Está en la página 1de 31

UF0126.

Mantenimiento, limpieza y organización del


domicilio de personas dependientes

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 1


2 UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes
Datos del autor

Natalia Alcalde Regenjo es diplomada en Trabajo Social por la Universidad


de Vigo. Máster en Emigración y Retorno: una estrategia para la integración
socio-laboral. Ha desarrollado su carrera profesional en el ámbito de los
Servicios Sociales y las Nuevas Tecnologías.

Actualmente es formadora y trabajadora social.

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 3


Ficha
Mantenimiento, limpieza y organización del
domicilio de personas dependientes. Servicios
socioculturales y a la comunidad

1ª Edición
Certia Editorial, Pontevedra, 2013

Autor: Natalia Alcalde Regenjo

Formato: 210 x 297 mm • 91 páginas.

Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes.


Servicios socioculturales y a la comunidad.

No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento


informático, ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico,
mecánico, por fotocopia, por registro u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito de
los titulares del Copyright.

Derechos reservados 2013, respecto a la primera edición en español, por Certia Editorial.

ISBN: 978-84-16019-22-9

Depósito legal: PO 573-2013

Impreso en España - Printed in Spain

Certia Editorial ha incorporado en la elaboración de este material didáctico citas y


referencias de obras divulgadas y ha cumplido todos los requisitos establecidos por la Ley
de Propiedad Intelectual. Por los posibles errores y omisiones, se excusa previamente y está
dispuesta a introducir las correcciones pertinentes en próximas ediciones y reimpresiones.

Fuente fotografia portada: MorgueFile, autoriza a copiar, distribuir, comunicar


publicamente la obra y adaptar el trabajo.

4 UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes


Familia profesional: SERVICIOS SOCIOCULTURALES Y A LA COMUNIDAD

Área profesional: Atención social

FICHA DE CERTIFICADO DE PROFESIONALIDAD (SSCS0108)


ATENCIÓN SOCIOSANITARIA A PERSONAS EN EL DOMICILIO
(RD 1379/2008, de 1 de agosto, modificado por el RD 721/2011, de 20 de mayo)

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes


5
Índice

• INTRODUCCIÓN................................................................................................. 9

• UNIDAD DIDÁCTICA 1. Aplicación de técnicas de limpieza del hogar............. 11

1.1. Técnicas y productos de limpieza.................................................................................... 13

1.2. Limpieza de dormitorios y otras habitaciones............................................................... 20

1.3. Limpieza de cocinas y baños............................................................................................ 21

1.4. Limpieza de suelos y superficies...................................................................................... 25

1.5. Limpieza de enseres y mobiliario..................................................................................... 27

1.6. Limpieza especial de aparatos, ayudas técnicas y utensilios de atención a las personas
dependientes....................................................................................................................... 27

1.7. Clasificación y selección de residuos y basura del hogar (papel, vidrio, metales, bricks,
orgánicos)............................................................................................................................ 27

1.8. Eliminación separada de residuos domésticos.............................................................. 28

1.9. Eliminación de medicamentos......................................................................................... 30

1.10.Aprecio por la limpieza e higiene del hogar................................................................... 31

• UNIDAD DIDÁCTICA 2. Aplicación de técnicas de lavado, repasado y planchado


de la ropa................................................................................................................. 33

2.1. Productos y materiales...................................................................................................... 35

2.2. Mantenimiento de uso de lavadoras y secadoras........................................................... 41

2.3. Colocación y limpieza de armarios.................................................................................. 42

2.4. Precaución en el manejo de ropas y enseres domésticos............................................. 43

• UNIDAD DIDÁCTICA 3. Revisión y mantenimiento básico del domicilio . ...... 45

3.1. Colocación y orden de artículos y enseres domésticos................................................ 47

3.2. Revisión de conducciones de agua y gas........................................................................ 49

3.3. Revisión de aparatos eléctricos y electrodomésticos.................................................... 52

7
3.4. Cierre de puertas y ventanas............................................................................................. 53

3.5. Uso de sistemas de alarma y telealarma.......................................................................... 53

3.6. Uso de sistemas de teleasistencia y telefonía móvil: Funcionamiento. Utilidades.


Servicios que presta........................................................................................................... 54

3.7. Mantenimiento básico de aparatos y ayudas técnicas................................................... 55

3.8. Fomento de la participación y autonomía del usuario................................................. 56

• UNIDAD DIDÁCTICA 4. Riesgos domésticos .................................................... 57

4.1. Riesgos de las instalaciones eléctricas domésticas........................................................ 59

4.2. Riesgos de los electrodomésticos.................................................................................... 60

4.3. Riesgos de las instalaciones de gas domésticas.............................................................. 60

4.4. Atención especial a la prevención de accidentes en el hogar...................................... 61

• UNIDAD DIDÁCTICA 5. Teleasistencia ............................................................. 67

5.1. Funcionamiento................................................................................................................. 69

5.2. Utilidades y servicios que presta...................................................................................... 70

• EJERCICIOS.......................................................................................................... 73

• EVALUACIÓN por temas................................................................................ 77

• EVALUACIÓN FINAL.......................................................................................... 85

• BIBLIOGRAFÍA/WEBGRAFÍA........................................................................... 87

8
Introducción

Los domicilios son los lugares de referencia primarios de las personas y en ellos se deben
sentir seguros y protegidos. Un domicilio limpio y organizado favorece estos sentimientos
positivos y reduce las posibilidades de que se originen accidentes en el hogar.

Favorece a toda buena organización prestar atención al mantenimiento de los domicilios,


porque evita deterioros y pérdidas de potencial o capacidades que van a influir en nuestro día
a día. Por ello, un domicilio bien organizado, limpio y en buen estado será la base para poder
hablar de calidad de vida.

Hay personas que tienen limitada su autonomía personal por diversas causas y necesitan
apoyo y orientación en esta tarea. Es por tanto labor del auxiliar de ayuda a domicilio
prestarle el apoyo esencial para poder realizar las labores, pero siempre implicando a los
propios sujetos en la medida de sus capacidades. Esta atención se presta a aquellos sujetos
con carencias que no pueden afrontar sus necesidades con los medios de los que disponen;
por ello, para evitar su internamiento en instituciones y para evitar situaciones de deterioro
familiar, se prestará este tipo de servicio por parte del auxiliar, pero siempre fomentando su
autoestima.

Además, se procurará evitar la dependencia del servicio en la medida de lo posible,


fomentando su autonomía. Para ello daremos pautas de actuación, consejos prácticos y
orientaciones acordes a las necesidades y planes de vida de los usuarios y usuarias, pero siempre
desde el respeto y reconocimiento de su singularidad. Es decir, buscamos mejorar la calidad
de vida del usuario/a potenciando su independencia y promoviendo su autonomía, a través
de la creación de entornos flexibles y facilitadores de ayuda en las tareas de mantenimiento,
limpieza y organización del domicilio.

Para ello presentamos esta unidad dividida en cinco temas.

El primer tema aborda las técnicas de limpieza del hogar y en él se hace referencia a la
limpieza de las diferentes zonas del domicilio, los productos de limpieza y la separación de
residuos.

El segundo tema aborda las técnicas de lavado, repasado y planchado de la ropa. En


él hay referencias a los productos que hay en el mercado, a la colocación de las prendas
en los armarios y también hay un apartado especial dedicado al mantenimiento de los
electrodomésticos usados.

El tercer tema trata la revisión y el mantenimiento básico del domicilio.

En el cuarto se abordan los riesgos domésticos más comunes, algunos consejos para
prevenirlos y pautas de actuación por si se produjeran.

Para finalizar los temas, en el quinto se aborda el tema de la teleasistencia.

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 9


1
Unidad

Aplicación de técnicas de limpieza del hogar

• Contenido
1.1. Técnicas y productos de limpieza

1.2. Limpieza de dormitorios y otras habitaciones

1.3. Limpieza de cocinas y baños

1.4. Limpieza de suelos y superficies

1.5. Limpieza de enseres y mobiliario

1.6. Limpieza especial de aparatos, ayudas técnicas y


utensilios de atención a las personas dependientes

1.7. Clasificación y selección de residuos y basura del hogar


(papel, vidrio, metales, bricks, orgánicos)

1.8. Eliminación separada de residuos domésticos

1.9. Eliminación de medicamentos

1.10.Aprecio por la limpieza e higiene del hogar

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 11


L a atención al domicilio es una de las actividades de nuestra vida diaria. Recordemos
que atender y ayudar en estas necesidades es una de las funciones del servicio de ayuda a
domicilio, por lo tanto el o la auxiliar de ayuda a domicilio puede tener entre sus funciones la
realización de tareas de limpieza y mantenimiento del domicilio de la unidad de convivencia.
Por ello resulta fundamental conocer cómo se realizan estas tareas no solo para llevarlas a
cabo en el domicilio, sino también para transmitir éstas a las personas con las que trabaja
para lograr que se impliquen al máximo en la actividad y su autonomía se vea incrementada.

Así pues el técnico deberá aprender a identificar herramientas que necesita para cada
caso y a interpretar el etiquetado de los productos para evitar posibles accidentes por un mal
manejo.

1 .1. Técnicas y productos de limpieza


Como hemos señalado con anterioridad, el conocimiento adquirido por los profesionales
del servicio de ayuda a domicilio no consiste solo en practicarse de forma correcta, sino que
debe poner en funcionamiento su labor educativa para trasmitir estos conocimientos a las
unidades fomentando su autonomía. Así enseñará a las unidades a mantener sus hogares de
la mejor forma posible y en función de sus capacidades. Esta función educativa no se limita a
este concepto, sino que también abarca la preventiva porque una buena higiene en la vivienda
evita enfermedades.

Todo ello se ve enriquecido por el sentimiento que da la limpieza y el orden. En unidades


de convivencia con múltiples problemas o carencias, la falta de autoestima acostumbra
a ser una tónica habitual. Una buena higiene, tanto personal como del domicilio, genera
un sentimiento más positivo que el acarreado por la suciedad y el desorden, por lo que la
limpieza ayuda a conseguir una mayor autoestima y una mayor calidad de vida.

El orden a la hora de realizar las tareas es fundamental para evitar que el polvo que
eliminamos de unas superficies vaya a parar a otras, por lo que es fundamental que se
empiece de arriba hacia abajo para que la suciedad acabe en el suelo. No podemos hablar de
un único orden válido, ya que nuestro orden variará en función de las tareas que tengamos

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 13


asignadas para la unidad de convivencia, el tiempo que dispongamos para realizar dichas
tareas y las costumbres de los usuarios y usuarias.

Así, una limpieza correcta es la que empieza por el techo y las paredes, las puertas y las
ventanas en la parte alta, mientras que en la parte más baja empezaremos por los muebles
para acabar por el suelo. Las estancias variarán en orden, pero prestando mucha atención al
dormitorio, a la cocina y al baño de la vivienda que se limpiarán, a poder ser, diariamente.

Hay otras limpiezas que se harán semanalmente, otras mensualmente y otras por
temporadas mayores.

En la selección de la técnica de limpieza influyen la superficie a limpiar y el tipo de suciedad


porque, en función de éstos, podemos seleccionar o rechazar determinados productos. Es
muy importante tomar precauciones con los productos de limpieza, especialmente con los
más abrasivos mediante:

• Uso de guantes.

• Uso de mascarilla.

• Cerrado adecuado de recipientes.

• Mantener en un lugar adecuado los recipientes según sus indicaciones pero siempre
lejos de fuentes de calor.

Estas precauciones pueden evitar irritaciones o intoxicaciones por un mal uso de los
productos, por lo que es fundamental leer adecuadamente las instrucciones de los envases.

En cuanto a los utensilios de limpieza podemos encontrar gran variedad, siendo los más
habituales:

• Escobas; instrumentos usados para barrer los suelos. Se arrastran por el suelo
siempre en la misma dirección, amontonando los restos para después cogerlos con el
recogedor para depositarlos en la basura. El contacto directo con la porquería hace
que en ellas se acumulen restos que se deben eliminar. Por ello debemos mantener
las escobas limpias. Así podemos, semanalmente o después de un barrido de una
superficie muy sucia, lavarla y ponerla a escurrir.

• Recogedores; instrumentos usados para, como su nombre indica, recoger los restos
del barrido. Al igual que en el caso anterior, se mantendrá el recogedor limpio.

• Fregonas; instrumentos usados para limpiar o secar el suelo. La parte inferior puede
ser de torcidos de algodón o de tiras de microfibra. Hay más modelos en el mercado

14 UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes


pero éstas son las más habituales. Deben aclararse después de su uso y ponerse a secar
para evitar que cojan olores desagradables o que queden con suciedad, que vamos a
transmitir en el próximo fregado.

• Cubos; instrumentos en los que depositamos el líquido con el que vamos a limpiar.
Sus formas son diversas y en función de ésta así será su escurridor para la fregona.
Hay unos cubos muy interesantes, que llevan incorporados unas pequeñas ruedas
que facilitan su desplazamiento por la superficie sin necesidad de levantar peso.
Esta opción se recomienda especialmente para aquellas unidades con miembros con
limitaciones que les impidan el levantamiento del cubo.

• Bañeras; instrumentos para depositar líquidos o elementos como la ropa de la colada.


Su capacidad es variada, al igual que su forma y colorido.

• Trapos; son paños que se usan para limpiar superficies. Hay quien aprovecha pedazos
de ropa vieja para limpiar especialmente aquellas zonas de más suciedad, como
cocinas de leña.

• Plumeros; instrumentos usados para la limpieza del polvo. Es recomendable su uso


para zonas de difícil acceso, ya que vienen provistos de un mango, pero debe tenerse
claro que el polvo que se saca de la zona limpia se deposita en otra zona porque no lo
recoge.

• Bayetas; paños de tela blanda con buena absorción. No se recomienda una sola bayeta
para toda la casa, sino una específica para cada zona porque no es recomendable que
con la del baño limpiemos la cocina.

• Guantes; utensilios que evitan el contacto del producto o zona con nuestras manos.
Como profesionales, debemos usar guantes para evitar contagios innecesarios.

En cuanto a los productos de limpieza, existe una gran cantidad en el mercado en función
de los tipos de suciedad, las superficies a limpiar, marcas, precios... Como norma general, a la
hora de comprar un producto debemos fijarnos en:

• Utilidad. Los productos están diseñados con unas indicaciones concretas y el hecho
de no seguir éstas puede tener efectos sobre el rendimiento del producto y sobre
la superficie que limpiamos, que puede verse dañada. Por ello debemos prestar
atención al uso recomendado por el fabricante y distinguir entre desengrasar, limpiar,
desinfectar, ambientar....

• Modo de empleo. Estas especificaciones deben ser atendidas ya que el rendimiento

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 15


del producto será inferior si no se usa de manera adecuada.

• Dosificación. La dosis recomendada es importante porque no solo nos ayuda a


obtener el fin que buscamos, sino que nos evita gastos innecesarios por derroche de
producto o bien por sobreesfuerzo a la hora de realizar una tarea.

• El grado de peligrosidad; es imprescindible conocerlo para evitar accidentes. En este


sentido es fundamental que diferenciemos los riesgos en :

◦ Riesgos generales. Estos riesgos vienen identificados en la etiqueta con un


dibujo y con una letra que identifica el grado de peligrosidad.

◦ Riesgos específicos. Estos riesgos vienen identificados en la etiqueta por las


frases R.

◦ Consejos de seguridad. Estos consejos vienen enunciados en la etiqueta por las


frases S.

FRASES R: riesgos específicos de las sustancias peligrosas

R1 Explosivo en estado seco


Riesgo de explosión por choque, fricción, fuego u otras
R2 fuentes de ignición

R3 Alto riesgo de explosión


R4 Forma compuestos metálicos explosivos muy sensibles
R5 Peligro de explosión en caso de calentamiento
R6 Peligro de explosión con o sin contacto con el aire
R7 Puede provocar incendios
R8 Peligro de fuegos en contacto con materias combustibles
R9 Peligro de explosión al mezclarlo con materias combustibles
R10 Inflamable
R11 Fácilmente inflamable
R12 Extremadamente inflamable
R13 Gas licuado extremadamente inflamable
R14 Reacción violenta con el agua
R15 Reacciona con el agua liberando gases fácilmente inflamables
R16 Puede explosionar en mezcla con sustancias comburentes
R17 Inflamable espontáneamente en contacto con el aire
R20 Nocivo por inhalación
R21 Nocivo en contacto con la piel
R22 Nocivo por ingestión
R23 Tóxico por inhalación

16 UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes


R24 Tóxico en contacto con la piel
R25 Tóxico por ingestión
R26 Muy tóxico por inhalación
R27 Muy tóxico por inhalación
R28 Muy tóxico por ingestión
R30 Inflamable con facilidad al uso
R34 Provoca quemaduras
R35 Provoca quemaduras muy graves
R36 Irrita los ojos
R37 Irrita las vías respiratorias
R38 Irrita la piel
R43 Posibilidad de sensibilidad en contacto con la piel
R45 Puede causar cáncer
R46 Puede causar alteraciones genéticas hereditarias
R47 Puede causar malformaciones congénitas

Además estas frases pueden combinarse entre ellas con efectos perjudiciales como:

Combinaciones de frases R
R20/21 Nocivo por inhalación e ingestión
R20/21/22 Nocivo por inhalación, ingestión e en contacto con la piel
R36/37 Irrita los ojos y las vías respiratorias

En cuanto a los consejos de prudencia o frases S, podemos citar:

Frases S

S7 Mantener el recipiente bien cerrado


S8 Mantener el recipiente en un lugar seco
S9 Mantener el recipiente en un lugar bien ventilado
S13 Mantener el recipiente lejos de alimentos, bebidas y piensos
S15 Proteger del calor
S20 No comer ni beber durante su uso
S24 Evitar el contacto con la piel
S25 Evitar el contacto con los ojos
En caso de contacto con la piel lávese inmediata y
S28
abundantemente con... (el producto que el fabricante indique)

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 17


S37 Usar guantes adecuados
S39 Usar protección para ojos y cara

Al igual que las frases R, las S también pueden combinarse entre ellas.

En el caso de los riesgos generales, recordemos que aparecen con una letra y un símbolo
que indica su peligrosidad.

Siglas Descripción Ejemplos

Xn: nocivo Disolventes


y decapantes
Son sustancias peligrosas que
para pintura,
penetran en el organismo por
quitamanchas,
inhalación, ingestión o a través de
tricoetileno,
la piel
productos para
proteger la madera...

C: corrosivo
Sustancias que irritan nuestros
tejidos, bien sean externos como la Sosa, potasa, ácido
piel o internos como el estómago o sulfúrico...
los pulmones

Xi: irritantes Sustancias que por contacto repetido,


prolongado o inmediato con la piel
y las mucosas, provoca reacciones
inflamatorias Sustancias que por Lejías, aguarrás,
contacto repetido, prolongado o amoniaco...
inmediato con la piel y las mucosas,
provoca reacciones inflamatorias

E: explosivos
Sustancias que tienen facilidad Aerosoles, incluso
para la explosión por sus vacíos, cerca de
características fuentes de calor

F: inflamable
Gasolina, metanol,
Productos que arden en presencia acetona, disolvente
de una simple chispa de pinturas, colas,
pinturas metálicas...

18 UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes


Ejemplo:

Etiquetado de un envase de alcohol metílico, o metanol.

Riesgos específicos:
Fácilmente inflamable (R11) F: fácilmente inflamable
Tóxico por inhalación e ingestión T: tóxico
(R24/25)

Consejos de prudencia:
Manténgase fuera del alcance de los Fabricante:
(S2)
niños
Alcoholes del Sur.
Manténgase bien cerrado (S7) C/Tenencia
Protéjase de fuentes de ignición. No Boiro
fumar (S16)

Evitar contacto con la piel (S24)

Una vez vistos estos riesgos y consejos vamos a referirnos a los tipos de productos para
la limpieza de los domicilios y los vamos a presentar divididos en:

• Jabones y detergentes; productos más usados en los domicilios, que se pueden usar
directamente o bien disueltos en agua. Son básicamente limpiadores aptos para
muchas superficies.

• Limpiacristales; limpiadores destinados a la limpieza de cristales, como su nombre


indica. Además, la mayoría de ellos evita el retraso de acumulación de grasa y polvo
en estas superficies, al crear una película protectora.

• Lavavajillas; limpiadores específicos para las vajillas que pueden ser de lavado a mano
o a máquina.

• Limpiamuebles; limpiadores específicos para la limpieza y el abrillantamiento de los


muebles.

• Desengrasantes; productos que facilitan el arrastre de la grasa, por lo que se suelen


usar en la limpieza de la cocina y como eliminador de restos de grasa en prendas de
ropa.

• Desinfectantes; limpiadores específicos para eliminar los gérmenes que pueden


afectar a nuestra salud. Hay diferentes variedades en función de la zona para la que se
recomienda su uso (baños, cocinas...).

• Ceras; productos de limpieza para parqué, terrazo, madera,... que abrillantan estas
superficies.

• Ambientadores; sirven para dar un aroma agradable, purificando el aire del hogar.

• Desatascadores; limpiadores que eliminas obstrucciones producidas por restos de


materia orgánica que quedan en las cañerías, produciendo malos olores.

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 19


1 .2. Limpieza de dormitorios y otras habitaciones
En la limpieza de las habitaciones prestaremos gran atención al usuario o usuaria evitando,
siempre que sea posible, su presencia en el cuarto. Si éste estuviera encamado o presente en
la habitación, será protegido, para que no corra ningún tipo de riesgo.

La limpieza en los dormitorios se empezará por las papeleras o ceniceros que pueda
haber en el cuarto, vaciando su contenido para evitar que corrientes de aire esparzan cenizas
u otros restos por toda la habitación. Posteriormente, se abrirán las ventanas para ventilar
la estancia, es decir, para renovar el aire del espacio y por lo tanto retirar el aire viciado y
purificarlo. Una ventilación, como norma general, no necesita más de 10 o 15 minutos,
porque el efecto que logramos con ventilaciones superiores es contrario. Es decir, largas
ventilaciones pueden provocar el enfriamiento de la estancia y la entrada de humedad en altos
porcentajes, además de favorecer la entrada de partículas de suciedad del exterior.

En cuanto a la cama, se recogerá la ropa sucia y se introducirá esta en el cubo prestado


a tal fin, prestando especial atención en casos en los que las personas presentan algún tipo
de infección. En estos casos deberemos aislar y lavar su ropa separada de la del resto de las
personas que pueda haber en la unidad de convivencia. La cama se cambiará con ropa limpia.

Después barreremos el suelo siempre antes de limpiar el polvo, porque si no, con el
barrido, estaríamos levantando las partículas del suelo y provocando que fueran a parar al
mobiliario de nuevo.

Como señalamos con anterioridad, se empezará la limpieza de arriba hacia abajo retirando
el polvo de espacios y mobiliario y de artículos de decoración.

Para finalizar se fregará el suelo y se ambientará la estancia para que resulte más agradable
la permanencia del usuario o usuaria en la misma.

Hay que recordar que este tipo de limpieza no se hará todos los días y que irá en función
de nuestras tareas asignadas y del tiempo que tengamos. Debemos enfatizar en este sentido
la necesidad, como profesionales, de rentabilizar nuestro trabajo. Independientemente de ello
seguiremos estos consejos:

• Ventilar la estancia.

• Limpiar las ventanas, incluyendo persianas y cristales.

• Cortinas: lavar las cortinas cada cierto tiempo.

• Vaciado de papeleras.

• La cama se arreglará diariamente.

• Armario: ordenar y limpiar los armarios por fuera y por dentro.

• Puerta: limpiar las puertas.

• Suelo: limpiar el polvo, barrer y fregar el suelo.

• Mantas y edredones de la cama: cada cierto tiempo hay que extenderlas al sol para
airearlas.

20 UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes


1 .3. Limpieza de cocinas y baños
Las cocinas y los baños son zonas que deben limpiarse todos los días porque en ellas
pueden almacenarse un gran número de elementos patógenos.

Limpieza de cocinas

El mantenimiento de la higiene en la cocina es de gran importancia, porque es la zona


en la que se preparan los alimentos. Para mantenerla en correctas condiciones higiénicas,
deberemos ser escrupulosos en su limpieza. Para ello debemos seguir un orden y empezaremos
por la recogida de los objetos, guardando aquellos que están fuera de su sitio. Como consejos
generales señalamos:

• Barrido y fregado del suelo con frecuencia, al ser uno de los espacios que más se
ensucian.

• Mantener los objetos en sitios adecuados, reduciendo el riesgo de accidentes.

• Colocarlos en sitios seguros y de manera funcional.

• Las encimeras y mesados estarán limpias, pues en ellas depositamos alimentos


que vamos a consumir. Por ello deben eliminarse perfectamente posibles restos,
especialmente si derramamos productos tóxicos.

• Puertas, ventanas y azulejos: se limpiarán a menudo para evitar acumulaciones.

• Fregar los platos a diario y a ser posible después de su uso, para evitar apariciones de
bacterias.

• Lavado de trapos y bayetas y cambiarlos con frecuencia, porque si están sucios


trasmiten esta suciedad a las superficies que se tratan.

Para una buena limpieza:

• Lavar la vajilla. Fregaremos la vajilla empezando por la que esté menos sucia o
grasienta. Así, empezaremos por los vasos, a los que seguirán los platos y cubiertos,
las ollas y las sartenes. Las piezas las enjabonaremos y aclararemos muy bien, evitando
dejar restos de jabón. Cuando la grasa se resiste se recomienda el uso de estropajos
más duros o quitagrasas que faciliten nuestro trabajo y siempre evitando dañar los

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 21


elementos. El trabajo es más fácil si se realiza con agua caliente, que elimina los restos
de grasa de forma más rápida y segura.

• Limpiar los fogones. No se necesita retirar los quemadores todos los días, pero sí se
aconseja hacerlo por lo menos una vez por semana limpiando también los hierros. La
superficie del fogón deberá ser limpiada con un paño después de su uso para eliminar
restos.

• Limpiar los mármoles. Habitualmente las cocinas tienen sus paredes recubiertas
de baldosas por una cuestión de higiene. El paso de un paño por estas superficies
diariamente evitará acumulaciones de grasa difíciles de tratar.

• Limpiar los mesados. Antes de desinfectar es esencial limpiar la superficie, eliminando


restos de comida que pudieran haber quedado.

• Limpiar el fregadero y los estropajos. Al igual que antes, primero hay que limpiar restos
y después desinfectar, prestando atención a los estropajos y paños, que deberemos
dejar aclarados y limpios para el próximo uso.

En la cocina también nos podemos encontrar con otros electrodomésticos que no


necesitan una limpieza diaria, pero para los que sí se recomiendan limpiezas periódicas
que no permitan acumulación de gran suciedad en ellas. Estos electrodomésticos son por
ejemplo:

◦ Horno. En el mercado hay gran variedad de productos para limpieza de hornos, pero
podemos limpiarlo con agua y jabón simplemente. Lo más importante de todo es
que se retire la totalidad de los productos, usados evitando los olores, porque éstos
penetrarían en nuestras cocciones futuras. Para eliminar estos olores podemos dejar
abierta la puerta después de la limpieza y deberemos secar completamente el horno
una vez lavado.

◦ Nevera. La nevera hay que limpiarla por dentro y por fuera y sin olvidarnos de la
descongelación de sus paredes. En la limpieza externa buscamos eliminar huellas o
restos de grasa y comida que quedan por contacto. Para retirarlos basta con pasar un
paño con agua caliente y jabón y secarla. En la limpieza interior retiraremos todos
los productos que tengamos dentro para permitirnos una mejor limpieza. Todas las
piezas desmontables las retiraremos para limpiar las zonas de contacto. Al igual que
antes, podemos limpiarla con agua y jabón y secarla correctamente.

◦ Cubo de basura. A este elemento hay que prestarle gran atención. El vaciado de la
basura ha de hacerse a diario, especialmente el de los residuos orgánicos, que conviene
limpiar con agua y jabón.

◦ Alacenas. Las alacenas las limpiaremos en función de sus características y su


composición. En la parte interior podemos, tras su limpieza, colocar paños o tapetes
que la protegerán de los productos o útiles que almacene. Tanto el interior como el
exterior deben ser limpiados, pero es la parte exterior la que requiere más constancia
porque en ella se deposita más cantidad de grasa.

En función de la cocina que tengamos, podemos tener otros electrodomésticos como


microondas, batidora... cuya limpieza variará en función de sus características. Algo que
comparten todos es la necesidad de secar todo correctamente, usar productos no agresivos

22 UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes


y evitar conservar olores tóxicos, además de la necesidad de desenchufarlos de la corriente
para su limpieza para evitar riesgos innecesarios.

Trucos caseros importantes:

• Sartenes de hierro; cuando se ponen oscuras o quemadas podemos sumergirlas


en agua caliente con unas gotas que lejía. Para evitar que se oxiden, se secarán
inmediatamente después de lavarlas. También podemos pulirlas con sal y aplicarles
una ligera capa de aceite.

• Tarteras; hay que guardarlas a ser posible abiertas para que no conserven olores ni
cojan hongos.

• Ollas de acero inoxidable; para abrillantarlas hay que hervir agua con limón y manzana.

• Aluminio; en utensilios de este tipo, hay que usar esponjas especiales y secarlos
inmediatamente. Cuando tengamos restos para desincrustar, frotaremos
cuidadosamente con carbonato de sodio con jugo de limón. En la actualidad se
prohíbe su uso, aunque no como base de otros materiales, porque aunque es muy
buen conductor del calor, desprende material. Como puede haber domicilios que aún
tengan utensilios de este material, evitaremos remover elementos en su interior para
reducir los riesgos por desprendimientos de partículas de aluminio.

• Cubiertos de madera; cuando están muy sucios usaremos un poco de amoniaco.

• Cubiertos de plata; usaremos un paño impregnado en alcohol y, después de secados,


los guardaremos lejos de la luz para que no se oscurezcan.

• Cristalería; usaremos un lavavajillas con un buen nivel abrillantador y la guardaremos


boca abajo.

Limpieza de baños

El baño es el lugar del domicilio donde hay más bacterias y gérmenes y, por ello, es una
zona a la que debemos prestar atención para garantizar unas condiciones higiénicas óptimas.

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 23


Empezaremos ventilando el baño y comprobaremos que hay jabón en el dispensador y
papel higiénico. Después limpiaremos las partes del baño de manera individualizada.

• Váter: para su limpieza se usarán utensilios únicos, es decir, no limpiaremos otras


superficies con el mismo paño que hemos limpiado el baño. Así podemos reservar
un estropajo para esta zona, que conservaremos aislado e identificado para evitar
equivocaciones. Esta zona debemos limpiarla y desinfectarla tanto en su interior como
en su exterior. Podemos usar lejía para desinfectar o bien productos específicos que
hay en el mercado. Además, desinfectaremos la escobilla para evitar acumulaciones de
gérmenes.

• Bañera, bidé y lavamanos: estas superficies se pueden limpiar con un trapo o estropajo
y con agua, detergente y desinfectante.

• Grifos: podemos limpiarlos igual que las otras superficies, pero debemos secarlos
para evitar sensación de suciedad, especialmente si son de acero inoxidable.

• Espejos: podemos limpiarlos con agua y jabón y secarlos bien, hacerlo con
limpiacristales.

• Suelo: es la última zona que se limpia en un baño. Se barrerá y fregará prestando


mucha atención al secado. Para evitar accidentes se secará muy bien y además es
necesario evitar que queden pequeñas charcas, que no consiguen más que facilitar la
aparición de bacterias que encuentran en el baño un lugar idóneo de reproducción.

Como consejos a modo general señalamos:

• Baño como lugar al que prestar una atención esencial.

• Cambio de toallas con frecuencia, para evitar acumulaciones de microorganismos.


Cuando existe un usuario o usuaria con problemas contagiosos, hay que separar una
toalla para su uso exclusivo evitando contagios innecesarios al resto de la unidad de
convivencia.

• Limpiar y desinfectar los baños.

• Ventilar los baños para evitar el exceso de humedad y mantener el baño aséptico.

• Vaciar la papelera del baño.

• Reponer jabón en la jabonera y el papel higiénico.

24 UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes


• Limpiar con frecuencia los cepillos, las esponjas (que deben aclararse después de su
uso), la escobilla y la papelera.

• Todas estas actividades se realizarán siempre protegidos con guantes.

1 .4. Limpieza de suelos y superficies


Vamos a hacer referencia a zonas y superficies comunes en los domicilios, pero que
exigen una técnica u otra en función de sus características.

• Techos y paredes: antes de nada retiraremos, si los hubiera, los elementos decorativos,
que debemos limpiar por separado. Después limpiaremos el polvo o las telarañas que
pueda haber, prestando atención a los enchufes y a las llaves de la corriente o aparatos
conectados, que siempre debemos desenchufar para limpiar. Para facilitar el secado
de estas zonas podemos mantener las ventanas abiertas o servirnos de aparatos como
deshumidificadores, que facilitarán un secado más rápido.

Esta limpieza no tiene por qué ser diaria y variará en función de la estancia.

La primera actuación consistirá en la retirada del polvo en húmedo para, después, con
una mopa humedecida, limpiar en sentido vertical de arriba hacia abajo. Si las paredes, por
cuestión de humedad, estuvieran con moho o denegridas, al finalizar se puede aplicar algún
desinfectantes propio para tal fin. Para zonas más altas podemos usar mangos telescópicos,
que evitan el uso de escaleras y por lo tanto reducen los posibles riesgos.

• Ventanas: antes de nada retiraremos todos los objetos (como cortinas o estores) y
levantaremos las persianas. Para esta limpieza necesitaremos dos recipientes, uno para
el agua de lavado y otro para el aclarado. Se recomienda, para un mejor resultado, agua
templada y trapos que no suelten pelusa. Si son esmaltadas, lacadas o de aluminio,
podemos limpiar con agua abundante, pero si fueran de madera barnizada, el trapo
estará ligeramente humedecido para evitar estropear la madera.

• Cristales: para su limpieza podemos usar limpiacristales o bien agua con jabón. Una
vez los enjabonemos y freguemos, se aclararán y secarán con movimientos de arriba
a abajo o de lado a lado, pudiendo usar para tal efecto una regleta limpiacristales.

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 25


• Suelos: la suciedad de estas zonas es diferente en un mismo espacio. Hay diferentes
tipos de suelos.

◦ Suelos blandos: confortables, pero se ensucian con gran facilidad, por lo que su
limpieza es más dificultosa. Pueden ser de tipo textil (algodón, nailon, poliéster...)
o de tipo plástico (vinilo, termoplástico, goma...). Como métodos de limpieza
podemos seleccionar:

• Limpieza con espuma: para este tipo de limpieza la superficie estará lo más aspirada o
barrida posible. Después aplicaremos el producto, una especie de espuma penetrante
sobre la superficie, y lo dejamos actuar sobre dos horas para finalizar con la retirada
del producto a mano o con la aspiradora.

• Limpieza con agua en superficies resistentes a la humedad. Existe una técnica que se
puede realizar con una máquina de inyección-extracción, que pulveriza agua caliente
con detergente sobre la superficie a tratar y después aspira los restos de agua y
detergente y la suciedad.

◦ Suelos semiduros: suelos de madera o corteza tipo parqué.

▪ En el mercado hay muchos productos para añadir al agua para estas zonas,
pero en su ausencia podemos añadir al agua unas gotas de vinagre y pasar la
fregona muy escurrida.

◦ Suelos duros: resistentes al desgaste, pero delicados para los productos. Pueden
ser de materiales naturales o artificiales (mármol, granito, porcelana, terrazo,
cemento protegido...).

En función de cada suelo escogeremos un producto pero, si no, podemos limpiar con
agua y jabón. Además de lo anterior añadimos consejos a tener en cuenta y que pueden
resultar eficaces y económicos:

• Superficies pintadas: limpiaremos con un plumero o paño seco y limpio. En las


manchas, podemos intentar sacarlas con goma de borrar.

• Empapelados: no limpiaremos nunca con agua, con la excepción de que sea


impermeable. En las manchas podemos intentar sacarlas con goma de borrar o miga
de pan. Si la mancha fuera de grasa, colocamos encima papel absorbente y pasamos
la plancha en repetidas ocasiones hasta que desaparezca.

• Espejos: con agua y vinagre los resultados son muy buenos, pues el vinagre es un
ácido con gran poder desengrasante.

• Azulejos: al igual que en caso anterior, podemos usar agua con vinagre o incluso con
lejía. Para limpiar las juntas, además de los productos que podemos encontrar en el
mercado, los resultados serán óptimos si usamos un cepillo de dientes que nos facilite
el acceso a la zona a tratar.

• Madera: necesita que, después de su limpieza, éste bien seca.

• Persianas: los resultados son muy buenos con agua, jabón y unas gotas de amoníaco.

• Electrodomésticos: en su limpieza exterior podemos usar alcohol, que nos dará


resultados brillantes.

26 UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes


• Bicarbonato: para la absorción de malos olores en alfombras, fundas y moquetas. Para
ello esparcimos el producto sobre la superficie y dejamos que actúe sobre 2 horas.
Después pasamos el cepillo o la aspiradora y los resultados serán los deseados.

1 .5. Limpieza de enseres y mobiliario


La limpieza de los enseres y mobiliario se realizará en función de sus características. Por
ello debemos prestar atención para evitar dañar estas superficies, pero siempre siguiendo
unas pautas:

• Limpiar empezando por las zonas altas.

• Seguir el orden pautado con anterioridad.

• Desenchufar todos los aparatos conectados a la corriente.

• Seguir las instrucciones del fabricante o las instrucciones en función del material con
el que están elaborados el mobiliario y el resto de enseres.

1 .6. Limpieza especial de aparatos, ayudas técnicas y


utensilios de atención a las personas dependientes
Los distintos productos de apoyo y utensilios utilizados están fabricados en diferentes
materiales. La limpieza de cada uno de ellos está condicionada precisamente al material del
que esté compuesto y por ello deberemos atender las indicaciones. Para algunos será suficiente
con lavar o limpiar eliminando su suciedad, mientras que otros necesitarán ser desinfectados,
es decir, intentar destruir posibles gérmenes o, por lo menos, inhibir su crecimiento.

A ser posible se lavarán en el mismo momento en el que se ensucien y, si no fuera


posible, se recomienda sumergir estos elementos en recipientes con agua y detergentes o
desinfectantes, evitando siempre sumergir las partes eléctricas.

1 .7. Clasificación y selección de residuos y basura del


hogar (papel, vidrio, metales, briks, orgánicos)
En los últimos años, los países modernos han cuadriplicado su producción de desechos
domésticos. Cada día consumimos muchos productos envasados, que llegan a representar
casi la mitad de la basura doméstica. Estos residuos tienen efectos perjudiciales sobre el
medio ambiente y, por nuestro bienestar, debemos aprender a clasificar estos residuos y

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 27


depositarlos en el lugar correspondiente. Además, debemos inculcar estas pautas en las
unidades de convivencia para que sigan separando los residuos, aunque no estemos presentes
en el domicilio.

Así, les orientaremos con pautas claras y concisas:

• Papel y cartón por un lado, en el contenedor azul.

• Vidrio en el contenedor específico, que es de color verde.

• Residuos orgánicos en el contenedor marrón.

• Plásticos, latas y briks por otro, en el contenedor amarillo.

• Pilas en los contenedores dispuestos para ellos.

1 .8. Eliminación separada de residuos domésticos


Los residuos domésticos son lo que conocemos como la basura doméstica, los desechos
que generamos diariamente. El nombre técnico es el de «residuos sólidos urbanos» y pueden
clasificarse en función de varios criterios, como la posibilidad de reciclaje o las características
del residuo. Dado nuestro campo de trabajo, vamos a centrarnos en la siguiente clasificación:

• Basura orgánica; es aquella de origen biológico, por lo tanto biodegradable, cuyo


reciclaje permite la obtención de un compuesto útil para el abono de cultivos y
plantas. Es decir, su reciclaje nos permite obtener abono.

• Basura inorgánica; es aquella de origen no biológico. Procede de restos de productos


creados por el ser humano como plástico, vidrio…

• Papel; es un caso excepcional que debemos señalar aparte, porque aunque es un


producto de origen orgánico, su proceso de reciclaje es típico de la basura inorgánica.

• Residuos peligrosos; son aquellas sustancias orgánicas o no que pueden resultar


muy perjudiciales para nosotros. Un ejemplo son las sustancias químicas, restos de
medicamentos...

Para ser respetuosos con el medio ambiente separaremos las basuras y les estaremos
dando una nueva vida a estos elementos, además de proteger nuestra salud y la de las
generaciones venideras.

28 UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes


Tipos de contenedores:

• Contenedor amarillo. Una vez recogido su contenido, va a una planta de clasificación


en la que se separa en función del material, para poder reusarlo en nuevos envases,
latas, etc. Así, depositaremos:

◦ Botellas de plástico.

◦ Latas.

◦ Envases de tetrabrik.

◦ Papel de aluminio.

◦ Tapas de los botes de vidrio.

◦ Bandejas.

◦ Botes de aerosoles.

◦ Envases variados como vasos de yogur, etc.

• Contenedor azul. Previa clasificación, su contenido va a la industria papelera, en la que


se producen nuevos productos evitando la tala de nuevos árboles. Así depositaremos:

◦ Cajas de cartón.

◦ Hojas de papel.

◦ Periódicos.

◦ Papeles de regalo.

◦ Sobres.

◦ Panfletos publicitarios, etc.

• Contenedor verde. La materia de cristal se recoge y se lleva a una planta, en la que se


tritura y se crea una pasta con la que fabricar nuevos envases. Así depositaremos:

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 29


◦ Botellas de vidrio.

◦ Botes de vidrio.

• Contenedor marrón. En él depositaremos los residuos orgánicos como:

◦ Hojas de lechuga.

◦ Espinas.

◦ Huesos de carne, etc.

• Contenedor para pilas. Es específico para éstas y es muy importante que conservemos
las pilas usadas y las depositemos exclusivamente en estos recipientes, porque son
muy contaminantes.

• Contenedores para medicamentos. Los encontramos en todas las farmacias.

1 .9. Eliminación de medicamentos


La eliminación de estos elementos podemos conseguirla a través punto SIGRE, siglas
que corresponden al Sistema de Gestión de Residuos de Envases del Sector Farmacéutico.

Los medicamentos están clasificados como residuos tóxicos y las autoridades tienen
competencia a la hora de asegurar su recogida. Esta recogida se hace a través de los puntos
limpios de los municipios o bien llevándolos a las farmacias, donde hay pequeños contenedores
para la recogida de estos medicamentos caducados o sin uso en el domicilio. Estos últimos
pueden incluso ser usados a través de donaciones a países en vías de desarrollo.

Con el fin de garantizar la seguridad en el domicilio, como profesionales debemos seguir


unos consejos que debemos transmitir a las unidades de convivencia:

• No almacenar restos de medicamentos de tratamientos no usados.

30 UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes


• Revisar el botiquín como mínimo dos veces al año, para evitar acumular medicamentos
fuera de uso o caducados.

• Retirar del botiquín los medicamentos caducados o los que ya no se utilicen.

• Depositar en el contenedor de las farmacias los que ya no se usan o están caducados.

• No se deben depositar en estos puntos:

◦ Jeringuillas.

◦ Gasas.

◦ Termómetros.

◦ Prótesis.

◦ Radiografías.

◦ Material de curas.

1 .10. Aprecio por la limpieza e higiene del hogar


Un entorno agradable aumenta la calidad de vida y mejora la autoestima, por lo que el
aprecio por la limpieza no es más que una forma de ganar en calidad de vida. Uno de los fines
del servicio de ayuda a domicilio es el evitar internamientos, facilitando la autonomía de las
unidades de convivencia en su medio natural.

Una buena higiene y desinfección del domicilio tiene consecuencias directas no solo
en el incremento de la autoestima, sino en la prevención de enfermedades e incluso en
el fortalecimiento de las relaciones sociales, porque suelen evitar la presencia de terceras
personas en el domicilio por vergüenza. Es decir, tiene un efecto global en las unidades de
convivencia, por lo que es fundamental ayudarles a que sean autónomos en las tareas de
limpieza e higiene.

Para fomentar ese aprecio por la limpieza se debe:

• Planificar la limpieza.

• Evitar conservar cosas innecesarias que son peligrosas y pueden provocar accidentes
domésticos.

• Seguir las pautas indicadas en cuanto a higiene alimentaria, es decir, en cuanto a


elaboración de menús y en cuanto a limpieza de utensilios y partes de la cocina.

• Limpiar la casa.

• Evitar ensuciar.

UF0126 Mantenimiento, limpieza y organización del domicilio de personas dependientes 31