Está en la página 1de 18

AIRE ACONDICIONADO

FUNCION

El aire acondicionado automotriz debe cumplir con la función de lograr en la cabina

de los ocupantes una temperatura adecuada de confort, esta operación la realiza

transfiriendo la temperatura de la cabina al evaporador quien realiza un intercambio

calórico con el refrigerante; dicho refrigerante se lleva la temperatura la cual

transferirá a él condensador del sistema. Este se divide en dos partes, lado de baja

presión y lado de alta presión.

ELEMENTOS
FUNCION DE CADA ELEMENTO

Línea de succión y tubería de baja presión:

Es la tubería o línea entre el evaporador y el compresor. Que se encarga de

transportar el refrigerante en estado vapor a baja presión y baja temperatura desde

el evaporador hacia el compresor.

Válvula de servicio de baja presión:

Esta es la que sirve para medir la baja presión en el sistema,

sirve para hacer vacío y limpieza en el sistema, y también para

cargar el sistema del refrigerante y aceite. Esta se identifica por

una L y una caperuza verde o azul.

Línea de descarga:

Su función es transportar el vapor a alta presión recalentado

desde la válvula de descarga del compresor hacia la entrada

del condensador, también actúa como eliminador del

recalentamiento, enfriando los vapores recalentados por

acción del compresor y cediendo ese calor hacia el ambiente (alrededores).

Válvula de servicio de alta presión:

Esta es la que sirve para medir la alta presión en el sistema,

sirve para hacer vacío, limpieza en el sistema y ademas

sirve para aplicar presion al sistema mediante un compresor


para detectar fugas. Esta se identifica por una H y una caperuza roja.

Línea de líquido o de alta presión:

Es donde circula el refrigerante que sale

del condensador y pasa por el filtro

secador en estado líquido, procedente

hacia la válvula de expansión.

Conmutador de alta presión, presostato o sensor de alta presión:

Es un elemento de protección o seguridad.

Su función es, desconectar el compresor

cuando en el sistema se encuentra una alta

presión fuera del rango establecido, de tal

manera evitando un deterioro en el sistema.


Conmutador de baja presión:

Tiene como función, Desconectar el compresor en caso de

caída de presión en el circuito de agente frigorífico (protege

al compresor en caso de vaciarse el circuito de agente

frigorífico).

Compresor:

Es una bomba de calor que tiene la función de comprimir

el gas (fluido refrigerante) que permite en un ciclo de

compresión/descompresión producir una transferencia de

calor de una parte a otra de un circuito frigorífico. El

compresor genera una fuerza comprimiendo el gas que llega desde el evaporador

en estado gaseoso. Esta presión aumenta la temperatura del gas que vuelve a su

estado líquido y se calienta. El compresor a su vez dispone de una bobina

electromagnética que hace de embrague, accionando el compresor solo cuando es

necesario. Cuando el equipo de aire acondicionado no está activado, la polea gira

loca sin ninguna carga para el motor.

Condensador:

Este está diseñado para disipar calor, y normalmente

está localizado frente al radiador, pero a veces, debido

al diseño aerodinámico de la carrocería del vehículo, se

coloca en otro lugar. El condensador debe tener un


buen flujo de aire siempre que el sistema esté en funcionamiento. Dentro del

condensador, el gas refrigerante proveniente del compresor, que se encuentra

caliente, es enfriado; durante el enfriamiento, el gas se condensa para convertirse

en líquido a alta presión.

Ventilador o abanico del condensador:

Es la de enfriar la alta presurización, mientras el gas

refrigerante calienta hasta el punto de obtener una

condensación en el interior de la bobina del

condensador y producir un líquido de enfriamiento

Filtro secador o deshidratador:

Tiene como función absorber humedad en el sistema.

Aún después realizar un proceso de vacío

correctamente, podría existir humedad, por eso el filtro

es muy importante. Además, el filtro también tiene la

función de impedir que pasen partículas sólidas

(astillas metálicas de acero o de cobre, residuos de soldadura, entre otras) lo que

pueden provocar que el sistema se pueda tapar y traer problemas como baja de

enfriamiento, protección por baja presión de succión, alta temperatura de la

descarga, por mencionar algunos.


Depósito de líquido:

Tiene como función, reunir las gotas de líquido y

dirigirlas en corriente ininterrumpida hacia la válvula

de expansión. La humedad introducida durante el

montaje en el circuito del agente frigorífico es

eliminada en el depósito mediante un secador.

Válvula de expansión:

La válvula de expansión regula el flujo de tu refrigerante mediante la compresión o

expansión de acuerdo a la cantidad de presión que tu aparato de aire acondicionado

necesita para vaporizar con eficacia el refrigerante en su interior. A medida que se

contrae, fluye menos refrigerante en las tuberías del evaporador. El lado caliente de

las tuberías del refrigerante crea una presión que hace que el refrigerante dentro de

ésta tenga una tendencia a moverse más rápido. El refrigerante que pasa más

tiempo en las tuberías del evaporador se enfría a una temperatura más baja ya que

el calor se transfiere al agua que se encuentra dentro de las tuberías o serpentín.

1. Válvula de expansión termostática:

es un dispositivo de expansión el cual es un

componente clave en sistemas de refrigeración y aire

acondicionado, que tiene la capacidad de generar la

caída de presión necesaria entre el condensador y el

evaporador en el sistema. Básicamente su misión, en

los equipos de expansión directa (o seca), se restringe a dos funciones: la de


controlar el caudal de refrigerante en estado líquido que ingresa al evaporador y la

de sostener un sobrecalentamiento constante a la salida de este. Para realizar este

cometido dispone de un bulbo sensor de temperatura que se encarga de cerrar o

abrir la válvula para así disminuir o aumentar el ingreso de refrigerante y su

consecuente evaporación dentro del evaporador, lo que implica una mayor o menor

temperatura ambiente, respectivamente.

1. Estrangulador o válvula tipo lápiz:

El estrangulador forma un estrechamiento. Este

estrechamiento estrangula el paso, separando así el

circuito de agente refrigerante en los lados de alta y baja

presión. Antes de llegar al estrangulador, el agente

frigorífico está caliente, sometido a alta presión. Después

de atravesar el estrangulador, el agente frigorífico está frío y a baja presión. Antes

del estrechamiento hay dispuesto un tamiz para recoger la suciedad. Detrás del

estrechamiento hay otro tamiz, encargado de pulverizar el agente frigorífico antes

de que éste llegue al evaporador.

1. Válvula de expansión tipo block:

La válvula de expansión pulveriza el agente

frigorífico y regula el volumen de flujo de tal modo

que el vapor se transforma en gas, según el

transporte de calor, en la salida del evaporador.


Evaporador:

Se conoce por evaporador al intercambiador de

calor donde se produce la transferencia de energía

térmica desde un medio a ser enfriado hacia el fluido

refrigerante que circula en el interior del dispositivo.

Su nombre proviene del cambio de estado sufrido

por el refrigerante al recibir esta energía, luego de una brusca expansión que reduce

su temperatura. Durante el proceso de evaporación, el fluido pasa del estado líquido

al gaseoso.

Blower o ventilador del evaporador:

Este se encarga de extraer el calor del habitáculo del

vehículo, haciendo pasar el aire atraves de las aletas de

enfriamiento del evaporador, convirtiendo así el aire en

frio, de tal forma haciéndolos pasar por los módulos de

aire, impulsándolo a salir por las ventanillas, ya el aire

frio.

HERRAMIENTAS Y EQUIPO

Lentes o gafas de seguridad

Camisa de algodón de manga larga

Guantes de piel

Zapatos de seguridad con punta de acero


Termómetro.

Juego de manómetros.

Estación de servicio de aire acondicionado (reemplaza los manómetros).

PARAMETROS DE FUNCIONAMIENTO

El circuito se divide en dos partes:

La zona entre el compresor y la válvula de expansión se denomina zona de alta

presión (ámbar/rojo).

Entre la válvula de expansión y el compresor se encuentra la zona de baja presión

(azul).

El compresor comprime el refrigerante en estado gaseoso (con lo que se calienta

enormemente) y lo presiona mediante alta presión a través del condensador. De

esta manera, se elimina calor del refrigerante, éste se condensa y su estado se

transforma de gaseoso a líquido.

El filtro deshidratante, la siguiente estación, elimina las impurezas y las inclusiones

del aire del refrigerante y retira la humedad. De este modo, se garantiza la

efectividad del sistema y quedan protegidos todos los componentes ante posibles

daños causados por las impurezas.

FUNCIONAMIENTO GENERAL

Para el control de la climatización en el habitáculo del vehículo se necesita el circuito

del refrigerante y el circuito de la refrigeración. Una mezcla de aire frío y caliente

permite crear las condiciones de climatización idóneas, independientemente de las


condiciones externas. Con ello, el aire acondicionado representa un factor esencial

para la seguridad y el confort en la conducción.

Todos los componentes del circuito de refrigeración están conectados entre sí por

medio de mangueras flexibles y/o conductos de aluminio, formando así un sistema

cerrado. En el sistema circulan, accionados por el compresor, el refrigerante y el

aceite del refrigerante.

MANTENIMIENTO PREVENTIVO

Es la acción técnica preventiva que busca prolongar la vida útil del equipo,

básicamente es una rutina que se debe repetir en periodos de tiempo que van desde

60 días a 90 días.

Primordialmente el mantenimiento preventivo de aires acondicionados busca

mantener el equipo limpio y lubricado en todas sus partes, con los ajustes y cambios

básicos en tornillos, terminales eléctricos y en general el seguimiento de lecturas de

consumo eléctrico, ruido, temperaturas de condensación y de evaporación del

refrigerante.

El mantenimiento preventivo consiste en realizar un conjunto de actividades como

limpieza, lubricación y pintura para mantener en buen estado el equipo de aire

acondicionado.

MANTENIMIENTO CORRECTIVO

En cuanto al mantenimiento correctivo, Pavón afirma que va desde el reemplazo de

una manguera hasta una fuga en el compresor, siendo esta última eventualidad la

más compleja de todas.


Además, detalla el experto, existe el servicio externo e interno. Durante una limpieza

externa lo que se hace es limpiar el condensador, ya que con el uso y paso del

tiempo los enfriadores se van saturando de polvo e insectos. En un servicio interno,

en cambio, se realiza una purga, que consiste en generar un vacío; otro

procedimiento de carácter correctivo es un barrido interior donde se busca eliminar

todos los contaminantes causados por la falla del compresor, explica Pavón. Este

tipo de limpieza, prosigue, se conoce como flushing, el cual elimina con un solvente

los residuos sólidos, ácidos y químicos de un sistema de refrigeración.

Una falla en el compresor deja residuos en el sistema y si no se realiza este

procedimiento, la nueva pieza que se coloca volverá a fallar, comenta el técnico.

De ser el caso, deberá realizarse también la higienización de los evaporadores,

sobre todo cuando se sospecha la formación de microrganismos, bacterias u

hongos. Su presencia, indica Pavón, puede detectarse cuando el aire que sale del

sistema tiene mal olor.

Otro de los aspectos más importantes en relación a este tema son los filtros polen

y los de carbón activado. Estos compuestos influyen porque, dependiendo del tipo

de filtro que ocupe el vehículo, más limpio será el aire que se respire en la cabina.

Los filtros de carbón activado, explica, fueron creados para deshacerse de olores y

gases irritantes, debido su alta microporocidad. Aunque se utilizan indistintamente,

lo recomendable es poner uno de acuerdo a la situación ambiental en la que se

maneja el vehículo.
Cabe señalar que desde su fabricación, el sistema de aire acondicionado se carga

con el gas refrigerante; si no presenta fugas o fallas no hay necesidad de realizar

un mantenimiento. En ocasiones, el sistema es capaz de funcionar unos 25-30 años

sin necesidad de limpiarlo, pero cuando existe alguna fuga o avería se requiere de

una limpieza a fondo.

SISTEMA DE FRENOS ABS

FUNCION

El sistema antibloqueo de frenos (ABS) es un sistema de frenado que evita que las

ruedas se bloqueen y patinen al frenar, con lo que el vehículo no solamente decelera

de manera óptima, sino que permanece estable y direccionable durante la frenada

(podemos girar mientras frenamos).

ELEMENTOS
FUNCION DE LOS ELEMENTOS

ECU (Unidad de Control Electrónico)

Calcula y determina las condiciones de las ruedas y de la carrocería en función de

las velocidades de las ruedas, y efectúa una decisión acorde a la situación actual

para controlar el Control Hidráulico (HCU).

Al girar el interruptor de encendido a la posición ON, efectúa un auto diagnóstico, si

detecta una condición anormal, desconecta el sistema.

HCU (Unidad de Control Hidráulico)

En el modo de operación cambia los conductos de líquidos para controlar la presión

del líquido de los cilindros de rueda. Como respuesta a la instrucción recibida de

HCU también forma parte del conducto del líquido de frenos que se extiende desde

el cilindro maestro a los cilindros de rueda, junto con las tuberías.

Sensor de Velocidad

Detecta la velocidad de la rueda en función del cambio en la densidad del flujo

magnético que pasa a través del sensor, y la convierte en una señal eléctrica.

Caja de Relés

Aloja al relé de la válvula y al relé del motor.

Relé de la Válvula
Actúa como interruptor de alimentación de la válvula de solenoide y de la bobina del

relé del motor. Como respuesta a una instrucción recibida de relé de la válvula

también constituye uno de los circuitos de mando duplicados del piloto del sistema.

Relé del Motor

Sirve como interruptor de alimentación del motor de la bomba, como respuesta a

una instrucción recibida de la ECU.

Interruptor de Parada (Freno)

Informa si se está pisando o no el pedal del freno como condición para determinar

la operación del sistema de frenado.

Piloto

Alerta al conductor que hay una anomalía en el ABS. Estando conectados el

conector de diagnóstico y el terminal de diagnóstico (scanner), la luz destella para

indicar los códigos de averías como respuesta a una instrucción recibida de la ECU.

MODALIDADES

Hay 2 tipos diferentes de sistemas de frenos antibloqueo que funcionan de manera

diferente.

- Sistema antibloqueo de tres canales: en el pasado, la mayoría de los sistemas de

frenos antibloqueo eran de los llamados de tres canales. En estos, las 2 ruedas

delanteras se controlan individualmente y las 2 ruedas traseras juntas.

- Sistema antibloqueo de cuatro canales: en los vehículos más nuevos, en su

mayoría solo se utilizan sistemas de frenos antibloqueo de cuatro canales. El sensor


de velocidad en cada rueda las controla de forma individual. Cómo cada rueda tiene

un sensor de velocidad la unidad de control electrónico conoce en cualquier

momento la velocidad actual de cada una de las 4 ruedas. Si una rueda desacelera

más que las otras durante el frenado, la presión de freno de la rueda se mantiene o

disminuye. Sin embargo, esto solo ocurre por encima de una velocidad mínima de

6 km/h y siempre que el conductor tenga su pie en el pedal del freno. En este caso

la velocidad del vehículo y la velocidad de la rueda individual se ajustarán

permanentemente. Esto lleva al hecho de que también la presión del freno cambie

continuamente.

SENSORES ACTIVADORES COMPUTADORA ELECTRONICO

El ABS usa sensores en cada una de las ruedas, los cuales vigilan la velocidad

angular de una especie de engrane o rueda dentada, la cual es interpretada por una

computadora y comparada constantemente entre todas así como la velocidad que

lleva el vehículo. Si alguna de las ruedas fuese extraordinariamente más lenta, como

ocurre en caso de una frenada de pánico, la computadora del ABS evalúa las

velocidades de todas las ruedas y recurre a una liberación de la presión, como si

estuviésemos bombeando el pedal para evitar el bloqueo o el clásico “amarre” de

cualquier llanta. Esto sucede gracias al grupo de válvulas electromagnéticas, cuya

velocidad de bombeo o interrupción es sorprendente: hasta 18 veces por segundo.

MANTENIMIENTO PREVENTIVO

Como el cualquier sistema de frenado, los frenos ABS requieren también de líquido

para estar en perfecto estado, por eso uno de los pasos más importante será
mantener al día el cambio de líquido de tus frenos ABS, asegurándote de que no se

pase la fecha en la que debes sustituirlo.

Las pastillas de frenos también deben ser adecuadamente monitoreadas,

asegurándonos de que las mismas no se desgasten pues esto no solo afectará la

efectividad de tus frenos ABS, sino que además influirá en el sensor de velocidad

de los neumáticos.

Además debes prestar atención al estado de los discos de tus frenos ABS para

asegurarte de que el sistema funcione de forma adecuada. Otros aspectos que

resulta importante mantener en buen estado si tienes un sistema de frenos ABS son

los neumáticos y los amortiguadores de tu coche, pues si los mismos se encuentran

desgastados o en mal estado el sistema no funcionará de forma efectiva, lo que

pudiera ocasionar frenadas más alargadas de lo que deseas o problemas con la

dirección.

También es conveniente prestar atención a las señales del sistema, que indicará

cuando se encuentre inactivo o con algún problema, alertándonos de que algo no

anda bien.

MANTENIMIENTO CORRECTIVO

Equilibrado de frenado

En los frenos convencionales, esta prueba se puede hacer en carretera,

simplemente comprobando que el coche reduce velocidad al pisarlos. Sin embargo,

en el caso de los ABS se necesita emplear una herramienta: los frenómetros.


Purgado

Este mantenimiento se realiza del mismo modo en los frenos ABS que en los

tradicionales. En este artículo podrás leer cómo se hace el purgado de los frenos.

En el caso de que el módulo hidráulico se estropee, no hay forma de arreglarlo, la

única opción es cambiarlo por otro nuevo.

Comprobar los circuitos eléctricos

Los frenos ABS disponen de un sistema de autodiagnosis, que dispone de un testigo

luminoso que alerta cuando se produce algún problema. Deberás preocuparte

cuando después de encender el coche, la señal permanece encendida. En este

caso, tendrás que acudir a un taller, en el que dispondrán del personal y las

herramientas adecuadas para localizar el origen de error.

Si cuidas los neumáticos y los amortiguadores del coche, también estarás

contribuyendo a un buen mantenimiento de los frenos ABS, ya que si los elementos

citados no están en buen estado, el sistema tendrá que entrar en funcionamiento

más veces de las deseadas.

AVANCES

En la actualidad la mayoría de los fabricantes ofrecen entre las opciones de

equipamiento de sus vehículos numerosos dispositivos relacionados con el equipo

de frenos. Entre los sistemas de más amplia implantación en vehículos se encuentra

los sistemas antibloqueo de frenos (ABS.- Antilock Brake System). Así, el sistema

de frenado objeto de la presente invención comprende un circuito hidráulico

simplificado con respecto a la configuración tradicional de un sistema ABS


convencional, y un sistema de control de dicho circuito hidráulico. El circuito

hidráulico se ha simplificado con respecto a la configuración de ABS tradicional.

Esta configuración permite que tanto en los momentos de reducción de presión

como en los de aumento el proceso se realice de forma controlada y hasta unos

niveles óptimos, no siendo necesaria por ejemplo la disminución total de la presión

en el caso del bloqueo. El sistema de control que incluye esta invención hace de

interfaz entre el conductor y circuito hidráulico de frenada, con lo que el conductor

tiene la sensación de ser quien actúa el sistema de frenos, aunque en realidad el

control de la frenada se establece mediante una lógica de control en función de la

fuerza que establece el conductor en el pedal de freno y de las condiciones de

adherencia de la calzada. En conclusión, se puede hablar de un sistema automático

e inteligente de frenada.

Disminución de la distancia de frenado bajo cualquier condición de adherencia. -

Mejora de la estabilidad direccional durante los procesos de frenada. -

Eliminación de las fluctuaciones de presión y de los rebotes en el pedal de

freno típico de los ABS tradicionales. - Eliminación del bloqueo de la rueda.