementa la creatividad y amplía el pensamiento de
la organización, entre otros factores. Chile, según el global innovation index posee una
baja sistemática en el ranking GII de innovación. Las principales falencias, se encuentran,
en los outputs creativos y tecnológicos (INSEAD, 2014).
En Europa el 83% de las organizaciones que poseen “políticas de diversidad”
identifican como factores positivos: el cambio cultural que generan, las mejoras del mix de
la fuerza laboral, el aumento de la eficacia empresarial, incremento de las oportunidades
de mercado, entre otras. Por otra parte, señalan que alinear a los agentes internos y
externos contribuye a los resultados, mejora la creatividad y la innovación al interior de las
organizaciones, reduce la rotación, en otros factores (The Conference Board, 2005).

Barreras actitudinales:

Múltiples actitudes hoy no nos permiten ver el valor de la diversidad al interior de las
organizaciones. Uno de éstos factores lo constituyen las barreras actitudinales. Éstas se
definen como aquellas actitudes que limitan la percepción real de un colectivo o
individuo, principalmente basado en una construcción cultural que genera discriminación.
Podemos encontrar entre éstas: los prejuicios, estereotipos y mitos.

Entendemos por prejuicio a una actitud (usualmente negativa) hacia los miembros
de un grupo, que se basa exclusivamente en la pertenencia a dicho grupo. Una persona
con un prejuicio, evaluará a los miembros de un grupo, de una manera particular
(normalmente negativa), simplemente en razón a la pertenencia a este grupo (Baron. R,
Byrne.D, 2011).

El prejuicio incluye sentimientos o emociones negativas que se activan en las


personas prejuiciadas cuando estas se ven expuestas a, o simplemente piensan en
miembros de los grupos que les desagradan. Las personas con prejuicios hacia grupos
específicos, tienden a procesar la información sobre estos grupos de manera diferente a
la manera en que procesan la información de otros grupos. Por ejemplo la información
relativa al prejuicio recibe mayor atención o es procesada de forma más cuidadosa de la
información que no se refiere aquél (Blascovich et al., 1997). Como resultado de este
efecto, el prejuicio se convierte en un circuito cerrado que tiende a aumentar su fuerza
con el paso del tiempo (Baron. R, Byrne.D, 2011).
El prejuicio como otras actitudes, incluye creencias y expectativas relacionadas con
los miembros de algunos grupos, que se construyen a lo largo del proceso de crecimiento
y desarrollo social y cultural. Es por eso que las familias, la educación y el lenguaje son
fundamentales a la hora de construir creencias prejuiciosas en torno a las personas. Un
ejemplo de esto es el uso de lenguaje y al uso de calificativos o roles por ej.: Negro, gordo,
abuelito, afeminado, etc. en donde se tiende a agrupar a personas en torno a
características o rasgos comunes, creencias conocidas habitualmente como estereotipos.

Según estudios en el tema de los prejuicios y los estereotipos, las personas mantienen
este tipo de conductas debido a que esto les permite reforzar su autoimagen, afirmar su
autoconfianza y sentirse superior en varios aspectos, en otras palabras, funciona como un
mecanismo de protección y de enaltecimiento del autoconcepto, cuando creemos que
ser igual a otro es signo de confianza (ver figura 1)

Amenaza a la Desprecio a grupos Recuperación de la


autoestima de especial autoestima
protección

En segundo lugar, mantener un prejuicio ahorra esfuerzo cognitivo, y más


específicamente los estereotipos, colaboran con esta función, pues, no hace falta
detenerse en un procesamiento cuidadoso de la información y nos quedamos con las
ideas preconcebidas, que nos sirven para generalizar y agrupar (Bodenhausen 1993).

En consecuencia, los prejuicios y estereotipos, se construyen en base a diversos


elementos: creencias (asociadas a valores, concebidos durante el desarrollo vital, niñez,
adolescencia, adultez, etc.). Emociones, formas de expresarse con el otro, de identificar lo
que siento y mostrarlo al exterior (rabia, culpa, miedo, etc.), aspectos asociados al
autoconocimiento y autoestima, valoración de sí mismo, entre otros.

Tanto los prejuicios y estereotipos constituyen el grupo denominado “barreas


actitudinales” en las que también se encuentran los mitos. Los mitos forman parte del
sistema de creencias de una cultura o de una comunidad. Se pueden identificar tres
funciones esenciales: Explicativa, de significado y pragmática. La función explicativa se
refiere a que los mitos explican, justifican o desarrollan el origen, razón de ser y causa de
algún aspecto de la vida social o individual. Por ej. Pie grande (Rollo May “la necesidad
del mito”, 1985).

La función pragmática del mito implica que los mitos son la base de ciertas
estructuras sociales y acciones. por ej. Adán y Eva. La función de significado se refiere a
que los mitos no son solo historias que brindan explicaciones o justificaciones, también
otorgan un consuelo, objetivo de vida o calma a los individuos. Por ej. La discapacidad
como posesión diabólica (esquizofrenia o epilepsia), el albinismo en el caso de las tribus
africana, signo de presencia de los dioses, mandato de sacrificio y mutilación.

En el caso de la discriminación, el mito contribuye al ejemplo de ahorro de energía


y a una forma de entender una experiencia ajena a mi realidad.
Todos los ejemplos anteriores, se podrían incluir dentro del concepto de barreras
actitudinales.

Mitos Prejuicios Estereotipos

Barreras actitudinales

En una época, las personas no sentían reparo alguno para expresar abiertamente
creencias racistas (Sears, 1988). Ahora, por supuesto, muy pocas personas manifestarían
abiertamente este tipo de creencias ¿significa esto que el racismo (forma especialmente
peligrosa de discriminación) ha desaparecido o disminuido? Estudios señalan que el
racismo antiguo o explicito, ha dado lugar a otro tipo de racismo (implícito) que se
expresaría en los círculos de confianza (familias, amigos) y en el caso de algunos en
espacios públicos (malentendidos de confianza) como las redes sociales facebook,
twitter, etc.)

¿Qué implica este racismo implícito?, disimular el prejuicio hacia los demás en
circunstancias públicas y expresar actitudes intolerantes, cuando se está a salvo. Otra
modalidad de discriminación moderna es el llamado emblematismo (tokenism) (Dutton,
Lake y Rosenfield) el cual se define como situaciones en las cuales los individuos llevan a
cabo acciones positivas triviales dirigidas a miembros de algún grupo hacia los que
sienten fuertes prejuicios. Estos comportamientos son utilizados como excusa para evitar
acciones benéficas más significativas y relevantes para dichos colectivos, por ej. Obras de
beneficencia, efectos rotatorios en la contratación de grupos excluidos, argumentación
de falta de postulantes idóneos, etc.

Históricamente se han desarrollado distintos modelos comprensivos de la


diversidad: el modelo de la prescidencia, el modelo médico rehabilitador, el modelo
social y el actual modelo de la diversidad (ver cuadro resumen). El modelo de la
presidencia y el médico rehabilitador, se refieren a estos grupos como sujetos de exclusión
y segregación (ver esquema inclusión, exclusión, segregación, integración).

Evolución Histórica del Concepto de Diversidad


Época Enfoque Efecto Social Objetivo Ejemplo Modelo
Culturas Enfoque Mágico- Objeto de rechazo y a Prescindir Por ejemplo: En Esparta, Modelo de la
antiguas Religioso. La veces causa de ciudad griega, dado el prescindencia
diversidad se asocia muerte. culto a la belleza, las o negativo
a poderes sobre personas con
humanos, que discapacidad eran
ponen a prueba o expulsadas de la ciudad
castigan, por algún y a veces exterminadas.
mal cometido. En India, las personas
con discapacidad eran
abandonadas en la
selva Sagrado del río
Ganges.

Desde Siglo XV Enfoque Técnico- Internamiento masivo, Marginar o Por ejemplo: Las Modelo de
(Edad Media) Secularizado. La las actividades aislar personas con marginación
diversidad como terapéuticas fueron discapacidad eran
resultado de sustituidas por la internadas en forma
fenómenos naturales custodia y permanente o debían
(accidentes), que cronificación de los vivir de la limosna. Los
requieren un atendidos. pobres ladrones.
tratamiento
adecuado igual que
las enfermedades.

Finales del Enfoque Médico Socialmente tiene un Integrar Por ejemplo: Modelo Médico
siglo XVII y rehabilitador o efecto estigmatizador, - Rehabilitador
comienzos del Médico - Asistencial. comienza la -En Suecia, se hacía (determinista
XIX La discapacidad institucionalización. esterilización forzada de funcional)
entendida como Creación de "centros las mujeres con
trastornos especiales", discapacidad para
relacionados con prevalecen las evitar más nacimientos
factores físicos etiquetas y un enfoque de minusválidos.
(Bioquímicos, paternalista que
traumáticos refuerza la -Los centros de
operinatales) o dependencia rehabilitación de
psíquicos. respecto a las heridos de guerra en
instituciones y el donde se les segregaba
desarrollo de nuevas a estar postrados e
formas de inactivos.
discriminación social y
laboral.

2° Mitad del Enfoque social. Se Socialmente tiene un Incluir Por ejemplo: PIEs, Modelo social
Siglo XX pone el acento en el efecto normalizador, Programas de Inclusión
origen social de la se pone énfasis en la Laboral, Movimiento de
(Movimiento discapacidad, inclusión escolar y Vida Independiente
de vida prevención, laboral con los (MVI). Concepto de
independiente rehabilitación e soportes que sean Inclusión.
de personas inclusión necesarios. A través de
con comunitaria. asociaciones formadas
discapacidad) por personas en
situación de
discapacidad y
familiares defienden
los derechos de las
personas en situación
de discapacidad
como asunto de
derechos humanos.

Siglo XXI a la Enfoque de la Efecto social del Cambio Por ejemplo: Existencia Modelo
fecha Diversidad. Se acceso tecnológico y cultural de políticas de inclusión Diversidad
visualiza la globalización. y diversidad en las
heterogeneidad Compañías.
como un activo al
interior de las
organizaciones.

El modelo social y posteriormente el modelo de la diversidad plantean


precisamente lo contrario, los grupos en situación de exclusión deben relacionarse
directamente y en forma equiparada con el resto de la comunidad (integración e
inclusión). Para hacer efectivo dicho proceso, deben establecerse ajustes razonables y
acciones afirmativas que promuevan el cambio cultural al interior de las organizaciones.

Grupos en situación de exclusión o de especial protección:

Se entiende como grupos de especial protección o grupos de la diversidad, a


aquellas personas que por diversas condiciones físicas, sociales, económicas o culturales
están en una situación de desventaja en el goce y ejercicio de sus derechos con respecto
a otros grupos de la sociedad, y que pueden requerir de acciones afirmativas de parte
del Estado para suplir esta desventaja (Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH),
2014).

Se pueden considerar dentro de grupos de especial protección a los niños y niñas,


ya que por su falta de desarrollo necesitan una protección reforzada por parte del Estado;
a los migrantes pueblos indígenas, minorías raciales, personas con discapacidad y grupos
LGBTI. El concepto de grupos de especial protección también abarca a las personas
privadas de libertad (INDH, 2014).

La ley 20.609 que Establece Medidas contra la Discriminación, identifica 14


categorías basadas en propuestas de Tratados Internacionales de Derechos Humanos,
ratificados por Chile estás categorías son: la raza o etnia, la nacionalidad, la situación
socioeconómica, el idioma, la ideología u opinión política, la religión o creencia, la
sindicación o participación en organizaciones gremiales o la falta de ellas, el sexo, la
orientación sexual, la identidad de género, el estado civil, la edad, la filiación, la
apariencia personal y la enfermedad o discapacidad.

Se define por:

1. Raza o etnia: a los grupos en que se subdividen algunas especies biológicas


a partir de características que se transmiten por herencia, por dicho motivo es
inadecuado el uso del término raza para referirse a cada uno de las etnias o poblaciones.
La primera tiene un significado más relacionado con características culturales y la
segunda, con características geográficas. Asimismo, etnia comprende un conjunto de
rasgos culturales, idioma, religión, celebración de ciertas festividades, expresiones
artísticas, etc. Dichas comunidades, reclaman para sí una estructura política y el dominio
de un territorio propio.

En Chile estas colectividades son principalmente la población que pertenece a


algún pueblo originario1 y ha mantenido viva su cultura ancestral. Una de las causas de
exclusión de este colectivo, se debe a la segmentación de tipo estructural (como el sexo,
raza y etnia) agregando también el factor territorial, ya que su pertenencia a ciertas
partes del territorio, los han mantenido lejos de procesos de desarrollo.

2. Nacionalidad: es un concepto polisémico2 que puede referirse a:


nacionalidad jurídica, administrativa o de pasaporte. Por ej: argentino, brasileño, chileno,
etc. Nacionalidad social o identitaria: pertenencia a un grupo social de fuerte
personalidad identitaria. Por ej: vasco, catalán, isleño, etc. Nacionalidad histórica: la
denominación que la Constitución reserva para ciertas comunidades.

En Chile el 41,1% de las extranjeras y extranjeros, refiere haber sufrido algún tipo de
discriminación principalmente al recibir insultos sin motivos o porque “se les acusa de venir
a quitar el trabajo” (Encuesta “ser migrante en Chile hoy”. Fundación Superación de la
Pobreza, 2012).

3. Situación Socioeconómica: se refiere a una medida económica y


sociológica combinada con la preparación laboral y la posición económica, social
individual o familiar, en relación a otras personas. Al analizar el concepto de nivel
socioeconómico de una familia se analizan, los ingresos del hogar, los niveles de
educación y ocupación, como también el ingreso combinado, comparado con el
individual.

4. Idioma: del griego 'peculiaridad', 'idiosincrasia', 'propiedad' o lengua, es


un sistema de comunicación verbal (lengua oral y gráfica) o gestual propia (lengua
asignada) de una comunidad humana. Cada idioma se subdivide en dialectos, pero
actualmente se duda que exista un criterio válido para hacer tal división de una manera

1 Mapuche, Aymara, Rapa Nui, Colla, Atacameños, Quechuas, Kawéscar, Yaganes y Diaguitas.
2
De múltiples significados. Por ej. Sierra (herramienta para cortar madera u otros objetos duros/Parte de una cordillera/Tipo de
pescado.
objetiva y segura. La determinación de si dos variedades lingüísticas son parte o no del
mismo idioma, es más una cuestión sociopolítica que lingüística.

5. Ideología u opinión política: una ideología es un conjunto de ideas


relacionadas entre sí. Las ideologías suelen constar de dos componentes: una
representación del sistema, y un programa de acción. La primera proporciona un punto
de vista propio y particular sobre la realidad. El segundo tiene como objetivo acercar en
lo posible el sistema real existente al sistema ideal pretendido. Las ideologías caracterizan
a diversos grupos sociales, a instituciones, movimientos políticos, religiosos o culturales.

6. Religión o creencia: una religión es una colección organizada de


creencias, sistemas culturales y cosmovisiones que relacionan a la humanidad a un tipo
de existencia. Muchas religiones tienen narrativas, símbolos e historias sagradas que
pretenden explicar el sentido de la vida y/o explicar el origen de la vida o el universo. A
partir de sus creencias sobre el cosmos y la naturaleza humana, las personas puede
derivar una moral, ética o leyes religiosas o un estilo de vida preferido. Según algunas
estimaciones, existen alrededor de 4200 religiones vivas en el mundo e innumerables
extintas. Muchas religiones pueden haber organizado comportamientos, clero, una
definición de lo que constituye la adhesión o pertenencia, lugares santos y escrituras. La
práctica de una religión puede incluir rituales, sermones, conmemoración o veneración (a
una deidad, dioses o diosas), sacrificios, festivales, festines, trance, iniciaciones, oficios
funerarios, oficios matrimoniales, meditación, oración, música, arte, danza, servicio
comunitario u otros aspectos de la cultura humana. La palabra religión se utiliza a veces
como sinónimo de fe, sistema de creencias o conjunto de deberes.

7. Sindicación o participación en organizaciones gremiales o la falta de ellas:


La sindicalización corresponde a una asociación integrada por trabajadores/as en
defensa y promoción de sus intereses y derechos laborales, con respecto al centro de
producción o al empleador con el que están relacionados contractualmente.

8. Sexo: corresponde a los rasgos biológicos y/o genéticos que identifican a


los individuos con rasgos femeninos o masculinos (conocidos como sexos). En el caso de
mujeres existen estudios que señalan las dificultades históricas que tienen las mujeres para
acceder al mundo laboral, dadas las responsabilidades del trabajo reproductivo (crianza
y labores domésticas) asociadas con la visión androcéntrica que determina estas
funciones como femeninas. Por otra parte, las mujeres en puestos de toma de decisiones
también constituyen una minoría dentro de las plantillas laborales. Si bien con el tiempo la
mujer ha logrado aumentar su inserción en el ámbito laboral en Chile, la ocupación
laboral de la mujer sigue estando por debajo del total de la ocupación masculina que es
70,6% versus la femenina que es de 51,6% (Larrañaga & Jubeto, 2012).

9. Orientación sexual e identidad de género: (LGBTI3) las entidades expertas


en diversidad sexual e identidad de género, hacen hincapié en la dificultad de
“categorizar” a este colectivo. De este modo sólo se señalarán algunos términos
aclaratorios, por ej. el género puede definirse como el conjunto de los aspectos sociales
de la sexualidad, comportamientos, simbologías y valores asociados de manera arbitraria,
en función del sexo genital de cada persona (OTD trans Chile).

En Chile se estima que entre un 7 y 10% de la población es homosexual (incluyendo


a bisexuales) y que por cada 11 mil 900 mujeres existe una transexual femenina y por cada
30 mil 400 hombres uno es transexual masculino (Movilh, 2010). El tipo de discriminación
que sufren las personas de la diversidad sexual, es llamada homofobia dirigida a lesbianas,
gays y bisexuales, y por razones de género es la transfobia dirigida hacia transexuales.
Ambas son, cuando personas, grupos o instituciones tienen actitudes, opiniones y realizan
acciones que estigmatizan y segregan la diversidad sexual o incluso promueven la
invisibilidad de estos colectivos (Movilh, 2010).

Por su parte, el concepto de identidad de género: corresponde a: “como cada


persona siente profundamente la sexualidad”, la cual podría corresponder o no con el
sexo asignado al momento del nacimiento

10. Estado civil: el estado civil es la situación de las personas


físicas determinada por sus relaciones de familia, provenientes del matrimonio o
del parentesco, que establece ciertos derechos y deberes.

3 Lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales.


11. Edad: en cuanto a los grupos en situación de exclusión por rango etario, se
define en esta categoría tanto a los jóvenes y adultos mayores. En el caso de los jóvenes,
se entiende al conjunto de la población entre 15 y 24 años de edad (Universia Chile, 2012)

Por otra parte, en el caso de los adultos mayores, se define a este colectivo como:
“toda persona que ha cumplido los 60 años, sin diferencia entre mujeres y hombres”,
llegando a los 60 años (edad mínima voluntaria de jubilación para las mujeres) y los 65
años (en el caso de los hombres).

12. Filiación: la filiación es un derecho jurídico que existe entre dos personas
donde una es descendiente de la otra, sea por un hecho natural o por un acto jurídico. En
términos generales, se puede indicar que “comprende el vínculo jurídico que existe entre
los sujetos llamados ascendientes y descendientes (padre o madre – hijo/a, hijo/a- padre
o madre) sin limitaciones de grados; es decir, entre personas que descienden las unas de
las otras (Gallegos, 2006, p. 65). Del carácter estrictamente jurídico de la relación filial se
desprenden ciertas consecuencias. En primer lugar, puede darse que no toda persona
tenga una filiación o estado filial. En segundo lugar, la filiación biológica puede
perfectamente no coincidir con la filiación jurídica. También la filiación puede, traer como
consecuencia la atribución de características a los hijo/as perteneciente a los padres, sin
que exista correlato alguno de hechos concretos que así lo demuestre. Por ej. Ser hijo/a
de autoridad política; ser hijo/a de persona pública, etc. Lo anterior puede ser causal de
estereotipos y discriminación.

13. Apariencia personal: designa con el término de apariencia al aspecto


exterior de una persona. De esta descripción se desprende que cuando hablamos de
apariencia nos referimos estrictamente a lo “externo” y que no por cómo sea este o la
sensación que ese afuera nos produce, será así internamente. Por ej. Una persona que le
dedica demasiada atención a su físico, puede ser apreciada por el resto como superflua
o una persona que se viste formal se puede considerar serio y de confianza. Lo anterior se
genera como consecuencia de los prejuicios y estereotipos que establecen juicios de
valor sobre el posible comportamiento o acciones de las personas a partir de su
apariencia física o externa.

14. Discapacidad: se define a las personas con discapacidad como: “toda


persona que teniendo una o más deficiencias físicas, mentales (por causa psíquica o
intelectual o sensoriales) de carácter temporal o permanente, al interactuar con diversas
barreras presentes en el entorno, ve impedida o restringida su participación plena y
efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones que las demás” (Herranz, 2009).

En Chile el 12,7% de la población presenta algún tipo de discapacidad y del total de


ellos sólo un 24,1% se encuentra trabajando (Senadis, 2013). Este colectivo se define
dentro del grupo perteneciente a la diversidad, dado las múltiples exigencias que
presentan para desenvolverse en igualdad de condiciones en el ámbito laboral formal.
Actualmente se utiliza el concepto de “persona con discapacidad” concepto promovido
por la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad
(2006) o “persona en situación de discapacidad” concepto utilizado actualmente en
Chile por el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis).