Está en la página 1de 5

Universidad INECUH

Doctorado en Ciencias de la educación

Gestión e innovación del currículum

Evaluación del currículum

Dr. Fernando Cisneros Padilla

Astrid Ivonne Santiago Salas


Entre los diferentes retos a los que se enfrenta la educación se encuentran los
problemas y resultados que obtienen los estudiantes durante su formación
académica por ejemplo: rezago en el aprovechamiento escolar, inadecuación
entre las características de los egresados y aprendizajes obtenidos para ponerlos
en práctica al ingresar a niveles posteriores.

Ante este tema me parece pertinente reconocer al currículum desde la perspectiva


de Johnson (1967) como “una serie estructurada de resultados buscados en el
aprendizaje” lo que nos indica que el currículum ya no puede ser limitado a un
mapa curricular, sino todo lo que conforma el entorno educativo y que será éste
quien ayude al ser humano a formarse en todo sentido, desde esta perspectiva se
puede considerar el aporte de Kearney y Cook (1969) donde describen al
currículum como “todas las experiencias que el estudiante lleva a cabo bajo la
tutela de la escuela”.

Actualmente no se pueden tomar los mismos elementos del currículum como se


llevó a cabo en sus inicios, debido a que las teorías curriculares deben evolucionar
al mismo ritmo que lo hace la práctica curricular.

Como lo mencioné antes, dentro del currículum no solamente deben considerarse


los elementos físicos como infraestructura, material didáctico, etc., sino también
elementos como el modelo educativo, mapa curricular y apoyado en estos, los
contenidos a desarrollar para potenciar el aprendizaje en el estudiante. De este
modo Lundgren afirma que el currículum son los textos producidos para resolver el
problema de la representación entendiendo que esta problemática surge cuando
una sociedad se encuentra en la búsqueda de un elemento que permita
organizarse para asegurar el conocimiento necesario para las futuras
generaciones. Estos contenidos incluyen una selección de conocimientos y
destrezas que han de transmitirse mediante la educación, una organización del
conocimiento y destrezas así como métodos relativos a los contenidos que deben
ser enseñados, su orden y control.
Así la construcción del currículum incluirá un conjunto de principios que se lleven a
cabo en la selección, organización y métodos de transmisión.

Cuando hablamos de evaluación curricular con respecto a los aprendizajes


realizados por los estudiantes, se habla del nivel de comprensión sobre lo
aprendido en el proceso de enseñanza, al mismo tiempo se puede determinar que
tan efectivos son los instrumentos de evaluación que permiten obtener los
progresos de los estudiantes y qué tan relacionados se encuentran estos últimos
con el contenido que se pretende transmitir.

Con este tipo de evaluación los docentes podremos no sólo evaluar al estudiante
en el estricto sentido de aprendizajes adquiridos sino también desde la perspectiva
de la efectividad en nuestros instrumentos de evaluación.

Actualmente se necesita trabajar mucho más en el conocimiento y aplicación del


modelo educativo vigente para distintos niveles académicos, esto permitirá que la
práctica sea mucho más homogénea en el sentido de trabajar en la transmisión de
conocimientos, generación de tareas y evaluación con el mismo enfoque. Es
importante trabajar en la construcción de estudiantes críticos y analíticos ya que
no me parece pertinente que a nivel licenciatura se siga presentando en los
estudiantes el poco desarrollo de la investigación y la crítica.

En el ámbito educativo no se trata de sustituir prácticas educativas sino de


replantearse su funcionalidad de lo que se ha logrado con prácticas en específico
para poder mejorar los resultados obtenidos en cuestión de aprendizaje.

En cuestión de la reforma educativa la evaluación ha estado centrada no sólo en


el estudiante sino en el ámbito educativo, los docentes, el equipo administrativo y
directivos para asegurar un contexto mucho más completo en cuestión de calidad
educativa.

Por otro lado es de reconocer que el sistema educativo cuenta con actividades
diseñadas con un objetivo específico, sistemáticas y con un aprendizaje esperado
para lograr el desarrollo de aspectos específicos de su desarrollo y socialización
que no están determinados a desarrollar en otras áreas, así el currículum cumple
la función de hacer explícitos los aspectos del desarrollo y socialización de los
alumnos y alumnas que la educación escolar trata de promover. Al hacer explícitos
estos aspectos, el currículum establece unas intenciones educativas que son, en
definitiva, las que van a presidir la planificación y el desarrollo del proceso de
escolarización.

El problema del currículum radica en que no se cuenta con intenciones coherentes


y continuas, por ejemplo los perfiles de egreso en el modelo educativo se
encuentran directamente relacionados unos con otros (nivel preescolar hasta nivel
medio superior) sin embargo en la práctica educativa no se desarrollan los
contenidos necesarios para cumplir con tales perfiles. Una manera de atender esta
problemática para la educación básica ha sido la creación de tres niveles:
Currículum oficial, Proyecto curricular de Etapa y de Centro; Programaciones de
Aula. Los Objetivos Generales de Área establecen las capacidades por tipo
(motrices, cognitivas, afectivas o de equilibrio emocional, de relación interpersonal
y de actuación e inserción social) que los alumnos y las alumnas han de ir
desarrollando y/o aprendiendo en el transcurso de la etapa como resultado de la
enseñanza. Ahora bien, estas capacidades pueden concretarse de manera muy
distinta y pueden desarrollarse y/o aprenderse con distintos niveles de
profundidad; de ahí la decisión de establecer, para cada una de las áreas, los
grandes Bloques de Contenidos y los Criterios de Evaluación, es decir, los tipos y
grados de aprendizaje que se espera que los alumnos y alumnas alcancen con
respecto a los contenidos. Nótese que las preguntas sobre qué enseñar y qué
evaluar son respondidas en este nivel de concreción mediante elementos distintos
(los Objetivos Generales de Área y los Criterios de Evaluación, respectivamente),
aunque necesariamente complementarios.
En cuestión de evaluación curricular me parece pertinente que la educación media
superior debería de presentar elementos similares, contenidos que permitan
evaluar los logros de aprendizaje en los estudiantes así como de los instrumentos
que se utilicen al evaluarlos, de este modo podríamos tener la certeza de que el
alumno cumple con el perfil de egreso en determinados ejes.
Así como se considera importante la creación de un currículum certero y cerca de
la realidad educativa tomando en cuenta aspectos como metodología, plan de
estudios, perfiles del docente, perfiles de ingreso y egreso para el estudiante,
también es importante evaluarlo de manera correcta para replantearse en caso de
ser necesario los instrumentos de evaluación así como los contenidos a
desarrollar en las aulas siempre poniendo como eje principal el desarrollo del
estudiante para potenciarlo en un nivel más alto.

Referencias
Kemmis, S. (2017). El curriculum: más allá de la teoría de la
reproducción. Morata. España.

Barriga, Á. D. (2005). Evaluación curricular y evaluación de


programas con fines de acreditación. Cercanías y desencuentros. In
V Congreso Nacional de Investigación Educativa.