Está en la página 1de 543

ESTEBAN E H -IZ E

11
í3
diccionario comentad

M A P U C H E - ESPAÑO
ARAUCANO PÉHUENCHE PAMPA
PÍCUNCHE RANCÜLCHE HUILUCHS

CUADERNOS DEL SUR

DWTJVIX) DE HUMANIDADES UNIVERSIDAD NAC.IONM, ir a .


DI CC I ON ARI O
MAPUCHE
CORDOBA
VALPARAISO PARANA]
SANTIAGO
: AMENDOZAv

|
B, BLANCA,

VIEDMA
¡Él
CHILOE

1, G O A IT E C A S ^ | . - P ,
O C. RIVADAVIA
VY V --

<c
LU
C_3
O I?
¿ h
J » V -.

AREA DE DISPERSION MAXIMA DEL MAPUCHE


INTRODUCCION

Con la denominación genérica de mapuche (mapu, tierra; che, gente) se designaba


el conjunto de tribus indígenas de ambos lados de la Cordillera de los Andes que hablaban
el mismo idioma y tenían las mismas costumbres, creencias y organización interna. Ese con­
junto tribal viene siendo llamado, desde hace siglos, con la inadecuada denom inación de
araucano, referida a las parcialidades con residencia en Chile, y pampa, para las residentes
en la Argentina.
Su área extrema de dispersión puede estimarse en un millón doscientos veinte mil ki­
lómetros cuadrados, de los cuales doscientos sesenta mil corresponden a Chile y novecientos
sesenta mil a la Argentina.
En Chile, la ocupación, sobre todo en su parte central, fue relativamente compacta,
extendiéndose desde Copiapó hasta las islas Guaitecas y desde el Pacífico hasta la Cordille­
ra. Comprendía la parte meridional de Atacam y las actuales provincias de Coquimbo, Acon­
cagua, Valparaíso, Santiago, O’Higgins, Colchagua, Curicó, Talca, Maulé, Linares, Ñuble,
Concepción, Arauco, Bío Bío, Malleco, Cautín, Valdivia, Osorno, Llanquihue y Chiloé.
Se ha calculado que a la llegada de los conquistadores, en el siglo xvi, los mapuches
chilenos contaban con una población que oscilaba entre los cuatrocientos y quinientos mil
habitantes; actualmente, no superan el diez por ciento de aquella cifra.
En la Argentina, por la naturaleza semiárida del terreno, existían tribus nómades,
poco densas y no siempre en contacto directo. Se extendían desde las estribaciones orientales
de la Cordillera hasta las márgenes del Atlántico y abarcaban parte de las actuales provin­
cias de Mendoza, San Luis, Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Chubut, y en su totalidad las
de Neuquén, La Pampa y Rio Negro.
No existen datos seguros para estimar la población de esas zonas. En general se ha
apreciado que a mediados del siglo xix, época del apogeo del mapuche argentino, las tribus
ranciilches, diseminadas en las tolderías de La Pampa, San Luis, Córdoba y Santa Fe, que
limitaban al Noroeste con las zonas huarpes y al Nordeste con los comechingonas, contarían
con quince o veinte mil individuos. En cuanto a las tribus chadiches, mamiilches y leuvüches,
que ocupaban los territorios bonaerenses, pampeanos y orientales del Río Negro, formaban
en conjunto una aglomeración de veinticinco a treinta mil individuos. El grupo más nume­
roso, quizás de treinta o cuarenta mil almas, era el que tenía sus reales en las faldas cordille­
ranas del Neuquén y oeste del Río Negro: al Norte los picutiches, vecinos de los huarpes; en
el centro los pehuenches, escalonados en ricos valles; y en su parte austral las tribus huüliches,
cuyas puntas de lanza, muy diseminadas, salpicaban con sus toldos el territorio cheuülche
del Chubut patagónico. Sumando estas aglomeraciones podemos decir que la población mapu­
che argentina, en su conjunto, oscilaba entre setenta y noventa mil individuos.
Actualmente el pueblo mapuche argentino puede ser considerado como extinguido.
Sólo se encuentra alguna que otra persona centenaria, sobreviviente de la campaña del Gral.
Roca de 1879, y algunos núcleos de sangre mezclada con la del huirica, cuya lengua se aleja
cada día más de la original debido al continuo contacto con nuestra civilización.
12 D iccionario comentado M apuche - E spañol

La presente obra reúne los términos conservados de su idioma. Un diccionario como


el presente es el resultado de comprender que el conocimiento del idioma de un pueblo poco
menos que ignorado exige situar su lengua en el ámbito donde se la habló, para poder juzgar
en el medio humano su génesis y su eficacia. Por ello nuestra obra consigna, además de las
equivalencias de significación entre mapuche y español, las referencias más autorizadas
acerca de cada palabra, y agrega toda relación seria y probada de costumbres, organización
familiar, social, militar y jurídica, vivienda, alimentación, industria, arte, medicina, juegos,
tradiciones, creencias, ritos, leyendas, supersticiones, magia, fauna y flora.
No podemos pretender llegar al conocimiento de una lengua extraña si las equiva­
lencias mentales o la carga de significación de cada vocablo no poseen cierto grado de ana­
logía con las de nuestra lengua. Una palabra mapuche sugiere al extraño un mundo diverso
del suyo propio; en consecuencia, no podemos prescindir de algunas referencias a las hombres
que hablaban esa lengua, para poder pesar, aquilatar y comprender su idioma sin prejuicios.
Cuando iniciamos nuestra tarea lo hicimos inspirados por las palabras de Fray Fé­
lix José de Augusta en el Prólogo de su Diccionario Araucano-Español: “muy interesante
sería el trabajo que propone el I)r. Rodolfo Lenz de hacer un diccionario colectivo de las
palabras contenidas tanto en los vocabularios antiguos como en éste, transcribiendo aquéllas a
la fonética moderna’’.
Hemos extraído y clasificado los vocablos contenidos en las obras reconocidas como
básicas de Valdivia, Havestadt, Febrés, Falkner, Lenz, Augusta y Moesbach, todos ellos
europeos y, excepto Lenz, miembros de congregaciones religiosas, misioneros entre los ma­
puches. Es natural, en esas condiciones, que las mencionadas obras revelen influencias in­
herentes a la religión y a la nacionalidad de cada autor.
Esa .documentación se ilustra con términos o expresiones de escritores chilenos y
argentinos con garantías de seriedad. Esto nos permite presentar una obra de informa­
ción general en sus diversas modalidades, constituida por una recopilación de voces y de
costumbres de las dos grandes ramas mapuches, la de los ngulluches (Chile) y la de los
puelches (Argentina), cada una de ellas con sus múltiples parcialidades: picunchc, pchucnchc,
huilUche, ranciilche, chadiclie, mamiüchc, etc. El lector encontrará voces y usos propios de
las tribus marítimas, de las tribus de la Cordillera y de las tribus pampeanas, sedentarias
unas, semisedentarias o nómades las otras, y, asimismo, expresiones agregadas desde la lle­
gada de los españoles en el siglo xvi hasta la denominada Conquista del Desierto en el últi­
mo cuarto del pasado siglo, es decir, hasta la desaparición del mapuche como pueblo inde­
pendiente.
Ambicionábamos, en última instancia, la presentación de una Enciclopedia Mapuche,
con el agregado de elementos históricos y geográficos, para cuyo fin comenzamos el acopio
de materiales. Nos dimos cuenta entonces de la imposibilidad de llevar a cabo nuestra in­
tención. La historia, casi siempre parcial, cuando no interesada o desfigurada, debió descar­
tarse por dudosa o inexacta. En cuanto a la geografía, los \ocablos originales en gran nú­
mero de casos se hallaban tan alterados que esa dificultad impedía, lógicamente, su inclusión
en esta obra.
No hemos creído útil la inclusión de vocablos netamente modernos, producto de la
transformación del idioma en contacto con nuestra civilización. Sin embargo, no aplica­
mos este criterio a denominaciones de objetos o animales desconocidos en época preco­
lombina, que fueron utilizados luego comúnmente por los indígenas, adaptándolas a su
peculiar pronunciación (cahucllu, caballo; huaca, vaca; chilla, silla; manchara, manzana,
etc.). Y si mencionamos algunas otras voces posteriores a la Conquista del Desierto, es por
que esas voces o expresiones se hallan ampliamente difundidas, en general, como designa­
ciones geográficas. El idioma mapuche puede considerarse como prácticamente extinguido
en la Argentina; sólo subsiste en pequeños grupos que hacen uso de una lengua cada dia mas
alejada de su etimología original. En Chile existen aún núcleos indígenas en que los ancianos
tratan de conservar y de inculcar a las nuevas generaciones el habla castiza de sus ante­
pasados; pero a pesar de que la españolización parece lenta, el idioma se halla cada día más
alterado, y es probable que a fines de la presente centuria el mapuche figure en los estudios
como lengua muerta. Afortunadamente, vive en una magnífica toponimia que si las gene­
raciones venideras, tanto en la Argentina como en Chile, saben conservar, constituirá el pos­
trer homenaje a los antepasados de estas tierras.
Por otra parte, restituimos la auténtica denominación lingüística de mapuche; el vo­
cablo araucano, que la había sustituido, era creación híbrida hispano-indígena que conquis­
tadores y escritores impusieron.
I ntroducción 13

Hemos desechado anteriores grafías en todos los casos en que las hemos comprobado
inadecuadas, y procuramos poner en práctica una transcripción acomodada al español, como
es usual en los estudios de lenguas indígenas hispanoamericanas.
En cuanto a los sonidos extraños al español hemos tratado de explicarlos por equiva­
lentes de otras lenguas y referencias fonéticas.
Recibimos del eminente maestro de la filología mapuche, R. P. Ernesto Wilhem de
Moesbach, residente en Chile, el más decidido apoyo en este aspecto de transcripción.
Quienes deseen conocer en detalle la fonética transcripta en signos internacionales,
pueden recurrir al estudio del Dr. Rodolfo Lenz, publicado en Anales de la, Universidad de
Chile (Tomos XCIII - XCV, 54?, 1896, I, pág. 515).
El mapuche, como todo idioma sin escritura conocida, ofrece las lógicas dificultades
en la representación de los fonemas 'ideológicos respecto a su captación y transcripción. Cap­
tar en toda su pureza los sonidos emitidos no siempre resulta fácil porque, por ejemplo, un
picunche no da al vocablo un calibre sonoro y una tonalidad idéntica a la de un huilliche o la
de un chadiche. Por otro lado, existen numerosos sonidos sustituibles de los que más adelan­
te nos ocuparemos. Su transcripción ha variado por la adaptación fonética a la del idioma
propio del estudioso.
Debimos, además, vencer dificultades inherentes a una defectuosa pronunciación, con
arraigo a veces de siglos, y no hay duda de que para el profano acostumbrado a pronunciar
de cierta manera los vocablos sobre todo toponímicos (por ej. Catriló que debe pronunciar­
se Cachrüo o Cachriló; Trenque Lauquen que debe pronunciarse Chrenque Lauquen o Chren-
qué Lavquén), la innovación resultará algo extraña.
Hemos acumulado en cada vocablo acepciones tomadas de autores de muy variada
fuente, modernizando el estilo de expresiones arcaicas. Conservamos alguna que otra defi­
nición en su forma anticuada por no haber podido interpretar bien su sentido, transcri­
biéndola literalmente para proporcionar a futuros investigadores la posibilidad de hacerlo
(ver, por ej., las voces atuyema y chrapai).
En algunas voces existen acepciones divergentes, en otras contradictorias. No es ex­
traño tampoco el caso en que un importante filólogo se contradice. Así Augusta en punonchoü-
que y Febrés en huéluhuichrau. La mayoría de los casos los hemos resuelto recurriendo a la
etimología (por ej. en mollvünhuilleñ) .
En una sola ocasión hemos cambiado deliberadamente la definición impuesta unáni­
memente por los autores durante más de tres siglos. Se trata de la voz iloche a la que, por
razones expuestas en el vocablo, hemos negado categóricamente la acepción de antropófago.
Para los nombres indígenas de la fauna y de la flora chilena poseemos casi todas las
acepciones correspondientes del español. En cambio, en la zona pampeana de la República
Argentina no siempre existe la posibilidad de establecer dicha correspondencia. Por ejem­
plo, aunque es posible que algunas de las siguientes voces se encuentren incluidas en esta
obra, no hemos podido identificar los vocablos que designan el tala, la flor del aire, la pipe­
rita, la barba de chivo, la carqueja, la cola de piche. De la famosa opuntia, llamada puel-
chana por pertenecer a la zona petrófila de los puelches, no conocemos su designación indí­
gena; es de lamentar, porque, según parece, nuestro mamuelmapu es el único lugar del
mundo donde existe esta planta. No mencionamos el renombrado ombú porque, a pesar de la
popular leyenda, sabemos que el mapuche pampeano no lo conoció. Nos faltan, entre otros, los
vocablos que designan la cachirla, la corbatita, el churrinche, el hornero, la libélula, la ti­
jereta y la urraca. Señalamos también que nuestras definiciones científicas de fauna y flora,
por proceder de la más diversa bibliografía, presentan un conjunto notablemente dispar.
Esperamos que futuros investigadores sepan ordenar este material.
Hemos dado a los vocablos de ambos idiomas gran amplitud sinonímica. Por otra
parte, hemos usado numerosos argentinismos, algunos de ellos quizá poco académicos, por
considerarlos, a veces, más significativos.
Débese tener siempre en cuenta que la denominación mapuche se aplica exclusiva­
m e n te ^ el aspecto lingüístico, y nunca en el racial o etnográfico. De igual modo, en lo que
se refiere a sus parcialidades, la etimología de las mismas es, según propia costumbre indí­
gena, únicamente expresión de situación, de “habitat”. Así, picunche designa a la gente del
Norte; mamülche, a la del monte; huilliche, a la del Sur, etc. También es denominación ex­
clusivamente geográfica la de ngvlluche, gente del Oeste, para el indio chileno, y la de puelche,
14 D iccionario comentado M apuche - E spañol

gente del Este, para el indio argentino. En el caso especial de los pampas, nos referimos a
las tribus de habla mapuche que habitaron el oeste y sur de la provincia de Buenos Aires, y
nunca a las tribus que, aunque tuvieran allí su residencia, hablaran otro idioma.
De acuerdo a lo especificado anteriormente, detallamos a continuación las letras o
grafías y su correspondiente pronunciación: A, C, CH, CHR, D, E, G, H, I, L, LL, M, N,
NG, Ñ, O, P, Q, R, S, T, U, Ü, (Ü), V, Y.
A: Se pronuncia como en español.
C: Se pronuncia como en español, pero siempre oclusiva velar sorda (ca, co, cu, cü, cu).
No existe el sonido fricativo interdental sordo (ce, ci). Ante las vocales e, i utilizamos
qu. El autor germano Augusta, de gran influencia en la filología mapuche del corriente
siglo, empleó en todos los casos le {lea, lee, Id, leo, leu, leü, leu). Además de extrañar esta
sustitución dentro de la adaptación fonética española, resultaría chocante especialmen­
te en la toponimia actual, como escribir Neukén, Karwé, Kopawe, por Neuquén, Carhué,
Copahue.
CH: Se pronuncia como en español. En ciertos vocablos se emite suavemente hacia un soni­
do fricativo sordo a la manera francesa (chez, chambre, chose), por ej. c/iumel, calza­
do. Refiriéndose a personas este sonido expresa matiz cariñoso; cheche, abuelo; chuchu,
abuela; voc/iüm, hijo. Hemos señalado en el contexto del diccionario con CH esta mane­
ra de pronunciación.
CHR: Este sonido es el más difícil de transcribir. Extraño al español, era denominado T
particular por algunos autores y T especial por otros. En la bibliografía se han utili­
zado cuatro formas de grafías para representarlo: P? t, con sus variantes t y t'; 2^ th,
con sus variantes thr, th (r) y th (rr) ; 3° tr, con sus variantes trr, t (r) y t (rr) ; 4-'
ch, aunque esta grafía en contados casos. La primera forma, de t, fue la de los inicia­
dores de la filología mapuche que encabezó Valdivia a principios del siglo xvn. Esta
modalidad tuvo sus últimas expresiones clásicas en Havestadt y Falkner en el siglo
xvni. La segunda forma, la de th, se inició con Febrés; fue usada por los autores del
siglo xviii que aplicaron la pronunciación inglesa. I,a tercera forma, la de tr, represen­
ta la reacción de los autores del actual y pasado siglo. Tal era el criterio de Augusta.
Algunos autores intentaron una transacción entre las anteriores pronunciaciones, y así
nació la importante variante thr. Después de un severo análisis crítico de cada una de
estas formas expresivas, tuvimos la convicción de que, si bien el problema se iba escla­
reciendo, no se había encontrado aún la solución exacta. Recordamos entonces el sonido
especial oído en nuestra infancia en boca de viejos paisanos que habían convivido con
los últimos indígenas de la zona, sonido que siempre transfoi’maba nuestra tr en una
nítida clir, pronunciando chres por tres, chradicion por tradición, cuacliro por cuatro,
chrenza por trenza y así sucesivamente. En varias oportunidades tuvimos ocasión de
comprobar la muy aproximada concordancia de este sonido con algunos fonemas usados
por indígenas argentinos y chilenos. Antes de proceder a su aplicación, lo que nos obli­
gaba a abandonar grafías con arraigo de siglos, y a fin de eliminar toda vacilación an­
te tan radical actitud, decidimos llevar, en última instancia, el problema y la solución
al examen y fallo de nuestro habitual mentor, el Padre Moesbach. Este nos dio, en
carta del 26 de junio de 1951, su más amplia adhesión: “En su lugar, nos decía en la
mencionada carta, cortaría de una vez el nudo gordiano y escribiría chr”. Fortaleci­
da definitivamente nuestra convicción de haber resuelto el más engorroso de los pro­
blemas fonéticos, y apoyados por tan importante autoridad en la materia, nos decidi­
mos a aplicar en esta obra la grafía chr, descartando todas las anteriores por inadecua­
das. En la segunda edición de su Voz de Arauco, publicada en 1953, Moesbach da por con­
sagrada la transcripción del fonema al escribir: “El sonido áfano y explosivo, propio del
mapuche, transcripto en tr, th, t, ch, no tiene equivalente en castellano, suena aproxima­
damente como la ch chilena seguida de una suave r”. Para pronunciar la chr se toca el pa­
ladar con la punta de la lengua.
D : Tiene una pronunciación fluctuante. En la casi totalidad de los casos, se pronuncia como
en español. En algunos pocos y determinados vocablos tiene sonido especial, sonido que
la mayoría de los autores señala como igual a la th inglesa y que otros mencionan como
similar a la z española. De ahí que vemos figurar en bibliografía zomo por domo, mu­
jer; quizu por quidu, soltero; etc. Los pampas empleaban con frecuencia ese sonido y
Falkner, a mediados del siglo xviii, escribía az por ad, cara; lo que tampoco constituía
una primicia ya que el fundador de la filología mapuche, Valdivia, escribía en 1606
izum por idum, ave, pájaro. En la Argentina algunos autores han traducido esa voz con
Introducción 15

ss (choss, amarillo, por chod) ; otros la han simplificado escribiéndola sencillamente


con s (chos). Vemos así vocablos con variadas escrituras, por ej. chadi, cha.si, chassi,
chazi: sal.
E: Se pronuncia como en español.
G: Letra que suena como el español gue (con e cerrada), velar oclusiva sonora, por no exis­
tir los sonidos ge, gi velares fricativos sordos. Los autores la han traducido por medio
de dos fonemas que han dado origen a dos grafías: el fonema gue que traducen gráfi­
camente por gh y denominan g ordinaria y el fonema ng que traducen gráficamente
por G a la que denominan g especial o g particular. Siguiendo nuestros principios de
escritura fonética separamos estos dos fonemas, colocándolos en el lugar alfabético
que les corresponde. Al separar g de la ng el empleo de esta letra disminuye notable­
mente. Cuando encabeza un vocablo va seguida exclusivamente por la sexta vocal ü. La g
se pronuncia entonces suavemente, tan suavemente que la mayoría de los autores moder­
nos tienen tendencia a suprimirla escribiendo ulmén por giilmen, cacique; ÜUcha por
güllcha, doncella, etc.
H : Aunque carente de valor fónico la conservamos por su muy frecuente uso en la toponi­
mia, en expresiones como hua, hue, hui (wa, we, wi, en la transcripción de los autores
germánicos) en vez de colocarla en el orden alfabético correspondiente a ua, ue, ui.
I : Se pronuncia como en español. Los rancülches usaban con cierta frecuencia esta letra
• posponiéndola como letra verbalizadora en reemplazo de la clásica n. Ver detalles en
Frich (Bibliografía crítica). Ver también en la letra ii el mal empleo de esta vocal.
L: Se pronuncia como en español. En ciertas tribus se aproxima a la vibrante suave r
(malal, malar).
LL: Se pronuncia como en español.
M: Se pronuncia como en español.
N: Se pronuncia como en español. Pospuesta a nombres los verbaliza (por ej. cüdau, tra­
bajo, y cüdaun, trabajar; liv, limpio, y livn, limpiar. Los pampas y los rancülches sus­
tituían la i por la n para verbalizar; los rancülches, a veces, la reemplazaban por la u.
Ver detalles en Frich (Bibliograf ía ciática). Cuando el vocablo termina en n y es ver-
balizado mediante otra n, permanecen ambos sonidos sin unificarse. El indio pronuncia
siempre ambas consonantes, por ej. nn bisílaba, separándolas por una pausa casi im­
perceptible que señalamos gráficamente con un apostrofe: n’n. Lo mismo sucede con la
terminación ñn. Ya Falkner en 1775 escribía con’n: entrar, única palabra con doble n
existente en su vocabulario.
NG: Fonema correspondiente a la llamada, de manera imprecisa, g particular o g especial
(G), letra que los mismos autores señalan que debe pronunciarse nguc. Así, lo trans­
cribimos por el grupo fónico ng y lo situamos alfabéticamente después de la n y no
después de la g, por ser n y no g el sonido guía del fonema. Ng suena como ngué (con
e cerrada) por no existir los sonidos nge y ngi o ge, gi. Aunque ya se encontraba en
los vocabularios de Herckmans de 1642 y de Falkner de 1775, Augusta generalizó el
fonema ng, pero al representarlo con el signo fonético i) dificultó su lectura y com­
prensión. La ng se pronuncia en la parte más interna de la boca, teniendo ésta semi-
abierta y colocando la punta de la lengua contra las encías de los dientes inferiores.
Ñ: Se pronuncia como en español. Ver en n la terminación ñn.
O: Se pronuncia como en español.
P : Se pronuncia como en español.
Q: Se pronuncia como en español, aunque generalmente con matiz más suave. Los gru­
pos actuales de población mapuche se van acercando a una sonorización de la qu que
se suaviza aproximándose a gu en un sonido débil fricativo dorso-pospalatal o ve­
lar. Esta letra, igual que la c, fue suprimida y reemplazada por la k por Augusta y
sus imitadores. Ver más detalles en c.
K : Se pronuncia como en español, pero en sonido intermedio entre fuerte y suave (frica­
tivo ápico-prepalatal sonoro). El mapuche argentino del siglo xix, y quizá sus prede­
cesores, la articulaban siempre fuertemente, transformándola en rr: decían curra por
caru, negro; pirra por pira, gusano; marra por niara, liebre, etc.
S: No existía como sonido del habla mapuche precolombina. Poco a poco fue introducién­
dose en contacto con los europeos. Estimamos que esa introducción afectó tres aspee-
■h h h b h b h s e b h h h b b g h b h h b b h

16 D iccionario comentado M apuche - E spañol

tos del habla, por la sustitución de letras corrientes, sobre todo de la r y de la d, cam­
bio frecuente en ambos lados de la Cordillera, pero más aún en la Argentina; por la
mapuchización de vocablos castellanos, y por la creación de vocablos modernos. La
s figura sólo ocasionalmente en los diccionarios; Augusta la utilizó a principios del pre­
sente siglo como sonido inicial de palabra y como fonema usual. Esta letra va acompa­
ñada de una sonorización fuertemente nasal y gangosa.
T: Se pronuncia como en español. Sobre las antiguas t especiales o particulares ver detalle*
en la grafía compuesta chr.
U: Se pronuncia como en español. Los ranciilches usaban con frecuencia la u pospuesta
como letra verbalizadora, en reemplazo de la clásica n. Ver detalles en Frich (Biblio­
grafía crítica).
Ü: Sexta vocal mapuche, que tiene el sonido de la ü alemana (über, bücher) o afrancesa
(dur, mur, pur). Se pronuncia redondeando los labios ligeramente abiertos. Por no
existir este sonido en español, muchos escritores lo han traducido gráficamente por
i, como sonido vocálico más aproximado. Por esta causa se han divulgado en la topo­
nimia de nuestro país las malas escrituras y malas pronunciaciones de vocablos co­
rrientes como ranquil por ranciil (carrizo), quila por ciila (tres), quichral por cüchral
(fuego), cari por carii (verde), quiyen por ciiyen (luna), quina por dina (cortade­
ra) y muchas otras más. Los pampas reemplazaban la ü por ig; decían antig por antv.
sol; aligcon por alucón, muy adentro, etc.
Ü: Sonido auxiliar que Augusta califica de “media vocal” y que Moesbach define como “ v o ­
cal corta y vaga o, mejor dicho, de ausencia de vocal entre dos consonantes” ; sonido
al que, por nuestra parte, daremos la denominación de vocal ultrabreve intermedia, ya
que siempre la encontramos intercalada en el cuerpo del vocablo sin que nunca llegue
a ser inicial o final. Este sonido toma diversos matices. Propiamente suena como la
sexta vocal ü emitida gutural y brevísimamente. Algunas tribus reemplazaban la ü por
la ü y recíprocamente; decían mamúll por mamüll, árbol, madera; püUpull por pvlljruü.
cierta especie de enredadera. Algunas veces, según Augusta que la transcribe e, toma
el sonido de una o corta por ej. en wén, boca, y otras veces de una o muy corta, como
en ref, kef, léfn (en nuestra escritura uún, rúv, cüv, luvn). También puede tener el
valor fonético de una u corta, por ej. en dénun, hablar; ap'cmn, acabar con algo (en
nuestra escritura dúngun, apumn). Muchos autores prescinden de su transcripción juz­
gándola innecesaria. Ilavestadt escribe llmllmn por llúmllumn, brillar, resplandecer. Sin
embargo no nos ha parecido adecuada su total supresión ya que nuestra grafía cilla,
culen, pura, piiru resulta más significativa para caracterizar ese fonema que la de algu­
nos autores que escriben cía, cien, pra, pru.
V: La v, en bocas indígenas, tiene un sonido aproximado al de la / española (en Chile, en
la región de Valdivia, se pronunciaba un tanto fuerte hacia /, pero más al Norte algo
más suave como v ) . La v ha sido empleada por los autores hasta el siglo xvni; en el
siglo XIX se emplea indiferentemente una u otra letra; en el siglo XX, influida la escri­
tura por las obras del germano Augusta, se da notable preferencia a la /. Si en la pre­
sente obra empleamos exclusivamente la v de los tratadistas españoles, lo hacemos con
la expresa advertencia de que ésta puede ser sustituida por la /.
Y: Se pronuncia como en español, v está siempre en función de consonante.
La sustitución de sonidos es muy frecuente. Citaremos los más usuales: d se susti­
tuye por s, por ej. sane por dañe, nido; chasi por chadi, sal; d por r, por ej. zomo por domo,
mujer (hablas pampa y huilliche) ; g por u, por ej. ñau por nag, abajo, debajo; l por ll,
por ej. cali por cal, lana, vello; n por ñ, por ej. añün por aniin, sentarse; n por i, por ej.
numui por numun, oler (hablas pampa y rancülche) ; n por u, por ej. raquiu por raquin,
contar (habla rancülche) ; o por u, por ej. voru por voto, hueso; r por d, por ej. dura por
ruca, casa; r por s, por ej. seche por rcchc, indio puro; u por o, por ej. apon por apun, llenarse;
« por ig, por ej. antig por antií, sol (habla pampa) ; ii por ú, por ej. püllpiiU por ptillpúU.
cierta especie de enredadera; u por ü, por ej. mamúll por mamüll, árbol, madera. No hemos ad­
mitido ninguna sustitución cuando con ella se altera la acepción del vocablo, por ej. loica
(pájaro pecho colorado) y lloica (manta de pieles) ; huilli (sur) v huili (uña) ; chala (cha­
la) y challa (olla), y así en muchos otros. Existen voces que presentan sustitución en la to­
talidad de sus sonidos vocálicos; suele decirse, por ejemplo, indistintamente collala, collela,
colilla, collala, collala, collüla, collúla para designar a la hormiga. Si bien hemos mencionado
I ntroducción 17

como equivalentes algunos de estos sonidos, no los hemos citado en su totalidad por estimar
que hubiera sido alargar inútilmente una obra ya extensa sin agregar un real aporte lin­
güístico.

No es nuestro propósito incluir en la presente obra una gramática completa del


idioma mapuche. Nos parece, sin embargo, de necesaria utilidad, indicar al respecto algunas
de sus características principales. Los investigadores que deseen conocer en detalle las mo­
dalidades lingüísticas pueden consultar la gramática de Valdivia para el mapuche antiguo,
la de Febrés para el mapuche del siglo xvili, y la de Augusta para el mapuche moderno (v.
Bibliografía crítica).
Los que captaron el signo sonoro mapuche y lo trasladaron gráficamente, para fijar
sus equivalencias en castellano antiguo y moderno o latín, lo hicieron para hallar signifi­
caciones que les permitiesen entablar el diálogo que intentaban. Pero no partieron de la
lengua mapuche sino desde sus propios idiomas hacia aquélla, a la que sistematizaron de
acuerdo con los esquemas y reglas de sus propias lenguas. Así, obtuvieron una gramática
para aprender el mapuche y hablar con los indios. Es necesario no olvidarlo; ser cautos en
las valoraciones y, sobre todo, tratar de partir de los grandes núcleos de significación del
mapuche y seguir su enriquecimiento por derivación, composición, extensión, abstracción o.
metáfora para poder unir al signo sonoro la imagen más aproximada de la realidad.
Estas reflexiones pueden ser ejemplificadas con la siguiente cuestión. El mapuche no
tenía formas de infinitivo. Los gramáticos tomaron la primera persona de cada tiempo de
indicativo como infinitivo. Y como cada modo tiene una partícula propia para negar, se
nos ocurre pensar que se encontraron ante la dificultad de disponer de una negación para
el infinitivo. Y usaron no. La necesidad de un infinitivo nos hace pensar que, no pudiendo
expresarse sin ciertas abstracciones, el europeo hubiera obligado al idioma mapuche a ase­
mejarse al suyo. Esta sugerencia puede ser avalada por varios detalles siempre relativos
al empleo del no, por ej. que esta negación se use también en un modo como el subjuntivo,
eluli (dé), elunoli (no dé) ; en el pronombre indefinido nada, chemnorume; y en el adverbio
nunca, chumulnorume. Y demostraría lo que decíamos acerca de la gramática concebida por
mentalidades desarrolladas en una modalidad muy diferente a la de estos primitivos.
El nombre sustantivo es invariable. El género m asculino se indica anteponiendo
huenchra (hombre, varón, macho) a los sustantivos que designan seres vivientes, excepto
aves y pájaros que llevan antepuesto alca. Por ej. huenchruñaiqui: gato; alca achahuaü:
gallo. El femenino con la anteposición domo (mujer, hembra, sexo femenino). Por ej. do-
moluan: guanaca; domoachahuall: gallina.
El número plural se logra con la partícula pu (antepuesta) ; por ej. puleuvü: ríos.
El dual con la partícula epu (antepuesta) ; por ej. epuleuvü: dos ríos. También la partícula
que entre el adjetivo y el sustantivo hace plurales; por ej. vutaqueleuvü: grandes ríos.
Febrés en su Arte de la Lengua Chilena, Lima, 1765, considera que el nombre se de­
clina mediante partículas añadidas al nominativo. Los casos del nombre sustantivo pueden
tener número singular, dual y plural de acuerdo con las reglas anteriores. El genitivo agre­
ga ñi al nominativo; el dativo y el acusativo son iguales al nominativo, pero en algunos casos
pueden llevar meu; al ablativo acompaña mo (en, desde, por) y egu (con) ; finalmente el
vocativo que invoca se forma con yen y el que llama con a antes del nominativo. Por ej.,
nominativo: ruca (casa); genitivo: rucañi (de la casa) ; dativo y acusativo: ruca y rucameu.
(la casa, para la casa) ; ablativo: rucamo (en casa desde casa, por casa) y rucaegu (con
casa); vocativo: rucayen (¡oh!, casa) y aruca (¡casa!). En el vocativo para llamar, en los
números dual y plural, epu o pu van entre las partículas del vocativo y del nombre; por
ej. aepuruca (¡dos casas!) y apuruca (¡casas!).
El mapuche, cuya lengua aún no se había liberado de las necesidades materiales más
inmediatas, no podía tener un vocabulario específico para designar conceptos abstractos. No
obstante, por la riqueza en giros de su idiomática que le procura infinita variedad de com­
posiciones, expresaba todo lo accesible a sus sentidos y a sus sentimientos, llegando al
concepto abstracto sin poseer palabra determinada para expresarlo. De la composición de
üdechen {üde (n ), odiar; che (n ), gente] obtenían odio; de calcudúngu (calcu, brujo,
bruja; dungu, cosa, asunto, negocio) magia, hechicería, sortilegio. Entre esas composiciones,
algunas son de tal sencillez que no pueden escapar a la comprensión del lector; son las que
hacen traducir, por ej., la voz eümenguen (cüme, bueno; nguen, ser) por bondad; ad-
nguen (ad, bonito, armónico; nguen, ser) por belleza, armonía; huivlu (huiv, justo; lu, lo
que es) por justicia; quimlu (quim, saber; lu, lo que es) por ciencia; maputu, patria (de
— — —

1S D iccionario comentado M apuche - E spañol

Diapu, tierra, país, zona, y tu, cosa propia u originaria). No es corriente designar mediante
nociones concretas una noción abstracta, pero en el presente trabajo lo hacemos con cierta
frecuencia. Por ej. ayün: amar, querer, amado, amante, amor; duam: asunto por tratar,
memoria, entendimiento, voluntad.
Esta equiparación de los dos idiomas, mapuche y castellano, en la interpretación de
conceptos abstractos, ha sido comentada por Benigar cuando escribe: “Su proceder es di­
ferente del nuestro, nosotros preferimos las abstracciones matemáticas, ellos se expresan
plásticamente”.
Los vocablos duplicados son corrientes en el habla mapuche. La duplicación del voca­
blo indica abundancia, profusión o intensidad; por ejemplo aIdü, mucho; aldilaldü, muchí­
simo; calen, gaviota; caleucaleu, muchas gaviotas; chadihue, salina; chadichadihue, salina
grande.
El adjetivo es invariable y precede al sustantivo que acompaña. Por ej. cw'ideuvü:
río negro. Los adjetivos vuta (grande) y pichi (pequeño) delante del sustantivo hacen el
oficio de aumentativo y diminutivo respectivamente. Por ej. vutalil, grande peña, peñón;
pichimahuida, pequeño cerro, cerrito. El diminutivo se forma también suavizando la pro­
nunciación de la sílaba acentuada. Por ej. votúm, hijo; voc/tüm hijito. El grado compara­
tivo de superioridad del adjetivo es dado por la partícula yod, rara vez por doi. Por ej.
cióme, bueno; yodcüme, más bueno, mejor. El grado superlativo del adjetivo se forma du­
plicando el adjetivo; por ej. alüalülev, lit. mucho mucho veloz, velocísimo; cadcadhueda, lit.
mucho mucho malo, malísimo, pésimo.
Existen adjetivos numerales, cardinales, ordinales, distributivos, partitivos y colecti­
vos. Cardinales: quine, uno; epu, dos; cida (cilla, quila), tres; vieli, cuatro; quechu, cinco; c«-
yu, seis; relgue (regle o selgue), siete; pura, ocho; ailla, nueve; mar i, diez, y los que siguen se
forman con la decena, a la cual corresponden, seguida de la unidad; por ej. mariquiñe, once,
etc., epumari, veinte, y así sucesivamente cada decena se nombra con la unidad correspon­
diente y mari (diez), hasta pataca, cien; patacaquiñe, ciento uno; epupataca, doscientos;
hmranca, mil; epuhuaranca, deis mil, etc. No se pluraliza el sustantivo que va precedido
de un adjetivo numeral; por ej. relgueruca (siete casa) sin la partícula pu. Ordinales: úñe­
tela (quinelelu), primero; epulelu, segundo; cülalelu (cülalelú), tercero, y así sucesivamente,
con el numeral cardinal y el sufijo lela. Distributivos: quiñeqmñe (o quiñequequiñeqiic),
uno a uno; epuepu (epuepuque), dos a dos. Se repite el número cardinal simple o con el
sufijo que. Mollquiñe, cada uno, etc.; el cardinal va precedido de molí. Partitivos: quiñein-
chiñ (el cardinal más el pronombre de la primera persona), uno de nosotros; epueimn, dos
de vosotros, etc. Colectivos: según Febrés tamuepunguen, vosotros dos; según Gatti, eimu-
epungen (el dual del pronombre más “dos ser” ) .
Existe un solo artículo determinante para singular, plural, masculino, femenino y neu­
tro : chi. Por ej. chüeuvü, el río; chiraca, la casa; chipuleuvü, los ríos.
Los pronombres personales son: inche, yo; eimi, tu; teyc, aquél (él). Se declinan como
el sustantivo, excepto inche y eimi en el nominativo y el genitivo del dual y del plural:
Nominativo dual de inche: inchiu (nosotros dos)
Genitivo dual de inche: inchiuyu (de nosotros dos)
Nominativo plural de inche: inchiñ (nosotros)
Genitivo plural de inche: inchiñin (de nosotros)
Nominativo dual de eimi: einm (vosotros dos)
Genitivo dual de eimi: eimumu (de vosotros dos)
Nominativo plural de eimi: eimn (vosotros)
Genitivo plural de eimi: eimnmu (de vosotros)
Los pronombres posesivos son los genitivos de los pronombres personales en sus co­
rrespondientes números. Por ej. incheñiruca, mi casa; incheñinruca, nuestra casa. Se usan
también en forma abreviada; ñi o tañí, mío; mi o ta.mi, tuyo; taiñ, nuestro; tama y gama,
vuestro; ñi, suyo, de ellos. Por ej. miruca, tu casa; taiñruca, nuestra casa.
Los pronombres y adjetivos demostrativos son: tüva, este, esta; túvei (o vei), ese,
esa. Se declinan como teye, es decir, regularmente. Como adjetivos demostrativos, si van
antes del sustantivo, llevan la partícula chi; si van después del sustantivo no la llevan. Por
ej. tüvachiruca, esta casa; rucatuvei, esa casa.
Los pronombres relativos son: tu chi, cual; chem, que.
Los pronombres interrogativos son: inei, ¿quién?; chem, ¿qué?; tuchu, ¿cuál?
Los pronombres indefinidos son: chemrume, cualquier cosa; chemnonume, nada.
I ntroducción 19

El mapuche se sirve de numerosas partículas con las cuales cada raíz verbal puede
modificarse en diversos sentidos, ya sea para indicar una acción que se repite, una acción
que se acostumbra a hacer, una acción inmediata, una acción en vano, una acción insegura,
la actualidad de la acción, una acción en favor o en daño de alguien, etc.; o para hacer, de
los verbos intransitivos, transitivos, recíprocos, reflexivos o impersonales; o para formar
la voz pasiva o el modo potencial, etc.
El verbo en su voz activa acaba en n en la primera persona del presente del indica­
tivo, que es considerada como infinitivo. Por ej. ayün, yo amo, amar. La voz pasiva se for­
ma sustituyendo la n final de la voz activa por nguen (ser). Luego se conjuga como la voz
activa. Por tanto, la raíz verbal es lo que resta al quitar n o nguen. Por ej. ayü.
Las partículas la (indicativo), que (imperativo), no (subjuntivo e infinitivo) hacen
negativa la acción de los verbos afirmativos. Por ej. ayülan, yo no amo (pres. ind. activo)
y ayünguelan, yo no soy amado (pres. ind. pasivo).
Existen los modos indicativo, imperativo, subjuntivo y las formas yerbales de par­
ticipio y gerundio.
Gatti considera cuatro tiempos: presente, ayün, amo (he amado) ; pasado, con la ca­
racterística vu, ayüvun, amaba (había amado) ; futuro, con la característica a, ayüan, ama­
ré (habré amado) ; futuro pasado mixto, con la característica avu, ayüavvn, estaba por
amar (había estado por am ar).
Febrés considera primarios los cuatro tiempos citados y luego encuentra cuatro tiem­
pos secundarios o perfectos que sólo se usan cuando “hace mucho tiempo que la acción pasó,
y por lo común se suplen con los cuatro primarios”. Estos tiempos secundarios se forman
mediante la intercalación de la partícula uye entre la radical y la desinencia verbal. Por ej.
pte.: ayün; pret. perfecto: ayüuyen; pret imperfecto: ayüvun; pret. pluscuamp.: ayüuye-
vun; futuro imperfecto: ayüan; futuro perfecto: ayiluyean; futuro mixto primero: ayüa-
vun; futuro mixto segundo: ayüuyeavun. La conjugación posee número singular, dual y
plural.
Las desinencias de las tres personas de la conjugación varían en los tres modos
principales, de acuerdo al siguiente paradigma:
INDICATIVO: Singular: n, imi, i.
Dual; iu, imu, igu.
Plural: iñ, imn, ign.
SUBJUNTIVO: Singular: li, Imi, le.
Dual: liu, Imu, Igu (le egu).
Plural: liñ, Imn, Ign (leg egn).
IMPERATIVO: Singular: chi, ngue, pe.
Dual: iu, mu, gu (pe egu).
Plural: iñ, mn, gu (pe egu).
IMPERATIVO NEGATIVO: Singular: quili, quilmi, quite.
Dual: quiliu, quilnm, quilgu [quile (quilpe o quilepe) egu].
Plural: quiliñ, quilmn, quilgn [quile (quilpe o quilepe) egn].
Las primeras persona de los tiempos del indicativo constituyen las formas de infi­
nitivo. El infinitivo negativo se hace con no. El gerundio simple se forma con um y vuum
en lugar de la n del infinitivo; por ejemplo de ayün, amar, sale ayüum, amando; el gerun­
dio compuesto se forma con el gerundio simple más vio o meu; por ej. de ayün, amar, ayii-
unmo y ayünmo, habiendo amado. Febrés agrega un “gerundio de acusativo” (para, para
que) en el que la n del infinitivo de futuro se reemplaza por um o el. Pero generalmente
se forma sólo con mol. Por ej. infinitivo futuro de ayün: ayüan, “gerundio de acusativo” :
ayüam, para amar.
Para formar los participios se reemplaza la m final de los infinitivos de presente,
pasado y futuro por la partícula lu en los participios activos y por el en los participios pa­
sivos. Por ej. participios activos: ayülu, el que ama, amante; ayüvulu, el que amaba; ayüa-
lu, el que amará; ayüavulu, el que estaba por amar. Participios pasivos: ayü el (part. de pre­
sente) ; ayüvuel (part. de pasado) ; ayüael (part. de futuro) ; ayilavuel (part. de futuro
mixto). La construcción impersonal se obtiene sustituyendo la n final de los tiempos de in­
dicativo y la i de los de subjuntivo por am. Sea por ej. el verbo pin (decir); pte.: piam (se
dice) ; pasado: pivuam (se decía) ; futuro: piayan (se dirá) ; futuro mixto: piavuam (se
estalla por decir).
20 D iccionario comentado M apuche - E spañol

La acción que pasa de una persona del verbo a otra, es decir, cuyo objeto es un pro­
nombre personal se construye mediante sufijos especiales dando origen a diversos tipos de
transiciones. Transiciones son todas las relaciones posibles entre la primera, segunda y ter­
cera persona desde la perspectiva de cada una de ellas, o de dos de ellas hacia la restante.
La primera, reflexiva o recíproca, de cada persona a si misma o de muchas entre sí,
tiene por característica u antepuesta a la n del infinitivo. Por ej. ayüum, yo me amo. La
segunda es la transición de primera, segunda y tercera persona a tercera, y su caracterís­
tica es vi; por ej. yo, tú, él lo amamos: wyüvin. La tercera transición es de primera persona
a segunda; por ej. ayüeimi, yo te amo, que se forma con la raíz de amar y el pronombre
personal tú. La cuarta transición es de segunda persona a primera: ayüen, tú me amas, cuya
característica es e o mo en los plurales. La quinta transición es de tercera persona a prime­
ra: por ej. ayüemo, él me ama, con característica e antepuesta y nw final. La sexta transi­
ción es de tercera persona a segunda. Por ej. ayüeimo, él te ama, con la característica ante­
rior. Cada una de estas transiciones se conjuga en todos los modos, tiempos y números, y
en las formas afirmativas y negativas.
Los verbos compuestos que indican un solo concepto no deben dividirse en dos o más
partes. Escribir en mapuche malang pura len (inclinar la cabeza hacia atrás) equivaldría
a escribir en español vana yloriar o adherir se; en cambio, los sustantivos pueden escribirse
unidos o separados. Salvo en la voz nguen, estar, ser, para la cual hemos adoptado el con­
sejo separatista de Augusta, aplicamos en la generalidad de los casos la unificación de los
vocablos, sean éstos verbos o sustantivos. Cuando en una palabra compuesta la letra final
del primer componente es igual a la inicial del segundo seguimos el criterio de separarlos:
por ej. alca achahuall, gallo; queuúen narqui, cierta especie de planta; inal lauquen, playa.
El verbo ser suele estar tácito cuando es copulativo. Si va acompañado de un atribu­
to, súpleselo por el sufijo y, por ej. los hijos son buenos, chipu votum cünvey.
Nuestro sufijo de agente en or equivale al ve o voe final o fe o foe final; por ej. de
cüdaun, trabajar, cüdauve, trabajador; de chin, dar, chive, dador. El sufijo ble correspon­
derá la partícula val; así, ayün, amar, ayüval, amable. El sufijo huc indica lugar en donde
o instrumento; por ej. de chrapal, junco, chrapalhue, juncal; de riime, junquillo, rümehxu.
junquillar; de canea, asado, cancahue, asador.
Los adverbios calificativos se forman con la partícula pospuesta quechi; así de ciime,
bueno, ciimequechi, buenamente. En los numerales, con chi (vez) : quiñcchi, una vez; ma-
richi, diez veces. Los adverbios de tiempo son: vachiantü, hoy; uya, ayer; epuhuemu, antes
de ayer; uiile, mañana; epuhue, pasado mañana; viuchai, luego; veula, ahora; vaehiantii-
ula, de ahora en adelante; petu, todavía; ula, todavía, después; chumulnorume, nunca; deu-
ma, ya, después; moüquechi, siempre; chumul, ¿cuándo? Los adverbios de lugar son: ma­
mo, nancu, va, vameu, vamo, que significan aquí, acá; teyen, allá; eheu, donde, de donde;
cheuchi, no sé dónde; ina, cerca; aldüpu, muy lejos; minu, dentro, adentro o abajo. Los ad­
verbios de modo y cantidad son; tunten, cuanto; vanten, tanto; pichi, poco; cddii, mucho:
múten, solamente (sólo) ; chunqucchi, ¿cómo? Los adverbios de afirmación son: inai. sí; mü-
tu, en todo caso, sin duda; mupiñqucchi, ciertamente. Los adverbios de negación son: mü.
müca, no veymo, ¿no es así? Los de duda, nguepei, chci, chemaÁ que significan tal vez; chitir­
te, tal vez, posiblemente.
Preposiciones propiamente dichas pueden ser consideradas: huenu, arriba; vuri,
detrás; ñopa, de este lado de; nomo, del otro lado de; huema, al principio de; ranguioanea,
en medio de; ngueno, sin; miitu, sin falta. Son preposiciones por su colocación: ñt, de
(prep. de genitivo) ; mo, en, de, por, desde, a, con, etc. (de ablativo) ; pide, hasta; ciitv,
desde; ñiadmeu, en mi presencia, en su presencia, etc.
Hay conjunciones copulativas: caí, mai, y, aunque; disyuntivas: chi, o; adversati­
vas: huélu, pero; aseverativas: nal, por cierto; concesivas: rume, aún, aunque; consecuti­
vas: ula, que; temporales: muña, después que, luego.
Interjección de alegría es o . . . a . . . a ; de admiración, hue; de compasión o sor­
presa, chem; de enojo, hui; de dolor, aliiliin; de frío, aehuehui; de dolor por quemadura,
atutui; de dolor muy fuerte, ai . . . ai . . . ai; para animar, a, ai; para jurar, vida.
La fórmula de saludo es marimari al encontrarse y amuchimai al separarse.
El mapuche, rico en partículas que indican una acción, un estado, una dirección,
una circunstancia afectiva, una posición, un matiz de relación entre las personas, etc., nos
hace meditar y preguntarnos si ellas no serán los más simples gestos y signos sonoros que
el primitivo emitió y que luego han conformado una lengua que aún hoy podría servirse de
ellas para seguir creando sus nombres y sus acciones y sus circunstancias.
I ntroducción 21

Partículas pospuestas: cava: ¿por ventura?, corresponde al ne latino; también sig­


nifica pues (por e j . ¿pilayucam?, ¿no te lo dije, pues?) y repetida suple a la disyuntiva o.
C a m a ñ indica oficio, ocupación, empleo; por ej. ovichacamañ: pastor de ovejas. Chei o
chi: quizá;^repetida es disyuntiva; por ej. amuichi, amulaichi o amuichei, amvlaichei:
quizá se fué o quizá no. Chi: con numerales significa vez; por ej. mariepuchi: doce veces;
también se emplean las voces mel o mita; por ej. epumel o epumita, dos veces. Chura o
c/ium es la aseveración y juramento; por ej. ñuquechum: lo juro por mi madre. Cün: final
de verbos intransitivos; por ej. chachacün, cacarear. Em: interjección de lástima o afecto,
admiración o énfasis; se escribe yem cuando se pospone a vocales; por ej. ñuqueyen, oh, ma-
drecita. Hue: con nombres de cosas indica el lugar donde hay dichas cosas; por ej. cura,
piedra, curahue, pedregal; con verbos significa instrumento con qué hacer efectiva la ac­
ción indicada; por ej. lepün, barrer, lepühue, escoba; con números expresa los días en que
se realizará algo; por ej. melihue, en cuatro días. Lie: afirma enfáticamente; por ej. in-
chelle, yo (y no otro) ; también suple al verbo nguen; por ej. teyelle, aquél es. Mai: sí (con­
testando) ; también significa pues; por ej. amunguemai, marcha pues. Miden: solamente;
por ej. veimüten: eso solamente, eso no más. No: negación; por ej. incheno, yo no; ante­
puesta es aumentativa: indica excelencia, exceso; por ej. nohuenchru, gran hombre, aven­
tajado. Ñivla: por, por causa de, por respeto; por ej. veiñivla, por esto, por esta causa, por
esta razón; también significa en lugar de; por ej. ñivlamiden, estar en lugar de otro. Pu:
pospuesta a los términos vente, tunte, alü, piclii y vuta es voz significativa de distancia;
por ej. alüpu, lejos; pichipu, cerca. Pule: hacia, hasta, aún; por ej. huelepule, hacia la iz­
quierda; vuripule, hacia atrás. Rume: siquiera, a lo menos, cualquiera, aunque; por ej.
eluen ilo rume, dame siquiera, a lo menos, carne; cüdaulmirume, aunque trabajes. Ula:
hasta que; por ej. la leula, hasta que muera; también significa aún, todavía; por ej. ilai-
ula, aún, o todavía no ha comido.
Partículas antepuestas: calli: solo, no más; por ej. callidunguguei, sólo habla, no hace
más que hablar; equivale a veces a más que, déjalo que; por ej. callimúlepe, déjalo estar. Cu­
ya o ciipa: expresa deseo de hacer la acción indicada; por ej. cüpaelun, quiero dar, ciipaelu-
lan, no quiero dar. Deu, deuma (de deun: acabarse y deuman: acabar) : ya; por ej. deumai-
ni, ya comiste. Entu (de entun, sacar) equivale al des castellano; por ej. entuchrarin, des­
atar; pospuesta significa lugar donde hay; por ej. rume, junquillo, rumentu, junquillar; a
veces se sincopa la vocal e escribiendo ntu. Pepi: poder; por ej. pepican, preparar, arreglar;
pcpilan, no poder. Petu: aún, todavía; por ej. petumulei, todavía hay, aún hay; con el signi­
ficado de mientras, entretanto: petuilmi, mientras tú comes. Pu indica pluralidad y equivale
a nuestros artículos determinados los, las; por ej. calquin, águila, pucalquin, las águilas;
cuando se antepone a nombres de ciertas cosas significa el interior de ellas o en el interior de
ellas; por ej. pulemu, dentro del monte. Quim (de quimn, saber) : el que sabe, por ej. quim-
huenchru, hombre que sabe. Re: coisa pura, neta; por ej. reco, agua pura; reche, indio puro,
sin mezclar. Tute, turne, tumechei: tal vez, quizá (dubitativas) ; por ej. tute, turne o tumechi-
pengucai, quizá aparecerá, tal vez aparecerá. Uño o uúño: equivale al re castellano, e indi­
ca reiteración de la acción; por ej. uñoamutun o uúñoamutun, volver a irse. Vem: así, co­
mo, así como; por ej. inchiñ cahuellu vemlaquelaiñ, nosotros no morimos como los caballos
(es decir, de la misma manera).
Partículas interpuestas: ca: hace transitivos los verbos intransitivos; por ej. neculn,
neculcan, correr; como partícula de adorno se usa especialmente después de le; por ej. anii-
lecanguen, estar sentado; antepuesta significa otro, otra; por ej. cache, otra gente, foras­
tero. Cúle: estar actualmente; por ej. cuchrancülen, estar enfermo; illculen, estar enojado.
Culo: ayudar a, hacer junto con otro alguna cosa; por ej. meñcuculovn, ayudar a cargar.
Cuno o cimu: poner o dejar (de la manera que diga el nombre o el verbo) ; por ej. lúpiina-
cumcünun, poner boca abajo. Hue: más; por ej. nguehuen, haber más. lau o yau: andar ha­
ciendo; por ej. levquiaun, andar corriendo. Lie: pues; por ej. veipellevin, pues así le dije;
unida a que o pe significa actualidad; por ej. pipelleyu, eso te digo. Mo, mu, nmo, nmu: ne­
cesitar, ser menester, ser preciso, merecer; por ej. pichimon o pichinmon, necesitar poco; ma-
ñumun o mañunmun, merecer recompensa. Pe: dubitativa (pareceque, quizá) ; por ej. lapei-
deuma, parece que murió, quizá murió, con subjuntivo s ig n ific a mientras; por ej. ipeli,
mientras yo como. Pu: pasar, yendo de aquí para allá; por ej. pipuavn, pasar a decir. Pura:
inútilmente, sin motivo, en vano; por ej. düngupúraquümi, no hables en vano. Que: denota
actualidad y también costumbre; por ej. üllcuquen, me enojo, me suelo enojar; colocado entre
un adjetivo y un sustantivo indica pluralidad; por ej. vutaruca, casa grande, vutaqueruca,
casas grandes; pospuesta a numerales los hace distributivos; por ej. melique, cada cuatro.
Rque: parece que, parecer que; por ej. checüparquei, parece que viene gente; también in-
22 D iccionario comentado M apuche - E spañol

dica que en ese momento se toma en cuenta algo; por ej. huincarqueimi, ya pareces, apa­
rentas ser huinca. Rume: hacer de repente y también pasarse y volverse algo; por ej. laru-
mei, murió de repente; huincarmiei, se volvió huinca. Tu: equivale al re español no en el
sentido de reiteración sino en el de reintegración al estado anterior; por ej. huechetun,
rejuvenecer; así mismo puede dar significado contrario al que marca la acción verbal;
por ej. achrun, cansarse, achrutun, descansar; su uso es frecuente en formas interrogati­
vas con valor enfático; por ej. ngümatuavn inche?, ¿yo había de llorar?; si tu se pospone
significa cosa propia u originaria de; por ej. de mapu, tierra, maputu, patria; de ruca,
casa, rucatu, lo o los de la casa; además transforma en transitivos los verbos intran­
sitivos; por ej. ladcün, estar triste, ladcütun, entristecer; agregada a nombres de comesti­
bles u objetos de consumo y verbalizada (%), significa comerlos o consumirlos; por ej. üotun,
comer carne; tratándose de animal indica también cazarlo; por ej. panguitun, cazar pumas.
Val: merecer, poder, ser factible; por ej. pevalvili, si lo puedo, si merezco, si me es posible
verlo; también tiene el significado de enviar, m andar; por ej. tuvalvinque, enviarlo o man­
darlo tomar. Valu o cuu: fingir, simular, aparentar; por ej. cuchranvaluun o cuchrancamm,
fingirse enfermo. Ye (de yen, llevar): por ej. huichrayen, llevar tirando; significa también
tener por; por ej. votúmye nguen, tener por hijo.
Partículas interpuestas en verbos: las partículas interpuestas en verbos modifican
el significado de los mismos de muy diversas maneras. Así la forma negativa de los verbos:
¡ai, murió, lalai, no murió; nehuecümei, es muy bueno, nehuecümelm, no es muy bueno; vem-
cünoquivilmi, no lo pongas así; lavaln, mortal, lavalnolu, inmortal. La partícula duam agre­
ga al verbo la idea de querer algo; por ej. eludu/am, quiero dar. Para lograr las transicio­
nes se utilizan las siguientes partículas: u, vi, e, mo; por ej. ayüun, yo me amo; ayüvin, yo,
tú, él, lo amamos; ayüen, tú me amas; ayüemo, él me ama.
En las gramáticas figuran reglas generales de acentuación. Febrés nos dice: “Si
la palabra de muchas sílabas acaba en vocal, tiene el acento en la penúltima; si acaba en
consonante, o en los diptongos au, eu, ai, ei, lo tiene en la última”.
En realidad el idioma mapuche en su conjunto lingüístico no tiene regla fija de acen­
tuación general. Así, muchos vocablos que en Chile o en Neuquén tienen pronunciación gra­
ve, en La Pampa la tienen aguda. Un chadiche, un huilliche o un rancülche pronunciarán ruca-
hué, cura, mahuidá y malarhué, mientras que un picunche o un pehuenche dirán rucahue,
cura, mahuida, malarhué. En consecuencia hemos prescindido de toda acentuación; el es­
tudioso aplicará la que corresponda al modo regional lingüístico que desea investigar.
El mapuche es de pronunciación típicamente gangosa, más o menos acentuada según
la modalidad propia de cada tribu. Esa característica fue señalada por la mayoría de los
filólogos. En los albores del siglo xvn por Valdivia, luego por Febrés a mediados del
siglo xvm. Ciento cincuenta años después, en nuestra tierra, Frich, refiriéndose a la rama
argentina mapuche-rancülche, escribía: “Para poder hablar correctamente dicho idioma es
necesario estar resfriado”.
Este idioma hablado en grandes extensiones territoriales por tribus, en muchos ca­
sos sin contacto y no siempre del mismo origen étnico, ha producido diferencias de pronun­
ciación y vocablos especiales debido a esas influencias. Estas divergencias que no llegan a
constituir idiomas por no ser en general de monto mayor y proceder, salvo alguna que otra
excepción, de raíces etimológicas comunes, sólo alcanzan a ser modalidades dialectales de la
misma lengua.
Por ello, al calificar a nuestro diccionario de mapuche, voz representativa del idioma
básico común, hemos tenido la preocupación de agregar, como subtítulo, la denominación de
las grandes parcialidades que lo componen, y siempre que hemos podido hacerlo especifica­
mos en el vocablo la designación de la modalidad a la que pertenece, escribiendo expresión
pampa, expresión rancülche, expresión huilliche, etc., o bien los pampas, los ranciilches o los
pehuenches decían. . .
Mucho se habla en la Argentina de la magnitud y riqueza de los idiomas quechua y
guaraní; del mapuche poco o nada se ha dicho. La razón es sencilla: quechuas y guaraníes fue­
ron totalmente sometidos en los primeros ataques de los conquistadores; para doblegar al
mapuche fueron necesarios tres siglos de lucha. Hubo, pues, desde el principio, contacto per­
manente entre los dos primeros y la civilización, lo que naturalmente implicaba una más es­
trecha convivencia y un mayor conocimiento de sus idiomas. En cuanto a los mapuches, una
despiadada lucha culminó en nuestro país con la exterminación casi total del indígena.
I ntroducción 23

Es un hecho fácil de comprobar que los argentinos nunca conocieron ni sospecharon,


corno no conocen ni sospechan aún, la magnitud del idioma hablado por los históricamente fa­
mosos pampas. Por el contrario, siempre fue de habitual buen tono manifestar hacia aquéllos
el mayor desprecio. Absurdo sería, por otra parte, establecer primacías entre los idiomas in­
dígenas de nuestra tierra.
Nuestro trabajo queda en una compilación lexical con numerosas referencias a la pri­
mitiva civilización mapuche. No llegamos aquí a determinar los valores etimológicos en la com­
posición de los términos que, en su mayoría, se deducen por la traducción v que hubiéramos
deseado transcribir con separación de componentes. Tampoco discriminamos siempre las
palabras o expresiones no propias del mapuche tomadas especialmente, como préstamo, des­
de la llegada de los españoles y luego hasta casi su actual extinción. Reconocemos éstas y
otras deficiencias que a nuestro entender iremos señalando. A otros corresponderá el am­
pliar nuestra obra y rectificar posibles errores, especialmente dentro del estudio lingüístico
al que creemos ofrecer la mayor posible extensión de material filológico. Ver vocablo m/i-
pudúngun.

Como homenaje a los más importantes indigenistas de la filología mapuche que


recogieron personalmente, a lo largo de tres siglos, el habla de boca de los indígenas, y de cuyas
obras hemos extraído la base fundamental de nuestro trabajo, damos a continuación una
breve reseña de sus biografías.
Luis de Valdivia nació en Granada (España) en 1560. Ingresó en la Compañía de Je­
sús y fue ordenado sacerdote en 1589. Llegó al Perú a fines de 1589 y fue designado rector
del noviciado que la Orden tenía establecida en Lima. En 1593 es destinado a Chile, donde
acompaña a los conquistadores en sus diversas campañas en calidad de misionero. El Pa­
dre Ovalle, que conoció a Valdivia, escribe: "Era hombre de tan gran talento que a lo- tre­
ce días que comenzó a aprender la lengua de los indios empezó a confesarlo.- y a los vein­
tiocho a predicar. No contento con esto comenzó a hacer la gramática y el vocabulario que
de ella imprimió con que dentro de muy poco tiempo pudieron instruirse los indios en -u
propia lengua”. Siempre gran amigo del indígena, fue en su defensa a España ante la
Corte en 1618. A su regreso a Chile, donde trató de poner en práctica su sistema de “gue­
rra pacífica”, fue objeto de las persecuciones de los conquistadores cuyes desmanes había
censurado, retirándose definitivamente a su país natal en 1622. Siguió su vocación educa­
cional en el Convento de San Ambrosio de Valladolid, donde falleció en 1612 a l"- 82
años de edad.
Bernardo Havestadt nació en Colonia (Remanía) en 1708 según Lenz. en 1712 según
Barros Arana, en 1713 según Udaondo, en 1715 según Medina. Se incorpora a la Compa­
ñía de Jesús en 1732. Gran filólogo, conocedor de once idiomas; en 17-16 se embarca en Anís-
terdam, vía Lisboa - Río de Janeiro, donde permanece durante tres meses. Pasa por Bueno-
Aires y Mendoza y llega a Santiago a fines del mismo año, destinado a las misiones arau­
canas de Concepción. Durante diez años recorre constantemente el interior y llega a t rayé-
do la Cordillera a “las tierras de los Puelches”, en la zona norte del territorio de Neuquén.
viaje del que nos ha dejado un detallado relato. Enfermo, achacoso, en 1756 se retira a lo-
colegios de enseñanza de la Compañía donde ordena sus num erosos apuntes lin g ü ístic o s
araucanos, obra grandiosa que aunque no impresa (manuscrita en cuadernos ordenados) fue
vastamente conocida entre los misioneros. Es luego expulsado con los demás jesuítas en
1767 y en Santiago y en Lima le secuestran la mayor parte de sus archivos. Se embarca para
Europa y naufraga en los alrededores de Barbacoa, donde salva a duras jumas, aunque incom­
pleto, el manuscrito original de su obra. Después de variadas peripecias llega a Genova en
1770, permaneciendo allí cierto tiempo y llegando en 1772 al monasterio de Westfalia. tér
mino de su viaje, donde reside hasta su muerte en fecha que ignoramos. Chilidugu no pudo
ser publicado en su redacción inicial castellana por falta de recursos. Con autorización especial
del arzobispo de Colonia fue traducido al latín por su autor a j>cdido de las autoridades ecle­
siásticas y recién en 1777 pudo ser jiublicado gracias a la ayuda pecuniaria de un condis­
cípulo.
La biografía de Febrés es poco conocida y bus informaciones que hemos podido recoger
no son siempre concordantes. Nació en Manresa, Cataluña, en 1732 según unos, en 1734 se­
gún otros. No conocemos la fecha de su llegada a Chile, pero por carta de Havestadt sabe­
mos que en setiembre de 1757 se encuentra en el seminario de San Miguel cuando aún le
faltaban dos años para terminar sus estudios eclesiásticos. En 1759 es destinado a la mi­
sión de Angol donde permanece dos años para pasar a la de Imperial por tres años. Se cree
24 D iccionario comentado M apuche - E spañol

que durante ese tiempo estuvo en Lima consultando la edición original de la gramática de
Valdivia. A fines de 1764 lo encontramos en Santiago, en el Colegio de San Pablo, donde da
término a su famoso Arte. El decreto de expulsión de los jesuítas lo sorprende en la misión
de Mariquina, en Valdivia. Embarcado en el Callao, en el navio Rosario, es llevado a Italia
con otros miembros de la Compañía. Allí se establece en la isla de Cerdeña. Atacado de pará­
lisis se refugia en Génova, en la casa de San Miguel, donde muere en 1790.
Tomás Falkner nació en Mánchester, Inglaterra, el 6 de octubre de 1702, de padres .
protestantes. Se graduó de doctor en medicina en Londres, donde fue alumno de Isaac Newton.
Llegó a Buenos Aires a fines de 1731 en calidad de médico de un barco negrero. Grave­
mente enfermo se internó en un hospital de nuestra metrópoli y allí un jesuíta lo convirtió
a la religión católica. Ingresó luego a la famosa Compañía en 1732. Durante treinta años
trabajó en Santa Fe y Córdoba, en las misiones del Vulcán (sierras de Tandil y
Balcarce) y participó en numerosas expediciones que llegaron hasta las tribus indígenas
australes. El decreto de expulsión de Carlos III lo obligó a abandonar el país. En su regre­
so a Europa pasó por España e Italia y pudo por último llegar a Inglaterra en 1767. Es­
cribió varias obras en inglés, una de ellas, Description of Patagonia, de gran repercusión
política; ésta fue muy criticada, llegándose a decir que “Falkner se hizo misionero para ex­
plorar en favor de su país natal”, calificación que estimamos sin fundamentos. La afirma­
ción de que sería muy fácil apoderarse de la Patagonia tuvo gran eco en Madrid y provocó
la orden de fundación de puntos de defensa en la costa patagónica: Carmen de Patagones,
San Julián, Puerto Deseado y San José, que aún subsisten. Falleció en Plowden Hall el 30
de enero de 1784.
Rodolfo Lenz nació en Halle, Sajonia, el 10 de setiembre de 1863. Llegó a Chile en
1891, donde residió hasta su muerte, el 7 de setiembre de 1938. Filólogo de notable prepa­
ración (hablaba trece idiomas), además de dedicarse al ejercicio de la enseñanza universi­
taria, estudió la lengua y el folklore araucanos, que fundamentó científicamente. Titular
de la cátedra araucanista de la Universidad de Santiago de Chile, es hoy considerado como
el mayor conocedor del idioma indígena del siglo pasado.
Félix José de Augusta nació en Baviera en 1860. Se graduó de doctor en medicina
e idiomas en la Universidad de Munich en 1887; recibió el hábito de capuchino y fue en­
viado como misionero a la Araucanía. Estuvo entre los indios de la zona de Bajo Imperial
y luego se trasladó a Huapí donde vivió solo en una “ruca” de paja. Aprendió el idioma en­
tre los indígenas y tuvo como intérprete a Pascual Painemilla, sobrino del cacique lugare­
ño; así pudo estudiar con la paciente minuciosidad que lo caracterizaba los sonidos del
araucano moderno, reconstruir sus estructuras y fijar las reglas que lo rigen. Publicó en
1903 su conocida gramática, para cuya edición el gobierno chileno pagó la suma de cinco
mil pesos. Convivió con los indígenas y dividió su tiempo entre el estudio del idioma y la
evangelización; publicó además de obras de carácter religioso como Dios vi dungu, las
famosas Lecturas Araucanas y el gran Diccionario Araucano-Español, su obra maestra. Es
también autor de una traducción de la historia sagrada al mapuche, editada en Alemania
por Iíerder con variadas ilustraciones, de un interesante folleto ¿Cómo se ¡laman los Arau­
canos? y de numerosas melodías mapuches con sus textos originales, trabajo que lo consa­
gró como representante del folklore indígena chileno. Fue prefecto y superior de la Or­
den en Chile. Falleció el 16 de noviembre del935.
Ernesto Wilhem de Moesbach nació en Badén, Alemania, el 9 de setiembre de 1882.
En 1904, al terminar sus estudios secundarios, tomó el hábito capuchino y fue ordenado
sacerdote en 1910. Al estallar la primera guerra mundial actuó en calidad de capellán en
el frente de guerra, mereciendo distinciones, entre ellas la Cruz de Hierro de primera clase.
En 1920 pudo cumplir su antiguo y constante anhelo de dedicarse a las misiones extranje­
ras y llegó a Chile como misionero entre los mapuches. En la misión de Lago Budi, que
dirigió durante trece años rodeado de una densa población indígena, le cayó en suerte en­
contrar en el anciano cacique Pascual Coña un profundo conocedor de las costumbres y el
idioma natal, verdadera encarnación de la raza. Allí escribió Ñidolque nvupin dungu, prin­
cipales verdades religiosas, y más tarde su grandiosa obra Vida y costumbre de los indí­
genas araucanos en la segunda mitad del siglo xix. Trasladado en 1934 a Gorbea, escribió
su Voz de Arauco, trabajo etimológico sobre los topónimos indígenas chilenos. Radicado
desde 1944 en San Francisco de Limache, al mismo tiempo que escribe su Botánica indí­
gena, colabora en numerosas obras como autor o como asesor idiomático.
ABREVIATURAS

adj......................... adjetivo part. antep........... partícula antepuesta


adv........................ adverbio part, comp............ partícula comparativa
Anat........................ Anatomía part. conjunt........ partícula conjuntiva
apée....................... apócope part. de vocat. . . . partícula de vocativo
art......................... artículo part. insep........... partícula inseparable
Bot......................... Botánica part. interp.......... partícula interpuesta
conj......................... conjunción part. interrog........ partícula interrogativa
d.............................. diminutivo part. posp............. partícula pospuesta
def......................... defectivo (verbo) por e j: ................. por ejemplo
etim....................... etimológicamente pref........................ prefijo
exclam................... exclamación prep....................... preposición
expr........................ expresión
pron. dem............. pronombre demostrativo
ger......................... gerundio
pron. indet............ pronombre indeterminado
impers................... impersonal (verbo)
pron. interrog. ... pronombre interrogativo
interj..................... interjección
pron. pers............. pronombre personal
interrog................. interrogativo
pron. poses............ pronombre posesivo
intr........................ intransitivo (verbo)
pron. relat............ pronombre relativo
lit.......................... literalmente
r............................. reflexivo (verbo)
Med......................... Medicinal
rec.......................... recíproco (verbo)
met........................ metáfora o metafóricamente
Min........................ Mineralogía ............................... sustantivo

Mit.......................... Mitología sinón...................... sinónimo

ne£.......................... negación suf.......................... sufijo


onomat.................. onomatopeya tr ............................ transitivo (verbo)
P............................ participio ú. c........................ úsase como
P- a....................... participio activo v............................. ver
P- P....................... participio pasivo vocat...................... vocativo
Part......................... partícula Zool........................ Zoología
BIBLIOGRAFÍA CRÍTICA

A cárete du B iscay , Relación de los viajes de Monsieur Acárete du Biscay al Río de


La Plata. Revista de Buenos Aires. Año V. Buenos Aires, 1867.
Señala, a mediados del siglo xvn, entre Arrecifes y Saladillo, costumbres de indí­
genas allí establecidos que bien pudieran ser mapuches. Recordaremos que Juan
de Garay, en 1582, encontró en las proximidades del Cabo Corrientes, un indio
que, por detalles de su vestimenta, también pudiera serlo.
A cevedo D íaz E duardo, La República Argentina. Su escenario. Su raza. Su riqueza.
2^ edición. El Ateneo. Buenos Aires, 1926.
Leemos en la página 131: “La República Argentina no necesita de sus indios.
Las razones sentimentales que aconsejan su protección son contrarias a las con­
veniencias nacionales”. Trátase de un manual destinado a la enseñanza secun­
daria. Expresa crudamente, sin ambigüedad alguna el pensamiento de los diri­
gentes y quizá también del pueblo argentino en el primer cuarto del presente
siglo.
A dregú V irreira C arlos, Idiomas aborígenes de la República Argentina. Buenos
Aires, 1941.
En lo referente al mapuche aplica, a veces, acepciones que estimamos excesiva­
mente libres.
A lvakez Gregorio, Pehucn Mapa. Editorial Pehuen. Buenos Aires, 1953.
—Publicaciones en el periódico indigenista Neuquenia. 1950/1956.
—Dónde estuvo el Paraíso. Editorial Pehuen. Buenos Aires, 1957.
—Correspondencia con el autor-. *
Hemos transcripto varios conceptos y descripciones y hemos recogido sus acep­
ciones de voces ANCHIMALGUEN, CARÜLAN, CHI y COVUN.
A lvarez S otomayor A gustín . Anales de la Universidad de Chile. 1947.
Hemos extraído algún concepto.
A mador F ernán F élix de (seudónimo de Domingo Fernández Beschtedt), Alluma-
pu o país de la lejanía. Editorial Araujo. Buenos Aires, 1941.
Mencionamos su poética anotación del Huemul.
A mbrosetti J uan B., Viaje « la Pampa central. 1893.
— Un nuevo Pillantoqui. Revista del Museo La Plata. Tomo X/265. 1902.
—SiLpersticiones y leyendas. Cultura argentina. 1917.
Hemos transcrito algunos fragmentos.
A ngelis P edrode, Colección de obras y documentos relativos a la historia antigua y
■moderna de las Provincias del Río de la Plata. Buenos Aires, 1835.
Hermano de un cardenal romano, escritor y diplomático, llegó a Buenos Aires
durante el gobierno de Rivadavia y fue más tarde secretario privado de Juan
Manuel de Rosas. A su inteligente previsión debemos las valiosísimas publica­
ciones contenidas en la citada colección, tan útiles para la cultura histórica de
nuestro país. De los autores en ella incluidos hemos extraído múltiples infor­
maciones.
A paricio F ranciscode, Viaje preliminar de exploración en el territorio del Neuquén,
en Publicaciones del Museo de Antropología. Buenos Aires, 1933/1935.
D iccionario comentado M apuche - E spañol

— Grabados rupestres en el territorio del Neuquén. Publicaciones del Museo de An.


tropología. Buenos Aires, 1933/1935.
Hemos extraido su concepto del Chenque.
A rambuku J ulio , Voces de supervivencia indígena. Emecé. Buenos Aires, 1944.
Lamentamos, en su parte mapuche, la ausencia de conocidísimas voces españo­
lizadas como: boldo, laucha, chiripá, huemul, mallin y tantas otras, y la presen­
cia, en cambio, de palabras que nada tienen que ver con ese idioma como chupar,
chusma y guadal.
A ramendia T eodoro, Escritos en la revista indigenista Neuquenia.
Hemos extraído noticia referente al origen pampeano de las boleadoras.
A rdissone R omualdo, Estudio de los nombres de lugar en la Argentina. Anales del
Instituto de etnología americana de la Universidad de Cuyo. Tomo VI. 1945.
A rmaignac II., Voyage dans les Pampas de la République Argentine. Tours. 1883.
A rmando V ic en te , Aspectos de la medicina mapuche. Revista Argentina Austral,
N<> 167.
A ugusta F ray F élix J osé de, Ver biografía con detalle de sus obras. En sus pri­
meras publicaciones figura como Fray Félix José de Augsburgo, firmando después
F ray Félix José de Augusta, seudónimo bajo el cual se ha hecho célebre. Como
es sabido, los capuchinos, al incorporarse a esa rama menor de la gran congrega­
ción franciscana, abandonan su apellido familiar para tomar otro, en general
de pueblo o de ciudad. Es así que no conocemos ni conoceremos nunca la verda­
dera personalidad de los famosos filólogos Augusta, Fraunhausl y Moesbach.
La producción de Augusta es la más vasta existente en lingüística, y difí­
cilmente puede, hasta ahora, abordarse estudio de esa materia sin consultar­
la a pesar de ciertas deficiencias. El diccionario araucano-español se presenta
con escritura poco hispánica, lo cual, agregado al uso de letras invertidas y más
tarde de letras griegas, dificulta la comprensión del lector común. Por otra
parte carece, como lo expresa el autor en su prólogo, de múltiples palabras usua­
les. Huelga decir que hemos aprovechado al máximo el formidable material allí
acumulado, traduciendo su escritura a nuestra habitual grafía. En estos diccio­
narios figuran expresiones españolas mapuchizadas que comprueban el avance
cada día mayor de la castellanización del idioma, vocablos a los que no hemos
creído necesario dar cabida en este trabajo.
A zara F élix de, Descripción e historia del Paraguay y del Río de la Plata. Buenos
Aires, 1943.
De esta importante obra de la época colonial hemos extraído alguna anotación.
A vendaño S antiago , La fuga de un cautivo, en Revista de Buenos Aires, Tomo XIV,
página 601 y siguientes.
Cautivo de los rancülches de 1840 a 1849, logró fugarse y llegó a ocupar en la
metrópoli el cargo de intendente de indios. En la i-evolución de 1874 fue hecho
prisionero por las fuerzas del gobierno. Entregado a los rancülches que lo recla­
maban fue ultimado a lanzazos.
B arbará F ederico , Teniente Coronel, Usos y costumbres de los indios pampas y al­
gunos apuntes históricos sobre la guerra de la frontera. Buenos Aires. Imprenta
J. A. ^Berheim, calle Defensa 73. 1856. Reedición: Revista Azul. 1930.
—Manual o Vocabulario de la lengua pampa y del estilo familiar jxira uso de los
jefes y oficiales del ejército y de las familias a cuyo cargo están los indígenas.
Buenos Aires. Imprenta y Librería de Mayo de C. Casavalle. Perú 115. 1879.
Reedición Emecé. Buenos Aires, 1944.
El vocabulario, de 1.816 voces, ha sido el único diccionario mapuche-pampa pu­
blicado en nuestro país en el siglo xix; las otras publicaciones son de mínima
importancia. El general Mitre, engañado por las apariencias, hizo gran elogio
de esa obra, lo que dio gran notoriedad al autor que fue durante casi
un siglo considerado como el maestro indiscutible en materia de usos, costum­
bres y lingüística de los indios pampeanos. Las mencionadas obras son resultado
de desaprensivos plagios de de la Cruz, Falkner, Febrés, Viedma y Pigafetta,
como lo comprobaron Ilolmberg, San Martín y Benígar, quien lo calificó de “char­
latán”, y más tarde Vignati, con la publicación de su folleto titulado Los escri­
tos del teniente coronel Barbará, dio por tierra definitivamente con la usur­
pada fama. Por nuestra parte hemos comprobado poca seriedad en materia
lingüística; bástenos hacer conocer un solo ejemplo: traduce la palabra mapu­
che por “extranjeros pero no españoles” (Edición Emecé, página 67 (2). A pesar
de todo hemos seguido con atención su texto que nos ha servido de control en
ciertos casos.
Barlaei Gasparis, Indiculus verboruni linguae araucanorum, Buenos Aires, 1839.
No hemos encontrado en las dieciséis páginas de este manuscrito latino nada
digno de mención.
B arros A lvaro, Froiiteras y territorios federales de las pampas del Sur, Buenos
Aires, 1872.
B ibliografía Crítica 29

Hemos extraído algunos rasgos característicos del indígena pampeano de aque­


lla época.
B arros A rana y L enz R odolfo, La lingüística americana. Su historia y su estado
actual. En Anales de la Universidad de Chile. Santiago, 1893.
B arriga J osé M iguel , Origen de la lengua araucana. En Vol. XI del IV1? Congreso
Científico.
B ascuñan F rancisco , Cautiverio feliz del maestre de campo general don Francis­
co Núñez de Pineda y Bascuñan y razón de las guerras dilatadas del Rcyno de
Chile compuesto por el misino y dedicado al Rey N. S. Don Carlos II, que Dios
guarde muchos años para gloria nuestra. Publicado por Barros Arana en el tomo
III de la: “Colección de historiadores de Chile y Documentos relativos a la historia
nacional”. Santiago. Imprenta del ferrocarril, calle de la Bandera 39. 1863.
En el combate de las Cangrejeras, en mayo de 1629, Bascuñan cayó prisionero
del cacique Maulican, hombre noble y generoso que lo trató no como cautivo sino
como amigo. Le fue posible recorrer sin dificultad los territorios indígenas y
recomendado por su dueño pudo observar sus usos y costumbres. Fue rescatado
después de ocho meses de cautiverio y escribió dicho libro con interesantes obser­
vaciones, algunas de ellas mencionadas en este trabajo.
B enígar J uan , El problema del hombre americano. Panzini Hermanos. Bahia Blan­
ca, 1928.
—El concepto del tiempo; el concepto del espacio; el concepto de la casualidad en­
tro los araucanos. Publicaciones de la Junta de Historia y Numismática. Buenos
Aires, años 1924-1929.
—El calvario de una tribu.
Documentación manuscrita, en celosa custodia hasta su publicación, confiada al
Museo Regional “Daniel E. Gatica”, de Neuquén.
Ingeniero Croata, nacido en Zagreb, llegó a nuestro pais en 1908. Hombre de
vasta cultura filológica (hablaba catorce idiomas) casado con la nieta del fa­
moso cacique general Catriel, convivió cuarenta años con los indígenas de Río
Negro y Neuquén. Al morir en 1950, dejó inédita una extensa obra relacionada
con la lingüistica, las tradiciones histórico-geográficas y la toponimia regional.
Hemos podido examinar algunas de las trescientas libretas manuscritas con sus
anotaciones y extraer algunos vocablos mencionados en esta obra. Por otra parte
nos hemos servido en varias ocasiones de sus trabajos impresos, transcribiendo
conceptos y descripciones.
Bertomeu Carlos A., E l perito Moreno. Buenos Aires, 1949.
Hemos extraído su opinión sobre el origen de las plantaciones de manzanas en
territorio cordillerano.
B krtonio L udovico, Vocabulario de la lengua aymará. Publicado de nuevo por Julius
Platzman. Edición facsimilar. Leipzig. R. G. Teubner, 1879.
Consultado para confrontación de algunas voces mapuches.
B erg Carlos, Contribuciones al conocimiento de los peces sudamericanos especial­
mente de la República Argentina. Buenos Aires, 1897.
—Estudio sobre la fauna argentina, Buenos Aires, 1901.
De utilidad para los estudios en la materia.
B lanco V illalta , Antropofagia ritual americana. Emecé. Buenos Aires, 1948.
Comprueba que los indígenas de las zonas del Chaco y de la pampa nunca fue­
ron antropófagos, lo que es también nuestra opinión.
B oman E ric , Antiquités de la región andino de la Républiquc Argentine. Paris, 1908.
B ormida M arcelo, Un silbato de concha procedente del territorio del Río Negro. Ru­
na. 2. 213/217. 1949.
B rasseur de B ourgbourg, Histoire des nations civilisées du Méxique et de l’Améri-
que Céntrale durant les siéclcs antérieurs á Chistophe Colomb. Paris, 1857.
Al buscar allí confirmación a ciertas opiniones sobre origen mejicano del voca­
blo pulcu (chicha) hallamos un párrafo que sustenta criterio opuesto y cita a
dicho vocablo como de origen mapuche, lo que es también opinión del autor.
B raun M enéndez A rmando, El reino de la Araucanía y Patagonia. Buenos Aires,
1945.
Relato de un curioso episodio de la historia mapuche, sin mención lingüística.
Cabrera A na , Rutas de América. Buenos Aires, 1941.
Cabrera A ngel , L os pernos domésticos de los indígenas del territorio A rgentino. C-.
I. A., tomo I, página 81/93. La Plata - Buenos Aires, 1934.
Cabrera A ngel y Y epes J osé , Mamíferos sudamericanos. 1940.
Nos hemos servido de algunos de sus conceptos.
Cabrera P ablo, Presbítero, La conquista espiritual del Desierto. Dirección de P u­
blicidad. Sección de Humanidades. N<> 5. Imprenta Nacional de la Universidad
de Córdoba.
30 D iccionario comentado M apuche - E spañol

C anals F rau S alvador, L os indios clel distinto Buenos Aires se g ú n el repartim iento
de 1582. Publicaciones del museo de Antropología y Etnografía de la Facul­
tad de Filosofía y Letras. Serie A. Buenos Aires, 1940.
—La población prearaucana de la Cordillera del Neuquén y Sud de Mendoza. G.
A. E. A. Tomo IV. Pág. 61. Buenos Aires, 1938.
—Los aborígenes de la Pampa en la época colonial. Anales del Instituto Etno­
gráfico Americano. Universidad Nacional de Cuyo. Vol. II. 1941.
—Poblaciones indígenas de la Argentina. Su origen. Su pasado. Su presente. Bue­
nos Aires, 1953.
Obras de utilidad para ciertos temas de este libro.
C añas P iñ Oc iie t A lejandro , Estudios etimológicos de las palabras de origen indí­
gena, en Revista de la Sociedad Científica de Chile. Santiago, 1902.
—Las piedras horadadas. Actas de la Sociedad Científica de Chile. Tomo XIII
Santiago, 1903.
—La, lengua vcliche. Su probable origen. Actas de la Sociedad Científica de Chi­
le. Tomo XIV. 1904. 1^ y 2^ entrega. Santiago, 1904.
— B reve diccionario de la lengua veliche. Publicado en la Revista Chilena de His­
toria Natural. Santiago, 1907.
Trabajos muy interesantes tanto desde el punto de vista informativo como idio-
mático, sobre los huillichcs chilenos que el autor llama velichcs. Su diccionario
nos da la pauta del habla de las tribus mapuches del archipiélago de Chiloé
en el siglo xix. A pesar de anunciarse como “breve” menciona más de tres mil
vocablos, algunos transcritos en la presente obra.
Cardiel J o sé , Diario del viaje y misión al Río del Sauce realizado en 17i8. Bue­
nos Aires, 1930.
C atalá S alvador, Flora medicinal del Neuquén y toponimia del Neuquén. Monitor
de la Educación Común. Consejo Nacional de Educación. Buenos Aires.
No conocemos detalles de esta obra; la citamos simplemente como referencia.
C ayol R afael , Correspondencia con el autor.
Hemos extraído ciertas descripciones de fauna neuquina.
C h ia pp a V. M., Contribución a los estudios araucanos. Nombres zoológicos mapu­
ches. Impreso en Victoria. Chile, 1901.
Interesante folleto de diez páginas de texto que hemos tenido muy en cuenta.
Ciiilcatun Ch ile D ungun , Casa Central de la Providencia. Santiago de Chile, 1899.
Cartilla mapuche, de reducido volumen, con 35 páginas de texto y sin ninguna
novedad, salvo indicación de su titulo donde vemos figurar la ng antes de su
generalización por Augusta.
Cichero F élix E steban , La muerte del indio. 3$ edición. La Plata, 1944.
Hemos extraído opinión sobre la inadaptación comercial del indígena.
Claude J o se ph , La vivienda araucana. S an tiag o , 1931.
—Antigüedades de Araucania. Revista de la Universidad de Chile. N9 9, Año XV.
Santiago, 1930.
C o ni E m ilio , Historia de las “vaquerías” del Río de la Plata. Buenos Aires, 1930.
C o n sejo N acional de E ducación . Diccionario geográfico de las Gobernaciones Na­
cionales. Buenos Aires, 1941.
Copello S antiago , C ardenal, Gestiones del Arzobispo Aneiros en favor de los indios
hasta la Conquista del Desierto. Buenos A ires, 1944.
Cornely F. L., Pipas araucanas. Sociedad de Arqueología de la Serena. Chile, 1952.
Cox G uillermo , V ia je en las regiones septentrionales de la Patagonia. 1862/1863.
Anales de la Universidad de Chile. Tomo XXUÍ. Santiago, 1863.
C ronau R odolfo, América. Historia• de su descubrimiento desde los tiempos más pri­
mitivos. Leipzig, 1891. Trad. esp. Barcelona, 1892.
C ruz L u is de la , Tratado importante para el perfecto conocimiento de los indios
pcgiienchcs según el orden de su vida. Publicado por Pedro de Angelis en su
Colección de obras y documentos. Buenos Aires, 1835.
A principios de 1806, Luis de la Cruz, alcalde chileno de Concepción, fue
enviado por orden superior a Buenos Aires “por los paises de los indios inter­
medios”. En su Diario, de la Cruz consigna escrupulosamente nombres geográ­
ficos, de personas, de fauna, de flora y hace apuntes sobre costumbres y orga­
nización social. Obra notable que permite conocer una extensa y hasta enton­
ces desconocida región mapuche, de la que hemos extraido más de un concepto
o descripción.
C uyanito , El pasado y el presente aborigen. El Ateneo. Buenos Aires, 1939.
Obra de divulgación sin especial valor lingüístico.
D arapsky L., La lengua araucana. Santiago, 1888.
Opúsculo de 35 páginas. Obra de divulgación sin nada especial.
B ibliografía Crítica

D arwin Charles , Hemos consultado su obra a través de una traducción francesa:


Voyage d’un naturalista autour du monde fait a bord du navire Le Beagle de
1831 a 1836. Traduit de Tangíais par Ed. Barbier. París, 1875.
Obra conocida mundialmente. Contiene interesantes informaciones y descripcio­
nes que mencionamos en más de una ocasión. Refiriéndose a la campaña de
Rosas de 1833, entonces en curso, escribe Darwin: “Siéntese profunda melan­
colía al pensar en la rapidez con que los indios han desaparecido ante los inva­
sores. Aquí todos están convencidos de que ésta es la más justa de las guerras.
¿Quién podría creer que se cometen tantas atrocidades en un país cristiano y
civilizado? Creo que dentro de medio siglo no habrá un solo indio salvaje al norte
del Río Negro”. Su profecía se ha cumplido.
D aza J osé , Episodios militares. Buenos Aires, 1908.
Hemos transcripto su opinión sobre movilidad indígena.
D eibe H ernán , Canciones de los indios pampas. Buenos Aires, 1944.
D eodat L eoncio S. M., En Argentina Austral, N'-' 180, junio 1946.
Hemos extraído la opinión del autor sobre el vocablo chanque.
D omeyko I gnacio, Araucanía y sus habitantes. Santiago, 1845.
D ’orbigny A lcides, Voyage dans L’Amcriquc méridionalc. Paris-Strasbourg, 1835.
—L ’honwie américain considere sous les rapports physiologiqucs et moraux. Pa­
rís, 1838-1839.
—Voyage pittoresque dans les deux Amériques. Paris, 1836.
Hemos transcripto descripciones de estas obras entre ellas la ceremonia festi­
va de la nubilidad femenina en el Río Negro.
E belot A lfredo, La Pampa. Buenos Aires, 1890.
Hemos tomado nota de algunas observaciones de este ingeniero francés construc­
tor de la zanja y fortines de la línea Alsina, frontera con los indios pampas y
ranciilches.
E cheverría y R eyes , La lengua araucana, Notas bibliográficas. Santiago, 1889.
Edición muy reducida — 25 ejemplares— con 32 páginas de texto. Contiene
vocablos particulares al habla de mediados del siglo xix de las tribus mapuches
de la zona de Malleo, Cautín y Valdivia, que nos han sido de utilidad.
E rcilla A lonso , La Araucana. Famoso poema cuyo autor pertenecía al cuerpo
expedicionario de la conquista de Chile. Consta de 37 cantos, escritos en octavas
reales. Los quince primeros, los mejores, los escribió en Chile en pedazos de papel
y hasta en cueros y en cortezas de árboles, los restantes en España. Rinde home­
naje al indómito coraje del mapuche. Al titular su poema La Araucana, Ercilla
contribuyó más que nadie a divulgar esa errónea denominación. (V. detalles en
vocablo araucano). Hemos transcripto el citado homenaje y algunos conceptos de
esa obra.
E scalada F ederico A., El complejo tehuelchc. Estudios de etnografía patagónica.
Buenos Aires, 1949.
Hemos tomado alguna cita.
FA lcone y M olina , Gramática y vocabulario auca.
Manuscrito sin indicación de fecha, existente en la Biblioteca Nacional de París.
Fue publicado en 1898 por de la Grasserie en el tomo XI de la Bibliothéquc Lin-
güistique Américainc, con la habitual deficiencia de ese filólogo, en su época de
autoridad mundial.
F alkner T omás, A description of Patagonia and thc adjoining parts of South Ame­
rica ... Londres, 1774. Traducción de Samuel Lafone Quevedo. Biblioteca Cente­
naria. Universidad do La Plata. Buenos Aires, 1911. Existe traducción al alemán
de Julius Platzman, publicado en Leipzig por Teubner, 1899.
—Of thc patagonians. Printed by the friendship of George Alian Esq. at his priva-
te Press at Darlington. MDCCLXXVIII.
—Observaciones sobre los productos botánicos y mineralógicos de Sudamérica. 4
volúmenes, (cit. por Furlon Cardiff en Personalidad y obra de Tomás Falkner,
pág. 99).
Lamentamos no haber podido conocer esta última obra guardada celosamente en
Plowden Hall, porque nos figuramos que en ella deben existir denominaciones
indígenas sobre botánica pampeana, materia bastante deficiente en la bibliografía
argentina. Su famosa obra sobre descripción de la Patagonia está constituida por
144 páginas de texto; la lingüistica ocupa el Capitulo VI: “mi larga ausencia de
aquellos paises entorpece la memoria” previene el autor, y a continuación escribe
una breve gramática y un vocabulario aún más breve (87 palabras). Entre
gramática y vocabulario encontramos alrededor de ciento cincuenta voces que
hemos incluido en nuestro trabajo, aporte lingüistico pequeño pero de gran valor
porque establece netamente el modismo idiomático del mapuche argentino de
mediados del siglo xvm.
F ebrÉs A ndrés , A rte de la lengua general del R cyno de Chile con u n diálogo chi­
leno-hispano a que se ataña la doctrina cristiana esto es rezo, catecismo, coplas,
32 J)i(:< l<v. \m o COMENTADO MAPCCHE - ESPAÑOL

confi ■ionario ;/ plática*: lo nuit , . lengua chilena y castellana y por fin. un


Vocabulario hixjiano-chilrvo ;/ i/n Cnlcpino ehilme,-hispano más copioso compuerta
por el i>a/lrr Andrés F ebrtt, Misionero de la Compañia de Jesús, año de ¡TSl.
Dedicado a Mario S. S. Madre de la Luz Increada, abogada crpeeial de las
Ai iilion en, con licencia, en Lima, en la calle de la Encarnación, año de ¡ 7(1.
Ili ino» consultado vita obra a travép del rarWimo ejemplar, edit o princeps. de la
Biblioteca Bemardino Kívadavía de Babia Blanca. El A rle de Febrés es clineo
en lin*rüJatira mapuche, por lo que hemo» utilizado a fondo los 3.965 rocablos que
menciona. Deseamos dejar c>tabb-<ido que la obra de Febrés, aunque impresa n a
anterioridad, < en realidad posterior al trabajo del jesuita H avotadt, ya que
aquél sirvió de los cuadernos manuscrito» de Haveitadt mientras ««-guia estu­
dios eclesiásticos en el seminario de Chile. Dea ediciones del A rle hsn «ido pu­
blicada» ; la primera por fray Angel Astraldi, en Chile, Santiago, IMG; la se­
gunda en nuestro país por Juan M. I-araen, Buenos Aires, 1882.
F kiínAn DKZ Cai.7.aoa, fray Antonio, Confesionario por preguntas y pláticas dartrx.
nalen en araucano y castellano según <1 manuscrito inédito del misionero from-
risco no Fray Antonio Fernández ('altada. 1U S, ron notas biográficas dW tí
l ‘. Fray Antonio J’a re t, O, F. M ., publicado por Rodolfo R. Schuller. Santiago
1907.
FbtltY I,A7.Alto, Gúilirhes: traducciones, leyendas, apuntes gramaticales y t’MClnils-
rio de lo tona ¡niwpa-tn ancana. En publicación*** del Instituto dr Arqueología,
DingÜistirn y Folklore Dr. Pablo Cabrera, Imprenta de la Vnivenidad. Córdoba,
11*41.
‘‘El presente trabajo, especifica Flury, corresponde a datos recogidos en las fuen­
te* actuales — 1f*44 -— en la reglón comprendida entre el Rio Colorado, «i Rio
Chico y la Cordillera de loa Andes". Después de la Conquista del Desierto U
indiada desapareció como entidad independiente, los indígenas fueros apresta­
dos en su casi totalidad y «tilo quedaron núcleos dispersos en los inmenso» terri­
torio» que hasta entonces fueron sus dominios. Estos núcleos, separados de su»
hermano», en contacto directo y continuo con la civilización que los rodeaba,
fueron olvidando su* antigua» costumbres y tradiciones y vemos, por el trabajo
de Flury, entre otros, cómo después de tres cuartos de siglo de miarme* l®.
su» mito», ceremonias rituales y lenguaje ae transformaron en recuerdo* borro­
sos lo» unos y en lamentable» deformaciones los otros. Hemos comprobado a n a ­
ve* de lo» 4-14 vocablo* del Vocabulario, la degeneración lingüística de <■»( peque­
ños grupo» de nuestro pal», como habíamos comprobado la degeneración lingüística,
aunque en menor grado, de lo* huillichet chilenos de Chiloé a través del trabaje
de {'una* l’iftochet, anterior en medio siglo a é»tr.
1‘KAUNHAU8I, F ray SlcintEDO, Misionero capuchino en Chile, el padre Sigifredo reco­
gió en lo» primero» año» del corriente siglo, entre lo» mapuche» de la zona de
Panguipulli, numerosos cuento* y canciones que encontramos incluidos, coe men­
ción de autor, en la obra Lecturas Araucanas de fray Félix José de Augusta.
De ello* hemos extraído la li*t* de los espíritu» con quienes se ponían e* entco-
nicnción los machi» en sus ceremonia» rituales.
FllAZr.lt J amI'8, Sir, Mitos sobre el origen del fuego en América. Emecé Bueno» Ai­
re», 11*42.
A pesar de que el autor »e extiende sobre un tema indígena muy importante,
lamentablemente no cita su desarrollo rn el pueblo mapuche,
FRICH A. \'., \'ocabnlarios inéditos o ¡toca conocidas de los indios fíat.I.elche Guabá i .
1‘iaroa, Toba, l ’ilaga, etc. por Chestm ir Loukotlca. Kl Vocabulario Hanhiebe ha
sido recogido por el Señor A. V. Frich de Praga y publicado en la R<w»ta del
Instituto de Etnología de la Universidad Nacional de Tucumán. dirigida por el
Dr, A. Mctraux. Tomo 1. Entrega 1*. TucumAn, 1929. Páginas 75 R3.
Fe vico espa ñol -ma puche-rancülche de 486 vocablo» recogidos en el abo 1909. en
la localidad de General Acha. de boca de un indio rancülche llamado Qarrérv.
hutehrv. (Calden Cortado). Difícil debía ser la conversación entre salió checo
y el rústico ex habitante de los carrizales, aun mediante la intervención de len­
guaraz de mayor o menor competencia: y nos imaginamos, por algunas defi­
niciones, que Qurchrchitich rn debía utilizar con cierta frecurnria el arte mímico,
l n el presente trabajo hemos transcripto los vocablo» señalados por Frich. adop­
tándolos, naturalmente, a nuestra grafia; pudo haberse producido de nuestra par.
te algún error de transcripción por tratarse de un original escrito en base a!
alfabeto checo.
Kl vocabulario do Frich es el único que conocemos hasta ahora sobro lingüistica
rnncÜlche; esto lo hace precioso para la filología indígena argentina. La mayo­
ría de los vocablos corresponden a raíce* mapuche*, pero ex¡*ten voces totalmente
extrañas a este idioma cuyo origen ignoramos y que *eria interesante im eít.gar,
suponiendo por nuestra parte que provienen de la influencia de sus vecino» inme­
diatos: huarpes, olong.sstas o comechingoties.
l.os raneülchos cambiaban la terminación ve rivalizado ra «i reemplazándola a ve­
ces por la vocal i por ej. fui por tun, lai por tan. y a veces por la terminación
ii, por ej. j>eu por ?«•*, raquiu por raqui*. Analizando los sesenta y dos verbos
del vocabulario encontramos treinta y una terminaciones en « (veinte en i sim­
ple, diez en i doble [««] y una en i triple [ü í]; veintiocho terminaciones en «,
B tbliografí * Crítica 33

una terminación en m, una terminación en n y una terminación en het. La ter­


minación i por n era común a las tribus pampeanas del siglo xrx, pero la termi­
nación u es exclusiva del habla rancülche.
F uklong C ardiit G uillermo , La personalidad y la obra de Tomás FaOcner. Buenos
Aires, 1929.
—Entre los Pampas de Buenos Aires. Buenos Aires, 1938.
Lamentamos que aun para el eminente biógrafo de Falkner la documentación de
este sabio haya quedado vedada por los depositarios de Plowdcn Hall. Se pierde
asi una fuente informativa sobre fauna y flora pampeanas.
GANDÍA E nrique , Historia crítica de los mitos y leyendas de la conquista Americana.
Buenos AireB, 1946.
—Problemas indígenas americanos. Buenos Aires, 1943.
G arcía P edro A ndrés, Coronel, Sobre expedición de 1810 a Salinas Grandes en Co­
lección de obras y documentos de Pedro de Angelis.
I)c ésta y de informes dirigidos al Gobierno hemos extraído algunos conceptos.
G arcéb A ntonio , L os neuquinos, en Revista del Centro de Estudios Pampeanos. San­
ta Rosa, 1943.
— Placas liticas grabadas del S'ruquen. Revista del Centro de Estudios Pampeanos,
Año 2, N9 3. Santa Rosa, 1942.
G atti G., Gramática de la lengua araucana, 1926.
Breve síntesis de las gramáticas clásicas.
G ay C laudio , Historia física y política de Chile. S a n tia g o , 1852.
Hemos efectuado citas en la parte botánica de la obra.
C erdts-R upp Klisabeth , Magische Vorsttellungen und Brauehe der Araukaner. Ham-
bourg, 1937.
Gobernación DE L a P ampa , Versión castellana de los nombres indígenas correspon­
dientes a los departamentos del Territorio S’aeional de IjO Pampa. Publicación
oficial. S anta Rosa, 1946.
Prudente exposición de origen etimológico de la toponimia pampeana.
GÓMEZ DE V idaurre F élix , Historia, geografía natural y civil del Keyno de Chile.
G ranada D a n iel , Vocabulario rioplatense rasonado.
De utilidad para los argentinismos.
G rasserie R aúl de la , Largue A U C A (ou langue indigéne du Chili, grammaire, dic~
tionnaire). Textc» trnduits ot analysés par Raoul de la Grasserie. Paria, 1898.
372 páginas. En Bibliothéque lingüístique américaine. Tome XXI.
Obra do gran resonnneia, en los centros de estudios americanistas, a fines del
siglo pasado. No merece esa fama. El Dr. Rodolfo l.enx, titular de la cátedra
nrauennista de la Universidad de Santiago de Chile, hace la siguiente critica:
19) Ln introducción sobro los arnucanos está llena de errores. 29) La gramá­
tica es mediocre traducción al francés de la más incompleta de las antiguas gra­
máticas (Valdivia, 1606). 31-*) Los extractos de los vocabularios de Valdivia y
de Febrés se han hecho sin ningún criterio y contienen muchos centenares de
traducciones falsas y errores manifiestos. Menciona Lcm cuatro argumentos más
que creemos inútil reproducir, ya que los expuestos son suficientes para ilustra­
ción del estudioso.
GREVK E r n esto , La nomenclatura geográfica y la terminología técnica. S a n tia g o , 1938
Mencionamos su opinión sobre el vocablo quechru.
G omara L ópez de, Historia general de las Indias, que nos ha sido útil en algun a
ocasión.
G ordon A. K., Historia de los pieles rojas. Traducción española. Editorial Bruguera
Barcelona, 1956.
Hemos trascripto el concepto norteamericano sobre sus indios.
G rknon P., L os pampas y las fronteras del Sur. Documentos históricos N° 1S. Cór­
doba, 1927.
G roeber P arlo, Toponimia araucana. GAEA. Buenos Aires, 1926.
Meticuloso estudio de etimología toponímica basado en los clásicos araucanistas;
agrega explicaciones de indios descendientes de los dispersos después de la con­
quista del desierto del General Roca. Hacemos mención de su juicio analítico
sobre la obra filológica del padre Milancsio cuya apreciación compartimos ple­
namente. Hemos tomado las acepciones de las voces neuquinas tniliu, anquí1
y chalahucn.
•Groussac P aul , Toponymie historique des cotes de la Patagonie. Anales de la Bi­
blioteca. VIII. pág. 387 425. Buenos Aires, 1912.
D iccionario comentado M apuche - E spañol

G uaycochea I gnacio , Reconstrucción sintética del lenguaje topográfico de La Pam­


pa. Monitor de la Educación común, órgano del Consejo Nacional de Educa­
ción, N° 753. Buenos Aires, Septiembre 1935. Páginas 50/78.
Modesto maestro de escuela de La Pampa; fue entusiasta propagandista de
los estudios indigenistas de la zona.
G uevara T omás , Historia de la civilización de araucaria. S antiago, 1898.
— Psicología del pueblo araucano. Santiago, 1908.
— Folklore araucano. Edición y año desconocidos.
—Las últimas familias y costumbres araucanas. Santiago, 1913.
— La mentalidad araucana. Santiago-Valparaíso, 1916.
— La etnología araucana. Santiago, sin fecha.
—Historia de la justicia araucana. Anales de la Universidad de Chile, Santia­
go, 1922.
La obra de este fecundo y erudito investigador abarca casi todos los aspectos
de la vida mapuche y su consulta es indispensable para el estudio del problema
indígena. De más está decir que la hemos aprovechado extensamente.
G uinnard A ugusto , Tres años de esclavitud, entre los patagones. Relatos de mi
cautiverio. Buenos Aires. Colección Austral. Espasa Calpe. Tercera Edición.
1947.
Prisionero de 1856 a 1859, su obra es un magnífico relato de usos y costumbres
de estos indígenas, todos ellos de habla mapuche. Fue cautivo del famoso Calhñi-
curá (Piedra azul) en sus tolderías de Salinas Grandes. Su documentación sobre
el ambiente pampa de mediados del siglo xrx es la más completa que se conoce.
Huelga decir que utilizamos ampliamente su material informativo.
Gusin d e M a r tín , misionero S. V. D., Otro mito del diluvio que cuentan los arauca­
nos. Publicaciones del Museo de Etnología y Antropología de Chile. Tomo II,
Nó 2. Santiago, 1920.
—Plantas medicinales que los araucanos recomiendan. Anthropos. Tomo XXXI.
1936.
—Medicina e higiene de los araucanos. Publicaciones del Museo de Etnología y
Antropología de Chile. Tomo I. Páginas 87/120 y 177/296. Santiago, 1917.
Hemos extraído varias informaciones, y parte de nuestra lista de hierbas medi­
cinales proviene de esas obras.
G utiérrez J uan M aría , Algunas observaciones sobre las lenguas guaraní y arauca­
na. Buenos Aires, 1871.
Revista del Rio de la Plata (Tomo II sobre lengua araucana).
H a en k e T adeo, Viaje por el virreinato del Río de la Plata. Emecé. Buenos A ires,
1943.
Relato de su viaje, desde Santiago de Chile a Buenos Aires, en 1794, del que
hemos extraído algún concepto.
I I arrington T omás , Observaciones sobre vocabularios indios. Publicaciones del Mu­
seo Antropológico de la Facultad de Filosofía y Letras. Serie A. Tomo III. Bue­
nos Aires, 1935.
Teníamos escritas nuestras observaciones personales sobre escritura y fonética
de la voz tehuelche, cuando nos enteramos que este estudio había sido efectuado
por el mencionado autor. Ver más detalles en nuestro vocablo cheuidche.
H assler W ily A., NguiUatunes del Ncuquéiu Editorial Pehuén. Buenos Aires, 1957.
Asistió a dos ceremonias rituales y al describirlas detalla minuciosamente la
danza del avestruz la que reproducimos íntegramente en la voz choiqucpiirun.
H avestadt B ernardo , Chilidugu. Reedición titulada Chilidugu sive tractatus linguac
chilensis opera De m ar di Havestadt. Editionem novam inmutatam curavit Dr.
Julius Platzman. Lipsiae. En dedibus B. J. Teubneri. MDCCCLXXXIII. Dos to-
mos en latín. En el primer tomo, segunda parte, de páginas 187 a 535. figura el
hidiculus Universalis, del padre jesuíta Francisco Pomey, con especificación
del autor.
Obra de enorme valor lingüístico. Por circunstancias que hemos anotado en su
biografía este diccionario no fue impreso en su original español sino traducido
al latín para adiestramiento de los misioneros en tierras mapuches. Tratamos
de extraer lo máximo posible del contenido de esta magnífica producción.
H ead F rancis S ir, Rough notes taken during same rapid journeys across the Pampas
an among the Andes. Nex edition. London, 1851.
No conocemos detalles de esta obra; la citamos simplemente como referencia.
H ercmans E lías , El vocabulario araucano de 1643 - 1643 con notas críticas y alguiuis
adiciones a laS bibliografías de la lengua mapuche por R. R. Schuller. San­
tiago, 1907.
“El autor de este vocabulario, copiado fielmente de la edición general de 1647,
escribe Schuller, fue el sabio oficial holandés Elías Hercmans, que durante el
dominio de los Nassau en el Brasil ocupaba el puesto de gobernador de Parahyba.
En 1642 fue agregado en calidad de vicealmirante y capitán del buque «Vlissin-
gen» a la escuadra de Honorick Brouwer que iba a conquistar tierras australes.
B ibliografía Crítica 35

De allí, en lugar del soñado oro, trajo este vocabulario que fue publicado 41 años
después de la gramática de Valdivia (primer documento sobre el mapuche) y
que por consiguiente constituye el segundo diccionario impreso en esa lengua”.
Trátase de una obra titulada Vocabula chilensis de 515 vocablos, algunos de los
cuales figuran en esta obra. Allí encontramos la ng, de la que ignoramos por qué
razón los autores la dejaron de lado. Augusta, dos siglos y medio después, la
restituyó al sitio que le corresponde.
H ernández J osé, Martín Fiemo. Buenos Aires, 1872.
Aunque no trate de lingüística no podía faltar en esta bibliografía la obra magna
de nuestra literatura gauchesca, ya que buena parte de la acción se desarrolla
entre la indiada pampeana, cuyos rasgos de valentía y de crueldad detalla con
maestría. Hemos transcripto algunas de sus descripciones.
H olley G ustavo A dolfo, La familia entre los indios araucanos. Artículo publicado
en la Revista del Progreso. Tomo I. Página 112/119. Santiago, 1888.
—La ruca entre los araucanos. Id., id., páginas 255/259.
H olmberg E duardo L adislao, Lin Calel. Talleres gráficos Rosso. Buenos Aires, 1910.
Poema. En sus Notas, páginas 308/354, da acepciones de vocablos mapuches.
Hemos extraído su tesis de la voz Hualichu Mamiill.
H ousse R afael E m ilio , Une epopée indienne. Librairie Pión. Paris. Traducción del
Padre Andrés Goy. Editorial Zigzag. Santiago, 1940.
Interesante estudio general sobre el pueblo mapuche con su historia desde la
preconquista hasta nuestros días, y detalles de usos, costumbres, industria. He­
mos desechado su deficiente terminología lingüística pero aprovechamos conceptos
y descripciones de su obra.
HUDS0N G uillermo E nrique , Allá lejos y hace tiempo. Peuser. Buenos Aires, 1945.
—El naturalista en el Plata. Emecé. Buenos Aires, 1953.
Hemos extraido varias informaciones, en particular sobre el chajá.
I mbelloni J osé , Lenguas indígenas del territorio argentina. En Historia de la
Nación Argentina. I. pág. 179 y siguientes. Buenos Aires, 1936.
—La esfinge indiana. El Ateneo. Buenos Aires, 1936.
K ermes , Vida familiar de los pampas. Revista del Jardín Zoológico. I. 206. Buenos
Aires, 1892.
K oessler I lg B ertha , Cuentan los .araucanos. Espasa-Calpe Argentina. Buenos
Aires, 1954.
Libro escrito en alemán y traducido al español. La autora reside desde hace
largos años en el territorio vecino a un grupo mapuche cordillerano. Sus relatos
han sido recogidos de boca de descendientes mapuches pampeanos, pehuelches y
chilenos. Recogimos alguna documentación.
K ramer Gudiño L u is , Médicos, magos y curanderos. Emecé. Buenos Aires, 1945.
K usrow T eodoro C., Impresiones de viaje. El Ncuquén y el Río Negro. Recopilación
de cartas dirigidas al diario El Orden, de Rosario de Santa Fe, 1898.
L afone Quevedo S amuel A., La raza pañi¡icana y la raza guaraní o los indios del
Río de la Plata en el siglo XVI. Tomo V de Resultados del Congreso Latino-Ameri­
cano de 1898. Buenos Aires, 1900.
Al referirse al idioma mapuche escribe: “Es de las lenguas fuertes muy exten­
didas y que siempre se ha impuesto a las otras sus vecinas que no sea la española.
Es rica y armoniosa. .. ” Autor de numerosos trabajos americanistas, tradujo
del inglés la obra del jesuíta Falkner A description of Patagonia.
L ascajray I leana , Correspondencia con el autor.
Hemos transcripto conceptos y descripciones de esta arqueóloga investigadora.
Directora del Museo Regional Daniel E. Gatica de la ciudad de Neuquén.
L as Casas P adre, Diario de Cristóbal Colón.
Tomamos la información sobre origen del vocablo cacique.
L atcham R icardo E., Costumbres mortuorias de los indios de Chile y otras partes
de América. Santiago-Valparaíso, 1915.
—Los animales domésticos de la América precolombina. En publicaciones del museo
de Etnología y Antropología de Chile. Tomo II N9 1. Santiago de Chile, 1922.
—El problema de los araucanos. Sus orígenes y su lengua. Revista Atenea Año IV.
N? 6. Santiago, 1927.
—La prehistoria chilena. Santiago, 1928.
—La agricultura precolombina en Chile. Ed. y año desconocidos.
Americanista inglés, residente en Chile, director del Museo Paleontológico de
Santiago, figura entre los más profundos investigadores del problema mapuche.
Hemos utilizado varios elementos de sus precitadas obras. Creemos útil mencionar
su teoría sobre el origen de los mapuches; serían éstos naturales de la Argentina
de donde, pasando la Cordillera, conquistaron las tierras posteriormente denomi­
nadas Araucanía. Residieron allí pero adoptaron el idioma de los vecinos, muy
36 D iccionario comentado M apuche - E spañol

superior al propio. Esta teoria tiene defensores pero también acérrimos adver­
sarios. La señalamos como tema interesante para futuras investigaciones.
L atzina F rancisco , Diccionario geográfico argentino. Buenos Aires, 1891. Contiene
algunas apreciaciones sobre toponimia indígena.
L avad R amón A., Oraciones, ensalmos y conjuros del pueblo chileno. Santiago, 1910.
L edesma R aúl , Petroglifos, morteros o chenques del noroeste neuqueniano.
Consignamos su opinión sobre huiHnchenque.
L eguizam ón M artiniano , Toponimia pampa. Capítulo de Histoiña y cosas que pa­
saron. Buenos Aires, 1926.
— Orígenes de las boleadoras y del lazo.
Hemos extraído algunos datos de estas obras.
L e h m a n N it sc iie R odolfo, La bota de potro. Boletín de la Academia Nacional de
Ciencias de Córdoba. Tomo XI. Páginas 183/300. Buenos Aires, 1916.
— Mitología sudamericana. E l diluvio según los araucanos de la Pampa. R. M. L. P.
Tomo XXIV. 1919. Páginas 18/62.
—El viejo Trapi de los araucanos. Buenos Aires, 1929.
—El grupo lingüístico het de la Pampa Argentina. R. M. L. P. Tomo XXVII. Bue­
nos Aires, 1923. Páginas 10/84.
Figuran en nuestra obra varios desarrollos del docto investigador germano del
Museo do La Plata. Entre ellos cierta leyenda del Diluvio y de la confección
de la bota de potro; pero de lingüística mapuche poco se puede retener. En sus
investigaciones en nuestra Pampa ha encontrado rastros de un idioma extraño
al araucano y a las lenguas patagónicas, al que denomina het. Aunque no creemos
en la existencia de tal idioma por ser sumamente exiguo —la base de su argu­
mentación la constituyen diez palabras simples, cinco compuestas y tres con
significado desconocido— no por ello estimamos se deba descartar de plano esa
teoría sin haber efectuado previamente un estudio exhaustivo. Por nuestra parte
señalamos la existencia de la terminación het en uno de los vocablos rancülches,
recogido por Frich. Creemos de mucho interés señalar este tema a los futuros
investigadores.
L e n z R odolfo, Diccionario etimológico. S antiago, 1905.
—Introducción a los estudios araucanos. Anales de la Universidad de Chile. Tomos
90 y siguientes. Santiago, 1896.
—Estudios araucanos. En Anales de la Universidad de Chile. Tomo CXVII. San­
tiago, 1895-1897.
—La oración y sus partes, 4^ ed. Edit. Nascimiento, Santiago de Chile, 1944.
Lenz es, sin duda alguna, el maestro de la lingüistica mapuche del último cuarto
del pasado siglo. Fue el primero que tuvo la idea de realizar un trabajo de
recopilación de los diccionarios mapuches existentes, todos ellos incompletos, idea
que también examinaron Augusta y Moesbach. Recogida por el autor, ha tenido
por resultado la confección del presente trabajo, desgraciadamente sin la capacidad
y los conocimientos lingüisticos de los maestros citados. De más está decir que
hemos aprovechado las obras de este eminente autor.
L izárraga F ray R eginaldo . Descripción breve de toda la tierra del Per A, Tucumán,
Río de La Plata y Chile. Edición de la Biblioteca Argentina. Tomo II. Buenos
Aires, 1916.
Hemos consultado fragmentos de esta obra en los Pueblos primitivos de Sud
América. Emecé, Buenos Aires, 1948. Páginas 19/21. El autor (1540-1612) ya
advertía que los indios chilenos, es decir, mapuches, no eran como los de otras
“naciones que adoraban alguna cosa o tenían por Dios a Sol, Luna o Estrella”.
L ooser G ualterio , La representación de figuras humanas y de animales por los
araucanos. Reimpreso del Boletín del Museo Nacional de Chile. Tomo XII.
1919 - 1929.
Hemos citado extractos en la voz chcmamüll.
L ópez V ic en te F idel , Historia Argentina. Reedición de la Cultura Argentina, Bue­
nos Aires, 1920.
Eminente historiador, hombre político, siempre manifestó cabal indiferencia pol­
los indígenas que apenas cita en su obra.
M ac Can n W illia m , Viaje a caballo por las provincias argentinas en 1SÍ7. Traduc­
ción de Luis A. Busaniche. 21 Edición, Buenos Aires, 1939.
Interesantes informaciones, con alguna descripción de ceremonias rituales que he­
mos extraído parcialmente.
M a nquilef M a nuel G., Comentario del pueblo araucano. Anales de la Universidad de
Chile. Tomo 134. Páginas 239/288 y 801/873. Santiago, 1944.
Manquilef es mapuche y universitario y según creemos llegó a ser diputado en
el parlamento chileno.
M ansilla L ucio V. Coronel, Una excursión a los indios ranqueles. Buenos Air»;,
1870-1871.
B ibliografía Crítica 37

Hemos consultado esta obra en la edición de Espasa Calpe Argentina. Buence


Aires. 1940.
Magistral exposición del viaje desde Fortín Lechuzo, entonces línea de “frontera”,
con los indios hasta la capital del feudo ranquelino de Leuvüco en la Pampa, en
tiempos del cacique general Panguichrungor conocido entre los cristianos con el
apodo de Mariano Rosas. Existe en esta obra, equivalente a la de Guinnard para
los pampas y a la de Musters para los cheuülches, un enorme material de estudio
del que utilizamos buena parte en este trabajo. Desgraciadamente de lingüistica
ranquelina muy poco se ha preocupado el talentoso e inquieto coronel.
M arfani R oberto H., El indio en la colonización de Buenos Aires. Comisión Nacional
de Cultura. Buenos Aires, 1940.
Medina J osé T oribio, Los aborígenes de Chile. Santiago, 1882.
—Bibliografía de la lengua araucaria. Santiago, 1897.
Melcher F. L. Mayor, Indio y fronteras. Capítulo del libro La República Argentina de
Ricardo Napp. Buenos Aires, 1876. Pág. 399.
Metraux A lfred , Le shamanisme araucan. En Revista del Instituto de Antropología
de la Universidad Nacional de Tucumán. Vol. II. N" 10. Tucumán, 1942.
Hemos reproducido en el vocablo machi la opinión bien documentada de este autor.
Middendorf E. W., Worterbuch des Runasimi oder der Kcshua Sprache. Leipzig. F.
A. Brockhaus. 1890.
Famoso diccionario en tres idiomas, quechua, alemán y español. Obra de consulta
y de control para vocablos de origen común con el mapuche.
M ilanesio D omingo , Etimología araucana. Idiomas comparados de la Patagonia. T a ­
lleres del Estado Mayor del Ejército, Buenos Aires, 1915. La segunda edición,
Buenos Aires, 1918. Imprenta San Martín, Alsina 459, aparece aumentada y con
el título de: Etimología araucana. Hermosa colección de dos mil y tantos términos
del antiguo mapuche. Obra útilísima a los hombres de ciencia y particularmente
a los habitantes do la Patagonia, de Chile y de la Argentina.
Obra de pomposo título pero de escaso valor. Groeber la analizó y la describe asi:
“Estos trabajos son poco menos que inutilizables. Haciendo abstracción de nume­
rosas repeticiones, el primero contiene 603 nombres de los cuales 254 son inter­
pretados con acierto, 262 figuran con traducciones erróneas y 87 con traducciones
dudosas y en la mayoría falsas. Con menos criterio aún ha sido confeccionada la
segunda publicación: «Hermosa colección.. . * Se ve con sorpresa que se interpre­
tan por medio del araucano nombres como Chanaut, Charlone, Leiva, Linares,
Ranelagh, Romay, Rapelli, Trongé, es decir, apellidos franceses, ingleses, italianos
y españoles aplicados a estaciones ferroviarias”.
Millau F rancisco , Descripción de la Provincia del Río de La Plata en 1772. Buenos
Aires, 1947.
M itre B artolomé, Lenguas americanas. Estudio bibliográfico-lingiiistico de las obras
del Padre Valdivia sobre el araucano y el aillantiac. La Plata. 1894.
—Catálogo razonado de la sección lenguas americanas. Buenos Aires, 1910.
Hombre de estado, historiador, poeta, investigador, periodista, no podia Mitre
dejar de estudiar la lingüística indígena americana. En su magnífica biblioteca,
hoy pública, hemos consultado obras, algunas manuscritas, que nos han permitido
profundizar ciertos aspectos de la vida mapuche.
Molina J uan I gnacio, Compendio de la Historia civil del Rcyno de Chile escrita en
italiano por el abate Juan Antonio Molina, parte segunda traducida al español
y alimentada con varias notas por D. Nicolás de la Cruz y Bahamonde. En Madrid.
Imprenta de Sancho. Año 1795.
Obra famosa. No contiene filología, pero de sus numerosas e interesantes infor­
maciones hemos extraido más de ün concepto.
Molina Tellez F élix , El ciclo en la mitología americana. Emecé. Buenos Aires, 1944.
En el capítulo titulado El cielo entre las araucanas, páginas 43/44, leemos:
“Asi como los incas, de los que se creen son herederos directos en el culto de los
astros, adoran al sol, llamado “Antí”, dios; a la luna “Kiyen”, la diosa, y a las
estrellas, hijas de los dioses, que llaman “Huaghilen”. Estimamos que el autor
atribuye a los mapuches creencias religiosas de alguna otra comunidad indígena.
Moesbach E rnesto W ilhelm R. P., Vida y costumbres de los araucanos en la segunda
mitad del siglo xix. Santiago, 1936.
— Voz de Arauco. Imprenta San Francisco. Padre Las Casas. Chile, 1944.
—Correspondencia con el autor.
Escribe Lenz: “No he visto nunca una descripción tan detallada de costumbres
sudamericanas dadas desde el punto de vista del indígena mismo. La obra pre­
sentada es de valor enorme, incalculable, para la lingüística, la etnología y la
psicología étnica general”. Más tarde Fray Félix José Augusta expresa en el
prólogo de la segunda edición de sus Lecturas araucanas: “Entretanto la literatura
araucana se ha enriquecido con varias obras nuevas entre las cuales sobresale la
titulada Vida y costumbres de los araucanos por nuestro cohermano el Padre
38 D iccionario comentado M apuche - E spañol

Ernesto Wilhelm de Moesbach, cuyo valor lingüístico y etnológico son igualmente


notables. Si hubiéramos poseído esta obra antes de publicar nuestro Diccionario,
éste habría salido mucho más completo de lo que se presenta”. Huelga decir que
hemos hecho amplísimo uso de la ciencia de nuestro consejero, maestro y amigo.
M oreno F rancisco P., Notas preliminares sobre una excursión a los territorios del
Ncuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz. En Revista del Museo de La Plata.
VIII. La Plata, 1897.
En las obras del famoso perito, que defendió con ahinco y competencia los intereses
argentinos en la cuestión de los límites territoriales con Chile, las referencias lin­
güísticas son quizás algo descuidadas.
M oussy M artín de , Description de la Confedération Argentine.
M uller E dwin, Hygeia. Reader’s Digest. III. 1949.
M u ñ iz R ómulo , L os indios pampas. Buenos Aires, 1929.
No contiene lingüística. Hemos transcripto sus conocidos estudios sobre prepa­
ración y ejecución del malón y sobre táctica de combate de la caballería indígena.
M usters C hawort George, Vida entre los patagones. Un año de excursiones por
tierras no frecuentadas, desde el Estrecho de Magallanes hasta el Río Negro.
Año 1871. En Biblioteca Centenaria de la Universidad de La Plata. Tomo I. Bue­
nos Aires, 1911.
Este conocido explorador británico se refiere generalmente a los cheuülches (te-
huelches). Como en muchos aspectos hay similitud absoluta con las zonas mapu­
ches, particularmente en lo referente a zoología, hemos extraído algunas de sus
notables descripciones, en particular la del puma y la del avestruz, además de
algunos conceptos comparativos entre indígenas.
N aud J ulio M., Sabemos, por referencias, que existe en la Dirección de Minas un
manuscrito de este autor referente al vocabulario araucano pero no conocemos
su contenido.
O lascoaga M anuel J., Estudio topográfico de la Pampa y Río Negro. Biblioteca del
Suboficial. Buenos Aires, 1930. Dos Tomos.
Diario de la campaña del general Roca, del que fue Jefe de Secretaría durante la
llamada Conquista del Desierto. Fue el primer gobernador del territorio nacional
del Neuquén, hoy provincia, y fundador de su primitiva capital (Chosmalal). En
páginas trece, catorce y quince figura un “Vocabulario explicativo del significado
de los nombres indígenas” comportando doscientos treinta y uno (231) topónimos
traducidos al español, sin explicación etimológica. Recomendamos usar de este
Vocabulario con prudencia pues hemos comprobado errores; por ej., traduce ma­
rracó, aguada de la liebre, por agua pantanosa; traduce poitahue, mangrullo,
divisadero, por lugar donde hay pantanos o vertientes que los hacen; traduce pihuc
por pino, etc. De esta obra hemos utilizado alguna acepción, como la del vocablo
cockim-guclo, que hemos escrito cochimhuelu, y detalles de la red vial mapuche
argentina, que figuran en el vocablo rúpii, rastrillada.
O livares M iguel de , Historia militar, civil y sagrada de lo acaecido en la conquista
y pacificación del Reyno de Chile desde la primera entrada de los cspafioles hasta
la mitad del siglo xvm. Publicación de la Colección de Historiadores de Chile,
Tomo IV. Santiago, 1864.
O rtega C asim iro , Viaje del comandante Byron alrededor del mundo últimamente
por orden del Almirantazgo de Inglaterra en el cual se da noticias de varios
países, de las costumbres de sus habitantes, de las plantas y de los animales ex­
traordinarios que se crían en ellos. Traducido del inglés con las licencias necesa­
rias. Madrid, 1769.
O rtiz M ayans A ntonio , Diccionario Guaraní-Castellano y Castellano-Guaraní. 6? edi­
ción. Buenos Aires, 1949.
Nos ha sido de utilidad para confrontaciones lingüísticas.
O utes F élix F ., Un texto y un vocabulario en dialecto pehucnche de fines del siglo
xvm. Revista de la Universidad de Buenos Aires. Tomo XXV. Páginas 68/73.
Buenos Aires, 1914.
Distinguido hombre de ciencia, Outes no era filólogo. En este pequeño estudio de
sesenta y tres vocablos mapuches pehuenches hay errores que no se explicarían de
otra manera: traduce por ej. chod, amarillo, por azul; cuye, vieja, por abuela; laca,
abuelo, por hermano.
O valle A lonsode , Historia-relación del Reyno de Chile. (1646). Colección de historia­
dores de Chile. Santiago, 1865.
—Relación verdadera de las paces que capituló con el araucano rebelde el marqués
de Bcidcsi Madrid, 1642.
De ambas obras tomamos materiales.
O viedo y V aldez Gonzalo H ernández de , Historia general y natural de las Indias.
Madrid, 1851.
Nos hemos servido de algún concepto.
B ibliografía Crítica

P ardal R amón, Doctor. Medicina aborigen americana. Edición Anesi. Buenos Aires.
Comprueba que los mapuches, en ciertos casos, sabían practicar la anestesia, in­
formación que hemos reproducido.
P astor R eynaldo . La guerra con el indio en la jurisdicción de San Liús. Buenos
Aires, 1942.
P atrón P ablo . Orígenes de la lengua araucana. Revista de Derecho, Historia y Letras.
Tomo IX, pág. 107/109. Buenos Aires, 1901.
Autor peruano, médico, antropólogo, filólogo, después de analizar y comparar
veinticuatro palabras araucanas llega a la conclusión de que “lo expuesto basta
para poder afirmar que una de las fuentes originales de la lengua araucana es el
primitivo súmero de la vieja Caldea”. Reconocemos nuestra incompetencia en la
materia pero la categórica afirmación de que el idioma mapuche, el idioma pampa,
es de origen babilónico, nos sorprende y no deja de parecemos algo risueña.
P ereira S alas E ugenio . Juegos y alegrías coloniales en Chile. Santiago, 1947.
Hemos extraído de esta obrita antecedentes históricos sobre la práctica del juego
de chueca en Chile.
P erón J uan D omingo . Toponimia patagónica de etimología araucana. Publicado en
“Almanaque del Ministerio de Agricultura”. Año 1935 pág. 449/462. Año 1936, pág.
475/493. Buenos Aires.
Es copia de Milanesio, el más fantasista de nuestros escritores toponímicos. Ver
crítica en Milanesio.
P rado M anuel . Cuadros de la guerra de fronteras. Biblioteca del Suboficial. Buenos
Aires, 1935.
—La guerra al malón. Idem. 1934.
P omey F rancisco . Indiculus Universalis. Edic. Platzman, Leipzing. 1883. Este trabajo,
muy interesante, ha sido incluido en el Chilidugu de Havestadt, escrito también
en latín, con indicación de autor, y constituye la segunda parte del tomo primero de
pág. 187 a pág. 535.
P ueyrredón M anuel A., Coronel. Escritos históricos. Editorial Peuser. Buenos Aires,
1942.
Calificó de cobardes a los indios durante la campaña del gobernador Martín Ro­
dríguez en 1824, porque se dispersaban antes que presentar batalla campal. Reco­
mendamos al lector, para valorizar esa opinión del Coronel Pueyrredón, examinar
detalles sobre tácticas guerreras indígenas en nuestro vocablo CAHUELLUTU
LINCO. (tropa de caballería.)
Q uesada V icente C., Las fronteras y los indios. Anales Sociedad Rural N<? 8. Buenos
Aires, 1870.
Quiroga Adán. E s autor del siguiente concepto: “Apartar al indio de la historia es
desdeñar nuestra tradición y renegar de nuestro nombre de «americanos»; y esto es
lo que hemos hecho desde los tiempos de Colón, primero en nombre de Dios Nuestro
Señor, después en nombre del Rey y por último en nombre de la Patria”.
R ambeaud J orge. Correspondencia con el autor. Hemos extraído las voces CÜLLMA-
HUE y CÜLLMATUE.
R eel , Capitán: Pescando en el Parque Nacional de Nahuel Huapi. Buenos Aires, 1949.
Nos ha servido de control para peces indígenas.
R evuede la Cavalerie F ran <jaise , La cavalerie argentino et. la- conquéte de la pampa.
Campagne 1879-1880. Librairie militaire Bei-ger Levrault. París, 1887.
Relato extraído de la obra del Coronel Olascoaga, la que ya hemos analizado.
R obiano E ugÉn e de, Dix-huit mois dans l’Amérique du Sud; le Brésil, l’Uruguay,
la République Argentine, les Pampas, etc. Voyage au Chili par la Cordiüere des
Andes. 2me. edition, París, 1879.
Es de observar que el autor separa la República Argentina de las Pampas, que
considera como nación aparte.
R obles R odríguez E ulogio, Guillatunes, costumbres y creencias araucanas. En Ana­
les de la Universidad de Chile. Tomo 127. Pág. 151/177. Santiago, 1910.
—Costumbres y creencias araucanas. Idem. Tomo 130. Santiago, 1912.
R ojas S ilvestre , Derrotero de un viaje desde Buenos Aires a los Césares por el
Tandil y el Volcán, rumbo al Sudoeste, comunicado a la Corte de Madrid en 1707
por Silvestre Antonio de Rojas que vivió muchos años entre los indios PEGUEN-
CHES. En Colección de Obras y Documentos publicados por De Angelis.
R onco B artolomé, Voces araucanas. Azul, 1925.
Opúsculo de veintiocho páginas que contiene excelentes consejos araucanistas
pero de valor lingüístico negativo: traduce ILON por comer, COCHICO por
agua salada.
40 D ic cio na rio com entado M apuche - E spañol

R osales D iego, Historia General del Reyno de Chile. Publicado por Benjamín Vicuña
Mackenna. Valparaíso, 1877-1878. Tres tomos.
Esta obra del famoso jesuíta (1603-1677) es considerada como la más importante
de las obras históricas chilenas de la época colonial. En ella figuran numerosas
informaciones sobre la vida mapuche, algunas transcriptas en esta obra.
R osas J uan M a n u el de, Gramática y Diccionario de la lengua pampa. (Parwpa,
Ranquel, Araucano). Obra escrita, según su autor, en 1825, recién publicada
en 1947, presentada por Oscar R. Suárez Caviglia y Enrique Stieben. Editorial
Albatros. Buenos Aires.
Importante estanciero, industrial saladeril, Rosas tenía en sus establecimientos
numerosos peones indígenas. Allí, en trato diario con los indios, aprendió su
habla fuertemente contaminada por el contacto huinca y no hay duda de que
sabía entenderlos y hacerse entender por ellos, desde luego en sus expresiones
más usuales; pero de allí a estructurar correctamente un diccionario, existe un
margen que Rosas no pudo ni podía franquear.
Como araucano es plagio absoluto de Febrés. Reproduce errores de imprenta
y de ordenación de la edición de Lima de 1765; elude citas latinas, vocablos de
texto borroso y acepciones que probablemente no supo interpretar. Su título de
vocabulario ranquel —el único existente es el de Frich— no se justifica. En cuanto
a la gramática, incompleta, traducida al francés, es también plagio textual de la
gramática de Febrés. Esto excluido, lo poco que queda puede considerarse como pro­
ducción genuina de Rosas, presentada en forma inorgánica y muy mediocremente
comentada.
A pesar de sus defectos y también de sus errores (traduce huichrú, que escribe
guitrú: caldén, por algarrobo (pág. 64) ; chruvquén, que escribe trufquén, ceniza,
por tierra (pág. 141); chapad, barro, por greda (pág. 115) ; nuque, madre, por
padre (pág. 125); iiueye, pederasta, por beato (pág. 97), al desechar Barbará
queda el trabajo do Rosas como único exponente de la lingüística pampeana del si­
glo xix, lo que lo valoriza a los ojos del investigador.
Vemos aquí confirmadas las típicas terminaciones gue, guey, gueley, veley; la
letra i (i) verbnlizadora en reemplazo de la clásica n ( n ) ; por ej. apui por apon:
llenar; la pronunciación fluctuante de la D llevada a su fluctuación mayor de
zeta española castiza o de th inglesa, por ej. en chazi por chasi: sal; quizu
por quidu, soltero; y vemos también allí la r fuertemente pronunciada transfor­
mada en rr; por ej. marra por mura, liebre; curra por cura piedra; pirre por pire:
nieve, etc.
Huelga decir que hemos aprovechado, aunque con suma prudencia, el material
de esta obra en su parte original.
R ossiere R e n é , Deux mois en Patagonie. Buenos Aires, 1882.
R uez L u is F., Los indios araucanos de la República Argentina. Buenos Aires, 1929.
Pequeña obra de vulgarización de costumbres, sin interés lingüístico.
Ruiz A ldea , Los araucanos y sus costumbres. Santiago, 1868.
No hemos podido consultar esta obra que mencionamos únicamente como re­
ferencia.
S a linas R omeo , Bajo la sombra del canelo. Santiago, s /f .
S án ch ez L abrador J oseph , Los indios Pampas, Puelches, Patagones, Monografía iné­
dita prologada y editada por Guillermo Furlong Cardiff. Buenos Aires, 1936.
Interesante estudio de costumbres indígenas del siglo xvm, algunas de ellas aquí
consignadas. No hemos relevado menciones lingüisticas pero tenemos entendido
que entre las numerosas obras del Padre Jesuita Sánchez Labrador existe un
trabajo idiomático que para nosotros, desgraciadamente, es desconocido. Esta
idiomática, agregada a la de Falkner, hubiera constituido el aporte argentino al
estudio del habla mapuche del siglo xvm.
S an M artín F é l ix , Neuquén. Segunda edición, Biblioteca del suboficial, Buenos
Aires, 1930.
Importante obra sobre toponimia, vida y costumbres del mapuche neuquino de
principios del corriente siglo, con mención detallada de descubi’imientos arqueo­
lógicos hechos por el autor en esa región. En su parte final lleva la traducción del
latín del viaje al Neuquén efectuado por el padre Havestadt en 1752. Hemos uti­
lizado mucho material de este libro y en particular la magnífica defensa del
indígena que figura en el prólogo y cuyos conceptos compartimos íntegramente.
S anta Cruz J oaquín , El idioma araucano. Boletín de la Academia Nacional de la
Historia. Tomo VI. Quito, 1923.
Citamos la obra como referencia; ignoramos su contenido.
S armiento D omingo F austin o , Acérrimo enemigo de la “barbarie”, combatió al indí­
gena en nombre de la “civilización”, tanto desde el llano como desde la Presidencia
de la Nación. Es conocida su estigmática frase: “El indio es domesticable pero
no civilizable”. Era ésta opinión generalizada en aquellos tiempos en el continente
americano y los yanquis fueron aún más excesivos en sus expresiones, llegando a
decirse corrientemente en los Estados Unidos, refiriéndose a sus Pieles Rojas: “El
buen indio es sólo el indio muerto”.
B ib lio g rafía C rítica 41

SAUBIBET T ito, Vocabulario y refranero criollo. Editorial Kraft, Buenos Aires, 1945.
Nos ha servido de control para ciertos argentinismos y de su texto hemos extraído
alguna expresión campera.
S chmidel U lrico, Viaje al Río de la Plata. Emecé, Buenos Aires, 1945.
Es el relato de la expedición de Pedro de Mendoza y de la primera fundación de
Buenos Aires. Menciona a los indios “querandíes” que algunos autores estiman,
con o sin razón, son nuestros indios pampas, quizá mapuches.
Schoo L astra D ionisio , El indio del desierto. Tercera Edición. Biblioteca del Subo­
ficial.
Hemos efectuado varias transcripciones, entre ellas la caza del bagual y la táctica
guerrera del indio argentino.
S errano A ntonio , L os aborígenes argentinos. Síntesis etnográfica. Buenos Aires, 1947.
Nos ha permitido efectuar cierta aclaración.
S m ith E dmond R eul , The araucarian notes of a tour among thc indians tribes of
Southern Chile. New York, 1885.
No conocemos el contenido de la obra; la señalamos a titulo de referencia.
S tieben E nrique , La Pampa. Ediciones Peuser. Buenos Aires, 1946.
—Procedcyicia de los araucanos y su antigüedad en la Argentina. Publicaciones de
la Sociedad Argentina de Americanistas. Tomo I. Buenos Aires, 1950.
Estudio —el primero— del territorio de La Pampa, hoy provincia, bajo todo
aspecto. En su vasta enumeración de fauna y flora no menciona los nombres in­
dígenas, los que siempre siguen figurando de manera deficiente en nuestra biblio­
grafía pampeana. De esta obra hemos extraído mención de la “Opultia puelchana”.
Strube León, Técnica etimológica y etimología andina. Publicaciones del Instituto de
Arqueología, Lingüística y Folklore doctor Pablo Cabrera. Córdoba, 1943.
—La fitonovría mapuche. Texto manuscrito, inédito, comunicado al autor por el
padre Strube.
De este último trabajo hemos utilizado algunos datos.
S ourrouille E rnesto , Correspondencia con el autor.
Mencionamos algunas de sus opiniones.
T avella R oberto J., Las ynisiones salcsianas de la pampa. Buenos Aires, 1924.
Las informaciones contenidas en esta obra nos permiten comprobar una vez más
la contaminación del idioma mapuche en nuestro pais, así como, también, la im­
pureza de las antiguas ceremonias rituales en el primer cuarto del presente siglo.
T eli.o E líseo A., Toponimia araucana del territorio de La Pampa. Ingeniero Luiggi,
1942.
— Toponimia indígena bonaerense. Lobos, 1946.
Estudios toponímicos basados en los araucanistas clásicos, complementados con
informaciones de descendientes de indígenas.
T en K ate, Contribution a la crancologie des Araucans Argentina. Revista del museo
de La Plata. IV. Pág. 209/210. La Plata, 1892.
T epp M ax, Arboles y arbustos de la Cordillera. Editorial del Umbral Argentino, tra ­
ducción de Eduardo Wernicke. Buenos Aires, 1936.
Poética descripción de la flora cordillerana, argentina, de la que algo hemos ex­
traído.
T orres L uis M aría , L os tiempos prehistóricos y protohistóricos en la República A r­
gentina. Edit. Kapeluz. Buenos Aires, 193G.
U daondo E nrique , Significado de las nomenclaturas de las estaciones ferroviarias de
la República Argentina. Buenos Aires, 1946.
—Diccionario Biográfico Colonial Argentino. Buenos Aires, 1946.
— Correspondencia con el autor.
Obras que nos han sido útiles para ciertas informaciones.
V aldivia Luis, Arfe y Gramática general do la lengua que corre en todo el reino de
Chile con un vocabulario y confesionario compuesto por el Padre Luis de Valdivia
de la Compañía de Jesús en la Provincia del Pira (sic), con licencia, en Lima,
por Francisco del Canto. 1606.
Hemos consultado esta obra a través de la publicación del Dr. Julius Platzman.
Edición facsimilar. Leipzig. B. G. Teubner, 1887.
La de Valdivia es la primera obra existente sobre lingüística mapuche. El Abate
Molina afirma que el jesuíta Gabriel Vega, contemporáneo y compañero de Val­
divia, durante sus diez años de estadía en las misiones de Arauco y Tucapel,
fue el verdadero iniciador de la filología araucana (anterior a Valdivia, que
publicó en 1606 su famoso “Arte”). Como dicha obra no ha llegado hasta nosotros
y a excepción del Abate Molina nadie la ha mencionado, la consideraremos como
inexistente. Hacemos figurar en el presente trabajo varias citas de Valdivia, al-
..... ........................

D iccionario comentado M apuche - E spañol

gunas de ellas transcriptas literalmente, incomprensibles para nosotros, que expo­


nemos al juicio de futuros investigadores.
Vaux Comte H enri de la , Voyage en Patagonie. París, 1901.
Mencionamos su acepción de la voz Chenque.
V elasco J orge, Coronel, Diario de la expedición sobre los indígenas del Sur. 1833. Cua­
derno 8?. Mendoza. Imprenta de la Provincia.
Mencionamos su conocido elogio sobre el valor de la caballería mapuche en esa
campaña.
V ellard J., Les poissons de peche de l’Amérique du Sud. Publicación del Instituto de
la Universidad Nacional de Tucumán. Volumen 29, N9 5.
V erneau et de la V aux I I enri , Les anciens habitante des vives de Colhué Huapi. En
“Actas del Congreso Internacional de Americanistas”. Paris, 1909. XII9 sesión
de París, 1902.
V iani J osé M. L., Descripción de algunos ejemplares Uticos de la antigua industria
indígena tranqwelauquense. Buenos Aires, 1930.
V ignati M ilcíades Al e jo , Las culturas indígenas de La Pampa. En historia de la
Nación Argentina. 1/549. Buenos Aires, 1936.
Los Escritos del Teniente Coronel Barbará. Instituto del Museo de La Plata.
Tomo XI. Páginas 177/229.
Mencionamos algunas opiniones y especialmente su juicio sobre plagios del Te­
niente Coronel Barbará, cuyos conceptos compartimos plenamente.
V illarino B asilio , Diario de la navegación emprendida desde el Río Negro. 1780.
29 viaje. En Colección de Obras y Documentos de Pedro de Angelis. Tomo V.
Páginas 333 y siguientes.
V úletin A lberto, Toponásviica del Neuquén. Buenos Aires, 1948.
Obra toponímica regional. Contiene elementos de lingüística particular de la
zona neuquina.
W altiier J uan Carlos, Mayor, La Conquista del Desierto. Dos tomos. Biblioteca
del Suboficial. Buenos Aires, 1947.
Obra exclusivamente militar sin mención lingüística. El autor ha tratado de
ser ecuánime en sus juicios sobre los indígenas.
Zeballos E stanislao S., Callvucurá y la dinastía de los Piedra. Biblioteca del Sub­
oficial. Buenos Aires, 1938.
—Paine y la dinastía de los Zorros. Rclmu, reina de los Pinares. Biblioteca del
Suboficial. Buenos Aires, 1928.
—La conquista de 15.000 leguas. Dos tomos. Biblioteca del Suboficial. Buenos Ai­
res, 1931.
—Viaje al país de los araucanos. Ediciones Anaconda. Primera edición. Buenos
Aires, 1880.
—Descripción amena de la República Argentina. Buenos Aires, 1881.
Zeballos (1854 - 1923) ha sido el autor nacional que más ha escrito sobre el
mapuche argentino. Conocía los rudimentos básicos del idioma y ha dado expli­
caciones etimológicas de nombres y lugares, bastante atinadas. Menciona mucha
botánica de nuestra pampa, pero desgraciadamente al referirse a la flora con
sus correspondientes nombres científicos omite por completo sus apelaciones in­
dígenas. Hemos recurrido a su vasta información.

Espartillar - Bahía Blanca


1939-1960
DI CCI ONARI O COMENTADO
MAPUCHE-ESPAÑOL
ARAUCANO PEHUENCHE PAMPA
PICUNCHE RANCÜLCHE IÍUILLICHE
ACHEVCÜLEN. intr. Estar muy florido; abundar el
pasto o las flores. No se aplica a la abundancia
de frutas. | sinón. ACHEVÜN.
ACHIDCON. intr. Tener acidez de estómago. || Tener
náuseas. || sinón. ACHIRCüN. ACHÜDCON.
ALÜLÜN.
ACHNGUELL CAHUELLUN. s. Ceremonia ritual. ||
Escribe Augusta: “Efectúase sin dejar el AHU-
UÑ, de la manera siguiente: Dos jinetes cuyos
caballos llevan campanillas y cascabeles al cue­
llo, se colocan frente al cadáver. En seguida dan
media vuelta a sus caballos, siguen a marcha de
tranco o de galope, según la costumbre del lu­
gar, hacia cierto punto, que dista como ochenta
metros más o menos del cadáver. Llegados allí
toman la vuelta de la misma manera arriba di­
cha, se acercan hasta llegar al cadáver, repi­
tiendo en seguida su correría unas cuatro veces
más, siempre de la misma manera. Parece que
A. part. de vocat.: ¡hola! la ceremonia es de invención moderna, pues en
A ... A ... A. interj. de alegría. tiempo antiguo no habrían tenido campanillas
ACIIA. expr. huilliche por ATA. || v. ATA. los mapuches (y agregaremos que tampoco te­
ACHAHUALL. s. Gallo o gallina. || sinón. ACHA- nían caballos) o tal vez las campanillas se han
HUAL. ACHAU. ACHAVAL. |l Los rancülches introducido posteriormente." (Lecturas Arau­
empleaban el vocablo ACHAIHUA, los pampas canas.)
decían PIÓ y ALCAPIÓ, los huilliches chilenos ACHRAI. s. Hermafrodita, manflora. || sinón. AL-
ACHRUL, Valdivia escribe ATA y Latcham CADOMO. A TAI.
pretende que el verdadero vocablo es ACHA- ACHRAICÚLEN. intr. Estar mal sobado.
IIUALPA. Quechuas y aymaraes decían ATA- ACHREG. adj. Muy frío, helado. 11 sinón. CHID.
HUALLPA. |¡ Los gallos o gallinas destinados
ACHREGMAPU. s. Zona, región o país frió.
a sacrificios rituales eran designados bajo el
ACHREGN. intr. Helarse. || sinón. CHIDN. ME-
nombre de CARECAUE. || La gallina existía co­
LLODN. PILINPEN. PILINMAN.
mo ave doméstica en tiempos anteriores a la lle­
gada de los conquistadores. Pnrecería que fue­ ACHRELN. tr. Desmenuzar, triturar, pulverizar. ||
ron los indígenas peruanos los primeros en do­ sinón. MEDCÜN. NGÚÑUCAN. NUINUIYÜN.
mesticarlas. Existían entre los mapuches varias ACHREN. intr. Desmenuzarse, deshacerse, desinte­
especies; las más conocidas eran las denomina­ grarse, pulverizarse, descoyuntarse. || p. p. Ama­
das CHRINCHRE (Trintre) y COLLONCA. La sado, sobado. || adj. Blando. |l En mapuche a r­
primera de aspecto raro, do plumas crespas al gentino ACHREN se aplica también al guadal,
revés, generalmente ralas, era muy ponedora. La al tembladeral, al cual llaman a veces ACHEN.
COLLONCA, sin cola por carecer de vértebras v. VUTANGUI.
coxígeas, tenía la curiosísima especialidad de po­ ACHREU. adj. Frió. | sinón. LÜLÜN. UCHRE.
ner huevos do color azulado. En Argentina exis­ UÚCHRE.
tían y existen aún (el autor las ha encontrado ACHREUCO. s. Agua fría. | sinón. UCHRECO.
en Bnhia Blanca bajo la denominación de chi­ ACHREULU. s. Lo que es frío. || Frialdad.
lenas), probablemente del mismo origen. Tadeo ACHRUCAN. intr. Cansar, fatigar, extenuar.
Haenke las había visto en Fraile Muerto en el ACHRUCAUN. r. Cansarse, fatigarse, extenuarse. ||
siglo xviii. “Aquí observamos, escribe, que las sinón. ACHRUN.
gallinas de este país tienen un distintivo que les ACHRUL. s. Gallo o gallina, expr. huilliche chilena,
es propio... muchas nacen mancas, otras sin sinón. ACHAHUALL.
cola y finalmente hay algunas con plumas riza­ ACHRULCAN. tr. Cansar (a otro).
das al revés.” (Viaje por el Virreinato del Rio ACHRUN. r. Cansarse, fatigarse, extenuarse, si­
de la Plata.) nón. ACHRUCAN. ATUN.
ACHAHUALL CACHU. s. Piojillo, hierba cuyas ACHRUNCHRUN. r. Quejarse, sinón. DALLU-
semillas comen las gallinas. Bot. Poa anima L. CAN. EYÚTUN.
fam. Graminae. ACHRUTUN. intr. Descansar, reposar y también
ACHECURA. s. Piedras muy esquinadas, probable­ volverse a cansar.
mente simbólicas. ¡| Min. Cristal, según Moesbach. ACHUCHUI. interj. del que se queja de frío.
expr. moderna. ACHUR. s. Ajo. expr. española mapuchizada. No era
ACHELPEN. s. Flor de ceniza, v. CHRUCüR. conocido antes de la llegada de los conquista­
ACHEN. s. Cierta piedra porosa. ' adj. Guadaloso, dores.
sinón. ACHREN. ACHÜLL. s. Flor de la harina (Febrés).
ACU 46 ADM

ACUCHA, s. Aguja, expr. española mapuchizada. ADELUUVE. adj. Hábil, diestro, capaz, idóneo, prác­
Decían también ACUDA. Desconocida en la pre­ tico. || sinón.' HUEMAQUINLU. PEPICAUVE.
conquista. ADELVAL. adj. Afable, tratable, amable. 11sinón.
ACULN. tr. Traer. |¡ sinón. CUPALN. ELPAN. AYÜVAL. CHALICHEVE.
ACUN. intr. Llegar, arribar. ADELVALN. intr. Ser amable, ser cortés.
ACUNMAN. tr. Suceder algo malo. || Recibir mala ADEMN. tr. Calentar (a otro).
noticia. ADEN. intr. Ser bonito. || Ser armónico.
ACU NGUEN. intr. Estar reuniéndose las personas. ADENTU. s. Modelo, molde, original, espécimen,
ACUTULPON. tr. Hacer que llegue alguna persona muestra. | sinón. C H A D E N TU . NGÜNEI-
o cosa. TUVE.
ACUTUN. intr. Llegar otra vez. |j Llegar de regreso. ADENTUN. tr. Imitar, copiar, sinón. ADENTU-
;| Regresar. NENTUN. || Encontrar justificado o razonable.
ACUUMAGN. in tr. H aberle llegado el sueño; tener 4DENTUNEMÜL. s. Muestra o modelo de escritu­
sueño. || s. Somnolencia, sopor, adormecimiento. ra. 11lit. molde o modelo de palabra. Analfabe­
AD. s. Cara, rostro, fisonomía. Falkner escribe AZ. tos, no tenían vocablo para decir escritura.
|| Faz, frente, faceta, exterior de algo. || Lado, ADHUEN. s. Parientes muy cercanos entre sí. ||
cara, aspecto de las cosas. || Costumbre, tradi­ sinón. MÜTUHÜEN.
ción, rutina. || adj. Armónico, bonito, de buen ADMAN. tr. Enfrentar, afrontar, hacer frente. ||r.
aspecto. || prep. Al lado, hacia. Resistirse, oponerse, sinón. ADCAN. CHRAV­
ADCAN. tr. Hacer frente, enfrentar. 11r. Oponerse. TUN. RELN. YEHUELN. || tr. Encontrar por
|| sinón. ADMAN. CHRAVTUN. RELN. REN. casualidad.
YEHUELN. || tr. Afrentar. Hacer con otro lo ADMAPU. s. Conjunto de prescripciones y costum­
que se le ocurra a uno (Augusta). bres transmitidas de generación en generación,
ADCAUN. ú. c. r. Hacer maldades, picardías, bri­ expresión de todo lo consagrado por usos de los
bonerías. antepasados que constituía la ley indigena.
ADCAUN NGUEN. intr. Ser de mala índole. || adj. “La organización y administración de la jus­
Picaro, bribón, pillo, cachafaz, tramposo. ticia estaba constituida de modo sencillo; el
ADCAUQUIAUN. intr. Andar en maldades, en per­ talión familiar e individual y la autoridad del
fidias o en bribonerías. jefe para juzgar. Había dos justicias que coexis­
ADCHRIPAN. intr. Salir bien, salir airoso. || sinón. tían sin estorbarse, la primitiva o venganza de
CÜMECHRIPAN. la colectividad con el procedimiento del MALON,
ADCÜLEN. intr. Estar bien, en orden, convenido agresión legal armada; y la otra menos antigua
un asunto. dictaminada por el jefe y circunscripta a la
ADCÜNUN. tr. Dejar establecido, dejar arreglado. parentela teniendo por base la ley del talión
| Hacer frente, enfrentar, encarar, oponer­ o CHRAVLONCO. La solidaridad entre el vic­
se. || sinón. ADCAN. timario y su parentela, entre la víctima y sus
ADCÜRÜVELN. tr. Poner al aire libre. deudos era la regla tradicional y por lo tanto
AD DUAMCÜLEN. intr. Estar decidido, estar re­ ineludible. El olvido de vengarse constituía una
suelto. cobardía y una vergüenza que nadie quería
AD DUAMN. intr. Haberse decidido, haberse re­ soportar. El principio de la responsabilidad co­
suelto. lectiva y la pasión de la venganza se mantenían
AD DÜNGUN. intr. Hablar bien, hablar con elegan­ hereditarias cuando no obtenian satisfacción a
cia. || sinón. CHREMODÜNGUN. DULLIDÜN- corto plazo y los detalles se transmitían de pa­
GUN. RAQUIDÜNGUN. dre a hijo. Los choques a mano armada, de fa­
ADELCAN. intr. Acostumbrarse, habituarse, acli­ milia a familia, de clan a clan, por perjuicios
matarse, familiarizarse, sinón. ADTUN. ADELN. no indemnizados, establecían entre los mapuches
PÜRN. || Entenderse con alguien. || Ser dies­ una especie de combate judicial concebido y prac­
tro, ser idóneo, sinón. QU1MPÜRAVE. ticado como un medio regular de procedimien­
ADELCHEN. intr. Saber tratar con la gente. to: la lengua lo denominaba MALON o MALO-
ADELCIIEPÜRAN. intr. Culpar, acusar, imputar. CAN. La venganza de sangre, los perjuicios a
11 sinón. DALLUCAN. DALLULN. ÑUMUN- las personas o a sus haberes se pagaban antes
TUN. PILELPÜRAN. PULLUN. de la conquista con LLANCAS. Cuando la parte
ADELN. intr. Entenderse con alguien. || Conocer al­ ofensora se negaba a resarcir el daño inferido,
gún trabajo. || Saber manejar algún instrumen­ la familia damnificada acordaba el MALON.”
to, herramienta. (Guevara) 1| El adulterio de la mujer, el ho­
ADELUUN. r. Darse maña, saber arreglarse, tener micidio, la felonia, la hechicería dañina se cas­
destreza. tigaban en general con la pena de muerte; los
ADELUUN NGUEN. intr. Tener habilidad. || s. Ca­ insultos, despilfarros, hurtos, heridas, con la
pacidad, destreza, maestría, experiencia, talen­ pena del talión. Se compensaba un animal robado
to, pericia. con dos de la misma categoría.
ADELUUTUN. rec. Reconciliarse. || sinón. CÜ- ADMEU. prep. Ante, delante, en presencia.
TUUN. RULPALLAD. ADMIN. intr. Tener calor.
ADM 47 AHU

ADMONGUELEN. ú. c. s. Acostumbrar a vivir. ADQUINTULEN. intr. Mirar a lo lejos como explo­


ADMONGUEN. s. Modo o manera de vivir. rando.
ADMUÑUTU. s. Curiosa costumbre, especie de treta ADQUINTUN. tr. Divisar, ver de lejos, sinón. PU-
o ardid para recuperar un objeto robado. De QUINTUN. | r. Asomarse, v. PECHUÑ’N.
MUÑUMN: devolver, restituir; MUNUTUN: ADQUINTUN NGUEN. intr. Poder divisarse algo.
efectuar devolución, restitución. 11 Cuenta Au­ ADQUINTUPEYÜM. s. Tronera, apertura de la
gusta el siguiente caso: “A nuestro informante casa que permite mirar afuera.
le faltó cierto día su sombrero y sospechando ADQUINTURULN. tr. Ver de lejos.
quien fuera el ladrón, convocó a una reunión ADQUINTUVE. s. Vigía, espía.
a la gente de diferentes casas vecinas entre ADTUN. r. Acostumbrarse, habituarse, sinón. ADN.
las cuales estaba comprendida también la del HUIMN. HUIMTUN. PÜRN. ||t r . Hallar bien
presunto ladrón. Luego manifestó a los convo­ un asunto, sinón. CÜMENTUN.
cados que le faltaba su sombrero, el cual sin ADTUYEN. tr. Habituar, acostumbrar, soler.
duda le había sido robado; que sabía muy bien ADTÜCUN. tr. Arreglar, componer bien. || Arrojar,
quién era el ladrón, pero que prefería arreglar empujar hacia cierta parte (por ej. al enemigo
el asunto a las buenas por lo cual quería cele­ en guerra).
brar un ADMUÑUTU. Aceptada la propuesta, ADÜLÚM. s. Brasa, ascua. || sinón. AHUIN. AI-
acto continuo, se acordó el sitio donde había de LEÑ.
efectuarse, designándose para este fin un cerrito ADÜN. s. Cosa caliente. || sinón. ALIM. COVUN.
retirado de las habitaciones, adonde pasaron in­ EÑUM.
mediatamente a plantar una rama como señal. ADÜMCÜLEN. intr. Estar caliente.
En la noche siguiente se acercaron todas las ADÜMN. tr. Calentar. || sinón. COVUN’N. CU-
personas que tomaron parte en el Muñutu, una VUN’N. EÑUMN.
por una al sitio indicado, sin saber los unos de ADÜM NGUEN. intr. Ser caliente.
los otros, depositando allí los unos un ramillete ADÜUN. r. Ocurrírsele algo. || sinón. NGÜNE-
de flores, los otros un atado de remitas o de CÜNUN.
trapitos viejos, que llevaban debajo de sus ro­ ADYEN. intr. Ser parecido de cara. ||tr . Seguir mo­
pas. El ladrón llevó el sombrero y lo dejó allí. dalidades de otro.
El resultado fue pues feliz y el dueño del som­ AEL. v. EL.
brero tuvo al amanecer el gozo de encontrarse AIIUA. s. Papagallo. sinón. RAHUILMA. || Urdim­
otra vez con su buen amigo que volvió a abri­ bre del telar, sinón. HUICHRAL. UÜTALHUE.
garle la cabeza.” (Lecturas Araucanas.) AIIUAR. s. Haba. Vocablo castellano mapuehizado.
ADN. intr. Ser bonito, sinón. AD NGUEN. || tr. Es­ Desconocido antes de la conquista.
tar bien, arreglado, convenido, sinón. ADCÜ- AHUAR CUDEI1UE. s. Juego de habas, muy prac­
LEN. || Conocer bien, tener práctica o destreza, ticado por los indígenas. Se juega con diez ha­
sinón. ADELN - ADÜMN. ||r . Acostumbrarse, bas pintadas de negro de un lado. Los tantos
habituarse, familiarizarse. están representados por diez palitos chicos y
ADNGUELCANTU. s. Persona considerada de la cuatro grandes. Se lanzan las habas al aire y
familia sin ser pariente: putativo, adoptivo. al caer se cuentan: cuatro negras se pagan
AD NGUEN. intr. Ser de buen aspecto. I| Ser boni­ con un palito chico, las diez negras se pagan
to. || s. Armonía. || Belleza, sinón. CHREMON- con un palito grande. Al que tiene ganados diez
CÜLEN. palitos chicos se le cambian por uno grande y
ADNO. expr. adv. Por casualidad. el poseedor de los cuatro palitos grandes es el
ADNOLU. adj. Desfigurado. ganador del premio, consistente generalmente
ADO. adv. Ahora, actualmente, en este instante. || en una prenda.
sinón. ADOTVACHAI. CHAI. CHRAI. TÜVA- AHUAR CUDEHUE ÜL. s. Canción del juego de
VEI. VANTENMEU. VEULA. habas que se entona para que las fuerzas ocul­
ADOCHI. expr. adv. Espera un poco; de aquí a po­ tas favorezcan al cantor a fin de vencer al ad­
co. || sinón. ADOQUI. ADOQUE. ADOQUE- versario. A continuación damos la traducción
LLENGUE. efectuada por fray Félix José de Augusta de
ADOCÜTU. adv. Desde ahora; desde este momento; una canción de habas cantada por el indígena
de aquí en adelante. || sinón. CHAICÜTU. VA- Púraiantü: ¡Juguemos, pues, hermano! / Hay
CHITUMO. plata. / Yo también. / ¡Pues bien! juguemos. /
ADOLN. tr. Apurar, apresurar, instar, urgir. || ¡Aquí, pues, una tirada buena! / Dame una
sinón. AROLN. ||v . AHUELN. toda negra. / ¡Pues bien! juego, / Ven a
ADOMTEN. adv. Luego. mí. / Andaremos bien, juego. J ¡Dos pali­
ADOULA. adv. Luego, de aquí a poco. || sinón. tos! ¡Eso es, pues! / Basta-, basta, basta. /
ADOUÜLA. CHAIULA. CHAYULA. MÜCHAI. Andaremos bien: / Dame xino grande. / Que se
ADPICU. adv. Del lado del norte. turbe mi hermano: / Dame otro, / Otro grande
ADQUIN NGUEN. intr. Ser punto de bella vista. más. / Favoréceme, pues, juego. / Si te comen
ADQUINTUHUE. s. Atalaya, mangrullo, bicheade­ los tordos, / Te euidai'é yo. / Si me va bien, si
ro, mirador. || sinón. PEMEHUE. POITA. ganas ¡data ¡jara mí, / Te agradeceré. / En ti
AHU 18 AILL

está, / Gáname la plata. / Aún quedan dos, / AIíUÜUN. r. y rec. Perjudicarse (entre sí o a sí
Otra vez saca para mi / Dos grandes. / Ahora mismo).
pásame mi ganancia, / Terminado está el juego. AHUÜUNDÜNGU. s. Perjuicio grande que se cau­
(Lecturas Araucanas.) san dos entre sí. 11 Desgracia, aflicción.
AHUÜULN. tr. Perjudicar a otro.
AI. interj. de admiración y sorpresa, sea de alegría
AIIUARCUDEN. ¡ntr. Jugar al juego de habas. o de sentimiento. || ¿Qué? Modo de responder
AHUARELHUE. s. Rastrojo de habas. cuando no se oye bien. Es también modo de
AHUASAIIUAS. s. Enredadera medallón, así lla­ responder cuando los llaman.
mada por la forma de sus hojas. || Bot. Sar­ AI. .. AI. .. AI. . . interj. de fuerte dolor.
miento repens R. et Pav. fam. Gesneriaceae. AIHUIÑ. s. Imagen producida por la sombra. || La
AHUE. adv. Pronto, presto, rápido, ligero, aprisa. sombra de los muertos. | La imagen en el espe­
|| sillón. AROL. RÜLMA. MATU. jo. || Reflejo. || sinón. AIHUIN.
AHUECHEI. adv. Mucho ha. ||sinón. CHA1CHEI. AIHUIÑ’N. tr. Hacer sombra, j Reflejar la imagen.
AIIUELN. tr. Apurar, apresurar, activar, acelerar, AIHU1ÑLUUN. r. Reflejarse la propia imagen. ||
urgir, instar. || sinón. ADOLN. AROLN. CÜL- Formarse la sombra de algo.
VÜNELN. MATULCÁN. YAYÜCONUN. A1HUIÑTUN. tr. Mirar el reflejo, mirar la sombra.
AHUEN. intr. Apurarse, darse prisa, apresurarse. ¡ AIIIUIÑTUUN. tr. Mirar, contemplar uno mismo su
sinón.: AHUEUN. AHUEUUN. CHRÜVTUN. propia imagen o su propia sombra.
MATUCAUCÚLEN. YAYÜUN. AILEN. s. Brasa. || sinón. ADÜLÜM. AHUIÑ.
AHUEQUECHI. adv. Rápidamente, prontamente, AILENCÜCHRAL. s. Fuego de brasas.
con celeridad. 11sinón. AROLQUECHI. LEV- AILIÑ. s. Cascajos, fragmentos de piedra o de otras
QUECHI. cosas que se encuentran en las orillas de los ríos
AHUEUCÜLEN. r. Estar apurado. y en los bajos. || adj. Claro, transparente, diáfa.
AHUEUN. r. Apurarse, apresurarse. no, cristalino, sinón. CÜICO. RUMEQUINTUN.
AHUIÑ. s. Brasa menuda, ascua, rescoldo. Bajo | Min. Cuarzo según Moesbach. Voz moderna.
brasa menuda y ceniza caliente solían colocar AILIÑCO. s. Agua clara, transparente.
alimentos para cocción. || Existía cierta creencia AILQUETUI. tr. Oir. Voz rancülche.
supersticiosa sobre AIíUIÑ que nc hemos sabido AILLA. adj. Nueve (numeral).
captar. AILLAHUARANCA. adj. Nueve mil.
AIIUIRCÜN. intr. Debilitarse, desfallecer por ca­ AILLALELU. adj. Noveno.
rencia de nutrición. || sinón. AHUIRÜN. NIÜNG- AILLAMARI. adj. Noventa.
TUN. AILLAPATACA. adj. Novecientos.
AIIUÜN. s. Ceremonia ritual que consistía en hacer AILLAREHUE. s. Nueve rehues, nueve parcialida­
carreras, a rienda suelta, alrededor de un di­ des. ‘‘El AILLAREHUE era la organización su­
funto o de una persona a quien se quería honrar. prema a que evolucionó la organización social del
|| sinón. AHUIÑ. AUÜN. AUN. pueblo araucano. Correspondía probablemente a
AIIUÜNMAN. tr. Tributar el honor del AIIUÜN. una tribu y se componía de nueve parcialidades
AHUÜCAN. intr. Toquetear, manosear. || Hacer su­ denominadas REHUES o LEVOS según se les
frir, maltratar. |] sinón. AHUÜN. miraba bajo el punto de vista religioso o civil.
AIIUÜCANENTUN. tr. Maltratar mucho; castigar Estos LEVOS o REHUES eran gobernados por
ferozmente. jefes llamados TOQUIS en tiempo de guerra y
AHUÜCAQUECIII. ú. c. adv. Jugueteando o bur­ ÜLMENES en tiempo de paz. En ocasión de
lando. grandes calamidades (terremotos, epidemias,
AHUÜLN. tr. Hacer jugar (a otro). || sinón. AIIU- etc.) como también en ocasión de guerra se cons­
ÜLPON. tituían en alto consejo del AILLAREHUE bajo
AHUÜN. intr. Hacer sufrir, sinón. CUCIIRAMCAN. la presidencia de uno de los TOQUIS designados
|| Causar disgusto. a tal efecto y rodeados de vistoso ceremonial y
AIIUÜRHUÜR. s. Vocablo usado por los mapuches mediante extraordinaria oratoria se dictaban ór­
sureños argentinos para designar, según Ha- denes inapelables. En tiempos normales los
rrington, a cierta tribu residente en Santa Cruz. REHUES o LEVOS eran independientes y autó­
‘‘Esos indios eran poco civilizados, gente sal­ nomos. Los LEVOS o REHUES eran inte­
vaje, no se daban con las demás tribus, vivían grados por seis a ocho CAHUINES. Éstas
aislados, su idioma era diferente, pero lograban eran entidades de una sola estirpe; su jefe
entenderse con los aoénikunk (tehuelches), usa­ se llamaba LONCO. Las subdivisiones de los
ban quillango como única prenda para cu­ CAHUINES se denominaban MUCHULLA en­
brirse el cuerpo, no tenían caballo y, lo tre los HUILLICHES y LOV entre los MO­
que no deja de ser curioso, usaban colas de LUCHES. Eran las familias que constituían las
plumas y eran muy ligeros a pie porque te­ rancherías bajo la dirección de un INALONCO
nían las rodillas para atrás como el avestruz”. (eaciquillo o representante del cacique conocido
(Cita de Federico Escalada. El Complejo Te- entre los pampas bajo el nombre de capitanejo.
huelche.) Aclaración del autor). Cuando la defensa con­
ATLL 49 ALH

tra el invasor exigía la acción común de toda la ALCAMAÑ. s. Por ALCAMAÑQUE, cóndor macho.
raza, los AILLEREHUES se asociaban en con­ ALCHRON. tr. Empujar, impulsar, impeler. || sinón.
federaciones puramente militares llamadas Hui- RALCHRON. IOLTAN. YOLTAN.
chanmapu; solamente en esas ocasiones un TO­ ALDÜ. adv. Muy. || adj. Mucho, muchos, abundante,
QUI en jefe reunía en sus manos el mando su­ copioso. || sinón. ALÜ. || Los pampas decían AL-
premo de los araucanos.” (Moesbach.) Ese régi­ ZÜ y más comúnmente ALIG.
men constituía una perfecta organización federal ALDÜALDÜ. adj. Muchísimo, innumerable, inconta­
cuya ley suprema era la independencia y la in­ ble, ubérrimo. || sinón. ALÜALÜN. CÜNACÜNA.
violabilidad de la raza. Para defenderla hasta ALDÜCORÜ. adj. Jugoso. Los pampas decían CO-
la muerte surgía la unión de todos; y en realidad RRUHEI.
así fue porque en nuestro país el pueblo mapuche ALDÜCÜME. adj. Muy bueno, excelente, macanudo,
prefirió morir antes que someterse. superlativo.
AILLEPEÑ. s. Animal anfibio fabuloso que en tie­ ALDÜN. intr. Ser mucho. || Ser muchos.
rra anda con las patas delanteras, arrastrando ALDÜCHI. adv. Muchas veces. || sinón. ALDÜNMI-
las de atrás. Cuando lo ve una mujer en estado TA. VEICHIU. VEICHIUL.
de gravidez da a luz hijos deformes generalmente ALDÜLAN. s. Mortandad, hecatombe.
rengos o patetas. || sinón. HUAILLEPEÑ. ALDÜLCAN. tr. Multiplicar, engrandecer, acrecen­
AIMEN. adj. Algo, un poco. || No muy, no mucho. || tar. || sinón. VÜCHALN.
sinón. AIMÜN, AIMÜÑ. ALDÜLCAUN. intr. Engrandecerse, ensoberbecerse.
AIMEÑELN. tr. Vislumbrar algo. [| sinón. AIMÜ- || sinón. CAUCHUUN. DEMAIN. CÜNAL-
ÑELN. NGUIMÚDELN. PÚRAUQUEN. RAQUIUPÜRAN.
AIN. tr. Amar, querer. || sinón. AIYÜN. AYÜN. ALDÜLMALN. tr. Retardar, aplazar, diferir, demo­
AIPIN. tr, Contestar o responder. Es expresión des­ rar, prorrogar. || sinón. IÑALN. TÜCULAN-
cortés. TUN.
AIPIÑ. s. Reverberación solar. ALDÜÑMA. adv. Mucho tiempo ha. ||D e tarde en
AIPIÑ’N. intr. Reverberar el sol. tarde.
AIRA. s. Pereza, holgazanería, haraganería. || Indo­ ALDÜÑMAN. intr. Durar, demorar. || Tardarse.
lencia, inercia, apatía, incuria. || sinón. CHOVÜ. ALDÜPU. adv. Muy lejos. || sinón. VÜCHAPU.
AIRAN, adj. Perezoso, holgazán, haragán, indolente, ALDÜPULEN. intr. Estar muy lejos.
apático, lerdo, abúlico, zanguango. || sinón. CHO- ALDÜPUN. intr. Alejarse, retirarse. || sinón. UÜÑO-
VÜN. NAPE. Los pampas decían ULGUN. CHRAUN. ALÜCHRIPAN.
AITU. s. Cierto tubérculo comestible. ALDÜVAL. adj. Valioso.
AIUN. v. AYÜN. AIN. ALDÜVALN. tr. Valer mucho. Importar mucho. || si­
AIVIÑ. adj. Cosa pulcra, aseada, bien parecida. || s. nón. ALÜVALN.
Aderezo, adorno, firulete. ALDÜVANTEN. adj. Voluminoso.
AIVIÑ’N. tr. Adornar, embellecer, .engalanar. || sinón. ALDÜVUTA. adj. Enorme, colosal, grandioso, gigan­
AIVIÑTUN. tesco. || sinón. RUMEVUTA. ALÜVUTA.
AIVIÑCÜLEN. intr. Estar adornado, estar engala­ ALE. s. Luz de luna, claridad de estrellas.
nado. 11p. p. Adornado, engalanado, acicalado. ALELCAN. tr. Alumbrar (a otro). 11 Hacer alumbrar.
AIVIÑ NGUEN. intr. Ser pulcro, ser aseado. || sinón. ALELN.
AIVIÑTUUN. r. Engalanarse, ataviarse, emperifo­ ALEN. intr. Alumbrar, iluminar. || sinón. ALELCAN.
llarse, emperejilarse. || sinón. PEPILUN. PELOLN. PELOMN.
ALAVÜLCAN. tr. Hacer que otro tenga gozo o ALE NGUEN. intr. Haber claridad.
deleite. ALERUPEI. adj. Ancho. Voz rancülche.
ALAVN. intr. Alegrarse, deleitarse, gozar. || sinón. ALEVCÜN. intr. Relumbrar, relucir, resplandecer. ||
CHRÜYÜUN. sinón. ALON. ALÜN. ALOVN, CÜCHRALUUN.
ALAVQUECHI. adv. Alegremente, deleitosamente. || I-IUILÜVN. LLÜMLLÚMN. PIAN’N.
sinón. AYÜUNQUECHI. CHRÜYÜNQUECHI. ALGUMN. tr. Tostar hasta medio quemar.
ALCA. prep. que indica el sexo masculino en pájaros ALGUN, intr. Tostarse, caldearse mucho. || sinón.
y aves en general. A los animales se les aplica LÜVLÜVÜN.
generalmente la prep. HUENCHRU. || s. Macho. ALHUE. s. Espíritu, alma, sombra del muerto.
|| adj. Viril, varonil, fuerte. || sinón. ALLCA. || Fantasma, espectro, aparición del otro mundo. ||
ALCA ACHAHUALL. s. Gallo, v. ACHAHUALL. El ALHUE es un ente intangible, de vaporoso
ALCACHRIPANTU. s. lit. año macho o año hom­ cuerpo, visible a voluntad. Aparece en el instante
bre. Nombre que daban a los años fríos. Llama­ mismo de la muerte de una persona, se incorpo­
ban DOMOCHRIPANTU, lit. año mujer, a los ra al cadáver y lo acompaña en la tumba hasta
años sin heladas y sin fríos. su completa disolución. Entonces lo abandona y
ALCADOMO. s. lit. macho-hembra, hombre-mujer: al retirarse es capturado a veces por los CALCU
hermafrodita, manflora. 11 sinón. A CHRAI. (brujos) quienes lo utilizan para sus hechice­
ATAI. rías; se designa entonces con el nombre de HUI-
ALCAHUENCHRU. s. Hombre valiente. || sinón. CÜ- CHAN ALHUE. Para aplacar su ira el indio
NACHE. ofrece, de paso, en algún árbol de la selva o en al­
AL IÍ 50 ALÜ

guna peña de la montaña una modesta ofrenda: ALTAHUEÑI. s. Muchacho malo, flojo, que poco
piedritas, plumas, trozos de vestimenta, restos de sii-ve. El autor desecha la definición de Augusta
comida, etc. v. detalles en COCHIMHUELU. || de “hijo simpático u otra palabra de cariño a
Los misioneros llaman ALHUE al Diablo. ]| Hay los niños”, basándose en la acepción del vocablo
cerros y parajes que llevan el nombre de AL­ arriba mencionado de los autores clásicos del
HUE por haber sido lugar de aparecidos (Gue­ siglo xvni: Pomey, Havestadt, Febrés, vocablo
vara). que Augusta no menciona en su diccionario.
ALHUECAN. intr. Endemoniar, endiablar. ALTAPUANCA. s. Malos intestinos, intestinos en­
ALHUECURA. s. Piedra alumbre. || sinón. LIGLA- fermos.
HUEN. ALÜ. v. ALDÜ. || sinón. ALDÜ. CAD. CADELTU.
ALIIUECURI. s. Cierta hortiga cuyas hojas están CADME. MU. MÜTE. MÜNA.
salpicadas de blanco. ¡| Bot. Loasa acanthifolia ALÜALÜLÜ. interj. de dolor.
fam. Loasaceae. || Med. antireumática. || adj. ALÜAMUN. s. Caminata, gira, excursión, lit. cami­
Trigueño (color). nar mucho.
ALHUEHUECUVÜ. s. Alma, espíritu, sombre del ALÜANTÜ. adv. Con mucho sol. || Avanzado el día.
muerto capturado por un brujo; v. ALHUE. ALÜANTÜN. intr. E star ya avanzado el día.
ALHUELAHUEN. s. Arbusto de olor fétido. || Med. ALÜAUCA. s. Yeguada. Los pampas decían ALIG-
contra viruela. || Bot. Cestrum parqui. L’Herm. AUCA.
fam. Solanaceae. ALÜCIíRIPA. adv. Desde lejos; a mucha distancia.
ALHUEMAPU. s. expr. de los misioneros para de­ ALÜCIIRIPAN. intr. Alejarse. || sinón. ALDÜPUN.
signar al Infierno. Decían también CÜCHRAL- ALUCON, adv. Muy adentro. Los pampas decían
MAPU: país del fuego. ALIGCON.
ALIIUEN. intr. Endemoniarse. || intr. Morir, expr. ALÜCONCÜLEN. intr. Estar muy adentro; estar
muy al interior.
de MACHI.
ALÜCONPUN. intr. Internarse, adentrarse, penetrar.
ALHUE NGUEN. intr. Hacerse espíritu. || Morir, ALÜCULLIÑ. s. Riqueza, opulencia.
expr. de MACHI. ALÜCURA. adj. Pedregoso.
ALHUEPICHRU. s. Sarna. ALÜCUYUN. adj. Arenoso.
ALHUEPOÑI. s. Ciertas papas comestibles. ALÜDAÑE. s. Nidada.
ALHUETU. s. Fiebre mortal. ALÜLCOMOLLVÜÑ. s. Humor claro y suelto como
ALHUETUN. intr. Tener fiebre mortal. agua que se forma en granos o llagas, aguadija.
AL1. adj. Muy seco, caliente. || Reseco, quemado. ALÜLEHUEN. intr. Quedar mucho; faltar mucho.
ALIGAN, intr. Estar seco o x'eseco (constantemente). ALÜLEN. intr. Haber mucho; ser mucho.
ALIGO, s. Agua caliente. || sinón. ARENCO. CO- ALÜLIL. adj. Rocoso, peñascoso.
VUNCO. EÑUMCO. ALÜLN. tr. Darle mucho. | Aumentar, multiplicar.
AL1CUCHRAN. s. Fiebre, lit. enfermedad del calor. ALÜLNTU. s. Aumento, acrecentamiento, incremen­
ALIG. expr. pampa por ALÜ. v. ALÜ. to. || Auge, boga.
ALIHUEN. s. Árbol (en pie). Cuando el tronco tie­ ALÜLUAN. s. Guanacada.
ne vaga semblanza humana anuncia catástrofe ALÜLÜLCAN. tr. Causar dolor. |j sinón. ALÜALÜL-
(lluvias torrenciales, tempestades, etc.). Para TUN.
conjurar esc mal augurio debíase efectuar un ALÜLÜN. intr. Doler, escocer, v. ACHIDCON.
NGUILLATUN. || met. Hombre de importancia. ALüLÜTUN. intr. Tener dolor. || sinón. ALÜLÜ-
ALIHUEN’N. r. Hacerse árbol. CAN.
ALILEN. intr. Tener calor, tener fiebre. ALÜMAPU. adv. Lejos; de lejos; a mucha distancia.
ALIM. adj. Cosa caliente o encendida. |] Ardiente, || s. Tierra lejana.
candente. ALÜMAPULEN, adj. Lejano. ]| s. Lejanía, lonta­
ALIMN. intr. Quemarse, caldearse. || sinón. AREN. nanza.
ALIN. p. p. Caldeado. s. Calentura, fiebre. ALÜN. adj. Mucho, mucha. j|s. Tiempo, momento,
AL1NCÜLEN. intr. Tener mucho ardor, escozor. || rato.
Estar con fiebre. ALÜALÜN. adj. Considerable, innumerable, inmen­
ALINCÜLN. tr. Acalorar, dar calor. || sinón. AREN- so, infinito. 11 lit. mucho-mucho.
TULN. LÜVLÜVÜLN. ALÜALÜNTU. adv. Muchísimo tiempo. || En tiem­
ALINCÜN. intr. Estar afiebrado, caldcado, asoleado. pos pretéritos.
ALOVN. intr. Relumbrar, relucir, resplandecer-. || si­ ALÜNAG. adj. Hondo, profundo. || sinón. VUTA-
nón. ALEVCÜN. ALON. ALOVCÜLEN. ALÚN. CON.
CÜCHRALUUN. HUILÚVN. LÜMLÜMN. ALÜNAGN. intr. Profundizar, ahondar.
LLÚMLLÜMN. LÜVCUMN. LEMLEMUUN. ALÜNCHE. s. Muchedumbre, gentio, multitud.
ALOVTUN. intr. Tener, quien está ciego, vislumbre ALÜNCURENIELU. adj. Polígamo.
de los objetos. ALÜCURENIEN. s. Poligamia. Era practicada en
ALPEN. intr. Endurecerse. Se aplica a cáscaras o la preconquista en pequeña escala; después, víc­
cortezas de vegetales. timas de las armas y explosivos de los europeos,
ALTA. adj. Cosa fea, fulera, mala. perecieron en tal cantidad que en poco tiempo
ALÜ 51 ALL

hubo gran desproporción entre los dos sexos. Fue ALLEYEN. s. Juego de cara o cruz similar al
la poligamia la solución lógica para la conser­ AHUARCUDEHUE. || “En las esquinas de una
vación de la raza. La riqueza y el poder del alfombra tendida en el suelo, describe Housse, se
mapuche se podía medir por el número de sus sientan emparejados y en dos partidos contra­
mujeres: el gran CALLVÜCURA, la más alta rios, dos hombres y dos mujeres. Cada uno recibe
expresión del poder pampa, tenía treinta y dos, diez lengüetas de madera iguales, blancas por un
record, creemos, de poligamia entre mapuches. lado y negras por el otro y pone una en el centro
ALÜNGUERPUN. intr. Haberse multiplicado mu­ de la alfombra. El primer jugador agarra las
cho con el tiempo. || sinón. YALLÜRPUN. cuatro, las hace rebrincar en sus manos y luego
ALÜNLANGÜMN. s. Hecatombe, matanza. las lanza a medio metro de altura. Si obtiene dos
ALÜNMA. adv. Mucho tiempo. caras blancas y dos negras, gana dos y se las
ALÜNMALECHI. adj. Continuo, permanente, cró­ lleva. Si hace cuatro blancas o cuatro negras se
nico. || sinón. MOLLMOLL. apodera de todas. El copo no se hace en los
ALÜNMALEN. intr. Ser largo. |[ Durar mucho tiem­ demás casos. Siempre que se hace una basa los
po. || Ser muy alto. dos compañeros contrarios ponen dos o cuatro
ALÜNMA ME N. intr. Tardar mucho en volver. de sus planehitas en substitución de las perdidas.
ALÜNMAN. intr. Subir alto, sinón. ALÜPÜRAN. || Termínase el partido cuando una de las parejas
Hacer mucho tiempo. 11 Tardar, demorar. ha ganado las cuarenta planehitas y entonces
ALÜNMAPAN. intr. Estar mucho tiempo. recibe las apuestas que de ordinario suelen ser un
ALÜNMAQUEN. adj. Duradero. tejido o una prenda de vestir.” (Epopeya india.)
ALÜNMEU. adv. Después de mucho tiempo. ALLHUE. v. ALLUE.
ALÜNTU. adv. Largo tiempo. || sinón. ALÜNMA. ALLUE. adv. Poco a poco, paulatinamente, sinón.
ALÜPACHE. adj. Personas que encanecen temprano. MANCHA. NOCHI. ÑOCHI. PICHIQUEPICHI-
ALÜPELENCHE. s. Concurrencia, asistencia, pú­ QUE. || ú. c. adv. Con nombre de color: tirar al
blico. color mencionado.
ALÜPIN. intr. Hablar mucho. ||s. Palabrería, ver­ ALLUEALLUE. adv. Despacio, lentamente. || sinón.
bosidad, locuacidad, labia. NOCHIQUECHI.
ALÜPINVE. s. Hablador, parlanchín, charlatán. ALLUEAYELEN. intr. Sonreírse.
ALÜPÜRA. adj. Alto. || adv. De lo alto. ALLUECALLVÜ. adj. Azulado.
ALÜPÜRAN. intr. Subir alto. || Altura. || sinón. ALLUECARÜ. adj. Verdoso.
ALÜNMAN. || Los pampas decían ALIGPRAI. ALLUECOLÜ. adj. Rojizo.
ALÜPU. adv. Lejos, distante, a mucha distancia. ALLUECAN. intr. Hacer poco a poco. || sinón.
ALÜPUHUE. s. Lugar muy distante, muy lejano. ALLUEN. ALLUETUN.
ALÜPUN. ú. c. adv. Muy entrada la noche. ALLUECURÜ. adj. Trigueño, morocho, negruzco.
ALÜPUN’N. impers. Ser muy de noche. ALLUECÜLU. adj. Carmesí, escaidata.
ALÜPUTUN. tr. Beber mucho, beber fuerte. ALLUECHOD. adj. Amarillento. || sinón. ALLUE-
ALÜQUEMAPU. exp. adv. De tierras lejanas. CHOS.
ALÜVALN. tr. Valer mucho. || sinón. ALDÜVALN. ALLUEIAUN. intr. Andar despacio, andar lenta­
v. ALDÜVALN. mente.
ALÜVUTA. adj. Grandioso, enorme, colosal, gigan­ ALLUIN. s. Bolsa o saco, paquete grande para lle­
tesco. || sinón. ALDÜVUTA. var cosas a espaldas y amarradas al cuello.
ALÜYECÜMEN. intr. Ir aumentando, fructificando, ALLUINTACUN. s. Bolsa artificial que forman las
prosperando. mujeres remangando para adentro la parte tra ­
ALVIS. s. Arveja. Voz española mapuchizada. || si­ sera de sus capas.
nón. ALLVID. ALLVEDA. ALLULTUN. intr. Hospedar. || sinón. HUICHRAN-
ALLA. adj. Bonito, hermoso. || sinón. AIVIN. AD. MAN. NIECHEN. NÜYETAUN. PELÜMTUN.
TUTELU. PELÚMN.
ALLAVÜN. s. Crepúsculo de la mañana. ALLPÜLE. adj. Distante (Falkner).
ALLCA. s. v. ALCA. ALLUMAPU. adv. Lejos (Falkner).
ALLCACHE. s. Hombre animoso, hombre decidido. ALLUS. adj. Tibio (Augusta). || sinón. LLADCU-
ALLCÜN. tr. Oir, entender. VÜN.
ALLCÜNLU. s. Escucha. || p. a. Oyente. ALLUSCÜLEN. intr. Estar tibio. |[ sinón. ALLUSN.
ALLCÜPEYÜM. s. Sentido del oir: oído. ALLUS NGUEN.
ALLCÜTUN. tr. e intr. Escuchar, oir con atención. ALLVEN. adj. Herido, lastimado, lesionado. || s. He­
11 Atender a lo que se dice. rida, lesión, lastimadura, llaga. || En algunas tri­
ALLCÜPENOEL. p. p. Inaudito. bus chilenas ALLVEN designa, en habla moder­
ALLCÜUYEEL. p. p. La noticia que se ha oído. na, a la pulmonía.
ALLCÜVAL. adj. Audible. ALLVENVURI. s. Matadura, lastimadura del lomo
ALLCÜVALN. intr. Ser audible. (especialmente del caballo).
ALLCÜVALNLU. s. Auditividad, acústica. ALLVIDA. s. Arveja. || sinón. ALVES. ALLVID. Vo­
ALLEPUN. intr. Alegrarse, regocijarse, congratu­ cablo mapuchizado. || La arveja no existía en
larse. América antes de la conquista.
r i

ALL 52 AMU

ALLVIDCACHU. s. Hualputra, planta parecida al AMOMARIN. intr. Orar, rezar. || Invocar el MA­
trébol. 11 Bot. Melilotus perviflora (Gusinde). CHI a los espíritus. || sinón. DÜNGUNPEUN.
ALLVÜLLIN. intr. Echar a perder. AMOMARINTUN. s. Ceremonia ritual del MACHI
ALLVÚLN. tr. Perjudicar, lastimar, herir, lacerar. para arengar o invocar a los espíritus, v. MACHI
|| sinón. HUERALN. y MACHITUN. || “Nunca hubo en Araucanía
ALLVELÜN. intr. Herir, lastimar. culto externo en el sentido estricto de la pala­
ALLVÜLU. p. p. Herido, lastimado. || sinón. ALL- bra; ni hubo Ídolos, ni templos, ni altares, ni sa­
VEN. ALLVÜN. cerdotes: su religión recuerda en algo al druidis­
ALLVÜLUUN. r. Herirse, lastimarse. mo, cuyas leyes vedaban los santuarios y las
ALLVÜLVAL. adj. Vulnerable. representaciones figuradas de los dioses y no
ALLUUVALN. intr. Ser vulnerable. admitían los sacrificios sino al aire libre. Más
ALLVÜMETAN. intr. Abortar la mujer (no los ani­ ¿por qué rehusaban estos indígenas los homena­
males). || sinón. ALLVÜPIÑEN’N. jes de la adoración y al señor del mundo (NGUE-
ALLVÜN. adj. Lastimado, herido. | ¡ intr. Errar, NECHEN), edificios, honores y ministros sa­
pecar. grados? Por una razón, extraña en apariencia,
ALLVÜTUN. intr. Lastimarse, herirse. |! Perjudi­ pero completamente real: por el orgullo innato
carse, dañarse. de la raza, por su amor desenfrenado a la inde­
AM. s. Espíritu o alma del muerto. || Acompaña el pendencia. Sujetarse a leyes piadosas, a prácticas
cadáver y mora alrededor de su tumba mientras obligatorias, hubiera sido a su vez, encadenarse
sus familiares recuerdan y evocan su memoria. y atentar contra su completa libertad. Por eso
En esas condiciones toma parte en la vida dia­ restringieron sus actos religiosos a los solos ca­
ria de la familia, asiste a sus reuniones y fiestas sos de pública necesidad en que no honraban a
haciéndose presento en sus evocaciones y sueños. los espíritus, sino que tan sólo les confiaban los
Con el andar del tiempo, cuando el recuerdo del intereses de sus personas, familias o raza. Lo
muerto no es ya más evocado por sus descen­ que todos intentaban era traer a su partido el
dientes, el AM, convertido en PÜLLÜ, regresa HUECUVÜ, Genio del Mal, contentándose que
a la morada de los espíritus. || “Según los arau­ no lanzara sobre ellos, ni sus animales o sus
canos, escribe Ilousse, las almas son inmortales, campos, azotes o cataclismos.” (Epopeya india.)
pero con suficiente materialidad para precisar Sus manifestaciones religiosas fueron: rogati­
vestidos, calor, alimentos y medios de defensa; vas solemnes, sacrificios de animales, incensa­
de ahí la práctica de depositar en los sepulcros ción de humo de tabaco y libaciones de sangre y
alhajas y vestidos, vituallas y jarros de chicha, de bebidas.
armas de guerra y herramientas de trabajo. Yo AMON. v. AMUN.
mismo encontré variedad de todo eso en sepul­ AMPAN. intr. Venir (acá). || Parar en alguna parte.
turas de dos o tres siglos, en las que al lado de AMPE. s. Ilelecho, llamado también AÑPE, conocido
vasijas de variadas formas, había huesos de vulgarmente por palmita. || Bot. Lophosoria acua-
gallo y de aves de los bosques, puntas de fle­ tripinata.
chas y bayas silvestres, punzones, navajas, agu­
AMPEL. s. Deseo, codicia. 11 Anhelo, afán. 11 sinón.
jas, anzuelos, paletas y variados instrumentos
de hueso de ciervo o de cetáceos; buriles, pitos, APILL. APIL. APIN. APIÑ.
pipas y bruñidores de piedra; collares de guija­ AMPELN. tr. Desear, codiciar. \ sinón. CULME-
rros, vidrios y conchas. De ahí también la cos­ YEN. NGANGUEN. ÜCHRUNMAN.
tumbre familiar de hacer fogatas sucesivas sobre AMPELPÜRAN. intr. Desear libidinosamente (el va­
las tumbas durante el año de fallecimiento, pues rón) . || sinón. AYÜPÜRAN.
así puede el alma vagabunda calentarse y tomar AMPELVE. adj. Codicioso. | sinón. NGANGUEVE.
chispas con que pueda encenderse una hoguera AMPI. s. Medicina, droga, remedio. || sinón. ORCü
en las regiones heladas del occidente.” (Epopeya AMPIN. Ir. Medicinar, drogar. || Efectuar curación.
india.) AMPINLAHUEN. s. Hierba medicinal, v. LA-
AMARICUN. v. CAMAR1CUN. HUENCACHU. || Cualquier remedio.
AMCA. s. Maíz tostado. || sinón. COVEN. COVEÑ. AMPI VE. s. Curandero. || sinón. AMPICAMAÑ.
CUCIIENHUA. AMTUN. intr. Volverse fantasma, transformarse en
AMCIIE. s. Espectro, fantasma. Voz rancülche. fantasma.
AMCHI. s. Sedimento, borra, residuo, especie de AMUCAN, intr. Viajar. || sinón. HUICHRACAN.
afrecho que queda después de estrujada la chi­ HU1CHRAN. UÜCHRAN.
cha. 11Vocablo común al aymará, al quechua y al AMUCANCHE. s. Viajero. || Extranjero, forastero.
mapuche. || sinón. HUEICON. PERPER. || Los || v. sinón. AMOCANCHE. CIIRECANCHE.
pampas decían AMOCHI (Rosas). AMUCHIMAI. Ínterj. Adiós (al despedirse).
AMCHIMALGUEN. s. Imagen o cosa de otra vida. || AMUCHRIPAN. intr. Salir apresuradamente. ||
Familiares difuntos. Huir. || sinón. LEVCHRIPAN. LEVMAUN. LO-
AMELN. tr. Desconocer. || Confundir a una persona VON. MICHICUN.
con otra. || sinón. AMÜLN. AMU EL. expr. adv. De tal parte para allá. || sinón.
AMENTUEL. s. Imagen. Voz rancülche. AMUELTU.
AMU 53 A NE

AMUIAUCHE. s. Vago, vagabundo, errante, ato­ ANCADUUN. rec. Ir dos enancados en el mismo
rrante. || sinón. MIAUPÜRACHE. animal.
AMUIAUN. intr. Vagar, vagabundear, atorrantear. ANCAHUENU. expr. adv. En el aire, en el espacio.
|| sinón. MIAUPÜDAN. ANCALIPANG. expr. adv. La mitad del brazo; has­
AMULEN, intr. Caminar, andar. V. AMUN. ta la mitad del brazo; en la mitad del brazo.
AMULN. tr. Encaminar, hacer anclar, poner algo en ANCALLI. s. Ampollitas del cuerpo.
movimiento. ANCAN. intr. Ser la mitad, haber la mitad, tener la
AMULPAN. tr. Enviar acá. || Remitir. j| Los pam­ mitad. 11 E star hecho cuerpo. || sinón. ANCA-
pas decían AMOLVI. TUN.
AMULPUN. tr. Enviar allá. ANCANTU. expr. adv. En la mitad. || Por la mi­
AMULTÜCUN. tr. Exponer, arriesgar, comprome­ tad. || Con el tiempo; posteriormente. || sinón.
ter. sinón. AMUNTÜCUN. || Dar por perdido lo ANCATU.
que se ha prestado. ANCAPUÜLLI. expr. adv. En la mitad de la cuesta
AMUN. intr. Caminar, andar, ir, avanzar. || sinón. (Augusta). || La mitad de la cuesta (Febrés).
AMON. ANCARÜPÜ. expr. adv. En la mitad del camino.
AMUNANTÜ. s. Tiempo transcurrido. ANCATU. adv. Con el tiempo. || Más tarde; poste­
AMUNCHE. s. Peatón, pasajero, transeúnte, viajero. riormente.
|| p. a. Caminante. || sinón. AMONCHE. AMO- ANCAVILU. s. Mitad vibora. || Apodo que dorreguis-
CANCHE. tas y unitarios daban al General Rosas.
AMUNTÜCUN. tr. Arriesgar, exponer, aventurar. || ANCHIMALLEN. s. Trasgo, duende que aparece con
sinón. AMULTÜCUN. la figura de un pigmeo. || “Mito antropomorfo
AMUNTÜCUUN. r. Exponerse, arriesgarse. ]| sinón. en forma de enano maléfico en sumo grado que
ÜCHRÜVLONCOUN. los cronistas asimilaban al duende. Tiene la pro­
AMUNTÜCUYE. p. p. || ú. c. adj. Agregado. |j sinón. piedad de transformarse en luz brillante y fu­
COLLETU. gaz que se ve en los caminos, en las llanuras,
AMUPAN. intr. Venir acá. en los techos de las casas, entre las patas de
AMUPEYÜM. ger. Cualquier medio para moverse los caballos, entre las ramas de los árboles. La
algo. persona que lo ve muy de cerca enferma de la
AMURPUN. intr. Haber ido más allá del lugar pro­
vista o queda ciega. Donde aparece la luz An-
yectado. chimallen sobreviene la muerte de alguien.”
AMUTUN. intr. Irse (el que no es de acá). || Ir de (Guevara.)
vuelta.
AMUVAL. adj. Movedizo. ANCHIMALGUEN. s. Según Guevara es la mujer
AMUVALN. intr. Ser movedizo. del Sol, joven, bella, benigna y bien ataviada. No
AMUYEN, intr. Ponerse en camino con otro. hay indio, dice Córdoba y Figueroa, que no se
AMÜÑ. adv. Poco. 11 sinón. AIMEN. PICHI. jacte de tener una a su servicio. Siempre que sa­
AN. apóc. de ANTÜ. Sol. Usada en nombres y en len bien en algún negocio dicen: NIEN CAI ÑI
toponimia. ANCHIMALGUEN (Todavía tengo mi ninfa o
ANAL part. exornativa, según Augusta, cuyo signi­ ángel tutelar. || Algunos autores escriben AM-
ficado se ignora y que los mapuches usaban úni­ CHIMALGUEN.
camente entre hombres. || Voz moderna usada ANCHÜ. V. ANTÜ.
por los huilliches argentinos con el significado ANCHÜN. intr. Brillar, alumbrar. || sinón. AN-
de “amigo” ¿Será ésta la verdadera acepción CHÜLEN.
ignorada por Augusta y empleada solamente en­ ANCÜ. adj. Seco. || Árido, estéril, infecundo. || Ajado,
tre hombres, o será deformación por aféresis marchito.
del vocablo CANAI? Dejamos a los futuros in­ ANCÜLEN. intr. Estar seco, árido. || Ser estéril.
vestigadores el esclarecimiento de este problema. ANCÜMTUHUE. s. Veneno que hace secar a las
ANAM. s. Vestido de baile. Voz rancülche. personas; es aserrín obtenido raspando huesos
ANANAI. interj. de dolor. || sinón. AÑAÑAI. humanos y que se da a la víctima en harina
ANCA. adj. Mitad, medio. || s. Volumen, cuerpo. tostada (Augusta).
ANCACHE, s. Cuerpo humano. ANCÜMUN. intr. Enjuagar. || sinón. CÜLCAUN.
ANCACHRAVUYA. adv. En la mitad de la noche; NGÜLLUDÜN. QUELCAUN. ÜLPUN.
a media noche. ANCÜN. intr. Secar. || Esterilizar.
ANCACÜNON. expr. adv. A medio hacer. ANCÜNCUCHRAN. s. Tisis, tuberculosis. E ra des­
ANCAD. adv. En grupa; en ancas. Voz española conocida antes de la conquista.
asimilada por el mapuche después de conocer ANCÜNCUCHRANCÜLEN. adj. Tísico, tuberculoso.
el uso del caballo. ANCÜ NGUEN. intr. Ser seco. || Ser tisico, ser tu­
ANCADCÜLEN. intr. Estar enancado; estar en an­ berculoso.
cas; estar en grupa. ANCÜNMAUN. intr. Estar seco de sed; estar se­
ANCADN. intr. Enancarse; ponerse en grupa. diento.
ANCADYEN. tr. Llevar en ancas. || sinón. ANCA- ANECHRIPAN. intr. Excoriarse. || sinón. DOCAG-
DYETUN. CHRIPAN.
ANE 54 ANT

ANELN. tr. Amagar, conminar, amenazar, levantar puesta. || ANTÜ es no solamente el sol sino tam ­
la mano para pegar. || sinón. ANETUN. AN­ bién la claridad del día provocada por su presen­
ELN. ANELTUN. NGÜLLALN. cia sobre el horizonte. De la posición del sol
ANGAYÜN. intr. Quejarse el perro (cuando le pe­ deducían lo que nosotros denominamos hora. v.
gan). detalles en vocablo TUNTEPÜRAIANTÜ. 11
ANGUE. s. Cara, rostro, faz, semblante. || sinón. sinón. ANTI. Los pampas decían comúnmente
AD. AZ. ANTIG y Falkner escribe ANTUIGH. || Como en
ANGUEL. s. Máscara, careta. || sinón. COLLON. TA- todos los pueblos primitivos el astro rey figura
CUANGUEIIUE. en numerosas leyendas y mitos, pero los m apu­
ANGUELTUN. intr. Enmascararse. || sinón. CO- ches no lo consideraban como Dios, ni lo adora­
LLONTUN. ban como lo hacían por ejemplo los quechuas. ||
ANGUENPIRU. intr. Acabar con los gusanos en las Voz común en nombres y en toponimia. |[ Tarea,
sementeras. 11 s. Ceremonia ritual, v. NGUEN- ocupación.
PIRU. ANTÜCAPUN. expr. adv. Día y noche. || sinón.
ANGUETUN. intr. Encararse con uno. PUNCAANTÜ.
ANGUIDÜN. intr. Arder la piel. [¡ sinón. ANGUID- ANTUCUN. intr. Asolearse. || T ranspirar, sudar.
CÜLEN. ANTÜCURAM. s. Huevo huero, huevo sin galladura,
ANGUIM. s. Charqui, tasajo. Carne cortada en lá­ huevo sin fecundar, estéril. 11 Arrojado a un
minas delgadas, salada y secada al sol. En sus sembrado el ANTÜCURAM lo hacía improduc­
grandes expediciones —MALONES— los indíge­ tivo. || sinón. UCAM. ÜCAÑ.
nas llevaban como alimento tiras de tasajo ata­ ANTÜCÜCHÜ. s. Gavilán que tiene residencia en el
das a los tientos de sus monturas. ¡| “Aunque ten­ sol y que desde allí aparece. Es considerado co­
gan posibilidad de matar diariamente sus ani­ mo alma de uno de los grandes antepasados.
males, escribe Guinnard, los nómadas no comen ANTÜCÜDAU. s. Trabajo de día, mientras hay sol.
durante el verano otra carne que la de las bes­ ANTÜCÜDAUN. intr. T rabajar de día.
tias que cazan. Si matan algún animal durante ANTÜCÜDAUVE. s. El que trabaja de día, el jo r­
los caloi-es, hacen secar la carne, cortándola a r­ nalero.
tísticamente en grandes hojas delgadas que po­ ANTÜHUAPINDA. s. Cierto arte de MACHI.
nen sobre lazos tendidos, después de haberla sa­ ANTÜLN. tr. Brillar el sol. || Asolear.
lado por los dos costados. Las mujeres, que son ANTÜMALGUEN. s. lit. ANTÜ: sol, MALGUEN:
las que efectúan este trabajo, hacen general­ doncella; doncella del sol. Así llamaban a la
mente grandes provisiones de esta carne, sea estrella fugaz que atraviesa el cielo en veloz
para ofrecerla a sus visitas o para entregarla a carrera. Es de feliz augurio para quien la si­
sus maridos cuando salen en expedición. Cuan­ gue con la vista dui-ante su trayectoria.
do se sirven de ella en el seno del hogar, la hu­ ANTÜN. intr. Haber sol. || Hacer ( . . . tantos) días.
medecen con agua que ponen en la boca y ex­ ANTÜN NGUEN. imp. Haber sol. ||s . Época de
halan sobre la carne; después la aplastan entre sol; verano.
dos piedras y la ponen en pequeños platos de ANTÜNTUN. intr. Sufrir por el sol.
madera que contiene grasa de potro licuada al ANTÜÑIAM. s. Alma del sol. Término de evocación
sol, que sus huéspedes beben con gran placer mística de MACHI.
después de haber comido.” (Tvcs años de escla­ ANTÜÑMALEN. intr. Recibir mucho sol (sitio, lu­
vitud.) gar) .
ANGUIMN. intr. Hacer tasajo. ANTÜÑMAN. intr. Darle el sol (al sujeto).
ANGUIMTUN. intr. Comer tasajo. ANTÜPAIÑAMCU. s. Águila venida del sol. || T rá­
ANIN. Por ANGUIM. v. ANGUÍM. tase, según Augusta, de una “creencia de los
ANOM. s. Plumaje, expr. pampa (Rosas). || sinón. indígenas de Panguipulli según la cual las al­
PERQUIÑ. mas de sus antepasados que todos suponen bue­
ANON. s. Quirquincho, p iche. El quirquincho nas, han pasado a ser pájaros de las regiones
es conocido bajo el nombre vulgar de piche celestes, los cuales a veces se bajan a alturas en
(Quirquincho es voz españolizada del vocablo que los alcanza la vista, p ara tra e r consuelo a
quechua QUIRQUINCHU que significa arma­ su pariente que se encuentra con el corazón
dillo). El piche, asado en su caparazón, era man­ oprimido o sea para prevenirle de algún mal
ja r muy apreciado por los indígenas. Como la inminente. Lo primero lo creen conocer en que
de sus similares el COVÜR, el IIUETEL y el el pájaro les vuelve la cara o que gira a su
ÑAUÑAU, la caparazón del ANON era utili­ derecha y entonces con regocijo le saludan y le
zada por los indios para fabricar un grosero ins­ invocan para el buen éxito de su viaje o trabajo
trumento musical, v. detalles en COVÜR. || Zool. que están por emprender. Pero cuando les apar­
Zaedius Ciliatus. Fischer. ta la cara o gira a la izquierda lo miran por
ANP1N. intr. Cansarse. mal agüero y se ponen tristes y melancólicos.”
ANQUEN. intr. Secar. || Secarse. || sinón. ANCÜN. (Lecturas Araucanas.)
ANTÜ. s. Sol. || Día, hora. El día, para el indio, em­ ANTÜPICU. s. Viento norte que no tra e lluvia sino
pieza con la salida del sol y termina con su solamente nubes blancas (para los chilenos).
ANT 5o AÑI

ANTUTUN. intr. Insolarse. || sinón. CHEVCÜN. ANÜN. intr. Sentarse. |l Los indios se sentaban en el
ANTÜUMAUTUN. intr. Sestear, lit. dormir de día suelo con o sin cueros o pellejos. “Los hombres
con sol. se ponían de cuclillas a la manera oriental
ANÜ. intr. Dar asiento, hacer sentar. || sinón. con las piernas cruzadas por debajo, las muje­
ANÜLN. res doblaban la pierna izquierda, con la punta
ANÜANÜN. intr. Sentarse varios. || Sentarse uno del pie apoyada en el suelo y después se sen­
tras otro. taban sobre el talón apretando la pierna dere­
ANÜCALLECALLE. s. Lirio pequeño. Med. em­ cha por debajo del muslo izquierdo, cuidando
pleado contra calenturas malignas. || Bot. Susa- poner este pie de plano al costado del otro, a fin
rium Segethi Phil. fam. Iridaceae. de mantener asi en equilibrio las piernas juntas.
ANÜCHRIPAN. intr. Sentarse afuera. Esta postura fatigosa, a la que se habitúan desde
ANÜCONCÜLEN. intr. Estar sentado entre varios. || la infancia, les desvía la cadera izquierda, les
Estar sentado dentro de algo. || sinón. ANÜN- vuelve esta pierna hacia atrás y las hace cojear
TUCÜLEN. de todo ese lado.” (Guinnard.) || Los primeros
ANÜCON’N. intr. Sentarse entre varios. || Sentarse asientos utilizados fueron troncos de árboles y
adentro. cabezas y caderas de animales. [¡ Posarse el
ANÜCULCÜL. s. Helécho cuya rizoma era empleada pájaro.
como vomitivo y abortivo. |[ Bot. Blechnum Has- ANÜNAGCÜLEN. intr. Estar sentado. 11 Estar es­
tatum Kaulf. fam. Polypodiaceae. tablecido en alguna parte.
ANÜCÜNUN. tr. Colocar como asiento objetos con ANÜNAGN. intr. Sentarse quien está de pie. || Es­
fondo. || r. Sentarse entretanto o sentarse pri­ tablecerse en alguna parte.
mero. ANÜNAGÜMN. tr. Poner algo (por ej. comida) en
ANÜCÜNUUN. r. Encogerse y hacerse pesado pa­ el suelo a los pies del que está sentado. || sinón.
ra que no se le pueda levantar. || sinón. ANÜ- ANÜNACÜMN.
NAGCÜNUUN. ANÜNHUE. s. Asiento. || sinón. ANÜTUHUE.
ANÜDÜCHO. s. Chupalla o cardoncillo, planta cuya ANÜÑMALEN. intr. Estar poseído, sitiado de algo.
raíz era empleada en quebraduras, en partos (Augusta.)
y en afecciones intestinales. || Bot. Eryngium pa- ANÜÑMAN. intr. Sentarse sobre algo que está sobre
niculatum. fam. Umbelliferae. el asiento o en el suelo. || s. Espíritu malo, HUA-
ANÜHUE. s. Cueros o pellejos que les servían de LICHU O HUECUVÜ, que se instala en la mo­
asiento. || “Allí, escribe Mansilla, habían prepa­ rada para hacer daño. ||s . Pájaro de mal agüe­
rado asientos. Consistían en cueros de carneros, ro que hace su nido o se posa sobre la ruca o
negros, lanudos, grandes y aseados; dos o tres cerca de ella para maleficiar con su presencia
formaban el lecho, otros tantos arrollados al y sus gritos. || s. Sombra de algún muerto que
respaldo. Todo estaba perfectamente calculado, aparece para perjudicar y dañar.
como para sentarse con comodidad, con las pier­ ANÜÑMANIEN. intr. Estar sentado sobre algún
nas cruzadas a la turca, estiradas, dobladas; objeto.
acostarse, reclinarse o tomar la postura que se ANÜÑMAUUN. r. Sentir interiormente.
quisiere.” (Una excursión a los indios ranque- ANÜÑPÜRAMN. tr. Hacer sentar a quien está
les.) || Asiento. || Asentaderas, sinón. ANÚTU- acostado.
HUE. ANÜPAN. intr. Venirse a sentar, parar o estable­
ANÜHUICHRAUN. intr. Encoger el cuerpo para cer.
no dejarse levantar o desplazar. || sinón. ANÜ­ ANÜPEÜM. s. Asiento, banco, j | sinón. ANÜ-
CÜNUUN. ANÜNAGCÜNUUN. QUEÜM.
ANÜL. p. p. Sentado. ANÜPICllROGN. intr. Cabecear durmiendo. sinón.
ANÜLAHUEN. s. Arbusto que utilizaban para cu­ ANÜTUN.
ración de torticolis y de pasmos. ANÜPÜRAN. intr. Sentarse quien está acostado.
ANULEN, intr. Estar sentado. || Estar tranquilo, es­ ANÜPUN. intr. Ir a sentarse. ¡| r. Sentarse en otra
tar en paz. parte.
ANÜLMAPUNCIIRAUN. s. Junta de paz. || sinón. ANÜQUEÜM. s. Asiento, banco. || sinón. ANÜPEÜM.
PAILLACAHUIÑ. v. allí detalle. ANÜTUHUE. v. ANÜHUE.
ANÜLMAPUTUN. intr. Pacificar la tierra. ANÜTUN. intr. Volver a sentarse. | ¡ Pacificarse la
ANÜLN. tr. Dar asiento. tierra.
ANÜM. adj. En combinación con herramientas: su AÑANCUG. intr. Cansársele la mano.
mango o su puño; con vasijas: su asiento o su AÑA NGUEN. intr. Ser bonito.
fondo; en combinación con cosas que se plantan: AÑAÑAI. v. sinón. ANANAI.
plantado. AÑAPUL. s. Enano, pigmeo.
ANÜMCAHUE. s. Plantío, sembrado, quinta. || sinón. AÑCHIMALLEN. v. ANCHIMALLEN.
TÜCUCAN. AÑELN. v. ANELN.
ANÜM CHALLA, s. Tinaja. || sinón. MENCU. AÑEN. v. ANELN.
ANÜMN. tr. Sentar-, dar asiento. || Plantar. || Poner AÑIDCONCÜLEN. intr. Estar cerca del fuego para
mango a una herramienta. secarse.
ANI ñíí

AÑIDÜN. intr. Estar seco. ¡) sinón. AÑIDCÜN. AÑI. manera que las últimas inspiraciones del animal
DUN. llevaran la sangre así condimentada a los bo­
AÑIL. s. Añil, vocablo español mapuchizado. No se fes, llenando sus ramificaciones bronquiales. Co­
conoce el nombre mapuche de esta planta; es cinados luego dichos bofes constituían un ex­
probable que los indios no conocieran sus pro­ quisito manjar muy apreciado por los indígenas
piedades tintóreas antes de la llegada de los con­ de ambos lados de la Cordillera.
quistadores. APOLLN. tr. Rellenar con sangre salada los bofes
AÑILPELE. s. Lodo negro para teñir. |¡ sinón. de un animal.
ROVÜ. APOLLTUN. intr. Comer APOLL.
AÑILTACUN. s. Tela teñida con añil. APOLN. tr. Llenar.
AÑILTUN. tr. Teñir con añil. APON. intr. Llenarse. || sinón. APCJN. OPUN.
AÑPE. s. Helécho conocido por palmita usado contra APONCÜ’VEN. s. Luna llena. | ¡ Vocablo compuesto
llagas, heridas y hemorragias. || Bot. Lophosoria poscolombino; el mapuche antiguo decía PÜR-
glauca o Alsophila pruinata. CÜYEN porque explicaba las fases de la luna
AÑQUEN. s. Cicatriz. || Inválido. por su visibilidad que se hacía efectiva a] estar
AÑÜCÜLCÜL. s. Helécho de cualidades abortivas. |J más o menos teñida.
Bot. Blaechnum hastatum. APONMAN. Intr. Estar la hembra a punto de parir.
AÑULRUCA. s. Palo largo que sostiene el techo de APOPODN. adj. Mugriento.
la casa, generalmente de caña de COLIHUE, por APOÜLMEN. s. Cacique general, la más alta jerar­
ello muchos autores lo definen “encoliguado de quía indígena después del TOQUI.
la casa”. || sinón. AÑÜLRUCA. APU. s. Uno de los grandes Espíritus de los ante­
AÑÜN. intr. Estar los sembrados en malas condi­ pasados. Como PILLAÑ tiene su residencia en
ciones. los volcanes.
AÑÜTUN. v. AÑÜPICHROGN. APULCIIEN. s. Ceniza fina de leña que se forma
APE. adv. Casi. || sinón. EPE. en las brasas al extinguirse el fuego.
APELACU. adj. Casi tocayo. Asi se llaman entre sí APÜMDÜNGUN. tr. Despachar.
las personas que tienen idéntico nombre o ape­ APÜMN. tr. Acabar, concluir, finalizar, terminar,
llido. v. CÜNGA. poner fin. | Destruir, exterminar, aniquilar, diez,
APELA NGUEN. intr. Estar casi muerto; estar ago­ mar. | ¡ Disipar, agotar, gastar. || sinón. DEU-
nizando. MAN. VILLN.
APELAQUEN. s. Agonía. ]| sinón. EPELAQUEN.
APELN. tr. Casi estar ya. || Llegar casi a conseguir APÜMPIRUNCHRAUN. s. Juntas, reuniones, para
o a ver. j| sinón. APEN. hacer rogativas a fin de acabar con la plaga
APER. s. Harina flor. de los gusanos que destruían sus plantíos.
APEU. s. Cuento, fábula, narración, v. sinón. EPEU. APÜMPÜRAN. tr. Destruir sin contemplación, arra­
'| Anécdota. sar, desmantelar. ¡| sinón. VILLAPÜMN.
APIiUTUN. intr. Contar cuentos, narrar fábulas. ARAUCANO. Vocablo español para designar a los
|| sinón. EPEUTUN. indígenas chilenos de la zona de RAGCO (agua
APILL. s. Antojo, capricho, veleidad, anhelo, afán, gredosa), del nombre de un arroyo allí situado.
berretín, ahínco, ganas, deseo vehemente. || sinón. En el Acta del Cabildo de Santiago del 11 de
AMPEL. APIL. APIN. APIÑ. agosto de 1541 figura transformado en RAUCO
APILLN. tr. Tener antojo, desear vehementemente, y Pedio de Valdivia poco después lo designa co­
antojársele. || sinón. APILN. APIN’N. APIÑ’N. mo ARAUCO. La aparición, en 1569, del más
APILLNAPILLN. s. Antojadizo, lunático, capricho­ grande de los poemas épicos españoles, La Arau­
so, alunado, versátil. cana, del guerrero conquistador Alonso de Ercilla
APIN. v. APILL. y Zuñiga, consagra definitivamente el nombre.
APO. s. Jefe, gobernador. Voz quechua que Midden- El vocablo fue luego ampliado a las zonas colin­
dorf define: ‘‘El señor. Alta dignidad, título de dantes y los cronistas del siglo xvm, entre ellos
los jefes de familias nobles.” || El vocablo fue el Abate Molina, ya lo mencionan para las tribus
aplicado al jefe de los españoles y a ciertos del Sur, siendo poco a poco aplicado a todas las
grandes jefes mapuches por los antiguos cronis­ que en Chile y en Argentina hablaban el mismo
tas que mencionan con frecuencia esta voz. || adj. idioma. Para designarse a ellos mismos los indí­
Lleno, repleto, atestado. genas empleaban el vocablo MAPUCHE (gente
APOAPON. intr. Llenarse, rellenarse por completo. de la tierra), pues siempre consideraron la voz
|| adj. Lleno. ARAUCANO, designación gentilicia, como abo­
APOCON. intr. Llenarse de agua; inundarse. rrecible por ser creación del HUINCA y la es­
APOHUICHRI. s. Cucharada. timaban despectiva, v. MAPUCHE.
APOLEN, intr. Estar lleno. ARCÜN. s. Reflujo, bajamar, descenso de la marea,
APOLL. s. Manjar indígena. Degollaban un auche- sinón. ARQUEN. || r. Secarse, o estancarse (lo
nio, guanaco o llama o un ovino (preferentemen­ que corre).
te cordero), decapitándolo e introduciéndole rá­ ARCÜN’N. intr. o imp. Estar en descenso la marea.
pidamente una cantidad de sal en la tráquea de ARE. s. Calor.
ARÉ AIJD

ARÉ. adj. Cálido. || sinón. ALI. ARI. || Falkner escri­ ATALN. tr. Pervertir, viciar, sinón. ATALTÜCUN.
be ASSEE. MÜNTÜLCAN. || Estuprar mujer con su con­
ARECHTIN. rec. Rascarse los caballos mutuamente. sentimiento.
11Para hacerse rascar, el caballo empieza a ras­ ATALTÜCU. adj. Inmoral, disoluto, vicioso, libidi­
car a otro caballo en el sitio del cuerpo donde noso, cínico, calavera, degenerado.
a él le pica, y éste a su vez lo hace a su com­ ATALTÜCUN. tr. Pervertir. || sinón. A TA LN .
pañero en el sitio así indicado. NGOIMALN. MÜNTÜLCAN.
ARECUCHRAN. s. Fiebre, lit. enfermedad del calor. ATALUUN. r. y rec. Echarse a perder, sinón. HUE-
ARELN. tr. Prestar. 11 sinón. ARELTUN. DAÑMAUN. || Pervertirse. || Fracasar, fallar,
AREMCO. s. Agua caliente. || sinón. ADEMCO. CO- malograr, frustrar, chingar.
VUNCO. EÑUMCO. ATALUUNTU. s. Vicio, corrupción, perversión, de­
AREMN. tr. Calentar mucho. pravación. || sinón. VILLAD NGUEN.
AREN. intr. Tener mucho calor. |¡ Calentarse, que­ ATAN. intr. Ser malo. || adj. Enconado.
marse. 11 sinón. ALIMN. LEVEN. PÜCHREN. ATA NGUEN. intr. Ser malo.
ARENGUELÜMN. tr. Prestar. ATANTUCAN. intr. Amañarse, expr. pampa.
ARENMAUN. r. Recalentarse. ATAUN. r. Obstinarse, encapricharse, aferrarse,
ARENTUN. intr. Tener calor. Ii Acalorarse. || Afie­ emperrarse, empacarse. || Viciarse, corromperse,
brarse. || sinón. ALINCUN. LÜVLÜVÜN. pervertirse, sinón. HUEDAÑMAUN. || Dícese
ARETU. adj. o s. Préstamo. || Cosa prestada. también de las mujeres que no quieren quedarse
ARETUN. tr. Pedir prestado. || Recibir prestado. con sus maridos.
AREUCHI. adj. Caliente. Voz ranciilche. ATAVEMN. s. Desventura, adversidad, infortunio.
ARINCHALLA. s. Comida pegada a la olla. ATELÜN. intr. Sobar masa: amasar.
ARIN’N. intr. Requemarse la comida, formando ma- ATEM. s. Nombre de la Araucaria imbricaba en len­
sacote. guaje primitivo pehuenche. v. detalles en ese vo­
AROL. adv. En breve, luego, ligero, pronto, un mo­ cablo.
mento. ATEMN. tr. Cansar, importunar, fatigar, molestar,
AROLAROL. adv. A menudo, con frecuencia. || sinón. hostigar, acosar. || sinón. NGÜDALN.
MATUMATU. MUMEL. MUCHAIQUECHI. ATEN. intr. Machacar, obligar-, forzar, imponer,
AROLN. tr. e intr. Dar prisa; darse prisa, apresu­ compeler, intimar.
rarse. || sinón. ADOLN. ATENQUECHI. adv. Forzosamente, obligatoriamen­
AROLQUECHI. adv. Prontamente, rápidamente. || te, imprescindiblemente.
sinón. AHUEQUECHI. LEVQUECHI. ATUN. intr. Cansarse, fatigarse. || sinón. ACHRUN.
ARON. intr. Tener sed o hambre. ATUNLONCO. intr. Cansarse de la cabeza.
AROPEREA. s. Abeja. Voz ranciilche. ATUTUI. interj. de dolor.
AROUN. s. Sudor, transpiración. Voz ranciilche. AUCA. adj. Vocablo común al mapuche, al quechua
AROVCÜN. intr. Sudar, transpirar. || sinón. ARO- y al aym ará: desobediente, alzado, rebelde, dísco­
VÜN. lo. || Cimarrón, chucaro. || Cosa falsa, fingida. ||
AROVÜLN. tr. Hacer sudar, causar sudor. s. Yegua alzada, chucara. || AUCA llamaron los
AROVÜN. v. AROVCÜN. Los pampas decían incas a los mapuches que se resistían a su domi­
ARROV. nación; éstos se vengaron ingeniosamente: acep­
AROVÜNCO. s. Sudor, transpiración, lit. agua de taron la palabra y la aplicaron a sus bestias de
sudar, de transpirar. carga. || En mapuche contemporáneo AUCA sig­
ARPE. adj. Celeste (color) expr. pampa. (Rosas.) nifica yegua (Moesbach).
|| sinón. PAINE. AUCACHRAUN. s. Junta de sublevados. || sinón.
ARQUEN, v. ARCÜN. 11 intr. Mermar la leche del TAVEPUÑAMON.
pecho de la madre. AUCACULME adj. Belicoso. || sinón. AUCAVE.
ARÜMCO. s. Ser mitológico con forma de sapo gran­ AUCALCHEQUEN. adj. Revoltoso, sedicioso. || sinón.
de que cuidaba la conservación de las aguas AUCALCHEVE.
donde vivía. Llamado también NGUENCO, due­ AUCALN. tr. Sublevar, alzar, rebelar.
ño del agua. AUCAN. intr. Alzarse, rebelarse, sublevarse. 11 Su­
ATA. adj. Malo, perverso, sinón. HUEDAÑMA. blevación, rebelión, motín, insurrección.
ÜÑVI. || s. Gallina, según Valdivia. Es proba­ AUCA NGUEN. intr. Estar sublevado, en rebeldía,
ble que este autor haya tomado el vocablo quechua en guerra.
y aymará ATAHUALLPA apocopado en ATA AUCANTULN. tr. Sublevar, amotinar. || sinón.
voluntariamente o por error de imprenta. Cree­ AUCALN.
mos este caso similar al del vocablo ILOCHE AUCANTUN. intr. Sublevarse, sinón. AUCAN. ||
que señalamos más adelante. Jugar traveseando, travesear.
ATA ANCA. s. Testículos. AUCANTUVE. adj. Juguetón, travieso.
ATADUAMLEN. intr. Estar desganado. AUCANPEN. tr. A lb o ro ta r, e x c ita r. 11 sinón.
ATAI. s. Hermafrodito. || sinón. ACHRAI. ALCA- PEUÜDN.
DOMO. AUCAVE. adj. Levantisco, turbulento, belicoso.
ATALCAN. tr. Corromper, viciar. 11 sinón. ATALN. AUD. s. Tierra arada y preparada para la siembra.
AI D 58 AVN

AUDN. intr. Arar, sembrar, trabajar la tierra. AVDUAMN NGUEN. intr. Causar admiración. ||
AUE. v. AHUE. Estar angustiado, inquieto.
AULLÜN. tr. Amontonar, acopiar, acumular, concen­ AVDÜNGU. s. Punto final. 11 Terminación, conclu­
trar. | sillón. AULLIN. CHRAULN. CHRU- sión. |¡ Asunto concluido.
YULN. HUIRCON. UCIIRULN. VUDULUN. AVEL. s. Fastidio, aburrimiento, monotonía.
AUN. s. Danzas y vueltas a caballo alrededor del AVELN. tr. Cansar, fastidiar, molestar, aburrir,
REHUE en las rogativas solemnes y las que se abrumar. || sinón. N G O IP U L N . P IA U U L N .
ejecutaban alrededor del muerto en los entierros. PUELN.
El AUN, llamado también AUÜN o AIIUÜÑ AVELUUN. r. Cansarse, aburrirse, fastidiarse.
constituía la más alta distinción con que los AVELUUN NGUEN. intr. Estar causando fastidio
indígenas honraban a personas o cosas: tenía o aburrimiento.
lugar en el NGUILLATUN, en los entierros y AVENTU. adv. Lo que completa, lo que termina, lo
en las solemnes recepciones. que acaba.
AUNA. s. Olas, ondas marinas, oleaje. |; sinón. REU­ AVENTUN. tr. Terminar, concluir, sinón. APÜMN.
NA. DEUMAN. T-TUECT-TTTLCAN. || Abominar, exe­
AUNA. NGUEN. intr. Haber oleaje. crar, aborrecer, odiar, detestar, sinón. GÜDEN.
AUNAN, intr. Haber olas. 11 sinón. REUCAN. ÜDEN. UÜÑDÜDETUN. VÜREN.
AUNANMAN. intr. Tener fuerte oleaje, tener na­ AVIDUAM. s. Dolor, pesar, pena, congoja. 11 sinón.
vegación agitada. AVQUIDUAM. AVQUEDUAM.
AUNEU. tr. Sentar. Voz rancülche. AVIDUAMN. intr. Tener pena, tener dolor, tener
AUQUE. s. Greda blanca. congoja. 11 sinón. AVQUIDUAMN. AVQUE-
AUQUEU. adj. Seco. Voz rancülche. DUAMN.
AUQUIL. s. Ciertas calizas esquistosas (Groeber). AVINAN. adj. El menor de todos.
AUQUIÑ. intr. Resonar, hacer eco. AVINANVOTÜM. s. El hijo menor.
AUQUIÑCO. s. Eco, resonancia. Por desconocer las AVIUN. v. AVCÜDUAMN.
leyes de la naturaleza atribuían el eco a causas AVLAVQUEN. s. Confines del mar.
misteriosas, sobrenaturales. || sinón. DÜNGUÜ- AVMALEHUEN. intr. Estar atónito, estupefacto,
LLA. QUENGDÜLLA. || Los pampas decían asombrado. 11 Absorto.
SUGÜY (Rosas). AVMALEN. intr. Estar asombrado. || Estar necesi­
AUQUIÑCON. intr. Haber eco, retumbar. tado de algo.
AUÜÑ. v. AHUÜÑ. AVMAN. intr. Sufrir necesidad.
AV. s. Fin, final, terminación, conclusión. || Tope, AVMANIEVALN. intr. Ser admirable. 11 sinón. AV-
meta. 11 sinón. ÜPÜL. MATUVALN.
AVANTÜ. s. Último día. AVMAPU. s. Confines de la tierra. || sinón. AVMEN
AVAUN. s. Carne hervida. La carne asada era MAPU.
CAUCAN (siglo xvii). AVMATU. s. Admii’ación.
AVAVAN. intr. Dar gritos palmoteando la boca con AVMATUN. tr. Admirar.
la mano abierta. Así hacían en ciertas ceremo­ AVMATUUN. r. Admirarse.
nias rituales y también para expresar su alegría AVMATUVALN. intr. Ser admirable, estupendo. ||
al vencer en sus juegos o al salir victoriosos sinón. AVMANIEVALN.
de algún encuentro guerrero. || sinón. QUEVA- AVMATUVALU. adj. Maravilloso, prodigioso, mila­
VAN. groso, asombroso.
AVCADI. expr. adv. Lado; al lado. AVMAU. adj. Fiel, leal. || sinór.. TANGCÜNIEN.
AVCADILEN. intr. Estar al lado. AVMAUQUECHI. adv. Fielmente, lealmente.
AVCADIYEN. tr. Llevar a su lado. AVMAYEN. tr. Interesarse por. || Tener cuidado de.
AVCÜDUAM. s. Aflicción, pesar, tristeza. 11 Melan­ AVMAYEUN. r. Desembolsar, gastar. ||s . Gasto,
colía, hipocondría. expendio, dispendio.
AVCÜDUAMN. intr. Apenarse, afligirse, entriste­ AVMEN. s. Donde va a acabarse algo. Confín.
cerse. || sinón. AVCÜN. AVIUN. LADCÜN. AVMENMAPU. s. Donde termina la tierra. || sinón.
LLADCÜDUAMN. LLADCÜN. PELLPELLÜ- AVMAPU.
DUAMN. AVN. intr. Terminar, concluir, finalizar.
AVCÜDUAMTU. adj. Triste, afligido, desanimado, AVNAGN. intr. Consumirse, acabarse por completo,
taciturno, lúgubre. agotarse. |i sinón. AVN. DEUN. PUUN.
AVCÜLEN. intr. Haberse terminado, acabado. AVNEHUEN’N. intr. Ceder, aflojar, flaquear.
AVCÜLN. tr. Hacer perder la paciencia. AV NGUEN. intr. Concluirse, acabarse pronto. [| Mo­
AVCÚNTU. adj. Último, postrero. || sinón. INA- rirse las personas unas tras otras, por ej. en
LLEULU. epidemias.
AVCÜN. intr. Afligirse. || sinón. AVIUN. v. otros AVNGÜNEN NGUEN. intr. Ser astuto, ser sutil,
sinón. en AVCÜDUAMN. ser ladino.
AVDUAMN. intr. Admirarse, asombrarse, sinón. AVNOMAU. adj. Desleal, traidor, felón. || Los in­
CHRUPEUCÜN. YUCÜRÜN. ||s. Angustia, dios castigaban con la mayor crueldad los actos
malestar, inquietud, sinón. VIÑMA. de traición a la comunidad. Cuenta Guinnard:
AVN 59 AYE

“Una circunstancia muy imprevista los forzó a AVQUEDUAMTULN. tr. Causar pena, causar do­
hacerme asistir a uno de sus combates. Aproxi­ lor. || sinón. AVIDUAMTULN.
madamente dos mil quinientos soldados argenti­ AVQUEDUAMYELN. tr. Consolar al que tiene pena.
nos, conducidos por indios sometidos, que les || sinón. AVIDUAMYELN. CHÜYÜLN. ÑAU-
servían de guías, sorprendieron inopinadamente VULN. YAVÜLDUAMN.
a algunas tribus vecinas a aquellas en que yo me AVQUENTU. adv. Casi sin cesar. || Sin cesar (ha­
encontraba entonces, y debia acompañar a los blando con exageración).
pampas, que después de reunirse a prisa resol­ AVQUENTUN. intr. Hacer algo u ocuparse de algo
vieron tomar la ofensiva y rechazar a sus agre­ sin cesar.
sores, haciendo pagar muy cara su traición a AVQUIDUAMN. intr. Suspirar. || sinón. PÜRALI-
los indios que habían servido de guías. Éstos se HUEN. PÜRAMETUDUAMN. PÜRANEYÜN.
habían atrincherado detrás de los argentinos y PÚDAN.
parecían poco dispuestos a participar en la ac­
AVTÜCUN. tr. Dejar sin amparo, desamparar. ||
ción; enfurecidos al verlos y queriendo alcanzar­
sinón. LELN.
los cuanto antes, los habitantes del desierto se
AVUCACHU. s. Nombre de gramínea.
lanzaron con la cabeza baja en una carga formi­
AVÜLLN. tr. Disimular, ocultar, esconder, embozar.
dable. Quebrados por este choque terrible, los
Los pampas decían NUGUMEL. || sinón. EL-
soldados argentinos rompieron en dos bandos,
CANTUN. LLUMÜMN.
en medio de los cuales los indios siguieron avan­
zando hasta rodear espontáneamente a los trai­ AVÜRCUN. intr. Desfallecer el estómago.
AVÜLAN. intr. No estar madura la fruta. || No
dores y trabar con ellos una lucha especial y ho­
estar cocida o asada la comida. || Estar verde. ||
rrible, mientras otros nómadas, compañeros su­
yos, se lanzaban a la caza de los soldados dis­ Estar crudo. || Los pampas decían AVULAI.
persos, y remataban su derrota. El combate cesó AVÜLN. tr. Hacer madurar. || Hacer cocer. || sinón.
solamente al ponerse el sol; habia comenzado a AVÜMN.
la mañana. Dueños del campo de batalla, los AVÜLQUELLEÑVE. s. Chicharra; lit. sazonador
indios mientras saqueaban los muertos y remata­ de frutilla por coincidir su canto con la madura­
ban a los sobrevivientes, encontraron entre éstos ción de esa fruta. 11 sinón. CHIQUILL. DILLE.
tres de los traidores. Se cuidaron mucho de ma­ SÜLLE.
tarlos en seguida como hacían con los cristianos; AVÜMN. v. AVÜLN.
este género de muerte les parecía muy dulce. Pe­ AVÜN. intr. Cocer. ¡| El grado de cocción preferido,
ro a fin de satisfacer su venganza de una manera sobre todo entre pampas y rancülches era dife­
más completa y más llamativa, plantaron en el rente del que agrada a nuestro paladar; para
suelo cuatro picas, a las que ataron fuertemente ellos, hervida (AVAUN) o asada (RECANILO),
a estos infelices por las extremidades; después, la carne debía ser consumida a medio hervir o
uno tras otro, los despellejaron vivos, tal como a medio asar. || Madurar. || sinón. CHREIN.
lo hacen con un animal cualquiera, y respondieron AVÜNCHEN NGUEN. intr. Ablandarse al cocerse.
con insultos a los gritos arrancados a los tres AVÜNMAUN. r. Inflamarse la piel.
desgraciados por el atroz suplicio que les hacían AVYECÜUMEN. r. Irse acabando.
soportar, y que terminaron hundiéndoles un pu­ AYAR. s. Canas; pelo blanco. La canicie completa
ñal en el corazón. Los autores de esta horrible era casi desconocida entre indígenas; por mucha
venganza, y tintas aún de la sangre de sus vic­ edad que tuviera un hombre, sólo se le notaban
timas las manos y la cara, se repartieron entre pelos blancos entremezclados. || sinón. CHRÜ-
sí sus pieles, que desgarraron en tiras, con las REN.
cuales les vi hacer más adelante diferentes obje­ AYARCÜLEN. intr. Estar canoso.
tos trenzados, destinados a ser enviados a modo AYARCÜN. intr. Brillar las estrellas.
de amenaza y desafío a los otros indios escapados AYARN. intr. Encanecer.
a su crueldad.” (Tres años de esclavitud.) || si­ AYARN NGUEN. intr. Ser canoso. || Canicie.
llón. CÜPALQUECHELU. AYE. s. Risa, hilaridad. || pron. dem. Aquél (lugar).
AVNOVAL. adj. Perpetuo, eterno. AYEAYE. s. Carcajada.
AVNOVALN. intr. Ser perpetuo, ser eterno. AYECAN. intr. Reirse.
AVNOGCÜLEN. intr. Brillar mucho (una estrella). AYECANHUENCHRU. s. Hombre jocoso, diverti­
AVPEYÜM. ger. Punto donde terminan las cosas. || do, chistoso.
s. Extremo, extremidad. 11 sillón. HUECHU. AYECANTIAUN. intr. Andar alegre, estar alegre.
AVPUI. Se acabó, se terminó. || Nada más. AYECANTULN. tr. Divertir (a otros).
AVPUN. intr. Llegar al final. || s. Fin, final, meta, AYECANTUN. intr. Divertirse, recrearse.
cúspide. AYECANTUNDÜNGU. s. Diversión, esparcimiento,
AVPUNCHRIPANTU. s. Fin del año. entretenimiento, distracción, desahogo. || Farra,
AVPUNMAPU. s. Límites, fronteras, o confines jarana.
terrestres. AYECANTUVE. adj. Persona alegre, divertida.
AVQUEDUAM. v. AVCÜDUAM. AYECAVE. adj. Jocoso, gracioso, divertido. 11 Bur­
AVQUEDUAMN. v. AVIDUAMN. lesco.
AYENOCAVE. adj. Triste, lúgubre, melancólico, té­ AYÜDUAMCÜLEN. intr. Estar alegre.
trico. AYÜDUAMN. intr. Alegrarse, regocijarse. ¡| sinón.
AYECH1. pron. dem. o adj. Aquel, aquella. |] sinón. AYÜUN. CHRÜYÜN. ALLEPUN. MANE-
TIE. TIECHI. LUUN. ÜLMEUN.
AYEHUEVORO. s. Dientes incisivos (dientes que AYÜDUAMN NGUEN. intr. Ser agradable, ser
se ven al reir). || sinón. AYEVORO. alegre.
AYELCIIEN. intr. Hacer reir (a la gente). AYÜLAN. tr. No amar, no querer.
AYELCHENVE. s. Bufón, payaso. ¡] sinón. AYEL- AYÜLUMN. r. Enamorarse.
CACHEVE. AYÜN. tr. Querer, amar, sinón. AIN. AYÜNTUN.
AYELCHEQUEN. adj. Chistoso, jocoso, cómico, hu­ ELUPIUQUEN. POICÜ. |¡ Los pampas decían
morístico. ALLIEL. || p. p. Amado. | p. a. Amante. ||s .
AYELEN intr. Estar con risa. |[ Sonreír. Amor.
AYEMEU. pron. dem. Allí, allá. || sinón. AYEPÜLE. AYÜNAGN intr. Agradarle algo. ] Ponerse alegre.
EYEU. TEVECÜTU. TEYECHI. TIE ME U. AYÜN NGUEN. intr. Ser amable, ser agradable.
TEYEMO. VELLU. AYÜNTtTCUNIEN. tr. Estar enamorado. ¡ adj.
AYEN. intr. Reir. En rancülche AYEI. Enamorado, a.
AYEN NGUEN. intr. Causar risa. AYÜNTUN. tr. Tener cariño, tener afición para algo.
AYENIEN. tr. Bromear, chancear. !| sinón. VU- || Amor, afición.
CHEUCAN. AYÜN MAVA L. adj. Gracioso.
AYEÑ’N. tr. Mofarse, burlarse de alguien, ridiculi­ AYÜNMAVALN. tr. Caer en gracia.
zarlo. | sinón. AYETUN. AYETUNIEN. PE- AYÜPÜRAN. v. AMPELPÜRAN.
TOICAN. AYÜRULIIUENCHRUN. intr. Estar enamorada la
AYEÑVALQUELU. adj. Frívolo, fútil, baladí. mujer.
AYEPÜLE. expr. adv. Hacia allá. AYTÜRULDOMON. intr. Estar enamorado el hombre.
AYETUCHEN. tr. Burlarse de la gente. |[ s. Burla, AYÜTUN. tr. Volver a amar.
mofa, broma, ironía, chanza. AYÜTUNIEN. tr. Tener gusto, tener afición.
AYETUCHEVE. adj. Sardónico, sarcástico, mordaz, AYÜTUPIUQUEUN. rec. Amarse de corazón.
irónico, bromista. AYÜUCÚLEN. intr. Estar alegre, contento. |j Estar
AYETUVAL. adj. Ridículo, grotesco. |j Risible. risueño. || sinón. CÜMEDUAMCÜLEN.
AYETUVALN. intr. Ser ridículo, ser grotesco. AYÜUELN. tr. Alegrar, regocijar. || sinón. ECOLN.
AYEVORO. v. AYEHUEVORO. AYÜUIAUN. intr. Andar alegre, andar risueño.
AYEYAUN. r. Andar riéndose. |] sinón. AYEIAUN. AYÜUN. intr. Alegrarse. || adj. Alegre. || s. Alegría,
AYIHUI. intr. Andar. Voz rancülche. júbilo, regocijo.
AYOMIÑ’N, intr. Estar deslumbrante el sol. || En­ AYÜUNDÜNGUN. s. Asunto alegre.
candilarse, deslumbrarse. AYÜUN NGUEN. intr. Ser alegre. ¡| s. Cordialidad,
AYONGÜN. intr. Estar muy claro el sol. benevolencia, indulgencia. Tolerancia, aquies­
AYONGQUINTUN. tr. Ver como sombra. cencia, asentimiento, conformidad.
AYONGRUPAN. intr. Translucir; pasar luz a tra­ AYÜUNQUECHI. adv. Alegremente, gustosamente,
vés de un cuerpo semiopaco. )| sillón. PELO- cordialmente.
RUPAN. AYÜUTUN. intr. Volverse alegre.
AYÜCW. adj. Overo, tobiano; color del pelaje de AYÜVAL. adj. Amable, agradable. || sinón. ADEL-
vacunos o yeguarizos blancos con grandes man­ VAL.
chas de otro color: overos negros, overos ba­ AYÜVALN. intr. Ser amable. ¡ s. Amabilidad, sinón.
yos, overos gateados, overos rosados, overos tos­ MARIMARIN.
tados, etc. AZ. s. Cara, rostro (Falkner). sinón. ANGUE. AD.
«

61 CACH

CACHE, s. Forastero; lit. otra gente.


CACHELEN. intr. Cometer falta en el juego de
chueca, al hacer salir la bocha por los costados
de la cancha.
CACHELTUN. tr. Tomar a una persona por otra. ||
Desconocer.
CACHENTUN. tr. Desconocer, sinón. CANGUEN-
TUN. || Extrañar.
CACHEÑICHEN. adj. Ajeno. Expresión pampa.
CACHILLA. s. Así designaban los indígenas al tri­
go, por ser de Castilla el lugar de procedencia.
Quien primero sembró trigo en nuestro pais
fue Sebastián Gaboto en Sancti Spiritu (1527).
CACHILLAHUE. s. Trigal.
CACHILLALHUE. s. Donde hubo trigo; rastrojo
de trigo.
CACHILLANTU. s. Paja de trigo.
CACHILCON. tr. Echar agua a un liquido, aguar. ||
sinón. CONMAN. COÑMAN. UTUCONMAN.
CA. adj. Otro, otra. 11 Antepuesto al verbo expresa CACHIN. s. Llagas en el cuerpo, generalmente en
que la acción se repite. || Cuando sigue al verbo las piernas. Según superstición indígena la en­
significa: no obstante, sin embargo, si. || conj. fermedad del CACHIN es provocada por los
copulativa: y. 11 part. interpuesta movible signi­ brujos mediante hormigas recogidas entre los
fica: todavía. || Con numerales y pronombres sig­ troncos secos y podridos. Curan esta enferme­
nifica : otro más. 11 part. interp.: se usa con dad lavando las heridas con agua salada y po­
frecuencia como adorno. niendo emplastro de hierbas. || En el Neuquén
CAAD. adv. A otro lado, de otro lado. || s. Otra cara, CACHIN designa a la parotiditis, enfermedad
dorso. más conocida por paperas. |¡ sinón. CÜNCA. PÜ-
CA ADNGUENTUN. intr. Mudar el rostro, cambiar CA. PAVPILLCO.
de cara. CACHIRU. s. Una variedad de papa silvestre (po-
CACA. s. Cuñada de la mujer. ñü) de la pampa argentina.
CACACÜCÜN. intr. Cantar el gallo. CAC/fNI. s. Taba, hueso de la pata de los animales.
CACA NGUEN. intr. Ser otro, diferenciarse. || sinón. CASHNI.
CACAPÜÑEÑ. s. Sobrina política (expresión ri­ CACHNIN. intr. Jugar a la taba. 11 Consistía en
dicula) . lanzar el hueso al aire y según caía de uno u
CACAUN. intr. Cacarear la gallina. otro costado era juego ganado o juego perdido.
CACHA, part. de adorno. || sinón. CHA. ||A veces Este juego fue favorito de nuestros gauchos co­
se emplea como sinón. de CACHU: s. pasto, mo lo había sido de los griegos y de los romanos
hierba. de la antigüedad. || sinón. CASHNIN.
CACHAL. s. Hacha de hierro, hacha europea. || La in­
dígena de piedra se denomina TOQUI. CACHOMN. tr. Pacificar; poner en paz.
CACHAN, s. Dolor de costado; pleuritis. CACHONMAN. tr. Rogar, implorar, suplicar. || sinón.
CACHANLAHUEN. s. Hierba de tallo erguido, es­ LLELLIPUN. NGUELLIPUN. ÑELLIN.
pecie de centaura, de hojas opuestas que se cría CACHRANTUN. intr. Volver a caerse. || Recaer.
en lugares húmedos; lit. hierba para dolor de CACHRI. Mala escritura de CACHRÜ. v. CACHRÜ.
costado. || De gusto muy amargo, sobre todo CACHRIN. Mala escritura de CACHRÜN. v. CA-
cuando está seca, corta la fiebre; es empleada CHRÜN.
como sudorifico y soberana, como su nombre lo CACHROQUILEN. intr. Ser distinto y de otra ca­
indica, contra la pleuritis. Dice Gay que esta tegoría.
hierba era enviada a España para la botica del CACHROI. Modalidad pampa por CACHRÜN. v.
rey. || Bot. Erythraea chilensis, Gentianaceae; o CACHRÜN.
Callopisma perfoliatum. 11 Vocablo españolizado CACHRÜ. adj. Cortado, tajado, seccionado. || Prohi­
bajo denominación de CANCHALAGUA. bido, vedado. || expr. adv. A veces.
CACHANTUN. intr. Sufrir dolor de costado; tener CACHRÜCACHRÜ. expr. adv. De vez en cuando, a
pleuritis. veces. 11 sinón. CACHRÜMEL. NGUEDUMEL.
CACHARNENTUN. tr. Arrancar, desgajar. || sinón. NGÜNECÜNU.
PILLCADENTUN. CACHRÜCACHRÜDUAM. s. Indecisión, vacilación,
CACHCAHUILLA. s. Instrumento musical de MA­ perplejidad.
CHI, especie de pandereta consistente en una CACHRÜCACHRÜDUAMCÜLEN. intr. Estar muy
calabaza vacia y seca que contiene guijarros y indeciso, estar muy vacilante.
va atada a la extremidad de un palo. || sinón. CACHRÜCACHRÜDUAMN. intr. Estar vacilante,
CASHCAHUILLA. perplejo, indeciso.
CAC1T 62 CACH

CACHRÜCHEN. íntr. Cortar la cabeza, decapitar. || CACIIRÜPELN. tr. Cortar el pescuezo, degollar.
sillón. CACHRÜLONCON. CACHRÜPELU. s. Segador.
CACHRÜCHRIPAN. intr. Libertarse cortando las CACHRÜPILUN. adj. Desorejado, sin oreja. || sinón.
ataduras. PILUNTU.
CACHRÜCURA. s. Piedra cortada, resquebrajada. || CACHRÜPILUN’N. tr. Cortar la oreja, desorejar.
Le atribuían facultades místicas. || sinón. PILUNTUN.
CACHRÜDUAMCÜLEN. intr. Estar arrepentido. CACIIRÜPUÜLLI. s. Zanja, zanjón, fosa, parape­
CAC.RÜDUAMELN. tr. Estorbar, entorpecer, im­ to, trinchera, acequia, ¡it. suelo c o rta d o . ||
pedir. || Detener en el trabajo. || Hacer desistir sinón. PÜLLCAN. YAIMA.
de una resolución. CACHRÜPUÜLLIN. intr. Hacer zanja, fosa, trin­
CACHRÜDUAMN. intr. Arrepentirse, sillón. HUE- chera, desagüe.
RITUN. UÜÑODUAMN. VUÜRENTUN. |¡ CACHRÜRCACHRÜR. intr. Cacarear. |¡ sinón. CÁ-
Cambiar de resolución. CAUN.
CACHRÜDÜNGUN. intr. Mediar, promediar, inter­ CACHRÜRUMEN. intr. Pasar cortando en línea
venir, terciar, interponerse. recta.
CACHRÜDÜNGUNTÜCUN. tr. Interrumpir a al­ CACHRÜRUPALEN. tr. Estar de por medio; estar
guno durante la conversación. entre dos personas o dos cosas impidiendo su
CACIIRÜHUILAU. intr. Desjarretar. unión. || Obstaculizar.
CACIIRÜHUIÜN’N. intr. Cortar la sed. CACHRÜRUPAN. intr. Haber cortado camino (al
CACIIRÜILO. s. Presa de carne. venir). 1Atravesar el camino delante de otro.
CACIIRÜILON. intr. Cortar o picar carne. CACHRÜRÜPÜLEN. intr. Estar emboscado, estar en
CACHRÜLCAN. tr. Impedir, estorbar. acecho en el camino.
CACHRÜLDUAMN. tr. Interrumpir el trabajo de al­ CACHRÜRÜPÜN. intr. Emboscarse. || s. Emboscada,
guien. celada. || sinón. LEMUNTUN.
CACIIRÜLEMUN. tr. Desmontar, talar. |] sillón. CACHRÜRÜPÜNIEN. tr. Estorbar a alguno en su
CULVÜN. camino.
CACHRÜLONCON. tr. Cortar la cabeza, decapitar. CACIIRÜTÜCUN. s. Sementera aparte. ¡| Melga ya
11 Algunos autores, entre ellos Augusta, definen sembrada.
este vocablo por “cortar el pelo”. Creemos que CACHRÜTUMAPUN. intr. Preparar, rajar la tierra
esa definición corresponde más bien al vocablo para cultivo.
CUPILLONCO. CACHRÜTUN. intr. Volver a cortarse. 11 tr. Atajar,
CACIIRÜMEL. v. CACRÜCACIIRÜ. copar, sujetar, reprimir. || Prohibir, vedar, im­
CACIIRÜMNÜLANGUENLA. tr. lit. CACIIRÜ: cor­ pedir.
tado, NÜLA: abierto, NGUEN: ser, LA: el CACHRÜTUNMAUN. r. Defenderse.
muerto. Ilaaer la autopsia. | [ Los indígenas eran CACIIRÜTUPALIN. intr. Atajar la bola en el jue­
expertos disectores, v. CÜPON. go de chueca.
CACHRÜN. intr. y tr. Cortar, atajar, oponerse. || CACIIRÜTUUN. r. Dominarse, reprimirse, abste­
Desbaratar, vedar, prohibir. 11sinón. CACHRÜ- nerse, privarse. || rec. Atajarse uno a otro.
TUN. ROLN. CACHRÜTUUVE. adj. Abstinente, casto.
CACHRÜNAGN. intr. Cortar para abajo. || Cortarse, CACHRÜTUUVE NGUEN. intr. Ser abstinente. ¡| s.
interrumpirse en una alocución, en una arenga, Abstinencia, continencia, castidad.
en un discurso. || Suspenderse una sesión. || Caer CACIIRÜUCÜLEN. r. Abnegarse, sacrificarse, mor­
en desuso una costumbre. |] sinón. ÑAMN. tificarse.
CACIIRÜNENTULONCON. tr. Decapitar, cortar CACHRÜVÜDON. tr. Cortar el cordón umbilical
la cabeza, degollar. en el parto, lit. cortar el ombligo.
CACIIRÜNENTUN. tr. Cortar, tronchar, amputar. || CACHRÜYÜUN. tr. Desnarigar, cortar la nariz.
sinón. HUILEVN. QUECIIRON. CACHU. s. Nombre genérico del pasto y de la hier­
CACHRÜNGUELÜMN. tr. Repartir, distribuir. || ba. || sinón. CACHA. || Palabra común al que­
sinón. REGN. UÜDALN. chua, al aymará y al mapuche.
CACIIRÜNLONCO. v. CACHRÜLONCON. CACHUHUE. s. Herbaje, pastizal.
CACIIRÜNON. intr. Cortar camino, ir en linea recta. CACHUN. intr. Crecer el pasto, empastarse el campo.
CACHRÜNQUEPIN. tr. Hacer pedazos, tiras, rajas. CACHUTUN. tr. Comer pasto, pastar, pastorear.
|| Hacer muchos tajos. CACHO, s. expr. de amistad que se dan dos hom­
CACHRÜNTÜCU. s. Divisiones interiores del toldo bres que se han intercambiado regalos. Entre
o casa. mujeres se llaman recíprocamente RANGUIÑ
CACIIRÜNTÜCUN. tr. Dividir, seccionar. || Inte­ y entre hombre y mujer jóvenes, MICHA. ||
rrumpir algo. Entre pehuenches CACHO es expresión de sa­
CACHRÜÑIDÜVN. tr. Descoser. ludo. |] adj. Color gris ceniciento.
CACHRUÑPEN. tr. Defender, abogar. | sinón. IN- CACHÜCACHÜLÜN. tr. Acoplar, empalmar.
CANPEÑ. CACHÜHUEN. s. Vínculo de amistad de los CA­
CACHRÜÑPEUN. r. Defenderse, resguardarse, pre­ CHO entre sí.
caverse. CACHÜLN. tr. Fomentar amistades. || Pacificar.
w.
m

CACH 63 CAG

CACHÜN. tr. Brindar, sinón. CATEN. CHINGAN. CADELTUN. adj. Encarnizado, según Rosas, quien
LLAGN. LLAGPAN. LLAUN. || intr. Tener co­ escribe CAZELTUY.
lor gris ceniciento, sinón. CASHÜN. CADI. s. Costado del cuerpo tanto de humanos como
CACHÜNGUILLAÑ. s. Marido de la tía paterna. || de animales. Costillar de res. 11 Los pampas de­
sinón. PALUNGUILLAÑ. cían CAZIOCACI.
CACI. Por CADI: costilla, expr. pampa. CADICUCHRAN. s. Dolor del costado.
CACIQUE, s. Jefe. [¡ Este vocablo no es mapuche. CADIL. s. Flanco, costado, lado.
Los españoles de la Conquista trajeron la pala­ CADILCADILTUN. intr. Ponerse junto a otro, al
bra de Haití donde la empleaban los indígenas costado de oti-o. 11 Colocarse entre dos.
para designar a sus jefes y la aplicaron a nues­ CADILCÜLEN. intr. Estar al lado, al costado de al­
tros indios. | ¡ De las Casas en el Diario de Cris­ guien o de algo.
tóbal Colón escribe: “Y allí en la isla Española CADILCÜLELU. adj. Lateral.
supo el Almirante que al Rey llamaban CACI­ CADILCÜNUN. tr. Poner de costado. || Ponerse de
QUE.” “Aqueste nombre Cacique, escribe Oviedo costado. || Quitarse de en medio. || Hacerse a un
(III/129) no es de la Tierra Firme, sino propia­ lado.
mente de esta isla Española e como fué esto CADILMANIEN. tr. Tener al lado.
lo primero que poblaron e ganaron los cristia­ CADILQUECHI. adv. Lateralmente.
nos, ellos han dado este nombre cacique a los CADILRUCA. s. Costados del toldo o casa.
señores de otras partes por donde en estas In­ CADILRULPAN. tr. Remover de su lugar (como el
dias han discurrido.” || Los mapuches para de­ bote al surcar el agua).
signar a sus jefes empleaban las palabras LON­ CADILRUMEN. intr. Pasar — hacia allá— de cos­
CO. GÜLMEN o ÜLMEN. v. LONCO. 11 Cuando tado, de canto.
el indio usaba la voz CACIQUE lo hacía como CADILRUPAN. intr. Pasar — hacia aquí— de cos­
voz española y no como expresión de su propio tado, de canto.
idioma. CADILTÜCUÜNUN. tr. Arrimar y dejar arrimado.
CACO. s. Cereal descortezado, descascarado, usado || sinón. MERILN. MERILCAN. RECÜLTUCÜ-
para la confección del mote. NUN.
CADILTUN. intr. Ponerse junto a otro, al costado
CACON. tr. Descascarar, pelar cereal.
de otros. || Colocarse entre otros, v. CADILCA-
CACÜDUELTUN. intr. Disfrazarse. || sinón. CO- DILTUN.
LONG. COLLOG. CADIN. intr. Sobrepujar, exceder, superar. || sinón.
CACÜL. s. Cosa atravesada. || adj. Atravesado, atra­ DOIN. YODN.
vesada. || s. Anchura de las cosas. || sinón. CA- CADIVORO. s. Huesos de las costillas. || Costillas,
QUEL. costillar.
CACÜLCÚLEN. intr. Estar atravesado. CADIVÜN. s. Carne de costilla.
CACÜLCÜNUUN. r. Atravesarse. CADME. adj. Mucho. ;| Abundante, copioso, profuso,
CACÜLN. tr. Colocar atravesado, dejar atravesado. || considerable. 11 sinón. ALDÜ. PÜCIIRÜ. ÜN-
sinón. CAQUELN. CACÜLCÜNUN. GÜV. 11 adv. Muy, en grado sumo.
CACÜNUN. intr. Modificar, alterar, mudar, cam­ CADMECHROMÜ. s. Nubarrones.
biar, trocar. || Adulterar, falsificar, falsear, des­ CADMEPICHI. adj. Muy chico.
virtuar, tergiversar, sinón. HUELUCAN. || In­ CADN. intr. Ser o haber mucho; abundar. || sinón.
terpretar mal. sinón. HUEDACÜNUN. |¡ Refe­ CAD NGUEN. CADELCAN.
rir incorrectamente. CADNÜMÜN. adj. Fétido, hediondo, mefítico, in­
CACÜNUUN. r. Transformarse, mudarse, cambiarse fecto.
en algo. CADNÜMÜNTU. s. Fetidez, pestilencia, infección.
CACÜNUUVAL. adj. Transformable, cambiable. || CADUAMELN. tr. Hacer cambiar de resolución,
Variable. CADUAMN. intr. Cambiar de resolución, sinón. CA-
CACÜNUUVALN. tr. Ser transformable. DUANTUN. || Simular, fingir, aparentar, sinón.
CAD. adj. Muy, mucho. || sinón. ALDÜ. ALÜ. CA- PINCHULUN.
DELTU. CADME. MU. MÜNA. MUTE. CADUAMNGUETUN. intr. Cambiar de condición.
CADA. s. Marisco de concha color teja por fuera. CADÜ. adj. Verde. Dícese también CARÜ.
Probablemente el mismo que CADACADA. CADÜPATIRU. Llamaban así los indígenas chilenos
CADACADA. s. Marisco cuyas conchas utilizábanse a los misioneros. Más comúnmente los designaban
como instrumento musical al hacerlas sonar por bajo el nombre de PATIRU. v. PATIRU.
fricción de sus bordes rayados. CAEPU. s. Otros dos.
CADCAD. s. Un insecto negro (menor que el San CAGQUEÑ. s. Ave palúdica parecida a la cigüeña,
Juan, dice Augusta). medio blanca medio negra. Zool. Berníela po- .
CADCADEÑ. s. Becacina de mar. || sinón. CAI- liocephala.
CAYEN. CARCAREN. v. CAICAYEN. CAGTEN. s. Pato (expresión antigua). 11 Era consi­
CADCADTUNTACUN. s. Vestimenta apolillada. derado benefactor y como miembro de la propia
CADELN. tr. Abundar, pulular. || sinón. NEUNEUN. familia. (Guevara.)
CADELTU. v. CAD. || expr. adv. En alto grado. CAGTUN. s. Río. || sinón. LEOVÜ.
CAGUE, s. Pato de pecho blanco y espalda gris. Pa­ los mapuches los palparon, los volvieron y los
recido al pavo real según algunos autores; otros revolvieron con curiosidad, les quitaron las co­
traducen por cisne y Zeballos lo define: ave pre­ razas, comprobaron que eran muy semejantes
ciosa llamada entre los indios “pata picasa.” a ellos y acabaron por empalarlos entre danzas
CAGUEN, s. Ave palúdica conocida por Cauquen. y cánticos rítmicos. Dejaron a las bestias los ca­
CAGÜIL, s. Fruto indígena común en la región an­ dáveres ensangrentados y se llevaron armas y
dina, de pulpa jugosa y azucarada. Crece en caballos como trofeos de su victoria”. (Epopeya
abundancia en los bosques, cubre con sus flo­ india.) || Las cinco yeguas y los siete caballos
ridas guirnaldas los desnudos troncos seculares abandonados por los conquistadores al despoblar
cordilleranos. || Bot. Lardisabala bitarnata. || CA­ la primera Buenos Aires y los escapados de las
GÜIL es también nombre de una gaviota. poblaciones hispanas ganaron las inmensas lla­
CAGÜL. s. Gargajo, esputo, escupida. nuras llamadas “pampas” y al encontrar allí
CAGÜLMOLLVÜÑ. s. Esputo de sangre. adecuada manutención se multiplicaron prodigio­
CAGÜLTUN. intr. Gargajear, expectorar, desgarrar. samente. Cuenta el misionero jesuíta Falkner que
11 sinón. CAGÜLN. durante un viaje al interior, en el año 1744, se
CAHUACAHUA. s. Según leyenda neuquina es un vio rodeado “durante quince días, en número in­
animal parecido a una enorme víbora que salta contable por inmensas tropillas que a veces pa­
de árbol en árbol. De aliento mortal, sus gritos saban a todo escape durante dos o tres horas
estridentes anuncian lluvia. sin cortarse.” Otro misionero jesuíta, Sánchez
CAHUE. expr. adv. De nuevo, otra vez. Labrador, escribe: “Más de una vez ha aconte­
CAHUEHUE. s. Remo. cido verse obligada la gente de una carretería
CAIíUEL. s. Cetáceo tonina o delfín, sinón. ONOI- a pasar todo el dia a la orilla de un estero de­
MI. QUINCIIICA. Zool. Delphinus lunatus. || tenida, por estar la campaña llena de baguales
Caballo, más comúnmente denominado CAHUE- que se acercaban a beber, sin ser posible abrir
LLU. v. CAHUELLU. camino, ojeándolos.” || Escribe Schoo Lastra:
CAHUELLA. s. Cebada, v. CAHUELLUHUA. “¿Cómo entró el indio en contacto con el caballo?
CAIIUELLTUCHE. s. Gente de a caballo. ¿cómo lo vio bien por vez primera después de
CAHUELLU. s. Caballo, voz española mapuchizada. haberlo oteado merodeando en la llanura? Ocul­
Era desconocido antes de la llegada de los con­ to entre el pajonal, junto a la aguada, ¿atisba-
quistadores. || Cuando los indios vieron por pri­ ría el llegar de la manada?: adelante, el padri­
mera vez los jinetes españoles, como descono­ llo, semiprevenido, tras él confiadas las yeguas
cían el caballo, creyeron que se trataba de gue­ y sus crías; ya en la laguna los animales, aso­
rreros sobrenaturales mitad hombres mitad bes­ mándose los observaría a su gusto: a tiempo de
tias. Cuéntase que entre los mapuches chilenos satisfacer su sed sorbiendo el agua con pau­
fue una mujer la que descubrió la verdadera na­ sas, disfrutaban de un instante de sosiego: una
turaleza de esos centauros. 11 “Al ver, escribe de las yeguas púsose a gustar la yerba cuyas
Housse, un piquete de jinetes forrajeando cerca extremidades asomaban sobre la superficie;
de su cabaña, la india tuvo una inspiración otra, goteándole la barba, contemplaba a su
y con presteza se untó toda de grasa, se re­ potrillo retozando y alguna acariciaba con el
volcó en un montón de hojas, del que salió como hocico los ijares del suyo. Destacábanse sus
vestida de verde y con este disfraz que la había líneas exteriores suaves con la gracia incon­
de hacer pasar inadvertida entre la ramada si­ fundible del sexo. A una yegua joven, algo dis­
guió a los exploradores hasta que hicieron alto tante del conjunto, inclinada sobre el agua,
para pernoctar. Entonces se deslizó a un mato­ cuya crin prolongada y lacia caía sumergien­
rral vecino y confundida con la vegetación es­ do en ella sus extremidades, la advirtió el pa­
peró inmóvil y pudo pronto descubrir la verdad. drillo, irguiéndose en un relincho en cuyas in­
Estupefacta, vió que aquellos extraños mons­ flexiones había autoridad y ternura. Acababa
truos se duplicaban y una mitad, la de las cua­ él de distinguir al indio por un movimiento de
tro patas q u e d a b a firme en la tierra, mientras las pajas, e inquieto repuntó su manada y la
que la otra la de los brazos, saltaba a tierra, alejó al trote, volviéndose de tanto en tanto,
y brindaba todo el aspecto humano. Los intrusos, alta la cabeza y enhiestas las orejas, a obser­
no eran pues espíritus sino hombres recubiertos var con curiosidad al ser extraño, que, sin per­
de no sabía qué caparacho y sentados sobre cier­ tenecer hasta entonces a las alimañas peligro­
vos de una especie desconocida. Transportada de sas que él conocia, le había inspirado recelo.
alegría corrió luego a anunciárselo al jefe de su Otra vez sorprendió el indio a un potro en el
tribu y éste reunió a sus guerreros y al ama­ monte, tan próximo, que el animal en la ten­
necer ya estaba el vivac español cercado por dida desgajó la espesura, quebrando arbustos
un centenar de bárbaros. De pronto las cuernas y alguna rama baja, cuyo grosor le hizo es­
indias tocan a diana. Los soldados de Valdivia, timar el poder de su Ímpetu, percibido también
que dormían con su armadura, despertaron so­ en la violencia con que sus remos habían con­
bresaltados y trataron de huir pero dos de ellos movido el suelo. Observó las costumbres del
fueron enlazados y derribados a tierra; entonces yeguarizo alzado, y, organizado en bandas, con
CAI í 65 CAH

verdadero esfuerzo, consiguió cazarlo a veces. CAHUELLUQUIAUN. intr. Pasearse a caballo.


Si caía una yegua con cría, fácil era apoderar­ CAHUELLUTU. expr. adv. A caballo.
se de la última con vida; desamparada queda­ CAHUELLUTUCONA. s. Soldado de caballeria.
ba junto a la madre o volvía horas después CAHUELLUTULINCO. s. Ejército de tropa mon­
intentando mamar. Ante la vista de sus chi- tada: caballería. “No podría imaginarse cuan­
cuelos, jugando con un potrillo extenuado, cu­ ta destreza y cuanta valentía despliegan los in­
ya índole dócil no escapó a su perspicacia, con­ dios, aunque solamente disponen de armas en
cibió la idea de domesticarlo; quizá oyera a verdad primitivas. No retroceden jamás ante
su abuelo que los HUINCAS, llegados del otro un ejército de tropas regulares; la fusilería, el
lado del mar, los habían peleado a ellos a ca­ mismo cañón, no siempre bastan para recha­
ballo.” (El Indio del Desierto.) \ | Cuando nues­ zarles en sus agresiones. Se mueven en todos
tro indio supo domesticar y amaestrar el ca­ sentidos sobre sus caballos con una facilidad y
ballo, sus posibilidades sufrieron un vuelco una prontitud tales que muchas veces, cuando
completo. Liberado del penoso recorrido pedes­ se les cree heridos asombra ver que avanzan de
tre, ante la facilidad de moverse sin esfuerzo nuevo más amenazadores todavía, revoloteando
en enormes distancias, la caza de animales ma­ sus lanzas con una velocidad y una maestría
yores necesarios a la subsistencia familiar diabólicas. Cuando se encuentran con la caba­
(guanacos, gamas, venados, avestruces) dejó llería enemiga atestiguan su alegría lanzando
de ser una ardua lucha para transformarse en gritos feroces y horribles. A menudo lanzan por
agradable esparcimiento cuando éstos queda­ delante caballos indómitos a cuyas colas atan
ron a su completa discreción. Pudo disponer de antorchas hechas con cueros secos o hierbas in­
un medio fácil de transporte para él, para su flamadas que les dan un acceso de terrible lo­
familia, para sus cosas, tomando cabal pose­ cura, pronto comunicada a los caballos de los
sión del desierto, fortaleciendo la energía y la soldados, entre los cuales van a fundirse como
osadía de su carácter por imperiosa necesi­ un terrible huracán. Los indios aprovechan es­
dad de resoluciones y ejecuciones rápidas y te desorden y se lanzan espontáneamente sobre
frecuentes. Su maestría en el adiestramiento los restos dispersos de los escuadrones, a los
llegó al punto de que sus caballos podían, bo­ que ultiman en una sangrienta carnicería.”
leados o maneados, correr a toda velocidad atra­ (Guinnard. Tres años de esclavitud.) \ Para com­
vesando sin inconveniente los más bravos méda­ pletar la información de Guinnard, diremos que
nos o tembladerales, mientras que su manse­ cuando la caballería indígena atacaba a fuerzas
dumbre y tranquilidad le permitía, haciendo de infantería colocadas en fila simple, o en doble
cabecera del pescuezo y extendiendo sobre las fila (adelante de rodillas, atrás de pie) o for­
ancas sus piernas cruzadas, dormir varias ho­ mada en cuadro cerrado, destacaba a cierta
ras sin que el animal hiciera un movimiento. 11 distancia de su frente velocísimos jinetes que
“El indio vive sobre el caballo, como el pesca­ llevaban por sus extremidades fuertes lazos ten­
dor en su barca; su elemento es la pampa, didos (más tarde emplearon alambres) los que
como el elemento de aquél es el mar. ¿Adon­ haciendo oficio de guillotina o de rastrillo pro­
de va un indio que no ensille, que no salte en vocaban la desorganización de la infantería ene­
pelo? ¿Al toldo vecino que dista cuadras? Irá miga asegurando así el éxito de la carga de ca­
a caballo. ¿Al arroyo, a la laguna, al jagüel, ballería. 11 Sobre táctica de combate de esa
que está cerca de su misma morada? Irá a ca­ caballería escribe Rómulo Muñiz: “El método
ballo. Todo puede faltar en el toldo de un in­ de lucha de estos númidas de América guarda­
dio. Será pobre como Adán. Hay una cosa que ba similitud con la de aquellos africanos. Ca­
jamás falta. De día, de noche, brille espléndido balleria ligera, su fuerza residía en su sorpren­
el sol o llueva a cántaros, en el palenque hay dente movilidad y su éxito fincaba en el ataque
siempre enfrenado y atado de la rienda un ca­ por sorpresa. El indio de nuestras pampas sa­
ballo.” ( Uva excursión a los indios Ranqiieles.) bía aprovechar su arma en forma inmejorable
|| El caballo aumentó considerablemente la ca­ sacando todo el partido que le podía rendir, gra­
pacidad guerrera indígena y le permitió efec­ cias a su innato genio militar. Frente al ene­
tuar esos devastadores malones que con tanta migo, si lo conocían más fuerte evitaba el com­
frecuencia menciona nuestra historia. Su orga­ bate, perseguidos huían a la desbandada dejan­
nización guerrera montada (CAHUELLUTTJ- do a sus contrarios sin saber qué hacer pues la
LINCO) le dio la posibilidad de enfrentar, con tarea de alcanzarlos era casi imposible a causa
éxito en más de una ocasión, el poderío militar de la superioridad de sus caballos. Pero si es­
de nuestra Nación. || sinón. CAHUALLU. CA- taban resueltos a combatir cargaban con una
HUELL. CAHUEL. |¡ Los rancülches decían decisión e ímpetu sorprendentes; más que las
CAHUE. filas contrarias se mantuvieran firmes, no se
CAHUELLUCÜLEN. intr. Estar a caballo. empeñaban a fondo y retrocedían hasta guar­
CAHUELLUHUA. s. lit. maíz de caballo. Así nom­ dar una distancia que les pusiera a salvo de
braron a la cebada que no conocían antes de la la fusilería. Si en el amago de la carga per­
llegada de los españoles. cibían que el adversario vacilaba o tenía mié-
CAH 66 CÁf

do, entonces se arrojaban decididos contra la CAHUIÑTUN. intr. Celebrar CAHUIÑ.


tropa y la atropellaban con furia incontenible CAIIUITU. s. Lecho: cama, hamaca, catre, etc. ||
buscando deshacerles la formación: era el mo­ “El lecho de los mapuches primitivos, escribe
mento decisivo del combate y ¡ay de los sol­ Housse, era el santo suelo, con una estera o
dados si no permanecían firmes en sus puestos alfombra para taparse, teniendo por toda al­
o volvían caras! quedaban perdidos, los indios mohada una piedra o un tronco de diez a veinte
se entreveraban lanceándolos por la espalda con centímetros de alto. Aún existe esta práctica
la mayor rapidez. También usaban de falsos anacorética en las chozas en que abundan los
ataques ya sea para probar a la tropa o bien crios, y no hay para todos sitio en la cama. Más
sacarla de su posición. Otras veces simula­ adelante, las camas trocáronse en hamacas: lujo,
ban retirarse pero a la primera señal se con todo, reservado largo tiempo a los caciques.
volvían a concentrar con celeridad para atacar Sobre un bastidor de cuatro patas tendíase, tensa,
nuevamente cayendo como centellas sobre el una piel de animal, recién desollada y alli se
enemigo. En la organización de. sus fuerzas secaba lentamente, adquiriendo asi la forma de
guardaban un método uniforme: se extendían un vasto hoyo propio para dos o tres durmientes.
en orden abierto, en la clásica formación de Más tarde cada tribu adoptó el mismo modo de
media luna, fuertes guerrillas se esparcían al reposo de su jefe. Doblaron la dimensión del mar­
frente, de un extremo a otro de la linea y com­ co y substituyeron la piel de animales por palos
pactos grupos o columnas, al mando de los ca­ redondos con profusión de paja para amortiguar
ciques formaban las unidades del conjunto.” (Los sus asperezas. Sobre este amplio diván alineában­
Indios Pampas.) || El Coronel Jorge Yelazco for­ se los durmientes en doble fila, estando los pies
mula el siguiente juicio sobre la caballería indíge­ de unos apenas separados de la cabeza de otros
na (rancülches) : “yo dificulto que en todas estas más que por un entrecruzado de palillos, de suer-*
Américas haya hombres más prontos y de más te que los dedos de los pies de la primera línea
inteligencia y perspicaz vista para estas corre- perfumaban el sueño de la segunda. Una manta
rias que estos indios y al mismo tiempo de más común libraba del frío a entrambos grupos. El
serenidad, intrepidez y cordura para presentarse lecho actual no es mucho más suave. Colócanse
ante el enemigo con sus armas tan indefensas, cuatro estacas en tierra y su punta ahorquillada
cargarle, confundirle con su algazara y estrépito, sostiene dos leños paralelos, a medio metro del
vencerle con mayor prontitud, llevando la muerte suelo; al colchón lo reemplazan las tablas o palos
y el terror en su vanguardia o retirarse en orden alineados de parte a parte. Sobre esta durísima
como la mejor milicia del mundo, protegiéndose base tienden una estera con paja de trigo, lo
mutuamente. Es una desgracia que por ninguna suficientemente larga para que uno de sus ex­
vía pueda atraerse y adherirse a nosotros estas tremos pueda enrollarse, a modo de almohada. A
indómitas tribus.” (Diario de campaña. 1S33.) falta de estera, hacía de cedehón una piel de ani­
CAIIUELLUTULU. s. Jinete. mal o una alfombra de lana. En verano, como
CAIIUELLUTUN. intr. Andar a caballo. 11Jinetear. en invierno, sólo una manta adornada de franjas
|| Comer caballo. longitudinales multicolores preservaba del frío de
CAHUEN. intr. Remar. || sillón. CAHUETUN. las noches. Allí se acostaba el araucano después
CAHUENCHRULN. tr. Tomar a una persona por de sus trabajos o en la pereza del día, allí se
otra. || Desconocer. sentaba para comer o charlar, allí se tumbaba en­
CAIIUEU. s. Espiga. Voz rancülche. fermo o moribundo y allí expiraba, sin queja ni
CAHUEVE. adj. Remador. pena.” (Epopeya- india.) || Sobrado.
CAHUIL, s. Cierta gaviota. | Zool. Larus cirrophalus. CAHUITUPAÑILHUE. s. lit. lecho de hierro. Pa­
11 Vocablo españolizado. rrilla.
CAHUIÑ. s. Reunión y fiesta de carácter social, mis- CAI. conj. y, también. || s. Mata del chupón que usa­
tico o sagrado. En dichas reuniones se bebia con ban para curación de indigestión infantil; de
tal exceso que CAIIUIÑ ha sido considerado co­ hojas largas, coriáceas, con bordes espinosos. ||
mo sinónimo de borrachcin. Vocablo españolizado.
|! Agrupación social de familias (LOV) bajo la Bot. Greigia sphacelata. || sinón. HUENU-
DÜCHO.
dirección de un LONCO (cacique). Ver detalles
en AILLAREIIUE. || sinón. CAHUIN. CAI AL. s. Loro. Voz rancülche. || sinón. CAY AL.
CAIIUIÑCÜLEN. intr. Estar con halo, con cerco, sea CAICA, s. Cierto tubérculo comestible.
la luna (CUYENCAHUIÑ), sea el sol (ANTÜ- CAICAIPIRU. s. Alacrán, escorpión. |¡ sinón. CHRE-
CAIIUIÑ). IIUANQUE. CHRECANQUE.
CAI-IUIÑHUE. s. Lugar donde so efectuaban reunio­ CAICAIVILU. s. Animal mitológico en forma de
nes y fiestas. serpiente que mora en el fondo del mar y cuya
CAHU1ÑHUEN. s. Cacicazgo, jefatura. || v. LE- voz se asemeja al relincho del caballo. Es enemigo
VOHUEN. del género humano y de la serpiente CHREN-
CAIIUIÑMAN. tr. Organizar reunión o fiesta, en CIIREN. v. en este vocablo la lucha entre las
honor de algo o de alguien. || Festejar. dos serpientes, una subiendo el nivel de las aguas
CAIIUIÑ’N. intr. Hacer CAHUIÑ. para ahogar a los humanos, la otra haciendo
CAI 67 CAL

subir la tierra para evitarlo. Es uno de los guientes términos: “Divisados los baguales o
mitos mapuches del Diluvio. tomados sus rastros, las partidas se ponían en su
CAICAICAYEN. s. Batitú, especie de becacina de seguimiento, en marcha que no interrumpían
cuerpo chico y de alas largas y puntiagudas. Se las noches de luna elegidas al efecto. Los perse­
alimenta de cangrejitos, lombrices e insectos de guidos huían de los jinetes, apenas perceptibles
las playas o riberas fluviales. En algunas partes como lejanos puntos móviles en la amplitud de
se le denomina poroto, nombre onomatopéyico de la escena, hasta que la costa del mar, la barran­
su voz “Prrrt, prrt.” Zool. Limosa haemastiea. ca a pique de un río o la pendiente de la sierra
(Linneo.) || No debe confundirse con la becacina ponían fin a su carrera. Cercados contra el obs­
o becada europea, especie inexistente en Sud táculo insalvable recurrían los potros a sus cas­
América. Zool. Bartramia longicauda. cos y los hombres a su ingenio: ante una arreme­
CAICHÜ. s. Diarrea. || sinón. COLLHUIN. CULL- tida resuelta de los baguales retirábanse los ca­
HUIN. PECHAI. UÜLUIÑ. zadores ampliando el semicírculo y ante su menor
CAICHÜN. intr. Tener diarrea. || sinón. COLL- vacilación los avanzaban espantándolos para
HUIÑ’N. PECHAIN. CULLHUIÑ’N. cansarlos. Digno de verse el espectáculo de los
CAICHÜMOLLVÜN. s. Diarrea de sangre; colitis. brutos, bufando, a tropezones entre ellos, clava­
CAICUN. s. Puente indígena, expr. huilliche. || sinón. das las manos para detenerse en asentadas repe­
CUICUI. tidas, jadeantes, en relieve sus arterias y sus
CAICÜN. tr. e intr. Labrar la tierra. || sinón. QUEL- nervios tendidos bajo la brillantez del pelo, que
CIÍRAN. MAIPUN. alisaba el sudor, despavoridos los ojos entre la
CAIDÜLL. s. Arbusto de hojas plateadas cuyas ra ­ maraña de sus crines volcadas a impulso de la
mas utilizaban para producir fuego por fricción, parada violenta. Poco a poco sus carreras dismi­
v. REPU. nuían: no eran lanzadas como al principio, iban
CAIDÜMN. intr. Resbalar. 11 sinón. CULÜNAGN. inseguros, desorientados, presintiendo en su
MELCAIN. MELCAYÜN. PELCAN. PELCA- recelo a los perseguidores, algunos de los cuales,
YÜN. penetrando en el espacio rodeado, no los dejaban
CAILLIN. s. Osamenta, esqueleto. || sinón. REVORO. alimentarse ni beber. Introducían los indios sus
CAIMUTUN. tr. e intr. Rumiar el ganado. || Mascar tropillas destinadas a servir de señuelo; los po­
mucho tiempo la comida. tros que empezaban a sentir el dominio del hom­
CAINO. eonj. Ni. || Y no. bre, extrañados de no poder evitarlo, buscaban
CAIÑE. s. Enemigo, antagonista, contrario, adversa­ en su natural inquietud la compañía da sus se­
rio, contricante, rival. ||Falkner escribe CAI- mejantes mansos, y así semisometidos, eran con­
NIE. ducidos con mil precauciones, rodeados por los
CAIÑEHUEN. s. Enemigos entre sí. cazadores. En viaje a los toldos, con el yeguarizo
CAIÑELN. tr. Tener por enemigo. || Desafiar. obtenido se detenían los indios a descansar en
CAIÑEMN. intr. Tener enemistad. los cerros que se inician cerca de Mar del Plata
CAIÑEN. intr. Ser enemigo, contrario, adversario, y Vivoratá, largando los animales en el terreno
rival. fértil de las faldas y alturas y cerrando los
CA1ÑETUN. tr. Hostilizar. senderos de acceso. Potros que habían conseguido
CAÍÑEUCÜLEN. rec. Ser enemigos entre sí. disparar una vez era muy difícil contenerlos,
CAIÑEUCÜNUN. tr. Indisponer, enemistar a perso­ pues había algunos tan ligeros, ante cuyo pique
nas entre sí. los cazadores, si no conseguían tomarlos atrave­
CAIÑEUN. intr. Ser enemigos. || Enemistad. sados, ni hacían ademán de desprender las bo­
CA1ÑEYEN. tr. Tener por enemigo. leadoras, porque hubiera sido inútil. El descuido
CAIÑEYEUCÜLEN. rec. Estar enemistados entre si. de un arriero o su impericia podía dar lugar a
CAIPÜD. Resbaloso. || sinón. CAIPÜL. CAIPÜD. la huida del animal y quizás a la de todos. Si era
CAIPÜDCON’N. intr. Entrar resbalando. 11 Caer uno el prófugo, una vez boleado se le sacrificaba,
adentro resbalándose. pero algunos conseguían disparar llevándose en
CAIPÜDCÜLEN. intr. Estar resbaladizo. las patas pares de boleadoras y a su vista, ani­
CAIPÜDN. intr. Resbalar. mado el resto del arreo, atropellaba campo afue­
CAIPÜDUN. intr. Resbalarse. ra, y entonces eran inútiles los gritos, las corri­
CAIPÜDNAGN. intr. Resbalarse o deslizarse hacia das y el revuelo de los ponchos de los indios en
abajo. el aire, quienes veían desaparecer en un instante
CAIPÜLN. tr. Arañar. || sinón. CAIPÜN. el resultado de su largo y penoso trabajo, que
CAIPÜN. intr. Arañar. || Escarbar. || sinón. CAI­ debía empezar de nuevo si sus propias caballa­
PÜN. CAULIN. CAIPÜLN. CAVÜRN. das no habían desaparecido con los prófugos.”
CAIPÜNENTUN. tr. Sacar escarbando. 11 sinón. (El Indio del Desierto.)
QUEIPÜNENTUN. CAITACULLIN. s. Animal bagual, arisco, salvaje.
CAITA, adj. Chúearo, bagual, salvaje. || Así llama­ CAITANPEDOMO. s. Mujer cuyo marido está ausen­
ban al potro salvaje de las pampas argentinas. || te desde mucho tiempo.
La caza y captura de los baguales por los indios CAL. s. Lana, pelusa, pelo, vello. || Borla de pistillos
ha sido descripta por Schoo Lastra en los si­ del maíz.
CAI 68 CAL

CALCAL. s. Hongo que nace en el tronco del roble. | cribe Alvarez, hacen creer que son la reencarna­
sinón. PELLIN. ción de antepasados; de ahí que se respete su
CALCAMAMÜLL. s. Hongo conocido por o r e ja de facultad adivinatoria y de ahí la explicación de
pa lo que utilizaban en curaciones de hemorra­ por qué en un determinado momento de su vida,
gias y de úlceras. según ellos, sienten la inspiración que les viene
CALCARINO. s. Hierba de las orillas del mar o de bajo forma de un aviso misterioso, de hacerse
los ríos. No conocemos su traducción española. brujo o adivino, tanto si es m ujer como si es
CALCHA, s. Pendejos, vello del pubis. Vocablo espa­ hombre. A veces fueron víctimas de la reacción
ñolizado. que producían sus propias predicciones, pues si
CALCHACL’RA. s. Nombre genérico de los liqúenes. || éstas no agradaban a los caciques, eran muertos
Los que crecen en peñas y piedras, mascándolos, o mandados m atar. Pero comúnmente se les res­
constituyen excelente remedio contra llagas do petaba, por el temor a que les pronosticaran ma­
la garganta, curación de úlceras y dolor de les tan irremediables, que, teniéndolos no lo ha­
oídos. |¡ Vocablo españolizado. rían. Ercilla en la L a A r a u c a n a refiere lo que
CALCHATUN. intr. Depilarse el pubis, a lo que pasó en un Parlamento mapuche que se realizaba
eran muy afectas las indias. Era prueba de aseo para resolver si los guerreros debían atacar para
corporal. acabar con los españoles establecidos en Imperial.
CALCHALAHUEN. s. Planta, llamada también Mientras COLOCOLO, el cacique anciano, pru ­
HUIÑIAL. dente y respetado sugería m archar rápidamente
CALCU. s. Brujo, bruja, practicante de la magia a la fortaleza con el ejército dividido en tres
negra, j “Persiste entre los mapuches un tejido cuerpos haciendo una maniobra convergente, el
inextricable de superstición y triste verdad so­ brujo PICHICALCU pidió la palabra para opo­
bre el maleficio; enfermedades, muertes, des­ nerse al proyecto, exponiendo que los espíritus le
gracias, todo es m a l tir a d o , causado por el HUE- habían comunicado los desastres que sobreven­
CUVÜ al servicio de los CALCU. Los brujos drían si se ejecutaba lo aconsejado por COLOCO­
tienen pacto con los espíritus malignos, se reúnen LO, pero no pudo seguir vaticinando porque un
e instruyen con ellos en cuevas subterráneas, lla­ golpe de maza del cacique TUCAPEL acabó ins­
madas RENÜ o TAVÜ; en aquellos aquelarres tantáneamente con el mago; pero en el ambiente
eligen de entre los espíritus malos un ente tute­ supersticioso del Parlamento reinó un silencio
lar y protector, el HUICHANCULLIÑ o animal angustioso que traducía el temor de que el anun­
aliado, regularmente en forma de zorro o cule­ ció interrumpido, llegara a ser una trágica reali­
bra, IIUAIRAVO o lechuza; otras veces un dad. P ara poner en práctica la maniobra resuelta
IVÜMCIIE: hombre-bestia, en forma de un niño a raíz de la arenga convincente de COLOCOLO,
deformado e hinchado que lleva pegada una pier­ LAUTARO, que era quien comandaba las legio­
na en la nuca y la cara vuelta para atrás. Ade­ nes, acampó la víspera del ataque a distancia de
más están provistos de un alma enganchada, tres leguas de la fortaleza de Im perial, con el
espíritu de un recién muerto que han propósito de atacarla en la madrugada del si­
atrapado al salir de su cuerpo, llamado HUI- guiente día. Pero en momentos en que se dis­
CIIANALHUE; es el ejecutor de lo que el ponía a ejecutar la maniobra resuelta, sobrevino
IVÜMCIIE aconseja y el brujo manda. Los bru­ una violenta tempestad que hizo recordar el
jos son odiados, aborrecidos de todos, pero fre­ mal presagio de PICHICALCU y originó un
cuentemente buscados y bien remunerados de los pánico de tal naturaleza que dispersó el ejérci­
que quieren vengarse o librase de ur.a persona to y lo hizo replegarse a sus llanuras de Purén.
molesta. Entonces, previa averiguación por me­ Este hecho histórico revela el respeto hacia
dio de su HUICHANCULLIÑ o IVÜMCHE, el las predicciones de los brujos y el porqué
brujo se transforma convenientemente en zorro, del temor en reprim ir con un castigo la insolencia
nuco, lechuza, CIIOÑCHOÑ, CIIRAUCO, etc., del CALCU.” ( P e h u e n m a p u .) || sinón. NÜRIVE.
y de noche se dirige a la casa de la víctima, acom­ CALCUDÜNGU. s. Brujería, magia, hechicería. ||
pañado de su HUICHANALHUE; éste, con­ Maleficio, sortilegio. || lit. “cosa de brujo”.
vertido en HUECUVÜ, penetra en la casa y en el CALCULN. tr. T ratar a otro de hechicero, calificarlo
cuerpo de la persona designada, le mete flechas, de brujo.
palitos, animalitos o le agujerea el corazón y CALCULUUN. r. T ratarse de brujo.
chupa la sangre, causándole grave enfermedad o CALCUN. intr. Hacerse brujo.
muerte, si el o la MACHI no logra a tiempo CALCUTUN. tr. Practicar brujerías. || E m brujar ha­
extraer el HUECUVÜ introducido. Esos HUE­ ciendo daño. || Hechizar. || sinón. IVÜMCHEN.
CUVÜ son reemplazados a veces por otros agen­ NÜRIN.
tes, especialmente por venenos lentos, pero el CALDUMAN. tr. Pasar o traspasar algo.
CALCUTUN no ha terminado. Cuando después CALDUN. intr. Pasarse a otra parte.
los deudos averiguan sobre el malhechor, la MA­ CALEHUEN. intr. Haberse cambiado; haberse al­
CHI o el adivino culpan por propia cuenta, terado.
abriendo así camino para nuevos crímenes.” CALEL. s. Cuerpo. || Cerro y también bulto, según
(Moesbach. V o z de A r a u c o .) || “Los CALCU, es­ Falkner. || Este vocablo, en su acepción orográ-
CAL 69 CAL

f¡ca (según información del americanista Sou- hacer o no se impida la acción respectiva. 11 A
rrouille al autor) es de origen GUENNAQUEN veces se traduce por poder.
y no como se cree generalmente de origen AONI- CALLICALLI. expr. adv. De uno en uno. || Cada uno.
KENK ■ — más conocido por CHEUÜLCHE — vo­ CALLIMAI. adv. Más que. || exclam. ¡Qué me im­
cablo que los mapuches de las llanuras argenti­ porta !
nas incorporaron a su caudal lingüístico. || Cos­ CALLIN. intr. Ser o hacer solo.
tado, falda, ladera en dialecto rancülche. CALLIÑIDUAM. adv. Adrede, intencionalmente, de­
CALELCHE. s. Cuerpo humano. || sinón. CALÜL- liberadamente, ex profeso.
CHE. CALLILAHUAL. s. Alerce (árbol). || sinón. CUDE.
CALEN, intr. Ser otro. |j Ser otra cosa. || Ser dis­ LAHUAL.
tinto. CALLQUINTUHUA. s. Maiz blanco y negro.
CALENMAN. intr. Ser de otro. || Pertenecer. CALLVÜ. adj. Azul (color). || Los rancülches decían
CALEQUECHRAN. s. Cáscara, corteza o vaina QUIEHUÜ. Frich escribe KYEWÜ.
de fruta. CALLVÜAYUS. adj. Overo negro (color de aminal).
CALERPUN. intr. Cambiarse con el tiempo. || lit. overo azul.
CALEU. s. Gaviota. Vocablo netamente mapuche ar­ CALLVÜCO. s. Agua azul. 11 Pequeño arbusto de
gentino. || Zool. Larus ridibundus maculipennis. flor azulada parecido al PICHI, quizás el mismo
(Licht.) PICHI, otrora muy abundante en la zona bonae­
CALEUCHE. s. Gente que se ha transformado en rense. || Es probable que el nombre de CALLVÜ-
otro ser. || Buque fantasma tripulado por las LEUVÜ, Arroyo Azul, del cual deriva el nom­
brujas, v. CAMAHUETU. bre de la ciudad epónima, tenga ese origen debido
a la abundancia de esos arbustos en sus orillas.
CALEUMEN. intr. Ser diferente, ser distinto.
CALLVÜCURA. s. Piedra azul. || Nombre propio del
CALEUN. p. p. Transformado en otro ser.
más grande de los jefes guerreros mapuches del
CALEUTUN. intr. Cambiar de condición. 11 Tener
siglo XIX, llamado comúnmente “el gran Call-
parecer diverso.
vücura, Emperador de la Pampa.”
CALGAL. s. Hongos que nacen en los robles. CALLVÜHUENCHRU. s. Joven (mase.) que en cier­
CALHUE. v. CALLHUE. tas ceremonias — NGUILLATUN, MACHITUN,
CALIL. s. Carne humana. || Cuerpo humano. || sinón. etc.— acompañaba a la CALLVÜMALEN, lle­
CALÜL. vando ambos distintivos de color azul, como su
CALLA, s. Mata, brote, renuevo según Febrés. Lenz nombre lo especifica.
pretende que esa acepción es errónea. 11 Palo pun­ CALLAVÜLAHUEN. s. Piedra lipis o vitriolo azul
tiagudo de un lado para sacar plantas con sus conocido vulgarmente por sulfato de cobre. Su
raíces y para hacer hoyos en el suelo a fin de nombre indica que lo utilizaban como medica­
sembrar, y en el otro lado redondeado para ser mento pero no sabemos en qué forma lo hacían
apoyado en el vientre a fin de dar fuerza de pe­ ni contra qué enfermedad o mal lo usaban.
netración con todo el peso del cuerpo, sinón. CALLÜLAVQUEN. adj. Azul marino.
CALLAHUE. CALLVÜMALEN. s. Joven vestida de azul que acom­
CALLAPAÑILHUE. s. Barreta metálica de los euro­ pañada siempre por un joven — CALLVÜ­
peos. 11 lit. CALLA de hierro. HUENCHRU— desempeñaba ciertas funciones
CALLADCÜTUN. intr. Volver a disgustarse. en las ceremonias rituales indígenas. 11 Insecto
CALLAMPA, s. Nombre genérico de los hongos co­ de cuerpo y alas azules, cuyo nombre español
mestibles. 11 Los más conocidos son: COIHUE. ignoramos.
LOYO. PEQUE. CALGAL. CHADE. CHANDI. CALLVÜÑ. intr. Ser azul. || Teñir de azul.
DIHUEÑ. PINACHRA. LLAULLAU. CARAY. CALLVÜNCAN. intr. Azular.
CÜCHRAHUA. PÜNA. LLONGCONO. LUN- CALLVÜNCÜLEN. intr. Ser azul.
GU. || Vocablo común a los idiomas mapuche y CALLVÜNGUE. s. Ojos azules, ojos zarcos.
quechua. CALLVÜNPÜLLOMEÑ. s. Moscón azul. || Alma de
CALLAN, intr. Producir vegetación. || Reverdecer, difunto.
sinón. CARÜTUN. CALLVÜSONGUI. s. Arvejilla azul. || Bot. Lathyrus
CALLCOICÜLEN. intr. Estar amoratado, lívido. || epiolaris. (Clos.) fam. Leguminoseae.
sinón. CARMILEHUEN. CALLVÜTUN. v. CALLVÜN.
CALLCOYÜN. intr. Amoratarse; ponerse livido. CALMAN, intr. Cubrirse de vello.
CALLECALLE. s. Planta iridácea de flor blanca. CALMACUÑ. s. Poncho de lana. || Creemos, sin que
Vocablo españolizado. || Med. v. detalles en sinón. podamos afirmarlo, que de este vocablo defor­
TEQUELTEQUEL. || Bot. Libertia ixioides iri- mado viene la voz gaucha de “poncho calamaco”.
daceae CALMATUN. intr. Volver a criársele el vello.
CALLHUE. s. Mata, brote. || sinón. CALLA. CALMIN. s. Musgos parecidos a vello blanco muy
CALLHUEPOÑÜ. s. Mata de papas. fino. Se cría en los árboles, aparece debajo de
CALLI. adj. Solo. || Mismo. || adv. de balde. || part. piedras o de excrementos de vacunos en terrenos
Antepuesta al verbo en primera o tercera perso­ húmedos.
na de futuro o impersonal significa que se deje CALMINMAMÜLL. s. Musgo de los árboles.
CAL 70 CAM

CALMIN’N. intr. Cubrirse de musgos. LEUCHE. Recuerda un inmenso cetáceo llama­


CALMIÑ. s. Musgo verde de las aguas estancadas. do elefante de mar. ] Según creencia indígena
CALMU. s. Especie de garrapata rojiza que vive basta echar a un pozo el cuerno de un CAMA­
en las jarillas. |¡ Vocablo peculiar de las tri­ HUETU para que “vaya comiendo tierra” y no
bus del norte del Neuquén y sur de Mendoza. se seque nunca en verano. Según otra creen­
CALMUÑ. s. Pelusa. cia el CAMAHUETU es animal fabuloso que
CALMUÑCÜLEN. intr. Tener pelusas las plan­ vive en el agua y que sólo se puede capturar
tas y frutas. con cables de algas marinas. Tiene en la ca­
CALNAMUN. s. Vello de las piernas. beza dos pequeños cuernos cuya “raspadura y
CALNGUELU. adj. Velludo. || sinón. MAR MAR. decocción en agua con sal da fuerza y salud”.
VUÜNQUELU. (Cavada, cit. por Lenz.) ||O tra versión da al
CAL NGUEN. intr. Ser velludo. | Era la mayor in­ CAMAHUETU como “animal parecido a un ter­
juria para la mujer india decirle que tenía el nero con un solo cuerno. El adulto vive en el
cuerpo velludo. mar y en algunos ríos caudalosos. Solamente
CALOLASTA. s. Una constelación, no sabemos cuál. los brujos pueden capturarlo con lazos de lianas
CALON, s. Dos palos que mantienen estirada la red y después de sacarle el cuerno lo sueltan en el
debajo del agua. mar. Este cuerno sirve para preparar remedios
CALONELN. tr. Colocar los dos palos a la red para para beber, o para untar. Basta enterrar un
mantenerla estirada debajo del agua. pedacito muy pequeño de este cuerno para que
CALOVÜCIIA. s. Sanguijuela. | sinón. CALOVI- inmediatamente empiece a desarrollarse un nue­
CHA. CALÜVCHA. CALOPICHA. LECUI. vo CAMAHUETU. Es como si se sembrara el
CALPE. s. Quebrada, hondonada, expr. rancülche. || germen de una planta vivaz en el terreno. El
sinón. HUAU. CHREQUEN. nuevo unicornio empieza su completo desarrollo
CALPEN. intr. Nacer vello, lana, crin. a los 25 años de plantado. Desde los primeros
CALPE NGUEN. intr. Estar mellado. años se nota en el terreno la aparición de una
CALPER. s. Cosa rota, cosa desportillada. vertiente de agua cristalina que crece paulati­
CALPER NGUEN. intr. Ser cosa rota, desportillada, namente haciéndose arroyuelo y finalmente arro­
j | Estar roto, desportillado. yo. Entonces sale el CAMAHUETU y corre ha­
CALPUDN. tr. Arrancar como despeluzando. || sinón. cia el mar destruyendo cuanto encuentra a su
CALPUDÜN. paso.” (Agustín Alvarez Sotomayor, Avales de la.
CALPUÑPUÑA. s. Vello de los sobacos. TJniv. de Chile - 1H7.) | Vocablo españolizado.
CALQUE, s. Alforjas. CAMAN. s. Fruto comestible de cierto arbusto cor­
CALQUI. adj. Lanudo. dillerano.
CALQUICHREHUA. s. Perro lanudo. CAMAÑ. part. posp.: oficio, profesión, función
CAEQUILLO, s. Jaguar. || Zool. Félix onza. habitual, artesanía. Falkner escribe: SAMAÑ. ||
CALQUIN. s. Aguila grande; la menor se denomina s. Especie de frutilla del campo de uso medici­
ÑAMCU. || Es voz muy usada en componentes na] : astringente. Bot. Retamilla ephreda.
de nombres. || adj. Rayado de blanco y de otro CAMAÑYEN. tr. Pastorear, pastar.
color alternativamente. CAMAPUCHE. s. Extranjero (el que no es ma­
CALÜL. s. Carne humana, sinón. CALIL. ILOCHE. puche) .
¡| Cuerpo y en algunas tribus vientre, sinón. CAMARICU. s. Obligación impuesta a los indios de
CALÜL. || Los pampas decían CALIGL. llevar alimentos y animales de carga a los in­
CALÜLCHE. s. Cuerpo humano. | v. CALELCHE. cas en viaje como así también lo que se les
CALÜLCHE NGUEN. intr. Ser corpulento. ofrece en tal ocasión. Los españoles siguieron
CALÜLELUUCÜLEN. r. Estar dentro del cuerpo el esta costumbre con las poblaciones mapuches. 11
IIUECUVÜ. expresión de MACHI. Voz quechua mapuchizada.
CALUN. s. Placenta, envolturas del feto. || sinón. CAMARICUN. intr. Hacer ofrendas, regalo, v. CA-
CÜDIÑ. v. allí leyenda. MARICU. || En mapuche moderno: festejar a
CALUNCHA. s. Concha. Voz rancülche. alguien con comida y bebida. [I Vocablo sinón.
CALUNCO. s. Agua que circunda al feto. de NGUILLATUN, fiesta ritual, v. NGUI-
CALÜVCHA. sinón. CALOPICHA v. CALOVÜCHA. LLATUN.
CALVA, s. Garbanzo. CAMARUCA. s. Palo maestro que sostiene la te­
CALVAN, s. Arveja. || sinón. ALVIS. ALLVID. chumbre de la RUCA. || sinón. AÑULRUCA.
CALVAU. adj. Verde claro. || sinón. LIGCARÜ. CAMCHA. s. Cizaña, gramínea. 11 Bot. Centaurea
CALVO, s. Pato. Voz rancülche. molitensis. L. fam. Compositae.
CALVUCANA. s. Una variedad de papa comestible. CAMCHRA. s. Variedad de venado (Zool.).
CAM. adv. Acaso, por ventura, por casualidad, for­ CAMCIIRÜ. s. Pájaro “rara” de amarillento pecho..
tuitamente; indica: contingencia, incertidumbre, Pone huevos de color verde, y su grito es Cá-
indecisión, inseguridad, sinón. ADNO. ||excl. rara. || Zool. Phytotoma rara.
¿Qué? |i part. interrog. ¿Pues? ¿Pues qué? CAMEL. expr. adv. Otra vez, otro tiempo. || En el
CAMAHUETU. s. Monstruo mítico del que se servían año pasado o en el año venidero (según el tiem­
las brujas en su trayecto al buque fantasma CA- po del verbo).
CAM 71 CAP

CAMELPUQUEM. s. El invierno pasado. CANINCHRIPAN. intr. Saltar a un lado. || Salir del


CAMELVAN NGUEN. s. El año pasado o en el camino para acortar las vueltas. ¡¡ Acortar ca­
año venidero para esta época. mino.
CAMITA. expr. adv. Otra vez. 11 La vez pasada. || CANIU. s. Cresta. || sinón. RERÜM. CULU. RIPI.
sinón. CHUMEL. CANQUE. s. Asentaderas, nalgas, sinón. NÜDO. ||
CAMUÜUN. s. Pájaro pecho colorado. || Zool. Pe- Cimiento, base.
zitis defilipii (el pájaro chico) y Pezitis milita- CANQUECAN. s. Asiento de cántaro.
ris (Linn.) (el grande). || sinón. LOICA. CANQUEMAMÜLL. s. Tronco de árbol. || sinón.
CAN. s. Cántaro. 11 part. Terminación de activación MUCHRUNG.
de los verbos neutros. 11 part. de actualidad. CANQUEÑ. s. Mancha oscura. 11 Ganso silvestre de
CANAL s. Amigo, sinón. HUENÜI. ÑINCA. || Com­ cabeza y cuello color ceniza, de pecho, plumas
pañero, camarada. y cola bermejos, de patas negras y en parte
CANCA. s. Asado. || Es también voz ayrnará y que­ anaranjadas. La hembra tiene varias listas ne­
chua. gras en el cuerpo. Vocablo españolizado. Zool.
CANCAíIUA. s. Roca marítima que en bajamar que­ Berniela magellanica.
da al descubierto; formada de piedra blanda CANQUEPIRCA. s. Cimientos de la pared.
arenisca, oscura o casi negra, se la trabaja CANUIHUIÑPÜCHRA. s. Gordura del redaño del
con suma facilidad. Empleada en confección de vientre.
braseros y hornos para cocer y asar. || Voz es­ CANUMÜLLO. s. Meninges, membranas que envuel­
pañolizada como CANCAGÜA, ven la médula espinal y el encéfalo. ¡ sinón.
CANCAHUE. s. Asador, utensilio para asar y tam­ CHACUCHACUMÜLLO. TACUMÜLLO.
bién CANCAHUA de piedra. CANUPÜCHRA. s. Redaño. (Anat.) || sinón. CHA-
CANCAN, tr. Asar en CANCAHUE o CANCA- CUCHACU. TACUPÜCHRA.
IIUA; asar en brasas se dice CUPÜUN. || adj. CANURÜCU. s. Pleura.
Asado. || s. Lo asado. 11 sinón. CUEN. DECAN. CANÜLÜN. intr. Producir las flemas su ruido carac­
RECAN. || Según Mansilla entre ranciilches terístico.
CANCAN es seducción (enamorar, cortejar). CAÑ. s. Cántaro. || sinón. CAN.
CAÑPÜLE. expr. adv. A o en otra parte. || adj. el
CANCO, s. Vasija de greda. Vocablo españolizado.
otro, la otra. Usase en ese sentido con nombres
CANCÜRIIUE. s. Especie de arco de violin.
de objetos de dos caras o de objetos que se
CANGANCÜN. intr. Quejarse el perro cuando le
encuentra a uno y otro lado de un cuerpo.
pegan. || sinón. ANGAYÜN.
CAÑPÜLECADILRUCA. s. La otra parte lateral
CANGU. adj. Abundante. || expr. adv. De sobra. de la casa.
CANGUECHI. adj. Otro. || expr. adv. De otea ma­ CAÑPÜLECUÜ. s. La otra mano.
nera. 11 La vez pasada. 11 Otra vez. CAÑPÜLEPILUN. s. La otra oreja.
CANGUEDUAMN. intr. Divertirse. 11 tr. Distraer, CAÑUN. s. Fibras o barbas de vegetales.
divertir a otro. CAÑUNMAMÜLL. s. Fibras de árboles.
CANGUEHUEN. intr. Haberse cambiado. || Ser di­ CAPACHU. s. Cuero agujereado que utilizaban para
ferente. fabricación de chicha de manzana, v. MAN-
CANGUEITUN. tr. Encontrar cambiada, diferente CHANA.
una cosa o persona. CAPAR, s. Mitad de algo.
CANGUELN. tr. Diferenciar, distinguir. || Encon­ CAPARCHRIPANTU. s. Medio año.
trar diferente, distinto. || sinón. CANGUEL- CAPARCÜYEN. s. Medio mes. || lit. media luna.
TUN. CAPI. s. Vaina o chaucha de legumbres y plantas.
CANGUELU. adj. Otro, otra. || s. Otra persona. || sinón. POLÜV.
CANGUELUUTUN. r. Cambiarse, transformarse en CAPIN. intr. Formarse las vainas o chauchas de
algo. legumbres o de plantas.
CA NGUEN. intr. Ser otro distinto, diferente. || CAPITUN. inte. Retractar, revocar, desautorizar. ||
sinón. HUELTEN. 11 Ser otra cosa. || Diferen­ Descalificar.
ciarse. CAPITUQUELU. s. Apóstata, renegado.
CANGUENMAN. intr. Estar vacilante. CAPIVCÜN. intr. Dar punzadas con palito o hierro.
CANGUENTUN. tr. Desconocer. || Culpar, achacar. CAPIVÜN. intr. Punzarse con palito o hierro. ||
CANGUETUN. intr. Trocarse, cambiarse. || sinón. Perder equilibrio, cayendo de hombros o de es­
HUELUN. paldas sobre alguna piedra o palo.
CANGUETUQUEN. adj. Mudable, cambiable, varia­ CAPIVÜN NGUEN. intr. Tener dolores punzantes
ble, transformable. en el pecho.
CANGUEUMEN. intr. Diferenciarse, variar. CAPÜLE. expr. adv. A otra parte. |¡ Por otro lado.
CANICÜNON. intr. Sentarse cruzando las piernas. CAPÜRA. s. Cabra. Voz española mapuchizada.
CANIN. intr. Cometer falta, errar, en el juego de Animal desconocido antes de la llegada de los
chueca. || s. Jote, especie de buitre de cuerpo españoles. 11 Los pampas decian CAPUGRRA.
negro, de cabeza y cuello violáceos, de cola CAPÜRALAHUEN. s. Planta de cualidades prolí-
larga. Zool. Cathartes aura. ficas. || lit. Remedio de la cabra.
CAP CAR

CAPUTIRA. s. Aguja o alfiler pequeños. Denomina­ CARCA, s. Vasija grande de greda que sirve de olla.
ban ACUDA o ACUCHA a los grandes. ¡| sinón. CODVU. CHALLA. DONGÜLL. LLU-
CAQUE, adj. Otros. Todos | adj. distributivo: cada PU. LLUPUNG.
uno. CARGAREN, s. Becacina de mar. || sinón. CADCA-
CAQUECAQUE. adj. Varios, algunos. || Diversos. || DEÑ. CAICAYEN (ver allí detalles).
Distintos, diferentes. CARCARÜN. intr. Producir un sonido de “carear”
CAQUECHE. s. Gente extraña, gente de otra par­ como el gallo cuando se le agarra. Jadear por
cialidad. |[ lit. Otra gente. cansancio.
CAQUECÜNUN. tr. Diferenciar, diversificar, variar, CARCU. expr. adv. La otra ribera, la otra banda
modificax-. || Discernir, discriminar. || Transfor­ de agua (de río o de mar).
mar. || sinón. CACÜNUN. CARCUN. intr. Pasar a la otra orilla, sinón. NON.
CAQUECÜNUVAL. adj. V ariable,* rr.odificable, CARECARE. s. Gallo o gallina destinada al sacri­
transformable. || sinón. FEPICANGUETU. ficio en ceremonias rituales. 11 Hacemos notar
CAQUECÚNUVALN. tr. Ser variable, ser transfor­ que si bien los mapuches hacían sacrificios
mable. rituales de animales, nunca hicieron saciúfi-
CAQUEL. adj. Atravesado. || sinón. CACÚL. cios humanos.
CAREL, adj. Verde (color) en mapuche del siglo
CAQUELCULCHRUN. s. Tambor, de tamaño ma­
XVII.
yor que el CULCIIRUN hecho con el ti'onco
CARI. Mala escritura de CARO. v. CARÜ.
ahuecado de un árbol. Se toca de ambos lados.
CARICA, s. Tubéi'culo comestible.
CAQUELN. tr. Colocar y dejar ati’avesado. ]| sinón.
CARITA, s. Del español carreta, nombre que daban a
CACÜLN.
la artillería por estar montada sobi'e cureña y
CAQUELU. adj. Otros. Plural de CANGUELU.
parecer carreta.
CAQUELUTUN. intr. Tomar ya una, ya otra de
CARIVCARIVCÜNUN. tr. Hacer sonar algo suave­
las muchas cosas que hubiere.
mente.
CAQUEMAPUCHE. s. De otro país, de otra nación. CARMILEHUEN. intr. Estar lívido, sin sangi-e. I¡
|| Extranjero, forastero. |j sinón. CAMAPUCHE. sinón. CALLCOICÜLEN.
CAQUEN, intr. Acordar, conceder, otorgar. || sinón. CARO. s. Cierta variedad de papa.
VEIPIN. CARU. s. Recipiente, jarro metálico. || Es mapuchi-
CAQUENITU. s. Cierto pajarito. zación del vocablo español jaiTO.
CAQUEÑPÜLE. expr. adv. a o en varias partes, CARUCATU. adj. Vecino. || sinón. UDI.
v. CAPÜLE. CARÜ. adj. Verde (color), sinón. CADÜ. || Cosa ver­
CAQUEQUIÑEQUE. adj. Cada uno de por sí. || de, no madura. I Cosa cruda, no cocida. Ii Los
sinón. QUIDUQUE. QUIÑEQUIÑEN. pampas decían CARR1G y los huilliches CARRI.
CAQUEUME. adj. Diferente, de otra clase. [| Diver­ CAROCHADLA, s. Olla de gx-eda cruda aún sin que­
so, múltiple. mar. ¡| sinón. CARÜDÜNGOLL.
CAQUEUMECHI. adv. Diferentemente. CAIÍÜCU CHE ANCO YEN. s. Mes de las frutas
C'AQUEUMEN. intr. Haber diferentes. | Haber de verdes.
varias clases. CARÜCURA. s. Piedra verde. || Ocre verde.
CAQUEUN. intr. Cambiarse, transformarse, tro­ CARÜDÜNGOLL. s. Olla de greda cruda aún sin
carse. quemar. || sinón. CARÜCHALLA.
CAQUINTUCÜNUN. tr. Apartar la vista ante al­ CARÜIIUA. s. Choclo de maíz. 11Hechizo, encanto,
guien. soi'tilegio.
CAQUITUCÜNUUN. r. Apartar la vista intencio­ CARÜILO. s. Carne ex-uda.
nalmente (por ej. cuando le hablan). CARULAHUEN. s. Planta de orillas de arroyo uti­
CAQUINTUN. intr. Apartar la vista. lizada para refrescar la cabeza, los días de gran
CAQUIÑE. adj. Otro. || lit. Otro uno. calor. Empleada también como purg-ante y vo­
CARA. s. Lo poblado, la población: toldería, aldea, mitivo. | [ Bot. G ra tio la peruviana L. fam.
pueblo, ciudad, fortaleza. 11 Los pampas decían Serophulariaceae.
CARRA. (Rosas.) CARÜLAN. intr. Existen opiniones divei'gentes:
CAltAHUE. s. Donde hay poblado, donde hay pobla­ Havestadt y Febrés definen: morir de muerte
ción, toldería. || sinón. RUCAIIUE. violenta a cuchilladas o puñaladas y de repente.
CARAI. s. Hongo que tiene forma de copa abierta Augusta define: morir repentinamente de enfex--
hacia arriba. Algunos autores dicen GARAY. medad y para Gregorio Alvarez CARÜLAN de­
CARAN. intr. Poblar. || sinón. TÜCUCHEN. be traducirse por muerte temprana, muerte pre­
CARANAM1N. intr. Despoblar. || sinón. ENTUCA- matura, opinión esta última que es también la
RAN. UIIUEN. ÜHUEN. nuestra. || sinón. CADÜLAN.
CARAQUIDUAM. s. Discrepancia, cizaña, divergen­ CARÜLCAN. tr. Poner algo de color verde.
cia, discordancia, contradicción. ¡ lit. Otra idea, CARÜMELU. adv. De otra manera, diferentemente.
otra opinión. CARÜN. intr. Ser o estar verde. ;| sinón. CARÜLEN.
CARAQUIDUAMN. intr. Discrepar, disentir, con­ CARÜNCÜN. s. Verdor.
tradecir. CARÜNGUEPETUN. tr. Reverdecer.
CAR 73 CAU

CARÜPOCHRO. s. Pájaro cuyo canto se asemeja al losos de tal saber. Como instrumentos adivi­
relincho, v. QUESQUESEÑ. natorios estas piedras llevan el nombre de PI-
CARÜTUN. tr. Comer algo crudo. || intr. Volverse MUNTUHUE.” (Epopeya india.)
verde, sinón. CALLAN. CATANLIL. s. Peñasco agujereado. ¡ j Así llamaban
CATA. s. Agujero, perforación. ¡| sinón. CÜPELU. a los cerros con aberturas que los atraviesan de
CHRODONG. HUECHOD. par en par. Los más conocidos en nuestro país
CATACON’N. intr. Penetrar agujereando. | Per­ son el de La Ventana, del grupo montañoso de
forar. ese nombre en el sur bonaerense, y el de la
CATACONPUN. intr. Penetrar agujereando hasta. Sierra homónima del Neuquén, nombre exten­
|| Perforar hasta. dido luego a un río, a una población y a un
CATAHUE. s. Punzón hecho generalmente (entre departamento provincial.
mapuches argentinos) con huesos de avestruz de CATAN NGUEN. intr. Ser o estar perforado, agu­
punta agudizada. || sinón. MAC. PINCÜIIUE. jereado.
CATALAVQUEN. s. Alcatraz o pelícano, ave acuá­ CATANPILUN. s. Oreja agujereada. ' Agujero de
tica. sinón. CHRANGUC. la oreja perforada.
CATALCON. tr. Enclavar, tarugar. 11 sinón. CA- CATANPILUN’N. intr. Agujerear orejas para co­
TALN. locar aros o zarcillos, v. CHILQUEN.
CATALN. tr. Atarugar, enclavar. CATARUMEN. intr. Traspasar. Penetrar hasta apa­
CATANMAUCÜLEN. r. Penetrar. recer al otro lado. (Augusta.)
CATAN, tr. Agujerear, perforar, calar, sinón. CATARUPAN. intr. Penetrar de allá para acá.
CIIRODONGCÜN. DOLLOMN. HUECHODN. CATARUPUN. intr. Penetrar de acá para allá.
ODÜMN. || s. CATAN era antiguamente la “Ca­ CATATUN. intr. Picar a las bestias. ¡| s. Operación
sa grande, habitación de una agrupación fami­ quirúrgica que, según de la Cruz, se efectuaba
liar que podía albergar hasta ochenta personas. de la manera siguiente: “El MACHI toma entre
En el CATAN vivía el jefe (INALONCO: ca- dos dedos la piel de aquella parte que duele
ciquillo) del caserío o de la familia, aldea lla­ al enfermo, la levanta cuanto puede y le pasa
mada reducción - MUCHULLA - o, en otras el cuchillo de una a otra banda, de modo que que­
partes LOV. De arriba abajo la organización da la piel rota por los dos costados y por am­
era: a) cierto número de CATANES (RUCAS) bas partes lo dejan que desangre un poco y lue­
integraban el LOV o MUCHULLA; b) cuatro go atan las heridas. Si el dolor es interior,
o cinco LOV o MUCHULLA integraban el CA­ le abren el vacío, le sacan un pedazo de bofe
HUIN; c) unos ocho CAHUIN integraban el que se lo come el enfermo, después lo cosen
LEVO o REIIUE; d) nueve o más REIIUE o con hilado de lana teñido con RELVUN y mu­
LEVO constituían el AILLAREHUE; e) los chos de los que sufren esta operación bárbara
AILLAREHUE en tiempo de guerra constituían sanan.” (Tratado importante.)
los HUICHANMAPU, especie de confederación
de la nación mapuche bajo el mando militar del CATE. s. Cosa ajena.
APO o gran TOQUI.” (Moesbach.) CATEN, intr. Brindar. !| sinón. CAC1IÜN. LLAGN.
LLAGPAI. LLAUN.
CATANA, s. Escarabajo, insecto coleóptero. | Se ali­
menta de excrementos con los que hace bolas CATITUN. tr. Evitar, eludir, rehuir, esquivar.
dentro de las cuales deposita sus huevos. | sinón. CATITUVAL. adj. Evitable, eludible, esquivable.
LULU. CATITUVALN. intr. Ser evitable, ser eludible.
CATANCURA. s. Piedras perforadas. 11“Sean re­ CAT1TUNOVAL. adj. Inevitable, ineludible, inesqui-
dondas o discoides, en cono o en elipse, escribe vable, forzoso, fatal. 11 Los mapuches fueron fa­
Housse, tienen una abertura central a modo talistas desde los tiempos más remotos. Siempre
de doble embudo puesto de cabo a cabo. Su di­ consideraron sus desgracias como obra de las
mensión varía de cuatro a veinte centímetros de fuerzas ocultas. “Fatalismo que los hacia insen­
largo, llegando a pesar hasta cinco kilos. Su sibles a sus propios desastres”, dice Guevara.
poder sobrenatural es múltiple; puestas en el CAT1TUNOVALN. intr. Ser inevitable, ser inelu­
mango de los instrumentos agrícolas aseguran dible.
opíparas cosechas; empleadas en la guerra como CATON, tr. Podar, rebanar, cortar. (Valdivia). "
proyectiles o maza, hacen que el guerrero sea Atajar, impedir, detener.
invulnerable y atraen la victoria. Lanzadas ocul­ CATÜTUN. tr. Restañar, estancar, interceptar, in­
tamente, antes de empezar un juego o un de­ terpelar. 11 Laborar la tierra, arar.
porte, favorecen a los compañeros del jugador CATÜVELÜRPUN. intr. Traspasar, bandear (por
cuya piedra fue más lejos. Pero sobre todo po­ ej. de un lanzazo).
seen maravilloso poder según su aspecto y cor­ CAU. part. I intr. Fingir, simular, aparentar, sinón.
te que se adapta felizmente a todas las circuns­ CADUAMN.
tancias críticas de la vida. Los magos son los CAUCAN, s. Carne asada (Lenguaje de principios
únicos que tienen derecho a emplear las formas del siglo XVII).
rituales, los únicos sabedores de todas las fuer­ CAUCAU. s. Gaviota grande o gaviota austral de
zas misteriosas de estas piedras y son muy ce­ dorso negro. Zool. Larus dominicanus.
CAU CAY

CAUCHA, s. Planta, especie de cardo, de efecto afro­ CAV. s. Tabla, tablón, cualquier palo labrado.
disíaco. Vocablo españolizado. || “La CAUCHA CAVACAVA NGUEN. intr. Andar muy cansado,
—escribe Zeballos— (especie de Sinautheria) es con la lengua afuera y jadeando (por ej. el
tal vez de las más preciosas entre las plantas perro).
medicínales. Se administra a las personas pi­ CAVALN. tr. Sorber con la lengua, como hacen
cadas por la terrible araña que llaman en el perros y gatos.
país PALLU simultáneamente en cataplasma so­ CAVCÜDÜNGUVE. adj. Cuchicheador.
bre la picadura y en bebida.” || Fruto comesti­ CAVCÜN. intr. Hablar al oído, en voz baja:
ble de la palma. cuchichear.
CAUCHAHUE. s. Fruto comestible del árbol LU- CAVCÜNQUECHI. adv. Cuchicheadamente.
MA. j| Se asemeja a la murtilla, y se utiliza para CAVCÜTUN. intr. Cuchichear. 11 sinón. CAVCÜN.
hacer chicha. Tiene uso medicinal. || Vocablo es­ CAVCÜUN. rec. Hablarse mutuamente en voz baja.
pañolizado como CAUCHAU. CAVCHRIPAN. intr. Desbastar, labrar. I[ Gastar,
CAUCHU. adv. Mucho, demasiado, sinón. MÜAL- disminuir, debilitar.
DÜLU. MÜCÜNALU. MÜTEHUE. RUMEÑ- CAVEI. expr. adv. Otro tal. 11Lo mismo. || Asimis
MA. PANGU. || s. Soltero, soltera (acepción no mo. ¡| También.
segura). CAVEN, s. Arbusto leguminoso llamado espino, cuya
CAUCHU AMURPUN. expr. adv. Haber pasado chaucha lleva el nombre de QUIRINCA. Produce
más allá del lugar donde quería ir. el mejor carbón vegetal, sinón. CAHUEN. Es
CAUCIíULEN. intr. Ser soltero, ser soltera (acep­ planta medicinal. Bot. Acacia cavenia. || Espina,
ción no segura). sinón. HUAYUN. RICHRA.
CAUCIIUMEN. intr. Pasar más allá. || Excederse. CAVENTUN. intr. Espinarse. |¡ sinón. HUAYUN-
CAUCHUN. intr. Ser mucho, abundar. ¡| Propasar­ TUN.
se. 11 Pasar adelante. CAVIN. tr. Raspar. 11 sinón. CAUVQUEN. DA­
CAUCIíUNRUCA. s. La parte más íntima de la casa. LLAN. RUEN. RUEVN.
CAUCHUPAN. intr. Pasar hacia acá. CAVIR. s. Ronquera, sinón. CHRAVCHRAVPEL.
CAUCIIUPUN. intr. Pasar hacia allá. | i Asma, sinón. TALTAL.
CAUCHUUN. r. Envanecerse, enorgullecerse. || CAVIRCÜLEN. intr. Estar con ronquera. || Estar
sinón. ALDÜNCAUN. CÜNALPÜRAUQUEN. con asma.
RAQUIUPÜRAN.
CAVIRN. intr. Enronquecer. | i Ponerse asmático. ||
CAULIN. tr. Arañar, rasguñar. !| sinón. CAULI-
TUN. CAUPULN. CAUPÜLN. sinón. CHRAVPELN. TALTALN.
CAULLE. s. Gaviota parecida a CHÜLLE. CAVIRN NGUEN. intr. Ser ronco. || Ser asmático.
CAUMÜN. tr. Revolver algo, agitándole. CAVN. intr. Labrar en tabla, en tablón o en cual­
CAUN. intr. Estar empapado, chorreando agua, quier palo, sinón. MAVLIN. !! Desbastai', des­
sinón. CAUTUN. || Hacer manojos de paja o gastar. sinón. CAVTUYEN. YÜVCÜN.
de totora para techar. CAVNENTUN. tr. Quitar, sacar raspando.
CAUPUHUE. s. Rastrillo. CAVTUYEN. tr. Desbastar. i | sinón. CAVN. YÜV­
CAUPULN. tr. Arañar, rasguñar. || sinón. CAU­ CÜN.
PÜLN. CAULIN. CAVÜDÜN. tr. Raspar, rasguñar, arañar. | Moler,
CAUPÜN. s. Cebada. ¡| sinón. CAUP1N. escarbar.
CAUQUE, s. Pejerrey grande de agua dulce muy CAVÜR. s. Raspadura, rasguño, arañazo. || sinón.
abundante en otros tiempos en lagos y ríos pa­ CAVÜD.
tagónicos. Vocablo españolizado. |; sinón. MALL- CAVÜRN. tr. Moler, escarbar, raspar. || Arañar, ras­
CHE. YULI. REMÜ. REMI. v. RE MI. guñar.
CAUQUEN, s. Pato de la familia Atherinidae. CAVÜRNHUE. s. Escarbador, especie de cucharita
|| “No se sabe con seguridad, escribe Latcham, de madera dura. || Escribe Moesbach: “Arregla­
si los antiguos indios chilenos tenían otras aves ban un pequeño corte de COLIHUE al que quita­
domésticas además de las gallinas, porque sobre ban en un extremo la redondez, dejándolo cóncavo
este punto callan los cronistas, pero es vero­ como cuchara. Ese instrumento se llamaba
símil que hayan domesticado el pato, del cual CAUÜDHUE. Clavaban el escarbador vertical­
existían en el país numerosas variedades dis­ mente en la manzana y le daban vuelta dentro
tintas de las que se habían domesticado en el de la fruta con el objeto de que se moliera la
Perú. Una de ellas era el CAUQUEN, pato de pulpa. Cuando se había llenado la cavidad del
porte mediano, con plumas de cuatro colores, escarbador lo sacaban de la fruta, se lo metían
verdinegro, color canela, blanco y azul morado.” en la boca, y se tragaban la pulpa molida de
CAUTIN, s. Lo que ataja o intercepta un camino. la manzana.” (Voz de Arático.)
CAUTO, adv. Otra vez. Voz rancülche. CAYAHUA. s. Ave de la especie de los rálidos, pro­
CAUÜDHUE. s. E scabador. || v. CAVÜRNHUE. bablemente la tagüita, de plumaje negro, cola
CAUÜRÜN. tr. Rasguñar. blanca, pico amarillento y cresta rosada como
CAUVQUEN. tr. Raer, raspar, rasar. | sinón. CA- pétalo de flor de manzano, pegada encima del
VIN. DALLAN. RUEN. RUEVN. arranque del pico.
CAY COC

CAYANCHRAI. s. Gigante. Voz rancülohe. || sinón. y estructura es un eficaz auxiliar del viajero en
CAYUMCHROI. las caldeadas travesías porque refresca la gar­
CAYOMRAQUIN. tr. Volver a contar, recontar. ganta y aplaca la sed devorante. He observado
CAYIJ. adj. Seis (numeral). || Muy usado en la com­ que el caballo y las muías acosadas por la sed,
posición de nombres. se detienen frecuentemente en presencia del cac­
CAYUHUARANCA. adj. Seis mil. tus, buscan la fruta sazonada y la arrancan de
CAYULELU. adj. Sexto. un golpe dado a la planta con el vaso de una
CAYUMARI. adj. Sesenta. mano, hacen rodar este higo por la arena para
CAYUMCHROI. s. Gigante, hombre muy alto, sinón. que las espinas caigan o se rompan y después
CAYANCHRAI. || adj. Agigantado. || Nombre de lo parten cautelosamente con los dientes, levan­
un pájaro que según decían tiene seis coyunturas. tando los labios para no recibir alguna herida
CAYUPAL. s. lit. CAYU, seis; PAL, nombre ge­ inevitable y devoran su carnaza blanca, salpicada
nérico de las constelaciones. Según Valdivia y de los puntos negros de la semilla.” (Viaje al
Febrés, denominación del grupo de estrellas país de los araucanos.) || sinón. NUNHUI.
conocidas por las Siete Cabrillas o Pléyades, COCHI. adj. Dulce. || sinón. COCHIN. ILLED.
que son siete pero solamente seis visibles. || Ha- ILNGAU. MISQUI. RÜLU.
vestadt las denomina NGAUPOÑI, es decir COCHICO. s. Agua dulce.
papas lavadas. COCHILN. tr. Endulzar.
CAYUPATACA. adj. Seiscientos. COCHILO. Expresión pampa y huilliehe, por COCHI.
CAYUVENTE. adj. .Séxtuplo. v. COCHI.
CAYUVENTEN’N. tr. Sextuplicar. COCHILPA. s. Berro. || sinón. LLAPU. CHRAI-
CL. Mala escritura de CÜL. (CLEN por CÜLEN, POCO.
etc.) v. Introducción, en escritura y pronun­ COCHILU. adj. Azucarado.
ciación letra ü. COCHIM. adj. Arrogante, soberbio, altivo, insolente,
CLE. CLEN. Por CÜLE. CÜLEN. v. Introducción. sobrador. || sinón. COCHRIM. ÑEDQUEN.
CLO. Por COLO. v. Introducción. COCHIMHUELU. s. Hemos extraído el vocablo de
CO. s. Agua. En algunas tribus decíase COICO. |[ la obra del coronel Manuel J. Olascoaga quien
adj. Largo. Voz rancülche. lo traduce y explica de la siguiente manera:
COA. s. Lechuza. 11 sinón. COO. || Zool. Strix flam- “Como a las dos leguas del punto de partida
mea. (La Picada al sur del Colorado) hemos pasado
COATUN. intr. Bramar, rugir. |¡ sinón. CUATUN. al lado de un árbol grande y solitario que se
MOMOCÜN. encuentra a la derecha del camino y que, al
COCAU. s. Comida fría, fiambre, sinón. VIRCü- verlo de cerca, llama la atención y la curiosidad
NILO. || Provisiones para viaje. del viajero por una apariencia de frutas o bo­
COCHCÜLLA. s. Flor de copihue o pepino. (Augus­ tones de diferentes tamaños y colores que con­
ta.) tiene todas sus ramas en cantidad incontable, lo
COCHAI. s. Ramaje fino sin hojas. || Varita, pe­ que a primera vista intriga al más esclarecido
queña vara de rama fina. || sinón. HUIMA. fitólogo. Mas al llegar y palpar se nota con
UÚLLUAN. extrañeza que los aparentes frutos son ataditos
COCHAICÜLEHUEN. intr. Quedar el árbol des­ hechos de trapo de todas calidades y telas,
hojado. denti'o de los cuales hay una o dos pequeñas
COCHEEL. s. Mango, cabo, manija de herramien­ piedras del tamaño de un garbanzo y aún más
tas. || sinón. ÑIHUE. TU.PEYÜM. || Los pam­ chicas: este árbol es un COCHIMHUELU (Olas,
pas decían NIGUE. coaga escribe COCHIM-GUELO). Según la
COCHEN. s. Tuna, cactus de fruto azucarado, exce­ creencia india, un árbol como éste (era un
lente comestible del monte pampeano tanto para algarrobo seco) en la situación en que se halla
gente como para bestias. 11 “La extensa familia solo y seco, a la orilla del camino, no es cosa
de las cácteas, escribe Zeballos, llama también natural: tiene misterio. No ha podido venir por
la atención. Cuajada ya la fruta sabrosa, de­ sus propios pies o semillas, ni puede dejar de
fendida por las espinas bravas y traidoras no estar acompañado de malos espíritus (HUECU-
he visto las flores de algunas especies pero VÜ) o de algún diablo en persona (HUALI-
otras las ostentaban blancas, disciplinadas y ro­ CHU). En la religión pampa o mapuche no hay
jizas. Cualquiera que sea el aspecto y la forma dios o espíritus del bien: todas sus entidades
de esta vegetación preséntase siempre defendida mitológicas son puros diablos, más o menos
por punzonadoras espinas, verdaderas agujas de buenos sujetos, según las circunstancias y según
madera que guardan la fruta sazonada. Esta es la maña que se dan los clientes para propiciárse­
a su vez intomable por el número y la pequenez los. Son nómadas como sus creyentes: dioses del
de sus agujas, las cuales introducidas en la epi­ campo o silvestres, dioses sin casa propia que
dermis se refugian en la carne viva y producen sólo viven en los volcanes, en las grandes arbo­
un dolor extraño, una incomodidad sensible, una ledas, en las ciénagas, girando en el aire, en las
llaga y al fin una supuración purulenta. La reuniones de gentes, alrededor de los ranchos,
fruta del cacto, ese higo silvestre por su forma o como en el presente caso, en ciertos árboles
coc 7(> cor

viejos, a la orilla de un camino concurrido, siem­ CQDCOD. s. Gato montes. || “Animal carnívoro de
pre con el ánimo de hacer daño al transeúnte, forma parecida a la del gato de las pajas (HUI­
jugarle algún chasco pesado, una burla, haciendo RA). Tiene el cráneo más alargado. Su pelaje
que se le pierda una espuela, que deje olvidada está pintado de gotas o manehitas que llegan a
la tabaquera o se le canse el caballo. Tal es el formar a veces rayas angostas y cortas de color
sentido de la palabra COCHIMHUELU, es decir: negro sobre fondo bayo o pardo claro, siendo
hay un diablo dispuesto a hacer daño. Por esta éste aún más claro en las partes inferiores y
razón el indio no se permite pasar sin hacer más unidas en el lomo. Llega a medir hasta 1 m.
una demostración de amistad y respeto al diablo 20 de largo, comprendiendo la cola. Sus ojos son
allí estacionado. Esta consiste en detenerse y casi amarillos.” (Tito Saubidet. Vocabulario y
dirigirle una súplica mental y dejarle como re­ refranero criollo.) j sinón. COLOCOLO. ¡I Zool.
cuerdo las piedritas en la forma que se ha visto. Oncifelis Geofíroyí. | Los pampas decían COZ-
Así el chamal o el poncho son en el indio la COZ.
comprobación palmaria de las veces que ha pa­ CODCOLLA, s. Flor de enredadera COPIHUE.
sado por el COCHIMHUELU.” (Estudio topo- CODE. adj. Tonto, necio, zonzo, tilingo, idiota, cre­
gráfico de la Pampa y Río Negro.) |¡ sinón. tino, majadero. || sinón. ÑOI.
HUALICHUM A MÜL L. v. HUALI CHUMA- CODEÑ. s. Excitación sexual.
MÜLL. CODEÑ’N. intr. Estar en celo.
COCHIMN. tr. Despreciar, no hacer case, contra­ CODIN. s. Ingle. (Anat.) j| sinón. LLAHUE. LLA-
decir. HUEANCA.
COCHIM NGUEN. intr. Ser arrogante, ser soberbio, CO'DINA. s. Cierta variedad de papa.
sinón. PÜRAMYEUN. |¡ s. Arrogancia, soberbia, OODIÑ. s. Incordios, bubones, sirón. LLÜPI. |l Cierto
altivez. tubérculo comestible.
COCHIMTULN. tr. Reparar, remediar. CODIÑPOYÜM. intr. Hinchársele los incordios.
COCIIIN. adj. Dulce, suave. CODIU. s. Piedra que pulverizada servía de afeite
COCHINTUN. intr. Remediar. para las mujeres indígenas.
COCHORNGUEHUEN. intr. Haber perdido color. CODO. adj. Cuajado, cuajada, coagulado, coagulada.
COCHRIM. v. COCHIM. CODOCOIPU. s. Arbusto medicinal. ¡| sinón. VÜDO-
COCHRU. adj. Bueno. || sinón. CÜME. COIPU.
COCHRUCUPOVN. intr. Agradar. CODON. intr. Cuajar, coagular, cristalizar.
C O C H R U L C A N . t r . H a c e r b i e n . A y u d a r , s in ó n. CODUICÜCIIRAL. s. Tizón, jf sinón. COD VI.
INCAN. M ÜLLON. Q U E L L U N . CIIONGTÜCU. MADOM. MÜCHÜI.
COCIIRULCAVE. s. Benefactor, i] sinón. CÜMEL- CODÜU. adj. Apolillado.
CAVE. CODÜUN. intr. Apolillarse. || sinón. QUECHINTUN.
COCIIRÜ. adj. Salobre, agrio, ácido. | sinón. MACU. CÜCHINTUN.
MÚTU. ÜLNGOV. || Los pam pas decían CODVI. v. CODUICÜCHRAL.
COCHREI. CODVU. s. Olla. || sinón. CARCA. CHALLA. DÜN-
COCHRÜN. intr. Ser salobre, ser agrio, ser ácido. GOLL. LLUPU. LLUPONG. HUIDI.
COCHRÜR. adj. Tostado. 11 sinón. COT. COTÜN. COEL. s. Asta de lanza. || Mango, cabo, sinón. CO-
COCHRÜRN. tr. Tostar. || “Para tostar granos a fin CI-IEEL.
de facilitar la trituración y comunicarles un sa­ COELN. tr. Asperjar, rociar. 11sinón. PÜCHREV-
bor especial, los indígenas empleaban un proce­ CÜN. PÜTEVÜLN. PÜVCÜN. QUEIPULN.
dimiento ingenioso y seguro. Ponían al fuego COENI. s. Por COENÜ. Cortadera. || Bot. Generium
unas vasijas medio llenas de arena llenando casi argentinus. || Damos bajo reserva este vocablo
el resto de granos. La arena pronto se tornaba como mapuche. || sinón. QUINA. YUNGTU.
ardiente que es cuando por espacio de unos diez COG. s. Tanto en el juego, representado general­
minutos removían todo con un hacecillo de va­ mente por un palito.
ritas. Los granos, mezclados con la arena se COGO. s. Cierta lechuza.
tostaban por igual sin peligro de calcinación. COGTUN. intr. Hacer o poner tantos o contarlos. ||
Después fácil era separarlos, para lo que bastaba Dar flechazos los brujos para hacer daño. || Au­
sacudir el recipiente, y la arena, como más pe­ narse.
sada, caía abajo.” (Housse.) COGÜLL. s. Pepino comestible del NÜPUVOQUI, en­
COCOLL. s. Raíz pampeana utilizada para teñir de redadera voluble (coguilera). || Vocablo espa­
colorado. ñolizado por COGUIL. ' | Bot. Lardizabala bíter-
COCORI. s. Gavilán. || sinón. OCORI. PEUCO. nata.
COCÜNUN. intr. Traer agua para la casa, lo que COHUE. s. Pozo que surte de agua a la casa. || Cui
era tarea de las mujeres. o cuis, roedor, v. PICHIHUANCU.
COCUPÜ. s. Basura. || sinón. COCÜPÜN. CÜPÜN. COHUN. por COVUN. adj. Caliente, expr. picunche.
IPÜNTU. LEPÜNTU. COICO, s. Agua (en ciertas tribus). sinón. CO. ||
CODAL s. Savia. Ave acuática, especie de pato de pequeño ta­
CODAIN. intr. Despedir savia (el árbol). maño.
COI 11 COL

COICOPIHUE. s. Planta trepadora. Bot. Philesia COL. s. Palo, garrote. 11 sinón. COLCOL.
buxifolia. COLCA. s. Bocanada de líquido.
COIHUE. s. Vocablo españolizado. Magnífico árbol, COLCAN. tr. Hacer bocanadas de líquido.
especie de roble de hermosísimo follaje con cu­ COLCHALÑEHUEÑ. s. Boyantes de la red de pescar.
yos troncos hacían canoas. El COIHUE que se COLCHAU. s. Ampollas y granos que salen en el
desarrolla hasta 45 metros de altura es muy cuerpo, sinón. NOLCHRAU. PICARAU. PIL-
común en los suelos húmedos del Neuquén; su CHRAU. || Renacuajo, sinón. POLLHUIÑ. PO-
parásito es un hongo conocido por LLAULLAU. LLOI. POLOIQUIN.
|| En la pampa argentina se llamaba COIHUE a COLCHAUCUCIIRAN. s. Enfermedad que produce
un arbusto muy común conocido por jarilla. Bot. ampollas y granos en el cuerpo: peste, virue­
Larrea divaricata, Larrea cuneiforme o Larrea la, etc.
nítida según la especie. || En Chile, según Mu- COLCHAUHUE. s. Donde hay renacuajos.
rillo, COIHUE es nombre de una de las CA­ COLCHRO. s. Niño que ha seguido mamando hasta
LLAMPAS (hongos comestibles) más grandes edad avanzada, a veces hasta los cinco años.
conocidas bajo el nombre vulgar de orejas de COLCOL. v. COL.
palo. Bot. Polyporus senex. || Med. hemostático. COLCOLTUN. intr. Dar garrotazos, aporrear,
COHIUEN. intr. Labrar troncos de COIHUE para sinón. CHRÜPUN. CHRAUAUN. CHRÜPU-
hacer canoas. CAN. MAMÜLLTUN. MÜCIIRONGN.
COIHUI. s. Albóndigas de afrecho de maiz. COLCOLUN. intr. Graznar, gruñir. 11sinón. CON-
COIHUILLA. s. Una especie de sapitos. CÜLN. MÚRILÜN. MÚRULN. UÜRUÚRN.
COILA, s. Mentira, falacia, patraña, falsedad. | COLCOMA. s. Ave zambullidora, colorada (Podiceps)
sinón. COILLA. || Vocablo españolizado. semejante a las pollolas, pariente de las HUA-
COILALCANIEN. tr. Tener engañado. LAS. i| sinón. COLICOMA.
COILA NGUEN. intr. Ser mentiroso. COLCOPEL. s. Pescuezo, cogote. || sinón. PEL.
COILATULN. tr. Mentir a otro. CIIROPEL. TOPEL.
COILATUN. intr. Mentir. COLCOPIU. s. Planta. Su flor se llama COD-
COILATUVE. adj. Mentiroso. CÜLLA, su pepino comestible COPIU. ¡| Med. re­
COILAUVCHIN. s. Falsa paz. frescante. || Bot. Philesia buxifolia.
COILLA. v. COILA. COLEU. s. Planta, especie de menta. Vocablo espa­
COINAU. s. Cangrejo. || sinón. COINAHUE. COI­ ñolizado. || Bot. Chusquea coleu. || sinón. COLIU.
MAN. COLI. adj. Rojo (color). || Mala escritura de COLU.
COINÚMCÜLEN. intr. Cubrirse una herida de gra­ COLICAHUELLU. s. Caballo de pelo colorado.
nulaciones. COLICOLI, s. Moscardón o tábano de color pardo.
COIPU. s. Cuadrúpedo anfibio. Nutria o más bien COLIG. expr. pampa por COLÜ. v. COLÜ.
rata nutria, forma típica propia de Chile y del COLIHUAI. s. Arbusto de jugo lechoso, venenoso al
Oeste argentino. || Los indígenas consideraban extremo. Diluido en agua era empleado para
exquisita su carne y utilizaban su piel para qui- calmar dolores de muelas. Según Rosales los
langos y mantas. || Zool. Myocustor Coypus. || Voz puelches (o sean los mapuches argentinos) lo
españolizada. || sinón. HUILLIN. LUt). LÜU. usaban para envenenar sus armas. Vocablo es­
v. HUILLIN. pañolizado con esa acepción como COLLIGUAY.
COIPURUCA. s. Casas indígenas de construcción ¡ La caña brava, el durísimo bambú (llamada ta­
muy antigua, según Augusta. cuara por los guaraníes), v. detalles en COLI-
COIRON, s. Hay diversidad de opinión, i COIRON HUE.
es el heno dice Rosas. || COIRON llaman los in­ COLIHUAIHUE. s. Cañaveral.
dios a la planta de pasto más duro de la flora COLIHUE. s. Caña maciza de una planta gramínea,
herbácea arenosa, escribe Zeballos. 11 COIRON, de la que existen variedades: el COLIHUE, ca­
nombre vulgar de unas gramíneas con hojas ña gigante de varios metros de altura y de
duras p u rg a tiv a s , afirma Lenz. || COIRON, diámetro hasta de cuatro centímetros, y una
gramíneas duras algunas casi del porte de QUI­ variedad más pequeña aunque de igual dureza
LA, escribe Moesbach. || En renlidad este vo­ conocida por RÜNGUI, ambas especies utiliza­
cablo aparece recién en el siglo xix: los auto­ das por los indios para confección de sus fa­
res anteriores Falkner, Febrés, Havestadt, Val­ mosas inquebrables la n z a s guerreras.; Bot.
divia, etc., no lo mencionnn. Ciertos autores ci­ Chusquea culen. || sinón. COLIHUAI.
tan la voz COIRON como de origen español y COLO. s. Piedra de la que extraían ocre negro para
el americanista Sourrouille estima que se trata sus afeites.
de un criollismo de origen mapuche. Los indí­ COLOCOLO, s. Gato montes de pintas negras. Vo­
genas hacían crecer esta planta, quemando sus cablo españolizado. 11 Según una de las versio­
hojas cuando estaban secas, según Zeballos. Gue­ nes de la mitología mapuche, el COLOCOLO es
vara traduce COIRON por PAILLICACHU. un pájaro legendario que chupa la sangre y la
COIVÜÑ. s. Cebollita de flor blanca de propiedades saliva de la gente, y origina enfermedad (ti­
diuréticas. Bot. Probablemente Scilla chloro- sis) ; tiene por substituto al gato montés. 11
reuca. Según otra versión es una rata cubierta de plu-
*

COL 78 COLL

mas con propiedades de vampiro. | Del huevo COLLIIUIN. s. Disentería. || sinón. CULLUIN. CAI-
degenerado de la gallina, que el mapuche atri­ CHÜ.
buye al gallo, sale una culebra o lagarto que se COLLHUIN’N. intr. Tener disentería. 11 sinón. CU-
transforma en COLOCOLO. ¡| sinón. CODCOD. LLUIN’N. CAICHÜN.
COLOLCOLOL. s. Garganta. COLLI. adj. Mala grafía de COLÜ. v. COLÜ. || Tin­
COLOLCOLOTUN. intr. Gargarizar. te café claro que se da a las lanas antes de te­
COLONAPOÑÜ. s. Papas silvestres sin ojos. ñirlas de negro. “Se muele DEPE, raíz del PAN­
COLONG. s. Disfrazado. | i Desígnase asi a la perso­ GUE, escribe Vidal Gormaz, so mezclan los frag­
na que hace de cómico, de payaso en las fiestas mentos bien chicos con hojas o cáscaras de
indígenas. Generalmente los disfraces consis­ HUINQUE, ramas de arrayán y de QUIN-
tían en plumajes diversos o cabezas de anima­ CHRAL que llaman liga. Esta mezcla se hace
les (zorros, pumas, etc.). hervir y en seguida se introduce en ella el
COLONGN. intr. Disfrazarse. || sinón. CACÜDUEL- hilado destinado a la coloración del COLLI.
TUN. Más o menos una hora después las lanas
COLOTUN. intr. Pintarse, ponerse afeite, colorete. quedan en estado de aceptar el más perfecto-
¡| Los indígenas como en general todos los sal­ color negro.” (Lenz.)
vajes eran muy afectos a pintarse la cara con COLLIHUACHO. s. Moscardón bravo, especie de tá­
diferentes colores. “Unos se cubren el rostro, bano de color anaranjado. Vocablo españolizado.
escribe de la Cruz, con una banda negra dejan­ ¡ Zool. Tabanus depressus.
do sólo libres las orejas y garganta; otros tiran COLLIHUAI. v. COLIHUAI.
por sobre los ojos y narices hasta las orejas COLLIMAMÜLL. s. Arbusto arrayán, o mirto em­
una linea de dos dedos de ancho, otros se afeitan pleado contra afecciones intestinales. 11 Bot. Myr-
los carrillos, otros se juntan sobre cejas y bigo­ teugenia apiculata. | sinón. CÜCHRI.
tes, otros el cuello y párpados de los ojos, otros COLLIN. s. Palo que se pone sobre el fuego para se­
sólo la nariz y en fin cada uno a su antojo di­ car carne.
buja en su cara lo que le parece más propio COLLIPAL. s. Estrella colorada.
para estar más lindo. Los colores que gastan en COLLIPÜLLI. s. Tierra colorada, ocre colorado. |
estos afeites son negro, colorado, azul y blanco, sinón. COLLIPUÜLLI. QUELÜTUHUE.
con la diferencia que el blanco no lo ocupan sino COLLMA. s. Avecita que no tiene plumas aún y que
para echar algunas líneas a la orilla de los no puede volar.
otros.” || sinón. IPUTUN. COLLMAN. tr. Agarrar avecitas que no pueden volar
COLPIN. intr. Amortiguarse el haba. (Augusta.) aún.
, COLPÜR. s. Pecas. || sinón. CUCHRU. COLLOLLA. s. Hormiga. || sinón. COLLULLA. CO­
COLPÜR NGUEN. intr. Tener pecas, ser pecoso. LLALLA. LLEPIN.
sinón. CUCHRU NGUEN. COLLON, s. Máscara, careta. |! “Interesante en alto
COLÜ. adj. Rojo, colorado y todos los colores afi­ grado por su significado etnológico son las más­
nes. || sinón. COLL COLLI. COLLÜ. QUELI. caras de madera de los araucanos, escribe Gual­
QUELÜ. || Los pampas deeian COLIG. terio Looser. El Museo Nacional de Chile posee
COLÜCÜLEN. s. Corvina, pez. || sinón. PJLAPILA. varios ejemplares. Todas las máscaras son de ta ­
YATEHUE. maño natural para adaptarlas a la cara. Están
COLÜHUINCA. s. Extranjero pelirrojo. completamente labradas con agujeros para la
COLULONCO. s. Cabello rubio. boca y ojos y por dentro están ahuecadas para la
COLÜM. s. Granza de paja. |, La gruesa se llama cara y hay una cavidad especial para la nariz.
ICHU, la fina PINU. || sinón. MAIMAI. En algunos casos, se ven también las orejas de
COLÜMAMÜLL. s. Arbusto de las alturas cordille­ las cuales cuelgan ocasionalmente aretes de ma­
ranas. |i Med. Contra afecciones intestinales. dera. En otras máscaras se ven mostachos. Es
COLÜPULCU. s. Algo que sale en la fabricación de de suponer, por analogía con otros pueblos, que
la chicha; ignoramos, dice Augusta, su equiva­ primitivamente tendrían empleo en los bailes y
lente en español. || lit. Chicha roja. ceremonias religiosas.” 11sinón. ANGUEL. TA­
COLVÜIYU. s. Cierta hierba colorada. CU. ANGUEHUE.
COLLALLA. s. Hormiga. 11 sinón. COLLOLLA. CO- COLLONPÜRUN. s. Baile de máscaras. || “Tienen,
LLULLA. LLEPIN. | Los rancülches deeian CO- escribe Housse, el baile de máscaras, disfrazán­
LIELYA. dose ridiculamente con paja o con hierbas de los
COLLALLALEN. intr. lit. Ser hormiga. Se inter­ pantanos. Cóbrense la cara con una careta ex­
preta por tener cintura angosta. travagante, hecha de madera; cada cual salta por
COLLETU. adj. Agregado, colado, acoplado. || Ma­ su parte y ejecuta todas las piruetas de su re­
risco comestible; vive adherido a las rocas. pertorio. Frecuentemente, con un sable de palo
COLLETUN. intr. Colarse, agregarse. y un cubo de madera por broquel, simula justas
COLLHUATU. s. Tábano, quizás el mismo que CO- a compás, que son una especie de danza bélica.
LLIHUACHO. El baile en que intervienen muchas parejas tie­
COLLHUE. s. Almeja. || Con los bordes afilados de ne su parecido con el fandango español.” (Epo­
sus conchas hacían instrumentos cortantes. peya india.)
COLL 79 CON

COLLONCA ACHAHUALL. s. Gallina indígena sin CONA. s. Mocetón, guerrero, soldado indígena. || adj.
cola, de huevos azulados. ¡| v. ACHAHUALL. Guapo, valiente, fuerte.
COLLONTUN. in tr. Enmascararse. |¡ sinón. AN- CONACONATULN. tr. Envalentonar, dar ánimo, si­
GUELITUN. nón. HUENCHRULN. || Arengar el jefe a sus
COLLOV. s. Alga conocida por COCHAYUYO, voz soldados antes de la batalla. Los soldados contes­
quechua españolizada. Muy apreciada por los in­ taban: Y A ... Y A ... Y A ... Y A ... (cuatro ve­
dígenas costeros de Chile, sobre todo el HUILTE, ces YA).
parte que va desde el disco de adhesión hasta la CON ACO NA TU N . intr. Envalentonarse. 11 sinón.
ramificación del tallo. Con ceniza quemada de YAVÜLUN.
esta planta hacían remedios contra heridas. || CONAGCONAGMAN. intr. Cantar al enfermo el
Bot. Durvillea utilissima. || COLLOV nombre CONACÜL.
génerico de las hierbas acuáticas comestibles. CONAGCÜN. intr. Estar seco hasta adentro (por ej.
COLLULLA. s. Hormiga. || sinón. COLLALLA. CO- un tronco cortado). || sinón. CONANGCÜN.
LLELLA. COLLILLA. COLLOLLA. LLEPIN. CONAGÜL. s. Canción de MACHI felicitando al en­
COLLÜ. v. COLÜ. fermo por su entrada en convalecencia.
COLLVO. s. Pimpollo. || sinón. CHOYÜ. CONAHUENCHRU. s. Indio valiente.
COLLVORO. s. Tibia (hueso). I| sinón. MACIIRA- CONALN. tr. Ser irreverente, propasarse en pala­
VORO. TUTUCA. bras, faltar el respeto.
COLLVÜDUN. intr. Avergonzarse, turbarse, cortar­ CONALUUTUN. intr. Cobrar nuevo ánimo; reco­
se. sinón. NGOIPUN. ¡| Cansarse, aplastarse el brar valor.
caballo. CONAN. intr. Ser mozo.
COM. adj. Todo, entero, completo, íntegro, intacto. CONANGCÜN. intr. Estar seco hasta adentro (por
|| sinón. CHUV. VILL. ej. la tierra). || sinón. CONAGCÜN.
COMALLHUE. s. Orlas, flecos de vestiduras. || sinón. CONANGUEAN. s. El que ha de ser soldado.
CHIÑAI. CHUÑI. CHÜÑAI. CONANTÜ. s. Sol poniente. De CON’N: entrar. |¡
COMAMÜLL. s. Savia, resina. || lit. agua de árbol. | Apoplegía cerebral.
sinón. OPEN. CONAVÜN. intr. Estar totalmente cocido.
COMCOLEN. intr. Estar entero, estar completo. CONAYECHRIPAN. tr. Sojuzgar, reducir a ser­
COMCHI. s. Piche. Habla neuquina. (Benigar.) || vidumbre. || sinón. NÜNACÜMN.
sinón. CUMCHI. CONAYEPEEL. s. Vasallo.
COMERUN. s. Moco liquido. CONCA. s. Gavilla, manojo, atado de paja.
COMHUESAQUELU. s. Recado completo, apero com­ CONCAN. intr. Hacer manojos o gavillas de paja.
pleto. Habla hulliche argentina. CONCHO, s. Parentesco no consanguíneo entre per­
COMOVILU. s. Anguila, pez murénido, que por su sonas que han intercambiado regalos o que han
forma asimilaban a la víbora. (VILU: culebra, celebrado algún negocio. Existen fórmulas tra ­
víbora, serpiente.) ||v . DOMOVILU. dicionales de palabras y de abrazos que le dan
COMOVÜN. s. Carnosidad de la pantorrilla y del valor mágico. (Guevara.) || Borra, hez, residuo,
brazo. 11 Calambre. sedimiento. sinón. PERPER. HUEICON. LLID.
COMOVÜN’N. intr. Tener calambre en la pantorrilla 11 Bajo su acepción de borra, sedimento, es tam­
o en el brazo. || sinón. CHRÜCOVÜN. bién voz quechua y aymará.
COMPU. s. Guiso preparado con trigo nuevo y verde CONCHOLN. tr. Tomar por CONCHO a alguien; ha­
triturado en piedra y MILCAO (como en el cen­ cer juntos el sacrificio o la ceremonia en que se
tro la pasta de las UMINTAS y envueltas en basa esta forma de amistad.
hojas de PANGUE). (Lenz.) CONCHOTUN. intr. Hacer un sacrificio entre dos. |
COMPÜLE. expr. adv. Hacia todas partes; en to­ s. El sacrificio en sí. sinón. CONCHOLUUN.
das partes. CONCHOYEN. tr. Tener por CONCHO.
COMÜCHEN. s. Peña, peñasco, v. CURA. || sinón. CONCHRUL. s. Mollejas de ave. || sinón. CONCHRI.
HUALLU. LLIL. LILE. CHRORICÜM.
COMÜN. tr. Mirar con gusto, con agrado. || Divertirse CONCON, intr. Hacer agua; entrar agua (por ej. la
mirando. || sinón. COMÜTUN. COMUN. embarcación). || s. Lechuza. En esta acepción tie­
COMÜTUHUE. s. Todo lo que refleja la imagen. ¡| ne por sinón. CHIUÜD. ÑEQUE. YARQUEN.
Espejo. || sinón. LILPU. COMUTUHUE. Voz españolizada.
COMÜTUVAL. adj. Digno de ser mirado con gusto, CONCONTUMEN. intr. Entrar más y más.
con agrado. CONCÜCHRALCÚLEN. intr. Estar muy caliente
COMÜTUVALN. intr. Ser digno de ser mirado. quien está sentado ai lado del fuego.
COMÜTUVE. adj. Mirón. CONCÜDAUCÜLEN. intr. Estar muy ocupado, muy
COMYEUN. expr. adv. Todos juntos. atareado.
CON. s. o intr. Hay disparidad de opiniones. Según CONCÜLEN. intr. Estar dentro de.
Havestadt, Febrés y San Martín CON, es el ami­ CONCÜLEPAN. intr. Haberse metido en alguna par­
go fiel, el familiar, el confidente. Augusta da dos te, aquí.
definiciones: CON, “adversario en el juego”, CONCÚLEPUN. intr. Haberse metido en alguna par­
“traer el agua para las necesidades de la casa”. te, allí.
€ on 80 CON

CONCÚLL. s. Hierba cepacaballo. Med. Diurética. CONGOLLCACHU. s. Cierta especie de gram ínea.
Cierta flor para teñir de amarillo más conocida CONGUECALU. s. Líquido.
por POCÜLL. CONGUEPÚRALU. adj. Aguanoso, aguachento. |j
CONCÜLEN. intr. (de CON’N ). Estar dentro de. sinón. CHILCON.
CONCÜLEPAN. intr. Haberse metido aquí. CONGUETUN. intr. Licuarse, s. Licuación.
CONCÜLEPUN. intr. Haberse metido allí CONGUI. s. Semilla.
CONCÜLN. intr. Gruñir. || sinón. CONCÚLUN. MÚ- CONGUIHUE. s. Semillero.
RILÜN. MÜRULN. UÜRUÜRN. CONGUILHUE. s. Sembrado.
CONCÚLON. intr. Entremeterse. CONGUIN. intr. Cosechar, recolectar.
CONCÚLOLU. adj. Entremetido, meterete, curioso, CQNGUIN NGUEN. s. Cosecha, producción.
fisgón. CONGUIRUCA. Granero. “ Los antiguos arauca­
CONCÜLQUIAUN. intr. Andar gruñendo. nos tuvieron unas cuevas que les sirvieron de
CONCÜLÜN. intr. Agonizar, expirar, .sinón. A PE­ graneros y que designaban cor el nombre de
LAN. EPELAN. LADUAM. CONGUIRUCA.” (Bascuñan.)
CONELCAN. v. CONELN. CONGUIVE. s. Cosechador.
CONELN. tr. Meter, introducir, encajar. ' sinón. CONGÜCONGÜ. s. Picheciego según Benigar.
CONELCAN. TÜCUCÚNUN. CONGVA. s. Copa del árbol. |!sinón. CONVA.
CONELTU. adv. Adentro; hacia adentro, sii.on. CONHUE. s. Entrada.
MINU. MINO. PU. PUMINU. PUÑ. CONHUEAXTÜ. s. Poniente, oeste. || P a ra prolon­
CONELTULEN. intr. E star adentro. gar lu existencia debía dormirse con la cabeza
CONEU. s. Adivinanza. I| Los mapuches se én trele- hacia el Poniente u Oriente, nunca hacia el
nían mucho con ellas, aunque no se aceptaban Norte o Sur. sinón. CONOIANTÜ entre ran-
apuestas nunca. A continuación dos tipos do cülches.
adivinanzas. “¿Cuál es el animal que puede gunr. CONHUEN. s. Adversario en el juego.
dar el secreto del hombre y cual es el que croa CONIN. intr. Comer con mucho apetito.
como un snpo sin tener la piel del sapo? Contes­ CONMAN. intr. Aguar, sinón. CACHILLCON. UTU-
tación: El perro es el que guarda el secreto del CONMAN. Entrársele algo. j| Sucedevle algo.
hombre desde que le fue sncadn el habla; y el
CONMEN. intr. Ir a entrar. Menguarse, dismi­
zorro es quien imita el croar del sapo porque le
nuirse.
robó su voz; y esto sucedió así: el zorro que
CONMEN NGUEN. intr. Quedar poco. ‘ sinón. PI-
andaba muy hambriento, necesitaba arrim arse
CHILEHUEN.
adonde estaban los pájaros para cazarlos sin
CONÜMN. tr. Introducir.
hacerse sentir, pues éstos siempre están muy
CON’N. intr. E n trar. Los pampas decían CONI. ¡I
vigilantes. Para dicho efecto, pidió prestada su
Meterse en algo. ¡¡ Empezar.
voz al sapo. Y el sapo accedió. El zorro fue a
CONO. s. Paloma torcaz, sinón. CONU. COÑO. Un
croar donde estaban los pájaros y éstos al sentir
sabroso marisco.
tan simpático canto, creyeron tener cerca su co­
mida; y mientras se relamían pensando hacer CONPACUC1IRAN. s. Pujos del parto.
una buena presa, el zorro se acercó sigilosamente CONPACUCHRAN’N. intr. Tener ya los pujos del
y pudo echarles el zarpazo mortal y comerlos. parto.
CONPAN. intr. E n tra r acá. j Acercarse.
Cuando comprobó cuán útil le era la voz del
sapo, no se la quiso devolver y así fue como CONPUN. intr. E n trar allá. Alcanzar a entrar.
quedó éste con un croar de poco aliento. De este Refugiarse.
tiempo data también que los sapos sean enemigos CONPUQUEM. exp. adv. A la entrada del invierno.
de los zorros y se escondan rabiosos cuando CONPÜLE. expr. adv. Hacia adentro.
oyen el audaz “cua cua” del ladrón, doble­ CONQUIAUN. intr. Ir o en trar con frecuencia.
mente sinvergüenza, porque se vale de un re­ CONQUINTUN. intr. Mirar adentro.
curso tan inicuo para engañar a sus víctimas." CONTAPEL. s. Escrófulas en el cuello, sinón.
(Gregorio Alvarez.) El otro tipo de adivinanza, ILELUN.
más sencilla, consistía en completar una palabra CONTULN. tr. Hacer entrar.
cuya primera silaba se enunciaba. El que propo­ CONTUN. intr. E n trar como de visita, ¡j E n tra r
nía las ndivinnnzas designaba a varias personas quien habia salido. Retirarse (rio o m ar des­
para que le completaran la serie de palabras que pués de la m area). Regar.
iba nombrando. La dificultad consistía general­ CONU. s. Paloma torcaz, sinón. CONO. COÑO.
mente en la rareza del término propuesto. CONUMAGCÜLEN. intr. E star en lo mejor del
CONEUN. intr. Adivinar. sueño.
CONEUTUN. intr. Proponer adivinanzas. CONUÜCHRELEN. intr. E star pasado de frió.
CONGCA. s. Atado de hierbas. CONUOCHREN. intr. Enfriarse.
CONGCONG. s. Buho nocturno. CONÜM. s. Glándulas hinchadas. ¡ E n trad a o de­
CONGOICONGOI. s. Filandro (mamífero), según sembocadura de rio. sinón. ÑIDOLEUVÜ.
Augusta. | Este vocablo podría aplicarse a cierto CONÚMNGÚNEN’N. intr. Inquietar, sinón CO­
animalito, tal vez la comadreja. NO MNGÚNENCAN.
CON 81 COP

CONÜMPAN. intr. Mentar, citar, nombrar. || sinón. COÑON. adj. Crespo, rizado. || sinón. CHRINCHRI.
LLONTUN. GÜITUN. ÜITUN. ÜIELMAN. ROMPÜ.
ÜMTUN. COÑOMN. intr. Encrespar. || sinón. CHRINCHRI-
CONÜMPANIEN. intr. Recordar, evocar, rememo­ CÜNUN.
rar. || Tener en cuenta. || Conmemorar, sinón. COÑUE. v. COÑHUE.
CONÜMPATUN. QUIMNIECAN. TÜCULPA- COÑÜHUE. v. COÑIHUE.
NIEN. TÚCULPATUN. COÑUE. s. Cordero. (Febrés.) ||sinón. PICHIOVISA.
CONÜMTUN. intr. E n trar. 11 Hacer caso, tener en COÑÜM. tr. e intr. D ar a luz; p arir. || sinón. CO-
cuenta. || Considerar. ¡| sinón. CONÚMN. ÑIN. v. COÑIN. || Multiplicarse, producir.
CONÜMUN. intr. Meterse, entremeterse, introdu­ COO. v. COA. || sinón. CHIUÜD. YARQUEN.
cirse. || sinón. TÜCULUUMEN. COPAHUE. s. Azufre. || Seña o m arca hecha inten­
CONÍJN. intr. E n trar. || s. Suegro del varón. cionalmente en la piel humana, v. COPÜM.
CONÚHUEANTÜ. s. Sol entrante. :| Oeste, poniente. COPALELEU. s. Cosa. Voz rancülche.
CONVA. v. CONGVA. COPAN, intr. H acer COPAHUE (seña o m arca en
CONVIRCÜN. s. Resfrío. 11 Los pampas curaban la piel).
instantáneamente el resfrío con la hierba ÑI- COPEN, v. COPÜM.
MEÑIME. v. ÑIMEÑIME. || sinón. VONUA. COPIHUE. s. Pepino comestible del COLCOPIU. |¡
CONVIRCÜN’N. intr. Resfriarse, acatarrarse. |¡ si­ Enredadera. Su floración se hace por campánu­
nón. NUVIN. RÜLEN. las de rojo carm in cuyos perigonios de seis hojas
CONYÜMNANTÜ. intr. Ponerse el sol. penden de los tallos trepantes. Sus bayas son re ­
COÑHUE. s. Recién nacido. || sinón. COÑUE. HUE- frescantes y desalterantes. Bot. L apageria ro­
LLEGLU. sea. Liliácea. Con esta acepción es voz españoli­
COÑI. s. C riatura, niñito. || Cachorro (de ambos zada. “ Cuéntase que el HUECUVÜ, genio m a­
sexos). lévolo que habitaba los altos picachos, descendia
COÑ1CÜLON. intr. P artear. (Valdivia.) a los valles para realizar sus tropelías y embria­
COÑICÜLOVE. s. Matrona, partera. || sinón. DATU- garse con el MUDAI que robaba a los indios. P a­
CHEVE. ra no extraviarse durante el regreso tenía la
COÑIHUE. s. Utero materno. Vagina. ¡¡ Los pam­ precaución de colgar de las ram as de los bos­
pas decian COÑICHIELHUEI. || sinón. CONÜ- ques miles de campanitas encendidas con el
HUE. fuego de las cimas de los volcanes, mas como
COÑILAVQUEN. s. lit. C riatura del mar. Ser mito­ iba bastante ebrio las dejaba prendidas en los
lógico. senderos de la montaña. Pero un día fue ven­
COÑILHUE. s. Nido. 11 sinón. DAÑE. SAÑE. cido por los espiritus protectores y aunque su­
COÑILN. tr. Poner en estado de gravidez. || Preñar. plicó que le perm itieran llevar sus lum inarias
|| sinón. N IEPIÑEÑ ELN . PÜÑEÑELN. YA- p ara alum brarse en su destierro no fue oído: he
LLELN. VUQUIÑ’N. aquí el motivo por qué quedaron las rojas flo­
res del COPIHUE colgando como cam panitas en
COÑIN. intr. y tr. D ar a luz, parir. || “ Cuando las
la espesura de la selva.” (Bajo la sombra del
mujeres pampas sienten que va a venir al mun­
canelo. Romeo Salinas.)
do el niño, escribe Guinnard, se trasladan al
COPIÑ. s. Campos minados constituidos por palos
borde del agua y se bañan con él en cuanto ve
puntiagudos clavados en el suelo para impedir el
la luz. No se hacen ayudar nunca en esas circuns­
paso de la caballería. Se hacían en general en
tancias tan difíciles para las europeas, y apenas
senderos o caminos obligados.
han tenido fam ilia reanudan el curso de sus
COPIÑ’N. intr. Confeccionar palos puntiagudos y
ocupaciones diarias, sin que jam ás resulte in­
colocarlos como se dijo en COPIÑ.
disposición alguna de semejante tratam iento.”
COPIÑ NGUEN. intr. E sta r minado un paso, un
(Tres años de esclavitud.) || En rancülche COUI.
desfiladero. ||3Ínón. CONPIÑCÜLEN.
¡I sinón. LLEGÜMN. PIÑ EÑ ’N.
COPIU. v. COPIHUE.
COÑINAMUN. s. Callos. || Callosidades plántales.
COPIÜ. s. F ruto indígena muy común en la región
COÑINTU. s. Entenados y sobrinos de la tía ma­ cordillerana, de pulpa azucarada y algo jugosa
terna. con la cual hacían chicha. Crece en los bosques
COÑINTUN. tr. Adoptar; criar como hijo. cubriendo los troncos seculares con sus abundan­
COÑIVALNOLU. s. Mujer estéril. tes guirnaldas floridas. 11 Bot. Pagelia rosea.
COÑIVEACHAHUALL. s. Gallina ponedora. COPOÑ. s. Cosa copuda. || Botón de hojas al abrir.
COÑIYEN. tr. Tener por hijo. COPOÑ’N. intr. E sta r copudo y hojoso el árbol. |¡
COÑMALN. tr. Propasarse en palabras. || F altar el B rotar hojas nuevas. |¡ Abrirse los botones de
respeto. las hojas.
COÑMAN. tr. Regar plantas, sinón. QUEIPILLCON. COPÜDCÜLEN. intr. E sta r tendido boca abajo, es­
ELPICON. || A guar bebidas. ta r de bruces. || sinón. COPÜLDEN. LÜPÜLEN.
COÑO. s. Paloma torcaz. 11 sinón. CONO. CONU. LÜPÜN.
COÑOLHUE. adj. De color morado. || sinón. LLAN­ COPÜDCÚNUN. tr. Poner boca abajo; poner de
CA VÜ, bruces.
r.o p 82 cov

COPÚDNAGN. intr. Echarse al suelo boca abajo; COUTUCAN. tr. D ar flechazos el brujo, expr. de
echarse de bruces. MACHI.
COPÜLLCA. s. Mazamorra. 11 Los pampas decían COUTUN. intr. A postar.
PULLQUIN. || sinón. MÜDA. COUÜLL. s. F ru ta del NÜPUVOQUI: los coguiles.
COPÜM. adj. Tostado. | | “P ara no carecer de fuego || v. COGÜLL.
cuando murieran, escribe Rosales, los vivos se COUÜN. s. Saliva, lit. agua de la boca.
cauterizaban los brazos con puntas encendidas COUÜNMAN. tr. Ensalivar.
que llamaban COPEN” (COPÜM). COUÜMN. tr. Mezclar algo con saliva en la boca.
COPÜMHUA. s. Copos de maíz tostado. COÜÑÜM. s. Aves acuáticas. || “ Las aves acuáticas,
COPÜMN. tr. Tostar basta hacer reventar. escribe Mansilla, en numerosas bandadas, hen­
CORCOLEN. s. Arbusto de flores amarillas, aromá­ dían los aires con raudo vuelo y graznando se re­
ticas, de uso medicinal. || Bot. Azara serrata. |¡ tiraban a las lagunas donde anidaban sus huevos.
Según Strube el CORCOLEN es el mismo a r­ Es increíble la cantidad de cisnes, blancos como
busto que PIÑOL. ¡| Voz españolizada. nieve, de cuello flexible y aterciopelado; de
gansos manchados, de rojo pico; de patos rea­
CORCOR. s. H erram ienta p ara la fabricación de
les, de plumas azules como el lapislázuli; de ne­
utensilios de madera con un extremo puntia­
gras bandurrias, de corvo pico; de pardos chor­
gudo y otro ancho. Especial p ara la fabricación
los, de frágiles p atitas; de au steras becacinas,
del plato RALI.
de grises alas que alegran la Pam pa. E n cual­
CORE. Por CORÜ. s. Toda comida, todo m anjar.
quier laguna hay millares.” (U na excursión a
Nombre genérico. (Guevara.) (Mapuche moder­ los iridios ranqneles.)
no.)
COVCIIRAIYIÜ. s. N ariz aplastada, chata. || sinón.
CORECORE. s. Hierba med. contra pasmo y cata­
CHAPUDYIÜ.
ratas. Las mujeres hacían una bebida a la que
COVEN. s. Maíz tostado. || sinón. COVEÑ. AMCA.
atribuían propiedades para combatir la esterili­ CUCHENHUA.
dad. 11 Bot. Geranium Corecore Stend fam. Ge- COVEN’N. intr. T ostar maíz. 11 sinón. COVEÑ’N.
raniaceae.
COVILLN. tr. Cocer la loza. || Encender el hierro.
COREHUEN. s. Venganza, desquite, represalia. || COVILN. tr. Caldear metales. || sinón. COVIMAN.
Los pampas decían CORRIGÜEY. (Rosas.) |¡ COVIMN. COVIÑ’N.
“En la época precolombina la venganza cons­ COVIÑ. adj. Caldeado.
tituía un deber ineludible; más tarde se atenuó COVIÑPAÑILHUE. s. Hierix) candente.
y llegó en la mayoría de los casos a reducirse COVN. intr. Quemar, to star, caldear.
en un acto justiciero. La venganza era colec­ COVNANTÜ. intr. Quemar o to star por medio del
tiva, acordada y ejecutada por la unidad fam i­ sol.
liar ofendida.” (Guevara.) COVQUE. s. Pan indígena que antes de la Con­
COREL, s. Arena. || sinón. CUYUM. quista hacían con CHRUCA, con H U EQ U EÑ ,
COREN, intr. Desquitarse. 11 Vengarse. con MANGU, con LANCO, y con otros cereales
CORETUN. tr. Resacirse, desquitarse. | sinón. CO­ silvestres y hasta con harina proveniente de lan­
REN. CHRAUTUTUN. gostas tucuras desmenuzadas, según Ovalle. El
CORO. s. Tarro u olla grande. || Recipiente grande. nombre de COVQUE fue aplicado luego al pan
CORON. s. Correa. que los europeos hacían con trigo o centeno. El
CORÜ. s. Caldo, jugo, zumo y en general toda co­ COVQUE lo hacían siempre al rescoldo, pues el
mida, todo m anjar (nombre genérico). | sinón. indio precolombino ignoraba el horno. La levadu­
DELVUÜ. || Los pampas decian CORRIG. ra era obtenida por previa masticación del cereal
CORÜN. intr. Cocinar, guisar. || sinón. INCAN. que al im pregnarse de saliva constituía la m ate­
HUAICUI. ria orgánica indispensable. 11 sinón. COSQUE.
CORÜNTUILO. s. Jugo y caldo de carne. COVQUEN. intr. H acer pan.
CORÜNTULN. tr. Dar caldo (a otro). COVQUEPOÑÜ. s. Masa hecha con papas silves­
CORÜNTUN. intr. Tomar caldo. tres ralladas y cocidas como pan.
COSCO, adj. Color de guanaco. COVQUETUN. intr. Comer pan.
COSVAÑ’N. intr. Ablandarse. COVQUEVE. s. Panadero.
COSQUE, s. Pan indígena, v. COVQUE. COVTUN. tr. M atar a un niñito y a sar sus testícu­
COT. s. Cosa tostada. 11 sinón. CUT. los en una olla caldeada, crimen que a veces
COTU. adj. Acuático. cometían unas m adres solteras p a ra vengar la
COTÜ. adj. Huraño, hosco. Los pampas decian infidelidad de su amante. (A ugusta.)
COTIG. COVUN. adj. Caliente, sinón. ADÚM. ALIM.
COTÜN. v. COCHRÜR. COPÜMN. CUVUN. EÑUM. || Desaguador, colector o ju n ta-
COU. s. Tanto en el juego, representado general­ dor de agua; desagüe o desagüadero en habla pe-
mente por un palito. || Nuco, ave nocturna. || huenche según Gregorio Alvarez, quien da las
Según Chiappe nombre de cierto cuervo. acepciones de Rio Desagüadero Grande (VUTA-
COUCÜLEN. s. Líquido. COVUNLEUVÜ de los indígenas) al actual Río
COUN. Por COVUN. adj. Caliente, expr. picunche. Grande y de Río Desaguadero Chico (PICH IC O -
coy 83 CUCHR

VUNLEUVÜ) al actual Río Barrancas. El CO- COYOLN. intr. Relum brar como ojos de gato.
VUN de Alvarez viene a corroborar el COVUD COZO. s. Trabajo, expr. pampa. (Rosas.)
de H avestadt y el COBUIN de Esquivel y Aldao CREU. Por CÚREU. s. Tordo (p ájaro ).
al referirse ambos a los mismos cursos de agua, CRIN. v. CÚRIN.
lo que consideramos da fundamento sólido a esa CRÜV. v. CÜRÚV. || sinón. NUNGM.
acepción. || Termal. || L o s p ic u n c h e s argenti­ CU ATUN. intr. B ram ar, mugir. || sinón. COATUN.
nos decían COHUN o COUN y cierta tribu hui- CUCAU. s. Hendidura o hueco de los árboles.
lliche CÜVÜN y también CÜVIN. CUCU. s. Abuela paterna, y sus nietos.
COVUNCO. s. Agua caliente. || Agua termal. CUCUI. s. Puente indígena hecho de troncos y de
COVUN’N. tr. Calentar. || sinón. ADÚMN. ALIMN. lianas. || sinón. CUICUI. MÜCU.
EÑUMALN. CUCUICURA. s. Puente de piedra.
COVÜR. s. Peludo (arm adillo). || El COVÜR era CUCUYÜN. intr. A rru llar las palomas y tórtolas
m anjar muy apreciado. Lo cocían con su capara­ para enam orar a sus hembras.
zón. || Del COVÜR, como del ANON y del HUE- CUC'HALQUIÑ. s. Riñones, expr. pampa. || sinón.
TEL, sus congéneres, hacían un instrum ento mu­ CUDALLCUDALL.
sical, especie de pequeña g u itarra . La parte inte­ CUCHEN, tr. Asar. || adj. Asado.
rior de la caja la constituía el caparazón del CUCHENHUA. s. Maíz asado.
animal y las cuerdas eran crines y tendones de CUCHI, s. Cerdo, puerco dice Valdivia. En esta acep­
diferente sonoridad. ción es vocablo común al aym ará, al quechua y
COYAG. s. Ju n ta solemne, parlamento. || “El estilo al mapuche. || Verenda mulieris, escribe Febrés,
del COYAG, como el del H U E U PIN , escribe Gue­ es decir p artes sexuales femeninas. Estimam os
vara, se distingue del sencillo modo de hablar que esa definición no es genuinam ente m apu­
ordinario porque estaba revestido de toda la che, es definición de los jesuítas del siglo xvm .
elegancia y énfasis del idioma. Antes y aún A ugusta escribe CUCHRI a principios del si­
ahora en este estilo de ceremonia se alargaba glo xx.
el último sonido de cada oración como CURA. . . CUCHIVILU. s. lit. jabalí-víbora. Cerdo m arino muy
A ... A . . . A. E sta prolongación hace el ofi­ dañino, monstruo que solamente pueden ver los
cio como de punto final. El orador habla fuerte brujos —CALCU— es invisible p ara los demás
y en estilo cortado pues la lengua rechaza la mortales.
subordinación de proposiciones compuestas. A CUCHRAN. s. Enfermo. || Enferm edad, achaque, do­
menudo se interrum pen con el verbo intercala­ lor. || En rancülche CUCHRAUI. (F rich escribe
do PIAM: d ic e n ... se d ic e ... dícese.. . interrup­ KUTRAUI.)
ción que los oyentes aprovechan p ara pronun­ CUCHRANCAN. tr. H acer sufrir. || A torm entar, to r­
ciar una interjección de animación: E h . .. o h ... tu ra r, m artirizar. || sinón. CUCHRANTULN.
eh.” || sinón. CHRAUN. H U E U PIN . TAVTUN. CUCHRANCAUN. intr. S ufrir, padecer, estar con
v. CHRAUN. dolor. || sinón. CUCHRANCAUCÚLEN.
COYAGUELN. tr. A rengar. || Recibir con parlamento CUCHRANCAUVE. adj. Paciente, sufrido, resig­
alguna personalidad o delegación. nado.
COYAGTUN. intr. P arlam entar, conferenciar. 11 s. CUCHRANCAVAL. adj. Castigable.
Parlamento. CUCHRANCAVALN. intr. Merecer castigo.
COYAGTUVE. s. Orador elocuente. || sinón. HUEU- CUCHRANCHE NGUEN. intr. Ser enfermizo.
PIVE. CUCHRANCUCHRAN NGUEN. intr. Doler conti­
COYAM. s. Roble. Desígnase como HUALLE cuando nuamente.
es nuevo y P E LL IN cuando tiene ya madera CUCHRANCÜLEN. intr. E sta r enfermo.
colorada. || Arbol de grandes recursos alimenti­ CUCHRANDUAMCÜLEN. intr. E sta r triste, tener
cios con sus frutos y con los hongos que se crían pesar.
en sus ram as, en su corteza y hasta en las hojas CUCHRANDUAMELN. tr. D ar pesar, aflig ir (a
que caen al suelo. “E L COYAM, dice Guevara, o tro ).
quien escribe COVAM, es el árbol del pan de los CUCHRANDUAMN. intr. Tener pesar, estar afli­
pobres que habitan los sitios boscosos.” || Bot. gido. || Tener compasión.
Nothofagus obliqua. CUCHRANELN. tr. E nferm ar a alguno, hacerle mal.
COYAMLAHUEN. s. H ierba de propiedades febrí­ CUCHRANELUUN. r. Habérsele enfermado a al­
fugas .|| Bot. Pilea elegans. (Gusinde.) || Según guien una persona que está a su cargo.
Guevara se utilizaba también como “ desman- CUCHRANLONCON. s. Dolor de cabeza. 11 in tr. Te­
chador” es decir como quitamanchas. ner dolor de cabeza. || “Los indios sufren fre ­
COYOCHO o COYOCHRO. s. Bulbo de yuyo o cual­ cuentemente dolores de cabeza, escribe G uinnard,
quier raiz comestible. 11 A ugusta pone en duda el pero tienen el talento de hacerlos cesar casi
origen mapuche de este vocablo. || sinón. PUN- en seguida de aparecer con la aplicación inme­
GCU. diata de una maceración de hierba, cuyo olor
COYOGCOYOG NGUEN. intr. G irar continuamente. recuerda al de la hoja de casia; su efecto es
|| sinón. TUA ITU A I NGUEN. casi instantáneo. Cuando no b asta este remedio
COYOLL. s. Especie de carrizo, planta gramínea. (caso muy raro) se punzan la p arte afectada y
CUCHK 84 CUD

según la naturaleza de la sangre que sale de esos CUDELN. tr. Echar a suerte. (Augusta.) || Pre­
pinchazos se entregan a una cantidad de conje­ sentar en juego o carrera (por ej. buenos caba­
turas sobre su salud.” (Tres años de esclavitud.) llos o buenos jugadores).
CUCIIRANLU. s. Enfermo. CUDEN. intr. jugar con apuesta. || Envejecer la mu­
CUCIIRAN’N. intr. Enfermar, estar enfermo, doler- jer. Los pampas decían CUSEN.
le algo. || sillón. TUCUCHRAN’N. CUDEN NGUEN. intr. Ser vieja la mujer.
CUCHRANPIUQUE. s. Dolor de corazón, enferme­ CUDEPÜRA. s. Solterona. : i sinón. CUSEPÜRA.
dad del corazón. CUDETUN. v. CUDEN.
CUCHRANPIUQUEN. intr. Sufrir del corazón. CUDEVE. s. Jugador. || sinón. CUSE VE. Expr. pam­
CUCHRANPIUQUE YEN. tr. Tener lástima, tener pa. (Rosas.)
compasión. CUDIIUA. s. Róbalo (pez). ;| Zool. Pinguipes chi-
CUCIIRANQUEHUEN. intr. Haberse quedado en­ lensis.
fermo. OUDHUEQUE. s. Mancha obscura carca de la cons­
CUCHRANQUECHI. adv. Dolorosamente. telación denominada PÜNONCHOIQUE.
CUCHRANQUIAÜÑ. intr. Andar enfermo. CUDI. s. Piedra de abajo o mortero, utensilio indis­
CUCHRANTULEN. intr. Estar dolorido. pensable en todo hogar indígena. Se hacía de
CUCHRANTULN. tr. Hacer sufrir. || Atormentar, piedra dura, ahuecada en su parte superior, pa­
torturar, martirizar, sinón. CUCHRANCAN. ra depositar allí la raíz, la hierba o el grano
CUCHRANTUN. int. Dolerle algo, tener dolor. que habría de ser triturado, molido, por el
CUCHRANUVALUUCÜLEN. intr. Fingir estar en­ ÑOMCUDI, pisón o mano del mortero. || “Para
fermo. su fabricación en general se procuraban un frag­
CUCHRANUVALUUN NGUEN. intr. Fingirse en­ mento de roca volcánica, haciéndole saltar las
fermo por costumbre. asperezas y bultos por medio de golpes con un
CUCHRANVE. adj. Enfermizo, enclenque, entecado, trozo de durísimo cuarzo; después se le allanaba
achacoso, malsano. || Los pampas decían CASEL- frotándolo y se practicaba en él una concavidad
GÜEY. (Rosas.) central. Por fin, después de haberlo remojado
CUCHRANVÜN. tr. Chamuscar. || sinón. CUPÜLN. bien para ablandar la parte de arriba, lo puli­
CUCHRANYEN. tr. Tener lástima, compasión, apia­ mentaban con el continuo frote de un guijarro
darse, compadecerse. |! sinón. VURENIEN. redondo y duro. El bloque, listo ya para su uso,
CUCIIRAVN. adj. Tostado. medía cincuenta centímetros por cuarenta y por
CUCHRAVCUCHRAVTUCUGN. intr. Dar repeti­ veinte de espesor.” (Housse.) 11 sinón. CUSI.
das palmadas. || Aplaudir. CUZI.
CUCHRI. s. Partes sexuales femeninas, v. CUCHI. OUDILAHUEN. s. Hierba med. llamada mano de
CUCHRU. s. Lunar, peca. || sinón. COLPÜR. león. Alivia el dolor de cabeza, si se la refriega
CUCHRUANGUE. s. Cara pecosa. bien con ella.
CUCHRUN. intr. Gritar, expr. pampa. (Rosas.) || CUDILL. s. Hierba santa. ¡| Med. antifebril.
sinón. EUPIN. HUAQUEÑ’N. CUDIVORO. s. Espinazo (Anat.). || sinón. HUIN-
CUCHRÜ. s. Arador, parásito que se introduce ba­ CÜL.
jo la piel y produce sarna. CUDIVOROL NGUEN. intr. Ser como espinazo. Aplí­
CUDALLCUDALL. s. Riñones. 11 Eran los riñones, case a la quilla de la embarcación.
conjuntamente con los bofes y el hígado, pla­ CUDIVORONGUENOLU. s. lit. el que no tiene
tos favoritos de los pampas. Los llamaban CU- espinazo. Invertebrado.
CNALQUIÑ y los comían preferentemente crudos CUDMAMÜLL. s. Planta trasandina llamada palo
y aun calientes, al pie de la res. negro, de flores estrelladas de color amarillo, de
CUDAÑ. s. Testículo. 11 Como creían en lo que hoy uso med.
denominamos homeopatía los ancianos comían CUDMIN. tr. Acostar a otro.
testículos para activar sus facultades genésicas, CUDMU. s. Gato montés rayado, de igual contextura
de la misma manera que los jóvenes comían tro­ que el de pintas pero de color leonado y rojo
zos de corazón del enemigo reputado valiente pintado con manchas obscuras y líneas ama­
para apropiarse su valentía. || sinón. CÜCHRAU. rillas. El manchado se denomina CODCOD (ver
LANTA. allí detalles) y el de las pajas o pajero HUI-
CUDE. s. Mujer vieja, expr. despectiva, sinón. CU- ÑA. || Zool. Lynchailurus u Oncifelis Geoffroyi
YE. CUSE. || CUDE es también el alerce (ár­ Satinarum. (Thos.)
bol), denominado igualmente CURE. LAHUAL CUDNAMUN. s. Helécho conocido por culantrillo.
y LAHUAN. Bot. Fitzroya patagónica. Se cría en sitios húmedos y se emplea como me­
CUDECANTUN. intr. Jugar sin apuesta. dicamento pectoral. | j Bot. Adiantun chilense
CUDECUDECANTUN. tr. Entrenar al caballo para ICaulf. fam. Polypodiaceae.
carrera. CUDPUN. s. Especie de caracol más grande que
CUDEHUE. s. Juego. || Los instrumentos con que se la babosa; al apretarlo se cubre con una exuda­
juega. || Lecho, cama, sinón. INTANTÜ. NGÚ- ción blanca como leche. Se encuentra debajo de
TANTU. UMAUTUQUEÜM. los árboles caídos y de los palos.
CUD 85 CUL

CUDPÜNQUEL. s. Verbena del campo. || Bot. Verbe­ cho mejor que el resto de los aborígenes, adap­
na corymbosa. R. et. Pav. tarse al progreso europeo y m ejorar su modo de
CUDUA. v. CUDHUA. vida; no lo quisieron y permanecieron estacio­
CUDUCUDUN. intr. Acostarse o estar acostados narios, anclados en sus hábitos y costumbres
muchos. rudim entarias y felices tras el parapeto de su
CUDUIN o CUDUN. v. CUDUNVOQUI. idioma y dispersión. Mucho orgullo racial, mucho
CUDULEN. intr. E sta r acostado. Los pampas decían insaciable rencor y aún mayor culto a sus ante­
CUZULEI. pasados y a sus preceptos, de quienes siempre
CUDUMN. intr. Acostarse uno con otro (por ej. por hablan con la más viva y conmovedora venera­
falta de cama propia), o bien acostar a otro (por ción.” (Epopeya india.) || Genealogía.
ej. la madre a sus hijitos). || tr. Acostarse con CUIVICO. s. Agua vieja, agua de más de un día.
mujer para ayuntamiento carnal. || sinón. CU- CUIVICONME. expr. adv. Desde hace mucho tiempo.
DUNCÜNUN. CUDUMTÜCUN. CUIVICUCHRAN. s. Enfermedad crónica.
CUDUMUUN. rec. Fornicar. CUIVILEN. intr. Demorar largo tiempo; demorar
CUDUN. intr. Acostarse. || sinón. CUDUTUN. largos años.
CUDUNVOQUI. s. Enredadera de hojas refrescan­ CUIVIMEL. expr. adv. Desde tiempo antiguo.
tes. || Bot. Cissus striata R. et Pav. fam. Vita- CUIVIQUECHE. s. Los antiguos.
ceae. || sinón. CUDUN. CUDUIN. CUIVITUN. intr. Recordar hechos antiguos.
CUDUTUN. v. CUDUN. CUIVITUVE. s. El que recuerda, en reuniones, los
CUDÜ. adj. Negro (color), sinón. CURÜ. CURU. hechos antiguos. El CUIVITUVE era el na­
CURRU. rrador, el historiador, el cronista de los mapu­
CUE. s. Asado. || Algunos autores definen: papas o ches que transm itía de palabra, los hechos de
maíz asados. generación en generación, ya que desconocía la
CUEL. s. Montón, montículo. || Linde, límite, deslin­ escritura.
de. sinón. CÜTE. OPEL. CUIVIUÜLA. expr. adv. Sólo después de largo
CUELN. tr. Amontonar, acumular. 11 Acaparar. |¡ tiempo.
Deslindar. CULAI. expr. adv. Hace poco, hace un rato. j| sinón.
CU EN. tr. Asar. || Algunos autores definen: asar CHAYI.
papas o maiz. || sinón. CANCAN. DECAN. R E­ CULANCON’N. intr. Quemarse enteramente.
CAN. CUCHEN. CULAN’N. tr. Quemar, incendiar. || sinón. PÚ-
CUENPOÑÜ. tr. Asar papas. CHREN. PÜCHRETUN.
CUEPOÑÜ. s. Papas asadas. CULANTUN. sinón. CULAN’N.
CUG. s. Mano. 11 sinón. CUÜ. || En rancülche CU- CULAPÜÑEÑ. s. Llama así la m ujer a los hijos
HUI; en huilliche CUL de su tia paterna y éstos a ella la llaman
CUHUEL. s. Verga, pene, falo, miembro viril. De­ ÑUQUE.
cían también CURHUEL; ambos vocablos ran- CULARICHRO. s. Cierta constelación.
cülches. || sinón. PÜNÚN. ULO. CULAUCULAU. s. A raña peluda. || Zool. Phryxo-
CUHUINTU. s. Correa para a ta r el CHRANU (mo­ trichus roseus. 11 sinón. CHOV.
casín). CULCO. s. Cesto o canasto redondo tejido con mim­
CUICUI. s. Puente indígena hecho de palos colocados bres o con varitas.
estx-echamente unidos por lianas o lonjas de cue­ CULCHRAVÜN. intr. Sonar fuerte, resonar fuerte.
ro que apoyándose en ambas riberas atraviesan CULCHRUN. s. Tamborín, generalmente reservado
el ancho de la corriente. || sinón. MÜCU. || Algu­ al MACHI p ara las ceremonias religiosas y cu­
nas tribus huilliehes decían CAICUN. raciones mágicas. Consiste en un plato hondo,
CUICUIPANGUI. s. Caballete del techo. | ¡ sinón. horadado a hacha en un trozo de tronco silves­
CUICUIRUCA. tre, cubierto de piel de perro o de gato montés
CUICUIPÜLLI. s. Puente de tierra que se forma que se extiende por cuerdas entrelazadas y se
donde desaparece un río y que después vuelve a pinta de rojo oscuro. Se toca con un palillo
salir a la superficie. envuelto con lana llamado CHREPUCUL-
CUICUITUN. intr. Hacer un puente o pasar por él. CHRUNHUE que produce un sonido sordo. A ve­
CUIPÜDN. tr. Chamuscar (palos verdes). 11 sinón. ces se ponían piedritas en el interior. El CUL­
CUIPÜLN. CHRUN era también utilizado como instrum ento
CUIVI. adj. Antiguo, muy anciano. || expr. adv. H a­ musical en los bailes. || En rancülche CUTUN.
ce mucho tiempo. || Antaño, antiguamente, en || Refiriéndose al CULCHRUN pehuenche a r­
tiempos pasados. || sinón. CHRAINO. gentino escribe Gregorio Alvarez: “Tambor m a­
CUIVICHE. s. Antepasados. || Escribe Housse: “ Una puche de un solo parche, en form a de timbal se-
de sus peculiares características es la secular michato, resultado del ahuecamiento practica­
fidelidad a las ideas y costumbres de sus ma­ do en un tronco de madera dura, al que se le
yores, en el aspecto religioso, doméstico y social. aplica un cuero de cabrito bien estirado y aju s­
Muy susceptibles de perfeccionamiento, como tado. El CULCHRUN es el instrum ento ritual
lo demostraron en azares bélicos, observadores e de la MACHI que lo utiliza en sus rogativas
ingeniosos por instinto, hubieran podido, y mu­ para llam ar la atención de su dios NGUENE-
CUL 86 CCJL
CHEN mientras la realiza. Es un objeto sagra­ CULILPILLAÑ. s. Cierto arte de MACHI.
do, como lo es el incensario para el sacerdote CULINGUI. s. Cigüeña. 11 Zool. Euxenura m aguará
en sus oficios de la religión católica. El parche (Gm.)
de un típico CULCHRUN está adornado con una CULIU. s. Caña brava.
cruz de brazos iguales (cruz de América) pin­ CULIUHUE. s. Cañaveral.
tada con tintura de añil o roja, cuyos extremos CULIYU. s. Huso de hilar. j| sinón. CHRAPÜM-
term inan polifurcándose en tres trazos que for­ IIUE. NIMCÜN. ÑUMCUN. PIVÜLL. PU-
man pata de gallo. Estos trazos se corresponden VÜLL. PÜVÜLL.
por sus extremos libi'es con otros, que en sentido CULME. adj. Desvalido, desamparado, miserable, po­
divergente de igual conformación vienen a su bre, huérfano, sinón. CUÑIVAL. DUMAN. |¡ s.
encuentro desde el panel, en el cual la cruz se Unas lombricitas de agua. Mezquino y m isera­
continúa. El parche representa el cielo; la cruz, ble. ;| adj. Atracado y codicioso. | sinón. CULL-
los puntos cardinales y las patas de gallo son ME.
los trípodes correspondientes a los cuatro pi­ CULMEHUINCA. adj. Término despectivo que apli­
lares que, afirmados en la tierra, sostienen la caban a los indígenas amigos o aliados de los
bóveda del cielo. Esta fue la explicación que so­ cristianos.
bre su significado me dio un cacique del Neu-
CULMEN, intr. Necesitar, precisar, sinón. DUAM-
quén. El CULCHRUN puede ser batido con uno
YEN. LLIDMEYEN. || Mezquinar. |i Codiciar. ||
o con dos palillos. Generalmente se usa uno solo,
E star con recelo.
porque la MACHI cuando hace su rogativa, de­
be sostener el instrumento con la mano izquierda, CULMEYEN. tr. Anhelar, desear, codiciar vehemen­
temente. | ! sinón. AMPELM. N G A N G U E N .
mediante una orejuela de cuero que tiene en su
parte inferior. Esto es lo clásico, aunque mo­ ÜCIIRUNMAN.
dernamente se ha modificado y en algunas oca­ CULMIUCÜLEN. intr. E star inseguro un árbol por
siones se ve a la MACHI sentada con su CUL­ tener sus raíces flojas.
CHRUN en el suelo, al que percute con dos CULPAD, s. Pantano. || sinón. CHAPAD. LLOD-
palillos. El ritmo del CULCHRUN es monóto­ COM. PELEQUEYÜM. PE LE H U E .
no, tanto por su compás como por su larga con­ CULPAD NGUEN. adj. Pantanoso.
tinuidad y repetición. En el Neuquén cordille­ CULPEM. s. Delirio, desvarío. |[ sinón. PUAL.
rano, región de La Angostura, a orillas del lago CULPEU. s. Animal, posiblemente perro salvaje o
Aluminé, recogí un ritmo que se componía de raposa. || Escribe Latcham : “El canis magella-
nueve golpes, que comprendían un primer grupo nicus se clasifica también entre ios microdontes,
de cinco y otro segundo de cuatro, los que re­ pero es el más grande de ellos y su dentadura
pitiéndose incesantemente, me permitieron es­ es más robusta que en las demás variedades. H a­
quematizarlo en la siguiente forma: bita o habitaba ambas faldas de la Cordillera
desde Bolivia hasta T ierra del Fuego y en la
Tan tan taran tan - tan tan tarán Patagonia, al igual del guanaco, extendía sus
1 2 3- 4 5 6 7 8- 9 correrías hasta las llanuras. Es el culpaeus de
Molina, quien comienza por llamarlo perro mon­
Pude también allí apreciar los ritmos mapuches taraz p ara después clasificarlo como zorro; apre­
chilenos, más complejos y sincopados, porque ciación en que le han seguido casi todos los n atu ­
concurrieron al NGUILLATUN algunos indíge­ ralistas que han tratado de ese animal. Rosales
nas de la región chilena de Icalma.” (Pcluicn también habla de él como zorro y dice: “Ay mu­
Mapn.) chas y diferentes raposas con diversos nombres;
CULCHRUNTUN. intr. Tocar el tamborín. a las muy grandes llaman CULPEU, a las media­
CULEN. s. Arbusto comestible. || Con sus hojas se nas GURU; a las pequeñas CHILLAS y en to ­
prepara una infusión que se asemeja al té o a la das han depositado los indios muchas supersti­
manzanilla. Dicha infusión es medicinal para ciones y vanas adivinaciones. El CULPEO es
la cura de jaquecas, de malas digestiones y de el Canis Magellanicus llevado a Ing laterra desde
falta de apetito. Su raíz es poderoso hemético el Estrecho de Magallanes por el Capitán King.
y su ceniza purgante. || “El nombre que le dan Es común en Chile. Este animal es de color p a r­
los indios, escribe Falhner, es CULEM. Como do rojizo, con el lomo y cola casi negros. E l pela­
yo y varios de mis amigos recogimos bastantes je es largo y tupido, sobre todo en la cola que
bolsas de este té y lo repartimos entre muchas es bien poblada. Es del porte del perro pastor
personas, tuve ocasión de observar sus efectos y escocés y a veces algo mayor. Como hemos dicho
de ellos me resultó que daba apetito, ayudaba a se asemeja más al lobo que al zorro. Los perros
la digestión, siendo remedio contra jaquecas, domésticos de los indios fueguinos y de los p a­
apepsias crónicas (falta de apetito) y anorexias tagones han sido derivados de esta estirpe.”
(mala digestión) que se habían resistido a to­ (Los animales domésticos de la América preco­
dos los demás remedios; cualidades en que su­ lombina.) || El CULPEU ha sido considerado
pera, y con mucho al té de China.” (A description en tiempos antiguos como protector de la raza
of Pafagonia.) \ Bot. Psoralea glandulosa. mapuche.
CUI. 87 CU IV

CULVEN’N. intr. Carpir, escardar terreno extirpan­ CUMCHRÜ. s. Quirquincho, armadillo menor que el
do hierbas y malezas antes de labrarlo. || sinón. peludo. |j Zool. Dasypus minutus.
CULVÜN’N. CUMPA, s. Mazo guerrero hecho con una ram a
CULVENMAPU. s. Terreno libre de hierbas y ma­ nudosa generalmente de haya; arm a terrible
lezas ya listo para ser labrado. en manos de los indígenas para el combate cuer­
CULVEVE. s. Carpidor, escardador. po a cuerpo.
CULVÜN. intr. Desmontar, talar. || sinón. CACHRÜ- CUMPAÑILHUE. s. Cobre (metal). j | lit. hierro ro­
LEMUN. jizo. || sinón. QUELÜPAÑILHUE. || Los pam ­
CULU. s. Cresta. || sinón. CANIU. RERÜM. RIPI. pas decían PAYEN.
CULLCULL. s. Corneta consistente en un cuerno des. CUMPIHUICHEN. s. PIHUICHEN rojo. v. PIH U I-
puntado en bisel y taladrado. Su diámetro es CHEN.
variable, según se quiera obtener notas graves CUMPÜLLI. s. Tierra roja, más roja que COLLIPÜ-
o agudas. Servía para dar señales de alarma y LLI. No servía para siembra.
mandos de guerra. || sinón. CUNGCULL. CUMTUN. intr. Inflamarse, enrojecerse la piel. ||
CULLCÜÑ. tr. Reservarse algo. sinón. CUMAVÜN.
CULLCHEÑMAIHUE. s. Donde van las almas de CUMUL. s. Mazorca de maíz. expr. pampa. (Rosas.)
los difuntos. || sinón. POLA.
• CULLE. s. Hierba vinagrilla, especie de trébol de pe­ CUN. intr. Ir, acudir.
queñas flores amarillas. En infusiones, antifebril, CUNA. adj. Gordo, rechoncho. ¡| sinón. MOCHRI.
antihemorrágica y restregada con orines era CUNACUNA. adj. Rechoncho, obeso. || sinón. MO-
utilizada en bebidas para enfermedades del vien­ CHRIMOCHRI.
tre y del estómago. También utilizada para pre­ CUNARQUEN. tr. Cocer y tostar maíz para su con­
parar hilo antes de teñirlo de colorado. || Vo­ servación durante el invierno. || El procedimien­
cablo españolizado. || Bot. Probablem. Oxalis cor- to es el siguiente: “ Se hace en terreno firm e un
niculata. hoyo redondo de dos metros de profundidad, dos
metros de diámetro en el fondo con un metro en
CULLIM. s. Arena, expr. pampa. || sinón. CUYÜM.
la boca. Se calienta lo más que se puede que­
CULLIN. s. Bienes materiales, patrimonio, caudal,
mando leña adentro y se llena bien apretado
peculio. || s. Todo lo que se utilizaba en canje,
con choclos en su hoja hasta dejar un montón
en trueque o en cambio, para pagos. || tr. e intr.
encima, éste se cubre con caña verde y en se­
Pagar.
guida con tierra de modo que no pueda escapar
CULLIN NGUEN. intr. Roseer bienes, tener for­
el vapor. Terminada esta tarea al anochecer, se
tuna.
descubre el montón, se sacan y deshojan las
CULLIÑ. s. Animal, bestia.
mazorcas a la mañana siguiente, después se
CULLIÑCAUN. s. Bestialidad. || r. Cometer una bes­
secan los choclos al sol y se desgranan.” (Lenz.)
tialidad.
Se llega asi a deshidratar el maíz, lo que faci­
CULLIÑCO. s. Aguada, abrevadero.
lita su buena conservación. || Los quechuas te­
CULLIÑDÚNGU. s. Lo que se refiere a los animales.
nían la misma práctica bajo el nombre de CHU­
11 Por extensión: Zool.
CHOCA.
CULLIÑMATUN. tr. Rescatar.
CUNAUCUNAU. s. Cuajo de los rumiantes.
CULLITUN. tr. e intr. Pagar. || D ar satisfacción.
CUNAVCÜN. tr. A sar o tostar ligeramente.
CULLME. adj. Avaro. || sinón. RTJCUVE.
CUNCHE. s. Racimo, piña. || sinón. CUNCO. CÜN-
CULLMEHUINCA. v. CULMEHUINCA.
CO.
CULLME NGUEN. intr. Ser avaro. ||s . Avaricia. CUNCHECÜLEN. intr. Enracimarse, apiñarse. I¡
|| sinón. RÜCÜ NGUEN. sinón. CÜNCOLEN.
CULLU. s. Baño caliente. CUNCOLEN. intr. E star enracimado, estar apiñado.
CULLUIÑ. s. Diarrea, disentería. || sinón. CAICHÜ. || sinón. CÜNCOLEN.
COLLHUIN. PECHA. CUNCUNA, s. Gusano, oruga, larva. || sinón. PIRU.
CULLUIÑ’N. intr. Tener diarrea, tener disentería. || CUNCUNAN. intr. Hincharse.
sinón. CAICHÜN. COLLHUIN’N. CUNGAIQUIÑ. adj. Color de guanaco. || s. En len­
CULLUMN. tr. e intr. Lavarse la cara o lavar la guaje de MACHI el pájaro CHUCAU al cual
cara a otro. cazan, secan y adornan con un collar de flores
CULLUUN. rec. Hacerse caricias. de COPIHUE para aplicarlo a los enfermos en la
CUM. adj. Rojizo, bermego, carmesí, escarlata. || parte dolorida.
sinón. CÜLU. QUELÜ. CUNGCULL. s. Corneta hecha de cuero. || v. CULL­
CUMARCA. s. Peladilla (pez). || sinón. CÜMARCA. CULL.
CUMAVÜN. intr. Inflamarse la piel. || sinón. AVÚN- CUNGU. s. Cáscara del roble colorado. Mezclado con
MAUN. CUMTUM. flor de ceniza se utilizaba para refinar y robus­
CUMCHE. s. lit. CUM: rojizo; CHE: gente. Anti­ tecer colores tintóreos.
gua tribu indígena de Chile llamada también CUNGUE. s. Banco de arena. | Arrecife.
CUNCO o CUNCHE, es decir pelirrojos. CUNGUE NGUEN. intr. Haber, existir un banco de
CUMCHI. v. CONCHI. arena.
CUNGUMA. s. Tormenta, temporal, tempestad. ||si- CUPEUN. intr. Producir su ruido característico al
nón. PEDCULMAUN. caer el árbol.
CUNGUÑMAN. tr. T ra ta r al hilo con mezcla de CUPIAPO. s. Cierta piedra preciosa.
cáscara de roble y flor de ceniza CUNGU. CUPIL. s. Esquila. || sinón. QUEDIN.
CUNINGCUNING. s. Grillo, insecto. ||sinón. CHUL- CUPILCA. s. M anjar: harina tostada rem ojada con
CO. LINCON. chicha u otros zumos.
CUNQUEN. s. Canciones sagradas que a veces se CUPILN. tr. Esquilar, tusar, cerdear. 11 La esquila
acompañaban con danzas ejecutadas por pare­ se efectuaba con cuchillos de pedernal; la lana
jas, a pequeños saltos. se clasificaba según clase y calidad. || sinón. CU-
CUNUPULLI. s. Tierra negra muy fértil. PILTUN. QUEDIÑ’N.
CUNUDEUÜ. s. Cueva de ratones. CUPIL LONCO, intr. Cortar el pelo.
CUNULQUIAUN. intr. Hacer ruido al correr. CUPÜCUPÜTUN. intr. Revolcarse (las aves).
CUNUMAPU. s. Zona de buena tierra negra para CUPÜD. s. Cosa sucia. || Cosa inmunda.
cultivo. CUPÜDCO. s. Agua sucia.
CUNUNGCÜN. intr. Frotar. CUPÜDCÜLEN. intr. Ser sucio, ser puerco, ser as­
CUÑEN, s. Huevos de peces. queroso. || sinón. ÜNÜVALN.
CUÑIL. Mala grafía de CUÑÜL. v CUÑÜL. CUPÜDN. intr. Ensuciarse, emporcarse. || sinón.
CUÑILENGU. expr. adv. Con cuidado. PODN.
CUÑILN. tr. Compadecerse. || Cuidar de alguien. CUPÜLHUE. s. Cuna indígena. || “Es una cam illita
CUÑILTULEN. intr. Tener cuidado. cuyos dos brazos están unidos por cuatro tabli^
CUÑILTUN. tr. Tener compasión por alguien. || si­ tas sobre las que se extiende una piel o pellejo
llón. CUÑILN. que hace de colchón. Encima va clavado un re ­
CUÑILTUUN. r. Cuidarse, trata rse bien, conservar­ tazo de tela, por los bordes, de suerte que forme
se (uno mismo). como una bolsa p ara recibir al niñito envuelto
CUÑILYEN. tr. Cuidar, ocuparse de alguien como en pañales. Una banda transversal lo m antiene
si perteneciera a la familia propia. sujeto y la mamá apoya esta cuna-camilla, de
CUÑIPAL. s. Tábano. || sinón. PÜCHROQUIÑ. pie, contra las paredes de la RUCA. Cuando va
CUÑIUCÜNON. tr. Poner en peligro, apeligrar. de viaje la lleva a la espalda su jeta con unos
CUÑIUCÜNOUN. r. E star en peligro, peligrar. tirantes, añadiendo a la cabecera un arco de
CUÑIUDÜNGU. s. Asunto, acción o proceder peli­ mimbre del que suspende un reducido toldo que
groso. protege al tierno viajero de los rayos del sol o
CUÑIUN. s. Riesgo, peligro. || Obstáculo, estorbo, es­ de las gotas de agua. Al llegar al campo sujeta
collo, remora, impedimento. en tierra las dos p atas inferiores del aparato
y el bebé así de pie, la sigue con los ojos mien­
CUÑIU NGUEN. intr. Ser peligroso, ser arriesgado.
tras le dura el trabajo. O tras veces con una
CUÑIUTU. adv. Cautelosamente, cautamente, con
cordezuela sujeta a las extremidades superiores,
mucho cuidado.
la cuelga de alguna estaca o de algún árbol,
CUÑIUTULEN. intr. E star con ciudado, cuidarse de desde el que el nene, acunado suavemente pol­
alguno. 11 E star en peligro de. la brisa, contempla los contornos. No es bárbara
CUÑIUTUN. intr. Cuidarse, guardarse. tal costumbre, sino por el contrario, puesta muy­
CUÑIVAL. adj. Pobre, infeliz, desgraciado, desdi­ en razón, ya que la postura vertical en tal apoyo,
chado, huérfano. || sinón. CULME. CUÑÜVAL. rígida por la espalda y flexible por delante, no
CUNNUVAL. fatig a lo más mínimo al niñito y le asegura las
CUÑIVALCAN. tr. Empobrecer a otro. I| sinón. CU- bellas proporciones robustas que han hecho de la
ÑÜVALN. CUNÜVALCAN. nación araucana uno de los tipos humanos mejor
CUÑIVALDUAMN. intr. Ser falto de ánimo, de va­ constituidos.” (Housse.) || La descripción de
lor, ser pusilánime. Houssc se refiere a la cuna mapuche transcordi­
CUÑIVAL NGUEN. intr. Ser pobre, infeliz. || s. Po­ llerana. Guinnard describe la cuna pam pa en los
breza, indigencia, miseria. siguientes términos: “ Extienden al recién nacido
CUÑIVALUTUN. tr. Empobrecer. sobre una especie de escala que hace el papel de
CUÑIVALUTUUN. r. Empobrecerse. cuna. La parte superior del cuerpecito descansa
CUÑÜL. s. Cuidado. ¡| sinón. CUÑIL. sobre travesaños o escalones próximos unos a
CUÑUVAL. v. CUÑIVAL. otros y forrados con un cuero de carnero, en
CUPALN. tr. Traer, aportar. || sinón. ACULN. tanto que la parte posterior encaja en una especie
ELPAN. de cavidad que forman los otros escalones coloca­
CUPEDN. intr. Hacer fomentos al paciente aplicando dos debajo de los montantes. E l niño es m ante­
en la parte dolorida la mano caldeada sobre el nido en esa posición por correas muy suaves,
fuego. || sinón. CUPEDTUN. atadas sobre los cueros que hacen de sábanas.
CUPENCA. s. Todas las vigas, todos los palos que La longitud de la cuna supera a la del niño en
sostienen la casa. un pie aproximadamente por cada lado. En las
CUPETUN. tr. Parchar. || sinón. LLAPATUN. RA- cuatro puntas se atan otras correas que sirven
LETUN. para suspenderlo horizontalmente durante la
CUP 89 CUR

noche, por encima del padre y la madre, a quie­ CURAM. s. Huevo de ave (no de> pez; a éste lo lla­
nes otra correa de cuero permite acunar a la maban CUÑEN). || Al indígena le agradaba mu­
criatura, sin incomodarse. Todas las mañanas cho y lo comía en cualquier estado lo mismo fres­
estas criaturas quedan en libertad de movimiento co que empollado, pues no hacía diferencia entre
durante el tiempo necesario para atender a su pollo nonato o guanaco nonato. Lo comían crudo
aseo; y también cuando hace sol la madre los o asado, al rescoldo. Ignoraban la tortilla y la
tiende sobre un cuero de carnero para que adquie­ cocción en agua. || Los pampas decían CURRAM.
ran la fuerza y el vigor que les comunica el CURAMACHAHUALL. s. Huevo de gallina.
astro bienhechor. Cuando llueve o hace frío que­ CURAMCHOIQUE. s. Huevo de avestruz, muy apre­
dan abrigados en el interior de la RUCA; son co­ ciado por los indígenas. || Lo comían asado. Para
locados verticalmente, junto a uno de los mon­ asarlo paraban el huevo sobre las cenizas ardien­
tantes del toldo, lo mismo que una escalera apo­ tes, con la extremidad superior abierta a fin de
yada a una pared. La madre se queda frente a revolver con un palito yema y clara para que no
ellos, mirándoles sin cesar y dándoles frecuen­ se quemasen. “Los indios, escribe Guinnard, no
temente el pecho o también trocitos de carne comen sino los que encuentran en número par y
sangrienta que los niños chupan.” (Tres años desechan los otros, que pretenden no estar fe­
de esclavitud.) || sinón. CÜPULHUE. CUL- cundados.”
PILHUE. CURAMALAL. s. Cerco o corral de piedra.
CUPÜLCON’N. intr. Chamuscarse. CURAMN. intr. Poner huevos (las aves, no los
CUPÜLN. tr. Chamuscar, sinón. CUCHRANVÜN. || peces).
Fajar y recostar al bebé en el CUPÜLHUE. CURAMCHRAHUA. s. Huevos que no tienen aún
CUPÜLUN. intr. Chamuscarse. su cáscara.
CUPÚMN. tr. Escarmentar. || sinón. CUVN. PE- CURAMCHRARU. s. Comida para los niños; espe­
LELDUAMN. cie de bolillas hechas con la borra de chicha de
CUPÜUN. intr. Asar en las brasas. |i sinón. CU- maiz. || lit. huevo de carancho.
PÜUN. CURAMTUN. intr. Comer huevos.
CUQUEÑ. s. Abceso. || sinón. POI. CURAMVILU. s. lit. huevo de culebra. Planta más
CURA. s. Piedra. || Los indígenas creían que mu­ conocida por TOPATOPA. v. TOPATOPA.
chas piedras, muchos peñascos, muchas rocas CURANTU. s. Pedregal. || sinón. CURAHUE.
eran seres inanimados que llevaban en su inte­ CURANTUN. tr. Apedrear, cascotear, lapidar. ||
rior el espíritu de sus antepasados transmutados sinón. CURATUN. CHRAROTUN.
así durante el Diluvio, v. CHRENCHREN. || si­ CURAPIUQUE NGUEN. intr. Ser muy duro, tener
nón. CUSA. || Los pampas decían CURRA. || Es corazón de piedra.
voz usada en componente de nombres. El linaje CURARI. s. Chaquiras grandes de piedra para
de los CURA es famoso en nuestra historia. adorno.
CURACAMAÑ. s. El que trabaja la piedra, el arte­ CURAVOANA. s. Cierta variedad de papa.
sano de la piedra. 11 Era oficio de capital impor­ CURAVUÑAPUE. s. Piedra o cálculos que se forman
tancia; los mapuches, todavía en la era de piedra en el cuerpo de ciertos animales; las llamadas
a la llegada de los conquistadores, debido a las piedras bezar o bezoar. v. LUANCURA.
enseñanzas de éstos, pudieron pasar sin transi­ CURCUR. s. Nido o cama de ciertos cuadrúpedos.
ción a la era del hierro, y saltear la era inter­ CURCO, s. Cueva, antro, caverna, covacha, cubil,
media del bronce. gruta.
CURACANA. s. Cierto tubérculo comestible. CURE. s. Mujer, esposa. || “Al lado de la mujer solte­
CURACO. s. Agua que sale entre las piedras. 11 ra, escribe Mansilla, la mujer casada es una es­
Planta med. conocida por CUCHRACUCHRA. clava. La soltera tiene gran libertad de acción:
CURACURA. s. Paletilla, omóplato. || sinón. CHRA- sale cuando quiere, va donde quiere, habla con
CHRAHUA. LIRALIRA. quien quiere, hace lo que quiere. La mujer ca­
CURACONUN. tr. Endurecer, poner como piedra. || sada depende de su marido para todo; nada
sinón. YAVÜCÚNUN. puede hacer sin permiso de éste. Tiene sobre
CURACHADI. s. Piedra de sal, sal gema o sal de ella derechos de vida y de muerte. Así son de
piedra. || sinón. LILCOCHADI. desgraciadas. Y tanto más, cuanto, que quieran
CURADEU. s. Melosa, planta que utilizaban para o no, tienen que casarse con quien las pueda
facilitar la menstruación. || sinón. CHUCAN- comprar.” || sinón. MALEN.
CHUCAN. CUREHUEN. s. Cónyuges, esposos. || sinón. VÚTA-
CURAHUA. s. Maíz morocho. HUEN. PIÑOMHUEN.
CURAHUE. s. Pedregal. || sinón. CURANTU. CU- CUREMAN. intr. Revolcarse los animales. 11 sinón.
RAQUEN. CURENCAN.
CURALNGUE. s. Niña de los ojos. 11 sinón. CHEN- CURENGUEQUEL. s. Nubilidad femenina, puber­
GUE. tad. || Escribe Housse: “Las jóvenes que llegan
CURALNGUECUCHRAN. s. Enfermedad de la vista. a la pubertad son objeto de una especial cere-
CURALÑEHUEN. s. Piedras que sirven de plomada tancia de las RUCAS se plantan cuatro ramas
en la red de pesca. || sinón. CURAÑEHUEN. monia. En una llanura herbosa y a cierta dis-
CUR 90 CUR

de bambú, encorvadas arriba y unidas en ojiva. mucho hasta que por intermedio de un indio
Varios panchos multicolores las cubren, for­ puelche tuve su explicación: era p ara festeja r
mando así una tienda baja, en la que la adoles­ la llegada de la nubilidad de la joven india que
cente va a encerrarse en compañía de una ma­ se efectuaba la ceremonia. Era costumbre común
drina anciana. Durante cuatro días a la hora de a los patagones, a los araucanos y a los puelches
comer, sólo recibe por una claraboya una escu­ que la niña al primer síntoma de nubilidad in­
dilla muy escasa. Durante este mismo lapso de formase a su madre o a su más próxima pariente,
tiempo sus tios y hennanos mayores se turnan ésta notificándolo al jefe de la familia, quien de
alrededor del pabellón, montan guardia continua inmediato sacrificaba la yegua más gorda a fin
y mantienen apartados a los numerosos invita­ de convidar a sus amigos. Se coloca a la joven
dos que no lejos de allí se hartan de comida y de en el fondo de un toldo llamado H UETERUCA
chicha y se entregan a toda clase de juegos. El especialmente decorado y allí sobre una especie
último día todas las mujeres presentes toman de altar recibe las visitas sucesivas de todos los
parte en un ejercicio de destreza. Fíjase en tie­ indios e indias de la toldería venidos a felicitarla
rra un bambú alto; Jas concurrentes alineadas y a recibir el trozo de carne de yegua que les co­
a distancia de unos cuarenta a sesenta pasos, rresponde según su rango o su grado de parente­
cuando les llega el turno, tiran al mástil una la. Cuando todos los visitantes han pasado por
planchita de metal ganando aquella que la acer­ el toldo y nadie ignora en la tribu la nubilidad
ca más. En este instante dos amigas de la re­ de la joven, se la hace sentar sobre una m anta
cluida le van a sacar de su retiro y tomándola de lana que su madre sostiene por delante y su
cada cual por un brazo la llevan, a la carrera, más próxima parienta por atrás, y, así levantada,
hasta otra vara larga, cincuenta metros más allá, se la pasea mientras una vieja efectuando pro­
verificando la vuelta de idéntica manera. Dos bablemente funciones de adivina o de sacerdotisa
jóvenes reemplazan luego a las amigas y ejecu­ marcha al frente entonando canciones o rezos
tan con la adolescente idéntico galope. Al llegar para conjurar sin duda, a los malos espiritus.
junto a la tienda los reciben otros dos jóvenes Este cortejo se dirige lentamente hacia una la­
que llevan a hombros una a modo de tarim a que guna próxima sin que nadie lo siga. La sacerdo­
hace de pavés de honor a la que sube pronto la tisa entra la primera en el agua, recoge un poco
heroína de la fiesta; siéntase en él como una de ella en la mano y la tira al aire, hablando
reina y se organiza el cortejo. Cinco hombres largamente sin duda para encomendar al dios del
van danzando adelante pintarrajeados de azul mal de proteger a la joven india en la nueva
y por todas partes llenos de cintas. Cinco muje­ situación que va a tomar en la tribu. Las otras
res danzan detrás, vestidas de corto, con los pies mujeres entran en la laguna una vez term inadas
adornados de una cruz blanca y negra y rayas las rogativas y por tres veces zambullen inmer­
rojizas. Flautas, chiflos y tamborines llevan el giendo a la joven, luego la secan y limpian, la
compás; sigue la muchedumbre y así se va desde acuestan sobre mantas a las orillas, la cubren con
la RUCA paterna de la joven hasta el sitio en sus mejores prendas y después de largas oracio­
que hay una yegua atada a una estaca. Allí una nes de la sacerdotisa, la neófita regresa a la
mujer de probadas fuerzas y destreza se pone toldería, donde desde entonces ocupa el lugar
frente al animal. A un metro de distancia da que le corresponde.” (Voyaye dans VAmérique
vueltas en el aire un lazo de tres cuerdas ter­ méridionale.) || “ Desde su nubilidad hasta su ca­
minadas en una bola de granito que deja caer samiento la mujer soltera es libre de su persona
sobre la frente del animal. Si el golpe está bien y, dice Mansilla, puede si quiere entregarse al
asestndo la víctima se desploma y se la degüella. hombre de su predilección. El que quiere penetrar
Si sólo queda aturdida, un sacrificador la rema­ en un toldo de noche se acerca a la cama de la
ta con su maza. Algunos asistentes a los festejos chica que le gusta y le habla; ni el padre ni la
la descuartizan y espetan los cuartos para el madre, ni los hermanos le dicen una palabra. No
banquete final. Así termina entre cánticos y es asunto de ellos, sino de la joven. Ella es dueña
danzas embriagadoras la infancia de la joven de su libertad y de su cuerpo. Si cede no se des­
mapuche.” || La descripción de Housse se refie­ honra, no es criticada ni mal mirada, al contra­
re a la ceremonia chilena; en nuestro país tam­ rio es una prueba de que algo vale; de otra
bién se festejaba la pubertad. A continuación co­ manera no la habrían solicitado. Como se ve la
piamos la descripción de la ceremonia vista por mujer soltera es libre como los pájaros para los
d’Orbigny en San Javier, cerca de Carmen de placeres del amor entre los indios. ¿Se creería
Patagones en 1829. Escribe d’Orbigny: “Cierto por eso, agrega Mansilla, que la licencia es
día llegaba yo a San Javier en momentos en que general entre ellos, que los Lovelace abundan
empezaba una ceremonia nacional a la cual pu­ y que no hay más que fijarse en una india p ara
de asistir en todas sus partes. Vi muchos indios exclamar después: fui, vi y vencí? No tal. La
rodeando un toldo donde estaba instalada una libertad es un correctivo en todo. Como la lanza
joven que sus vecinos venían a visitar por turno del guerrero antiguo, ella cura las mismas he­
y a los cuales ella obsequiaba con un trozo de ridas que hace.”
carne. Este singular espectáculo me intrigaba CURENGUELAN. intr. No tener mujer, ser soltero.
CURE NGUEN. intr. Tener mujer, ser casado. || violencias por una brusca separación. Avisan
Los pampas decían: CUREGÜEY. 11 Casarse. a sus parientes, que se arman entonces y la
|| s. Casamiento. recuperan de viva fuerza, lo que forma la fuen­
CUREPIÑEÑ’N. intr. Tener menstruación la mujer. te de un odio implacable de las dos partes, por­
CURETUN. tr. e intr. Fornicar, efectuar coito. 11 que no solamente pierde el marido a su m ujer,
Pampas y huilliches argentinos decian: CURRE- sino que le niegan los dos tercios de lo que ha
TUN. dado para obtenerla." (Tres años de esclavi­
CUREYEN. tr. Tomar por mujer, casarse. || “Hay tud.)
tres modos de casarse, escribe Mansilla. El pri­ CURHUEL. s. Verga, miembro viril. || Voz rancül-
mero es como en todas partes, con el consenti­ che. || sinón. PÜNÜN. ULO.
miento de los padres y por amor, con el apéndice CURI. s. Ortiga. Los pampas decían CURRI. || adj.
que hay que pagarles a aquéllos. En este caso, por CURÜ: negro (color) modalidad muy co­
si después de casada una india se le escapa al mún en la región neuquina. sinón. CURU. CU-
marido y se refugia en casa de sus padres, el DÜ. CUDU. CURRU. CUSU.
tonto que se casó por amor pierde mujer y cuan­ CURICHE, s. Gente de raza negra: el negro, la
to por ella dio. El segundo consiste en ro­ negra. Vocablo españolizado, v. TAPAYU. 11 Lla­
dear el toldo de la india que se quiere, acom­ mábase también así a los galanes de honor en
pañado de varios y en arrancarla a viva fuer­ la ceremonia de inauguración, de una nueva MA­
za, con el beneplácito y ayuda de sus padres. CHI porque se pintaban la cara de negro. v.
En este otro caso también hay que p agar; pero NGUEICÜREHUE.
más que en el anterior. Si la m ujer huye des­ CURIHUE. s. Ortigal.
pués y se refugia en el toldo paterno hay que CURINQUE. s. Hígado (Anat.) en mapuche del
entregarla. El tercero es parecido al anterior; siglo xvni. (Herckmans.)
se rodea el toldo de la india, con el mayor CURITUN. tr. Restregar con ortigas.
número de amigos posible y quiera ella o no, CURITUUN. r. Restregarse con ortigas.
quieran los padres o no, se la arranca de viva CURU. adj. Color negro; cosa negra. || Obscuro cuan­
fuerza. Pero en este caso hay que pagar mucho do está empleado con otro nombre de color. |¡
más que en el otro. Si la m ujer huye después sinón. CUDÜ. CURÜ. CUSU. CUDU. Los pam­
y se refugia en el toldo paterno la entregan o pas decían CURRU.
no. Si no la entregan los padres, en uso de su CURUCAHUELLU. s. Caballo obscuro.
derecho, el marido pierde lo que pagó. Y el CURUMAINIL. adj. Picazo, color de caballo, según
loco que se casó a la fuerza, por la pena es Rosas, quien escribe CURRUMAINIL. expr.
cuerdo. No están tan mal dispuestas las cosas pampa.
entre los indios; el amor y la violencia exponen CURÜ. sinón. de CUDÜ. CURÜ. CURRU. CUSU.
a iguales riesgos. Un indio puede casarse con Los compuestos y derivados que figuran a con­
varias mujeres; generalmente no tienen más que tinuación son aplicables a cualquiera de estos
una porque casarse es negocio serio y cuesta caro. sinónimos.
Sólo los caciques y los capitanejos tienen más de CURÜCAHUIÑ. s. Velada mortuoria. 11 Excequias.
una mujer. La más antigua es la que regentea el CURÜCALQUIN. s. lit. águila negra. || adj. Apli­
toldo; las demás tienen que obedecerle, aunque case a todo lo que es rayado de blanco y negro.
hay siempre una favorita que se sustrae a su CURÜCALLVÜ. adj. Azul obscuro.
dominio” (Una excursión a los indios ranqueles.) CURÜCUL. s. Trozo de corazón que según anti­
||“Si ocurre (entre los pam pas), escribe Guin- quísima costumbre era enviado para convocar
nard, que los esposos no pueden simpatizar des­ a guerra y era ley inviolable salir a ella “en
pués de una cohabitaoión más o menos larga, se recibiendo un pedacito” dice Rosales,
separan amablemente, sin que los padres opongan CURÜCÚLU. adj. Colorado obscuro.
dificultades para restituir los objetos que han CURÜCÜNUN. tr. Ennegrecer, tiznar.
recibido del esposo. Este, en muestra de gene­ CURÜCHE. adj. Negro, negra (personas). || v.
rosidad, les deja siempre una parte como pago CURICHE.
del perjuicio que considera haberles causado al CURÜHUAYUN. s. Planta medicinal. 11 El jugo de
separarles de su hija y devolverla sin hijos. su corteza se consideraba como abortivo.
La mujer puede ser pedida de nuevo y concer­ CURÜHUEN. intr. Haberse quedado negro; haber­
tar otra unión. La costumbre de los indios es se manchado de negro.
mostrar gran severidad con respecto a la mujer CURÜLAN. s. Muerte violenta y repentina. || si­
en los primeros tiempos del casamiento; algu­ nón. CURULAN.
nos llevan la crueldad a golpearlas con sus bo­ CURÜMAINIL. adj. Picazo (color de caballo).
leadoras para hacerlas, dicen, humildes y sumi­ CURÜMAMÜLL. s. Palo negro, común en nues­
sas. La m ujer debe respetar y elogiar los actos tras llanuras bonaerenses. 11 “La Pampa sin
de su marido y callarse cuando él toma la pala­ monte, escrihe Zeballos, solía presentar un a r­
bra. Algunas sin embargo, se niegan a someter­ busto de menos de un metro de altu ra cuya
se a esta humildad y se ganan continuos malos madera quemaba admirablemente produciendo
tratos. Las más empecinadas se libran de estas brasas duraderas. E ra el combustible de las tr i­
CUK 92 C

bus nómades en sus correrías.” (Viaje al país CUTURN. intr. Tostar.


de los araucanos.) ||Med. en infecciones intes­ CUTUTUN. s. Juego indígena parecido al que prac­
tinales. || Bot. Collectia crueiata. (Gell y Hook.) tican los niños bajo el nombre de “gavilán” o
|| sinón. MAYU. “milano.” Dieciséis o veinte personas tomadas
CURÜMULA. s. Escarabajo negro, de alas duras por las manos forman círculo en cuyo centro se
que se encuentra en los laureles. pone de pie un muchacho. Los demás procuran,
CURÜN. tr. Teñir de negro. || Se machacan fuerte­ por la astucia o por la fuerza, romper el círcu­
mente raíces de LÜVO (romaza) y de VÜLEI lo y apoderarse del muchacho. (Lenz.)
a las qua se agrega cierta cantidad de añil que CUUMELEN. intr. Ir en aumento. || Ir progresan­
se macera en orines podridos. En esa compo­ do. 11 Pasar, andar, venir. (Augusta.)
sición se dejan los hilos durante cuatro o cinco CUUMEN. intr. Seguir, proseguir, continuar, rea­
días, hasta que toman bien el color. Esta re­ nudar. || sinón. INANIEN.
ceta no era conocida por todos; su secreto era CUUÜLANTUN. intr. Seguir su vida.
cuidadosamente guardado por sus conocedores. CUÜ. s. Mano. !| sinón. CUG. CUÜG. Los huilliches
|| sinón. CURÜTUN. decían CUI y los rancülches CUIIUI o CUUI-
CURÜNAMUN. s. Planta llamada vulgarmente CUÜL. s. Manga de la vestimenta.
culantrillo.M ed. pectoral y diurética. 11 Bot. CUÜE. s. Dorso de la mano. expr. rancülche.
Adiamtum chilense. Kaulf. fam. Polypodiaceae. CUVCUVIAUN. intr. Caminar con pasos audibles.
CURÜNUNTUN. intr. Ennegrecerse, tiznarse. CUVCUVÜN. intr. Sonar los pasos.
CURÜPEHUA. s. Maíz negro. CUVCÜLEN. intr. Estar escarmentado.
CURÜPESTE. s. Peste negra. La palabra peste es CUVILLN. v. CUVÜLLN.
vocablo español mapuchizado. v. HUINCACU- CUVIÑCÜLEN. intr. Estar rojo por caldeado.
CHRAN. CUVN. intr. Estar molesto, cansarse por el calor.
CURÜPESTEN. intr. Tener viruela. || Escarmentar. || sinón. CUPÜMN. PELELDU-
CURÜPÜLCU. s. Chicha negra, nombre que daban AMN.
al vino.
CUVUÑ. adj. Caliente. 11 Huero, tratándose de hue­
CURÜPÜNCUL. s. Té de burro o yerba del incor­ vos.
dio. || Med. diurética, emenagoga.
CUVUÑ’N. tr. Calentar. || sinón. ADUMN. EÑUMN.
CURÜQUELU. adj. Rojo obscuro. || sinón CUM. COVUN’N.
CURÜTUN. tr. Teñir de negro. || v. CURÜN.
CUVÜLL. s. Marisco. |i El indígena tanto el de las
CURÜTUPEYÜM. ger. ú. c. s. Todo producto para
costas marítimas como el de las fluviales, gus­
pintar o teñir de negro.
taba comer mariscos. Los comían crudos, luego
CURÜUN. s. Alba. || sinón. CURIUÜN. ELLAUÜN.
de abrirlos con un hueso puntiagudo que lla­
HUEUÜN. UÑ. UÜN.
maban MAG. Entre los mariscos comestibles
CURÜVILU. s. Culebra negra del mar, enemiga del
hombre. citaremos: CADACADA, COOLHUE, CONO,
CHACAÑ, CHAÑI, CHOLLHUA, CHRACA,
CURRA, expr. pampa por CURA.
DALLE, DOLLÜM, HUILDODOCA, LAPA, LE-
CURRENIEN. tr. Cazar, expresión moderna en lu­
LIHUEN, MACHA, MAICO, PELLU, PIUÜ,
gar de la voz pospuesta TUN.
QUIDI, QUILQUIHUEN, RANÜM. SALLE
CURRETUN. tr. e intr. Fornicar. || Coito. || sinón.
(DALLE).
CORRITUN. || Ambas son expresiones huillich&s
por CÜRITUN. CUVÜLLCÜLEN. intr. Estar caldeado.
CURRU. adj. Negro. || sinón. CURU. CURÜ. CU- CUVÜLLN. tr. Caldear.
RRÜ. || Voz netamente mapuche argentina. CUVÜLLUÜN. r. Tartamudear.
CUSA. Por CURA. v. CURA. CUVÜN. intr. Calentarse. || adj. Caliente. || intr.
CUSE. Por CUDE. v. CUDE. Ponerse huero el huevo.
CUSEN. Por CUDEN. v. CUDEN. CUVÜNGCÜLEN. intr. Estar turbio. || sinón. CHRU-
CUSEPÜRA. Por CUDEPÜRA. v. CUDEPÜRA. VÜN.
CUSI. v. CUDI. CUVÜU. s. Polvo, tierra, nube de polvo. || v. CHRU-
CUSILL. Por CUDILL. s. cierta planta. || Bot. Sta- VÜR.
chus chronotica Hoof fam. Labiatac. CUVÜUCUVÜU NGUEN. intr. Levantarse polva­
CUSU. adj. Negro (color). (Falkner.) || sinón. CU­ reda.
RU. v. Allí otros sinónimos. CUYA. s. Hurón de pelaje gris. || Zool. Galictis cuya.
CUT. s. Cosa tostada. 11sinón. COT. CUYAVN. tr. Azotar, aporrear. | sinón. CHRU-
CUTAMA, s. Vocablo común al quechua y al ma­ PUN. HUIMAN.
puche: alforjas improvisadas formadas con la CUYAVCONTUN. intr. Cerrarse de golpe. 11 sinón.
manta del hombre (PONCHO) o con el rebozo HUILCHRAVCONTUN.
de la mujer (IQUILLA). CUYAVCUYAV NGUEN. intr. Levantarse y bajar­
CUTULN. tr. Hacer volver se continuamente.
CUTUN. intr. Volverse a ir. || s. Tambor. Voz ran- CUYAVÜTUYEN. tr. Dar una paliza; aporrear.
cülche. Creemos que es mala captación de Frich CUYAVNENTUN. tr. Azotar o aporrear fuertemen­
de la voz CULCHRUN. te.
I

CUY

CUYE. s. Por CUDE, vieja. || Hierba de tallos ju ­ CÜCHING. s. Polilla. || sinón. QUELING. MÚÑÜ-
gosos, agradables al paladar aunque un poco PIRU. CÚQUIM.
ácidos. Med. antilombricida. CÜCHINGTUN. tr. Apelillar. 11 sinón. QUELING-
CUYIL. pref. antepuesto a denominaciones de ante­ TUN. CÚQUIMTUN.
pasados indica el sexto grado de ascendencia. CÜCHIU. s. Culo. || sinón. POTO. CÜCHIU. CHRO-
CUYUAN1AGUEL. s. Vapor o vaho de la comida. CHROLLI. NÜDO. QUECHIU.
CUYUAN'N, intr. Vahear, echar vapor. || sinón. VÚ- CÜCHRAHUA. s. Callampa, especie de hongo.
CHON. VÍJCHOTUN. CÜCHRAU. v. CÜCHRAU.
CUYUL. s. Carbón de leña. CÜCHRI. s. Mirto, arrayán, árbol de tierra s húme­
CUYULCAN. tr. Tiznar, m arcar con carbón. || sinón. das, de corteza rojiza y flores blancas. || Med.
CUYULTUN. CURÜCÚNUN. NGUENPIUN. contra disentería. || sinón. CÜCHRI.
CUYULCAMAÑ. s. El experto en hacer carbón: car­ CÜCHRICHRIUN. intr. Trinar, gorgoritear los pá­
bonero. jaros.
CUYULCURA. s. lit. Piedra de carbón. No creemos CÜCHRIV. s. Cola de palo (pájaro).
que este vocablo designe al carbón de piedra, CÜCHRODÜN. tr. Refregar (con pasto y hojas). ||
desconocido por el mapuche antes de la conquis­ sinón. CÜCHRORÜN. CÜTOYÜN.
ta. Quizás designe a la turba o tal vez sea ex­ CÜCHRU. v. CÜCHRU. QUECHRU.
presión poscolombina traducida del español. CÜCHRÚN. intr. Mojarse mucho. 11 Destilar agua
CUYULN. tr. Hacer, fabricar carbón. || Carbonizar. la ropa.
|| Calcinar. CÚCHRÜN. tr. E strujar.
CUYULTUN. sinón. de CUYULCAN. CÜCHRÜNG. s. Atado, lío, ramo, fajo, manojo. ||
CUYÜM. s. Arena. || sinón. CUYUN. COREL. || Los sinón. CÜCHÜNG.
pampas decían CULLIM. CÜCHRÜNGCÜLEN. intr. E star unidas o reunidas
CUYÜM CHE. s. Gente que habita los arenales. De­ varias cosas (por ej. flores), en ramos o a ta ­
signábase así a los indígenas pobladores de las dos; o juntas en lienzo o paquete.
que se llamaron después provincias de Cuyo. CÜCHRÜNGRAYEN. s. Ramo de flores.
CUYÜMPUÜLLI. s. Tierra arenosa. || Arenal. CÜCHRÜNENTUN. tr. Exprimir.
CUYUNG. adj. Prominente, saliente, elevado. CÜCHRÜRÜN. intr. Crujir, chirriar. || sinón. CHRI-
CUYÜV. s. Polvo de tierra. 11 sinón. CUYÜV. CU- CHRÜYON. CÜQUIRN. NGARNGARÜN. QUI-
VÜU. CÜRÜN.
CUYÜVELN. tr. Empolvar. CÜCHÜCÚCHÜ. s. Gavilán, ave de rapiña. 11 sinón.
CUZI. v. CUDI. PEUCU. || Zool. Buteo unicinetus.
CÜCAÑ’N. intr. Esconderse el fugitivo. | sinón. CÜCHÜDÜN. tr. Refregar, sinón. CÜCHODN. CÚ-
ÜCAN’N. CHODÜN. CÜCHORÜN. CÜTOYÜN. NGAI-
CÜCON’N. intr. E star muy rendido; muy cansado. CAN. PINGÚDCÜN. || Limar, pulir, pulimentar.
CÚCHACAN. intr. Lavar. 11 s. Lo lavado. CÜCIIÜMN. tr. Entretener, distraer.
CÜCHACAVE. s. Lavandera. CÜCHÜMNIEN. intr. Tener bien entretenido a al­
CÜCHACHRIPAN. intr. Salirse, quitarse con el guien (para que no se vaya).
lavado (suciedad o mancha). || Limpiarse, la­ CÚCHÜN. tr. E stru ja r y estar mojado o chorreando
varse, desmugrarse, desroñarse. agua. || E scurrir o torcer ropa mojada. || sinón.
CÜCHAG. s. Límite, linde. QUECHUM.
CÜCHAGMAPU. s. Tierras o parcialidades vecinas. CÜCHÜNG. s. Atado, lío, ramo, fajo, manojo. ||
CÜCHALCÜCHAL. s. Avispa. || sinón. DIUMEÑ. sinón. CÜCHRÜNG. NÜNÜV.
SIUMEÑ. CÚDACÜDA. s. Cabellos de la mazorca del maíz.
CÜCHALONCON. intr. Lavar la cabeza. CÜDCÜCHAU. s. M artín pescador (ave). || v.
CÜCHALTUN. tr. Visitar, sinón. LLALLITUMEN. QUEDQUECHAN.
PEPAN. 11 Frecuentar. CÜDE. sinón. de CÜDE.
CÜCHAM. s. Cinta bien arreglada con cachiras. CÜDEHUE. s. Llanca, v. LLANCA.
CÜCHAN. tr. Lavar. || sinón. NGAUN. CÜDIÑ. sinón. de CÜDIN: placenta, matriz.
CÜCHANAMUN. intr. Lavar los pies. CÜDQUI. s. Cerco de ramas, parte de las nasas.
CÜCHANENTUN. tr. Q uitar manchas por medio CÜDU. s. Manta y toda vestimenta en general.
del lavado. CÜDUN. intr. Hacer mantas. || Ponerse mantas. ||
CÚCHATUHUE. s. Utensilio en que ponen el agua sinón. CÜDUTUN.
para lavarse: lavatorio. CÜDU NGUEN. s. Mocetón soltero, solo, sin familia.
CÜCHAUN. r. Lavarse. 11 Mascar, sinón. CHRAN- || sinón. QUIDU NGUEN.
GACHRANGATUN. ÜCHREVCÜN. CÚDUTULN. tr. Vestir.
CÚCHED. s. Ovario de ave. CÜDUTUN intr. Vestirse.
CÜCHEDPOÑÜ. s. Las papitas cuando se están for­ CÜHUELLCÜHUELL. s. Existen dos plantas de es­
mando. || sinón. CUCHEDPOÑI. te nombre, una empleada como filtro de amor.
CÜCHEN. s. Raíces de los tubérculos. || sinón. CÜHUELLCÜHUELL.
CÜCHEU. s. Agallas. || sinón. CÜCHEU. CÜHUELLÚN. tr. Añorar. || sinón. HUEÑAMCÜN.
CÚCHI. s. Mariposita. CÜHUELLÜN.
CÜÍ 94 CÜL

CÜICO. adj. Diáfano, transparente. J| sinón. RUME- sinón. CÜLCÜL. QUILQUIL. || Bot. L om aria
QUINTUN. chilensis K aulf. fam . Polypodiaceae.
CÜICON. intr. Ser transparente, traslucir. CÜLCÜLENTU. s. Donde hay abundancia de helé­
CÜIMITUN. s. Danza extática de MACHI, sinón. chos CÜLCÜL.
CÜIMIN. CÜLDUI. s. Porotos secos.
CÜLA. adj. Tres (num eral). || sinón. CÜLA. CÜLE. expr. adv. De lado, de costado, al sesgo. ¡|
CÜLCAI. s. Collar. |l sinón. CHRARIPEL. ELCIIA. p art. interp. E sta r actualmente.
CÜLCAITÜCÜLEN. intr. Colgar el collar del cuello. CÜLECUDUN. intr. A costarse de costado.
CÜLCAITÜCUN. tr. Colgar del cuello. CÜLELEN. in tr. E sta r oblicuo, sesgado.
CÜLCAITÜCUNIEN. tr. Tener algo colgado del CÜLEN. s. Cola, rabo, apéndice.
cuello. CÜLENANTÜ. s. lit. cola del sol. Rayo de sol.
CÚLCAN. intr. E nju ag ar por lavado. |' sinón. CULL- CÜLENCÜLEN. s. Cernícalo, ave rap az de cabeza
CAN. abrillantada, pico y uñas negros y fu ertes, co­
CÜLCAUN. tr. E n j u a g a r , j sinón. Q U E L C A U K . la en form a de abanico. Las plum as del cerní­
ANCÜMUN. NGÜLLUDÜN. ÜLPUN. calo se usaban antiguam ente p a ra obtener, por
CÜLCAUNPELN. tr. G argarizar. transm isión de virtudes, su vista y su h a­
CÜLCAVCÜLN. tr. Mover continua y violentamen­ bilidad. | Cola de palo, p ájaro poco menor que
te, zangolotear. || sinón. HUENGCÚYON la paloma torcaz, con cola larga, p arada, que
CÜLCAVCÜN. intr. Zangolotearse. anda a saltos. Creemos que se tr a ta de la ga-
CÜLCHE. s. Intestino, tripa. || sinón. CÜLLCIIE. Ilinita de monte, común en n u estras regiones
PUANCA. pampeanas. ¡j P lanta, cuyas raíces se empleaban
CÜLCHIN. s. P ájaro bobo. || sinón. QUECHIN. contra las ventosidades. |¡ Españolizado como
CÜLCHRAVCÜLEN. intr. E sta r muy mojado. Q U ELEN Q U ELEN .
CÚLCHRAVN. intr. Empaparse. ' | sinón. HU1LVO- CÜLENCÜLENHUENCHRU. s. Cierto a rte de MA­
DÜN. VOCHON. CHI y cierta modalidad del M ACHITUN.
CÜLCIIRAVÜLN. tr. Mojar mucho (a otro). CÜLENHUAM PU. s. Popa de la embarcación.
CÜLCHRELN. tr. A flojar, sinón. CÜLCIIRECÜ- CÜLENQUENOLU. adj. Sin cola, rabón. || sinón.
NON. || Aplazar, sinón. NALTUN. QUESO.
CÜLCHREN. adj. Cosa floja, no apretada. || sinón. CÜLENTUN. tr. Colear, menear la cola. 11 sinón.
PÜLPÜUN.
LLOCHO. LLUCHU.
CÜLENVORO. s. Hueso de la cola: cóccix. 11 sinón.
CÜLCHREN NGUEN. intr. Ser o estar flojo, no
apretado. H UENTELLIVO RO .
CÜLEQUINTUN. tr. M irar de costado.
CÜLCIIREU. s. Teru - teru más conocido por tero
CÜLEUN. intr. Ladear la carga.
(ave) llamado a veces QUELCHREU. || sinón.
CÜLEYAUN. in tr. Zozobrar la embarcación. || A n­
CIíREGÜL. || En mapuche moderno, según Lenz, dar de lado.
se dice QUELCHREHUE (Q U ELTREH U E) v.
CÜLGAUN. intr. Morderse o prenderse una cosa con
QUELCHREU.
otra.
CÜLCHRO. s. Pequeño perro lanudo indígena. || CÜLGUEN. s. Declive, pendiente, cuesta.
sinón. QUILCHRO. CÜLCHRO. || v. CHREHUA. CÜLGUENIIUINCUL. s. Declive de cerro.
CÜLCHROLEN. intr. E sta r aflojado. CÚLHUACÜNON. intr. Colgar algo de costado, como
CÜLCHRON. intr. Aflojarse, relajarse. || sinón. LLO- alforja.
CHON. CHILLVUN. CÜLHUALEN. intr. E sta r colgado algo de costado,
CÜLCHRÜCÜLCHRÜ NGUEN. intr. E fectuar el como alforja.
movimiento de subir y b ajar el cuerpo cuando CÜLI. s. Anzuelo. || sinón. CHICÜ. PU LLM I. v.
trota el caballo. CHICÜ.
CÜLCHRÜLEN. intr. E star suspendido en el aire. CÜLICÜLI. s. Otro nombre del cernícalo. 11 sinón.
CÜLCHRUN. intr. Elevarse en el aire. || Remontar CÜLENCÜLEN.
vuelo el pájaro. )| Elevarse el sol sobre el hori­ CÜLILHUE. s. Olla grande, empleada p ara hacer
zonte. || sinón. CÜLCHRÜN. chicha.
CÜLCHRÜNPAN. intr. Haberse levantado el sol so­ CÜLILQUE. s. Halcón, ave de rapiña. || sinón.
bre el horizonte. LLAULLEQUEN. LLEU LLEQ U EN .
CÜLCHRÜNPÜRAMN. intr. Levantar como levan­ CÜLIN. in tr. Pescar con anzuelo. || sinón. CÜLI-
ta el vapor la tapa de la olla. CHALLUAN.
CÜLCHRÜNPUN. intr. Quedar suspendido en el CÜLIÑ’N. tr. Llevar algo a pulso colocado sobre
aire lo que se ha tirado hacia arriba. palos como camilla. |) sinón. PÜ LCH A Y EN . PÜL-
CÚLCHRÜNENTURPUN. tr. P asar un animal por TAYEN.
sobre un cerco de palos y levantar el último de CÜLIUÜN. s. Quijadas, mandíbulas, carretillas.
arriba. (A nat.).
CÜLCÚL. s. Helécho grande común de los ÑADI, lla­ CÜLMUN. s. M ortaja. || sinón. CÜMUN.
mado a veces costilla de vaca. Planta medicinal CÜLMUN’N. tr. A m ortajar. || sinón. CÜLM UNUN.
contra reumatismos; facilita la menstruación, ¡j CUMUMN.
CÜL 95 C uLL

CÜLNGAUN. rec. Morderse, encadenarse o pren­ CÚLÜNG. s. Arbusto de sabrosas bayas. || Bot. Ber­
derse. berís buxifolia. Lam.
CÜLO. part. interp. Ayudar; hacer junto con otro CÚLÜNQUINTUN. tr. Mirar bizco, mirar de cos­
alguna cosa. || s. Madero, generalmente de laurel, tado.
colocado horizontalmente en el telar, en el cual CÜLÜPUN. intr. Caerse de costado, volcarse de un
se va arrollando la urdimbre, sinón. CÜLOHUE. lado.
CÜLOLC'ÜLOL. s. Laringe con tráquea y bronquios. CÜLÜRULN. tr. Inclinar, ladear, por ej. un reci­
|| sinón. CHRÜCOCHRÜCO. HUAGÚL. piente para volcar su contenido. || sinón. HUI-
CÜLON. s. Arbusto que produce bayas negras comes­ CHRON.
tibles llamadas CÜLONMAQUI. 11 Arbol sagra­ CÚLÜRUPAN. intr. Ladearse (carga, sol, etc.).
do para los mapuches aunque en menor grado CÚLÜRUPALEN. intr. Estar ladeado, inclinado. ||
que el VOIGUE (canelo). || Es también planta sinón. CÜLÜLEN.
med.: sus frutos son tónicos y astringentes; de CÜLVü. s. Pato silvestre. || sinón. CÜLLVÜ. CÜLL-
sus hojas secas se saca un polvo que se apli­ VU.
ca sobre heridas. CÜLVÜN. adj. Veloz. || sinón. LEV. CHRÜV.
■CÜLONENTU. s. Donde hay arbustos CÜLON. CÜLVÜNELN. tr. Dar velocidad. || Apresurar.
CÜLORIN. intr. Roncar durmiendo. || Dar ronqui­ CÜLLA. s. Aparcero. || Encargado, representante del
dos las flemas pectorales. dueño. || sinón. CÜLLA.
CÜLORINVE. adj. Roncador. CÜLLAHUA. s. Paleta (hueso). || sinón. LANGA.
CÚLPAI. s. Zancadilla. CÜLLAI. v. QUILLAI.
CÜLPAITUN. tr. Dar zancadilla. ¡| sinón. CÜLPAI- CÜLLAM. adj. Doblado. || sinón. MÜCHAM.
TUN. CÜLLPAITUN. QUELLPAITUN. CÜLLAMVÜU. s. Hilo burdo, doblado. 11 Hebra com­
CÜLPO. s. Tórtola (ave). || sinón. MAICOÑU. |[ Zool. puesta.
Zenaita aurita. CÜLLCAN. intr. Enjuagar al lavar. j| sinón. CÜL-
CÜLQUIMN. intr. Crujir. || sinón. CÜQUIMN. CÜ- CAN.
QUIRN. CÜLLCAU. s. Fuerte agitación, fuerte meneo. ||
CÜLU. adj. Rojo, carmesí. || sinón. CUM. QUELÜ sinón. CÜLLCAU. CÚLLCAUTUYEN.
CÜLURUN. intr. Desollarse los cadáveres. || sinón. CÜLLCAUN. tr. Agitar, menear fuertemente. | j
CÜLURNAGN. sinón. CÜLLCAUN.
■CÜLÚV. s. Yerba mate. CÚLLCAUÜN. intr. Enjuagar la boca. ¡| sinón.
CÜLÜ. adj. Ladeado, inclinado. || Rojo, colorado. || CÜLLCAUÜN.
sinón. QUELÜ. CÚLLE. s. Ribera, playa, costa, litoral. (Valdivia
CÜLÜCON’N. tr. Entrar de costado. escribe: QLLE.)
•CÜLÜCÜLÜTUIAUN. intr. Agitarse, balancearse CÜLLELAVQUEN. s. Orilla de mar, playa de mar.
mucho. CÜLLELEUVÜ. s. Orilla de río, playa de río.
CÜLÜCÜNUN. intr. Colocarse, poner de costado, la­ CÜLLEL. s. Pendiente, declive, ladera. || Media cues­
deado. ta. || sinón. CÜLÜEL. CÚLLENG. CÜLLEG.
■CÜLÜCÜNUUN. r. Hacerse a un lado, ponerse a QUEMQUEM. HUAIHUAI.
un lado. 11 Ladearse. CÜLLEN. s. Lágrima. || sinón CÜLLEÑ. CÜLLENU.
•CÜLÜDÜN. intr. Escurrirse. || sinón. HUEYUCHRI- QUELLEÑU.
PAN. LEVENTUN. CÜLLEÑ’N. intr. Lagrimear. || sinón. CÚLLENUN.
•CÚLÜI. s. Porotos secos. j| sinón, CÜLDUI. CÜLHUI. CÜLLENUMEQUEN. CÜLLEÑUTUN.
CÜLLHUI. CÜLLI. intr. Apuntar.
■CÜLÜIAUN. intr. Oscilar, bambolear, fluctuar. |j CÜLLIHUE. s. Blanco (para apuntar).
sinón. LÚVAIN. MÜYUDÜN. CÜLLILAN. intr. E rrar el blanco. || E rrar el golpe.
CÜLÜLELINTU. adj. Bizco. CÜLLIN. tr. Hacer ejercicio de tiro con flechas. ||
CÜLÜLEN. intr. Estar ladeado, estar de costado, es­ Mit. flechazos que dan los brujos. || Tirar con
tar inclinado. || O blicuo. || Transverso. || sinón. acierto, acertar el tiro, dar en el blanco. || sinón.
QUELULEN. TULN.
CÜLÜMN. intr. Andar como loco, errar el camino, lo CÜLLIUN. intr. Engendrar.
que con frecuencia atribuian a brujerías. || sinón. CÜLLIUPON. intr. Flechar, sinón. PÜLQUITUN.
ÑUIN. ÑUIÑUIN. RAPÜN. YÜLANTUN. || Valdivia define: co­
CÜLÜM NGUEN. intr. Ser furioso, exaltado, frené­ rrer exhalaciones encendidas.
tico. CÜLLIUQUINTUN. tr. Mirar bizqueando, mirar tor­
■CÜLÜN. intr. Ladearse, inclinarse. || s. Planta cu­ cido.
yas bayas eran usadas como refrescante esto­ CÜLLIVE. adj. Certero en el tiro.
macal. CÚLLMAN. tr. Lamer. || sinón. CÜLLMATUN.
■CÜLÜNAGN. intr. Resbalar, sinón. QUELÜNAGN. MAVMAVÜN.
11 Ladearse. CÜLLMANENTUN. tr. Quitar lamiendo.
'CÜLÜNANTÜ. expr. adv. para significar después CÚLLMARALI. adj. Lameplatos, gorrón, parásito. ||
del mediodía, lit.: ladeado el sol. 11 De catorce a Glotón. || sinón. ILCA. IVE. NGÜÑIÑMAUVE.
quince horas, según Febrós. NGÚRONVE.
CÚLL 96 Cír

CÜLLMARALIN. intr. Ser gorrón. || Ser glotón. CÜNAIÜN. intr. F lotar, sobrenadar, boyar. || sinón.
CÜLLPAITUHUE. s. Gancho o percha para asir CÜNAYÜN. CÜNCHRAYÜN. VENOYÜN.
o colgar algo. || sinón. CÚLLPÜHUE. CÜNAL NGUEN. intr. E sta r en peligro de m uerte.
CÜLLPO. s. Tórtola. || sinón. MAICOÑU. RU- CÜNALPUN. s. T elaraña. || sinón. Ñ IÚ H U EL. VÜU-
CHRAN. LLALLÜNG. LLALLEÑ.
CÜLLPUHUE. s. Garfio, gancho, percha para col­ CÚNALPÚRAUQUEN. r. E n v a n e c e r s e . || sinón.
gar. 11 Aparato que consta do un lazo y de una CAUCHUUN. ALDÜNCAUN. D EM AIN. RA-
vara introducida en el nudo corredizo para dar­ QUIUPÜRAN.
le firmeza y ag a rra r con facilidad la cabeza del CÜNAV. s. Ija r, ijada (vacío). || V erija (A n at.).
animal ya arrinconado. || sinón. CÜLLPÜU. CÜNAVCÜLEIIUEN. intr. Tener muy reducidos los
CÜLLPÜUCÜLEN. intr. E sta r enganchado. E sta r i jares.
colgado de un gancho. CÜNAVN. intr. H aberse reducido los ijares, como los
CÜLLPÜUN. tr. A garrar con garfio, con gancho. caballos, cuando están aplastados o por fa lta de
CÚLLUMN. intr. Lavarse la cara. alimento.
CÚLLVE. s. Cabestrillo. C Ü N A V T Ú C U U N . r. Reducir o estrechar los
CÜLLVEÑPÜRAMNIEN. intr. Sostener (el brazo en­ ijares.
fermo o lastimado) con cabestrillo. CÜNCO. s. Paperas. ¡| sinón. CACHIN. PÜCA. PAV-
PJLLCO.
CÜLLVÜ. s. Cierto pato silvestre. || sinón. CÜLVU.
CÜNCÜMÚN. s. onomat. Murmullo de! agua que
|| Zool. Anas especularis.
corre.
CÜMARCA. s. Peladilla (pez). || sinón. COMARCA.
CÚNCHAMALIN. s. A rbusto medicinal. || Bot. Quin-
CÜMCHRÜLÜN. intr. Hacer ruido al correr muchos
chamalium majus. || sinón. QUINCIIAM ALIN.
a la vez.
CÜNCHAN. tr. M ancornar, ap arejar. |l sinón. MÜ-
CÜME. s. Afta, eflorescencia de la boca. || Se consi­
RULN.
deraba saludable porque así “salían los humores
CÚNCHAYAUN. in ti\ I r aparejados.
malos.” || Los rancülches decían CÚMEL
CÜNCIIE. s. Persona preguntona.
CÜMII. adj. Prudente. Voz raneülche.
CÜNCHIU. s. Nombre de varias plantas med. com­
CÜMPALLI. s. Cabo, astil.
puestas.
CÜMPARCÚLEN. intr. E star desgreñado. || sinón.
CÜNCHRAL. s. Arbusto parásito de hermosas flo­
QUEMPARCÚLEN.
res coloradas parecidas a las del ciruelillo; sirve
CÜMPEM. adj. Fatuo, presuntuoso, vanidoso, pe­
p ara teñir y medicinalmente p a ra c u ra r lla­
tulante.
gas de la garganta. || Bot. P hrygilanthus te tra n -
CÜMPEN NGUEN. intr. Ser fatuo, presuntuoso. dus. R. et Pav.
CÜMPÜN. intr. Despedazar, hacer trozos. || sinón. CÜNCHRAN. v. CÜNCHRAN.
CÜMPUN. CHAVODÜN. CÜNCHRAUN. intr. Cubrirse los perros. || sinón.
CÜMPÜTUMAMÜLLN. intr. Despedazar troncos de NÜLCÜN.
á rb o l. || sin ó n . CÜMPUTUMAMÜLLN. CA- CÜNCHRÜIAUN. intr. Ir a la deriva.
CHRÜTUMAMÜLLN. CÜNCHRÜLEUVÜ expr. adv. Río abajo. || sinón.
CÚMULÜHUA. s. Crisálida. CÜNCHRÜLEUVÜ. MINCHELEUVÜ.
CÜMÚLLN. intr. Tronar a lo lejos, débilmente, en CÜNDULLE. adv. Anteriormente.
el cielo sereno. CÚNDÜNGU. adj. Cualquier, cualquiera. || sinón.
CÜMÜN. s. Mortaja. || sinón. CÜLMUN. CÜN. CHEMRUME.
CÚMUMCÚMUM NGUEN. intr. Sonar sin interrup­ CÜNE. s. Guanaco macho.
ción (como los tamborines). CÚNENI. s. Guanaco nonato, gran m an jar de los in ­
CÜMÜMN. tr. A mortajar. || sinón. CÚLMUN’N. dios. Su piel era muy apreciada.
QUEMEÑ’N. CÜNEU. s. Voqui colorado, del cual se hacía chicha.
CÜN. s. Cualquier cosa. || sinón. CHEMRUME. CÚN. También medicinal. || sinón. PÜLAI. || Bot. V itus
DÚNGU. o Cissus striata.
CÜNA. adj. Mucho. CÚNGCO. s. Racimo.
CÜNACHE. s. Hombre guapo, valiente. || sinón. AL- CÚNGCOLEN. intr. E sta r apiñado, arracim ado.
CAHUENCHRU. CÚNGCON. intr. A piñar, arracim ar. || A grupar.
CÜNACOCHRÜ. adj. Muy agrio. CÜNGUEDUUN. r. R estregarse como los cerdos.
CÜNACÚNA. adj. Muchísimo, numerosísimo, innu­ CÜNGÜV. s. Paleta de madera.
merable, incontable. || sinón. ALDÜALDÜ. PÚ- CÜNI. s. Cobertizo de ram as sin paredes (enram a­
CHRÜN. das) que se hacen p ara beber en las Ju n tas,
CÜNACUNÜ. adj. Muy malo. || sinón. MÚLTÜ. sinón. EDCÜÑTUE. PUCHRO. || adj. Travieso,
CÚNAHUENCHRU. s. Muy hombre. juguetón.
CÜNA1CONCÜLEN. intr. Flotar (la embarcación) CÚNI NGUEN. intr. Ser travieso.
retirada de las orillas y entregada al viento y a CÚNITUN. intr. Travesear. || Retozar.
la corriente. CÚNO. part. interpuesta: “poner” o “d eja r” según lo
CÚNAICON’N. intr. Comenzar a flotar la embar­ indique el verbo o nombre al que se ju n ta . 11 s.
cación alejándose de las orillas. Atado, manojo, lío, haz. sinón. CÚTU.
CÚN 97 CüP

CÜNOHUA. s. P lanta como mechón o barba que sale CÚÑALLTUN. tr. Enlazar, pialar, sujetar, prender,
en los COIHUE, de flor blanca menuda, fra g a n ­ aprisionar animal o persona con el lazo. Cuando
te, conocida vulgarmente por cabello de ángel; se enlaza por las piernas se dice pialar.
sus hojas se usaban en infusiones para calmar CÜPAMECULL. s. Paño cuadrado que envuelve el
dolores de estómago. || Bot. Myzodendron Linea- cuerpo de las mujeres.
cifolium. D. C. fam. Myzodendraceae. CÜPAMTUN. intr. Ponerse el CÜPAM.
CÜNON. tr. A tar, liar, hacer un atado. j| sinón. CÜPAU. s. Calabaza. || sinón. HUADA. ÜLTA.
CHÚLN. CHÜLLTUN. CHRAPELN. CHRA- CÜPAUHUE. s. Calabazal. || sinón. HUADAHUE.
RIN. MÜQUEDÜN. NÜCÜRÜN. ÜQUELN. ÜLTAHUE.
CONTAN. intr. Flotar, boyar. || sinón. CÜN- CÚPAVENTUN. intr. No detenerse en ninguna parte
CHRÜN. al regresar.
CÜNTAUN. intr. Cubrirse los perros. || sinón. NÜL- CÜPELCÜPEL. s. Pavo indígena americano que los
CÜN. españoles denominaban gallipavo. Al pavo euro­
CÜNU. aáj. Gangoso. || p art. interp. en verbos: ayu­ peo llamaban PAVU. v. PAVU.
dar a ejecutar la acción indicada. CÜPELU. s. Agujero. || sinón. CATA. HUECHOD.
CÜNULCUCHRAN. s. Hidropesía (enfermedad) en CÚPEN. tr. A gujerear. || sinón. CATAN. H UE-
mapuche moderno. CHODN.
CÜNULCUCHRAN’N. intr. Ser hidrópico. (Mapu­ CÜPO. s. Autopsia.
che moderno.) CUPON, intr. Hacer la autopsia al muerto p ara re ­
CÜNULCÜLEN. intr. E sta r hinchado. conocer el veneno que le hubieran dado o el
CÜNULPÜRAN. intr. Hincharse. || sinón. CUNCU- daño que le hubieran hecho y que ha provocado
NAN. PIVAUN. POIÑ. PUNULN. su muerte. || “Los indios, escribe Guinnard. tie­
•CÜNUN. tr. Pomar; dejar; hacer; nombrar. 11 part. nen la costumbre de hacer la autopsia de todos
combínase con raices verbales, sustantivos, adje­ los extintos cuya muerte, sea tardía, sea prem a­
tivos y adverbios. 11 En combinación con raíces tura, es a su juicio un problema que tra ta n de
de verbos que significan algún trabajo: ayudar resolver buscando con cuidado en todo el esófa­
a hacerlo; con verbos neutros: hacer !a acción go, los riñones y el hígado, donde reconocen fá ­
entretanto. cilmente la huella del principio mórbido, cuando
CÜNUNGÜN. intr. Trotar. la víctima ha sido envenenada. Cuando adquieren
CÜNUUN. r. T ransform arse en algo. || Tomar dife­ así la prueba de que uno de los suyos ha sido
rente posición el cuerpo. víctima de una venganza emplean todas las es-
CÜNÜCÜNÜN. intr. D ejar tendido a lo largo (como tragem as imaginables para descubrir el autor del
alambre de telégrafo). crimen. Infelices los enemigos conocidos del m uer­
CÜNÜLEN. intr. E sta r tendido a lo largo. to, porque aunque sean inocentes, la opinión ge­
CÜNÜLQUIAUN. intr. A ndar roncando (como el neral les acusa de todas maneras y los parientes
gato). de la víctima les dan muerte si no consienten en
CÜNÜLÜN. intr. Sonar las flemas en el pecho. || pagarles un fuerte rescate. Salvo ra ra s excepcio­
Ronronear. nes, los acusados, culpables o no, rechazan enérgi­
CÜNUN. intr. Tender a lo largo. camente la acusación que se hace contra ellos;
CÜNÜÑEHUEN’N. intr. Tender la red. prefieren sucumbir las arm as en la mano, defen­
CÜNÜVTÚCUUN. r. A rrebujarse, estrujarse. diéndose hasta el fin, antes que reconocer su
CÜNYÜCA. expr. adv. V arias veces. crimen. Los pocos que no oponen resistencia al­
CÜÑAL. s. Red. || sinón. ÑEHUEÑ. HUICHRAN- guna y que admiten la culpa son conducidos con
TUHUE. buena escolta ante el gran cacique, que fija el
CÜÑALTUN. tr. Pescar con red. || sinón. ÑEHUEÑ- precio de su rescate, cuya importancia está siem­
TUN. pre proporcionada al rango del m uerto; porque
•CÜÑALL. s. Lazo. 11 Escribe G uinnard: “Sus lazos hay entre ellos como entre nosotros, diferentes
tienen por lo menos una treintena de pies de grados en la sociedad.” (Tres años de esclavitud.)
longitud; son cortados de una sola pieza en el || sinón. CACHRÜNULANGUEN.
cuero o bien trenzados. Los indios tienen costum­ CÚPONENTUN. tr. Sacar las tripas. || D estripar.
bre de fija r uno de los extremos a la cincha del CÜPOVE. s. Cirujano que hace la autopsia. || Por ser
caballo y enroscarlo en la mano izquierda en muy frecuente la autopsia, los indígenas tenían
forma de aro. El extremo term ina en un lazo de personas expertas en esa tarea.
nudo corredizo al que dan más o menos abertura, CÜPUCA. s. Vaho de la tie rra y de las montañas.
según el género y el tamaño del animal que CÜPÚL. s. Armazón de palos de la RUCA.
quieren prender. Lo lanzan con la mano dere­ CÜPÜLCÚPÜL. s. Pavo silvestre. || sinón. CÚPEL-
cha, después de haberlo hecho g ira r varias veces CÚPEL. v. PAVU.
sobre la cabeza con la misma mano, cuidando de CÚPÜLN. tr. A rm ar los palos del CÚPÜL. || Envol­
mantener abierto el nudo corredizo." (Tres años ver los niños en la cuna. 11 sinón. CÚPÜLTUN.
de esclavitud.) CÚPÚMN. tr. Empachar, asfixiar, sofocar. || sinón.
’CÜÑALLN. intr. Hacer lazo. CHRÜPÜMN.
OÍ! O 98 CÚCL

CÚQUIM. s. Polilla. || sinón. CÜCIIING. MÜNÜPI- CÜUNCUPON. intr. D esagradar.


RU. QUELING. || Zool. Tinea. CÜUNYECÜUMEN. in tr. Irse haciendo ruin.
CÜQUIRCÜN. intr. C rujir los dientes. CÜVCÜVÜN. intr. S u frir meteorismo: hincharse el
CÜQUIRN. intr. C rujir. || sinón. CÜLQU1MN. CÜ- estómago por gases. || Em pacharse, sinón. CÚVN.
QUIMN. CÜCHRÜRÜN. C H R IC H R Ü R Ü N . CÜVÜLL. adj. Balbuciente, tartam udo. || sinón. Q U E-
NGANGARUN. QUICÜRÜN. CHRO.
CÜQUIRUN. intr. Rechinar. | Relinchar, ladrar, re­ CÜVÜLLDÜNGUN. intr. Balbucear, tarta m u d ear. |j
buznar, gruñir, mugir, graznar, etc. || sinón. sinón. CÜVÜLLN. QUECHRON.
NGAINGAIN. NGAINGAN. NGAINGAIUN. CÜVÜLLDÜNGUN NGUEN. in tr. Ser tartam u d o .
CÜRACO. s. Enredadera medicinal de hojas color CÜVÜLLN. intr. T artam udear. || sinón. CÜVÜLL­
verde claro. || sinón. CüRACO. || Bot. Pseudo pa- DÜNGUN. QUECHRON.
nax valdiviensis (Gay) Seem, fam. Araliaceae. CÜVÜUCÜLEN. intr. E sta r empachado.
CÜREU. s. Tordo. || Zool. Agelaius curaeus. || Los CÜVÜUELN. tr. E m pachar (a otro).
pampas decían: QUERREU. CÜVÜUN. r. Empacharse. || sinón. PO IPO IN .
CÜRPU. s. Seno, regazo. || sinón. CÜRPU. CÜCÜVÜN. intr. A tar fuertem ente.
CÜRPÜ NGUEN. intr. E sta r gruesa, estar embaraza­ CÜCHRA. s. E xtravasación cerosa alrededor de los
da. 11 Guinnard escribe: “ El indio está siempre testículos. || sinón. CÜCKRA.
satisfecho cuando encuentra una fu tu ra (esposa) CÜCHRACÜCHRA. s. Árbol medicinal conocido por
en vísperas de ser madre.” || sinón. NIECHE tiaca. || sinón. CÚYACA. CÜCHRACÜCHRA. ||
NGUEN. VUQUIÑ NGUEN. Bot. Caldeluvia paniculata
CÜRPUNTÜCUN. tr. Poner algo en el seno, ocultar. CÜCHRAL. s. Fuego. ¡| v. en CÜCFIRALCURAHUE
|| sinón. CÜRPUN. y en REPU , la m anera do producir fuego y sus
CÜRU. s. Hemorroides, almorranas. | Anzuelo, sinón. leyendas. 11 El mapuche siem pre consideró al
CÜLI. fuego misterioso y de origen divino. 11 sinón.
CÜRUN. s. Cuñada del hombre; cuñado de la mujer. QUECHRAL. QUICíIRAL. || Los pam pas decían
|| El hombre casado llama así a las hermanas de GUTRAL.
su mujer y también a las primas de su m ujer a CÜCHRALCHAPEHUE. s. Adorno metálico en fo r­
quienes ésta tra ta de LAM NGUEN y reciproca­ ma de media luna que usaban las m ujeres p ara
mente la mujer llama CÜRUN a los maridos de sujetar la extremidad de sus trenzas sobre las
sus hermanas y también a los maridos de las espaldas.
primas a quienes ella tra ta de LAM NGUEN CÜCHRALCÜ. s. lit. agua de fuego. Expresión m a­
como también al marido de su tía paterna (PA- puche argentina p ara designar a un líquido in­
LU). || sinón CÜRUN. flamable que afloraba en alguna superficie de
CÜTACÜLEN. intr. Andar juntos, en la misma lí­
nuestro territorio. En tiempos de la Conquista
nea, lado a lado. || sinón. CADILMANIEUN. CÜ­
se llamó “chapapote”, “brea”, “jugo de la tie rra ” ,
TACÜLEN.
“betún m ineral” y hoy lo llamamos petróleo. Ese
CÜTAQUELNIEN. tr. Tener alguien a su lado. ||
sinón. CÜTAQUELNIEN. líquido espeso era conocido en América en épo­
CÜTCHAN. s. Jilguero. || sinón. CHIU. DIHUE. cas precolombinas; los quechuas lo empleaban
QUECHAN. || Zool. Fringulla campestris. como medicamento. Los conquistadores lo usaron,
CÜTE. s. Linde, deslinde, límite, confin. || sinón. hirviéndolo, como brea para sus barcos y como
CUEL. ÜPEL. lacre para sellar ja r ra s y vasijas. La etimología
CÜTEMAPUN. intr. Deslindar. de esta voz alude, sin equívoco alguno, a su
CÜTEN. intr. Desde aquí hasta allí. || Deslindar. calidad de combustible.
CÜTENUN. intr. Ser testarudo, obstinado, porfiado, CÜCHRALCURA. s. lit. piedra de fuego. Sílex, pe­
tenaz, terco, indócil, reacio. || sinón. ROI. YAVÜ- dernal que despide chispas que producen fuego.
PEL NGUEN. CUCHRALCURAHUE. s. Yesquero, aparato o uten­
CÚTICUN. s. Gañote, garguero, gaznate. || sinón. silio p ara producir fuego. Los indigenas conocían
CHRUCUCHRUCU. H U A G Ü L L H U A G Ü L L . y practicaban los dos sistemas universales p ara
PILCO. ÜLTEN. producción del fuego: el que resulta de la fric ­
CÜTOYÜN. tr. Refregar. || sinón. CÜCHUDÜN. Cü- ción de maderas que ellos denominaban R E P U y
CHODN. NGAICAN. el que resulta de la percusión de la piedra. P a ra
CÜTU. s. Manojo, haz, lío, atado, ramo. || sinón. CÜ- encender fuego por este último sistema emplea­
NO. NÜNÜV. CÜCHRÜNG. ban dos pedernales, uno p ara dar el golpe y
CÜTUN. intr. Hacer ramos, hacer manojos, hacer otro para recibirlo, el que llevaba adherido m ate­
líos. rial combustible ( N U M I L E N ) generalm ente
CÜU. s. Mano. || sinón. CUNG. CUG. CUUG. CUQ. constituido por hongos o liqúenes secos. || Leyen­
CUÜ. CUI. CUHUI. da: del declive de un cerro cierto día se des­
CÚUMEN. tr. Proseguir. || sinón. CÜUN. prendieron muchas piedras, las que al caer desde
CÜUN. adj. Malo, bellaco. gran altu ra sobre o tras despidieron num erosas
CÜUNCAN. tr. M altratar. || sinón. AHUÜCAN. chispas. E stas, sobre un COIHUE cubierto de
RÜNGÜMN. añejos hongos parasitarios, se tran sform aron
CÜCH 99 CÜH

instantáneamente en brillantes llamas. Y fue la) y en el medio del pecho unas tetita s llamadas
así como los mapuches conocieron la producción MOYO. El fondo para asentarlo sobresale en
del fuego por percusión de piedras. el centro del vientre”. (Augusta.)
CÜCHRALHUE. s. Fogón. 11 Hogar (metafórica­ CÜDAU. s. Trabajo, tarea, labor, faena, fajin a. || Los
mente). || Los pampas decían GUTRALTUE. pampas decían CÜZAU y COZO. (Rosas.)
(Rosas.) CÜDAUCÜDAU NGUEN. intr. E sta r muy dedicado
CÜCHRALMAN. intr. Hacer fuego en beneficio de a su trabajo.
otro (como faro ). CÜDAUCÜLEN. s. Ser trabajoso, ser difícil. || sinón.
CÜCHRALMAPU. s. lit. país del fuego. || Así lla­ CÜDAU NGUEN.
maban los misioneros al Infierno. CÜDAUCÜNUN. tr. Ayudar a otro en su trabajo.
CÜCHRALN. tr. H a c e r fu e g o , v. R E P U y CÜ- CÜDAUELN. tr. T rabajar alguna cosa.
CHRALCURAHUE. ||sinón. CÜCHRALTUN. CÜDAUMAN. intr. D ar mucho trabajo, hacer algo,
CÜCHRALNGUELU. adj. Igneo. ser trabajoso.
CÜCHRALNOTUPEYU. ger. Incombustible. CÜDAUMAPUN. s. Agricultura, labranza, trabajo
CÜCHRALQUEÜN. s. Eslabón. de la tierra.
CÜCHRALTU. s. Animal destinado al sacrificio del CÜDAUN. tr. e intr. Trabajar, faenar, laborar, ela­
fuego. 11 Con fuego. borar. Los pampas decían COZON. || Actuar.
CÜCHRALTUN. intr. Hacer fuego. 11 sinón. CÜ­ CÜDAU NGUEN. intr. Ser trabajoso, ser difícil. || si­
CHRALN. nón. CÜDAUCÜLEN.
CÜCHRALTUPEYÜM. ger. Todo m aterial combus­ CÜDAUNGUEQUEN. intr. Ser laborable.
tible, inflamable (nombre genérico). CÜDAUNO. adj. Fácil, sin ningún trabajo.
CÜCHRALUUN. r. Despedir luz, relumbrar. || sinón. CÜDAUNONQUECHI. adv. Fácilmente.
ALEVCÜN. ALOVN. CÜCHRALUUN. HUI- CÜDAUPEYEL. p. p. El objeto en que se trab aja.
LÜVN. LÜMLÚMN. LLÜMLLÜMN. LÜV- CÜDAUQUELAN. intr. Ser inactivo, ocioso.
CÜMN. CÜDAUTUN. tr. Tener trabajo.
CÜCHRALLÜLLCUN. intr. Centellear el fuego. ¡| s. CÜDAUTUVAL. adj. Trabajoso, penoso, dificultoso.
Centella. 11 sinón. PUYEL. CÜDAUTUVALN. intr. Ser trabajoso, penoso, difi­
CÜCHRAU. s. Testículo. || sinóm. CUDAÑ. NGODAI. cultoso.
CÜCHRAU. CÜDAUVE. s. y adj. El que trab aja: el trabajador.
CÜCHRE. s. Piojo o piojillo de las aves. CÜDAUYEPEEL. p. p. Gastado, usado por el trab a­
CÜCHRECÜCHRE. s. Saíno, o sahino, mamífero pa­ jo (por ej. una prenda).
quidermo llamado también pécari, chancho de CÜDCÜDN. intr. S i l b a r como c u le b r a . || sinón.
monte o jabalí americano, muy abundante en QUIDQUIDN. CÜDCÜDÜN.
cierta época en nuestro país. || “Abunda el ga­ CÜDE. s. Manojos de hierbas secas —COLIHUES o
nado de toda clase, escribe Tadeo Haencke; y QUILAS— que se encienden p ara alum brar. ¡|
según noticias adquiridas en la Cañada de Lúea s. Antorcha. || sinón. CÜDETUHUE. QUEDE.
se crían en un carrizal inmediato tantos jaba­ CÜDELQUIN. s. Luciérnaga que vuela. || Zool. Lam-
líes que en el año pasado de 1793 se juntaron piris noctyluca.
varios vecinos y m ataron hasta ochocientos pe­ CÜDEMALLU. s. Luciérnaga que no vuela o gusano
gando fuego al carrizal por ser el único medio de de luz. || Zool. Cladotes ater.
encontrarlos.” (Viaje al Virreinato del Río de la CÜDEN. intr. Alumbrar con CÜDE (antorcha). || si­
Plata.) || El CÜCHRECÜCHRE tenía una p a r­ nón. QUEDETUN.
ticularidad que todos los cronistas han mencio­ CÜDETULCHEN. tr. Alumbrar a personas.
nado. “Lo singular de este animal, escribe el CÜDETULN. tr. Alumbrar con antorcha. 11 sinón.
padre Sánchez Labrador, consiste en un cuerpo QUEDETULN.
esponjoso que le nace en el espinazo. No faltan CÜDIÑ. s. Placenta; membranas que envuelven el fe­
algunos que creen ser el ombligo pero en reali­ to y el útero (m atriz). || Según creencia muy an­
dad es parte del cuerpo muy diversa. El dicho tigua la placenta arrojada sobre un sembrado
cuerpo es una prominencia en parte carnosa y ejerce influencia mágica en la producción aumsn-
en parte membranosa, por la cual se transpira tando el rendimiento. E l huevo podrido en cambio
ur. humor de tal fuerte olor a almizcle que su esteriliza la siembra. || sinón. CÜDIÑ.
vehemencia casi encalabina.” 11 Zool. fam. Tayas CÜDIÑPOCO. s. Lama verde donde nacen los rena­
suidae. || sinón. SAÑHUE. SAUUE. CHANHUE. cuajos. 11 sinón. CÜDIÑPOCO. CHIDAÑ.
CÜCHRI. v. COLLIMAMÜLL. CÜHUELCÜHUEL. s. Nombre de dos plantas, una
CÜCHRU. s. Pato silvestre llamado vulgarmente de ellas empleada como filtro de amor.
QUECHRU.il sinón. CÜCHRU. || Zool. Microp- CÜHUELLÜN. tr. Añorar. || sinón. CÜHUELLÚN.
terus cinereus. CÜHUI. s. Insecto delgado y largo del agua de los
CÜCHRUMETAHUE. s. Cántaro CÜCHRU. || “Su esteros que según los indígenas produce los sa­
forma es más o menos la del cuerpo de un pato. bañones al introducirse en la piel. v. NERÜMNA.
El asa la tiene en la parte espaldar del mismo MUN. 11 Insecto ciempiés. Zool. Hemiscolopandia
cuello. En la parte trasera arriba se distingue chilensis.
un canto sobresaliente que se llama CÜLEN (co­ CÜHUITUN. intr. Tener sabañones.
(U 'I 100 CÜM

CÜICÜICÜLEN. intr. E star muy ocupado. || sillón. CULMEDÜN. tr. Mecer, menear la cabeza.
CÜICÜYÜN. CÜLPEMN. intr. D espertar sin darse cuenta de donde
CÜILU. adj. Cosa fea, molesta, dasagradable según se está. ¡| Decir niñerías, decir disparates. ||sinón.
Valdivia, Ilavestadt y Febrés. j| Tonto, necio, CÜLQ UENEPEN.
según Augusta. CÜLPENVE. adj. D isparateador, macaneador.
CÜILUN. intr. Afear, deslucir, desmejorar. CÜLPIÑMAUCÜLEN. in tr. E s ta r a g arrad o o en­
CÜIMI. adj. Alocado. || sinón. NUALU. ganchado. - /
CÜIMIN. intr. Enloquecer. CÜLPIÑ’N. tr. A m arrar cosa pesada en un palo p ara
CÜIMINCÜLEN. intr. E sta r la MACHI bajo el influ­ llevarla entre dos, sujetando el palo con los
jo de su arte. hombros.
CÜIMITUN. s. Danza especial de MACHI. CÜLUI. s. Poroto. || sinón. CÜLDUI. C ÜLH UI.
CÜIMIUN. intr. Enloquecerse. CÜLLHUI.
CÜIUAN. adj. Tonto, necio, bobo, babieca. ! sinón. CÜLÜMN. intr. A ndar como loco. || E r r a r el camino
ÑOI. sin acertar con la salida, como en un laberinto,
COLA. adj. Tres (num eral), sinón. CÜLA. QUILA. 10 que atribuían a brujerías.
Los chadiches decían: QUIGLA o GUTGLA. || s. CÜLÜM NGUEN. intr. Ser furioso, exaltado, fre ­
Gramínea conocida por quila, cuyos tallos mez­ nético.
clados con leche de m ujer eran empleados en las CÜLLA. s. Aparcero. || Encargado, ¡j sinón. CÜLLA.
enfermedades de los ojos. Bot. Chusquea quila. CÜLLAI. s. Árbol más conocido por Q U ILLA I cuya
(Gay.) corteza de espuma jabonosa era utilizada p a ra
CÜLACHI. adv. Tres veces. lavar y p ara teñir, j j sinón. QUILLAI. |! Bot.
CÜLAHUARANCA. adj. Tres mil. Quillaya saponaria.
CÜLAIIUE. expr. adv. De aquí a tre s días. CÜLLAICO. s. Agua de QUILLAI.
CÜLAHUECIIU. adj. Triangular. || s. Triángulo. CÜLLAITUN. tr. L av ar con CÜLLAI. |; Se emplea
CÜLAHUEMO. expr. adv. Tres dias ha. también el vocablo con acepción de la v ar la ca­
CÜLALELU. adj. Tercero, tercera. beza con orines putrefactos (en reemplazo de
CÜLAMARI. adj. Treinta. CÜLLAI) p ara combatir piojos y liendres.
CÜLANTU. s. M atorral de quilas: quilar. CÜLLAITUUN. intr. Lavarse la cabeza con orines
CÜLAÑOMYALLEL. s. Tercera generación. putrefactos en remplazo de CÜLLAI, p ara m a ta r
CÜLAPAL. s. Las Tres Marías, constelación austral. piojos y liendres.
|| Voz moderna: las voces clásicas son PÚNON- CÜLLCHE. s. Intestinos, trip as. || sinón. CÜLCHE.
CHOIQUE. NAMUNCHOIQUE y HUELURI- CÜLLCHE. CÜLCHE. || Los pampas decían P IL ­
TO. v. el primero de estos sinónimos. CHE.
CÜLAPATACA. adj. Trescientos. CÜLLEN. adj. Al reventar hacerse copos; reventado.
CÜLARICHRO. s. Orion, constelación. Por su etimolo­ 11 Aplícase a los granos de cereal y principal­
gía CÜLA: tres y RICHRO: derecho, enfren­ mente al grano de maíz cuando revienta al tos­
te, desechamos como errónea esta acepción por tarlo.
ser lógicamente cuati-o las estrellas que com­ CÜLLIHUE. s. El blanco al que se apunta. || Ob­
ponen el conocido cuadrilátero. Si se tratase jeto que se persigue.
de una constelación, podría traducirse por CÜLLIN. intr. A certar. || Concordar.
Las Tres Marías, estrellas situadas en el in­ CÜLLITUN. tr. A puntar con arm a.
terior del mencionado cuadrilátero. (Hipóte­ CÜLLMAN. v. CÜLMAN. || sinón. CÜLLMATUN.
sis del autor.) MAVMAVÜN.
CÜLAVENTEN. adj. Triple. CÜLLMAHUE. s. Lamedero. 11 Se aplica a tie rra s
CÜLAVENTEN’N. intr. Triplicar. salitrosas donde los animales van a lam er sa­
CÜLAVODI. s. Hierba conocida por verbena de tres litre. || sinón. CÜLLMANTUE.
espinas cuyo tallo tiene tres cantos sobresalien­ CÜLLPAITUN. tr. H acer z a n c a d i l l a s . |¡ sinón.
tes en lugar de hojas, de flor pequeña color QUELLPAITUN.
violeta. Med. || Bot. Baccharis sagittalis. D. C. CÜLLPUDN. intr. Lavarse bien el cuerpo refregán­
fam. Compositae. dolo.
CÜLCO. s. Canasta o cesta sin asas hecha con junco CÜLLU. s. Canastos grandes.
tejido. || sinón. QUELCO. CÜLLÜMN. intr. Form ar lagunitas el agua.
CÜLHUI. s. Poroto (legum bre). 11 sinón. CÜLLHUI. CÜMAU. s. Lombriz intestinal. I| sinón. CHAPÜD-
CÜLDUI. DÜNGULL. PÍRU.
CÜLI. s. Anzuelo indígena hecho con espina vegetal CÜMCA. s. Receptáculo n atu ral de agua.
o con hueso labrado. 11 sinón. CHICÜ. PÜLLMI. CÜMCHRÜLÜN. intr. Hacer ruido, retum bar al pi­
CÜLICHALLUAN. v. CÜLIN. sar la tie rra o al correr. || sinón. CÜMÜYÜN.
CÜLIÑ’N. tr. Llevar. CÜME. adj. Bueno. 11 sinón. COCHRU. || adv. Bien,
CÜLMAI. s. Enredadera que usaban como astringen­ sinón. CÜMELCA.
te, purgante o abortivo. || Bot. Elytropus chilen- CÜMEAD. adj. y s. De buena presencia.
sis. Mull. fam. Apocynaceae. CÜMECHE. s. Gente o persona buena, honrada, ju s­
CÜLMAN. tr. Lamer. || sinón. CÜLLMAN. ta, recta, ecuánime, imparcial.
CÜM 101

CÜMECHRIPAN. intr. Salir bien, salir airoso. || dió con un garrote en la cabeza y cayendo atur­
sinón. ADCHRIPAN. dida la sacó con presteza el corazón y untando
CÜMECÜMETUN. tr. Degustar, catar. || sinón. CÜ- con su sangre el canelo, dió al marqués el canelo
MENTUCANTUN. PÜTOCANTUN. y el corazón. Y al mismo tiempo mataron otros
CÜMEDUAN. s. Conformidad, armonía. caciques treinta y dos ovejas, todas blancas y
CÜMEDUAMCÜLEN. intr. Estar contento, estar se las ofrecieron a los dueños de nuestras pro­
alegre. | ¡ sinón. AYÜUCÜLEN. vincias. Habiendo muerto todas estas ovejas las
CÜMEDUAMCHE. s. Hombre de buena condición. llevaron arrastrando para dárselas a los caci­
CÜMEDUAM NGUEN. intr. Ser de buenos senti­ ques amigos y juntamente les dieron los cora­
mientos. ¡| Ser honorable. zones palpitando, los cuales iban pasando de
CÜMEDUAMTUN. tr. Pensar bien. mano en mano por todos los indios de sus par­
CÜMEDUAMTUQUEVE. adj. Hombre considerado. cialidades y luego los partían en menudos peda­
CÜMEDÜNGUYEN. tr. Alabar, loar, sinón. HUE- zos y lo mismo hacían de las ovejas para que ca­
ÑUÑPÜRAMN. PÜRAMN. PÜRAMYEN. || s. da uno tocase algún pedazo, por pequeño que
Alabanza, loor. fuese que con eso quedaban obligados a hacer
CÜME ELN. tr. Arreglar, componer, aderezar, co­ un cuerpo y ser de un corazón con los que la
rregir. || sinón. CÜMELN. ofrecieron, con obligación tan estrecha que es
CÜMEHUENU. s. Bonanza. como el juramento y una confederación. Hicieron
CÜMELADUAM. s. Disgusto, desagrado, inquietud, después de esto un hoyo y enterraron en él sus
contrariedad. flechas, toquis y otros instrumentos de guerra
CÜMELADUAMN. tr. Disgustar, inquietar, contra­ y lo mismo hicieron los españoles por confor­
riar. marse con sus ceremonias que echaron en aquel
CÜMELAN. intr. Morir en paz. mismo hoyo balas, hierros de lanza, dagas y cuer­
CÜMELCADÜNGUN. tr. e intr. Hablar a las da y plantando sobre todos estos instrumentos
buenas. de guerra un ramo de canelo con sus raíces, sím­
CÜMELCAIAUN. intr. Irle bien en el viaje. bolo de la paz.” (Cit. por Augusta. Lecturas
CÜMELCALEN. intr. Estar bien, estar en buen es­ Araucanas.) || sinón. CÜMELCAUTUN.
tado. 11 Ser bonito. 11 s. Bienestar. i CÜMELCAUN. intr. Hacer bien, beneficiar.
CÜMELCALETUN. intr. Haberse arreglado o com­ CÜMELCAUIJN. rec. Beneficiarse.
puesto lo que estaba desarreglado o descompues­ CÜMELCAVALNOLU. adj. Incorregible.
to. || Estar acomodado. || sinón. CÜMELCALE- CÜMELCAVALU. adj .Corregible.
CAN. Rosas escribe CÜMILCALECAY. CÜMELCAVE. s. Bienhechor. || sinón. COCHRUL-
CÜMELCAN. tr. Hacer bien algo. 11 Tratar bien a CAVE.
una persona. || Desechamos por inexacta la acep­ CÜMELCAYEN. tr. Aguantar, tolerar, soportar. ||
ción de “amigo” dada por Rosas. Sobrellevar.
CÜMELCANIEN. tr. Conservar en buen estado. || CÜMELCAYEVAL. adj. Tolerable, soportable.
Tratar bien a las personas. 11 Mantener buenas CÜMELCAYEVALN. intr. Ser tolerable, ser so­
relaciones. portable.
CÜMELCAQUECHI. adv. Tranquilamente, sosega­ CÜMELECAIMI. Fórmula de saludo. ¿Cómo está
damente, pacientemente. || sinón. LLIDQUECHI. usted? ¿Cómo le va?
CÜMELCAUCÜLEN. rec. Estar bien uno con otro. CÜMELELAN. intr. Ser malo, malvado. || s. Maldad.
CÜMELCAUCÜLETUN. rec. Haberse reconciliado. CÜMELEN. intr. Estar bueno, estar en paz. || Ser
|| Haberse celebrado la paz. || En el año 1641 el feliz.
marqués de Baydes trató en Chile una paz con CÜMELN. tr. Arreglar, componer, restablecer, re­
los indios. De su relato hemos extraído los si­ mediar, subsanar. 11sinón. CÜMELTUN.
guientes párrafos: “Fueron a una ramada ca­ CÜMELU. adj. Grato, ameno, placentero. || Sabroso,
paz que estaba prevenida a hacer los juramentos agradable, excelente, exquisito, apetitoso.
y ceremonias de las paces, conforme a los ritos CÜMEN. intr. Ser bueno, estar bien. || s. Gusto, sa­
y costumbres de los indios que en semejantes bor. || adj. Apto, útil.
ocasiones los señores de las tierras y los que dan CÜMEN NGUEN. intr. Ser bueno. || s. Bondad,
la paz hacen a los forasteros agasajo y ofreci­ sinón. CÜMEPIUQUE. || s. Virtud. ||ú . c. imp.
miento de la cosa más estimada que tienen que Hacer buen tiempo.
son las ovejas que tienen de la tierra (ver HUE- CÜMENIEN. intr. Dejar tranquilo, no molestar.
QUE) mayores dos tantos que las ovejas de Cas­ CÜMENTU. tr. Saborear, paladear. || Agradarle, gus­
tilla, con un cuello muy largo y cabeza peque­ tarle. 11 intr. Ser razonable y justificado un
ña. Y aunque esta oferta es ceremoniosa y ofer­ asunto.
ta de unos indios con otros y nunca ofrecen ove­ CÜMENTUPEYÜM. s. El gusto (sentido).
jas de la tierra ni se los matan en su presen­ CÜMENTÜCANTUN. tr. Pi'obar, catar, degustar.
cia a los españoles sino a los indios, todavía en || sinón. CÜMECÜMETUN. PÜTOCOCANTUN.
esta ocasión, por salir de lo ordinario, ofreció el CÜMENÜMÜN. intr. Oler bien. || s. Fragancia, aro­
cacique ANTÜHUENU una oveja blanca como ma, perfume.
la nieve al marqués y puesta en su presencia la CÜMEPEL NGUEN. intr. Tener buena voz.
r.iiM 102 CÚN

CUMEPELLÜLEN. adj. Suertudo, bienaventurado, CÜNCHRÜN. intr. F lo tar a la deriva. sinón. CÜN-
afortunado. CIIRÜN.
CÜMEPELLÜN. intr. Tener suerte, sinón. MAN’N. CÜNGA. s. Linaje, estirpe, alcurnia, apellido. 11 La
NGUENPEUMAN. | Suerte, buenaventura. denominación de las personas está form ada por
CÜMEPEN. tr. Adquirir correctamente. | adj. Bien dos elementos: uno expresa el linaje, la alcu r­
adquirido (no robado). nia, el tronco común de los descendientes que
CÜMEPIÑEN. adj. De buena familia. corresponde a nuestro apellido, el otro indivi­
CÜMEPIUQUE. s. Caridad; bondad. || lit. buen co­ dualiza la persona y corresponde a nuestro nom­
razón. bre. El indígena que vivía en estrecho contacto
CÜMEPUE. s. Afecto, afección. con la naturaleza ha encontrado allí la fuente
CÜMEPUEN. intr. Afeccionar, encariñar. p ara los elementos de linaje o apellido como
CÜMEPÜLLÜ. s. Virtud, moralidad. para el componente individualizado!-. Los prin­
CÜMEPÜÑEÑ. adj. De familia decente, honorable. || cipales linajes mapuches han sido los siguientes:
sinón. CÜMEPÜÑEÑ.
CÜMEQUEDÜNGU. s. Dicha, felicidad. ANTÜ o A N TI .................. sol
CÜMEQUENIELAN. intr. Llevar mala vida. CALQUIN ............................ águila
CÜMEQUENIEN. intr. Llevar buena vida. CURA ..................................... piedra
CÜMEQUEUÜN NGUEN. intr. H ablar bien, hablar CHOIQUE o CHEUQUE .. avestruz
de manera clara y bien pronunciada. CHRARU ............................ carancho
CÜMEQUIMN. intr. Entender, comprende]-. HUEM UL ............................ ciervo
CÜMETUN. ti-. Probar el gusto de. En rancülche IIU E N U ................................. firm am ento, cielo
CÜMETUI. I A rreglarse lo que se había desa­ LAVQUEN .......................... laguna
rreglado. |¡ Componerse el tiempo. LEMU .................................... bosque
CÜMEVELEM. intr. Portarse bien. LEUVÜ ................................. río, arroyo
CÜMONILO. s. Nalgas (A nat.). LICAN .................................. piedra como cristal
CÜMONLIPANG. s. Musculatura del brazo. LO o 1,00 ............................ médano, duna
LONCO .................................. cabeza
CÜMON NAMUN. s. Pantorrilla. | sinón. RIUN-
CHANG. LUAN o LOAN .................. guanaco
MAHUIDA .......................... sierra
CÜMPUN. tr. Despedazar, hacer trozos.
MAÑQUE .............................. eóndor
CÜMÜYÜN. intr. Retumbar, resonar. ] sinón. CÜM-
MILLA .................................. oro.
CHRÜLÜN. AUQUIÑ’N.
NAHUEL ............................ tig re
CÜNA. s. Cualquier paja utilizable para techado de
NAMUN ................................ pie
la ruca entre ellas la cortadera, la totora y la
NGÜRÜ o NGNER .......... zorro
ratonera. Alguna de éstas empleada también
ÑAMCU ................................ aguilucho
como planta medicinal. | Cortadera.
PANGUI .............................. león, puma
CÜNAL. s. Jagüel, v. GÜNAL. QUEUPÜ .............................. pedernal.
CÜNAN. s. Jagüel, pozo cavado, v. GÜNAL.
VILU ...................................... víbora, culebra
CÜNAPAMN. def. Venid acá.
CÜNAPAN. intr. Venir acá. || sinón. AMPAN.
En su trato fam iliar solían nombrarse con la
CÜNAPANGUE. def. Ven acá.
primera palabra o elemento (nombre y una
CONCHAN, v. CÜNCHAN. sílaba y a veces una sola letra de la segunda
CÜNCHRAIAUN. intr. Andar la embarcación en­ palabra o elemento (apellido), decían MILLA-
tregada a viento y corriente. I sinón. CÜN­
LEU por MILLALEUVÜ (río de oro) decían
CHRAIAUN.
CURIÑ o CURIÑAM por CURIÑAMCU (agui­
CÜNCRAYÜN. v. CÜNIAÜN. lucho negro). En las juntas, reuniones, cere­
CÜNCHRE. s. F aja o línea negra en la piel de al­ monias o parlam entos usaban rigurosam ente el
gunos animales. nombre completo, sin alteración alguna de sus
CÜNCHRERCÜLEN. intr. Tener cintura delgada. | componentes. Dos linajes son célebres en nues­
sinón. CÜNCHERCÜLEN. tra historia, el de los CURA (piedra) entre
CÜNCHRO. adj. Rengo, cojo, patata. || sinón. NGÜL- los pampas y el de los NGNER (zorro) enti-e
NGÜL. ENTÜV. LÜNGLIN. los rancülches. Con el correr del tiempo la in­
CÜNCHROCUNCHRON. intr. Andar sobre un solo fluencia de las denominaciones de los espa­
pie. ñoles les hizo a veces anteponer a sus linajes
CÜNCHROIAUN. intr. Andar rengo, andar rengue­ —sobre todo en el siglo XIX— los hombres co­
ando. || Manquear. munes entre éstos: Ju an , Pedro, José, C ar­
CÜNCHROMALAL. s. lit. corral rengo. Así llama­ men, María, etc. y así vemos aparecer g ra n ­
ban al corral de dos filas, una más baja que la des jefes con apelativos mixtos (Ju an Callvü-
otra. curá, Cipriano Cachrül) m ientras que otros
CÜNCHRON. intr. Rengarse, mancarse, manquearse. tomaron nombres y apellidos españoles (prefe­
CÜNCRONCAHUELLU. intr. Mancarse el caballo. rentemente de m ilitares de renombre) con los
CÜNCHROTUN. v. CÜNCHRON. cuales algunos de ellos llegaron a cierta no-
CÜN 103 CÜY

toriedad histórica, tales los grandes caciques CÜPALTUN. tr. Traer nuevamente, traer otra vez.
Pancho Bulnes en Chile y Mariano Rosas en CÜPAN. intr. Venir. En raneülche CÜPAI. || Des­
n u e stro país. || Para nombres fem e n in o s v. cendencia, linaje, familia, parcialidad o clan a
ÜIELCAN. que uno pertenece, sinón. CÜPAL.
CÜNGADÜNGU. s. Ascendencia, genealogía, abo­ CUPANCHE. s. Tribu, parcialidad, clan.
lengo. CÜPAUMAGN. intr. Tener sueño.
CÜNGAN. v. CÜNAN. CÜPAVENTUN. intr. No detenerse en ¡ninguna
CÜNGUEDUUN. v. CÜNGUEDUUN. parte (a la vuelta).
CÜNGUEN. tr. Envidiar, sinón. ÜCHRIRN. MA- CÜPAYALUCHRIPANTU. expr. adv. Año veni­
QUIN’N. ÜCHRIÑ’N. ÜCHRIRN. || adj. In­ dero.
válido. CÜPULHUE. s. Cuna indígena. || v. CUPÜLHUE.
CÜNGUEVE. adj. Envidioso. || sinón. MAQUIÑVE. CÜPÜN. adj. Barroso, turbio, pantanoso. || Basura,
NGANGUEVE. ÜCHRIRVE. ÜCHRINVE. sinón. COCÜPÜ. IPÜNTU. LEPÜNTU.
CÜNGUEUN. rec. Tener celos entre sí. 11 Envidiar­ CÜRAR. s. Cierta clase de sapo. || sinón. CÜRAR.
se. |¡ sinón. MAQUIÑUUN. ÜCHRINVUUN. CÜRCÜRÜN. intr. Silbar como culebra. || sinón.
CÜNGCÜRÜN. intr. Chirriar, rechinar. CÜDCÜN.
CÜNGCO. v. CUNCHE. CÜREV. s. Viento.|| sinón. CÜRÚV. NUNGM.
CÜNGCOLEN. v. CONCOLEN. CÜRI. adj. Sensual, libidinoso, lujurioso, afrodisía­
CÜNGOI. s. Granos (del cuerpo). co, voluptuoso. || sinón. ÑUA.
CÜNGOI NGUEN. intr. Tener granos. CÜRIDOMO. s. Mujer lujuriosa. || Puta. Los pam­
CÜNGQUIRHUE. s. Freno. 11 sinón. PIRINA. PI- pas decían GÜRRI. (Rosas.) || sinón. ÑUADO-
RIÑA. PIYINA. UÜNELHUE. MO. MÜNGUEVE.
CÜNGÜV. s. Badil o paleta de madera. CÜRIN. intr. Fornicar, sinón. CÜRITUN. CHIQUIN.
CÜNQUE. s. Planta medicinal también llamada NGOIDEIAUN. NÜLTACAN. VÚLN. || s.
CHREVO. || Bot. Uncinia erinacea. (Cav.) Pers. Coito.
fam. Cyperaeeae.
CÜRINDÚNGU. s. Erotismo.
CÜNTAUNMETAHUE. s. Cántaro de greda de
dos cuellos divergentes, unidos arriba por un CÜRINIAUN. intr. Andar lujuriando, fornicando. ||
asa algo arqueada y cuyo asiento sobresale un Andar errando y tonteando por los caminos. 11
poco. sinón. CÜRINMIAUN. CÜRIYAUN.
CÜNU. adj. Gangoso. || El habla mapuche es esen­ CÜRITUN. v. CÜRIN. || Los huilliches decían CU-
cialmente gangosa. || sinóm. CÜNU. QUENU. RRITUN o CURRETUN.
CÜNUN. intr. Ganguear. || v. NONGNONGÜN. CÜRON. s. Caderas, ancas, nalgas. || sinón. LÜN-
CÜÑALVILLCUN. s. Polipodio. || Med.: pectoral, su­ GLI. RÜYÜN. CHRUCHRE.
dorífico. || sinón. MAMÜLLVILLCUN. PÜ- CÜRÜV. v. CÜREV. || sinón. CÜRÜV. || Los rancül-
NALVILLCUN. VILLCUNMAMÜLL. ches llamaban CÜREV al aire y CÜRRÜEV al
CÜÑALL. s. Espantajo para pájaros. || sinón. viento.
CHEL. CÜRÜVCÜLEN. imper. Haber viento.
CÜÑATUIAUN. intr. Andar mano con mano como CÜRÜVCÚTUN. tr. D e sa p a re c e r. || lit. h a c e rs e
los enamorados. viento.
CÜÑATUIAUÜLN. tr. Ir mano con mano en el CÜRÜVN. impers. Hacer viento; ventear.
baile. CÜRÜVTUN. impers. e intr. Correr viento. || To­
CÜÑATUN. tr. Tomar, asir con la mano, la mano mar aire.
de otro. CÜSCÜS. interj. que corresponde a: ¡zas!
CÜÑATUUN. rec. Tomarse de la mano para bailar. CÜTACÜLEN. v. CÜTACÜLEN.
CÜÑCÜÑCÜLEN. intr. Ser como racimos, formar CÜTU. suf. y prep. Desde, hasta. || Aún. sinón.
racimos. PETU. ULA.
CÜÑE. s. Mellizos, gemelos. CÜÜHUANCHE. adj. Idiota, estúpido, necio. ||
CÜÑEN. intr. Dar a luz mellizos (la mujer). sinón. ÑOI.
CÜÑON. adj. Agujereado (como queso). || Lleno de CÜV. part. Agregada a sustantivos o interpuesta en
cicatrices de viruela. verbos los pluraliza.
CÜPA. part. antepuesta al verbo expresa el de­ CÜVCÜVCUCHRAN. s. Cólicos.
seo de hacer la acción indicada por éste. 11 CÜVCÜVCÜLEN. intr. Tener o estar con cólicos.
sinón. CÜPA. CÜVCÚVÜÑ. intr. Empacharse.
CÜPAELUN. tr. Quiero dar. CÜVN. intr. Asfixiarse, empacharse. || Hincharse,
CÜPAL. s. Prole, progenitura, descendencia. || sinón. inflarse.
ELPA. ELPAME. CÜVNEYEN. intr. Respirar con dificultad. 11 Ato­
CÜPALCHEN. intr. Traer gente. 11 Traicionar. rarse, atragantarse, sinón. CHEVÜLN. MÜ-
CÜPALCHEQUELU. adj. Traidor, felón. ||v . AV- RIN. PULNGUIN. [| No pasar el aliento por
NOMAU. las narices.
CÜPALEN. intr. Venir, ir. CÜVÜN. adj. Caliente. || expr. huilliche y rancül-
CÜPALN. tr. Traer algo. || En raneülche CÜPALII. che. Decían también CÜVIN.
CÜY _________ 104 ___________
CÜYACA. s. Tiaca, árbol. || sinón. CÜCIIRACÜ- CÜY ENPELAN . s. Menopausia. || sinón. PECÜ-
CHRA. [| Bot. Caldeluvia paniculata. YENLAN.
CÜYEMN. intr. Cegarse. || sinón. CÜYEMQUIN- CÜY ENPEN. s. M enstruación. |j sinón. CÜYEN-
TUN. TUN.
CÜYEN. s. Luna. |¡ Mes. || El indígena contaba el CÜYÜMN. in tr. Socorrer, ayudar, a m p a ra r, auxiliar,
tiempo por lunas. || Los huilliches decían Q UI­ favorecer, propiciar.
TEN, los rancülches QUIYET y los pampas CÜYÜMTUN. intr. Llevar comida o bebida a otro
QUILLEN. v. CHRIPANTU. que está triste p a ra consolarlo. || Costum bre
CÜYENCHREHUA. s. Perro celoso. muy antigua que consistía en llevar regalos
CÜYENMAPU. s. lit. país de la luna. Así desig­ a la hija o a la herm ana vendida a un hombre.
naban poéticamente al firm am ento nocturno. Estos obsequios se llevaban alrededor de un
CÜYEN’N. intr. Ser de un mes. año después de haberla vendido.
105 CHAD

piarla bien; luego se la desuella y se extiende


el cuero sobre el suelo; se desmenuza la carne
y se la amontona encima del cuero extendido.
Entonces se sacan del fuego las piedras caldea­
das, puestas allí prealablemente a tal fin, las
cuales se envuelven con toda prisa junto con la
carne en el cuero. Chisporrotea la carne envuel­
ta con las piedras calientes. E sta bolsa de car­
ne se coloca a orillas del fuego p ara que cueza
bien. Cocido en un lado, se le da vuelta, hacién­
dola g ira r rato tra s rato a orillas del fuego,
hasta que se nota que está totalm ente cocida.
Entonces se saca la bolsa, se abre, se echan las
piedras a un lado y se regalan con la carne.
También hay bastante jugo sabroso que sorben
con gusto. La carne de avestruz así preparada
se llama CHASHQUIN.” (Moesbach.) || P a ra
la picana o pechuga colocaban piedras canden­
tes dentro de la carne y suturaban luego ésta
CHA. part. de adorno; dícese también CACHA. || hasta constituir un conjunto compacto. Los p a ta ­
apée, de VÜCHA: grande; muy común en el gónicos también empleaban este primitivo méto­
habla de ciertas tribus. Usada en toponimia y do que denominaban ACHTEN.
en nombres. CHAD. adj. Bien molido.
CHACA, s. Un marisco comestible. CHADA. s. Vaso o taza (para beber). )| sinón. MAL­
CHACAI. s. Arbol espinoso, que algunos llaman es­ HUE. PÜ TU PEY E.
pino negro, parecido al tala, cuya madera pro­ CHADI. s. Sal. || En nuestro país existen enormes de­
duce excelente carbón. Sus ram itas sirven de pósitos de sal en numerosas lagunas disemina­
alimento al ganado en invierno, cuando las g ran ­ das en el territorio. Gran parte de ellas son
des nevadas tapan el pasto. || El CHACAI no es explotadas actualmente. En tiempos coloniales
producto de la selva cordillerana, ni prospera la zona más conocida era la de las Salinas G ran­
en La Pam pa: vive en el deslinde de la zona des (CHADICHADIHUE) descubiertas en 1668
boscosa colindante con la formación pampeana. || por Domingo Isarza y situadas en Hidalgo, en La
Med. abortiva. || Bot. Discaria serratifolia. Pampa, sitio que en el pasado siglo fué asiento
Rhamnaceae o Colletia doniana. del más célebre de los cacicazgos argentinos,
CHACAIHUA. s. Arbusto de hojas espinosas y flo­ el de CALLVÜCURA, a quien se denominó
res anaranjadas. Las bayas son comestibles y “ Emperador de la Pam pa”. El HUINCA ha­
se utilizaban para hacer chicha. || Med. refres­ cía canje de mercaderías por sal, desde lue­
cante y febrífugo. || Bot. Berberís darwini Hook. go, en pequeña escala. El Gobierno del Vi­
fam. Berberidaceae. rreinato y m ás tarde el Patricio, al no dis­
CHACANTU. s. Concha de marisco. poner de salina próxima al ejido de su ca­
CHACAÑ. s. Marisco comestible de concha redonda. pital, enviaban de vez en cuando expediciones,
CHACO, s. Sudadero o caronilla del recado de la algunas de ellas muy importantes, p ara llevar
silla de m ontar (pellejo). 11 Bicho (habla ran- la preciosa sustancia a los porteños. Las más
eülche). famosas de esas expediciones fueron las de Ma­
CHACOD. adj. Apilado. nuel Pinazzo en 1778 y la del coronel A ndrés
CHACODN. tr. Apilar. || sinón. DENCOLLN. García en 1810. La prim era de éstas se componía
CHACUCHACU. s. Envoltura del cerebro. 11 Telilla de 600 carretas, 20 de ellas p ara equipajes; 600
de los ojos. || Redaño. || sinón. TACUTACU. picadores; 12.000 bueyes; 2.600 caballos; 300
CHACUCHACUMÜLLO. s. Meninge. (Anat.) || si­ carpinteros; 400 soldados; 4 piezas de artille­
nón. CANUMÜLLO. TACUMÜLLO. ría; 1 cirujano; 1 capellán; 1 capitán; 1 tenien­
CHACHA., s. Saludo y llamado de los hombres a las te; 1 alféi'ez; 3 sargentos; 3 cabos; 1 tam bor; 65
mujeres. dragones, etc. Llama la atención que los go­
CHACHACÜN. i n t r . Cacarear. 11 sinón. C H R A - biernos no hayan aprovechado esas expediciones
CHRACÜN. LUCAN. para asegurarse el dominio de esa zona. Pero no
CHACHAl. s. Saludo y llamado de las mujeres a en todas las zonas habitadas por los mapuches
los hombres. existían lagos salinos, y las tribus debían pro­
CHACHAÑET. s. Dedo pulgar, expr. rancülche. curarse la sal indispensable por medio de can­
CHACHIL. s. Guijarro, canto rodado. || sinón. IMÜL- jes; aunque se ha descubierto últimamente que
CURA. los primitivos sabían extraer la sal gema exis­
CHACHQUIN. s. M anjar de carne de avestruz pre­ tente en su subsuelo. (Ver LILCOCHADI.) ||
parado de la manera siguiente: “Se despluma sinón. CHASI. CHASSI. CHAZI.
cuidadosamente el ave poniendo cuidado de lim­ CHADICO. s. Agua salada. 11 sinón. CHASICO.
CH A D 106 CHAL

CHADICOVQUE. s. Pan de sal cocido al rescoldo CHAHUIN. s. Horcón; horqueta; p a rte del árbol o
después de molido y sazonado con hierbas aro­ del poste donde se juntan tronco y ram a form an­
máticas. Lo hacían circular para lamerlo cuando do ángulo agudo. || sinón. CHA HU IÑ . CHOQUE.
sentían hambre o sed, según Guinnard. || sinón. CHAI. suf. O, solo, y tal vez. sinón. CAI. || Dicen a
CHASICOVQUE. veces CHAI por CHACHAL |l CHAI o CHA-
CHADICHE. s. Salinero, lit. sal-gente. Nombre de- YULA o CHRAI o CHAYI. adv. Hoy, hogaño,
signativo de las tribus pampas de CALLVÜCU- ahora, ahora luego, poco ha. || Dicen también
RA quien tenia asentado su cacicazgo en Sali­ CHAI al perro p ara espantarlo.
nas Grandes a mediados del siglo pasado. CHAICAD NGUEN. intr. Tener rendijas, grietas o
CHADICHRAP1CO. s. lit. sal, ají, agua. Así desig­ aperturas la habitación y por las cuales pasa
naban a la salmuera. el viento al interior.
CHADIELQUEYÜM. ger. ú c. s. Recipiente para CHAICADRULMEN. tr. Hacer p asar (como hebra
sal: salero. || sinón. ELCHADIHUE. por la ag u ja).
CHADIHUE. s. Salina; lugar donde hay sal. || sinón. CHAICADRUMEN. intr. P asar agachado; p asar por
CHADIPEYÜM. CHADIQUEN. un agujerito (como vierto por las rendijas de
la casa).
CHADI IAQUEL. s. Comida salada.
CIIAICADUEVPAN. intr. Colar, p en etrar el viento.
CHADILEN. intr. E sta r salado.
CHAICADÜN. intr. P enetrar el viento en una casa
CHADILN. tr. Ir por sal. || Salar.
mal abrigada. / Absorberse, sum irse (como en
CHADI NGUEN. intr. Ser salado.
papel secan te).| iPenetrar, difundirse, esparcir­
CHADINIELU. adj. Salino.
CHADINMACÜNUN. intr. D ejar salado. se (como veneno en el cuerpo).
CHAICHEI. expr. adv. Cuanto ha, mucho ha. ||
CHADINMALEN. intr. Tener sal, estar salado.
sinón. AHUECHEI.
CHADINMALCO. s. Salmuera. || sinór. VÜRECHA-
SICO. CHADICHRAPICO. CIIAICHEIPEULAYU. expr. coloquial. H a mucho
que no nos vemos.
CHADINMAN. tr. Salar.
CHAICÜPAIMI. expr. coloquial. Ahora viniste.
CHADIPEUM. s. Sal marina.
CHAICÜPAN. expr. coloquial. Ahora vine, hace
CHADIQUEN. s. Salina. || sinón. C H A D IH U E .
poco.
CHASIHUE. CIIASIQUEN.
CHAICÜTU. expr. adv. Desde ah o ra; de aquí en
CHADITUN. tr. Comer sal.
adelante. |¡ sinón. ADOCÜTU. VACHITUMO.
CHADN. tr. Moler bien. || Apostar.
CHAICHEI NO. adv. No ha mucho.
CIIAG. adj. Igual, idéntico, sinón. CHRÜR. |l Simi­
CHAIHUE. s. C anastita tejida con tallos de VO­
lar, simétrico. || Ambos, ambas. | adv. Igualmen­
QUI blanco, usada p ara colar chicha, p ara cer­
te, juntos, al mismo tiempo.
nir harina y como medida.
CHAGDÜNGUN. intr. Responder. |¡ Carearse.
CHAIHUEN. intr. Hacer CHA IH UE.
CHAGN. tr. Igualar, equiparar, equilibrar.
C’H AIHUETUN. tr. Colar, pasar, filtra r, zarandear.
CHAG NGUEN. intr. Ser igual, ser equivalente. |
|| sinón. CHAITUN. CHAIN.
s. Igualdad, equivalencia, paridad.
CHAIULA. adv. Luego; de aquí un rato. 11 sinón.
CHAGNOTUN. tr. Oponer, contradecir, repudiar. |
ADOULA. MÜGHAI.
sinón. CHRAGNOTUN.
CHAIIIUTUAN. expr. coloquial. Luego me volveré
CHAGNOTUVE. adj. Contradictor sistemático, con­
a ir.
tinuo opositor. || sinón. CHRAGNOTUVE.
CHAI MAN. intr. Haberse encanecido.
CHAGQUECHI. adv. Igualmente, indistintamente,
CHAINI. s. Paja. expr. pampa. (Rosas.)
indiferentemente.
CHAIQUE. s. Avestruz. Voz rancülche. Quizá mala
CHAGTUN. tr. Aprobar, adoptar, defender. 11 sinón.
captación de Finch por CHOIQUE. | ! sinón.
CHRAGTUN.
CHOIQUE. CHEUQUE. v. CHOIQUE.
CHAGTUNMAN. tr. Defender a otro, ampararlo. CHAITUHUE. s. Colador, zaranda, filtro.
CHAGUENTU. s. Ejemplar, prototipo, modelo. || CHAITUN. tr. Colar, pasar, filtra r, zarandear. ||
sinón. ADENTU. NGÜNEITUVE.
sinón. CHAIHUETUN. CHAIN.
CHAGUENTUN. tr. Im itar, copiar. || sinón. INAI-
CHAITUNENTUN. tr. S ep arar por filtración (lí­
TUN. ADENTUN. CIIRIRMÜNGUEN. INA- quidos) .
YEN.
CHALA, s. P aja seca del maíz. Vocablo españolizado.
CHAGÜLN. tr. Em parejar, igualar. || sinón. CHRIR-
CHALAHUEN. s. Según Groeber “ una pequeña plan­
CÜNUN. LORÜMN. LÜTÜMN. RIÑELUIN.
ta que crece en suelos cargados de sal; es es­
CHAHALL. s. Cuis (Benigar.) v. PICHIHUANCU. pinuda y tiene una fru ta muy característica de
CHAHUA. s. Una raíz comestible. forma de tirabuzón y de color amarillo. Su raíz
CHAHUAI. s. Aros, pendientes, zarcillos. || sinón. de color de sangre de toro sirve p ara teñir de
CHAUIIUAITU. CHAVAL v. CHRARILONCO. café y de negro. En lenguaje de pobladores chi­
CHAHUAITU. s. sinón. de CHAHUAI: aros, a r­ lenos se llama “ retu n tu i” o “retortiño”. Pro-
gollas, zarcillos. sopis Strombeonifera”. (Toponimia araucana.)
CHAHUAL. s. Cnrdón. Vocablo común al mapuche CHALCHA, s. Papada. || sinón. CHALLCHA.
y al quechua. CHALEHUA. s. Hierba de bulbos comestibles.
CHAL 107 CHAN

CHALENGUILLAÑ. s. Tío materno de la esposa. CHAMAL, s. Prenda de la antigua indumentaria ma­


11 Esposo de la sobrina. puche, paño cuadrado que cubría el cuerpo del
CHALI, s. Saludo. hombre desde la cintura hasta los pies y de la
CHALICI-IEN. intr. Saludar. 11 sinón. CHALIN. mujer desde los hombros hacia abajo. Los hom­
CHALICHEVE. adj. lit. saludador. Cortés, afable, bres solían levantar la parte de atrás por entre
urbano. ¡| sinón. ADELVAL. las piernas hacia adelante y asegurarla en el
CHALIN. tr. Saludar, sinón. CHALICHEN. || Des­ cinturón: llamábase entonces CHIRIPA. || Voca­
pedirse a la salida. || Dar parte, pedir permiso. || blo españolizado.
Hacer el testamento, disponiendo de los bienes CHAMALHUE. s. Cinturón que sujeta al CHIRIPA.
en momentos de morir al despedirse de los pa­ CHAMPAL. adj. D esnudo, en cueros. 11 sinón.
rientes. CHRAMPAL.
CHALINTÜCUN. tr. Entregar. 11Encargar, sinón. CHAMPARE, s. Luciérnaga.
ELVALN. ELDÜNGUN. LÜN. YEUVALTUN. CHAMPELNE. s. Arco de flecha. Voz rancülehe.
CIIALÍNTÜCURPUN. intr. y tr. Testar.-1| sinón. CHAMÜLCHEI. expr. coloquial. No sé cuándo.
ELCÜN. CHANCHAN. s. Aguas detenidas, estancadas. ||
CIIALIÑMAN. tr. Dar parte, informar. sinón. DAULLCO.
CHALITUN. tr. Saludar. || sinón. CHALIRULN. CHANCHU. s. Cerdo, chancho. 11 Molina y Gómez
CHALIUUN. rec. Saludarse mutuamente. de Vidaurre dicen que CHANCHU (palabra in­
CHALIUÜDAN. intr. Despedirse. dígena españolizada bajo el vocablo CHAN­
CHALLA, s. Olla, cazuela o vasija hecha de CHO), es de origen araucano; Lenz y Latcham
greda y de piedra ÜCU (talco). || sinón. HUIDI. pretenden que es difícil comprobarlo y que se tra ­
CARCA. CODVU. DÜNGOLL. LLUPU. LLU- ta de una simple conjetura. Ni Febrés ni Augus­
PUNG. ta hacen mención del vocablo. Queda el problema
CHALLACURA. s. Piedra ÜCU para fabricación de al estudio de los futuros investigadores.
ollas y vasijas. CHANG. s. Gajo o ramito de árbol; Met. junta de
CHALLAILO. s. Olla que contiene carne (cruda o caminos. || Los dedos de las manos y de los pies
cocida). (que son como ramificaciones de éstos). || Partes
CHALLANCO. s. Piedi'a cristalina que previene con­ de un razonamiento, v. CHROI. || Pierna. ||
tra muchas enfermedades. Es signo distintivo Brazo. || Rama. || Gancho. || Gajo.
de los brujos. CHANGAN, s. Perlas que se encuentran a veces
CHALLARAG. s. Olla de greda. dentro de las valvas de moluscos.
CIIALLAVE. s. Ollero, vasijero. CHANGANCA. s. Miembro o parte del cuerpo.
CIIALLCHA. sinón. CHALCHA. (Anat.)
CHALLE, s. Suegra del varón; yerno de la suegra. CHANGCAN. tr. Desmembrar, descuartizar, despe­
|| v. LLALLA. dazar. || sinón. CHANGCÜN. CHA N G TU N .
CHALLOVÜN. tr. e intr. Machucar, magullar. || Ma­ PILCADN. PILLCADN. PILTANCÜN. PÜN-
chucarse, magullarse. TÜTUN.
CHALLUA. s. Pez, pescado. Común al mapuche, al CHANGCUG. s. Pulsera. 11 sinón. CHRARICUG.
aymará y al quechua. || sinón. CHALLHUA. CHANGÜI, s. Hongo comestible, parásito del roble,
CHALGUA. 11 Los ranaülches decian CHAIU- que en lugar de sombrero presenta ramificacio­
HUA. || Entre los pescados comestibles de agua nes como dedos de un a mano. 11 sinón.
salada o dulce hemos identificado los siguientes: CHANGDU.
atún o tonina (QUINCHICA); pejerrey de di­ CHANG ILON. s. Cuarto o fracción de carne.
ferentes clases (QAUQUE. MALCHE. REMI. CHANGMAMÜLL. s. Rama.
YULI); corvina (COLÜCÜLEN o PILAPI- CHANGN. intr. Haber partes o ramitos. 11 Ser ra­
LA); sus similares (HUAIQUIL. YATEHUE) ; moso o coposo.
lenguado (PICÜR); róbalo (CUDHUA); pela­ CHANGNAMUN. s. Pierna.
dilla (CÜMARCA) ; perca o trucha criolla CHANGON. s. Enigma. ||adj. Enigmático.
(LILM y LIPUNG); bagre (LUVÜR o LLU- CHANGQUILL. adj. Aspero.
VÜD); lisa o locha (UCHREMPE); pejegallo CHANGQUIÑ. s. Rinconada. 11 Península, itsmo. ¡|
(CHALLUAACHAHUALL); sardinas (QUI- sinón. NGÜVMAPU. YÚNGCONCÚLEPU.
CHAI); sardinita (PUSOCHALLUA); pececi- CHANGUIL. Mala escritui’a de la voz CHANGÜLL.
llos LLANCANI. LLAUQUE PUYE; peces CHANGUIÑHUINCUL. s. Rinconada entre salientes
MENCO y PICHIHUEN cuyos nombres vulga­ de cerro.
res desconocemos. CHANGUIÑLEUVÜ. s. Brazos de río (o de arroyo).
CHALLUA ACHAHUALL. s. Pejegallo, pez gallo o || sinón. PUCHANQUIN.
pez elefante. [| Zool. Callorhynehus antarcticus. CHANGUIÑMAMÜLL. s. Ramas de árboles. || sinón.
CHALLUAN. intr. Pescar. 11 sinón. CHALLU- CHANGMAMÜLL.
ANTUN. CHANGUIÑ’N. intr. Dividirse, fraccionarse (en bra­
CHALLUATUN. intr. Comer pescado. zos, ramas, gajos, etc.).
CHALLUAVE. s. Pescador. CHANGRÜPÜ. s. Confluencia de caminos. 11 Encru­
CHALMELCAI. s. Mano, voz rancülehe. cijada. || sinón. CHRAVRÜPÜ.
CUAN 108 CHAP
■o
CHANGÜNGCO. s. Estaca con gancho, estaca con CHAPADMALAL. s. Cerco, muro o corral de barro. ||
horqueta. sinon. PELEM ALAL.
CHANGÚLL. s. Dedo. || “ Su superstición, escribe CHAPADN. intr. Ser barroso; haber pantano. || si­
Guinnard refiriéndose a los pampas, les hace con­ nón. CHAPAD NGUEN.
siderar como divinidades a los niños fenómenos, CHAPADQUEN. s. Donde hay barro, b a rra l, lodazal.
principalmente los que nacen con mayor número || sinón. PE LE Q U E N .
de dedos del que quiere la naturaleza, sea en CHAPADTUN. intr. E m barrarse. j| E m pantanarse. ||
los pies sea en las manos; según ellos es éste un sinon. P E L E T U N . VOCHRAN.
presagio de gran felicidad p ara la fam ilia.” CIIAPALCÜ. s. Flecha. Voz rancülche. || sinón. PÜL-
(Tres años de esclavitud.) 11 Los rancülches de­ QUI. PÜLQUI.VÜLAM.
cían CHAÑET, los huilliches argentinos CHAN CHAPALEN. in tr. E sta r tupido. 11 sinón. CHRON-
GUIL o CHANIL. GUEN. LONGCÜN. LOGN.
CHANGÜLLCUG. s. Dedos de las manos. || Denomi­ CIIAPARN. tr. Palm ear acariciando.
nábanse: VUTACHANGÜLL: pulgar; DICHO- CHAPARTUN. tr. A cariciar con palm adas.
CHANGÜLL: índice; PIUQUECH ANGÜLL: CHAPARTÜCUN. in tr. D ar palm adas. || tr. D ar m a­
mayor; INANCHANGÜLL: anular y PICHI- notazos.
CHANGÚLL: meñique. CIIAPARÜN. tr. D ar mano con mano. || D ar palm a­
CHANGÜLLNAMUN. s. Dedos de los pies. das a otro.
CHANGÚRPUN. intr. Ramificarse. CHAPE, s. Trenzas de la cabellera. Voz españolizada.
CHANQUI. s. Loro. || Zool. Conurus cyanalysios. || “ Llevan las indias, escribe G uinnard, los cabe­
CHAÑAREN, intr. Ser patente, ser manifiesto, ser llos separados en dos trenzas muy largas, que les
evidente, ser obvio, [j Constar. || sinón. PINA- cuelgan a veces hasta los talones y de cuyos
LEN. || adj. Desnudo. extremos suspenden algunos adornos de cobre
CHAÑAN, intr. T irarse al suelo. | Desnudar, sinón. o de plata. Algunas se contentan con envolver
CIIRAMPALN. DEMOLLN. TAMPALCÚNUN. las trenzas alrededor de la cabeza en form a de
ÜHUEN. diadema y su jetarlas con lazos de lana del largo
CHAÑANIEUN. intr. Tenerse indecentemente des­ de dos dedos; todas se suspenden unos aretes
nudo. cuadrados de tal dimensión que les descansan
CIIAÑCHAÑ. s. P lanta juncácea de terrenos húme­ en los hombros.” (T res años de esclavitud.) || La­
dos y de esteros. || Bot. Isolepsis setacea R. Br. pa, molusco comestible de concha cónica aplasta­
(Scyrpus setaceuz L.) Fam. Cyperaceae. da agujereada en el medio que vive adherido a
CI'IAÑCHAÑCO. s. Vertiente que sale entre CHAN­ las piedras en las costas m arítim as.
CHA Ñ en los esteros. CHAPECAN, tr. T renzar, colchar.
CHAÑCHAÑCÜLEN. intr. E sta r muy humedecido CHAPED. s. Cierto bulbo comestible.
el terreno. CHAPEL. s. Arbusto que crece en lugares húmedos.
CIIAÑCHAÑPÜLLI. s. Suelo o terreno humedecido El aspecto de su corteza recuerda un trenzado,
¡| sinón. ÜRENPÜLLI. de ahí su nombre. Conocido tam bién por ÑIPA.
CHAÑET. s. Dedo. Voz rancülche. || v. CHANGÚLL. CII A PELEN, intr. Tener trenza. || E s ta r trenzado.
CHAÑE s. Molusco de sabroso gusto. CHAPELONCON. s. Trenza de la cabeza. || intr.
CHAÑU. s. Carona de recado. |j Se aplica al que tie­ Trenzar los cabellos.
ne el labio inferior grueso y colgante. CHAPELVOIGUE. s. El que pone solamente una ra ­
CHAÑUNDUUR. s. Cojinillo de recado. || sinón. ma de canelo (VOIGUE) en los LLA ÜCAHUIÑ;
ÑONQUE. al que pone el árbol, en general cacique, se le
CHAÑUNTÜCU. s. Tela gruesa de lana con flecos. denomina NGUENVOIGUE (dueño del VOI-
Se coloca sobre recado o silla de montar. Lleva G U E).
generalmente un agregado de nudillos para darle CHAPEN, tr. Hacer trenzas, trenzar. || 3inón. CHA-
blandura, son negros o blancos y ra ra vez llevan PETU N .
dibujos. En Chile lo llaman vulgarmente choa- CHAPI. s. Nombre que daban despectivamente a los
pino. soldados reclutas españoles por las trenzas que
CHAO. s. Padre. |! sinón. CHAO. TAO. VOCHAI. llevaban reglam entariam ente. Consideraban la
CHAOYEN. tr. Tener por padre. trenza de la cabellera cosa exclusiva de m uje­
CHAPAD, s. Barro, fango, lodo, cieno. De este voca­ res y por lo tanto denigrante p ara el hombre.
blo provienen los argentinismos CHAPALEAR CHAPICO. s. P lan ta que empleaban como narcótico,
para barro y CHAPOTEAR para agua, sinón. como soporífero y contra dolores estomacales.
PEDE. PELE. PELLE. PELD E. || Pantano. || CHAPIL. s. Piedra de afilar.
met. impotencia sexual. CHAPÜD. s. Cosa chata, cosa ap lastada. || adj.
CHAPADCÜLEN. intr. E sta r en el barro: l¡ met. ser Aplastado, chato. || sinón. CHAPÜD.
impotente sexualmente. CHAPÜDCOVQUE. s. T ortilla, lit. pan chato. || Los
CHAPADCÜN. tr. D ar palmadas la gente. || Cocear indígenas no conocían la to rtilla antes de la lle­
el caballo. gada de los conquistadores. 11 Así tam bién deno­
CHAPADENTU. s. B arrial, lodazal. || sinón. PEDE- minaron a la hostia.
QUEYÜM. PELEN TU . CHAPADQUEN. CHAPÜDCOVQUEN. intr. H acer tortilla.
CHAP 109 CHECH

CHAPÜDCÜLEN. intr. Estar achatado. CHAURA. s. Murta o murtilla no comestible. ¡| Med.


CHAPÜDCÜNUN. tr. Achatar, aplanar, aplastar. || urinaria, intestinal. || sinón. CHARUA.
sinón. CHAPÜDN. CHAUÜMN. tr. Criar la clueca a sus pollitos.
CHAPÜDLONCO. s. Cabeza chata. CHAÜTUN. tr. Resistir, oponerse.
CHAPÜDN. v. CHAPÜDCÜNUN. CHAÜTUNMAN. tr. Defender (a otro). | | sinón.
CHAPÜDPIRU. s. Lombriz solitaria o tenia. || sinón. CHAGTUNMAN.
CÜMAU. CHAÜTUNMAUN. intr. Defenderse.
CHAPÜDYÜU. s. Nariz chata. ¡¡ sinón. COVCHRAI- CHAVALONCO. s. Todos los sufrimientos, los dolo­
YÜU. res, todas las enfermedades acompañadas de dolo­
CHAPÜDYÜU NGUEN. s. Ñato. res de cabeza o de fiebre. | Vocablo españolizado.
CHAPÜLL. s. Aros, zarcillos. || sinón. CHAPÜL- CHAVCÜCHRIPAN. intr. Salir el botón del ojal.
UiPÜL. CHAHUAI. CHAVCÜLHUE. s. Ojal. || sinón. CHAVCÜHUE.
CHAPÜR. s. Cuero sobre el cual se coloca la piedra CHAVCÜN. tr. Abotonar, abrochar.
de moler. CHAVCÜNENTUN. tr. Desabotonar, desabrochar.
CHAQUIHUE. s. Arbusto de hermosas flores colo­ CHAVI. s. Chicha de piñones de la araucaria im-
radas. 11Med. purgante, emético, abortivo. | j Bot. bricata. Es mala escritura de la voz CHAVÜ.
Crinodendrun Hookerrianum. (Gay.) | Vocablo CHAVID. s. Asiento, bagazo, residuo.
españolizado. CHAVIDCÜNUN. tr. Hacerlo orujo, hollejo.
CHARA, s. Pichón de avestruz. |! No es vocablo ge- CHAVIDCETON. s. Manjar indígena pampeano he­
nuinamente mapuche. Según Ibar, citado por cho con tallos de MAMÜLLSETON cortados en
Lenz, es patagón, utilizado por los mapuches. pequeños trozos y fermentados en leche.
Estos tienen la voz PICHICHEUQUE o PICHI- CHAVMA. adj. Tragón, gorrón, voraz.
CHEU para designar al avestrucito. CIIAVMAN. tr. Gorronear. || Ser regalón, recibir en
CHARAHUILLA. s. Voz española mapuchizada. las fiestas muchos regalos de comida o bebida. |
Paño cuadrado que hacía oficio de calzoncillo. Participar de lo que dan a otro. || Encontrar for­
CHARAM. s. Sarampión. || sinón. CHARAMPIRU. tuitamente.
CHARCHARÜN. intr. Producir ruido al inflamarse. CHAVN. tr. Pelar, descortezar, descarnar. || sinón.
CHAROPE. s. Miel. Voz rancülche. RALUN. DOLLCÜN. NGODUN.
CHARU. s. Pequeño cántaro, más chico que META- CHAVNENTUN. tr. Sacar, quitar algo pelando, des­
HUE. 11 Probablemente del español jarro. cortezando o descarnando.
CHARUA o CHAURA. s. Arbusto, especie de murta CHAVO, s. Tos. || sinón. CHRÜVON.
llamada también CHIGUE con la que hacían chi­ CHAVOCUCHRAN. s. lit. enfermedad de la tos: res­
cha. || Bot. Gaultheria myotilloides. Hook. et frío, constipado, catarro con tos. || sinón. RÜLE.
Arw. fam. Ericaceae. VONUA.
CHASI. s. Sal. || En su sinón. CHADI se encuentran CIIAVODÜN. intr. Desgarrarse, destrozarse. || tr.
los compuestos y derivados; todos ellos pueden Destrozar.
ser aplicados indistintamente a la voz CHASI CHAVOLONCO. s. Tifoidea. || v. CHAVALONCO.
que era la más común en la Argentina. Los pam­ CHAVON. intr. Toser.
pas decían CHAZI según Rosas. CHAVONENTUN. tr. Lanzar tosiendo.
CHASICO. s. Agua salada. || sinón. CHADICO. CHAVPOÑÜN. intr. Pelar papas.
CHASICOVQUE. v. CHADICOVQUE. CHAVÜ. s. Chicha de piñones —NGÜLLIU— del pi­
CHAO. s. Padre. || sinón. CHAO. TAO. VOCHAI. no araucaria imbricata.
CHAUCHA, s. Laya de papas. Es también voz que­ CHAYAN, adj. Ralo, escaso.
chua. CHAYANCÜLEN. intr. Estar o ser ralo, escaso.
CHAUCHROQUIEL. s. Padre putativo. CHAYANCÜN. intr. Ralear, escasear.
CHAUDCHAUD. s. Hierba de flor amarilla, supone­ CHAYI. adv. Hace poco, hace un rato. || sinón.
mos la misma que CHAULLCHAULL. CULAI.
CHAUHUAITU. s. Aro, argolla, zarcillo. || sinón. CHAYULA. adv. Hoy, ahora, hogaño. || sinón. CHAI.
CHAHUAITU. CHRAI. TAYI. VACHIANTU.
CHAULLCHAULL. s. Hierba cuya flor amarilla los CHE. s. Ser humano, gente (en general). 11 Genti­
niños revientan sobre la frente. Quizá la misma licio.
que CHAUDCHAUD. CIIECAUN NGUEN. intr. Ser descontentadizo.
CHAU MAGUI, s. Ciego. Voz rancülche. CHECODCÜLEN. intr. Estar en cuclillas. ; sinón.
CHAUMCHAUMTUN. s. Cotejo. (Rosas.) ¡| Creemos CHEÑODCÜN.
que el vocablo significa cotejar y no cotejo. CHECODCÜNUUN. r. Ponerse en cuclillas. || sinón.
CHAUMN. tr. Empollar. 11 sinón. CHAUMAN. CHRENORNAGN.
CHAUN. intr. Empollarse el huevo. || sinón. ÜLLAL- CHECÜMTUN. intr. Abrigarse contra la intempe­
CAUN. rie. | i sinón. CHÜTUN. NÜCUMTUN.
CHAUNACHAHUALL. s. Clueca con cría. || Cons­ CHECHE, s. Llaman los nietos y nietas al abuelo
telación astral, probablemente las Pléyades. materno y recíprocamente. 11 sinón. M Ü Ñ A.
CHAUN’N. intr. Tener pollitos. || Salir los pollos del CHEDQUI.
huevo. CHECHÜM. s. Carga. 11 sinón. MEÑCUL.
CHEGH 110 CHEM

CHECHÚMCAIIUELLU. s. Cahallo carguero. fig u ras humanas y de anim ales es bien modesta,
CHECHÜMCÜXUN. tr. D ejar cargado. escribe Gualterio Looser, puede decirse que en
CHECHtJMN. tr. Cargar. 11 sinón. MEÑCULN. cuanto a la madera se nota un g ran progreso.
CHECHÚMPEYE. s. Bestia de carga. || Carguero. || Los araucanos son ebanistas bastante expertos
Los pampas decían UCHECHUM. y muchos artefactos que son confeccionados de
CHED. adj. Derecho, recto, directo. ¡| Sinón. CHÜD. greda o metal por otros pueblos son hechos de
HUIV. ICHRO. ÑOR. RECIIRO. madera por los araucanos: platos, recipientes,
CHEDCAÑ. s. Mazamorra de harina tostada con estribos, etc. Toca mencionar en prim er término
agua caliente. || sinón. ULPO. || E sta prepara­ las notables estatuas de m adera de los panteones
ción con agua fría se llama ULPÜD. araucanos. Las estatuas son todavía comunes
CHEDCAÑ. s. P ajarito parecido al ruiseñor. :! sinón. en los cementerios de la Provincia de Cautín
CHEDQUEÑ. CHERCAN. || Zool. Troglodytes (Chile) o sea la región donde m ejor se ha con­
magellanicus. || Voz españolizada como CHER­ servado el pueblo araucano. A veces se encuen­
CAN. tran cementerios en los que se levantan una o dos
CIIEDCOUÜN’N. r. Hacérsele agua la boca de ganas docenas de estatuas. Las estatu as de madera o
de comer o de beber. CHEMAMÜLL en lengua araucana, están hechas
C/fEDCUI. s. Padre de la esposa: suegro y también generalmente en un grueso tablón de roble
yerno de un hombre. | j Los raneülches pronun­ (COYAM) de 30 a 35 centímetros de ancho por
ciaban CU EZCUI. 5 ó 10 de grueso. La altu ra es de unos tre s me­
tros o más y sólo la p a rte superior está esculpida
CIIEDE. s. Ciertos hongos amarillos.
en una form a bastante prim itiva e irreg ular. Se
CHEDELN. tr. A certar. 11 D ar en el blanco.
distinguen dos tipos de e statu as: unas más o
CHEDELVN. tr. Enderezar. | sinón. NOCHRÜMN.
menos realistas en las cuales se notan los ojos,
NORCÜNUN.
boca, nariz, cuello, brazos, etc.; o tras estilizadas
CHEDOMO. s. Mujer india, m ujer indígena.
en las que únicamente existe la cabeza modifica­
CHEDQUEÑ. s. P ajarito do color pardo parecido al
da en una form a muy curiosa. Los dos tipos son
ruiseñor que según los indígenas debe el nombre
de una pieza. Según Guevara y Ruiz Aldea las
a su grito C hed... C hed.. . : el cliircan. ¡i sinón.
estatuas representan muertos y según el primero
CHERCAN. CHEDCAÑ. || Zool. Troglodytes ma­
serían originadas por la influencia española, lo
gellanicus.
que no creemos muy probable pues no es costum­
CHEDQUEÑLAHUEN. s. Planta, especie de orquí­
bre española poner en los cementerios estatuas
dea. || Bot. Codonorchis poeppigii-Lindl. fam. Or- de los difuntos. Pero es indudable que algunas
chidaceaes.
por lo menos de estas estatuas representan al
C7/EDQUI. v. CHECHE. muerto. Latcham no deja dudas al respecto al
CHEDUAMN. intr. M ejorar el enfermo. || sinón. describir un entierro araucano que presenció
UÜN. personalmente: «una vez llenada la sepultura, se
CHE!, adv. Quizá, tal vez. || sinón. CHEMAI. CIII- colocó a la cabeza un CHEM ANLUYI o efigie
NGUEPEI. de m adera que representaba al muerto». La mis­
CIIEICÜL NGUEN. intr. Tener vista muy viva, ma opinión sostiene el autor norteam ericano Re-
muy aguda. wel Smith quien hizo una gira entre los indios
CHEILAN. intr. Abrirse mucho de piernas. araucanos en el año 1853.” |¡ El CHEMAMÜLL
CHEL. s. Espantajo, sinón. CtJÑALL. || Pelele. es objeto sagrado; ningún mapuche puede des­
CHELCANTU. s. Todo lo que espanta, asusta. |¡si­ truirlo, ni m utilarlo o desplazarlo sin atraerse
nón. CHELCÜNU. la ira de los espíritus de los m uertos y la ven­
CHELCÜMTUN. intr. Abrigarse contra la lluvia. ganza de los vivos. | La tradición de colocar
CIíELGUE. s. Dientes centrales, dientes incisivos. CHEMAMÜLL sobre la tum ba de sus jefes no
CHELGUEVORO. s. Diente fuera de fila. era (así lo creemos), practicada entre mapuches
CIIELN. intr. Procrear, fecundar, engendrar, conce­ argentinos.
bir. || sinón. CHENGUELN. YALLN. CHEMCHEI. expr. coloquial. No sé.
CHELTUN. tr. T ra ta r a la gente (huésped o visitan­ CHEMCHEMAI. expr. coloquial. No sé qué cosa.
te) con deferencia, con respeto. || sinón. CHE- CHEMCÜNUUN. r. En qué transform arse (mito).
TUN. CHEMCÜNUN. tr. Qué uso hacer de algo.
CHELLI. s. Gaviota de las lagunas cordilleranas. || CHEMDÜNGU. s. ¿Qué cosa, qué asunto, qué nove­
Zool. Larus serranus. Reed. dad? || sinójn. CHEMCHIDÜNGU.
CHEM. s. y adj. ¿Qué? ¿Qué cosa? CHEMEVÜN. intr. B a ja r la cabeza, hacer señales
CHEMAI. part. Pospuesta deja la cosa dudosa. || si­ con ella. || sinón. CHREMEVUN.
nón. CHEI. CHEMQUECHIRUME. adj. Cualquier cosa. || expr.
CHEMAMÜLL. s. E statuas de madera que ornan las adv. De cualquier manera.
tumbas de los caciques mapuches, lit. che: CHEMHUEN NGUEN. intr. Verbo interrogativo.
gente, persona, MAMÜLL: madera, palo. || Usase p ara indagar el parentesco o relación de
“ Mientras que en la industria de los objetos de amistad de una persona con otra.
piedra y de greda la contribución araucana de CHEM MEU. conj. ¿Por qué?, ¿con qué?
GHEM 111 C IIE R

CHEM MO. expr. adv. ¿Por qué motivo?, ¿por qué es un enterratorio o repositorio en gruta, según
causa? Ileana Lascaray. || Leoncio Deodat al publicar
CHEMNO. s. Nada, sinón. N GU ELA N. || Cero un estudio sobre el origen del vocablo, hace un
(acepción por analogía). detenido examen de todas las opiniones publi­
CHEMNORUME. ad.i. Nadie, ningún, ninguno. || cadas al respecto, estableciendo la cronología his­
sinón. INEINORUME. tórica de tal denominación y su influencia en la
CHEMO. eonj. ¿Por qué? toponimia regional de las provincias de Mendo­
CHEMÑIDÜAMN. expr. adv. ¿Con qué intención?; za, Neuquén y Río Negro. Según él, CHENQUE
¿por cuál motivo? no es de origen mapuche como lo han atribuido
CHEMPI. expr. coloquial. ¿Qué dijo? muchos autores, sino que probablemente perte­
CHEMPILAN. expr. coloquial. Nada dijo. nezca al extinguido idioma de los “PEHUEN-
CHEMRUME. s. Cualquier cosa. || sinón. CÜN. CHES primitivos” ya que el área de dispersión
CHENCHEPÜLN. tr. Temblequear como viejo. Apli­ del vocablo coincide en gran parte con el antiguo
case a los nifiitos y a los borrachos cuando an­ habitat de estos indígenas. Según los PEHUEN-
dan cayéndose. || sinón. CHRENCHREPUÜLN. CHES, se daría el nombre de CHENQUE a las
CHENCHEPÜL. s. Temblequeo. || sinón. CHREN- grutas, cavernas u oquedades de la zona cordi­
CHREPÜL. llerana, aptas para ser habitadas y cuyo signi­
CI-IENCOLL. s. Granito, terrón, cualquier cosa re­ ficado sería “casa de piedra”. Deodat supone
donda. || Cosa áspera. que al ser utilizadas estas grutas como reposito­
CHENGQUE. v. CHENQUE. rios fúnebres, la voz CHENQUE pasó por ex­
CHENGUE. s. Pupila del ojo. || sinón. CURALN- tensión a convertirse en sinónimo de tumba, sin
GUE. perder por ello su original acepción de “casa
CHENGUEHUEMAPU. s. Tierra donde uno en­ de piedra” y encontramos adecuada la interpre­
cuentra fortuna. tación del citado autor al referirse a los CHEN­
CHENGUELCAN. intr. Hacer hombres. || sinón. QUE como “grutas-tumbas”. || En la nomen­
CHELCAN. clatura geográfica del Neuquén figuran varios
CHENGUELN. v. CHELN. YALLN. topónimos basados sobre la voz CHENQUE. ||
CHENGUELUN. r. Hacerse hombre. sinón. TCHENQUE. CHEUQUE. CHENGQUE.
CHE NGUEN. intr. Ser hombre. CHEÑILN. tr. Resguardar, preservar.
CHENGUENAGGÜLEN. intr. Estar a pique, cor­ CHEÑODCÜN. v. CHECODCÚLEN.
tado verticalmente (por ej.: un peñasco, una ba­ CHEÑVILL. s. Estera (no tejida). (Augusta.)
rranca). CHEO. Por CHEU. adv. Donde, de donde, adonde, en
CHENGUETUN. intr. Volver a tener medios decen­ donde, por donde.
tes de subsistencia. CHEPIDCA. s. Maleza muy molesta llamada grama
CHENQUE. s. Grutas, tumbas. || Vocablo que no es­ o Chepica. || Med. diurética y contra hidropesía. ||
timamos mapuche sino de procedencia descono­ Bot. Paspalum vaginatum.
cida. Los autores interpretan de diferentes ma­ CHEPIDCAN. intr. Atorar la bebida, haciendo toser.
neras. || Casa o cueva de piedra según Uriburu CHEPIDN. intr. Toser atorado por la bebida.
y Olascoaga. 11 Sepultura india (tombeau in- CHEQUEÑ. s. Arbolito mirtáceo muy aromático co­
dien) según de La Vaux. || Montículos funera­ nocido por arrayán blanco. || Med. antirreumático.
rios formados con piedras según Verneau. || Se­ digestivo, contra tos. 11 Bot. Eugenia chequeñ o
pultura elemental, que consiste en amontonar myrceugenella chequeñ.
cierta cantidad de piedra sobre el cadáver según CHERUVE. s. Aerolito, meteorito, sinón. LÜPAL. ||
Outes, Bruch y Aparicio. || Casa de piedra, tum­ Ser fabuloso de la mitología mapuche. Primitiva­
ba o cualquier barda dibujada o pintada según mente un espíritu de fuego, exhalación ígnea
San Martín. || Sepultura según Flury. || Barda de los volcanes donde tiene su residencia. Como
con huecos, casa de piedra, nicho, gruta en las aerolito es precursor de muertes y desgracias pa­
cuales se enterraban con frecuencia los difuntos ra las familias que residen en la dirección en
y por eso en sentido figurado: tumba, enterra­ que estalla. 11 Al caer al suelo se transforma en
torio, según Groeber. || Cuevas en las que los in­ una piedra colorada que proporciona riquezas al
dígenas enterraban sus tesoros ya para escon­ que la encuentra o la adquiere. || Cuando es un
derlos, ya para evitar su desposesión; se encon­ bólido pequeño se llama HUIYUCHE y es de
traban a veces con restos humanos, por lo que el efectos menos desastrosos. 11 En algunas comar­
término CHENQUE ha sido aplicado a los ce­ cas le atribuyen una forma híbrida: cabeza hu­
menterios indígenas, según Vúletin. || Cuevas na­ mana y cuerpo de serpiente, en otros lo repre­
turales de los cerros, repositorios de restos de sentan como gigante que vive en los volcanes. ||
algún cacique, los que eran tapados con piedras Según otra versión, el CHEURVE —sinónimo
cuyas junturas se cementaban con una mezcla de CHERUVE— es el fenómeno ígneo conocido
de sangre de potro o de yegua. Posteriormente por “bola de fuego”. 11 “En los cuentos arauca­
se disimulaba la unión con humo, lo que le daba nos de Lenz, figura como hombre de condición y
apariencia natural, según Gregorio Alvarez. || proporciones sobrehumanas que vive en la cum­
En concepto arqueológico actual un CHENQUE bre de los volcanes, se alimenta de la carne de
niñas indígenas, vengándose con secar los ríos CHE - CH EW ELC H E; muchos de estos voca­
si no se las entregan sus padres y sentándose blos con la acepción de “gente del s u r”. Tenemos
sobre los peñascos los trastorna de lo cual re ­ la firm e convicción de que los vocablos a rrib a
sultan los temblores.” (Augusta.) citados no son araucanos, pues no los hemos en­
CHETUN. v. CHELTUN. contrado, con la definición indicada, en ningún
CIIEU. adv. Donde, de donde, adonde, en donde, por diccionario, vocabulario o glosario de ese idioma,
donde. || apoc. de CHEUQUE (avestruz) en nom­ c) Sur, punto cardinal, en m apuche se traduce
bre de personas y en toponimia. por H U ILLI y existían trib u s de “gente del
CHEUCA. s. Cierta raíz comestible. su r”, los llamados IIU IL L IC H E S que nada te ­
CHEUCAT. s. Tortera. Voz rancülche. nían que ver, desde el punto de vista lingüís­
CHEUCHEI. expr. coloquial. No sé dónde. \ | sinón. tico, con los indígenas habitantes de la P ata-
CHEUCHI. CHEUCHEMAI. gonia. Nos enteramos posteriormente que Tomás
CHEUCÜTU. expr. adv. Desde entonces. ¡ sinón. Iíarrington en sus observaciones sobre vocablos
VEICHITU. VEIMOCÜTU. indios había observado ya que T E IIU E L era
CITEUM. s. Pariente. (Flury.) H abla huilliche. deformación del vocablo CHEW UL, con la acep­
CHEUMEU. expr. adv. A qué parte, de qué parte. ción de “malo, nervioso, bravo, peleador, valien­
CHEUN. intr. Adonde ir. || intr. Consumirse con te, retraído, díscolo, desconfiado”. Al constatar
fuego. || Hacerse persona acomodada. || En la mi­ que el vocablo CHEW UL corresponde fonética­
tología mapuche CIIEUN es volver a recuperar mente a nuestro CIIEUÜL y tiene el mismo sig­
su personalidad humana quien se habia tra n s­ nificado, esa feliz coincidencia robustece nuestra
formado en animal. convicción y gustoso el autor aporta a la tesis
CHEUNO. expr. adv. En ninguna parte. del señor Iíarrin g to n (ya que por fecha de publi­
CHEUNORUME. expr. adv. A ninguna pai'te, en cación de su Nota, le corresponde ante el público
ninguna parte, por ninguna parte, de ninguna la paternidad de la idea) los argum entos filoló­
parte. gicos arriba detallados.
CIIEUPÜDUN. ir. Reducir a ceniza. || Exterm inar, CHEUÜMN. tr. Consumir, aniquilar, exterm inar
aniquilar. | intr. Reducirse a ceniza; pulveri­ (con fuego). || sinón. LÜVCON.
zarse. CHEUÜN. intr. Consumirse, quemarse.
CHEUPÜLE. expr. adv. Hacia donde. CHEVCÜCHR1PAN. intr. Salir de salto como el
CHEUQUE. s. Avestruz. |! sinón. IIUANQUE. Los bagazo al moler las m anzanas con v aritas. (A u­
pampas decían CHOIQUE y los rancülches gusta.)
CHAIQUE. v. CHOIQUE. || En ciertas zonas de CIíEVCÜIAUN. intr. Caminar a brincos.
Chile, CHEUQUE es nombre vulgar del fla­ CHEVCÜLEN. intr. S altar, estar saltando (como
menco (Zool. Phoenicopterus ignipallatus) “a p elota).
causa de las zancas largas” dice Moesbach. CIíEVCÜLN. tr. Cansar, ap lastar al caballo, f a ti­
CHEUQUEN. intr. Avestrucear, cazar avestruces. garlo excesivamente, sinón. CIIEVCÜLÜN.
CHEURUME. expr. adv. En cualquier parte, a cual­ CIíEYCÜMEN. intr. Rebotar, i S altar p ara atrás.
quier parte, donde quiera, adonde quiera. CHEVCÜN. intr. Toparse, golpearse. || Insolarse,
CHEURVE. v. CIÍERUVE. sinón. ANTÜTUUN. || Fatigarse, aplastarse el
CHEUU. s. Parentela, familiares, sinón. MONGUE- caballo. |¡Rebotar, saltar.
YELEIIUEN. MOÑMAI1UE. PUQUIDU. CHEVCÜQUECHRAN. intr. Levantar el grano por
C’HEUÜDNAGN. intr. Concluirse, acabarse, consu­ medio del BALAI. (A ugusta.)
mirse. || sinón. AVN. AVNAGN. PUUN. CHEVCURPUN. intr. H acer p asar a la bola, en el
CI1EUÜL. adj. Bravo, guapo, intrépido, valiente. | juego de chueca, un obstáculo de salto hacia
Indócil, esquivo, desconfiado. adelante.
CIIEUÜLCHE. s. lit. gente brava, gente esquiva. || CHEVCÜTUIAUN. intr. A ndar a los brincos, a los
Si es exacto que el nombre de los indígenas de saltos, como pelota.
la Palagonia es de origen lingüístico mapuche, CíIEVCÜTUN. tr. D ar topetones.
creemos que es CHEUÜLCHE y no TEHUEL- CHEVÜLN. tr. T rag ar mal, atrag an tarse, atorarse. ||
CHE el nombra con que deben designarse. Fun­ sinón. CÜVNEYEN. MÚRIN. PÜLNGUIN.
damos esta hipótesis sobre los siguientes pun­ CHEYUL. adj. Soberbio, expr. pampa.
tos: a) el indígena, como lo hemos comprobado CHEZCUI. s. Suegro, expr. rancülche. : Nombre que
personalmente por boca de algún sobreviviente, se da recíprocamente entre hombres por amis­
pronuncia CHEUÜLCHE y no TEHUELCIIE. tad o cariño, sinón. C'WEDCUI.
b) en la bibliografía general hemos encontrado CIII. pnrt. Quizá, tal vez. Repetida es disyuntiva.
tres tendencias gráficas: la de la T en TEIIU EL- Pospuesta a numerales significa: vez; por ej.
CIIE - TEIIUELCHU - TEGUELCHE - TE- E PU C H I: dos veces. || CIII es también artículo
WELCHE - TOELCIIE - TUELCHE - TUEL- definido o determinante, tanto p ara singular
CHI - TELM ECHI; la de la TH en TH EIIU EL- como para plural, por ej. CHIRUCA: la casa,
CHU - THUELCHE - THUELCH1 y la de la CH C IíIPURU CA : las casas. | A veces es partícula
en CHEHUELCHE - CHEGUELCHE - CHE- simplemente decorativa, j | Cumbre, cuna, punta
HUELCHO - CHEHUELCHU - CHEJUEL- en dialecto pehuenche, según Gregorio Alvarez.
C H IC 113 CHIL

CHICAL. s. Chañar, árbol que conjuntamente con el CHIGUE. s. M urta parecida a la chaura pero de
piquillin, el alpataco, la jarilla y el espinillo hojas más grandes, term inadas en p unta aguda. ¡|
forman la típica vegetación del monte chato y Bot. P ernettia m ucrocanata. Gaud. fam . E ri-
espinoso del centro de nuestro país. De tron­ caceae.
co liso siempre verde, de abundantes y fuertes CHIHUAI. s. Niebla, neblina, cerrazón, brum a. ||
espinas, flox-ece en racimos tupidos y su fru ­ sinón. CHIUAI. URRE. v. CHRUCÜR.
to, verdoso anaranjado en su madurez, del ta ­ CHILCA. s. Papel, carta, escritura. || Todo lo escri­
maño de una aceituna, es dulce, agradable al to. || Marca o señal del ganado. || sinón. CHILL-
paladar aunque algo astringente. Con dicho fru ­ CA. || R o m e ro , p l a n t a medicinal empleada
to los indígenas confeccionaban una chicha que p ara luxaciones y reumatismos. Bajo esta acep­
con agua constituía un buen calmante de la sed ción el vocablo ha sido españolizado. || C ierta
en tiempos de grandes calores. Con chañar los raíz comestible.
indios fabricaban estribos y cabos de herramien­ CHILCAHUE. s. Instrum ento con lo que se escribe.
tas. || Bot. Gourliea deeortieans. Gilí. 11 sinón. En aquellos tiempos plumas talladas de aves.
CHRICAL. CHILCALELN. tr. E scribir por cuenta de otro.
CHICÜ. s. Anzuelo. ¡¡ “De hueso o de durísima madera CHILCALN. tr. E scribir a alguno.
tenían dos formas, unos como ganchos ordina­ CHILCAN. tr. Leer, escribir. || Señalar anim ales (se­
rios, otros más largos con dos puntas super­ ñal o m a rc a ). || sinón. CHILCATUN.
puestas.” (Housse.) || sinón. CÜLI. PÜLMI. CHILCANTÜCUN. tr. E scribir algo.
PÚLLMI. CHILCANTÜCUUN. r. Inscribirse.
CHICÜL. s. Residuo del grano tostado. CHILCATUN. tr. Leer, escribir. |¡ M arcar animales.
CHICÜLL. s. Cosquillas. || sinón. CHIQUELL. || sinón. CHILCAN.
CHICÜLLCAN. tr. Hacer cosquillas. || sinón. NA- CHILCATUVE. s. Hombre generalmente europeo
YÜLCAN. que sabía leer y escribir y que servia de secre­
CHICÜLLN. intr. Tener cosquillas. || sinón. NAYÜL- tario al- jefe p ara sus relaciones epistolares con
CÜLLAN. los huincas. Servía también de intérprete bajo
CHICÜM. s. Aguijón o punta de la lanza. 11 sinón. la denominación española de lenguaraz.
HUAIQUI. CHILCHAN. intr. Macollarse. || sinón. CHILCHA-
CHICÜMN. tr. A rm ar lanzas, sinón. HUAIQUIN. YÜN. LLICÜDÜN.
11 E n sartar o empalar con lanza. CHILCHIUIN. s. Chingólo (p ájaro ). || Zool. Brachys-
CHICÜMRÜNGUI. s. Lanza armada. || Armadura de piza Capensis A rgentina (Todd). || sinón. CHIN-
lanza. COL.
CHICÜNTUN. tr. Revolver de arriba abajo o de CHILCO. s. Fucsia, arbusto de hermosas flores.
adentro p ara afuera. 11 Crece cerca de los arroyos, ríos y lagos. Sus
CHICÚTA. s. Medio peso. flores de cuatro pétalos form an una campanilla
CHICHIQUIN. s. Planta de bulbos purgantes. 11 No de tinte azul violeta. Su fru to es una baya rojo
damos como seguro el origen mapuche del vo­ violácea. Sus hojas cocidas son diuréticas, y
cablo. machucadas, su jugo mezclado con agua era
CHICHUE. s. Especie de columpio o hamaca de cá­ usado en partos. || sinón. CHILLCO. || Bot. Fuch-
ñamo tejido p ara niñitos, que se cuelga de una sia macrostemma-Onagraceae. || Vocablo espa­
viga y se acuna desde abajo por medio de una ñolizado.
liana o de un cordel. Vocablo españolizado como CHILCON. adj. Acuoso, aguanoso, aguoso. || sinón.
CHIHUA. CHILLCON. CONGUEPÜRALU.
CHID. adj. Helado. || Glacial. || sinón. ACHREG. CHILI, CHILLI o CHILLIM APU. s. Así llam aban
CHIDAÑ. s. Lama, aluvión que deja el río cuando en el Perú a las regiones centrales y boreales
desborda. || sinón. CÜDIÑPOCO. conquistadas por el Inca TUPAC Y UPA NQ UI
CHIDAÑ’N. intr. T raer lama el río. 11 Crecer el río. en la prim era mitad del siglo xv. Pedro de V al­
CHIDCÚCHRIPAN. intr. Salir a chorros con vio­ divia encontró la denominación CHILE aplicada
lencia. al valle y río Aconcagua. || P a ja rito negro, como
CHIDCÚICÜLEN. intr. E sta r abochornado. tordo, con manchas am arillas en las alas.
CHIDCÜIÜN. intr. Sonrojarse, ruborizarse, abochor­ CHILICHE. s. y adj. Gente de Chile, chileno.
narse. 11 sinón. QUELÜCHRIPAN. CHILIHUEQUE. s. Llama. || Denominado por los
CHIDCÜN. intr. Chorrear. || sinón. CHÜDCÜN- cronistas “carnero de la tie rra ”, anim al domés­
CHIDCÜNAGN. tico de los indígenas chilenos en tiempos de la
CHIDCÜNENTUN. tr. L argar a chisguete como la r­ conquista. Numerosos autores han sostenido que
ga el caballo cuando está por term inar de orinar. se tra ta b a de una raza especial hoy desapareci­
CHIDCÜNGUEN. intr. Derram arse un líquido a chis­ da, pero pacientes investigaciones han permitido
guetes. comprobar que el llamado C H ILIH U EQ U E o
CHIDN. intr. Helarse, congelarse. || sinón. ME- HUEQUE (que es lo mismo) es simplemente el
LLODN. ACHREGN. PIL IN PE N . PILINMAN. animal conocido por llam a; el nombre verda­
CHIGAGN. intr. Enojarse llorando a gritos los dero del animal entre los indígenas ha sido sólo
nenas. H U E Q U E ; el de CHILIHUEQUE o de CHI-
GHIL 114 CHILL

LLIHUEQUE ha sido dado bajo la influencia regalos consisten en caballos, vacas o prendas de
de los españoles p ara diferenciarlo del carnero plata que le sirven de dote.” (T res años de escla­
de Castilla. || v. HUEQUE. vitud.) |¡ sillón. CATANPILUN'N.
CHILPE, s. Ciertos matorrales. || “A orillas de las C H IL Q U IN . tr. Macollar, m ultiplicar. I| sin ó n .
lagunas existían una cantidad de espesos mato­ CHILLQUIN. POCIIÜÑ. R UN QU EN ’N.
rrales que los indios llamaban CHILPE y cuyas CIIILTUVQUEN. s. Especie de lejía.
hojas eran de gran utilidad para curar las he­ CHILLA, s. Zorro gris de pequeña talla muy común
ridas y m ataduras de sus animales. Las partes en otros tiempos en ambos lados de la Cordillera
bajas están abundantemente provistas de una es. desde el norte del Neuquén hasta el extremo sur
pecie de vegetación compuesta de pequeños ta ­ patagónico. Zool. Pseudalopex gracilis. || Silla de
llos redondos y delgados que terminan en punta, montar, vocablo español mapuchizado. “ Sus si­
sin ninguna hoja, y cuya altura no pasa de 25 llas, escribe Guinnard, se fabrican con cañas
centímetros. Esta hierba está interiormente con­ recubiertas de cuero cui-tido, algunas son de
formada igual que el junco común pero su gro­ madera, semejantes a dos respaldos de sillón,
sor no pasa del de una aguja de tejer. Los ca­ unidos a cada extremo por unos triángulos. Dos
ballos y las vacas la comen a veces pero su orificios agujereados en la p arte delantera sir­
dureza y su acidez la hacen indigesta.” (Guin- ven para suspender los estribos de m adera, de
nard.) forma triangular, cuya mayor abertura apenas
CHILQUE. s. Animal al cual le falta una oreja. || permite m eter a lo sumo tres dedos. Unos cue­
Olla, taza, vasija, canasta a la cual le falta un ros puestos entre la silla y el lomo del caballo
asa. le preservan de toda herida bajo la presión exa­
CHILQUEN. tr. A gujerear las orejas para colocar gerada de la cincha. Estos mismos cueros sir­
aros. || “A los cuatro años los indios, escribe ven a los indios de lecho en los viajes.” (Tres
Guinnard, someten a sus retoños, niños o ni­ años de esclavitud.)
ñas, a la ceremonia de horadarles las orejas que CHILLALEN. intr. E sta r ensillado.
en su vida es de una importancia igual a la CHILLALMESENG. s. Arm adura de VOQUI (en­
del bautismo entre nosotros. Esa ceremonia se redadera) con que arm an los cántaros MESENG
realiza como sigue: el padre regala a su hijo para cargarlos al hombro.
un caballo alazán, cuyo andar más o menos dócil, CHILLALN. tr. Ensillar p ara otro.
está en relación con el sexo del niño. Se le CHILLAN, intr. Ensillar. \ | Ensillado.
derriba en tierra, las patas fuertemente atadas, CHILLANCAHUELLU. s. Caballo ensillado.
en medio de numerosos invitados vestidos de CHILLAUN. r. E nsillar p ara sí. Los pampas decían
fiesta, entre los cuales figuran en primera fila CHILLAVIGÜE. (Rosas.)
todos los parientes. El niño cuyo cuerpo se ha CIIILLCA. sinón. de CHILCA; v. allí sus compuestos
adornado con pinturas extrañas, es acostado so­ y derivados.
bre el caballo con la cabeza hacia el oriente, CHILLCAENTUN. intr. Desensillar.
sea por el jefe de la familia o por el cacique CHILLCHIHUEN. s. Caminante, ave parecida a la
de la tribu, cuando quiere honrar la fiesta con alondra, de pico largo algo encorvado, de cola
su presencia. Las mujeres, puestas en segunda corta. || Zool. Certhilauda cunicularia.
fila, entonan un canto chillón y monótono, cada CHILLCIIILLQUIAUN. intr. Hacer tintin al ca­
una de cuyas estrofas termina en tono grave minar.
y sordo y tiene por fin implorar la protección del CHILLCO. adj. Aguoso, aguanoso, acuoso.
dios. Durante ese tiempo se horadan las orejas CHILLCON. intr. Ponerse aguoso, ponerse aguanoso.
del niño con un hueso de avestruz muy afilado. CHILLE, s. Gaviota chica. || sinón. CHÜLLE. CHÜ-
En cada orificio el presidente de la fiesta mete LLE. 11 Zool. Larus serranus o Larus maculipenis.
un trozo de metal de un peso suficiente para CIIILLI. v. CHILI.
agrandar los agujeros y alargar las orejas. Des­ CHILLIMÜN. intr. Adormecerse un miembro. || sinón,
pués se arm a del mismo trozo de hueso de aves­ CHILLÜMN. CHILIMÜÑ’N.
truz y hace a cada uno de los asistentes una in­ CHILLQUEN. v. CHILQUEN.
cisión en la piel, sea en el nacimiento de la CHILLQUEITÜCUPILUN NGUEN. s. Animal que
primera falange de la mano derecha o en la pan­ ha sido señalado. || Animal que tiene la oreja
torrilla derecha. La sangre que sale de esta cortada o perforada.
herida es ofrecida al IIUECUVÜ para conjurarle CHILLÜM. s. Planta conocida vulgarmente por “ co­
a que acuerde una existencia larga y feliz al mida de la culebra” empleada p ara curación de
recién elegido. Después de ello, según la costum­ llagas y de úlceras. 11 Bot. N ertera depressa.
bre de todas las fiestas, un animal gordo sirve Bañes, fam. Rubiaceae. || sinón. CHILLÜM.
de festín. Los huesos de los costillares son da­ CHILLÜMHUE. s. Donde hay CHILLÜM o CHI-
dos por preferencia, a los parientes más próxi­ LLÜM.
mos o a los más íntimos, quienes después de ha­ CHILLÜV. s. Calce o sostén que se pone debajo de
berlos roído convenientemente, los depositan a la olla p ara que no se hunda en la ceniza.
los pies del niño con lo cual se comprometen CHILLVUN. intr. Aflojarse, sinón. LLOCHON. ||
a hacerle algún regalo al más breve plazo. Esos Desvanecerse, perder el conocimiento, sinón.
CHTLL 115 CHIN

QUIÑETULAN. URUMEN. | ¡Desarmarse, des­ CHIMPAI. s. Doblez, según Rosas. || Sitio p a ra alo­
atarse. 11 Hacerse trizas, hacerse astillas, moler­ ja r, según Olascoaga. ¡| Damos estas dos acep­
se al quebrarse. ciones bajo expresas reservas pues no las hemos
CHILLVÜUN. intr. C antar el jilguero (DIUCA). encontrado en ningún otro autor, filólogo o cro­
CHIMA, s. Enferm edad venérea conocida antigua­ nista. || CHIMPAY es vocablo quechua que Mid-
mente bajo el nombre de “bubas”, actualmente dendorf traduce por “p a sa r al otro lado, v ad ear”.
llamada sífilis. || Parecería que este mal ha tenido CHIMVA. s. Erupción cutánea; granos en el hocico
su origen en América de donde fue llevado a del caballo, expr. neuquina según Lenz.
Europa por los compañeros de Colón y asumió CHINA, s. Flor llamada Caléndula. || Med. contra em­
allí una forma epidémica y causó enorme mor­ pachos y p ara cura de granos malos. || Bot. Ca­
tandad. El historiador Gomara en su obra pu­ léndula officinalis.
blicada en 1552 nos dice cómo esa enfermedad CHINCOL. s. Chingólo, voz mapuche españolizada. ||
fue llevada a E uropa: “Los que aquista isla E s­ P ajarito muy común en nuestro país. De color
pañola son todos bubosos y como los españoles pardo rojizo, con un pequeño copete (el m acho),
dormían con las indias hincháronse luego de bu­ anida de preferencia al pie de los árboles, nunca
bas, enfermedad pegajosísima y que atormenta en en las ram as, y tapiza con plum as el interior de
recios dolores. Sintiéndose atorm entar y no me­ su nido. C anta de noche con notas suaves, claras
jorando, se volvieron muchos dellos a España y melodiosas. || sinón. PU ELD IUCA . |¡ Zool. Zo-
por sanar y otros a negocios los cuales pegaron notrichia capensis argentina.
su encubierta dolencia a muchas mujeres cor­ CHINCÜLLHUE. s. Canasto que utilizaban p ara
tesanas y ellas a muchos hombres, que pasaron llevar los chicos a caballo. || sinón. CHINCÜL-
a Italia a la guerra de Nápoles en favor del HUE.
rey Don Fernando II contra franceses y allí pe­ CHINCÜD. s. T ortera del huso. ¡| Cosa redonda, cir­
garon aquel mal. E n fin se les pegó a los fra n ­ cular, esférica.
ceses y como fue a un mesmo tiempo, pensaron CHINCÜDHUE. s. Así llamaron a las ruedas, p a ra
ellos que se les pegó de italianos y llamáronle ellos desconocidas antes de la llegada de los
mal napolitano. Los otros llamáronle mal fra n ­ Conquistadores.
cés creyendo habérselo pegado franceses. Empe­ CHINCHILLA, s. P lanta parecida al hinojo, de flo­
ro hubo también quien lo llamó sarna española.” res am arillas. E xhala olor desagradable. || Bot.
(Historia de las Indias, cita de Latcham.) || En Tal vez Tagetes m inutus minutus. L.
nuestro país el prim er caso conocido fue el del CHINCHIMEN. s. N u tria que según creencia indí­
fundador de la prim era Buenos Aires Don Pedro gena era dueña del m ar y producía el ruido de
de Mendoza, mencionado por Centenera en su las olas. Si alguna persona caza dicho anim al
poema La Argentina, quien la contrajo, según —-el que tiene form a de gato m arino— el m ar
unos en Nápoles, según otros en una expedición sale de su cauce y lo persigue h asta alcanzarlo
por el río Paraná. E sta enfermedad lo obligó y lo lleva al fondo si no larga su presa. 11 sinón.
a volver a su p a tria pero murió en el trayecto LLUNLLUN.
marítimo. Sabemos que en el Perú el gran Inca CHINCHIMOLLE. s. Insecto díptero de olor nausea­
Huaina Capac había sido víctima de la sífilis bundo. || Creían que si este insecto era arrojado
en 1525. || En cuanto a la opinión muy generali­ en las aguas desbordadas de una creciente las
zada, en un momento dado, de que la sífilis ha hacía volver a su cauce normal, y por eso con­
tenido su origen en contactos de los indios con servaban algunos ejemplares en el interior de
llamas y alpacas no es ya sostenible por cuanto unos canutos de caña. Utilizaban tam bién el
se sabe —escribe Latcham— que “ni la llama ni CHINCHIMOLLE con fines medicinales, no sa­
la alpaca están propensas a dicho mal y no han bemos en qué forma. 11 Zool. Anisomorpha crassa.
tenido parte en su propagación quedando por lo (Gay.) || sinón. CHINCHEMOLLE. || Vocablo es­
tanto sin fundamento la creencia que la sífilis se pañolizado.
haya originado en la cópula del hombre con aque­ CHINCHIN, s. Arbusto que junto con otras especies
llos animales, aun cuando no cabe duda que se­ como CORCOLEN y LIN EN constituyen los lla­
mejante bestialidad existía y aún existe.” (Los mados aromos del campo, sinón. CHIÑCHIÑ.
animales domésticos de la América 'precolom­ Bot. A zara microphylla. 11 A rbusto siem pre v er­
bina.) 11 La sífilis existía entre los mapuches de, de doble baya, de flores espigadas am arillen­
desde época precolombina. La combatían con tas, algunas de ellas olorosas. Bot. Polygala the-
plantas medicinales: v. LAHUENCACHU. ||si- tiodes. Vocablo españolizado.
nón. LLÜPI. CHINE, s. C anasta de enredadera en form a de plato,
menos alto que CHAIHÜE.
CHIMALVE. s. Insecto matapiojos que al principio
CHINGAHUE. s. J a r ro o recipiente en que se g u a r­
se desarrolla en el agua y luego empieza a volar.
da la bebida.
11 Zool. Aeschna diffinis.
CHINGAHUELLANCA. s. Recipiente en que se
CHIMANIEN. adj. Sifilítico. guarda MUDAI pax-a las ceremonias del NGUI-
CHIMCHIMCO. s. Gato marino que tiene sus cuevas LLATUN.
en piedras a orillas del mar. CHINGAI. s. Relincho.
CHINGAN, s. Sobras de bebidas que se recogen y Donde estaba el montón de culebras queda una
guardan. || intr. G uardar bebida. || Brindar. piedi-ecita negra que tien e la v irtu d de d ar
CHINGAYÜN. intr. Relinchar. Los pampas decían riquezas a su poseedor.” (G uevara.) || Según
CITINGAINGAI. o tra versión el C H IN IV ILU es la culebra ca­
CHINGCO. adj. Repleto, atestado. || sinón. APO. nasto, con dos pequeños cuernos en la cabeza y
CHINGCOCIIRAUN. intr. Ju n ta rse muchos en lugar a veces con dos colas. El que consigue apoderarse
reducido. de una de las colas y la conserva en su poder lle­
CHINGCO NGUEN. intr. E sta r atestado, estar re­ g ará a poseer grandes bienes.
pleto. CHINQUELL. s. Fracción, pedazo, trozo.
CIIINGCONMEU. adv. Alrededor. CIIINQUELLN. intr. Fraccionarse, hacerse pedazos,
CHINGCOÑMAN. ti-. Rodear, cercar, bloquear, en­ destrozar.
volver. || sinón. CIIÜVMAN. IIUALLONMAN. CHINTA. s. Palizada.
HUALLMAN. OLLOLN. CHINU. s. Todo instrum ento co rtante (cuchillo, es­
CIÍINGCOUCÜLEN. rec. E sta r juntos, unidos como pada, etc.). || sinón. H UIN U.
los palos de un cerco. CHINUARDUAMN. intr. E s ta r turbado. || sinón.
CHINGCOUN NGUEN. intr. E sta r un lugar aba­ GUI RUAN.
rrotado de gente de manera molesta. CHINÜ. s. Pequeño canasto tejido con fib ras.
CI11NGCÜD. adj. Redondo, circular, esférico. || si­ CIIIÑAl. s. Flecos, fran jas. || sinón. CHÜÑAI. CO-
nón. CHINCÜD. CHINQUED. M ALLHUE. H UA ICHIN . IIIU A LL.
CHINGCÜDMAN. intr. Remolinear. Los pampas de­ CHIÑGHIÑ. s. Arbusto de uso mágico. Aplicado en
cían CII1NCODMA. la cuna de los niños anula b ru je ría s y daños que
CIIINGCÜDN. tr. Redondear. hace el CHRAUCO. |i Med. emenagogo. 11 Bot.
CHINGDECIIINGDEN. intr. D ivergir en todas di­ A zara microphylla.
recciones. CIIIÑETU. s. C ierta vestim enta indígena según Lenz.
CHINGDECÚLEN NGUEN. intr. Tener el pavo ex­ No especifica cuál.
tendida la cola en form a de rueda. CHIÑIDHUE. s. Cernidor, cedazo, zaranda, tamiz. ||
CH1NGDEUÜDMAMN. tr. A brir los dedos de m a­ sinón. CHIÑIIIUE. CHA ICIIU IN CH IÑ Ü D H U E
nera divergente. || A brir el pavo su cola. CHIÑIDN. tr. Cerner, tam izar, zarandear.
CIIINGDEYÜN. intr. Extender un árbol sus ramas. CHIÑIN. sinón. de CHIÑIDN. “ L im piar maíz o tr i­
|| Radiar un cuerpo luminoso. go tostado de la arena con que se ha mezclado
CHINGORCÜN. tr. H erir. antes da tostarlo p a ra ev itar que algunos gíranos
C.HINGORQUEN. intr. Ser herido. se quemen y otros queden crudos. La operación
CHINGUE, s. Zorrino. || Mamífero carnicero de unos se hace mediante un movimiento ro tatorio y osci­
cincuenta centímetros de largo, incluyendo la latorio a la vez, tomando el plato con las dos
cola, de pelaje pardo en el lomo y vientre, blanco manos. La arena se va al fondo, el grano al
en los costados y cola. Cuando se ve perseguido borde del plato.” (Lenz.)
larga en su defensa un líquido de olor infecto y CIIIÑQUECACHU. s. P lanta conocida por m anza­
persistente que segregan dos glándulas situadas nilla bastarda empleada contra ventosidades. ||
cerca del ano. A veces los indígenas los captura­ Bot. Anthemis cotula. L. Gay.
ban chiquitos y los llevaban a sus toldos para di­ CHIÑURA. s. Señora. Voz castellana m apuchizada. ||
versión de los niños. || sinón. SAÑI. || Zool. Co- De una conversación entre el Coronel M ansilla y
nepntus soffocans mendossus. (Thos.) ||L o s in­ un indio rancülche: “ ¿Qué te gu sta más, una
dios sabían capturar el zorrino evitando el a ta ­ china o una cristiana? Una cristiana, pues. ¿Y
que por líquido. Asían el animal por la punta de por qué? Ese cristiana más blando, m ás alto,
la cola y lo levantaban en el aire; quedaba así más pelo fino. Ese cristiana m ás lindo.”
el cuerpo en línea recta con la cola, para neu­ CHIPIUQ UE. s. Conjunto de venas y a rte ria s grue­
tralizar de ese modo el funcionamiento de las sas que van al corazón.
glándulas. Con las pieles hacían magníficos qui­ CHIPÜMN. De CHIVN : tr. Hacer rebosar.
llangos. CHIQUE, s. Pulga, sinón. NERÜM. Zool. Pulez
CHINGUECACHU. s. Hierba geraniacea, manzani- penetrans. 11 P lan ta med. contra úlceras y llagas.
llón o hierba del zorrino así llamada por su olor CHIQUELL. s. Cosquillas. 11 sinón. CHICÜLL.
hediondo. CHIQUEÑ’N. tr. D ar vuelta. || sinón. CHÚQUEÑ’N.
CIíINGUID. adj. Aspero (como tejido de crin). CHIQUERCÜN. intx\ Torcer los ojos.
CHINGÜLN. tr. Perseguir. 11 sinón. INAIAUÜLN. CHIQUILL. s. C hicharra o cigarra. || sinón. AVtrL-
CHINIVILU. s. “ Montón de culebras que muy pocas QUELLENVE. D ILLE. SÜLLE.
personas suelen encontrar en el campo. Es un CHIQUIN. tr. e intr. Fornicar, copular. Vocablo muy
encuentro de buen augurio. Hay que acercarse a grosero. || sinón. CÜRIN. N GO IDEIA U N. NÚL-
ellas sin dañarlas, arrojarles palitos de ram as e TACAN. VÚLN.
invocarlas pidiéndoles buena suerte. Se van re­ CIIIRANM APU. s. Terreno húmedo.
tirando paulatina y tranquilam ente hasta que CHIRCAN. tr. Salpicar. || sinón. HUIDPÜÑM AN.
la más grande queda enroscada en el suelo. PO TEV ELN .
Invocada respetuosamente se retira también. CHIRCAUN. intr. Salpicarse.
CHIR 117 CHOI

CHIRIPA, s. Pantalón indígena. Voz españolizada. [] picados en el hocico, mueren a las dos o tres
Paño cuadrado que cubre de la cintura para aba­ horas. E sta víbora es muy común en nuestro te ­
jo, sujeto por un cinturón y que pasado por entre rritorio en la zona ocupada por los mapuches.
las piernas se asegura en el mismo cinturón, v. Se alimenta de sapos y animalitos que persigue
CHAMAL. Ciertos autores pi-etenden que el voca­ hasta sus cuevas o pájaros que encanta ocultán­
blo es de origen quechua y deriva de CHIRI-PAE dose en los m atorrales. Los. indígenas las m atan
es decir “para el frío”. Dejamos el esclarecimien­ de lejos con sus hondas o lanzas.” (Guinnard.)
to de esta cuestión a los investigadores futui-os. CHOCO, s. Bicho. Voz raneülche. || sinón. CHACO.
CHIRIU. s. Un pajarito, quizá el mismo que CHIRI- CHOCOLEN. intr. E sta r entumecido.
IIUE. CHOCOLN. tr. Entumecer a alguno.
CHIRUAN. intr. Enredarse. | : | i sinón. CHURUAN. CHOCOLL. s. Puñado de una mano.
NÜLCÜCON’N. Ñ ID H U E U N . Y U L C A N . CHOCOLLN. tr. A g arrar un puñado.
YULN. CHOCON. intr. Entumecerse, agari-otarse. || adj. E n ­
CHIU. s. Jilguero, pajarito cantor, llamado también tumecido, agarrotado. || sinón. CHROCON.
CHIUCHIU. CHOCONCUCHRAN. s. Reumatismo (enfennedad).
CHIU AI. s. Niebla, neblina, bruma. || v. CHRUCÜK. || sinón. CHRÚNON.
|¡ Los rancülches decían CHIGNAI. CHOCOVRUCA. s. Culata, esquinera, rincón de la
CHIUAIANTÜ. s. Día de neblina. casa.
CHIUAIN. intr. Venir neblina. || Nublarse la vista. CHOCULN. tr. Saltar. || sinón. CHONCAN.
CHIUAQUIAUN. intr. Andar dando vueltas. CHOCÜM. s. Sobrino o sobrina de tío materno.
CHIUAUN. intr. Retumbar, resonar, producir eco. || CHOCÜMHUEN. s. Tío materno y sobrino o sobrina
sinón. AUQUIN. CÜMÜYÜN. maternos.
CHIUNAI. s. Ave de rapiña, parecida al buho pero CHOD. adj. Amarillo (color). || sinón. CHOS. CHO-
de menor tamaño. SOS. CHOSS.
CHIUQUE. s. Chimango. || Ave de rapiña, de color CHODCURA. s. Piedra u ocre amarillo, que emplea­
pardo obscuro, de pico y garras curvas, de grito ban para tintura. || sinón. CHODHUECURA.
desagradable. || sinón. TIUQUE. 11 Zool. Polybo- CHODCURAM. s. Yema de huevo.
rus chimango. CHODELCAN. tr. D ar color amarillo.
CHIUÜD. s. Lechuza. Ave rapaz de cabeza redonda, CHODHUECURA. sinón. de CHODCURA.
de grandes ojos brillantes, de graznido estridente CHODHUEN. tr. Teñir de amaiúllo.
y lúgubre cuando vuela, sinón. COO. COA. YAR­ CHODHUENCUCHRAN. s. Ictericia.
QUEN. Zool. Sti-yx perlata. 11 Giro, vuelta ro­ CHODLEN. intr. E sta r amaiüllo. E sta r pálido. || si­
tación. nón. CHODCÜLEN.
CHIUÜDCHIUÜDN. tr. E sta r en continua rotación. CHODN. intr. Ser amarillo. || Hacerse amarillo.
|| sinón. TUAITUAIN. CHODPAÑILHUE. s. Bronce, lit. fierro amarillo. ||
CHIUÜDN. tr. D ar vueltas. 11 sinón. CHIUÜDRUL- sinón. PADINCA.
PAN. TUAIN. CHODUN. r. Amarillear.
CH1UÜDQUIAUN. intr. Andar dando vueltas. || si­ CHOELE. intr. G ritar a los animales p ara que se
nón. TUAIQUIAUN. alejen. (Zeballos.)
CHIUÜDRUPAIAUN. intr. Caminar dando vueltas. CHOHOM. s. Pechicolorado (pájaro) según Beni-
CHIUÜDRUPAN. intr. Darse vuelta, dar media vuel. gar. Habla neuquina. || sinón. LOICA.
ta. 11 Volcarse. CHOICHOIÜN. ti-. E sparcir (cosa de polvo). ||
CHIUÜDTÜCUN. tr. Hacer en trar dándole vueltas. sinón. CHOICHOYÜN.
CHIUÜLLN. tr. Remover. CHOIQUE. s. Avestruz de América, de tres dedos
CHIVCHIVCÜLEN. intr. E sta r lleno, por rebosar. en cada pie, lo que lo diferencia del avestruz de
CHIVN. intr. Rebosar de lleno, desbordar. || sinón. Afinca, conocido bajo el nombre guaraní de ñan­
CHIVCAN. CHÜVN. dú, que Hudson califica de “m ás grande y menos
CHOCAM. s. Sobrino. pájaro de los pájaros del continente americano.”
CHOCHA, s. Víboi-a de la cruz. 11 Existen dos variedades en nuestro territorio, el
CHOCHI. s. Cierta víboi-a o serpiente. || “Tiene la Rhea americana de las llanuras bonaerenses y
parte supeiúor de un verde obscuro, los flancos pampeanas y el Rhea darwini, habitante de la
dorados y el vientre matizado de azul, rojo, blan­ Patagonia, de volumen un poco menor y de color
co y negro; su longitud varía desde los cincuen­ más claro. Se distinguen también porque al co­
ta centímetros hasta un metro treinta. Los indios rrer, los primeros abren sus alas, m ientras los
temen sobremanera su picadura que, dicen, no de la Patagonia aprietan las suyas, aunque am­
tiene remedio. Estos reptiles no atacan al hom­ bos corren con gran velocidad haciendo gambetas
bre a menos de verse amenazados. Tienen por y rodeos p ara dificultar su captura. Damos a
costumbre deslizarse entre las altas hierbas; allí continuación las observaciones sobre el avestruz
duermen durante el fuerte calor, lo cual expone hechas por el famoso explorador capitán Mus-
a los animales a ser picados porque sin notarlo ters: “El plumaje, es decir las plumas de sus
los pisan o aun al pasar meten la cabeza entre alas son objeto de comercio. Creo que se aprove­
las mismas matas que las abrigan. Los animales cha también el tuétano de los huesos de las p atas
C1101 118

p a ra hacer pomadas. P a ra el indio esta ave es ríodo los avestruces están m uy carg ad os
preciosa por muchas razones. Además de sumi­ bandijas que invaden los toldos y la s m an tas de
n istra rle su alimento m ás favorito, con los te n ­ guanacos de los indios, causándoles in fin itas
dones de las p a ta s le facilita correas p a ra bo­ m ortificaciones. E l pollo del R h ea no llega a su
leadoras; el cuello sirve de bolsa de sal o de plum aje o tam año completo sino en el segundo
tabaco, la g rasa del pecho y del lomo una vez año y los indios no lo p ersig u en n u n ca a menos
refinada se guarda en sacos formados con la piel que el alim ento esté realm en te escaso. Los huevos
que se saca en prim avera, cuando las hembras se comen en toda condición; frescos o pasados
como todos los anim ales patagónicos, salvo el vale decir empollados porque los indios no ven
puma, están flacos; la carne es más n utritiva y mucha diferencia e n tre el pollo que no h a salido
es más sabrosa p a ra los indios que la de cualquier aún del huevo y el guanaco non ato que sacan
otro anim al de su país y los huevos constituyen del v ientre de la m adre. Los in v eterad o s destruc­
un artículo de consumo principal durante los me­ tores de esas aves son, adem ás de sus enemigos
ses de setiembre, octubre y noviembre. E l m a­ humanos, el pum a y los z o rro s; el p rim ero de es­
cho se distingue de la hembra porque su color tos anim ales sorprende y m a ta al ave echada y la
es un poco m ás oscuro y porque también su vo­ esconde cuidadosam ente, poniéndose a com er lue­
lumen y su fuerza son m ayores; sin embargo es go los huevos con g ra n deleite. Creo que los zorros
menester un ojo práctico p ara percibir la dife­ se contentan con sorber los huevos pero me asegu­
rencia a cierta distancia. El macho es también ra n que donde abundan los g a to s m onteses estos
más veloz. El alimento principal del avestruz con­ m atan al ave en el nido como su p a rie n te el puma.
siste en hierbas b ajas y en semillas de varios P o r o tra p a rte los cóndores, las ág u ilas y los
arbustos y especialmente en pasto tierno. En halcones, p erp etran indudablem ente g ran d es es­
cuanto se alarm a se echa a correr con gran r a ­ tragos en las crías jóvenes. A p e sa r de todas es­
pidez y el alcance de su vista es grande. E stas ta s dificultades con que tro p ieza el avestruz,
aves aunque no son palm ípedas pueden nadar lo existe un crecido núm ero y si los indios y otros
bastante bien como p ara p a sa r un río. En invier­ enemigos no lim itaran h asta cierto punto su des­
no no es raro que los indios arreen a los avestru­ arrollo, invadirían todo el p aís.” || N u estros m a­
ces haciéndolos e n tra r en el agua, donde se les puches com batían la irritació n in te stin a l y el em­
entumecen las p atas, capturándolos entonces con pacho de sus niños utilizando el buche de aves­
facilidad porque no pueden moverse. Son políga­ truz secado al sol, tritu ra d o e n tre dos piedras
mos; un macho se une con cinco o seis hembras, hasta reducirlo a polvo; hacíanlo luego beber
que ponen sus huevos en un mismo nido, hoyo de disuelto en agua. P a ra com batir calam bres a ta ­
unos dos pies y medio de diám etro cavado en el ban, flojam ente, un tendón de av estru z debajo
sucio. Empiezan a poner en los prim eros días del de la rodilla. || Vocablo usado en componente de
mes de setiem bre y el número de huevos en cada nombres y en toponim ia. || sinón. C H EU Q U E.
nido v aría entre veinte y cuarenta y más tam ­ IiU A N Q U E .
bién. E n los comienzos de la época de la captura CH O IQ U EH U EN C H RU . s. lit. hom bre-avestruz.
aparecen esparcidos en diferentes p artes del lla­ B ailarín ataviado especialm ente p a ra p articip ar
no, huevos extraños, algunos de tam año diminu­ en la danza ritu a l del C H O IQ U E PÜ R U N . (v.
to. En contradicción con la regla general entre detalles en ese vocablo.) || Cinco b ailarin es son
las aves, el macho empolla los huevos y cuando indispensables p a ra la ejecución de esa danza.
los polluelos salen del cascarón, toma a su cargo Su vestim enta ha sido d escripta p or Félix San
la cría. E l pollo corre inm ediatam ente a poco de M artín : “ ataviados con plum as y cin tas de co­
salir del cascarón y está cubierto por un plumón lores, el busto desnudo, la m elena su jeta por
gris obscuro en el lomo y blancuzco en el pecho vistoso plum ero” y por H assle r: “ en la cabeza
y cuello. Su grito se parece a las sílabas p a i . .. plum as de variados colores; cam isa y f a j a con
p a i . . , p a i . . . em itidas viva y rápidam ente. El cascabeles en bandolera; calzoncillos largos a rre ­
macho, cuando se presenta algún peligro, finge mangados, chiripá negro que rem a ta b a en una
estar herido, como hacen o tras aves, con el objeto cola en la p a rte tra s e ra ; las ro d illas tenían un
de distraer la atención del cazador y de d ar tiem­ círculo azul, en las tibias una cruz y en los pies
po a su cría p ara que huya a ocultarse en la hier­ dibujados los dedos largos del avestruz. E l con­
ba. Al cabo de un tiempo de esta r echado el macho jun to pintado sim ulaba la s p a ta s de este anim al.
en el nido (calculo en unas tre s sem anas el pe­ Sobre la espalda, com pletam ente extendido, el
ríodo de la incubación) ss pone flaco y la hierba poncho.”
que rodea inm ediatam ente al nido aparece comida CHOIQUEN. in tr. C azar avestruces, v. L A Q U E T U N .
al ras del suelo. En esa época las hembras em­ CHO IQ U EPÜ RU N . s. D anza así llam ad a porque imi­
piezan a cobrar carnes, lo que es una afortunada ta las características del avestruz. E s u n a de
previsión de la naturaleza p ara los indios, que no las fig u ra s del LONCOMEU ritu a l. || A un en
pueden subsistir con carne m agra. Cuando las la actualidad existe la tradición del C H O IQ U E-
hembras están flacas se las m ata p a ra sacarles PÜ RU N e n tre los últim os descendientes de los
la piel, abandonando la carne; cosiendo estas mapuches argentinos. H e aquí el relato de un
pieles los indios hacen m antas, pero en este pe­ testigo presencial: “ E l cu ltruquero (hom bre
CHÜI 119 CHON

que toca el tambor o CULCHRUN) ejecutó CHOLLHUA. s. Mariscos blancos de la clase de los
cinco piezas distintas. A cada hombre se le Mytilus. || sinón. CHOLLUA.
asignó una. El UNELUN bailó su pieza y los CHOLLOL. s. Dedal y cascabeles que form an p arte
restantes lo imitai’on; el segundo bailó la que de ciertos adornos femeninos. || sinón. MÜDEÑ.
le correspondió, siendo imitado por los otros; YÜULLU.
así fue sucesivamente hasta llegar al quinto. Las CHOLLOV. adj. Hueco, cóncavo, sinón. CHROLOV.
piezas representaban el nacimiento, crecimiento y DOCAG. DOLLOU. HUETOD. PÜLUL. PILOL.
vida del avestruz. Prim era pieza: Los hombres 11 s. Cosa con cáscara.
con el poncho a la espalda daban golpes secos CHOLLOVMAMÜLL. s. Cáscara de árbol, cáscara
sobre el suelo: MANQUITUN CURRAN CHOI- de palo.
QUE (el avestruz patea el huevo). CHRUFUI CHOLLOVN. intr. Ser cóncavo. || s. Concavidad.
CURRAM CHOIQUE (el avestruz rompió el CHOLLPIUÜN. intr. C antar los pájaros.
huevo). CHRIPAI CHOIQUE CURRAN MEU CHOLLUA. s. Mejillones blancos. || Según Lenz: vul­
(salió el avestruz del huevo). VEULA PICHI va de niñas chicas. || sinón. CHOLLHUA.
CHOIQUE MULEI (ahora hay un avestruz chi­ CHOMCHALLA. s. Escudilla de barro.
quito). Segunda pieza: Los hombres golpeaban CHOMCÜNAUMEQUEN. intr. Cabecear de sueño.
el suelo en forma seca pero más espaciada, a CHOMCÜYEN. s. Luna nueva. || sinón. HUECÜ-
veces apuraban. PETU CHREIMI PICHI CHOI- YEN. CHUMCÜYEN.
QUE (empieza a criarse el avestruz). TEL- CHOMECU. s. Tizón apagado.
TEN TUI PICHI CHOIQUE (está trotando el CHOMN. intr. A pagar luces. || A pagar fuego. ||
avestruz). Tercera pieza: Los bailarines golpea­ sinón. CHONG. CHONGTUN.
ban con sus pies en foxma espaciada, tanto a la CHOMPALLHUE. s. De CHOMPÜ: crespo y ALL-
derecha como a la izquierda, mientras hacían ale­ H U E : ánima, fantasm a. Ser mitológico, genio
tear algo el poncho a uno y otro lado y movían y dueño de los lagos y lagunas en cuyas pro­
la cabeza: DEUMA PETU AUCANTUI PICHI fundidades habita; tiene figura de hombre pe­
CHOIQUE (empieza a ju g ar el avestruz por­ queño, tez morena y pelo crespo. (Moesbach.)
que está aprendiendo). Cuarta pieza: corrían a También Lenz y Augusta lo describen en esa
la derecha, a la izquierda, aleteaban con sus forma.
ponchos, saltaban para adelante, luego hacia CHOMPÜ. adj. Crespo, rizado. || sinón. CHRINCHRI.
atrás, nuevamente de derecha a izquierda, de ROMPÜ. COÑOM.
pronto se doblaban en dos, movían la cabeza, ale­
CHOMÜLLCO. s. Especie comestible de caracoles de
teaban con furia, hacían sonar fuertemente los
agua. 11 Estimamos que la acepción de F eb rés:
cascabeles, corrían, se escondían, volvían a co­
“caracoles de tie rra ” es errónea.
rrer. MARRA MARRATUI PICHI CHOIQUE
CHOMÜN. intr. Secarse, m adurarse la planta.
(es como liebre el avestruz, ya se esconde).
CHOMÜN NGUEN. s. Otoño. || De la Cruz dice:
Quinta pieza: El bailarín se agachaba, se en­
DEUMA CHRANQUEM.
cogía aun más, pegaba un salto quedando de
pie, aleteaba, movía la cabeza de un lado para CHOMÜRAYEN’N. intr. M adurarse las flores de las
otro, igualmente el cuerpo; corría en forma plantas, desflorarse las plantas.
espaciada pero zigzagueando. PUCHREM CHOI- CHOMVÚL. adj. Cosa torcida. || sinón. CHRONVÚL.
QUE (dejó de crecer el avestruz). Corrían por UCHUR. UTUR.
el campo y con ese zigzaguear daban la última CHOMVÜLCÜG. adj. Manituerto.
vuelta al REHUE, para alejarse en dirección CHONA. s. U na variedad de papas.
al este. CHOIQUE AMUI (se va el avestruz).” CHONCA. s. Salto, brinco. 11 sinón. CHONGCA.
(Hassler. Nguillatunes del Neuquén.) CHONCAN. intr. Saltar a brincos, brincar. I¡ sinón.
CHOIQUETUN. intr. Comer avestruz. CHONGCAN.
CHOIQUE VE. s. Avestrucero. CHONCANCAHUELLU. s. Caballo corcoveador.
CHOL. s. Cardo, planta. ¡| sinón. CHROLCHRO. v. CHONCAUCAHUELLU. s. Caballo saltarín.
allí detalles. CHONCHRAPÜMVÜUN. tr. Rehilar, de lo cual re ­
CHOLCHOEL. s. Escribe Tomás H arrington: “Vo­ sulta un tejido muy áspero.
cablo araucano que no apunta Augusta, pero CHONCO. s. Cacharros. || Plato de palo. 11 sinón.
que yo he tomado de diferentes individuos con la CHRONCO.
significación de chorlo o chorlito.” 11 Rosas tr a ­ CHONCÜLEN. intr. E sta r torcida sobre si misma
duce chorlito por SILCHIUI. una cosa. || E sta r retorcida.
CHOLCHOL. s. Un arbusto. 11 Bot. Sonchus asper. CHONCÜN. tr. D ar topadas, d ar cabezazos. |l sinón.
(Philippi.) CHONGCÜN.
CHOLLCHO. s. Cerrajas, hierba. CHONCÜIAUN. intr. Andar de un lado a otro ton­
CHOLLCHOLL. s. Nombre de un ave, escribe Chiap- teando y perdiendo el camino.
pa, sin otra especificación. Quizá sea ésta la CHONEU. s. Cinta o cordoncito que cosían las in­
misma que H arrington señala bajo la denomina­ dias alrededor de sus mantas.
ción de CHOLCHOEL con el significado de CHONGCA. s. Brinco. || sinón. CHONCA.
chorlo o chorlito. CHONGCAN. intr. Brincar. || sinón. CHONCAN.
CHON 120

CHONGCATUAMUN. intr. Irse brincando. CHOQUIN. intr. E s ta r una p u n ta de palo


CHONGCATUIAUN. intr. A ndar a brincos. nada hacia abajo.
CHONGCATUN. intr. Brincar. CHOQUIV. s. Gancho de punta arqueada. || adj. A r­
CHONGCHONGÜN. intr. Hincharse por golpes, ma­ queado.
chucarse por golpes. CHOQUIVCÜLEN. intr. Ser o esta r arqueado.
CHONGCÜN. v. CHONCÜN. CHOQUIVN. tr. A rquear, encorvar, combar.
CHONGCÜTUN. intr. Cabecear en el sueño. || sinón. CHOQUIVPÜRAN. in tr. A rquearse o e sta r arquea­
ANÜTUN. ANUPICHRON’N. do hacia arrib a como cola de perro.
CHONGCÜIAUN. v. CHONGCATUIAUN. CHORI. s. Langosta chica, langosta salto n a: tucura.
CHONGCÜUMAN. intr. Corcoveársele el caballo al || Según Ovalle los indígenas incendiaban los
jinete. pastizales donde se asentaban las langostas sal­
CHONGCÜUN. r. Corcovear. || sinón. POCHRÜUN. tonas y luego las recogían ya to stad as y las
CHONGN. intr. Apagarse. || sinón. CHONGTUN. tritu ra b a n y resultaba una especie de harina
CHONGNAGN. intr. Extinguirse la luz. con la que confeccionaban COVQUE (pan in­
CIIONGRAYEN. intr. E sta r ya secas las flores y dígena). |¡ Huilliches y pam pas decían CHORRI.
cuajando las semillas. CHOROI. s. Pequeño loro o papagayo chico llamado
CHONGTÜCU. s. Tizón. || sinón. CODUICÜCHRAL. a veces catita, a veces catalinita, de p untas de
CODVI. MADOM. alas azules. Anda siempre en bandadas. || Voz
CHONGTUN. v. CHONGN. españolizada. j| Zool. P sittacus leptorhynchus.
CHONGÚMN. tr. Apagar. || sinón. CHOMN. CHOS. adj. Amarillo (color). || sinón. CHOD. CHO-
CIIONGVÜLL. s. Palo o tableta que se coloca de­ SOS. CIIOSS. v. en CHOD compuestos y deri­
bajo de la piedra de moler p ara hacerla in­ vados del vocablo.
clinar. CHOSEE adj. y s. Frío. expr. pampa.
CIION’N. intr. Torcerse. || sinón. UCHRULN. CHOV. s. Enferm edades de la vista. |[ A rañ a peluda,
CHONOCUG. s. Codo y brazo. sinón. CULAUCULAU.
CIIONONCUG. s. Codo y brazo. || sinón. CHOÑOD- CHOVANTÜ. expr. adv. De día (m ientras hay luz).
CUG. CI-IONOUCÜÜ. CHOVCUCHRAN. s. C onjuntivitis o tracom a, enfer­
CHOÑCíIOÑ. s. “Cabeza con alas en que se conver­ medad de la vista.
tían los brujos p ara efectuar sus peregrinacio­ CHOVN. intr. E sta r enfermo de la vista, tener con­
nes nocturnas. Creen que p ara hacer sus salidas ju n tiv itis o tracom a.
los brujos hacían desprenderse la cabeza del CIIOVÜ. adj. Negligente, flojo, perezoso, cachaciento.
cuerpo y las orejas se transform aban en alas || sinón. AIRA. CHROVÜ.
para poder volar. El cuerpo durante la ausen­ CHOVÜCUGTULEN. intr. E sta r con los brazos cru.
cia de la cabeza debía quedarse de espaldas; de zados.
otro modo no podría reunírsele a su vuelta y CHOVÜCÜNUN. tr. C ausar negligencia, flojera. ||
muchos son los cuentos de las desgracias cau­ sinón. CHOVÜLN.
sadas por haberse dado vuelta el cuerpo debido CHOVÜCÚNUUN. r. Ponerse flojo, negligente, pe­
a la malicia de otras personas. O tra versión rezoso.
hace fig u rar el CHOÑCHOÑ como ave noctur­ CHOVÜLEN. intr. E sta r flojo, e sta r con pereza.
na en que se ha convertido un brujo p ara reali­ CHOVÜLN. tr . Em perezar, hacer poner flojo.
zar mejor sus correrías. El grito de esta ave CHOVÜN. intr. Ser flojo, perezoso, pusilánime. || Pe­
era considerado como anuncio de muerte próxi­ reza, flojera, negligencia. 11 sinón. C H O V Ü
ma.” (Latcham.) NGUEN.
CHOÑE. s. Manta indígena. CHOVÜNTEN. s. Hombre flojo, hombre maula.
CHOÑIU. s. Impaciencia, fastidio, intranquilidad. CHOYOI. s. Voz pehuenche y picunche. Designa una
CHOÑIUCÜLEN. intr. E sta r con impaciencia, estar planta medicinal de la cordillera a rrib a de los
fastidiado. 2.000 metros, tal vez la llareta. (L aretia acaulis.)
CHOÑIUCÜLENPÜDAN. intr. lit. suspirar impa­ CHOYÜ. s. Brote, sinón. COLLVO. || Pimpollo. || Vas­
ciente. Dicen las mujeres cuando esperan la r­ tago, descendiente.
go tiempo el regreso de sus maridos. CHOYÜN. in tr. B rotar, germ inar. 11 F ru ctificar.
CHOÑIULN. tr. Im pacientar, perturbar, inquietar. CHR. E sta voz corresponde fonéticam ente a la pro­
CHOÑIUN. r. Impacientarse, fastidiarse. || sinón. nunciación genuinam ente indígena mapuche de­
NINGAYÜN. ÜLLCÚN. nominada “ T especial” o “ T p a rtic u la r” que los
CHOÑODCUG. s. Codo y brazo. || sinón. CHONOU- autores hasta ahora han tratad o de tra d u cir g rá ­
CÜU. CHONONCUG. || En rancülche CHO- ficamente por: T. T ’. TH. THR. T H (R R ). TR.
ÑOQUI. TRR. T (R R ), dando explicaciones pronunciati-
CHOPE, s. Golpe. || Pugilato. || Trompada, puñetazo. vas más o menos acertadas, v. Introducción. Fo­
CHOPILLN. intr. Encogerse, ponerse yertos los de­ nética.
dos o manos por la acción del frío. ||¡ sinón. CHUCA, s. A puesta. || sinón. RAN.
CHOPÜLLN. CHUCAN, tr. A postar. || sinón. RAN’N.
CHOQUE, s. Horqueta. || Gancho arqueado. || sinón. CHUCANCHUCAN. s. Melosa, planta oleaginosa. ||
CHAHUIN. sinón. CURADEU.
f.HIJC 121 C//UM

CHUCAU. s. P ajarito del tamaño del zorzal, de CHULALCÜNUNCUG. intr. A brir mucho los dedos
plumaje pardo que habita en lo más espeso de de la mano.
los bosques. || Según creencia indígena si su CHULALNAMUN. s. Pie con dedos muy abiertos.
grito suena “CHIDUCO” o si canta a la derecha CHULCO. s. Grillo. (Zool.) || sinón. LINCON. CU-
es de buen agüero pero si su canto suena “HUI- NINGCUNING.
CHREU” o si canta a la izquierda es de mal CHULEM. s. Guanaco chico, guanaquito. || Nonato,
presagio. || Zool. Pteropochus rubanla. || sinón. sacado del vientre de su madre, el CHULEM era
CHOCATE v. CUNGAIQUIÑ. || Voz españolizada. m anjar exquisito p ara los paladares indígenas.
CHUCAUCHUCAU. s. Cierta planta, no sabemos Su cuero era muy apreciado p ara la confección
cuál. de quillangos sobre todo si el animalito era
CHUCAUPÜLCU. s. Bebida fermentada (general­ capturado antes de cumplir un mes de existen­
mente MUDAI) que se sirve a los uailarines y cia. Para su captura el jinete perseguía a la
bailarinas en la cei’emonia del REHUETUN. madre hasta que las crías quedaran a trá s y és­
CIIUCHEINO. expr. adv. ¿Qué sé yo?, ¿quién sa­ tas al verse solas se acercaban al caballo del
brá eso? perseguidor y eran abatidas de un talerazo en la
CHUCHI, pron. relat. Cual, quien, que. nuca. || Los criollos adoptaron el vocablo defor­
CIIUCHIAD. expr. adv. ¿Qué lado?, ¿a qué lado? mándolo en chulengo.
CHUCHIN. s. Nudo de los palos. CHULEN. tr. Prender con alfileres.
CHUCHINORUME. adj. Ninguno. || Nadie. || Nada. CHULI. s. Ciervo, venado. | sinón. CHRULI.
CHUCH1PÜLE. expr. adv. A qué parte. || De qué CHULUCHULU NGUEN. intr. Borbollar. || sinón.
parte. CHRUVN. VAIN. YOVYOVÜN.
CHUCHIRUME. adj. Cualquiera. || s. Cualquier cosa. CHULUN. intr. Derramarse hirviendo. || Salir a
|| sinón. INEIRUME. TUCHIRUME. borbotones, a borbollones. 11 sinón. CHULÜN.
CHUCHOCA. Voz quechua, v. sinón. mapuche CU- CHULLA, s. Dice el hermano a la hermana.
NARQUEN. CHULLAYEN. s. Tener a otro por hermano la
CHUCHOLN. tr. Ingerir. || sinón. CHÜCOLN. mujer.
CHUCHU, s. Abuelita materna y sus nietos y nie­ CHULLCUG. v. CHRÜLCUG.
tas. sinón. TUTU. || Pájaro que según algu­ CHUM. part. pospuesta de aseveración y juram en­
nos autores, es el llamado carpintero que to. |¡ apóc. de CHUMQUECHI. Usase en fra ­
horada los árboles para hacer su nido, conoci­ ses cortas.
do comúnmente por RERE. Zool. Trichopicus CHUMAIMI. del verbo interrog. CHUMN. ¿Que
cactorum d’Orb. Según otros se tra ta ría de una harás?
pequeña lechuza de mal agüero que dio origen CHUMAL. p. de futuro. ¿Qué va hacer?; lit. ha­
al mito del CHOÑCHOÑ o cabeza alada en que ciendo.
se transform an los brujos y sería en este CHUMAM. expr. coloquial. ¿P ara qué?, ¿con qué fin?
caso el Noctua glaucidium o Nocturna pumila. 11 s. Ciervo, en mapuche del siglo xvii. (Herck-
Vocablo españolizado bajo esta última acepción. mans.)
CHUCÜI. adj. Cuantos. CHUMAN, del verbo interrog. CHUMN. ¿Qué haré?
CHUCÜIPICHIN. expr. coloquial. Que tan chico; CHUMAQUENEU. del verbo interrog. CHUMN.
que tan pequeño. ¿Qué hará él conmigo?
CHUCÜIVONCÜN. expr. coloquial. Que tan largo. CHUMAVEL. expr. coloquial. ¿Para qué?, ¿con
CHUCÜIVÜCAN. expr. coloquial. Que tan grande. qué fin? Sirve para preguntar y conocer la fi­
CHUCÜL. adv. Cuando. nalidad.
CHUCÜNANTÜ. expr. adv. ¿Qué día? CHUMAVELCHI. expr. coloquial. Como será que.
CHUCÜN NO. adv. Jamás. CHUMAVIÑ. del verbo interrog. CHUMN. ¡Qué
CHUCÜRILAHUEN. s. Hierba conocida por mata- haré con él?
gusanos. El jugo de sus hojas machucadas era CHUMAVUI. del verbo interrog. CHUMN. ¿Qué im
usado como purgante o como vomitivo según la portaría? ¿Qué se habría de hacer?
dosis. || Bot. Baccharis racimosa. D. C. CHUMAVUN. del verbo interrog. CHUMN. ¿Qué
CHUDCÜN. adj. Color morado. || sinón. CHÚDCÜN. hacer! || ¡Qué le vamos a hacer!
CHUEIQUEHUECU. s. Animal fabuloso que vive CHUMCON’N. tr. Meterse en algo.
en el agua y hace daño a los que se bañan o CHUMCONCÜLEN. intr. E star metido en algún
pasan por sus orillas. Este animal sólo se pue­ asunto. || Correr con un trabajo u obligación.
de cazar con lazo de LLEIVUN. || sinón. HUA- CHUMCUYEN. s. Conjunción lunar. | ; Nueva luna,
LLEPEÑ. sinón. CHOMCÜYEN. HUECÜYEN.
CHUI. interj. ¡Qué frío! CHUMEL. s. Calzado de cuero rústico conocido con
CHUICHUIHUE. s. Cedazo, tamiz, zaranda. || sinón. el nombre genérico de “bota de potro” aunque
CHIÑIHUE. fuera hecho con cuero de otro animal. Fue utili­
CHUICHUIEN. tr. Zarandear. zado por los indígenas y también por los gau­
CHUICHUIN. tr. Espolvorear como cerniendo. chos, desde principios del siglo xvm y quizá
CHUICO. s. Tinaza cónica, sin asiento. Se asemeja a desde fines del xvii. sin que podamos especifi­
las ánforas romanas. car si fue el gaucho quien lo copió del indio
u/iUJVl 122

rr*
o viceversa. || sinón. SHUMEL. || Lehmans Nits- que quedan al descubierto, lo que fa c ilita la w8s¡

r
che en sus estudios sobre el folklore argentino ción de e strib ar que los indios efectuaban con
describe la confección de la bota de ¡jotro en los el dedo grueso del pie." || F alk n er en el siglo
siguientes términos: “Después de los correspon­ xvin ya decía: “tanto los hombres como las
dientes cortes transversales, el cuero es sacado mujeres usan una especie de bota o m edias he­
desde el muslo (de la vaca o de la yegua) chas con los muslos de la piel de yegua o de
hacia abajo, dándolo vuelta al mismo tiempo. potrillo; empiezan por qu itar al cuero la gor­
Obtiénese así un tubo de cuero con el pelo p ara dura y las m em branas interiores; una vez se­
adentro y la superficie intersticial p ara afuera, co lo ablandan con grasa, lo hacen luego flexible,
tubo con dos entradas, una muy ancha, que co­ retorciéndolo y se lo calzan sin darle form a ni
rresponde a la región del muslo y otra angos- costura.” (Dcscription oj Patagonia.)
tita que corresponde a la de la caña; el eje de CHUM1ACHEMAI. expr. coloquial. No sé p a ra qué.
este tubo presenta un ángulo obtuso, conforme a CHUMIAM. expr. coloquial. ¿ P ara qué?
la región del garrón. Es indispensable limpiar CHUMIAUN. verbo interrog. ¿Cómo an d ar? ¿Cómo
la superficie intersticial del cuero, de los restos v iajar?
de la musculatura, de los fragm entos del tejido CIIUMIMI. verbo interrog. ¿Qué hiciste?
adiposo (acción de descarnar). Sólo la parte pos­ CIIUMIU. verbo interrog. ¿Qué haremos? (los dos).
terior de la caña que va desde el garrón hacia CIIUM LAICAHUELLU. expr. coloquial. El caba­
abajo y donde debe descansar la planta del pie llo no hace nada: no muerde, no patea.
humano queda con todo el tejido tendinoso, mus­ CHUMLAN. forma del verbo interrog. No hacer nada.
cular, etc., tejido que desde luego refuerza el 'N o hacer mal a nadie. || No ten er ningún
cuero y representa una especie de suela natural. efecto malo.
Acto seguido, se remanga el tubo de cuero para CIIUM LEN. verbo interrog. ¿Cómo estar?
que el pelo vuelva a ocupar el costado externo; CHUMN. verbo interrog. ¿Qué hacer? [j sinón. CHO-
el pelo es algunas veces dejado íntegro pero MAVÜN.
generalmente se lo raspa (acción de lonjear). CHUMN NGUEN. verbo interrog. ¿Cómo ser? || Con
Una vez calzada la bota en estado fresco y hú­ negación o con sufijo RUME deja de ser verbo
medo se la deja sobre el pie hasta que se haya interrog. y toma significado de “ no ten er cierta
amoldado a la forma de éste y hasta que se cualidad” o de “tener cualquier cualidad” respec­
haya secado en algo, lo que se consigue en po­ tivamente.
cos días. Después se la saca para someterla CHUMPEL. expr. coloquial. ¿ P ara qué? || sinón.
a la operación de sobar; de lo contrario se aju s­ CHUMAM. CHUMAVEL.
taría tan fuerte a la piel humana que no podría
CHUMPI. s. F a ja con dibujo tejido en el centro y
ser sacada sin lastim arla; el pie su friría enor­
también el mismo dibujo. || sinón. CHUMPÜ.
memente con este modo de embotar. Distintos
NÜRCÜRHUE.
son los procedimientos para ablandar y suavi­
zar el cuero crudo y p ara ensanchar la región CHUMPOLN. tr. A rrollar. || sinón. C H U N C O N .
de la caña: generalmente se ponen las botas C H R Ü M P O L N . IM P O L N . T U N G C Ü L N .
unos cuantos días en agua y se las entierra UÜLLON.
a poca profundidad en el suelo húmedo, también CHUMPÜ. sinón. de CHUMPI.
por algunos dias. En el caso de que no se haya CHUMQUECHI. adv. interrog. ¿De qué m anera?
aún sacado el pelo, puede hacerse esto ahora: ¿Cómo?
se echa ceniza sobre el pelo y con un pedazo de CHUMQUECHINORUME. expr. adv. De ninguna
manera.
madera o caña cuya extremidad term ina en un
plano, ancho y cortante al estilo de un formón, CHUMQUECHIRUME. expr. adv. ¿Cómo quiera?
se raspan los pelos, siguiendo la dirección de De cualquier m anera.
ellos. Viene ahora la parte más trabajosa de la CHUMQUEIMI. expr. coloquial. ¿Qué haces?.
preparación, que consiste en a g a rra r las botas CHUMQUELAN. intr. No hacer nada. | [ adj. Ino­
con ambas manos y refregar, frotar, estregar fensivo, inocuo.
y estriar, sección por sección (acción de sobar). CIIUMQUELU. expr. adv. De qué m anera es.
Esta operación hace cansar muy pronto las ma­ CIIUMQUELUCAN. adv. interrogativo. ¿Por qué?
nos y es menester repetirla durante varios días; CHUMTEN. adj. Cuanto, cuantos. || sinón. TUM-
también hay que sobar las botas cuando no se las TEM. TUNTE.
haya usado un tiempo o después de habérselas CIIUMTENANTÜ. expr. coloquial. ¿Cuántos días?
mojado en la lluvia, en el barro, etc. En algu­ ¿Qué hora?
nas partes cuando las botas se han mojado, se CHUMTENHUEMA. expr. adv. Cuanto antes.
las unta con grasa sin sal y después se las CHUMTENMAN. verbo interrog. Cuánto durar,
soba. Preparada asi la bota se la calza de tal cuánto dilatarse, cuánto pasar de tiempo.
modo que su entrada grande llegue a la rodilla CIIUMTENMITA. expr. adv. interrogativa ¿C uántas
y el talón humano quepa exactamente en el cor­ veces?
vejón. La entrada pequeña de la bota queda CHUMTEÑ’N. verbo interrog. Cuánto haber. || Qué
abierta y queda sólo hasta la base de los dedos tanto haber.
CHUM 123 CHÜV

CHUMTEMYOD. expr. adv. interrogativa. ¿Cuánto CHUYANCHAN. tr. Enjuagar.


más? CHUCO, s. Ovillo. Usinón. CHRÜCO.
CHUMTEMYODPICHI. expr. adv. interrogativa. CHÜCON. tr. Ovillar, enrollar. 11 sinón. CHRÜCON.
¿Cuánto menos? CHÜCÜIN. tr. Llevar a cuestas. || sinón. PANÜN.
CHUMTUIMI. expr. coloquial. ¿Qué ha habido con­ CHÜD. adj. Derecho. || sinón. CHED. HUIV. ICHRO.
tigo? ÑOR. RECHRO.
CHUMTUN. verbo interrog. Qué hacer (el sujeto) o CHÜDEN. tr. Balancear, columpiar, hamacar. ||sinón.
qué suceder con él. MALLANGCÜN. M Ü Y Ü D Ü N . NGUEYÜN.
CHUMÜL. adv. ¿Cuándo? (pregunta). || Hace tiem­ NGUEICULLN. PILCHEN.
po, cierto dia, cierta vez. CHÜDQUENCO. sinón. de CHÜDCÜNCO.
CHUMÜLANTÜ. adv. Cierto dia. || Cierta hora. CHÜL. v. CHÜLL.
CHUMÜLCUAPIMI. expr. coloquial. ¿Cuándo vi­ CHÜLCÜVUN. s. Frenillo de la lengua.
niste? CHÜLHUE. s. Broche, hebilla, eslabón: todo lo que
CHUMÜLMO. expr. adv. interrog. ¿P ara cuándo? ata, une o liga.
CHUMÜLMÜTEN. expr. adv. Ha poco. CHÜLN. tr. Prender, atar, trab ar, unir, ligar. || si­
CHUMELNORUME. adv. Nunca, jamás. 11 sinón. nón. CHÜLLN. CHRAPELN. CHRARIN. NÜ-
CHUQUELNO. MARICHINORUME. CÜRÜN. ÜQUELN.
CHUMÜLUÜLA. expr. adv. De aquí a poco. CHÜLTUN. tr. A justar, apretar, comprimir. || sinón.
CHUNAN. s. Cascabeles de caracoles, instrumento R IÑ E L U N . N G Ü R IN . N G Ü C H R A U N .
musical mapuche, v. CHRUCHRUCA. ÜCHRAVCÜLN. ÜCHRAVCÜNMAN.
CHUNUICÜLEN. intr. Tener los hombros levan­ CHÜLÜN. intr. Atarse, unirse, ligarse. || Borbollar
tados. el agua hirviente.
CHUNUICÜNUUN. r. Encogerse de hombros. CHÜLL. s. Atador, prendedor. || sinón. CHÜLLHUE.
CHUÑA, s. Ave plomiza, del tamaño de la pava co­ CHÜL. CHÜLHUE.
mún, de cuello largo y de pico recio, acerado, CHÜLLE. s. Gaviota chica. || Zool. Larus serranus. ||
gran enemigo de las serpientes y sabandijas. 11 Es sinón. CHILLE.
también voz quechua. Vocablo españolizado. 11 CHÜLLIN. s. Grillo. (Cratumlus.) || sinón. CHULCO.
Zool. Dicholophus cristatus. LINCON.
CHUÑI. s. Flecos. || sinón. CHIÑAI. CHÜLLIU. s. Caracol. || sinón. CHÜLLIU. CHILLIU.
C H U Ñ IL . s. Codo. || sin ó n . CHRULICHRULI. CHÜLLQUEN. tr. A gujerear las orejas p ara colocar
CHRULINQUEN. aros. || v. CHILQUEN.
CHUPA, s. Suegro del varón. CHÜLLTUN. tr. Prender una cosa con otra. || E n­
CHUPI. expr. adv. interrog. ¿Qué dijo? ganchar.
CHUPIN, expr. adv. interrog. ¿Qué decir? CHÜLLÜM. s. Hierba rastrera, llamada hierba de
CHUPÜD. s. T ierra seca, molida; polvo. la culebra, de frutos parecidos a los del MUL-
CHUQUELNO. adv. Jam ás, nunca. 11 sinón. CHU- HUENG.
MÜLNORUME. MARICHINORUME. CHÜLLÜMÜN. intr. Dormirse un miembro.
CHUQUIN. tr. H urtar, robar. || sinón. CHUQUI- CHÜMEN. s. Hendidura, rajad u ra en el cutis cau­
TUN. 'CHIQUiNENTUlN. HUEÑEN. sada por frialdad o sequedad.
CHUQUIVE. s. Ladrón. 11 sinón. HUEÑEVE. CHÜMOLLHUECUG. s. Muñeca de la mano. (Anat.)
HUINCÜVE. CHÜMOLLHUENAMUN. s. Articulación de la ca­
CHURUAN. intr. Enredarse. || E star enredado. || si­ nilla con el pie. (Anat.)
nón CHIRUAN. NÜLCÜCON’N. ÑIDHUEUN. CHÜNVÜL. adj. Torcido, encorvado.
CHUTUN. v. CHÜN. CHÜMVÜLHUE. s. Arco de flecha. || sinón. CHTJN-
CHUV. adj. Todo. || Entero, íntegro, completo, in­ VÜLHUE. HUEPÜLL.
tacto. || sinón. COM. ÑUNG. VILL. CHÜNAI. s. Flecos de vestimenta. || sinón. CHÜÑAI-
CHUVANTÜ. expr. adv. Todo el día. || sinón. VILL- CHIÑAI.
QUIÑEANTÜ. CHÜNCON. sinón. de CHÜMPOLN.
CHUVAUPIN. intr. Zumbar el dardo al atravesar CHÚNGOLN. tr. Apremiar, urgir, apurar', acelerar,
el agua con gran rapidez. activar. || sinón. CHÚNGÜLN.
CHUVLECUG. adj. Zurdo. Los pampas decían CHÜPEITORO. s. Toro fabuloso que figura en cier­
NGULLE. tos cuentos mapuches de la época poscolombina.
CHUVQUENDOMO. s. Bisabuela. || sinón. YOM- CHÜQUEI. part. pospuesta a numerales significa:
CHUCHU. maneras (por ej.: EPUCH ÜQ UEI: de dos ma­
CHUVQUENHUENCHRU. s. Bisabuelo. || sinón. neras.)
YOMLACU. CHÜQUEL. s. Armas metálicas (época poscolombi­
CHUVÜG. adj. Jorobado, corcovado, giboso, sinón. na) ; las otras se designan con el vocablo NULIN.
CHÚVUNG. CHUVÚNG. NGÜTÜ. || sinón. Joro­ CHÜQUEÑ’N. tr. D ar vuelta; poner lo de afuera
ba, giba. CHUVÜGCÜLEN. intr. E star giboso, adentro o viceversa. || sinón. CHIQUEÑ’N.
estar jorobado. HUAICHIVÜN.
CHUVÜGCÜNOUN. r. Ponerse jorobado. CHÜVMAN. tr. Rodear, bloquear, sitiar. || sinón.
CHUVÜG NGUEN. intr. Ser jorobado. HUALLOÑMAN. OLLOLN. CHINGCOÑMAN.
CHOCA, adj. Separado, apartado. || Especial. CHÜMPOLN. tr. Envolver.
CHUCALEN. intr. E sta r separado. , E sta r rodeado, IMPOLN. "^1
estar sitiado. CHÜMPUN. s. Apéndice (intestino). E s vocablo mo­
CHÜCALN. tr. Separar, a p artar, disgregar. |¡ sinón. derno; sólo A ugusta lo menciona.
D IN G U E L N . IIU IC H U L N . P Ü N T Ü L N . CHÜN. impers. D ejar de llover.
ÜDALN. YAVÜLN. CHÜNGA. s. Puñalada, cuchillada.
CHÜCAMITA. expr. adv. R aras veces. CHÜNGARCÜTUYEN. tr . D ar muchas puñaladas o
CHÜCAN. intr. A partarse, separarse. 11 Apartado, cuchilladas (a otro).
estar aparte. CHÜNGARN. tr. H erir con arm a blanca: apuñalar,
CHüCOCHÜCO. s. Laringe. (Anat.) | sinón. CÜ- acuchillar. | s. Punzada dice V aldivia; F alkner
LOLCÜLOL. HUAGÜL. escribe CHINGOSCUN. || sinón. CIíÜNGAR-
CHÜDCÜCHRIPAN. intr. Salir de a gotas. CON. CIIÜNGARCUN. CHÜNGARÜN.
CHÜDCÜN. intr. Gotear, caer a gotas, destilar. ||s . CHÜNGARNACÜMNIEN. tr. Sostener al adversa­
Met. voracidad, angurria. |¡ sinón. CHÜDQUEN. rio en el suelo clavándole la lanza, espada, etc.
CHIDCÜN. LÜICÜN. CHÜNGARÜN. tr. H erir con arm a blanca (apuñalar,
CHÜDCÜNAGN. intr. Consumirse goteando (como acuchillar). || sinón. CHÜNGARN.
vela). OHÜNGCÜD. adj. C i r c u l a r , r e d o n d o . || sinón.
CHÜDCÜNAUPEN. tr. Gotear, escurrir. || sinón. CHÜNGCÜR.
LÜICÜTUN. CIIÜDCÜN’N. CHÜNÜLLÜN. intr. E rizarse el cabello; ponerse los
pelos de punta.
CIIÜDCÜNCO. s. Chorro de agua. || sinón. CHÜD-
QUENCO. TÜDQUENCO. CHÜÑAI. s. Flecos, fra n ja s. | sinón. CHÜNAI. CHI­
NAR
CHÜDCÜN’N. tr. Destilar, escurrir. ¡' sinón. CHÜ-
CHÜÑIDN. tr. Zarandear, tam izar. || sinón. CHÜ.
CÜNAUPEN. LÜICÚTUN.
ÑIN. CHIÑIN. CHIÑÜDN.
CHÜICHÜIUN. tr. Esparcir, derram ar. || sinón.
CIIÜÑ1HUE. s. Zaranda, cedazo, cernidor.
CHÜICHÜYÜN.
CHÜÑUADUCÜLEN. intr. E sta r confuso; estar en­
CHÜLI. s. R etintín; sonido que producen los cuerpos redado.
sonoros al chocar unos con otros. CHÜÑUADÜDUAMN. intr. E sta r confuso, turbado,
CHÜLIN. intr. Retintinar. sin poder contestar o pensar.
CHÜLLCÜCHRAU. s. Cordón espermático. (Anat.) CHÜÑUAUN. r. Turbarse, enredarse.
CHüLLIU. s. Caracol. || sinón. CHÜLLIU. CHILLIU. CHÜPÜMN. tr. Llenar demasiado, hacer rebosar.
CIIÜLLPIUQUE. s. Nervio en el cual está prendido CHÜRAUCÜLEN. intr. E sta r confuso, enredado un
ol corazón. (Anat.) asunto.
CHÜLLQUENTUN. intr. Guarecerse de la lluvia. CIIÜRNAN. adj. Confuso, enredado, embrollado.
CHÜLLQUEUÜN. s. Frenillo de la lengua. || sinón. CHÜROLN. intr. H acer ruido los intestinos. j| sinón.
PICHIQUEUÜN. CHÜROLÜN.
CHÜLLTUHUE. s. Pi-endedor. || sinón. CHÜLL. CHÜRUAUN. v. CHÜÑUAUN.
CHÜLLHUE. CHÜTUM. impers. Cesar la lluvia. [| intr. Guarecerse
CHÜLLTUN. tr. Prender, atar, unir. || sinón. de la lluvia.
CHÜLN. CHÜTULEN. intr. E sta r a cubierto de la lluvia.
CHÜLLTUUN. r. Prenderse, abrocharse, encade­ CHÜVN. intr. Llenarse con exceso, rebosar, desbor­
narse. dar. sinón. CHIVN. || tr. A rrear.
125 CHRAI

CHRACHRARUA. s. Omóplato, espaldilla (A nat.).


¡| sinón. CURACURA. LIRALIRA.
CHRAGN. tr. Admitir, aceptar, recibir, sinón. EYA-
PIN. LLOUN. Los pampas decían CHRAOVI. ¡|
Pasar algo a la otra mano.
CHRAGNOTUN. tr. Oponer, contradecir, repudiar.
CHRAGNOTUVE. s. Opositor, contradictor sistem á­
tico.
CHRAGTUN. tr. Aprobar, consentir, adoptar. |¡ De­
fender. |¡ sinón. CHAGTUN.
CHRAGTUVE. s. Defensor. || sinón. CHRAUTUVE.
CHAGTUVE.
CHRAHUA. v. CHRAUA.
CHRAI. adv. Ha poco. |[ intr. Hacer ruido, hacer
sonido, sonar, sinón. LULUN. RARACÜN. RA-
RAN. RERAN. || adv. Ahora, sinón. ADO.
CHAI. CHAYULA. TUVAVEI. VENTENMEU.
VEULA.
CHRAIAIN. tr. Aplastar, golpear, despachurrar. |¡
CHRA. s. Pedregal. || Vertiente según Olascoaga sinón. CHRAIAIÜN. CHRAIAYÜN. CHRA-
(Topografía Andina). || No damos como segu­ UAUN.
ra ninguna de estas dos acepciones. CHRAIAITÜCUN. tr. Hacer entrar, meter o intro­
CHRACA. s. Sabroso maiúsco. 11 sinón. CHACA. || ducir forzando o a golpes.
Zool. Venus saca. CHRAICHRAICHROME. s. P ájaro trile. || sinón.
CHRACAL. s. Depósito colgante hecho de cueros, CHRAICHRAIEN. CHRAICHRAYEN.
en el cual antiguamente conservaban líquidos. |l CHRAICHRAICO. s. Ruido fuerte del agua que co­
sinón. CHRACALHUE. || Según relato del indio rre. La repetición del vocablo expresa intensi­
Coña, traducido por el padre Moesbach, la ma­ dad (CHRAICO es el ruido suave).
nera de hacer un CHRACAL era la siguiente: CHRAICHRAINAGN. intr. Caer estruendosamente.
“Se corta un cuex-o alrededor de su orilla has­ CHRAICHRAIPÜRAMN. i n t r . Hacer estruendo
ta tomar forma más o menos redondeada; a grande.
lo largo del borde se lo provee con una fila CHRAICHRAITUN. tr. Hacer sonar a golpes. | En
de agujeros. Además se dejan prontas fuertes señal de júbilo los vencedores del juego de chue­
correas. Luego se buscan cuatro palos redondos ca (PALIN) hacian sonar sus palos golpeán­
dolos unos contra otros.
del largo de media brazada. A uno de esos ma­
CHRAICHRAITUN NGUEN. intr. Hacer continua­
deros se le ajusta por costura el cuero, de
mente ruido de golpes.
modo que lo recubre con un borde ancho. He­
CHRAICHRAIÜN. intr. Hacer estruendo. || sinón.
cho eso con un palo se toma el segundo; se
CHRAICHRAYÜN.
lo coloca con un extremo cruzadamente sobre la
CHRAICHRAYEN. v. CHRAICHRAICHROME.
punta del palo antes revestido con el cuero y
CHRAICO. s. Ruido suave del agua que corre.
se le adapta la piel a este segundo palo. De CHRAIGUEN. s. C atarata, cascada o chorrillo de
la misma manera se procede con el tercero y agua que viene de arriba, sinón. LLIUÑ. TAI-
el último; todos los cuatro palos se bordean TAI. 11 intr. Brotar agua, chorrillos de agua. 11
con el cuero y sus puntas se cruzan, sobrepa­ s. Manantial que forma pantano. || sinón. CHRA-
sando algo uno al otro así que forman orejas. YEN.
Después se buscan cuatro estacas terminadas CHRAIGUENEL. s. Canoa puesta boca abajo que
en ganchos, les dan puntas y las plantan en cubre y encierra el CHROLOV, que es otra
la tierra ; asi se estaquilla el depósito por hacer. canoa más pequeña con tapa que sirve de
El largo de los palos, envueltos por costura con ataúd. Empléase en entierros de jefes, v.
el cuero, da la medida para la distancia en HUAMPU.
que se plantan las cuatro estacas. Colocadas CHRAIHUE. s. Ave palustre, parecida a la cigüe­
las estacas, se cuelgan en ellas por las orejas ña, de color blanco y negro; quizá la garza
los cuatro palos revestidos del cuero; descan­ común.
san sueltos en las horcas de las estacas. Luego CHRAILEV. adj. Despejado.
que el cuero está colgante de los cuatro gan­ CHRAILEVCÚLEN. intr. E star despejado.
chos de las estacas, el CHRACAL está termi­ CHRAILEVN. tr. Despejar.
nado. A ese CHRACAL acarrean las mujeres CHRAILEVTOL. s. Frente despejada.
los recipientes llenos de chicha la cual deposi­ CHRAINO. adv. Hace mucho tiempo, antiguamen­
tan adentro.” te. || sinón. CUIVI.
CHRACHRACÜN. intr. Cacarear. | ¡ sinón. CHA- CHRAIPI. s. Cántaro sin dibujo, de color uniforme
CHACÜN. LUCAN. generalmente rojo.
C11RAI 126

CHRAIPIN. s. Sonido de los golpes. || intr. Resonar, CIIRAMCIIRAMÜN. in tr. D ar diente contra diente.*
sinón. AUQUIN. CHRAMN. intr. C a n s a r s e , f a t i g a r s e . 11 sinón.
CHRAIQUI. s. Cántaros muy especiales que se en­ ACIIRUN. ATUN.
cuentran en los cementerios, probablemente tr a ­ CHRAMPAL. adj. Desnudo, en cueros. Los pam pas
bajo de los españoles. decían MOLLANGA. (Rosas.) || sinón. CHAM-
CHRAIQUILUUN. r. E sta r muy ocupado en los PAL. CHRICHRA. CHRIL. DEM OLLN. TAM-
preparativos de una fiesta. PAL. MOLL.
CHRAIUEN. Por CHRAIGUEN CH RAYEN o CHRAMPALCÜLEN. intr. E sta r desnudo.
CHRAIHUEN. s. Cascada. CHRAMPALCÜNON. tr. D ejar desnudo, d ejar en
CHRAIULA. expr. adv. De aquí a poco. |' Poco ha. || cueros, desnudar. || sinón. CHRAM PALN.
En breve. || sinón. MUNAHUE. PICIIINM AU- CHRAMPALN. tr. Desnudar. || sinón. CHAMPALN.
LA. CHRICHRAN. CHAÑAN. REM OLLCÜNUN.
CHRAIVI. adj. Grueso (aplícase a hilado o a lan a). TAMPALCÜNUN.
CHRAIVICAL. s. Lana gruesa. Dícese también CHRAMPALUN. r. Desnudarse. 11 sinón. CHRAM-
HUENCHRUCAL. PALCÜNOUN.
CHRALALÜN. intr. Caer de golpe con todo el peso CHRAMlJLCHRAMÜL. s. Horizonte.
del cuerpo. CIIRAMÜLUUN. rec. Sonar al chocar un objeto
CHRALCA. s. Trueno. | Así llamaban a las arm as con otro.
de fuego por el ruido de trueno que hacían CHRAN. adj. Derribado, caído en el suelo, sinón.
al disparar. TAN. Los pampas decían CHRANI. || s. Golpe.
CHRALCACARITA. s. lit. carreta de truenos. CHRANACHADIIIUE. s. M ortero p ara moler sal.
Nombre que daban a las piezas de artillería CHRANACHRANAN. in tr. E sta r desparram adas co­
montada sobre cureña y ruedas como carreta sas por el suelo.
(CARITA del vocablo español “ca rre ta ” mapu- CHRANACHRANATUN. tr. M achacar fuertem ente.
chizado). CURANACHRAVNECULTUN. tr. expr. de MA­
CHRALCAN. intr. Tronar. || T ira r con arm a de fue- CHI: correr con uno o hacerlo correr, ambos
po. || sinón. CHRALCATUN. CHRALCAU. con el cuerpo echado hacia atrás, el uno re ­
CHRALCATU. s. Disparo de arm a de fuego: balazo, trocediendo el otro siguiéndolo, ca rre ra que la
cañonazo. || “El indio se hace n o tar por su b ri­ MACHI dice que hace con el HUECUVÜ.
llante fu ria en la refriega, un estoicismo inque­ CHRANACHRIPAN. intr. Salir a golpes. 11 met.
brantable en presencia del suplicio; un tiro de Tener buen o mal éxito, re su lta r bien o mal. ||
arma de fuego le inspira un supersticioso terro r Declarar, explicar, dilucidar, referir, describir,
quo una larga costumbre no le quita jam ás del especificar, sinón. ENTUDUAM N.
todo”. (Alfredo Ebelot.) CHRANACHRIPANOVAL. adj. Inexplicable, abs-
CHRALCATUVE. s. Cazador (con arm a de fuego). truso.
CHRALCOV. adj. Blando (referido a fru ta s). CHRANACHRIPANOVALN. intr. Ser inexplicable,
CIIRALCHRACHALLUA. s. Agallas de los peces. || ser abstruso.
sinón. CÜCHEUCHALLUA. CHRANACON’N. intr. Caer adentro.
CHRALCHRAL. s. Especie de buho (Zool.). CHRANACUPU. s. Churrasco o charrusco: trozo de
CHRALCHRALÜN. intr. Roncar. carne cocido sobre brasas. |' sinón. CHRANACU-
CHRALHUEN. s. Arbusto espinudo cuyas hojas em­ PUAUN.
pleaban contra sarna y sarampión. 11 Bot. Tal- CHRANACÜNU. s. Los sobrevivientes o familia
huenea quinquenervia. que se ha dejado abandonada.
CHRALOV. s. Golpe. || Topetazo. || sinón. CHRONCÜ. CHRANACÜNUEL. p. p. Lo que se ha dejado aban­
CHRALOVCANENTUN. tr. Moler a palos. donado (por ej. por m uerte) || Sobrevivientes o
CHRALOVCONCÜLEN. intr. Tener m uestra visible cosas que se han dejado.
de haber recibido un golpe. C H R A N A C Ú N U N . t r . D e j a r te n d i d o , sinón.
CHRALOVPÜRAMN. tr. D ar el caballo un cabeza­ ÜCHRUVCÜNUN. 11 D ejar expuesto, destapar,
zo a su jinete. desnudar. || D ejar hijos.
CHRALOVTÜCUN. tr. D ar fuerte golpe. CHRANAIIUE. s. Pisón. || sinón. CHRÜNÜHUE.
CHRALOVÜN. tr. Golpear. || sinón. CHRALOV­ TÜUNUHUE.
CANENTUN. CHRANALEN. intr. Yacer. || E sta r expuesto, des­
CHRALÜNGCÜLEN. intr. E sta r destapado. || E star nudo, descubierto, a la vista. 11 met. estar cla­
raleado. ra, patente la intención.
CHRALÜNGÜN. intr. Haberse descubierto las ori­ CHRANALÜCAI. s. lit. boleadoras tendidas. Nombre
llas al b ajar la marea. de cierta constelación.
CHRAMAVURI. s. Sudadero o caronilla del reca­ CHRANAN. tr. Golpear, m achacar, pisonear, m arti­
do. || sinón. CHRAVURI. llar, fo rjar.
CHRAMCHRAM. s. Mordiscón, dentellada, ta ra s­ CHRANANA. s. Escudo o coraza de cuero llamado
cada. también TANANA. v. RELM ANTUUPEYÜM .
CHRAMCHRAMCÜN. tr. Dar mordiscones. ||sinón. CHRANANACÜMN. tr. A rro ja r hacia abajo, tira r
ÜGARN. al suelo.
CURAN 127 CHRAÑ

CHRANANACÜMPAN. tr. A rrojar de arriba (ha­ CHRANGNOTUVE. v. CHRAGNOTUVE.


cia acá). CHRANGÜREN. s. Albatros, ave m arina que se ali­
CHRANANANAGN. intr. Caer abajo (hacia allá). menta de moluscos. Es fácil cazarlo mediante
|| Caer de alto. un anzuelo con cebo, pero muy difícil de ma­
CHRANANAGPAN. intr. Caer de arriba (hacia ta r a golpes por su extraordinaria resistencia
acá). física. || Zool. Diomedea epomophora Sanfordi.
CHRANANAGPUN. intr. Caer abajo en o sobre (Murphy.) |¡ sinón. CHRANGREN.
algo. CHRANMA. s. Cosa aplastada, una encima de otra.
CHRANANATUN. intr. Armarse. || sinón. CHRA- CHRANMACON’N. intr. E n trar una cosa encima
NANAN. de otra.
CHRANANCAHUELLU. s. Caballo en pelo, caballo CHRANMACÜNON. inti\ Poner o dejar aplastada
sin ensillar. una cosa encima de otra.
CHRANANENTUN. tr. Expresar opinión. || Pronun­ CHRANMALEN. intr. E star aplastado.
ciar bien. 11 D ar a ver bien. 11 Sacar la lengua, CHRANMAN. tr. Aplastar. || Voltear.
sinón. PADANENTUN. CHRANMAULN. tr. A plastar a otro. || Voltear a
CHRANANHUE. s. Mazo, pisón. || sinón. CHRANA- otro. 11 rec. A plastarse o voltearse unos a otros.
HUE. CHRANMAUN. intr. Aplastarse.
CHRANANTÜCUN. tr. A rrojar o meter de golpe. CHRANMÜN. tr. Deshacer. 11 sinón. TEIMN. ÑA-
|| Embutir, incrustar, sinón. CHRANATÜCUN. MÜMN. TEIVUN. UÜÑOÑAITUN.
CHRANANPUN. intr. Caer en, caer sobre algo. || CHRAN’N. intr. Caerse, derribarse, tumbarse. | ¡ si­
Dejarse caer sobre algo. nón. LOVN. TAN’N.
CHRANAPUUÜLN. tr. Echar al suelo, voltear, v. CHRANPUM. intr. Caerse (otro). 11 Caerse en o so­
CHRANTUN. || Echar sobre algo. bre algo.
CHRANAQUEUÜN NGUEN. intr. Tener la lengua CHRANPÜUÜLN. tr. Derribar, echar al suelo (al
pesada, pastosa. que está en p ie ); echar al suelo sobre o contra
CHRANARUPAN. intr. Mudarse. || Trastornarse. algo ( . . . M EU).
CHRANATÜCUN. tr. Incrustar, embutir, encajar, CHRANTU. adj. Caído, derribado, volteado. 11 Des­
enjaretar, tascar. || sinón. CHRANANTÜCUN. echamos la definición de Havestadt y de Febrés
NGÜDEVCÜNUN. NGURIN. ÜCÜLN. de “árbol caído, volteado”, pues nada indica en
CHRANAUN. r. Tenderse, echarse. el vocablo que se trate de árbol, lo que debería
CHRANCÜLEN. intr. E star echado (por ej. el ani­ traducirse por CHRANTUMAMÜLL.
mal) || estar por el suelo, derribado, tendido (por CHRANTÜCUN. tr. Poner, encajar algo caído, de­
ej. árbol o persona). rribado, volteado, por ej. árboles para cerrar u
CHRANEMN. tr. Derribar. obstaculizar un camino.
CHRANEMUN. intr. Asolar y desbaratar. CHRANTUN. tr. Voltear, echar al suelo, derribar.
CHRANGA. s. Cierta ave, no sabemos cuál. (Valdi­ || sinón. CHRANAPUUÜLN. CHRANTUNTU-
via.) CUN. LARMAN. LARN. NGARPUN.
CHRANGACHRANGA. s. Mandíbula, carretilla, qui­ CHRANTUNTÜCU. s. Volteada, derribada, echada
jada. (Anat.) al suelo. || sinón. CHRANTÜCU.
CHRANGACHRANGATUN. tr. Mascar, despedazar CHRANTUNTÜCUN. tr. Voltear, derribar, derrum ­
con las quijadas. || sinón. CÜCHAUN. ÜCHiREV- bar. || sinón. CHRANTUN.
CÜN. CHRANTUUN. rec. Luchar, voltearse.
CHRANGUE. s. Pelícano o alcatraz, ave acuática de CHRANU. s. Mocasín, sandalia indígena de cuero
pico largo y ancho que en la mandíbula infe­ o de pieles con el pelo para afuera. 11 sinón.
rior lleva una membrana grande y rojiza, es­ CHRAÑU. QUELLE. v. QUELLE.
pecie de bolsa donde deposita los alimentos CHRANULN. v. CHRAÑULN.
para sus polluelos. 11 sinón. TANGUE. CATA- CHRANÜMN. tr. Hacer caer, voltear, derribar,
LAVQUEN. tumbar, abatir, d e s h a c e r , acamar. || sinón.
CHRANGUI. s. Balsa para pasar ríos. v. TANGUI. CHRAMN. CHRANTUN. LARN.
CHRANGUIREN. s. Insecto palote así llamado por CHRANYEN. tr. Caerse con algo. 11 sinón. CHRA-
su aspecto de ram a seca. Pica a la gente. NIEN.
CHRANGUITUN. tr. Balsear, v. TANGUITUN. CHRAÑMALEUVÜ. s. lit. aplastador de rios. Nom­
CHRANGLIN. s. Helada. || sinón. PILIN. LOLMA. bre de un antepasado de los NGUILLATUNCA-
CHRANGLIÑMAN. intr. Helarse. MAÑ. y de los MACHI, considerado semidiós.
CHRANGLIÑ’N. tr. Helar. || sinón. PIL IN ’N. PI- CHRAÑMAN. intr. y tr. Aplastarse. || A plastar. ||
LINTUN. Sentarse o echarse encima de una persona o
CHRANGN. tr. Recibir. 11 P asar algo a otra mano. de una cosa.
CHRANGON. intr. Quebrar, quebrarse, desgajarse. CHRAÑMANACÜMN. tr. B ajar a uno al suelo car- *
|| sinón. CHRAVON. gándole encima con el peso del cuerpo. 11 Opri­
CHRANGONTÚCUN. tr. Abofetear. || sinón. CHRA- mir, agobiar.
VONTÜCUN. CHRAÑMANIEN. tr. Tener aplastado, estar echado,
CHRANGNOTUN. v. CIIIiAGNOTUN. tendido, sentado sobre una persona o una cosa.
C.1IRAÑ 128 CHRAP

CHRAÑMAUN. rec. Aplastarse mutuamente. ataca al hombre suelto y de a pie; sin embargo
CHRAÑU. sinón. de CHRANU. v. QUELLE. el viajero que se ve sorprendido por la noche
CHRAÑULN. tr. Envolver el cabo en un tra))o o no tiene más que encender un fuego para ale­
ponerle cuñas de madera para que se ajuste jarlo. Son especialmente salvajes a principios
bien en el ojo de alguna herramienta. de primavera, época de cría, cuando vagan en
CHRAPAI. s. Hebra que lleva las cuentas de los forma irregular; están también más flacos en­
rosarios. tonces que en otras estaciones pero en general
CHRAPAL. s. Modalidad indígena argentina para siempre andan más o menos gordos como el
designar genéricamente a las pajas acuáticas potro salvaje. La carne del puma se parece a
(junco, espadaña, totora, etc.). la del cerdo y es sabrosa y hervida mejor que
CHRAPALHUE. s. Juncal, espadañal, totoral, etc. asada. La piel sirve a la vez para m antas y
(lugar donde hay junco, espadaña, totora, etc.). para caronas y debido a su grasitud se deja
CU RAPE. s. Cierto gusunito que ataca a la planta fácilmente que la de guanaco. Con
en pie y llega a destruirla; probablemente el el garrón y parte inferior de las patas trase­
conocido por pietin. ras, en pumas de gran tamaño, pueden confec­
CHRAPEL. adj. Atado, amarrado. ! s. C o rd el, cionar-'' botas semejantes a las de cuero de
cuerda. caballo, comunes entre los indios, pero su du­
CHR APELA CUCHA. s. lit. lo amarrado n la agu­ ración es mucho menor. Una vez herido, el pu­
ja. |"Adorno compuesto de varias planchas más ma se vuelve temible pero siempre es mal clien­
o menos rectangulares de plata, unidas por es­ te para los perros que suele lastim ar feroz­
labones o argollitas, de unos cinco centímetros mente. La manera más simple de cazar el pu­
de ancho y treinta o cuarenta de largo total; ma es enlazarlo, pues así que siente el lazo
se lleva colgando del polizón, tupu o collar.” se echa al suelo corno muerto y se deja des­
(Lenz.) || “Alhaja, adorno de mujeres unida al pachar fácilmente. Me impresionaron especial­
collar y pendiente de éste; se compone de varins mente, como a todos los cazadores, sus ojos
filas de chaquiras ensartadas con hilo, de unos grandes, pardos y resplandecientes pero con
tubitos de plata RUNGUIRUNGUI y termina cierto fulgor salvaje que inspira poca compa­
en una cruz de plata.” (Augusta.) || Trátase de sión.” El puma, como el tigre (N A H U EL), eran
adorno femenino de confección poscolombina. muy abundantes en las llanuras bonaerenses,
CHRAPELCÜLHN. intr. Estar amarrado. como lo constatara Rosas en su campaña de
CHRAPELCÜNUN. tr. Dejar amarrado. 1833. ¡ “Ha sido idea generalizada entre los in­
C1IRAPELN. tr. Atar, am arrar. || sinón. CÜNON. dios y en particular entre los pehuenches creer
CHÜLN. C11RARIN. CHRAYU. MÜQUEDÜN. que la raspadura de ciertos huesos de león, in­
NÜCÜRÜN. ÜQUELN. oculada debajo de la piel, en el cuello, en el
CHRAPELTOCUN. ti-. Amarrar en algo. hombro o en los brazos les comunicaba la fuer­
CI1RAPEUCAN. tr. Dar palmadas, sinón. CURA­ za y la fiereza de este animal.” (Guevara.) |!
RA RTÜCUN. Zool. Puma concolor.
CHRAP1. s. Pimiento o ají indígena, pequeño arbus­ CI1RAP1CACHU. s. Planta conocida por moco de
to de frutos rojos. || Lo empleaban como condi­ pavo. Bot. Polygonum hydropiperoides. Ii sinón.
mento en sus preparaciones culinarias y lo usa­ PANCHRILUCU.
ban en medicina para enlmnr dolores de cabeza. CllRAPlCAN. tr. Poner ají en la comida.
: Bot. Capsicum microcarpum. CHRAPICOLU. s. Ají rojizo. || Aplícase al color
GHRAPICHRAPI. s. Flor de San Juan. castaño de los caballos.
CHRAP1AL. s. Puma gris, muy común otrora en CHRAP1HUE. s. Sembrado de a jí: ajizal.
nuestro país. Al puma de color rojizo se le CHRAPILAHUEN. s. Hierba que crece en la orilla
llamaba PANGUI. i "En estas colinas, escribe de los ríos, de empleo medicinal, cuyo fruto se
Musters, abunda el puma y algunos de los que parece al CHRAPI.
cazamos eran de talla extraordinaria (Im . 80) CHRAP1LCAN. tr. Cocinar, guisar con ají. U sinón.
sin contar la cola que generalmente alcanza la CHRAP1LN.
mitad de la longitud del cuerpo; son especial­ CHRAP1LHUE. s. Rastrojo de ají.
mente numerosos, naturalmente donde allí lo CHRAPILVE. s. Cultivador de a jí; productor de ají.
son el guanaco y el avestruz. Estos «leones» CHRAPIÑMALN. tr. Poner ají.
como se les llama universalmente en Sudnméri- CHRAP1TUN. tr. Comer ají.
ca son sumamente tímidos, huyen siempre del CHRAPORCÜN. tr. Tronchar, quebrar. |' s in ó n .
jinete y aun del peatón, por lo menos de día. CACHUNENTUN. HUACHRONENTUN.
En corto trecho corren a gran velocidad, en CHRAPÜL. s. Corteza.
una serie de saltos, pero pronto se cansan y ha­ CHRAPÜLRAYEN. s. Corola. \ | sinón. CHRAPÚL-
cen frente tras de nlguna mata o en un ma­ RA1GUEN.
torral, sentados sobre los cuartos traseros gru­ CHRAPÚLVEN. s. Costra. | sinón. TAPÜLVÜN.
ñen como un enorme gato y tratan de utilizar CHRAPÜLVEN’N. intr. Encostrar, encaspar.
la formidable zarpa, pero nunca de abalanzarse CHRAPÜM. adj. Unido.
al cazador. Los indios afirman que el puma CHRAPÜMCÜNUN. tr. Unir, ju n tar. |¡ Combinar.
CHRA P 129 CURAR

CHRAPÜMCHRAPÜMTU CAHUELLUN. intr. En­ como TRARILONCO. || F aja o venda que ceñía
trenar caballos para carreras. la frente de los antiguos caciques. || E ra tam ­
CHRAPÜMECULL. s. Ponoho de hilo torcido. bién uno de los adornos de las mujeres mapu­
CHRAPÜMHUE. s. Huso p a ra ju n tar hilo. 11 sinón. ches. || “Las primeras alhajas que usaban las
CULIYU. NIMCÜN. ÑUMCUN. P IV Ü L L . indígenas eran zarcillos sencillos de forma dis­
PÜVÜLL. coidal— CHAHUAITU— y largas alfileres con
CHRAPÜMN. tr. Ju n tar, unir, incorporar. |, Reunir, cabezas esféricas—PONSON— o de lám ina cir­
congregar personas o cosas. || sinón. TAHUELN. cular— TUPU —. Servían p ara prender el re­
TAULN. || Conciliar. boso— IQUILLA — ante el pecho. En un se­
CHRAPÜMNIEN. tr. Tener juntas, tener reunidas gundo período se generalizaron las llancas,
personas o cosas. piedrecitas comúnmente verdes, pulidas por ellas
CHRAPÜMPUN. tr. E nterar, completar una frac­ mismas y mezcladas más tarde con perlas o
ción. cuentas de vidrio regaladas por los españoles.
CHRAPÜMTU. s. Hijo de puta. (Havestadt. Febrés.) Las ensartaban en hileras largas de las cuales
CHRAPÜMTUN. tr. Volver a juntar, volver a reu­ formaban collares — CHRARIPEL— ; pulse­
nir. || Reconciliar. || Recoger (por ej. las alas el ras— CHRARICUG— y colgantes de pecho—
pájaro). MAIMAITU. Cuando los mapuches ya tra b a ja ­
CHRAPÜMUN. r. Juntarse entre sí, aunarse varios. ban en las minas de plata y oro y recibían
| Juntarse, amancebarse. Acepción de misione­ además monedas de estos metales de parte de
ros para designar hombres y mujeres que se los conquistadores, empezóse a form ar una ver­
han unido sin celebrar matrimonio religioso dadera profesión de plateros indígenas y un
cristiano. progresivo arte de platería araucana. Se m ulti­
CHRAPÜMUUN. r. Reunirse, unirse, juntarse. 11 s. plicaban y perfeccionaban las form as de los
Junta, reunión. pendientes, aparecieron fuera de los zarcillos
CHRAPÜMVAL. adj. Conciliable, compatible. discoidales otros de figura cuadrada, tableada
CHRAPÜMVALN. intr. Ser conciliable, compatible. y campanulada— UPULCHAHUAI— cupulitas
CHRAPÜMVÜU. s. Hilo doble, hilo de dos hebras. semiesférieas, adaptadas sobre fajas de lana
CHRAR. s. Pus, materia, podre. || Savia como leche reemplazaban entonces las pulseras y collares
que contienen los tallos de algunas hierbas. 11 de LLANCAS o chaquiras, con las mismas cu­
Semilla. pulitas envolvían las trenzas— CHRAPEL-
CURARA, s. Poste de madera, madero. NGUECHROHUE y ceñían la frente— CHRA-
CHRARATUN. tr. Apuntalar. || sinón. DECHUN RILONCO—. Poco a poco todo el CHRARI-
SECHUN. LONCO se elaboraba en metal, se perfecciona­
CHRARI. s. Cosa atada, sujetada, anudada. ban y variaban sus eslabones y colgantes,
CHRARICAUN. r. Atarse. enriquecían las envolturas de las trenzas con
CHRARICÜNOHUE. s. Cinturón de cuero que lle­ colgantes en forma de barritas de plata y cam-
van atado a la cintura. || sinón. CHRARIHUE. panitas— LLOLLLOL—, fabricaban sus ani­
CHRARICÜNON. tr. Poner atado, dejar atado y llos— IHUELCUG— y esas artísticas joyas
también hacer atado. llamadas SIQUIL y CRUSELID.” (Moesbach.
CHRARICÜNUN. tr. D ejar amarrado, dejar pren­ Voz de Arauco.) || El oficio de platero era más
dido, dejar atado. común entre los mapuches trasandinos por ser
CHRARICUG. s. Pulsera. || sinón. CHANGCUG. más sedentarios que los mapuches argentinos;
CHRARICHAMAL. s. F a ja con la que las mujeres sin embargo también existían aquí plateros co­
ataban el CHAMAL a la cintura. mo lo hacen constar el Coronel Mansilla entre
CHRARICHRAPÜMN. tr. Ju n tar, unir con ama­ los ranqueles y Guinnard entre los pampas.
rras; ligar, a ta r entre sí. CHRARILONCUCÜNUN. tr. Servirse de algo para
CHRARICHUMEL. s. Tientos que servían de ligas ceñirse la frente.
para atar las botas de potro. CHRARILONCOLN. tr. Ceñir la frente con algo.
CHRARIHUE. s. Cinturón ancho de las mujeres. || CHRARIN. tr. A tar, am arrar, sinón. CHÍRAYU.
Cualquier cinto o cinturón. || Adorno de las in­ ÑAIVIN. CÜNON. CHÜLN. CHULLTUN. NÜ-
dias mapuches: fa ja de lana o de cuero adorna­ CÜRÜN. ÜQUELN. Los pampas decían CHRA-
da de medias perlas de plata o de otro aderezo. RIVI. (Trarivi.) || Prender, fajar. || Cinchar, po­
Vocablo españolizado como TRARIGÜE. ner cincha. || adj. Atado, amarrado. 11 s. Atado.
CHRARI IAUÜLN. tr. Llevar atado, llevar pren­ || sinón. CHRARÜN.
dido. CHRARINACÜMN. itr. Asegurar con atad u ra lo
CHRARILEN. intr. E star atado. que debe quedar abajo y tiende a subirse.
CHRARILN. tr. A tar, am arrar. Emplean este voca­ CHRARINAMUN. s. Liga o jarre te ra que se co­
blo generalmente para decir am arrar o atar las locaba alrededor de la pantorrilla como adorno.
puntas de lanzas, v. CHRARIN. CHRARINTÜCU. s. Envoltorio.
CHRARILIPANG. s. Brazalete. CHRARINTÜCUN. tr. A m arrar una cosa con otra.
CIÍRARILONCO. s. Lo que se ata o am arra a la ||H acer un paquete con envoltorio.
cabeza o a la cabellera. 11 Vocablo españolizado CHRARINTÜCUUN. r. Ceñirse, am arrarse, fajarse.
CURAR 130 CHRAU

CHARIÑMAHUE. s. Cincha de recado o de montura. CIIRAUAUCHRAUAU NGUEN. intr. Hacer oir


CHRARIPEL. s. Collar (amarrado al cuello). |¡ golpe tras golpe.
Refiriéndose a las mujeres pampas de media­ CHRAUACURAM. s. Cáscara de huevo.
dos del siglo pasado escribe Guinnard: “Usan CHRAUALL. s. Pretal de apero, de m ontura o de
también un collar de cuero de un largo de tres recado. || Rosas escribe TRAGUAL y lo traduce
dedos y muy apretado, adornado superficial­ por pasador.
mente con unas medias perlas de metal que fa ­ CHRAUAMAMÜLL. s. Corteza de árbol. || v. Leyen­
brican de la siguiente manera: primero baten da en CHROLÜVMAMÜLL.
el metal de que pueden disponer, después cor­ CITRAUAUN. tr. Apalear, aporrear. || sinón. MA-
tan redondeles de igual tamaño y los estampan M ÜLLTUN. CHREPUN . CHRÜ PUN .
con la ayuda de dos huesos de caballo, uno de MCrCHRONG.
los cuales, hueco, sirve de matriz y el otro, CHRAUAUNAG.ÚMHUE. s. Mazo. ||v . CUMPA.
en relieve, de taco. Cada cuenta repujada es CHRAUAUNENTUN. tr. Sacar a golpes, quitar a
horadada por dos pequeños orificios en un cos­ golpes.
tado, p ara ser cosida al cuero. El tamaño y la CIIRAUAUTÜCUN. tr. Meter o aplicar a golpes.
completa ausencia de flexibilidad de este sin­ CIIRAUCIIRAU. s. Planta conocida por MICHAI
gular adorno les impide mover la cabeza, y da blanco.
al aire importante que asumen quienes así se CIIRAUCHRAUCÜLEN. intr. Tener los ojos hin­
adornan un aspecto bastante cómico”. (Tres años chados y colorados a fuerza de llorar.
de esclavitud). || sinón. CÜLCAI. ELCHA. CHRAUCHRAUD. s. Mirtácea de flor am arilla em­
CHRARIPEL LLANCATU. s. Collar de LLANCA. pleada en medicina como estimulante.
CHRARITUHUE. s. Cintura, talle. C1IRAUCO. s. Ser mitológico, especie de sátiro de
CIIRARITUPEYÜM. ger. ú. c. s. Cualquier cosa lúbricas actitudes que algunos autores dan co­
con que uno se ciñe. Cualquier amarra. 11 Ama­ mo terrestre y otros como acuático. Los plumeros
rra. lo representan viviendo en los bosques, de pe­
CIIRARIUÜNHUE. s. Bocado o freno indígena cons­ queña estatura, de carácter eminentemente ma­
tituido por un tiento sobado, pasado dos o tres ligno, vestido de totora, que anuncia su presen­
veces alrededor del labio inferior del caballo, por cia con fuertes y sonoros hachazos. De aterradora
debajo de la lengua y detrás del colmillo, en cuya mirada, tiene la propiedad de contrahacer el
parte exterior se colocan las riendas. 11 sinón. cuerpo de la persona en quien se fija, y ésta
CÜNGQUIRIIUE. PIRIÑA. UÜNELHUE. queda postrada en el suelo con síntomas de
CIIRARN. intr. Supurar. 11 adj. Purulento. || sinón. violenta parálisis. Su aliento y su contacto son
CHRARPEN. TARPEN. perniciosos y cuando alguien lo experimenta,
CHRAROTUN. tr. Apedrear, lapidar. || sinón. CU- para contrarrestarlo, debe cambiar en seguida de
RANTUN. residencia, siempre que su nuevo dorhicilio se
CHRARPEN. sinón. CHRARN. encuentre en un sitio separado de su antigua
CHRARPILUN. intr. Supuración de la oreja al re­ morada por un río o arroyo sin puente, porque
ventarse el timpano: otorrea. el CHRAUCO tiene los pies muy atrofiados y
CHRACU. s. Carancho, ave de rapiña devorador evita cuidadosamente mojarlos. Los segundos lo
de osamentas muy común en nuestras campañas. consideran como sátiro acuático con patas de
|| Vocablo españolizado como TRARO. || Zool. Po- guanaco, cola de pez y pelo de erizo.
lyborus vulgaris. || Voz usada en componentes de CHRAUDÜNGUN. intr. Porfiar, compeler, sinón.
nombres. NOTUCAN. NOTUDON. NGOYUPON. 11 Com­
CHRARUMAMÜLL. s. Arbusto comúnmente llamado petir.
saúco del diablo, cuya corteza hervida servía de CIIRAUELDÜNGUQUECHI. adv. Posadam ente.
medicamento. 11 Bot. Pseudopanax laetevirens CHRAUELN. tr. Arrollar.
(Gay.) Seem. fam. Araliaeeae. CHRAUEU. s. Baile, danza. || sinón. PÜRUN.
CHRARUVOQUI. s. Cierta enredadera medicinal. CHRAULCHRAUL. s. Cierto sapo verde y amarillo.
CIIRARÜ. sinón. de CHRARI en cuya voz se en­ CHRAULEN. intr. E star unido.
cuentran mencionados los compuestos y deriva­ CHRAULN. tr. Reunir en junta. || Amontonar, si­
dos de ambos vocablos. nón. AULLÜN. CHRUYULN. HUIRCON.
CHRARÜN. adj. Listado, rayado. || sinón HUIRI- UCHRULN. VUDULUN.
LEN. CHRAULUN. r. Juntarse con otros. || Alistarse.
CHRAUA. s. Piel, cutis. || Cáscara, hollejo. || sinón. CHRAUMA. s. Tuerto. || sinón. TAUMA.
CHRAHUA. CHRAUMACHE. s. La gente tuerta, los tuertos.
CHRAUACHRAUA. s. Tragua, ave acuática del CHRAUMA NGUEN. intr. Ser tuerto.
porte de un pato, color negro, pico encorvado CHRAUMALEN. intr. E star tuerto.
y agudo, membrana natatoria en cada dedo se­ CHRAUMAN. intr. Ponerse tuerto.
paradamente, cresta amarilla en forma de hoja CHRAUMEN. s. Pequeño árbol de hojas verde cla­
pegada sobre la nariz del pico. Zool. Fúlica ro. 11 Bot. Aralia laete virens.
chilensis. 11 Arbusto siempre verde de fruto co­ CHRAUN. r. Unirse, juntarse. || Hacer junta para
mestible. Bot. Ugni candolli. (Gay.) delibera!’. |> Junta, asamblea. || Las cuestiones
CHRAU 131 CHRAV

que interesaban a la comunidad eran siempre CHRAVANGUE. expr. adv. Cara a cara. |¡ sinón.
debatidas y decididas en juntas o reuniones a LELI. REL.
las cuales todo el mundo tenía el derecho de CHRAVANGUEUN. rec. E star dos personas de di­
asistir y de participar en los debates. “Reunida ferente sexo mejilla contra mejilla lo que expre­
la Junta, escribe Mansilla, se nombra un orador, sa amor. Corresponde al beso entre enamorados,
una especie de miembro informante que expone que ellos no conocían.
y defiende contra uno, contra dos o contra más, CHRAVARTÜCUN. s. Bofetada.
ciertas y determinadas proposiciones. El que CHRAVCADILEN. intr. E star al costado, estar al
quiere le ayuda. El miembro informante suele lado.
ser el cacique. El discurso se lleva estudiado y CHRAVCADINIEN. ti\ Tener a su lado (real y fi­
el tono y las formas de conversación en P arla­ guradamente como protector).
mento, con la diferencia que en la Junta se ad­ CHRAVCONCÜLEN. intr. E star unido con. || Hacer
miten las interrupciones, los silbidos, los gritos causa común con.
y las burlas de todo género. Hay Juntas muy CHRAVCON’N. intr. Meterse en algo. || Tomar p ar­
ruidosas pero todas— excepto algunas memora­ te, incorporarse. || Asociarse, unix-se, juntarse. ||
bles que acabaron a capazos— tienen el mismo Tratai-, tener trato.
desenlace. Después de mucho hablar triunfa la CHRAVCÜCA. adj. Diferentes clases (de algo).
mayoría aunque no tenga razón. Y aquí es el CHRAVCÜCAPOÑI. adj. y s. Diferentes clases de
caso de hacer notar que el resultado de una papas.
Junta se sabe siempre de antemano porque el CHRAVCÜLEN. intr. E star juntos, estar unidos,
cacique principal tiene buen cuidado de catequi­ estar en contacto.
zar con tiempo a los indios capitanejos más in­ CHRAVCUG. expr. adv. En mano propia.
fluyentes en la tribu”. (Una excursión a los CHRAVCUGN. s. Intercambio, canje, tnxeque, per-
indios ranqueles.) | | Las grandes Asambleas o muta, tome y traiga. || sinón. CHRAVQUINTU.
Juntas solemnes se denominaban COYAG o HUELUCAU.
HUEUPIN. || sinón. TAVTUN. CHRAVCÜN. intr. Latir, sinón. CHRULIRN. || tr.
CHRAUNHUENÜI. s. Reunión de amigos. Intercambiar, canjear, cambial-, comerciar. || adj.
CHRAUPITO. s. Hierba topatopa de flor igual a Revuelto.
los capachitos pero otro tipo de mata y hojas CHRAVCHRALOV. s. Choque, golpe, colisión, encon­
grandes de propiedades estomacales. | |Bot. Cal­ tronazo.
ceolaria biflora. || sinón. CHKAUPICHRAUPI. CHRAVCHRALOVÜN. tr. Chocar.
CHRAUTI. s. Rocío. ¡I sinón. MÜLVÜN. MÜLUM. CHRAVCHRALOVÜUN. rec. Chocai-se uno conti-a
VAICHRU. otro.
CHRAUTUNMAN. tr. Defender. 11 sinón. TAUTUN- CHRAVCHRARÜN. tr. Acollarar. || sinón. MÜRCÜ-
MAN. NUN.
CHRAUTUTUN. intr. Vengarse. || sinón. COREN. CHRAVCHRAVEÑ. s. Ai-busto medicinal calmante,
CORETUN. probablemente Cassia stipulaceae fam. Legurni-
CHRAUTUVE. s. Defensor. nosea. || Según Gusinde se trataría de una varie­
CHRAUÜLEN. intr. E star reunidos, unidos (aplí­ dad de quebracho, lo que no creemos.
case a cosas o personas indistintamente). || CHRAVCHRAVPEL. s. Ronquera. 11 sinón. CAVIR.
sinón. CHRAUÜCÜLEN. CHRAVCHRAVTUPAN. tr. Caber aquí.
CHRAUÜLCHRAUtJL. s. El sapo arrero, sapito CHRAVCHRAVÜN. intr. Haberse ya secado las flo­
verde y pampino, escribe Augusta, probable­ res de las legumbres y empezar a formai'se las
mente el mismo que CHRAULCHRAUL. vainas.
CHRAUÜLUUN. r. Reunirse, unirse. CHRAVDÚNGULN. tr. Responder a otro.
CHRAUÜN. s. Mejillas. || intr. Reunirse gente. || CHRAVDÜNGUN. s. Diálogo, coloquio, sinón. TAV-
Juntarse dos cosas separadas. 11 tr. Encontrar­ DÜNGUN. || Encararse. || tr. Declai-a r en con­
se con otro. || s. Cruce, cruzamiento, intersec­ tra. || Contestar como se quiera.
ción, encrucijada, confluencia. CHRAVELUN. tr. Dar en conjunto.
CHRAUÜNLEUVÜ. s. Confluencia de ríos. CHRAVENTUN. tr. Ir al encuenti-o, ir a juntarse.
CHRAUÜNRÜPÜ. s. Encrucijada de caminos. || || sinón. CHRAVMEN.
sinón. UODANRÜPÜ. CHRAVEPUÑAMUN. s. Junta de guerra. || “Una
CHRAUtTPEYÜN. ger. ú. c. s. Lugar de junta, vez reunidas las pai-cialidades, los caciques ha­
lugar de reunión, lugar de encrucijada. blan de este modo: «Es de temer que se nos
CHRAV. prep. Junto a. || Unido a. 11 Al lado de. || haga la gueri-a; puede ser que los HUINCAS
En presencia de. sinón. YÜCHEÑIPÜLE. || En quieran combatirnos y, hay también caciques de
construcciones recíprocas antepuestas al sujeto: oti-as tierras; éstos y ésos tienen ganas de
uno al otro. trabar con nosotros. Por eso, pues, nos reuni­
CHRAVAGODAI. s. Escroto, bolsa de piel que cu­ mos aquí pai-a estar sobre aviso y listos para
bre los testículos y las membranas que los en­ el caso que vengan los enemigos.» P ara estas
vuelven. expr. rancülche. || sinón. CHRÚLQUE- reuniones de guerra los mocetones se juntan
CÜCHRAU. annados con sus lanzas en una pampa. Ya reu­
CHRAV 132 CHRA

nidos se alistan a hacer sus ejercicios. Se bajan CHRAVMAÑUM. s. Recompensa, premio. 11 sinón.
de sus caballos y se ponen en una larga fila MAÑUM.
de trescientos o cuatrocientos o más hombres. CHRAVMAÑUMN. tr. Recompensar, prem iar, remu­
También se quitan sus mantas quedando todos nerar, gratificar. || sinón. UÜÑOLMAÑUMN.
desnudos. Los caciques se quedan a caballo para CHRAVME. adv. Igualmente. || s. Angostura, estre­
embravecer a sus mocetones; cada cacique ejerce chez. sinón. ÜPED.
el comando sobre sus propios mocetones. Cuando CHRAVMEN. tr. Salir al encuentro. || sinón. CHRA-
todos están listos los caciques dicen: «Ya es VENTUN.
tiempo» y empiezan a levantar su clamor de gue­ CHRAVMERÜPÜ. s. Rastros que deja el m ar al pie
rra; esto es: mientras gritan se dan continua­ de un cerro en marea alta.
mente palmadas en su boca abierta; el clamor CHRAVN. intr. Juntarse, reunirse, unirse, sinón.
suena ¡OVOVO!, cuatro veces lo repiten. E ntre­ NGÜLN. TAVCÜNUUN. |[ E ncontrarse con al­
tanto que dura su clamor de guerra no se puede guno. ti-. Recibir, j Tocar algo, j | Caber.
entender una palabra; parece que la tierra re­ CTTRAVNAMUNCÜLEN. intr. Tener los pies juntos
tumba, así se oye. Acabado esto los caciques talo­ por ej. dos personas acostadas al lado una de
nean sus caballos y recorren el frente de sus mo­ otra.
cetones gritando siempre ¡YA! Los mocetones GIíRAVNECULTUN. tr. Correr con alguno cara a
avanzan corriendo en línea cerrada; sin cesar cara, el uno retrocediendo, el otro siguiéndolo
cimbran sus lanzas armadas, haciendo maniobra (ceremonia ritual de los MACHI).
de combate; algunos avanzan gateando y gri­ CHRAVNEUEN’N. tr. Oponerse por la fuerza. |¡
tando continuamente ¡YA! Llegados hasta el R e s i s t i r s e con armas. || sinón. CHRAVNE-
punto convenido se paran todos. Luego se resti­ IIU EN ’N.
tuyen al punto de su partida, formándose otra CHRAVNLEUVÜ. s. Ju n ta o confluencia de dos co­
vez en fila. Ahora la maniobra empieza de nue­ rrientes de agua.
vo. Los caciques andan otra vez alrededor de CHRAVNRÜPÜ. s. Ju n ta o encrucijada de caminos.
su (ropa envalentonándola con el grito ¡YA! To­ CHRAVÑIDÜV. adj. Unido por costura.
do se repite de la misma manera como la p ri­ CHRAVÑIDÜVN. tr. U nir cosiendo. || sinón. ÑIDÚV-
mera vez; cuatro veces lo hacen así; después CIIRAPÜMN.
se acaba el ejercicio.” (Relato del cacique Coña CIIRAVO. s. Fiebre, calentura, estado febril.
al Padre Moesbach.) CIíRAVOCIlRAVOYEN. tr. Quebrantar.
C1IRAVEPUÑAMUNTUN. tr. Ju n tar gente. || Reu­ CHRAVOCHRAVOTUN. tr. Quebrar algo haciéndolo
nir tropas. añicos, quebrar desmenuzando.
CHRAVHUE. s. Lugar de Junta, lugar de reunión. CHRAVON. tr. e intr. Quebrar, quebrarse. 11 Que­
I1Cierto pasto cuyas hojas se parecen a cadillos. brado.
Bot. Potentilla craserina fam. Rosáceae. Según CHRAVONCHRÜLEV. s. El pedazo quebrado, el ca­
Augusta es planta europea importada. cho de cántaro.
CHRAVHUENU. s. lit. junto al firmamento. Llamá­ CIIRAVONCURA. s. Piedra quebrada. || Pedazo de
base así a cierta arte curativa de MACHI cuyo piedra. || Tazas, ollas y cajas de piedra para
detalle desconocemos. guardar granos. (Guevara.)
CHRA VI. s. Cerrazón, niebla, neblina, expr. pampa. CHRAVON NAMUN. intr. F racturarse la pierna.
(Rosas.) || sinón. CHIHUAI. CARÜCÜR. MAD- CHRAVONTÜCUN. tr. Dar bofetadas, abofetear,
QUEÑ. sinón. HUETAVCÜN. HUICRAVCÜN. LI-
CHRAVTÜCUN. TANGONTÜCUN. || A rrojar
CHRAVIAUN. intr. Ir al encuentro.
una cosa contra otra, hacerla pedazos.
CHRAVLAVQUEN. expr. adv. Junto al mar, junto
CHRAVONVALU. adj. Quebradizo.
a la laguna.
CHRAVPAN. tr. Venir a encontrar. || Caber aquí.
CHRAVLEUVÜ. expr. adv. Junto al río, junto al CHRAVPELN. intr. Inflamarse la garganta. || En-
arroyo.
ronquecer. sinón. CAVIRN. TALTALN.
CHRAVLN. tr. Juntar. CHRAVPEL NGUEN. intr. Tener la garganta in­
CHRAVLONCO. s. lit. ju n tar cabezas. Ley del talión: flamada. || E star ronco.
cabeza por cabeza, diente por diente, v. detalles CHRAVPÚRON. ti'. Anudar, a tar, ligar.
en ADMAPU. CHRAVQUECHI. adv. Juntamente, aunadamente.
CHRAVLONCON. intr. Cumplir la ley del talión. CHRAVQUIN. s. Amigo con quien se han intercam­
CHRAVMA. adj. Gorrón, parásito. || Cosa vieja. biado regalos.
CHRAVMACHRIPANTU. s. Final y principio de CHRAVQUINTU. s. Permuta, cambio, intercambio,
año. canje, truenque, tome y traiga. || sinón. CHRAV-
CHRAVMAN. s. Junta o reunión que se hace a los CUGN. IIUELUCAU.
enfermos para hablar de su salud o sobi’e quién CHRAVQUINTULEN. intr. E star adulterado, estar
le habrá hecho daño. 11 tr. Enterar, completar al revés, estar cambiado. || sinón. HUELULEN.
una fracción. || Recibir de dos o más personas CHRAVQUINTUN. tr. Cambiar, canjear, trocar, per­
bebida o comida durante el banquete en prueba mutar. || sinón. CHRÚILN. HUELUNCUN. NÜ~
de afecto o de consideración. MÜNTUN.
CHRAV 133 CHREH

CHRAVRUCA. s. Muro, pared, tapia. |¡ sinón. PIR­ CHRAYU. tr. Atar. || sinón. CHRARIN. CHRA-
CA. RILN. ÑAIVIN. CHRAPELN. MÜQUEDÜN.
CHRAVRÜFÜ. s. Junta de caminos, encrucijada. || NÜCÜRÜN. ÜQUELN.
sinón. CHRAVNRÜPÜ. CHANGRÜPÜ. CHRAYÜEN. s. Cascada. || sinón. CHRAYEN.
CHRAVTU. expr. adv. Del mismo modo. || Otro tan­ CHRECACHRECATUIAUN. intr. Pasar yendo y
to. || En presencia, enfrente, cara a cara, sinón. volviendo.
ICHROCHRIPA. PUÑ. PUÑMA. REL. CHRECACHRIPAN. intr. Dar unos pasos afuera.
CHRAVTUN. tr. Contrariar, contradecir, replicar. || CHRECACONPUN. intr. Acercarse, llegarse (allá)
Hacer frente. || Debatir. || intr. Encontrar, en­ con unos pasos.
contrarse o juntarse. 11Juntarse lo que se ha­ CHRECAIAUN. intr. Pasearse, dar pasos, hacer
bía separado (por ej. los labios de una herida). ejercicio caminando.
|| Vengarse de palabi-as (hablando). || s. Junta, CHRECAMN. tr. Pasar por alto. 11 Prescindir, des­
asamblea, parlamento. cartar, excluir, exceptuar. 11 Saltear algo con la
CHRAVTUNMAN. tr. Replicar, hacer frente, en vista.
defensa, en amparo de otro. CHRECAN. intr. Dar pasos, marchar. ||s . Paso,
CHRAVTUTUN. tr. Tomar otro tanto o recompensa. marcha, tranco. || Paseo.
|| Hacer otro tanto o vengarse. CHRECANAGN. intr. Apearse, bajarse, pisar en
CHRAVTUUCÜLEN. rec. Oponerse una cosa con tierra quien baja de algo (escalera, árbol, ca­
otra. ballo, etc.).
CHRAVTUUN. rec. Discutir, debatir. ||s . Debate, CHRECANAGPAN. intr. Apearse, bajarse (hacia
discusión. acá).
CHRAVTÜMU. s. Pierna de res, del corvejón arriba. CHRECANAGPUN. intr. Apearse, bajarse (hacia
CHRAVULEUVÜ. s. Junta de ríos o de arroyos. allá).
CHRAVURI. s. Sudadero o caronilla que se pone CHRECANCAHUELLU. s. Caballo de paseo. |l Ca­
directamente sobre el lomo del caballo. || sinón. ballo de lindo andar.
CHACO. CHRAMAVURI. CHRECANCHE. s. Gente de paso, pasajero. || sinón.
CHRAVUUN. rec. Encontrarse o cruzarse en el ca­ AMOCANCHE. AMUCANCHE.
mino. || sinón. HUELUIAUN. CHRECAN’N. intr. Pasear. || Tranquear.
CHRAVUÜN. s. lit. juntar boca. Beso materno. CHRECANQUE. s. Alacrán, escorpión. || sin ó n .
CHREHUANQUE. CAICAIPIRU.
CHRAVUÜN’N. tr. Besar. || El beso amoroso de la­
CHRECANTÜCUN. intr. Sembrar semilla a dis­
bios contra labios, boca contra boca, no era
tancia de un paso una de otra. || Poner, meter
practicado por los indígenas por que podía de­
el pie en algo.
jar alguna partícula de saliva en poder de la
CHRECARUMEN. intr. Pasar un obstáculo levan­
otra persona, quien además, podía tomarle el
tando bien el pie. || Pasar el pie por encima de
aliento, todo lo cual podía ser muy perjudicial
un cuerpo para tenerlo entre las piernas.
según creencias supersticiosas indígenas. Los
CHRECARUPAIAUN. intr. Caminar al tranco.
enamorados se fregaban mejilla contra mejilla.
CHRECATUIAUN. intr. Andar yendo y viniendo.
El beso en la boca lo daba únicamente la madre
CHRECATUN. intr. Dar un paso.
a sus hijitos. v. CHRÜYÜN.
CHRECAUN. intr. Dar pasos.
CHRAVUYA. adv. Anoche. || A la noche, por la no­ CHRECHRILEN. adj. Obcecado, ofuscado.!! Encan­
che. || En víspera. dilado.
CHRAVUYADÜNGU. s. Contratiempo. || Fatalidad. CHRECHRILN. tr. Obcecar, ofuscar. || Encandilar.
CHRAVUYAN. impers. Hacerse de noche, i | sinón. CHRECHRIN. intr. Desmayarse por inanición. ||
NGÚVQUEN’N. Ofuscarse, obcecarse.
CHRAVUYANMAN. intr. Anochecer. CHRECHRIN NGUEN. intr. Causar ofuscación. ||
CHRAVYECÜNUN. tr. Ponérsele a uno en el ca­ Encandilar.
mino. CHRECU. s. Chicha hecha con bayas de MAQUI.
CHRAVYECÜREVCÜLEN. intr. Tener el viento CIIRECUM. s. Piel sobre la cual se asienta la pie­
de frente. || Tener el viento de proa. dra de moler.
CHRAVYEMEN. tr. Ir al encuentro. CHREGCHRIPAN. intr. Largar chispas, chispear el
CHRAVYEN. tr. Dar con alguno en el camino. fuego.
CHRAVYENIEN. tr. Venirle de frente. CHREGMAN. intr. Estallar las chispas del fogón
CHRAVYEPAN. tr. Venir al encuentro. hacia alguien.
CHRAYAIHUENÜI. adj. Intimo amigo. CHREGN. intr. Estallar las chispas del fuego, esta­
CHRAYANCÜLEN. intr. Estar muy caliente la llar los granos de maíz tostado, etc.
olla por hervir con poca agua, en peligro de CHREGÜLL. s. Pájaro jardinero, llamado también
trizarse. frailecillo. || Zool. Vanellus chilensis. 11 sinón .
CHRAYEN. s. Catarata, cascada, sinón. LLIUÑ. CHÜLCHRIUN. QUELTEHUE.
TAITAI. || intr. Caer con ruido. CHREHUA. s. Perro. || Fué sin duda alguna, el
CHRAYENCO. s. Agua de cascada. | sinón. CHRAI- perro el animal doméstico más común en el con­
GUENCO. tinente americano de la época precolombina. ||
CHREI-I j:u CURE

Escribe Latchan: “El QUILCHRO (quiltro) no CHREHUANGUETUN. intr. Volver a ser pobre, mi­
era el único tipo de perro que criaban los indios. serable.
Tenían otro de mayor tamaño que llamaban CIIREHUANQUE. s. Alacrán, escorpión. || sinón.
CHREIIUA (thehua o tregua). Este perro era CIIRECANQUE. CAICAIPIRU.
a todas luces indígena, aún cuando no hay prue­ CHREIiUATU. s. Cosa propia de perro.
bas documentadas respecto de su existencia en CHREHUATULN. tr. Echarle los perros, largarle
el país en el primer siglo de la ocupación es­ los perros.
pañola. En todas las rancherías de los ai'auca- CHREHUATUN. tr. Dar algo a los perros.
nos se encuentran numerosos perros, la mayor CHREHUL. s. Tero o teru-teru. | v. QUELCHREU.
parte de los cuales demuestran señales de la CHREICHRIPAN. intr. Desprenderse como derrum­
diversidad de su origen; pero los más aprecia­ be. | Según creencia antigua los primeros hom­
dos por los indios son los que todavía conservati bres se desprendieron de las peñas y de los
los caracteres de sus antepasados indígenas, y peñascos y de allí proviene la humanidad,
éstos son bastante comunes. El tipo es seme­ v. CHRENCHREN.
jante al de los perros canadienses, de cuerpo CHREIGUE. s. Sauce, árbol. | Med. Emenagogo. ||
un poco más mediano, de color gris pardusco sinón. IIUEIQUE.
o pardo rojizo. La cabeza es larga y puntiagu­ CHREILON. intr. y tr. Derrumbarse. | 1L abrar un
da, las orejas paradas y cortas, la dentadura barranco. (Augusta.)
robusta, las extremidades largas y la cola po­ CHREIN. intr. Llegar un ser a su completo des­
blada, sin que el pelaje del cuerpo sea largo. arrollo natural. MM adurar las fru tas, los sem­
En su aspecto general se parece a los perros brados. sinón. AVÜN. s. Maduro. \ \ intr. Agrie­
llamados policiales, y muchos de los que ofrecen tarse. sinón. CHRÜIN.
en venta en las ciudades chilenas como perros CHREIHUENCHRU. s. Hombre maduro, hombre
de este último linaje, no son otra cosa que pe­ de juicio.
rros de los indios. Es un animal bravo y buen CHRELALN. tr. Espolear el jinete, i | sinón. CHRE-
guardián y los españoles lo cruzaban con la LANCÜN. TÜLANG.
casta de dogos que ellos trajeron. De ahí re­ CHRELAN. intr. E star con las piernas abiertas. ||
sultó el perro chileno que durante los siglos XVII sinón. CHRELALEN.
y xviii tuvo tanta fama en toda la costa del CIIRELCON. s. Montón de piedras.
Pacífico. Hablando de este producto dice el CHRELCHRONG. adj. Gigantesco. || sinón. CIIREL-
padre Rosales: «Los perros de Cbile partici­ VONG.
pan del clima, la valentía y braveza de los CHRELEV. s. Trozo, fragmento o pedazo de cánta­
indios y así los llevan al Perú por de mucha ro. || sinón. CHRÜLEV. CHRELÚV.
estima y salen muy valientes y feroces...». Un CHRELOLCÜNUUN. r. Levantar las asentaderas.
indicio indirecto de la existencia del perro en CHRELOLUN. intr. Rajarse, hendirse.
tiempos precolombinos se encuentra en que to­ CHRELPON. s. Trote.
dos los nombres de las castas consideradas in­ CHRELPONCAHUELLU. s. Caballo trotador.
dígenas, existen en el idioma araucano; como CHRELPONCÜLEN. intr. Trotar, seguir al trote. ||
también muchos nombres geográficos que se expr. adv. Al trote.
relacionan con este animal.” (Los animales do­ CHRELPONÜN. tr. Trotar.
mésticos de la- América- precolombina.) || En CHRELQUE. s. Cuero, pellejo. || sinón. CHRÜL-
nuestro país sucedió con el perro europeo lo QUE. LENCiUI. v. CHRÜLQUE.
mismo que con el caballo y la vaca: los ani­ CHRELQUECÜCHRAU. s. lit. cuero de los testícu­
males quedaron abandonados al despoblar la los. Escroto. 11 Con el escroto los indígenas fa ­
primera Buenos Aires, y los escapados de las bricaban bolsas o vasijas que utilizaban como
villas españolas invadieron las campiñas colin­ recipiente; dábanle entonces el nombre de
dantes, se multiplicaron, encontrando clima pro­ CHRONGCHRONG. sinón. CHRÜLQUECU-
picio y suficiente alimentación; llegaron en cier­ CHRAU.
to momento a ser peligrosos para las haciendas CHRELQUEHUECUVÜ. s. Ser mitológico represen­
y para las personas, por cuya razón dice en mu­ tado por un cuero con garras y uñas en todo
chos documentos oficiales del siglo xviii que su contorno. Es acuático y vive en las aguas
“se hace indispensable ordenar que se maten mansas y profundas de los rios y de las la­
los perros cimarrones que hubiera en las in­ gunas. Hombre o animal que cae en esas aguas
mediaciones de las estancias”. Los indígenas perece víctima del CHRELQUEHUECUVÜ.
utilizaron el perro, amaestrándolo, para la caza Rara vez sale a las orillas, y cuando sale, pa­
y la vigilancia y en ciertos casos para atacar ra regresar a su morada bace levantar un re­
al hombre. molino de viento que lo empuja hacia su ele­
CHREHUALCAN. tr. T rata r de perro a una per­ mento.
sona, lo que constituía máxima injuria. | sinón. CHRELQUELONCOPÜNUN. s. lit. cuero de la ca­
CHREHUAN. beza del pene. Prepucio.
CHREHUA NGUEN. intr. Ser de lo más pobre, de CHRELQUI. adj. Ralo.
lo más miserable. CHRELUN. intr. Eructar, regoldar.
CHREL 135 CHREN

CHRELÜNGCÜLEN. intr. E star aclarado, raleado, de reunión para la gente).” (Moesbach.) || Vo­
dar ya paso a la luz (bosque, nubes, etc.)- || si­ cablo que expresa burla a las viejas.
llón. CHAYANCÜLEN. CHREMQUECHE. s. Los adultos, los mayores.
CHRALÜNGCÜN. intr. Aclararse. 11 sinón. LIN- CHREMÜMCA. adj. El que ha sido criado, que es
GAVCÜNUUN. de crianza (por ej. hijo de crianza).
CHRELÜV. sinón. de CHRELEV. CHREMÜMN. tr. Criar, educar. || La educación de
CHREM. adj. Crecido. niños y adolescentes tenía como base el orgullo
CHREMCA. s. Calandria (pájaro). || Zool. Mimus Sa- de la raza, el amor de la independencia, la
turninus mudulator. (Gould.) destreza corporal, el culto del coraje, la habili­
CHREMCOL. s. Cosa áspera. || sinón. CHREMCÜL. dad en los juegos, la fidelidad a las costumbres,
CHENCOLL. la capacidad oratoria, la ayuda a sus padres,
CHREMCÜLL. adj. Redondo, circular, esférico. y después de la llegada de los conquistadores, el
CHREMCÜLLN. tr. Redondear. odio implacable al HUINCA. || Hacer crecer. ||
CHREMCÜN. intr. Coagularse, cuajarse, congelarse. s. Criadero. ¡| sinón. CHREMN.
|| sinón. CODON. CHRÜMCÜN. CHREMÜMNIEPÜDAN. tr. Criar mal. ||N o dar
CHREMCÜNLICHI. s. Leche cuajada. educación a los hijos.
CHREMHUENULU. s. Adulto. CHREMÜMPEYEL. s. Discípulo, alumno. | ] sinón.
CHREMLU. adj. El que se ha criado, que ha cre­ NGÜNEITULU.
cido, que no murió como los demás hijos. CHREMVÜL. s. Terrón, granito, migaja. | Cosa re­
CHREMMA. s. Abuela. donda.
CHREMN. intr. Crecer, criarse. CHRENCHRAIN. intr. Bambolear, tambalear, tra s­
CHREM NGUEN. intr. Ser crecido, ser de edad. tabillar.
CHREMO. adj. Gallardo, lozano, robusto, sano. En CHRENCHRAIÜUN. r. Dar traspiés. 11 Tambalear­
general el indio era sano de cuerpo. Dice De la se, trastabillar.
Cruz, refiriéndose a las zonas de su recorrido, CHRENCHRE. adj. Semi paralitico.
que allí no había enfermedades, que raro era CHRENCHREN. s. No hay pueblo de la tierra, por
el indio que muriese joven y ninguno descubría más primitivo que sea, que bajo una forma u
en el semblante ni en el resto de su aspecto otra no tenga entre sus mitos la leyenda del
exterior su edad; muchos, de más de cincuenta Diluvio. Los mapuches no han escapado a esta
años, no representaban treinta, no encarecían regla y el lector encontrará a continuación
hasta después de los sesenta años, ni ostenta­ algunas de ellas. La primera, llamada del
ban arrugas, ni eran calvos hasta muy viejos. CHRENCHREN, de los ribereños mapuches
Había octogenarios de abundante cabellera y trasandinos, es la más conocida porque la ma­
dentadura completa. || Hermoso, sin defecto. || yor parte de los autores (Olivares, Córdoba y
sinón. CHRÜR. Figueroa. Havestadt, Molina, Rosales, Febrés,
CHREMOCHE. s. Persona de buena presencia, Guevara, Cañas Pinochet, Augusta, Lehmann
sana, sin defecto físico. Nistche, Moesbach y otros) la han mencionado
CHREMODÜNGUN. intr. Hablar con elegancia, con en sus obras. 11 CHRENCHREN: cerro m aríti­
buena voz y excelente .pronunciación. Los indí­ mo que se elevaba hasta tocar el cielo cuando
genas tenían gran aprecio por estas disposiciones, el mar salía de madre; en su cumbre reposa­
y en la elección de sus jefes las cualidades ba la serpiente del mismo nombre. E sta ser­
esenciales exigidas a los candidatos eran el co­ piente, amiga de los hombres, avisó cierto día
raje personal y la capacidad de razonamiento a los mapuches que otra serpiente de gran
oratorio. |! sinón. AD DÜNGUN. DULLIDÚN- poder llamada CAICAIVILU tramaba la ex­
GUN. RAQUIDÜNGUN. terminación del género humano levantando el
CHREMOLEN. intr. E star sano, robusto. nivel del mar. Parte de los antepasados pudie­
CHREMOLNACÜMN. tr. Echar abajo cosa que se ron ascender a la cumbre del cerro en compa­
desparrama por el suelo. ñía de numerosos animales, y entonces CHREN­
CHREMO NGUEN. intr. Ser robusto, sano, hermo­ CHREN hacía subir el cerro en la misma me­
so. 11 s. Belleza, lozanía, robustez. 11 Salud. dida que aumentaba el nivel de las aguas. Así
CHREMOPEPILUN. intr. Ponerse de gala. se salvaron los refugiados. Los que no alcan­
CHREMPÜRAMEN. intr. Crecer alto, irse para zaron a salvarse, sumergidos en el agua, se
arriba. transformaron en peces o en peñascos. Pero en
CHREMPULCALHUE. s. Antesapadas, viejas. || este terrible duelo entre las dos serpientes,
“Según creencia, aunque no uniforme, de los CHRENCHREN llegó hasta cerca del sol don­
antiguos, unas antepasadas viejas transforma­ de el calor abrasador acabó con casi todos los
das en ballenas llevaban las almas de los muer­ seres humanos, por más que se cubrieron la
tos hacia la puesta del sol, cobrando otra vieja cabeza con tiestos domésticos que servían de
el pasaje, pago que se efectuaba mediante la aisladores de los caldeados rayos. Una o dos
cesión de las LLANCAS sepultadas con el ca­ parejas solamente se salvaron, previo sacrifi­
dáver. El sitio de aquel recogimiento se llamaba cio de un niño descuartizado y arrojado al em­
NGULLCHEN MAIHUE (lit. lugar occidental bravecido mar para calmar la ira de CAICAIVI-
CUREN 136 CUREN

LU, que hizo volver las aguas a su estado nor­ imponía hacer crecer los mares hasta las cimas
mal. De esta o de estas parejas descienden los de las montañas. Pusiéronse pues a la obra y
mapuches. Los transformados en peces, pasada cada uno de ios P1I.LAÑETES se alojó en una
la inundación, salían a comunicar con las mu­ nube, arrojando de ella sobre el globo cuanto
jeres que iban a pescar o a bañarse y de ahí en ella había, m ientras que la culebra agitaba
provienen los linajes que llevan nombres de en las olas su monstruosa cola, para hacer que
peces. Los que fueron transformados en peñas­ el océano se desbordase. Pronto pudo nadar
cos, al retirarse el mar, quedaron convertidos sobre las llanuras y en el flanco de las co­
en cerros que llevan el mismo nombre de linas que sacudió también a coletazos, para re­
CHRENCIIREN y a cuyo pie ningún mapuche ventar allí las fuentes y aum entar la inunda­
debe sembrar. Los animales tuvieron más ins­ ción. De todas partes, indios y animales huían
tinto que los hombres pues subieron con pres­ hacia las cuevas y CAICAIVILU los perseguía
teza a la cumbre del CHRENCIIREN, escapan­ en su furor, cambiando en peces los hombres
do así a las aguas, y llegaron a ella antes y en peñas los animales a quienes tocaba su
que los hombres, de los que por incrédulos, fueron baba. Los que podían eludirla tuvieron por re­
pocos los que se salvaron. A esta gente se le fugio la caverna de la buena serpiente. Las
conoce entre los mapuches bajo la denomina­ aguas que subían bañaban ya casi la entrada,
ción de LLITUCHE, de LLITU: principio, co­ cuando CIIRENCHREN, enroscándose, arqueo
mienzo, base y CHE: gente. Existe tradición su espinazo, lo apoyó en el cielo raso del antro
que nos dice que el cerro marítimo aquí men­ y con varios esfuerzos, estirando toda la mon­
cionado era un cerro de tres picos y por ello taña, llevó más allá el umbral de su morada.
creían que toda colina de tres picos era insu­ Al ver esto la culebra marina redobló su acti­
mergible. Cuando había fuertes temblores de vidad y empujó ante su vastísimo vientre olas
tierra, lo que es común en Chile y en nuestra enormes que le perm itieran hacer como una ma-
zona cordillerana, los mapuches abandonaban i n que inundase la gruta de su enemigo. Siem­
todo precipitadamente y subían a algún cerro pre, durante varios días y varias noches, se
de tres picos para salvarse de la inundación repetía este duelo de esfuerzos, una hinchando
que debía sobrevenir. Llevaban con ellos cacha­ las olas y la otra levantando la montaña. Ter­
rros para protegerse del calor intenso del sol minada ya la paciencia, el dragón marítimo
en caso de que el cerro subiera muy alto de­ resolvióse a escalar la cima, para apoderarse de
bido al crecimiento de las aguas. | El Reden- su adversario y ahogarle entre sus anillos. Le­
torista Housse cita una variante de esta leyen­ vantóse sobre la cola, se extendió como un arco
da. Dice así: “ENTULLAIIUEÑ, hermosa co­ y con un silbido enorme, dio un salto prodigio­
mo una tórtola, había ido al río a recoger so. CHRENCIIREN a la vez dio en la cima
cangrejos. CI!RAUCO, sátiro marino, de patas tan formidable colazo que se desgajó una masa
de guanaco, cola de pez, pelo de erizo, de afi­ granítica, arrastrando y aplastando en su caí­
lados pitones, vio a la joven y saltó a ella. da a CAICAIVILU. La llanura se conmovió
La india le asestó tal palo en la cabeza que al choque de la roca y del dragón. El agua
el monstruo cayó en la arena llamando a su del Diluvio subió hasta las nubes con tal vio­
madre la culebra CAICAIVILU. Acudió ésta, lencia que aturdió por mucho tiempo a los PI-
enroscó la cola en la pierna de la niña, la LLAÑETES y acabó con su furioso riego. Bajó
arrastró a un acantilado próximo y la sujetó el agua, reapareció el sol y hallóse el cadáver
allí a una roca. La cautiva tuvo que ser, pol­ de CHRAUCO hecho trizas en un escollo. Así
la fuerza, la esposa del fauno y tuvo una hija fue como la buena serpiente salvó de la muer­
que CAICAIVILU pretendió desposar con P I­ te a ENTULLAIIUEÑ, a su hijita y al resto
LLAN, jefe de los espíritus del aire. ENTU- de los humanos y de los animales. La culebra
LLAIIUEÑ gimió de tal modo que CIIREN- mala se hundió entre el montón de escombros,
CHREN, la buena serpiente de la montaña, al en lo profundo del lago, escombros que siem­
oir los gemidos se deslizó hasta el m ar en bus­ pre darán testimonio tanto de su perversidad,
ca de la criatura que sufría. Al ver a EN- como de su castigo”. (Epopeya india.) " La se­
TULLAHUEÑ, cortó sus ligaduras y le pro­ gunda leyenda es de tradición rancülche y ha
puso llevarla, con la niña, hasta su propia sido publicada por Lehmann Nistche en la for­
morada en la cordillera. Ya las habin tomado ma siguiente: “Antes la tierra era toda agua
a cuestas, cuando llegó la serpiente de agua y y los pobres indios tuvieron que refugiarse en
so precipitó sobre ella, pero CHRENCIIREN las montañas para no morir de hambre. Llovía
de un salto prodigioso se lanzó al océano y siempre con fuerza y era de noche. Y también
se perdió en el fondo de las aguas. CAICAI- en las montañas se refugiaron los avestruces,
VI LU avisó de ello a PILLAÑ, quien con un los peludos, y los guanacos, y asi tuvo el indio
trueno reunió en consejo a todos sus genios de que alimentarse. Y como los indios tenían
subalternos. Todos convinieron en que, para que pasar de un cerro a otro para buscar leña
m atar a la serpiente y sus protegidas, sería y el aire era negro pidieron al sol que les alum­
bueno ahogarlas en su antro, para lo que se brara el camino durante la noche para no aho-
CHREN 137 CHREP

garse en las lagunas que habían formado las CHRENGCOL. s. Champa, terrón. || sinón. MONG-
lluvias, y que impidiera que los espíritus de COLL.
los muertos malos entraran en el corral de los CHRENGCOLPIRE. s. Copo de nieve. || sinón. PI-
muertos. Y el sol mandó a su mujer la luna NÜPINÜ. PIÑI. PÜÑI.
que se fuera a los cielos y desde allí alumbra­ CHRENGCOPIRE. s. Avalancha, alud. 11 sinón.
ra a los indios de la tierra e impidiei-a que PIELLU.
el espíritu de los muertos malos entibara en CHRENGCÜL. adj. Tieso, rígido. || sinón. PUV.
el corral de los muertos. Y como la luna se CHRENGCÜLCÜLEN. intr. E star tieso.
puso en camino durante la lluvia, llevando el CHRENGCÜL NGUEN. intr. Ser tieso.
fuego en sus manos, éste se enfrió en el ca­ CHRENGCÜLÜN. intr. Ponerse tieso.
mino y por eso la luna alumbra con luz fría CHRENGN. intr. Chispear o hacer ruido el fuego
y no tiene calor. Y así los espíritus malos no cuando chispea.
pudieron entrar nunca en el corral de los muer­ CHRENIVCÜN. intr. Estremecerse. || sinón. CHRÜ-
tos y quedaron errando en el aire. Y cuando NIVCÜN.
las aguas bajaron, los indios se fueron a vivir CHREN’N. intr. Llegar oportunamente. || Ser tiempo.
en los campos donde hay pastizales y donde CHRENONPÜRAN. intr. Inflarse, hincharse.
viven los avestruces y los guanacos”. 11La ter­ CHRENORCÜLEN. intr. E star en cuclillas. 11 Aga­
cera leyenda fija en la actual Sierra de zaparse. || sinón. CHECODCÜLEN.
la Ventana (apertura de nueve metros de CHRENORNAGN. intr. Ponerse en cuclillas. || sinón.
alto por tres de ancho que atraviesa casi en CHRENORÜM. CHECODCÚNUUN.
su cumbre y de par en par el cerro del mismo CHRENPAN. tr. Alcanzar, llegar (acá) oportuna­
nombre, situado al sur de la Provincia de Bue­ mente.
nos Aires), el sitio que sirvió de refugio a las CHRENPIN. intr. Zumbar los oídos. || s in ó n .
parejas que allí huyeron para salvarse del Di­ CHRINPIN. MÜCHRÜMN.
luvio y cuya descendencia constituye la huma­ CHRENPUN. tr. Alcanzar, llegar (allá) oportuna­
nidad. Escribe el jesuita Sánchez Labrador en mente.
el siglo xvm: “Aseguran que sus antepasados CHRENVÚL. s. Granito, migaja, terrón y todo lo
les enseñaron que antiguamente toda la tierra que es redondo. || sinón. CHRENGCOL. CHREN-
se inundó y quedó cubierta de agua, menos en COLL.
el monte alto llamado CASSUATI (Sierra de CHREPEDUAMN. intr. E star alegre, de buen hu­
la Ventana). En éste se libraron de la inun­ mor. || Alegrarse, sinón. CHREYÜUN. ALAVN.
dación cinco personas que se acogieron a él y ALLEPUN.
que después que se retiraron las aguas salie­ CHREPELCAN. tr. Alegrar, regocijar y festejar a
ron de las cuevas de las montañas varias gen­ otro. ¡¡ Despertar. || sinón. CHREPELN. CHRE-
tes que otra vez poblaron el mundo pues las PETUN. CHREPELTUN.
cinco del monte CASSUATI no eran bastante CHREPELEN. intr. E star despierto. || sinón. NE-
para dar habitadores a toda la tierra”. PELEN. NILMAYEUN.
CHRENCIIREPÜLN. tr. Temblequear. ¡| Aplicase a CHREPELN. tr. Despertar a otro, sinón. N EPELN.
los niños cuando empiezan a dar los primeros PELOTUN. || Avivar, enardecer. || Agasajar-. si­
pasos y a los borrachos cuando caminan vaci­ nón. DAPIN.
lantes. || sinón. CHRENCHEPÜLN. CHENCHE- CHREPELUUN. r. Avivarse, enardecerse.
PÜLN. CHREPELUUTUN. intr. Tomar nuevo aliento, alen­
CHRENCHREPÜLNIEN. adj. Trémulo, tembloroso, tarse otra vez.
temblequeante. CHREPEN. i n t r . Alegrarse, regocijarse. || E star
CHRENCHRICAHUE. s. Zancos. contento (un poco bebido).
CHRENCHRICAN. intr. Andar sobre zancos. || si­ CHREPETUN. tr. Despertar. || Festejar.
nón. CHRENCHRICATUN. CHREPETUUN. r. Festejarse, tratarse bien.
CHRENCHRIL. s. Enfermedad de la piel. ||Eczema. CHREPEUN. intr. Despertarse con pesadilla. |¡
|| Caspa. || sinón. PINPIN. Asustarse, espantarse, sinón. PELLQUEN.
CHRENCHRILÜN. intr. Pelarse el cutis. || Descos­ CHREPEUTEN NGUEN. intr. Ser espantadizo.
trarse, caérsele la caspa. CHREPEUÜLN. tr. Espantar, asustar.
CHRENEL. s. Bastos, es decir, dos cilindros de cue­ CHREPEUVE. adj. Espantadizo, asustadizo.
ro curtido rellenos con paja o con juncos, en CHREPEVCÜN. intr. Consternarse, azorarse, abata­
reemplazo del habitual esqueleto de madera que tarse, aterrorizarse, asustarse, espantarse. 11 si­
sirve de base para la montura o silla de mon­ nón. CHRUPEVÜN. PELLQUEN. TUPEVÜN.
tar que se conoce con la denominación de re­ CHREPU. s. Tunda, zurra, paliza.
cado. Esta acepción es discutida por algunos CHREPUHUE. s. Rebenque, talero, fusta, látigo,
autores y no la presentamos como segura, de­ palo, picote, garrote, y en general todo ins­
jando su esclarecimiento a los futuros investi­ trumento para golpear, castigar, zurrar.
gadores. CHREPUECULCHRUNHUE. s. Palillo de tambor
CHRENGCA. s. Pájaro comúnmente llamado tenca. envuelto en lana que la MACHI utiliza para
1| Zool. Mimus thenca. tocar el CULCHRUN.
C.IIREP 138 CHRIP

CHREPUN. ti-. Pegar, cascar, apalear, dar paliza. I! CHRIR. adj. Desnudo, en cueros, sinón. CHRAM-
sinón. CHRÜPUN. MÜCHRONG. CHRAUAUN. PAL. || s. Pasto amargo y duro, crece en m atas.
MAMULLTUN. Los animales no lo comen.
CHREQUEN. s. Bajo, hondonada, expr. pampa. || CHRIG. s. Fisura, rompedura, rajad u ra, grieta, ren­
sinón. IIUAU. MAU. CALPE. dija, intersticio, ran u ra (longitudinales). || sinón.
CIIRERDÜNGUNOLU. adj. Balbuciente. || sinón. CHRILUCHROU.
CÚVULL. QUE CURO. CIIRIGUENCHRIGUEN’N. in tr. Tener muchas
CHREUL. s. Teru-teru, comúnmente llamado tero. || hendiduras longitudinales.
Zool. Belonopterus cayenensis occidentalis. CHRIGN. tr. Hender, ra ja r (a lo largo), sinón.
(K art.) || v. QUELCHREU. || Existe un tero CHRILUN. || Sembrar.
con copete conocido por tero real. Zool. Himan- CHRILCHRANG. adj. Desnudo, en cueros. || sinón.
topus melanurus. (Vieill.) CHRAMPAR.
CHREUMÜN. s. Ciruelillo. || Las niñas adornaban los CHRINGCHRANGCÜLEN. intr. E sta r desnudo.
cabellos con sus flores y los MACHI lo emplea­ CHRINGCHRANGCÚNUN. tr. Desnudar.
ban como medicamento. |¡ Bot. Embothrium cocci- CHRIR. adj. Desnudo.
neum. || sinón. NOCHRU. CU RILE. s. Ave cantora cuyo grito es CHRILE-
CHREUN. intr. Sazonarse, madurar. || sinón. AVUN. CHRIRE. CHILICHILI o CHILECHILE. ||
CIIREIN. Ciertos cronistas antiguos mencionan este vo­
CHREU NGUEN. intr. Haber perdido blandura, ha­ cablo como origen etimológico de la voz CHILE.
berse puesto duras, por ej. las hortalizas. || v. CHILI.
CIIREUPÜLUUN. r. Retorcerse como gusano al CHRILEVUN. adj. Chismoso, m urm urador. || Alca­
pisarlo. huete.
CIIREUÜN. intr. E star firme. || E star duro.
CHRILI. s. Tordo con manchas am arillas en las alas.
CHREVAI. adj. Cóncavo. || sinón. CHOLLOV. CIIRO- Zool. Xnnthormus. | Según Zeballos CHRILI
LOV. (T iili) es la iguana, v. MALU.
CIIREVCHREVN. intr. Palpitar, latir (corazón,
CHRILIRAMUN. intr. Alejarse haciendo retintín.
pulso). || sinón. CHREVNCHREVCÜN. CHREV-
CHRIRILQUIAUN. intr. Andar con retintín (por
CÚN.
ej. haciendo sonar espuelas).
CHREVCHREVÜN. intr. Palpitar fuerte y seguido.
CIIREVO. s. Cierta planta. Bot. Acaena ovalifolia. CIIRILO. s. Rodillas. || sinón. LUCU.
(R. et Pav) fam. Rosaceae. (Augusta.) || Según CIIRILOTUN. intr. Ponerse de rodillas, hincarse.
Gusinde este vocablo no es mapuche. El nombre || sinón. LUCUTUN.
mapuche sería CÜNQUE. CIIRILPIN. intr. Hacer retintín.
CHREVN. intr. Moverse. 11 Sonar o hacer ruido. CHRILPINAGN. intr. Hacer tintín al caer.
CHRIAMN. intr. Piar. No damos esta acepción CHRILQUE. s. Cuero, v. CHRÜLQUE.
como segura. CHRIRU. s. Resquicio, hendidura, grieta, rajadura,
CHRICAL. v. CHICAL. rendija, intersticio, ranura. 11 sinón. CHRIG.
CHRICÚL. s. Locro, manjar a base de maíz. || sinón. CHROU.
CIIRÜCÜL. CHRILUN. tr. R ajar, hendir, ag rietar, fisurar. 1|
CHRIC CIIRICÜN. intr. Estallar, producir un es­ sinón. CHRIGN.
tampido las chispas que saltan y revientan. CHRIN. s. Piojo de cabeza, el de cuerpo se llama
CHRIC CHRICÜNUN. tr. D ejar desnudo. PÜCHRAR. || Zool. Pediculus capitis. || sinón.
CHRICHRA. adj. Desnudo, en cueros. || sinón. CHAM­ TÜN. TÜN. v. TÜN.
PAR. CIIRAMPAL. DEMOREN. MORR. TAM- CHRINCHRARO. s. Insecto alado cuyo nombre des­
PAR. ÜIIUE. conocemos.
CHR1CHRAN. tr. Desnudar. CHRINCHRI. adj. Crespo, rizado. |[ sinón. ROMPI).
CHRICHRANCÚLEN. intr. E star desnudo. || E star COÑOM.
andrajoso. CHRINCHRI ACH AH UALL. s. Gallina indígena
CHRICHRAUN. r. Desnudarse. crespa; tiene las plumas al revés, v. ACHA-
CHRICHRI. s. Plomo (metal). || sinón. TITI. HUALL.
CHRICHRITUN. tr. Emplomar. (Epoca poscolom- CHRINCHRICÜNUN. tr. Rizar, encrespar. || sinón.
bina.) COÑOM N.
CHRICHRÜRÜN. intr. Crujir, rechinar, chirriar. CHR1NCHRILONCO. s. Cabellos crespos.
CHRICILRURÜTUVORON. intr. Rechinar los dien­ CHRINCHRIN. intr. Encresparse, rizarse. || sinón.
tes. CHRINCHRÜN.
CHRIDÜV. s. Pájaro chirigüc. | Zool. Sycalis ar- CHRINIVÜN. intr. Horripilarse, horrorizarse.
vensio. (?) CHRINPIN. intr. Zumbar los oídos, tener zumbidos.
CHRIERCÜREN. intr. E star acostado de costado || sinón. CHRENPIN.
con las piernas oblicuas. CHRINTULN. tr. Sacar (a otro) los piojos de la
CHRIHUE. s. Laurel, árbol. || Med. De la cocción cabeza.
de sus hojas hacian remedio para jaqueca. || CHRINTUN. intr. Despiojarse la cabeza.
Bot. Laurelia aromática. CHRIPACO. s. Marea alta, plenamar, pleamar.
C H R IP ________________________________________139__________________________ ______________ CHRIU

CHRIPACÜNUN. intr. Salir entretanto. [| Salir pa­ luna buena (Noviembre); IN ALEN CÜYEN: úl­
ra hacer sus necesidades. tim a luna (Diciembre).
CHRIPADÜNGUN. intr. Salir bien la voz, pronun­ CHRIPANTUMAN. in tr. Cumplir el año. 11 Cumplir
ciar bien. años.
CHRIPAHUE. s. Salida. || sinón. CHRIPALHUE. CHRIPANTUN. intr. H acer año; por ej. hace tres
CHRIPANHUE. años. || H aber o tener años. || s. Edad.
CHRIPAHUEANTÜ. s. Donde sale el sol: Este, CHRIPAÑMAN. tr. Salírsele algo a uno (granos,
oriente, levánte. || Según superstición indígena semen, etc.). 11 sinón. CHRIPANMAN.
era medio de prolongar la existencia el hecho de CHRIPAPAN. in tr. Salir acá.
acostarse con la cabeza hacia el oriente o el CHRIPAPUN. in tr. Salir allá.
poniente; el Norte y el Sur eran desfavo­ CHRIPAPÚCHRA. adj. Piojoso.
rables. CHRIPARPUN. intr. Habiendo entrado por un la ­
C H R IP AL A V Q U E N . s. Maremoto, d ilu v io , v. do, salir por otro. || Bandear, atravesar, tr a s ­
CHRENCHREN. pasar.
CHRIPALEN. intr. E star salido, estar afuera.|| E s­ CHRIPARUMEN. intr. Salir bruscamente. || Levan­
tar fuera de fila. || E sta r en cierta postura. tarse de repente (por ej. el viento).
CHRIPALHUE. s. Salida. 11 sinón. CHRIPAHUE. CHRIPATUN. intr. Salir quien había entrado. || Sa­
CHRIPANHUE. lir hacia alguna persona (allá).
CHRIPALN. tr. Expeler, extirpar, expulsar, sacar, CHRIPATUN NGUEN. intr. Ser piojoso de cabeza.
quitar afuera. CHRIPATUPAN. tr. Salir al encuentro de alguien
CHRIP ALONCON. intr. Empezar a abrir la espiga. (hacia acá).
CHRIPAMEN. intr. Salir, ir afuera. CHRIPATUPUN. tr. Salir al encuentro de alguien
CHRIPAMOLLVÜÑ’N. intr. Sangrar. ]| Tener mens­ (hacia allá).
truación la mujer. CHRIPAVAL NGUEN. intr. Tener que salir.
CHRIPAN. intr. Salir. || P a rtir de algún lugar. || CHRIPAVÜDON. intr. H em iarse del ombligo. 11 Te­
Tomar posturas. ner hernia umbilical.
CHRIPANANTÜ. intr. Salir el sol. CHRIPAVÜREN. intr. P erder la acidez, la am ar­
CHRIPANGO. s. Marea montante. 11 Creciente de gura.
agua. CHRIPU. s. Zurra, paliza, tunda. 11 sinón. CHREPU.
CHRIPANGUECÜNUN. tr. Ayudar a librarse de CHRIPUHUE. s. Rebenque, talero, fu sta, látigo, pa­
una deuda. lo, garrote, y en general todo lo que golpea, apo­
CHRIPAN NGUEN. impers. Poderse salir, haber sa­ rrea, castiga. 11 sinón. CHREPUE. C H R IPU E.
lida. 11 intr. Haberse liberado. CHREPUHUE.
CHRIPANMAN. tr. Nacer algo en el cuerpo (g ra­ CHRIPUN. tr. Apalear, castigar, cascar, d a r paliza.
nos, etc.). || Rubor en la cara. || Polución. || sinón. CHREPUN.
CHRIPANMAPANELN. tr. M asturbar (a o tro ).|| CHRIQUE. s. Iridácea cuyas papas se usaban como
sinón. NÜNÜYEÑMAULN. purgante. Tiene flores azulejas; sus hojas g ra­
CHRIPANMAPANEN. s. Masturbación. 11 sinón. míneas se usaban a veces en reemplazo de la
NÜNÜYEÑMAN. ÑIDOTUN. totora p ara techar, con la desventaja que había
CHRIPANMAPANEUN. r. Masturbarse. 11 sinón. que reem plazarlas al cabo de un año porque se
NÜNÜYEÑMAUN. pudrían.
CHRIPANTU. s. Año. |] Los rancülches decían CHRI- CHR1QUEDÜN. intr. H acer volteretas.
PEUTU o CHRIPAUTU. || Según Cañas Pino- CHRIR. s. Cosa igual. 11 sinón. CHRÜR.
chet el año araucano consta de doce lunaciones; CHRIRCA. s. Nube del ojo, catarata.
el mes de tres semanas de diez días abarca el CHRIRCAN. intr. Tener cata rata en la vista. ¡| Es
tiempo comprendido entre luna y luna. Denomí- ta r medio ciego.
nanse: UNEN CÜYEN: primera luna o sea Ene­ CHRIRCÜLEN. intr. E sta r encogido el cuerpo o
ro; INAN CONGUI CÜYEN: segunda luna o sea acostado de un lado y encogido o torcido.
de la cosecha (Febrero); INAN HUANGUEN CHRIRCÜNUN. tr. Alisar, em parejar, allanar. ||
CÜYEN: luna en que se hace la cosecha de s in ó n . CHAGÜLN. C H R Ú R C Ú N U N . LÜ-
maíz (M arzo); UNEN RIMU CÜYEN: primera TÜMN. LÜRÚMN. QUENGCÜRN.
luna de la flor amarilla de la perdiz (A bril); C H R IR E L N . tr. Igualar, aju star, adaptar, amol­
INAN RIMU CÜYEN: segunda luna de la flor dar.
de la perdiz (M ayo); UNEN CHROR GÜYEN: CHRIRMÜ NGUEN. intr. Im itar. 11 Ser de una m a­
primera luna de las espumas (Ju n io ); INAN nera.
CHROR CÜYEN: segunda luna de las espumas CHRIÚN. intr. R ajarse, henderse, sinón. CHRÜ-
(Julio); UNEN CUYE CÜYEN: luna de la co­ R A N . CHRELOLUN. CHRUUN. UÚLCAN.
secha de viejos (Agosto) por la gran mortandad CHRIGN. CHRILUN. Los pampas decían H U I-
de ancianos; UNEN HUIN CÜYEN: luna en QUIR. 11 D ar estampidos el fuego.
que sigue la cosecha de viejos (Septiembre); CHRIUQUE. s. Chimango, ave de rapiña. || Zool. Mil-
UNEN HUEU'L CÜYEN: primera luna buena gavo chimango. (Vieillot.) || sinón. CHIUQUE.
(Octubre); INAN HUEUL CÜYEN: segunda TIUQUE.
CHR O no CHROM

CHRO. s. Nuca. || Nervios cervicales. || sinón. TO. CHROLONCHROLONG NGUEN. intr. Golpear con­
CHROCON. intr. E star entumido, engarrotado, duro tinuamente.
de frío, empapado de agua. CHROLONGCHROLONGTUN. intr. D ar continuos
CHROCOVN. intr. Bramar el mar por rompimiento golpes. La duplicación del vocablo indica inten­
de las olas sobre las rocas. sidad, continuidad.
CHROCÜLÜN. intr. Cloquear, hacer cloclo la ga­ CIIROLOL. s. Hueco. Cavidad. || sinón. CIIOLLOV.
llina clueca. CHROLOV. DOCAG. DOLLOU. HUETOD. PÜ-
CHROCÜVCIIRAUN. intr. Retorcerse o alargarse LUL.
hasta juntarse las extremidades. CHROLOLCÜLEN. intr. E star hueco. | Tener hue­
CIIROCÜVTÜCÜLEN. intr. E star encogido. cos.
CHROCÜVTÜCUN. tr. Encoger, doblar una articu­ CHROLOL NGUEN. intr. Ser hueco.
lación. CHROLOLÜN. tr. Ahuecar, sinón. DOLLOUN. PI-
CHROCíIRA. s. Enfermedad de la piel. LOLTUN.
CIIROCHRO. s. Nuez de la garganta. || sinón. UÜR- CIIROLOLYÜU. s. Ventanas de la nariz. 11 Fosas
CO. nasales.
CHROCHROCUCIIRAN. s. Cierta enfermedad, lit. CHROLON. adj. Ahuecado, cóncavo.
enfermedad de la nuez de la garganta. CIIROLONGCÜN. tr. Golpear. || sinón. MÜCHRÜ-
CHROCHROLLI. s. Culo. || sinón. CÜCHIU. NÜDO. LÜN.
POTO. QUECHIU. CHROLONGTÚCUN. intr. Topar con objeto duro.
CHRODONG. s. Agujero. || sinón. CATA. CÜPELU. CHROLOV. s. Canoa con tapa que sei"vía de ataúd
HUECIIOD. entre los mapuches costeros chilenos, y que se
CHRODONGCÜN. tr. Agujerear. || sinón. CATAN. ponía dentro de una canoa mayor llamada
DOLLOMN. HUECHODN. ODÜMN. CIIRAIGUENEL. Empleada en entierros de
CHRODONG NGUEN. intr. Ser o estar agujereado. grandes jefes. | j Cosa hueca. 11 Cosa cóncava.
CHROIIOQUE. s. Chajá, v. CHROROQUE. CHROLÜV. s. Cáscara, corteza, hollejo.
CIIROIIUA. s. Cáscara de fruta. CHROLÜVMAMÜLL. s. Corteza de árbol. || Era
CIIROI. s. Coyuntura, juntura, articulación. || A r­ creencia antigua que cuando había rajaduras en
gumentación, punto, detalle o capítulo de un ra ­ la corteza de los árboles se tratab a de mensajes
zonamiento. Creemos, sin que esto constituya enviados por los antepasados; de buen augu­
nada más quo una hipótesis personal del autor, rio, si las rajad u ras eran grandes y verticales,
que este vocablo y su sinónimo CHANG define de mal augurio, si eran chicas y horizontales.
lo que cronistas y autores del pasado siglo (p ar­ CHROLÜVPOÑI. s. Cáscara de papas.
ticularmente Mansilla), denominaban “razones”. CHROLÜVHUA. s. Chala de maíz.
Dejamos a los futuros investigadores el esclare­ CHROME. s. Ciperácea || Bot. Cyperus vegetus. ||
cimiento de esta hipótesis. Crece en terrenos pantanosos o húmedos. Sus ho­
CHROICÜG. s. Muñeca de la mano. jas de tallos triangulares se usan para techar, co­
CIIROICÜGVORO. s. Radio, hueso del brazo (Anat.). mo la totora (Thipha angustifolia) con la cual
CHROIN. intr. Articularse, ramificarse. 11 Formarse parece confundirse lingüísticamente en algu­
el nudo de las cañas; encañar el cereal. nas zonas. Gay en su Botánica - V I/167— le
CHROINAMUN. s. Articulación del pie. da el nombre vulgar de cortadei'a. Febrés
CHROIPOCO. s. Berro, planta crucifera comestible. define como totora de tres esquinas a la más
Crece en los arroyos. 11 Med. digestivo, estimu­ ancha de ellas: VACIIRU (Vathu) y Moesbach
lante. || sinón. COCHILPA. LLAPUE. da la acepción de espadaña, estoquillo, totora,
CHROIRANCÜL. s. Nudo de las cañas. paja de estero. || Med.
CHROIIIUINCULL. s. Vértebra (Anat.). CHROMEN. adj. Blando. (Holmberg.)
CHROIVORO. s. Cualquier hueso entero de las a r­ CHROMENTU. s. Donde hay mucho CHROME.
ticulaciones (Anat.). A veces deciase CHROIVO. CHROMIRCÜN. intr. Estremecerse el cuerpo.
CHROL. s. Frente (Anat.). || sinón. TOL. CHROMIRN. intr. Dícese de la vista cuando uno no
CHROLCOVCÜLEN. adj. Acanalado. puede levantarla por parálisis del párpado su­
CIIROCOVCÜNUN. tr. Acanalar, estriar. 11 sinón. perior.
LOLÜMN. CHROMPÚL. adj. Chueco. || Cosa oblicua, tortuosa,
CHROLCIIRO. s. Cardo. 11 De sus tallos secos, ahue­ torcida.
cados, hacían instrumentos musicales (v. LOL- CIIROMPÜLCÚLEN. intr. E star chueco, oblicuo,
QUIN). || Med. para postemas y reumatismos. encogido, torcido, encorvado, doblegado.
|| Bot. Sonchus asper. (Hill.) Fam. Compositae. CHROMPÜLN. intr. Encogerse, torcerse, crisparse,
|| sinón. CHOL. ÑILHUE. || Algunos autores encorvarse, entortarse, enchuecarse, doblegarse.
traducen CHROLCIIRO por abrojo. || sinón. POCHRONG. PONORN.
CHROLENCÜN. intr. Darse un golpe al pasar. |j CHROMPÜLQUELU. s. Cosa torcida, oblicua, en­
Chocar contra algo. corvada.
CHROLEV. s. Cáscara, mondadura. || sinón. RA- CHROMPÜLVAL. adj. Encorvable, doblegadizo.
NUNENTUEL. CHROMPÜLVALN. intr. Encorvarse, doblegarse,
CHROLONG. s. Golpe. torcerse.
CHROM 141 CHROQ

C H R O M PÜ L Y Ü U . s. N a r iz torcida. || sinón. CHRONGUE. adj. Denso, tupido.


UCHRURYÜU. CHRONGUEILO. s. Pulpa, carnaza. || sinón. REILO.
CHROMÜ. s. Nube. || Celaje. || Obscuro. CHRONGUELEN. intr. E star tupido.
CHROMÜN. intr. e imper. E star nublado, nublarse. CHRONGUELONCO. adj. Cabelludo.
II Obscurecer. CHRONGUENCAN. tr. Sembrar tupido.
CHROMÜ NGUEN. intr. Haber nubes, estar nubla­ CHRONGUETAPÜL. s. Follaje.
do. sinón. PUÑU. |l E star obscuro. CHRONGUI. s. Cosa am arga. || sinón. MUCÜD. MU-
CHROMÜUÜN. expr. adv. Al amanecer. CÜR.
CHROMVÜL. s. Cosa torcida, oblicua, tortuosa, en CHRONGUIN. intr. Topar uno con otro. || A m argar
corvada. (cosa no persona). || sinón. CHRONGUIRN.
CHROMVÜLCÜG. s. Manituerto. || sinón. CHOM- CHRONGÜMN. tr. Techar con pajas. || Tupir y ta ­
VÜLCUG. par.
CHROMVÜLN. tr. Torcer, encorvar. || sinón. CHRÜ. CHRONGVÜL. adj. Torcido. || sinón. CHRÜNVÚL.
CIIRONVÜLNAMUN. s. Patizambo. || C hueco. |¡ CHRONO. s. Arruga. || sinón. DOÑÜ. NGÜNOV.
sinón. UCHURNAMUN. PELCHA. PÜLCHA. PÜLTA.
CHRONCO. s. Plato grande de madera; fuente de CHRONOCÜNUUN. r. Fruncir las cejas, fruncir la
madera sin asas. || Al plato chico lo llaman frente.
IHUE y al mediano RALI.|| sinón. CHRONGCO. CHRONOLEN. intr. E sta r arrugado.
CHRONCÜHUE. s. Barreta de madera. ||v . PAL- CHRONON. intr. A rrugarse.|| s. Tram a del telar. ||
PAL. Trama del tejido, sinón. TONON.
CHRONCÜN. intr. y tr. Golpear, topar, sinón. CHRONONHUE. s. Lizos de la tram a.
CHRONGCÜN. || Llamar a la entrada de la CHRONO NGUEN. intr. Ser arrugado. | adj. A rru ­
RUCA. gado.
CHRONCUIAUN. intr. Andar de un lado a otro co­ CHRONON’N. tr. Tram ar, tejer con tram a. 11 sinón.
mo tonteando. TONON’N.
CHRONCHRONCAN. intr. Llamar a golpes. || sinón. CHROPA. s. Pinta, mancha (natural o artificial),
CHRONCHRON’N. CHRONCHRONCÜN. sinón. CHRUPA. || Planta llamada tabaco del
C H R O N G C A I. adj. Redondo, circular. || sinón. diablo. Bot. Lobelia tupa 1. fam. campanula-
CIíRÜNGCAI. ceae.
CHRONGCAICÜLEN. intr. Ser redondo, ser circu­ CHROrACIIROPAN. intr. E star con pintas entre­
lar. || sinón. CHINGCÚDCÜLEN. veradas o con variedad de colores. || Manchar­
CHRONGCO. s. Pequeña fuente de madera sin asas. se en varias partes.
|| sinón. CHRONCO. CHROPALEN. intr. E sta r manchado, tener man­
CHRONGCOVURI. s. Joroba, giba. || sinón. CHU- chas.
VUG. CHUVUNG. NGUECHOVURI. CIIROPAN. intr. E sta r manchado con varios colo­
CHRONGCOVURI NGUEN. intr. Ser jorobado, ser res. || Multicolor.
giboso. CHROPANCHRIPAN. intr. Salir con manchas.
CHRONGCÜIAUN. intr. Andar tropezando. CHROPANCHROPAN NGUEN. intr. Tener múlti­
CHRONGCÜN. tr. Topar. || sinón. CHRONCÜN. ples pintas (el anim al).
CHRONGCÜNTÚCUUN. r. Toparse, tropezar con CHROPAN NGUEN. intr. Tener pintas, tener man­
algo. || sinón. CHRONGCÜTUN. chas.
CHRONGCÜUN. rec. Darse mutuamente topetadas CHROPEL. s. Cogote, pescuezo, cuello. || sinón. PEL.
como los carneros que pelean. || sinón. LEV- COLCOPEL. TOPEL.
TUUN. CHROPÜMN. tr. Hacer estruendo.
CHRONGCHRONG. s. Vasija o bolso fabricado con CHROQUI. v. TOQUI.
escroto de toro o de carnero y a veces con CHROQUICIIROL. s. Globitos amarillos de las flo­
ubre de vaca que utilizaban como recipiente. res de la planta LAPACACHU.
CHRONGCHRONGCÚLEN. intr. E star hinchado, CHROQUICHROQUI. expr. adv. En parte de una
machacado por golpes, topetadas, etc. manera, en parte de otra.
CHRONGCHRONGÜN. intr. Hincharse, machacarse CHROQUIHUE. s. Cualquier cosa que pueda utili­
por golpes. zarse como instrumento para medir. || In stru­
CHRONGLI. adj. Flaco. || En rancülche CHROUTSI. mento de MACHI en sus curaciones, para simu­
en pampa RONGLI. || sinón. LLALLI. lar que atraviesan con él la parte del cuerpo del
CHRONGLIN. intr. Enflaquecer. enfermo de donde hay que extirpar el mal.
CHRONGLI NGUEN. intr. Ser flaco. CHROQUI IALN. tr. Distribuir la comida.
CHRONGN. intr. E star tupido, estar denso. |¡ sinón. CHROQUIL. s. Lapso, plazo, término, tiempo.
CHRONGUELEN. CHROQUILANTÜ. s. El día indicado. || sinón.
CHRONGCHRONG NGUEN. intr. Hacer oir golpe CHROQUINANTÜ.
tras golpe. CHROQUIN. tr. Medir, v. TOQUIN. || D istribuir, re­
CHRONGONGCÜN. intr. Golpear, llamar. partir, fraccionar, ordenar. 11 Pospuesto signi­
CHRONGOYÜU. s. Nariz aguileña. fica: tener por.
CHRONGTUN. intr. E star nuevamente tupido. CHROQUINOVAL. adj. Improbable.
■ ■ i

CHROQ CHRUCH

CHROQUINOVALN. intr. Ser improbable. particularidad de hinchar su plum aje. || La voz


CHROQUIÑ. s. Porción, parte, medida, fracción, ra ­ chajá es guaraní (C IIA JH A ) habiendo sido es­
ción, tajada, cuota, trozo, fragmento, parcela. pañolizada. | j Zool. Chauna torquata. (Oken.)
|| sinón. REÜ. UÜDCAN. CHRORÜMN. tr. Producir espuma.
CHROQUIÑCAHUEL. s. Tropilla de caballos, en ge­ CHRORVAN. s. Espuma, sinón. CHROR. VACAN.
neral del mismo pelo. CHRORVAN’N. tr. Hacer espuma.
CHROQUIÑCHROQUIÑ. s. Ser en partes. CHRORVANÜN. intr. Espumar.
CHROQUIÑ’N. tr. Dividir, fraccionar. CIIROTO. s. Codo. expr. raneülehe.
CHROQUINTUN. tr. Recibir parte o porción que CHROTÚM. s. Ciertas hormigas de gran tamaño.
le corresponde del botín, o del trabajo efec­ CHHOU. s. Grieta, hendidura, rendija, fisura, inters­
tuado. ticio, ranura, sinón. CHRIG. CHRILU.
CHROQUIQUELU. s. Arbitro, juez. CHROUCÜLEN. intr. E star hendido, agrietado; te­
CHROQUITU. s. Lo medido, lo pesado, sinón. TO- ner fisura o ranura.
QUITU. || Parte proporcional. CHROUMN. intr. Hender, ra ja r, ag rietar, ranurar.
CHROQUITUIN. tr. Comer moderadamente. | sinón. sinón. CHRILUN. IÍUICHAVÜN.
TOQUITUNIÑ. CHROUN. intr. R ajarse, hendirse, agrietarse. ||
CHROQUITUN. intr. Pensar, cavilar, reflexionar, sinón. CHROURUMEN. CHELOLÜN. CHRIGN.
razonar, meditar. || sin ó n . CHROQUITULEN. CHRÜRAN.
RAQUI DUAM YEN. CHROUTSI. adj. Flaco, expr. raneülehe por CHRON-
CHROQUIUCÜLEN. r. Parecerle, juzgar. 11 Pensar, GLI.
hacer algo. CHROUÜN. tr. R ajar, hender, agrietar. 11 sinón.
CHROQUIUN. r. Parecerle, imaginarse. || s. Parecer, CHROUMN.
opinión. CIIROÜUN. intr. E sta r flaco.
CHROQUIVAL. adj. Probable. CHROVN. intr. H acer estruendo (arm as de fuego.
CHROQUIVALN. intr. Ser probable. truenos, volcanes, etc.).
CIIROR. s. Espuma. ¡| sinón. CHRORVAN. VACAN. CHROVU. adj. Flojo, cobarde. || sinón. CHOVC.
CHRORCAN. intr. Espumar. LLECANTENCHE. NOÜNGUELAN. PELL-
CIIRORCIIRORCÜN. intr. Gañir, aullar, graznar. || QUENCHE. UYECAUTENYI.
Haces sonar las coyunturas. CHRU. s. Piojo, expr. raneülehe.
CHRORCÜM. s. Molleja de ave. sinón. CONCIIRI. CHRUCAN. intr. Tener respeto, recelo, vergüenza.
CONGHRUL. || Hernia umbilical, sinón. CHRI- || sinón. CHUCAN.
PANVÜDO. CHRUCANCHRUCAN. s. Nombre de una planta, no
CHRORCÜMN. intr. Herniarse. sabemos cuál.
CHRORI. s. Langosta chica, langosta saltona. || CHRUCUCIIRUCU. s. Coleto, garguero. 1sinón. CÜ-
sinón. CHORI. || A la langosta grande volado­ TICUN. HUAGÜLIIUAGÜL. PILCO. ÜLTEN.
ra la llamaban PELPELTON. CHRUCUR. s. Niebla, neblina, brum a. “ Entre in­
CHRORN. intr. Salir tarde la luna o las estrellas. dios pampeanos existía superstición según la
CHROR NGUEN. intr. Tener espuma. cual al conocerse la fuga de un cautivo, los bru­
CHROROQUE. s. Chajá. || Ave zancuda, más grande jos reunidos en sesión lo entregaban al espíritu
que el pavo, de patas encarnadas, con fuertes d