Está en la página 1de 5

UNIVERSIDAD TECNICA DE BABAHOYO

MATERIA:
REALIDAD SOCIOECONOMICA

MSC:
VICTORIA SALAMEA

INTEGRANTES:
LINA LOOR
YELENA BURGOS
MARIA CAMPELO
DAGMAR LOPEZ

TEMA:
ECONOMIA COLONIAL, REPUBLICANA Y SOCIAL DEL ECUADOR.

CURSO:
4TO``A`` COMUNICACIÓN SOCIAL

2018---2019
La Economía de Ecuador
Crecerá el 2% en 2018 Redacción Economía - 18 de diciembre de 2017 - 00:00
El repunte económico del 1,5% que estima el Banco Central para 2017 se daría
gracias al consumo, mientras que en 2018 se estima que será por la inversión.
En su más reciente actualización sobre las proyecciones de crecimiento
económico, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL),
estima que Ecuador crecerá el 1% el 2017 y el 1,3% en 2018. “Ecuador
continuará experimentando una recuperación económica”, según reporta el
organismo en su informe. Mientras que el Banco Central del Ecuador (BCE)
pronostica un mejor desempeño económico, ya que para 2017 y 2018 espera
un crecimiento en el orden del 1,5% y 1,6%; respectivamente. En cambio,
algunos centros de investigación como la Corporación de Estudios para el
Desarrollo (Cordes) consideran que incluso se podría llegar a un crecimiento
del 2,4% en 2017. Sin embargo, el Fondo Monetario Internacional (FMI), pese a
haber mejorado sus perspectivas de crecimiento, se muestra más cauto y,
proyecta un ligero crecimiento de 0,2% en 2017 y de 0,6% en 2018. Para
Walter Spurrier, analista económico, entre el conservadurismo del FMI y el
optimismo del gobierno, “lo más probable es que sea un crecimiento
intermedio”. Spurrier, quien intervino en la presentación de las Perspectivas
Económicas para 2018, en la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), dijo
que, si en 2017 el consumo fue el motor de la economía, para 2018 será la
inversión. Así lo demuestran las cifras del BCE: el crecimiento del consumo en
2018 (1,3%) será menor al de 2017 (4,5%) y la inversión crecerá 3,6% en 2018
mientras que este año decreció un 13%. El sector de la producción cree que si
bien la economía se recupera hay un retroceso en productividad, el crecimiento
económico no tiene respaldo de las políticas del Gobierno Nacional. Advierten
que las medidas económicas propuestas son incompatibles con un crecimiento
sostenible de mediano y largo plazo, destacan la urgencia de respaldar al
sector privado. “Para recuperar la productividad necesitamos seguridad, reglas
claras y un ambiente de confianza, transparencia y libertad”, señala Pablo
Arosemena, presidente de la CCG. Si bien Cordes tiene la proyección más
optimista de todos los organismos, advierte que ese crecimiento no implica una
verdadera recuperación de la economía porque se basa, principalmente, en un
gasto público (financiado con nueva deuda) y no en una mayor inversión.

EPOCA COLONIAL EN ECUADOR CAUSA:


PERIODO COLONIAL
La historiografía tradicional suele caracterizar a la etapa colonial del actual
Ecuador, como fase de gran estabilidad en todos los órdenes, en oposición a la
inestabilidad republicana. “La Colonia” se piensa como un momento sin
mayores cambios en la estructura social o económica. Esto carece de
fundamento. Durante los tres siglos que estas tierras permanecieron vinculadas
a la Metrópoli española, se produjeron transformaciones enormemente
significativas, perfilándose al menos tres períodos notoriamente diversos. De
igual manera, la conceptualización de la sociedad colonial como “feudal” o
“semi-feudal” es un lugar común -a veces elevado al nivel de teoría
interpretativa- que se repite entre los analistas históricos ecuatorianos. Ante
todo, debemos reconocer que la formación económico social de lo que luego
llegó a ser Ecuador es bastante más compleja. En medio de permanentes
transformaciones, encontramos un conjunto orgánico y articulado de relaciones
sociales de distinto carácter y origen histórico diverso, cuya integración escapa
de las caracterizaciones simplistas.
Si vemos a la sociedad colonial desde la perspectiva de sus relaciones
económico- sociales básicas, encontramos tres grandes períodos en la vida de
lo que ahora es el Ecuador. Luego de la conquista y hasta fines del siglo XVI se
dio un período de asentamiento e inicial consolidación del régimen colonial
español. Desde entonces y hasta las décadas iniciales del siglo XVIII, es decir
una centuria y una década más, se dio un segundo período, en el que la
actividad económica articulante de la sociedad fue la producción textil. Por fin,
desde inicios del siglo XVIII y hasta cien años después, cuando se produjo la
Independencia, se dio un tercer período, caracterizado por la crisis, la
readecuación de las relaciones sociales y el agotamiento del régimen colonial.
PERIODO REPUBLICANO
ECONOMIA SOCIAL.

Se entiende por Economía Social y Solidaria (ESS) al conjunto de formas y


prácticas económicas, individuales o colectivas en la que sus integrantes se
unen para producir, intercambiar comercializar y consumir bienes y servicios
que les permitan satisfacer sus necesidades y generar ingresos, privilegiando
al ser humano, como sujeto y fin de su actividad, orientada al buen vivir, en
armonía con la naturaleza y por encima de la acumulación de capital.
Según datos de la Dirección Nacional de Cooperativas del Ministerio de
Inclusión Económica y Social del 2010, en el Ecuador, las organizaciones ESS
generan alrededor del 25,7% del PIB nacional. En el año 2010, se registraron
4.968 organizaciones productivas a nivel nacional, de las cuales 44% eran
asociaciones, 19% se organizaba como comunidades y 18% eran cooperativas.
Las organizaciones ESS son una fuerza importante en la estructura
socioeconómica del Ecuador y Latinoamérica debido a su capacidad de
respuesta, adaptación e innovación ante las crisis o circunstancias adversas.
Sin embargo, estas organizaciones aun enfrentan problemas de productividad,
innovación y mayor inserción y participación en cadenas de valor.
En este marco, Alexander Borda, Ph. D en Desarrollo Internacional y Prometeo
vinculado a la Unidad de Economía de la Universidad Católica de Cuenca
(UCACUE), está a cargo de este proyecto de investigación que busca
determinar los procesos y estrategias de innovación que utilizan los distintos
actores de la economía social y solidaria en Ecuador para incrementar sus
capacidades y sobrellevar las limitaciones a las que estas organizaciones están
expuestas.
“Lo que buscamos es examinar y establecer las potencialidades y restricciones
de las organizaciones de la economía social y solidaria ecuatoriana y sus
oportunidades para desarrollar innovaciones tecnológicas y sociales que les
permitan participar efectivamente en el mercado nacional e internacional”.
El proyecto se encuentra en la fase de recolección de datos. Ya se han fijado
seis casos de estudio que incluyen varias asociaciones comunitarias.