Está en la página 1de 4

MANIFIESTO A LOS TRABAJADORES

Ex dirigentes sindicales, nos dirigimos a los trabajadores y trabajadoras para


manifestar nuestro total desacuerdo con la conducción de nuestro ente
matriz, la gloriosa Central Obrera Boliviana (COB), bajo la tutela de un
gobierno que dice representar los intereses del Estado Plurinacional,
cuando en verdad, solo defiende intereses de inversiones nacionales y
transnacionales que siguen saqueando el país, exportando capitales y
acentuando la explotación extractivista. La cleptoccracia (democracia
corrupta) que conduce el gobierno, está hipotecando las riquezas
nacionales.

Vemos con indignación como los actuales dirigentes, traicionando los


principios fundamentales de la COB, apoyan al gobierno a cambio de
puestos en el parlamento y espacios en el gobierno, al margen de los
intereses de los trabajadores.

Reivindicamos la independencia de clase que históricamente ha constituido


la garantía de la unidad alrededor de nuestra máxima organización, ejemplo
para el resto de las centrales sindicales de América Latina y el mundo, y
rechazamos el manoseo prebendal del gobierno para controlar a las
dirigencias sindicales.

Ratificamos los principios de unidad e independencia sindical que, desde las


dirigencias hasta las bases de todas las organizaciones afiliadas, han
permitido organizar la lucha por la defensa de la democracia, convocando
a todas las fuerzas políticas y populares alrededor del Comité de Defensa
de la Democracia (CONADE) instrumento con el que el movimiento obrero
rescató la democracia de las dictaduras militares.

En homenaje a quienes ofrendaron su vida, soportaron cárceles, exilios,


deportaciones, masacres y vejámenes de toda naturaleza y en
reconocimiento a las luchas de los trabajadores que sin claudicar han
enfrentado, en todas las épocas, a quienes se apoderaron del poder para su
propio beneficio, reclamamos una conducción sindical apegada a los
principios y lineamientos históricos de la Central Obrera Boliviana que fue
la única institución que planteó al país, un plan económico-social de
emergencia para salir de la crisis que habían dejado provocada por las
dictaduras militares. Es hora de decir basta al engaño del gobierno y de los
dirigentes acólitos, que han sido comprados con hoteles, sedes, vehículos,
puestos y prebendas en el aparato estatal, llunkus que están traicionando
a los trabajadores y dejando muy deteriorada la imagen de la COB.

Cuestionamos los pactos prebendales de la actual dirigencia cobista con un


gobierno que está repitiendo modelos del pasado, reforzando el
capitalismo de Estado extractivista, derrochando irresponsablemente los
recursos del país. Denunciamos la claudicación de esta dirigencia ante un
gobierno que encarcela a dirigentes legítimamente elegidos, promueve
organizaciones paralelas y despoja a los indígenas de sus tierras para que
los cocaleros del Chapare, convertidos en patrones (burgueses), se
apropien de tierras y amplíen sus plantaciones de coca o para entregarlas
al sector privado nacional y transnacional para la construcción de mega
represas (Bala-Chepete), carreteras (Tipnis) y la expansión del
agroestractivismo exportador en contra de los pequeños productores.

Denunciamos el pisoteo de la Constitución Política del Estado y alertamos


del peligro de unas elecciones fraudulentas con todos los mecanismos bajo
control del gobierno. Por lo tanto:

1- Convocamos a los trabajadores de base a reafirmar la independencia


sindical de clase de nuestra máxima organización y a movilizarnos
para recuperar las organizaciones sindicales de la dirigencia corrupta
y prebendal.
2- Exigimos una democracia participativa en los hechos y rechazamos el
discurso engañoso del gobierno.
3- Convocamos a realizar un permanente análisis y reflexión sobre la
situación actual de los trabajadores y sus perspectivas.

POR LA INDEPENDENCIA SINDICAL, LA UNIDAD DE LOS TRABAJADORES Y


LA DEFENSA DE LA DEMOCRACIA EN BOLIVIA
¡VIVA LA CENTRAL OBRERA BOLIVIANA!

La Paz, 10 de agosto de 2019

También podría gustarte