Está en la página 1de 83

ffiffi ffimffwffiffiffi ffiwK

Diciembre 19Í12
XISMO afio2-ne5 $s

' Luis Oviedo . La crisis mundial. Estado de situación.


. llincho Hristov Kuminev. Los cambios "democráticos"en Bulgaria'
. Pablo Rieznik . Deuda Externa y realidad latinoamericana en el Ve Centenario
(apuntes sobre una larga historia) .
. Aldo Ramírez . Crisis Íiscaly crisis política en Brasil '
. Marcelo Peralta . Chile, Ricardo Lagos: una candidatura del capital financiero.
. Osvaldo Coggiola ,1492-1992. El capitalismo festeja su seniiidad (3q parte) .
Julio N. Magri . Apuntes a la historia del trotskismo argentino
(40 parte). El PST bajo la dictadura (1976-83) .
. Alberlo Arias .Equívocos frente al arte. ")mnirrealismo" versus "subjetivizacion obietivista",
. Crítica de Libros: Klssinger:A Biography " Tina Modotti '
Capitalismo y fin de la historia'
#Hh ffimffmsaffiffi ffiwã
IrltJARIGSIïltO

Consejo editorial
Jorge Altamira (Argentina)
Osvaldo Coggiola (Brasil)
Rui Costa Pimenta (Brasil)
Rafael Fernández (Uruguay)
Julio N. Magri (Argentina)
Luis Oviedo (Argentina)
Pablo Rieznik (Argentina)

Precio:
Argentina:5 pesos
América Latina: 6 dólares
Resto del Mundo: 7 dólares

Sucripción por seis números:


Argentina:30 pesos
América Latina: 36 dólares
Resto del Mundo: 40 dólares

Suscripción por 12 números:


Argentina:50 pesos
América Latina: 60 dólares
ResÌo del Mundo:70 dóìares

Cheques y giros a la orden


de Pablo Rieznik
Ayâcucho 444
(1026)Capital Federal
República Argentina

Correspondencia a:
Ayacucho 444
i1026)Capital Federal
República Argentína

Editado po iDICIONES RUh,{BOS S.R.t. (eif)


exh ffiefensa $,eã
WSIìIO
Dlclembre 1992 Afio 2- ne 5 $s

INI'IGE

La crisis mundial. FSú de siUación pá9. 5


Luls Ovbdo

Los M*rc'en
cantrkx Bulgada pá9. 20
Mlncho Hrtstov Klntp

Deuda externa y rffi hlimamericana en el Ve Centenario


(apuntes soòre una brya tústoria) pâ9.27
Pablo tUezrlr

Cri$s fiscalyoi$s poni:a en Brasil pá9.35


Alô FNnf€c
Chile. Fìi:anb L4re: una canddatura del i mperiali smo pá9. 41
flateb Fqü
Á9AÍ.99P- tr cqi*rp Íesteia su senilidad (3e parte) pá9.46
Osr*b 6g0lotr
Apunles paa la ilsbda del ffiskismo argentino (4q parte)
El PSTbeF hffiôra pá9. 60
JuUo Ìl.llegÍl
EçínocosÍÍenF d ate.
1omnineefsrrp-rettus Etffiivizació n objetivista" pá9.67
AlbeÍto Arb

Crfrlca de libros
'KissirBen n Elogrehf pâ9.72
Chrlstopher lIülsrs
-ïna ModoüF pâ9.76
ilaura

Capitalisrm y fin de h lÍstoÍia pá9.78


Osvalcb @gbh
Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne s en defensa del Manxleno
ltffi
Lacrisis mundial

Estado de situación
por Luis Oviedo

Ias últimos meses no han sido avaros en acontecimientos demostrativos


de la agudización de la crisis mundial, entendida como el "momento en que la
'f€.csnposición de conjunto del capitalismo (sistema mundial) adquiere Ia
funa de crisis políticas y revoluciones, y que integra a los Estadoj obreros
brurocratizados, ya vinculados a la circulación económica mundial, y a la
lmlcraciacomo unaagenciadel imperialismo mundial en el senode los estados
ü.erost(1).
La crisis ha alcanzado al régimen político noúeamericano. Esto va mucho
nÍs ellá de las desventuras electorales de Bush, ya que se manifiesta en la
i4otencia del conjunto de las instituciones del Estadõ pa"a hacer frente a la
crisiseconómicay en las tendencia a la expÌosión social (LosAngeles). De igual
nodo, las instituciones internacionales se muestran paralizaãas ftente ã la
lasmoletaria y a la seguidilla de crisis políticas en Europa; al hundimiento
d:l tratado de "unidad europeao de Maastricht; y a la hnãencia a la guerra
comercial mundial. Cuanto más necesita el imperialismo una mano r""rt" y
Egurapara enfrentar Ia crisis mundial, a la descomposición del Estado en los
paises del Este, al agotamiento de los regímenes democratizantes latinoameri-
ctDosy al ascenso huelguístico en sus propios países, la crisis política golpea el
orazón de los regímenes políticos imperialistas.

I-Estados Unidos
r.a derrota de Bush fue el registro electoral, extremadamente tardío, del
fracaso del 'reaganisrno", la tentativa más profunda y persistente de contrane-
roluciórn en un cuadro democrático llevada adelante por ta burguesía norteame-
ricana desde el maccartismo en la década del ,50.
En el plano interno, el"reaganisrno" significó un brutal intento de afir-
nación del capital contra el trabajo. A partir de la derrota de la huelga de
cmtrroÌadores aéreos, al inicio de su mandato, Reagan llevó adelantã una
violcnta plítica de reducción de los salarios (directos e indirectos), de "flexi-
biliacünlaboral, de concentración de la riqueza y de desindicalización. Así,
_mieotras $re'en 1980, el salario medio industrial eraï}Vosuperior al de Japóni
hoy es 10% inferiof(2) hoy, lcasi la quinta paúe de la fuerza laboral ocupada
Do supera la"Iíwa de pobreza"l; el257o de la fuerza laboral norteamericana,
rmoe 35 millones de individuos, tiene contratos de trabajo temporario, cobra
salarios vn 4o% inferiores a los de los trabajadores efectivos y carece de
ïberhl:ra ryédica y jubilatoria; 85 millones de personas, un l4vo deíapoblación,
viven por debajo de la "Iínea dc pobreza", sin techo, sin servicios médicos y
alimentándose gracias a la asistencia pública, mientras el Lvo másrico duplicã

(1) rnforme Internacional al v" congreso del partido obrero, En Defensa del
marrismo, no 4.
(2) Iìme, 9 de noüembre de 1992.
en ôefensa del Sfarxlemo Diciembre de 1992 . aõo 2 . Ne 5

sus ingresos; la destrucción de la educación pública principales pivotes de la expansión económica nor-
ha creado una masa de 25 millones de analfabetos; teamericana. El agotamiento de este ciclo no ha
el sistema hospitalario está en ruinas. La crisis encontrado sustituto: ahí está para probarlo la
económica ha sacado a la luz toda la resaca "re- caída de la IBM, obligada a liquidar el407a de su
aganista"r "pero la tasa de pobreza y otros varios capacidad productiva.
indicadores de desigualdad social hace La amenaza de huelga ferroviaria nacional de
ya un arto "The WashingÍon Post" -advertíason mayores mayo de 1991, la prolongada huelga de la Eastern,
que lo que el ciclo económico podría - explicar" (3). la seguidilla de huelgas en las plantas de la GM y
ore-
Junto con el ataque al moümiento obrero, el la amenaza de una "batalla general" el afro próxi-
aganismo" se caracterizó por un ataque en toda la mo cuando deba discutirse la renovación del con-
nderechos trato, la "ola de huelgas del uerano" (docentes,
línea a los llamados ciuiles" y a las con-
quistas democráticas de la muj er, la j uventud y las aerolíneas, empleados municipales), el desplaza-
minorías étnicas y sexuales. miento de la úeja dirección ligada a la maffra por
En el plano externo, y bajo la excusa de la lucha una direcci ón "centroizquie rdista" en el sindicato
contra "el imperin del mal", el "reaganismo" in- de camioneros, uno de los más impoúantes del
tentó restablecer la hegemonía mundial del impe- país, y, finalmente, la"pueblado" de Los Angeles,
rialismo norteamericano y de la burguesía mun- desnudan un ascenso de las luchas populares que
dial, golpeada por la derrota en Vietnam y las no se presentaba desde fines de 1960. La subìe-
üctorias de la revolución en Irán y Nicaragua. vación de Los Angeles fue un síntoma inconfun-
Reagan armó a la
ocontra' nicaraguense, Ilevó a dible de la poderosa descomposición, no ya social
Irak alaguerra contra lrán, exacerbó el militaris- sino política, de los Estados Unidos. Las "institu-
mo con el despliegue de los misiles Pershing en ciones" d,e la "democracia" justicia, el parla-
Europa y con la promocionada "guena de las ga-
-la
mento y todos los niveÌes del ejecutivo, desde la
laxias" y exigió que las burguesías europea y, Casa Blanca hasta el gobierno municipal, los
frmdam entalmente, j apone sa fi nan ciaran la "ft es - partidos políticos y hasta las iglesias- asistieron
ta arnericana" reflejada en el crecimiento desen- impotentes a un descontento que debió tomar el
frenado del déficit fiscaÌ. camino obligado de la sublevación; un índice de la
Este intento de reafirmación de la burguesía total falta de autoridad de las instituciones sobre
osus"
norteamericana sobre '3u" proletariado y las masas.
aliados chocó con los límites insalvables que pÌe- El "reaganisrno" culminó su experiencia con el
sentan las tendencias dominantes del capitalismo. crack de Wall Street de 1987 y la agudización de la
Pese al aumento de la superexplotación obrera,la gueïTa comercial, que pusieron en evidencia que
tasa media de ganancia del capital noúeamerica- las burguesías rivales se negaban a "pagar l,a
no se derrumbó del 18 al87o (4);larecesión llevaya fiesta" y que muchas veces encontraban los medios
dos afios sin encontrat "la luz al final del tunel". para resistirse. Hoy, "Estados Unidos necesita
Los sectores claves de la economía estrán al borde desesperadamente exportar para que la gente
de Ia quiebra: un reciente informe seflala que "el vuelva a trabajar" (7), es decir que todaúa necesita
107o de los bancos del país, incluidos algunos de los hacerlo a expensas de de sus rivaÌes. El postrer
más grandes, están en problemas" y que "1179 inüento de reforzar al imperialismo yanki me-
bancos son funcionalmente insolventes" (5); la Ge- diante la guerra del Golfo acentuó su tendencia
neral Motors está en bancarrota después de acu- declinante, porque solo pudo partir a la batalla
mularpérdidas por 7.000 millones de dólares en los gracias al financiamiento de los sauditas, japone-
úlüimos dos afros y pronosüicar pérdidas de otros ses y alemanes, lo cual agravó eì retroceso de la
2.300 millones para 1992 (6)); la General Dyna- burguesía norteamericana, ya que, por ejemplo, la
mics, el mayor pulpo armamentista, deberá des- Íinanciación japonesa de la guerra del Golfo pro-
hacerse de ramas enteras de su producción para vocó un ... aumento de las exportaciones japonesas
escapâr a la quiebra; la Mc Donell Douglas debió a Estados Unidos.
vender parte de sus activos a inversores de Thiwán Este fracaso, que no es el de un"modeln" sino el
para consegafu "fondos fresus". La crisis de las de un régimen social, plantea una crisis política de
industrias automotriz y armamentista es enor- enormes dimensiones y la necesidad de un giro
memente significativa porque ambas constituye- político. El carácter empírico, caótico y forzado de
ron, luego de la Segunda Guerra Mundial, los este giro político se manifiesta en la debilidad

(3) The \4rashington Post, 6i/11/91. (6) Clarín, 27 /11/1992.


(4) \4rashington Post, 3/11/ 91. (7) Time,23111/1992.
(5) La Repúbhca, La/tl/9â.
Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5 en defensa üel Marxtsmo

política de origen de Clinton, elhombre llamado a adoptó el paquete, las proyecciones oficiales del
conducirlo. No es una figura nacional; era incluso déficit entre 1991y 1995 se han incrementado en
uno de los segundones del partido demócrata, go- vn 7AVo, hasta 1,3 billones de dólares'(l0). El
bernador del Estado más pobre del país, que acce- descontrol presupuestario es una prueba palmaria
dió a la candidatura presidencial sólo porque nin- de laimpotencia del régimen político, agravadapor
guno di los "gra ndes" del partido demócrata quería las consecuencias dislocadoras que este défrcit
sufrir lo que parecía una seguÍa derrota, a manos tiene sobre el comercio mundial.
del "p encedor' de Sadd"m Hussein. Otra caracte- El déficit federal supera los 300.000 millones de
rística de Clinton, qne no contribuye a pintarlo dólares, pero si se le agregan los Estados, las
*pilnto
cofno un de tortnsntas' a'innnuadoro, es que municipalidades y las empresas avaladas por el
pertenece al ala derecha de su partido y que cuenta Estado (defensa, investigación de punta, etc.) su-
también csn el respaldo mayoritario de los grandes pera el billón al aflo. La deuda pública acumulada
capitalistas que hasta hace poco sostenían a Bush. es de cuatrobillones de dólares (lcuatro millones de
La "abrumadoramente reprblicana" Cámara de millones!).
Comercio, el lobby capitalista más poderoso de los El déficit comercial crece aio tras afro reflejan-
EE.UU., "ofreció nna so4rrendentemente positiva do este peso del parasitismo económico del capi-
visión del avance de sus intereses en el comercio, talismo norteamericano. La pretensión de reducir-
en la tecnolqíay en la eonomía bajo una admi- lo debe registrar este parasitismo en una desva-
nistración demóc'rata encabeada por Clinton" (8).- lorización del dólar, lo que no sería más que una
forma de desvalorizarla deuda externa de Estado
*Los eien rlínq de Clintontt Unidos, en poder de ingleses, japoneses ... y ar-
gentinos, brasileflos, peruanos que fueron fotza-
La amplihrd de la erisis ha llevado a la prensa dos a recibir decenas de miles de millones de
a suponer que los primeros cien días de Clinton en dólares bajo la forma de capital golondrina o Íi-
la presidencia poahlan llegar a ser similares a los nanciación de "priuatizaciones". La política .de
famosos 'eist dias dc nmseuelÍ", en 1933, cuando "dólar barato" y de tasas negativas de interés, ha
el eapitalismo norteamericano enfrentó un cata- llevado a los inversores externos a huir del dólar, y
clismo del qu€ no se reeup€ró sino con su entrada de los depósitos en los bancos norteamericanos,
en la Segunda C'nerra Mundial. agudizando la crisis de frnanciación de la deuda
El priner aspecto es la desocupación. Aunque pública y obligando a la Reserva Federal a emitir
las estadísticas ofieiales húlan de wt 8Vo de des- moneda para la compra de títulos públicos. El
oc'upados, no compuÍan a aquéllos que han dejado déficit fiscal ha pasado entonces a financiarse
de buscar empleo, produciendo una discrepancia crecientemente con emisión monetaria. A princi-
estadístiea con la sumatoria de la desocupación en pios de noviembre, se podía constatar que "la
cada Estado (9). En esas perspectivas se inscriben : Reserva Federal está imprimiendo tanta moneda
1,5 millones de despidos en la industria de arma- que no hay manera de que los precios financieros
mentos,la GM anunció 73-0O0 y la IBM 25.000. El bajen" (11).
empleo en la onsfoucción se ha derrumbado y se La situación de los bancos es considerada explo-
adjudica aI tratado de libre comercio con México siva. Amediados de diciembre entrará en vigor una
vrranfltgon de rníles de puestos de trabajo. ley que al exigirles una mayor proporción de ca-
En consecuencia la tasa real de desocupación pital propio con relación a sus deudas,obligará a
actual es del 129É. Aunque inferior a la de la crisis dejar de operar a 80 ó l00bancos, lo que ocasiona-
del ?0 (del 2Ã%,), r,eqnnde a una caída de la úa pérdidas de entre 30 y 90.000 millones (12). A
producción del 1 aI 3íc,en tanto que la del'30 fue fines de octubre se produjo la quiebra del First City
provocada por una caída de Ia producción del 307o. Bankcorp de Tbxas, la octava más grande de la
Es decir que no sería necesario llegar a los extre- historia bancaria del país. El Citibank, el mayor
mos económicos del 3O para alcanzar su mismo banco norteamericano, después de acumular enor-
nivel de explosividad social. mes pérdidas por préstamos incobrables a los es-
El déficit fiscal está fuera de control ... pese a la peculadores inmobiliarios y bursátiles, está al
existencia de una legislaeión específicamente vo- borde de h quiebra segrin filtraciones a la prensa
tada para reducirlo a un máximo de 500.000 millo- de parte de los reguladores bancarios, el Citi no
nes en el plazo de cinco aflos. "Pero desde que se lograría reunir los requerimientos de capital Íija-

(8) Intemational Heral Thibune, \ALU9Z. ) The International Herald Tlibune,


( 11 7/ 1l/92.
(9) Business We ek, 2ltU92. (72) La República, llltl9z.
(10) The NewYork Times, íllllgL.
en dêfensa dêl Manxlsmg Diciembre de 1992. afio 2. No 5

dos por las leyes bancarias. Su quiebra podría ser ticos e internacionales de que se valió el capitalis-
"la gran noticia de fin de af,o" (13). mo, después de la segrurda guerra mundial, para
Los pronósticos de una quiebra bancaria gene- tonürarrestar la tendencia histórica a la caída de la
ralizada parecieran estar en contradicción, sin tasa de beneficios en toda la economía mundial.
embargo, con las ganancias orécord" que han ob- Esto esk4 indicando que la masa del capital exis-
tenido los bancos en el tercer trimestre de 1992. tente es excesiva con relación a la plusvalía que
filFas ganancias proüenen de la reducción de las logra extraerle a los trabajadores, pero por sobre
tasas de interés impulsada por la Reserva Federal todo que no existe una salida que no sacuda, como
(banco central) lo que ha permitido a los bancos yalo estáhaciendo, todo el ordenamiento mundial
aumentar excepcionalmente sus márgenes dô in- de la posguerra.
termediación, desplumamdode especialmente a La función de la crisis es, por cierto, eliminar,
los consumidores y propiciando una fuga de capita- por una parte, una gïan parte del capital 'sa
les hacia mercados con intereses más aÌtos (Alema- brante" y, por otra, reestructurar las condiciones
nia, por ejemplo, o América Latina). El propio sociales y políticas del proceso de explotasión de los
titular de la Reserva Federal, Alan Greenspan, trabajadores. Pero la escala con que deberían
reconoció que la reducción de las tasas de interés operarse uno y otro aspecto de la crisis no tienen
fue "un esfuerzo para intentar asistir a los bancos parangón en la historia. La llamada "reestructu-
para que aumenten sus posiciones de capital" (14). ración del capital', efectuada en la última década
Pero pese a esüa onejorao, enorÍnemente costosa y media no han servido para superâr esta crisis
para toda la economía, "el problema de los bancos al revés, por primera vez se esüá entrando en una -
es todavía preocupante'(15), esto por Ìa sencilla fase de deflación- (los precios tienden a caer por
razón de que "Ìran dejado de ganar dinero como debajo del costo de producción) y de depresión ( a la
bancos" (16) y dependen enteramente de la "plata caida de la producción se suma la liquidación de loa
d,ulce" que les entrega la Reserva Federal: "necesi- activos o capital constante invertido. Ocutre gue,
tamos 18 meses más de tasas bajas" confiesa un en una gran parte, los méüodos empleados hasts
banquero (17). Un alza de la tasa de interés, y el ahora para enfrentar la crisis, han acentuado las
consiguiente achicamiento de los márgenes banca- características básicas del desequilibrio que esta
rios, llevaría a la lona a los "1179 bancos funcional- crisis supone. La financiación, por ejemplo, de esas
mente insolventes" (18), y a alguno más. "reestrtt cturaeiones" (o mejor liquidaciones) indus-
Este cuadro no da aún una idea acabada de la tri ale s por medio del endeudamiento bancario; o el
explosividad de la situación norteamericana. Ca- salvataje estatal de grupos en quiebra mediante el
lifornia, el Estado más poblado e industrialmente recuÌso de la deuda pública; o la sobrevalorización
más poderoso, se ha quedado sin presupuesto y de las Bolsas y del mercado inmobiliario, a través
paga sus obligaciones con bonos. La desocupación de políticas monetarias y cambiarias que incenti-
trepa al ZAVo y concentra la mayoría de las indus- vaban la especulación (cuando no, directamente, a
trias, como la armamentista, la aeronáutica o la de través del crimen organizado); y, en definitiva, el
la computación, que están al borde de la quiebra; el frnaneiamiento inflacionario de guerras y ma-
25Vo de ìos trabajadores de la construcción ha sido sacres; todo esto, en definitiva, ha aumentado, en
despedido. Uno de cada cuatro bancos en Califor- lugar de disminuir, la masa de capital y en especial
nia pierde dinero y sus carteras de préstamos su componente ficticio, aeenhrando la crisis en el
incobrables son un õ07a superior a la media na- curso de la misma crisis.
cional de los bancos (19). El sur de California 1- El subsidio masivo al gran capital en quiebra
llosAngeles!- concentra la mayor masa de pobres deberá agudizar üolentamente la crisis.Íiscal, en
del país. California Nueva York- es un tanto que una guerra comercial y finaneiera con
-como lo que explica que la
gigantesco polvorín social... Europa y Japón plantearía un retiro masivo de los
"ansiedad" de la burguesía norteamericana sea inversores externos de la financiación del déficit
mucho más profunda que lo que emergería de las público norteamericano... y una emisión moneta-
simples cifras. ria descomunal. Por otra parte, una política de
La ley general que explica esta gigantesca crisis subsidios digitada desde el gobierno agudizarÍa la
es el agotamiento de los recursos económicos, polí- división de la burguesía norteamericana en torno

.(13) Le Monde, 30/7/92. (17) Business Week,2/1V92.


(14) The Wall StreetJournal, 30/10/92. (18) La República, ULU92.
(15) Business Week, 2lLU92. (19) The Economist, l0lL0l92.
(16) The Wall StreetJournal, 30/L0/92.
Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5 en ôefensa del lNffarxtrsm,o

a la monopolización de las prebendas, provocando


una enorme tensión en todo el régimen político. Crisis política
Un sector fundarnental de la burguesía está
decididamente en contra de cualquier "paquete Clinton aún no ha asumido Ìa presidencia y ya
fiscal que obre como reactivador económico. "Los enfrenta su primera crisis alrededor de la designa-
banqueros no están entusiasmados frente a los ción de los principales cargos económicos y finan-
proyèctos de estímulo de Clinton" (20), esto porque cieros de su gabinete y la defrnición de su política
el aumento consiguiente de las tasas de interés económica. lfre Wall Street Journal (26), sacó el
reduciría drásticarnente la rentabilidad de los lenguaje de la adverteneia para decir que "es posi-
bancos y provocaría el dernrnbe de la Bolsa. Se ble que sus acciones en los próximos dos meses y
disefra aqú un enfrentamiento entre el capital medio (antes de asumir) tengan mayores conse-
espeeíficamente bancario y el industrial, dos sec- cuencias que muchas de las que tome como presi-
tores que, dentro del eapital noúeamericano se dente". Los "tnercados financieros" le están exi-
encuentran relativamente difereneiados. Pero "el giendo el nombramiento de sus propios h ombres en
paisaje bancario está hoy totalmente desquiciado" los puestos económicos claves. Su principal can-
(21): un aumento en la tasa de interés podría didato es Paul Volcker, presidente de la Reserva
mandar a la lona all.Orãode lo bancos, y obligaría a Federal bajo Reagan, a quien querrían ver en la
"Clinton a manejar una sucesión de quiebras" (22). Secretaría del Tesoro. "La desgracia puede caer
otemen que un estímulo sobre Clinton si intenta deshacerse del actual
Además, los banqueros
fiscal después de un déEcitfiscal récord no podría presidente de la Reserva Federal,Alan Greenspan,
más que dernrmbar el mercado de bonos del Tesoro antes de la expiración de su mandato en 1996. Es
y repercutir sobre el valor de los bonos que ellos extremadamente importante que Clinton diga que
han comprado" (23). no tiene ninguna intención de meterse con la Re-
Por distintos motivos también la OCDE, la serva Federal" (27'). El lenguaje es de amenazas.
Organización de Cooperación y Desarrollo Econó- Un viejo asesor de Reagan, Martin Feldstein, re-
mico, que agrupa alas24 nayores economías del clama incluso que "la reducción del déficit a largo
mundo, "adüerte a Clinton sobre el aumento del plazo tenga una garantía legislativa rigurosa"
déficit" (24). Una política de aumento del défrcit (28).
fiscal, de las tasas de interés y de la inÍlación The Wall Street (29) no vacila en admitir que
llevaría ineütablemente a nna guerra comercial Clinton es rehén de un pufrado de especuladores
con Europa y Japón, a una dislocación todaúa "que no han sido elegidos y que incluso son des-
mayor del mercado mundial y a una creciente conocidos para el gran público. Pero los grandes
"regulacióno interna (estatismo). La OCDE reco- inversores en bonos del Tesoro alrededor del
mienda que "si la economía sigue estancada en mundo han ganado un poder sin precedentes, dn-
1993, Clinton debería reducir arín más las tasasde cluso quizd.s un poder de ueto, sobre la política
interés", es decir, seguir... ilapoÌítica de Bushl que económica norteamericana"
acaba de ser desautorizada.ïReclamamos a Clin- El principal sostén de Clinton son las empresas
ton Business Week (25)-- mantener industriales más comprometidas por Ìa recesión,
-€ditorializa
su promesa... (y) resistir las presiones en favor de como la IBM y el conjunto de la industria de Ia
un gran paquete de estímulo fiscal, cumpliendo su computación, las industrias armamentistas o las
promesa de recortar 100.000 puestos en el servicio aeronáuticas. Para Le Monde (30), "lanueva admi-
federal (empleados públicos) ... (ya que) a menos nistración amenaza no tolerar que los consumi-
que la'economía realmente se desbarranque no dores e inversores soporten todavía durante largo
habría mucha urgencia en implemetar un paquete tiempo márgenes de intermediación financiera
de estímulo fiscal". Business Week teme que una elevados para permitir que los bancos salgan a
política que reduzca el desempleo provoque luchas flote". Es üsible un violento enfrentamiento en el
sindicales crecientes, en un euadro de enormes interior de la burguesía yanqui que hará temblar
ncu,entas pendientes" con la burguesía. Exige al régimen político de la potencia imperialista más
100.000 despidos, no reducir la desocupación. poderosa del planeta.

(20) L€ Monde, l0/1U92. (26) The Wall Street Journal, õ/LU92.


(21) ídem. (27) The Wall Street Journal, 6/tL/92.
(22) ídem. (28) The Wall Street Journal, L9/17/92.
(23) ídem. (29) The lVall Street Journal, 6/IU92.
(24 Ambito Financiero, 2ALU92. (30) Le Monde, l0/IU92.
(2õ)Business Week, 16/LU92.
en defensa del }ffanxlsmo Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5

Los caminos que pueden conducir a la crisis son (que) aumentaron un 60Vo entre agosto y setiem-
diversos. Reagan y luego Bush llevaron a cabo un bre, especialmente en las industrias de maquina-
verdadero copamiento del poder judicial al punto ria eléctrica y automotrices" (32). La reducción de
que, según Richard Brookhisher, editor de la dere- lajornadano es más que la antesala de los despidos
chista Revista Nacional, "el mayorlogro doméstico masivos: Mercedes Benz, Porsche y Volkswagen
de Bush ha sido su designación de jueces" (31). La anunciaron, en conjunto,24.0A0 despidos para los
batalla por el copamiento del poder judicial se puso próximos meses. En las industrias elaves
-auto-
en evidencia en la cerrada defensa que hizo Bush m otri ce s, e le ctró nico s- el d e sem ple o llega a\ L37o,
del nombramiento del derechista Clarence ïho- eÌ doble de la media nacional.
mas a pesar de las públicas acusaciones de Ariita Todos los economistas identifican a la "recesión
Hill, su ex empleada, dehaberla sometido a"acoso enropea" como un "uillnno'que fue desencadenado
sexual". porla"reunificación" alemana. lPero Ìa anexión de
La justicia, dominada por los elementos rea- la ex-RDA fue un gigantesco incentivo para la
ganianos, ês la que va a intervenir precisamenteen producción europea! "El aumento masivo de las
una etapa que se caracteriza por el crecimiento de importaciones alemanas después de la unificación
las luchas por la recuperación de l9s "derechos ci' el informe mensual de setiembre del
-sef,ala
Commerzbank- incentivó signifi cativamente el
u ales" liquidados judici almente bajo el reaganismo.

Clinton ha anunciado, por ejemplo, que anulará la crecimiento económico en todo el resto de Europa
prohibición para el ingreso de homosexuales a las y aún continúa sosteniendo la demanda". Efecüiva-
fuerzas armadas, establecida por Reagan. Se abre mente, por primera vez en décadas,Alemania tuvo
pues una etapa de choques políticos entre el poder un saldo comercial negativo. La recesión alemana
judicial poder decisivo, ya que a través de sus es un síntoma de la profundidad de la crisis capi-
-un
"interpretaciones" es el que verdaderamente dicta talista.
las leyes- y los poderes legislativo y ejecutivo, y Con la recesión alemana, "el financiamiento de
aún de choques del poderjudicial con las propias su unificación no puede asegurarse por medio del
masas. No hay que olvidar que un fallo judicial crecimiento" (33). Pero las cosas fueron exacta-
desató la "pueblada" de Los Angeles ni tampoco mente al revés: el crecimiento alemán de los últi-
que en ocasión de las recienteshuelgas docentes, la mos arios se debió a la excepcional demanda sub'
justicia las declaró ilegales y encarceló a decenas sidiada creada por la anexión de ìa RDA. Como lo
de huelguistas. La crisis política gana en amplitud reconoce el ex canciller Helmuth Scmidt, "la apa-
y se extiende a todos los poderes del Estado. rentemente generosa conversión uno por uno (del
Las elecciones han puesto al desnudo la magni- marco oriental por el occidental) fue uno de los
tud y profundidad de la crisis y económi- motivos del rápido derrumbe de la economía de
-política pero no le
ca- del capitalismo norteamericano, Alemania Oriental, la causa por la que el Este cayó
han brindado ninguna herramienta al régimen en grandes demandas financieras y el sector pú-
polÍtico para superarla. La "nueua etapa"no será blico alemán debió recurrir al préstamo"B{).F,l"1
de "paz social" ni de "reconstru,cció2" sino de por 7"
-una
gigantesca revaluación del marco
acentuada lucha de cÌases. oriental-fue, en realidad, uno de los negociados
más grandes de la historia, una enorrne operación
il - Alemania de "plata dulce" mediante la cuaÌ la burguesía oc-
cidental destruyó a un potencial competidor y
El gobierno alemán reconoció recientemente elevó la demanda para su industria gracias a los
algo que los pronósticos y los indicadores econó- subsidios del Estado.
ocosto"
micos venían anunciando desde hace rato; que iDónde está el supuesto de la anexión
Alemania había entrado en una recesión. La de- para los capitalistas? "El llamado 'cosúo'de la uni-
claración puso fin a la última esperanza de en- ficación, en realidad, está expresando dos cuestio-
contrar una "locomotora" capaz de sacar a la eco- nes fundamentales: de un lado, la falta de pujanza,
nomía mundial de la depresión . el envejecimiento o la descomunal crisis del capi-
El producto bruto volvió a caer en el segundo talismo mundial, y, del otro, los métodos de des-
trimestre del aflo ... pero más cayeron el producto trucción económica que inevitablemente ha tenido
industrial y las órdenes de compra a la industria. que imponer para encarar la funifica.ci.ón'. Todo
En consecuencia, "la industria está utilizando esto importa, porque demuestra los límites insal-
cadavez más trabajadores de jornada reducida ... vables de la penetración capitalista en el Este y su

(31) The Wall Street Journal, 26/1U92. (33) Le Monde, 22/10/92.


(32) The Walt Streeú Journal, 7/LI/92. (34) Financial Times. 22/L0/92.
Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5 en defensa dol lf,arxlgmo

tendencia a generalizar las condiciones revolucio- común: la destrucción de sus conquistas sociales
narias al este y al oeste de Europa" (35). históricas. "La'tragedra' irremediable del capita-
Estos "límites insalvables de la penetración lismo mundial, decía Prensa Obrera hace poco, es
capitaìista en el Este' que seíalábamos hace ya que la baída' del'comunisnro'tuvo lugar sin que
dos af,os, en medio dela"eufor enpitalista" que anteshubieran sido liquidados los derechos demo-
siguïó a la anexión, saltaron rápidamente al pri' r cráticos y de organización de las masas de occiden-
mer plano. La"fresta de ln uniftmróz"pasó: des- te, y de que fuera la voluntad de conseguir estos
truyó a Alemania oriental dejando trÍra oresaca' derechos lo que obró en muchos casos para que las
monumental, eÌ déficit presupuestario, que alcan- masas del este marcharan hacia el derrocamiento
za los 300.000 millones de dólares, a los que habría de la burocracia stalinista. La imposibilidad para
que sumarle una cifra sinilar de los fondos es- el capitalismo de satisfacer estas aspiraciones, en
peciales", que se encargaban de la privatización conjunción con su necesidad de acabar con lag
de Ìas empresas orientales'que han sido delibe- conqústas del proletariado occidental, eraun dato
radamente mantenidos fuera del presupuesto" harto súïciente para pronosticar la gigantesca
(36). En realidad, lejos de fendrwro,los capita- crisis actual y es harto suficiente para prever que
listas alemanes se 'fugon'úora del Este: recien- adquirirá características revolucionarias en un
temente, Mercedes Be;nzy la papeìera Hotzmann plazo no muy lejano'(38). Es precisamente la ne-
pulpos gigantescos- decidieron posponer cesidad para el capital alemán de liquidar lae
-dos
indefinidamente sus planes de inversión en el libertades democráticas y de organización de las
Este; otro gigante industrial-la l&upp- rechazó masas lo que lleva al gobierno de Kohl a moetrar
hacerse cargo de la mayor acería oriental ... a pesar "una extremadamente débil acción" la
de las ofertas de "oyuda' de Bonn y del estado de
-según
expresión del escritor judío Ralph Giordano-
Brandemburgo. El 'retim'de la burguesía de contra las bandas de neonazi s que aterrorizan a los
Alemania oriental Ircne en eüdencia el verdadero trabajadores extranjeros, a losjudíos y a los acti-
earácter de la anexión de la ex RDA: una monu- vistas de izquierda, y a reclamar la declaración del
mental operación de'tah,e ouef o de "adquisición "estailo de emergencia nacional" con el pretexto de
hostil", una típica operación especulativa me- combatir el ingreso récord de refugiados, y el
diante la cual un capitalista toma el control de un otorgamiento de poderes constitucionales sxc,ep-
competidor "débil", lo desmembra, vende sus cionales.
equipos por separado, se apodera de sus clientes, La recesión, el desempleo, los impuestazos al
proveedores y fuentes de materias primas y, de consumo y el apalamiento de las bandas de noo-
esta maner a, rcaliza rápidas ganancias para luego nazis han liquidado el *capital político" de l{ohl.
mandar al competidor a laquiebra- Esto es lo que Como Bush, que se fue a la lona un afio después de
ha hecho la burguesía alemana, con el subsidio del la guerra del C'olfo, la crisis capitalista hunde a
Estado: una operación especulativa a la escala de Kohl apenas dos afios despuéa ds su "âoro d,egl*
todo un país, eì mrís industrializado de Europa del rio'. Esto explica que lhe Financial fimes (39)
Este (ahora, eI más des-industrielizads). afirme que Kohl no tiene como evitar la necesidad
A la hora de pagar la cuenta, la burguesía de cierto grado de entendimiento con los social-
alemana ataca a los trabajadores: se han aumenta- demócratas ... sin cuya aprobación será imposible
do los impuestos a la nafta y al consumo, el des- la necesaria reestnrcturación del sistema finan-
empleo en el Este es sencillamente brutal y, al ciero y el acuerdo con log sindicatos". Los social-
mism o tiempo, Ifuhl Ìanza la exigencia de wr "p acto demócratas ya han dado un paso impoúante en
social" con los partidos, los patrones y los sindi- este camino al aceptar la propuesta de lfuhl de una
catos, cuyo punto principal de discusión es la enmienda constitucional que liquidará el derecho
"contención salarial" (37). RápidnmeÍÌt€, los tra- de asilo.
bajadores alemanes han debido aprender que las El "conqjo" del ultra-conservador fire Finan-
leyes del capital eskín por encima de las consti- cialTimes, el mismo diario que sorprendióalaCiti
tuciones o, como dijo un funcionario oficial, "es más londinense en alril "reeotnendando'votar a loe
fácil afirmar los derechos en un boom que en una laboristas británicos contra M{or, revela que la
recesión". burguesía imperialista necesita la colaboración
Las masas del "este" y del"oeste" enfrentan un directa y abierta de las burocracias obreras para
problema común, que las fuetza a una aceión estabilizar los regímenes políticos en crisis, otro

(35) Prensa Obrera Ns 315, 11/10/90. (38) Prensa Obrera Ìf356, 916192:
(36) The Wall Strpet Journal, 1519192. (39) The Financial fimes, 1619192.
(37) Financial Times, LA9/92.
en defensa d€l }tanxlsmo Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5

síntoma inocultabÌe de la envergadura de la crisis americano, al menos acicateadopor éste, para que
mundial. un bloque económico en el viejo continente no
rivalice con el oMerconorte" y la "Inbiatiua d.e las
m La guerra oomerrcial y el Arnéricas", y sirva más bien para impulsar una
-
hundimiento de Maashicht colonización económica, controlada por Estados
Unidos, de Europa del este y de la ex URSS. El caos
1992 debía haber sido, según los anuncios, el monetario europeo devuelve al dólar su condición
*refugio";
afio de la "unidad dc Europa" pero terminó con- de esto no solamente alentarí)ladrga de
virtiéndose, por obra de la crisis capitalista, en el capitales europeos hacia Estados Unidos sino qüe
afro del dislocamiento europeo. A mediados de serviría por sobre todo para oarmonizar" las polí-
setiembre se produjo unaüolenta corrida cambia- ticas económicas euïopeas a las condiciones del
ria contra lasomonedas débiles" (lalibra esterlina, capital norteamericano.
la lira italiana, la peseta, las monedas escanü- El "supermarcoo, por su parte, pareceúa re-
navas), que liquidó las reservas de los bancos presentar la foúaleza de la economía alemana.
cenürales de toda Europa; ocasionó en apenas dos Pero la llamada "inflaeión subyacenteo de Alema-
días pérdidas a los fiscos por 6.000 millones de nia es la más alta de los últimos cuarenta aflos,
dólares, que fueron embolsados por un pufiado de como resultado de una constante emisión moneta-
especuladores internacionales y que deberán ser ria con destinofiscal. El marco se desvaloriza en el
sufragados por los contribuyentes; llevaron a la mercado interno, lo que más temprano que tarde
devaluación de la mitad de las monedas etiropeas deberá reflejarse en el mercado internacional.
y provoearon la salida de Italia y de Gran Bretafia Antes de la anexión de la RDA,AÌemania propul-
del "Süsúenra Monetario Europeoo. saba su hegemonía europea, pero el vasto opera-
Prensa Obrera prèvió, con diez meses de ante- tivo de eolonizaciínfinanciera de Europa Oriental
lación, la ocadcnn deu aluatorin' europea. "(La de- (y la presión hacia el intervencionismo militar en
.valuación de la moneda finlandesa fue) una medi- Yugoslavia) serían reveladores de un creciente
da que tomó por sor?resa (al menos eso es lo que se desplazamiento hacia otra variante, explícita-
dice) a todo el mundo. La importancia de la deva- mente alemana, que se vería favorecida por la
luación finlandesa reside en que en la Europa cadena de devaluaciones en relación aÌ marco. En
actual no se devalúa; se procura aplicar la 'terapia' Alemania, los diarios y los políticos se declalan
cavalliana debajar costos'aún si ello provoca de- cada v ez más abieúamente partidarios de formap,
presión económica. Quizás la devaluación de Hel- unaozona del tnarco' quesirva para la colonización
sinki no sea, entonces, un hecho aislado, sino que crediticia de Europa oriental. Para esto tendrá que
'preanuncie el comienzo de una ola devaluatoria, superar la contradicción que representa su eleva-
que bien podría arran car por Francia o por Italia da deuda pública y su explosivo déficit presupues-
ambos con monstruosos déficits fiscales. (...) Una
- tario, y el choque que esta variante le ocasionaría
cadena de devaluaciones dislocaría el comercio con EE.UU.
internacional" (40). Las políticas de Estados Unidos y Alemania
La creciente disparidad de las cotizaciones del tienen algo en común: producen un reforzamiento
dólar y del marco alemán, entre las cuales que- comercial de los Estados Unidos (dólar bajo) y un
daron atrapadas todas las monedas europeas, reforzamiento financiero de Alemania (marco
provocó una fuga de capitales que abandonaron fuerte, capaz de servir como unidad de cuenta) lo
precipitadamente sus colocaciones en "rnonedas que a suvez lìeva al choque del primero eon Japón
débiles". y del segundo con Francia y Gran Bretafla. Ale-
El dólar viene declinando desde 1985, pero mania se queda con el monopolio del crédito co-
Bush le dió un impulso desenfrenado al reducirlas mercial en Europa, en especial en relación con
tasas de interés. Esa política le fue impuesta por la Europa oriental y la ex URSS. Estamos asistiendo,
propia crisis. La declinación del dólar está pulveri- entonces, a un acuerdo eoyuntural (y a un en-
zando su status de osefr.orazgo" (privilegio de emi- frentamiento a mediano plazo) entre Estados
sión de moneda, en este'caso con aeeptación in- Unidos y Alemania, que deberá provocar un re-
ternacional) (41). Un colapso de este "sertorazgo" ajuste completo de las relaciones internacionstres,
fracturaría al mercado internacional en áreas Japón tampoco ha sido ajeno a la conmoción
monetarias, como ocurría antes de la segunda económica internacional, y más aún está srúitndo
guerra mundial. El descalabro euÌopeo está, si no "la más demoledora deflación en los'90'(42). Las
directamente alentado por el imperialismo norte- acciones de la Bolsa de Tokyo han perdido el 60ÍÉ &

(40)Prensa Obrera Ns 346, 201LU92. (42) The Wall Street Journal, 7/l0lg2.
(41) The Economist, 219192.
Diciembre de 1992. afio 2. Ne 5 en defensa del &farxÍgmo

su valor en los últimos dos afros pero arin se las constituyendo la principal amenaza para la recu-
considera "sobrevaluadas" (43). Los bancos acu- peración de Gran Bretafra" (47).
mulan préstamos hipotecarios incobrables por El panorama económico en Gran Bretaüa es de
155.000 millones de dólares y otros 340.000 mi- depresión. EI derrumbe de los valores bursáüiles e
llones- en operaciones de alto riesgo en el sector inmobiliarios, el4OVa en dos af,os, ha llevado a la
financiero. "En Ios próximos meses es posible que ruina a los cuatro mayores bancos británicos, a la
Japón vea grandes bancarrotas y quizás también aseguradora Lloyds y a la mayor constructora del
el rescate forzoso de uno o dos grandes bancos" y se país,la Olympia. Hoy, un millón de británicos de
calcula que "el costo per cápita para los contribu- clase media tienen viviendas cuyo vaìor es inferior
yentesjaponeses (del salvataje de los bancos) po- al de los créditos que tomaron para comprarlas;
dría igualar e incluso superar el costo del salvataje casi el 207o de los créditos hipotecario s son in cobra-
de las compaõías de ahorro y préstamo en los bles; las empresas están "altamente endeudadas"
Estados Unidos", que le eostó entre 500.000 y un (48) pero "no tienen los medios para refinanciar
billón de dólares a los contribuyentes norteame- (sus deudas)" (49). La recesión, que comenzóhaee
ricanos (44). El pasaje de la inflación de activos de ya 30 meses, se ha conveúido en depresión, con la
los '80 0a Bolsa llegó a 40.000 puntos) a la defla- quiebra de decenas de miles de pequeías y me-
sión de los '90 (cayó a 12.000puntos), eliminó una dianas empresas e incluso de algunos grandes
vasta demanda derivada del capital ficticio y pro- pulpos comolafabricante de autopaúes Luckas. El
vocó un desplome indusbial. La crisis alteró sus- producto bruto británico es hoy wr SVomenor que
tancialmente los movimientos del capital japonés hace dos aflos y las perspectivas son negras: la
en eÌ mercado mundial: durante la década pasada desocupación alcanza hoy a casi 3 millones de
Japón financió el endeudamiento de sus competi- trabajadores (LÚVo de la población activa) y se
dores, en particular EE.IIU., pero desde 1991, por pronostica su aumento ininterrumpido hasta 1994
el contrario, la tendencia es a la repatriación de (3,5 millones de parados, 16Vo de la población
capitales; Japón ha pasado a convertirse en una activa) (50) aunque "los expertos afirman que no
gigantesca oaspiradoro" de capitales que desesta- bajar â de 2,5 millone sh asta el fi n del decenio" ( 5 1 ).
biliza los mercados financieros de todo el mundo. El thàteherismo agravó todos los males del
La creación de beneficios ficticios, como medio de capitalismobritánico; esto es lo que deja en claro su
contrarrestar el descenso de la tasa de ganancia, agotamiento. Esto define naturalmente la ampli-
ha agotado sus posibiÌidades, provocando un des- tud de la crisis política. Amediados de noviembre
plome industrial en Japón. se desató un escándalo por las denuncias de ventas
ilegales de armas a Irak la que están impli-
-en
cados Major, otros ministros y el hijo de Margaret
Thatcher-; a mediados de octubre, Major se vio
La conmociOr, -orr"t nr U" setiembre tuvo fonado a recular de su anuncio de cerrar las minas
consecuencias devastadoras para Gran Bretafra e de carbón anüe Ia rebelión popular y el "amotina-
Italia. miento" de su propio partido conservador; a mitad
Major se üó obligado a devaluar la libra en de setiembre, el ncaos fínancicro" heúa grave-
medio de una "dramú.tica"fuga de capitales: en un mente al gobierno. Todo esto sucede apenas pocos
sólo día "desaparecieron"'t7.000 millones de dó- meses después de la victoria conservadora en las
lares, la mitad de las reservas del Banco de In- elecciones generales. En abril, la prensa conser-
glaterra (45). "Como consecuencia de la devalua- vadora atribuía la victoria de Major al "espíritu
ci ón, la política anti-infl acionaria está en ruin as" conseruadar del pueblo'y a la "inexistencio" de la
afirmó "The Guardian" (46). Major se ha quedado oposición laborista. Pero estas "uentajas' no
sin polÍtica frente a la crisis. Pero la devaluación no alcanzaron, antes, para evitar la caída de la Tha-
frenó ni la caída de la libra ni la fuga de capitales; tcher, y ahora el derrumbe del gobierno de Majory
ni siquiera sirvió para fomenta4 las exportaciones: la "rnuerte política" de Michael Heseltine, actual
"los mercados del continente experimentan una ministro de Energía, a quien se sindicaba como
notable contracción", según Keün Gardiner, un próximo ìíder conservador. En aquella oportuni-
economista del banco mercanüil S. G. Warburg. "La dad, The Sunday fimes" (52) escribía exultante
caída de las exportaciones-concluyó-va a seguir que "Londres parecê ser un oasis de estabilidad

(43- The Economist,UL0/92. (48) the Wall Street Journal, 9/L0/92.


(44) ídem. (49) Le Nouvel Observateur,lSl9.
(45)The Militant, 9lt0/92. (50) International Heral ïbibune, L6/10/92.
(46) rep. por The Buenos Aires Herald,2/L0/92. (51) Le Monde, 2/7/92.
(47) El Cronista, 23/L0/92. (52) The SunddyTime, L0l5/92.
en defenga del lf,enxlsmo Diciembre del992. aõo 2. No 5

lolítica", ... lo había confundido un espejismo. virtió en "sublevaciónpopular" cuando el gobierno


Ahora esüá claro por qué el ultra-consenrador Fi- lanzó el paquetazo de setiembre. Una de las carac-
nancial Times llamó en abril a votar por los labo- terísticas más notorias de este enorme movimiento
ristas. de lucha Jruelgas regionales, municipales, por
Estas crisis políticas pusieron el clavo final en gremio y por rama, manifestaciones de masas en
el cajón del thatcherismo, que había comenzado a todo el país- es que surgió espontáneamente, al
derrumbarse con la caída de los valores bursátiles margen de las direcciones burocráticas y adquirió,
e inmobiliarios y la expropiación de millones de de entrada, un carácter marcadamente antiburo-
británicos de clase media que creyeron en el mito crático.
del "c ap it al i srno p op ular' y terminaron sin ahorro s "El crecimiento de la deuda-advierte Giorgio
y desalojados por no poder pagar sus hipotecas. [a La Malfa, dirigente del Partido Republicano-
crisi s minera ha golpeado úora a las privati zacio- pone en riesgo la seguridad democrática", es decir
nes, el corazón de la "revoluaión conseruad,ora". al Estado capitalista. La burguesía reclama la
La "reconu ersión industrial', presentada durante reforma del régimen político y un "gobicrno dc
aflos como la"solución", ha terminado conürtién- wluación nncianalo, porque el centro guberna-
dose en la causa de la crisis. Esto explica que los mentalha desaparecidoy se asiste auna creciente
conservadores reclamen hoy el mantenimiento, y dislocación, algo que se pone de manifresto en cada
aún el subsidio, para la minería estatal. En la una de las elecciones regionales. La Democracia
reacción de los conservadores, comoen elrecule del Cristiana esté en nrinas, arrasada por el repudio
gobierno, "hay mucho de pánico" (53), porque, popular al"paquetazo"y por los escándalos de co-
segrin Patrick Worsnip, de la agencia Reuter, "el rmpción. Con respecto al PS, "los hechos simple-
conservadurismo quedó Íìnalmente exprimido" mente lo han cancelado" (57). ePero hay sustituto
(54).El aeotamiento del "tlwtcherismo", como el del al gobierno DC-PS? El ascenso de la "Liga lom-
oreaganismo",
se produce después de haber apli- bardn" qrna agrupación regionalista que realiza
cado a fondo sus osoluciones" hasta el haÉazgo ... una violenta demagogia antipartidos y proclama la
En ltalia, la caída de la lira y la fuga de capiüa- necesidad de la secesión del nortn "rito'del sur
opobre" y
les, precipitadas por la crisis fiscal, puso al país al de la "Roma conu,ptoo- "amenaza la
borde dglahiperinÍlación, el dernrmbe del sistema trama misma del sistema político" (58) porque
financiero y la cesación de pagos. "La situación es "pone en riego la unidad nacional ... al cuestionar
tan delicada ïhe TWall StreetJournal (55) el pacto fundacional del Estado" y hasta podría
que nerviosos -afirma
banqueros en londres y en París llevar a ltalia a una "perspectiva yugoslava". Ia
-están dibujando paralelos entre la Italia de hoy y crisis capitalista no sólo ha conveúido en ruinas al
el México de una década atrás, al comienzo de la régimen político sino que también amenaza des-
crisis de la deuda externao. truir la obra histórica de la burguesía, el Estado
La salida capitalista a esta crisis es la guena unificado.
contra las masas: aI día siguiente de la devaluación El conjunto de contradicciones qüe sacude al
de la lira, el go'bierno deAmato lanzó un violentí- régimen político italiano explica el apoyo de la
simo paquet" de aomento de impuestos al consu- prensa a la creación de un nuevo partido, la
mo, reducción de gastos sociales, elevación de la "Alianzo d,emocrótirn por la reforrnoo, "el partido
edad jubilatoria, congelamiento de los salarios y del cual se habló como el rínieo antídoto posible a Ia
jubilaciones, despido de empleados públicos y acelerada descomposición del cuadro político" (59).
privatizaciones en masa. Ya en julio, el gobierno La Alianza se proclama como el nuevo "centro
había exigido a los sindicatos la supresión de la político contra la Liga y los partidos", pero su
escala móúl de salarios y la aceptación del con- personal es un rejunte de üudas del PS y la DC.
gelamiento salarlal por tres affos. "La graúsima Pero esta "ingenicría político" al calor
-montada
otatdeo.
-dice un coresponsal en de la crisis puede llegar
situación económica Así, el régimen
Ro:ina (56!-había sugerido a los dirigentes de las pinochetista, deseado para imponer la restaura-
tres centrales (una stalinista, otra sopialista y la ción del capitalismo en Rusia, podría hacer su
tercera demo-cristiana) dar su apoyo a las medidas "debut ewopeon enltalia ... para salvar al capitat.
dictadas por el gobierno en julio". El acuerdo fue Pero la burguesía está atenorizada, sobre todo,
violentamente rechazado por las bases y se con- por las enormes huelgas y movilizaciones de ma-

(53) Ambito Financiero, 2?/L0192. (õ7) La Rcppublica, 11/ L0192.


(54) Ambito Financiero, 21JL0/92. (58) Patrick lVorsnip, de la agencia Bentcr, en
(55) Ttre Wall street Journal, 2018192. .Ambito Finaciero, 2U L0192.
(56) El Cronista, lAL0l92. (õ9) La Reppublica, lU l0l92.
Diciembre de 1992 . aõo 2 . Ne 5 en defensa d.el Marxlgmo

sas, que han superado el eontrol de la burocracia momento en el mundo frnanciero, desencadenando
staliniana. Como La líaHu con temor, un nuevo derrumbe inmobiliario, bursátil y banca-
"ülri"rt
"con lagente en la calleyeltcrrenoto permanente, rio.
no está dicho que la rÉltimo palabra Ìa tengan los La crisis monetaria o el"round. de las oleagino-
legisladores. Después de los girondinos sos" han servido para demostrar que ninguna
-recuer-
da- vinieron los jacobinos' .- es dech, 1È revolu- burguesía del viejo continente puede, o quiere,
ción. prescindir deosu." Estado, o del derecho a manipu-
1Si esto ha pasado en dc 'gmafu ptcncias" lar su propia moneda. Sólo la soberanía aÌemana
como Italia y Gran Bretaúa, ;qué s€rá la sihración sobre el marco le ha permitido subsidiar a sus
&rrqn (Escandinavia,
en los "pequeíws pa.í-xs'de capitalistas, un "derecho" al que no pretende re-
Poúugal, Espaõa, Irlanda, C'reiq etc-)! nunciar. lPero el mismo "d.erecho" necesitan sus
"aliados" para defenderse deAlemania! La mone-
íEl round de fas oleagbmas? da europea única se encuentra, por imperio de la
crisis capitalista, condenada a dormir en los archi-
El mismo acueldo coyrmbral enfe Estados vos por muchos aflos. El propio gobierno alemán
Unidos y Alemania se repnoda!, pocos meses "prometió que el marco no será reemplazado por
después, en el acuerdo comcrcial Ets.IrU.-CEE una moneda común si el parlamento no aprueba la
sobre las oleaginosas" Horas d€spués de su derrota acción, lo que equivale a una 'clausula de opción dn
electoral, Bush intimó a Ia CEE a Ìimitan' sus salida', como la que obtuvieron Gran Bretafra y
subsidios a la produccitu de ohaginosas bajo la Dinamarca" (61). "Bonn ha creado su propia es-
amenaza de iniciar una escalada de represalias capatoria a Maastrichü" concluye la información.
contra las exportaeiones europeas a los Estados Laomu,erte" del tratado de Maastricht, sin em-
Unidos. La CEE aceptó las cmdiciorc de Bush con bargo, se había preÍigurado con mucha anteriori-
*des-
la reticencia de Francia qü€', @t b galeric", dad a la crisis monetaria de setiembre. La
anunció que vetará el acr:erdo- unión" europea se manifestó abieúamente en
El úolento recule de la CEF- en Ia anesúión de las ocasiôn de la guerra del Golfo: Gran Bretaf,a
oleaginosas es todo un símbolo del desmorona-
o -la
más débil de las g rand.e s p otencias" europeas- se
miento del tratado de Maâs*richq cuyo propósito colocó, desde el vamos, en la primera fila de la
era conformar un blogue contralas presiones yan- intervención militar; Alemania, la.más fuerte, se
quis. La aceptación del aruerdo por parte de la negó obstinadamente a involucrarse en la guerra,
CEE produjo una nueva coooçktn ramhiaria eu- mientras Francia, por su paúe, partió obligada a la
ropea: en la misma sleÌnÍtrâ que se alcanzó el guerra para salvar lo que pudiera, después de
acuerdo hubo que reunir de rrgencia a los minis- haber perdido el mercado de armas irakí y su
tros de finanzas para contmer una nusya corrida, "influencia" en el Líbanoyen el Magreb a manos de
esta vez contra las monedas de Espana, Francia, los yanquis. Otra expresión flagrante dela "des-
Portugal, Dinamarca y Suecia precisamente los unión" europea es la guerra de los Balcanes: ale-
países más perjudicados por d acnerdo. Pero en manes y franceses se encuentran en barricadas
medio de incontrolables dwaluaciones es imposi- hostiles: Bonn sostiene a la burocracia croata
ble que Europa pueda antener una política mientras que París apoya a la serbia.
agúcola comrín, cualquiera seaefla, esto porque la Las oleaginosas son, naturalmente, apenas la "
condición de una política pre*rprrcsaria común punta de un iceberg. La tendencia.a la guerra
el denominado PAC- es el funcionamiento de un
- comercial se acenüuará porque se alimenta de una
sistema monetario eoordinado. crisis de sobreproducción, que en el terreno ali-
La principal consecueneia del'rcund dz las ole- menticio asume dimensiones escandalosas, Euro-
aginosas' es la ruptura deÌ eje Bonn-París, que era pa está parada sobre "montaftas de manteca y lagos
el eje de la unidad errrrpea- Fbancia suedó aislada de leche" y los subsidios comunitarios se destinan
y es la principal perdedora 1x rque es el país más en gran medida a financiar el almacenaje de ali-
dependiente de los subsidios a la agricultura y el mentos invendibles, que tarde o temprano habrá
más afectado por el proteccionismo norteamerica- que destruir. En ningún otro terreno el parasitis-
no. El gobierno de Mitterrand esÊá confrontado, mo capitalista es tan üsible: mientras hay 1.500
además, a una segura dermta eleetoral en las millones de hambrientos en el mundo, Europa
próximas elecciones legislativas. Según Le Monde destina el 70Vo de su presupuesto comunitario a
(60), esta debiüdad podría repercutir en cualquier impedir la caída de los precios de los excedentes

(60) Le Monde, 26lLOl92.


(61) Internationa Heral Ttibune, 9lIU92.
Diciembre de 1992'afio 2'No 5
[ili en defensa dêt SÊarxtsn'c
II

las"refonnas" chinas. Un aspecto emblemático de


agrícolas y Estados Unidos gasta cifras descomu-
ú"t iubvencionar a los agricultores para que .rt" go.*" inter-imperialista por la colonización
"tt á" ú3;por* s socírltiíirclso es la lucha desatada al-
--- cultiven la tierra.
no
iededor del comercio y las inversiones en Cuba'
;úr problema no Ëon las oleaginosas sino la
El Congreso norbámericano aprobó err octubre
industria" (62). La crisis de las oleaginosas es
;;;ã;A;;"-ente irrelevante frente al desplome de h lúmadã "ley Tbrricelli" que refuerza las condi-
ciones del bloqueo:comersial sobre Cuba at esti'
.

la General Motors, de la IBM o de la Mc Donell comercien con la


Dougtas. Por oüro lado, Estados Unidos incremen- í"iuitãuon", u los países que- las empresas nor-
los últimos affos lsla (afectando especiahnente a
tO t"]. exportaciones a Europa en
t" política de Reagan de desvalorizar el L"*""i.""as radicadas fuera los de Estados
ã..út " tiende a revertirse desde que ü"ia"tl. Durante el debate de la ley, el propio Bush
ãoú útt" tãndencia
ig,td que Reagan en el pasado- se había
estalló la tormenta cambiaria en el viejo conti; -"i
manifãstadã opuestoa restringir el comercio de las
il-Jte;po"qrr" la fuga de las monedas europeas al
;iiióÃ" del dólar está revaluando la moneda subsidiarias dã hs empresas norteamericanas con
ttottJa-""icana. En estas condiciones, Estados Crrl. V anunció que vetaría la ley (incluso en
ãi.i.*L"t Bush vLtó una iniciativa similat la
Unidos necesita Ìograr fuertes concesiones comeÍ' para
llamada "inici,atiua Mank\- Precisamente
eabe para mantener su ofensiva expoúadora'
ãift."tiu" el veto, el Congreso incluyó la "ley Ib'
I'e,glrerra lxlr rricelli" enurta"ley omnibus" sobre el presupuesto
para el afio Próximo'
los*Paães swiãlistasu - defensa
de
tr'o" notoria la "agràsiva carnpafr'a" para blo-
quear la ley que montó el tobby que conform&ron
Michel David-Yffeitl, el dueflo de la banca de
Ìas empresas que negocian con Cubl entre ellas
inversiones Lazard Frerès, opina que "tenemos
pulpos de las dimensiones de Cargil {ue mo-
;;;d.; posibilidades de salir (de la depresión)"
gtgantel- iopïU"" el comercio del azúcar cubano en el mer-
fiotqrr" "lãs países del Este constituirán ."ao d" Londres-, Continental Grain, Johnson
ios me"cadós ... .ot millones de nuevos consumi- qco-
áttí.roUtttott, Goodyear y Otis. El monto del
ao"a.. Esto constituiró, concluye, una-fantástica
mereio cubano" de estos pulpos, perfectamente
f"""ú de crecimiento" (63)' Indudablemente la legal y que cuentacon la autorización del Tesoro
coio"i"a.iOn del Este es la gran oportunidad
noirteãmericano, pasó de 110 millones de dólares
úierta para el capital. Pero aún ésta, deberá eq 1986 a 719 millones en 1991'
provocar-primero una acentuación sin precedentes
pers- La integración comercial de Cuba al mercado
ãe la crisis mundial, antes de ofrecer una
pectiva. rno"ãia aïravés de la intermediación de los pul-
que pos imperialistas se ha desarrolÌado enormemente
Se trata de unoprospecto" patanada idflico' de
políticas' ãrr los,iltimos afros a partir dela"desaparición"
asegurg la emergencia de enormes crisis comercio exte'
gigantes- la URSS. El principal renglón del
de iiolóntos choques imperialistas y de
porque cubatto, el azicat, es objeto de una violenta
cas conmociones sociales. En primer lugar "ioi
iã;cànaubtad,e Rusia".ìcomo la dePolonia o la de disputa entre un conjunto de "trad'ings"' La nor'
la e*-ROe, implicará el desguace de,su industria
i""ilrri.urra Cargill ievende en todo el mundo el
ii"i" cubano dãsde su filial londinense pero la
en el mercado mundial- y' por so- quitado un bocado
-excedenie francesa Denrées et Sucre le ha
bretodo, quebrar la resistencia de los trabajadores'
quien fenomenal, el mercado de la antigua ex-URSS' y el
Pero anieì, deberá resolverse la cuestión de
pulpo japonés Nissho lwai, la segunda empresa
se beneficiará. con la re-colonización de la ex-
ünSSt ;los alemanes, los japoneses o los yankis? .o-""õiáti"adora nipona, le ha arrebatado a la
t a crisiã económica y las tendencias explosivas a la Cargill otro bocado sustancioso, el del l*jano
quiebra en todos lãs países exgluve;n cualquier Oriente.
nreparlo" pacífico'.La lucha in- La tendensia del capital noúeamericâno a co'
Ëosibitidad de un merciar con Cuba es poderosísima como lo de-
lp"úpe"iatista por el botín de tos "países soeia'
muestra el seminario sõbte "oportunidades de co-
listas" está'a la orden del día'
mercio e inversión en Cuba" organizado reeiente-
La pretensión alemana de colonizar financiera-
mente en México por la tevista"Euromon4'' Nlí
mente el Este europeo está en la base de la con-
concurrieron los repredentantes de 125 empresas'
*o.ú -o"etaria e-umpea de setiembre; Estados de las cuales nada menos que 80 -+l 75%-
eran
Unidos y Japón están librando una batalla des- pulpos de l'as di-
piãããJú* ía monopoli zacrónde los beneficios de norteamericanas' entre ellas

(ô3) Le Noveul Observateur, t6l9l92'


(62) International heral Tribune, 7lLU92'
Diciembre de 1992 . afio 2 . No 5 en defensa del Marxtrsm"
E
mensiones de Procter and Gamble mayor gueÌTa a través del GA[T. Pero el estrecho círculo
productor norteamerieano de alimentos-, -el Phillip de las naciones imperialistas, el "G-7o, se ha ago-
Morris y Ifudak. "El peor problema para los nego- tado como un factor de decisiones políticas y lo
cios con Cuba uno de Ìos asistentes al mismo sucede con el "liderazgo mundial" noúe-
simposio- es el -sintetizí
exilio de I![iami'(94). americano. La emergencia de una guena comer-
La Comunidad Económica Europea
-y dentro
de ella particularmente la 'cstrzclla olind,a'Gran
cial, algo prácticamente olvidado desde el fin de la
guerramundial, es la consecuencia inevitable de la
Bretaffa- también se ha opuesto violentamente a completa ruptura de las relaciones políticas entre
la"Iey Tbrrienlli" y advirtió que sns relaciones con los Estados imperialistas y, de un modo general,
Washington podrían sufrir"graves daf,os" si Bush del orden mundial armado por el stalinismo y el
no veta la ley (65). Ohos dos estrechos socios imperialismo desde el frn de la segunda guerra
comerciales norteamerieanos, Canadá y México mundial.
con los cuales Estados Unidos acaba de firmar -el
tratado del *Merorwrtc'- anunciaron que pro- fV dlel Tercer Mundoo
seguirían comereiando nomalmente con Cuba. -,Saqueo
Segrin la revista lonfinense "Cuba Business', La crisis capitalista agudiza la necesidad del
ciüada por eI ulüra{âstri*a'Tlrc Milinnt" (66), saqueo financiero y comercial del"Teraer Mund,o".
"existe la sospecha en sÍrqrlos empresarios euro- La inversión externa en América Latina ha desa-
peos que el propósito orülto de Ìa nueva legislación parecido en beneficio de los "capitales golondri-
es expulsar del mercado eubsno a las empresas no nas', eapitales especulativos de muy corto plazo
estadounidenses para preparar un eventual rein- que han convertido a todos Ìos gobiernos latinoa-
greso de las empresas noÍteam€ricanas. Esta sos- mericanos en sus rehenes.
pecha se sostiene en la selectiva aplicación norte- Las privatizaciones reducen sólo una parte ín-
americana de las ach:ales regiss del embargo". fima del capital oex,cedente" mundial. Los proce-
oca-
SPero sucede que el eomercio 'ewopeoo, dimientos que se utilizan, como la capitalización
nadiense" y omexicotw'
eon C\úa es, básicamente, de loó títulos de la deuda (iEntel!), el saqueo puro
el comercio de las subsidiarias nsrteamericanas en (1YPF!) y la disminución productiva, revelan, pre-
esos países! Segrín vooeFos de la pmpia CEE, "la cisamente que se trata de un proc€so de desvalori-
prohibición del comercio de lss nrbsidiarias nor- zación (eliminación) del capital, algo que se pone de
teamericanas reduciría 566 illones de dólares manifiesto dos af,os después del comienzo de las
"tr
Ios negocios anuales europeos' .". que hoy totalizan privatizaciones ... cuando la mayor paúe de las
600 millones (67). empresas privatizadas están quebradas. Pero a
Todo esto ilustra la clara división del imperia- pesar de la catarata de privatizaciones y aún de los
lismo respecto de la política frente aÌ régimen supuestos operdones" y "qu.itas', (plan Brady), la
castrista. Esto porque paÌa tma franja crecientê deuda externa no ha disminuido sino que, por el
del capital mundial, gue comereia con Cubay que contrario, ha aumentado.
ha realizado inversiones en La isla, -la preseneia de Si la crisis mundial ha inviabilizado el acuerdo
Fidel Castro en el gobierno signifrca'e#,abilid,ad,', de Maastricht, lqué no hizo con "nuestro" Merco-
ílo que da garantía a las inversionef,
segrín le sur! La presión financiera y comercial norteameri-
confesó al castrista Brecha de Montevideo (68 )uno cana y los de ú g.t"ttt comercial con
de los paúicipantes en eI simposio organizado por Europahan ""*e"orres
liquidado al Mercosur, que nunca llegó
oEurotnoneyo.
a constituirse en un mercado común. Las mani-
festaciones de la agonía del Mercosur son nume-
rosas: el gobierno brasilef,o subsidia sus expoúa-
ciones y su producción agrícola y ha aceptado, en
Jeffrey Sachs ,"n"f";" ,- 'Iidcmzgo políti.co los últimos dos afros, las expoúaciones de trigo
fuerte" enlos Estados Unidos sería un factorfunda- subsidiado norteamericano, todo lo cual está ex-
mental para evitar una "recaídâ en el proteccionis- presamente prohibido por el tratado del Mercosur.
moo, es decir una gueÌTa eomercial abierta y la Precisamente, uno de los aspectos centrales del
dislocación del mercado munüal en "mnils de in- acuerdo de integración argentino-brasilefi o
fluencia", Precisamente, fue el "li&rwzgo fuerte" tecedente inmediato del Mercosur- obligaba -an-a
norteamericano el que "ar&nó', a su favor natu- Brasil a comprar cantidades crecientes de trigo
ralmente, el comercio munüal desde el fin de la argentino.
(64) Brecha, L6/6/92. (67) Clarín, 9/L0192.
(65) Clarín, 9/10/92. (68) Brecha,26/6/92.
(66) The Militant, 22/519.
en defensa del Menxtgmo Diciembre de 1992'ano 2'Ne 5

Las medidas unilaterales de Brasil indican que Venezuela constituyen un síntoma inconfundible
para éste el Mercosur no es una vía de salida a su del agotamiento de una experiencia política conti-
crisis y no lo puede ser desde el momento en que sus nental. Los regímenes democratizantes que apare-
socios comerciales absorben tan sólo el47o de su cieron enAmérica l.atina en la última década son
comercio exterior. Para Brasil, el Mercosur es tan incapaces de dar cuenta de las contradicciones
sólo ún mercado auxiliar de provisión de materias explosivas del régimen de explotación que sostie-
primas yfuentes energéticas con vistas alacompe- nen. Sos instituciones políticas no resisten los
tencia en el mercado mundial. embates sociales ni los fenomenales sacudones de
Pero los soci ososu'refr'oyo del Brasil también han un capitalismo en completa descomposición. In-
tomado medidas unilaterales. Argentina' por cluso allí donde han llevado a los explotados a
ejemplo, desde hace tiempo fija cuotas de impoúa' condiciones inenarrables de miseria y elevado
ción para el papel de Brasil con el objeto de prote- como nunca la tasa de explotación y de beneficios,
ger a Celulosa y entre las condiciones para la no han logrado reestructurar a la sociedad sobre
privatización de Somisa figuraba la protección unabase estable que reinicie un desenvolümiento
contra las exportaciones subsidiadas de acero. Por capitalista. El parasitismo económico crece en for-
otro lado, mientras Argentina protesta por el sub- ma exponencial, al igual que el saqueo de las
sidio norteamericano al trigo, los ingenios urugua- masas, pero en la misma medida avanza la crisis
yos denunciaron la venta de azúcar argentina política. Una crisis que no sólo es del régimen sino
subsidiada al Uruguay. La devaluación que esta- del propio Estado, como lo prueba el hecho de que
bleció recientemente Cavallo al elevarlasbarreras alcanza a las fuerzas de recambio (armadas y
aduaneras para protege r ala "industrin nacionnl" políticas).
de las exportaciones brasilef,as, ha sido un golpe de La conmoción monetaria europea' el fracaso del
gracia al Mercosur. En Uruguay, los subsidios "consentad.urismo anglosqión", la guerra comer-
agrícolas brasilefios y la devaluación argentina cial están poniendo de relieve que el ! lnn Cauallo"
han abierto una profundísima crisis, porque es- es apenas un castillo de naipes. Después de un aflo
fuman, incluso, las posibilidades de los orientales de repetir machaconamente que "se habían ter-
como proveedores de leche y carnes. En Uruguay minndo las deualuacinneso,hoy la devaluación en
están apareciendo, cada vez más abieúamente, Argentina es sólo una cuestión de oportunidad:
oarchiuar el cómo convertir una medida que expresa la ban-
sectores patronales que reclaman
Mercosuro. carrota oficial en una acción que le sirva al go-
La ausencia de inversiones y de empresas bierno para desatar un ataque general contra los
mixtas o binacionales son evidencias de que las trabajadores.
burguesías no ven una perspectiva en el mercado El peso ha recorrido ya un enorme trecho en el
común ni en la formación de un bloque comercial camino de la desvalorización: se devaluíun40Voen
frente al mercado mundial. relación al índice del costo de vida y recientemente
Las brutales contradicciones de las burguesías fue devaluado en un 207o para los exportadores.
del Mercosur, más aún en su etapa de mayor Las tasas de interés por préstamos en pesos están
subordinación, económica y política al imperialis- unos 30 o 40 puntos por encima de las tasas
mo norteamericano y la presión imperialista, exa- internacionales anuales, lo que supone una deva-
cerbada por la crisis mundiaì bastaban para carac- luación del mismo orden. Ya hace varios meses gue
terizar la inüabiÌidad de la integración capitalista no entran capitales a coúo plazo, que servían para
en Latinoamerica. Esta sólo ha servido para que financiar, también a corto plazo, el déficit comer-
los monopolios radicados en cada uno de los países cial argentino. En suma, el peso, creado hace me'
amasara enormes superbenefi cios aprovechando nos de un af,o, ha lÌegado al fin de su vida útil, en
las diferencias salariales entre países y la dispa- términos de economía capitalista. El "estabiliza-
ridad de las cotizaciones de sus monedas. dor" Cavallo logró crear la moneda de menor pe-
El fracaso de la integración capitalista deja en ríodo de estabilidad de la inestable economía ar-
claro que la tarea de la integración latinoameri- gentina.
cana ha quedado, por entero, en manos del prole- iPor qué se hunde el "plan Cauolln2 Simple-
tariado del continente. -"ttt", porque desde el punto de üsta de la esta-
bilidad monetaria no fue más que un maquillaje.
Agotamiento de los negímenes Cavallo ató el peso a una moneda inflacionaria, el
pãtronales de América La6na dólar, que es emitido en función de necesidades
especulativas del capital norteamericano' No re-
La caída de Collor de Mello, el auto-golpe de soivió el problema de la deuda pública sino que lo
Fujimori o el hundimiento del gobierno de Pérez en agravó al darle bonos a todos los acreedores del
Diciembre de 1992 . aõo 2 . Ne 5 en defensa del lfierxlgmo

Estado, reconocer la deuda externa y admitir un gobierno". La persistencia de Menem con el tema
nuevo endeudamiento gracias a la garantía ficticia de Ìa reelección indicaría que está dispuesto a
de un dóÌar fijo. Cuando Cavalìo habla de'supe- enfrentar Ia crisis con medidas a lo Fujimori,
rduit", el déficit lìega al 15% del PBI, pero la gobernando por decreto, descubriendo conspira-
aplicación de la reforma previsional deberá pro- ciones e incluso declarando el estado de sitio.
vocar un nuevo aumento deÌ déficit de 35.000 También podría intentar entregar el gobierno a un
millones de dólares en la púxima década. equipo de banqueros, lo que equivaldría al suicidio
El.plan se hunde fundamenalmente por su del justicialismo. Tampoco hay que descartar la
incapacidad para hacer frente al dernrmbe capi- anticipación de ìas elecciones y hasta un cambio
talista mundial. La devaìuación en cascada de las anticipado de gobierno ... a la Alfonsín.
monedas más importantes debe llevar a ìa tumba Fujimori y Collor de Mello: entre estos "polos" se
a las más débiles. El supuesto 'punto fuer-te" del desenvuelve ìa agonía del régimen de Menem. El
"plan Cauallo" conversión deì peso al dólar- hundimiento d,e\ "plan" significará una valiosa
-la
se transforma ahora en su talón de Aquiles ... experiencia para Ìas masas, donde la despgroniza-
porque permite sacarle al Banco CentraÌ todas sus ción podría ir acompaflada de una compÌeta desilu-
reservas. Irlanda, EspaÍa tr' Ponugal, en cambio, sión en las salidas capitalistas, que deberá ser
pudieron controlar 7a ocorri.d,a'contra sus mone- cotejada por medio de la lucha.
das, en setiembre pasado, imponiendo un control
de cambios, es decir, impidiendo la convertibilidad.
El hundimiento del fuian Catalln" llevarâ a
una importantísima crisis política, cuyo desarrollo En una de sus d"nni.iorr., más apretadas y
ha comenzado hace tiempo, eon la derrota electoral rigurosas, cuando León TYotsky tuvo que definir ìa
oficialista en la Capital Federal,la caída de Grosso úgencia de la Revolución de Octubre, luego de
a manos de los contratistas y beneficiarios de las sefralar la conciencia de los obreros que la llevaban
privatizaciones y, por sobretodo, el ascenso de las en su memoriay las relaciones de propiedad que la
movilizaciones a paÉir de la gran moülización revoÌución había creado, afladió como tercer factor
educativa de principios de aio. Fue el propio Ca- "la crisis del capitaìismo mundial". La etapa que
vallo quien reconoció que 'si devaluamos, cae el estamos viviendo prueba el acieúo de este juicio.
en defensa del 3figrxlgmo Diciembre de 1992 ' aõo 2 ' Ne 5

Ins ca:rrbios
"democráticos"en
Bulgaria
por Mincho Hristov Kuminev

Los resultados de los programas de transición hacia una economía de


mercado en los países del Este de Europa fueron hasta úora mucho más
negativos que los pronósticos iniciales.
-En
19gi, la produõción de los seis países (Bulgaria, Checoslovaquia,
Polonia, Rumania,Yugo slavia, Hungría) disminuyó en un promed ío de l4vo.
Teniendo en cuenta que la caída promedio de 1990 frente a 1989 fue de l|7o,
para los dos últimos afros (1989-1991) se acumularía un 257o. Así, por
ãlemplo, el último afio Hungríay Polonia marcan un8Vo,L3-L6V' Checoslo-
vaquia, Rumania y Yugoslavi a, y 23Vo Bulgaria.
ú-poco se pueden delinear perspectivas optimistas, por lo menos para
los próximos afros, y quizás más. Lafatal restricción del antiguo CAIVIE, por
un iado, que comprendía a la mayor parte del comercio exterior de los países
miembros (7O-857o), y por el otro, las políticas de ajuste y disminución
brusca de los subsidios estatales junto con la entrada más que modesta de
las inversiones de los países occidentales y la ayuda financiera internacio'
nal, colocan como incieúo y preocupante el futuro inmediato. segín el
profesor lvanAngelov, el nivel de 1986-1987, sería alcanzado no antes de
1998-1999 (ver Económica, marzo1992).
Las preocupaciones se reafrrman por las dificultades económicas de los
países de la CEE, delineadas a partir del acuerdo de Maastricht. El FMI ha
construido dos variantes computarizadas acerca de los efectos económicos
de dicho acuerdo. La primera, más optimista, prevé un decrecimiento del
producto anual bruto de los 12 países de un 0,87o. Segrín el pronóstico
pesimista, este decrecimiento sería de un37o anual (ver 1000 días,7/8/92).
La probabilidad de esperar ayuda importante por parte de la CEE en estas
circunstancias es muy remota. Esto es válido también para los demás
organismos financieros. Por ejemplo, de una ayuda prometida a Hungría,
Cliecoslovaquiay Polonia,de2| mil millones de dólares, por el FMI y el BM,
s61a l47o era ayruda no atada. En realidad se ha brindado una pequeõa parte
del total. Por otro lado, los países occidentales son muy cuidadosos en cuanto
a su eventual apertura a las mercancías del Este, siguiendo con las práctieas
habituales de subsidios y barreras aduaneras. Sólo para la agricultura' en
1gg0 ta cEE destinó 81,6 rnil millones de dólares, Japón más de 30,9 mil
millones y EE.uu. unos 35,9 mil millones (Estado de sao Paulo, aõ/92).
Partiendo de estas realidades no parece que algrín país o grupo de países
intentaran oayu.dar' a los Este-Europeos. Al contrario: ]a tendencia actual
es tratar de sacar riqueza nacional a través de inversiones a corto plazo o,
la mayoría de los casãs, a través de especulaciones financieras. No se puede
pretender otra cosa, por supuesto, teniendo en cuenta las fuerzas motrices
ãel capital: tasa de ganancia y seguridad que se le brinda. Como seflaló el
viceprimer ministro Al. Tomov frente a la radio búlgara... "Nadie invierte
estrãtégicamente en Bulgaria. Por la simple razón de que no se sabe qué
pasará..." (Horizont, 26/7 /92).
Diciembre de 1992 . afio 2 . Ns s en defênsa del SfrarxÍsmo

Hasta Íines de 199 1 las inversiones extranjeras dificultades que tienen las personas en cuanto al
en Bulgaria llegaron a 24 millones de dólares. A caos terminológico son enormes. Términos deriva-
modo de comparación, por ejemplo, en Hungría dos de socialismo o social despiertan sospechas.
éstas ascendieron a 2.00O miììones. Este hecho es Liberalismo, mercado libre, izquierda o derecha
reconocido no sólo por la oposieión socialista. El traen confusiones e incomprensión.
diputado de Ia Unión de Fuerzas Democráticas, Al inicio parecía simple: el comunismo debÍa
I(arabachev, relata: 'A pesar de la buena ley de sustituirse por un sistema democrático, tipo occi-
inversiones extranj eras, hasta hoy ( 1 1 de agosto de dental, que llevaría a la prosperidad económica.
1992) ïro se ha realizado ni una sola inversión Lamentablemente, todos los sistemas democráti-
extranjera directa. Por desgracia esta ley permitió cos requieren una estabilidad económica y, de ser
especulaciones bancarias de extranjeros. Se trata posible, con fuertes posibilidades redistributivas.
de la declaración de los depósitos bancarios, inclu- Una vez en el poder los regímenes postcomunistas
so de los de coúo plazo...' ( 168 Horas,1-l:8/gL). se ven'imposibilitados de cumplir las promesas
Cualquier extranjero gue depositaba el equivalen- electorales, Ios principales grupos sociales que
te de sus dólares en algrin banco brilgaro, reeibía apoyaron la instalación de estos regímenes se
por un affo casi 7A% de interés. Como durante el convirtieron en sus primeras víctimas. Perdiendo
último aflo el dólar se logïó est€bilizar, sólo bas- su base político-social los nuevos gobiernos son
taba transferir nuevamente las levas en dólares y presionados a mejorar la situación económica (sin
llevárselos del país, sin meter ni un solo centavo en tener posibilidades reales) o a renunciar. Por su-
la economía búlgara puesto exisüe una tercera vía, Ia más probable a
Como sefialó el primer ministrìc actual, Filip nuestro juicio, la de imponerse con fuerza a las
Dimitrov: "El medio fundamentaÌ de dinamizary presiones. Una vía incompatible, por lo visto, con la
revivir Ia economía búlgara es exactamente la democracia.
privatización, la transformación de la propiedad El publicista polaco Adam Mijnic observa: o El
estatal en privada". Tbóricaorente, los objetivos síndrome del postcomunismo consiste en retórica
son claros: quitar el peso de las empresas subsidia- populista, xenofobia nacionalista y üentacione3
das e improductivas de loshsmbros del Estado y a autoritarias" (Debati, 7 / 7 / 92). Probablemente ésta
lavez recibir losrecursos necesarios para el Estado es la mejor síntesis de las realidades postotalita-
en esta etapa.La"dinami.ación" de las empresas rias. La combinación de los tres elementosn que no
debe ser promoüda por eI capital privado, sim- son nada más ni nada menos que efectos de las
plemente porque el Estado '&rnocniti.co"no puede realidades económicas fatales, constituye la mez-
asumir el peso de las psdiÍlsq impopulares que cla explosiva de Europa Oriental. Sibien hace uno
objetivamente deben ser prmoridaq. Algunas de o dos aflos los investigadores del Este evadían el
estas medidas son: liquidaeión de los puestos de tema por temor a ser acusados de "reaccionatioso,
trabajo "ociosos", disminución de los gastns "im- ahora cadavez más se escribe al respeeto. "No hay
productiuos", aumento del nivel de erplotación. En ni un solo país en la región, cuya población no üva
este sentido, la idea de gue las empresas estatales peor que antes" -<bserva el ex canciller húngaro
pueden ser modernizadas en manos del Estado es Dula Horn, y sigue: " El peligro mayor es la crisis
una ilusión. Otra ilusión es que la población en su social y económica de esta región entera' Q4Ho-
conjunto vaya a ser beneficiadq por la privatiza.- ras, 18/7). El economista del afro 1gg0, profesor P.
ción, sea directamente por las mismas medidas, o Petrov, advirtió en febrero: "Bulgaria no puede
indirectamente por el modo eeonómico del *mer- esperar mucho más las decisiones que la salven. Si
codo libre". Las ideas igualitarias de muchas esto no ocurre pronto, las contradicciones acumu-
personas desembocan en erreneias úswdas de ladas y la tensión social llevarán a una explosión
que los frutos del mercado serán distribuidos por conjunta. Ella puede destruir el viejo sistema
igual,junto con las esperanzas de que la seguridad económico, pero a costa de enormes pérdidas y
social "socia lista" serâresguardada" hasta incluso consecuencias imprevisibles" (Economía, febrero,
extendida, o que el eapitalismo Ests.Europeo se p.zil. En su editorial, el periódico '100A Días" es
asemejará a su vecino OccidentaÌ +stamos frente aún más directo: "El peligro mayor es que la
a las confusiones fundamentales de las sociedades inestabilidad y la lumpenización de ciertas capas
posü-totalitarias. En Bulgaria, por ejemplo, la lleve de nuevo a los regímenes autoritarios" (1000
Unión de Fuerzas Democ"níticas, çÍue ya en sus días, L7/6192).
primeros actos se"manifestó como fuerza de dere- En prácticamente todos los países de Europa
cha, fue electa esencialmente por el voto popular Oriental el poder real está concentrándose en es-
contra la "nornenklatura" y tenía como espina trucüuras no electas por el voto popular. En Rusia,
dorsal un sindicato de izquierda ?d,kr ep a'. T.as por ejemplo, B. Yeltzin, cada vez más se apoyâ en
-
I
en defensa del Merxlshs Diciembre de 1992 . afio 2 . Ns 5 i
i

el Consejo de Seguridad Nacional, procurando más toritarias rígidas


autonomía de decisión y acción. Precisamente, -oligarquía, cesarismo o régi-
men militar" ( 168 Horas, LO/3/9D.
esta autonomía le garantiza la implantación de las Curiosamente, buena parte de la cúpula de la
medidas impopulares. Probablemente pronto se Unión de Fuerzas Democráticas estaba directa-
tornará inevitable el choque entre el presidente y mente interesada en la restitución. Entre ellos
el Parl,amento. Y entonces tendrá que dar el paso Stefan Savov, actual presidente del Parlamento,
decisivo hacia la dictadura o al contrario Zlatca Ruseva, Al. Staliiski, Georgui Marcov, etc.
-retirar-
se. La ingenuidad de las declaraciones de que la Sólo el Hotel Imperial del actual ministro de De-
democracia puede asegurar la estabilidad social, fensa estávaìuado en decenas de milÌones de levas
invirtiendo completamente la relación causa-efác- (ver Duma, 2/6/92). Evidentemente, a partir de
to se comienza amanifestar en los acontecimientos dicha ley se crea una capa de rentistas (propieta-
en marcha. rios de tierras e inmuebles) que vivirán del alqui-
El objetivo de la reforma búlgara fue acabar (o Ier.
al menos parar) la recesión económica y, segundo, El ataque contra las cooperativas por parte de
cambiar el sistema económico que se había trans- .los actuales gobernantes y el fraccionamiento de la
formado en un desemboque de las contradicciones. tierra en miles de lotes, buena parte de cuyos
Hasta comienzos de 1991Ia inflación no se mani- propietarioshace décadas quevive en las ciudades,
festaba en sus formas nnortnales". La reglamen- es probable que sólo sirva para aumentar el costo
tación estatal de los precios produjo una acumu- de la producción agrícola.
lación monetaria diffcil de realizar, por un lado, y La privatización merece atención especial
défrcit de mercancías, por otro. Con las medidas dentro de los procesos económicos en Bulgaria.
monetarias del gobierno, fue sustituido el déficit de Hasta ahora la lucha política por el control de este
los productos por el déficit monetaio. La inflación proceso prácticamente la ha bloqueado. De hecho
eaaporó lns ahorros de lapoblaciôn Los casi 30 mil es una lucha por el dominio de Ia máquina estatal
millones de levas en circulación fueron reducidos encargada de privatizar la propiedad pública,
casi en cinco. Así, de hecho, las oacumulnciones distribuyendo por supuesto a los vencedores las
socialistas" fueron las que mantuvieron lareforma tajadas más jugosas. Lejos de haberse llegado a
en su primera etapa, asegurando la paz social una definición de los interesesde los participantes
durante los dos procesos mutuamente condicio- en este proceso dinámico, podríamos mencionar
nados inicial de capitales y un dos puntos de vista opuestos. El primero mani-
brusco -acumulación
emprobrecimiento de la mayoría de la po- festado por el profesor Alex Alexiev, de Rand Cor-
blación. poration, ciudadano americano de origen búlgaro y
El profesor Zuneaki Zato,de la Universidad de actual asesor del primer ministro: "La demora de
Nijon, Tbkio, observa: "Hace dos afios los países de la privatización lleva a que la nomenklatura, con el
Europa Central y Oriental iniciaron un proceso de fin de sacardividendos de ella, trate de quebrar sus
restauración del capitalismo, estancado a final de empresas y eventúalmente comprarlas a precios
la Segunda Guerra Mundial por la introducción del más bajos" ( 168 Horas ,28/4).
modelo stalinista" (Debati, 16/6). La otra tesis es de Valentín Mollov, presidente
La ley de restitución votadapor el actual Par- de SSIG, quien aÍïrma: "Ahora es mejor que la
lamento, fue una de sus decisiones más discutidas. privatización se deÌnore más, que forzarla... Si no
Se restituían tierras, fábricas, casas, edificios, si paramos Ia privatización y la restitución, si no se
éstos se conservaban ffsicamente. Con tal de im- aseguran condiciones preferenciales para la em-
plantar la"justicia" fue beneficiado menos del57o presa privada, la crisis llevará a otro câmino..."
de la población búlgara. Debido a que más de 44 (168 Horas, 10/3/92).
aflos nos separan de la nacionalización socialista, De hecho, los dos puntos de vista reflejan dos
la mayor parte de los ex-propietarios debieron intereses contradictorios: del gran capital, que
conformarse con bonos "eompensatorios' y espe- trata de ocupar los espacios económicos naciona-
ranzas futuras. La nueva burguesía búlgara, cuyo les, y de los nuevos capitales búlgaros, que por
repre sentante es la Unión de Iniciat iu a P r iu ada de ahora no pueden competir con el primero y nece-
los Ciudadonos, también criticó la medida, por sitan tiempo para su estabilización. Probable-
supuesto visto por el prisma del interés particular. mente, esta controversia concìuirá con la afirma-
Su presidente advirtió: "Las leyes de restitución ción del capital nacional asociado y subordinado a
introdujeron una fuerte tendencia restauracionis- 'los intereses del gran capital. Fenómenos eomo
ta, que encuentra fuerte rechazo por parte de la "Multigrupp" (Ìa empresa privada de Europa
mayoría de la población. Por resguardar esta ten- Oriental con mayor intercambio comercial con
dencia, se llegará inevitablemente a medidas au- EE.UU. en 1"991), sus contactos con Metrix Corpo-
Diciembre de 1992. afio 2. Ne s en ôêfensa del Sfiarxtrsmo

ration y sus intereses poco disimulados en cuanto Veamos su comportamiento enla última década:
al renglón más rentable de la eoonomía hilgara
la industria militar, usando eontactos a nivel - (deuda bruta en
parlamentario y gubernamental- seÉn más fre- millones de dólares)
cuentes. En todo caso la luúa entre los fferentes 1980 496õ,4
grupos económicos, mudras veces disimulada, 1981 4090,9
pronÍete ser tenaz, envolüendo así a todas las 1982 3500,1
estructuras del poder y a las fuerzas polítieas. 1983 3069,5
A hnes de 1989 se caleulaba que la propiedad 1984 2922,9
esttttal tenía un valor aprorimado de 12&150 mil 198õ 1lg,7
rnillones de levas (Económica, enem de 1g92, p. 1986 5511,6
31). 1987 7404
ïeniendo en cuenta la inflacirín íque segrín el róss 9L25,7
salario mínimo fue de 427*,, a eneÌo de 1g92) se 1989 10656,9
calculaunmonto de512-640 il millonesdelevas. 1990 11049,6
Por supuesto es sólo un cálanlo apr,oximado,ya que (1000 Días, L2 /6F.2)
algunos de los medios de produceión bdsicos están
casi totalmente amoúizados. Pem, por otro lado, el Hasta fines de 1991, Bulgaria acumuló 1,5 mil
valor simbólico de la tiena ha cr€cido eqrsidera- millones de nuevas deudas. Con los nuevos crédi-
blemente. Es dificil que las empÍesas militares (la tos y junto con los intereses, ya debe unos 1Z mil
propuesta presidencial es $re se implante una millones de dólares (168 Horas, ZB/ /\D.
moratoria de 3 a 5 aãos sobre su venta), la minería, ïlas largas conversaciones infructuosas con el
los ferrocarriles y la industria pesada sean priva- Club de Londres (al que se le debe un 80Zo de la
tizadas ahora (300-320 mil rniìlones de la industria deuda total), la parte búlgara'propuso pagar ?0-
ligera, el comercio, turismo, parte del transporte, 80 millones de dólares en los próximos meses y
etc). Los ahonos de la población, jnnto con el dinero cambiar deuda contra propiedad. La propuesta db
en circulación, no sobrepasan los 50 mil millones. abril 1992, cuando los acreedores exigieron L20
Por supuesto debemos afradir que más de la mitad millones en dos pagos, de los mil millones de
de las empresas están en qniebra activa (profesor dólares de intereses vencidos, fue calificada por la
Ganchev, 168 Horas, 1gg2). parte búlgara de "traición urÃ,gar" y "saqueo" (L6g
Segrín V. MolÌov "... Más del gO% de las em- Horas, 1U8192). El ministro de finanzas declaró en
presas están de hecho en qu_iebra, o su enorme mayo, regresando de Francfort "...Las ideas del
deuda hacia los bancos las hace invendibles" (16g Club de Londres en cuanto al pago de la deuda no
Horas, LO/3/92,p.4). concuerdan con los principios aceptados por la
;Qué pequefia o mediana empresa valuada parte búlgara" (168 Horas, 19/5lgL).
entre 5 y 10 millones de levas puede eomprarse si Kostov anunció su intención de mandar la úl-
se debe asumir su deuda, que varía entre 85 y 60 tima propuesta búlgara, a los bancos privados
millones? En este caso la empresa privada se directamente, en septiembre. En la práctica esto
orientará a la conquista de espaeios mercantiles significaría la negociación separada y bilateral. El
vacíos y no al mantenimiento o reparación de presidente de la comisión económica del parla-
empresas arruinadas. Este es, precisamente, uno mento, diputado por la UFD, Asen Michcovski,
de los problemas fundamentales: quién va a man- declaró: "...Si se llega hasta allí se verá la completa
tener estas empresas y con qué dinero. "Lamenta- incompetencia del gobierno búlgaro en negociar la
blemente empresas deficitarias siguen siendo deuda. Se abrirían las puertas a Ìa corrupción, la
ayudadas porel presupuesto con laideadeque esto preferencia de un bancofrente a otro, por supuesto
ayuda a la disminución del desempleo'-se queja frente a comisiones... Estoy seguro que algunos del
el asesor del primer ministro (1GB Horas, ZB/AïZ, gobierno desgsn ssf,e"-termina é1, (168 Horas, lV
A. Alexiev) De hecho, estamos frente a un círculo 8te2).
vicioso; por un lado, si desaparecen los subsidios El tema de la corrupción es uno de los más
estatales, el régimen actrral no podría subsistirpor delicados de lâ actualidad búlgara. Indudable-
la reacción social. Por otro, su púrroga presupone mente, en el régimen actual encuentra un medio
aumento de los impuestos a la población y a las mucho mejor de desarrollo que en el anterior. El
pocas empresas rentables, lo que les haría perder monopolio del comercio exterior, las innumerables
impulsoy también, tarde o temprano, aumentaría restricciones en cuanto a la actividad económicay
el descontento social. posesión de inmuebles, hasta la"moral socialista"
Otro problema actual es el de la deuda externa. que perjudicaban y limitaban a una parte de la
en defensa del S8arxlgmo Diciembre de 1992 . afro 2 . Ne S

nomenklatura, desaparecieron. Los numerosos es- nacional, no es uniforme, y depende eseneialmente


cándalos que sacudieron últimamente la vida polí- de los
oargutnentos"
que se Ìrsan.
tica búlgara demuestran un claro proceso de fusión Uno de nuestros economistas principales, pro-
de los intereses de la antigua nomenklatura y de fesor Gueorgui Petrov advierte sobre....el caúcter
representantes oficiales de UFD. Elocuente es el especulativo de las afirmaciones de gue sin una
caso de la empresa "Sofis",que en varios meses se política preferencial Íiscal y creditieia y medidas
conürtió de *lauad.ora d.e dinero rajo", según "De- especiales proteccionistas, para algunas ramas, la
mocracia",en empresa'respetable" (otra vez según economía búlgara será supeditada al poderoso
el mismo periódico). Desde que la "Softs" comenzó capital extranjero e implantada una estmctura
a subsidiar la distribución del Oficios, de repente eolonial". Para él es claro el objetivo de crear
fueron olvidadas las 2g.?00.000Ievas, del "Fondo condiciones peculiares '...para que los nacientes
de Paz y Solidaridad" creado en Lg?g y destinado a capitalistas búlgaros realicen mrís rápido su acu-
ayudar a países y movimientns "arnigosl Intere- mulación inicial capitalista con apoyo económico
santes son los contactos personales de los gober- del Estado... y probablemente con una tasa de
nantes demócratas con delincuentes internaciona- explotación más alta" (Revista Económiea, febr.
les. Probablemente, el más destacado es el en- 1992, p. 26).
cuentro, ocurrido en la ciudad suiza de Zug del Comienza a manifestarse así la contradicción
entonces ministro de Industria y Comercio pu- conocida del Tercer Mundo 'burgzesía nacional-
chkarov (actualmente sólo diputado de UFD) con imperialismo". No podemos analizar el discutible
Mark Rich, por quien hay una recompensa de papel "progresiste" de Ia burguesía nacionat. Sin
?50.000 dólares en EE.UU., donde tiene condena duda alguna ella concenüray dirige las tendencias
por unos 300 aflos. El mismo participó como prota- nacionalistas, tan peligrosas en la Europa de hoy.
gonista en el "escóndalo petrolero" de 1g92. El Estas merecen atención aparte como otro de los
anuncio de las conversaciones secretas de Kostovy elementos de las realidades postotalitarias. Las
E. Harsev (del Banco Nacisnal) con Alberto Capo- llamas de la ex URSS y la ex yugoslavia, por lo
lla, hicieron fracasar su posible cargo diplomático üsto, no se van a apagar pronto. Por el eontrario;
búlgaro. hay un enorïne peligro de que se extenderían a
Dentro de los últimos casos podríamos mencio- otros puntos"frtfuiles" del Este Europeo. "...ï,a in-
nar el de Neftochim (la refinería estatal búlgara). seguridad política, el decrecimiento eeonómico, la
Mientras que ésta debería itagar3rs{,o de impuesto desmoralización social, la criminalidad en alza y
sobre el petróleo crudo importado, innumerables otros hechos que acompaf,an toda crisis son caldo
fundaciones "estudiantilns y de inudti.dos" impor- propicio.del paso histórico de una ideologra que
taban eombustible refinado de T\rrqúa y Grecia. tiene como fin la liberación, hacia otra que buscá el
Sólo en este caso el perjuicio anual para el fisco desvío de la atención...'(Poul Ledway, Debati, 141
ascendió a 5 mil millones de levas. Además del 7/92). Anuestro parecer hay otro elemento impor-
perjuicio que sufrió la refineria después de las tante: mientras que anteriormente las burocracias
evidentes intenciones de hacerla quebrar. locales del enorme conglomera do "socialista" ce-
El Banco de crédito agrario fue el único liberado mentaban sus intereses económicos y políticos con
de impuesüos sobre la ganancia (con permiso es- un a i deologí a "antiirnp e r inlist a", supeditando I os
pecial del ministro de Finanzas). El perjuicio para "nacionalismo s" al *intemacionali srno p roletarin",
el fiseo: 96.665.000 levas. ahora ya éstas se convierten en partÍculas de la
La fundación "Sapio" personal del
-del amigo yasen Zla-
ministro y su ex colega parlamentario
órbita de las contradicciones imperialistas. por
oüro lado, la consolidación de una clase "capüa-
tcov --debe al fisco 900.000.000 levas. De nuevo lista" con intereses económicos contradictõrios
ayudado por el "arnigo desinteresado. Kostov. tanto a nivel nacional como internacional, pronos-
Sin duda alguna, en Bulgario se ha lleuad.o a tica luchas por oesferas de influenciao y "espacins
cabo un ptweso de acumulación origirwria y ha uitales", luchas que probablemente sobrepasarán
ap are cido la cla se de Io s cap ital istas. Sus intereses su fase política.
económicos están lejos de ser homogéneos, pero Antes de la desintegración de la antigua URSS,
paulatinamente se están uniendo entre sí, y junto Ios politólogos soviéticos localizaban Zg conflictos
con la administración del Estado, para vencer los potenciaÌes, 46 de ellos en el Cáucaso y Asia Cen-
obstáculos.que se interponen en su camino: sin- tral. Veinte de las 23 fronteras entre las repúblicas
dicatos y sus reivindicaciones sociales, el pensa- fueron calificadas de "peligrosas".ya en algunas de
miento socialista y socialdemíwata, y a veees el ellas se llevan verdaderas guerras. La heteroge-
capital extranjero. El papel de la administración neidad étnica de casi todos los países en cuestión
estatal frente a los dos polos: capital extranjero y los torna focos de conflictos potenciales. por lo
Diciembre de 1992. aflo 2. Ne s en defensa del Manxtsmo

general, los derechos de las minoúas y la Nación


El líder de la tercera fuerza política en eÌ parla-
propia se miden con duplicidad. AIgo iomo"yo soy mento, "El mouimi.ento pro derechos y libeftades",
patriota y tú nacionalisfo" sr,pa;,rrtiúa o clnuuinis-
ta".Dicho fenómeno es válido práúicamente para
{jmed Dogan, en una entrevista advierte: "...81
gabinete toma un curso rígido y crea condiciones
toda Europa Oriental. para la imposición de la llamada dictadura admi_
Los húngaros en Eslovaquia son unos 200.000, nistrativa". Más adelante se queja:.,...Es una pa_
en la ex Yugoslavia 450.000, en R,mania cusi radoja que el primer gobierno democrático co-
2.000.000. menzara a usar métodos no democráticoso, predi_
Erf Moldaüa, los rusos y usranianos son un ciénd_ole una pronta caída al gobierno actual, en el
277o;pero son mayoría a la izquierda del Dniéster. mes de septiembre ( 168 Horas,27/7/92).
En Kosovo vive un g(fi qlhans. Es que casi el 40Vo En realidad, no vemos ninguna paradoja. Las
de los albanos vive fuera de sr paÍs. En Bulgaria masas_quieren vivir mejor ya, mafrana. Su voto a
viven unos 900 mil aww';ni queremos tocar el los acfuales gobernantãs fue- dado precisamente
probÌema de Macedonia, donde es diffcil definir po-r esto. Apocos se les ocurría pensar en la posibi-
quién es quién. lidad de renunciar a la seguridad social, eduõación,
En Bosnia-Herzepvina los serbios y croatas derecho al trabajo. Precisamente por esto el ocosto
son enemigos, aunque tienen intereses semejan_ social" delareforma de ninguna marrera permitirá
tes- separar más territorios parìa flrs países. Es el "libre juego democrdtico,, menos todavía
muy probabìe la libanizaeión conpleta de este país en
países cuya población está acostumbrada a ciertos
o el surgimiento de algrin esüadomusulmán tutela_
logros sociales. La futura aparición de regímenes
do por Thrquía. En Kosovo ya se están creando autoritarios es un proceso lógico. Apuntarán
órganos de poder local con cierta autonomía. En esencialmente contra el descontento social organi_
caso de algrÍn conflicto allr' es posible la intromi_
zado y especialmente contra las reiúndi...úrr",
sión albanesa. En Macedonia Oceidental los alba_ sindicales.
neses son también mayoría Anuesbro parecer, tal
El líder del Partido Socialdemócrata Búlgaro, p.
vez éste es el punto másneun{lgico de los Balcanes,
Dertliev, después de haber salido de Ia UFDldecia-
porque involucra directamente los intereses de
ró: "...No ha llegado el tiempo del capitalismo
varios países colindantes. y no sólo eso, sino tam_ salvaje en Bulgaria, ni el pueblo búlgaro va a
bién el choque entre las rcliqiones más-intoleran_ aceptar este fenómeno', (Debati , 2l/7/gr). Si pre_
tes y cristianc ortodoxos. El peli- tende impÌantar el capitalismo socialdemócrata y
gro-musulmanes
real no consiste tanto en problemas dã la occidental en Bulgaria, este hombre debeúa ei-
política internacionaì, sino en sr inseparable re_ plicar su método. En cuanto al pueblo búlgaro,
lación dinámica con los problem.ss intcÃos de cada
estamos de acuerdo que no va a acepta" po" 1",
país. Históricamente, está comprobado que el
na_ buenas dicho fenómeno, de allí se údamentan
cionalismo es el mejor medio de unir una nación. y pronósticos.
siempre esta unificación reguiere un enemigo.
A modo d.e conclusión ficmw úIo reafirmar _ Ultimamente, se hace mucha alusión al camino
de Alemania después de la Segunda Guerra
nuestro pesimismo en curnÍo a la rcgi.ón dcl Este
Mundial, mostrándola como elempÍo para nuestro
Europeo. Una vez más volvemos al relato del
ex
canciller húngaro Dula Hom: q3fs. f1{a menos que el corifeo ecãnómico, Kostov,
dice: "...Nuestro país está en un cruce de caminos:
"...Los llegados de la noche a la mafrana al uno hará de nuestro país el patio trasero de Eu-
po-der, élites en los países de la región,
llevan una rona..--El otro es el que moviliza
política malísima.. El núclm Ugado a Ía oposición, al país, como ha
movilizado a Alemania, la Alemania destruida
que preparó de hecho los cambios, fue expulsadó
d-espués de la Segunda Guerra Mundial..." (16g
del sistema social. Vino at poder aquella nueva Horas, L9/2/92). El expeúo económico del paÉido
oposición conservadora de derecha, constituida Socialdemócrata, profesor Gancho Ganchev, en
esencialmente por la nobleza provincial, los snobs
conversación personal fue más directo: ,,No que_
de la ciudad y su clique. Esta eÈte estrá frrá"te-"nú
remos el capitalismo latinoamericano, queremos
encaminada hacia puestos y tíhrlos, pero también
el de Alemania después de la guerra". Lamentable_
.racia una dirección centralmente dirigida. (24 mente, los brrenos deseos no siempre se transfor_
Horas, 18-19 de julio, tomado de Der Spiegel). man en realidades. Las diferencias entre Bulgaria
Esta dirección de hecho es la elave y ól medio de
influenciar los procesos económicos que están {e ìoy y AÌemania de entonces son abismãles.
BuÌgaria-sale de un período de relativo bienestary
transcurriendo dentro del Estado, esenõialmente va hacia lo peor de Ia crisis. Alemania salió de unâ
en provecho propio. Tbmbién es el medio de res_ guerra total para comenzar su reconstrucción. por
guardar el poder político.
fin, no puede esperarse vn "plan Marshall" para
€ü dldonÊ. dsl lfarxlgno Diciembre de 1992 . aõo 2 ' Ne 5

Europa Oriental. Pero veamos las realidades en del sistema "dernocró.tico'.Por otro lado,las deci-
resumen: la depresión seguirá durante 1992 en siones políticas reales tienden a concentrarse en
gran medida gracias a la descomposición de los entidades "nombradas" y no eÌectas por el voto
mercadog tradicionales. popular. Cadavez más éstas expresan los intereses
La caída de la producción será de por lo menos de la nueva clase capitalista y sus fracciones.
lO a t2% 6asta t67o) Para t992.
La inflación en 1992 será, por lo menos, de 60- Los sindicatos inevitablemente chocarán con el
?0%. ïbniendo en cuenta los múltiples frentes gobierno, cualquiera que éste sea' In mismo se
inÍIacionarios potenciales, podría sobrepasar .el podría decir sobre el Parlamento "democrd.tira-
l$%o. mente electo", Las medidas autoritarias futuras
Los ingresos reales seguirán disminuyendo, deüenen de la imposibilidad objetiva de garanti-
limitando la demanda interna. zar alavezla acumulación interna capitalista y un
El desempleo alcanzará, por lo menos, a finales nivel de vida mínimo de ìas masas. Amedida de su
del aflo S2, a 800-850 mil personas, es decir 26% de consolidación, el nuevo Estado capitalista tendrá
la población aetiva. Si comienza wt proceso de que emplear cada vez más sus instrumentos re-
quiebra masiva, cuyas premisas existen, el des- presivos contra el resurgimiento de la ideoìogía
empleo fácilmente alcanzará 1.000.000 de perso- comunista vuelta hacia sus fuentes históricas y la
nas. oposición sindical.
El déficit presupuestario marca una tendencia La otra variante, peor y en la que no queremos
en alta, limitando los progtamas sociales, salud, pensar, es la agudización de los conflictos étnicos
educación, etc. dentro del país o una explosión nacional regional,
Sin un clima político-social favorable no se una especie de internacionalización del conflicto
esperan inversiones (porlo menoshasta 1993). Por yugpslavo. La existencia de un partido "tltrrco", el
la eolifícoción de riesgo de inuersiones, Bulgaria tercero en la vida política búlgara y con altísimo
estú en el lugar 114 dE ln lista mund.inL Como se- poder de decisión (los votos de sus representantes
fiala el profesor lvan Angelov: "...81futuro finan' sumados a una de las fuerzas políticas, UFD o PS,
cinmicnto de la refonna búIgara debe apoyarse en dan la mayoúa calificada para las decisiones par-
fucrzas lrcales esencialtnenúe' (Economí*, maÍzo, lamêntarias) levanta muchas preocupaciones. En
r992). cualquier momento el"Mouirniento pro derech.os y
Dicho de otra forma: la acumulaetún "intema" libertad.es" puede provocar una crisis guberna-
del capital será respaldada por el empobreci- mental. Y sus líderes supieron sacar dividendos de
miento abeoluto de la mayoría de los búlgaros. esta circunstancia. Fundado sobre Ìas bases del
No debemos esperaÍ acceso importante a los "Mouirniento de Liberación Tttrco Nacianol", exis-
'mereados tente antes de 1989, el MPDL lleva una política
occidentales. Aunque fuéramos acepta-
dos eomo miembros asociados de la CEE, habría un "cuyo determinante es el interés, no las ideas y
largo proceso de adaptación, de por lo menos 7 a 9 principios. Yno el interés de sus electores, sino el
afios. Y si nosotros abrimos nuestros mercados, de su cúspide y los intereses turcos con eÌla relacio-
(según el principio de reciprocidad) el desempleo nados" (Rev. Postfactum, 3L/8/92)' Como concluye
pasará los 2.000.000 (ver Economía, marzo, 1992). más adelante la revista "...este movimiento apa-
La tensión social seguirá en auge. Sus fuentes reció en la escena política no por buscar ìugar en
directas son el empobrecimiento absoluto, la in- ella, proponiendo alternativas en sentido político y
flación, la situación de los jubilados, la restitución. económico, sino con objetivo de ser unificada y
Crece el peligro de demagogos y populistas dentro separada la comunidad turca en Buìgaria"'
Diciembre de 1992 . aõo 2 . Ne S en defensa del Manxlemo

Deudaexterna
latino en el
Quinto Centenario
(apuntes sobre una larga historia)

por Pablo Rieznik

si el Quinto centenario evoca el saqueo coroniat-secutar que integró a


lnteíirp Lafina a la civiliacíon capítatista, er fenómeno de lo que se ítama
'qt&uúmiento externo'no puede ser soslayado, Muanismo privitegiado
& h sargría de rewrsos continentales, se encuentra en las antípodas
hiâóricas de los mecanismos de expropiación primitiva. Estos úttimos
siwienn a la mnstitución del mercado mundiat y a ta consotidación de ta
wiahd burguesa moderna. Al ontraria, la denominada deuda erterna se
únn n h rya mntemporánea como evidencia de su definitiva desnm-
rrcidón, tesümonio del agotamiento det targo prrceso que tiene en el
trstbrimiento'un hito inicialdecisivo. por esto es tegítimo identificarta
a no anfrsación terninal o tinal, síntoma de una larga "historia, y cinco
r*tos de opresión. se trata precisamente de caracterizar elfenómena del
qhrtamiento de las naciones semiaroniares en su dimensión histórica.

Septiembne delgg2
El tema de la deuda externa es doblemente pertinente en los encuentros
y análisis referidos al de,nominado euinto centenario. En primer lugar,
po4toe si en la historia de estos cinco siglos la marca de laìpresión y ei
sonetimiento es uno de sus caracteres distintivos, no es otro ìl signo del
pmpio fenómeno de la deuda; es decir, el de un instrumento crónico de la
superexplotación de nuestros pueblosy de confiscación de sus riquezas. En
seqnndS lugar porque, al peso o dimensión histórica del problema del
endeudamiento externo es necesario agregarle la enorme envergadura de
su presencia en la reaüdad actual de América Latina. En las últimas dos
décadas, la deuda externa se ha convertido en sinónimo de un proceso de
extorsión sin precedentes, cuyas consecuencias sociales, econó-icas y
políticas dominan el escenario continental. Esta doble consideración es Ià
que ordena los puntos que consideramos opoúuno destacar en este trabajo.
ên ôefensa del Marxlgno Diciembre de 1992. afio 2. Ns 5

millón de libras. Se trataba de un préstamo con-


Deuda e Historia traído en su momento por el gobierno portugués en
la capital del imperio britrínico con el objetivo
No hubo necesidad de crear o fraguar una rela- de... combatir el movimiento independienti sta. Lo
ción contractual de débitos y acreencias para que que vale para Brasil, desde tal circunstanciahistó-
América Latina fuese incorporada desde el siglo rica iviür encadenado a sus acreedores, espe-
XVJ al circúto del mercado mundial como fuente cialmente los banqueros ingleses'(2)-- no es me-
de recursos y objeto de rapifla ilimitada Nuestro nos válido para el resto de los países latinoameri-
continente y su población original fueron esquil- canos.
mados a partir de entonces, cuando se constituye- En la misma época del"Grin de lpiranga",la
ron en una pieza clave del mecanismo de la deno- banca inglesa ocupaba financieramente la Argen-
minada oacumulnción primitiao', por medio de la tina. El primer préstamo contraído por el país en
cual se concentraron en Europa y sus principales 1825,bajo el gobierno del primerpresidente argen-
potencias las masas de capital que fueron la base tino Rivadavia- fue también un
decisiva de la emergente sociedad burguesa de la
-Bernardino
"rnodelo" de operación leonina. Aunque la Banca
época. America Latina.aparece en la historia mo- Baring Broth er s "p restó" I millón de libras, Argen'
dema como "deud,ota' en este sentido paúicular tina nunca recibió sino una eantidad equivalente a
antes que la formalidad del endeudamiento pro- prácticamente la mitad y, aún aú en papeles
piamente dicho hiciera su aparición. Hasta el co- crediticios en beneficio de los comisionistas y co-
mienzo de los ochocientos se estima que, comõ frlto merciantes ingleses residentes en Buenos Aires y
oer-
de la colonizaciôn espaõola y poúuguesa,fae que controlaban el recién fundado Banco de Des-
patriadn" un monto equivalente a poco menos de cuentos, la primera institución financiera onacia-
100.000 toneladas de plata (1). nal.T-a,hipoteca que significó este préstamo tuvo
,La sustracción de metales preciosos y el exter- tal magnitud que el pago del mismo, que multipli-
minio de las poblaciones indígenas representa el caba varias veces el monto or@i,bid'oo, recién pudo
opagoo
original con el que las futuras naciones saÌdarse...un siglo después, en 19O4.
latinoamericanas contribuyeron a poner en pie el La asfixia frnanciera y la atadura semicolonial
mundo capitalista contemporáneo. La historia co- . del endeudamiento,es una constante de la historia
lonial de nuestro continente es una de las manifes- latinoamericana. Fue el cobro de la deuda de Mé-
taciones incontrastables de que el capital, segrín jico el que provocó en 1861, la llamada Convención
una célebre definición, viene al mundo chorreando de Londres, mediante la cual Inglaterra, Francia y
sangre y lodo por todos los poros, desde los pies a la Espaf,a acordaron una acción militar común para
cabeza. El "nueuo mundn" fue, por esta úa, tribu- ejecutar sus créditos impagos. La invasión conjun.
tario de un fenómeno histórico revolucionario, a ta comenzó con el desgmbarco de tropas en el
partir del cual las fuerzas productivas de la hu- pueúo de Veracruz y, más tarde, quebrado el acuer-
manidad cobrarían un desarrollo sin precedentes. do original de las potencias europeas, se transfor-
La era del capitalismo habfu comenzado. mó en la ocupación de Méjico por las tropas fran-

Al principio: los banquenos ingleses


cesas
-y la instalación en el poder de Maximilia.
no, archiduque de Austria-. Ios invasores serán
derrotados por las fuerzas nacionales, bajo el co-
Cuando termina la etapa de la Colonia, Amé- mando de Benito Juârez, cuatro af,os más tarde.
rjca Latina surgirá como un conglomerado de A comienzos de este siglo se produce, por idén-
países que gozan de la independencia política pero ticas razones, la segunda gran operación bélica
perÍnanecen sujetos, desde su mismo nacimiento, contra un país odeu.dor", esta vez contra Venezue-
al estigma de la deuday el vaciamientofinanciero. la. Fue emprendida en forma conjunta por los
La extorsión usuraria del capital que sg presta a gobiernos de Inglaterra, Alemania e ltalia. La
interés es un dato congénito de nuestrahistoria. exigencia era el cobro de la deuda por un monto casi
Brasil es un caso paradigmático, aunque no el ocho veces superior al estimado por las autorida-
único, porgue al consagrarse como nación "inde- des venezolanas, como resultado de la acumula-
pendiente" "osurnió" como propio el pago de 1,4 ción exponencial de intereses. Através del bloqueo

(1) Ver CQGGIOLÁI Osvaldo; "L492-L992 - El capitalismo festeja su senilidad" en "En defensa del marxismoo, Aõo
I Ne 3, BuenosAires,úril 1992. :
(2) FERREIRA" Pinto; "Capitais estrangeims e dÍvida externa do Brasil", Editora Brasiliense, Sao Paulo,-1965.
Diciembre de 1992 . aõo 2 . Ne s en defensa del MarxÍgmo

y el bombardeo de puertos venezolanos, los acree_ bierno norteamericano y del National City Banlr
dores impusieron sus puntos de vista en los hoto- of New York. Los om&rines" ocuparon el
colos de Washington, firmados en 1g03 (B). iaís di_
rectamente en 1915 paragarantizar estos atrope_
llos y... cobrar la deuda. Un itinerario casi idénúco
. Estados Unidos y las.olonias' siguieron los acontecimientos en Nicaragua,
caribeõa8 guando en los primeros afros de este sigli un
funcionario de la United Fruit asumió la presiden-
Fue con el mismo pretexto del endeudamiento cia,lo gue noimpidió, arios más tarde,lainterven_
que los países del Caribe quedarm tempranamen-
ción militar directa, la guerra civil y la resistencia
te coìocados bajo el dominio de las potencias acree- liderada por CésarAugusto Sandino. Cuando éste
doras, aunque en este easo el papel decisivo le es asesinado y se inaugura la era de los Somoza, el
coruespondió a los Estados Unidos, que irán pro- entonces presidente americano -Franklin Delano
gre sivamente desplazan do a grs competidore J del
Roosevelt- caracterizará en términos sumamente
Reino Unido en su rol de dominadores de la econo_ claros esta parte de la historia nicaragüense y
mía latinoamericana, de sr:s redes financieras, continental. Nos referimos a su juiciJ públicã
comerciales y produedvas- En 1901, el Senado sobre el general-dictador nicaragtiense
norteamericano votó la llamada Enmienda platt Somoza-: uEs un hijo de puta, púo es nuestro-"Tacho',
(por el apellido del senador por Connecticut que hijo
de puta".
elaboró el proyecto) que, pom después, fue incorpo- '
rada a la Constitución de C\rba y que colocaba á la
Deuda e inperialismo
isla como una suerte de prorccfurado yanqui: el
gobierno local consentía, según lo estipulaba su
La deuda externa, por lo tanto, constituyó
Carta Magna, que Ìos EsÉadc Unidos pudieran desde el siglo pasado no apenas un instrumento
ejercitar el "derecln de intswnción y fi scalizar el privilegiado del proceso expropiatorio que domina
manejo de la deuda príblica para rìesguardar, de toda.la historia latinoamericana. Apareció, ade-
este modo, Ias operaciones del capital financiero más, junto al acto mismo de emancipación conti_
norteamericano.
Por otro oacuerdan de caract€Ìísticas similares, ler-rtal db lametrópoli ìuso-espanola, como símbo-
lo del imperialismo modérno cuyas características
el gobierno estadounidens€ s€ hizo cargo desde definitivas quedarán consohdádas sobre el final
febrero de 1905 de los ingresos aduaneros de la del siglo pasado y comienzos del actual: dominio
República Dominicana, cuJros fondos eran girados de la oligarquía financiera, bloqueo al desarrollo
enun 60Vo a un banco de Nuevayork, para cubrir de las fuerzas productivas autónomas, interven-
las deudas de la nación caribeúa cor, À* presta_ ciones armadas, violentación de Ia soberanía de
mistas. Por supuesto, el endeudqmisntn estaba los países atrasados, conversión de estos últimos
totaÌmente "inflndn'por el arbitrio de los propios en semicolonias de las potencias capitalistas más
acreedores, al punto que la deuda externa domini_ desarrolladas.
cana alcanzó en aquella época una dimensión su_
La bancanota permanente de sus finanzas, el
perior a 20 veces los ingresos anuales totales del
carácter sistemático de deudores del capital ex_
Estado.
tranjero y la transferensia igualmente eìtructu-
Los "desórdenzs" financieros justificaron luego ral de sus recursos al exteriõr caracterizan a los
Ia invasión directa de los Estaãos Unidos en ia países latinoamericanos como naciones oprimi-
segunda década de este siglo, aryos gobernadores das, sometidas por el moderno capital financiero.
administraron el país hasta 193ô. En este sentido no ha perdido actualidad la deffni-
No es muy distinto el caso de Haid que comenzó ción formulada casi ocho décadas atrás sobre este
pagando por su independencia 150 millones de
rasgo definitivamente esencial de Ia época con-
fra-ncos en 1825 y que más tarde, ya en el nuevo temporánea: "el mundo ha quedado dividido en un
siglo, fue obligado a colocar sus aduanas, ordena- purlado de Estados usureros y una mayoría gi-
miento presupuestario y también su principal ins- gantesca de Estados deudores"(4). En el proceso .
titución financiera estatal bajo el control del go- constitutivo del endeudamiento externo de Amé-

3)ver LEMOINE, Julián; a,a deuda extema', Cuadernos de EÌ Periodísta,A.õo


1Ne Ed. La urraca, BuenosAires,
1985; y VEG.\ Juan; Deuda Externa, delito deusura internacional", Ed. Ciencias1,Sociaìes,
La Habana, 19g?.
4) ver RIEzNtrç Pablo; tndeudamiento externo y crisis mundial",
Ed. consejo Latinoamericano de ciencias
Sociales (CLACSO), Buenos Aires, 19g6.
en defensa del Menxlsmo Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5

rica Latina, en la etapa post-colonial, la e:çorta- de dólares, de los cuales el 60Vo debían saldarse
ción de capitales así como los negociados fraudu- precisaúente entre 1964 y 1965. Más instructivo
lentos, la utilización de la fuerza y el monopolio de todavía es que el "New York Timeso definiera en
prestamistas'concentrados en la plaza londinense, aquel mismo momento a la instalación del régimen
evidenciarán por anticipado características bási- de Castello Branco como la "única operación finan-
cas del imperialismo, que como realidad dominan- ciera de rescate para Brasil'(5) y que la reestruc-
te dô la economía y la política mundiales, es el turación de los pagos externos fuera la primera
fenómeno esenciaì del siglo )OL preocupación del Ílamante régimen militar. En las
antípodas, el gobierno eubano venía de repudiar
Asfrxia frnanciera y las deudas y expropiar la propiedad privada de los
crisis política en los 60 medios de producción.

Con el desenvolvimiento histórico de este proce- Benefrcios declinanúes


so, se producirá en formaprogresiva e irrefrenable y capital frcticio
la declinación de Ìa hegemonía británica en la
economía mundial. Quedará abierta, al mismo De todas maneras, la cuestión del endeuda-
tiempo, una larga etapa de crisis y convulsiones miento no había adoptado todavía las característi-
económicas, sociales y políticas. Esta es la caracte- cas explosivas que registraría en el período Si-
ústica esencial que dominó el amplio período que guiente. Es a partir de la década del setenta,
va desde la"Gran Guerra" del 14, pasando'por la cuando modificaciones que se venían desarrollan-
quiebra generalizada de los afios 30 y que cuknina do en la economía mundial cristalizan, para produ-
con la Segunda Guerra Mundial. Es precisamente cir el crecimiento de la deuda en dimensiones
en la posguerra y particularmente cuando se ter- desconocidas en el pasado y conveúirse en el eje de
mina la denominada reconstrucción europea, que una empresa de explotación de los países atrasa-
se produjo la segunda gran oleada de endeuda- dos sin precedentes en la historia preüa. En la
miento de los países laüinoamericanos. Ia deuda vasta literatura sobre el tema existe desde hace
externa volveiá a crecer, entonces, bajo el dominio tiempo una evidencia muy amplia sobrelas causas
directo, en un principio, de instituciones u orga- de estamoderna colonización del capital financiero
nismos finanôieros controlados por los gobiernos sobre las naciones denominadas periféricas; colo-
del "Primer Mundoo (Fondo Monetario Interna- nización que toma un vuelo inusitado desde hace
cional, Banco Mundial, agencias y programas ofr- aproximadamente dos décadas atrás.
ciales de "ayuda" y "cooperación", etn.). Sefialemos aquí dos factores esenciales. Prime-
Esta primerafase de Ia etapa más reciente dela ro: la sobreofeúa de recursos creditieios y produc-
historia del endeudamiento externo latinoameri- tivos que deviene de la disminueión en el ritrno de
cano conducirá a un estrangulamiento notorio de crecimiento de la economía mundial, fenómeno
las principales economías del continente en la que comienza a manifestarse en la segundamitad
década del 60, cuando la carencia de diüsas y el de los aios sesenta y que derivará en la crisis
deterioro de los términos del intercambio provocan general de 1975, cuando la recesión se extiende a
no sólo la bancarrota eeonómica sino que se pro- los principales países capitalistas. Segundo: lo que
yectan como crisis generalizadas de los iegímãnes se denomina internacionalización de la actividad
políticos. Son los aflos marcados, por un lado, por bancaria privada, una de cuyas expresiones es el
la Revolución Cubana, de enorme repercusión en enorme crecimiento de las Íiliales y sucursales de
todo el continente y, en el polo opuesto, por el golpe las grandes corporaciones crediticias en países
militarbrasileflo de 1964, de connotaciones obvia- extranjeros. Las sucursales de los bancos norte-
mente contrarrevolucionarias dos af, os ameúcanos, por ejemplo, se multiplicaron entre
más tarde por la implantación -seguido
de la dictadura del cincoy siete veces conforme las diversas estadísüi-
general Onganía en la Argentina-. Es muy ins- cas (no siempre coincidentes) entre el comienzo de
tructivo, en relación a nuestro tema de análisis, los 60y frnes de los 70. Como parte de este proceso
que el desplazamiento de Joao Goulart estuviera los activos y pasivos exterúos de numerosos bancos
entonces "justificada" en buena medida por la ce- y plazas financieras superaron en volumen a los
sación de pagos del país, cuya deuda externa se domésticos y, por sobre todas las cosas, se convir-
acercaba en tal circunstancia a los 4000 millones tieron en sufuentefundamental de ganancias. Ios

(5) Ver CALCAGNO, Alfredo y MARTINEZ, Amalia; T,a evolución de la estrategia de los bancos acreedores", Centro
de Economía Internacional, BuenosAires, diciembre 1988.
Diciembre de 1992 . afio 2 . No 5 en d,efensa del Sfanxlgmo

beneficios por operacionesinter:nscionales de Ìos 7 ros. De este modo el endeudamiento, más que una
bancos líderes de los Estados Unidos pa.saron de operación normal de débitos y créditos, es un ins-
ser el22%o de sus ganancias totatres en 19?0 al 60% trumento expropiatorio que viabiliza el Ílujo de
en 1982 y produjeron el g5% del insemento de las lucros y beneficios obtenidos de un puro mecanis-
ganancias totales de los 13 bancos bderes de los mo de confiscación. Conforme una antigua defini-
Estados Unidos entre 1970 y 19?6 (6). ción del capital financiero, éste representa la for-
Este resurgimiento de ta denda en los afros 70 ma pura de expropiación del capital sin su coïTes-
fue, por lo tanto, una úa de escape a las rtifigulta- pondiente modo de producción. Su función es
des manifiestas de la eeononÍe mmdial; esto, completamente parasitaria.
como consecuencia de la sohneacmulaeión de ca-
pitales que no encontraban ocqaclOn productiva Crisis de ta.*qnemía capitalista
o, lo que es lo mismo, unatasa de lucro msceptible
de valorizar las inversiones a psrtirde laplusvalía En una época en que tan ftaudulenta como la
obtenida mediantê la explotacifu del trabajo asa- deuda es la glorificación del "mercado" --que ha
lariado. La tasa de ganan,-ia rx' es un indicador sido semi-abolido por la acción de las empresas
abstracto de eficiencia, puesto çe nide el retorno monopólicas y sus vínculos con el poder estatal-
de la aplicación original en los térninos excÌusivos debe seflalarse este significado cualitativo de la
del valor creado por la masa ile trabafu viva, puesta deuda: testimonio, por un lado, del agotamiento y
en moümiento durante el proeso productivo. (Es la crisis contemporánea de la economía mundial
claro que en la eventualirìrrì de .rnr producción capitalista, y revelación, por otro lado, de la na-
totalmente automatizada +cn,lmcia real del de- turaÌeza semicolonial de los países atrasados. Para
sarrollo de las fueruas produ*in:as_., la tasa de destacar este último aspecto indiquemos que los
ganancia quedaría reducida a oero; salvo gue se ncontratos'de la deuda
son reveladores por sí
atribuyera a máquinas y robm rma suerte de mismos de esta relación de sometimiento nacional:
espíritu particular creador de tucro" A pesar de lo la tasa de interés la fijan los acreedores, las dis-
absurdo de esta proposición, esüa especie de "ani- putas b conflictos sobrevinientes se dirimen en los
mismoo de los productos del uaball hum".6 lsss- tribun ale s de...Nueva York y la política econ ómica
rre lo esencial de la economía adémicay vulgar del deudor queda condicionada a la aprobación de
dominante). Los movimientos de ìa tasa de ga- organismos "internacionales" de crédito que se
nancia, cuya tendencia secular es declinante por el encuentran bajo la dirección de los funcionarios de
aumento proporcional de los activos fijos en rela- gobiernos de las potencias capitalistas más avan-
ción a la fuerza laboral aehrante en la producción, zadas. No obstante, se considera ajeno a la ciencia
1

regulan la producción e^pitalisÊa sobre la base de social, al enfoque académico y hasta a Ia propia
Ios límites impuestosporelpropio capital,lo que se realidad el plantear la existencia y agravamiento
revela en el hecho de gue I^a producci,ón se bloquea de la explotación imperialista!
o detiene no cuando las necesirledes de consumo Más decisivo todavía es, en una apreciación de
han sido satisfechas sino allí dmde el retorno conjunto, comprender la diferencia cualitativa
empresario decae o desaparece. entre este saqueo moderno que vehiculiza el en-
Ahora bien, si en la base del fenómeno de deudamiento y sus antecedentês en el pasado,
exportación de capitales, propio de la época impe- apuntados en el capítulo anterior. Si el proceso
rialista, está presente la brúsqNr€dâ de una recom- histórico de rapiõa original de nuestrospaíses tuvo
posición de Ìa tasa de ganancia (susciÈada por la características congénitas brutales y terribles, su
utilización de los necursos ateriales humanos función civilizatoria, por así decirlo, estuvo deter-
más baratos que ofrecen los países atrasados), al minada por eÌ papel que cumplió en la acrrmulación
considerar la cuestión de la deuda importa preci- primitiva y en la constitución del mercado mun-
sar que sólo una parte de la misma puede conside- dial, una de ìas conquistas del desenvolvimiento
rarse realmente capital, es deeir, capitat dinero del capital y base imprescindible para su supera-
que se adelanta para su transformaeión efeúiva en ción como forma de organización social del trabajo.
capital productivo. En lo fundamental la deudafue En la actualidad el proceso confiscatorio de Ia
es- un fenómeno extorsivo cuyo monto se ha deuda es, por el contrario, una manifestación del
-y
multiplicado mucho más allá de los fondos reales agotamiento del modo de producción capitalista y
transferidos por mecanismos pur:g mentê financie- de sus limitaciones insuperables, de su tendencia

(6) Ver MARX, Karl; "El Capital, Tbmo III, Seción lbrcera. Ed. Siglo )Oil, Méjico, 1986.
en defensa del SÃarxtrsm.o Diciembre de 1992 . aõo 2 . Nc 5

a una quiebra de orden más general. Durante la corporaciones Íinancieras, eon sede en los países
púmera parte del siglo una serie de catástrofes capitalistas más avanzados). Algunas estimacio-
bélicas y crisis sin precedentes fueron necesarias nes calculan que por estos mecanism os"inuisibles"
para abrir la etapa del denominado "boam' eeo- América Latina oexpatril" en los '80 un rnonto
nómico que caractenzó a la economía capitalista aproximado de 300.000 millones de dólares, gue no
durante un lapso que, pintado con trazos gruesos, figuran en las cuentas públicas de su intercambio
abarca las dos décadas que cubren los aios 50 y 60. con el exterior. i En totalAmérica Latina envió, en
Importa entonces, ahora, comprender la expropia- la última década, recursos fuera del continente por
ción y destrucción de fuerzas productivas que se una cantidad similar a la producción de Brasil
materializa a través del proceso de endeudamien- durante dos aflos consecutivos o a la deArgentina
to, como una emergencia de esta impasse estruc- durante todo un lustro!
tural del eapitalismo moderno. Esto es, del hecho Cuando se hace referencia a la década del 80
de que ha cumplido definitivamente la misión comola"d,écada perdida" bastan estas cifras para
histórica que le es propia: concentrar los medios de representar lo esencial: una descomunal transfe-
producción que "dejan de aparecer como ptopiedad rencia de recursos hacia el centro capitalista para
de los trabajadores directos, conviúiéndose en cubrir los activos incobrables del sistema financie-
cambio en potencias sociales de la producción", ro, amenazado recurrentemente por una situación
"organización del propio trabajo como trabajo so- de falencia general. Las grandes crisis bursátiles
cial" y del ya sefralado "establecimiento del merca- de los últimos aflos (1987, 1989, 1991) estuvieron
do mundial" (7). En síntesis: las cadenas de la justamente asociadas a esta insolvencia latente de
deuda en un sentido amplio, por el lado que se Ìas la gran banca internacional y al hiperendeuda-
mire, no tienen ningunafunción progresivaparala miento del conjunto de la economía mundial. La
humanidad y deben ser liquidadas, con sus mento- deuda latinoamericana es uno de los extremos de
res y ejecutores. Como veremos enseguida, el una especie de trípode en el cual se asienta toda la
porvenir de nuestras naciones está en juego en esta frágil estructura del sistema financiero capitaìis-
encrucijada. ta. Los otros dos están constituidos por los présüa-
mos inmobiliarios en situación de incobrabilidad
Deuda y bancanota generalizada y por los créditos especulativos para
fusiones de empresas y maniobras bursátiles, al
La magnitud cuantitativa del proceso anterior- estilo que popularizara el film Tall Street" de
mente descripto es quizás el aspecto más conocido Oliver Stone.
o eúdente de las proporeiones alcanzadas por el
sâqueo contemporáneo que se disfraza con el eu- Para salvar a la banca
femismo de deuda externa. En la década del 80los
países latinoamericanos tran sfi rieron al exterior, El endeudamiento externo de nuestros países
en concepto de pago por los créditos externos, un es, por lo tanto, un eslabón de la cadena de "so-
monto del orden de los 250.000 millones de breendeudamiento" en la cual está empantanada
dólares...y el endeudamiento aumentó en una can- el conjunto de la economía mundial y, al mismo
tidad aproximadamente equivalente hasta alcan- tiempo, una tentativa por estirar los límites de
zar una cifra poco inferior a los 500.000 millones de sobrevivencia del capital en situación de quiebra.
la moneda noúeamericana. Pero, además, esto La transferencia de recursos hacia los bancos y los
contabiliza apenas lo que figura registrado en las países capitalistas avanzados debe ser definida
balanzas de pagos o cuentas oficialmente reconoci- como Ìrn operativo de rescate deÌ capital financiero
das del sector externo. Es decir, no incluye lo que se que condujo a los países latinoamericanos a la
conoce como "fuga de capitales" ni tampoco la mayor depresión de la historia contemporánea,
pérdida sufrida por lo que se llama "deterioro de los con sus terribles consecuencias en el plano social,
términos de intereambia', o sea, pagar más por los como lo revela el espectacular crecimiento de los
productos que se importay recibirmenosporlo que índices de pobreza, la reaparición de epidemias
se exporta (lo que en definitiva es una consecuen- continentales como el cólera, el sarampión y la
cia del dominio del comercio internacional por los tuberculosis,la demolición de los servicios públicos
monopolios capitalistas asociados a las grandes en materia de sanidad, educación, vivienda, etc. y

(7) verKATZ, Claudio; "Deuda externalatinoamericana: significadoytendencia"enRealidadEconómicâ, lebimestre


89, DD. AIDE, BuenosAires.
Diciembre de 1992 en defensa del Sferxigmo

el reforzamiento de una digrihcióa del ingreso en res de toda la historia latinoamericana. para ser
los términos de una polarizufoin descoaosids gn s1 úgurosos, el procedimiento actual de enajenación
pasado. de las empresas estatales de nuestros países es, en
El fenómeno gue definimos cmo operación de realidad, una segunda privatización. ya en el pasa-
rescate del gran eagitsl - rneierc hrvo varias do lagestión de tales empresas era completamente
fases a lo largo de la década del Eü que conüene extrafra a todo tipo de control público, sea de los
precisar (8). En una primera cÊalla, Iury de la productores, sea de los usuarios y a los fines de una
declaración de cesaci6n de pcgw dÊ Uéjico en 1g82, política de equilibrio y desenvolvimiento autóno-
todo el esfuerzo eshrvr ffi en inponer a mo de la nación. Por el contrario, son innumerables
las naciones latinoameriflmas el remocimiento y los estudios que prueban que las empresas públi-
estaüización de todos lc psivu srigiflsg por la cas funcionaban en realidad como mercados cau-
banca internacionat Se uatabs de dar'sqgz ridad tivos de un grupo selecto de proveedores privados,
jurídica" auna deuda sÍrscÈlr Do sólo a paúir de como tomadores de créditos de importantes enti-
intereses y comisiones usruiacr que configuran dades financieras de orden nacional e internacio-
operaciones de nahrrale-a dpli.üvn cn lrr esf,era del nal y como mecanismo de subsidio a las grandes
derecho penal-económi$, siú t-rnldón sobre la Íirmas industriales y agropecuarias.
base de puros negociados y frmdes que incluyen La "quiebra" de estas empresas estatales es
como endeudamiento I srfÊ!ú6 crÉditos que indisociable del conjunto de relaciones que las
carecen siquiera de regidro fu-mel en los sistemas habían convertido en el coto privilegiado de gran-
de contabilidad nacionale y cuyr únfu fortrcba" des negociados para ciertas corporaciones del capi-
es el propio reclamo del acreedr. Pr esta úa fue tal privado; es decir, de conglomerados monopóli-
eliminada toda pretnnsiib de üísciminar entre cos privados que, de hecho, controlaban sus redes
una supuesta deuda l€glúrr e itregÍtima mien- productivasy comercialesy que son los mismos que
tras, al mismo tiem1rc, se rgrrurtÍa a l,os Estados pasan ahora, merced ala "priu atización,, aser sus
latinoamericanos en garan6re de rÉhimainstancia propieiarios directos y exclusivos. El entrecomilla-
de las acreencias exigidas pon hc baneos. Es al do es deliberado, porque las empresas no fueron
servicio de esta política que el gutúerno mejicano "uendidas" sino entregadas por medio de una sub-
procedió entonces a la naçirnnlir-ión de su sistn- valorización compulsiva de su patrimonio y a
ma bancario, para reestnrctunrdo en función del condición de quo susviejasypesadas deudas finan-
pago-no, por supuesto, delnryndfoi-de sudeuda cieras quedaran, en la mayoría de los casos, inte-
externa. Es decir, fue una nachilización-estati- gralmente a cargo del Estado. Como, en buena
zaeión reaecionaria de la deuda qw, €n modalida- medida, los nuevos propietarios se encuentran
des diversas, se extendió a todaÂmÉrica Latina. La vinculados por innumerables lazos a los viejos
mal denominadaftolítirnn*lifuaf se apoyó en acreedores, se dio el caso extraorünario de que
un indiscriminsds sstari-srno a la hora de salvar a ante una suerte de quiebra, Ios acreedores se
Ios grupos privados naeionalesy e#anjeros oen- quedarán al mismo tiempo con la seguridad del
deudados" y cumplir con lc psgos de la deuda, pago de la deuda y con la empresa a un precio vil.
violando todo mecanismo dewrcado.
oPlan Brady\el punto ffnal
6Prhtdiz,ogiorrplJ1.
gn negocio finen"lqnl Con las "priuatizacionesu,los pagos ya realiza-
dosylos contratos dereestructuración de la deuda,
Una segUnda etapa mác recient€ y todavía en el sistema bancario internacional culminó la dé-
plena marcha tiene que ver m lae denominadas cada deÌ 80 "limpiando" sus balances en lo que
"priuatizaeianes" de empresas públir:as, que han respecta a lo esencial del endeudamiento latino-
funcionado como una vía para la llnmada "capi- americano. La coronación de todo este proceso es lo
talización de ln deuda'y, pm sobrre todas las cosas, que se conoce como "Plnn Brady", una suerte de
como un mecanismo finaneier,o para permitir la contrato final que consolida la ejecución de la
valorización y circulación de lm tíhrlos deprecia- hipoteca del endeudamiento pasado con la banca
dos del endeudamiento en manos de la gran banca. privada. En lo esenc ial, el "Plan Brady" es la con-
La forma mistificadora de los snálisis mnvencio- versión de la üeja deuda en títulos aÌ portador, de
nales encubre que detnás de las 'prbatizociarcs" úayor rentabilidad y fácil realización, garantiza-
se desanolló uno de los negocios rnás espectacula- dos por la compra de bonos del ïbsoro norteameri-

8) "CLARIN", BuenosAires, g agosto 19g2.


er dofensa d€l Menxlgmo Diciembre de 1992 . aõo 2 . Ne 5

cano por parte de los gobiernos latinoamericanos. aparece como acreedora del propio país, luego de
Lo que se denomin a "seeuritización' del endeuda- haberfinanciado con el endeudamiento del pasado
miento, mediante su transformación en papeles su fuga original de capitales y de haber transferido
más lucrativos y de acceso abierto a los mercados al Estado sus propios pasivos en divisas. Son ra-
Íinancieros internacionales, significa que los paí- zones materiales muy precisas, por lo tanto, las
sesdeudores ya no pueden recurrir al expediente que explican la "incapacidad" del denominado
de la moratoria paúiculaÌ con los bancos porgue "establishment" latinoamericano para frenar Ia
sus pasivos se han transformado en pagarés inno- sangría continental: es un socio privilegiado de la
minados, cuyo incumplimiento plantearía una moderna rapirla financiera de América Latina.
quiebra de orden más general. Ios intereses de los Si se examina el fenómeno actual de Ia deuda
títulos Brady son superiores a los del mercado y externa de conjunto, lo que debe concluirse es lo
comprometen a un servicio financiero anual tam- siguiente:el endeudamiento reposa ahora en bases
bién mayor que en el período previo inmediato. La todavía más frágiles que en el pasado y carece de
renovada carga económica que implica este proce- toda garantía, una vez que ha sido destrozado el
so sólo podrá cubrirse... con nn nuevo proceso de patrimonio público como parte del pago de las
endeudamiento; esto cuando acaban de consolidar- viejas deudas. Esto significa que la cuestión de la
se y reconocerse los nontos involucrados en la deuda externa, lejos de desaparecer con el inicio de
fraudulenta deuda externa preexistente. Por eso el los afros 90, está pìanteada con un carácter todavía
Brady no sólo es un plan de pago más oneroso que más explosivo que en toda su Ìarga y penosa histo-
en el pasado sino una plataforma para reforzar la ria. Es un componente de la crisis económica y
cadena del endeudamientoy sus negoeios: presen- financiera que amenaza con dermmbar todos los
tado demagógicamente como un operativo para pilares del mercado mundial; más concretamente:
reducir y eliminar el problema de la deuda, es, en del "orden internacionol" estructurado sobre la
realidad, exactamente lo opuesto. base de los equilibrios sociales y poÌíticos emergen-
Lo que acabamos de indicar explica por qué tes de la última posguerra, hoy definitivamente
"pese a los malabarismos financieros, los présta- agotados.
mos internacionales y al mismo Plan Brady, la
deuda externa de América Latina continúa cre-
*
ciendo"(9). Lo distintivo de la nueva deuda es que
los bancos no arriesgan capital propio porque ac- Al comenzar este trabajo sefralamos que los
ocelebra"
túan como meros intermediarios de la colocación aflos que el V Centenario comienzan con
de "bonos lntinoameríca,?oso en las grandes plazas la sangría de América Latina al servicio de la
financieras, cobrando suculentas comisiones de primitiva acumulación capitalista. Importa ahora,
intermediación. Por esta úa, "diez aflos después de como conclusión, recordar que este mecanismo de
que México desencadenó lo que luego fue mundial- doble expropiación, tanto de las viejas cìases domi-
mente conocido como la'crisis de la deuda', anun- nantes como de los productores de sus medios de
ciando que no podía pagar su deuda externa, los trabajo, ha culminado planteando las bases para
bancos se esüán llenando nuevamente de dinero, una tarea de orden histórico tan imprescindible
inyectando capitales en América Latina... aunque como progresiva. Una tarea que la deuda externa
esta vez hay una enorÍne diferencia: los capitales y la confiscación permanente a que somete a
no son suyos; los colosales préstamos de la década nuestras naciones y pueblo nos recuerda casi co-
del70 no existen más"(10). tidianamente. Los expropiadores deben ser expro-
El dato que falta es el siguiente, ilustrado por el piados.
actualmente "parad.igmótim" caso argentino: "los Si, en el primer caso, se trató de "la expropiación
mismos banqueros no pueden evitar reconocer que de la masa del pueblo por unos cuantos usurpa-
la mayor porción mas del707o- dores", la diferencia es que ahora se trata, sim-
-probablemente
de los nuevos fondos que Íluyen hacia el país plemente, de comprender las condiciones existen-
proviene de los recursos argentinos en el exterior" tes para "la expropiación de unos cuantos usur-
(10). Es deeir, es la clase propietaria nativa la que padores por la masa del pueblo".

(9) "INTERNATIONAL IIERALD TRIBUNE", LO/8192.


(10) "EL ECONOMISTA", BuenosAires, 11/9/92'

#- .: ,o.: " r *'


Diciembre de 1992 ' af,o 2 ' Nq 5 en defensa del Sfrarxtrsmo

Crisis fiscal y crisis


política en Brasil
PsÍ Atrdo Ramírez

El monto estimado del esquemade "trófïco de influencios" armado por


Collor a través del "esqre rns N Farias'íentre 6 y 8 mil millones de dólares),
refleja apenas una parte de las comisiones pagadas por la burguesía
brasileRápara eÌevar o simplemente mantener sutasa de ganancias, ilustra
el grado dã crisis de la econ omía capitn li sta brasilef, a, (una enorme cantidad
de din".o "negroo de las ernpresas que circula fuera de los Circuitos com-
prendidos por eÌ sistema ìmpositivoi. En efecto, comparemos ese monto con
la htalidaã dei PBI brasiìeno, calcuìado por el IBGE en 352 mil millones
de dólares (la Fundación Getulio vargas caleuló el PBI real en 400 mil
millones de dólares, mienrras que 'el PBI tributable en BrasiÌ no debe pasar
de los 200 mil millones de dóìares " (1). El no pago de los impuestos es una
de las modalidades burguesas para recomponer una tasa de ganacias
declinante, y ha aÌcanzado en Brasil verdaderos récords mundiales. Sólo en
el Fondo de Garantías de Despidos (FGTS), la evasión llega a Ìos 160 mil
millones de cruzados por mes r90 rnillones de dólares), mientras que en el
Finsocial la recaudacjón ca1-ó un 4lVc en el primer trimestre (720 mil
millones de cruzados, o sea 360 millones de dólares) (3). En Previsión,la
evasión calculada para p5te aio alcanza... los 86 billones de cruzados, "ocho
veces más que los recursos que el gobierno fija como necesarios para pagar
el reajuste de I47Vc a Ìos -iubilados y pensionados " (4). No existe mejor
retratã de la falencia de Ìa burguesía brasiÌefla como clase dirigente de la
nación.
La crisis fiscaì, a su vez. se transforma en un factor directo de crisis
política y cuestiona los propios objetivos del Estado (o sea, del conjunto de
ios expÌotadores). "Las grandes empresas e instituciones financieras' que
son los mayores contribul-entes del impuesto de la renta (IR), están recu-
rriendo a la Justicia y usando las brechas de la ley para pagar meÍìos
impuestos. La caída reaÌ de la recaudación del impuesto a la persona
jurídica, de enero a malzo! fue deì 52,'.7%a contra el primer trimestre del'91.
El gobierno también se comprometió eon el FMI a garantizar un superáüt
en el Tesoro Nacional del orden de ìos 300 mil millones de cruzados en este
trimestre. El Tesoro consiguió un superáüt de tan sólo 92 mil millones de
cruzados" (5).
Los objetivos inmediatos de la burguesía entran en contradicción con el
proceso capitalista en su conjunto, o sea, el proceso capitalista entra en
contradicción consigo mismo.
La crisis capitaìista lìeva a Ìa que fue la burguesía más poderosa de

(1) Conjuntura Econômica Ì'{e 6, vol. 43 San Pablo, 30 de junio de 1989'


(2)Folha de São Paulo, 26 de abril de 1992.
(3) ldem, 20 de abril de 1992.
(4)Idem, 23 de abril de 1992.
(5)Idem, 14 de abril de 1992.
en defensa dol Manxtsno Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5

América del Sur a abandonar toda veleidad de quiebra del sistema frnanciero y una enorme crisis
independencia en relación al imperialismo úora: industrial. El vacío de podernace de suimpotencia
ése es el contenido de los recientes acuerdos con el frente a la crisis económica y fiscal y es precisa-
FMI y del programa de estabilización, oficialmente mente esa impotencia la que dio lugar al surg'l-
apoyados por la Casa Blanca, a través de David miento de las denuncias de cornrpción y la que
Mulford, secretario del Tbsoro de los Estados explica que, frente a las denuncias, el gobierno
Unidos. Y ése es también el contenido de toda la caíga como un a"frutarnadura".La crisis políticay
política seguida en 199 I : privatización, "apertura el vacío de poder son, dèfinitivamente, una enorme
económíca" (Íin de la reserva de mercado y barre- presión para imponer al Parlamento la legislación
ras aduaneras), pago de U$S 11 mil millones a'los fiscal impositiva que reclaman el FMI, los bancos
acreedores externos, contra U$S 5,5 miÌ milloires y que sería nada menos que el corazón de la salida
en 1990, a pesar de que el PBI per cápita sufrió una negociada de la crisis" (9).
brusca caída. El Citicorp, mayor acreedor privado No por casualidad, la reforma fiscal fue el punto
del Brasil, anunció la triplicación de sus ganancias de paúida deÌ gabinete de Itamar Franco, y tam-
en el primer trimestre (6). bién el primer punto de crisis, sustituída por un
En cuanto a eso, un documento reservado del "ajuste fiscal transitorio' (aún no definido) y dando
IPEA (Instituto de Investigación Económica Apli- lugar a gna disputa pública entre ministros, así
cada) para el Ministerio de Bienestar Social del como la división pública de la coaüción de susten-
gobierno de ltamar Franco, revela una pérdida de tación del nuevo gobierno (que va del PDS al PI).
10,2 billones de cruzados (más de mil millones de
dólares) en las cláusulas del FGTS destinadoa la La crisis frscal brasileÍa
construcción de casas este aflo. Aello se le agrega
que "apenas el 67o del valor aplicado en viviendas La estructura frscal brasilefla es un formidable
por el FGTS es destinado a familias con ingreso medio de extracción de plusvalía suplementaria
inferior a 3 salarios mínimos" (7). (superbeneficios) a los trabajadores. Concebida en
Quien comanda el sistema de evasión es el su forma actual por la dictadura militar instaura-
sector llamado "mds dind.micoo de la economía da en 1964 (a través de la reforma tributaria de
brasilef, a (el exportador), justamente eI generador 1966), para atraer capitales extranjeros (garanti-
de divisas para el pago de la deuda erterna. Para zando las ganancias extraordinarias de las multi-
1989, se "estimaba que las exportaciones alcan- nacionales), fue la base del llamado "milagro eeo-
zarían un monto superior a los 40 mil millones de nómico" delBrasilynoha sido modificada ãn nada
dólares, muy por encima de los 33 mil millones esencial por la actual "detnocracin" (la Constitu-
registrados" (8). La sobrefacturación de las im- yente de 1988). Los impuestos inürectos (sobre el
poúaciones y la subfacturación de las exportacio- consumo) tienen una paúicipación de alrededor
nes son el mecanismo central de evasión, en este del60Vo del total de la recaudación tributaria. En
caso. los países capitalistas desarrollados, ese promedio
Este panorama confirma nuestra caracteriza- se encontraba en el 307o, presentando los Estados
ciórr de que Ia crisis fiscal, eloagujew rugr" dela Uni do s un réc ord d el 2 1 Vo, Holanda el 24lo y Sue cia
economía brasilefra, fue la base de la crisis política el31Vo.
del gobierno de Collor (el*esquema PC",pretexto La estructura de la recaudación tributaria en
de su caída, fue apenas la punta del iceberg del Brasil es extremadamente clara en cuanto al peso
conjunto de lacrisis): "El gobierno de Collorfracasó de lo que se recauda del trabajador. En 1989, el
totalmente en su tentativa de congelar las tasas de valor recaudado con el impuesto a la Renta re-
interés de los Estados brasileffos y refinanciar sus presentó un 18,24Vo del total de la percepción
deudas, en ir a fondo en el congelamiento de los tributaria. Sólo lo recaudado como Recursos para
salarios de los esüatales y en producir el desempleo la Prevención superó este total: en el mismo afro
en masa entre los funcionarios públicos. No con- alcanzó el récord del \9,78Vo. ilas Contribusiones
siguió imponer al Parlamento las reformas fiscales Sociales recaudan un valor dos veces mayor que lo
y tributarias exigidas for el FMI, porque la liqui- recaudado por el impuesto a la Renta!
dación del déficit fiscal propone la perspectiva de Un estudio reciente llega a la conclusión de que
un derrumbe de ramas económicas enteras, la en Brasil "el impuesto a la Renta personal" es

(6)Idem, 23 de abril de 1992.


(7)Idem, lade noviembre de 1992.
(8) Conjuntura Econômica, cit.
(9) Luis Oviedo, "El dernrmbe del gobierno de Collor", Prensa Obrera Ì,{D 360, 2 de juüo de 1992.
,-l
Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5 en defensa del SÁarxlemo

"esencialmente un impuesto sobre el rendimiento (préstamos o financiación) tendrían, en teoría,


del ürabajo asalariado urbano". El autormenciona desvenüajas. Pero, en realidad, esas ventqias o
que "en 1964, del total del impuesto a la renta desventajas son aparentes" (11).
recaudado en origen, LBVo se refería a rendimien- En el origen del sistema está, comoya se dijo,la
tos del trabaj oy vn60Vo arendimientos del capital. reforma tributaria hecha por la dictadura militar
En 1970, los mismos porcentajesfueron del orden en 1966 que, atacando los salarios, elevó la carga
del 507o y L7 Vo respectivamente' ( 10). tributaria delLSVo del PBI en 1963 alZ{Vo en 1'966.
Según otro e studio, realizado por el ex presiden- Esto porque fue hecha "para dinamizar el mercado
te de'l Banco Central del gobierno de Collor de de capitales, promover las exportaciones, estimu-
Mello, Ibrahim Eris, el sistema tributario grava lar a los sectores deprimidos e incentivar a las
las ganancias de'quien percibe hâsÈa un saÌario nuevas inversiones... Hubo un flujo de nuevag
mínimo enun367qy las de guien gana más de 100 prebendas y exenciones, configurando verdaderas
salarios mínimos eh un. ..L4%l(y estnsin contarlas donaóones al capital" (12).
ganancias no declaradas de los capitalistas y la Un punto en común a todas las fuerzas pro
evasión fiscal de éstos). A pesar de esa carga capitalistas (incluso al PT) es caracterizar que la
tributaria excepcional sobre los asalariados de crisis fiscal del Estado brasilerlo se original en el
bajas ganancias, la eargatributaria en el Brasil es costo representado por las empresas estatales y en
extremadamente baja, lo que demuestra que ella el déficitfiscal resultante, para la cual se propone
es prácticamente ineristente para los capitalistas la privatización. En verdad,la actual crisis tiene
(ilo que no impidió al PT proponer "incentiuos fis- sus orígenes en la recesión de 1982, donde la caída
celes" a los capitalistas en su programa de gobier- fantástica de las inversiones estatales, creó un
no, PAG, de 1989!). de sempleo estructural que hoy alcan za al t67o (con
la consiguiente caída de la recaudación) inició la
Carga tributaria en porcntqies del espiral creciente del refinanciamienteo de las
PBI T992 deudas externa e interna: "La caída de las ventas
de los bienes de capitales conüinuó comandando Ìa
Países % declinación en la producción industrial, pero no ya
USA 30,1 por el efecto de los altos intereses: a partir del inicio
Suecia 66,1 de 1983, euando los intereses cayeron sensible-
Alemania 38,1 mente, esta caída fue alcanzada por la decisión
Francia 43,8 gubernamentaì de cortar las inversiones de las
Brasil 21,* empresas estataìes y eÌ gasto de las administra-
ciones públicas. Este aflo las inversiones de las
Fuente OCDE, FGV. empresas estatales sufrieron una caída del LVo"
* Dato de 1989. ( 13). Esto llevó a otro autor a la conclusión lógica de

que "el problema principal del défrcit público re-


El deterioro de ese sistema por la crisis econó- side en las voluminosas transferencias del Estado
mica mundial y eI proeeso inÍlacionario resultante en favor del esfuerzo nacional del pago de las
(que beneficia impositivement€ a las empresas y obligaciones frnancieras externas... en la sobÍe-
sobrepenaliza a ìos asalariados de manera com- carga con el blanqueo de la deuda externa, ele-
pleúen$ria), está en la base de la crisis fiscal del vando los intereses internos y estatizando la deuda
Estado, por la estatización de las deudas y la externa y en el hecho de que el Tesoro desistió de
licuación de las deudas de las empresas: "Las gravar las ganancias realizadas en el exterior. Las
empresas con alto grado de liquida y/o que fr- exportaciones brasileflas están totalmente exen-
nanciaron sus activos fijos con resursos propios tas de impuestos. Sólo en 1985 se suprimió el
tendrían en teoría ventaja eon el sistema (de 'co- crédito-premio del IPI. Asimismo,los exportadores '
rrección monetaria), en tanto aquéllas que tuüe- continuaron ìiberados de todos los otros impuestos
ran un alto grado de activos fijos y/o que finan- directos e indirectos. Sin mencionar los créditos
ciaron sus activos fijos con recursos de terceros que el Estado puso a disposición de los exportado-

(10) Fernando Rezende da Silva, O Imposto sobre a Renda e a Justicia Fiscal, São Paulo, 1988, pp 46 y 49.
(11) Faus Fescol, Sistemas tributarioe y ajustes por inÍlación en América Latina, Caracas, Nueva Sociedad, 1991, p,46.
(12) Fabricio Augusto de Oliveria, A Reforma llibutária de 1966 e a Acumulação de Capital no Brasil, Belo Horizonte, Oficina de
Libros, 1991, pp.92,95 y 120.
(13) J. C. Braga y M. L. P. Lima, "Empresas estatais, déficit publico e reordenamento Íinanceiro", en E.Iozardo, Délìcit públio
brasileiro: política econômica e ajuste estnrtural, Rio de Janeiro, Paz e Terra, 1987, p.188.
en ôefsnse dêl Marxlsmo Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5
tr
res. Y todos esos subsidios al sector exportador no poder político para administrary dirigrr el saqueo
aparecen en Ìas cuentas nacionales del Brasil... en favor de determinados sectores 0os económica-
Fue en función de la caída de la recaudación impo- mente más poderosos) de acuerdo con la ley de
sitiva y del monto de los intereses de la deuda oferta y de demanda. O sea, resulta de la aplicación
pública que el déficit público se fue ampliando. De de los principios del liberalismo económico hasta
Lp,Zlo del PBI, la percepción impositiva líquida las últimas consecuencias, a los propios dominios
pasó a 6,4?o en 1984" (14). del Estado. El choque en relatión a la dirección que
El sostenimiento de las empresas estatales se se le imprime a esa operación, o sea, la de los
vuelve imposible en las condiciones de pago de la beneÍicios de los incentivosfiscales, de evasión y de
deuda externa y el blanqueo de Ia deuda intefna. privatización (realizada justamente con títulos de
La supuesta oanulacióno de esta última, a través la deuda pública o ntnonedas podridas') minó las
del secuestro de activos financieros (80 mil mi- bases del gobierno de Collor, determinando su
llones de dólares) en el Plan Collor I (marzo de crisisy caída. Estas exprestrn la profunda crisis de
1990) no pasó de un impuesto disfrazado sobre los la economía capitalista brasilefra, cuyas bases
asalariados y los jubilados (que perdieron un337o profundizan las soluciones propuestas e instru-
de aquella cantidad a través de la devolución mentalizadas, afirmando la hegemonía del capital
debidamente"licuada" por la inÍlación, en 18 par- imperialista: la apertura de la Bolsa al capital
tes) que no atacó lasbases de labicicletafinanciera extranjero, realizada por Collor, se desdobla ahora
de las empresas: "El ahorro financiero del sector en la apeúura, para el capital financiero interna-
privado, sustraído por el plan Collor, está prácti- eional, de las privatizaciones, proyectada por el
camente recompuesto. La cifra total ya supera los gobierno de Itamar Franco, apoyado por el con-
100 mil millones de dólares" (15). Uno de los junto de las fuerzas políticas brasilefras.
principales negocios del"esquema PC Farias" fae,
justamente, el cobro de comisiones de las empresas Una reforma antiobrera
para la liberación, de una sola vez, de los cruzados
nuevos bloqueados por el Plan Collor. Lo esencial del proceso descripto fue aceptado
Para 1992, el Banco Central admitía que "la por Ia "democracia" brasilefra, en todas sus va-
cuenta de los intereses sobre el stock de la deuda riantes, incluso en su momento más glorioso (la
interna total podría alcanzar la marca de los 21 mil Constituyente de 1988): "La reforma impositiva
millones de dólares parafines de af,o. Eso equivale realizada en el seno de los trabajos constituyentes
al 4,9Vo del PBI" ( 16). O casi al 25Vo de la recauda- en el período 1987/88 e incorporada a la nueva
ción impositiva (que equiv ale alâ}/2|Vodel PBI). A Constitución... se demostró insuficiente para
eso debe agregarse el pago ya mencionado de los permitir al Estado la recuperación de sus inver-
intereses de la deuda externa. Ytambién la fuga de siones y el cálculo del stock de sus deudas, cuyas
capitales, parte del circuito de evasión, que confi- obligaciones son las principales responsables de la
gqra actualmente un monto, segin la consultora dificiüaria administración pública" (18).
Solomon Brothers, de 40 mil millones de dólares En este cuadro, la *democraeia" signifrcó, para
(17). la burguesía y el imperialismo, una verdadera
En resumen, la crisis frscal resulta de una orgía de superbeneficios a través de la calesita
gigantesca operación de saqueo del Estado (o sea, financiera y un verdadero festival de evasión im-
de los contribuyentes,'principaltsirnamente' delos positiva. Hoy se calcula que el !6Vo delPBI, aproxi-
asalariados) por el conjunto de la burguesía, con madamente 60 mil millones de dólares, se pierden
hegemonía del capital frnanciero internacional (el con la evasión (19). Además, 'empresas y gobierno
imperialismo) que, al cuestionar la propia base disputan judicialmente cerca de U$S 22 mil mi-
financiera del Estado, expresa a fondo el carácter Ìlones de pagos impositivos. Cerca de U$S L0 mil
contradictorio del proceso capitalista, evidenciado millones o no fueron cobrados o fueron depositados
en su período de crisis. La corrupción es la super- en juicio, mientras que otros U$S 12 mil millones
ficie del proceso, y consiste en Ia utilización del no serán recaudados hasta 1996, en función de la

(14) Carlos Alberto Cinquetti. Acumulaçâo de capital na crise das dívidas; a economia brasileira no ciclo 1981-1986, São Paulo,
Bienal, 1992, pp.93 y 94.
(15)'Um dinheiro parado", Gazeta Mercantil, São Paulo, 16 de mayo de 1992.
(16) Ideni,25 de mayo de 1992.
(1?) Jornal do Brasil, 29 de junio de 1992.
(18) Fabricio A. de Oliveira, op. cit., p.190.
(19) Folha de Sâo.Paulo,21 de octubre de 1992.
Diciembre de 1992 . aio 2 . Ne 5 en defensa del l[anxlemo

Ley Ìf 8.200 del aio pasado, que permitió la salvaguardia del conjunto de los intereses capita-
revaluación de los activos de las emprìesâs y, con- listas) implica el sacrificio de sectores enteros de la
secuentemente,la reducción de losirtpuestos a ser burguesía capitalista, que existen gracias a la
pagados en los af,os siguient€t' (20). evasión fiscal y a la cormpción: de allí surge la
De las õ00 mayores empnesas contribuyentes, disputa üolentísima entablada alrededor de la
apenas 49Vo pagan el Finsocialy 35% el PIS/Pasep, reforma Íiscal (y también en torno a la participa-
segin la dirección de rpcandacith federal (21). ción en las privatizaciones).
Segrln el Sindifisco, la evasión alcanza el 47% de El conjunto de los sectores capitalistas es par-
los impuestos. De enero a julio & LggZ, se recau- tidario de una mayor carga impositiva incluso
daron 48,9 billones de cruradoo, 10,07%menos de sobrelos asalariados, esto es, propuestas antiobre-
lo que recaudó en igual p€ríodo del aúo anterior ras. Los representantes del gran capital y del
(22). La incapacidad del EsÊrlo cn recaudar los secto,r financiero son paúidarios de una presión
impuestos traduce la transfqoacitÍn de la crisis irnprisitiva igual sobre todos los sectores burgueses
económica capitalista en crisis instiürcional del (lo que implica consolidar sus ganancias sobre los
Estado capitalista- sectores másdébiles: Anosotros tenemos que pagar
El principal beneficiario dÊ la srisis es el gran más impuestos por algún tiempo. Todos tienen que
capital, en especial el sector fuanciero. Según el pagar más impuestos. Todos", declaró el miembro
Secretario de Recaudación Fdsral,'Ìa recauda- del directorio del grupo Pan de Az(tcar y ex presi-
ción del IR a la persma jur*lica cayó de I a 4 mil dente del Banespa, Luiz Carlos Bresser Pereira)
millones de dólares, &bido a los cambios en la (26).
legislación, siendo lc bancos los principales bene- Los sectores más golpeados por la crisis y por la
ficiarios" (23). El sobierno de Collor cayó a pesar de recesión, que se expresan en el PNBE (Pensa-
adscribirse a esa tendencia, a través de un proyecto miento Nacional de las Bases Empresarias, derro-
de reforma fiscal que contemplaba la'reducción tado en las reôientes elecciones de la FIESP) son
del límite de exención para p€rsonas ffsicas (asa- parüidarios de una presión impositiva diferencia-
lariados) y la reducción del IR para personas ju- da, que penalice a los sectores más concentrados
rídicas (empresas), así csmo ls nnificasión de la del capital. El PT adhirió plenamente a las pro-
contribución previsional en un 10% para emplea- puestas de este sector, menos beneÍiciado por la
dos y empleadores. Los empleados pagan hoy día el evasión ("La reforma fiscal debe ser simplificada,
87o y los empleadores el ?.O&' e1I La reforma aumentar su inÍluencia, incidir sobre la economía
fiscal de Collor, y ahora la de ltamar, se inscriben informal y aliviar al sector organizado", declaró el
de lleno en la tendencia hrrguesa de descargar diputado petista Aloyzio Mercadante) (27), inclu-
todo el peso de la crisis econónica sobre los tra- sive en sus aspectos más antiobreros, como la
bajadores. Durante el gúierno Collor, "la caída propuesta del ITF (Impuesto sobre las llansac-
acumulada de los gastos en programas sociales fue ciones Financieras) que, como declaró el nuevo
de cerca del 19%, prácticamentc equiparando el ministro y presidente de Bamerindus, Andrade
gasto social de 1991 al de 198O. La simple lectura Vieira, será costeado esencialmente por los asala-
de ese dato no ds 16 megnitud del retroceso, pues riados, que no tienen cómo huir del sistema ban-
frue aún mayor la pérdida per cípita Los sectores cario, en tanto que las empresas poseen los medios
más comprometidos fueron eractamente aquéllos para realizar operaciones económicas sin pasaÍ
elegidos por la Constihrción de 1988, como espina por la red bancaria. Se trata de la propuesta de los
dorsaì del sistema de protccción social, esto es, sectores que pretenden sobrevivirbasándose en el
Salud, Educación y Previsión Social. El total de los mantenimiento de la bicicleta financiera: ";Quién
recursos destinados a esas áreas disminuyeron en pagaría el ITF? ...Los tomadores de prési,amos en
wt 43Vo, 49Vo y 1O,5% nespectivamente." (25) moneda indexada, principalmente el gobierno
La recuperación de la eapacidad de recaudación (807o del total), bajo laforma de intereses mayores:
del Estado, base de su fungionamiento (o sea, de cerca de diez puntos más por af,o sobrecargando

(20) Idem, la de noviembre de 1992.


(21) O Estado de Sâo Paulo, 1.1 de ageúo dê 1992.
(22) Folha de São Paulo,6 de s€tiembÍ€ dê 1992.
(23) Idem, 31 de octubre de 1992.
(24) Idem,4 de octubre de 1992.
(25) R, M. Marques y S. L.Cerqueira Silva,'O gasto social no governo Collor e a reforma fiscal", Folha de Sâo Paulo, 4 de agosto
de 1992.
(26) Folha de São Paulo,2 de noviembre de 1992.
(27) Idem.
ên dofense del lf,erxlgno Diciembre de 1992 ' afio 2 ' Ns 5

pesadamente el servicio de la deuda pública" (28), semejante paraver a los mandelistas proponer.'. el
o sea, enúltima instancia, el saqueo a los asalaria- refuerzo de la policía!).
dos. De ahí que uno de los aspectos de la propuesta Una política revolucionaria debe paúir de la
sea el fin de la estabilidad de los funcionarios crisis fiscal del Estado y del ataque contra las
públicos federales. masas, que se prepara bajo el pretexto de"refor-
meÏ, p)ataproponer que las luchas inmediatas de
La izquierda petista, úora encabezada por la los trabajadores por el salario y contra el desem-
sección brasileffa del Secretariado Unificado de la pleo se dèsarrollen colocando la reivindicación del
ÍVÀInternacional (Democracia Socialista) fu e inca- fin del secreto comercial y bancario, el no pago de
paz de diferenciarse siquiera un poco, aun en e3te la deuda externa, el control obrero de la produc-
pottto, de la direceión proburguesa del partiilo. ción,la apeúura de los libros de Ìas empresas,la
P"opott" un "nuevo sistema tributario que se debe eshlizacún del sistemafrnanciero bajo control de
organizar como un verdadero corredor polaco que los trabajadores, impuesto progresivo y creciente
lleve el capital hacia la producción..'-el aparato sobre el gran capital, el monopolio estatal del
fiscal y organismos como la Policía Federal deben comercio ãxhrior bajo control obrero. Este es el
ser capaces de ejercer un controì riguroso del co' programa de un frente y de un part'ido obrero
mercio extetno" (29). (F\re necesaria una crisis revolucionario.

(28) José Serra,"$uste ou marketing?", Folha de São Paulo, ? de julio de 1992' julio
Áluque(pe,'tmpostoã: a reforma necesséria', En Tempo nq 260, São Paulo, de 1992.
iZsi Uarr."ao
Diciembre de 1992. afio 2'Ns 5 en defensa del Marxlgmo

Chile

Ricardo Lagos: LIna


candidatúa del
capital financiero
por ìlarcelo Peralta

Eiricio ha sido, también,


de la campafla electoral presidencial en Chile
Gf &ht, de un conjunto de realitÍeamientos políticos relacionados con el
rLsmhiniento de una cúsis de orden general.

Yrilaciones eonómicas entre los explotadores


h primer lugar, comienzan a manifestarse claros síntomas de agota-
afuo dellnú.elo" económico que el gobierno de la Concertación (coalición
& la Democracia cristiana (DC), el Paúido socialista chileno (Psch) y
únsgnrpos de centroizquierda) tomó de mânos del pinochetismo.
Hdevenir económico de Chile viene siendo presentado como "eiemplo d'e
*qbitiM y crecimienúo". Este es, sobre todo, el planteamiento de la
futiada' y centroizquierda que gobierna, y a partir del cual ha puesto a
oconquistas" que el gran capital labró conüra lâs masas
1çsgpardo todas las
cn gince aõos de dictadura.
En verdad, el llamado omilagro" chileno (el crecimiento eèonómico de
1S5 a 1989) apenas remontó la catástrofe industrial ybancaria de los afios
l y 1983 (26Vo de retroceso de la producción física.en dos afios), que
dergmbocara en una crisis pre-revolucionaria. Los explotadores chilenos
-uilierm
entonces un salvataje político y económico cuya fragilidad y
púasitismo comienzan a ponerse de manifiesto.
El Banco Central aún carga con la hipoteca dela"deuda subordinada",
esto es, 106 quebranto s de los holdin gs industri ales y bancarios durante 1982

a gar tÍhrlos desvalorizados por el 1007o de su valor, así como a absorber


los patúvos de las empresas públicas que serían vendidas. Para pagar la
deúda €tterna y financiar estos negociados, et Estado motorizó un mercado
de cryitales 'otlttiuo" para los fondos especulativos. Pero el verdadero
prdagpnista de este "mercadn ernergente"ha sido el ahorro previsional de
tct"aUai"aores chilenos, que el Estado confiscó a cuenta de un pufrado de
aepntes áelondos de pensión (AFP) AFP concentran el 767o delos
-üres
creqimiento de la economía en 1991 y
füdo8 lrrwisionales. En relación al
199?., un reciente estudio interpreta que "los períodos de entradas masivag
de capitales coinciden con "boomb" bursátiles, los cuales inducen a una
eoça"siC" del consumo vía efecto riqueza" (CEDEAL, agosto '92). Las
del mercado de valores frnanciaron un"bootn" de la cons'
trucción para }a gran burguesía y pequefl o burguesía acomodada, y un auge
del cmsumo suntuario: annque las importaciones crecieron un 184/o entre
1991 y 1992, 'se destaca que las de bienes de consumo muestran una
e,xpansión del36f (CEDEAL). En plena "primauera"de los explotadores,
en defensa del Mârxlsno Diciembre de 1992 . aõo 2 ' Ne 5

los salarios permanecieron inalterados. soportarían un peso revaluado. Pero la crisis mun-
La condieión para asegurar un flujo estable de dial las ha coloeado en ìa picota: en los últimos
ornilagro" especulati- meses, los mercados europeos comenzaron a colo-
capitales que financien este
vo es que la tasa de interés interna se sitúe por car todo tipo de trabas a los despachos de fruta. Un
encima de la devaluación esperada de la moneda. apologista del milagro chileno acaba de reconocer
Pero ello conduce, inevitablemente, a la inflación que "la fragilidad de nuestra economía abierta y
en dólares y a una revaluación de la moneda expoúadora es demasiado eüdente" (Análisis, 14l
chilena que bloquea el desenvolümiento de las e).
expoúaciones. Como resultado de estas restricciones, "tras un
Para atenuar estos efectos y disminuir el ÍIrjo largo período en que la difereneia de expoúaciones
"exeÊsivo'de capitales, el gobierno autorizó alas e impoúaciones fue positiva, en setiembre se rom-
AFP a invertir en el exterior (ello permitió la pió esa tendencia... y se anticipa una tendencia
participación chilena en la privatización de la defrcitaria para los próximos meses'(El Mercurio,
argentina SEGBA). De este modo, el gobierno 17/tL). El comentarista resta impoúancia al fenó-
chileno ha"institucinna.lizad'o" un proceso de fuga meno, a partir de la abundancia de diüsas. Pero la
de capitales que revela el carácter puramente perspectiva de un défrcit comercial creciente plan-
especulativo de los fondos que ingresan al país, teaíaun cuadro devaluatorioyuna segurafuga de
esto es, de su incapasidad para aplicarse en inver- capitales. Un dólar estable y bajo y altos intereses
siones productivas. (Un economista argentino, satisfacen las aspiraciones del capital financiero,
Roberüo Lavagna, atribuyó las inversiones trasan' pero golpean sobre los exportadores. A su vez, una
dinas en empÌesas eléctricas al "agotamiento del política devaluatoria y de subsidios a estos últi-
modelo chileno"). mos, desataría una fuga de capitales y el fin del
La sobrevivencia del opuriante" mercado de ca- mercado "etnergente". En torno a esta encrucijada'
pitales constituye una losa sobre todas las clases ha comenzado a delinearse una diuisión entre los
de Chile, y aun sobre otras fracciones de los explo- explotadores chiì enos.
tadores: para que las ganancias de lasAFP sosten-
gan a la Bolsa en vilo, es necesario superbeneficios Disgregación de la denecha
en las empresas privatizadas que controlan. Las
tarifas eléctricas chilenas las AFP tienen La lucha interna entre los precandidatos de la
-donde son, según un
inveúido el2O7o de sus fondos- derecha ha puesto de manifiesto el carácter encar-
estudio de CEPAL, "las más altas de América nizado de esta pugna: una de las postulantes-la
Latina". Un intento del gobierno por poner un diputada Evelyn Matthei- recurrió alos "serui-
límite a su crecimiento provocó una caída de la cios" militares del pinochetismo para espiar a su
Bolsa del LATo en setiembre pasâdo, motorizada rival Sebastián Pifrera. Matthei cuenta con el apo-
por "los representantes de los fondos de inversión yo de un bloque político patronal que dirige el
extranjeros que opeÌan en Chile importan- empresario Ricardo Claro, qúen "siendo miembro
-con
tes fondos en las empresâs eléctricas- que mani- del direetorio del Instituto Chileno Norteamerica-
festaron su alta preocupación por las consecuen- no de Cultura, (no vaciló) en renunciar y asumir
cias que esto podría traer para la imagen financie- personalmente ìa defensa de las uvas envenena-
ra del país" (El Mercurio,4/10). das" (1). (Análisis, 31/8). Claro "representa al gran
Para frenar el ingreso de capitales y la revalua- empresariado tradicional enfrentado con los Chi-
ción de la moneda la posición de los cago Boys" (ídem). La camarilla pinochetista está
-y mejorar
expoúadores- el gobierno ató el peso chileno a asociada a este sector golpeado por las maniobras
una canasta de monedas (las que, precisamente, se proteccionistas del imperialismo: hace tiempo que
derrumbaron en la crisis monetariareciente). Pero el Departamento de Estado yanqui viene intentan-
el cimbronazo cambiario desató una fuga de capi- do recortar el complejo industrial-militar montado
tales instantánea: los"hot tnoney" dejaron de in- por el pinochetismo, cuyos "produ,ctos" se han su-
gresar en una cantidad importante" (El Mercurio, mado a las expoúaciones "no tradicionales" del
13/9). De inmediato, el gobierno dio marcha atrás país. La Justicia norteamericana acaba de pedir la
y se lanzó a vender dólares para bajar y "reesta' extradición de uno de los "capitanes de ln indus'
bilizar" su precio. .tria" afines al pinochetismo +l empresario Car-
Durante mucho tiempo, los técnicos del socia- doen-, acusado de haber exportado material béli-
lismo "renooadn" argumentaron que las "nueuas" co a Irak durante la crisis del Golfo (2). La reciente
expoúaciones chilenas (frutas, maderas, pesca) gira latinoamericana de Pinochet ha tenido como

(1)A mediados de 1991, el gobierno norteameúcano suspendió las importaciones de uva chilena, alegando la existencia de una
paúida "contaminada con cianuro".
Diciembre de 1992 ' aío 2 ' Ns 5 en defensa del lfiarxtgnoo

objetivo articular un frente miÌitar 'de reehazo a miseria salarial- debió convocar' días atrás, a una
la disminución de gastos.v eontingentes militares marcha en Santiago: en ella, cinco mil trabajado-
impulsada por EE.L-L''. particularrnente de las res abuchearon al colaboracionista y democristia-
indushias militarcs Ìocales. Eì pcrtavoz de la re- no Bustos, presidente de la CUT.
sistencia (de los militares ìatrnoamericanos) es el Este reanimamiento obrero clausura un perío-
general Pinochet" rPágina -{bi*lr-- 12'10)' do de reflujo de las masas chilenas,luego de que
Santiago Pif,era rrival de la \Íat'Àei en la inter- sus direcciones renunciaran al derrocamiento re-
na derechista)' tiene fuertes Ìazos con los agentes volucionario de Pinochet y colocaran la política de
de los fondos de inversión ;- ia': ";"are'c" de las AFP'
la"rebelión popular" en la mesa de negociaciones,
p Br a" r eleu aì o r denadame nt e" al tiran o 19 85/8
( 6)'
Asimismo, forma parte de Ìa fracción derechista traduci-
, partidaria de una refor-na crnstitugìonaì que de- Las recientes elecciones municipales han
Liìite a la cÌique poìítiea 1-miÌìtar deÌ pinochetismo, do limitadamente este principio de radicalización
política: Ìa derecha (RN-UDD retrocedió en 57o w
I
a través de la reforma deì sstema electoral, la
supresión de los senadores "Ce'signadoso, y la re- respecto de las presidenciaÌes de 1991' La Con-
móción de los pinochetistas CeÌ Consejo de Segu- ceriación mantuvo globalmente su votación' pero
/Corte Supre- se ubicó por debajo de su"tercio histórico" 'F,l
ridad y det TïibunaÌ Ccn-i::c*al la DC
ma). Éara los agentes diristos de los fondos de Movimiento ãe Izquierda Allendista (MIDA,
inversión y del imperialì:rn c' se trata de minar a la frente del PC con dósprendimientos miristas) al-
clique pinochetista. conçedda en portavoz de un canzó el 77o, caando todos los "obseruadores" polí-
,u.io. turgués golpeadc pcrla crisis mundial' ticos (aun los del propio MIDA) le daban menos del
37o de la votación.
Luchas Y radicalización
La candidahrra de Lagos
En medio de esta criis entre Ìos explotadores,
la clase obrera y Ìa ju'.-enrud de Chiìe han iniciado Apenas cerrado el escrutinio municipal, Ricar-
del PS y ministrode Educa-
un ciclo de luchas eonfra eì gobiemo de Ìa Con- do Lãgos
-dirigente
certación. En la región surefla del Bío-Bío, Ìos ción* lanzó su candidatura presidencial' El aìcan-
obreros del carbón realizamn marchas y oeupa- ce de la misma debe ser comprendido a la luz de la
ciones de poblaciones ent€Ì-as contra el cierre de situación política considerada de coqjunto: la crisis
minas. Lai direcciones :indicales pactaron con el interburguesa, la disgregación de la derecha y las
gobierno una tregua en nombre de un plan de luchas de las masas contra el gobierno'
ãreconuersión laboral= que reubicaría a ìos cesan- La procìamación de Lagos fue inequívocamente
tes. El "plan', sin embargo. está completamente interpietada como un desafío a la DC, socia deì PS
empantanado, y en las regiones afeetadas vuelve a en el gobierno y portadora del mayor caudal electo-
disãutirse Ìa necesidad de salir a la ìucha' En la ral dãntro de ia coalición gobernante. A despecho
actualidad, los mineros 4u ç gDFLCO han iniciado de ell o, Lago s declaró que " irí a hast a el final' en la
paros parciales contra la pivatización de la em- defensa de su candidatura, y anunció un programa
p"esa, mientras que la Federación del Cobre dis- de gobierno: éste plantea "desregular las condi-
ãute la posibiÌidad de un paro nacional. cioies para la inversión extranjera directa",
La juventud universitaria desarroìló un movi- "avanzar en la ampliación de las oportunidades
mientó multitudinario contra el arancelamiento domésticas de inversión para las AFR y ìograr la
pinochetista (refrendado por eÌ gobierno DC-PS) y mejoría de la estructura de incentivos de las ad-
contra ìos préstamos usurarios para los estudios ministradoras de dichos fondos", esto es, elevar las
superiores. Frente al bÌoqueo de las direcciones comisiones y beneficios de ìos pulpos que controlan
prãgubernamentales de Ia FECH, se constituyó las AFP. Lagos se pronuncia contra los impuestos
que "atentan contra la productividad de la inver-
uní "Coordinadora de (Jnbersidades Mouiliza-
en el sur del país {Punto Final, julio '92)' sión" (esto es, los impuestos aÌ capital) para pro-
"d.as"
Recientemente, una ola de renuneias médicas en puglar un impuesto "que gtavará el gasto"' Lagos
masa'desnudó ei desquicio de todo eÌ sistema de noãescarta parcelar CODELCO (compaffía esta-
salud pública, sin tecursos para at€nder a los cinco tal del cobre) e iniciar luego un proceso de "priua'
(1o
millones de desempìeados o subocupados del "nri' tización periférica" en sus áreas más rentables
que relanzaría las posibilidade s de "inuersión" de
lagro" chileno.
La propia directiva de la CLIT--que avaló la las AFP).
p""r"trrt.ión de la política laboral pinochetistay la La plataforma de Lagos lamenta que "ìa infl exi-

que intefçra la coalición gobernante y está a cargo


(2) Digamos, de paso, que Cardoen también es aportista del Partiilo Radical,
de la ãshatégica cartera de Relaciones Exteriores'
en ôefensa del Malrxlsmg Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne S

bilidad de los salarios reales y el exceso de trabas tender negociar al candidoto soeialisto eon In DC".
de entrada y de salida en el mercado de trabajo Luego de que Lagos anunciara su programa proim-
conspiren contra la dinámica económica", es decir perialista (y desatara una ola de críticas en nu-
que está a favor de la más extrema flexibilidad merosos comités de base socialistas), Luis
laboral. No podía extrafrar, en este cuadro, la Maira levantó una cerrada defensa del candidato,
euforia de la gran burguesíay el capital financiero y "llamó a tener un acto de confianza en las conüc-
frdnte a la propuesta Lagos: i'muchos empresarios ciones profundas de Lagos" (Et Mercurio, ZB/tl).
estarían dispuestos a darle su voto. y afirman La función de los almeyüstas y otros socialistas
también, que en estas condiciones, prefieren a "de izquicrda" es actuar de "bisasre' entre los
tagos que a Frei (precandidato de Ia DC), porque Lagos y la base obrera y juvenil del lnrtido, para
perciben a la DC menos renovâda que al socialis- bloquear alguna demagogia izquierdista-
mo" (El Mercut'io, 26/rc\ Un arehirreaccionario -con
su evolución política. EIIo vale, inclusive, para la
eolumnista del mismo diario confiesa<on alguna pequeffa corriente "Fuerza y Conuiui.ón, para
incomodidad- que hoy "la izquierda renovada es quien el PS "debe salirde suambigüedad{!)política
una mej or alternativa que la usual ramplonería de que lo ha conveúido en simple vagón de los ele-
la Democracia Cristiana... es imposible desconocer mentos conservadores de la Concertación". pero en
que un gobierno de socialistas renovados podría realidad, lo más conservador del gobierno, y la
con stituir un ap oúe de e stabilidad a la moderniza- avanzada del gran capital en sus filas, than sido los
ción del país" (EI Mercurio, 1Zl11). ministros socialistas! De cualquier modo, hay que
La disgregación de la derecha política ha coloca- resaltar lo siguiente: Almeyda y Escalona s6lo
do el centro de la lucha interburguesa en el seno de tienen una política de aparato, de modo que es
la propia coalición gobernante. pero en ella, Lagos altamente improbable que se animen arompercon
se ha levantado como candidato del capital finan- la DC al precio de ir con listas parlamentarias
cieroy el imperialismo. En su programa, ha denun- separadas y sufrir una merÍna en su representa-
ciado a los que "buscan el fauoritismo de políticas ción.
públicas sectoriales bajo cualquier forma dc pro- Si el PS llega a oromper la Concertación", será,
teccionismo", es decir, a las fracciones patronales para representar en el Congreso un polo político de
que procuran un oparegu,as" estatal ftente a la mayor entrelazamiento con el imperialismo. En
crisis mundial. Esta fracción burguesa tenderá a cambio, la izquierda presenta este realineamiento
cobijarse bajo Ia "rampl,ona" DC. proimperialista... como un paso progresivo.
Lagos y el PS han propuesto a la DC presentar ;Cómo
conciliará Lagos el apoyo del gran capital con el
dos candidaturas presidenciales en la primera voto de la izquierda? Con oalguna" demagogia
welta (Lagos y Frei), aunque con una lista común democratizante. La reforma constitucional que
a diputados para preservar una mayoría parla- promueve Lagos
mentaria. La DC ha rechazado la propuesta, -y queimperialismo-
burguesía y del propio
apoya la mayoría de la
no tiene
an un ciando que " dos candi.dato s serian do s lktas a otro propósito que desplazar del aparato estatal a
diputados y dos prograrnas distintos de gobierno". los elementos más desprestigiados del pinoche-
La campafla electoraÌ puede ser, por lo tanto, el tismo... pero dejando a salvo las instituciones
escenario de la fractura de la coalición gobernante. creadas por la dictadura: así, la Concertación
discute con la derecha aggiornada "cambios cua-
La izquierda y l,a litativos en la composición del Consejo de Seguri-
candidatura de -Lagos dad Nacional" (3 1/8), lo que significa que el Consejo
seguirá vigente como órgano de represión estatál.
Pero-la postulación de ï,agos no puede soste- Del mismo modo, la detención de algrín elemento
nerse sin un pérfido operativo político sobre las "desocup ado".de los servicios pinochetistas servirá
masas chilenas, dirigido a presentar al hombre del de pantalla para la absolución definitiva del
imperialismo como portavoz de las aspiraciones cuerpo de ofrciales de la dictadura: Carlos Omi-
populares. Toda Ia izquierda,ehitena está contri- nami de campaf,a de Lagos-lla-
buyendo en este sentido. -lugarteniente
mó a "realizar un esfuerzo a qúenes todavía están
La izquierda del PS no vaciló en calificar a la bajo el efecto de situaciones dramáticasy dolorosas
proclamación de Lagos como una "candidatura para que se recree una relación cívico militar como
socialista independiente", que rompería amaÌTas la que corresponde con un país democrático" (El
con la lburguesa" DC. De acuerdo con sus propias Mercurio,2S/tU.
manifestaciones, la izquierda socialista La izquierda que no paÉicipa formalmente del
Almeyda y Escalona- parece la másfirme -Maira,
defen- gobierno está completamente adaptada a esta
sora de la postulación de Lagos "hasta el final", "arrnonizacaíz"institucional, y desde ya que care-
mientras acusan a la dereeha partidaria d,e "pre- ce de un planteamiento independiente frehte al
Eiciembre de 1992. afio 2. Ìf 5 en defensa del Manxlsrno

"operatiuo Logos'. (ttdF ilüfo, Fincipal diri- cabeza" en el âpuntalamiento de la candidatura


gente comunista y p'ncmdiaa perülcial del proimperialista de Lagos.
MIDA., declaró que aoy no prhc@ar a un El nnuevo bloque popular y democrútdcoo que
entendimiento cm [.agc pcçá cr cmdidato de propone Sanfuentes volvería a agrupar torno
la Concertación, eon rn fqgrnrdela Concerta-
-en
de una votación plebiscitaria- a las fuerzas que
ción" {Página Abierta, ãafOI FtÍo clto significa erigieron a Ia UP de Allende y a los anteriores
ofirentes Populnres" de la izquierda chilena. En
que sícabríaun entenffibo ulogo*.. por
fuera de la Concertriir [Ltldn sepa- aquellas instancias, la izqúerda tomó en sus ma-
rada de la DC y el PS c{ò"rúe I urìa prinera nos los intereses de los explotadores naüivos, y
vuelta polarizada eotrc lary Flct el planteo de pretendió superar el raquitismo de éstos con un
la Marín deja prepoeòclUrralravdar, en programa de estatizaciones. En esta oportunidad,
la segunda vuelta, aI clbpinperialista. el bloque izquierdista se hará cargo directamente
Pero es que MarÍn y d IIITA m tienen nada de las áspiraciones del capital financiero en Chile:
diferente que ofreoer-a túrÉn è programa- como en el resto deAméricalatina,laizquierda se
a Lagos: para Mrí4 br dò t planificación ha colocado en la primera Íila- del salvataje del
absoluta lo gue lleró d rHc d socialismo" capital, jaqueado pã" so baneaíiota y por la agu-
(PáginaAbierta, 2611O1 15' 6a;rGprde a China, dización de la lucha de cÌases.
que "se ha insertado lìÉüô" ca la economía
internacional. Es la d rirüista de mer- Por un reagrupaÍniento
cado' (ídem). |r[s ss .lifiil mè c*e'wialismo revolucionario de los
de mercodo" 0abrado rüt h rccre de obreros explotados y de la izqulerda
y estudiantes chinoc) e h roc$ctin del "piw-
chetismo" de mercadoc C IIDÀ por eso, no sê Surge, de todo lo anterior, el papel de primer
propone "intervenh cn d rc& ni tampoco orden que ocupa la lucha y la denuncia política de
incidir en las potÍti:as ..pc.qitt del sector pri- la candidatura Lagos; la exigencia a las organi-
vado", sino apenas'redidr* polftica de redis- zaciones políticas y sindicales del movimiento
tribución de ingresc co cçlHy solidaridad". obrero por la completa independencia respecto del
El MIDA no impugne d W pinochetista, candidato proimperialista, y el reagrupamiento
apenas se prog)ne atryint Gon un incre- revolucionario de todos los actiüstas y corrientes
mento del"ga.so wiaf Oo çc, dc todos modos, es que deberán arribar a esa conclusión política.
inviable sin liquidar el poe Gomómico del pu- La lucha por un reagrupamiento revolucionario
frado de especuladorce Uusdcs' explotadores de la izquierda no pretende "enderezcLr" a co-
agrarios e industriake çc ticm en un pufio a rrientes y paúidos cuyo agotamiento ha sido ve-
Chile). No puede sorpradrç, cn cste oadro, que la rificado por la prueba misma de la lucha de clases.
púncipal canpaõa poüti:e dd FC chileno resida La izquierda llevó en Chile más lejos que en ningún
en el reclamo por nefrrmar cl sirÈema electoral, otro país, la pretensión de alcanzar las aspiracio-
para poder integrars€ _1n ta yía del Parlamen- nes obreras y democráticas por medios democrá-
to- al régimen'dewpiffi'. ticos (UP 1970173),esto es, sin quebrar el dominio
El P aft ífu dc lu TfuWa+ecientemente poÌítico y económico de los explotadores: durante
constituido por ex diric@tcs del FC, del MIR y de cuatro décadas, el stalinismo y socialismo chilenos
otras formaciones de izryLrd-ha respondido
- intentaron gobernar a través de las instituciones
por la boca de su diriçde Smfue.ntcs- a una del Estado y en colaboración con los representan-
propuesta de lrris fÍaira (aliÍigpnte de la "iz- tes políticos de los explotadores.La"reedición" de
quicrda sociali.*a1 q elseatido de'ampüar hacia esta estrategia sólo puede darse, ahora, bajo la
la izquierda la Concertaciih'. Púa Sanfuentes, la forma de una grosera cooperación con el imperia-
Concertación estaría agptads, y se plantea, en lismo y de la completa descomposieión y vacia-
cambio, "la formación de un amplio bloque popular miento de sus partidos.
por la democrasia' (PÌma y Plncel, ochrbre de El planteamiento político que aqú presen-
1992). El principal obcúáarlo al mismo sería la tamos debe servir, en cambio, para delimitar y
permanencia del PS en la Concertación, tras un contribuir al progreso revolucionario de los mejo-
candidato DC. Pero si el PS dieralor superada la res eÌementos que aún permanecen en las organi-
actual experiencia concertacionista, y levantase zaciones tradicionales, pÍeparando de este modo
una candidatura Lagos cqr li$a parlementaria las condiciones para la puesta en pie de una orga-
propia, precipitaría un fuerte realineaniento en nización revolucionaria y cuaúainternacionalista
todos los sectones políticos y sociales del país" en Chile.
(ídem). En suma: un planteo que coloca alHt'de
en d,efensa del &&arxlsmo Diciembre de 1992 . aõo 2 . Ne t

I492-Lgg2
Et Capitaliqfno
festeja su senilidad
(3u parte)
por Osvaldo Coggiola

La ftagmentación de la
Amériea HisPnna hrdePendiente
"Es una idea grandiosa pretender Íormar de todo el Nuevo Mundo
una sola Nación en la que todas las partes estén unidas entre síy en
conjunto por un mismo eslabón. El origen es uno solo, así como la lengua,
las costumbres y la religión. ;No deberían, entonces, obedecer a un solo
gobierno que confederara a los diversos Estados? Sí. Pero no es posible,
porque la distancia de los países, la diversidad de las situacionés, la
disimilitud de los caracteres hacen queAméricase divida" (Simón Bolívar,
mensaje de Angostura, 1819).

Sólo en la escala seffalada por Bolívar, como una gran nación latinoamericana,
América Latina, podría haberse afirmado como Ìrna sociedad económica y políti
camente independiente. Lo que lo impidió fue, en primer lugar, la ausencia de un
esbozo de desarrollo económico común (mercado interno continental preexistente,
el cual, como vimos, sí existía en las colonias inglesas del Norte).
"Nadie puede decir con seriedad que laAmérica colonial fuera una'gran nación
latinoamericana', porque eso equivaldría a afirmar que la India y Norteamérica
eran una misma nación por pertenecer ambas a la Coronabrifuínica. Las colonias
americanas de Espafra tenían en común esó: ser colonias de la misma monarquía
y poseer un idioma y una religión comunes. Pero no existía unidad económica
-
base sustancial de la nación, sin la cual el idioma y otros elementos subjetivos son
impotentes- y ni siquiera unidad administrativa. 'La unidad existente en eÌ
Imperio hispanoamericano' era, desde el punto de vista de la unidad nacional,
prácticamente nula. Espaffa, a pesar de la unidad de su soberanía enAmérica, no
pudo fundar un solo gobierno,ni hacer un solo virreinato de iodas sus posesiones
enAmérica, pqrque Ia enorÍne extensión yvariedad del territorio se lo impidió" (1).
Pero la frafrnentación de laAmérica espaíola no se limitó a la no constitución
de una o dos gtaudes naciones desde Méjico hasta Argentina. Las unidades
nacionales proyecbadas durante la lucha por la independencia
Centroamericana, la Gran Colombia de Bolívar, la Confederación - la Federación
Peruano-
Boliviana, Ias proüncias Unidas de Argentina y Uruguay- también se dividie-

(1) MilcÍades Peía, "El parako terratenicnúe", Buenos Aires, Fichas, 1973.
Diciembre de 1992. aão 2. Ìf 5 en defensa del Mapxtrgmo

ron. La tendenoa a la m.stittuci6n de grandes cultural) remite a la ausencia de una clase revolu-
unidades nacionales fu vwlla durante y des- cionaria, capaz no sólo de oponer revolucionaria-
pués de la lucha por la i@cia- La ausencia mente sus intereses al antiguo régimen sino tam-
de base económica no et todo' pes si existe el bién de modelar una nueva sociedad de acuerdo a
proyecto y Ia dirigenciadiryeetaa ejecutarlo, ésta esos intereses.
púde imponerlo dicatsictmcnte (como el Noúe Las burguesías francesa e inglesa realizaron su
de los Estados UniiIG iryso la rmftlad y la lucha revolución no directamente sino a través de las
por la independencia ahs torier y al Sur). Pero la dictaduras revolucionarias de Cromwell y de los
dirigencia de la inderytndencia lntinoamericana jacobinos. Pero Cromwell y Robespierre expresa-
sufría de'las limitacim€s & la dase que le dio ron la voluntad de Ia burguesía de movilizar re-
origen, la aristocracia criüs, rye estuviera rrn volucionariamente a la Nación para barrer con el
paso más al frente que eilc crs incapaz de apoyar- Antiguo Régimen en todos los planos (no para
se en otras clases, las oalcs cn diwrsos momentos beneficiar a las masas populares). En ese sentido,
de laguerra de independencia tenderían a darle un hubo enAmérica Latina ausencia de una burgue-
contenido social (IlcitÍ,!fi{frco 18tr9, Paraguay o el sía revolucionaria interesada en poner fin a las
Uruguay deAúigas)- formgq precapitalistas de trabajo y al latifundio,
"Los planes de BolÍsar no fracasaron simple- creando un amplio mercado interno: por lo tanto la
mente porque no contahm cm unapoderosa clase revolución democrática se realizó de manera in-
social que los hieiera srtoÉi sino 1rcrque no exis- completa e inacabada. Los líderes revolucionarios
tiendo tal clase las frsras saiales que se agluti- tradujeron la impotencia de la burguesía criolla.
naban en torno al proyeao bolivariano y que de- Así, Miranda ante la revuelta de Haití y las rebe-
bían haber 'sustituido' La srs€nsia de aquélla, liones campesinas dijo: "Mejor sería que las colo'
carecían de la vohmtad nnoÌucionaria suficiente nias permanecieran un siglo más bajo la opresión
para hacer avenrar el prtceto heqt&un punto en el bárbara y vergonzosa de Espafra" (Carta a T\rrn-
que Ìrn posible r€Êorno a la sifuación anterior bull, LZl LU L?98). Y Miranda fue "el precursor de la
resultara imosible- h eas palabras, se volvió independenclo". Bolivar, más osado, heredó sin
iruealizable por la deHidsd pmpia de las fuetzas embargo de él el miedo ala"reuolución de los co-
que debían encaraarlo y por el prdrndo temor que Iores" (negra, mulatay mestiza). "EImiedo de que
sentían ante laviolencbde#ugtiva de las masas de la emancipación de Ìos esclavos naciera un Haití
populares. El recuerdo tramatizante de las rebe- continental, paralizó a la mayor parte de la opo-
liones en la época olonial,la reacción conservado- sición criolla" (3).
ra y realista prcvocads en la élite criolla por Ìa Prevalecieron entonces los intereses localistas
presencia amernn*nte de rnnsac tdispuestas a ser de la aristocracia criolla, dirigidos al monoeultivo
agitadas por oralguigr aemagege y lanzadas con- primario para el mercado mundial y sin interés en
tra los centros del orden, la altnray las finanzas' la constitución de fuertes unidades nacionales
corroía el débil jacotdnismo que caracterizó aún a basadas en el mercado interno (como era el caso de
los más radicaÌizatüos regres€ntantes del movi- laburguesía del norte en Estados Unidos). Pero la
miento revolucionaÍi,o. La perspectiva de hacer fragmentación política fue un factor de erisis de las
depender de la profirndisrión de la movilización nuevas naciones. Interesaba a los nuevos seflores
popular el triunfo del nuero orden revolucionario del mercado (como ya había ocurrido en el pasado)
era temida'no úlo por bs individuos de mentali- obtener dinero líquido y no productos. Ahora bien,
dad consewadorq gins tâtnbién por muchos de la fragmentación del antiguo imperio colonial ha-
formación liberal, eomo BolÍvar, que veían que la bía aislado regiones enteras de sus fuentes de
masa popular tenía míq, capacidad destructiva que metal precioso (es, por ejemplo, el caso del Río de la
constructiv{ Q). Plata, privado de casi todo metal circulante duran-
Dejando de lado la oposición metaffsica que el te casi 15 aflos). También en las zonas de produc-
autor hace entre
neonffiütiM'y "destructiui- ción el ritmo de exportación era más rápido que el
dad" (la revolución sodal '@n#ntyeo un nuevo ciclo productivo y sólo podía llevar al mismo resul-
orden justamente porque'drs;Fuye' el antiguo), la tado: así sucedió en Chile después de la indepen-
"falta de u oluntad rets ahrcinnoría' (que analizada dencia. El nuevo Estado, productor de platay oro,
aisladamente remitiría a Ìrna especie de carencia no conseguia consewar elvolúmen de dinero líqui-

(2) José Arico, "Mdrr y Ambico Latiw', Río de Janeim, Paz e Tera, 1982.
(3) Manfred lfussok, ?l onbnifu burgnés & las rewluciancs de Independencia en América La.tina', Historia y Sociedad, Ìf 4,
Méjico, 1974.
en defensa del Manxismo Diciembre de 1992 . aõo 2 . Ne 5

do (aunque modesto) que necesitaba para su co- control político del sistemafluüal más importante
mercio interno. La crisis económica y financiera de América del Sur" (5). Y así nació el Uruguay
exacerbó Ìas disputas internas, lo que facilitó la " ind.ep endien úe 1 No por casuaüdad dos veces ( 1838
intervención, no ya de la extenuada Espaf,a, sino y 1846) la flota inglesa bloqueó BuenosAires para
de la dinámica Inglaterra, en la conformación imponer "sin timidez" sus puntos de vista (lo que,
política de América Latina. en aquella ocasión, fracasó). La intervención in-
iontra la leyenda que atribuye exclusivamente glesa invadiendo Georgetown en Nicaragua ( 1848)
a Inglaterra la responsabilidad por la división de fue también decisiva para impedir la forrración de
América Latina(leyendaque tiende a absolver ala una unidad nacional 66s amplia en América
aristocracia criolla y a los líderes de la indepen- Central. I

dencia), se puede decir que Ia intervención inglesa En cualquiera de los casos y a diferencia de los
tendió a veces a evitar una mayoÍ diüsión de los Estados Unidos, vemos en Hispanoamérica inde-
nuevos paises. "Cuando poco después de la caída de pendiente a una potencia europea interviniendo
Rosas en la Argentina llega al país Sir Charles abiertamente para determinar la conformación de
Hotham, primer enviado británico en la nueva los espacios nacionales. Inglaterra eomprendió
etapa que se abre, éste comprueba de inmediato la bien que los cambios inüroducidos por las Revolu-
necesidad de evitar la disgregación del territorio ciones de Ia Independencia eran irreversibles (sólo
argentino en in signifi cantes republiquetas. Ïïatar Espaf,a y Francia a mediados del siglo XD( in-
y discutir por separado a sus superiores- tentarían recomponer parcialmente su imperio
-alega
con los gobernantes que surgirían en cada una de colonial americano) y se dispuso a imponer sus
ellas era oneroso, pesado y fatigante. Se hasía intereses adaptándolos a la nueva situación.
necesario apoyar la unidad del La propia "Doctrina Monroe" de los Estados
-argumentaba-
país en torno de un polo que mereciera confianza. Unidos (cuando éstos todavía êran, segrin Marx,
En consecuencia, la política británica primero "una colonia económica de Inglaterra", 1823) que
ocorolario I?aosuelt")
apoyaría al General Urquiza... Los propósitos se- sería posteriormente (con su
pretexto ideológico para el intervencionismo yan-
paratistas de los caudillos regionales
-y Urquiza
fue uno de ellos- fueron desaprobados, así como qui en América Latina, atendió primariamente a
toda ingerencia excesiva del Imperio de Brasil en los intereses ingleses: "La doctrina Monroe consti-
los asuntos argentinos" (León Pomer). tuye, dehecho, un instrumento que ayudónotable-
Larazón para esto es simple y bien resumida mente a la política inglesa en América (no ca-
porT\rlio Halperín Donghi: "Laaspiración de Gran sualmente Ia declaración americana fue adoptada
Bretafla no es obtener un dominio político directo, graeias a la presión del primer ministro inglés)
que implicaría gastos administrativos y la com- pues sirvió para mantener lejos del continente
prometería en las üolentas luchas de las facciones americano a todos los que no estaban subordinados
locales. Al contrario: se propone dejar en manos de a los intereses inglese s, pero no cieúamente a estos
los americanos, juntamente con la producción y últimos. La doctrina no jugó contra Inglaterra
buena parte del comercio Ìocal, los honores y la cuando ésta intervino entre 1830 y 1840 en Amé-
earga de gobernar aquellas vastas extensiones de rica Central para extender las fronteras de la
tierras. Todo eso no quiere decir falta de puntos de Honduras británica, igualmente cuando en 1833
vista bien claros y firmes ni timidez en la imposi- Inglaterra ocupó las Islas Malünas, ni cuando en
ción de su vúuntad" (4). 1845 el Río de la Plata fue bloqueado por la Ílota
No obstante,la "energía" inglesa fue más ne- anglo-francesa. En la primera mitad del siglo XI)Ç
cesaria cuando había que oponerse a la constitu- EE.Lru. estaba esencialmente interesado en sis-
ción de unidades nacionales potencialmente fuejr- tematizar su frontera meridional: el primer paso
tes. Fue el caso de la separación de Uruguay de la fue dado con la compra de Lousiana a Francia
Argentina, debida a la influencia inglesa, en oca- (1803), Florida comprada a Espafra (1819). En
sión de la Guerra entre Argentina y Brasil (1828). 1845 se anexó Tbjas, que en 1836 se había separado
"La actitudbritánica ante el cgnflicto entreArgen- de Méjico. Recién en 1845 EE.UU. comienza una
tina y Brasil fue diferente: Inglaterra impuso otra política de franca agresión sacándole a Méjico,
solución apoyando la constitución de un Estado- guera mediante, Nuevo Méjico, Arizona, Califor-
tapón que retiraba al gobierno de Buenos Aires el nia, Nevada y Colorado. Pero hasta mediados del

(a) TuÌio H. Donghi, "Histnria, conternporá'rna dc América laúr.zo", Madrid, Alianza, 1976.
(5) Ibidem
Diciembre de 1992'afio 2'Ne 5 en dsfenga del Marxtgrno

siglo XIX Inglaterra se eneonffi sin rivales ni ción) tiene antecedentes en movimientos anterio-
oposición" (6). res, especialmente durante el siglo XVIII: la re-
La incapacidad para reslizsr revoluciones de- vuelh àn Salvador contra el cobro del impuesto de
mocráticas, creadoras de verdaderos Estados Na- impoúación y el monopolio de la sal (1711),la de
ciona"les dejó a los países latinoamericanos' desde Vila Rica contra los impuestos extorsivos (1720)y,
sus inicios, a merced del colonialismo inglés finalmente, la célebre "Inconfidencia Mineira"
(aunque bajo independencia poÏítica formal) y' (1?89) donde el programa y Re'
-"Indcpend,encia
posteriormente, del inperiatisms asrteameriea- pública"- es formulado expìícitamente, iniciando
no. El atraso económieo, social y político produjo la serie de "inconfi'dencias" -Río (1794), Bahía
directamente la opresión nacional laç[ue' a suvez, (1?98), Pernambuco (1801)- que muestran Ia
rcfarzílas bases de ese atraso" extensión de la agitación independientista en
sectores de las capas superiores de la sociedad
Brasil launidad- del atraso colonial.
"Los colonos que al principio se eonsideraban
A diferencia de la América espaãolq las ex- los'portugueses de Brasil'creyendo que la única
colonias portuguesas mnnhrvienon su unidad diferencia entre los habitantes del Imperio era de
después de la independeneia, en1.S29.- Pero eso no zona geográfrca, se dan cuenta cada vez más cla-
evitó (al contrario, agravó) s sonsecuencias del ramente que existe incompatibilidad entre sus
atraso económico y pohtico, &smintiendo la tesis intereses y los de la metrópoli' La lucha, que
de Jorge Abelardo Ramos (y de lm nacionalistas en inicialmente se manifiesta como una lucha de
general) de que la sola unidsd produciría la inde- vasallos contra el rey, cambia de sentido conür-
pendencia, el desarrotrlo de las firerzas productivas tiéndose en lucha de colonos contra la metrópo-
y la modernidad capitalista- De la unión del atraso li"(7).
sólo surgió un país atrasado de dimensiones con- La formación de sociedades independientistas
tinentales, que sofocó los intentos de crear centros (Areopago, Caballeros de Ìa Luz, actiüdad cons-
más dinámieos de desarrolo (como la Confedera- pirativa de la Sociedad Literaria de Río) demues-
ción del Ecuador en el norte oltBepública Fa' tran que la independencia existe como movimiento osui
rrouppilha" en el sur)" La presenraeión de la uni- político a principios del siglo XIX. El proceso
dad se debió a las pesrÌiaridades de la indepen- generis" enque ella se produciría se debe más a la
denciabrasilefla' naciíles de las peculiaridades de situación especial de Brasil en el sistema colonial
su metrópoli (Portugat, la más débil de las nacio- que a contingencias PoÌíticas'
nes colonialistas europeas)" hdependencia que fue "Desde el siglo XVII Portugal tiene una colonia
proclarnada por la propia monarquía portuguesa principal: Brasil. Y el Africa portuguesa se con-
(instatada en Brasil debido a la invasión napoleó- vierte más en colonia de Brasil que de la madre-
nica), estableciendo una continuidad directa entre patria, para la cual no constituye sino una subco-
la administración colonial y Ia independiente, lonia. En efecto, Guinea y Angola y hasta cierta
"peculiaridod"que debe servista sólo comoun caso épocaAfrica Oriental, fueron los abastecedores de
extremo en el contexto de las independencias Ìa- esclavos del Brasil. No podían üvir sin éste, ni éste
tinoamericanas (pue s esas características conser- sin ellas"(8).
vadoras /continuistas eshrvieron presentes en to- La transferencia de la Corte portuguesa a
das partes). Ïa "unidnd' no salvó al Brasil del Brasil en el momento de las invasiones napoleó-
colonialismo inglés 0legó a tener el territorio inva- nicas es operacional para el sistema colonial de-
dido por la flota inglesa en el siglo )(D0 del que se bido a ese hecho (sería mucho más dificil imaginar
conürtió en peón en el ataque contra el gobierno a la Coúe espaflola en Lima o en Buenos Aires). La
argentino de Rosas o en la guerra contra el Para- apeúura de los puertos brasileflos "a las naciones
guay. arnigas" (1808) sucede al estancamiento de mer-
Del mismo modo que en laAmérica espafiola,la eaderías debido a la crisis europea' pero asesta un
independencia brasileía (si la entendemos como golpe moúal al Pacto Colonial que' mostrando su
proceso de constitueión de una nación indepen- ãnacronismo, trasciende aquella circunstancia.
diente, y no como simple acto formal de declara- Pero el tratado comercial de 1810 con Gran Breta-

(6) Ruggiero Ro maÍro,*Lcríuoluzioüboryh.esi'Milan, 19?3. CFtambiénDexterPerkins,"HistnriadeladnctrimaMonroe",


Buenos
Aires, EUDEBA 1964'
(?) Emilia Viotti de Costa, "Da Monarquia a Bepública", 513- P{lo, DIFEL, 1966.
1982.
ÌSi Fr6aericÌ\4auro,'Woua HistórioeNovoMuttd.o", SanPablo,Perspectiva,
en defensa del Manxlemo Diciembre de 1992 . aão 2 . Ns 5

f,a derivado de la situación de semi-protectorado emperador del Brasil independiente (octubre de


inglés en que Portugal se había colocado fija una L822). Las caractcrísticas del acto independientis-
pauta general de|24% sobre las importaciones de ta de la administración colonial-
los países extanjeros, del1:âToparalas de Poúugal han-continuidad
servido de base a la tesis que opone la inde-
y del...lí%a para Inglaterra (tarifa prefereneial). pendencia brasilefla a la de laAmérica espaflola
Brasil se volvía colonia económica inglesa, ! nece- conseguida luego de sangrientas Ìuchas- como -
siüó varios decenios más para eliminar el tutelaje procesos radicalmente disímiles. Se olvida: 1) que
que gracias a sólidos acuerdos internacionales también en laAmérica espafrola, como vimos en los
mantenía Inglaterra sobre é1". La llegada en masa casos de Guatemala y Méjico hubo continuidad
de comerciante s ingleses desfavorece a numerosos entre el orden administrativo de la Colonia y de la
poúugue se s que habían quedado de sconectados de Independen cia; 2) que hubo enfrentamiento mili-
sus proveedores en la metrópoli ocupadaporNapo- tar con tropas que permanecieron fieles a Poúugal
león. La aristocracia latifundista se siente solida- arín hoy en la historiograffa ofrcial
ria con los buróracratas desplazados y viceversa. -celebrado
en Bahía, Marafion, Paray enlaCisplatina (actual
-
Si el movimiento por la independencia amplia- Uruguay).
ba así sus bases, ganaba también en profundidad. Es verdad, sin embargo, que el imperio colonial
"El afro de 1817 registra para el Nordeste un poúugués en América se desmoronó mucho más
amplio movimiento insurreccional, en relación al fácilmente que el espaflol. Esto se debe tanto a la
cual no fueron indiferentes las masas populares. debilidad relativa de Portugal, como a la tendencia
Ya no se trata de movimientos circunscriptos a los general de la época: "la explotación colonial,
núcleos urbanos o a las elites insatisfechas con el cuanto más opera, más estimula la economía
peso tributario. Fue esbozado un proyecto revo- central, quê es su centro dinámico. La industria-
lucionario y se intentó la desarticulación del orden lización es la columna dorsal de ese movimiento, y
esclavista, sin éxito: el poder fue tomado eI 6 de cuando alcanzael nivel de una mecanización de la
maÍzo, y en Recife, polo dinamizador del vasto industria (Revolución Industrial), todo el conjunto
hinterland, los insurgentes permanecieron 74 días comienza a verse comprometido porque el capita-
dirigiendo la'rep úb lba*(9). lismo industrial no se siente cómodo ni con las
Con el retorno de la Corüe a Portugal (1821), barreras del régimen de exclusividad colonial ni
Brasil, declarado reino en 1815, se veía brusca- con el régimen esclavista del trabajo" (Fernando
mente disminuído a la antigua categoría de colo- Novais).
nia. La reintroducción de las viejas normas del El "centro dinómico" del Brasil colonial era,
Pacto Colonial configuraba un mercantilismo do- como ümos, Inglaterra, cuna de la Revolución
blemente anacrónico: 1) porque era ejecutado por Industrial. Pero el mantenimiento de la esclavitud
una potencia en retroceso, tributaria económica de en el Brasil independiente basta para desmentir la
Inglaterra, 2) porque estaba en contradicción con tesis de la Independencia como un reflejo auto-
la expansión del comercio mundial, consecuensia mático del expansionismo comercial inglés, del que
de la consolidación del capitalismo industrial en las clases poseedoras de Brasil serían apenas un
Ios países europeos más adelantados. El cuadro instrumento. El Brasil independiente era una so-
mundial es definido asípor María Odila Silva Días: ciedad esclavista, o sea, una sociedad donde la
"La lucha entre los intereses mercantilistas y del relación de producción socialmente dominante era
liberalismo económico se procesaría de forma in- la que oponía a sefrores y esclavos (2 millones en
tensiva en Inglatena de 1815 a 1846, afectando 1800).
drásticamente la política de todos los paises colo- "Independencia o Muerte"fue Ia respuesta de la
niales directamente relacionados con la expansión burocracia colonial al grito lanzado 30 afios antes
del imperio británico del comercio libre". Brasil era por los iinconfidenles" (Independencia y Repúbli-
uno de ellos. ca). La muerte en el lugar de la República, la
En menos de un afro las clases poseedoras se República mueúa. Pero el movimiento de inde-
rebelarían contra esa situación. La convocatoria de pendencia era más vasto que el compuesto por los
las Cortes por la Revolución de Poúo daría ocasión burócratas, comerciantes y por la aristocracia ha-
a la convergencia de la agitación de los grandes cendada, la que, a su vez, se subdivirìía en fraccio-
propietarios con la administración colonial, inclu- nes, frecuentemente regionales. La crisis y la diso-
sive en la frgura de su jefe (Don Pedro), declarado lución de laAsamblea Constituyente de 1823 refle-

( 9) Carlos Guilherme Mota, "Norcíeste 7877", Sao Pablo, Perspectiva, 1975.


t.
Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5 en defensa del lf,arxlemo

jó esa diversidad y abrió definitivamente el juego En 1842 expiró el acuerdo con Inglaterra. Ya se
de contradicsiones polítieas internas en Brasil. La ha dicho que, con eso, "el pasivo político de la
impas se se re solúó a través de la'fufta Otorgad.a' colonia poúuguesa estaba liquidado" (en EE.IJU.
(Constitución elaborada desde arriba por el poder como vimos, ese pasivo se liquidó en la lucha por la
imperial) y de la monarguía (semi) constihrcional, independencia). Pero la presión inglesa continuó, y
donde una representación limitada de las clases en 1845, con el decretoAberdeen, Inglaterraprohi
poseédoras (derecho de voto a partir de un cierto bía unilateralmente el tráfico de esclavos. La
nivel económico CámaiFeÍE oontroladapor prohibición no fue acatada por los hacendados (el
dos organismos -lavitalicios y Consejo de tráfico llegó a ser mayor después de esa fecha), pero
Estado- en las cuaÌes estaban -Senado
representados los encontró aliados en Brasil, multiplicando los
sectores más tradicionales de la oligarquía (los frentes de conflicto social.
ligados a Ia explotación del oro y del azrícar): todo "La burguesía comercial se esforzaba por am-
bajo el poder de veto del Emperador. Si en una pliar el círculo de los consumidores que pagaran en
ciudad latifundista la democrasia plena moneda y, en consecuencia, trataba de debilitar la
danía para todos los húirantes- no tenía-ciuda-raíces, servidumbre y la esclavitud. Trataba de debilitar
en una latifrmdista y esclavista, menos todaúa. el lazo entre los seflores y los dependientes, a la
La peculiaridad de la independencia brasilefla, caza de clientes. De allí surge su abolicionismo de
debida a la originalid"d de su antigua situación apariencia humanitaria al que se entregó des-
colonial, está en la base de su sistema político, pués de 18õ0. Le interesaba romper los vínculos de
nítidamente diferente del de las ex-eolonias espa- servidumbre, preocupada en hacer de la propiedad
flolas, donde los proyectc monárguicos fueron rural un objeto libre de negocios, sin los estorbos de
derrotados en el curso de la guera de la inde- lealtades personales que sostenían el buen rendi-
pendencia. La preseneia de un fuerte poder cen- miento agrícola" (10).
tral, en la figura del Enperador, apoyado por los En los conflictos internos de las clases posee-
sectores sssnfmiçemente más fuertes de las clases doras se cuestionaba la eselavitud, la distribución
poseedoras, impidió la fragmmtación política de la de Ia renta nacional y hasta las características del
ex-América portuguesa- Esto, repetimos, no es sistema político, pero no la base de la economía
garantía de mayor independencia política o eco- nacional: el latifundio, del cual todos (hacendados
nómica: en los dos aspeetos Brasil es más depen- y sefrores, comerciantes y burocracia estatal) sa-
diente de Inglatena que los países de la ex-Amé- caban provecho. El latifundio no se vio afectado
rica espafrola. Si el resultado de la srisis de L822- sino consolidado (a diferencia de Estados Unidos y
23 hubiera sido otro, tel va,, Brasil también se de igual forma que en laAmérica espaflola) por la
habría dividido en diversos Estados. En cambio, independencia. Segrín Emilia, Viotti de Costa
desde los comienzos del Brasil independiente,los "como toda la extensión del latifundio no se utiliza-
conflictos internos de las clases poseedoras ten- ba con fines comerciales, el propietario podía
dieron a tomar la forma de separatismo y de su- mantnner un cierto número de arrendatarios liga-
blevaciones regionalisfas, la primera de ellas se dos a la economía de subsistencia, lo que creó una
produjo en L824 en Per:nambuco (la "Confedcra- red de relaciones personales entre arrendatarios,
ción del Ecuadof). El poder central aparante- propietarios y la Corona. Esto contribuyó a au-
mente sp foúalecía más cuando más era puesto en mentar el prestigio personal del propietario, dado
jaque en el interior. La presión inglesa también que poseía poder sobre los hombres libres que
debilitaba al Estado: en 182? el gobierno brasilefio viúan en sus tierras y también sobres sus escla-
le reconoció a Inglaterra su situación de potencia vos" (11).
priülegiada, autolimitando zu propia soberanía. "Uno de los grandes obstáculos que se han
"Los privilegios concedidos a InglateÌTa crearon opuesto en esta proüncia al desarrollo de la agri-
serias difrcultades económicas ... por un lado redu- cultura e inclusive al de la población es la existen-
cían la capacidad de acción del poder central y, por cia de grandes estancia o mejor, de grandes desier-
el otro, debido al descontento, creaban focos de tos, cuyos duerlos, ocupándose solamente y del
desagregación territorial". [,a configuración del ganado, tienen derecho a echar de sus campos
Estado en Brasil se desarollaría bajo esa doble familias desamparadas que no tienen adónde ir. El
presión. hacendado que posee wna osesrnario" tiene por

(10) Raymundo Faoro, "Os datns do pder',Sat Pablo, GlobaVEDUSP, 196?.


(11) EmÍlia Viotti da Costa, op. cit.
en d€fensa dsl Marxleroo Diciembre de '1992 . afio 2 . Nc 5

cuenta propia un desierto de tres leguas cuadra- los dueflos de la tierra: esta "descentralizaciún"
das. Si posee dos, tres o más "sestnarias", es dueio atenúa en la práctica la contradicción
de seis, nueve o más leguas de desieúo en donde ya central versus poderes regionales- que presidió -poderel
nadie vivirá. Unos pocos hacendados vecinos nacimiento del Brasil independiente.
transforman en desierta una porción de terreno Pero acentúatambién las características de por
mayor que la ocupada por algunos estados de sí antidemocráticas del régimen político. En Bra-
Alemania y las famiÌias pobres andan errando sil,la "democracia" se vuelve cada v ezmás formal,
pidiendo techo por todas partes sin que naüe los cada vez menos real. "La ciencia política, en Brasil,
proteja" (Teniente General Francisco José de Sou- encuentra su límite en la bala del 'capenga"
za Soares e Andrés, Presidente de la provincia de (Machado de Assis). El clientelismo atraviesa
Río Grande, en el informe a laAsamblea Legislati- también las relaciones dentro y con el Estado, por
va, lq de Junio de 1849). medio del patronato, que podría ser definido como
La economía de exportación primaria, agilizada "la práctica social consistente en el intercambio de
por la Independencia (quiebra del monopolio) con- favores entre individuos o sectores desiguales"
solidó el latifundio. El valor de los productos bra- (protectores y protegidos). El ascenso social y po-
silefros exportados, que en 1812 fue de 1.233.000 lítico no sigue el camino de la competencia econó-
libras esterlinas de oro, se elevó en la década de mica o de la lucha política abierta, sino que estrí
1821 a 1830 a un promedio anual de 3. 190.000; en condicionado al respaldo de vn"padrino" poderoso.
la década de 1831 a 1840 a4.92L000y en la de 1841 De esta forma no sólo se refuerza el poder político
a 1850 a 5.468.000. Las impoúaciones, a 6u vez, de los sectores poderosos tradicionales, sino que
pasaron de 770.000 en 1812 a un promedio de también se bloquea la diferenciación interna de las
5.429.000 de 1831 a 1840. En estas condiciones,la clases poseedoras, dificultando el surgimiento de
Ley de fierras de 1850 tendió a dar una base sectores basados en la acumulación de capital
jurídica definitiva a la gallina de los huevos de oro: industrial que podrían amenazar el poder de la
el latifundio, donde a partir de la década de 1831 a aristocracia latifundista o de la burguesía comer-
1840, el café es el principal cultivo. cial. He aquí el proceso en las palabras de un
Así, en vez de favorecer el acceso a la tierra y a políticoy de unindustrialfinancista de la épocadel
lapequef,apropiedad (como en EE. UU.),laLey de Imperio:
Tierras favoreció a la gran propiedad. La ley nor- "Desde el principio, el calor, la luz, la vida para
teamericana propiciaba la ocupación de tierras,la las mayores empresas había venido del Tesoro.
brasilefra ìa dificultaba. "Los medios tradicionales Siempre las grandes frguras financieras, indus-
de acceso a la tierra, co-propiedad, arriendo, ocu- triales del país habían crecido bajo Ia influencia y
pación, fueron proscriptos, Ìas tierras no utilizadas protección que les dispensaba el Gobierno: ese
volvieron al Estado que, por su parte, vendía las sistema sólo podía dar como resultado la corrup-
tierras por Ìrn precio más alto"(l2). ción y la gangrena de la riquepa pública y privada".
En EE. UU. surgieron instituciones de crédito (Joaquín Nabuco, Un estadista del Imperio, Tomo
para facilitar el acceso a la pequefra propiedad, y il).
ésta, una vez consolidada, da lugar a instituciones "Protestan porque en BrasiÌ se espera todo del
regionales autónomas para defenderla. De esta gobierno y porque la iniciativa individual no
forma se contrapesa al poder central, ya restrin- existe. ;Y cómo no ha de ser así si todo cuanto se
gido por el principio federativo. refiere a la acción del capital en cuanto éste se
En Brasil, la normativa para la ocupación de la acumula para cualquier fin de utilidad pública o
tierra (la ley) no da lugar a pequeias propiedades privada en el que la libertad contractual debía ser
sino que simplemente favorece el abstecimiento de el principio regulador, choca de inmediato con
trabajo libre (y barato) a los latifundios, por medio pésimas leyes preventivas y cuando éstas no bas-
de la evacuación de los pequef,os ocupantes. Sin tan hay intervención indebida del gobierno en
instituciones de crédito a, las que recurrir, sin calidad de tutor? (Vizconde de Mauá, Autobiogra-
organismos regionales para defenderlo, sin poder ffa).
instalarse en forma independiente, no hay otra El régimen políticoy eÌ réginien de propiedad de
salida para el campesino que colocarse bajo Ìa la tierra forman una unidad. Los resultados de los
protección del sef,or(%licntela"). Con este sistema diferentes regímenes de EE. UU. y de Brasil inde-
coexisten el poder central de la pendientes pueden ser medidos en cifras: mientras
-"coronelisTn6D-
monarquía y un fuerte poder regional de hecho de en el primero el número de manufacturas pasa de

(12) Ibidem.
Diciembre de 19Í)2 - afio 2 . No 5 en defensa del sÃarxlsms
El
tt
123.000 a 3521.0fi) entre 18{8 y 1870, en este los que procedían así y que seguían siendo sus
último arlo tenemm en BrasÍ|... sólo 200. Mientras metúpoÍis ecónomicas. etìiempã que, después de
en EE. IfU., en 186I, 3e(m nillc* flg vías ftrreas haberse ligado unas a otras, por úàs interiores de
unifican el territcio, ya casi tdahente ocupado, comunicación,las 13 antiguaÀ colonias, el gobierno
en el mismo aõo e$aba mzanfo Ia construc- federal norteamericano sã disponía a abrl un po-
ción de la primera vía de ftrrocarril en eI Brasil de blamiento de los territorios despoblados del Oeste,
los latifundios 8emiblòltittdc. construyendo caminos y vías ?érr"as que, en la
En resumen: d €aRF t U,la unidad de las 13 segunda mitad del siglo XIX irían a unir el At-
ex-eolonias ingleeas sc ohro pc medio de una lántico al Pacífico, los países latinoamericanos
Federación,debilitmdodpofucentralperoforta- perpetuaban su aislamiónb, cada cual abriendo
leciendo la constibcifu poüËca de la Nación; en solamente úas de comunicación en dirección al
Brasil, la unida'l fe poaco dc un poder central mar para ligarse a las metrópolis económicas ul-
fuerte que debilitó polftiçr-ente a ta Nación (so- tramarinas- En cuanto las ãshucturas sociales
metida a los poderes rcgiúabs de hecho y a la abiertas de los EE. UU. del Norte, sus diversas
presiónextranjera).ScaEF.tlU.laocupaciónde actividades económicas y la abundancia de las
tierra fue reselta, pc h pedth de la burguesía tierras por ocupar en el õesb, unidas por vias de
industrial del norte, ea frru & la pequefra pro- comunicación ãl mercado nacíonal, peimitirían a
piedad(yporlotanto,dcler@iacióndelmercado la América anglosajona atraer a deìenas de mi-
interno), en Braell fuc resclta en favor de lati- llones de emigrantes venidos de Europa, la inmi-
fundio(oseadel"areücfhdelmereadointerno), gración fue durante mucho [iempo des-
por la ausencia de
'mr buicga industrial o de viada "o"opeu
de América Latina por Ìa ausencla casi
una clase social súcir*rmcnte fueú€ como para completa de empleos industriales, por la apropia-
luchar contra el latiffib (omo los granjeros de ción de tierras accesibles en provecho de inmensos
EE. UU.), inexistentee cn la epoca colonial. dominios improductivos. Miãnhas la población de
los EE. UU. se multiplicaba por veinte entre el
Américe eD lr H$oIia censo de 1?90 y el de tó00, la de emorica Latina no
se multiplicaría por más de cuatro en idéntico
Hemos visto quê be diversm múos de pro- intérvalo de tiempo: cuatro veces más numerosa
ducci.ón con qu€ las rcgirc deÂmérica se incor- que la de los EE. UU en el final del siglo XVIII, esta
poran al mercado mrmdhl, corüüryen la base de población era sensiblemente mettoi numerosa a
los destinos divergeatct dc fos países americanos fines del siglo XIX'(13).
(los EE.UU y la Anérir:e I rtinr, divergencia ésta Hemos visto también que la unidad (o la divi-
que sorprende a loe pluc sociólogos que se sión) de los antiguos imperios coloniales, en sí, no
ocuparon de nuestro cmtimte:'EÍl tanto las 18 explicaese destino divergente, sino es considerada
colonias inglesaq r'rlrkrçrerrte unidas por su co- junto a otros factores que remiten a los diversos
mún repudio a la aúrËd retropolitana, con- modos de producción (o sea, a la existencia o no de
seguían superar durc retrcCìes históricos y pro- una burguesía capitalista). Lo mismo cabe decir
fundas diferencias de eetnrduras económicas y del latifundio (apuntado por muchos autores como
sociales para federare y mstihrir una nación causa unilateral del atraso de América Latina,
libre detuatquierbarerainterior, el vasto imperio pero que también existía en EE. UU. ). Es la presión
espafrol se resquebrajabc, y en el curso del siglo de laburguesíaindustrial, en el sentido de reducir
XDL 16 naciones hiseeno-mericanas, un Brasil los beneficios de los terratenientes, para apro-
luso-americano y un IïaiÉmuy africano crridaban piarse de una porción mayor de plusvalor social, lo
apenas de la defeasa de ar propia soberanía... que acaba transformando ocurrió en In-
mientras las antiguas colmias inglesas del Norte glaterra- Ia agricultura en-comouna rama de la pro-
se apresuraban en dirrursificar sus propias activi- ducción capitalista. La ausencia de esa clase hace
dades y se disponían a hacer de los EE.[IU, una que el latifundio sea una fuente estrecha de acu-
gran potencia industrial, cada uno de los países mulación capitalista, y no la extensión en sí de la
latinoamericanos, entoncee q'€nas 18, continua- propiedad agraria (si no fuera así, la estructura
ban llevando adelante sus antiguas actividades latifundista de vastas regiones norteamericanas
coloniales de exportación de produetos del sector habría impedido el desenvolvimiento del capitalis-
primario y de importación deproduCos industria- mo industrial en los EE. UU.). En los EE. UU. (a
les, contentándee cm diversificar los países con diferencia deAmerica Latina) ocurrió que "duran-

(13) Jacques Lanbert,'Anériar.atitn', slan Pablo, companhia Editora N-acional, 19?9.


en defensa del Marxlsmo Diciembre de 1992 . aõo 2 . Ne 5

te toda una época, se mantuvo un equilibrioaproxi- ducción diversificada y precozmente industrial)


mado entre la agricultura y la industria: sus inte- favorable al desarrollo de una burguesía capitalis-
reses fuera de las fronteras eran episódicos y bas- ta y de un capitalismo industrial precoz. Al luchar
tante insignificantes. EE.UU. siguió entonces una por suspropios intereses desde antes de la Guerra
política aislacionista que se tornó mas fácil por una de la Independencia, consiguió imprimirle a ésta
situación geográfica única" (14). su propia dinámica y fue una cuestión de sobre-
Fïnalmente el "aislacionisnto"noúeamericano, vivencia (a riesgo de ser expropiada por los ha-
confrontado con la apertura primario-exportadora cendados del Sur) continuar la expansión de su
odepen'
latinoamericana (explicación cara a los sociedad en los Estados Unidos independientes.
dientistas" latjnoamericanos) tampoco fue por sí Esto produjo una dinámica de desarrollo total-
solo factor de atraso y pertenece más al ámbito de mente diferente desde el comienzo de la era inde-
Ìa ficción: "La independencia de Espafra no pendiente en EE.UU, en relación a otras ex-colo-
transformó a América Latina en una región ex- nias americanas.
poúadora importante de productos alimenticios y La inmigración europea, favorecida desde las
materias primas, ni la hizo ingresar en el mercado primeras décadas por EE.UU, aliviaba el peso del
internacional como impoúadora de productos desarrollo industrial, porque era Europa la que
manufacturados. Europa Occidental, sus colonias, había sopoúado la responsabilidad de la infancia
Europa meridional y Oriental y EE. LfU. se en- inactiva de estos inmigrantes adultos: América
contraban totalmente abstecidos con sus propios Latina, mientras tanto, conocía un crecimiento.
productos alimenticios y materias primas indus- demográfrco mucho menos rápido, que no por eso
triales. América Latina no consiguió vender nada dejaba de pesar fuertemente sobre su desarrollo
a Europa que le permitieracomprar algo a cambio. económico y social pues éste se debía solamente al
Después de una primera y febril actividad que gran número de hijos que era necesario mantener
coincidió con la reapertura de los mercados, que y que habría sido necesario poder educar para
hasta entonces estaban cerrados, América latina emplearlos en otros trabajos que no fueran los de
se retiró del mercado mundial y permaneció fuera una agricultura rudimentaria, que era la gran
de éste durante los primeros 50 af,os de su inde- proveedora de mano de obra barata para los lati-
pendencia política ... Durante esos 50 aflos se fundistas. Para tener una idea de lo que esto
mantuvo ajena a las corrientes del comercio y a las significó diremos que en EE.UU entraron de 1820
finanzas mundiales. Los países europeos comer- a 1860 más de 5 millones de inmigr:antes mientras
ciaban entre sí, con sus colonias, con sus provee- que en Brasil se registra hasta esa fecha menos de
dores tradicionales y con EE. UU. El capital eu- 50.000. Cuando en el cono surlatinoamericanoy en
ropeo se encontraba totalmente comprometido con Brasil el desarrollo capitalista favorecía la inmi-
las finanzas de Inglaterra y del resto de Europa, gtación, el desarrollo industrial de EE.UU hace
principalmente en lo referente a úas férrreas. que las distancias sigan creciendo: entre 1870 y
Cuando cruzó el Atlántico encontró su nueva mo- 1914 10 millones de personas entran en la Ar-
rada en EE. ULf(15). gentina, Uruguayy Brasil (26 millones en EE.UU
En los procesos americanos de independencia, en el mismo peúodo).
la adniinistración colonial fue reemplazada por las Pero la política inmigratoria es una conse-
clases económicamente dominantes de las colo- cuencia de la estructura de la propiedad de la
nias. tierra. El gobierno de EE.UU favoreció con su
Es verdad que esas clases ya paúicipaban en política de inmigración la ocupación de las tienas
cierta medida del poder en la época colonial, pero del oeste y, con menos éxito, la extensión en ellas
también en Europa la burguesía ya participaba del sistema de pequefia propiedad. En América
limitadamente del Estado absolutista monárquico Latina, por el contrario, de las tierras se ha apro-
antes de derribarlo. La gran excepción de la época piado, o espera hacerlo, la clase dirigente de los
colonial fueron las "colnnias de poblamiento" de latifundistas, a veces con fines exclusivamente
Nueva Inglaterra, que generaron una formación e speculativo s. La e structura latifun dista, aliada al

económico-social exactamente opuesta a las otras atraso industrial es responsable por la inexistente
(pequefia propiedad, producción dirigida en pri- o tardía política inmigratoria (en lamás que despo-
mer lugar al mercado interno, trabajo libre, pro- blada Argentina empieza recién en la segunda

(1á) ri .iernacional, "Ia rôl.e mondinl de liimpéríalkmc américaín", Quatrieme Internacionale, Ìf 1, París' 1938'
t ro) D.C.M. Platfr, "Ob,servacinrcs de un historiad.or a ld tzoría de Ia dcpend'encia en Arnérim
Latina en el sillo XK, Desarrollo
Económico, ÌS ?6, V. 19, Buenos Aires, Enero'Marzo 1980.
Diciembre de 1992. afio 2. Ne 5 en d,efensa del lMarxÍgmo

mitad del siglo )m(). Y las dos, como veremos son América Latina las independencias, consolidando
la base del bloqueo al desarrotto capitalista indus- condiciones opuestas, terminaron creando prácti-
trial. Antes debemos deeir que esto no se debía a un cas opuestas: "No existe una sociedad civil relati-
bloqueo de la producción nercantil por parte de los vamente homogénea en la que los individuos se
países latinoamericanos sino de su desarrollo, de encuentren en una interacción general. La unidad
la única manera que $r elase ürigente (aristo- administrativa del Estado engloba un archipiélago
cracia criollay hacendadoslla eoncebía: como pro- de unidades sociales relativamente aisladas. La
ducción primaria en gran escala para el mercado heterogeneidad de las relaciones de producción se
mundial. Por eso impide el aeeeso a la propiedad de manifiesta en la fragmentación del proceso de
la tierra e inclusive favoreee su despoblamiento, producción y de circulación. No existe una esfera
como ya lo había notado en 18,4.5, refiriéndose a la única de circulación, y por lo tanto, falta base
Argentina y a las grandes eúensiones de los pro- material para la existencia de ciudadanos libres e
pietarios de ganado, uno de los prinqipales inte- iguales. Si el mercado es el ámbito en el que surge
lectuales y hombres polítjeos de nuestro conti- la'sagrada familin'de libertad, igualdad y pro-
nente: "La procreaeiórn espontánm forma y au- piedad privada resumida en la noción de ciuda-
menta indefinidamente la forhnq Ia mano de obra dano, entonces la falta de un mercado nacional
está demás; su trabajo, sr inteligencia, su tiempo quita a la democracia burguesa su fundamento
no son necesarios para la cmservación y para el económico. El desconocimiento de las raíces te-
aumento de los medios de vida' (Domingo Faustino ïTenas de los sagrados principios de la democracia
Sarmiento, Facundo, CiviÌización y Barbarie). liberal vuelve estériles las intenciones de realizar
Estas condiciones estmcürrales originadas en la ideología democrático-burguesa en América
la época colonial y preservadas por las revolucio- Latina" (Norbert Lechner).
nes de la independeneia ser:Én el obstrículo decisivo Esto a pesar del hecho de que algunos líderes
para el desarrollo de los embriones de capitalismo liberales de la lucha por la Independencia (Ma-
industrial. Este requiere tres eondiciones: 1) la riano Moreno en laArgentina, Simón Bolívar, los
existencia de un mereado líbre de trabajo, obsta- republicanos en Méjico) se hayan propuesto con
culizado por la relativameote baja densidad de- ella, dictatorialmente si fuera necesario (como fue
mográfica de los países lntinoameric€Ìnos, por la el caso de la dictadura contra los tories en EE.UU.)
ausencia de innigración y por la sobrevivencia de sentar las bases para una sociedad democrática.
institutos de trabajo forzado (e&laü itud pofdeu- En este carácter frustrado de la revolución demo-
das" en Mejico, esclavihrd Ìisa y llana en Brasil); 2) crática (la democracia es proclamada como prin-
la existencia de un mercado de eonsumo interno, cipio formal pero no encuentra bases económico-
trabado por el nivel rudimentario de vida de po- sociales en las que asentarse) está el origen de la
blaciones restringidas a ruÌa agricultura de sub- cuestión nacional latinoameri cana. "Laconciencia
sistencia (el limitado mereado de las aristocracias nacional surge más como determinación externa
dirigentes se satisfacía plenamente con las im- (reconocimiento de Londres y Washington) y como
poúaciones de manufaeturas que se habrían en- conciencia estamental que como experiencia co-
carecido, en Ìrn principio, si hubieran sido produ- mtin de los ciudadanos. El recurso ala foatria' no
cidas en el país);3) la exisúencia de un mercado de crea una identidad que identifique el territorio
capitales dispuestos a La inversión industrial, in- como una nación. Así se explican los dos procesos
signifiCantadebido a las mayores ganancias pro- complementarios en las primeras décadas de la
ducidas pdr{a produeción prlma.ia y por la espe- independencia: lucha prematura entre conserva-
culación agraria. dores y liberales por la forma del Estado y rápida
En EE.UU! las eondiciones esf,ructurales con- preponderancia del gobierno central como princi-
solidadas por la independencia (auseneia en la pal mecanismo unificador" (Lechner). En EE.UU.,
mayor parte del territorio de monopolio de la tie- por el contrario, como vimos, fueron las fuerzas
rra, pequef,a propiedad agraria como factor do- económicas las unificadoras de la nación, que
minante, libre competeneia generada por la acu- surgió a partir de los reclamos democráticos de los
mulación de capital dirigidahacia la más rentable ciudadanos, lo que redujo el poder del Estado y
producción industrial) fueron cÍìmpo propicio para volvió compatible a la Nación con un federalismo
una sociedad eivil iguaÌitaria (sin más desigual- que otorgaba amplia autonomía a sus componen-
dades más que las generadas por la competencia) tes.
que fue la base para prácticas políticas creciente- La prematura victoria de los liberales en la
mente democráticas, pues las púcticas oligrírqú- América hispánica, que excluye los proyectos mo-
cas y de patronato exisdan- se torna- nárquicos de los conservadores, no resuelve Ia
ban incompatibles-aunque
con su base económica. En cuestión, pues detrás de ella "se oculta una doble
ú
en d€fense del Menxlgmo Diciembre de 1992.. afro 2. Ne 5

ambigüedad: en las relasiones ext€riores, el libera- consolida los intereses noúeamericanos en Améri-
lismo como soberanía de las partes es contradicto- ca Central. Puede parecer paradójico que el "débil"
rio con la dependencia económica. En ìas relacio- gobierno norteamericano, de poder limitado y con
nes internas el Ìiberalismo como demosracia es problemas en su interior, sea eapaz de imponer su
contradictorio con la dominación oligárqúca. El voÌuntad a las "fuertes' dictaduras ìatinoamerica-
Estado ni is plenamente soberano (dominación nas. Es que el juego de las apariencias no debe
externa) ni es plenamente nacionaÌ (ciudadanía ocultar las contradicciones: la "débil democracia
restrigida)... se constituye como contradiceión en- yanki se basaba en el poderoso desarrollo interno
tre un contenido oligárquico y una forma demo- de Ìa nación (base de la fuerza de su Estado); en
crática" (Lechner). En el Brasil imperial esa con- América Latina,la misma contradicción que daba
tradicción se verifrca por la coexistencia de un un contenido oligárquico a la democracia liberal
liberalismo aparente que no puede tapar la escla- causa la debilidad de eontenido de las "fuertes"
vitud, el'coronelismo"y el patronato que sostienen dictaduras (lo que, por otra parte, el siglo XX llevó
su sistema político. al paroxismo), que no hacían más que expresar la
La economía primario-exportdora, la gran debilidad del Estado y de la Nación que lo sostenía.
propiedad latifundista, Ìa temprana dependencia Otro signo de la debiÌidad constitutiva de las
económica, la revolución democnítica frustrada naciones latinoamericanas es el hecho de que las
(victoria apenas formal del principio democrático), potencias capitalistas eufopeas más débiles hayan
la inexistencia de una burguesía y un capitalismo intentado reconstruir sobre ellas sus imperios co-
industriales son los eslabones que arman la ca- loniales. Así fue con Francia, que en la segunda
dena de la debilidad constitutiva de la Nación en mitad del siglo XIX trató de hacerÌo invadiendo
los países latinoamericanos, debilidad que se ex- Méjico (apoyada por Espafla y por la interesada
Í)resa en primer lugar ante las naciones extranje- Inglatena que, más ca.uta, prefeúa actuar disi'
ras. La fragmentación política"en si'significa poco muìadamente).
pues como sefiala Ï\rlio Halperín Donghi "Ingla- "El destino manifiesto de Francia estaba
terra no tenía motivos para oponerse a la forma- puesto, por tanto, en su declarado propósito de
ción de unidades políticas más amplias, en las que contribuir ala conquista de Ìa unidad nacional y de
su penetración cornercial encontrara grandes es- su independencia estatal por parte de los países
pacios ya sólidamente pacificados: el ejempÌo europeos diüdidos. Y en función de esta tarea' que
brasilerlo demuestra satisfactoriamente coqro las ocultaba detrás de Ìas grandes consignas de la
relaciones de fuerza permiten enftentfil'con revolución de 1?89 los oscuros designios de un
branquilidad las veleidades autonomistas que po- capitalismo retrasado con ínfulas de poder, Fran-
drían haber surgido en el seno de las llamadas cia debía reiündicar para sí la dirección y la pro-
grandes potencias". Otra cosa es que esa frag- tección de las razas'latinos'. Tal fue ... el funda-
mentaeión fuera utilizada, como fue, para debilitar mento ideoÌógico de la desafoúuanda intervención
todavía más a las jóvenes naciones y para usarlas en México...el descubrimiento del carácter 'latirw'
a unas contra las otras como gugrdianas de los què mancomunaba a las repúblicas americanas
intereses extranjeros, intereses que se consolidan del sur no era otra cosa que una expresión ideoló'
no debido a la fragmentación sino a Ìa debilidad gica bonapartista para conquistarlas económica,
estructural de las naciones. De esta manera In- política y culturalmente (16).
glaterra ya plenamente capitalista va multipÌi' Intentona fracasada pero pagada con sangre
cando no sólo su penetración económica sino mejicana. En la segunda mitad del siglo fracasa-
también su intenención política en la antigua rían también los intentos de Espaía de recompo-
quintita ibérica. Desde 1823 con la "Dcictrina ner el Imperio (a partir de la incorporación de
Monroe' (América para los americanos), dirigida Santo Domingo y de la conservación de Cuba y
en primer lugar conüra las intervenciones de las Puerto Rico) que fueron sostenidas tanto por la
potencias europêas unidas en la Santa Alianza monarquía como por la oposición liberal (lo que
(1815), la joven democracia norteamericana pro- dice bastante de la naturaleza del liberalismo
uSería un error supo-
clama también su interés estratégico en América espaflol). Como dijo Engels:
Latina. Y no es porque sí: 20 afios más tarde ner que los liberales espafloles comparten las opi-
anexaría casi la mitad de Méjico, 10 aõos más y niones del liberal inglés Mr. Cobden en lo que hace
Nicaragua se vería obÌigada, bajo la presión de los a la renuncia de Espafla a sus colonias. Uno de los
caffones yankis a firmar un "Acta de Amistad" que objetivos de la Constitución de 1812 era la conser-

(16) Joú Arico, op. ciü.


Diciembre de 1992 . afio 2'Ne 5 en defensa del Sfiarxtrsmo i-ul
ll
vación del dominio de las coloniss por medio de su camente las consecuencias sociales y políticas de la
inclusión en un sistemc rrnificado de representa- victoria del noúe, sometiendo al survencido a una
; ción. En 1811,Ios espaúoles eqtriparon un ejército dictadura militar durante largos afros, dictadura
considerable, compuesüo por varios regimientos de que tendía menos al control de la contrarrevolu-
I
provincia qaiola no ocupada ción que al control de los moümientos sociales de
Galicig
-la úniea para defender por la fuerza su
por los franceses- los negros "emancipados" pero sometidos a partir
;
política en América del Sur. El principio más im- de ese momento. a una política segregacionista.
I
portante de la Constihrcifo era no abandonar Fue exagerada, aunque reflejara el impacto inter-
I
ninguna de las coloni n -c y los revolucionarios de hoy nacional de los acontecimientos, la declaración de
I
comparten esta opinifu' (Ln. la 1s Internacional: "Los obreros de Europa están
I
Anacrónicamente, fue necesario esperar eì convencidos de que si la guerra de independencia
cambio de siglo para Yer a Espafra ---potencia americana inauguró la nueva era de ascenso de las
europea de segundo ordm en caída vertiginosa- clases burguesas, la guerra antiesclavista ameri-
abandonar (por la fuerra) srs pmyectos coÌoniales cana inaugura Ìa nueva era de ascenso de las clases
enAmérica t atina Iã resistenciq aveces exitosa, obreras. Consideran como el anuncio de la nueva
contra las intewencimes €xtranjeras directas se- era que la suerte haya designado a Abraham
ría un factor de fortalecimiento de las naciones Lincoln, enérgico y valiente hijo de la clase tra-
latinoamericanas. Pero a través de esas interven- bajadora para conducir a su país en la inigualable
ciones se verifica la diferente situación de las lucha por la emancipación de una clase encade-
Américas independientes ante el mundo: en nada y por la reconstrucción de un mundo social"
EE.UU. después de la segunda guerra contra In- (18).
glaterra (1812-1814) ellas son impensables y las La verdadera proyección mundial de la Guerra
guerras en las que participan los norteamericanos de Secesión, proyección típica de toda revolución
son de expansión, no de defensa de su territorio. social, se encuentra en otro aspecto, bien definido
La acumulasión de capitâI en América Latina por Engels: "Las centenas de miles de soldados y
no quebró los mareos del poder oligárquico y del ofrciales irlandeses que participaron de la guerra
patronato sino que se fue adaptando a ellos, de- lohicieron con la segundaintención de prepararun
terminando un tipo de desarrollo industrial tardío ejército para liberar lrlanda. Los litigios anglo-
y coexistente csn el atraso agrario y con la econo- norteamericanos que siguieron a la Guerra de
mía primario-exportadora- En Brasil el manteni- Secesión fueron el principal motivo de los "fe-
miento durante la épocaindependiente del trabajo nians'.Sihubiera estallado laguerra entre los dos
esclavo fue un factor suplementario opuesto a la países, Irlanda se habría conveúido en miembro
formación de un mercado de trabajo libre. En de Ìos EE.UU. o, por lo menos, una república bajo
EE.tru. annque en forma paÍcial (pues fue prohi- su protección. El pago hecho voluntariamente por
bida en los Estados Unidos del Norte), la esclavitud Inglatena por el asunto de Alabama (barco inglés
también constihrye, en un momento dado, un que hundió 70 navíos del norte durante la guerra,
obstáculo al pleno desarrollo del capitalismo. NDA) fue el precio de la no-intervención de Ìos
Las bases sociales diferentes del desarrollo norteamericanos en Irlanda" (19). No olvidemos
norteamericano y latinoamericano se verifrcó en la que Marx ya.consideraba la cuestión irlandesa
forma gF que se resolvieron las contradicciones como la clave cle la revolución proletaria en Ingla-
heredadas del período 6slsniel y del proceso de terra y en Europa: la revolución americana se
independencia. En EE.ttU la Guerra de Secesión integraba así al proceso revolucionario mundial.
(1861-1865) fue un prooeso revolusionario, verda- En América Latina las guerras civiles entre
dero colofón de la guerra de independencia y de la conservadores y liberales (o "federales y unita-
instauraeión de la 'fumurrcia ieffersoniana" rios") fueron una caricatura de revolución social
(1801, llamada "wvtrdn rcwlución\. El norte donde "el dilema civilización o barbarie no expre-
capitalista movilizó todos sus recursos contra el saba la oposición entre dos sociedades diferentes
sur esclavista para Ia implantanción del trabajo sino el enfrentamiento parcial entre dos fracciones
libre (asalariado) en tndo el país, completando la de la misma clase social, o mejor dicho, entre dos
unidad nacional iniciada en 1776. La burguesía estilos diferentes de encarar el problema del po'
capitalista, no obstante, trató de limitar drásti- der" (20). El proceso culminó en la misma época de

(1?) F. Engels , "New Yorh DaiJy Mwle',lQ de setiembre de 1854.


ifgi Ciü. io"tvtit,tor Uotpla\'Mã8, EngeLs et la polüiqrn intenntianale", París, Gallimard, 1975.
iigi f. U"gutr,"A pro$siio dc ta cue*iln blan&sa",In: Marx-Engels, Acerca del colonialismo, Madrid, Jucar, 1978. de 1988'
de octubre
à0. .1. W"tïuy í H..1;taz, "La cipilizoción y Ia barbaric d,e Sarmicnto , Prensa Obrera, Np 244, Buenos Aires, 6
en defense d€l IÁarxlgmo Diciembre de 1992 ' aõo 2 ' Ne 5

la Guerra de Secesión, con una verdadera contra- priuilegind.o"


- .

rrevolución: la guerra del Paraguay, expresión Duiante el apogeo del imperialismo yanki en la
segunda pos-gÌreïïa (1950-1965), las cifras que
concentrada de las limitaciones, del cáracter anti-
nacional y antidemocrático de las oligarquías lati- dÃos a continuación ilustran lo que hemos dicho:
noamericanas.
E4 nuestro continente, Paraguay, indepen-
diente desde 1811, fue una especie de "Japón de Inversiones y beneficios de Esúados Unidos
(1950-1e65)
América Latina", valiéndose del proteccionismo
industrial y organizando un capitalismo de E stado
América Resto del
basado el rnot opolio estatal de la tierra y de la
"tt Europa Cánada Latina Mundo
renta aduanera, haciendo así florecer funCiciones,
astilleros, telégrafos y f,errocarriles con una renta
nacional muy inferior a la de sus vecinos Brasil y Flujo de inversiones
3.8 5.2
Argentina. Èn pequefra escala una política similar directas desde EE.UU. 8.1 6.8

a tá de la"Reuolución tr[eiii" (1868) en Japón que


úabilizó en este país el desarrollo capitalista a lngreso sobre este
14.3
5.9 1 1.3
partir de su organización por el Estado imperial' capital transÍerido 5.1

La excepción confirma, sin embar- a EE.UU.


-Paraguay-
go, eue semejante desarrollo era posible en Amé-
2.6 0.9 -7.5 -9.1
iióaLatina independiente, lo que lahabúa llevado Neto

a una unidad mayor contra las potencias extran-


jeras y a un desarrollo mayor y más autónomo de Cifras en miles de milones de dólares
ia industria, o sea del capitalismo en su forma más
progresiva. La masacre del Paraguay fue una La penetración imperialista enAmérica Latina
veráade"a destrucción de fuerzas productivas y de aceleró el desarrollo capitalista, pero sii'-r cambiar
la posibilidad de su desarrollo amplio enAmérica el raquitismo social de la burguesía nativa. En el
Lalina, al mismo tiempo que dio forma acabada a siglo )O( esto va a dar al proletariado latinoame-
loi principales estados del continente: Paraguay riõano un papel central en ìa historia del conti-
nente al tiempo que va a acentuar todas las ca-
con un millón de habitantes "después de 18?0
del racterísticas antidemocráticas de la vida política'
@uerra) no llega al cuarto de millón cual
apenas 30.000 son hombres útiles" (21). En la célebre formulación de [.eón Tbotsky: "En la
El resultado frnaì del desarrollo latinoameri- medida en que (en los) países atrasados el papel
cano del siglo XIX fue un retroceso relativo de las principal es desempeflado por eÌ capitalismo ex-
fuerzas productivas que determinará su estatuto tranjero, la burguesía nacional ocupa, por su pro-
semicolonial en el contexto mundial del capita- pia posición social, una situación inferior a la que
lismo imperialista, que se desarrolla a paúir del ãortesponde al desarroìlo de la industria. En la
último cuarto del siglo XIX. América Latina tenía medida en que el capital extranjero no importa
el ILTa del comercio mundial en el siglo XVIII: a trabajadores sino que proletanza a la población
frnes del siglo XIX ese porcentaje había bajado al local, eÌ proletariado nacional desempefra rápida-
6Vo (22). mente un papel decisivo en Ìa üda del país' En
El atraso y la desunión de América Latina se estas condiciones el gobierno nacionaì, en la me-
constituyeron así en la contracara dialéctica del dida en que intenta ofrecer resistencia al capital
avance y de la unión de EE.UU. y fueron la base extranjero, se ve forzado a apoyarse' en mayor o
histórica del imperialismo norteamericano cuyo menor escala, en el Proletariado.
primer paso indepenüente fue declarar aAmérica "Por el contrario, los gobiernos que consideran
Latina õomo so "patio trasero". Aunque a lo largo inevitabÌe o incluso más provechoso ir de la mano
del siglo )O( las bases del imperialismo yanki con el capital extranjero, destruyen todas las orga-
hayan alcanzado carácter mundial, nunca perdie- nizaciones obreras e instauran un régimen más o
de la
rot to base histórica latinoamericana ni la carac- menos totalitario' Por lo tanto, la debilidad gobier-
lafalta de tradición de
terística de que América Latina fuera su "sector burguesía nacional,

Ediciones Argentinas, L978'


21. Raúl Larr4 "HistoÌir d,e Atnéri.ca 1824-1914", Buenos Aires,
22. Gláucio A. Dillon SouÃ,
;i q"r" tão agr6ria na América I'atína",Rlo de Janeiro, Zahar, t976'
Diciembre de 1992 . afio 2'Ne 5 en defensa del Marxismg

crecimiento áe o menm úpido del


no anterior, el dadera independencia nacional, la posibilidades
proletariado, amerle'â be fundamentos de todo de desarrollo ilimitado,la liberación de la domina-
régimen democrátio estabb. Losgobiernos de los ción de los tiranos extranjeros y nativos, sino
países atrasados, o seacdmiales o semicoloniales, unificándose mediante la unión de repúbìicas so-
asumen un carácter bqrapartista o semibonapar' cialistas de América" (24).
tista y difieren unos dê üos en el hecho de que La liberación de América Latina, su unión
algunos tratan de orientarse en unadirección más contra la presión externa, no es sin embargo tarea
democrática y tratan de buscar apoJro en los traba- de la burguesía latinoamericana, heredera de la
jadores y campesinoe, mientras otrros instauran oligarquía colonial que frustró los procesos de
una forma de dictodura militar y poticiat. Esto independencia y mantuvo el atraso a lo largo de
determina de igual r'lcúìg el destino de los sin- todo el siglo XIK Como ya había planteado la IVc
'Internacional
dicatos. O bien se eolocm bail la ffiêla del Estado en 1934: "América del Sur y Central
o bien son sometidos l Et cruel persecuci6n. La no podrán liberarse de su aüraso y de su depen-
tutela del Estado estú dictadr por dos exigencias dencia mientras no reunan a todos sus estados en
que se contraponên: primo, la necesidad del una poderosa federación. Esta gtandiosa tarea
Estado de acercarse ala&seoheracomoun todo histórica está destinada a ser resuelta no por una
y ganar de esa forma qloyo para resistir a las burguesía sudamerican a retardataria agente to'
pretensiones excesivas èl inp€rislismo. Y en se- talmente pro stituído del imperialismo extranj ero,
gundo tugar disciplina a los trabajadores, colo- sino por el joven proletariado sudamericano, jefe
cándoìos bajo el control dc maburocracia" (23). elegido por las masas oprimidas. De esta forma, la
El pasado histórico m dejó nna herencia que consigna de la lucha contra la violencia, contra las
define exactamente el rol y las ta.eas de la revo- intrigas del capitalismo mundial y contra el tra-
lución latinonmeriaant cn nuesfuït siglo: "Ningún bajo sangr"iento de las camarillas de compradores
país de América Latina o del Pacfico situado bajo indígenas es: los Estados Unidos Soviéticos de
la dominación del iryerl*iso norteamericano América del Sur y de América Central".
puede alcanzar su tcal liberacióú linitándose a A mediados del siglo XIX Marx afirmó que Ia
sus propios esfirerzc- Sólo b rmión de los pueblos revolución irlandesa era la clave de la revolución
de América Latin4 orignteda haeia rxraAmérica inglesa, clave a suvez de la revolución europea. La
Socialista consolidada, afiads al proletariado re- sobrevivencia del capitalismo nos obliga a cons-
volucionario de EE.tlU., tcría Io srúcientemente tatar, a frnes del siglo XX, que la revoìución lati-
fuerte eomo para enfrutr m érito aI imperialis- noamericana es la clave de la revolución norte-
mo norteamericano. Del mismo modo que los pue- amerieana, clave a su vez de la revolución socia-
btos del Viejo Mrrrdo no pueden resistir con éxito a lista mundial. Así, América Latina, que fue a tra-
la presión del colco nCIrt€americano que los lleva vés de la acumulación capitalista primitiva, Ia
a la guerra nás çre om el establecimiento de Ìos placenta uterina del capitalismo mundial, tiene
Estados Unidos de Enropa bair la forma de la úora en compensación, en el período senil del
dominación sociatida del proletariado, los puebìos eapitalismo, el privilegio hisüórico de ser también
del hemisferio orientsl no pueden alcanzar la ver- su tumba.

28. LeónTÌotsky,'Oseindiaatnsnaép&Mbciaimperiatista",Polêmica,Ìf l,BeloHorizonte,Vega, 1978.


24. IÍF Internacional, oP. cit.
en defensa del Mlanxlsms Diciembre de 1992. aõo 2. No 5

Apuntes para la historia del


trotsklsmo argentino (4Ê pafie)

El PST
baio la dictadura
ïrg76ne8g)
por Julb N. Magri

Hasta mayo de 19?8, cuando ya habían pasado mas de dos affos desde la
instalación del régimen de Videla, el PST sostenía que el gobierno militar no era
ni objetiva ni subjetivamente contrarrevolucionario y que no tenía por objetivo
aplastar aÌ proletariado sino sólo a la guerrilla. Para el PST, el videÌismo no se
aiemejaba al pinochetismo, debido a que su objetivo era restaurar la democracia,
una evidencia de ello, sefralaba, era la apeúura política que ya entonces, apenas
instalada la dictadura en marzo de 1976, Videla habría inaugurado (llamada
salida a la espaflola). Matices más, matices menos, setrataba de una caracteriza-
ción similar a la del P.C.
El golpe de Videla sorprendió a la dirección del PST. Hasta las vísper_as del24
de maizo, sostenía que el moümiento obrero debía prepararse para las elecciones
previstaspara 19?6, ya que ése era el camino que le imponían al gobierno de Isabel
Peron, toda la burguesía y el imperialismo. Para el morenismo, elìmperialismo y
la burguesía estaban enrolados enla "institucionalizacion"y la dirección "insti-
representada, precisamente, por Videla.
tucinnãlista'en las FFAA estaba onatu,ral"
Ante el goÌpe, se produjo wr desbande de la dirección morenista-
Durante dos meses el PST no publicó ningún periódico. No obstante,las directivas
a los militantes, y en especial a quienes eran delegados y activistas reconocidos,
fueron de que debían presentarse en sus lugares de trabajo, despreciando un
pasaje a la clandestinidad con el argumento de que el golpe estaba dirigido
exclusivamente contra la guerrilla y que el gobierno militar llamaría rápidamente
a elecciones. Esto explica, en parte, el número elevado de militantes del PST
unos 100- que fueron detenidos y secuestrados en los días inmediatamente -
posteriores al golpe.
Recién en mayo de 1,976 apareció la publicación del PST,"Cambio". Su primer
número planteaba que "en líneas generales, se ha respetado (sic) a los delegadas
obreros. Pero algunos (sic) detenciones, algunos Gic') despidos, ciertas (sic) ame-
nazd3 y la perspectiuo ( sic) de un tenorismo de ultraderecha, cu,ya autorta sigVe
sin estableõersã (sic), dejan en pie ta posibilidad (sie) de una persecuci,ón generali-
zada contra eI actiuismo obrèïo....". Estas líneas condenan definitivamente al
morenismo ante la conciencia de cualquier activista clasista.
ouno
Respecto de los presos, "Cambio" sostenía que de lns problemas que con-
tribuyeron aldesprestigio (sie) del gabierno derrocodoel24 de marmfue la eleuada
cantídad de detenidos que permanecieron largos nxeses en prisi.ón sin ser acusados
de ningún delito o transgresión....Otros, en cambio, que son dirigentes obreros-y
polítiíos que nada tiínen que uer ni con la subuersión (sic) ni con la
corrupción-...Harguindeguy (ministro del Interior) sostuuo que ero intención del
gobierno poner en libertad a los detenidos que no seg,n sometidos a pracesg. Hastg
el morneito no se ha puesto en prdctfua esta medida. Mientras tanto, subsiste la
Diciemòre de 1992 . afio 2 . Ne 5 en defensa del SÁarxigmo

incertidumbre (sie)'. Para la direceión morenista (enero-iirayo de 1978), "un ãirigente del PS?'seúa,
el gobierno de Vïdela era la "dictadura mas demo- laba en un reportaje"que hay una'apeúura'pero
crática del Cono Sur'o -dietablanda", y la repre- que ella es mezquina, insuÍiciente y todavía inde-
sión sóloformaba parte de un alamarginal, a la que finida" (pag.32). Al misrno tiempo, se presentaba a
el gobierno intentaba disciptinar e inclusive repri- la UCR---que tenía mas de 100 intendentes desig-
mir. nados por el gobierno militar- y a la burocracia
En junio de 1976, la reïrista 'Cambio" fue sus- sindical -{ue integraba las comisiones asesoras
tituida por la 'La, Ycw'. Ahora la dirección del de las intervenciones militares a los sindicatos-
PST plantea'que el asesinato de muchos militan- en la resistëncia al gobierno militar. En la misma
tes anónimos no resrltró srfrciente; úora están los Revista, en Ìrna nota titulada'La segunda etapa
cadaveres de Michelini, Ruiz y ïbrres para probar del gobierno militar', se decía bajo la firma de
que existe y achra ma ultraderecha criminal María Yesca que "el plan político Videla-Viola,
llámense cenhriones de l^a lib€rtâd o como sea- - aunque no ha si.d.o explicitado, por muchos indi-
continuadora de la práctica de la TripleA( como O cios, puede deÍinirse por el objetivo de establecer
Globo eree, tal vez conertada en el Cono Sur),y el un gobierno de'transición','cívico-militar', nego-
gobierno argentína tiaw l^o rcsporxabilidad de in- ciado con lospaúidos tradicionales de laburguesía
uestigarln, desnadatü y om..batirla" (destacado ...,"(destacado nuestro). Y aún más: "pareciera que
nuestro). El gobierno Jra no era blanqueado con la la Marina y Massera presionarían por una apertu-
especie de que solo nryrimía a la guerrilla, pero ra política más acelerada que la de Viola-Videla...".
este reconosimiento d€sganado de parte del PSI Según el PST, entonces, estábamos en presencia de
no le alcanzó para dejar de enarbrir a Ia dictadura. un gobierno "aperturista", dominado por dos alas
La ilegalización de hs paÉidos de izquierda y la que pugnaban por demostrar cuál era más apertu-
suspensión de las actividades partidarias de los rista y democrática.
partidos burgueses íd K Èntraba en este rubro, no En una manifestación de verdadera, aunque
fue ilegalizado) fcerm generosamente relativiza- coherente, inmoralidad política, la dirección del
das. "Sin embargo, dmír l^sYesca con relación a las PST se opuso al boicot del mundial de futbol,
leyes proscriptivas, m artímlo establece que para propiciado por organizaciones internacionales, con
que el nuevo delito {ejercer actividades políticas) el argumento de que las mismas "exageraban" la
sea punible debe hãber sido previamente explicita- magnitud de la represión en Argentina. La direc-
do como tal. Es decir, para ser punible la actiúdad ción del PST acusó aquienespromovian elboicotal
política-partidflía debe bsber sido anunciada con mundial de futbol de ...confusionistas y pro-dicta-
anterioridad. Evidentemente esto constituye zz dura. En un monumento al sofismo más
atenuante inttzd,twida a b W amo untrapeso a desvorganzado."Pero sobre todo consumaron su
su seueridnd genztal-'(La Yesca, idem). "Con- maniobra confusionista, al decir (la dictadura) que
trasta fuertenente Ia dirección del esa 'imagen' debía contrarrestar una campaúa
PST- el hecho de qrre-frosigue
en reit€radas declaraciones montada en el exterior por la ultraizquierda. Es
del general Menéndes" del comandante Masseray cierto que ésta le favoreció sus planes con la tácüica
del presidente Videlq enre otros, se haya ratifrca- equivocada y utópica del boicot y con las exagera-
do el objetivo demanítico ísic) por un lado, mien- ciones e imprecisiones sobre la realidad represiva
tras por otro Las antnridades sa rìeservan (sic) un que padecemos (periódico Opción, julio 1978). La
instrumento jurídieo de esta naturaleza, que per- campaffa del boicot tuvo en el exterior un carácter
mite el control sohre los partidos y tiende (sic) a de masas, precisamente porque denunció docu-
eliminar, ahora mós qqg nunca, a la izquierda". mentadamente los campos de concentración, las
La direceión rlel PSn'nipidamente dejó de publi- torturas en la Escuela de Mecánica de la Armada
oLaYesv.',luego
cat de haber hecho Io mismo con y el aseSinato de los secuestrados. Los grandes
"Cambia'. A fines de 1976 resolvió publicar un aparatos contranevolucionarios del PS y del PC se
"Boletin" donde Ia apolqía al r@imen militar opusieron a implementar el boicot (Gorbachov re-
parece lÌegar al paroxismo. 'Si la fuerte presión conoce ahora la complicidad de la burocracia sta-
internacional (originsÍln por el asoenso revolucio- liniana con Ia dictadura) con los mismos argumen-
nario y combativo de las masas europeas y, en tos que empleaba la dirección del PST: no había
menor medida, norteamericanas, como distorsio- que aislar a la tendencia odemocrú.tico" encarnada
nadamente lo demuesFa el triunfo de Caúer) fue por Videla. Los militantes del PST en el exterior, al
contrapeso extemo, el temor a un enftentamiento igual que los montoneros, boicotearon las comisio-
sangriento con los trabajadores argentinos fue el nes de solidaridad que se habían formado para
contrapeso interno. Anbos contrapesos objetiva- denunciar las atrocidades de la dictadura militar
mente impíd.íercn que el24 dc tnorzo se consolida- enArgentina. El broche de oro de toda esta podrida
ra una dirtadura férra, e implamblnnente contra- posición la dio la cronica del Mundial que publicó
rreuolucionari.o aI eúiln Pinu:]z.et,como piden al- el periódico del PST Í'La esposa del presidente
gunos de los'duros" íçlae.Zl (destacado nuestro). Videla tambien participó de este hecho positivo y
Esta caracterización se mantuvo inalterada gran avance de la mujer. Ella también fue a la
durante todo el afro 197?. En la Revista deAmerica cancha" (Opción, julio 19?8).
i

on d€fensa d€l lfanxlgmo Diciembre de 1992 . afio 2 ., Ne 5

;Autocrítica? querecordemos en el pais'. Consecuentemente con


esto, en "Opción" (Nro. 13) por ejemplo, el PST
(en
En mayo de 1978, la dirección del PST decidió sostenía que cieúa medida, el propio gobierno
escribir un texto que denominó de "autocrítica". y la patronal han dejado correr y en algun caso
Era una autocrítica harto curiosa, pues justifi caba alentado el moümiento (de recuperación sindical)"
las caracterizaciones hechas hasta entonces con el y que "la tolerancia (del gobierno ) hacia la elección
argumentô de que eran'un reÍlejo de lo contradic- de delegados y la futura ley de asociaciones gre-
toría que es la propía realidad" (o como solía decir miales son, en primer lugar, una concesiónforzosa
N. Moreno, "la realidad se equivocó") y que cual- a las luchas obreras...". "Este movimiento (de comi-
quier otra definición "hubiera sido obra de presti- siones'asesoras' y normalización de los sindicatos
digitadores, ya que una vez planteada la lucha de intervenidos) significa un gran avance para el
clases todas Ìas variantes son posibles, desde un movimiento obrero" (Opción, mayo 1978).
triunfo o una derrota". Precisamente. Por eso la
tarea de rxr partido marxista es orientar a los En febrero de 1979, en un nuevo documento, la
trabqjadores sobre la variante "rnós probablc"; a dirección del PST escribía que la reorganización
corregir cualquier error a tiempo (no con dos aflos del movimiento obrero, oa diferencía de lo ocurrido
de demora) y por sobre todo a luchar contra el en otras opoúunidades, esta vsz no surgirá sola-
enemigo y no a sembrar ilusiones en é1. mente de la reorganización desde Ìa resistencia en
la base sino en gran medi.da dede onibo" (des-
El documento de mayo de 1978 pasó a definir a tacado nuestro). El "desde arriba'hacía alusión a
la etapa como ocontrarrevolucionaría con fuertes la dictadura (con su ley de asociasiones profesio-
elementos de una etapa no-revolucionaria" y al nales), a los interventores militares en los sindi-
gobierno como "bonapartista de características ul- catos, a la burocracia coÌaboracionista, etc. "La
trarreaccionarias", pero "débil", por los siguientes reorganizaci ón sindical decía textualmente-
motivos: porque la burocracía "sigue en la oposi- surgirá entonces de la -secombinación de estos dos
ción",'el imperialismo sigue presionando por una niveles. Porun lado, laresistencia.. Porotro, delos
salida demo cl"lâtica" y "el apoyo de la burguesía y de procesos desencadenados y relativamentê contro-
los partidos no es incondicional sino crítico", lo que lados "desde atiba", por Ia burocracía in stalada en
o&sesores"
habría llevado al gobierno !a desde los primeros los sindicatos no intervenidos o por las o
meses del 77" a buscar una salida preventiva, una "normalizadores" negocia.dos con lns interuentores.
apertura política. De nuevo, el mismo verso. La nueva ley de asociaciones acelerará este pro-
ceso por dos razones combinadas: por un lado
Uno de los puntos centrales tenía que ver con la abrirá necesariamente cauces legales mayores, y
burocracia sindieal. En un documento de la Ten- por otro tratará de imponer limitaciones muy se-
dencia Bolchevique, a la que estaba adcripta el veras a la burocracia y al conjunto del aparato y
PST dentro del S.U. de la WÀInternacional, de actiüdad sindicales (desde la eliminación de las
agosto de L977, se colocaba como primer punto "en obras sociales hasta la liquidación de la CGT) que
las tareas del PST considerar a la burocracia como seguramente (sic) ésta resistirá y la obligarán a
nuestro principal aliado" y "orientar todo nuestro bajar más a la base y los dirigentes intermedios a
trabajo hacia el frente único con ella". En mayo de fin de fortalecerse y mantener sus
19?8, en otro documento, la dirección del PST posiciones".(destacado nuestro). Naturalmente,
sostenía que la sanción de la ley de asociaciones no ocurrió nada de esto, a pesar de Ìas posibilidades
profesionales por parte de la dictadura impulsaba infinitas que encierran las realidades contradic-
la reorganización del movimiento obrero y la lucha torias.
por una nueva dirección combativa."El gobierno,
aunque en forma restringida, se propone impulsar Idéntica posición desarrolló un dirigente del
la reorganización sindical. De esta forma, millones PST entreüstado por Revista de America : 'Por
de trabqjadores ven delante de sí una tarea de restringidas y condicionadas que puedan ser las
primera magnitud como es elegir la nueva direc- brechas para la normalización sindical que otor-
ción del movimrento obrero". "Pero lo realmente gue el gobierno, por allí puede producirse 'el d.es-
importante la Dirección Nacional del tape' como dicen los espaf,oles....".
PST- es que-proseguÍa
este proceso de reorganización sindi-
cal (impulsado por el gobierno), y arin partiendo de Es así que el PST apoyó toda la política colabo-
la base de que va a ser bastante restringido y en racionista de conjunto de la burocracia con la
una etapa de luchas defensivas, va a abrir la dictadura y hasta todas las janiobras y declara-
discusión política y sindical a millones de trabaja- ciones de los burócratas en sus negociaciones con
dores que tendrán que elegir a sus nuevos dirigen- los milicos, en especial a partir de la formación de
tes de sindicatos y fábricas. Este hecho...adquiere la CUTA (una entidad de "uni.da.d" de la burocra-
en la actualidad un significado especial para el cia). "La unificación de los dirigentes en la CUTA
movimiento obrero y para nuestro partido, ya que es un gran paso adelante. Y el plan de acción... es
se da en el momento de la mayor crisis de dirección la oportunidad de iniciar un gran proceso de movi-
Diciembre de 1992 . aõo 2 . Ns 5 en defensa del lMlarxlsmno

lización..."'Dando este paso, la CUTAcumplió su tos para "mostrar" que el desarrollismo, la demo-
obligación de colocar^se al frente del largo y duro cracia cristiana, el Partido Intransigente, etc. etc.
proceso de resistencia desarrollado estos aflos". estaban con el movimiento obrero contra la dicta-
"...aplaudimos la decisión de Ia CUTA porque de- dura. Cerrando la galería de pronunciamientos
fiendg conquistas slsaentqlgs. Si esto es política, estaba la de su apoderado nacional, Enrique Bro-
es una política que realmente nos une y refleja la quen, diciendo que "la lucha contra la ley debe ser
opinión de la mayoría'. 'El llamado a Ìas fuerzas protagonizada no solo por las organizaciones sin-
políticas, las denuncias inter:nacionales, las posi- dicales sino por toda la clase obrera. Insertada en
bles impugnaciones judisiales /ran sid.o un acierio. una política de conjunto dirigida a desmantelar la
Pero Ia clnue poro que Ia l.q nn p&se es tomar industria nacional (sic) y detener el desarrollo
medidas que realmente mouilieen a la independiente de la República (sic) es lucha que
clase"("Opcion'Ìf 17, diciembre de 1979) (desta- interesa a todos lns partidos, a todos los sectores de
cado nuestro ). Es drir, se reconocía que "la política la población...". Broquen obviaba, claro está, que
que unía" al PSI y a la burocracia era un plan de todos los partidos burgueses habían apoyado a la
inacción y declarativo. dictadura militar y su salvaje represión, y gue
estaban con el imperialismo y contra la indepen-
Un párrafo del planteo del PST llamaba direc- dencia obrera, y por la regimentación sindical.
tamente a la colaboración de clase con los partidos
patronales que habían apcyado el golpe militar
*institucinnnli.sta' El fracaso del plan de *inacción" de la CUTA
de Videla y el exterminio de Io (que no encontró eco en sus destinatarios, las
que Balbín llamó 'la gueffiü^o fabril". "La denun- fuerzas burguesas) dejó al PST girando en el vacío.
cia frontal de Ia CIIIÀ.. reclamando la solidari dad La reacción de los militantes del PSTfrente a estas
del conjunto de las fuerzas políticas y sociales, do monstruosidades de posiciones fue casi nula. La
un nu,euo manoo a la rcsi.*ewtr'(destacado nues- razônde esto era unâ combinación de totalfalta de
tro). Por aquí pasaba para el PSI el eje: no im- democracia internay, por supuesto, de determina-
poúaba que el plan no organizara ni impulsara la da"educacün ". Después de todo Ia corriente more-
movilización de las -qn.q; Io impoúante era que nista había buscado siempre en la burocracia sin-
tendiera un puente pâra crear un frente con el dical un atajo a la construcción del paúido revo-
conjunto de las fuerzas burguesas o como lo deno- lucionario (del PS y del PC contra Perón en 1945;
minaba el PSI, la'citilidc.d dernrcrótba". El PST peronismo obrero Obrera- entre 1954
propugnaba un frerzte fumnrüico'de los parti- -Palabra
y L964;Partido Obrero de Vandor en 1968; Partido
dos y la buroc.racia sindical que sostenían a la Obrero de Rachini, Izettay Rucci en 1971; apoyó al
dictadura. Como lo decía el dirigente del PST golpista Calabró en úsperas del golpe de 19?6); en
entrevistado en la Reyista de America, "los esta- definitiva, los militantes del PST habían sido
mos invitando a luchar por es€ impoÉantísimo o
e ducado s" en esa trayeetoria, que ah ora pro seguía
aunque parcial punto Oegafización de la actividad con el enfeudamiento durante 4 af,os a una buro-
política). Hemos recordado el antecedente no leja- cracia colaboracionista con el régimen más san-
no de la "Comisión & Ias 8-, fororada por nuestro griento de lahistoúa del paísy la conÍianza en que
partido, el radicalismo, el alendismo, una corriente este ayudaría al movimiento obrero areorganizar-
cristiana, el comunismoy otr-os para luchar contra se.
el Ìopezreguismo durante el gobierno de Isabel El PST también proclamó su apoyo ala decisión
Peron' (en 1975 el PSï había negado haber inte- del gobierno militar de no sumarse al boicot cerea-
grado este bloque reacsionario, ver En Defensa del lero internacional contra la URSS, declarado por el
Marxismo, Ìilg a). Y agrqlaba :'Aunque todaúa no "dernócrata Carter" (PST dixit), como consecuencía
vemos condisiones como para una acción común de la invasión a Afganistán. Claro que había que
similar(sic) ni siqu.ierapara elpunto reclamado de oponerse al boicot imperialista pero no apoyar o
Ia legalización de laüdapolítica (sic), confiamos en solidarizarse con el rechazo de la dictadura que lo
que el deterioro del régimen, por la lucha de clases hacía para defender a la oligarquía y para conse-
y por sus indefiniciones, las vaya produciendo". guir las divisas para pagar la deuda externa. La
Como puede apreciarse, está esbozada aqú una dictadura no se sumó al boicot porque esto le servía
clara posición de frente popular o democrático, con para reforzar su régimen de entrega y represión.
una conciencia exacta de que su oportunidad sólo Una de las finâlidades principales del gobierno
podría estar dada como Ìrna consecuencia del dete- militar era conservar el apoyo de la burocracia
rioro del régimen militar. Cuando se trata de fijar rusa a la dictadura en todos los foros internaciona-
posiciones contrarrevolucionarias elaras, el PST les y también dentro del país por medio del fC.
lograba la proeza de embocar en la posibiÌidad más Para el PST, la oposición al boicot cerealero â la
probable dentro de las infinitas oue ofrece la reali- URSS constituyó, en realidad, una opoúunidad
ãad contradictoria.
.r para reclamarle a Videla un status especial entre
los blancos de Ia represión y de la proscripción. Era
Con eSta orientación, el PST inauguró en su una posición que el PST usaba para borrar las
o
periódico O p ción' una galería de pronunciamien - diferencias con la dictadura.
en defenlla dêl Ifarxtrgno Diciembre de 1992. aõo 2. Ne 5

En el libro "Un siglo de luchas" (ediciones An- mas sangrientos del pais. El PST segúa sostenien,
tídoto), editado por el Mas en mayo de 1987, se do Ia subordinación de los objetivos revoluciona.
incluye un capítulo, "Asíluchó el PST contraVide- rios a la perspectiva de progresar a la sombra de la
la y el Proceso"( t976-82), que reproduce aúículos burguesía democratizante. El PST seguía repi-
del PST de ese período. Sintomáticamente la pri- tiendo, variando sólo la forma del planteo, la vieja
mer nota es un "fragmento...de la resolución polí- caracterización menchevique según Ia cual sería
tica nacional adoptada ... en 1980 por el Congreso posible la colaboración entre el proletariado y la
del PST". Es decir, que la dirección del Mas, no burguesía nacional con el objetivo de poner en pie
pudo encontrar ningún artículo demostrativo de el régimen democrático burgués. De acuerdo con
esa supuesta lucha iiiidesde Lg76 a 1980 !!!!. esto consideraba progresivos a las ïrentes popu-
Iareso, es decir la alianza del proletariado con la
El congreso de 1980 burguesía, en los paises atrasados, que ya no
serían una trampa "democrótico'pata empanta-
Amediados de 1980,Ia dirección del PST convo- nar la lucha revolucionaría de las masas sino un
có a un Congreso. Los métodos con que se preparó frente de resistencia al imperialismo.
y realizó este congreso hablan por si solos. Con Esta caracterización fue la que loshabíallevado
antelación al mismo se sancionó y expulsó a un a integrarse a los frentes democratizantes en el
impoúante grupo de militantes, lo que ponía en periodo de la "institucionalizacióno lanussista en
eüdencia que la sola oeduca.ción" morenista era 1972-73, y posteriormente, a la integración al
ineficaz para domesticar a la base. Ios delegados "bloque de los 8o con los principales partidos bur-
fueron elegidos antes que se conociera cualquier gueses, para apoyar al gobierno peronista.
documento. Este fue puesto en sirculación recién La ilusión en los aliados democrático burgueses
pocos dias antes del congreso, y el conjunto de los y en el sector "institucionalistn" de los militares
militantes lo recibió una vez aprobado. Más escan- impidió al PST prever el golpe de estado (que los
dalosa aun fue la elección de deìegados, que no se encontró preparándose para las elecciones anun-
realizó por el voto de los militantes ni en proporción ciadas para 1976). Unavez concretado, lo caracte-
a su número, sino in cluyendo a un a difu sa periferia rizaron como Ia dictadura demosrática ("dicta-
convocada por variados motivos (incluyendo fies- blanda") y depositaron sus esperanzas en una
tas, asados, etc.) sin saber, muchas veces, que se apertura que sería fromovida por la corriente
trataba de actividades del PSTy mucho menos del militar de Videla-Viola o de la Marina y Massera.
rol que se les estaba asignando. Finalmente, una La represión salvaje fue minimizada, caracteri-
comisión designada por la dirección nacional fue la zando que se trataba de un mero ajuste de cuentas
encargada de dar el reconocimiento Íinal a con la guerrilla, como si esto pudiera justificarse.
los"delegadoso. IJn Congreso para resolver, segun Durante tres afios se negaron a caracterizar al
dijo Moreno, la peor crisis del paÉido, tuvo 30 días régimen údelista como contrarrevolucionario.
de pre-congreso, sin documentos y con los delega- Ninguna de estas orientaciones fue reüsada.
dosfiltrados por la dirección nacional, ampliamen- La dirección del PST optó por montar una manio-
te cuestionada por la base!! bra para saÌir del paso. Por eso el congreso de 1980
El Congreso operó un cambio de fachada para fue el del ocambio" fraudulento.
retomar el control del paúido. Mientras quehasta No hay que olvidar que la cor:riente morenista
1980 se había dicho que había un gobierno débil ha sido siempre una apologista de los procesos de
que impulsaba una apertura, ahora se decía, en democratización. Según la dirección del PST los
vísperas de la grave crisis del plan de Martínez de gobiernos democratizantes son progresivos por
Hoz, que se había producido una homogeneización referencia a las dictaduras militares. Esta caracte-
hacía la derecha del gobierno y las fuezas aÍma- rización que puede parecer omartrista,o, es, en rea-
das. Si antes el imperialismo, un sector de los lidad, una adulteración opoúunista, porque oculta
militares, los paúidos burgueses, la burocracia y el que las tendencias democratizantes de la burgue-
moúmiento obrero conformaban una especie de sía solo cobran ügencía política cuando la amenâ-
frente único por la democracia, úora se sostenía za de la eclosión de crisis revolucionarias se agudi-
que todo el mundo apoyaba cerradamente a la za y se plantea la necesidad de elaborar mecanig-
dictadura con excepción del ... PST. De la alianza mos politicos de contención de las masas.
privilegiada con la burocracía sindical úora se Un aspecto decisivo en la constitución y la
pasaba al frente único por abaJo de los activistas preparación de un partido revolucionario para la
"ant ib u rocrót ico s', y así de corrido. Exactamente, toma del poder es comprender la verdadera natu-
cuando estaba por producirse el comienzo del de- raleza de Ìos "episodios democratizazúes" incluida
rrumbe de la dictadura, que comenzó en febrero de su inevitabilidad.
1981 con la devaluación del peso. El Congreso det PST de 1980 adoptó-un cambio
de táctica basado en un viraje de 180 giados en la
El Congreso, sin embargo, no revisaba las ca- caracterización de la situación política. "En efecto,
racterizaciones estratégicas que habían llevado al en laArgentina se da el caso único de que existen
PST a la capitulación frente a uno de los régimenes dos y sólo dos polos: de un lado Ia dictaduray todos
Diciembre de 1992. afio 2'Ne 5 en defensa del $Ãarxtrsmo

los'partidos apoyándola; del otro, resistiendo, es- partir de la acción de las masas y la crisis del
tgn el movimiãnto obrero y sus aliados, junto a los iégimen, sino de las iniciativas"ciuilistas". Aban-
cuales,lo decimos con orgullo, solamente se alinea doãaba en todos los aspectos el terreno de la lucha
el Partido Socialista de los Trabajadores" (pag. 50 de clases y la táctica mamista.
del documento del congreso). El estilo stalinista se En el documento del Congreso se planteaba
delata en la falsedad histórica y hasta en la sin- como programa de lucha democrática nada menos
taxis. que la defensa de la Constitución del'53,-pre.cisa-
I La nueva caraúnt'tz.ación era unaburda defor- mente el documento que serviría de entendimiento
mación de la realidad, completamente extrafla al a los partidos fa las fuerzas armadas a la hora del
método del analisis (eonraücciones) mamista. Se "recímbio",como ya había ocurrido con Aramburu'
presentaba un frente sin fisuras y cada vez más Rojas y Lanusse.-"Coincidimos totalmente con el
homogéneo del gobierno y la burguesía, precisa- radicai Leon iecía eÌ PST- en que se forme un
mentõ cuando eclosionaba una crisis económica y frenüe por la Constitución de 1853". "Los socialis-
política, que dividía a Ìa propia coalición guberna- tas llamamos a la unidad de acción a todos los
mental- Èsta crisis fur anibo" combinada con la partidos politicos, en especial al paúido ju-sticialis-
resistencia de las masas {ue se mantuvo a lo ia, la UCR, al Partido Intransigente y al Paúido
largo de cuâtro aíos- debería plantear más tarde Comunista, para impulsar una amplia moviliza-
omástemprano el pasaje auna situación prerrevo- ción obrera y popular por la plena vigencia de la
lucionaria, lo eual pondría en movimiento a todas Constitución de 1853" ("Opción", agosto 1980). En
las fuerzas ligadas a la defensa del orden burgués L982/3 el Mas plantearía la derogaci6n de la're'
para revitalizar los planteos de estrangulamiento acciónaria" Constitución del '53. La defensa de la
"democrdtitoo de la lucha ohrera. Constitución del 53 es la defensa de la propiedad
Et PST, en cambio, pasó del elogio auna burgue- privada,la defensa del Estado burgués en ge-neral
sía"opositoro', a la eqrccie de que había soldado un y la defensa del orden oligárquico y semicolonial
bloque monolitico con la dictadura. del país.
El documento det congreso afirmaba que el PST Iil planteo del "frente ciuico" en defensa de la
había crecido en núnero de miütantes y qrre era Constitución del'53 fue la conclusión principal del
más numeroso que antes del golpe militar, una Congreso del PST de 1980.
fabula que tenía por objetivo "inflar'su repÌesen- El otro aspecto del supuesto "uiraie' fue la po-
tatividail dentro del llamado movimiento trotskis- lítica frente a la burocracia sindical.
ta internacional- El documento del congreso afirmaba que "a
La tesis del PSI 'que resiste soln" y que se diferencía de ciertos buróõratas de oüros paises",
transformaba automaticamente en un partido de los burócratas peronistas'no tienen (y práctica-
masas era, detrás de su ropaje "izquierdista", mente nunca tuúeron) ni los reflejos ni la más
profundamente emserradora, esto porque su prin- mínima experiencia de recurrir alguna vez a r1na
óipal consecueneía era la pasividad ftente a la movilización más o menos sostenida y audaz de la
búrzuesía de664agrizgnte" Se trataba simplemen- clase" (pag.55) En "Opcion" se fue más lejos y se
te d-e un reverso de la nedalta de la política de afirmó [ue "no luchan porque yahan dejado de ser
alianza con la burguesía, lo gue anuneiaba el nuevo parte dól movimiento obrero, porque se han desa'
y potencial viraje. Un prírafo del documentn "ul' rrollado dentro del peronismo que' como partido
lra" antieipaba:'dew,rtanrws o eorto plazo que se burgués es parte del sistema capitalista porqqe
dé unfuefte moúmicnto demutdtico que englobe a sus relaciones con la patronal les han permitido
fuerzas burguesas'. 'No por elln lns trotskistas obtener priviliegios vividndo como bacanes" (abril
argentinos debenún abondnnor su ttictica d.e uni- 1980). Ia"exageración" de los términos y la unila-
dad d.e occi.ón an bs pa-nidrls burgveses y pequefro teralidad del análisis delatan lainconsistencia del
burgueses en el terrcno demmróúrco. (algo que úraje, que tampoco delimita el error de la posicio'
acaba de "desartar' como posibiüdad, a pesar de la nes anteriores.
realidad contradictona\. Por el controrin, ella de- El PST establece una contradición entre los
berd estar prcsnÍc en td.a su político, can propues' priülegios de laburocraciay su condición sindical,
tas concretas alrcddor de ca.dn p urúo, por pequeflo õuando en realidad una es condición de la otra. En
que sar, de uni.dad. de acción mn ellnso (pags.?Zy el pasado el morenismo había caractettzado a los
73) (destacado nuestro). sindicatos peronistas como "souieús" y hasta se di-
Pero el documento no orientaba a denunciar la solvió en el "partido burgues" de los "bacdnes'
cobardía, inconsecuencia y hasta la peúdia de los durante 10 aÍios, y venía de exaltar la colaboración
partifl os burguese s que esgrimen reivindicaciones de los burócratas con la dictadura.
ãemocráticaó retaceadas. El "frentc únim" era en' Pero en este caso, como en el resto de los proble-
tonces un frente seguidista a Ia burguesia, sin mas, el excêso de verborragia encubría más de lo
principios. mismo. Es así que el documento hacía la defensa de
- Todo frente, por limitado que sea' implica una la política precedente pofque "en tanto la burocra-
alternativa política, lo que el documento evitaba cía esbozara la mas minima oposición y abriera
sefralar. TYazaba la lucha por lademocracia,noa una posibilidad de estimular la reacción de las
en defensa d€l Marxtsno Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne s

masas, h?,!ía que empqjarla a ir más y má s adelan- Amnistia


te" (pag. 56). Hacíafines de 1980,Ia dirección del PST inten-
El fraude político de este Congreso se completa-
-ba qo_n el planteo estratégico del paúido obrero. 4 irypu'lsar un movimiento pro-amnistía, es decir
el "olvido y perdon" para loJtorturadoreó y asesi-
El morenismo planteaba conJtruir un paúido nos, una consigna repudiada por los movimientos
socialista o laborista, reformista, no revolüciona- de presos y desaparecidos. En iínte si s, amnistía no
I^o: |e! socialismo y el laborismo son experiencias era otra cosa que amnistiar a la dictadura de sus
históricas viüdas por el proletariado àrgentino, crímenes, lo cual, a su vez, entroncaba con las
que están en la conciencia histórica de ésú y que; posiciones del alto mando militar de que ìas FFAA
porla crisisdel peronismo, pueden resurgir'. por ló no admitirían que se investigaran süs crímenes.
tanto se "{ebe levantarla consigna de coástruirun Era, en sintesis, la auto-amniltia de la dictadura,
gran partido obrero socialista o laborista como gu9 !ueg9 retomaría Alfonsin con el "punto final" y
forma de empalmar con estatradición histórica del la"obediencía debida'y Menem correl indulto. -
proletariado" (pag. ?5).
En Ia década del'40 el PS se enterró porque En el boletín "Amnistía" que editó para ese en-
estaba a la cabeza de la Unión Democráticay como toncês, la dirección det PST afirmaba, ,,en estos
agente del imperialismo quedó marcado en ja con- largos afi os de dictadura...ha fal tado un a con sign a.
ciencía histórica del proleúriado. El partido Labo- Hoy esa consigna es la de Amnistía generãl e
rista, a su_vez, fue un mero instrumento que le irrestricta".En realidad el que había "faltad,o" en
permitió a Peron sujetar a la burocracia sinãical. esos õ afroshabía sido la dirección det pST, cuando
EnL944-45nofue el proletariado sino el pCy el el movimiento de Madres y Familiares se había
PS los que fueron derrotados por proimperialisías. estr I _etur-adoymoülizado con las consignas opues-
A esta "conciencia" no habría que volvei j amás. La tas a las del blanqueo y capitulación de ta diciadu-
traición de estos partidos, a su vez, õntregó el ra : Liberüad a todos los presos. Aparición con üda.
proletariado al nacionalismo burgues. por elo Ia y
Juicio castigo. Para la direcõión del pST tos
estrategia de poner en pie un paúido socialdemó- desaparecidos, como dijera Balbin, estaban muer-
crata es la mejor manera de abrirle camino a una tns, por lo que correspondía "arch.itser'Ìa lucha.
reviüalización del nacionalismo burgués. En reali- El boletin *Amnistia" sef,alaba, ademas, que,,a
dad el planteo de reconstrucción de una corriente veces (sic) ha faltado voluntad de determinados
socialdemócrata se correspondía con su intcnto de sectores políticos y sindicaìes para lograr esa ac-
ubicarse baj o el ala de la inìtitucionalización dicta- ción comrin", ocultando que toda la buiguesía, sin
torial y de la burguesía democratizante. En ese excepción, se había solidarizado con la "labor an-
entonces se comenzaba a discutir en los círculds de tisubuersiua". El repudio generalizado en todos los
hburguesía la necesidad de proscribir a la izquier- movimientos de familiares de presos y desapareci-
da rev_olucionaría, pero coniiderar la posibilidad dos obligó a la dirección del- PST á archivar el
de incluir una fuerza reformista que juegue el boletin y la consigna.
papel de izquierda ono subuersiua" enun siitema
de in stituciones regimentadas.
Este plantemiento va a ser concretado plena- Conclusión
mente por el Mas (Movimiento al Soci alismo), cuya
acta de fundación glorifiea ìa tradición sociatáeríó- Todas estas posiciones reaccionarias van a en-
crata y más concretamente la det pSOE de Felipe troncar en la constitución del Mas (Movimiento aI
Gonzalez y del PS de Francois Mitterrand, que en
Socialismo), que va a ìlevar hasta el final las
posiciones democratizantes, hasta que estalle en
ese entonces eran las "uedpttes" europeas .
mil pedazos. Ese es otro capítulo.
Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5 en defensa del lfiarxlsmo

Equívocos
frente al arte
L"Omnirrealismn"versus
" S ubjetiu ízación objetiu ísta" ?

por Alberto Arias

Lo peor de ciertas posturas es gue terminan llevando agua a la fuente que se


pretendía secar. Esto zucede con los artículos sobre el aúe de los números 3 y 4 de
lEn defensa del Mamismo."
Diciros artfcríos 6enen en común la intención de aportar argumentos contra
nna concepción no-dialéctica del arte y a favor de la drstinción entre el mamismo
ylas"ideas" $ políticas) stalinistas acerca de realismo y arte. Thmbién tienen en
común la'simpüficación"de losproblemasgue atafien aI arte en síy en surelación
con el manismo.
Ante et artíflrlo de Figueroa ("Marxistno y Realismo), que expone urã postura
que llamare mx "omnirre,alista" , en una nota abigarrada que no logra fundamen-
tar lo que allí sostiene, Hernán Díaz reacciona polémicamente (en "Arte y suhie-
tiuidadl, oponiéndole una postura que podemos denominar como de "subietiui'
zación objetivista', ya que al mismo tiempo que coloca el conocimiento científico
como lo decisivo para la sociedad humana, ve en la "inscripción de la subjetividad"
la "función principal'del arte.
Si aquí todo se redujera a constatar que el arte es real y todo es real en el aúe,
o a discutir si el arte tiene o no tiene como función principal la inscripción de la
subjetividad y no el conocimiento objetivo (científico), estaríamos desperdiciando
páginas de esta publicación. Pero no es eso lo que está en cuestión.
Lautilización de categorías talescomo sqjeto, objeto, subjetividad, objetividad,
forma y eontenido (entre tantas otras: medios, fines, representación, reflejo,
conciencia, autoconeieneia, estructura, sistema, etc.), aunque inevitable encierlos
casos, strele dar lugar a eguívocos. Lo mejor es tener un exceso de prevención ante
la utilización de tales categorías en unapolémica que, como la planteada, zo puede
pretendcr olmrlas en sitins centrales de l.a discusión, salvo que se esté en con-
diciones de precisar en todos los casos necesarios el sentido preciso con que son
utilizadas.
Pero vayamos un poeo más allá contra las reducciones por generalización. Que
la posibilidad de generalización nos permita relativamente entendernos (y desen-
tendernos) cuandohabla'rr.osodnl" artp(o1.a"política, "elohombre, "lo"muj e4oel
mundo, "1,o" eennomía, etc. ), así en singular, no significa que todo pueda entonces
reducirse a meter en grandes sacos a infinidad de bichos parecidos a gatos. "No
basta con que yo cla*ifique un cepillo de botas en la unidad animales mamíferos,
para que en él bmten glándulas mamarias". (F. Engels,Ázti-DühriW),
Por otra parte, aunque la complejidad del arte como proceso individual-
colectivo y material-'esp iriÍrnl' estalque impide toda simpliffcación esquemática
(ya que se trata de objetos y sujetos sociales especíÍicos de un determinado"obraf
humano y que aparecen con una'espíri.tualid'a'd" -.no mera funcionalidad o uti-
en defensa ôel ïfiarxígmo Diciembre de 1992 . aõo 2 . Ne 5

lidad práctica- que los hace problemáticos en intenten aproximarse en buena medida a las exi-
grado sumo), es preciso adveúir, antes de n)asar a gencias que debemos tener al respecto.
cualquier crítica, que en principio podemos consi-
derar fundamental esta indicación: "la investiga- I-,a " s ubj etiaiz aci,ôn obj eüui st aD
ción puede llegar a ser más compleja, más detalla-
da o grás individualizada, pero su ideafundamen- Luego, el artículo "Arte y subjetiuì.dad. " intenta
tal será la del rol subsidiario que el aúejuega en el combatir toda atribución de "objetiui.dad" y uco-
proce so social" (León Tlotsky, Lite ratur a y reu olu - nocimiento" para el aúe y abraza una posición
ción). reduccionista en extremo cuyo eje es la tesis: "Lejos
Aunque hayamos optado por limitarnos a desa- del conocimiento y cerca de la moral y ln religión, la
rrollar una critica de algunos puntos principales función principal del arte es ln inscripci.ón de Ia
de"Arte y Subjetiuid,ad,", antns es necesario hacer subjetiuidad".
una mención de lo que implica la nota "Realivno y Paúiendo de definir erróneamente la teoría
Marxismo". estética de Lukács, le atribuye luego a êstael ori-
gen del avasallamiento del aúe y los aúistas a
í'Omnirrnealismot manos del stalinismo;"[EI stalinismo] mataba ar-
tistas por no poner en sus nouelns un obrero bueno
En "Realismo y marxismo" Jorge Figueroa da que dcrrote al uil burgués" 1...1"de aquel principio
una posición que podemos denominar oomnirea- [teórico| inicial al asesinato en masa de artistas no
lista" ya que, según é1, "el arte es rigurosamente había mrÍs que algunos pasos lógiros".
realista porque no se separa nunca de la experien- La tesis "subjetiuizante' pero "objetiuista'
cia práctica ni del conocimiento teórico, aunque puede resumirse así (y son palabras de Hernán
ello no significa que no existen discrepancias entre Díaz):"El arte expresa la subjetiüdad enun estado
la úsión artística y la realidad empírica'; así, puro, no queriendo y no buscando llegar a la obje-
jamás se dejaría de hacer orealisrnoo, porque "la tividady a la verdad", "le eorresponde la subjetivi-
Íicción surge de lo real, en tanto que también lo que dad", "el arte expresa la subjetividad, la búsqueda
en principio fue irreal luego se conüúió en su de valores no degradados", "lejos del conocimien-
contrario". Y este fragmento sintetiza mejor que to... la función principal del arte no será la ins-
ningin otro su posición: "Estas formulaciones sir- cripción del conocimiento objetivo sino de la sub-
ven, por supuesto, si acordamos que el arte es jetividad del autor, que busca depositarse en...
fundamentalmente mímesis, reproducción de la la subjetividad de ìosreceptores', "por eso no existe
realidad, reÍlejo, pero que, también la obra de arte el arte anónimo ni colectivo'.
crea formas específicas de reflejo de la realidad; al Esta posición, que en principio podemos tomar
existir ya constituye una realidad propia". como no elaborada, sin embargo se combina con
Desviándose de lo que promete su título, en afirmaciones que nos parece imprescindible re-
"M arxismo y realismo" sepretende abarcar mucho; producir (los subrayados son nuestros):
pero como ese mucho es una complejidad irreduc- "El arte en nuestra sociedad es necesariamente
tible a la yuxtaposición de cuestiones y a la sim- individual. En cambio, una inuestigación científi-
plificación porfórmulas, se obtiene como resultado ea, un panfleto, u,n diario, puede no llevar frrma y,
un texto abigarrado que deja tantos cabos sueltos d.e túas forïLas, etcpresarti una uerdad obj etiua..." ;
(y algunas contradicciones tan flagrantes) que no "El pensamiento político en todas sus variantes
es posible, ni sería fructíferc,debatir breuementelo está más cerca de la ley física que de la más
que allí hay de central: el"omnirrealismo". politizada de las obras aúísticas. El pensamiento
La indiscriminación entre los términos "real", político y teórico es conocimiento, eI artn no pre-
"realidad" y "realismo" lleva a una generalización tende serlo nu.nca", "La vasija de barro no es au-
donde confluyen sin distinción precisa (por lo toconciencia de nada" "Conocemos racionalizan-
tanto, sin encontrar mayores diferencias, oposi- do" l...l "la conciencia de la evolución de la huma-
ciones y contradicciones) todo el devenir del arte, nidad sólo puede estar en la ciencia y, especial-
períodos, relaciones, características, elementos, mente, en las ciencias humanas", "el atte estd.
particularidades, singularidades, opciones, atri- rnucho mós cerca de la moral y de la relig ión que de
butos, etc. la política y las ciencias", "lo único que le pedimos
La mencionada complejidad del aúe, que allí al autor es que nos muestre su visión del momento,
aparece erróneamente abordada, importa decisi- lo que e|'percibió' y cómo vivió subjetivamente esa
vamente. Su relación con la problemática del situación"; "Lejos del conocimiento, el arte es
*realismo" y de
"lo real" es, más que ineútable, esencialmente diuersión: en el sentido brechtiano
fundamental, y debe darlugar a elaboraciones que (di-versión, una versión diferente) y también en el
Diciembre de 1992. afio 2. Ne 5 ea defensa ôel lfanxlgmo

sentido vulgar (divsrlimentof, -Descreo de un obra se dirige, pues, aI sujeto. Naturalmente que
supuesto arte proletario u ohuro, pem no exalto el también la ciencia puede ejercer en el hombre
arte vanguardista e intelcttuaF; Tl arte, en defi' efectos profundamente modificadores. Pero su ca-
nitiva, en la maycía dc hc crsc está expresando mino es siempre el profunüzado conocimiento de
justamente la zutieüvfbd del intelechral peque- la realidad objetiva, mientras que el arte se dirige
fioburgués, poseedtr dd úcb ílc artistâ. El arte de inmediatamenteal suieto; las conmociones de toda
vanguardia, expaincdadúy abetracto, disonan- clase que el arte provoca son las que hacen fe-
te y distorsionantc, ryaiugotnzt*z la desubi- cundamente accesible al sujeto el mundo artística-
mción d.eJ inteltul tn rrne époc8 de'mercanti- mentereflejado; aunquetampoco aquí está de más
lismo, su falta dc pcnpccdva pohticq su incom- subrayar que sólo pueden dirigirse tan inmediata-
prcsión del drma siel', Sqthes dijo que lo que mente al sujeto aquellas obras que, en su más
llamamoo artc ,!o a tút qu b in*ripción de la esencial contenido, en lo más artístico de Fus for-
subietiuiM. I^c nrlüt iotf,ipción no es aquí mas, dan fieles reÍiejos de la realidad objeliva. La
arbitraria: se h& dc rn itúrl4 no de un co- contraposición entre el efecto del reflejo científico
rwcef .'fub'rffdadde una época', eso y el del aúístico no debe, pues, nunca trivializarse
es todo Io quc el re crytl'; tat arte] se Ie e scapan al nivel de una contraposición entre subjetividad y
bs círcuÌ.funcial & b w en su dzvendr, cuyo objetividad. Ni tampoco se toca la cuestión central
conocimiento 1nd! üsnm entender la ley de de esa diferencia entre reflejo científico y reflejo
ese movinientd, ldLd loc infiumentos que la artístico caracterizando, como ocurre a menudo, el
tradición lc ha aqi-'or..Iat lqes quc cad'a arte primero como propio del entendimiento, y el se-
posee ! que s aúllrUeútrlâ dcl ticmpo". gundo como emocional apelación alafantasía, etc.
Pues uno y otro se dirigen al hombre entero con
También hry ç Écarüas afirmaciones, todas sus fuerzas anímicas. De acuerdo con la
con las euales rlidin coopletamente, y que diferencia entre los dos modos de reflejo, el mo-
eet6n indieedo tho t pto de üsta adoptado mento decisivo consiste más bien en el modo como
por H. I)ín:1c nrrirtrs somos.antes que otra aquella totalidad de sus fuerzas anímicas se pone
àosa, objetivi*d, cr tbdr, oo -.ì""i"lisltas dia- en movimiento." (págs. 269/27$.
lécticos; o el cçím Vt úidialdad'cultural Y también: nl,o que tienen de común la in-
obrera o sociâlirtl cr oe ebrlracción utlpica"; etc. fluencia directa o indirecta del receptor por el goce
artístico es la transformación, que hemos des-
Í-túfuadeLukács cripto, del sujeto, su enriquecimiento y profundi-
ydÉüuimo (*) zaci6n, su consolidación o conmoción. Y así lìega-
mos de nuevo a la decisiva contraposición entre
Se tergivrrn bHa dd rcfl$o" de Lukács y arte y ciencia. La proposición científica, despren-
ee la h&ce apdrctÍ cno iguatando conocimiento dida de todo momento subjetivo de su génesis, se
cientÍfico y utc, y o grneradora del stalinismo: contrapone en la objetiúdad del reÍlejo a la indi-
"El problm ldi.r cn h fimción que la escuela uidualidod. de la obra, siempre determinada por la
stalinistr (ar5o pincipal representante teórico es subjetiuidad e inimaginable sin ella; lo mismo
Lukács) le arfnó d rta Para ellos el arte es ocurre en cuanto al efecto o eficacia de una u otra.
conociniento--', Trr! erta teoría arte y ciencia La ciencia descubre en sus legalidades la realidad
eran lo mir:mf,,lce r-L'ícs eI arte es igualado a objetiva independiente de la conciencia. El arte
la ciencia', ïúr ht *alinistas el arte es conoci- obra de un modo inmediato sobre el sqieto humano;
miento','en h úc*ifu de tukács el aúe re- elreflqjo dn la reali.dad objetiua, de los hombres en
prcscnta alp d mla eoronación conciente de sus interrelaciones sociales, en su intercambio
la evolucíh & h hrmanifad-..", 'flo cuall se social con la naturaleza, es aquíun mero medio de
contradice on Êoo Dqits de Lukács en los que mediación,imprescindible sin duda, pero medio al
declara qìrc ca ,Lfirriti"! esa eonciencia es con- cabo, para producir aquel crecimicnto del suieto.
cieneia dd aspcco di:dyo de la evolución del Por eso puede decirse lo siguiente como caracte-
hombre'. rística decisiva de esa contraposición: el reflejo
Pem rreamc qc dfom estos fragmentos de científico hace del en-sí de su objetividad, de su
Prclegómana a urs ,ritéti@ motrista, de Lukács, esencia, de su ìegalidad, un para-nosotros lo más
donde están conccnuadas yurias de las principales adecuado posible; su efrcacia sobre Ia subietiuidad
cuestiones i[scdËdes: hum.anaes ante todo el despliegue,la difusión y la
"La uníaqnliM e b oalifuo vigencia de la profundización, extensivos e intensivos, de /o
(*) Hemog tomado oor frrotc ds lag ideag de Lukács, su libro del alo 1954: holegómenog a una estética mancista
(Ed. GriJalbo, Barcalce, fgCO).
en defensa del Menxlsmo Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5

conciencin, el saber conseiente acerca de la natura- sociedad y en el arte (lo cual no quita responsabi-
leza,la sociedad y el hombre. El reflejo artístico lidad a Lukács en su vínculo con el stalinismo).
crea, por una parte, reproduccianes de la realidad, Agreguemos que no tenemos que ir muy lejos
en las que el ser-en-sí de la objetividad se convierte para encontrar el injerto oteôrico" y la desembo-
en un ser-para-sí del mundo conformado en la zada manifestación del stalinismo de Lukács a
irrdividualidad de la obra, H por otra parte, Ia efi- nivel de las palabras; en el susodicho capítulo final
cacia adecuada de tales obrasproduce un dnsper- de Prolegómenos... ('El arte como autoconciencia
tor y una elpvaci,ón de la autoconsciencia humonn; de la evolución de la humanidad"), dice:
al vivir el receptor en cada caso una 'realid,ad.'tal, "Mientras el fundarnento d,e ln eristercia d,e la
que es para símisma en el sentido recién descrito, humani.dad, incluso en el sentido del progreso
surge en él un para-sí del sujeto, una autoenns- cultural, es Ia diferenciación en tribus, naciones,
ci,encia que no consiste en LLna hostil separadón etc., y mientras en el seno de cada nación la lucha
respecto del rnundo exterÌw, sino quc signiftrn uno de clases constituye el rnotor de ln euolución,toda
correlación mds rica y profunda entre un mund.o apelación teorética directa a la humanidad, sal-
externo captado rica y profundamente y u.no au- tando por encima de aqueìlas objetivas mediacio-
toconscipncin rnds rica y profund.a d.el hombre como nes, tiene que violenta r los u erdo.dcros contenidos
miembro de la sociedad, de la clnse, dn ln naci.ón, y formas de la realid.ad,, con un resultado falso y a
amo autoconsciente microcosmos en el tnacnocos- menudo reccionario. (Piénsese en los actuales
mos d,e la eaolución de ln hurnanid,ad,. (La expre- fuortas de "síntesis" supraestatales y supranacio-
sión 'ser-para-sí se utiliza aquí en el sentido que le nales, que no son sino expedientes ideológicos del
da Manr en M iseria de la F ilosofra' fnota de G.L.l)" imperialismo americano. Sólo con el nacimiento
'Una vez establecida de nuevo Ia contraposi- del socialismo, con la verdadera realizabilidad de
ción entre las dos clases de reflejo, hay que recor- la sociedad sin clases, este problema se pone ob-
dar también otra vez que uno y otro rcfle,jan la jetivamente a un nivel superior: el común conte-
misma realid,a.d obj etiuo, qor ambos por nido socialista que se realiza en forma nacianal
-aunque
modos diversos- son n? ornentos del mismo proceso muestra ya a la humanidad en un esbozo de su
histórico-social de euolución dp la humani.d,od.Por concreto devenir y ser, la perspectiva concreta de
eso aquí tampoco deben contraponerse rígida y una humanidad unitaria".
exclusivamente conciencia y autoconciencia [...]; Pero inmediatamente debe reconocer "En sí
hay que ver más bien en ellaspolns dc la recepción rnisma, esta cuestiói?, como esencialmente histó-
subjetiua del mundo, entre los cuales actúan innu- rica, cae fuera del rnarco de nuestras consid.era-
merables interacciones y transiciones dialécticas." ciones; en particula4 estaría aquí fuera de lugar el
(pags.313-315). tozaÍ, ni siquiera esquemáticamente, las trans-
Si hemos citado largamente a Lukács es porque formaciones históricas de este complejo de pro-
en estos fragmentos aparecen concentrados varios blemas. Nuestro interés sigue fijo en la teoría del
de los aspectos que, según Hernrín Díaz, dan mo- reÍlejo. Pero aqú hay que comprobar (?) que si
tivo a una polémica que en reali.da.d no existe *iste en sí un hecho, ese hecho tiene quc recibir
planteada en esos térmirns. Si se confrontan los tarnbién, de un modo u otro, su lugar en el reflejo
conceptos de Lukács con la postura de Díaz, se verá general de la realidâd...", etc. , etc. Hasta retomar
como esta última es subsidiaria, en gran medida el tema (latención!) de este modo: 'Un aún que
(directa o indirectamente), de aspectos funda- quisiera posar por alto objetiuamente sus funda-
mentales del pensamiento de Lukács, que para mentos nacionales, la estructura clasista de su
nosotros tienen su común origen en las ideas do- sociedad, el nivel alcanzado por la lucha de clases
minantes, burguesas, acerca del arte y la sociedad en ella, y subjetiuamente, la toma de posición del
(cuestión que desarrollaremos más adelante). autor respecto de todas esas cuestioneE, se supri-
Por otra parte, la conÍluencia de las ideas miría a sí mismo como arte'.
lukacsianas con la política stalinista es posterior a Dicho de otro modo: si no se acepta la teoría del
loshechos principales que llevaron al stalinismo a "socialismo en un solo país'y se toma posición o
meter mano en las teorías del arte. No sólo la fauor de ella(ya que sería ridículo que Lukács, tras
discusión sobre el realismo es anterior a Lukács lo dicho, aceptara que alguien estrí haciendo arte
sino que también lo es la del "realisnto socialista" aunque se pronÌrncie en contra de tales "funda-
y la "cultura proletaria" (hacia 1920) entre aúis- mentos nacionales del aúe") no se estaráhaciendo
tas, escritores y dirigentes bolcheviques (incluídos arte, sino ... vayamos a saber qué cosa con aspecto
Lenin y Trotsky). Así, Lukács es sobre todo un de aúe.
n*ôctrrG-\, "teórico" del "realismo socialista" stali- Aclarado esto, insistamos en que aquellos úl-
nista antes que el productor del stalinismo en la timos párrafos nos muestran como se introduce (se
Diciembre de 1992 . afio 2 . Ns 5 en defensa del Merxlsmo

injeúa) el caballito de batalla deÌ stalinismo (el sión burocrática y sus manejos criminales)
"socialismo en un sola pats-i en una especulación o Por lo demás, hacia el frnal de "Arte y Subjeti-
teorización estética íem-os ejes son l.os conceptos uid.ad" se atribuye al stalinismola capacidad, dc
del "reflejo" y de Is fudicalc,rid,od como categoría desacreditar las "ideas" del rnaruismo por los
oerrores"
central del arte") qte Wr enónea que la considere- en la teoría ("enores"... "que sigpiftcaron
mos, no alcanza a ju*ificar ni al stalinismo ni a sus el mayor descrédito para las ideas dcl maruismo en
injertos. Y Lukáes se permite introducir esta tod.o el mundo".,. "Monstruosos principios que die-
cuestión, a la medid.a del stelinismo, nada menos ron origen a la parodia de martisntoo que fue el
que en el capítuÌo final. cmclusivo, de su obra sobre stalinismo). Sin embargo, desde antes del'30 el
"estética morrisüo ". marxismo viene caracterizando al stalinismo como
una corriente inescrupulosa de la burocracia en
En 'ÁrÍe -v SuqletÌl ld,nd 'se le atribuye a la teo- pos de sus privilegios,liquidadora del marxismo,
rización de Lukács sohre etr arte la capacidad de usurpadora de las conqústas de la revolución y
constitúr los 'concepüos frrndantes que hicieron enemiga de la iucha internacional de los trabajado-
dcl stalinisn"to urLa mnáquina rrituradora de aúe". res.
Es absurdo desprender del eoncepto del "arte como La cuestión del "reflejo", en sus múltiples
autoconeiencia de ïa er-oìuión de lahumanidad"y y derivaciones (tanto para el conoci-
acepciones
de la 'teoría del nd,.ejo" la represión stalinista miento como para la üda cotidiana; para la socie-
sobre los arfi-sas que resrltaran (incluso mínima- dad como para los sujetos, para las obras de arte,
menteJ peligrosos para ìos intereses de la burocra- la pedagogía, la filosoÍía, etc.; para la técnica como
cia. (Yesto r.IÍnprco quita r€alidad al hecho de que para cualqúera de las "ciencias hu.rnanoso, oexec-
efectiuameüe eJ sr,ojrarsmo u.ú, durante décadas, tas" y onaturales) no implica problemas menores
tambün suprd,c.s,o"s leorass científtcas objetiuas" ni algo que deba ser desvalorizado por su malver-
como justificaseón o eunnoherramientas de su opre- sación "teórica" stalinista o de cualquier otro tipo.
(continúa)
en defensa del MarxÍgmo Diciembre de 1992 . afio 2 . No 5

Toquedemafdad
ì
lajerga de la psicología popular habría dicho que lo que
había ]eído era el retrato de un asesino en serie. Isaac-
KISSINGER: A BIOGRAPHI Walter lsaacson (FEBRE- son probablemente acierte ên comenzar por ìa infancia
maÌtratada del pequeio judío alemán ÌÌamado Henry.
T;l''bï"s topher Hi tchens "Mi chiquilín judío", iba a llamarlo más tarde Nixon
-
(reproducldo de 'The London Revlew oÍ Books, aÌ menos unavez en las grabaciones dela CasaBlanca-
22 de octubre de 1992) y resuÌta cìaro que muchos de Ìos rasgos de Kissinger
fueron adquiridos tempranamente en Fürth. Su familia
En un tiempo mucho más amigo de las vaÌoraciones, era una de Ìas que no se identificó con la oposición en
ìa historia se escribÍa a veces de formas como ésta: "Las Baviera, y prefirió enfatizar su caracter patriótico, su
maldades producidas por su perversidad se padecían en pasada lealtad al Kaiser y su profunda compenetración
tierras en las que eÌ nombre de Prusia no se conocÍa; y con la clase delos"Keinbu.rger", y sólo cuando todo eso
para que él pudiera robar a un vecino aÌ queJrabía les falló optaron por Ìa emigración, Una vez cruzado el
prometido defendep, hombres negros luchaban en la Atlántico, el joven Kissinger eütó los círculos políticos
costa de Coromandel, y hombres rojos se arrancaban las antinazis y encontró un mentor en la forma de un tal
cabeìleras junto a los Grandes Lagos de Norteamérica". Fritz Kraemer, un prusiano spengleriano que prosperó
i*Mald.ades'2 l"Peruersidad'2 La posibiÌidad de usar en eÌ ejército norteamericano quizás porque era uno de
términos como ésos sin experimentar vergüenza o inco- los pocos exiliados alemanes que criücaban a Hitler
modidad ha declinado, mientras que la capacidad de los desde la derecha. El capítulo de Isaacson sobre este
estadistasmodernos de sobreüür a eìlas se hamultipÌi- hombre, que más tarde repudiaría a su famoso pupilo
cado de un modo exponencial desde aquel tiempo en que por su faÌta total de cuaÌquier asomo de principios, es
Lord Maculay retrató tan inicisivamente a Federico eÌ extraordinariamente interesante,
Grande. El nuevo estudio de \{aìter Isaacson sobre Al reflexionar sobre eÌ nazismo, Kissinger lo colocó
Kissinger muestra más allá de toda duda cómo eÌ ex en la categorÍa de revoÌución y no de contrarrevolución.
secretario de Estado noúeamericano ascendió aì poder Aunque contenía la doctrina esencial de7 "orden",lo
intrigando a favor y en contra de un aliado, la junta identificó con el desorden. A Kissinger Ìe compÌace
militar de Vietnam del Sur, a Ìa que habÍa jurado de- desfigurar unafrase de Goethe parahacer aparecer que
fender, y cómo en el proceso de borrar sus huellas, eluorden" espreferible alajusticia, e hizo de esa frase su
consolidar y extender su poder yjustificar su originaria justificación para más de un baflo de sangre. Un discurso
duplicidad, fue concíentemente responsable de la mediocre que escribió cuando buscaba haeerse un lugar
muerte de miles de no combatientes en tierras en las que en el conformista Harvard de ìos eincuenta, lÌevaba
su nombre era hasta entonces desconocido. También como título: "Metternich: Un muttdo restaura.do" . En é1,
jugó un enorrne papel en corromper la democracia en su Kissinger escribió: "La peculiaridad de ìa dipÌomacia de
tierra de adopción, los Estados Unidos. Metternich residió en una certezafundamental: que la
Walter Isaacson es uno de los mejores periodistas de libertad era inseparable de ìa autoridad, que la libertad
revistas de los Estados Unidos, pero se mueve en un era un atributo del orden".
mundo donde Ìo peor que se suele decir de alguna política ;Qué es lo que lleva a un exiliado judro a dar su
casi genocida es que "dio una seõal equivocada". En ese admiración a ìos preceptos de un estadista aìemán
marco, enfoca el problema del mal eon cierta circuns- reaccionario? Sólo podemos inferir cuál era la menteÌi-
pección. En un punto, caracteriza correctamente al ré- dad de Kissinger, a partir de evidencias como esta carta
gimen de Nixqn como "patológico" y, en un pasaje que que enüó desdeAlemania después de la guerra. El autor
corta el aliento, nos relata cómo Nixon conspira para de la carta expone en qué consiste para él lalección de los
poner a Kissinger bajo atención psiquiátrica, segura- carnpos de exterminío:
mente eÌ gran ejemplo moderno de lo que la vulgariza- "Los inteÌectuales, los idealistas, los hombres de
ntransferencia". Pero existe un aÌtos valores morales no tuvieron posibiÌidades... Una
ción usual denomina lí-
mite, impuesto por la tradici ón dela"objet iu idad" Nuev a vez que uno había decidido sobreviür, era necesario
York-lVashington, a su deseo de llamar a las cosas por avanzar con determinación, algo inconcebible para us-
sus verdaderos nombres. Me quedó muy claro al termi- tedes, protegidos en los Estados Unidos. Esa determina-
nar de leer el libro, que si yo hubiera tenido que emplear ción no podía detenerse ante los valores establecidos,
Diciembre de 1992 . afio 2. Ne 5 en defensa del lMlarxismo ffi
tl
tenía que dejar de lado las rxtrmas mcrales ordinarias. pelÍcuìa "El silencio dc los inocenles", N. de la T.) un
Sólo se podía sobreviür sobrre labase de mentiras y de irónico.
trampas..." El deseo, o la necesidad, de la mugrte de hombres
Esto es fascinante. AIrn qrando lc reeuerdos de
pc mejores, quizás sea un rasgo propio de los congénita-
log sobreúüentes sab€ma lo obyio nue la necesidad mente inferiores y de ìos inseguros incurables. Kissinger
de sobrevivir es impiadaetmtËén sabemos que las peúenece más a la segunda categorÍa. Le llevó un poco
formad de soüdaridaÀ mrglidd, deacia y conücción de tiempo templar sus nervios, pero una vez que hubo
fueron de ayuda también para mdivìer y organizar la experimentado eÌ frenesÍ de ordenary de administrar el
supervivencia y la resisonde- 30fuo erplicar si no el asãsinato, no pudo parar. Se hizo cadã vez máslefinado,
eurgimiento de un Uder cmo Kmt Schmacheq o ìa satisfecho y confiado. Empezó a irritarle su condición de
mera exigtensia de un hmb! mo mi ,migo Israel número dos. Empezó a salpicar sus plomizos monólogos
Shúak? De cuestion€a c@ Ír'n Kssinger no dice con fétidas y fuertes alusiones al poder como un
ocr.Êo-

nada. Además hace m i siticra de algo que ex- disíü.co". Se voÌvió coúés, elegante y hasta indiscreto y
perimentó, cuando cn rrüdrdle s5ra fire una guelTa empezó a seìeccionarlaüda de salón. Isaacson cuentala
amortiguada- historia sin quizás proponérselo completamente.
Como gi eto foenpor.qíhG om una especie de Tomemos la cuestión de la aniquiÌación nuclear, que
gusto, como td lc c'üCrirìrinlxtirlabrutal lección Kissinger tuvo que plantearse cuando empezó a escalar.
de que le ureliòd y h didaiitad fueran meros iCómo se esforzó para imponerla! Cómo trabajó para
omezcla,"
."o6p1stc dt d.üfidrd. Eúr ideatificación con Ìa segrrir Ia exacta de rigor y contención. Su pri-
depravrifo rob&rLinò aqoéIla çeidolatran Ìa merlibro sobre el tema, escrito en 1957 (elegido Libro del
ftota', a 4&ro1o ca la oportunidad que Mes por eÌ Club del Libro), hablaba en contra del dogma
aproveeür lG;tr prr drtuirc a los que retor-
.

t delaorepresalia masiuan y se incÌinaba por eÌ oximoró-


naron s&t lc fry p rrú*.n de aquel mundo. lCon nico concepto de la oguerra nuclectr lirnita.da", que por
cuánta Êrcira tgintÍmidadm en los afros aquel tiempo propiciaban los liberales anticomunistas.
postericu, pc { y p -- lhm, qm nc iban a decir que El trabajo fue publicado por el Consejo de Relaciones
había qur aryrtr e .lc qnô s rcfiryian en los Exteriores. El segundo libro fue escrito para Nelson
otá.cticas",
EstadÉ tltd, iãÊr ç llevaban adelante las Rockefeller y postulaba las arÍnas nucìeares
grandee qrrdrfrbobcdeos' las desesüabiliza- El tercero, sabiamente titulado "La necesida.d. de Op-
ciones y h üghdr ËÈ! Es la eterne retórica ción", refrnaba ìa argumentación de la guerra masiva
descalificaLr t Êmo reeÈüonario y del hombre convencional, poniendo a las opciones termonucleares
de lc hreilrprr4lrrmrta ú.ietable en alguien que ni como "último recu.rso'. Cuando lÌegó al gobierno, Kis-
siquierahr ü-ouriio" singer dejó, por supuesto, de lado la mera pronograÍïa
El nirÈ ü Iú1r rh debilidad y a la humilla- nuclear con la que se había estado entreteniendo, y fue
ción, ysr púfbrlrriôdrlc ganadores y del bando derecho al MIRV, un sistema de primer ataque total
más fuertc,tbrninbr*n& cmtrapaÉida en gran disefrado para el exterminio mundial. Tbatar de deducir
parte de ardoúü.Nccüt€'ramoÊ pof Isaacson su obrade sus escritos, como Isaacson hace sin mayores
de que rnirrrbrr r ffi cntino en IIaward, "en las frutos, es como buscar pistas en los cretinos garabatos
agitadâErãdr&fudihDochrnaa, Kissinger de Ian Brady. Un hombre así nôcesita un carnpo amplio.
se opodafurffiellquciilr de Isael. Decía que Y fue eso Ìo que Henry finalmente consiguió.
eso alejaderbfrfcypntr ea peligro los intereses Es una historia que vale la pena contar. Cuando la
de loe EÉrda lldfu"b f:aeúe qrrô era una extrafla elite norteamericana se diüdió a propósito de Ìa guerra
opinión vinioò Ò n rúgiado de la Alemania Nazi', de Vietnam, Kissinger se üo en un brete. Asistió a
dijo ïIerbat E!Èir4 lnc vivía un prso más abajo, numerosos seminarios privados de alto nivel y a sesiones
'lbngo la ingia Ò çr l(ìssinger padeció menos de información en las que la guerra se daba temprana-
antisemitiseo l r ftr gue el que yo sufrí cuando mente por perdida, y afladió su mito de sabiduría con-
era chi6 en Ì{unr&rrf. vencional a las conclusiones pragmáticas de los hombres
EngelhaücnÒr elrnec simplos que tien- sabios de la tribu. Pero también üo lo que ellos no
den a reepmrft I ú+do pu la paradoja ame- habían visto: que existía un inmenso capital poÌítico a
ricano-ju'liq o cr.â!fu S*lcsiryer --que en su acumular por el candidato que explotara el resenti-
tiempo arf'ninir*ú*F!$:. cn las asentaderas de miento eausado por la derrota. (Puede haber tenido en
los podorcc- dúúd.;, d'dceo del refugiado de cuenta la eficacia de la fantasía de ";Qúén perdió
ser aprúaff. hocih-lt dmple. En 1989, Kis- China?" de los cincuenta, pero no creo que la psicosis de
singer diir ea r''n rd-piuedrde la dirigenciajudía \a "purtalada por la espald.a' de su infancia alemana
norteamericma çr e b lõc dc cmunicación nor- haya estado muy Ìejos de su cabeza). En todo caso, el af,o
teamericen r Ir b Ftilir gue cubrieran la 1968 Ìo encontró asesorando a los Demócratas en el
Intifada pclc*iny plrrrüCie dBhía ser sofocada gobierno que ya habían decidido poner coto a las pérdi-
napabullantco@ bürCr y r:ópidamente". El das que habían inflingido a ambos países y aconsejando
hecho de h$cr dib n rÈrrtuin del sionismo cuando secretamente alos republicanos de Nixon, que pensaban
pareda estar prrtd c Slt, pra después conver- que quizás tanto Vietnam como los Estados Unidos aún
tirse en un 1nuü Ò r l:an rntc racista y absolu- tehían algunas lecciones que aprender sobre los usos del
tista cuando ia csr uaÈrn indflssuËd4 no es algo dolor.
secundario en d cr35' ò E*FgEr. Es sn carácter. Los relatos son básicamente congruentes, sean los de
No hay que blrer iú rfr, a menos que uno las memorias de Clark Clifford, la crítica de Seymour
considere a Hârflil IË(C Eino en serie de ìa Hersh, la juiciosa biografia de Nixon de Stepehn Am-
en defensa d€l Sfarxlem.o Diciembre de 1992 . afio 2 . Ne 5

broseo losrelatos deAverell Harriman, RichardHolbro- guerra contra el enemigo de adentro fue la génesis del
oke o Daniel Daüdson. Isaacson ha afladido algunos Watargate; una combinación de crímenes y pecados de la
detaìÌes supl ementarios, aunque exiguos, a esa hi storia. que Kissinger, como agudamente Ìo seõala Isaacson, se
De compras por las dos veredas de la misma calle, y hizo el desentendido haciendo el ida y melta entre Siria
traicionando al bando por el cual supuestamente estaba e IsraeÌ y quedándose en el avión. Increíblemente, ar-
trabajando, Kissinger colaboró con la campaõa de Nixon gumentó en público con cieúo éxito que si no fuera por
qn su esfuerzo seçreto por desestabilizar la conferencia intemperancias demócratas, como el juicio poÌítico a
de paz de ParÍs. Esa duplicidad le dio crédito entre los Nixon, su desinteresada y necesaria condición de esta-
nixonianos; los clientes survietnamitas tuvieron la im- dista habría sido más fácil de conservar. Esto es cierto,
presión de que Nixon les hacía baJo cuerda una mejor perono delaformaen que él seÌo hizo tragar a periódicos
oferta, y los Demócratas vieron destruída la principal como el Times.
pÌataforma de su reeÌección por la acción encubierta que ;En qué había consistido esa dipìomacia? Isaacson
ilegalmente se practicó en úsperas de su reelecclón. describe a Kissinger como "un potenciador deì Ìado
(Increíblemente, Kissinger en cierta medida se perju- oscuro de la personaìidad de Nixon, que sê unió a la
dicó a si mismo tanto como se benefició con esa'equili- adulación, halagó sus ideales y nunca lo arrinconó.
brctda'subversión tanto de los acuerdos de Vietnam "Potenciadoro es una palabra suave en eI lenguaje con-
como del proceso democrático: Isaacson posee grúa- temporáneo delapsicopatíayla dependencia. Yo empecé
ciones posteriores de la Casa Blanca con los conspirado- diciendo que Kissinger mostraba eì perfiÌ de un asesino
res, que se preguntaban si Henryiba ahacerleslomismo seriado. PermÍtanme explayarme en esto, seriadamen-
que sólo ellos sabían que les había hecho a sus ex te.
confidentes demócratas. Pero a esto se le puede llamar 1. Bagladesh. Amenudo olvidada, fue Ìa inaugura-
eÌ precio de la tortilla). ción del pueril término de "uuebo" pata aÌudir a un
En los afros siguientes, hubo más huevos rotos que cambio abrupto de poìítica o de bando. En 1971, cuando
tortill as. Tbas haber sido el ecto sobre la base de una falsa aún estaba comprometido en una g:uerra para salvar su
promesa subrepticia aì régimen de Saigón, el equipo cara y Ia de Nixon en Indochina, Kissinger desoyó todos
Nixon-Kissinger tuvo que encontrar una úa para rom- los consejos, para apoyar alosgenerales paquistaníes en
pér esa prom eÊaocon hanor". Nada mrís que para salvar su política de masacrar ciüles en BengaÌa Este y en su
la cara, instigaron al bombardeo secreto de Cambodiay ataque armado a la India desde Paquistán Oeste. En
lo siguieron de un golpe y una invasión; hicieron llover ambos escenarios, eso llevó a una catástrofe moral y
bombas sobre el centro de Hanoi durante la navidad de política cuyos efectos todaúa se sienten amargamente.
L972; provocaron ìa toma de muchos mrís prisioneros de El motivo no expresado del *uuelco'de Kissinger fue la
guerra norteamericanos (no declarados), alentando así supuesta pero nuncâ concretada"mediaci.ón" que ofrecía
el úÌtimo pretexto histérico para continuar la lucha, y el dictador Yahya Khan en la diplomacia secreta entre
presidieron la muerüe en los campos de batalla de otros Nixon y China. Aunque se les suele atribuir ese re-
20.552 norteamericanos. De las úctimas vietnamitas, acercamiento, Nixon y Kissinger sólo hicieron, igual que
mejor ni hablar. Todo eso para aceptar las mismísimas en Vietnam, lo mismo por lo cual acusaban a sus opo-
condiciones de retiro, sólo que en circunstancias menos sitores y críticos de antipatrióticos cuando Ìo recomen-
engafrosas y vergonzosas, que Johnson y aun Humphrey dúan. (Ver también Ìo de Tiananmen). Respecto del
habÍan estado dispuestos a acceder en 1968. Los hom- nuevo estado de Bangladesh, Kissinger declaró con toda
bres ya endurecidos del equipo de Kissinger pudieron frialdad que era un "caso md.elao antes de irse con su no
ver la faÌacia. "Bombardeamos a los norvietnamitas solicitado asesoramiento a otra parte.
para que aceptaran nuestras concesiones", observó se- 2. Chile, Como lo recuerda Isaacson (aunque en
camente John Negroponte, un artista de ìa basura si los términos muy benevoÌentes y como al pasar), Kissinger
hay, y veterano de Cambodia como lo sería después de tuvo un eonocimiento personal directo deÌ plan de la CIA
Honduras. (Negroponte ofrecería su renuneia al equipo para secuestrar y asesinar al generaÌ René Schneider,
de Kissinger pocos af,os después, a raÍz de la crisis de jefe de las fuerzas armadas chilenas y hombre que se
Chipre. Una vez yo le pregunté a un pariente cercano resistía ala intervención de los militares en la política.
suyo qué fue lo que pudo enfermar a un estómago tan En su odio por el gobierno de Allende, Kissinger fue
duro como el suyo. ?orque', me respondió después de un todaúa más lejos que el hombre de Ìa CId Richard
sileneio "todolo que usted sospechó era sierto". Pero me Helms, quienle adviúió que ungolpe en una democracia
estoy yendo de Ia historia). tan estable no sería algo fácil de gestar. El asesinato de
Entre el establishment profesional de Ia poÌítica Schneider siguió adelante sin embargo, a pedido de
exterior y sus sostenedores entre los lumpen-académi- Kissinger y con financiamiento norteamericano, en el
cos y periodistas, tantos se habÍan entrado a preocupar período entre la elección de Allende y su confirmación
por la paranoia y el frenesÍ de la política üetnamita de por el congreso chileno. Esta fue una de las relativas
Nixon, que el consenso se vio amenazado. Las filtracio- pocas ocasiones en la que Kissinger (su éxito en hacer
nes intramuros y extramuros a organismos tan debi- que lagente lo llamara doctor es mayor que el que tienen
damente constituÍdos como el Congreso, empezaron a lamayoría de los doctores) se involucró en el asesinato
escapárseles de las manos. Fue Kissinger quien inaugu- de un individuo en especial y no en la matanza de miles
ró eÌ segundo frente, o el frente interno, de la grrerra; de personas anónimas. Su conocida observación sobre
grabando ilegalmente los teléfonos hasta de su propio esta cuestión veo porque tenemos que dejar que un
personal y de su propia clientelade periodistas. (ïbdavía -nno
país se haga marxista simplemente porque su puebÌo es
gozo con la foto de la cara de Henry Brandon cuando inesponsable"- sugigre que debe haberlo gozado mu-
descubrió lo que su hóroe había hecho a su teléfono). Esta cho. Otra ocasión deÍntima personal parücipación en los
Diciembre de 1992. afio 2. Ne 5 en ôefensa ôel Marxigrno

detalles de una conspiración trvo lugar en el siguiente &rÍnas e inteligencia a ambos bandos para mantener el
caso! conflicto hirviendo. Un notable caso reciente, comentado
3) Chipre. Secundandol*mentablemente la decisión con algún detalle porlsaacson, esla política de Kissinger
de Kissinger de omitir cgments este episodio letal en hacia la dictadura de Pekín. EÌ dra después de lalimpie-
sus propias memorias, Isa€n no hace mención del za de la plaza Tiananmen, en junio de 1989, Kissinger
desastre de 197a. Sin embcge, se prede demostrar, y lo fue respetuosamente entreüstado acerca de su posición
ha sido, que Kssingrr ryobó la preparación del y sorprendió por lo menos a alguna gente aÌ aconsejar
o
asssinato det precidcutc llal^uioe por parte de los una política d e no hacer na.do ". Cuando eÌ Congreso votó
faseistas greco-.hiFiú46 y que validró el golpe que trató algunas salLciones menores contra Pekín, fue todavía
de ertendnr d dçrdrriâ dÊIejmta deAtenas (uno de su más eÌocuefite y "realista", al decÍr que el régimen de
clientes fryuitc) r&; la ida- Cuando pese a la gran Deng habfa abierto fuego "en respuesta a aconteci-
pérdi{a da vidr c-e g*ps âItó en gu o$etivo, que era mientos que estaban enteramente dentro de su juris-
también gl alË lGrringtr, dc prtición forzosa de la isla, dicción interna" (una condescendencia que no había
Kissinger 1rüünrub e-rnhió de lado y se puso a tenido con Allende) y afradir, con la instintiva solidari-
apoyar rma i&rrrifu r'rn rníe sangrienta por parte dad de un autócrata hacia otro: "ningún gobierno en el
de Ilrqdr. thl Bryy!Ê, que entonces era el fun- mundo habría tolerado tener la pÌaza principal de su
cionario rlC lìeum* de Estado eneargado de capital ocupada durante ocho semanas por decenas de
Chipe, n tl t b tlrpáe que amdió a Kissinger miles de manifestantes" (afortunadamente esto no fue
antes dC Érh rfi-ffuia y lo lrevino de que este tomado aì pie de la letra por las autoridades alemanas
Solpe poú rrr mr gura civil. "Ahórrenme las orientales o checas unos pocos meses mrfu tarde).
leccioa rb dúd, rqplieó Kssinger, que como se Resultó ser, por supuesto, que Kissinger en esa época
pdclrfu trdrun afcrismo para cada oca- estaba asesorando privadamente a laAtlantiq Richfi eld,
sión. a ITI, a H.J Heinz y a otros en gus invelsiones en China,
a. Xmiffr, Ediçn& avalado la polÍtica encu- y que había Ìogrado oarregl.af muchas reuniones en
bierta& {rlruarrrrrrCtaMa en el norte de Irak Pekín para otros ejecutivos norteamericanos con inte-
enFe 19t4 y fgIE, cm ryuda 'bnerúibe* también reses similares. Cuando el Wall Street Journal publicó
provis*apclrad ypr C úr de Hn, Kissinger dejó en este entendimiento, hubo dos clases de reacción. La
claro asdr:rünÀs qrc alcHosno seles debía primera, un poco sutil fue la de que nuestro Henry
permitirgua,lxo gur rrríanusados sólo por su valor estaba en tn "tottgo", La segunda, expresada por el
parahu:hrdo.lfohffi guc decirles que la cosa era normalmente cínico caballero Sthepen Solarz, entonces
asÍ, p€ro Fú t dcÍrn oeota suando el Cha y congresaì por Brooklyn, fue la de que Kissinger siempre
gaddan hrin cmlnlÉsran sus diferencias y la apoyó alas dictaduras, hubiera o no un dólar a ganar.
ayuila mbauitrnr e Ksnüstán se cortó. La CIA se Obviamente la segunda üsión es la mrfu penetrante.
dirigió a xirr'rlry lc 1*lió porlo menos un programa Desde que dejó la política activa, Kissinger parece estar
de ayuda pralc dË d. rúgidm kurdos que esta aburrido y enfermo como si lo hubieran arrancado de su
situâción he Swaao aüroptmente. En esta oca- máquina de la muerte. Ha hecho algunas ocasionaleé
sión la citr dd ür frG: h polfrica erterior no debe ser incursiones: adveúir que la vigilancia nuclear era aún
confudida cm la t[t dÊ los Ííri*ronerog". Saddam más necesariafrente a Gorbachov, por ejemplo, y confiar
*preocupación" de que los Estados
HussÉnn.rìcaúó& bò u.m- memorablemente su
Unidos abstuüeran de bombardear lrak. Ayudó en la
se
5. IÌmG EÉG. El da dcçoss que Kissinger salió de pequeõa tarea de documentar a Dan Quayle para su
Dakarta ea f9í5, las FotrrasÁrnâd.s de Indonesia debate üce-presidencial. Aquí había una pequefra po-
'emplearon rmas anericanrlmainvadiry súyugar a sibilidad de tomar parte en algo más.
la aÌroraindependiente ex colouia pcbguesa de Timor Han habido en el pasado, desde luego, estadistas
Este. Isaacson da una cifra de 100.0m muertos como brutales y cínicos. Pero por 1o general se trataba de
resultado de la ocupación, lo que equivale a una séptima estadistas y Bismarck son ejemplos que
parte de la población y hay quien estima que se quedó -Tayllerand
üenen al caso- que podÍan mostrar algo para el ejer-
corto. Kissinger se puso furioso cuandole noticías de su cicio de larealpolitik. aPuede decir alguien cuáÌ fue el
propia participación se filtraron, ya que además de logro de Kissinger? lAlguien seflalará a aÌgún paÍs sin
vioÌar eì derecho internacional log indonesioe estaban excluir al suyo propio, que haya en el más mínimo grado
tembién violando un acuerdo con los Estados Unidos. mejorado por su intervención? Y los viej os " realista s", de
En las actas aparece enfrentado al asesor legal del Vïena, Locarno y Yalta, aun cuando hayan podido tratar
Ih,prt-mento de Estado, Monroe Leigh, quien seÊaÌa a los pueblos y aÌas fronteras como cosas descartables y
eú hËEho espinoso. Kissinger responde rapidamente: manípulables, no confundían axiomáticamente la bru-
úrb !c israÌÍes fueron al Libano... ;,cuándo fue la talidad con lafortaleza, y (para usar una paìabra que es
h rc qpe Srotestamos por eso?". Una buena pre- favorita de Kissinger) con ouolunúod". No buscaban
gg,qcr m le cuadra justamente a su boca pro- hambrientas soluciones homicidas, y auto-destructivas.
ffi. El masoquismo de la prênsa en todo esto ha sido
L+nyigu y sigue hasta la náusea.Angola: despreciable, y conforma una suerte de tema repulsivo
infubm rinvadir ydar la aprobacidn para menor del libro de Isaacson. Ha habido otros criminales
laiffiftrrr Porhrgal: convocar a Mario de guerra, violadores de leyes y mentirosos patológicos
Sqf,ffi Ò r un Tfurensk1r'. La guerra durante la larga declinación del Imperio y de la guerra
Iran$fflinÕbEmedm Unidos debía ser fría, pero no han hecho escribir por escritores fantasrnas
"que ffi lo gue implicó enviar como Haroìd Evans, no han mantenido su consultorÍa
H-
en defensa det lfiarxlgnoo Diciembre de 1992 . afio 2 . No 5

parS l-aABC News, ni sus columnas para las cadenas de relación de Kissinger con las mujeres era que no había
periódicos. No se han reunido, en cada halì de aeropuer_ ningún secreto sucio". Refrenen su lástima-. Recuerden
to, con coros de sicofantesyde aduÌadores (Kissinger, me lo que dijo James Schlesinger, ex Secretario de Defensa
he dado cuenta, ama y necesita el sonido de ìa-s úsas y uno más de los colegas traicionados: fienry disfruta
nglvrosas). Este punto deÌ poder y fetichismo de las con la eompìejidad del desúo. Otra gente cuanão miente
celebridades va mas aìlá de lós medios de comunicación parece avergonzada. Henry Ìo hace con estilo".
y llega al mundo de Ìos disefladores de moda y otros Por todos lados en el Washington de hoy hay hombres
famosos de Nueva York y de Hollywood con Ìos cuaÌes a
Kissinger le gusta ser visto y quiãnes como
* l-ob-e$]vlcNamara, Wìlliam CoÌby de lâ CIA Geroge
BalÌ del Departamento de Estado- que han escrito
-aburridos de la
están- les gusta ser vistos con é1. Presentadores memorias y dado entrevistas en las que tratan de limar
televisión como Diane Sawyer, mandamases de los me- pasados crímenes. Kissinger fuera de toda duda consi-
dios como Mortimer Zuckerman, se necesitar{a un Vis- derar{a al mínimo ejercicio de atonÍa como una enferme-
conti para capturar ìo siniestro de todo eso. Esos tipos dad. Cuando se lo critica, como en este libro o en el
tienen la misma ansiedad que tenía Kissinger en su anteriormente publicado por Seymour Hersh, reacciona
búsqueda de contactos con los auténticos .g.ìlt". d. lu con brotes de indignación y petulancia. Es evidente que
muerte, y exhiben el mismo desprecio narcisista frente éÌ puede permitir aÌgunareconsideración de su propiay
a la democracia, como aÌgo que consideran débit e in-
yonstlggla,grandeza. Esto puede ser un signã de
apropiado. No me sorprendió aunque me gratificó, haber inestabiÌidad más que de arrogãncia. lDebemos enton_
üsto una de mis viejas presunciones confirmada por ces decir que es un *ncgador profund.o*l Sería más di-
Isaacson, un detallista en cuanto aÌ registro de la üda que Ki-ssinger fue el AlbeÉ Speer mas que el
mundana de Kissinger. Kissinger puede haber saÌido a 1egt-o^{qcir
AdoÌf Eichmann de ìos crÍmenes de la humanidad que el
comer con media docena de estreÌÌistas para darle fama ayudó a perpetrar, pero que careció de la inclinaciãn de
a horribles restaurantes muy caros y dJrle oportunidad Speer a.disculparse. Tampoco, hay que recordar, hubo
para algunas fotos. Pero no resuìtaba de àso ningún ningun intento de hacerle reconocerlas cosas. No es la
negocio. En su pequeflo nido de Rock Creek park: llos cuÌpa de_Isaacson, aunque ha escrito la biografía de un
únicos elementos decorativos fuera de ìoslibros apilados asesino dejando de lado en gran medida el punto de üsta
aqul y allá, eran fotos de Kissinger con una gran va- de las úctimas. Así que aquí una vez más se nos invita
riedad de funcionarios extranjeios ... La halitación a considerar a Kissinger como una figura con sus cla-
desnuda tenía dos camas gemelas, una de eÌlas usada roscuros y no a enfermarnos con el recuerdo de cuanta
como depósito de ropa para lavar; una mujer que pudo buena gente tuvo que morir para que un hombre como
echar una mirada más tarde informó que había mãdi". este pudiera prosperar, y quejarse por perfiÌes y critica
y rope interior desparramadas y que el Ìio "tenía un de Ìibros, y perÍnanecet "controuertidamente" en el me-
aspecto.tan repulsivo que era dificil imaginar que al_ dio.
guien üviera allí...". El pequef,o secreto sucio- de la

3íTina lïflodoütitt
-NNA
MODOTTI". PINO CACUCCI. EDIïORIAL CIRCE. BAR- Pino Cacucci investigó su üda y logró un rnevelador
cELONA. 1992
testimonio deÌ papel criminal del stalinismo.
Tina Modotti creció en San Francisco, en log al-
El nombre de Tina Modotti está ligado a grandes bores del sigìo. Hija de obreros italianoe, su belleza
acontecimientos de la primera parte del siglo. Como
fasÍna a quienes Ia rodean y le abre las puertae de
artista,de la fotografía, su aporte en ese campo fue Hollywood. TYas una breve trayectoria en el cine, se
equivalente al que desarrolló, en el ámbito de Ìa vuelca por completo a indagar en eljoven arte de la
pintura, el muralismo mexicano. Pero sunombre está
fotografta. Junto a gu maestro y amante, Edward
asociado, principalmente, al denotero de los partidos Weston, llega al México posrevolucionario, donde
comunistas latinoamericanos y a varias de sus prin-
artistas de todos los campos vuelven de las filae de los
cipales figuras. Sobre esta base, el periodista itaiiano
ejércitos guerrilleros y dan vida a eseuelas improvi-
Diciembre de 1g92 ' afio 2 ' No 5 ea defensa der Menxlsnno
r-zir
aadae ytalleree callejelos. En eeeclima, fina conüer_ justifió en nombre dela"defensa del partido", tras la
te gu interés por las cuestione sociales en pasión cual numerosos intelectuales y militanteg revolucio_
política, e ingresa en el pC mexicano.
nariog-se doblegaron ante el stalinismo y justificaron
- El P0M--entonces el más importante deAmérica sus crímenea?).
latina- reÍleja intensamente en eu interior Ia lueha lxpulsada de México, Tina üaja a Moscú
enEe bolcìevismo y stalinisrno. Luego de ta expulsiún __ con
Vidali, yconoerá el clima opresivo qire se abatê sobre
de Tlotsky de la IJRSS, StaÌin ae únzará ila.d"-
purccün' de los PP. CC. de todo el mundo, a travée del 9l gta escritores y poetal se arriásgan a la depor-
e3úo de gendarmes inetruidos para liguidar a todo
h:* cuando no aportan las imágenãs apoìogéticas
gxigrdas por el aparato stalinista. Al ãstaiÌar ta
elemento críti s del'centro' burocrátio. En Méxio, Guena-C_iül espafiola, Tina se traslada a este país
p-apel eerá jugado por eI agente stalinista
9!9 Uttori; con Vidali, transformado ahora en "comandãnte
Vidali. Carlog Contreras". A través de Ia figura de éste,
Entre los elementos que éste perteguirá, Be en- Cactrcci retrata certeramente el caráctãr de la
grcntra el gran muralista Dieg,o hivera, con quien "a1nr-
da" etaliniana a la revolución espaíola: la instalación
finlcomparte numercsas lucËâs y mvilizaciìnes de un aparato de exterminio ìobre los elementos
políticas. Ioe depoeitarios de la 1iozl" staliniana
críticos del Comintern. Contreras-Vïdali tuvo, preci-
qonsiderarán al arte de Rivera.alejado de la
capaã- samente, activa participación en el más oprobióso de
daf rgcentiva del pueblo'. En lgfo, Rivera es ex- log cr{menes stalinianos en Espaia: el asesinato de
guls{o de! PCM por eu adhesión a ia Oposición de del centrista partido Obrero de
14F""4". En 1928, I'ina Gonooe _y se enÃmora_ de S*érTi",_ürigente
unrncaclón Marxista, que mantenía discusiones po-
Jrrlio Antonio Mella, fimdador del pC Cubano y exi_
liado en Méxio. Luchador inconsable, Mella aãmira {tigas con ïlotsky y estaba ünculado a la Oposición
de lzquierda.
a llo-tsky y ee crítioo de la cientación áel Comintern
. de la tragedia de EspaÍa, Tina regresa a
El siniegtrc lfictorio Codorilla inicia una campafra --_L1r"Uo
México: sacudida-por el asegináb aá frotrt yl"omp"
denigratoria de Mella, para impedir que éste sea hnalmente con el pC, con "StaÌin y su bânda ãe
elegido como delegado làtinoamãricano ante la In-
asesinos, que han transformado a la palabra comu_
lemacional. Asesinado a Ia salida de una reunión, nista en un insulto". Su muerte o"ro"" muy poco
Mella muere en los brazoe de Tina. El libro de Cacucci tiempo después de esta ruptura, y en circunstancias
9:.9"t çe el crimen fuege obra de la dictadura de oscuras: Cacucci esgrirne la hipótesis de un nuevo
lFÍ-h"9o, V -nfirmala sospecha de que eúrdugo de 'ajuste de cuentas'staliniano:
Tina se retira des-
Mella tue Vittorio Vidali, agente á" t. Nfnõ compuesta de una fiesta organizada por el poeta
Méxio. Sobre la filiaciOn a* ü"f f aln la tìcira pottUca "n stalinigta Pablo Neruda (entolnces cónsul chileno en
eao,s af,os, Cacucci aporta un detaile eigoiÍi"rtiuo,
fe México) y muere de un paro cardíaco a bordo de
un
funa delas fotograffas de Tina, destinad.ãoi"á, r""
taxi que la conducía a su casa. En 1g42, y en idénticas
la más famosa, es la que retrata la m-áquina" de circunstancias
eecribjr de Mella. En la izqui""au Cacucci_- morirÍa en
ãerect a se -observa
México el revolucionario Victor Serge. @fautor sena_
pl:t1 leel unE-fragmútoa de"op"rior frãees en el papel la que, en aquellos afloe, el sindìcaà de hxietae
el nodillo, ege
11fT,b:" fracgn pensar en su ensayo
sobre lâ inspiración artística. Tina manda a estampár
me_xicano era dirigido por los stalinistas, que
solÍan
uüilizarlo como "fue rza d.e choq ueo en sus *operacione
egta misma cita en el cartel anunciador de su expo- s
políticas"). A modo de epflogo, el libro áe Cacucci
si{ón. P_ero cuando debe_ manda" ;pi; ;;;'ï; ererrl un poema de-Neiuda homenaieando .a
se la_ pugiquen en el Mexican Fqlkwai; "", Tina bo- -con
Tl.na Modatti". Según Cacucci, eI vate moúã"u
rrará crridadogamente toda la frase. ú óue estaba ptum.
por encargo del aparato, para aventar los creclentes
eecribiendo Mella cuando ella hizo la foú io era otra
rumones que responsabilizaban al stalinismo de
caya qy€ uÍ_ì fragmento tomado de un libro la
de Tlotsky muerte de Tina.
eobre la relación entre aúe y técnica modJrna...".
El crimen deMella marca un punto de inflexión en .-A través de una figura secundaria, Cacucci des_
cribe la acción devastadora del stalinismo sobre el
tl l{" dg !ïna, que. se somete por completo a los movimiento obrero y la intelectualidad revoluciona_
olcG€rdos del aparato stalinista: así, aprobará
la ex_ nos de log affos,30: exterminó a parte de ellos, yvolcó
pule!ón de Blvera del pCMy rompeíe ret"úor,", a otra porción en el escepri
Frida Kahlo. pero esra sujúon tiìúd;;ámbién ; i; ã;Loïâi orr.
"ona Es importante retomar estos "i.-;hãfimonios " ""i
históricos,
Tina como artista rcvolución".i", p'"r ã"i p"ro , on"
gris funcionaria del Comintern. '
para entender que el derrumbe completo de esté
aparato cincuenta aíos dãspués_ des_
et -acontecido
unirá -81 eprsodio más confuso de su vida, Tina ee peja el camino de los trabajadores haciaìu emanci-
sentimentalmente al enemigo y pnobable ver-
Pación'
ílep d" Mella, Vittorio Vidali <,fr"1i"ãnsciente
Modotti del papel criminal de este úttimo? Mauro
;O lo
en defensa del Marxlgmo Diciembre de 1992 . aõo 2 . No 5

Capitalismo y
fin de la historia
Por Osvaldo Coggiola te empírico y por lo tanto, mistificador, basado en una
apreciación superficial (no científica) de esos aconteci-
mientos, cabiéndole la misma crítica que hizo Man< a la
La resonancia obtenida por latesis, aparentemente concepción hegeliana del Estado (una de las bases filo-
absurdayri&cula, deÌ úcedirector de Planeamiento deÌ sóficas de Fukuyama): {VÍanr acaba por reconocer que
Departamento de Estado de los EE.tru., Francis Hegel no es un falseador deÌ Estado moderno, sino su
Fukuyama, acerca del "fin de la Hktorizo, se debe aì teórico riguroso tal cuaì es eÌ Estado moderno.., no ge
hecho de que pretende formular una nueva fiìosofÍa debe censurar aHegel por describirlaesenciadel Estado
política para eì principal Estado imperialista, en las como el Estado es, sino por presentar lo que el Estado es
condiciones de la oposgu,erra frían, o sea, de Ìa descom- como esencia del Estado" (5).
posición de ìa burocracia dirigente de los Estados obre- Pero seríafalso comparar a Fukuyama con Hegel, no
ros. En su primera formulación, en dos breves artícuìos sólo por Ìa extraordinaria estatura de estê pensador
(1), la tesis aparecía como una simple apologÍa del comparado con aquéÌ, sino también porque Fukuyamasí
*capitalismo liberal" frente a la supuesta "caíd.a del
es un falseador del Estado moderno: "El siglo está
comzr.nisrno", en 1989, y ya nos ocupamos de esa fase del volüendo a su punto de partida: la üctoria total del
desarroÌìo de la fiÌosofía poÌíüca de Fbkuyama (2). ìiberaÌismo económico y político. lbdo sistema üable
Habiendo llegado ahora a ìa extensión de un libro, Ìa capaz de sustituir al ìiberalismo occidentaÌ quedó des-
fiÌosofia poÌítica de Fukuyama (3) se ofrece como susti- acreditado, como lo demuestran las reformas en la URSS
tuto eficaz del pragmatisrno "realista" de Henry Kis- y Ìa difusión incesante de la cultura de consumo occi-
singer, que tuvo ügencia en la poUtica exterior de los dental. El Fin de la Historia es la universalización de la
EE.UU. durante los aõos'70: "Según Kissinger, erauna democracia liberaÌ como forma final del gobierno hu-
utopía intentar reformar las estructuras básicas de la mano'. Fukuyama se aboca al trabajo de enumerar las
poÌÍtica y de Ìa sociedad de potencias hosüles como la onu.etsas
dcmocracias" de América Latina y del Este
URSS. Madurez poÌítica signiÍìcaba aceptar el mundo europeo para iÌustrar esa tesis, olüdándose que tales
tal como es, no como querríamos que fuese, Ìo que odentoeracias"
son cuaÌquier cosa menos Ìiberales desde
impÌicaba aceptar a la Unión Soüética de Brezhnev. el punto de vista económico, registrando ìos peores
Aunque fuese posible moderar el conflicto entre comu- niveles de intervencionismo del Estado en la economía,
nismo y democracia, jamrfu se podía superarlo... Las habiendo llegado (en los ejemplos preferidos de Fuku-
raÍces de una ceguera tan difundida eran mucho más yama, Menem y Collor de Melo) hasta la confiscación de
profundas que eÌ'mero partidismo, y residían en el ìas cuentas corrientes y de ahorro (algo que, en el
extraordinario pesimismo creado por ìos acontecimien- comentario irónico de Fideì Castro, "ni la Revolución
tos de este siglo" (4). Entiéndase por'aconlecimientos" Cubana se atreüó a hacero). En cuanto a la "difusión de
sucesos tales como la Revolución de Octubre y la super- la cultura de consumo occidental", eìla fue cualquier
vivencia y extensión, por más de 70 afros, de las rela- cosamenos universaì, habiéndose registrado niveles sin
ciones de producción creadas por aquélla. precedentes de concentración de la renta y de degrada-
La supuesta "diuina sorpresob' d"l fin de la URSS y de ción económica y sociaÌ de los pueblos de Asia, Africa y
la caÍda deÌ Muro de Berlín obligaría úora a sustituir Ia América Latina(la"dÉca.d.a perdid.a"). Con respecto a la
teoría de Kissinger por otrabasada en elooptimismo"; el ndzmocra.cia",
Eric J. Hobsbawm ya comentó que en
punto de vista de Fukuyama es, entonces, completamen- Europa Oriental los gobiernos se inclinan rápidamente

(1)Francis Fukuyama, "Íhe End of History?", The National (3) Francis Fukuyama,'O Fim daHistóriaeo ütimo Homem",
Interest ne 16, verano de 1989; y "Entering Post-Histor;/, New RÍo deJaneiro, Rocco, 1992.
Perspectives Quarterly nq 613, otoõo 1984. (4) Francis Fukuyama, op. cit., pp. 34-35.
(2) Osvaldo Coggiola, "O declinio do Íim da História", Jornal do (5) JoãoL. Alves, "Rousseau, Hegele Marx, Percursos da Razão
Brasil, RÍo de Janeiro, 27 de enenr de 1991. Politica", Lisboa, Horizonte, 1983, p. 195.
Diciembre de 1992 ' afio 2 ' Ne 5 en defensa del SÃal'xlgnno

(proj9!9' llamaba sociedad civil), que tenían su base "en la


y
hacia formas dictatoriales y autoritarias (e)
mucho más avanzado ahora en ìa URSS)' iormaciOn de una clase con corrientes radicales, de una
."U"
"g."g*, dejar aquÍ y decir que la tesis de Fuku-
poã"f.:mo" riu"" a" la sociedad civil que no es una clase de la
de los
sociedad ciúI, de un estado que es la disolución
y*" basa enâatos artificialmente interpretados y' de una esfera que posee carácter universal por
"emonstnrosamente falseados' Según Fukuyama'
oor eeo. "rtudot, y que no reivindica para
lo universal de su sufrimiento,
ior "j"*pto, en los EE.UU' yatendría
no existirían clases
sus raíces en sÍningúnderecho especial, todavez que contraellano
se
sociales, y el ppblema negro perjuicio paúicular, sino el perjuicio en
agregar ."ã"tïo ningún
"diferencias cutíura.tcs" (!). Podríamos entonces
qïJoao" iot desde la Guerra del Golfo .t*fwoL. E]sa-descomposición-de la sociedad' en
acontecimientos,
la "i
;;t; clase particuÌar, es el proletariado"- (10)' La
ü;;; i; """"elta de Los Angeles, contemporánes de Pero apologÍa del Estado modetno (en verdad, de la
monar-
tesis de Fukuyama, no hiciãron sino desmentirla'
q;ia ãonstitucional prusiana) por Hegel' puso en cues-
es preciso ir más lejos. ya
tión el propio principio dialéctico de su filosofia' como
Pues Fukuyama pretende dar a su tesis un
aire
i.i""u t8ã9, por un discípulo suyo, Christian
filosOfi"o qu" lllgó a encantar a no pocos 'iaquierdistas" ' ""tua",ìn (ein unen'
para Weisse: "Si |a dialéctica es progreso si-n Íin
como al conocido manrólogoinglés PerryÁnderaon' será compatible con ese movi'
qúen 1a mas notable innovación de Tlw End' of Hkary dtictwr Progresz) aqómo
(hegeliano)? La
miento el ciãrre impuesto por el Sistema
árrd tt Inrt Man ea qtecompleta una teoría hegeliana po" la negatividad dialéc-
"
de la historia con una teoría platónica de la
naturaÌeza ã*iJ"".i" de un crecimi".tto
es
(7). ticJsólo puedo ser intermmpido arbitrariamente"'
-
humana"
forzoso constatar que el maestro desmintió lo
que es más
É" efecto, la tesis de Fukuyama pretende partir de orofundo en su Pensamiento" (11)'
H"g"i io -"io", del comentario de éste hecho por el ^ La contrailicción de la filosofia hegeliana, sin em'
AtO-"ofo t tt*-ruso Alexandre Kojève,
que sitúa el cen-
bargo, no pone en cuestión-y Marx notó eso- su
propio
tro de la filosofia hlreliana en las nociones de satisfac-
cimi e nïo ), par a qui e n el' fi n dc Ia Hi stor ia"
priicipio, que debería ser rescatado de su envoltura
iiã" v fn
""t"""
h"úria alcanzado t801, con la batalla de Jena iJ."fi.tr" resolviendo la ambigüedad del término que
lo
icu".UOn que Fukuyama ni siquiera menciona,
iúttoti. napoleónica "tt
"" sobre las tropas prusi-anas)' que
ìf""tt" la pobreza de su pensamiento) que significa
m.r.."f" la.,ictoria definitiva del Estado liberal como simultáneam ente término y objetiuoz "Se puede hablar
oeetad.o
de rqonocimiento uniuersal" (de los individuos
del fin del Estado, para decir que el Estado es él mismo
entre sí). Según Fukuyama, "mucho de lo que estamos
acostumbraãos a ver como motivaciones económicas
;itt\ el término ã" ott p"ot"to del cual constituye la
más acabada... Hegeì no es un pensador deÌ
en verdad, de aguello que^Platón llamaba thy-
";;ú",
._ ã deseo de reconocimiento"
mo", (8)' n" aa saber ni del frn de la historia' El no esquiva -
"áuiiráao"
la filosofía ;como podria hacerlo un dialéctico?-
la contradicción
õo*o veremos' la comprensión de de
HegeÌ por Fukuyama vale tanto como su compÌensión
de inh"r"nt" al concepto de fin, que designa al mismo
ú.L, "f cual, ságún Fukuyama, también sería autor de ii"-po y contradictãriamente un objetivo y un término'
hisbrto'(eÌ comunismo)' En eì mámónto de unarealizacióny el de una desaparición"
tt u í"oti" del "-fin dc ta'
(12).
Man< ahrmó que con "e-l sat!' de] reino de Ìa '-
"""úa, al reino de lã üue*ad" finalizaba la prehis- iaclave.del marxismo se encuentra en haber re'
""""rid"a
de la sociedad humane y comenzaba su verdadera
suelto, ilesdà et inicio, la contradicción hegeliana si-
toria
tuando la universalidadhumana no en la superestructu-
historia. La dístinción no es sólo terminológica: ella
ra (política) sino en la infraestructura (productiva) de Ìa
refleja la completa inversión del método (y, por lo tanto'
del rlsultadoÍhegelianohechapor Mam' Por eso'
Mant *o.i"ataft"-ana: "Elhombre es unaerzúe'especie no sólo
de Hegel la idea del en el sentido de que é1 hace de la comunidad su objeto,
enlnFno't"ft" dzl Derecho
"titi"O poderno como
*encarnación de laidea moraì'(o tanto práctica como teóricamente, sino también en el
Estado
estadio final de la evolución política de la sentidà de tratarse a í mismo como la especie üviente'
a"",
"oáohurnana), crítica dialéctica, pues "el formalis- actual, como un ser universal consecuentemente libre"'
socíedad (pero) sólo lo
Sin dodt, los animales también producen,
mo del Estado hegeliano, la distorsión representativista para sí mismos y su cría-
estrictamente indispensable
de sus asambÌeaÀ que son una ilusión de representati- que el
Sólo producen en una única dirección, mientras
viclad y de democrãcia auténticas, no son distorsiones producen bajo la
qì" sólo al Estado conceptualizldo por Heggl' ;;ü"; produce universalmente' Sólo
que el
**pottìOt ae la fÍsica directa, en tanto
úno "í""t"t
necesidad
distorsiones que pertenecen efectivamente a la produce'
homtre produce libre de necesidad Íïsicay sólo
estructura del Estado moder:ro y sólo por eso Pasaron
oor la cabeza de Hegeì" (9). Marx comprendió luego que
en verdid, cuando está libre de esa necesidad' Los
que el
ias "distorsiones de la estructura del Estado" reflejaban
aÀmdes sólo producen para símismos, mientras
hombre ,"ptoà,rr" todala naturaleza' Los frutos de la
las contradieciones de su infraestructura (que Hegel
(6) EJ.11"b"b.*t&"V""ã*Ç V"*iaoq, Breclna no 6, Buenos Aires' marzo de 1991'
a Fukuyama, RÍo de Janeiro, zehar, 1ee2,
p' e9'
ì;íi;rryA;ã;rr"rl'o rr* i,iHttytl-o. nóJ"r
Ìeifoìh" de S. Paulo, 19 de agosto de 1992'

la çrírica ile la filosofía del derecho e Hegelo, en K. Marx v A. Ruge, Los Anales Franco'Alemanes'
8àírlrflHrf"r:rtkl;ttlu;19?0, p' 115'
Barrcelona, Martínez Roca, r r,. r -t-- ô:^ D^.,r
Hegel á luz de Nietzsche, são Paulo, companhia
das Ictras, 1988, p' 213'
(11) Gérard Lebruo, o
";;'j;'aiJZii.r.
en defensa del Mgnxlsmo Diciembre de 1992. afio A. No s
&

producción animales pertenecen directamente a sus eliminó la separación entre funciones legislativae y
cuerpos físicos, en tanto que el hombre eslibre ante su ejecutivas, una de las bases de la dominación burguesa,
producto. Los animales sólo construyen de acuerdo con conquista que el marxismo incorporó al arsenal teórico
los patrones y necesidades de la especie ala que perte- del moúmiento obrero revolucionario.
necen, al tiempo que el hombre sabe producir de acuerdo En cuanto a las necesidades derivadas del thymos,
conlospatrones de todaslas especiesysúe cómo aplicar "el espÍritu que ee sitúa entre la razón y el deeeo en la
el patrón adecuado al objeto. Así, el hombre construye topografía platónica deì alma" (o la pasión), ellas no
támbién de conformidad con las leyes de labelleza... El pueden ser arbitrarias y abstracfamente separadas de
objetivo del trabajo, por lo tanto, es la objetivación de la las necesidadeg nraciona&"' (que Fukuyama llama
uida.-especi.e del hombre, pues él no se reproduce a sí "qonómicos''), considerando que óstas no son atempo-
mismo sólointelectualmente, como enlaconciencia" sino rales (metafísicas) sino históricas, y no mensurableJen
activamente y en sentidoreal, yve supropioreflejo en un tórrninos puramente fieiológicoe (en cuyo caeo equival-
mundo por él construido. Por eso, en cuanto el trabajo drían a las'neces idadcs animelee', como afirma Marx en
alienado aparta al hombre del újeto.de la producción, el fragmento citado). Rresintegran, como dice Ericl{eil,
también apart a su uid.a-especle, su objetiüdadreal como "la satisfacción del hombre en y a través del reconoci-
ente-especie, y transforma su súerioridad sobre los miento de todoa, 5r de cada uno por todos y cada uno (y)
animales en una inferioridad".(13). Cúe agregar guê, permanecen ügentes hasta hoy (por) su base común: la
aunque contradictorio y podendo el mundo .qba.a necesidad de liberación del hombre, necesidad condi-
abajo', al dar un lugar subordinado, y no primordial, al cional, debe subsistir a la ciülizacjón, a la organizasión
trabajo productivo, Hegel no cayó en el enor de dividir y a la liberüad positiva. El problema de la alienasión
abstractamente las necesidades en'eonómicas' y 'ti- humana, del patrimonio (no la propiedad en el sentido
móticas' (de teconocimiento), sino que intenüí construir hegeliano), o seq del capital,son üstos tanto por Hegól
una teoría de las necesidades humanas unitaria e histó- como por Marx, y reconocidoe desde'entonces por toãa
ricamente determinada, esto es, que hrviese en cuenta teoríay toda práctica polÍtica consciente... Al elaborar
los cambios de las situaciones históricas (14) y las ne- el concepto de fuclw dc clases, Manr trangforma en
cesidades humanas resuÌtantes de cada una de ellas. concepto cienrífrco fundamental lo que para Hegel conti-
Después de deformar arbitrariamente a Hegel, nuaba siendo un concepto filosófico, y hasta en el límite
Fukuyama ìo critica soÌamente por haber situado el fin de la filosofra: la p.sün. Para Hegel, la pasión es la
la Historia'dos siglos antes de que sucediera. Siglos
d.e fuerza que muevê la historia... Para Marx, esa pasión
durante los cuales, segrin Fukuyqma, el líberalismo eetá. dêterrninada en cada punto de la historia. Para
habría sufrido el embate de los "totalitarismosfascistay
comunista", sin que el autor se digne explicar el po"qtrã tlegel, eólo la pasión realizada y de ese modo compreÍr-
dida, determinándose, es concebible científicamenie. La
de esto: Hegel poseía al menos eì mérito de la lÇica, y pasión del preoente es úlg un residuo, un resto a ser
teorizó a partir del concepto de que'el gradual pmgreso asimilado por la conciencia de sJ de la realidad histórico-
en dirección hacia la realización de la unidad (entre moral dl Estadomoderno. ParaMarx, ese Estado es el de
esencia y existencia) constituye el signifieado de ìa I a ali enación, y la pasión no es solamente neceearia para
Historia" (15). En verdad, el propio triunfo del libera- realizar la libertad, sino que está determinada en su
Ìismo poÌítico, que para Hegel ocurió con lavictoria del tendencia por la forma.concreta de la realidad y contra
constitucionalismo liberal en la Revolución Francesa, la cual eìla se desencadena: Ìas lÍnoas de fuerzá, según
estuvo Ìleno de contradiccionee (que Hegel eliminó a las cuales la pasión debe atacar, quiere continuarsieido
travós de los preceptos idealistas de su filosofia) y poco la pasión de la libertad concreta, pueden ser conocidas
tuvo que ver con la prédica doctrinaria de lo{pdrei dcl cientÍficamente" (17). Fue lo que compnendió genial-
liberaüano", como notó un historiador reciente: "La ge1!_Walter Benjamin, en sus tesis Soôr? el Corcepb
Constitución de 1791 estaba dominada por una con, dc k Historia; *La lucha de claseg, siempre presente an
cepción de estricta separación de los poderes, que no el espíritu de un historiadorinspirado en Manr, tiene por
pertenece alatradición de Locke ni alade Montesquieu objetivo las cosas concretas y materialee ein las cuales
ni a la de Blackstone. Sin duda, hubo en sus cimientos las cosas del espÍritu, y todos loe refinamientos, no
ideas teóricas y una concepción rígda de soberanía podrían existir. Pero ellas no aparecen en Ia lucha de
nacional, pero el factor detenninantc pat€ce Êer una clases como la imagen de un premio para el vencedo,
desconfianza haeia el poder ejecutivo que estabalejos de Ellas viven en el corazón de esa lucha como confianza,
ser iqjustificada" (subrayado nuestro) (16). EI libera- coraje, humor, astucia y perseverancia. Su
lismo fue incapaz de resolver sus contradicciones en su en la noche de los tiempos pasados. EÌtas ""o "p""iuì"
vuelven
período revolucionario: la tarea pasó a manos deÌ pro- si"mpr" a poner en cuestión las üctorias de las cualee
letariado socialista, que en la Comuna de París de 18?l emergen los dominadores." El carácter explosivo de las
(12II,. P. Lefebvrey P. Macherey, Hegel et la société, Paris, PIIF, 19g?, pp. gõ€2.
(l3).IGrlMar:ç "I\[anuscritosEconômicoseFilosóficos de 1844",en E. Fromm, ConceitoManrista& homem,RÍo deJaneiro,Zahar,
t975, pp.94-97.
(14) Ver RaSmond Plant, "Hegel and Political Economy', New Left Review nl l0B, Inndres,
mayo-junio de lgS?.
lfsf 'ry
.'
r-ndre
ayn911 Heqels fheory of ttre Modern State, Iondry9, Cambridge University iìe o, ís24, p. 221.
1" Jardin, Historia del Liberalismo político. De la crisis det absolutis;o a h Coníituctón de lg?'5, úé"i*, FCE, 19g9, p.
131.
(17) Eric Weil, Hegel y el Estado, Córdoba, Nggelkop, 19?0, pp. 199-141.
Diciembre de 1992. afio 2. Ne 5 en defensa del lfanxlemo

luchas de los trabajadores en países que aún sufren las debe tornarse aún más rigurosa para que un número
consecuencias de la esclavitud (o del apaúheid) ilustra mÍnimo de hombres olímpicos pueda crear un mundo de
esa tesis, y constituye una palanca decisiva de la lucha arte". Impresionado por la Comuna de París, en 18?2
de claeeg mundial (para Fukuyama, al contrario, es agregí que "el mundo imperativo de lo bello y de lo
apenae *la herencia de condiciones pre-modernas"). sublime es el único medio de salvación contra el socialis-
Hoyen dÍa" sin embargo, no estamosen presencia del mot.
liberalismo revolucionario de los inicios del capitalismo, En 1887, desencantado de la cultura comoresguardo
sino de zu cuicatura burocrático-corporativa corres- frente al socialismo, pedía defensas más fuertes: "La
pondiente a la decadencia imperialista del capitalismo. manutención del estado militar es el último medio que
Nada tiene de sorprendente que Fukuyama afirme que nos resta, sea para ìa manutención de las grandes
la victoria dela'democrrcia portuguesa' $l de su en- tradiciones, sea para la institución del tipo superior de
carnación política, el Partido Socialista portugrés de hombre, del tipo-fuerte". Y agregaba: "Será necesario un
Mario Soares) no habrÍa sido posible sin el concur- nuevo terrorismo". En 1888, tlecía que "la compasión
so... de la CIA (tS). eQué mejor confesión de que esa difrculta, en gran medida, la ley de la evolución, que es
"dcmocracia" no fue un desarrollo orgánico y no pasó de laley deÌa selección",yhacÍala apologÍa del delincuente
ser un recurso contralarevolución proletariainiciada en como modelo de hombre fueúe: el criminal es "el tipo de
t9742 hombre fuerte situado en condiciones desfavorables, un
Preocupado por encontraú un fundamento universal hombre fuerte conveúido en un enfermo", pues "sus
para su tesis, el "idcalism.o intrépida" que Anderson ürtudes fueron proscriptas por la sociedad".
atribuye a Fukuyama, se transforma en un materialis- lCuáÌ es la compatibilidad entre esto y cualquier
mo vulgar y reaccionario: Tl primer modo por el cual la democracia? En La Genealngía de la Moral (1887) ól
ciencia natural moderna produce cambios históricos, escribió: uSi el animal predador se sintiese atormentado
quo es al mismo ti3mpo direccional y universal, es la por remordimientos, hace mucho habría decaído y de-
competencia militír. La universalidad de la ciencia generado". Y, en el Ìibro póstumo lrr Volu.nta.dde Podcr,
provee la base para la unificación global de la humani- dejóla opinión de que funa sociedad que definitiva-
dad, debido a la preponderancia de la guerra y del mente, y por instinto, renuncia a la guerra y a la
conflicto en el eistemainternacional"(19). El liberalismo conquista, está en decadencia: se halla madura para la
universalizant€ de hoy no tendría expresión sino a democracia".
través del corporatiüsmo burocrático-miìitar. En con- Históricamente, las ideas de Nietzsche "constituÍan
creto, esto signifrca que el capikilÍsmo contemporáneo una expresión precoz y un estÍmulo adecuado de la
no consigue exigür sino a travós del gasto parasitario inseguridad, del pesimismo y de! abatímiento que co-
armamentista y de la guerra (de àhf que para Fukuyama rroÍan a ìas clases dominantes y gobernantes de Europa
las masacres del Gotfo Pérsico y de YugosÌavia sean en el fi n de s igb. .. Entre 1890 y 19 14 las fórmulas soci al-
totalmente compatibles con el"fii d.e l.a historia"), darwinistas y nietzscheanas inÍluyeron en las capas
En la medida en que esto tiene tan poco que ver con superiores deì Estado y de la sociedad. Gracias a eu
el racionalismo (hegeliano o cualquier otro) y con la inflexión antidemocrática, elitista y combativa, estaban
democracia como el agua tiene que ver con el fuego, ideaìmente preparadas para ayudar a los elementos
Fukuyamase ve obligado a completar su"ra.cionalismo" refractarios de las clases dominantes a sustentar e
inisial a través del irracionaÌisnio exacerbado y antide- inteÌectualizar su antiÌiberalismo profundamente
moerático de Friedrich Nietzschè: "Sin que sea preciso arraigado y siempre en guardia, y proveÍan los ingre-
compartir el odio de Nietzsche poila democracialiberal, dientes ideológicos para una reacción aristocrática
podemos hacer uso de sus percepciones con respecto a Ìa consciente y deìiberada" (21).
difícil relación entre la demodraciay el deseo de recono- La pretendida originalidad que Anderson (que llega
cimientg En la medida en qúõ la democracia liberal a hablar de "imponente filosofia política") aüribuye a
consigue expulsar la megalathyrnih de la vida, sustitu- Fukuyama no pasa de la mezcla retrógrada de un ra-
yóndola por el consumo racional, pasamos a ser úlümos cionalismo desfigurado con una filosofia que es la propia
hombres... Esta es la contradicción que la democracia negación de la universalidad y de la democracia, su-
liberal aún no resolüó... Nietzsche estaba absoluta- puestamente ansiadas por el liberalismo. Fukuyama
mente en lo cierto cuando deda que un cierüo grado de aplaude a Nietzsche cuando éste afirma que ocada
megelothymio es una precondición necesaria para la pueblohabla en su propiolenguaje delbieny delmal". La
propia üda" (20). propia originalidad de Nietzsche es cuestionable, ha-
" 2(Jn cicrto grado?"Pero Nietzsche fue el teórico de la biendo ên sus escritos "metáforas atrayentes, figrlras
exacerbación de la fantasmagórica megalothymia con- literarias coÌoridas, profecías de alto vuelo, juicios agu-
tra cualquier consideración que tomase en cuenta la dos sobre Ìa psicologra de las clases dominantes (aún
universalidad de la especie humana. En 1870 escribía presentados como juicios sobre la naturaleza humana).
que "lamiseria de los hombres que üven de su esfuerzo Sòn esos aspectos briÌlantes los que dieron notoriedady

(18) F. Í'ukuyaÍra, op. cit., p.46.


(19) IbÍdem, p. 105.
(20) Ibídem, pp. 3?8-379.
(2l)Arno J. Miyer, "A força da tradiçõo. A persistência do antigo regime", São Paulo, Companhia das Letras, 1987, pp. 280-28L.
en defensa del Xaldgno Diciembre de 1992. aõo 2. Ne 5

éxito 1 un pensamiento mny p&:q po eólido yvieir pmmeter la propia idea del soci alismo" (25), De donde: a)
como la historia: el eterno retc:no, d çaftla' n;cçis ee
ltribuye a la burocracia el
omarrismo,, y
el ^leninie-
de la desigualdad so{íal, el cnlb òl hilG u ú!6 rzo'y no la negación de éstos; b) se considãra a aquólla
pre con ce ptoe sem ej anteal (n). La fl kdrda Ìücf rrche cÍrmo una fuerza anti-capitalista, y no como la casta
nsefraló
también un cambio en la úticatfogm, rm- nrstêntadora de la conciliación de clases a êscala in-
ciándose como promotor delaFanm-tr;&r dc b òocloe ternacional; c) se hace reposar ese falso esquema, lógi-
valores, crítico férreo de la mondçc djrí- cao nt o camente, en una consideración idealista del socialismo,
tiranía contra la'noltulM y 'i* logu -ry.cüja'. que sería una "idea" (sujetaa los vaivenes del vals de las
Nietzsche fundamentó su ótica en rmrrúuradical dC ideologÍas) y no el producto de la lucha de clases del
trabajo, considerado como actÍvided denddq daü- prcÌetariado o, en las palabras del Manifiesto Comu-
nada a mantener la Bloria de he fnnf'rx aprricre... yh, 1? expresión teórica de un movimiento que se
Se trata de una mutación escrial ca h idjcgÍ. bir- desanolÌa bajo nuestros ojos,.
guêsa. Desde Calvino y la Refrma, C Éir +- La filosoffa de Fukuyama tampoco es u naoinvenci.ón
rado en forma amplia, corno adiyiàrl pUq ccrlq! tcória!, sino la pretendida exprãsión ideol6gica de la
ciaÌ, industrial o artesanal- fue mtô rn d c.úo del política democratizante del imperialismo, aãecuación
modo burguós de explicar el mrmdoydrfi"*lrn&itos necesaria de la política de explotación imperialista,
que distinguen a los hombrce"'(ZlL intervencionismo y guerra, en las condiciones de crisis
Fue León ïYotskyquien comgaÕórÊ'do, a9 sdo co4junta del imperialismo y de la burocracia (cnsjs
la función histórica, sino tambiénlenlfiúar roi-l de mundial),y padece del coqiunto de sus contradicciones.
la filosofÍa nietzscheana, esto os, la Grfrtõ.Giín cntrt Ella se ofrece como correctivo de Ia filosoffa corrêspon-
srr pobreza y escasa originalidad y a Èljm* {ai16, diente al per{odo de nqeristencia' y de ta diüsión del
hecho sólo'comprensible "consÊatandcç.I údo ròre mundo en fueas de influencia (el cotúaintnent) vigente
el que creció la filosofra de Nietreàc r r arde cncep eon los acuerdos de Yalta y de potsdan, hoy heridos de
cional. Existen amplios grrpc dc prnayr di- muerte por el ascenso de la lucha de clases mundial,
cjones sociales los ponen en sit a;râ bl çt hfitcda tanto en el occidente capitaÌista como en los países bajo
de Nietzsche les correspondemelrquoafqCr Ca-.. dominio burocrático: lEl realismo
Nietzsche se convirtió en ideótogl dr rm grqn qu vive -dice Fu-kuyama-
desempefló un papel amplio y benéfico en la formación
como ave de rapiia a costa de la sirdt4 IEro en del pensamientó americano sobre la política externa
condiciones más felices gue el iliãrtL hnp.o1ro- de la Segunda Guena Mundial. Consiguió eso
letariado: se trata del parasiteryulceri{ d. calíbre _después
liberando a los EE.UU. de la tendencia de procurar
superior. La composición de esc grrlp r h Fdc.tad seguridad en una forma realmente ingenua delnterna-
conternporrínea es basts.nte hffiiteyôfur1 a.dq 1g sionalismo ìiberal, como confiar a Ia ONU el manteni-
extrema complejidady diversidad dclrrrrlrric cn el miento de la seguridad" (26). Ahora, ta ONU y los
interiordel régimen burguée. Peroloçtrindre todm acuerdos amplios se tornaron nuevamente necesarios,
los miembros de esta orden dispaüÒ' 6" 1" o*'rTlcrÍa pues es preciso nabrír'èlrégimen imperial, deteriorado
burguesa es el pillaje declaado y d do üeimpo especialmente a partir de la derrota en la guerra de
impune, en una escala inmema, d! l-liqr dl coì- Vìetnam, en condicioneÊ en que, contradictúamente,
sumo, sin ninguna participacióo ctótct a d proceeo precisa eada vez más una política intervencionista y
organi zado de producción y de fi rüihrffr.(r}I DG úí agresiva. La política democratizante pretende dar
la presencia recurrente de Nietegúc en ctdr fumula- cuenta de ese objetivo contradictorio, y Fukuyama pre-
ción de lafilosofía polÍtica contempcúa, uo C peeo tende darle expresión filosófica.
creciente de esa camada social enlc - tnpãia$s- Esmucho decirque"esejoven expresahoy, en efecto,
tas. _
las ideas de los amos de este munda; (Zz).Como mucho,
El éxito y la fassinación ejercida pc hbSma cn se puede decir que tiene esa pretensión. EI éxito de su
ámbitos académicos e intelettualoe, induÉyç b.iz- p-rosa intrincada, burocrática y fastidiosa en cumpìir ese
quicrda.', se explica por el heúo dc qE GrrFdtcn les objetivo, depende mueho menos de eu coherencia y
premisas de su peneamiento polftic lr rrË. 4 L riqueza teóricas (prácticamente inexistentes), y mucho
burocracia de la URSS ydel Este eqacalacriÉrdel más del destino de la lucha de clases mundial. La
socialismo úo ut court,laburocrasia crr hrgrratanto clarificación poÌÍtica ds ìa têndencia objetiva de la lucha
legÍtima del pensamiento y de ta oün & I-:ylcnin- de Ìos trabajadores en el mundo entero (o sea, la recons-
O, como fue dicho, "en la medida en gu cúuc co Ìe kucción de la IVa InternacionaÌ), relegará a este gurú a
úÌtima década del siglo xX, la ruina d.l muuilao zu real función de ladrón ilustrado de los príncipes en
marxieta-leninista fue lo bastade mrFlir @ Füa retirada.
eliminarlo como alternativa at caftalio y pcr cm-
(22) Oscar Terán, "La filosofia entrìe doe
4lof. Bl* Afoe!, 9*!rs-L€ón Trotsky na 1, París, La pengée Sauvagg 1980
CEAL, 1968; cf. también: Massimo Cciüí fÍiri!" TD..F (original de 1900).
sobre la crisis del pensamiento negatiw & Ì,Haóc . WiU- (25) Robin Blackburn, "Fin de Siècle: Socialíem aÍter the
genstein", México, Siglo )Oü, 1g82.
Claú', New Left Review nq 1g5, Londres, noviembre de 1gg1.
!2!) Joge C. Ruy, "Filósofo da Direita, ftnr-d1 rrqocnrr,, (26) F. F\rkuyama, op. cit., p.306.
Èincipios ne 20, São Paulo, febrero de 19gL (27) Pbrre Broué, fi. l\rkuyama ctoft les volcans éteinte",
(24 )León Troüsky, "A pmpos de la phihopÈieb rrìmnt- Le
Marxisc Aujourd?rui ne 1, La Tronctre, febrero de 1gg0.
ffiffi ffimffmxeffiffi ffiwã
WISIt[O Nq1
Octubre de 1991

. Jorge Altamira. Revolución y contrarrevolución en la URSS .


'Aleksandr Podtchekoldin. Los orígenes de la burocracia stalinista.
. Osvaldo Coggiola . La burocracia stalinista y Trotsky, hoy .
' Luis Oviedo' Socialismo a la china. Jorge Altamira. La segunda violación de Alemania.
. Alexei Gussev. Los partidos políticos en la Unión Soviética hoy .
'Jorge Altamira . El Simposio lnternacionalsobre León Trotsky realizado en San Pablo.
'Jorge Altamira ' Balance del Encuentro de la lzquierda Latinoamericana en México .
'El Congreso del Partido dos Trabalhadores - Socialismo y Revolución Proletaria (Tesis) .
' Luciano Avila . El Cuarto Congreso Mundialde la Liga lnternacional de los Trabajadores .
. RuiCosta Pimenta . Las tendencias trotskistas en el origen del pï.

Nq2
Diciembre de 1991

ff

'claudio Katz. La realidad histórica de la descomposición capitalista y


el escepticismo de los " izquierdistas".
' Aldo Ramírez ' caracterización del 1" congreso del pT de Brasil .
' Rui costa Pimenta . convergencia socialista y su "defensa del socialism0,'.
. RaÍael Fernández . Las "tradiciones'nacionales', del pC
de Uruguay .
. Osvaldo Coggiola . Rosa Luxemburgo y la Revolución Rusa .
. Julio N. Magri . Apuntes a la historia del trotskismo
argentino .
. Pablo Rieznik . El POR en la Revolución Boliviana de 1g52 .
. Correo de lectores.
ffiwffiwffiwwffiffiffiwW
WISn[O Nq3
'Abril de 1992

. osvaldo coggiola .1492-1992. El capitalismo festeja su senilidad'


. Claudio Katz' Crítica de la teoría de la regulación '
.Christian Rath 'Congreso del PT. ;Adónde va la izquierda? '
. Aldo Ramírez'El PT después del le Congreso '
. Julio N. Magri'Apuntes a la historia deltrotskismo argentino
(2e parte) La cuestión boliviana (1943/46) '
' Jorge Figueroa'Maxismo y realismo'
. Crítica de Libros.Golpe de Agosto en la URSSo'Partido dos Trabalhadores'
Naciones y Nacionalismo' Modernidad '

Nq4
Setiembre de 1992

Jorge Altamira' La crisis mundial '


. Osvatdo Coggiola .1492-1992. El capitalismo festeja su senilidad (2e parte) '
. Ruicosta Pimenta' Expulsiones en el PT: 6Adónde va la izquierda? '
Julio N. Magri'Apuntes a la historia del trotskismo argentino
(3e parte) Otra experiencia nefasta del morenismo:el PST {1971176)
'1.'congreso del PT de Brasil .
" Aldo Ramírez . caracterización del
. Hernán Díaz'Arte y subjetividad'
. CrítiCa de tibrOs: "La caldera de las brujas" ' "CUT por dentro y por fuera" '
' "Historia del Partido Socialista de Chile" '