Está en la página 1de 5

UNIVERSIDAD DE CUAUHTEMOC

DISEÑO CURRICULAR BASADO EN COMPETENCIAS

UNIDAD II

TEORIA, DISEÑO Y EVALUACION DEL CURRICULO

TRABAJO PRESENTADO POR:

LAINA SOLANA BETANCOURTH RINCON

Ingeniera Química

Especialista en Ingeniería Ambiental con énfasis en Sanitaria

Magister en Educación

Tutor: DRA. LIVIER BARBA GUTIÉRREZ

Diciembre de 2016
DISEÑO CURRICULAR BASADO EN COMPETENCIAS

Han sido muchas las reformas educativas que se han hecho, no solo en Colombia

sino en otros países en los diferentes niveles educativos, que incluyen entre muchos

otros, los aspectos relacionados con el currículo. Una de ellas es la inclusión de las

competencias dentro del diseño curricular en todos sus aspectos y componentes.

Todas estas reformas, responden a exigencias entidades internacionales que

promueven el modelo de educación por competencias en el mundo como la Eunion

Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ( OCDE),

a través de sus proyectos Tuning deseco respectivamente. Colombia, aunque no

pertenece a la OCDE, si ha hecho muchos esfuerzos para acercarse a la posibilidad

de ingresar, por lo que adopta sus lineamientos.

En ese sentido, se ha dado también una inmersión en el trabajo de competencias

desde hace algunos años. El Ministerio de Educación Nacional en Colombia, define la

competencia como un conjunto de conocimientos, habilidades, actitudes,

comprensiones y disposiciones cognitivas, socio-afectivas y psicomotoras

apropiadamente relacionadas entre sí para facilitar el desempeño. Flexible, eficaz y

con sentido de una actividad en contextos relativamente nuevos y retadores. (MEN,

2010). La noción de competencia propone no solo conocer sino ser y saber hacer;

usar el conocimiento en la realización de acciones, desempeños o productos (ya sean


concretos o abstractos) que le permitan al estudiante y la sociedad ver qué tan bien

está recorriendo el proceso para lograr los estándares.

La competencia se entiende entonces como el saber hacer en situaciones concretas

que requieren la aplicación creativa, flexible y responsable de los conocimientos,

habilidades, valores y actitudes debidamente integrados, durante la formación de las

Estudiantes, es decir, son aprendizajes significativos y relevantes, asumidos desde un

contexto determinado y se explicitan a través de los desempeños de la persona, del

estudiante, dentro de una determinada área del desarrollo. En otras palabras, una

persona demuestra que es competente cuando es capaz de resolver con éxito

diferentes situaciones de forma flexible y creativa en un contexto determinado. Vale la

pena entonces reflexionar acerca del concepto de competencia, no solamente desde

lo académico o desde lo cognitivo, sino esencialmente desde lo que significa ser una

persona competente. Esto implica que la formación de los estudiantes, dentro de un

currículo diseñado por competencias debe dar respuesta a los cambios que estamos

viviendo en el mundo, como lo menciona el documento referencia, al avance

tecnológico de alta calidad y complejidad (electrónica, informática, etc.), al predominio

del sector servicios, al aumento del consumo (en los países desarrollados), el

incremento de la participación social, económico, política de la mujer, los problemas

de desempleo que no solo están afectando a Colombia y Latinoamérica sino a muchos

países del mundo, al aumento del tiempo de “ocio” en las sociedades desarrolladas,

crecimiento de la población de la tercera edad, al manejo de la información y sus

implicaciones, entre otras. Respuestas que deben empezar a encontrarse dentro de

las Instituciones educativas, no solamente las de Educación superior sino las básicas,
orientadas desde la necesidad de beneficiar no solo al individuo sino a la colectividad,

es decir, se requiere ubicar el desarrollo y la evaluación de competencias en el

contexto escolar unido al abordaje de las áreas de conocimiento, a la programación

de espacios académicos, a la ejecución de actividades, planes y programas y a que

exista coherencia con la evaluación de aprendizajes, por lo tanto, a que se integre

desde el currículo.

Por lo anterior, el currículo debe diseñarse desde ahí, conservando sus características

de flexibilidad, pertinencia, integralidad, innovación, movilidad, polivalencia, calidad,

entre otras, con el fin de que permita desarrollar habilidades que desde la creatividad

le posibiliten a los estudiantes ingresar al sector productivo desde las diferentes

opciones de forma responsable, no solo con sí mismo sino con sus familias y contexto

social. Que se reconozca y lo convierta en un sujeto con la capacidad de adaptarse a

los cambios que se dan en el mundo.

En todo esto el maestro tiene una responsabilidad grande, ya que debe participar por

sus funciones en el diseño curricular, retomando los elementos que desde las

diferentes fuentes se incorporan con el fin de hacerlo pertinente y de calidad. En este

sentido, la evaluación se torna muy importante, por la necesidad de verificar que las

competencias se desarrollan en los jóvenes que acuden a la escuela y que en muchos

casos provenientes de comunidades vulnerables, aún no comprenden la

intencionalidad que puede tener un currículo basado en competencias que finalmente

se construye con el fin de abrir las posibilidades para que ellos puedan mejorar sus

condiciones de vida.
REFERENCIAS

Díaz Barriga, A. (2006). “El enfoque de competencias en la educación. ¿Una

alternativa o un disfraz de cambio?”, en Perfiles Educativos, Vol. xxviii, No. 111, pp. 7-

36.

MEN (2006). Estándares básicos por competencias. Ministerio de Educación

Nacional. Imprenta Nacional de Colombia

Gimeno, J. (2008). “Diez tesis sobre la aparente utilidad de las competencias en

educación”, en Gimeno, J. (Comp.) Educar por competencias ¿qué hay de nuevo?,

Madrid, Morata, pp.15-58.

Moreno Olivos, Tiburcio; (2010). EL CURRÍCULO POR COMPETENCIAS EN LA

UNIVERSIDAD: MÁS RUIDO QUE NUECES. Revista de la Educación

Superior, XXXIX (2)Abril-Junio, 77-90.

TOBÓN, ST (2004). Formación basada en competencias. Pensamiento complejo,

diseño curricular y didáctica. Bogotá, Colombia: ECOE Ediciones.