Está en la página 1de 14

TESTIGOS

DE JESÚS

CONTEMPLACIÓN
«Recibirán la fuerza
VOCACIÓN
del Espíritu Santo que
vendrá sobre ustedes, COMUNIDAD
y serán testigos míos
en todos lados hasta el CARIDAD
confín del mundo»
CONVERSIÓN
Hechos 1,8

AGRADECIMIENTO
Ser testigo de Jesús quiere
decir que el testigo es "de"
Jesús, o sea, que pertenece a
él, y precisamente en cuanto
tal puede dar un testimonio
eficaz de él, puede hablar de
él, darlo a conocer, llevar a él,
transmitir su presencia.

En estos tiempos de intensa


actividad apostólica
(campamentos, misiones…) es
más que importante mantener
firme la identidad y motivación
de lo que hacemos: dar
testimonio alegre de aquél en
quien creemos.

Y esto no se puede hacer sin


estar en relación con él. Para
ello servirá este pequeño
subsidio de oraciones, que
destaca algunas actitudes del
testigo. Como siempre, no es
más que un inicio para mejorar
y adaptar a las necesidades y
posibilidades del grupo.

Como siempre, hay muchos


detalles a cuidar y preparar: la
música (tal vez no todos los
cantos se sepan), los
materiales, la elección de
lectores, la ambientación del
lugar (ver en el Cuaderno de
Oración, páginas 4,6 y 7), que
ayudarán a que se pueda
gustar de estos momentos.
CONTEMPLACIÓN
Una cosa pido al Señor, es lo que busco:
En torno al Santísimo, o al sagrario, o a una
habitar en la casa del Señor
imagen grande de Jesús.
todos los días de mi vida;
Con música de fondo para los momentos de
contemplando la belleza del Señor,
silencio.
y buscarlo en su templo.

CANTO INICIAL
Evangelio según San Juan (1,1-9.14)
Somos un nuevo pueblo, gestando un
mundo distinto, los que en el Amor Al principio existía la Palabra
creemos, los que en el amor vivimos. y la Palabra estaba junto a Dios,
Llevamos este tesoro en vasijas de barro,
y la Palabra era Dios.
es un mensaje del cielo y nadie podrá Ella existía al principio junto a Dios.
callarnos. Todo existió por medio de ella,
y sin ella nada existió de cuanto existe.
Y proclamamos un nuevo día, porque la
muerte ha sido vencida. En ella estaba la vida,
Y anunciamos esta Buena Noticia, hemos y la vida era la luz de los hombres;
sido salvados por el Dios de la Vida. la luz brilló en las tinieblas,
y las tinieblas no la comprendieron.
En el medio de la noche, encendemos
una luz en el nombre de Jesús. (Bis) Antífona cantada (de Taizé)
Alabe todo el mundo, alabe al Señor.
Sembradores del desierto, buenas
nuevas anunciamos, extranjeros en un
Alabe todo el mundo, alabe a nuestro Dios.
mundo que no entiende nuestro canto.
Apareció un hombre enviado por Dios, llamado Juan,
Y aunque a veces nos cansamos, nunca que vino como testigo, para dar testimonio de la luz,
nos desalentamos, porque somos de modo que todos creyeran por medio de él.
peregrinos y es el amor nuestro camino. Él no era la luz, sino un testigo de la luz.
La luz verdadera que ilumina a todo hombre
Y renunciamos a la mentira, vamos
trabajando por la justicia. estaba viniendo al mundo.
Y rechazamos toda idolatría, sólo
creemos en el Dios de la Vida. Antífona cantada

En el medio de la noche, encendemos


Y la Palabra se hizo carne
una luz. En el nombre de Jesús. (Bis) y habitó entre nosotros.
Y nosotros hemos contemplado su gloria,
gloria que recibe del Padre como Hijo único,
lleno de gracia y verdad.

Antífona cantada

Después de proclamado el evangelio, silencio y repetición de algunos versículos destacados,


intercalando con la antífona.
Después se lee la historia del Cura de Ars. San Juan María Vianney, el
Santo Cura de Ars, en Francia,
En la intimidad con el Señor no decimos nada... cuenta una historia bellísima:
yo le miro y Él me mira... yo le miro y Él me
mira... "Un campesino llegaba por las
tardes a su iglesia, se sentaba y
Así un largo rato, dejando que se silencie el no decía una palabra, ni
interior para que el Señor habite en él. Mientras tampoco hacía ningún acto,
tanto, se puede escuchar o cantar la canción rezo, lectura de un libro o
inspirada en la oración del Cura de Ars. devocionario o algún devoto
movimiento especial.
Después de un tiempo conveniente, se invita a
rezar el Padrenuestro para concluir la oración. El párroco curioso le pregunta:
disculpe, pero estoy intrigado
por sus visitas al templo…
¿Qué le hace venir todas las
tardes? ¿A qué viene, si no lo
veo rezar, ni arrodillarse, ni
CANTO hacer ningún gesto o acto
"Te amo, Dios mío" especial?
El hipervínculo te dirige a escuchar la canción. El campesino le mira y con
Texto tomado de la oración del Cura de Ars.
Música de seminaristas uruguayos. humildad le dice: Mire, yo
vengo todos los días a ver a
Te amo, Dios mío, y deseo amarte hasta este Cristo y no sé qué decirle,
el último suspiro. entonces yo lo miro y él me
Te amo, Dios mío, infinitamente amable: mira ... eso es todo..."
prefiero morir a no amarte.

Te amo, Dios mío, y deseo el Cielo para


amarte siempre
Y si mi boca calla tu amor,
que mi corazón lo diga al respirar:
Te amo, Dios mío, infinitamente amable:
prefiero morir a no amarte.
VOCACIÓN
Se retoma la oración de la Semana Vocacional

Introducción: Hoy vamos a acercarnos a la Palabra de Dios de un CANTO INICIAL


modo especial. El método de la Lectura Orante (Lectio Divina) nos
ayuda a hacer de la lectura y meditación un verdadero diálogo con el Oigo una voz que llama,
Señor, que hoy quiere venir a nuestro encuentro. oigo una voz cercana:
eres Tú, Señor,
¿qué quieres que yo haga?
Canto inicial
Señor ¿qué puedo darte?
Lectura del Evangelio según San Juan 1, 29-39 Soy pobre e ignorante.
(son necesarios tres lectores) Háblame, Señor,
¿qué quieres que yo haga?
L1. Al día siguiente, Juan vio acercarse a Jesús y dijo: Ven y sígueme.
L2. «Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. A Contigo yo estaré
él me refería, cuando dije: Después de mí viene un hombre que me luchando por la paz.
precede, porque existía antes que yo. Yo no lo conocía, pero he Ven y sígueme,
venido a bautizar con agua para que él fuera manifestado a Israel». yo te daré una red
para poder pescar.
«He visto al Espíritu descender del cielo en forma de paloma y
permanecer sobre él. Yo no lo conocía, pero el que me envió a Mis manos están ya prontas
bautizar con agua me dijo: "Aquel sobre el que veas descender el mi corazón está ardiendo.
Espíritu y permanecer sobre él, ese es el que bautiza en el Espíritu Háblame Señor,
Santo". Yo lo he visto y doy testimonio de que él es el Hijo de ¿qué quieres que yo haga?
Dios».
Dispuesto estoy a todo:
L1. Al día siguiente, estaba Juan otra vez allí con dos de sus con mi cruz iré a tu lado
discípulos y, mirando a Jesús que pasaba, dijo: Vamos ya, Señor,
L2. «Este es el Cordero de Dios». te seguiré confiado.
L1. Los dos discípulos, al oírlo hablar así, siguieron a Jesús. El se dio
vuelta y, viendo que lo seguían, les preguntó:
J. «¿Qué buscan?».
L1. Ellos le respondieron:
L2. «Maestro, ¿dónde vives?».
J. «Vengan y lo verán»
L1. Fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él ese día. Era alrededor de las cuatro de la
tarde.
Palabra de Dios

LECTIO
Tiempo para la relectura personal imaginando cada escena…
Habría que entregar el texto impreso a cada uno o leerlo la Biblia.
Un guía va leyendo un versículo y las pistas para la lectura. Debe ser un momento
pausado pero no muy largo.
“ESTE ES EL CORDERO DE DIOS…”
Imaginamos la expresión del Bautista señalando a Jesús: su alegría, su asombro. Finalmente ha
aparecido aquel a quién tanto han esperado, aquel en quien tenía puesta toda su esperanza…

“¿QUÉ BUSCAN?”
Imaginamos la mirada del Señor sobre sus futuros discípulos... el desconcierto de éstos. Vienen
a buscar respuestas y se encuentran una pregunta. Se sienten cuestionados y a la vez atraídos…

¿MAESTRO, DÓNDE VIVES?


Es quizá lo primero que se les ocurre decir, no tienen claro qué buscan, pero esperan encontrar
en Jesús la respuesta a su búsqueda: un sentido para sus vidas y las de sus hermanos…

“VENGAN Y VEAN”
Imaginamos la invitación sencilla de Jesús; parecería que no tiene nada para mostrar, solamente
su vida, lo que él es, nada más... y nada menos. No da respuestas hechas, sino que muestra un
camino... más tarde descubrirán que Él es el camino.

SE QUEDARON CON ÉL
Lo siguen y se quedan con él. Podemos imaginar sus expectativas, sus temores, sus dudas, sus
esperanzas…

MEDITATIO
Estas preguntas pueden leerse pausadamente en voz alta, o presentarlas en un
cartel.

¿Quiénes han sido Juan Bautista para mí? ¿Quiénes me han señalado a Jesús?

¿Qué busco yo? Día a día, ¿qué es lo que me mueve a seguir adelante?

¿Dónde vive hoy Jesús, dónde lo encuentro?

¿Qué me invita Jesús a hacer hoy? ¿En qué situaciones, actitudes o actividades me invita a
seguirlo y a quedarme con él?

ORATIO
Repaso las respuestas anteriores y las hago oración. Le presento al Señor lo que he
meditado y le pido que me indique los caminos por dónde continuar...
Sería muy bueno invitar a expresar las oraciones en voz alta.

Rezo también... por los que no conocen a Jesús


por los que no saben lo que quieren o no esperan nada en la vida
por los que quieren seguirlo
por los que tienen la tarea de ser “Juan Bautista” hoy
CONTEMPLATIO
Puedo repetir suavemente, en el silencio del corazón, alguna de estas frases…

“Este es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo”

“Maestro, ¿dónde vives?”

“Señor quiero quedarme hoy contigo”

“¡Hemos encontrado al Salvador!”

Y para finalizar, se vuelve a cantar el canto de inicio.


COMUNIDAD
Vean: ¡qué bueno, qué grato convivir los hermanos unidos!

CANTO INICIAL La disposición en ronda será importante, de


ES TAN TUYO QUERER UNIRNOS ASÍ manera que todos nos veamos y estemos en
Eduardo Meana torno a la figura de Jesús (imagen, mantel,
vela).
¡Es tan tuyo querer unirnos así! Canto inicial – proclamación de la lectura –
Casi puedo sentirlo: estás aquí. Silencio y repetición de algunos versículos.
Y te reconocemos... ¡Éste sos Vos!
Si el aire resplandece con nuestra alegría
y la unidad se teje y el alma nos brilla...
Lectura de la primera carta de
Es tu Espíritu haciendo nuestra hermandad; San Pedro (3,8-13)
tu “querernos unidos” una vez más.
Y te reconocemos... ¡Éste sos Vos!
Finalmente, vivan todos unidos, tengan
Colores en la tarde tras un gris de lluvia,
perfume inesperado que irrumpes y triunfas... un mismo sentir, sean compasivos,
fraternales, misericordiosos, humildes;
Tuyo es este tatuaje de la unidad. no devuelvan mal por mal ni injuria por
Es tu mismo ADN, es tu señal. injuria, al contrario bendigan, ya que ustedes
Y te reconocemos ... ¡Éste sos Vos! mismos han sido llamados a heredar una
Y estando así con Vos es la ley ser amigos.
Y celebrando juntos tu paso intuimos. bendición.

Quien se anima y se arrima al vivo fogón Si uno quiere vivir y pasar años felices,
recupera en su rostro el resplandor. guarde su lengua del mal y sus labios de
Y te reconocemos... ¡Éste sos Vos! la falsedad, apártese del mal y haga el bien,
Con Vos entre nosotros, de noche no hay
miedo.
busque la paz y corra tras ella.
¡Trajiste fuego al mundo y nos arde ese fuego!
Porque los ojos del Señor se fijan en el
¡Es tan tuyo querer unirnos así! honrado, sus oídos escuchan sus súplicas; pero
Casi puedo sentirlo: estás aquí. el Señor se enfrenta con los malhechores.

¿Quién podrá hacerles daño si ustedes


se preocupan siempre en hacer el bien?

Palabra de Dios

La invitación para este momento es poder rezar unos por otros. Conozcan o no a quienes tienen
a sus lados (izquierda y derecha), se invita a que cada uno interceda ante Jesús para que le
conceda alguna gracia a esos compañeros.
La expresión de esta oración depende mucho del grupo: habrá que considerar si se hace en voz
alta, escribiendo en papelitos para presentar en el altarcito del medio, o la forma que sea
conveniente.
Señor Jesús, nos hemos reunido en tu nombre
y sabemos por la fe
que estás en medio de nosotros Una vez presentadas las
para enseñarnos como maestro, peticiones por cada uno,
para curarnos como médico, rezamos la oración
para guiarnos como pastor, presentada. Puede hacerse en
para querernos como hermano, coros, una oración cada uno,
para alegrarnos como fuente del gozo, un solista con un estribillo
de la esperanza y de la vida. intercalado.
Como gesto de comunidad
Haznos sensibles puede invitarse a rezarla con
a la acción de tu Espíritu las manos estrechadas o con
que construye y alienta las manos sobre el hombro del
nuestra comunidad de animadores. compañero.

Que no huyamos de las tensiones


que pueden surgir entre nosotros,
sino que acertemos a superarlas
desde la transparencia evangélica,
la aceptación en la fe
y el diálogo humilde,
abierto y confiado.

Danos el coraje para enfrentarnos


a nuestra propia verdad.
Que no caigamos en la tentación de confundir
paz con evasión,
la fidelidad con la rigidez,
la franqueza con la agresividad,
el diálogo con la palabrería,
la comprensión con la huida de los problemas,
la benevolencia con la falta de radicalidad.

Que nuestra fraternidad siga creciendo


hasta que no tengamos
más que un sólo corazón y una sola alma,
hasta que nos amemos unos a otros
como tú nos has amado.

Amén.
CARIDAD
Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón,
con toda tu alma, con todas tus fuerzas, con toda tu mente,
y al prójimo como a ti mismo.

CANTO INICIAL

Creemos en el Dios que ama a los jóvenes! 1 Corintios 12,31-13,7


Creemos en el Dios que ama a los jóvenes!

Porque es un amor especial:


un amor de predilección. Ustedes, por su parte, aspiren a los dones
¡Su mirada es tan paternal,
tan gozosa, al verlos crecer!.
más valiosos. Y ahora les indicaré un
Siento cómo quiere abrazar camino mucho mejor.
el alma de cada uno ya, Aunque yo hablara todas las lenguas de los
¡cómo quiere, a cada joven, alcanzar! hombres y de los ángeles, si no tengo amor,
Sigo al Cristo que pide hoy: soy como una campana que resuena o un
“Dejen que ellos vengan a mí” platillo estruendoso.
Entre ellos Él quiere estar, Aunque tuviera el don de profecía y
muy a gusto se siente allí.
Y yo estoy también por ahí, conociera todos los misterios y toda la
a ese encuentro me asomo feliz: ciencia, aunque tuviera una fe como para
¡Cristo y los jóvenes son mi lugar!. mover montañas, si no tengo amor, no soy
Ese amor, hasta en el peor
nada.
y más turbio mundo interior, Aunque repartiera todos mis bienes y
busca y siempre sabe encontrar entregara mi cuerpo a las llamas, si no
fondos de inocencia y de luz;
territorio virgen, quizás,
tengo amor, de nada me sirve.
que semilla buena espera aún, El amor es paciente, es servicial, no es
y el sudor amigo de algún sembrador. envidioso ni busca aparentar, no es
Un amor que da libertad
orgulloso ni actúa con bajeza, no busca su
y el rebelde aún quiere amar; interés, no se irrita, sino que deja atrás las
y que atrae con suavidad ofensas y las perdona, nunca se alegra de la
y al lejano sabe esperar.
injusticia, y siempre se alegra de la verdad.
Agridulce es la libertad:
los hijos la aprenden con dolor Todo lo aguanta, todo lo cree, todo lo
y el padre es paciente y es educador. espera, todo lo soporta.
Palabra de Dios
Solamente posee Dios
esa llave que Él diseñó,
para en cada joven abrir
el secreto del corazón.
Ellos dan su llave también Tras el canto y la lectura de San Pablo, dos
al que sabe que los quiere bien, lectores se intercalan en la lectura pausada de
y con ellos sintoniza vida y fe. las siguientes frases de Madre Teresa de
Calcuta, acerca del amor, intercalando una
Infinita es su compasión
porque es frágil la juventud:
antífona cantada: Ven, Espíritu de Dios, y de
existencia en sueño inicial, tu amor enciende la llama. Ven, Espíritu de
vulnerable proyecto aún. amor, ven Espíritu de amor.
Los acecha aquél predador
que puede marcarlos con su mal Puede hacerse el gesto de colocar una palabra
hasta malheridos... si no hay un pastor. destacada de la frase e ir encendiendo una velita
delante de cada una.
Sigue la letra…
 El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de
la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio.

 El amor, para que sea auténtico, debe costarnos.

 Sin un corazón lleno de amor y sin unas manos generosas, es imposible


curar a un hombre enfermo de su soledad.

 No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran


amor.

 Debemos amar la oración. La oración dilata el corazón hasta el punto de


hacerlo capaz de contener el don que Dios nos hace de sí mismo.

 El amor no puede permanecer en sí mismo. No tiene sentido. El amor


tiene que ponerse en acción. Esa actividad nos llevará al servicio.

 Jesús es mi Dios, Jesús es mi Vida, Jesús es mi único Amor, Jesús es todo


mi ser, Jesús es mi todo.
CONVERSIÓN
La conversión no es principalmente DE algo,
sino PARA algo, o mejor, hacia ALGUIEN: DIOS.

CANTO INICIAL
Salmo para rezar en dos coros (Eclo 2,1-11)
Dios Padre, tú me conoces,
sabes mi nombre, Hijo mío, cuando te acerques a servir al Señor,
y a donde voy tú estás conmigo. prepárate para la prueba;
Me llamas, me necesitas,
quieres mis manos, mantén el corazón firme, sé valiente,
toda mi vida tu me pides.
no te asustes cuando te sobrevenga una desgracia;
A muchos tú has invitado pégate a él, no lo sueltes,
y pocos te han respondido. y al final serás premiado.
Tu voz resuena en mí, y va aumentando.
Tu voz resuena en mí, tu voz es clara. Acepta todo cuanto te sobrevenga,
Tu voz resuena en mí, tu voz me impulsa. aguanta enfermedad y pobreza,
Tu voz resuena en mí.
porque el oro se prueba en el fuego,
Me viste caer mil veces pero tu mano y los elegidos, en el horno de la pobreza.
tendiste para levantarme.
Ahora no tengo miedo, Confía en el Señor, que él te ayudará;
si estás conmigo, espera en él, y te enderezará el camino.
podré seguir por tus senderos.
Los que respetan al Señor, esperen en su
misericordia, y no se desvíen para no caer;

los que respetan al Señor, confíen en él,


que no les retendrá el salario hasta mañana;
los que respetan al Señor, esperen sus bienes,
alegría perpetua y misericordia.

Ezequiel 11, 19-20 Repasen la historia y verán:


¿quién confió en el Señor y quedó defraudado?,
¿quién esperó en él, y quedó abandonado?,
Así dice el Señor: ¿quién gritó a él y no fue escuchado?
Les daré un corazón íntegro
e infundiré en ellos un espíritu nuevo: Porque el Señor es compasivo y misericordioso,
les arrancaré el corazón de piedra perdona el pecado y salva del peligro.
y les daré un corazón de carne,
para que sigan mis leyes
y pongan por obra mis mandatos; Después de rezado el salmo, dejaremos un buen
rato, con música ambiental, para que cada uno
serán mi pueblo y yo seré su Dios.
elija un versículo y lo repita en su interior
muchas veces.
Palabra de Dios
Luego, leemos el trozo de Ezequiel.
Nos conocemos, tenemos pocas fuerzas
Aunque no es la intención hacer de esta
R :Señor, convierte nuestra vida oración una celebración penitencial,
podemos motivar ahora el deseo y pedido
Nos conocemos, nos cansamos. (R) de conversión.
Nos conocemos, nos da pereza salir de Sugerimos hacerlo con la entrega de un
donde estamos. (R)
signo al principio (una piedrita, una hoja
Nos conocemos, queremos pero no
queremos a la vez. (R) de árbol seca, una ramita…), que en este
Nos conocemos, nos excusamos. (R) momento toma su sentido con la
Nos conocemos, hay cosas que no motivación: ¿a qué cosas de mi corazón
queremos de verdad. (R) debo dar más vida, convertir, mejorar?
Éste pequeño signo podrá acompañarnos
Se agregan las oraciones de los jóvenes. todo el día, y ser retomado al final de la
jornada.
Te necesitamos, Señor. Después de un tiempo de silencio, se leen
Sin ti no podemos nada. las oraciones propuestas y se deja un
Ven en nuestro auxilio. tiempo para agregar las personales
Amén.
Podemos culminar la oración con el rezo
del Padrenuestro.
AGRADECIMIENTO
Una de las acciones más nobles del buen hijo y del buen amigo es la gratitud. Tenemos la
oportunidad de hacer oración nuestra acción de gracias por lo vivido.

CANTO INICIAL

Proclama mi alma la grandeza de Dios SALMO 100


se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador.
Porque ha mirado la humildad de su sierva,
Proclamado por un solista, se intercala el
desde ahora me felicitarán todas las generaciones. estribillo cantado: “Te damos gracias,
Señor, de todo corazón…”
Porque el Poderoso ha obrado
y hace maravillas en nosotros, Aclame al Señor, la tierra entera,
grande es su amor, para todos, sirvan al Señor con alegría,
grande es su amor, y por siempre, entren a su presencia con alabanzas.
grande es su amor.
Reconozcan que el Señor es Dios,
Hace proezas con su brazo
corrige a los soberbios y con todo el corazón, que nuestro Dios es poderoso,
ensalza a los humildes, llena de bienes a los pobres; nosotros somos su pueblo
su promesa por siempre durará como dijo a nuestros padres. y ovejas de su rebaño.

O si no, otro Magnificat Entren por sus puertas dándole gracias,


por sus atrios con himnos,
denle gracias, bendigan su Nombre:

El Señor es bueno, su amor es eterno,


Lectura del Evangelio de San Lucas (17, 1-9)
su lealtad perdura por generaciones.
Al entrar en un pueblo, le salieron al encuentro
diez leprosos, que se pararon a cierta distancia
y alzando la voz, dijeron: Como elemento de ambientación, si las
–Jesús, Maestro, ten piedad de nosotros. condiciones lo permiten, puede ir
Al verlos, les dijo: proyectándose algunas imágenes de lo vivido
–Vayan a presentarse a los sacerdotes. hasta el momento.
Mientras iban, quedaron sanos. Después del evangelio, imitando al leproso
Uno de ellos, viéndose sano, volvió agradecido, se invita a postrarse ante Jesús (el
glorificando a Dios en voz alta, y cayó a sagrario, el Santísimo expuesto, una
imagen…) un breve momento y expresarle la
los pies de Jesús, rostro en tierra, dándole
acción de gracias más honda de cada corazón.
gracias. Era samaritano. A veces es difícil hacerlo en voz alta, por eso
Jesús tomó la palabra y dijo: puede ubicarse un gran cartel donde escribirlo,
–¿No recobraron la salud los diez? ¿Y los otros o repartir papeles donde escribir la acción de
nueve dónde están? gracias para presentar ante el Señor.
¿Ninguno volvió a dar gloria a Dios, sino este Mientras de hace esto, se relee varias veces
extranjero? los versículos destacados, alternando con las
Y le dijo: acciones de gracias (orales o escritas).
Finalmente, para concluir el momento, se
–Ponte de pie y vete, tu fe te ha salvado.
invita a ponerse de pie y cantar nuevamente el
Palabra de Dios
canto de inicio.