Está en la página 1de 4

La educación #13 Suplemento

en debate

¿Cómo se construye
na es vista frecuentemente como una asig-
natura menor.
Ahora bien, ¿qué tipo de inserción cu-
rricular es más conveniente? La respuesta
no es sencilla, aunque la experiencia indica

ciudadanía en la escuela?
que la decisión de transversalizar, en lugar
de dar prioridad a estos propósitos forma-
tivos, los ha diluido. Por otra parte, hay co-
nocimientos y habilidades específicas de la
ciudadanía que requieren tiempo de ense-
ñanza y orientaciones didácticas particula-
por Isabelino Siede* con Alina Larramendy** res cada vez menos presentes en las aulas.
Parece conveniente una solución combi-
nada, que dedique un espacio específico,
al menos en algunos tramos de la escola-

E
ridad, y mantenga el carácter transversal:
ducar en la ciudadanía es uno ran en cada sujeto y corroen sus elecciones docentes, suscita un compromiso particu- en otras asignaturas, en el funcionamiento
de los propósitos más men- (entre ellos, el Estado, las tradiciones y el lar con cada problema (el medio ambien- institucional, en el vínculo de las escuelas
tados en los currículos y pro- mercado). Esta demanda se ha expresado te, el tránsito, el consumo, etc.), pero suele con organizaciones de la sociedad civil. En
gramas oficiales de las últi- generalmente en las objeciones y alterna- presentarse desgajado de los fundamentos tal sentido, varias jurisdicciones han avan-
mas décadas, como demanda tivas al sistema educativo dominante, aun- más generales de la formación política de zado hacia la inclusión de experiencias de
asociada a la construcción de una cultu- que también ha sido asumida por parte del los estudiantes. En algunos casos, es posi- intervención comunitaria en la propuesta
ra democrática y la consolidación de ins- Estado desde los tiempos de la transición ble observar un compromiso moral y vo- curricular de la escuela media. El desafío
tituciones republicanas. La escuela es el democrática. Esta presentación, esquemá- es, al mismo tiempo, cimentar un prestigio
espacio público que tiene la tarea especí- tica, permite advertir algunas tensiones en renovado para este aspecto de la formación
fica de construir lo público. En ella con- juego. Los enfoques críticos, que no pro- escolar, ensalzado en los discursos forma-
vergen los intereses del Estado con los de curan inducir el ingreso de las nuevas ge- Los currículos les y frecuentemente menospreciado en la
múltiples actores sociales y comunidades neraciones a una trama institucional pre- práctica cotidiana de las aulas.
culturales, con la expectativa de que allí definida ni dejarlos a la deriva, proponen
resaltan la De modo semejante, los contenidos de
se recreen las posibilidades de la vida en
común. Sin embargo, tal demanda no tie-
someter a juicio las bases de sustentación
del orden político vigente. En tal sentido,
educación política la educación ciudadana han sido objeto de
debates y controversias desde los orígenes
ne ni ha tenido connotaciones unívocas. la educación ciudadana se plantea una re- pero docentes, de los sistemas educativos nacionales. Con
Enarbolan la formación ciudadana tan- producción consciente y constante de las un derrotero sinuoso, los espacios curricu-
to los enfoques civilistas, que pretenden reglas de juego democrático, hecha al am- familias y chicos le lares que han dado cabida a esa función po-
que los estudiantes se adapten al mundo paro del Estado pero no sometida a él. En lítica de la escuela no siempre se mantuvie-
tal como lo encontraron, sin objetar sus las décadas recientes, esta enseñanza críti- dan un lugar menor. ron estables ni bajo el mismo nombre. Esta
reglas ni proponer alternativas, como los ca se pregona con insistencia en los propó- inestabilidad en la denominación, como
enfoques hedonistas, que pretenden que sitos y fundamentos curriculares, aunque efecto de los avatares institucionales del
toda la sociedad se acomode a las ganas y subyace el civilismo adaptativo en muchas luntarista con temas de la agenda pública, siglo XX y la expectativa de cada gestión
los caprichos de las nuevas generaciones. propuestas didácticas y prácticas docentes. que sería conveniente revisar para avanzar de apropiarse de los contenidos de dicho
Desde el punto de vista de los Estados, La concreción de esos propósitos en la hacia planteos más complejos sobre el ejer- espacio, han dificultado sensiblemente la
la educación política alude generalmen- dinámica formativa de las escuelas es com- cicio de la ciudadanía. construcción de una tradición de enseñan-
te a las prácticas pedagógicas que inten- pleja y difusa. En tal sentido, uno de los de- En Argentina, aquellas provincias y ni- za y un cuerpo teórico que le dé sustento
tan cimentar la cohesión de pensamiento bates de más largo aliento es la modalidad veles que conservaron o han retomado la pedagógico. Eso explica, también, la esca-
y de acción de una sociedad determinada; de inserción curricular de la educación definición de un área o materia específica sa circulación de las experiencias y bue-
es decir, generar las representaciones y los ciudadana: ¿debe ser una tarea transversal, le dedican un horario reducido, que refle- nas prácticas entre diferentes países o aun
hábitos sociales que garantizan goberna- que comprometa toda la experiencia esco- ja la escasa relevancia que se le asigna, en dentro de un mismo país, que lleva a que los
bilidad. En América Latina, el surgimiento lar, o un espacio curricular específico, con comparación con otros espacios curricu- fundamentos curriculares y enfoques di-
y la expansión de los sistemas educativos, contenidos claramente delimitados de las lares. Hay una matriz curricular que tras- dácticos de la educación ciudadana se ha-
en el siglo XIX, estuvieron estrechamen- demás asignaturas? En la reforma educati- ciende las gestiones y las épocas, que supe- yan desarrollado bastante menos que otros
te relacionados con esta expectativa. Des- va argentina de los años 90, predominó el ra incluso las murallas de la escuela y que campos. En términos generales y de modo
de el punto de vista de la sociedad civil, en enfoque transversal con alusión a nuevas asigna importancia relativa a cada campo esquemático, podríamos decir que la edu-
cambio, la educación política se reclama, cuestiones de la agenda pública (educación del saber. En esa maqueta canónica, algu- cación ciudadana reúne (o debería reunir)
con frecuencia, como herramienta de re- ambiental, en el consumo, en la salud, en la nos saberes son fundamentales e indispen- cuatro componentes:
sistencia al Estado y alude a los aprendiza- sexualidad, vial, etc.), que habían llegado a sables, mientras que otros resultan acceso- • El componente sociohistórico provee
jes en el ejercicio del propio poder, a partir las escuelas a través de bibliografía peda- rios o superfluos. ¿Qué ocurre con la edu- las herramientas para comprender la so-
de entender que muchos discursos ope- gógica española, reforzada por la presión cación política? Algo muy curioso: sucesi- ciedad en que vivimos y nuestro lugar en
de organizaciones gubernamentales y no vas gestiones le han dado un peso significa- ella. La educación ciudadana recurre a la
gubernamentales que pugnaban por intro- tivo a la definición de los programas oficia- historia, a la geografía, a la sociología, a
ducir sus propuestas en la enseñanza. Mu- les y cada golpe de Estado tuvo su correlato la antropología y a la economía para dar
Esta publicación integra la serie de chos proyectos de este tipo se han desarro- en cambios de denominación de esta mate- cuenta de los problemas actuales de la
Cuadernos de Discusión que edita la llado entonces y continúan actualmente vi- ria (sobre todo en la escuela media); como sociedad y proveer categorías de análisis
Universidad Pedagógica (UNIPE) gentes en las escuelas. En muchos casos, el contrapartida, estudiantes, familias y bue- de la realidad.
www.unipe.edu.ar interés por una o varias temáticas transver- na parte de los docentes le asignan una im- • El componente ético alude a la delibera-
sales, por parte de una escuela o equipo de portancia reducida: la educación ciudada- ción sobre principios generales de valo- d
II | La educación en debate ¿Cómo se construye ciudadanía en la escuela?

Rufino Tamayo, Hombre y su sombra, 1959 (fragmento, gentileza Christie’s)

d ración y la construcción de criterios pa- seable una orientación curricular sesgada lidad de plantearse desafíos intelectuales. mos dejar de mencionar un factor impres-
ra actuar con justicia y solidaridad. La edu- por el oficialismo de turno, sino orienta- Creemos que enseñar ciudadanía implica, cindible, aunque claramente no suficiente:
cación ciudadana recurre a la filosofía para ciones compatibles con una amplia gama entre otras cosas, animarse a formular pre- debemos investigar en qué contextos di-
someter a crítica los juicios sobre la reali- de vertientes de pensamiento, sobre la ba- guntas y pensar en el aula, sin tener todas dácticos específicos los alumnos constru-
dad social y fundar argumentativamente se del Estado de Derecho. Los principios las respuestas. Se trata de recortar situa- yen conocimientos relevantes para su for-
las expectativas de cambio social. democráticos deberían constituirse como ciones del mundo que nos permitan pen- mación política, a fin de producir mejores
• El componente jurídico remite al aná- límites de la polifonía en el aula, sin ahogar sar desde los cuatro componentes men- condiciones para afrontar la enseñanza de
lisis de los instrumentos legales que re- el pluralismo que enriquece y potencia al cionados: ¿qué ocurre?, ¿qué sería justo estos saberes y prácticas en la escuela.
gulan la vida social. La educación ciuda- conjunto. La educación escolar debe tomar que ocurriera?, ¿qué herramientas legales Finalmente, el trabajo escolar descan-
dana recurre al derecho para identificar posición para recrear las bases culturales tenemos?, ¿cómo construimos poder pa- sa sobre los hombros de docentes que
los principios normativos que rigen la so- de la participación. Es necesario avanzar ra intervenir? Es desde el análisis de las si- también expresan tensiones en la com-
ciedad y su expresión en legislaciones de hacia una educación política que dé cabi- tuaciones y de los problemas de la realidad prensión y valoración de su tarea. Desde
variado alcance. da a la formación argumentativa, al análisis que podemos pensar alternativas de supe- los años 80, durante la transición demo-
• El componente político refiere a la re- de discursos divergentes sobre la realidad ración. En el enfoque didáctico que pro- crática, aumentaron sensiblemente las
flexión sobre el propio poder y las posibili- social, a la búsqueda de criterios comunes ponemos, este tipo de preguntas invitan a expectativas de transformación del or-
dades de intervención colectiva en la trans- y mecanismos de validación de consensos, problematizar cada situación y construir den social a través de la participación y el
formación de la realidad social. La educa- aparte del reconocimiento de actores dife- argumentativamente algunas respuestas voto popular, lo cual favoreció la renova-
ción ciudadana recurre a la teoría política rentes que pujan por intervenir en la acti- posibles. Se trata de entender la enseñanza ción de contenidos en las lecciones de ci-
para analizar las alternativas y herramien- vidad pública. Este desafío no sólo concier- como un espacio de provocación cultural. vismo. Sin embargo, a poco de andar, las
tas de participación en la esfera pública. ne a los enunciados formales sino, funda- En sociedades fragmentadas, desiguales e instituciones fueron mostrando su ende-
Los cuatro componentes se solapan e mentalmente, a su traducción en criterios injustas, las experiencias sociales suelen blez y su falibilidad: si las generaciones
implican de diversos modos, pero creemos y propuestas didácticas específicos. ser acotadas y aisladas: cada cual mira el emergentes de la última dictadura habían
necesario deslindarlos y destacar la nece- En términos generales, podemos decir mundo desde su punto de vista y descono- aceptado con excesiva confianza las pro-
sidad de cada uno de ellos, pues ha habido que enseñar es generar condiciones pa- ce otras perspectivas y modos de mirar. La mesas del retorno a la vía constitucional,
vertientes pedagógicas que enfatizaron ra que otro aprenda, ofrecer las señales o escuela tiene la responsabilidad de propo- pronto descubrieron, con espanto y dolor,
unos en desmedro de otros o, directamen- los signos que permitirán a los estudiantes ner experiencias diferentes de los recorri- que la democracia no puede reducirse a
te, dejaron de lado alguno de ellos. En Ar- comprender la realidad y operar sobre ella. dos extraescolares, mostrar facetas ocul- un conjunto de dispositivos de represen-
gentina, se dio énfasis al componente ético ¿Cómo se enseña en y para la ciudadanía? tas y habilitar nuevas interpretaciones de tación y que puede transformarse en una
durante los años ‘90, mientras que, en los Sin caer en generalizaciones infundadas e la realidad. La escuela puede ayudar a su- ilusión impotente si no hay una práctica
años recientes, se ha dado relevancia cre- injustas, presentamos algunas reflexiones perar las memorias parciales y las geogra- colectiva, sostenida y pertinente, de par-
ciente al componente político. El compo- asentadas en la observación de tendencias fías sectoriales, abriendo horizontes que el ticipación política. Tres décadas más tar-
nente jurídico, relevante en las décadas y prácticas frecuentes. Advertimos que, en entorno cultural de cada uno ha tendido a de, la sociedad argentina no parece haber
previas, se mantiene en un plano secunda- más de un caso, la escuela promueve poca cerrar. Eso permite confrontar posiciones alcanzado estándares satisfactorios de
rio en los enunciados curriculares recien- reflexión y, en ocasiones, obtura la posibi- y marcos explicativos frente a los hechos. justicia e integración social. Los docentes
tes. Tanto el componente político como el Del mismo modo, pensar en el aula ofrece que hemos sido educados en condiciones
sociohistórico suelen despertar discusio- oportunidades para valorar. Frente a una de desigualdad y exclusión, ¿podríamos
nes en los medios masivos de comunica- enseñanza moralizante que suele consistir generar condiciones para el cambio so-
ción, como ocurrió a comienzos de 2011, en dar conclusiones predigeridas y evitar cial desde la enseñanza? La respuesta só-
cuando se insertó la asignatura “Política y Día a día que los estudiantes enuncien sus aprecia- lo puede ser afirmativa si incluimos nues-
Ciudadanía” en el currículo bonaerense. ciones, se trata de afrontar el desafío de dar tros propios procesos de aprendizaje, de
Se trataba, en definitiva, de discutir cuán “Una vez un chico me dice: ‘Mire profesor, a valorar, generando un espacio para cons- revisión de creencias y hábitos heredados
asépticos o contextuados podían ser los compré la Constitución’. Está bien, es la Ley truir juicios de valor. Enseñar en y para la a veces sin crítica. En definitiva, se trata
contenidos prescriptos. Fundamental y tenemos que tenerla en ciudadanía significa habilitar al sujeto po- de invitar a pensar lo político, el único ca-
¿Podemos pedirle neutralidad a la edu- cuenta. Pero, por otro lado, veía que se tra- lítico que cada estudiante ya es para que to- mino de construcción de ciudadanía, pues
cación ciudadana? Nunca la enseñanza taban muy mal entre los alumnos, que se me posición frente al mundo y proyecte los sabemos que la escuela, por sí sola, no va a
es neutral y este es seguramente el menos faltaban el respeto, que no se escuchaban. modos de transformarlo y transformarse cambiar la sociedad, pero la sociedad no
neutral de los contenidos. La neutralidad Tenemos que partir de cuestiones más bá- en él. Una educación ciudadana de carácter se transforma a sí misma si no se desplie-
absoluta no sólo es imposible, sino que sicas que hacen al día a día. Primero vamos emancipatorio incluye la crítica y el cues- gan y movilizan procesos culturales cuya
también es indeseable, particularmente viendo esas cosas y después vamos a llegar tionamiento, la construcción argumentati- mecha la escuela puede encender desde la
en estas circunstancias. El silencio ante los de alguna u otra manera a cuestiones más va de horizontes hacia los cuales avanzar y enseñanza. g
conflictos y la evasión de las controversias abarcativas.” (Maximiliano Pecorelli, do- el ensayo de criterios y mecanismos para la
no parece ser una herramienta adecuada cente de Historia y de Construcción de Ciu- marcha. ¿Cuánto de estos desafíos se ha ido
para formar ciudadanos dispuestos a la *Consultor de la Licenciatura en Enseñanza de las Cien-
dadanía de la E.S.B. N° 6, la Escuela Media instalando en la experiencia concreta de cias Sociales para la Educación Primaria de la UNIPE.
participación activa y al ejercicio del po- N° 2 y el Instituto Agrotécnico de Bragado) las aulas? ¿Cómo hacerlos realidad en las **Directora de la Licenciatura en Enseñanza de las Cien-
der popular. Sin embargo, tampoco es de- escuelas? Entre muchos otros, no quere- cias Sociales para la Educación Primaria de la UNIPE.
La educación en debate | III

Gabriel Brener, Roberto Zurutuza y mo como construcción de identidad y


subsecretario de Equidad y Calidad Educativa María Emilia Genovese, factor de integración social, el rol de las
Jefes departamentales publicidades”, señala el director.

Ampliar la
Después de esta etapa, comienza el

Vincularse
trabajo en el campo en conjunto con la
institución que recibirá el servicio. Pue-

participación
de ser desde la organización de campa-

con la ñas para reciclar medicamentos hasta


la instalación de una huerta en institu-
ciones de personas con capacidades di-
por Diego Rosemberg*
comunidad ferentes. “Este proyecto lo trabajamos
en conjunto con el área de Biología.
La idea es terminar vendiendo plantas

D
esde enero pasado, Gabriel órganos de participación. Acordamos aromáticas en el Día de la Primavera”.

¿
Brener es el nuevo subse- resoluciones del Consejo Federal de La solidaridad puede enseñar- Un proyecto similar realizaron algunos
cretario de Equidad y Cali- Educación que tienden a plantear qué se? ¿La solidaridad tiene que ser estudiantes en una escuela de educa-
dad Educativa de la Nación. enseñar, a quiénes, cómo y cuándo res- compulsiva? Este tipo de pre- ción especial, que en uno de sus talleres
Sentado en su despacho del Palacio pecto a la construcción de ciudadanía. guntas surgieron en la Escuela de oficios elabora alimentos. La pro-
Sarmiento explica por qué cree que la Formamos equipos técnicos, supervi- Superior de Comercio Carlos Pellegrini ducción final se terminó vendiendo en
escuela debe construir ciudadanía y sores, directivos, tutores, orientadores hace 18 años, cuando un cambio curri- los recreos escolares del Pellegrini, con
cómo debe hacerlo. La necesidad de la y docentes para abordar los problemas cular impulsado por el entonces rector tanto éxito que ahora los brindis de ca-
educación política y de aprender a je- de convivencia. Elaboramos recursos Abraham Gak estableció que los estu- da fin de año utilizan el catering provis-
rarquizar al otro. didácticos y material pedagógico para diantes de primer y segundo años cur- to por esta institución. “Tuvimos que
acompañar capacitaciones... sen una materia obligatoria llamada vencer resistencias internas y externas.
¿Cómo se construye ciudadanía en la Acción Solidaria. Desde entonces, pa- Había profesores que se negaban a pro-
escuela? ¿La enseñanza de construcción de ra aprobarla, tienen que implementar bar esos alimentos por sus propios pre-
Se construye cuando los docentes en- ciudadanía es similar en escuelas pú- un programa de servicio social en una juicios. Otros nos tildaban de hippies o
señan y los alumnos aprenden, y tam- blicas y privadas? población vulnerable. Puede tratarse de que hacíamos excursiones a la po-
bién cuando se logra una participación La categoría “pública o privada” es in- de alfabetizar en una escuela de un ba- breza. Y algunos padres todavía dicen
real. A veces declamamos cuestiones suficiente para evaluar esto. Pero a ve- rrio humilde, de asistir a miembros de que sus hijos no están preparados para
democráticas pero no las practicamos. ces la participación de los actores es un centro de la tercera edad o de colabo- trabajar con ancianos o enfermos”, se-
El punto de partida es que cada escue- distinta en la escuela pública que en rar en la integración laboral de personas ñala Zurutuza. Y define: “Lo que hace-
la construya su propio acuerdo de con- la privada, que además de estar regu- con capacidades diferentes, entre casi mos se llama aprendizaje en servicio,
vivencia. Y para eso no hay que hablar lada por el Estado aparece a veces más tres decenas de proyectos. está basado en la experiencia, es un en-
por los chicos, hay que escucharlos. regulada por el mercado. La construc- “Esta materia nació en pleno me- foque educativo que tiene una filosofía
Hay que ampliar la participación en la ción de lo común tiene que ser un im- nemismo, cuando se habían roto todas detrás y un sustento pedagógico con
secundaria. Existen acuerdos de con- perativo en cualquier escuela porque las redes sociales”, recuerda Roberto una metodología propia basada en el
vivencia muy democráticos pero en son herramientas clave para mejorar la Zurutuza, director del Departamen- vínculo escuela-comunidad”.
muchas ocasiones fueron hechos en- vida democrática en una sociedad. to de Acción Solidaria del Pellegrini. Zurutuza y Genovese admiten que no
tre adultos. No es lo mismo una nor- “Entendimos que la escuela no debe se puede saber exactamente qué apren-
ma que conciba al alumno como obje- ¿Se construye ciudadanía de igual ma- construir ciudadanía solo en abstracto de cada adolescente con los métodos
to que otra que lo incluya como suje- nera en todo el país? -agrega-. Los problemas de la sociedad tradicionales de evaluación. Sin embar-
to. No es lo mismo para un chico que El Gobierno Nacional fija lineamientos hay que mostrarlos en el aula pero tam- go, aseguran que hay otros indicadores:
transgrede una norma haber partici- comunes; después cada provincia tiene bién en el campo. La línea de pobreza no son pocos los estudiantes que encon-
pado de su elaboración, que no saber que darse su propio debate y definicio- deja de ser una mera estadística cuando traron su vocación en estas prácticas y
quién ni por qué la pensó. nes. Se trata de construir lo federal. los chicos visitan un barrio marginal.” que, superados los dos primeros años de
María Emilia Genovese, vicedirecto- cursada obligatoria, varios chicos conti-
Usted habla de participación, pero las ¿Por qué algunos asimilan construc- ra del Departamento, completa la idea: núan de manera voluntaria colaborando
escuelas además tienen una materia lla- ción de ciudadanía con adoctrina- “Trabajamos transversalmente con con los proyectos solidarios. Este año,
mada Construcción de Ciudadanía. miento político? otras asignaturas. Por ejemplo, los chi- además, se terminó de realizar un segui-
La materia toma en cuenta la forma- Es fundamental trabajar la relación en- cos ven la Constitución y los derechos miento a los estudiantes que atravesaron
ción ética y ciudadana. Y convierte a tre jóvenes y política. Algunos ven el humanos en una materia que se llama por estas experiencias y el trabajo con-
intereses y saberes adolescentes en ob- voto a los 16 como un acto demagógico Formación Ética y Ciudadana. Después cluyó que el 70% tiene –aún cinco años
jeto de enseñanza y aprendizaje. Siem- para obtener votos. Esa idea esconde lo vamos a hacer el trabajo de campo de después de egresados del secundario–
pre desde un enfoque de derechos. Pe- que piensan: que ningún chico adquie- Acción Solidaria y dicen: ‘Acá este de- una representación más sensible de las
ro construir ciudadanía es pensar lo ra más derechos. Expresa temor hacia recho no se cumple’. Se preguntan por personas en situación de discapacidad.
aprendido más allá del aula, pensar la ellos o subestimación. Ese voto es am- qué ocurre eso, por qué hay derechos “Nuestra materia –asegura Zuru-
transferencia a la sociedad, la relación pliación de ciudadanía e inclusión. Es de ejercicio real y otros no, por qué ellos tuza– forma parte de la educación ciu-
de la escuela con la comunidad. Es ha- también una oportunidad pedagógica, llegan a un lugar adonde no lo hace el dadana porque lo que se analiza es que
cer actividades concretas dentro y fue- permite discutir política entre chicos, Estado. Buscamos que los chicos tomen tanto nosotros como el otro somos su-
ra del aula. Hay que integrar las prác- familias, comunidad y escuelas. Así se contacto con la realidad sin mediacio- jetos de derecho. Tenemos la obliga-
ticas jurídicas, políticas, económicas y construye democracia. Hay que pen- nes y que se conmuevan ante ella”. ción ética, filosófica, pedagógica de ac-
culturales con las prácticas escolares y sar al otro como sujeto de participa- En la primera parte de cada año, los ceder a la vida de nuestra comunidad y
realizar análisis críticos, en los que los ción y no como objeto de políticas. La docentes trabajan en la sensibilización de participar en la vida de nuestro ba-
sujetos se posicionan. La educación se- escuela tiene la necesidad de jerarqui- de los estudiantes, les aportan materia- rrio. Esto integra la formación integral
xual y la problematización de las cues- zar al otro, especialmente al más pos- les para conocer sobre la problemática de un adolescente. En nuestro proyecto
tiones de género también es construir tergado, asumiendo el conflicto no co- a abordar y el territorio en el que inter- no se trata de hacer caridad, que parte
ciudadanía. En síntesis: poder vivir con mo un valor negativo, sino como fuente vendrán. “En esta etapa también toma- de la noción de ayuda, de cierto cargo
otros, construir una convivencia plural. de aprendizajes. Debe volver a pensar y mos los aportes de los chicos: todos so- de conciencia, de dar lo que sobra. Acá
practicar la integración social. mos portadores de prejuicios. También la idea es pensar un servicio de calidad,
¿Hay correlación entre lo que propone discutimos el rol performativo o estig- de visibilizar una situación oculta y, en
la currícula y el modo en que se relacio- ¿Cómo se evalúan estos aprendizajes? matizante del lenguaje o de las publi- la medida de lo posible, aportar para
na entre sí la comunidad educativa? Hay indicios, como la participación de cidades. Aparecen preguntas del tipo: transformar la realidad”. g
Hoy existe la Ley de Matrimonio Igua- diversos actores en la construcción de ‘¿Cómo tienen celular si son probres?’ Y
litario pero eso no supone automática- las regulaciones institucionales. O como eso habilita a discutir el lugar del consu- D.R.
mente que todos los ciudadanos lo reco- pasó en Chascomús, donde los chicos de
nozcan como un valor. La transforma- una escuela técnica humilde, estigmati-
ción de la cultura va mucho más lenta. zados como violentos, fabricaron los se-
Tenemos una ley que plantea la inclu- máforos para la ciudad, que no son otra Centros de estudiantes
sión escolar, pero eso no desconoce que cosa que una forma de regular convi-
haya muchas prácticas institucionales vencia. Una evidencia más que concre- “La escuela fomenta la construcción de la ciudadanía a través de la formación de cen-
que todavía sean reacias a ella. ta. La construcción de ciudadanía tiene tros de estudiantes o de la resolución de conflictos en los Consejos de Aula. El año pa-
que ver con qué vínculos se tejen entre sado surgió de los propios alumnos la necesidad de formar un Centro de Estudiantes
¿Qué políticas existen para transfor- adultos y alumnos, entre escuela y fami- para reclamar por un nuevo edificio. Se eligieron delegados por curso y un profesor
mar esas prácticas reacias? lia, entre escuela y comunidad. g que es abogado los está ayudando. Además, en los Consejos de Aula pudieron resol-
Acompañamos a las provincias en la ver ellos mismos algunos problemas de convivencia. Muchas veces son más duros
renovación de normas de convivencia *Periodista, editor de la revista Tema (uno) de la con sus compañeros que los adultos.” (María de los Ángeles Manfredi, vicedirectora
escolar y en el fortalecimiento de los UNIPE, docente de la Universidad de Buenos Aires. de la E.E.M. N° 4 Norma Colombatto, de Villa Lugano, Ciudad de Buenos Aires)
IV | La educación en debate ¿Cómo se construye ciudadanía en la escuela?

Enzo Delgado y Lucas Roda, estudiantes Adrián Fuertes, docente Una de las propuestas más impor-
tantes para este año consiste en avan-
zar en un registro audiovisual de la ac-

“Ayuda a formar Más tualidad y del pasado del barrio donde


se sitúa la escuela, a partir de las he-
rramientas que ofrecen las netbooks

tu identidad” currícula
del Programa “Conectar Igualdad”.
El docente está convencido de que
la currícula de Construcción de Ciu-

que
dadanía está más avanzada que la
práctica escolar. “Lo que a mí más me
choca es cuando en una profesora apa-
por Diego Herrera* recen cosas como ‘Así no se comporta

práctica una señorita’. Me pregunto, también,


por qué si la docencia está casi total-
mente ejercida por mujeres, son varo-

E
nzo Delgado y Lucas Roda ¿Hablaron sobre la ley que les permite nes casi todos nuestros dirigentes sin-
forman parte de la primera votar a partir de los 16 años? dicales. Eso es un problema”.
generación de jóvenes que ED: Sí. Por un lado, no nos gustaba vo- Fuertes considera que la ciudadanía

A
podrá votar a los 16 años en tar tan temprano porque hay chicos que drián Fuertes trabaja co- no puede decretarse. Por el contrario,
octubre de este año. Aquí hablan so- no saben mucho de política y van a vo- mo profesor de Física en es una construcción permanente y di-
bre la materia Construcción de Ciu- tar a cualquiera. Por otro lado, los me- seis escuelas del conurba- námica: “Tiene que ver con habitar la
dadanía que cursan en el cuarto año nores también tenemos derecho a votar. no bonaerense, pero desde ciudad. Es una práctica, una forma de
de la Escuela de Enseñanza Media Por eso decíamos que no tenía que ser hace seis años, además, es docente vida que está muy ligada a las condi-
N° 7 “Comandante Luis Miguel Pie- obligatorio para que los que no saben no de Construcción de Ciudadanía en ciones de vida reales de los chicos. El
drabuena” del partido de Tigre. tengan que ir a votar. la ESB N° 2 de Tres de Febrero. “La decretar ciudadanía borra, naturaliza,
LR: Claro. Algunos chicos no están lo materia tenía una propuesta origi- cristaliza y tiende a ocultar algunas di-
¿Para qué sirve la materia Construc- suficientemente capacitados para votar, nal. No tenía currícula fija y cual- ferencias que hacen imposible el ejer-
ción de Ciudadanía? por eso no tienen que votar sí o sí. quier docente anotado en el listado cicio de una ciudadanía plena”.
ED: Más que nada para ver cómo es oficial podía dar clase, ya que todos Si bien reconoce una mejora ma-
la vida en la realidad. Plantea cómo ¿Saben si este año van a votar? somos ciudadanos” explica. Ade- terial en las condiciones de vida de
tenés que formar tu propia vida des- ED: Sí, voy a ir a votar. más, Fuertes pudo juntar dos cursos sus estudiantes, subraya que “aún no
pués de terminar la escuela y ayuda LR: Yo también. a contra-turno y formar pareja peda- se ha logrado romper los patrones
a formar tu identidad. Al principio, gógica con otra docente: “Eso pare- culturales de subsistencia en la mar-
en general la tomábamos como una ¿Se están informando de alguna ma- cía desarmar un poco la rigidez de la ginalidad” y que se adeuda “un cam-
materia que no debería estar. Pero nera? estructura curricular de la escuela, bio en los patrones culturales de vida
ahora después pensamos mejor y nos ED: Sí. Antes me dejaba llevar por los convirtiéndola así en una propuesta y de reproducción cultural”. La ciu-
dimos cuenta que sí era importante… medios pero ahora ya no porque a mu- muy atractiva y bastante progresis- dadanía, argumenta, no puede sim-
LR: Enseña cómo es la sociedad y chos medios los maneja Clarín. Ahora ta. Aunque nos dimos cuenta rápida- plemente enseñarse si se pierden de
cómo manejarse en ella. hablamos con los padres más que nada. mente de que los docentes no está- vista las condiciones de desigualdad
LR: Ahora que estoy por cumplir 16 lo bamos tan preparados para que nos desde donde parten los estudiantes.
¿Qué cosas aprendieron? vengo hablando con mi papá, porque dejaran librados a nuestra suerte y “Creo que el problema que tene-
LR: Hablábamos sobre temas de con- por ahí él sabe más, la tiene más clara. hubo una especie de normalización mos en las escuelas –analiza el do-
vivencia y temas que tenían que ver en la cursada”. De esta manera, la cu- cente– es que partimos de sociedades
con la educación vial. De lo que más ¿Hablan sobre este tema entre compa- rrícula pasó a estar más definida y muy deshechas. Hay escuelas en las
se habló fue de violencia de género. ñeros? esta materia también comenzó a ser que se convive con calles de barro, sin
ED: Sobre violencia de género tratá- LR: Hay pocos a los que les gusta hablar evaluada con nota numérica. cloacas. Mis alumnos de catorce años
bamos cosas de actualidad. Salía algo de política. No obstante, Fuertes busca man- que faltan a la escuela, muy proba-
en las noticias y nosotros traíamos la ED: Hablamos de lo que se hace acá en tener los aspectos que considera más blemente estén haciendo changas. El
noticia de casa y debatíamos sobre lo Tigre. Decimos “hicieron esto, hicieron positivos de la propuesta original. 2001 en eso sigue presente. Hubo un
que había pasado. También tratamos aquello, el intendente hizo tal cosa”. “Con mi compañera discutimos las quiebre en la sociedad y no nos hemos
algunas cosas sobre educación sexual. notas con los estudiantes y desapro- levantado totalmente de ahí”. Fuertes
¿Tienen centro de estudiantes en la bamos sólo al que no asiste a las cla- hace hincapié en los problemas mate-
¿La consideran una materia impor- escuela? ses. En el aula utilizamos la modali- riales de las instituciones del conur-
tante? LR: No. No sé qué es eso. dad de taller. La propuesta de trabajo bano: “Tenemos escuelas hechas pe-
ED: Explica un montón de cosas ED: No, no tenemos todavía. g en este espacio es muy abierta. Noso- lota”, sintetiza. g
que otras materias no pueden ex- tros proponemos varias líneas de tra-
plicar. Pero a la edad en que nos dan bajo y los estudiantes toman una o al-
esa materia uno siente que no sirve *Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UBA) y gunas, las reformulan, y de ahí sale el
para nada. docente; colabora con el equipo editorial de UNIPE. plan definitivo de la materia”. D.H.

Staff
UNIPE:
Universidad Pedagógica

Rector
Adrián Cannellotto
Vicerrector
Daniel Malcolm

Editorial Universitaria

Directora editorial
Flavia Costa
Editor de Cuadernos de Discusión
Diego Rosemberg
Redactor
Diego Herrera

También podría gustarte