Está en la página 1de 3

La coherencia textual

Un texto es, en palabras de Leal Isida y Sáenz Jiménez (2016), un «universo


comunicativo complejo». Sus elementos están organizados de manera que es
reconocible una lógica estructuradora que permite la presentación fluida de las ideas
que se pretenden transmitir. Asimismo, esta capacidad orgánica hace posible
reconocer el asunto principal y las ideas de soporte que lo nutren o sostienen. En
suma, se trata de una red de significados tejida mediante una serie de operaciones que
aseguran la coherencia y la cohesión del producto resultante.

En general, cohesión y coherencia son características estrechamente


relacionadas, aunque los expertos regularmente les atribuyen dominios diferentes.
Así, mientras la primera se encarga del aspecto formal (sintaxis, uso de nexos y
puntuación, marcadores discursivos), la segunda se enfoca en el plano abstracto
del sentido (relaciones lógicas, unidad temática, pertinencia de la información).

https://www.coursera.org/tecdemonterrey
Puede afirmarse, por consiguiente, que la coherencia es esa «propiedad
mediante la cual la interpretación semántica de cada enunciado depende de la
interpretación de los que le anteceden y le siguen en la cadena textual, y también de la
adecuación lógica entre el texto y sus circunstancias contextuales» (Rincón
Castellanos, 2000, p. 118). En otras palabras, es la cualidad que permite reconocer el
asunto general de un escrito, así como la lógica que subyace a su organización global
y particular.
En este sentido, los factores que determinan si un texto es coherente o no se
relacionan directamente con la situación comunicativa, es decir, con los elementos que
afectan al proceso de comunicación y que involucran tanto aspectos intrínsecos del
texto como extratextuales. Es así que la coherencia no solo está determinada por la
presencia reconocible de un asunto general, sino que las relaciones lógico-semánticas
que se establecen al interior de los párrafos también deben reflejar integridad y
pertinencia.

Por último, es importante mencionar que, a pesar de ser una cualidad


indispensable para que el proceso comunicativo se realice con éxito, no aparece
espontáneamente. Es necesario revisar el texto minuciosamente a fin de que la
información presentada sea consistente, concuerde con el objetivo del mensaje y
haga patente su lógica interna.

https://www.coursera.org/tecdemonterrey
Lista de referencias
Bernabeu Morón, N., López Aguilar, E., y Planet Contreras, A. M. (2016). Lengua
castellana y literatura 2.º ESO-LMOCE. Madrid, España: Editex.
Leal Isida, R., y Sáenz Jiménez, D. (2016). Escritura funcional. De la oración al párrafo.
México: Pearson.
Rincón Castellanos, C. A. (2000). Unidad 12: La cohesión y la coherencia. Guía del
proyecto “Curso de español como lengua materna (serie de TV ‘Bajo palabra’)”.
Recuperado de
http://aprendeenlinea.udea.edu.co/boa/contenidos.php/cb10887d8014248839966
1377b684b60/511/1/contenido/capitulos/Unidad12CohesionyCoherencia.PDF

Material editado, diseñado, publicado y distribuido por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores
de Monterrey para uso exclusivo de los estudiantes registrados de forma oficial en el curso
Fundamentos de la escritura ofrecido a través de Coursera. Se prohíbe la reproducción total o parcial de
esta obra por cualquier medio sin previo y expreso consentimiento por escrito del Instituto Tecnológico
y de Estudios Superiores de Monterrey. D.R. © Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de
Monterrey, México. 2019. Ave. Eugenio Garza Sada 2501 Sur Col. Tecnológico C.P. 64849 | Monterrey,
Nuevo León | México.

https://www.coursera.org/tecdemonterrey