Está en la página 1de 57

Universidad Católica Andrés Bello

Facultad de Ciencias y Humanidades


Escuela de Comunicación Social
Mención: Periodismo
Trabajo Final de Concentración

Puta necesidad
Reportaje interpretativo sobre el incremento de damas de compañía debido a la
situación crítica de Venezuela

Trabajo de Investigación presentado por:


Ambar D’vivo
Vanessa Rameix

Tutor:
José Luis Quintero

Caracas, Julio, 2017.


ÍNDICE

CUADRO RESUMEN…………………………………………………………….…...…….. 2
INTRODUCCIÓN……………………………………………………………………...……… 3
CASOS DE PROSTITUCIÓN EN PAÍSES EN CRISIS​…… …………………………….. 8
DE DÓNDE VIENE LA NECESIDAD……………………………………………................12
EL GRAN MOTIVO DE DESESPERO……………………………………………………...16
DAMAS DE COMPAÑÍA: UNA LABOR INDEPENDIENTE……………………………….19
TODOS, VÍCTIMAS DE LA
CRISIS………………………………………………………….25
TRABAJADORAS SEXUALES FUERA DEL CAMPUS…………………………………..27
COMERCIO SEXUAL POR INTERNET…………………………………………………….31
UNA LABOR VETERANA CONDENADA POR LA MORAL……………………………...38
DESAMPARADAS POR LA LEY…………………………………………………………….42
LAS MUJERES-TRANS DOBLEMENTE PERJUDICADAS POR LA LEY​…... 46
LAS POLÍTICAS REGULADORAS DEL ESTADO​………………………………..48
ROMPIENDO EL HÁBITO…………………………………………………………………...51
CENTROS DE AYUDA ……………………………………………………………...54

1
CUADRO RESUMEN

● TÍTULO​: PUTA NECESIDAD


● OBJETIVO GENERAL: ​Constatar si la crisis económica obliga a las mujeres venezolanas a
buscar en la prostitución una forma lucrativa de sobrevivir en el país
● OBJETIVOS ESPECÍFICOS: Investigar a profundidad todos los temas relacionados con
este oficio y tratar de entender cómo estas mujeres se sienten psicológica y físicamente al
momento de ejercer la labor sexual.
● METODOLOGÍA:
− Entrevistas: En primer lugar, se contactaron especialistas en el tema, tales como
psicólogos, sociólogos y sexólogos, En este ámbito, sólo se obtuvo respuesta del sexólogo
Ender Boscán, debido a que más de diez psicólogos y cinco sociólogos contactados
alegaron no tener conocimiento sobre el tema.
o Posteriormente se contactaron más de quince damas de compañía, de la cuales
solo aproximadamente cinco respondieron. Estas respondieron nuestras
preguntas y dudas acerca del trabajo que desempeñan.
− Encuestas: Se realizó una encuesta anónima a diversas personas de la sociedad civil,
sobre su opinión acerca de la prostitución.
− Observación: ​Se utilizó este método en la visita del lugar donde se desenvuelven estas
chicas. Mediante él, se recopilaron los detalles más resaltantes de ese establecimiento
para poder explicar al lector el entorno en el cual se practica el trabajo sexual.
− Revisión de fuentes documentales: Se consultaron trabajos de investigación previos,
noticias, informes y reportes, donde se extrajeron datos y cifras que respaldan la totalidad
de la investigación.
● RESULTADOS: Se comprobó la hipótesis de la investigación: sí existe un aumento de
prostitución a raíz de la crisis económica venezolana. El incremento de trabajadoras
sexuales independientes y en los principales locales nocturnos de la ciudad es notorio. La
mayoría de estas mujeres recurrió a la prostitución para poder dar a su familia un sustento
económico suficiente para sobrevivir, que no pueden lograr mediante el sueldo mínimo.

2
PUTA NECESIDAD

La crisis venezolana no distingue clases sociales, ni profesiones, ni sueños. Todos los


ciudadanos se ven afectados por el hambre y la necesidad, lo cual ha obligado a
algunas mujeres a tomar medidas desesperadas.

Cientos de mujeres buscan cómo sobrevivir entre una Venezuela cada vez más pobre.
Muchas encuentran en la prostitución una forma de ​emprendimiento en crisis, a
través de: locales nocturnos, agencias, o servicios independientes.

1
Esta práctica es considerada por la UNESCO como una forma contemporánea de
esclavitud. Varias organizaciones defensoras de los derechos de la mujer plantean que
la prostitución esclaviza a las mujeres a través de ellas mismas, debido a que no
pueden cambiar las condiciones en las que se encuentran involucradas.

En las calles de Caracas cada vez se ven más jóvenes —apenas mayores de edad—
rondando moteles en busca de un cliente que les pague por sus servicios. En las
discotecas se encuentran mujeres arregladas, con varias cirugías estéticas encima y
sin miedo a lucir sus atributos para ganarse la mirada del pez más gordo.

Sin embargo, ​en Venezuela no existe información ni cifras oficiales sobre la labor
sexual​, lo cual dificulta conocer la verdadera magnitud de este trabajo.

Tamara Adrián, abogada y defensora de los derechos humanos, afirma que en


Venezuela sí existe un aumento de la prostitución a raíz de la crisis económica que
atraviesa el país.

“En crisis se plantea un crecimiento importante de trabajo sexual asociado a las


necesidades de las personas y las dificultades económicas como tal​, que se
añaden a las personas que ya realizan la labor sexual. Yo creo que algo de eso

1
​Nuevas formas de esclavitud | Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la
Ciencia y la Cultura. Disponible en:
http://www.unesco.org/new/es/social-and-human-sciences/themes/slave-route/modern-forms-of-
slavery/
3
estamos viviendo en Venezuela en este momento”​, ​recalcó la también diputada de la
Asamblea Nacional (AN).

La mayoría de estas mujeres buscan desesperadamente una vía rápida para conseguir
dinero. Sin embargo, un nicho de las practicantes de esta labor ya está acostumbrado a
su facilidad para obtener efectivo, comodidad que quedaría descartada si adquiriesen
un trabajo donde les pagaran sueldo mínimo.

Por lo general, un alto porcentaje de estas chicas está familiarizado a los lujos que
pueden darse con las sumas de dinero que ganan a diario.

Sin embargo, al momento de analizar la decisión de laborar como trabajador sexual, es


importante tomar en cuenta dos puntos recalcados por la Asociación de Mujeres por el
Bienestar y la Asistencia Recíproca (AMBAR), organización dedicada a la asistencia de
mujeres involucradas en prostitución:

1. La prostitución es una acción voluntaria hecha por mujeres adultas, conscientes


de sus actos, su rol y el motivo por el cual tomó la decisión.

2. La base del problema recae en el Estado, que debe garantizarle a esta


población la defensa y protección de sus derechos humanos básicos.
2
Específicamente en la Declaración Universal de Derechos Humanos el artículo
23 establece que: ​“toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección
de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la
protección contra el desempleo”​.

No obstante, los gobiernos hacen caso omiso a estas responsabilidades en muchos


casos.

En internet, con tan solo escribir en el buscador “damas de compañía Caracas”, se


encuentran cientos de resultados de páginas web que ofrecen catálogos de chicas,
donde señalan su tipo de servicio y tarifas.

2
​Organización de las Naciones Unidas. (2008). ​Declaración Universal de los Derechos Humanos​, United
Nations​.
4
Desde mujeres humildes con montos de ​30.000 bolívares por hora​, hasta perfiles
mucho más elaborados con precios de servicios para viajes nacionales e
internacionales por un costo de ​678.000 bolívares por la hora​ de compañía íntima .

Las leyes venezolanas solo consideran ilegal esta práctica cuando involucra a menores
de edad, tal como lo establece el Capítulo I del título VIII (​“​De la violación, de la
seducción, de la prostitución o corrupción de menores y de los ultrajes al pudor”) del
3
Código Penal venezolano .

La falta de marco jurídico promociona los abusos por parte de los encargados de los
lugares donde se ofrecen estos servicios o de los proxenetas que obtienen un beneficio
económico desmesurado a costa del trabajo sexual.

Ante esto, Tamara Adrián explica que: “Todo lo que no está prohibido está permitido”, y
agrega que este vacío legal coloca a estas mujeres en una posición muy vulnerable.

Desde casos de ​prostitución en la frontera con Colombia para recibir un ingreso en


moneda extranjera, libre de devaluaciones, hasta una estudiante que busca pagar su
carrera en un país donde el sueldo mínimo alcanza solo para comer a medias. Todas
estas mujeres están expuestas a abusos sexuales, verbales y físicos, con muy pocas
instituciones a las cuales recurrir.

En el 2016, se registraron, únicamente en la ciudad fronteriza de Cúcuta, Colombia, la


llegada de más de ​6.500 mujeres venezolanas que se unían a la industria de la
prostitución​, cuando anteriormente solo había 1500 mujeres, ​según datos de Fidelia
4
Suárez , coordinadora nacional de la Asociación de Mujeres Buscando Libertad
(ASMUBULI), organización dedicada a la defensa de los derechos humanos y laborales
de las trabajadoras sexuales.

3
​ CÓDIGO PENAL. (2005). Ministeriopublico.gob.ve Disponible en:
http://www.ministeriopublico.gob.ve/web/guest/codigo-penal
4
Cosoy, N. (2017). "No esperaba nunca pasar por esto, pero me tocó": las difíciles decisiones de las
venezolanas que se convierten en prostitutas en Colombia. BBC Mundo. Disponible en:
http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-38550289#share-tools
5
La mayoría de las mujeres que practican esta labor en la frontera buscan ganar un
ingreso extra que puedan enviar a sus familiares al interior del país para cubrir sus
necesidades básicas, que no pueden costear con un salario mínimo de Bs. 65.021,04,
5
según la Gaceta Oficial Extraordinaria Nro. 6296, Decreto Nro. 2832 , o que
simplemente no consiguen un trabajo y, por lo tanto, recurren a esta opción.

6
En un reportaje del programa Séptimo Día de la cadena colombiana Caracol , emitido
en septiembre de 2016, los periodistas acompañaron a dos prostitutas venezolanas
desde la ciudad fronteriza de Cúcuta hasta sus hogares en el interior del país. Estas
mujeres especificaron que el ingreso mensual que recibían por sus servicios era
aproximadamente 730 mil bolívares. Esto equivalía a doce salarios mínimos base, sin
ticket de alimentación, dado el precio del dólar paralelo de entonces.

Las dos entrevistadas son profesionales universitarias, una ​médico cirujano y otra
contadora pública​. Ambas trabajaban en Venezuela para instituciones del Estado y
fueron despedidas por votar en contra del gobierno en los comicios electorales del 6 de
diciembre.

En Venezuela, la tasa de desempleo según el ​Instituto Nacional de Estadísticas


aumentó para abril de 2016 un 7,3% para un total de 1.035.238 ciudadanos sin trabajo
y según datos extraídos del informe anual de la Organización Internacional del Trabajo
7
(OIT) publicado bajo el nombre de ​Panorama Laboral América Latina y el Caribe , ​el
desempleo afecta más a las mujeres que a los hombres en Latinoamérica con un
margen del 3% de diferencia.

5
Gaceta Oficial Extraordinaria Nro. 6296. (2017). Ministerio Público. Disponible en:
http://www.mp.gob.ve/c/document_library/get_file?
6
: Prostitución en la frontera: el drama de las venezolanas acorraladas por la crisis. (2017). Noticias
Caracol. Disponible en:
https://noticias.caracoltv.com/septimo-dia/prostitucion-en-la-frontera-el-drama-de-las-venezolanas-acorral
adas-por-la-crisis
7
Organización Internacional del Trabajo. (2016). Panorama Laboral América Latina y el Caribe.
Recuperado a partir de
http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---americas/---ro-lima/documents/publication/wcms_537803.pdf
6
Debido a ello, muchas mujeres buscan otras opciones, algunas desesperadas, para
mantenerse a ellas y a los suyos, en un estado de supervivencia en este país donde las
alternativas escasean.

A raíz de esto, la prostitución se puede definir como un indicador del nivel de


necesidad que pasan los ciudadanos en Venezuela.

7
CASOS DE PROSTITUCIÓN EN PAÍSES EN CRISIS

En los países en crisis o en guerra es común ver aumentos de prostitución o de abusos


sexuales. Tal es el caso de ​Siria, Haití o Cuba.

En Haití se reportaron nueve casos de abusos a menores por parte de los cascos
azules, cuerpos militares de las Fuerzas de Paz de la Organización de las Naciones
Unidas, en su mayoría provenientes de Sri Lanka, que entre 2004 y 2009 fueron
denunciados por ​ intercambiar comida por favores sexuales a los niños de Haití.

Por otra parte, Siria se encuentra desde hace 6 años en una guerra armada entre
rebeldes y el autodenominado Estado Islámico. El acceso de ayuda humanitaria al país
es un reto para las ONGs y otras instituciones.

8
Acción contra el Hambre (ACH) , ONG internacional, ha reportado a través de su
vocero para Medio Oriente, Jean Raphael Poitou, que la dificultad para enviar comida e
insumos para los desplazados y refugiados ha provocado que estos recurran al trabajo
infantil, la explotación laboral, los matrimonios tempranos o la prostitución para
sobrevivir.

Muchas de las mujeres sirias que lograron salir de la guerra cayeron víctimas de
redes de prostitución en el Líbano, la mayoría de ellas entre 18 y 27 años.

9
La ONG The Legal Agenda recogió el testimonio de una mujer siria de 27 años,
víctima de estos abusos. Contó que huyó al Líbano después de perder a su familia en
su país natal. En Beirut, capital del Líbano, conoció a un hombre que tras varias citas le
aseguró que se casarían en tres meses. Un día la llevó a un local llamado Chez

8
Crisis Siria: la desesperación aboca a las víctimas a la explotación laboral, el trabajo infantil o la
prostitución. (2017). Acción contra el Hambre.Disponible en:
https://www.accioncontraelhambre.org/es/crisis-siria-la-desesperacion-aboca-las-victimas-la-explotacion-l
aboral-el-trabajo-infantil-o-la
9
Alba, A. (2016). Mujeres sirias huidas de la guerra caen en redes de prostitución en el Líbano. El
Periódico Internacional. Disponible en:
http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/mujeres-sirias-huidas-guerra-caen-redes-prostitucion
-libano-5081431
8
Maurice para que buscara empleo. Allí, su futuro esposo le informó que trabajaría como
prostituta. Cuando se negó, fue agredida con látigos y golpes por su prometido y los
responsables del local hasta dejarla sorda de un oído.

Muchas mujeres poseen historias similares, pues por su situación desesperada, se


encuentran más expuestas y son más vulnerables a este tipo de engaños y abusos.

Una comparación importante sobre la prostitución como indicador de necesidad puede


erigirse entre la crisis venezolana y el caso cubano de las llamadas ​jineteras​.

En Cuba, se vive una crisis social, política y económica desde hace más de sesenta
años debido a la dictadura. Estos factores han influenciado en el incremento de la
pobreza del país, lo cual provoca que las personas pasen hambre y carezcan de
educación y ropa.

La situación empeoró con el colapso de la Unión Soviética y el embargo instaurado en


1960 por los Estados Unidos a Cuba. Estos factores provocaron la escasez de
productos y servicios vitales para cubrir las necesidades básicas. Por lo tanto, los
ciudadanos tuvieron que buscar otras formas de conseguir sustento. La mayoría obtuvo
en el sector turístico la mejor manera de obtener divisas e insumos. Muchas mujeres
adoptaron el trabajo sexual a cambio de beneficios como dinero, alimentos, regalos y
otros.

Esta actividad comenzó a promocionarse en las esquinas de los hoteles para ofrecer
sus servicios a los turistas, por lo que comenzaron a llamar a las mujeres “jineteras”.
10
Amir Valle en su libro ​Habana Babilonia o prostitutas en Cuba explica el origen de
este nombre:

“​En Cuba se le llama jinetera (generalmente de edades que oscilan entre los trece
y los treinta años) a la que vende su cuerpo al turista a cambio de dinero. La
palabra proviene de la inventiva natural del cubano y su sentido de humor:
durante las guerras de liberación contra el dominio colonial español (1868-1878,

10
Valle Ojeda, A. (2006). Jineteras. Bogotá: Planeta.
9
1895- 1898) los mambises cubanos se lanzaban contra los batallones de
soldados españoles en ataques de caballería para ganar la batalla a filo de
machete; en la Cuba de la década del 90, las mujeres cubanas se lanzan contra
los turistas para ganarse la vida con sus antiquísimas artes del placer, tan
eficaces para la victoria como el filo de cualquier machete mambí. Los mambises
eran jinetes que luchaban por su libertad. Ellas, hoy, dicen los bromistas
cubanos, son jineteras que aspiran a la libertad que ofrece el poder del dólar.”

Carencias materiales suelen ser la razón principal para que algunas opten por este
camino para ganar dinero. Muchas no la consideran la mejor opción ni se complacen
por su trabajo. Sin embargo, prefieren colaborar día a día con su familia, evitar morir de
hambre y no presenciar el sufrimiento de sus hijos.

En Venezuela, el hambre no solo provoca que las mujeres decidan vender relaciones
sexuales, sino que existen casos más extremos. En febrero de 2017, dos tías
denunciaron ante el Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente del municipio
Iribarren (Cpnai), en el estado Lara​, ​a una familia por haber realizado un contrato
compra venta de la hija menor de la familia, de 13 años, a un hombre de 33 años.

El contrato, firmado por un abogado registrado, contenía seis cláusulas que exigían al
comprador brindar casa, educación, alimentación y atenciones médicas a la menor.
También se estipulaba que la forma como se manejara la relación entre la niña y el
hombre quedaba fuera del alcance de la familia, dejando un amplio margen de
posibilidades de abuso sexual.

Lili Torres García, consejera en el Cpnai, declaró en una entrevista al periódico La


11
Prensa que por lo menos ​dos veces por semana se registran denuncias de
familias que quieren vender a sus hijos ​por no poder mantenerlos a causa de la
difícil situación económica que se ha desarrollado en el país en los últimos años.

11
Roja, O. (2017). Familia vende a su hija de 13 años. La Prensa Lara. Disponible en:
http://www.laprensalara.com.ve/?p=94952
10
Las maneras para conseguir el sustento diario se reducen cada vez más. Hasta los
trabajos profesionales empiezan a disminuir sus salarios y, por ende, a disminuir sus
gastos. Entonces ¿cómo sobrevive una persona sin estudios? ¿Cómo una madre
soltera alimenta a sus hijos?

Son muchas las preguntas y pocas las respuestas, pues se reducen las alternativas de
oficio que brinde un sustento para vivir sin requerimientos de educación universitaria.
Las circunstancias apuntan hacia un camino elegido por muchas, pero disfrutado por
pocas; una decisión difícil pero ineludible: la prostitución.

11
¿DE DÓNDE VIENE LA NECESIDAD?

“Cada día podemos obtener menos las cosas. Trabajamos y no alcanza para
nada. Yo trabajé en algún momento en una oficina como secretaria de una
empresa de mármol y granito, y eso no me alcanzaba para nada pues. Duré año y
medio trabajando.

Si mi hijo se enfermaba, lo que gastaba en medicinas no me alcanzaba luego para


comer. Era algo horrible. Yo no soy ni de acá de Caracas yo soy del estado
Portuguesa y me tocó venirme y dejar a mi hijo allá” dijo Katty, dama de compañía
de 22 años de edad que tuvo que recurrir a este trabajo porque con su oficio anterior el
dinero no le alcanzaba para ella ni para cubrir las necesidades de su hijo.

Para entender la necesidad que pasan los ciudadanos venezolanos hay que conocer la
magnitud de la crisis económica.

Violaciones a la democracia y altos índices de inseguridad han provocado que los


venezolanos no están tranquilos ni dentro de sus casas. La crisis económica conforma
uno de los principales pesares de los ciudadanos.

El salario mínimo no alcanza para comer y mucho menos para mantener a una familia
promedio de 4 integrantes., según el ​XIV Censo Nacional de Población y Vivienda12.
¿Cómo mantiene una madre soltera a sus hijos con un salario mínimo? A menos que
tengan otro tipo de ingreso es imposible para estas mujeres mantener a su familia.

En Venezuela, donde la tasa de embarazo entre adolescentes de 15 a 19 años fue de


13
101 por cada mil, según el ​Informe del Estado de la Población Mundial 2016

12
Noticias 24. Resultados del Censo: “Venezuela cuenta con una población de 27.150.095 habitantes”
(2012) Disponible en:
http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/92819/en-las-proximas-semanas-se-podrian-anunciar-los-re
sultados-del-xiv-censo-nacional-de-poblacion-y-vivienda/

13
Estado de la Población del Mundo. (2015) (p. 98).Disponible en:
http://www.unfpa.org/sites/default/files/sowp/downloads/The_State_of_World_Population_2016_-_Spanis
h.pdf
12
presentado por Naciones Unidas, la posibilidad de trabajar, estudiar y ser madre a la
vez es casi nula, por lo que muchas de estas niñas buscan amparo en la prostitución.

Para entender la magnitud del esfuerzo que requiere sobrevivir en Venezuela, se


presenta la siguiente infografía con los datos representativos de la crisis venezolana.

13
14
Sin embargo, ​hay un sector de las trabajadoras sexuales que ya no consideran
este trabajo como rentable. Desde hace cinco o diez años, la situación para ellas ha
cambiado, ahora el mercado ha crecido, ya no tienen que competir con extranjeras sino
con sus compañeras venezolanas. De este modo, muchas han optado por cambiar de
mercado y probar en otros países. Las que no pueden darse el lujo de viajar buscan
cambiar la zona donde laboran para verse como personal nuevo frente a los clientes.

De aquí en adelante, nos enfocaremos en las mujeres que han incursionado en el


mercado del trabajo sexual para salir de la crisis.

15
EL GRAN MOTIVO DEL DESESPERO: LA FAMILIA

“Comencé a trabajar en esto porque tenía muchos problemas. Yo tengo un bebé


de ocho meses y tengo que ayudar a mi mamá y a mis hermanos pequeños.
Aunque mi padrastro trabaja, no gana mucho dinero. En mi casa somos muchos:
cuatro niños pequeños, mi mamá, mi padrastro, mi hijo y yo”​, narra ​Lucía, dama
de compañía de 19 años.

La vida de todas las mujeres cambia al convertirse en madres, su responsabilidad,


dedicación y trabajo ya no gira en torno a ellas mismas, sino de alguien más.

No obstante, muchas jóvenes se adelantan a esta etapa y se convierten en madres


precoces.

La tasa de embarazo entre adolescentes entre 15 y 19 años fue de 101 por cada mil
niñas, según el Informe del Estado de la Población Mundial 2016, presentado por
Naciones Unidas.

La mayoría ejerce esta responsabilidad sola, pues su pareja las ha abandonado. A raíz
de esto, deben buscar cómo mantener su familia y su responsabilidad podría
extenderse incluso hacia más integrantes.

Casos como estos se pueden apreciar en un reportaje que fue transmitidos en 100%
14
Venezuela en el año 2008, programa del canal nacional Televen. En aquella
oportunidad, fue entrevistada una chica cuya identidad no fue revelada pero que indicó
ser madre de cuatro niños con tan solo 19 años de edad.

Lucía, con 19 años de edad, brinda sus servicios a través de la página web Sexy
Caracas desde hace cinco meses.

Pese a su situación de necesidad, su primera opción no fue ejercer la prostitución como


una “salida rápida”. Intentó conseguir empleos que no requirieran de mucha

14

16
experiencia, como en panaderías. Sin embargo, esta búsqueda no trajo consigo
buenos resultados: los dueños de estos locales le decían que en esos momentos no se
encontraban interesados en expandir su personal, porque no tenían con qué pagar el
aumento de sueldo establecido el 27 de octubre de 2016 por el presidente de la
República Nicolás Maduro. Tal decreto fijó el sueldo integral en Bs. 90.911, según lo
publicado en Gaceta Oficial.

La desdicha de no ser contratada para ningún empleo aumentaba el desespero de


Lucía por conseguir dinero. Con el paso del tiempo, todo iba costaba más y el problema
de esta amplia familia se intensificaba. Ya no cubrían ni sus necesidades primordiales.

Un día, la vida de esta joven dio un giro inesperado. A través de la red social Facebook
le escribió una agencia de damas de compañía para ofrecerle trabajo y, sin pensarlo
dos veces ella aceptó. “​Ahí comencé, pero después me quise ir a trabajar de
manera independiente, porque en las agencias te quitan el 50%, y así el dinero no
me alcanzaba”​, explica​.

La madre de Lucía está consciente de la forma en la cual su hija adquiere dinero; mas,
para su padrastro, trabaja en un hotel cinco estrellas como recepcionista. Pese a tener
que llevar una doble vida, posee la ventaja de contar con su figura materna, quien, al
cubrirla, hace su oficio más llevadero.

Otra de las razones por las que esta chica ejerce la prostitución es para poder
pagar sus estudios. Admite que le gustaría ser una profesional y que esa fue una de
las razones que la impulsaron a aceptar dicho trabajo.

Según ella, su situación económica ha mejorado notablemente, con un ingreso entre


Bs. 35.000 y Bs. 40.000 la hora por cliente. ​Ha podido cubrir sus gastos y, además,
ahorrar.

Para Lucía, un buen día de trabajo se traduce en tres o cuatro clientes​. Manejaba
esta misma cantidad cuando trabajaba en la agencia y considera que le ha ido bien
independientemente.

17
Pero no todo es tan fácil como parece: esta joven ha vivido experiencias que han
marcado su vida, circunstancias que van más allá de un mal rato de trabajo:

Bueno, yo no atiendo parejas, pero cuando empecé en esto, no tenía nada de dinero.
Mientras estaba en la agencia, me llegó la propuesta de una y mi amiga me dijo que
aceptara atenderla. Cuando fui al lugar, la mujer del señor se puso celosa porque él me
estaba prestando más atención a mí que a ella, lo cual causó que ambos se cayeran a
golpes y a discutir en la habitación en mi presencia.

Yo me fui de ahí corriendo. Estaba muy impresionada con todo lo que estaba pasando.
Además del mal rato, no me pagaron en el momento. Ni siquiera tuve relaciones con
ellos porque se dieron puños y no me querían dejar salir. Al lograr irme de la
habitación, bajé a la recepción del hotel. El hombre ya se había ido y la mujer se quedó
en la calle pidiendo un taxi. Finalmente pude recuperar el costo de esa noche porque
mi amiga, la que me recomendó ir al lugar, me dio el dinero correspondiente.

Situaciones como esta fracturan y golpean el autoestima de estas mujeres. El ejercicio


de este trabajo les hace sentirse inferiores al resto y esto pueda traer como
consecuencia la depresión, debido a que, probablemente, diversas circunstancias les
obligaron a manejarse en este mundo, así lo explicó el sexólogo Ender Boscán.

18
DAMAS DE COMPAÑÍA, UN TRABAJO INDEPENDIENTE

“Empecé en este trabajo desde hace siete años. Lo hago porque soy madre
soltera y cada vez me afecta más la situación crítica que se vive en el país. En un
momento de necesidad una amiga me incitó a esto y, bueno, acepté”​, relata
Arlene, dama de compañía independiente, 33 años.

Arlene forma parte de las mujeres ​VIP independientes, término adoptado por ella
misma, que venden su cuerpo a través de portales web para tener sexo a cambio de
dinero. En su caso, una hora de sus servicios con taxi incluido tiene un costo de Bs.
55.000 y trabaja de lunes a sábado desde las 8:00 a.m. hasta las 10:00 p.m.

Su familia no conoce la forma en la cual se gana la vida. Piensan que vende


dólares, euros y que está ocupada en su compañía. Como viven en Maracay, no
sospechan de lo que esconde su ingreso mensual. Esto hace que ella pueda cumplir
con su empleo sin que nadie se dé cuenta.

Tantos años dedicados a este empleo le han hecho vivir maltratos a su persona, debido
a la manera agresiva y salvaje como se comportan algunos clientes. Aunque asegura
que nunca ha sido golpeada, ha escuchado que eso suele pasar en los prostíbulos y
burdeles donde trabajan mujeres de “baja categoría”.

Sin embargo, ser una dama de compañía independiente ofrece algunos beneficios al
momento de realizar el acto sexual, por ejemplo: solo atiende a clientes con
preservativos, pero queda bajo su criterio aceptar excepciones.

“Aunque a veces me insisten mucho y me ofrecen hasta el triple de lo que me están


pagando en esa noche por tener relaciones sexuales sin protección, siempre las he
negado, porque pienso que de contraer una enfermedad venérea no voy a poder pagar
con ese monto (Bs.170.000) ni la cuarta parte del tratamiento que requiere”, ​explicó
Arlene.

19
Para evitar contagios de enfermedades venéreas u otras consecuencias, Arlene cuenta
con un control médico mensual: visita al ginecólogo regularmente para verificar que
todo se encuentre en orden. Confiesa que tuvo que comentarle a su doctor a lo que se
dedica y que, a pesar de que fue una sorpresa para él, no recibió un rechazo de su
parte.

Afirma que ​“​somos las mujeres que más nos cuidamos en estos temas, nos hacemos
exámenes, chequeamos que todo esté bien y si hay alguna inflamación tomamos un
periodo de descanso”.

Por otra parte​, el precio que maneja Arlene no es el mismo que manejan todas sus
colegas. Algunas que cobran más y otras cobran menos. “Para saber cómo calcular el
valor que tiene el cuerpo de cada mujer se toma en cuenta el rostro y el cuerpo que
posea la chica, mientras más operada y mejor figura tenga, va a ser más solicitada y va
a tener un mayor presupuesto”, enseña Arlene.

Sin embargo, el valor no solamente proviene del físico de la mujer. Para posicionarse,
la dama de compañía debe ser culta, estudiada y transmitir una buena actitud. Arlene
señala que “hay algunas que son drogadictas, rumberas y no le paran a la vida, las VIP
somos preparadas”.

La prostitución no es la excepción de los trabajos que se han visto afectados por la


acelerada inflación que existe en el país. Las trabajadoras sexuales se ven
obligadas a cambiar el monto de sus servicios cada mes y medio, agregándole
un 10% al precio anterior:

“Yo soy independiente y cobro lo que quiero. Veo cuánto estoy gastando al mes en
comida, familia, gastos de la casa, deudas y, con base en, eso pongo mi precio. Pero
no podemos cambiarlo ni aumentarlo tan seguidamente, porque los clientes se quejan
mucho. En cambio las que están bajo una agencia valen lo que esa agencia les diga,
se dejan llevar por su jefe y listo”, apunta Arlene.

20
Para poder tener una vida sexual que excluya resultados negativos, Arlene utiliza como
método de protección los preservativos, aunque dice que, como ella, todas las damas
de compañía llevan consigo siempre la pastilla del día siguiente, en caso de que haya
ocurrido un descuido que pueda generar un embarazo no deseado.

Considera que en la actualidad, debido a la situación país, ha disminuido mucho su


clientela y, por ende, el dinero que cobra no le es tan útil como en tiempos anteriores.
Estos lamentos y críticas también los escucha día a día de sus compañeras de trabajo.

“Nos estamos desplazando a otros países, porque la mujer más bella del mundo,
que es la venezolana, no está siendo valorada por el propio venezolano. Nos
valoran más fuera que aquí”, ​asevera la joven de 30 años.

Es por ello que tiene pensado estabilizarse en otras fronteras, a pesar de ya haber
visitado países como México, Panamá y Colombia, donde ha ejercido la prostitución y
ha ganado dinero mucho más rápido que en Venezuela.

Un buen día de trabajo en cualquiera de los mencionados países equivale a ocho


clientes diarios. En cambio, en su país natal, un día productivo consiste en brindar
servicio a cuatro o cinco clientes.

Arlene es una de las miles de mujeres que ha tenido que tomar la difícil decisión de
vender su cuerpo para poder sobrevivir y mantener a su hijo. La historia se repite
reiteradas veces en muchas chicas que llegan a este trabajo por la misma razón:
necesidad.

Este oficio maneja edades entre los 18 años hasta los 35 años aproximadamente y
cuenta con un campo de clientes de diversas clases sociales.

Katty es otra dama de compañía que tiene 22 años de edad. Empezó en esta profesión
principalmente por necesidad, por ser madre soltera y porque necesitaba un sueldo que
le sustentara lo suficiente como para poder mantenerse.

21
Empezó en este trabajo hace tres meses —en abril— y no se siente del todo cómoda
económicamente: su ingreso solo le da para cubrir sus necesidades primordiales, sin
permitirle poder gozar de algún pequeño lujo. No obstante, admite que su capacidad
para costear sus gastos cotidianos ha mejorado.

Su familia sabe a lo que se dedica, por lo que, afortunadamente, no lleva una doble
vida. Esto le ha permitido tener mayor tranquilidad y menos estrés, pues no siente la
necesidad de ocultarle nada a nadie.

Ella misma le coloca el valor a su cuerpo y, a pesar de no ser el que quisiera, entiende
que, por la situación económica, los hombres de su categoría (media-baja) no están
dispuestos a pagar tanto por algunas horas de placer.

“Podría conseguir un poco más por el servicio que ofrezco, pero es como todo.
Tenemos que adaptarnos a la situación país y a que no todos tienen la capacidad
de pagar lo que realmente queremos que paguen”,​ ​confesó Katty.

La inflación del país afecta todos los trabajos y la prostitución no se escapa de ello.
Katty comenta que: ​“A medida de que el dólar sube uno también aumenta, en mi
caso sumo entre cinco y diez mil bolívares mensualmente al precio que estimo.
Se sube de precio en lo que el dólar varíe”.

Sin embargo, existen féminas que practican este oficio por otra razón: darse un
cómodo estilo de vida.

Son llamadas “prepagos”, “bendecidas y afortunadas”, entre otros seudónimos.

Estos términos fueron construidos por las redes sociales con influencia de los ​hashtags
o etiquetas​ ​que utilizan en sus fotos estas mujeres

Las redes sociales se han convertido en un medio para que las personas puedan
comunicarse directamente entre sí. Por lo cual, su imagen dentro de ellas conforma su
publicidad.

22
Viajes, yates, restaurantes, ropas y zapatos de marcas, son algunas de las razones por
las cuales estas chicas venden su cuerpo. Su motivación va más allá de cubrir sus
prioridades.

Los sueños también influyen a la hora de querer ganar dinero y el Miss Venezuela
forma parte de las ilusiones de muchas jóvenes del país.

Patricia Velásquez es una famosa modelo y actriz venezolana que ha llegado bastante
lejos por su destacado talento y que ha logrado protagonizar películas en Hollywood,
tales como ​La momia​. Esta artista empezó sus pasos en el mundo de las artes y
espectáculos por su participación en el Miss Venezuela en el año 1989.

15
Según el portal web Que Hay 2 Night , Velásquez confesó en su más reciente libro
Straight walk que tuvo la necesidad de pagarle con sexo a un patrocinante para poder
costear sus cirugías y demás exigencias que imponía el concurso. ​“​Tuve que empezar
a prostituirme”, ​escribió, explica que el hombre se llamaba David y que, a pesar de
ser notablemente mayor y poco agraciado, fue muy amable con ella. Además de
pagarle todas sus operaciones, también le compró un apartamento.

Siempre existirán muchos puentes que inciten a la iniciación en este trabajo entre las
mujeres más jóvenes, como la existencia de cuentas en Facebook para llamar la
atención de chicas. Al preguntar a una de las agencias reclutadoras cuáles eran los
requisitos para ingresar en ella, respondieron lo siguiente:

15
Red de Prostitución salpica al Miss Venezuela. (2016). Quehay2night. Recuperado 4 July 2017, a partir
de http://www.quehay2night.com/2016/11/red-prostitucion-miss-venezuela-candidatas-prostitutas.html
23
24
TODOS, VÍCTIMAS DE LA CRISIS

Luego de buscar por internet y preguntar a conocidos sobre los locales de damas de
compañía más reconocidos de la ciudad, decidí acudir a uno ubicado en una buena
zona de Caracas: el Centro Comercial Centro Plaza.

Entramos en un carro acompañadas por un amigo, y llegamos al segundo piso del


estacionamiento, donde se podía leer en luces de neón azul: Ibiza ​N​ight Club​. ​

El reloj marcaba las 9:00 p.m. y, mientras corrían los minutos, las empleadas entraban
al lugar paulatinamente. Algunas que llegaron horas antes se encontraban en la puerta
del establecimiento fumando mientras entablaban una sutil conversación, mataban el
tiempo antes de recibir a los clientes.

Me acercaría sola a la entrada del lugar mientras mi amigo esperara estacionado a


veinte metros de la puerta, en alerta de cualquier inconveniente que pudiese ocurrir.

Me dirigí al vigilante de la entrada que se encontraba debajo del llamativo letrero. Al


preguntarle si podía hablar con el encargado del sitio, me miró extrañado, pero
amablemente transmitió mi mensaje. Luego, me hicieron pasar al escritorio del sitio,
donde se encontraban el dueño, un joven de seguridad y yo. Me ubicaron en una
especie de antesala del club, de paredes blancas e iluminada por una tenue luz
amarilla que permitía ver a los clientes y a las empleadas. No logré ingresar al sitio de
trabajo por peticiones del dueño; sin embargo, pude acceder a donde las trabajadoras
se registran antes de entrar al local.

Es impresionante cómo las mujeres siguen llegando al lugar por una comisión del
50% de sus ganancias, el otro 50% para en los bolsillos del local. Llegaban con
una cara seria, apagada, sin una gota de maquillaje, con una vestimenta informal y algo
descuidada.

Las muchachas colocaban los bolsos sobre el escritorio, mientras el dueño del local
respondía mis preguntas con voz grave y gruesa. Las pertenencias de cada chica, sus

25
carteras y bolsos eran revisados con el fin de que ingresaran al lugar sin ningún arma o
elemento dañino para el ​night club​.

El encargado declaró concretamente sobre la situación: ​la crisis económica los ha


afectado mucho. El local, aunque se mantiene, ha sentido la baja de clientes.

Las mujeres me observaban extrañadas de ver a una chica haciendo preguntas sobre
el trabajo que ellas desempeñan.

Quizás se preguntaban si era una chica nueva. Según la información del encargado,
cada día más mujeres llegan pidiendo trabajo. Estima que el número de trabajadoras
ha aumentado al doble, sino más, en los últimos años.

“El aumento ha sido grave, te puedo decir que es del 100%”, reafirmó el
encargado del local Ibiza Night Club. ​

La entrevista que se le realizó duró tres minutos, tiempo apenas suficiente para
presenciar la vibra de un lugar así.

Mientras bajaba los pisos del estacionamiento para salir del centro comercial, pude
observar como las chicas llegaban en moto taxis. Esa noche llovió levemente y
llegaban encapuchadas, con parte del cabello húmedo, utilizando una ropa gastada y
deteriorada, con ganas de querer comer y alimentar a su familia.

Las protestas contra el gobierno han dificultado a muchas el trayecto al local, por lo
que deben aprovechar los días como hoy al máximo que el panorama está libre.
Asimismo, deben disputar contra las otras cincuenta chicas la atención de un cliente
que cubra con su pago sus necesidades diarias.

26
TRABAJADORAS SEXUALES FUERA DEL CAMPUS

“Comencé en este trabajo porque quería tener los recursos económicos


necesarios para estudiar una carrera universitaria, es uno de mis sueños”, dijo
Lucía, dama de compañía de 19 años de edad.

No se sabe qué se puede esconder detrás de un libro, lápices y unos cuantos


cuadernos. La preparación que conlleva una carrera profesional en la ciudad implica
muchos esfuerzos y sacrificios.

La inflación en Venezuela ha aumentado desmesuradamente en los últimos años y, a


su vez, las cuotas de los semestres o años de carreras universitarias. Paulatinamente
se convierten en un peso mayor para el bolsillo de los ciudadanos, lo cual implica que
muchos jóvenes abandonen sus estudios porque se les hace imposible seguir
cubriendo la matrícula.

Algunas personas optan por trabajar, pero los empleos de salario mínimo apenas
alcanzan para comprar ciertos productos de la canasta básica. Entonces, ​¿Cómo
jóvenes estudiantes son capaces de pagar sus estudios?.

Los portales web que promocionan a las damas de compañía incluyen calificativo como
“inteligente”, “cariñosa”, “culta”, “estudiante”​.

16
Muchas de las descripciones en la página web Modelos VIP mencionan que son
estudiantes universitarias. Tal es el caso de:

Sofía (20 años): bella universitaria de excelente porte, elegante, sofisticada y con
mucha clase. Figura delgada, piel de porcelana, linda y delicada.

Fiorella: dulce estudiante universitaria que con tan solo 19 años decidió integrar nuestro
selecto grupo de chicas; no posee experiencia en este medio, pero sí muchas ganas de
aprender.

16
http://modelosvip.com.ve
27
Estas estudiantes, según la página web, pueden cobrar un mínimo de 780 mil bolívares
por dos horas de compañía íntima. También, se ponen a disposición para viajes
internacionales cuya tarifa no aparece disponible porque varía dependiendo de los
detalles.

17
En el 2014, el portal web Reportero 24 , entrevistó a una estudiante que ejercía el
trabajo sexual para cubrir sus gastos con mayor rapidez: ​“Antes de comenzar en este
negocio yo no tenía nada. Pasaba muchas necesidades y siempre vivía ‘alcanzada’
(con el mínimo). Ahora viajo a todas partes. Mis clientes me dan obsequios lujosos.
Tengo la mejor ropa y pago puntualmente mi universidad”.

La joven no quiso revelar su identidad por medidas de seguridad. Solo aseguró tener
22 años de edad para ese momento. Inició en este mundo a los 19 cuando se dio
cuenta que la tienda donde trabajaba en el centro no le daba lo que necesitaba, por lo
que una amiga le planteó la idea de ganar dinero brindando unas horas de compañía
íntima.

La chica confesó que en varias oportunidades le aconsejaron que se metiera en el Miss


Venezuela. Sin embargo, por el hecho de no poderse comprar ni siquiera unos tacones
se vio obligada a dejar a un lado esa idea de ser la ganadora de​ ​“una noche tan linda”.

Tras aceptar las condiciones que le comentó su amiga, empezó a trabajar como
prostituta en el segundo semestre de su carrera universitaria y fue entrenada por su
compañera. Entonces, fue comprendiendo el entorno donde se metía y lo duro que
puede ser desenvolverse allí.

Aunque esta joven practicaba la prostitución, no utilizaba un burdel como puente para
conocer clientes, sino que se posicionaba más arriba del mercado a través del
apelativo “Damas de lujo o VIP”. Los clientes eran hombres con altos cargos,
poderosos, como políticos importantes y sus hijos.

17
La “prostitución de lujo” se extiende en universidades. (2014). Reportero24.Disponible en:
http://www.reportero24.com/2014/09/08/caracas-la-prostitucion-de-lujo-se-extiende-en-universidades/
28
“​Los clientes son bien escogidos y casi siempre te contratan los mismos. Cuando recibí
mi primer pago fue una ‘nota’ (alegría). Gané 10.000 bolívares por un fin de semana”​.

La situación del país ha llevado a un gran número de mujeres a esto para cubrir sus
estudios. Sin embargo, esta chica no se arrepiente de estos años que ha dedicado a
este oficio, dice que ha sido inteligente y que ha podido administrar sus ganancias de
una manera productiva.

Además, el hecho de contar con altas sumas de dinero le permite estar más cerca de
los productos e insumos que escasean en el país: ​“​Aquí si no tienes plata no consigues
comida, medicamentos; nada. Quiero que quede claro que no justifico la prostitución.
Para mí lo que hago no es prostitución, es sobrevivir, y punto”,​ ​expresó.

Ante la interrogante de que si abandonaría la prostitución una vez que se graduara,


afirmó: ​“no creo que ejerciendo mi carrera cobre en un mes lo que gano en un fin de
semana. Del resto no vale la pena. Estoy acostumbrada a un estilo de vida que mi
carrera jamás me proporcionará”.

Otro caso similar es el de Lucía, una dama de compañía de 19 años de edad. Además
de ser madre también es estudiante universitaria. Contactarla fue difícil, sin embargo
cuando pudimos entrevistarla, confesó que parte de su motivo por el cual decidió ser
trabajadora sexual era para poder cumplir con su sueño de estudiar una carrera en la
universidad que ella deseaba, antes su situación económica no se lo hubiese permitido.

Dentro de las universidades privadas más destacadas de Caracas se encuentran la


UMA, la UCAB y la UNIMET. El Estado no subsidia a estas instituciones y, por lo tanto,
poseen un costo de matrícula elevado. De este modo, resulta imposible que una
estudiante pague su carrera con la ayuda de un salario mínimo, sin contar con algún
apoyo económico por parte de algún familiar o alguien cercano.

Las carreras en la UMA son anuales, no poseen una matrícula fija sino que se van
adaptando a la inflación del país. El monto mensual aumenta paulatinamente. Cursar

29
un año en esta institución tenía un costo aproximado de Bs. 300.000. para mayo de
2017.

Un semestre en la UCAB, tiene un valor de Bs. 420.000 y un trimestre con cinco


materias en la UNIMET, un precio de Bs. 550.000.

El 31 de mayo de 2017, una Gaceta Oficial ubicó el valor del sueldo mínimo en Bs.
65.021. De este modo, para poder pagar una cuota en alguna de las universidades
mencionadas anteriormente, se tendría que trabajar seis empleos con salario mínimo.
Evidentemente, se requeriría una fuente de ingreso mayor para poder completar los
gastos académicos, sin contar los domésticos y personales.

Las jóvenes trabajadoras sexuales cobran en su mayoría Bs. 40.000 por ofrecer su
servicio a un cliente por una hora. Es decir que, en promedio, tendrían que atender
diariamente tres clientes cuatro días a la semana para obtener la suma de Bs. 480.000
y poder pagar sus estudios. Con esta cantidad, ahorrarían alrededor de Bs. 100.000.

30
COMERCIO SEXUAL POR INTERNET

“Nadie sabe esto, solo lo saben dos amigos. Fue por elección propia, ni mis padres
saben. Un amigo me contó sobre esta industria: ser ​webcam doll en un sitio web
pornográfico. Este amigo me dijo en una fiesta que una amiga de él estaba ganando
muchísimo dinero así y pensé: ‘Yo no tengo pudor, puedo ganar dinero fácil e irme del
país’”, explicó una chica que no quiso revelar su identidad.

Me registré con una cuenta de PayPal para poder recibir los dólares. Cuando decidí
comenzar, entré a la sala en donde, poco a poco, varios usuarios comenzaban a
incorporarse a medida que veían que me conectaba. La única cámara encendida era la
mía. Lo que hacían las demás personas dentro de esta sala era pedir sus deseos
sexuales a través de un chat. Luego yo respondía por cuánto dinero cumpliría la
petición y ellos pagaban. En la pantalla salía “has recibido tanto dinero”. Cuando eso
pasaba, yo hacía el requerimiento del usuario, que iba desde mostrar los senos hasta
cualquier tipo de masturbación. Involucran una gran cantidad de fetiches.

31
Ilustración: Daniela Pérez | Representación ficticia del testimonio

Cuando gustaba mucho lo que hacía a alguno de los usuarios, este podía optar por
pagar un chat privado, donde, más que un show, lo que hacía era conversar sobre por
qué hacía esto, qué me gustaba y demás. Obviamente sí tenía que complacer a la
persona, pero conversaba más que en las salas comunes.

En cuanto al dinero, logré hacer 600$ en un mes conectándome a la página tres


veces por semana máximo dos horas. En realidad, no era un gran esfuerzo. Era
dinero muy fácil.

Ahorita no lo he hecho más porque tenía un problema médico, pero sí voy a


continuar para poder irme a vivir a Argentina. Necesito reunir más para poder
costear todos porque mis padres no tienen, y tampoco saben lo que yo hago.
Ellos piensan que sigo trabajando en la universidad.”

-Laura, estudiante universitaria, 20 años de edad.

32
El avance de la tecnología ha proporcionado en la sociedad un estilo de vida más
cómodo en el que se tiene al alcance gran cantidad de servicios. El internet se ha
convertido en una plataforma que difunde a través de páginas web diferentes tipologías
de mujeres, que, a través de fotos y a veces videos, dan a conocer su cuerpo y
atributos para llamar la atención de los usuarios.

El propósito de vender su cuerpo a través de una pantalla es capturar la atención de los


clientes a partir de la red. La identidad de las chicas no es revelada, utilizan
seudónimos para darse a conocer, lo que beneficia beneficia a ambos participantes ya
que se puede establecer un contacto entre ellos desde la más absoluta privacidad.

Esta forma de venta de mujeres proporciona una serie de “ventajas”, debido a que se
amplían nuevos canales para la difusión de este tipo de trabajo y una discreción entre
la dama y el cliente.

Existen dos tipos de damas que, si bien realizan el mismo trabajo, no lo hacen bajo las
mismas reglas. Hay chicas que están vinculadas a agencias y que ​deben de ceder
parte de sus ganancias a ellas, incluso hasta el 50% de lo que ganan por cliente.

También existen damas que desempeñan este empleo de forma independiente, cobran
lo que quieren y no están regidas bajo una vigilancia constante (como los casos de
Lucia y Arlene).

Ambas maneras de practicar la prostitución se difunden igualmente a través de internet,


en donde especifican sus servicios especiales y sus tarifas.

18
En un trabajo titulado ​Prostitución deslocalizada: nuevas formas de oferta y demanda,
realizado en 2012 por Lluís Ballester Brage dentro de la Universidad de les IIIes
Balears, se explica el papel de la web como medio de contacto para localizar a damas

18
Ballester Brage, L. (2012). Prostitución deslocalizada: nuevas formas de oferta y demanda. Universitat
de les Illes Balears.Disponible en:
https://gepibbaleares.files.wordpress.com/2012/03/ud_02-prostitucic3b3n-deslocalizada.pdf
33
de compañía. Es utilizado por una variedad de locales, burdeles y empresas que se
encargan de difundir este servicio que ofrecen a los caballeros.

El autor agrega que: “Los Escorts o servicios de chicas de compañía son webs en
donde se puede encontrar información detallada relativa a las mujeres que trabajan
(características físicas, personalidad, nivel cultural, aficiones, etc.). Además de los
servicios y su precio. Son páginas bastantes interactivas y persiguen convertirse en un
canal de contacto con el cliente para garantizar una excelente compañía”.

En Venezuela, hay una infinidad de portales web por donde adquirir estos servicios. Se
pueden categorizar de acuerdo al ​target ​o a las tarifas que proporcionan.

Todos estos sitios tienen un aviso para “controlar” el ingreso de menores a este tipo de
contenidos. Sin embargo, ​no existe mayor forma de comprobación de edad más
que un botón que lee: Sí, soy mayor de 18 año​s. Por lo que la exposición de estas
páginas que reciben, entre diez y quince mil visitas diarias, aumenta el riesgo de
influir en una población equivocada.

Sexycaracas.com es una página que ofrece servicios de catálogo, no de agencia. Allí,


las mujeres pueden promocionarse con una agencia o independiente para no pagar el
porcentaje que exigen estos mediadores. Los precios en esta página oscilan entre 25 y
100 mil bolívares la hora, por lo que ofrecen servicios accesibles.

Modelos VIP es una página de ​escorts, ​como indica su descripción. Los servicios que
ofrecen son ideales para “una perfecta velada, viaje de placer, negocios, compañía
íntima, congresos, cocktails, fiestas privadas o cualquier otro evento social que requiera
glamour, clase y elegancia”. El ​target ​es más elevado porque los precios son mucho
más altos, con un mínimo de 698 mil bolívares por dos horas de compañía íntima .

En su catálogo no muestran todos los precios por la exclusividad de las chicas


—algunas son modelos ​fitness​, ​playboy y presentadoras de televisión—. Por lo tanto,
para conocer las tarifas es necesario contactar a los números que se indican.

34
19
VIP Máximo es un portal web con precios en moneda extranjera. Sus servicios son
parecidos a los de Modelos VIP: visitas en hoteles, a domicilio, viajes nacionales e
internacionales. Sus tarifas oscilan entre los 350$ por noventa minutos de intimidad,
hasta 4000$ por un viaje internacional de tres días. Sin embargo, ofrecen a las chicas
entre Bs. 900.000,00 y Bs. 7.500.000,00 mensuales, como aparece reflejado en el
aviso en busca de nuevas damas:

Nuestra prestigiosa agencia VIPMAXIMO.COM se mantiene diariamente en la


búsqueda de nuevos talentos que deseen obtener grandes ingresos que pueden oscilar
entre los 900.000,00(Bs.F.) y 7.500.000,00(Bs.F.) mensuales y no ocuparás más de
1/h y media diaria. No tendrás que estar en un sitio de masajes u oficina ni cumplir con
un horario obligatorio sino abierto a las actividades que a diario realizas. El contacto
después de la entrevista y los chequeos médicos se hará por vía telefónica. Nuestras
unidades de traslados te buscaran en la zona donde te encuentres y las mismas te
llevarán a los diferentes eventos y esperan tu salida y retornaran a tu destino, de esa
manera no corres ni siquiera en riesgos de tener que solicitar taxis externos o vehículos
que no sean de confianza. ​(extraído de la página web VIP MAXIMO)

Estos avisos vienen con una aclaratoria de los requisitos que incluye: rango de edad,
nivel de educación, porte, y tamaño de senos.

La página VIPMÁXIMO solo solicita a quienes llaman el nombre del cliente y el de la


chica para conocer su disponibilidad. El resto de la información se proporciona a través
de un número de Whatsapp de la empresa. De resto, no son abiertos a responder otras
preguntas.

Por la aplicación de Whatsapp ​se le pide al solicitante que envíe una imagen de su
visa americana con nombre y todos los datos que ella contiene, ​con el fin de
registrar al cliente, confirmar su interés por disfrutar de los beneficios de la mencionada

19
www.vipmaximo.com
35
agencia y especificar su forma de pago: en dólares o en bolívares según el valor
del dólar para el momento.

Una forma más anónima de comprar servicios sexuales por internet es a través de las
nuevas formas de prostitución virtual. La fuente protegida al principio de este contenido
ahorró 600$ a través de esta modalidad.

Un testimonio similar salió publicado en el portal web VICE, bajo el título “En menos de
20
una semana gané mil dólares: cómo salí de Venezuela vendiendo nudes” .

En el artículo, relatan la historia de una joven venezolana de 22 años que a través de


su cuenta personal de Snapchat recibió una solicitud para que se promocionara en otra
cuenta llamada Snap Takeover. La persona que la contactó le daba el nombre de
usuario y la contraseña para que allí vendiera a los interesados ​nudes​ ​(fotos desnuda).

En la entrevista, cuenta que accedió a enviar estas imágenes porque era la única forma
de sobrevivir con la crisis venezolana: “me di cuenta que para poder lograr mis sueños,
no había alguna otra manera de ganar dinero y poder ahorrar".

El precio por cada foto que enviara era de veinte dólares. Los hombres que pagaban
por ellas pedían lo que querían ver o la pose en la que deseaban que ella se colocara
al tomar la foto.

En tres días envió un total de cincuenta fotos, con lo que reunió 1000 dólares.
Pretende ahorrar una parte para mudarse a Chile y, con la otra, costear los gastos que
debe hacer en Venezuela, imposibles de pagar con un salario mínimo.

Estas dos nuevas modalidades son, de igual forma, prostitución, porque están
colocando un precio a su cuerpo para el placer sexual de otros. Sin embargo, estos dos
casos muestran cómo muchas mujeres en necesidad se las ingenian para superar la

20
Urdaneta, D. (2017). "En menos de una semana gané mil dólares": Cómo salí de Venezuela vendiendo
nudes. Vice. Recuperado 4 July 2017, a partir de
https://www.vice.com/es_mx/article/vvay3b/en-menos-de-una-semana-gane-1000dollar-usd-como-sali-de
-venezuela-vendiendo-nudes
36
crisis y cumplir la meta máxima de buena parte de la población joven venezolana: ​salir
del país.

37
UNA LABOR VETERANA CONDENADA POR LA MORAL

“Mucha gente no está de acuerdo en esto porque dicen que estoy vendiendo mi
cuerpo y eso, pero hay personas que si lo apoyan”​, dijo ​Amarantha, trabajadora
sexual independiente, 19 años.

La familia y amigos de esta chica desconocen a qué se dedica y de dónde provienen su


ganancias. Gracias a esto, no se ha sentido juzgada: “Es algo que yo no divulgo y
nadie sabe, solo mis compañeras de trabajo y yo. No le presto atención a lo que digan
sobre este trabajo porque al fin y al cabo la gente no sabe a lo que realmente me
dedico”​.

La industria del sexo y la prostitución es tan antigua como el mundo. En el templo


Mylitta, 500 a.C., se establecía que toda mujer llegada a la adultez debía presentarse al
primer extraño que le diera un cobre como símbolo de adoración a la Venus babilónica.
Del mismo modo, en muchas otras culturas se practicaban ritos y ceremonias que hoy
en día se consideran los orígenes de la prostitución, pues utilizaban como instrumento
el cuerpo de la mujer. Estos rituales luego se convirtieron en una maquinaria industrial
cuya materia prima es el placer.

Al devenir algo más que un símbolo cultural, los religiosos toleraron las profesiones
sexuales por estar vinculadas al poder político y llegando a considerar a los dirigentes
de estas casas de servicios como empleado públicos.

Entonces, ¿de dónde provienen los prejuicios hacia la prostitución? ¿Por qué se
considera un problema social? ¿Por qué existe un doble estándar para las trabajadoras
sexuales y sus clientes?

El periodista francés Yves Guyot tiene una respuesta a esta pregunta en su libro ​La
21
prostitución ​, publicado en 1882. Aunque su trabajo podría parecer inválido debido a

21
Guyot, Y. (1882). La prostitution (Vol. 1). G. Charpentier.
38
su antigüedad, Guyot señala un argumento acertado respecto a la doble moral de la
sociedad ante la prostitución.

El periodista explica que la sociedad juzga natural el comportamiento de un hombre


que, al entrar a la adolescencia, responda al llamado del despertar sexual y busque
satisfacer esas necesidades. Sin embargo, los miembros de la sociedad se
escandalizan cuando aplican en esta misma situación a la mujer.

El especialista en sexualidad Ender Boscán afirma que el atractivo que posee el hecho
de pagar por un encuentro sexual surge justamente de que: “El hombre busca por
diferentes vías cómo drenar su necesidad desde el punto de vista sexual:
masturbándose, sino es con su pareja, con una amiga, o utilizando los servicios de una
prostituta”. Esto no aplica al caso de las mujeres.

Guyot, en esta línea, menciona que ​el problema no viene de que la mujer venda su
cuerpo, sino que lo haga cuando mantiene un hogar o es responsable de una
familia.

Para la época, 1882, la mayoría de los matrimonios santificados por la ley eran por
conveniencia —la familia de la novia entregaba una dote monetaria—, mientras que
toda unión desinteresada y espontánea era considerada ilegítima y repudiada, en
contradicción con la definición de prostitución propuesta por Guyot: “subordinación de
relaciones sexuales a la ganancia”​.

En una encuesta anónima realizada a varias personas sobre su opinión acerca de la


prostitución, una afirmó que el problema con la prostitución se encuentra en que “daña
un poco la figura de la mujer como madre de familia”​.

Muchas de estas creencias o actitudes hacia la mujer, parten del hecho de


considerarlas como propiedad del hombre desde tiempos anteriores a la Revolución
Industrial, cuando la mujer se quedaba en casa para atender a los hijos mientras el
hombre trabajaba.

39
22
El sacerdote Antonio Hortelano, en su libro ​Problemas de moral , publicado en 1982,
explica que existen dos formas en que la mujer es propiedad del hombre: definitiva,
con el matrimonio y de paso, con la prostitución.

Sin embargo, las mujeres que no están involucradas en tráfico de personas ni en redes
de prostitución deciden sobre su propio cuerpo y resuelven ​motu proprio intercambiar
relaciones sexuales por dinero. En una postura feminista radical, se podría contradecir,
porque las necesidades que obligan a las mujeres a prostituirse son ajenas a su
decisión.

“Las enfermedades que esas prácticas inmorales transmiten son un mal que, sin
saberlo, se propaga y puede afectar a nuestra sociedad”, opinó uno de los participantes
de la encuesta realizada para conocer la opinión pública sobre este tema.

Su punto de vista juzga esa profesión como sucia y antihigiénica; estiman que rompe
con los parámetros de la decencia y que constituye un peligro para las familias de otras
mujeres, de acuerdo con el encuestado.

Lo cierto es que, como explica el especialista en sexología Ender Boscán, ​“ninguna


mujer está en esa posición por gusto. Siempre va a existir una necesidad que
llegó al desespero”. Es una transacción económica donde las dos partes acuerdan
cometer el acto sexual por un monto de dinero.

El periodista de El Estímulo Jefferson Díaz ya ha trabajado en el tema de la prostitución


23
mediante un reportaje titulado ​Prostituirse más y más para llegar a fin de mes . Al
respecto, Díaz comenta: “Somos humanos, por ende, somos subjetivos. Hay que ver a
esta persona como cualquier otra con un trabajo rentable. Es como si hablaras con un
ingeniero, policía, abogado u otro personaje que tiene un oficio estable. Porque para
ellas, eso es lo que es: un trabajo”.

22
Hortelano, A. Problemas actuales de moral, III: Etica y religión. Salamanca: Ediciones.
23
Díaz, J. (2017). Prostituirse más y más para llegar a fin de mes. [online] Climax.
http://elestimulo.com/climax/prostituirse-mas-y-mas-para-llegar-a-fin-de-mes/
40
Es importante recalcar que en ningún momento se acepta que la prostitución dignifique
a la mujer ni resulte positiva para ella. Nury Pernía, presidenta de la Asociación de
Mujeres por el Bienestar y la Asistencia Recíproca (AMBAR), aclara que en la
organización no se habla de dignificar el trabajo sexual porque no se puede fomentar el
pensamiento de que está bien que una mujer venda su cuerpo para sobrevivir. Mas eso
no quita que se garantice la seguridad e integridad de estas mujeres.

Un entrevistado anónimo asegura que, para la sociedad, “la prostitución degrada a la


mujer, haciéndola un objeto, se expone al rechazo y humillación con excusa de que es
una forma de ganarse la vida. Quien paga para recibir sus servicios es igualmente
condenable”.

La sociedad no ve que, detrás del estereotipo de prostituta —con vestidos cortos,


grandes escotes, maquillajes producidos y gestos seductores—, se encuentra una
mujer que utiliza este papel para cubrir sus necesidades básicas. No busca el amor ni
causar un mal biológico esparciendo enfermedades venéreas.

No opinó otro de los encuestados sobre el tema; pero agregó que ​“aceptarlo como algo
normal sería solo en una sociedad enferma. La prostitución denota la ausencia de
valores e integridad”.

Estas opiniones demuestran que la sociedad no acepta moralmente esta profesión.


Puede que comprenda el trasfondo de necesidad, pero valora esta decisión como un
acto degradante.

Katty, opina de forma análoga a su colega Amarantha: ​“Hay unas personas que lo
ven como algo bueno, como también hay otras que lo juzgan pues. Pero es como
todo: cada quien con sus cosas”,​ dijo.

“A los prejucios sociales no les presto atención, solamente me guío porque mi


hijo este bien, mi familia esté bien y que yo esté bien”,​ ​agregó Katty.

41
DESAMPARADAS POR LA LEY

Amarantha es una joven de 19 años que practica la prostitución para poder cubrir sus
estudios. Ella piensa que su trabajo debería ser legal, ya que “es un esfuerzo que uno
hace”.

Por otro lado, Katty, de 22 años también es una mujer que se prostituye para solventar
sus necesidades y siente que debería legalizarse este trabajo “más que todo por cómo
está la situación del país, porque uno no le está robando a nadie”, expresó.

Considera que si tuviese alguna ayuda del gobierno su trabajo mejoraría: ​“no
tendríamos ese temor de que alguien nos va a hacer algo o también dudar del
cliente. Hay veces que los clientes están en la mismas, nos agreden física o
verbalmente. Si nos protegieran sería magnífico, más que todo por la
inseguridad”.

Esta joven fue víctima de un abuso sexual por un cliente, por lo que expresó su interés
en la conformación de un marco legal y laboral que estableciera protección y seguridad
social a las trabajadoras sexuales.

La prostitución no posee estatus legal en Venezuela, aunque al tratarse de menores el


24
artículo 388 del Código Penal estipula: prisión de tres a dieciocho meses a quien “por
satisfacer las pasiones de otro hubiere inducido a la prostitución o a actos de
corrupción a persona menor”. ​Sin embargo, la sanción no supera los cuatro años de
prisión ​“si el delito se ha cometido en alguna persona menor de doce años; por medio
de fraude o de engaño; por los ascendientes y los afines en línea, o habitualmente o
con fines de lucro”​.

24
CÓDIGO PENAL. (2005). Ministeriopublico.gob.ve.Disponible en:
http://www.ministeriopublico.gob.ve/web/guest/codigo-penal
42
Además, también es penado, con prisión de tres a doce meses, a: ​“Todo individuo que
para satisfacer las pasiones de otro, haya facilitado o favorecido la prostitución o
corrupción de alguna persona menor”.

La abogado penal y profesora de derecho de la UCAB, Carolina Pacheco, explicó que


todo lo que no esté contemplado en la ley como legal o ilegal es llamado una laguna
jurídica. Pero en el caso de la prostitución se puede aplicar lo que en nuestras leyes se
llama: ​“principio de autonomía de la voluntad del particular, donde todas las personas
pueden en sus relaciones, hacer todo aquello que no sea contrario al ordenamiento
jurídico, a la moral, a las buenas costumbres y al orden público. En el caso de la
prostitución que está expuesta a enfermedades, a un control sanitario, es una
profesión en la que no estaría planteada una legalización.” ​Agregó que estaría en
orden un marco jurídico que estableciera su penalización o una limitación de
actividades.

Sin embargo, la falta de precisión en estos artículos incrementa las lagunas jurídicas en
nuestras leyes.

A pesar de que los menores de edad sí están protegidos por la ley, se han presentado
casos en los que la práctica sexual en menores de edad sale impune por ser ejercida
de acuerdo a su propia voluntad.

En el mercado Los Plataneros de Maracaibo, estado Zulia, niñas menores de edad


rondan por la zona vendiendo frutas y demás. Un vendedor de la zona relató para un
25
reportaje de BBC MUNDO , emitido en diciembre de 2016, que estas niñas no solo
andan vendiendo comida, sino que coquetean con los clientes y los camioneros de la
zona para ofrecer relaciones sexuales a cambio de dinero.

25
Ocando, G. (2016). "¡Oferta, oferta! ¡Llévatelos a 100 bolívares!": el drama de las niñas venezolanas
obligadas a prostituirse para comer. BBC Mundo. Disponible en:
http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-3815934016
43
Algunas de estas mujeres y niñas son detenidas por la policía zuliana, normalmente
diez por semana y, entre ellas, por lo menos cuatro son menores de edad.

Estos operativos sirven solo para dar una charla de orientación y no tienen la
capacidad de sancionar estos actos practicados por menores, por lo que la posibilidad
de que vuelvan a incurrir en la prostitución es segura.

La dificultad de cubrir las necesidades básicas en un contexto de inflación y bajo poder


adquisitivo del salario mínimo ha obligado a que los más jóvenes de la familia busquen
otro trabajo. Dependiendo del entorno en que estos niños se desenvuelven es probable
que se vean atraídos por el trabajo sexual.

La instauración de un marco legal para esta profesión en Venezuela es una tarea difícil,
debido a las consecuencias que esta acción pueda tener dentro de la sociedad.

En países como Holanda, Alemania, Canadá, España y Suiza la prostitución es legal


siempre y cuando no sea obligada.

Legalizar esta profesión ampliaría, en teoría, los derechos de las trabajadoras


aumentando su oportunidad de denunciar maltratos y exigir protección por parte del
Estado en temas de salubridad, disminuyendo la propagación de enfermedades
venéreas como el VIH-Sida.

Sin embargo, se puede prestar para el aumento de tráfico de personas y redes de


prostitución. Además, en lugar de reducir su práctica, podría animar a muchas jóvenes
a ejercer la prostitución y expandir esta industria.

La presidenta de la Asociación de Mujeres por el Bienestar y la Asistencia Recíproca


(AMBAR) la abogada Nury Pernía, declaró que el problema que ha traído la crisis
económica al sector del trabajo sexual es que la prostitución para las mujeres de clase
baja ya no es rentable, porque sus tarifas no ascienden a reunir un sueldo mínimo con
ticket de alimentación mensual. A raíz de esto, en la asociación han registrado un
aumento en los índices de trata de personas.

44
“El cambio más visible de la crisis es que Venezuela antes era país de tránsito en
la trata, ahora nuestras propias mujeres son transportadas hasta Falcón para
mandarlas hacia Curazao, donde se aplican las leyes holandesas y la prostitución
es legal.”​ ​explicó la presidenta de la asociación.

Sin embargo, varios autores han desarrollado teorías de los posibles escenarios ante
una legalización, que aumentarían las cifras de trata de personas.

En Alemania, los índices de tráfico de personas aumentaron cuando se legalizó la


prostitución, mientras que en Noruega se penalizó la prostitución en 2009 y se registró
un descenso en este mercado ilícito, de acuerdo con el informe presentado por The
London School of Economics and Political Science, titulado ​¿Does legalized prostitution
26
increase human trafficking? (“¿La legalización de la prostitución aumenta el tráfico de
personas?”) publicado en 2013.

Sin embargo, en Venezuela no se pueden aplicar estas conclusiones, porque los


factores políticos, económicos, sociales y culturales son distintos.

Aun así, entrevistamos a un grupo de personas sobre el tema de la prostitución en una


encuesta anónima y una de ellas expresó que: “perjudica a la sociedad porque
demuestra que posee un bajo nivel de oportunidades de estudio y laborales. Es
necesario restringirla y controlar su práctica”​.

En Colombia, un grupo de mujeres se alió para la formación de un sindicato de


prostitutas en 2016. ​Esta organización que lleva por nombre Sindicato de
Trabajadoras Sexuales de Colombia (Sintrasexco) tiene afiliadas a más de 600
mujeres. Su objetivo es crear un proyecto de ley para que las trabajadoras tengan los
mismos beneficios y garantías que cualquier otra profesión y presentarlo al Congreso
de la República.

26
Cho, S. Y., Dreher, A., & Neumayer, E. (2013). Does legalized prostitution increase human trafficking?.
World Development, 41, 67-82.
45
La idea de sindicalizarse surge para protegerse de los abusos de la policía de
Colombia y conseguir reconocimiento de otras instituciones, para que estas las ayuden
en la lucha por el derecho a la igualdad. Así lo declaró Fidelia Suárez, representante
del Sintrasexco, en una entrevista para el periódico colombiano El Tiempo.

Jefferson Díaz, periodista del portal web de El Estímulo, ya ha trabajado de cerca con
el tema de la prostitución, y opinó que: “Sería interesante que las leyes las protegieran,
como cualquier otro trabajo, y les ofrecieran chequeos médicos gratuitos y charlas
sobre protección ante posibles enfermedades venéreas. Varios países en Europa y
Estados Unidos, han legalizado la prostitución disminuyendo los casos de Sida y
demás enfermedades venéreas entre estas muchachas”​.

Sin embargo, Carolina Coddetta, autora del trabajo titulado “Prostitución y tráfico de
27
mujeres y niñas: un problema global” , para el Observatorio venezolano de los
derechos humanos de las mujeres, explica en el documento que la prostitución no es
una opción libre, sino el resultado de altos índices de pobreza y desigualdad, los
cuales crean condiciones de debilidad en el entorno de la mujer que podrían
resultar en la violación de sus derechos humanos. Por lo cual, legalizarla sería
amparar una práctica inhumana y dejar sin defensas a las víctimas de la
prostitución.

Las mujeres trans, doblemente perjudicadas por la ley

El panorama pinta distinto cuando se incluye la participación de las mujeres trans a la


disyuntiva legal de la labor sexual. El cambio de sexo no es reconocido en Venezuela,
por lo que a estas mujeres se les imposibilita conseguir un trabajo amparado en la Ley
del Trabajo.

En un recorrido realizado por la Av. Libertador de Caracas y sus alrededores, se


observó que a las 6:00 p.m. de un día martes, había aproximadamente veinte
mujeres de las cuales quince eran transexuales​. La mayoría portaban prótesis de

27
​Coddetta, C. (2009). Prostitución y tráfico de mujeres y niñas: un problema global.
46
senos y en algunos casos de glúteos; sin embargo, buscaban trabajo en una avenida
esperando que algún carro se parase para adquirir sus servicios.

Tamara Adrián, abogada, diputada y defensora de los derechos humanos, es una


mujer trans que ha logrado su cambio físico, pero no su identidad legal: ante la ley
sigue siendo hombre y llamándose Tomás Adrián, por esto hoy lucha por la igualdad de
derechos.

Adrián explicó que este fenómeno social de la prostitución en mujeres trans está
originado por “el rechazo desde el hogar, la falta de oportunidad de prepararse
académicamente. El sinónimo de “trans” es exclusión social”​.

Esta exclusión los perjudica en muchos aspectos de su vida. A la hora de pedir trabajo,
es muy difícil que estas personas sean contratadas, debido a que no se considera
socialmente aceptable una mujer con papeles de identificación (cédula, pasaporte,
licencias, etc.) que revelen su origen masculino. Esta disonancia cognitiva ocasiona el
rechazo social.

“90% de las mujeres trans están en situaciones de prostitución, en la mayoría de


los casos forzosa, asociada a la trata de personas y a la explotación humana. En
las encuestas, más del 80% de las mujeres trans que se dedican a la labor sexual
quisieran tener otro trabajo si pudieran. ​Esto es una diferencia sensible con mujeres
biológicas que se dedican al trabajo sexual, que en la mayoría de los casos es un
trabajo voluntario o con una opción de tener conciencia de las acciones. En cambio, en
las mujeres trans no existe otro trabajo u otra posibilidad de lograr esto”, constató la
abogada.

Adrián, agrega que: “El nivel educativo influye en este alto porcentaje de mujeres trans
en situación de prostitución. Esto se origina principalmente por la ausencia de
identidad y la transfobia que producen una deserción escolar temprana, por la ausencia
de políticas públicas de inclusión que traten este problema”​.

47
Además, menciona que en otros países como Uruguay, Argentina y México se han
implementado programas para disminuir la transfobia eliminando las consecuencias
que esto produce en este grupo de personas.

De resolver este problema la prostitución practicada por mujeres transgénero se


reduciría, porque el hecho de estar representados cómo son y cómo se siente ayuda a
mitigar la transfobia.

Por otro lado, el gobierno venezolano no ha ignorado siempre esta problemática.


Tamara Adrián explica que: “En la Misión Negra Hipólita, se dieron cuenta que del 30%
de las personas que pedían refugio eran mujeres (trans y biológicas) en situación de
calle. Entonces, quisieron implementar algo, pero, ocurrió la mala suerte de que esta
Misión la pasaron al Ministerio de las Comunas, que nunca entendió de qué se trataba
el programa y simplemente cerraron el centro”​.

Es decir, la mayor medida que se había tomado para ayudar a estas mujeres
desamparadas por la ley se detuvo sin mayor éxito.

Las políticas reguladoras del Estado

La prostitución podrá no ser legal o penalizada, sin embargo, el Estado otorga una
permisología “escondida” a las trabajadoras sexuales por medio del Departamento de
Infecciones de Transmisión Sexual del Ministerio de Salud y Desarrollo Social,
denominada Carnet Rosado.

Este carnet certifica a las trabajadoras sexuales como mujeres sanas, libres de
enfermedades de transmisión sexual y debe ser renovado cada tres meses. Sin
embargo, el carnet solo es tramitado por trabajadoras sexuales de menos recursos,
aquellas que no pueden pagar un servicio privado. Las denominadas damas de
compañía o mujeres de casas de masajes prefieren ahorrarse los ocho días que dura el
trámite y hacerse un chequeo mensual con un ginecólogo privado.

48
Este no es la única acción que el Ministerio de Sanidad ha realizado en pro de ayudar a
las mujeres en situación de prostitución. Hasta hace cinco años, el ministerio financiaba
ciertos proyectos de la Asociación de Mujeres por el Bienestar y la Asistencia
Recíproca (AMBAR) y donaba preservativos para que fueran repartidos entre las
trabajadoras callejeras y de los burdeles más pobres de la ciudad de Caracas.

Sin embargo, ahora el Ministerio de la Mujer solo visita una vez al año la sede de
AMBAR para llenar el reporte anual de medidas de protección a la mujer que recibe la
Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la
Mujer (CEDAW , por sus siglas en inglés) todos los años.

Venezuela hace voces de su participación en esta convención por sus reportes en


temas referentes a la equidad e igualdad de género, especialmente en el tema del
aumento de la participación política de la mujer; sin embargo, la esclavitud, el
desempleo y la prostitución quedan fuera de sus ponencias.

A raíz de esto, se intentó contactar con el Ministerio de la Mujer para conocer cifras,
programas actuales y el conocimiento de la problemática por parte de esta entidad
gubernamental. No obstante, la respuesta del encargado del área de prensa fue
redirigir las preguntas a la información especificada en los folletos y programas
expuestos en la página web del Ministerio.

Para conocer información específica se solicitó un vocero capaz de responder una


entrevista sobre la problemática. Este encuentro se postergó por casi una semana,
para luego alegar que no se le estaba permitido hablar sobre el tema más de los
folletos educativos que se entregan en el ministerio.

La presidenta de la asociación AMBAR, Nury Pernía, calificó la actitud del ministerio


respecto a este tema como repelente: “Todo lo que les huela a prostitución lo mandan
para acá”, afirmó Pernía.

49
Agregó que los informes que envía el Estado a las Naciones Unidas se encuentran
repletos de falsas promesas. “Cuando el Ministerio nos visitaba, prometía que iba a
hacer y financiar proyectos para decir que estaba haciendo algo sobre la prostitución.
Ahora, nosotros respondemos a estos informes. Mandamos un comunicado a las
Naciones Unidas explicando que todo eso es falso, que les presentamos las
propuestas y nunca fue financiado. Marcamos todo lo que es mentira del informe
enviado por el gobierno”, recalcó Pernía

28
De igual forma, el Departamento de Estado de Estados Unidos posicionó a
Venezuela como uno de los países dentro de la lista negra en trata de personas junto a
Rusia y China en julio de 2017. Esto corrobora las declaraciones de Nury Pernía
anteriormente expuestas sobre el aumento de la trata de personas en Venezuela.

“El cambio más visible de la crisis es que Venezuela antes era país de tránsito en la
trata. Ahora, nuestras propias mujeres son transportadas hasta Falcón para mandarlas
hacia Curazao, donde se aplican las leyes holandesas y la prostitución es legal”,
explicó la presidenta de la asociación.

Este incremento en el tráfico de personas se asocia con las agencias de damas de


compañía que publican sus anuncios por internet con falsas promesas de viajes
internacionales y vida de lujos.

A pesar de esto, el gobierno venezolano sigue sin implementar medidas en contra de la


prostitución y el tráfico de personas y continua con un discurso de equidad e igualdad
social.

28
EEUU: Venezuela no cumple con obligaciones de eliminar tráfico de personas. (2017). El Nacional.
Disponible en:
http://www.el-nacional.com/noticias/mundo/venezuela-cumple-con-obligaciones-eliminar-trafico-personas
_189945
50
ROMPIENDO EL HÁBITO

¿Mi infancia? La verdad es que no fue nada buena. El hecho de crecer sin mis padres
prácticamente desde que tengo uso de razón me afectó mucho. Aunque crecí hasta los
seis años con mi abuela y fue la que me cuidó y formó durante todo ese tiempo.
Lamentablemente murió atropellada. Así que, desde ese momento, me sentí sola y
desprotegida. Es cierto, a partir de allí familiares se encargaron de criarme y
orientarme, porque no tenía a más nadie en este mundo, pero hoy en día no
representan nada para mí en mi vida. Siento que no cuento con un apoyo familiar como
el resto de las personas.

A pesar de los duros momentos que he tenido que vivir, me considero una persona
buena, amable y bondadosa. Aunque, trabajar aquí me haya dado a entender que las
amistades en este mundo no existen. Es por eso que no tengo amigos.

En mi primer día como dama de compañía estuve muy nerviosa. Recuerdo que estuve
con un hombre muy amable y que gracias a su caballerosidad el momento se hizo
menos tenso y más llevadero. Ese día solo estuve con un cliente y recibí una buena
ganancia.

Con el pasar del tiempo le he agarrado el ritmo y rutina a lo que es este oficio​, lo
que hago es seguir con mi vida cotidiana, cocinar, limpiar mi casa, brindarle atención a
mi hijo, mis responsabilidades y en lo que mi teléfono suena para preguntar sobre mis
servicios simplemente acomodo mi horario cuestión de que me de tiempo de trabajar
como dama pero, a la vez seguir con mi otro estilo de vida.

Preferí ofrecer mi cuerpo a través de una página web porque me ahorro el riesgo que
puedo correr estando en la calle, es más cómodo hacerlo a domicilio. Es menos
peligroso.

Sin embargo, en cinco años me veo fuera de este país trabajando en algo que no
tenga nada que ver con este oficio, porque no quisiera seguir en esto. ​Ya se me

51
ha tornado fastidioso. Me gustaría seguir con mi trabajo de peluquera, pero aquí ya no
da tanta ganancia como antes y es complicado vivir bien.

-Amanda, dama de compañía independiente, 35 años de edad.

Cuando la prostitución es voluntaria, la toma de la decisión es lo que dificulta la


salida de la labor sexual. ​Por mucho que esta persona haya tomado la iniciativa de
venderse, la salud psicológica de las prostitutas se ve decaída por distintos abusos en
el acto íntimo, que no necesariamente se refieren a maltratos físicos.

Por lo contrario si es víctima de una red de prostitución o tráfico de personas, la salida


de esta vida no depende de la voluntad de la persona. En estos casos, donde la
situación es más compleja, se debe buscar ayuda policial que las rescate de estos
lugares.

La Asociación de Mujeres para el Bienestar y Ayuda Recíproca (AMBAR) establece un


periodo de cinco años antes de que el trabajo sexual cree un hábito en las
mujeres. ​Después de este intervalo se desarrolla una serie de cambios conductuales
que provocan que las trabajadoras se acostumbren a las condiciones a las que están
expuestas con la prostitución.

En un trabajo realizado por la psicóloga Mara Puertas titulado “Efectos psico-sociales


en el ejercicio de la prostitución” explican que las consecuencias que puede tener esta
práctica en las mujeres son graves, dependen de cómo cada una viva su situación. El
daño psicosocial puede incluir desde estrés post traumático, la desconfianza como
forma de sobrevivir, la falta de expectativas, el reducido cerco de posibilidades, la
pérdida del ritmo social e incluso depresión severa.

Para el sexólogo, Ender Boscán, la prostitución no solo las afecta a nivel laboral porque
en la vida de pareja se les hará difícil mantener una relación estable. ​“​Si se está
iniciando en el oficio por supuesto que puede afectar. Aunque, si es una mujer que

52
lleva tiempo en este trabajo sabrá de alguna manera cómo manejar esa situación, y por
lo tanto saber cómo separar una cosa de la otra. Al inicio va a ser muy difícil que se
establezca una relación de pareja y a su vez llevar este tipo de trabajo” explicó el
sexólogo.

Esto representa otra carga de estrés que, sumado a los otros trastornos, dificultan la
toma de decisión para abandonar la prostitución.

La depresión, principalmente, tiende a desvalorizar a la persona, haciéndolas sentir


como la única culpable del entorno o las circunstancias que las rodean

Es por esto que para abandonar la prostitución las mujeres deben buscar ayuda
profesional que las motive y ofrezca apoyo emocional para volver a elaborar su
presente. Esta nueva vida que ellas deben crear debe formarse en todos los aspectos,
no solo en lo laboral, emocional y psicológico para dejar superar los daños causados
por la prostitución, sino también deberán buscar ayuda para reestablecer su vida
sexual. El sexólogo Ender Boscán, también explicó sobre este aspecto que: ​“Debería
de manejarse tanto la parte psicológica como la parte de la función sexual, buscando
así que esa mujer pueda restablecer su actividad sexual sin mayor complicación”.

En un trabajo realizado por el Centro de Investigación y Formación Humanística CIFH


29
de la Universidad Católica Andrés Bello y la Congregación de Hermanas Oblatas ,
sobre el trabajo sexual femenino publicado en 2006, expone que de 500 prostitutas
encuestadas un ​67% está dispuesta a abandonarla porque la consideran mala y
riesgosa pero la falta de oportunidades laborales representa una barrera importante
para el trabajo de rehabilitación, intervención y reinserción social lo cual, las mantiene
amarradas a esta labor.

29
Silvana Dakduk. “El trabajo sexual femenino: El caso venezolano en el 2006”. Revista Venezolana de
Estudios de la Mujer v.12 n.29 Caracas dic. 2007
53
Esta disposición de abandonar el trabajo sexual es el paso decisivo para que, con
ayuda, estas mujeres puedan avanzar al mercado laboral establecido y amparado por
la ley.

Nury Pernía, presidenta de AMBAR, explica que sus programas de atención solo son
exitosos cuando las mujeres desean continuar. En la asociación han recibido casos en
los que al intentar ayudar a las trabajadoras su respuesta es ​“este es mi trabajo y
quiero continuar”.

Sin embargo, no es porque les guste esta labor sino que consideran las condiciones
donde trabajan como su realidad, se acostumbraron al entorno de la calle y no se
visualizan desempeñando otra profesión.

Los centros de ayuda

La vida útil de las mujeres en el trabajo sexual termina a los 30 años​, a partir de
esta edad pasan a ser consideradas “viejas” por lo que prostituirse ya no les es
rentable.

Incluso en los locales donde se maneja este tipo de negocio admiten a chicas hasta los
30 años, después la mayoría de estas mujeres optan por continuar con su trabajo en
las calles de “caminadoras”, allí es donde se ven expuestas a los peligros más
comunes de la prostitución.

Por lo que es importante que reciban apoyo ante estos abusos, ya sea para abandonar
del todo la labor sexual o para estabilizar de nuevo sus vidas.

La fórmula ideal para brindar un soporte a las mujeres que deseen salir es la
combinación de ​apoyo psicológico, legal y de capacitación.

Los programas en fundaciones como AMBAR y la Misión Negra Hipólita usan esta
metodología junto con el principio de interés, que se traduce a que: las mujeres
afectadas deben ser las interesadas en recibir la ayuda.

54
Al preguntar en el número de atención de la Misión Negra Hipólita el operador pide los
datos de la persona que requiere la ayuda para que uno de los promotores certificados
de la Misión se acerque al lugar o zona donde pernocta para ofrecer los servicios de
ayuda. Sin embargo, queda en la voluntad de la víctima el asistir o no al centro de
ayuda.

Cada caso que atienden estas organizaciones son diferentes por lo que las personas
son evaluadas por un especialista para establecer la terapia psicológica más adecuada.

En la fundación AMBAR, también atienden a niñas víctimas de abuso sexual por lo que
mantienen por separados los casos de prostitución en mujeres adultas.

Sin embargo, el punto más importante es la reinserción en la sociedad. Muchas


mujeres con tener la posibilidad de hacer un curso de peluquería están dispuestas a
abandonar su actividad sexual extra,segun Nury Pernia presidenta de AMBAR. Pero
otras requieren de una profesión que pueda otorgarles un ingreso igual al que reciben
con el trabajo sexual.

Este es el reto a vencer para disminuir la prostitución. Sin embargo, la medida base
debe ser tomada por el Estado: asegurar a las mujeres un empleo estable con un
salario suficiente para dar sustento a su familia y una educación que les enseñe
que los servicios sexuales no es un trabajo digno para un ser humano.

Además, la autoestima y el entorno de donde provengan las mujeres influye en la


decisión que tomen con respecto a salir o no de la prostitución.

Es muy difícil para muchas tomar la decisión de abandonar el trabajo con el que han
pagado su casa, negocio, carro y con el que han sacado a su familia adelante, por más
degradante que sea.

Con los 21 años que tiene la fundación AMBAR trabajando en la atención a mujeres
víctimas de la labor sexual han logrado ayudar a 880 mujeres a salir de esta profesión.

55
“No hablamos de rescate si no de atención” ​declaró la presidenta de la mencionada
organización, Nury Pernia.

Sin embargo, la cantidad de trabajadoras sexuales que desean salir de la industria del
sexo supera la capacidad de las organizaciones e instituciones como AMBAR, porque
si el gobierno permite que la situación económica continúe en crisis muchas mujeres se
verán obligadas a buscar nuevos emprendimientos que las ayude a sobrevivir.

56