Está en la página 1de 7

Ensayo Revolución Rusa:

Introducción

En enero de 1905 miles de manifestantes exigían en San Petersburgo mayores salarios y menos horas de
trabajo fueron tiroteadas por las tropas. Eso provocó huelgas en muchas ciudades, incluida una huelga
general en San Petersburgo. Más tarde, los manifestantes exigieron el fin de la guerra. Los campesinos
se levantaron contra los terratenientes y hubo motines militares y navales.

Tras el estallido de la primera guerra mundial el ejercito ruso había perdido más de cinco millones de
hombres en 1917. El gobierno declara que Rusia se convertía en republica pero Lenin organizó un golpe
de estado en octubre, se hizo con el poder y estableció la Unión Soviética.

Revolución Rusa

Se conoce como revolución rusa al proceso histórico por el que se derrocó en Rusia al gobierno imperial
para sustituirse primero por un sistema democrático-liberal y después por un gobierno comunista.

El derrumbamiento del caduco sistema zarista y las diferencias insostenibles entre una mayoritaria
población de campesinos y una poderosa clase de terratenientes constituyeron el campo de cultivo
propicio para el estallido de la revolución que habría de transformar la estructura política y social de
rusia y cuyo impulso inicial no tardaría en desbordar el ámbito nacional y extenderse a otros países del
mundo.

Hasta febrero de 1918, las fechas de Rusia se contaban según el calendario "Juliano" que llevaba un
retraso de 13 días con respecto al gregoriano, vigente en los demás países de Europa. Esto explica que la
"revolución de octubre" se llevara a cabo en noviembre, según el calendario gregoriano.

El Precedente de 1905

La crisis que venia arrastrando el estado ruso desde el siglo XIX, causada por su inadecuación al mundo
moderno, estalló violentamente tras la derrota de los ejércitos imperiales ante los japoneses en el lejano
Oriente, con coacción de la Guerra Ruso-Japonesa (1904 – 1905) que puso en evidencia el retraso y la
impotencia en que estaba sumido el inmenso país. El 22 de enero (9 de enero según el calendario
Juliano) de 1905, una gran manifestación pacífica, que se reunió en San Petersburgo con objeto de pedir
reformas al Zar, fue disuelta a tiros por las tropas, produciéndose más de un millar de muertos. La
indignación fue grande en toda Rusia. Las huelgas y violencias se propagaron a los núcleos industriales y
sacudieron a las naciones sometidas al imperio, como Georgia, Polonia y Finlandia. Por primera vez,
sectores minoritarios del ejército se revelaron contra el poder del Zar, como los marineros del acorazado
"Potemkin", surto en las aguas de Odessa, ciudad que también cayó en manos de los revolucionarios.

Los obreros aprendieron a organizarse desde entonces, en Soviets o consejeros obreros y los
revolucionarios ganaron terreno en la clandestinidad, mientras consideraban lo ocurrido como un
ensayo general, fracasado por la falta de coordinación, de la revolución definitiva.

Nicolás II prometió, el 30 de octubre, una reforma en las instituciones políticas y la creación de una
Duma o asamblea. Pero tan pronto como se reestableció la calma en el país, dio marcha atrás a los
proyectos reformistas y disolvió la primera Duma, impidiendo la evolución del sistema político hacia una
Monarquía Liberal. Ello enajenó al Zar el apoyo, no sólo del pueblo, sino también de la burguesía.

Los Bolcheviques: Eran acaudillados por Lenin. Elaboraron un cuerpo de doctrina, que los llevó a
considerar que un esfuerzo voluntario por su parte podría acelerar las evoluciones históricas,
permitiendo a Rusia el salto directo a una sociedad socialista.

Los Mencheviques: En pura ortodoxia marxista, creían que, previamente a la revolución proletaria debía
producirse una revolución burguesa en Rusia.

Las consecuencias de la I Guerra Mundial en la Retaguardia Rusa

En agosto de 1914 estalló la Guerra entre Rusia y Alemania, seguía casi inmediatamente por la
intervención de otras potencias hasta convertirse en una Guerra Mundial.

La incompetencia de los jefes militares, la escasez de armamento moderno y la corrupción generalizada


llevaron a los ejércitos rusos a continuadas y terribles derrotas. La Crisis de Abastecimiento en
retaguardias se agravó en el invierno de 1916-1917, particularmente duro y la coherencia interna del
Imperio comenzó a desmoronarse. A las protestas de las clases bajas se sumó la insatisfacción de los
burgueses liberales contra el sistema político que incapacitaba al país para llevar a cabo una guerra
moderna. En el frente, los soldados, campesinos en su mayoría, desertaban por millares.
La Revolución de Marzo

El 27 de febrero el centro de Petrogrado (antigua San Petersburgo) se vio invadido por los
manifestantes. La enorme fábrica metalúrgica Putilov, con veinticuatro mil trabajadores, entró en huelga
pocos días más tarde. El 8 de marzo, día Internacional de la Mujer, aumentaron las huelgas y
manifestaciones. Los intentos de los notables de la ciudad para flexibilizar la postura rígida del Zar no
tuvieron resultado. El presidente de la Duma exigió al Zar un gobierno investido de la confianza popular
y en respuesta, Nicolás II, disolvió la asamblea. Moscú cayó también en manos de los revolucionarios. La
Duma formó un comité ejecutivo provisional y, por otra parte, el Soviet de obreros y soldados se
constituyó en poder paralelo. El 15 de marzo se formó un gobierno provisional integrado por políticos,
liberales y socialistas.

Nicolás II se hallaba en el cuartel general de Mohilev, trató de reaccionar contra la revolución instalada
en la capital, pero fue informado de que ni un sólo cuerpo de su ejército estaba dispuesto a acatar sus
ordenes. El Zar abdicó finalmente, la noche del 15 al 16 de marzo en su hermano el Gran Duque Miguel,
pero este no quiso aceptar el trono ruso al negarse, el gobierno provisional, a prestarle acatamiento.
Pocos días más tarde el Zar y su familia fueron hechos prisioneros. La Monarquía había concluido en
Rusia.

Kerensky en el poder

El gobierno provisional fue reorganizado 4 veces en pocos meses. En el primer gabinete, cuya
importancia fue agigantándose en los meses siguientes. A pesar de la supresión de la Monarquía y de
sus instituciones, el gobierno provisional dividido, carente de fuerzas efectivas para dominar la situación
y con voluntad reformista, pero no revolucionaria, fue incapaz de redistribuir las tierras, contener a las
nacionalidades no rusas o acordar la paz con las potencias centrales. Tres actuaciones reclamadas por la
mayor parte de la opinión pública. Mientras tanto, el poder de los Soviets aumentaba sin cesar. En abril
se reunió la Conferencia Panrusa del partido Bolchevique. Su principal líder, Lenin, volvió a Petrogrado,
desde su exilio en Suiza y consiguió imponer al partido sus tésis revolucionarias adoptando el programa
"Pan, tierra y paz".

En enfrentamiento entre Bolcheviques y gobierno provisional en julio, se saldó provisionalmente con el


triunfo del segundo, y Lenin huyó a Finlandia. El 6 de agosto, Kerensky se convirtió en primer ministro.
Consiguió desbaratar un golpe de estado derechista, dirigido por el general Lavr Kornilov, en
septiembre, pero la prosecución de la guerra lo hizo cada vez más impopular.
La Revolución de Octubre

En la noche del 6 de noviembre se desencadenó una nueva revolución. Mientras los Bolcheviques
ocupaban los puntos estratégicos de Petrogrado, el Crucero Aurora, ganado por los revolucionarios
disparaban contra el Palacio de Invierno, sede del Gobierno provisional, que fue tomado la mañana del 8
de noviembre con relativamente pocas bajas.

Kerensky emprendió el camino del exilio mientras sus ministros eran detenidos. Al mismo tiempo se
reunía al segundo congreso Panruso de los Soviets que se arrogó todos los poderes e instituyó un nuevo
gobierno y consejo de los comisarios del pueblo, presidido por Lenin. Los sectores más izquierdistas
habían triunfado sobre los socialistas moderados. Con gran rapidez se promulgaron los decretos que
establecían el cese de las hostilidades y el reparto de las grandes propiedades agrarias. Con algunas
dificultades los Soviets se apoderaron de las grandes ciudades rusas.

El 18 de diciembre se celebraron elecciones para la asamblea constituyente que se reunió el 18 de enero


de 1918. al día siguiente, el consejo de comisarios del pueblo, apoyado por el ejército rojo, que había
organizado Trotsky, disolvió la asamblea. Rusia ardía ya en una sangrienta guerra civil.

Consecuencias de la Revolución de Octubre

Para los revolucionarios rusos, la revolución de octubre no era sino la primera etapa de un movimiento
que debía triunfar en toda Europa. Sin embargo, el sistema capitalista bajo formas liberales o
autoritarias se mantuvo fuera de Rusia, pese a las experiencias revolucionarias transitorias que se
sucedieron en la Europa central. Movimientos revolucionarios posteriores sobretodo en países agrarios,
y poco industrializados tomaron como modelos la Revolución Rusa en sus intentos de transformar las
condiciones sociales y económicas.
Vladimir Ilich Ulianov Lenin

Sin el aporte de Lenin, la Revolución Rusa no se habría podido llevar a cabo. Convencido de que su país
debía vivir un cambio profundo, fue el gran teórico de la Revolución. Cuando tenía 17 años, uno de sus
hermanos fue ejecutado por conspirar en contra del Zar, hecho que fue decisivo en su participación
revolucionaria.

Estudio leyes e ingresó al partido marxista ruso. Por su posición al gobierno zarista, fue relegado a
Siberia y luego huyó a Suiza, pudiendo regresar a su país en el año 1917. Inmediatamente, lanzando la
consigna de "Paz, tierra y pan". Inició la lucha en contra del gobierno de Kerensky, a quien acusó de ser
un burgués traidor del pueblo.

Los Bolcheviques dirigidos por Lenin, tomaron el poder de los principales Soviets y organizaron la
guardia roja o milicia obrera, la cual el 25 de octubre de 1917 junto a soldados y marineros Bolcheviques
se apoderaron del Palacio provisional. Kerensky huyó y un consejo de comisarios del pueblo presidido
por Lenin tomó el poder.

Como consecuencia de la Revolución de Octubre, Lenin estableció la dictadura de su partido que recibió
el nombre de Partido Comunista. Se abolió la propiedad privada; Se expropiaron las tierras de la nobleza
y de la iglesia; Se estatizaron las industrias y las fábricas, poniéndose en práctica los principios marxistas.

Nicolás II de Rusia

El último Zar de Rusia, Nicolás II se caracterizó por su nula capacidad para el gobierno por la debilidad de
su carácter. Su mujer Alejandra dominó la política del imperio bajo el consejo de sus favoritos, entre los
que destacó Rasputín.

Hijo del Zar Alejandro III, Nicolás Alexandrovic en el Palacio Tsárs Koie Selo, cerca de San Petersburgo, el
18 de mayo de 1868. Desde temprano mostró un temperamento tímido y sus inclinaciones se
orientaban más a la vida familiar que a su destino de autócrata de Rusia. En 1894 contrajo matrimonio
con la princesa alemana Alix (Alejandra) de Hesse, que no tardó en ganar ascendientes sobre él.
Los sueños de Nicolás de extender su influencia en Asia condujeron a Rusia a una guerra con Japón
(1904 –1905) El descontento popular ante la derrota, cuajó en la revolución de diciembre de Laos, que
fue duramente sofocada, no obstante, Nicolás se vio obligado a promulgar una constitución y a convcar
un parlamento (Duma) En julio de 1907, el Primer Ministro Arkadievich Stolipih disolvió el parlamento y
restauró el autoritarismo del régimen. Tras el asesinato de Stolipih en 1911, el monje Rasputín, favorito
de la emperatriz, ejerció una gran influencia en los asuntos de Estado.

En 1914, al estallar la I Guerra Mundial, el Zar intentó mediar entre las potencias, pero las presiones de
sus militárselo obligaron a entrar en la contienda. En 1915, Nicolás asumió personalmente el mando de
las tropas, dejando el gobierno en las torpes manos de Alejandra. En marzo de 1917, estallaron motines
es Petrogrado y el día 15 el Emperador fue obligado a abdicar. Al principio quedó detenido en Tsarskoie
Selo y luego fue recluido, junto con su familia en Tobolsk. Después de la toma del poder por el partido
Bolchevique de Lenin, en octubre de 1917, del consecuente estallido de la Guerra Civil, la familia fue
enviada a Yekaterinburg, en los Montes Urales.

La proximidad de las fuerzas blancas (monarquías) aconsejó a los nuevos gobernantes suprimir al Zar y a
su familia. Nicolás II y los suyos fueron fusilados en la noche del 16 al 17 de julio de 1918 en la
mencionada ciudad.

Fechas Importantes

Enero de 1905 : Marcha obrera hacia el Palacio de Invierno en San Petersburgo.

: Se ve arrastrada a la I Guerra Mundial.

Agosto de 1915 : Nicolás II asume el mando del Ejército.

Febrero de 1917: Lenin ordena el asalto al Palacio de Invierno.

Los Bolcheviques se hacen con el poder.


Julio de 1918 : El Zar y su familia son asesinados por los revolucionarios.