Está en la página 1de 14

FUNDACIONES INDIRECTAS O POR PILOTES PREFABRICADOS

DE HORMIGÓN

INTRODUCCIÓN:
La cimentación es la parte de la estructura que permite la transmisión de las
cargas que actúan, hacia el suelo o hacia la roca subyacente.

Cuando los suelos reciben las cargas de la estructura, se comprimen en mayor o


en menor grado, y producen asentamientos de los diferentes elementos de la
cimentación y por consiguiente de toda la estructura. Para evitar que la estructura
se desmorone debido a estas compresiones se ha creado nuevas técnicas de
fundaciones para que se pueda mantener en equilibrio, ofreciendo a su vez
resistencia y seguridad.

.
CONCEPTO:
El pilote prefabricado de hormigón es una estructura geotécnica principalmente
diseñada para la transmisión de cargas de la cimentación hacia estratos
resistentes profundos. Su instalación se hace por hinca en el terreno, mediante
impactos de energía controlada. Es, por tanto, un pilote de desplazamiento, que
aprovecha la compresión que su intrusión provoca en el terreno para ganar una
adherencia adicional, estos constituyen una de las soluciones clásicas de
cimentación a los problemas planteados ya sea por baja capacidad portante del
terreno o bien por la necesidad de soportar grandes cargas transmitidas por la
estructura a cimentar.
Este tipo de pilotaje se ha desarrollado en los últimos tiempos con la aplicación de
la ecuación de onda con software específico para hinca de pilotes y la
instrumentación de los impactos mediante analizador de Hinca, acelerómetros y
extensómetros, para el control de tensiones en el pilote y estimación de la
capacidad portante. Asimismo, los equipos de hinca han evolucionado: permiten el
control automatizado, mayores energías y altas frecuencias de impacto; todo ello,
gracias a la mejora de calidad estructural del propio pilote.

El pilote prefabricado de hormigón se emplea hoy en día en los cuatro continentes:

En Europa es de uso muy extendido, sobre todo en Holanda, Reino Unido y los
Países Nórdicos. En la actualidad, sólo en España, se hincan cerca de un millón
de metros de este tipo de pilote por año. Empresas como KRONSA, hincan pilotes
de este tipo desde hace unos 40 años.

FABRICACIÓN:
La prefabricación se lleva a cabo en factorías permanentes, sistema idóneo para
garantizar la máxima calidad de ejecución y para someter el proceso de
fabricación a los imprescindibles y rigurosos controles de calidad.

En las factorías se dispone de pistas de fabricación con encofrados metálicos,


fijos, sobre bancadas niveladas, bien alineadas y rígidas, proporcionando un pilote
rectilíneo, de acabado exterior muy agradable, sin fisuras y con juntas y azuches
perfectamente centrados. La propia fabricación del pilote elimina por completo el
riesgo de cortes en el hormigonado, incidencia que se puede presentar en pilotes
excavados y hormigonados “in situ”. El hormigón es dosificado y vibrado hasta
alcanzar su elevada resistencia y gran homogeneidad y compacidad lo cual evita
la aparición de coqueras y permite asegurar una mayor resistencia a la corrosión y
agresividad del medio.

Las armaduras se diseñan cuidadosamente, optimizando la cuantía a partir de


gran número de ensayos de hinca reales, tratando de determinar empíricamente la
influencia de diversos factores (despegue de las pistas de fabricación, carga,
transporte, izado, hinca) de difícil cuantificación teórica. Los pilotes se equipan en
su fabricación con una pieza metálica en la punta, para protección del hormigón
durante la hinca, y de un zuncho de refuerzo, también metálico, en la cabeza de
golpeo. El pilote prefabricado dispone de juntas que permiten empalmar en obra
tramos de longitudes normalizadas, prácticamente sin limitación en la longitud
final.
La fabricación se realiza, según el tipo de pilote, en tramos de hasta 12 ó 14 m de
longitud. Con el empleo de juntas se elimina uno de los inconvenientes
tradicionales en la utilización de pilotes prefabricados, especialmente en terrenos
irregulares o con estratos resistentes muy profundos. Cada una de las dos piezas
de la junta, fabricadas en acero mecanizado, se hormigona conjuntamente con el
tramo correspondiente del pilote, llevando los correspondientes redondos de
anclaje roscados, para conseguir el perfecto agarre y sujeción con el pilote, y se
mantiene en posición con centradores adecuados, para garantizar la perfecta
alineación con el mismo. Las dos piezas de la junta, que son de tipo
machihembrado, se acoplan entre sí por medio de bulones de fácil colocación, que
merced a su introducción forzada, presionan las piezas entre sí, consiguiendo un
empalme que asegura la continuidad del pilote en cuanto a rigidez y resistencia.

El pilote, una vez desencofrado, se acopia en la factoría a la espera de ser


enviado a una obra. Normalmente, la factoría fabrica la demanda con una
anticipación de 15 a 30 días sobre la fecha en que deba enviarse el pilote. De esta
forma, el hormigón del pilote tiene resistencia suficiente para ser hincado.

Los pilotes prefabricados de concreto tienen el fuste de sección uniforme circular,


cuadrada y octagonal, con refuerzo suficiente para que puedan resistir los
esfuerzos que se producen durante su manipulación.

Su sección suele ser cuadrada y sus dimensiones normalmente son de 30 cm x 30


cm o 45 cm x 45 cm. También se construyen con secciones hexagonales en casos
especiales.
Desde el momento en que los pilotes
llegan a la obra, están dispuestos para
su colocación. De esta forma, la
limpieza de la obra es absoluta: no se
producen detritus, no se requiere
ferralla y no es necesaria la presencia
de hormigoneras ni otros medios
auxiliares, como lodos bentoníticos,
imprescindibles en la ejecución de
determinadas obras con pilotes
hormigonados “in situ”.

La hinca se realiza mediante equipos


específicos con torre montada sobre
carro de orugas. Por la torre se desliza la masa de caída libre que proporciona la
energía de hinca.

Hoy en día, los equipos hidráulicos permiten un perfecto control de la energía de


hinca, lo que proporciona el empleo de masas de caída libre con altura de caída
regulable.

La hinca se detiene cuando el pilote alcanza el “rechazo necesario” , esto es,


cuando la penetración por golpe – con impactos de una energía dada – es inferior
a un valor deducido de la aplicación de la ecuación de onda. Se realiza así una
verdadera prueba de carga dinámica en cada pilote, con la consiguiente garantía
de su capacidad portante. Si el pilote no alcanza ese rechazo, su capacidad
portante es insuficiente y ha de seguirse hincando, empalmando las piezas que
fueren necesarias.

UTILIZACIÓN DE PILOTES PREFABRICADOS:

En cuanto a las aplicaciones prácticas, se considera especialmente idóneo el


pilote prefabricado CUADRADO CK para los casos siguientes:

 Pilotes columna, con cualquier profundidad del estrato resistente.


 Cuando exista posibilidad de circulación de agua en terrenos sueltos, donde
los pilotes hormigonados “in situ” podrían sufrir lavado de sus componentes
finos.
 En los casos en que se pres ente agresividad en las aguas o el terreno.
Los pilotes de hormigón prefabricados se usan principalmente en construcciones
marinas y puentes, donde la durabilidad bajo condiciones severas de intemperie
es importante y donde los pilotes se extienden fuera de la superficie del terreno
como una columna sin soporte lateral.

Los primeros utilizados, (en el puente sobre el río Maracaibo), respondían a la


patente Raymond
El uso de los pilotes prefabricados está limitado por dos factores: primero, son
relativamente pesados si se les compara con otros pilotes de tamaño similar.
Segundo, es dificultoso cortarlos si resultan demasiado largos y es aún más difícil
empatarlos para aumentar su longitud.

MODO DE TRABAJO:
Los pilotes tienen tres partes: punta, fuste y encepado o apoyo. Su modo de
trabajo depende de la naturaleza del terreno y de la profundidad a la que se
encuentre un estrato resistente.

Cuando no resulta técnica o económicamente viable alcanzar un estrato con


resistencia adecuada se diseñan los pilotes para su trabajo por fuste, en cuyo
caso se denominan flotantes, y transmiten la carga al terreno por rozamiento. Si
existe la posibilidad de llegar a una zona de mayor resistencia se considera que el
pilote trabaja por punta, con contribución o no del fuste.

El hincado consiste en la introducción en el terreno de los pilotes ya formados


mediante vibración o percusión con martinetes provistos de mazas. Estos métodos
se emplean con pilotes de hormigón prefabricado, de madera o perfiles metálicos
provistos, en cualquiera de los casos, de protecciones metálicas adecuadas en la
punta (azuches). La maquinaria debe estar dotada de dispositivos de control que
impidan el descentrado de las mazas. Teniendo en cuenta que esta operación
produce desplazamientos laterales en el terreno, el proyecto de hincado debe
contemplar una ejecución desde el interior de la obra hacia el exterior.
INSTRUMENTACIÓN APLICADA A LA HINCA
La instrumentación de la hinca de pilotes ha evolucionado en paralelo a los
martillos de hinca. Hoy en día se emplean en un porcentaje muy alto de las obras
los siguientes equipos:

Registradores de hinca:

Permiten obtener un registro penetrométrico de la hinca diagrama con número de


golpes por cada 20 o 25 cm de penetración.
Equipos de control de vibraciones:

Analizan la magnitud y frecuencia de


las vibraciones que la hinca pudiera
producir en edificaciones sensibles
próximas. (A más de 50m de distancia,
se obvia el efecto negativo de las
vibraciones. En general, a más de 20m,
no se considera la posibilidad de
efectos perjudiciales sobre otras
estructuras).

Analizador electrónico de hinca:

Con este equipo se realizan pruebas de carga dinámicas, gracias a dos parejas de
sensores: acelerómetros y extensómetros que analizan la onda del impacto en sus
componentes de Fuerza y Velocidad.

Los programas de modelización del sistema suelo- pilote, basados en la ecuación


de onda, permiten la simulación de una prueba de carga estática obteniendo su
curva carga-asiento y diferenciando las resistencias movilizadas en punta del
pilote y la adherencia a lo largo del fuste del mismo.
VENTAJAS:

 La calidad del concreto con el que están hechos es una garantía, ya que la
mayoría de las compañías que fabrican los pilotes los someten a controles
de calidad.
 Se logra durante la hinca, a través del rechazo, la capacidad portante real
de sub-suelo.
 Es una estructura de fabricación rápida y limpia

 Seguridad en su construcción y uso: La resistencia de los prefabricados de


hormigón está garantizada desde la salida de la planta y a lo largo de toda
la vida del producto.
 Durabilidad
 Elimina por completo el riesgo de cortes en el hormigonado, incidencia que
se puede presentar en pilotes excavados y hormigonados “in situ”
PRECIO DE PILOTES PREFABRICADOS DE HORMIGÓN

PRECIO EN ARGENTINA

Pilote prefabricado de concreto reforzado, colocado por hinca, D=22,5 cm, Q=50 t,
con azuche normal en punta.

Descompuesto Ud Descomposición Rend. p.s. Precio partida


mt07pph020a m Pilote prefabricado de hormigón armado, diámetro equivalente 22,5 1,000 270,42 270,42
cm, para una carga axil de 50 t, con azuche normal en punta.

mq03pip050a h Martinete hidráulico, de 5 t, para hinca de pilotes prefabricados. 0,050 336,59 16,83
mq03pip010 Ud Transporte, puesta en obra y retirada de equipo mecánico para 0,001 32.875,64 32,88
hinca de pilotes prefabricados.

mo083 h Ayudante de estructura de hormigón. 0,171 30,44 5,21


% Medios auxiliares 2,000 325,34 6,51
% Costos indirectos 3,000 331,85 9,96
Coste de mantenimiento decenal: $ 6,84 en los primeros 10 años. Total: 341,81

PRECIO EN MÉXICO
Pilote prefabricado de concreto reforzado, colocado por hinca, D=22,5 cm, Q=50 t,
con azuche normal en punta.

Descompuesto Ud Descomposición Rend. Precio unitario Precio concepto


mt07pph020a m Pilote prefabricado de concreto reforzado, diámetro equivalente 1,000 953,08 953,08
22,5 cm, para una carga axil de 50 t, con azuche normal en
punta.

mt07pph030a Ud Junta para unión de pilotes prefabricados de concreto 1,000 177,75 177,75
reforzado, diámetro equivalente 22,5 cm.

mq03pip050a h Martinete hidráulico, de 5 t, para hinca de pilotes prefabricados. 0,050 1.257,62 62,88

mo087 h Ayudante estructurista. 0,189 27,97 5,29


% Medios auxiliares 2,000 1.199,00 23,98
% Costes indirectos 3,000 1.222,98 36,69
Coste de mantenimiento decenal: $ 25,19 en los primeros 10 años. Total: 1.259,67
PRECIO EN ECUADOR

Pilote prefabricado de concreto reforzado, colocado por hinca, D=22,5 cm, Q=50 t,
con azuche normal en punta.

Descompuesto Ud Descomposición Rend. Precio unitario Precio partida


mt07pph020a m Pilote prefabricado de hormigón armado, diámetro equivalente 1,000 71,24 71,24
22,5 cm, para una carga axil de 50 t, con azuche normal en
punta.

mt07pph030a Ud Junta para unión de pilotes prefabricados de hormigón armado, 1,000 13,29 13,29
diámetro equivalente 22,5 cm.

mq03pip050a h Martinete hidráulico, de 5 t, para hinca de pilotes prefabricados. 0,050 94,00 4,70

mo087 h Ayudante estructurista. 0,184 4,89 0,90


% Medios auxiliares 2,000 90,13 1,80
% Costes indirectos 3,000 91,93 2,76
Coste de mantenimiento decenal: $ 1,89 en los primeros 10 años. Total: 94,69

PRECIO EN ESPAÑA

Pilote prefabricado de concreto reforzado, colocado por hinca, D=22,5 cm, Q=50 t,
con azuche normal en punta.

Descompuesto Ud Descomposición Rend. Precio unitario Precio partida


mt07pph020a m Pilote prefabricado de hormigón armado, diámetro equivalente 1,000 52,55 52,55
22,5 cm, para una carga axil de 50 t, con azuche normal en punta,
según UNE-EN 12794.

mt07pph030a Ud Junta para unión de pilotes prefabricados de hormigón armado, 1,000 9,80 9,80
diámetro equivalente 22,5 cm.

mq03pip050a h Martinete hidráulico, de 5 t, para hinca de pilotes prefabricados. 0,050 69,51 3,48

mo087 h Ayudante estructurista. 0,162 16,94 2,74


% Medios auxiliares 2,000 68,57 1,37
% Costes indirectos 3,000 69,94 2,10
Coste de mantenimiento decenal: 1,44€ en los primeros 10 años. Total: 72,04
PRECIO EN COLOMBIA

Pilote prefabricado de concreto reforzado, colocado por hinca, D=22,5 cm, Q=50 t,
con azuche normal en punta.

Descompuesto Ud Descomposición Rend. p.s. Precio partida


mt07pph020a m Pilote prefabricado de hormigón armado, diámetro equivalente 1,000 84.718,02 84.718,02
22,5 cm, para una carga axil de 50 t, con azuche normal en punta.

mq03pip050a h Martinete hidráulico, de 5 t, para hinca de pilotes prefabricados. 0,050 161.122,02 8.056,10

mq03pip010 Ud Transporte, puesta en obra y retirada de equipo mecánico para 0,001 15.737.284,22 15.737,28
hinca de pilotes prefabricados.

mo060 h Peón ordinario construcción. 0,171 8.690,03 1.486,00


% Medios auxiliares 2,000 109.997,40 2.199,95
% Costes indirectos 3,000 112.197,35 3.365,92
Coste de mantenimiento decenal: 2.311,27 $ en los primeros 10 años. Total: 115.563,27

También podría gustarte