Está en la página 1de 26

ESCUELA DE EDUCACIÓN SUPERIOR TÉCNICO

PROFESIONAL “TARAPOTO”

EL CODIGO PROFESIONAL DE ETICA DE LA PNP Y


CODIGO DE CONDUCTA PARA FUNCIONARIOS
ENCARGADOS DE HACER CUMPLIR LA LEY

CATEDRATICO: CRNEL PNP. EDWIN JORGE GUITERREZ GASTANADUI

INTEGRANTES: ROJAS BAUTISTA MARWIL

CAYAO GUEVARA MILTON

SERNA GEVA YOICER

CASTRO TUANAMA PEDRO

INGA RIVERA JACK STALIN

CURSO: DERECHOS HUMANOS APLICADOS A LA FUNCIÓN POLICIAL

PROMOCIÓN: HONESTIDAD

2019

Páá giná 1
DEDICATORIA

Dedicamos primeramente este trabajo a Dios ya


que él es el creador de todas las cosas, el que nos
ha dado fortaleza para continuar.

De igual forma, a nuestros Padres, a


quienes les debemos nuestras vidas,
les agradecemos el cariño y su
comprensión, a ustedes quienes han
sabido formarme con buenos
sentimientos, hábitos y valores, lo cual
me ha ayudado a salir adelante
buscando siempre el mejor camino.

A nuestros maestros, gracias por su tiempo, por su


apoyo así como por la sabiduría que nos transmiten
en el desarrollo de nuestra formación profesional,
gracias por habernos guiado el desarrollo de este
trabajo y llegar a la culminación del mismo.

Páá giná 2
AGRADECIMIENTO

El agradecimiento de nuestro trabajo es principalmente para nuestros Padres,

porque siempre nos apoyan en el transcurso de nuestra carrera profesional.

A nuestros docentes, ya que por ellos hemos llegado a obtener los conocimientos

necesarios para poder desarrollar esta monografía y así poder plasmar nuestras

ideas y compartirlas con nuestros compañeros.

Páá giná 3
INDICE

CARATULA ..............................................…………………………………………………………………………………… 1

DEDICATORIA………………………………………….................................................………………………………………2

INDICE………………………………………………………………………………………………..............................................3

INTRODUCCIÓN.................................................................................................................................4

OBJETIVOS.........................................................................................................................................5

CAPITULO II.......................................................................................................................................6

MARCO TEORICO...............................................................................................................................7

CODIGO DE ETICA PROFECIONAL DE L POLICIA NACIONAL...............................................................7

CONCEPTO DE LA ÉTICA DENTRO DE LA PNP.....................................................................................7

DECLARACION DE PRINCIPIOS...........................................................................................................7

PERSONALIDAD ETICA.......................................................................................................................8

EDUCACION Y LA ETICA POLICIAL......................................................................................................9

CÓDIGO DE CONDUCTA PARA FUNCIONARIOS Y HACER CUMPLIR LA LEY ......................................10

ARTICULOS......................................................................................................................................14

OBJETO Y FINALIDAD.......................................................................................................................22

JUSTIFICACION E IMPORTANCIA......................................................................................................22

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES...........................................................................................23

BIBLIOGRAFIA…………………………………………………………………………………..............................................25

ANEXOS………………………………………………………………………………………………………………………….…………..25

Páá giná 4
INTRODUCCIÓN

La Doctrina de la Policía Nacional de Perú es el conjunto orgánico de ideas


matrices, principios, valores éticos y normas basadas en las características
nacionales, la tradición e historia de la Policía, y en la Ética profesional, que
inspira y fundamenta, en concordancia con la Constitución Política de Perú y las
Leyes, todos los Reglamentos, Normas, Procedimientos y Disposiciones
referentes a la organización, funcionamiento y actuaciones de la Policía Nacional.

La ley NMR 0140-89-IN de la Policía Nacional del Perú es fundamental para:

 Fijar el rumbo de la Institución a corto, mediano y largo plazo, y dar


continuidad a los esfuerzos a cada administración de turno, orientando la
definición de objetivos estratégicos, política institucional, planes, programas y
proyectos.

 Establecer la filosofía que imprimirá una particular forma de ser a la Policía


Nacional considerada como un todo integrado que hará posible dirigir y
orientar el trabajo institucional y de sus miembros en su doble rol social, como
Policías y como integrantes de la comunidad en que viven.

 Inspirar soluciones en temas y problemas policiales explícitos e implícitos, que


incluso pueden no tener aún un sólido respaldo jurídico (por ejemplo,
tratamiento a menores, pandillas juveniles, tratamiento a víctimas, entre otros).

 Incidir en la labor legislativa sobre temas afines a las funciones políticas y


contribuir a una mejor interpretación judicial de leyes vigentes.

"De ahí que deben de fijarse muy claramente cuales serían esas normas de
conducta que honren o dignifiquen la función policial, para hacer nacer y
mantener el respeto hacia la institución, lo cual acrecentará su credibilidad ante la
población, al tiempo que solidificara su legitimidad como autoridad cuando su
actuación se encuentra apegada al marco legal y a lo que la ciudadanía
consciente espera de ese órgano".

Páá giná 5
OBJETIVOS

A. OBJETIVO GENERAL

 Promover, difundir e interiorizar principios, valores, responsabilidades y


compromisos éticos en relación a comportamientos y prácticas de las
servidoras y servidores policiales, en cumplimiento de la misión y
naturaleza consagradas en la Constitución de la República del Ecuador.

B. OBJETIVO ESPESIFICO

 Determinar los efectos positivos de una formación policial basada en la


ética y valores morales, en la Policía Nacional del Perú.

 Identificar las consecuencias negativas en el desempeño profesional


por la deficiente formación y educación de la Policía Nacional del Perú

 Demostrar la necesidad de una nueva ética de la responsabilidad en la


PNP

C. ÁMBITO.

El presente Código de Ética es de aplicación obligatoria para las y los


servidores policiales que presten sus servicios o ejerzan cargo o función
dentro de la Policía Nacional del Ecuador, conforme la naturaleza, misión y
fines establecidos en los arts. 158 y 163 de la Constitución de la República del
Ecuador.

Todas y todos los servidores policiales, deberán cumplir y hacer cumplir el


presente código

Páá giná 6
CAPITULO II

MARCO TEORICO

1. CODIGO DE ETICA PROFECIONAL DE L POLICIA NACIONAL

1.1 CONCEPTO DE LA ÉTICA DENTRO DE LA PNP

Todo el concepto de la ética está íntimamente relacionado con la


independencia policial si a uno de ustedes se le pidiera que hablara a su
colega sobre el tema de la ética es posible que en un principio se sienta
poco dispuesto o seguro de hacerlo. Sin embargo es muy importante
hablar de la ética. Ello no quiere decir de quien lo haga sea perfecto o un
moralizador, con este tema he creído conveniente preguntarme porque
la imagen de los miembros policiales esta tan decaída cuando debería
tener una reputación de integridad y neutralidad. La ética así como la
independencia tiene que ver con la apariencia y la realidad, si se
perciben injusticias y aparentan que no la hay, esto trae como
consecuencia lo que se está viviendo el descrédito de las fuerzas
policiales.

Una forma de concebir un verdadero código de ética para los


miembros policiales es asumir que éste, debe consistir en que
todo policía adopte como código personal las Normas más elevadas
posibles de conducta personal y profesional. Su vida personal, la forma
en que lleva acabo la relación con su familia y si inevitablemente llegan a
conocimiento del público y como policía en el ejercicio de su deber debe
actuar con la conducta, con la equidad, con la integridad, con la rectitud
que esperamos de nuestros ciudadanos más responsables.

Páá giná 7
El comportamiento y el carácter son muy importantes dentro de la
vida profesional del efectivo policial. Es decir el policía debe mantener
cordura, moderación, cuando el delincuente trata deliberadamente de
provocarlo. Sin embargo el policía debe insistir en que el delincuente
respete, no la dignidad personal del policía, sino la dignidad del cargo
que ejerce y esto será un patrón para aprender la forma de controlar los
delincuentes en la carceleta. Los mejores policías con su conducta, su
posición, su forma de proceder, inspiran respeto en estos casos, jamás
nos atreveríamos a intentar una conducta impropia contra ellos.

2. DECLARACION DE PRINCIPIOS

Actualmente, gran parte de las sociedades del mundo están atravesando por
momentos difíciles, pues no solamente se encuentran sumergidas en una
profunda crisis socio económico, sino que también se hallan en un
desequilibrio de principios y valores, que son erosionados por la corrupción.

Frente a esta problemática se trata de encontrar soluciones que sean


compatibles con la ética y los valores y, por consiguiente, lograr que la
persona pueda mejorar su calidad moral, siempre que sus actitudes y
comportamientos, vale decir, su conducta, se orienten mediante sólidos
principios, basados fundamentalmente en el respeto a la dignidad de la
persona humana, la justicia, la libertad y los derechos humanos.

En ese sentido, nuestra sociedad y sus instituciones no son ajenas a esta


problemática, ya que es evidente que existe una crisis de valores en nuestro
medio social. Ante esta situación, nosotros –los policías -, no podemos
permanecer ajenos al problema ético.

Debemos, en todo caso, mediante la reflexión y el razonamiento, reorientar y


reforzar la conducta moral de nuestro personal sobre la base del estudio del
Nuevo Código de Ética Policial, aplicada coherentemente con los valores
humanos y nuestra realidad. Asimismo, mediante una reflexiva toma de
conciencia de nuestros actos debemos distinguir acertadamente lo bueno de

Páá giná 8
lo malo, lo correcto de lo incorrecto, para actuar en todo momento en forma
justa y solidaria para con el ciudadano y la institución, de conformidad a la
declaración de principios del Código de Ética.

3. PERSONALIDAD ETICA

Que significa calidad moral en la policía

Esta pregunta guarda estrecha relación con el concepto de la personalidad


ética, o sea, la capacidad que tiene cada persona de enjuiciar sus actos y los
de sus semejantes a la luz de lo que percibe como valores morales objetivos.
Su conciencia hace posible que evalúe su propia personalidad debido a las
malas acciones que realiza y por las buenas que deja de hacer.

En realidad, todas las personas tienen conciencia moral. Pero no todas son
capaces de dialogar reflexivamente con ella. Por ejemplo, hay quienes
confían en sus instituciones o sentimientos para saber lo que desean hacer.
Tiene valores morales.

Estos se manifiestan según su propósito y su desarrollo y su formación


personal. En cambio, hay otras que creen en los principios morales, que
suelen ofrecer mayor garantía de objetividad. Sin embargo quien quiere
engañarse con argumentos falaces. Tantos unos son capaces de hacer eso a
su conciencia. Si su actitud moral fundamental es sana, es probable que
hagan, pero de no ser así, intentarán ignorarla.

Ahora bien si lo expuesto asociamos el concepto de calidad, podemos decir


que es el conjunto de cualidades que constituye la manera de ser de una
persona. En este sentido calidad moral en un policía se refiere al conjunto de
principios y de valores que posee y práctica en todo momento, sea en acto de
servicio como en su vida privada.

Un policía debe tener en todo momento una excelente calidad moral, basada
como hemos dicho, en sólidos principios y valores, que forman su
personalidad ética. Su conducta debe ser intachable para que se constituya

Páá giná 9
en una garantía de seguridad para los ciudadanos. Es por eso que si un
policía carece de ética y de valores su conducta moral no tiene calidad ni
solvencia que garantice el accionar correcto en el servicio que presta a la
sociedad. Las cualidades morales, son la base y el sustento para el
desarrollo de las virtudes individuales del Policía, las que materializa en el
servicio mediante la justicia, la verdad, la equidad y el respeto a los demás,
virtudes que lo hacen merecedor de una Personalidad Ética, que por su
naturaleza es ejemplarizadora y sirve de modelos de vida, para la sociedad y
para la Institución.

4. EDUCACION Y LA ETICA POLICIAL

La ética Policial, constituye el conjunto de principios y preceptos de carácter


moral, orientado por virtudes como la lealtad, dignidad, solidaridad y
acendrado patriotismo, cuya observancia permanente garantiza una conducta
honorable a los miembros de la Policía Nacional. Su ejercicio genera
confianza y respeto en las personas la sociedad, la patria y la Institución.

La Ética Policial es básica en cualquier formación policial en un estado de


derecho. No sólo eso, el comportamiento ético de cualquier efectivo policial en
una sociedad democrática se ha de presuponer y ha de formar parte del
bagaje profesional.

El Policía es un funcionario al servicio de todos los ciudadanos y no


solamente necesita unos conocimientos profesionales y unas buenas
aptitudes en el desarrollo de su trabajo. Para poder hablar de un buen
profesional de policía ha de tener, además, unas actitudes, unas convicciones
éticas más allá de las que son exigidas a otros profesionales.

¿Por qué esta exigencia? El Policía está frecuentemente en contacto con la


parte más conflictiva de la vida las personas, en situaciones de emergencia,
en los peores días de cada ciudadano, con los ciudadanos que delinquen, en
situaciones de resolver conflictos, problemas, haciendo prevalecer en muchas
ocasiones el interés global por encima de algunos intereses particulares. Por
eso en muchas ocasiones no es bien vista la policía pero se pide su actuación

Páá giná 10
cuando nuestros intereses están en peligro. Es una actitud ambivalente que el
policía ha de saber sobrellevar con profesionalidad.

El policía tiene acceso a informaciones, objetos de valor, drogas... Tiene una


autoridad "delegada" de la sociedad para hacer prevalecer los intereses
generales, para proteger a las personas más desfavorecidas y para que sea
la garantía del libre ejercicio de los derechos y libertades de todos los
ciudadanos, sean ricos o pobres, de una raza u otra, de una religión u otra, de
cualquier ideología...

De ahí que la profesión de policía, como hemos visto, tiene unas


características especiales que pueden hacer cambiar el carácter de sus
miembros más fácilmente que en otras profesiones y por eso mismo la ética
policial es una garantía para el ciudadano, pero también para el propio policía
que ha de asumir normas estrictas y ideales más altos que la mayor parte de
las que son exigidas en general.

Debido a todo esto, algunas noticias, como las que acaban de aparecer
recientemente sobre el aumento de denuncias de tortura , corrupción,
diversos actos delincuenciales, negligencias por parte de los miembros de la
PNP, sacuden a la población, señalando a la policía y sacuden a la policía que
observan un rechazo de la sociedad hacia su trabajo.

Hay que ser muy cauteloso con este tipo de informaciones y a la vez muy
severo con las desviaciones cometidas por parte de la policía. Estamos
delante de una profesión que es básica en nuestra sociedad y que ha de
ejercer un trabajo de servicio, de mediación, de autoridad para defender los
intereses de los que tienen menos voz y son más desfavorecidos, y no
ponerlas en su globalidad ante el escarnio colectivo. Todos sabemos que, sin
pretender excusar actuaciones maliciosas, de pérdida de control... los grupos
organizados tienen como sistema denunciar maltratos en todas sus
detenciones para justificar sus intereses que siempre están en contra de
algunos intereses de personas que están en una situación menos protegidas.

Hay que ser también muy claros, en no permitir ningún tipo de desviación por
parte del profesional de policía. Y para ello, una sociedad democrática no

Páá giná 11
puede permitir nunca una actuación de abuso de poder de cualquier
policía, no solamente con la sanción, sino también previniendo estas
conductas, con la formación policial básica y continua, con la aceptación de
los códigos de ética, el poner en marcha mecanismos de control y dejar claro
que la ética policial ha de ser siempre un elemento básico de cualquier
actuación profesional. Todo esto está en marcha en la gloriosa Policía
Nacional del Perú.

5. CÓDIGO DE CONDUCTA PARA FUNCIONARIOS Y HACER CUMPLIR LA


LEY

El Código de Ética de la Policía Nacional, es el fundamento de la disciplina


policial y el reconocimiento de los derechos y obligaciones, define y orienta
la conducta ética y moral del policía.

Los valores institucionales es todo aquello que la institución defiende y define


en su filosofía. Es lo que le da grandeza en un noble cometido dentro de la
sociedad para proteger y servir; además tienen una importancia en el
momento de definir la doctrina institucional, ya que esta se basa en los
principios que rigen el destino de la organización.

Mientras, los valores del personal en cambio, son principios éticos y morales
de conducta y ciertos comportamientos específicos que se muestran con
orgullo y se preservan. Además son una fuerte creencia en una forma
específica de conducta socialmente aceptable y preferible.

Tienen mucho que ver con las virtudes místicas y cardinales universalmente
aceptadas. En la labor policial, siempre está cerca de las atrocidades de
la población, está íntimamente ligada a la seguridad ciudadana.

Las instituciones al premiar ciertas conductas, demuestra cuáles son sus


valores y esto condicionan el comportamiento de la fuerza, ya que determinan
modos de pensar y actuar que enfocan disposiciones de acuerdo a lo que se
considera importante dentro de ella. Los Valores actúan también como

Páá giná 12
criterios o filtros conforme los cuales una sociedad juzga la importancia de
personas, acontecimientos o comportamientos que puedan encontrarse de
acuerdo a lo que se espera de su policía.

De esta forma, para descubrir los valores reales es necesario, en ocasiones,


observar comportamientos, historias, héroes de la fuerza, decisiones, que se
premia y que se castiga y de su conjunto van a resaltar una serie de valores
comunes a la mayoría de éstos, a los cuales se les podrá considerar como de
la propia institución.

Los valores participan en la creación de la doctrina, la cual a su vez depende


del líder, quien es el que los señala a través de premiar o castigar
comportamientos. También pueden ser algo abstracto por ejemplo la
tranquilidad o algo concreto como la seguridad.

Por tanto, se debe realizar un análisis del sistema de valores de todo de los
integrantes de la institución y compararlos con los de la nueva filosofía que se
pretende implementar, de forma que haya una sintonía entre ellos. Para
adquirir nuevos valores o para modificar los existentes.

Artículo 1

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley cumplirán en todo momento


los deberes que les impone la ley, sirviendo a su comunidad y protegiendo a todas
las personas contra actos ilegales, en consonancia con el alto grado de
responsabilidad exigido por su profesión.

Comentario:

a) La expresión "funcionarios encargados de hacer cumplir la ley" incluye a


todos los agentes de la ley, ya sean nombrados o elegidos, que ejercen
funciones de policía, especialmente las facultades de arresto o
detención.

Páá giná 13
b) En los países en que ejercen las funciones de policía autoridades
militares, ya sean uniformadas o no, o fuerzas de seguridad del Estado,
se considerará que la definición de funcionarios encargados de hacer
cumplir la ley comprende a los funcionarios de esos servicios.

c) En el servicio a la comunidad se procura incluir especialmente la


prestación de servicios de asistencia a los miembros de la comunidad
que, por razones personales, económicas, sociales o emergencias de
otra índole, necesitan ayuda inmediata.

d) Esta disposición obedece al propósito de abarcar no solamente todos


los actos violentos, de depredación y nocivos, sino también toda la
gama de prohibiciones previstas en la legislación penal. Se extiende,
además, a la conducta de personas que no pueden incurrir en
responsabilidad penal.
Artículo 2

En el desempeño de sus tareas, los funcionarios encargados de hacer cumplir la


ley respetarán y protegerán la dignidad humana y mantendrán y defenderán los
derechos humanos de todas las personas.

Comentario:

a) Los derechos humanos de que se trata están determinados y protegidos


por el derecho nacional y el internacional. Entre los instrumentos
internacionales pertinentes están la Declaración Universal de Derechos
Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la
Declaración sobre la Protección de todas las Personas contra la Tortura
y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, la
Declaración de las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las
formas de discriminación racial, la Convención Internacional sobre la
Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial, la
Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo del Crimen de
Apartheid, la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de

Páá giná 14
Genocidio, las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos y la
Convención de Viena sobre relaciones consulares.

b) En los comentarios de los distintos países sobre esta disposición deben


indicarse las disposiciones regionales o nacionales que determinen y
protejan esos derechos.

Artículo 3

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley podrán usar la fuerza sólo
cuando sea estrictamente necesario y en la medida que lo requiera el desempeño
de sus tareas.

Comentario:

a) En esta disposición se subraya que el uso de la fuerza por los


funcionarios encargados de hacer cumplir la ley debe ser excepcional;
si bien implica que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley
pueden ser autorizados a usar la fuerza en la medida en que
razonablemente sea necesario, según las circunstancias para la
prevención de un delito, para efectuar la detención legal de delincuentes
o de presuntos delincuentes o para ayudar a efectuarla, no podrá
usarse la fuerza en la medida en que exceda estos límites.

b) El derecho nacional restringe ordinariamente el uso de la fuerza por los


funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, de conformidad con un
principio de proporcionalidad. Debe entenderse que esos principios
nacionales de proporcionalidad han de ser respetados en la
interpretación de esta disposición. En ningún caso debe interpretarse
que esta disposición autoriza el uso de un grado de fuerza
desproporcionado al objeto legítimo que se ha de lograr.

Páá giná 15
c) El uso de armas de fuego se considera una medida extrema. Deberá
hacerse todo lo posible por excluir el uso de armas de fuego,
especialmente contra niños. En general, no deberán emplearse armas
de fuego excepto cuando un presunto delincuente ofrezca resistencia
armada o ponga en peligro, de algún otro modo, la vida de otras
personas y no pueda reducirse o detenerse al presunto delincuente
aplicando medidas menos extremas. En todo caso en que se dispare un
arma de fuego, deberá informarse inmediatamente a las autoridades
competentes.
Artículo 4

Las cuestiones de carácter confidencial de que tengan conocimiento los


funcionarios encargados de hacer cumplir la ley se mantendrán en secreto, a
menos que el cumplimiento del deber o las necesidades de la justicia exijan
estrictamente lo contrario.

Comentario:

Por la naturaleza de sus funciones, los funcionarios encargados de hacer cumplir


la ley obtienen información que puede referirse a la vida privada de las personas o
redundar en perjuicio de los intereses, especialmente la reputación, de otros. Se
tendrá gran cuidado en la protección y el uso de tal información, que sólo debe
revelarse en cumplimiento del deber o para atender las necesidades de la justicia.
Toda revelación de tal información con otros fines es totalmente impropia.

Artículo 5

Ningún funcionario encargado de hacer cumplir la ley podrá infligir, instigar o


tolerar ningún acto de tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o
degradantes, ni invocar la orden de un superior o circunstancias especiales, como
estado de guerra o amenaza de guerra, amenaza a la seguridad nacional,
inestabilidad política interna, o cualquier otra emergencia pública, como

Páá giná 16
justificación de la tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o
degradantes.

Comentario:

a) Esta prohibición dimana de la Declaración sobre la Protección de Todas


las Personas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles,
Inhumanos o Degradantes, aprobada por la Asamblea General, y en la
que se estipula que:

"[Todo acto de esa naturaleza], constituye una ofensa a la dignidad humana y será
condenado como violación de los propósitos de la Carta de las Naciones Unidas y
de los derechos humanos y libertades fundamentales proclamados en la
Declaración Universal de Derechos Humanos [y otros instrumentos
internacionales de derechos humanos]."

b) En la Declaración se define la tortura de la siguiente manera:

"[...] se entenderá por tortura todo acto por el cual el funcionario público, u otra
persona a instigación suya, inflija intencionalmente a una persona penas o
sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de
un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya
cometido o se sospeche que haya cometido, o de intimidar a esa persona o a
otras. No se considerarán torturas las penas o sufrimientos que sean
consecuencia únicamente de la privación legítima de la libertad, o sean inherentes
o incidentales a ésta, en la medida en que estén en consonancia con las Reglas
Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos."

c) El término "tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes" no ha


sido definido por la Asamblea General, pero deberá interpretarse que

Páá giná 17
extiende la protección más amplia posible contra todo abuso, sea físico
o mental.

Artículo 6

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley asegurarán la plena


protección de la salud de las personas bajo su custodia y, en particular, tomarán
medidas inmediatas para proporcionar atención médica cuando se precise.

Comentario:

a) La "atención médica", que se refiere a los servicios que presta cualquier


tipo de personal médico, incluidos los médicos en ejercicio inscritos en
el colegio respectivo y el personal paramédico, se proporcionará cuando
se necesite o solicite.

b) Si bien es probable que el personal médico esté adscrito a los órganos


de cumplimiento de la ley, los funcionarios encargados de hacer cumplir
la ley deben tener en cuenta la opinión de ese personal cuando
recomiende que se dé a la persona en custodia el tratamiento apropiado
por medio de personal médico no adscrito a los órganos de
cumplimiento de la ley o en consulta con él.

c) Se entiende que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley


proporcionarán también atención médica a las víctimas de una violación
de la ley o de un accidente ocurrido en el curso de una violación de la
ley.

Artículo 7

Páá giná 18
Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no cometerán ningún acto de
corrupción. También se opondrán rigurosamente a todos los actos de esa índole y
los combatirán.

Comentario:

a) Cualquier acto de corrupción, lo mismo que cualquier otro abuso de


autoridad, es incompatible con la profesión de funcionario encargado de
hacer cumplir la ley. Debe aplicarse la ley con todo rigor a cualquier
funcionario encargado de hacerla cumplir que cometa un acto de
corrupción, ya que los gobiernos no pueden pretender hacer cumplir la
ley a sus ciudadanos si no pueden, o no quieren, aplicarla contra sus
propios agentes y en sus propios organismos.

b) Si bien la definición de corrupción deberá estar sujeta al derecho


nacional, debe entenderse que abarca tanto la comisión u omisión de
un acto por parte del responsable, en el desempeño de sus funciones o
con motivo de éstas, en virtud de dádivas, promesas o estímulos,
exigidos o aceptados, como la recepción indebida de éstos una vez
realizado u omitido el acto.
c) Debe entenderse que la expresión "acto de corrupción" anteriormente
mencionada abarca la tentativa de corrupción.

Artículo 8

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán la ley y el


presente Código. También harán cuanto esté a su alcance por impedir toda
violación de ellos y por oponerse rigurosamente a tal violación.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que tengan motivos para
creer que se ha producido o va a producirse una violación del presente Código

Páá giná 19
informarán de la cuestión a sus superiores y, si fuere necesario, a cualquier otra
autoridad u organismo apropiado que tenga atribuciones de control o correctivas.

Comentario:

a) El presente Código se aplicará en todos los casos en que se haya


incorporado a la legislación o la práctica nacionales. Si la legislación o
la práctica contienen disposiciones más estrictas que las del presente
Código, se aplicarán esas disposiciones más estrictas.

b) El artículo tiene por objeto mantener el equilibrio entre la necesidad de


que haya disciplina interna en el organismo del que dependa
principalmente la seguridad pública, por una parte, y la de hacer frente a
las violaciones de los derechos humanos básicos, por otra. Los
funcionarios encargados de hacer cumplir la ley informarán de las
violaciones a sus superiores inmediatos y sólo adoptarán otras medidas
legítimas sin respetar la escala jerárquica si no se dispone de otras
posibilidades de rectificación o si éstas no son eficaces. Se entiende
que no se aplicarán sanciones administrativas ni de otro tipo a los
funcionarios encargados de hacer cumplir la ley por haber informado de
que ha ocurrido o va a ocurrir una violación del presente Código.

c) El término "autoridad u organismo apropiado que tenga atribuciones de


control o correctivas" se refiere a toda autoridad o todo organismo
existente con arreglo a la legislación nacional, ya forme parte del órgano
de cumplimiento de la ley o sea independiente de éste, que tenga
facultades estatutarias, consuetudinarias o de otra índole para examinar
reclamaciones y denuncias de violaciones dentro del ámbito del
presente Código.

d) En algunos países puede considerarse que los medios de información


para las masas cumplen funciones de control análogas a las descritas

Páá giná 20
en el inciso c supra. En consecuencia, podría estar justificado que los
funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, como último recurso y
con arreglo a las leyes y costumbres de su país y a las disposiciones
del artículo 4 del presente Código, señalaran las violaciones a la
atención de la opinión pública a través de los medios de información
para las masas.

e) Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que observen las


disposiciones del presente Código merecen el respeto, el apoyo total y
la colaboración de la comunidad y del organismo de ejecución de la ley
en que prestan sus servicios, así como de los demás funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley.

B. OBJETO Y FINALIDAD

En el Nuevo Código materia del presente análisis, se establece que se constituye


en un Cuerpo Estructurado de manera coherente. Aspecto fundamental, ya que
al tener coherencia y un sistema estructurado de valores, virtudes y principios,
dinámico y fundamentado, deja de ser un Código meramente principista y lírico,
que no contribuía de manera alguna a la formación del personal policial.

C. FINES

Los miembros de la PNP, en toda situación y circunstancia, con o sin uniforme,


son objeto de atención pública, por ende su comportamiento y desarrollo debe
estar sustentado en solidos valores y principios, a la vez que por el rol social que
desempeñan, los Policías nos constituimos en modelos de conducta para la
sociedad, por ello configurar y desarrollar el perfil del Policía como Líder se
constituye en un fin del Código de Ética

Páá giná 21
La promoción y desarrollo de la deontología profesional, dedicando su atención
preferente a difundir el conocimiento de los preceptos de este Código y
obligándonos a velar por su cumplimiento

D. JUSTIFICACION E IMPORTANCIA
El presente trabajo de investigación tiene su justificación e importancia debido a
que permitirá conocer las causas que no permiten una adecuada formación
policial , teniendo la imperiosa necesidad de lograr identificar las principales
causas que han provocado la crisis de valores en el interior de la Policía Nacional
y su incidencia de la deficiente Formación Policial en Valores (Éticos y Morales);
asimismo determinar los efectos positivos de una formación policial basada en la
ética y mística policial, siendo necesario, diseñar estrategias cognitivas en la
educación y practica de los valores para lograr una sólida formación (éticos y
morales) del futuro Policía.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

A mi parecer la imagen, el trabajo, el empeño el decoro de la Policía Nacional está


atravesando por una decadencia de la cual ellos han sido forjadores, necesitamos
que esto cambie formando una institución sólida que cumpla a cabalidad sus
funciones para de esta manera propender hacia un Perú mejor.

Es necesario la existencia de justicia por parte de la Policía nacional, pero


esta debe ser eficiente, autónoma especializada a los fines que la justifica,
ello constituye una garantía para la tutela de los derechos de la persona.

Para llevar a cabo este cambio es necesario sensibilizar a los miembros de


la Policía Nacional realizando continuamente talleres, capacitándolos
reeducándolos en los principios que aprendieron alguna vez en los
cuarteles que en transcurso del tiempo han sido olvidados.

Páá giná 22
Que en caso de los delitos contra los Derecho Humanos siempre deberán
ser visto por la justicia común como por ejemplo los delitos de detención
arbitraria, desapariciones forzadas, en estos casos los bienes jurídicos
vulnerados son personalísimos, el afectado con la conducta no es en
primer término la institución castrense sino la persona. Bueno en esta parte
ya existe una ley que recién se ha promulgado pero necesitamos que sean
aplicados a la práctica.

Para evitar más abusos policiales es necesario difundir los derechos de las
personas constantemente no solo cuando la coyuntura así lo amerita sino
siempre.

Debe haber un grupo especializado en derechos humanos que viajen a los


lugares donde existen riesgos de violaciones y capaciten a mujeres niños,
niñas y hombres para lograr que se unan a esta causa justa, bueno parece
un ideal pero si todos trabajamos evitaremos atropellos por aquellos
agentes que viven cerca de la población que conocen de nuestra
ignorancia y así garantizar la integridad el derecho a ser libre y a no ser
humillado.

Anteriormente he mencionado que la educación es la base para evitar


abusos en nuestro país, existe un alto índice de analfabetos que aceptan
castigos por parte de aquello que consideren superiores que por llevar un
uniforme siempre tienen la razón, hay que educarlos, capacitarlos
para lograr el desarrollo del país.

“Hecha la ley hecha la trampa” es una frase que se ha hecho muy cotidiana
en nuestro país, debido a que nuestros legisladores solamente se han
dedicado a copiar las leyes que han tenido éxito en otros países sin tener
en cuenta la realidad social en la cual nos encontramos. Es por esta razón
que el problema fundamental en el Perú es la no aplicación de nuestra
Legislación.

La corrupción se ha arraigado tanto en nuestro país que para combatirla es


necesario darle un nuevo rumbo a la filosofía formativa de los hombres y
mujeres.

Páá giná 23
Páá giná 24
BIBLIOGRAFÍA

 DINSTDOC PNP."Doctrina y Ciencia Policial". Lima – Perú.2001.

 B. DINSTDOC PNP. "Temas sobre Ciencia Policial". Lima – Perú.2001

 C. FENTANES, Enrique. "Tratado de Ciencia de la Policía Argentina".

 F. INAEP. "Proceso de Verificabilidad del Conocimiento en las Ciencias

Policiales" PIACIP 2001.

 Fundamentos de Doctrina y Ciencia Policial, de Guillermo HINOSTROZA

RODRIGUEZ.

 G. JIMENEZ BACCA Benedicto "Doctrina y Ciencia Policial"

primera edición 2003.

 H. MALPARTIDA MANSILLA, Alberto. "Derecho de Policía". Edit.

Buenaventura. 3ª. Edic. Lima – Perú. 1998.

 INAEP, trabajo en equipo año 2001 "proceso de la verificación del

conocimiento en las ciencias policiales"

 José VILLANUEVA GARAY, Catedrático de la ESUPOL, ensaya el

concepto "Ciencia Policial es parte de las ciencias sociales.

 Ley N° 27238 y su reglamento.

 RICO, José María. "Policía y Sociedad Democrática".

 R. D. N° 008-2007-DIRGEN/DIRPASEC, del 10ENE07.

 Separatas de Gustavo CARRION ZAVALA, Catedrático

de Escuela Superior de Policía.

Páá giná 25
ANEXOS:

Páá giná 26

También podría gustarte