Está en la página 1de 3

1. Indica el tipo de duelo ante el que nos encontramos.

Nos encontramos frente a un duelo de tipo “crónico”

Helena presenta un alto grado de negación, culpabilidad, dependencia afectiva,


pensamientos intrusivos, donde no ha consentido enfrentar un duelo activo y eficaz que le
permita estabilizar su calidad de vida. Por lo cual es necesario trabajar desde lo:

Cognitivo: evaluando cómo Helena construye esa experiencia dolorosa, qué se dice a sí
misma y cómo ve el entorno.
Fisiológico: acumulación de tensiones y ansiedades que viene presentando desde que era
una niña y donde ella se describe y se siente como la rebelde. La mujer problema.
Conductual-motor: evaluando y potenciado las actividades gratificantes, reforzando
hábitos saludables, entrenamiento en habilidades sociales, que pese a que las puede
evidenciar parece no hace uso en realidad de ellas y prefiere pasar por agresiva e inhibida.
Emocional: permitiendo y conteniendo los sentimientos, reconociéndolos como propios y
etiquetándolos y definiéndolos.

2 Determina en qué tareas se presentan las dificultades y cuáles serían las técnicas
más adecuadas para abordar dichas dificultades.

De acuerdo a lo que nos expone William Worden (1997) donde nos indica las tareas
implícitas del duelo, podemos notar que HELENA no ha procesado de forma activa ninguna
de las 4 tareas.

Aceptar la realidad de la pérdida. (Técnica escuchar y contener).

Que nos relate la pérdida sufrida. Pidiéndole que nos hable de la muerte y todos los detalles
relacionados, empleando un léxico adecuado y pidiéndole que nos repita su historia tantas
veces como sea necesario para poder llegar a aceptarla. Focalizando la atención en la
confrontación de la experiencia misma y que nos permite recolocar a la persona fallecida
en la propia vida y reconstruir los significados. Como nos indica el Modelo de
afrontamiento bimodal del trauma de Horowitz y que se relaciona también con la Teoría
de los vínculos de Bowlby.

Trabajar las emociones y el dolor de la pérdida. Empleo de EMDR como forma de


desensibilizar y procesar la emoción. Incentivar la re experimentación de las emociones
asociadas a la muerte. También debemos recordar que el dolor no es positivo ni negativo;
lo que hace que la experiencia sea constructiva o destructiva es lo que hacemos con el
dolor, y el sentido que le damos.

Adaptarse a un medio donde el fallecido está ausente. Entrenamiento en habilidades


sociales, que le permitan a Helena establecer el principio del todo o nada, la generalización
excesiva, la abstracción selectiva y la personalización entre otros. Orientados a la
reestructuración: contemplando las estrategias para manejar los factores internos y
externos estresores, asumir cambios de identidad, aprender nuevos roles y reconstruir los
esquemas nucleares respecto al mundo, la vida y las personas. Helena parece no ser y no
estar.
Recolocar emocionalmente al fallecido y continuar viviendo. Ayudar a anticipar y
planificar los momentos críticos ya pasó el primer año y con eso algunas fechas
significativas. Se puede hacer uso de las técnicas de Exposición en imaginación y en vivo.
Esta técnica resulta útil para afrontar determinados sentimientos o situaciones que se han
estado evitando, lo cual dificulta o impiden la elaboración del duelo y técnicas de autocontrol
como la realización de programas de actividades agradables o la planificación de la
reintegración a las actividades de la vida diaria.

Es necesario con Helena trabajar la AUTOACEPTACIÓN: Se trabaja con sus exigencias y


autocríticas por haber experimentado ciertos sentimientos hacia el difunto (agresividad,
odio, dependencia, etc) y se diferencia entre estos y la persona global.

Es necesario también utilizar la técnica de resolución de problemas, en este caso en el cual


Helena no está acostumbrada a tomar decisiones por su escasa autodeterminación al no
saber defender sus derechos.

3 Diseña un plan de tratamiento donde se indique un posible orden de tratamiento


para la doliente.

En este caso es necesario establecer una adecuada alianza terapéutica y diseñar


la intervención junto a ella, Respetando las resistencias que presenta, Las negaciones y
rumiaciones iniciales ante un dolor excesivamente intenso y que no ha logrado interiorizar,
producto que ella misma presenta conductas inusuales debido a problemas emocionales
que vienen fundados desde la niñez, y que se quedaron también sin resolver.

Aquellas muertes que se dan sin previo aviso, como en el caso de Roberto, donde además
podemos evidenciar una relación por así decirlo coloquialmente tóxica, donde Helena veía
en él, su proyección, sus ideales, la mantiene con la sensación de que nada ha sucedido,
que no ha sido real. Esta sensación de irrealidad suele ser larga en el tiempo, y provocar
insensibilidad, su indefensión aprendida, un autoconcepto deteriorado, además de mostrar
casi que la sensación de reproche (“si no hubiese estado borracho) En estos casos es
necesario confrontar y reestructurar la realidad con la responsabilidad, tanto hacia uno
mismo como la dirigida hacia otras personas (familiares, amigos…). También será
necesario trabajar las más que probables imágenes intrusivas en el paciente. La
Reestructuración cognitiva y las Habilidades de afrontamiento necesarias

Es necesario con Helena establecer los objetivos, ya que presenta un alto grado de
sintomatología emocional que le está generando mucha desestabilidad en todo los
aspectos generales de su vida:
Reducir la intensidad del duelo, es decir, del sufrimiento asociado a la pérdida.
Facilitar la expresión de las circunstancias que condujeron a la pérdida y el relato de las
relaciones con el difunto
Promover la recuperación y/o instauración de las relaciones con los otros.
Apoyo para la reincorporación a la vida diaria.

Deshabituación del consumo esporádico de cocaína el cual no descarta de sus actividades


venideras y que está latente por su mismo estado situacional y/o emocional relacionado
con la muerte de su novio.
El tratamiento propuesto para el duelo de Helena se realizará en aproximadamente en 8
sesiones que se reparten entre unas 8 a 10 semanas y está estructurado en tres etapas o
momentos:
Un primer momento consistiría en una buena introducción en la cual se le proporcione a
Helena información acerca del duelo "normal" y el crónico como es su caso y se describe
el modelo del procesamiento dual de afrontamiento de la pérdida, como se ha visto, implica
ambos procesos, el restablecimiento de una vida satisfactoria y la adaptación a la pérdida.
Además de esto, nos centraremos también en las metas u objetivos vitales del paciente los
cuales ya mencioné. Y en la aplicación de instrumentos que en este caso serían los mismos
que se dan para la depresión.
Inventario de depresión de Beck (BDI) (1979).
Inventario de ansiedad estado/ rasgo (STAI) de Spielberger (1970).
Escala de desesperanza (BHS) de Beck y cols (1974). (2 primeras sesiones)

Un segundo momento consistirá ya en la incidencia de los procesos explicados en la


primera fase. Se haría uso de la Exposición en imaginación y en vivo que permita
reexperimentar el momento de la muerte, cómo sucedió todo, ayudando a afrontar
pensamientos intrusivos o vivencias que ella evita, con relación de los acontecimientos
alrededor de la muerte, se pedirá que sea narrado en presente, con los ojos cerrados y
prestando atención a los sentimientos que ella evoca, sus movimientos, gestos y demás.
En función de la ansiedad que producen en el paciente.
Conversación imaginaria con el fallecido. Se solicitará a Helena que hablara con el fallecido
imaginando también la respuesta que este daría a sus palabras.
Completar unos cuestionarios de recuerdos. Primero focalizados en los recuerdos positivos
y más tarde ir incluyendo también los negativos. (3, 4, 5, 6, sesión)

Un tercer momento ya ultimas 3 o 4 sesiones de terminación se centrarán en la revisión del


progreso experimentado, planes de futuro y los sentimientos que despierta la finalización
del tratamiento.
Acá se hará definición de metas personales. Esta técnica, derivada de la terapia
motivacional, consiste en animar a la paciente a relatar cómo se vería o que haría si la pena
y el dolor no fuesen tan intensos. Ayudar a identificar metas personales y discusión de
planes concretos para conseguirlas.
Procedimientos de la terapia interpersonal utilizados básicamente para potenciar el
establecimiento de una buena relación y proporcionar asistencia en la restauración de un
funcionamiento interpersonal efectivo. Para ello la terapia interpersonal utiliza técnicas de
resolución de problemas y entrenamiento en habilidades sociales fundamentalmente.

También podría gustarte