Está en la página 1de 265

ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO

DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL


Entre el Derecho y la Política
2 César Landa Arroyo
CÉSAR LANDA ARROYO
E P T C

ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO
DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL
Entre el Derecho y la Política

Palestra Editores
Lima — 2011
4 César Landa Arroyo

ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO
DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL
E D P
César Landa Arroyo
Primera edición julio de

Queda prohibida la reproducción total o parcial


de esta obra sin consentimiento expreso de su autor.

Copyright C L A
Copyright P E SAC
Calle Carlos A Salaverry Lima Perú
Telefax
palestra palestraeditores com
www palestraeditores com

Impresión y encuadernación G G SAC


Mz E Lt Urb Santa Rosa de Lima Los Olivos

Diagramación A O B N
H B N P
N
ISBN
N P E 31501221101560
Tiraje ejemplares
Impreso en Perú Printed in Peru

SERIE DERECHOS Y GARANTÍAS


Directores:
PEDRO P. GRÁNDEZ CASTRO
FANY S. QUISPE FARFÁN
Dignidad de la persona libertad de expresión 5

A Néstor Pedro Sagüés


6 César Landa Arroyo
Índice general 7

CONTENIDO
Introducción

Capítulo I
Naturaleza del Tribunal Constitucional
Órgano constitucional
Independencia
Autonomía
Órgano jurisdiccional
Acción
Jurisdicción
Proceso
Órgano político
Control judicial de la Política
Creación judicial del Derecho

Capítulo II
Posición en el sistema de control y balance
de poderes
Control a los poderes del Estado
Órganos de gobierno
Caso entre el Gobierno Nacional
y el Gobierno Regional
Caso entre el Gobierno Nacional
y el Gobierno Local
8 César Landa Arroyo

Órganos constitucionales
Control de los poderes privados

Capítulo III
Competencias
Procesos constitucionales
Competencia exclusiva
Competencia compartida
Competencias no previstas
Control de las omisiones
constitucionales
Control de constitucionalidad
de normas infra legales
Amparo electoral
Principio Kompetenz kompetenz
Concepto
Contenido
Alcances

Capítulo IV
Organización
Los magistrados
Elección requisitos e impedimentos
Requisitos
Impedimentos
Designación y juramento
Número y duración en el cargo
Derechos y prerrogativas
Inamovilidad
Libertad de opinión y votos
Prerrogativas
Índice general 9

Deberes incompatibilidades y
responsabilidades
Deberes
Incompatibilidades
Responsabilidades
Vacancia suspensión inhabilitación y
destitución
Vacancia
Antejuicio Político
Ética judicial
Composición
Pleno del Tribunal
Las Salas
Funcionamiento
Sede
Irrecusabilidad de los magistrados
Audiencia pública
Resoluciones
Recursos impugnatorios
Recurso de agravio constitucional
Recurso de queja
Servicios
Centro de Estudios Constitucionales
Gaceta Constitucional

Colofón

Bibliografía
10 César Landa Arroyo
Introducción 11

INTRODUCCIÓN

n la medida que no hay democracia sin derecho


E ni derecho sin democracia luego de los regímenes
de facto militar de y civil de el Perú
restableció el Estado de Derecho con las Constituciones
de y de incorporando respectivamente a la
justicia constitucional primero como Tribunal de Ga
rantías Constitucionales TGC y luego como Tribunal
Constitucional TC
Si bien el funcionamiento del TGC durante su existen
cia no alcanzó los estándares constitucionales
para los cuales fue incorporado al Perú defender los de
rechos fundamentales y controlar la inconstitucionalidad
de las leyes ha sido más bien el TC el que ha sido objeto
de estudios y críticas a partir de sus resoluciones expedi
das en virtud de su tránsito por diferentes períodos en
cautiverio del gobierno consolidación demo
crática expansión jurisdiccional
y desprestigio institucional en adelante
12 César Landa Arroyo

El Derecho procesal constitucional DPC aparece


en el país cuando la Constitución late vida para los
ciudadanos a partir de la jurisprudencia del Tribunal
Constitucional tutela los derechos fundamentales y
establece límites al poder Solo así se ha hecho posible
realizar estudios serios sobre la justicia constitucional
Pero si bien se han llevado a cabo estudios sobre el
objeto del DPC vale decir sobre la Constitución y los
procesos constitucionales así como sobre el método del
DPC los tipos de interpretación y argumentación cons
titucional han quedado pendientes estudios sobre el
sujeto del DPC Con dicho término me re ero al propio
Tribunal Constitucional y al magistrado constitucional
Entonces el estudio del DPC no puede soslayar el
análisis del Tribunal Constitucional si nos atenemos
a lo que el juez Hughes hace más de un siglo señaló
Nosotros estamos bajo una Constitución pero la
Constitución es lo que los jueces dicen que es Como
las instituciones las hacen o deshacen las personas es
importante analizar el marco institucional personal y
organizacional en el que se desarrolla internamente la
tutela de los derechos fundamentales y el control de
los excesos del poder particularmente de los clásicos
poderes Legislativo Ejecutivo y Judicial como también
de los poderes privados
Dentro de este esquema institucional de defensa de
la Constitución y de la necesidad del funcionamiento
constitucional del propio Tribunal Constitucional es
que en la presente obra se estudia la naturaleza del
Tribunal Constitucional constitucional jurisdiccional
y política y además la posición del Tribunal Consti
Introducción 13

tucional en el sistema de control y balance de poderes


públicos y privado Asimismo se estudian las com
petencias a través de los procesos constitucionales y
la competencia de la competencia y la organización
del TC estatus del juez composición funcionamiento
recursos y servicios
El estudio del Tribunal Constitucional pone en
evidencia que el desarrollo de la justicia constitucional
en sentido positivo o negativo ha ido moldeando la
organización y funcionamiento del TC lo cual ha im
pactado en su propia naturaleza o estatus frente a los
poderes gubernamentales y privados poniendo entela
de juicio en los últimos tiempos su independencia y
autonomía
De modo que el estudio y reforma del Tribunal
Constitucional debe forjarse en función de la actual rea
lidad institucional pero sobretodo de premisas éticas
en la función pública que impone cambios necesarios
y urgentes ad hoc a los nes y a las necesidades del
control de los excesos del poder y de la tutela de los
derechos fundamentales sin discriminación

C L A
Lima junio de
Bibliografía 213

BIBLIOGRAFÍA

Libros:
A Joseph Teoría general de las fuentes del Derecho, Ariel
Barcelona
A Eliseo editor Las tensiones entre el Tribunal Constitucional
y el Legislador en la Europa actual Ariel Barcelona
A Manuel Derecho y Argumentación Universidad
Externado de Colombia Colombia
B Juan Ferrando Democracia frente a Autocracia. Los tres
grandes sistemas políticos. El democrático, el socalmarxista y el
autoritario, Tecnos Madrid
B Víctor coordinador Inconstitucionalidad por omisión,
Editorial Temis Bogotá
B F Ernesto El proceso de inconstitucionalidad en el Perú,
Tesis para optar el Título de Magíster MDC PUCP Lima
B S Raúl El valor de las sentencias del Tribunal
Constitucional Instituto de Estudios de Administración Local
Madrid
214 César Landa Arroyo

C Edgar E Gerardo El control de las omisiones


inconstitucionales e ilegales en el derecho comparado, FUNDAP
México
C Héctor Mario Ética judicial y sociedad civil. Técnicas
de incidencia, Konrad Adenauer Sti ung Montevideo
C V Pedro El estado de sitio y la Constitución, CEC
Madrid
D Ralf Law and order, Stevens Sons London
D C M Carlos Contra el consenso, estudios sobre el
estado constitucional y el constitucionalismo del Estado social
Universidad Autónoma de México México
D R Javier La interpretación constitucional de la ley.
Las sentencias interpretativas del Tribunal Constitucional Palestra
editores Lima
Las sentencias interpretativas del Tribunal Constitucional Lex
Nova Valladolid
F R José La justicia constitucional europea
ante el siglo XXI Tecnos Madrid
La inconstitucionalidad por omisión. Teoría general. Derecho
comparado. El caso español, Civitas Madrid
G E Eduardo La Constitución como norma y el
Tribunal Constitucional, Civitas Madrid
G E Eduardo F Tomás Ramón
Curso de Derecho Administrativo I Civitas Madrid
G C J Direito Constitucional, Almedina
Coimbra
G M Ángel El con icto entre órganos constitucionales
Centro de Estudios Constitucionales Madrid
G Ricardo Estudios sobre la interpretación jurídica
Porrúa México
Bibliografía 215

Le fonte del diri o e l interpretazione Giu rè Milano


H Peter La libertad fundamental en el Estado Constitucional,
Fondo Editorial de la PUCP Lima
El Estado constitucional, UNAM PUCP Fondo Editorial
Lima
H V Rubén Introducción al Derecho Procesal
Constitucional, Porrúa México
K Hans Teoría General del Estado Editora Nacional
México
Teoría pura del Derecho trad de la da ed UNAM México
DF
L Edouard Le gouvernement des juges et la lu e contre
la législation sociale aux États–Unis. L´ expérience américaine du
contrôle judiciaire de la constitutionnalité des lois, Giard C
París
L A César Teoría del Derecho Procesal Constitucional,
Palestra Lima
Tribunal Constitucional y Estado democrático da ed Palestra
Editores Lima
L G Problemas Fundamentales de la Democracia
Moderna, Instituto de Estudios Políticos Madrid
L Ju a Das Bundesverfassungsgericht als politischer
Machtfaktor Hochschule für Verwaltungswissenschaften
Speyer Speyer
L G Luis El Poder Judicial en el Estado Constitucional,
Palestra Editores Lima
L Karl Verfassungslehre, J C B Mohr Paul Siebeck
Tübingen
L V Pablo Curso de Derecho Político, vol IV Tecnos
Madrid
216 César Landa Arroyo

M James The Federalist on the new Constitution, M Carty


and Davis Philadelphia .
M Theodor editor Bundesverfassungs-gerichtsgezets
Verlag C H Beck Manchen
M A Juan, Introducción al Derecho procesal.
Jurisdicción, acción y proceso, da ed Tecnos Madrid
Proceso Civil e Ideología. Un prefacio, una sentencia, dos cartas y
quince ensayos, Tirant Lo Blanch Valencia
M S Leonor El precedente judicial Marcial Pons
Madrid
O Solís David Jueces, Derecho y Política. Los Poderes del
Juez en una Sociedad Democrática, Navarra
P R Javier Tribunal Constitucional y división de poderes
Tecnos Madrid
P T Pablo Escritos sobre justicia constitucional,
Instituto Mexicano de Derecho Procesal Porrúa México D
F
Pablo Tribunal Constitucional y Poder Judicial Centro de
Estudios Constitucionales Madrid
P S Luis Derechos fundamentales, neoconstitucionalismo
y ponderación judicial, Palestra Editores Lima
Justicia constitucional y derechos fundamentales, Tro a Madrid

R P Juan Luis Comentarios a la Ley Orgánica del


Tribunal Constitucional, Tribunal Constitucional Boletín O cial
el Estado Madrid
R P Patricia La potestad reglamentaria del
Tribunal Constitucional, Iustel Madrid
R C Marcial La interpretación de la Constitución
según el Tribunal Constitucional Fondo Editorial de la PUCP
Lima
Bibliografía 217

S Nestor Pedro Elementos de Derecho Constitucional da


ed Astrea Buenos Aires
S F Remedio El Estado Constitucional y su sistema
de fuentes, da ed Tiranto lo Blanch Valencia
S Klaus Das Bundesverfassungsgericht Verlag C H
Beck München
S Herbert Government by constitution, the political systems
of democracy Random House New York
S Klaus Derecho del Estado de la República Federal Alemana,
CEC Madrid
Jurisdicción constitucional y legislador, Dykinson Madrid
S Philippa The supreme court and “political questions”
a study in judicial evasion, The University of Alabama Press
Alabama
T Lawrence On Reading the Constitution Harvard
University Press Cambridge London
T C Informe al Congreso de la República.
(El Caso “Castillo Chirinos” en el contexto de la Jurisdicción
Supranacional), Palestra Editores Lima
Tribunal Constitucional y control de poderes: documentos de debate,
Tribunal Constitucional del Perú Konrad Adenauer
Sti ung Lima
T Heinrich Derecho político y política, Civitas Madrid

V M Luis El pleno sometimiento a la


Constitución y al resto de ordenamiento jurídicio en l a aplicación
judicial del Derecho, Dykinson Madrid
218 César Landa Arroyo

Artículos:
A Y Samuel Un recurso de amparo en materia
electoral Un instrumento para la tutela de los derechos
fundamentales en Elecciones, año I N ONPE Lima
B Otto Nuevas reflexiones sobre la jurisdicción
constitucional entre derecho y política en Boletín Mexicano
de Derecho Comparado año XIX N UNAM I Nueva serie
México
B Aharon El rol de la Corte Suprema en una
democracia en Ius et Veritas, año VIII N Lima
B Eugenio Los jueces crean derecho en M
Jorge O Jesús y Rodolfo V compiladores La
función judicial Gedisa Barcelona
C O José Luis Los órganos constitucionales
autónomos más allá de la división de poderes en Jurídica.
Anuario del Departamento de Derecho de la Universidad Iberoamericana,
N Universidad Iberomericana México
C Mauro Renegar de Montesquieu La expansión
y legitimidad de la justicia constitucional REDC, N
Madrid
C A Josep María La relevancia del Tribunal
Constitucional en la con guración del Estado autonómico
español en E Be inelli F Rigano editores La reforma del
titolo V della costituzione e la giurisprudenza costituzionale A i
del seminario di Pavia svoltosi il 6-7 giugno, G Giappichelli
Torino
D C M Carlos La función histórica del
constitucionalismo y sus posibles transformaciones en
C Miguel compilador Teoría de la Constitución.
Ensayos Escogidos, Porrúa México
D V G Pedro El tránsito del positivismo jurídico
al positivismo jurisprudencial en la doctrina constitucional
en Teoría y Realidad Constitucional, N UNED Madrid
Bibliografía 219

Jurisdicción constitucional y crisis de la Constitución


en Estudios político constitucionales, Universidad Nacional
Autónoma de México México
D M Fernando El equilibrio de poderes en
las relaciones entre las Cortes Generales y el Tribunal
Constitucional en II Jornadas de Derecho Parlamentario,
Congreso de los Diputados Madrid serie monografías

D P Luis María Concepto de ley y tipos ley Existe


una noción unitaria de Ley en la Constitución española en
REDC N Madrid
G P M El status del Tribunal
Constitucional en Revista Española de Derecho Constitucional
vol N
H Peter El Tribunal Constitucional como poder
político en H Konrad y Peter H Estudios sobre la
jurisdicción constitucional Porrúa México
H Herbert Una mirada inglesa a la teoría del derecho
americana la pesadilla y el noble sueño en VV AA El ámbito
de lo jurídico, Crítica Barcelona
L A César Antejuicio Político en Elecciones, año
N ONPE Lima
Justicia constitucional y political questions en Anuario
Iberoameriano de Justicia Constitucional, N CEPC Madrid

Tribunal Constitucional y Jurado Nacional de Elecciones


en Elecciones, año N ONPE Lima
L A César La autonomía procesal del Tribunal
Constitucional L V Jorge El Tribunal
Constitucional y la con guración de su Derecho Procesal
M Mijail La autonomía procesal constitucional
A César Doce tesis en toro al Derecho Procesal
Constitucional en Justicia Constitucional, año N
220 César Landa Arroyo

Especial Autonomía procesal del Tribunal Constitucional


Lima
L V , Jorge vs Luis C C Poder
Judicial versus Poder Ejecutivo se extralimitó el Tribunal
Constitucional en su sentencia al expediente PC TC
Caso Casinos y Tragamonedas? en Thémis, N Lima
L Ju a Papel y poder del Tribunal Constitucional
en Teoría y Realidad Constitucional N UNED Editorial
CERA Madrid
M James The Federalist N en H
M yJ editores The Federalist Papers
M S Jorge Pueden las malas personas ser buenos
jueces en Justicia Constitucional, año II N Palestra
Editores Lima
M E M ail El control de constitucionalidad
de las normas estatutarias privadas en el ordenamiento
jurídico peruano en C S coord Derecho Procesal
Constitucional, tomo I Jurista editores Lima
Las normas privadas y el problema de su control de
constitucionalidad en C S coord Derecho Procesal
Constitucional, tomo I Jurista editores Lima
P N Antonio Conflictos entre órganos
constitucionales del Estado y principio de división de poderes
en REP N
P S Luis Neoconstitucionalismo y ponderación
judicial en la compilación del mismo autor, Derechos
fundamenatles, neoconstitucionalismo y ponderación judicial,
Palestra Editores Lima
R P Patricia La “autonomía procesal” del Tribunal
Constitucional Civitas Madrid
R Roberto La tipología de las decisiones de la corte
constitucional en REDC, año N Madrid
R L Francisco La jurisdicción constitucional
Bibliografía 221

como forma de creación del Derecho en REDC año N

S María Sofía Recepción normativa del control de


inconstitucionalidad por omisión en el Código Procesal
Constitucional peruano en P J coordinador El
Derecho Procesal Constitucional Peruano. Estudios en Homenaje a
Domingo García Belaunde, tomo II Gr ley Lima
S M C César El control constitucional de la
subsunción normativa realizada por la jurisdicción penal
ordinaria en el Primer Seminario del Centro de Estudios
Constitucionales, La jurisprudencia del Tribunal Constitucional en
materia penal, con especial referencia a los delitos de corrupción de
funcionarios Centro Cultural de la PUCP Lima
Jurisdicción constitucional y justicia penal en Derecho PUC
N Fondo Editorial de la PUCP Lima
S Carl Teología Política I Cuatro capítulos sobre la
teoría de la soberanía en Carl Schmi teólogo de la política
H Orestes prólogo y selección de textos FCE México
S Hans Peter Jurisdicción constitucional y
separación de poderes en REDC N Madrid
T V Francisco La Constitución y el Tribunal
Constitucional en La jurisdicción constitucional. La Ley Orgánica
del Tribunal Constitucional 1979-1994 CEC Madrid
T C P Argumentación
razonamiento e interpretación constitucional” en Material
de Lectura del Seminario-Taller internacional vol Lima
V Pablo Lucas La constitución en la encrucijada
palingenesia iuris politici Pensamiento Constitucional año
IV N Lima

Z Gustavo Derecho Procesal Constitucional en


Revista Peruana de Derecho Procesal IV Librería Jurídica Alhuay
Jemafy Editores Lima
Colofón 211

COLOFÓN

l Tribunal Constitucional en tanto institución


E representativa de la democracia moderna y de
sus fuerzas políticas afronta una serie de amenazas y
peligros provenientes de las tradicionales fuerzas auto
ritarias y corruptas que al no poder desparecerlo del
sistema jurídico constitucional la acechan y cooptan
Convirtiendo a la justicia constitucional en rehén de los
apetitos de poder externo e interno El TC ya fue víctima
de su clausura autoritaria en y de la expulsión
arbitraria de tres magistrados en Pero desde el
año se ha producido una alianza perversa entre
las fuerzas políticamente conservadoras y las fuerzas
autoritarias abanderadas de un discurso antiético
Lo cual ha permitido una jurisprudencia contraria
en diferentes grados de intensidad a la lucha contra
la corrupción y de tolerancia pasiva con el narcotrá
co favoreciendo la impunidad de la violación de los
derechos humanos y de los casos de la corrupción
212 César Landa Arroyo

gubernamental Este escenario de los últimos años ha


llevado al desprestigio del Tribunal Constitucional fren
te a la opinión pública general y especializada Con la
pérdida de credibilidad y con anza ciudadana debido
a fallos en contra de la Constitución (Caso Wolfenson
Caso Jaililie Caso El Frontón Caso Abanto Verástegui,
Caso Transportes Flores Caso Tudela Caso CEMEX Caso
Codisa Casos Jockey Club y Leche Gloria, Caso Píldora del
día siguiente, Caso Ríos Castillo, Caso PUCP, Caso Walde
Jauregui, y nalmente el Caso Fujimori
De modo que el estudio del Tribunal Constitucio
nal debe partir del ocaso en que se encuentra con la
nalidad de que las fuerzas democráticas del Estado
y la sociedad puedan llevar a cabo una revisión del
Tribunal y de la actuación de sus integrantes en la
cual se busque fortalecer al TC para que con nuevos
magistrados asuma un compromiso militante con los
valores y principios del Estado Constitucional mante
niendo la neutralidad incorruptibilidad y sabiduría en
el quehacer jurisdiccional para enfrentar los retos del
presente y futuro a través de sentencias que vuelvan a
ser digni cantes por el fondo y por la forma para todos
los ciudadanos

194
La resolución del TC será conocida después de la segunda
vuelta electoral, pero ya tendrian listo el fallo favorable en
mayoría, ver “Tribunal Constitucional verá habeas corpus de
juicio a Fujimori el 1 de junio”, en http://noticias.terrra.com.
pe/internacional/tribunal-constitucional-vera-habeas-corpus-
de-juicio-a-fujimori-el-1-de-junio...html (visitado 27/05/2011).
Asimismo ver: “TC: Caso Fujimori no tiene fecha” en Diario
16, pág. 3 (21 de junio del 2011).
Organización 141

Capítulo IV
ORGANIZACIÓN

l Tribunal Constitucional es un organismo cons


E titucional independiente del Poder Judicial y de
los demás poderes Se compone de siete magistrados
constitucionales quienes se integran en el Pleno y en
dos Salas a través de las cuales funciona la jurisdicción
constitucional con márgenes de autonomía procesal
El Centro de Estudios Constitucionales y la Gaceta
Constitucional vocero o cial del Tribunal completan
esta organización que se presentará a continuación

1. Los magistrados
El Tribunal Constitucional en tanto organismo ju
risdiccional está integrado por siete jueces de Derecho
que ocupan el cargo de magistrados por cinco años y
están impedidos de ser reelegidos de manera inmedia
ta según el artículo de la Constitución
142 César Landa Arroyo

1.1. Elección: requisitos e impedimentos


Según el artículo de la Constitución del Perú
de corresponde al Congreso de la República el
nombramiento de los siete magistrados del Tribunal
Constitucional con una mayoría de dos tercios del núme
ro de parlamentarios del Pleno del Congreso Unicameral
integrado por ciento treinta representantes según la
reforma constitucional aprobada por la Ley N
del de setiembre de Ello supone la necesaria con
certación de pareceres de la mayoría parlamentaria con
las minorías parlamentarias para lograr la nominación de
los candidatos con ochenta y seis votos como mínimo
El dé cit de este sistema se expresa en dos aspectos
Por un lado en la falta de consenso de las fuerzas par
lamentarias con el consiguiente deterioro del proceso
de selección el maltrato a los candidatos y la renuencia
posterior a postular de destacados juristas y por otro
lado en el sistema de cuotas y negociación política que
cada vez es más utilizado para transar entre la mayoría
y las minorías parlamentarias lo que nalmente hace del
Tribunal Constitucional un prisionero de las tensiones
políticas parlamentarias entre el gobierno y la oposición
Tal es así que la mayoría y la minoría parlamentarias no se
orientan a valorar y preferir necesariamente a los candida
tos de reconocida competencia jurídica e independencia
política sino que centran la elección en los acuerdos de las
cúpulas partidarias los grupos parlamentarios y la Junta
de Portavoces del Congreso No obstante todos los elegi

168
LANDA ARROYO, César, Tribunal Constitucional y estado demo-
crático…, Ob. Cit. pp., 136-151.
Organización 143

dos cumplen con los requisitos formales de elegibilidad


y no están impedidos de acuerdo a ley

1.1.1. Requisitos
Los requisitos pueden ser de dos tipos unos legales
y otros legítimos la legalidad signi ca conformidad
con la ley y la legitimidad conformidad el Derecho
En cuanto a los primeros para ser miembro del
Tribunal Constitucional se exigen los mismos requisitos
que para ser vocal de la Corte Suprema No pueden
ser elegidos magistrados del Tribunal Constitucional
los jueces o scales que no han dejado el cargo con un
año de anticipación artículo de la Constitución
La propia Constitución establece una diferencia
entre los requisitos y las incompatibilidades Los requi
sitos se re eren a las condiciones generales que debe
tener quien postula al cargo y las incompatibilidades
tienen que ver con los impedimentos para postular al
cargo de magistrado constitucional Pero sin perjuicio
de los impedimentos para postular también se en
cuentran impedimentos durante el ejercicio del cargo
recogida por la propia normativa constitucional y la
Ley Orgánica del Tribunal Constitucional
Entonces los requisitos conforme se señala en el
artículo de la Constitución son los mismos que
los exigidos para ser designado Vocal Supremo Estos
se encuentran regulados a su vez en el artículo de
la Constitución así como en el artículo de la Ley
Orgánica del Tribunal Constitucional y en el artículo
del Reglamento Normativo de la institución En
144 César Landa Arroyo

consecuencia para ser magistrado del Tribunal Cons


titucional se requiere lo siguiente
a Ser peruano de nacimiento sea por ius solis o por
ius sangüinis
b Ser ciudadano en ejercicio es decir no estar judicial
mente interdicto inhabilitado en sus derechos políticos
o privado de la libertad por sentencia judicial
c Ser mayor de cuarenta y cinco años al momento
de la postulación pero ha existido una excep
ción
d Haber sido magistrado de la Corte Suprema o
Fiscal Supremo o magistrado Superior o Fiscal
Superior durante diez años o haber ejercido la abo
gacía o la cátedra universitaria en materia jurídica
durante quince años

1.1.2. Impedimentos
La candidatura al Tribunal podrá ser desestimada
de incurrirse en alguno de los siguientes impedimentos
establecidos por el artículo º de la LOTC
a Haber sido objeto de separación o destitución por
medida disciplinaria como magistrado del Poder
Judicial o del Ministerio Público

169
Cfr. Es el caso del entonces candidato Carlos Mesía Ramírez,
asesor de la bancada parlamentaria aprista, quien fue inscrito
pese a que no había cumplido los 45 años al momento de
postular al Tribunal Constitucional. Ante la tacha formulada a
su candidatura, la Comisión Especial resolvió que era exigi-
ble tener la edad mínima, no al momento de postular sino al
momento de ser elegido por el Pleno del Congreso.
Organización 145

b Haber sido inhabilitado como abogado por sen


tencia judicial o por resolución del Congreso de
la República
c Haber sido condenado o que se encuentre siendo
procesado por delito doloso
d Haber sido declarado en estado de insolvencia o
de quiebra
e Haber ejercido cargo político o de con anza en
gobiernos de facto
El artículo in ne señala que en caso concurriera
alguna causal de incompatibilidad en quien fuera de
signado como magistrado de Tribunal Constitucional
éste debe cesar en el cargo antes de tomar posesión de
él o renunciar a la actividad que es incompatible Dicha
renuncia debe ser efectuada en el plazo de diez días
naturales siguientes a su designación ante el Presidente
del Tribunal Si no lo hace se entiende que no acepta el
cargo Es necesario interpretar rectamente este requi
sito en el sentido de que solo es posible exigirle este
supuesto al Magistrado de la Corte Suprema o Fiscal
Supremo o Magistrado Superior o Fiscal Superior o
tambien al abogado o catedrático universitario que ha
sido electo magistrado del Tribunal Constitucional

170
Este impedimento se remonta a la disposición constitucional
de la Constitución de 1979, que en su artículo 297 señalaba:
“Para ser miembro del Tribunal, se exigen los mismos requisitos
que para ser Vocal de la Corte Suprema y probada ejecutoria
democrática y en defensa de los Derechos Humanos”.
171
Cfr. CONGRESO DE LA REPÚBLICA, Diario de los Debate. Primera
Legislatura Ordinaria de 2004. 27.ª G sesión (vespertina)
Jueves 16 de diciembre de 2004. En dicha sesión del Pleno
del Congreso para la votación de la elección de los candidatos
146 César Landa Arroyo

En cuanto a los requisitos de legitimidad prin


cipios de elegibilidad corresponde mencionar los
principios de independencia judicial y legitimidad
democrática
Determinar el grado de independencia personal
que los futuros magistrados deben mostrar es un
factor esencial en el procedimiento de selección de
los mismos Una garantía de ello es evaluar el nivel
de vinculación que mantendrían los aspirantes con la
realidad social antes que con los poderes políticos a
través de las tareas de la interpretación constitucional
Sin embargo se debe cuidar que una determinada fuer
za política o económica no esté solapadamente detrás
de la candidatura de los magistrados constitucionales
porque posteriormente se dejará sentir en sus decisiones
jurisdiccionales una suerte de deuda de los magistrados
no con la Constitución sino con los poderes de facto o de
iure Por ello se ha sostenido que En el caso de An

al Tribunal Constitucional, el entonces congresista del FIM


Heriberto Benitez planteó una “preocupación” sobre si alguno
de los candidatos estaban impedidos por no tener los requisitos
exigidos. Entendía que como los requisitos para ser magistra-
dos del TC eran los mismos que para ser vocal supremo, también
tenían los mismos impedimentos. Al no interpretar lógicamente las
normas y confundir los requisitos con los impedimentos, dejaba
de lado lo dispuesto expresamente en el artículo 13 in ine de la
Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, motivo por el cual su
cuestionamiento fue absuelto rápidamente por los voceros de las
bancadas del gobierno y de la oposición.
172
Cfr. En la resolución del Caso El Frontón (Exp. 3173-2008-
PHC/TC, publicada el 15-12-08), que involucraba a un
suboicial de la Marina por ejecuciones extrajudiciales contra
Organización 147

tauro Humala el Tribunal Constitucional ha modi cado


una decisión nal que era conocida Una situación similar
se dio en el caso de la prescripción del caso El Frontón Al
margen de los contenidos son pésimas señales

1.2. Designación y juramento


Este procedimiento se encuentra regulado por el
artículo de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucio
nal y por las disposiciones pertinentes del Reglamento
del Congreso comprendiendo las siguientes etapas
a En primer lugar el Pleno del Congreso designa
una Comisión Especial integrada por un mínimo
de cinco y un máximo de nueve congresistas
procurando respetar en lo posible la proporción

los presos por terrorismo del penal El Frontón, durante el primer


gobierno del Presidente Alan García, se señaló en los medios
de comunicación que el Magistrado Ernesto Alvarez Miranda
cambió su voto por fuertes presiones del gobierno, favoreciendo la
impunidad en la persecución de dichos delitos de lesa humanidad
(La República, Sorpresivo giro en el Tribunal Constitucional en el
Caso El Frontón, 13-12-2008, p. 2; asimismo, en el Caso Antauro
Humala (Exp. N.° 01680-2009-PHC/TC, publicado el 30 de julio
del 2009), que llevaba detenido cuatro años y seis meses sin
sentencia judicial con motivo del fracasado intento de rebelión
en diciembre del 2004 contra el Estado de Derecho, cuando la
opinión pública tuvo conocimiento que el fallo saldría favorable al
demandante se realizaron presiones políticas y mediáticas; por
lo que el magistrado Gerardo Eto Cruz varió su voto a infundado,
desestimando así por mayoría el pedido de hábeas corpus por
exceso de carcelería (El Comercio. Seguirá en la cárcel… Se creía
que Antauro Humala iba a ser excarcelado, pero cambio de opinión
del magistrado Gerardo Eto deinió situación, 31-7-2009, p. 1.
173
LA REPÚBLICA, OFIDIO. MALOS PRECEDENTES. 31-7-2009, p. 10.
148 César Landa Arroyo

de grupos parlamentarios presentes en el Con


greso Esta Comisión Especial tiene por encargo
recibir las propuestas y seleccionar a los candi
datos que a su juicio se encuentran aptos para
ser elegidos
b En segundo lugar la Comisión Especial publica en
el Diario O cial El Peruano la convocatoria para
la presentación de propuestas Asimismo publica
la relación de las personas propuestas a n de que
se puedan formular tachas las que deben estar
acompañadas con prueba instrumental Luego
la Comisión Especial pasa a resolver las tachas
presentadas y a designar a los candidatos que a
su juicio se encuentran aptos para ser elegidos
c En tercer lugar una vez obtenida la nómina de
candidatos declarados aptos para ser elegidos
el Congreso procede a la elección mediante
votación pública y ordinaria Son elegidos el
Magistrado o los Magistrados según el caso
que obtengan los dos tercios del número legal
de congresistas En otras palabras el número
de votos requerido para ser designado miembro
del Tribunal Constitucional es ochenta y seis
teniendo en cuenta que de conformidad con el
artículo literal a del Reglamento del Con
greso en concordancia con lo dispuesto por el
artículo de la Constitución el número legal
de congresistas es de ciento treinta
Asimismo cabe precisar que en vista de que se
trata de una votación pública y ordinaria resultan
aplicables las disposiciones del Reglamento del
Congreso referidas al desarrollo de las sesiones
Organización 149

ordinarias y a los procedimientos de votación


contenidas en los artículos a
d En cuarto lugar en caso se hubiere obtenido
la mayoría requerida se procede a designar al
Magistrado a los Magistrados elegidos mediante
resolución legislativa
e Finalmente en caso no se hubiere obtenido la
mayoría requerida se procede a una segunda
votación Si después de esto todavía no se logran
cubrir las plazas vacantes la Comisión Especial
proceden en un plazo máximo de diez días natu
rales a formular sucesivas propuestas hasta que
se realice la elección
Cabe destacar que la disposición en virtud de la
cual la votación para la elección de los Magistrados del
Tribunal Constitucional debe ser pública y ordinaria
es una modi cación introducida en el ordenamiento
jurídico peruano mediante la Ley N publicada
el de junio de debido a la falta de respeto
al compromiso asumido por las propias bancadas
parlamentarias y es que al momento de la votación
uno de los partidos no cumplió con el acuerdo par
lamentario Anteriormente el artículo de la Ley

174
Al respecto, ese fue el caso de Alarcón Quintana candidato
al Tribunal Constitucional que formaba la terna junto con
Juan Vergara Gotelli y César Landa Arroyo. Pese a ser el
candidato del Partido Aprista Peruano, no obtuvo los ochenta
votos (requeridos en ese entonces) debido a la división en
dos facciones al interior de dicha bancada aprista al carácter
secreto del voto. Finalmente, con la modiicación de secreta
a pública del sistema de votación mediante Ley N.° 28764,
150 César Landa Arroyo

Orgánica del Tribunal Constitucional establecía que


la elección debía ser realizada mediante votación
individual por cédulas
Esto implicaba de conformidad con los artícu
los y del Reglamento del Congreso que cada
candidato era evaluado al momento de la elección
de modo individual y que el voto era emitido en
forma secreta en cédulas las cuales se depositaban
en un ánfora para efectos de su escrutinio al término
de la sesión
En cambio la regulación actual al establecer que
la votación es pública y ordinaria permite que los
candidatos a magistrados del Tribunal Constitucional
puedan ser elegidos en bloque sin que sea necesaria
una votación por cada candidato lo cual trae como con
secuencia que se favorezca como criterio de elección
de este cargo el reparto de cuotas políticas partidarias
antes que las cualidades jurídicas y profesionales de
cada candidato Por tanto dicha modalidad de votación
no abona en favor de la rigurosidad que debe ostentar
el procedimiento de designación para un cargo de tan
alta relevancia como el de magistrado del Tribunal
Constitucional
Por ello si bien la elección de los magistrados del
Tribunal Constitucional es nalmente una elección del
órgano político por excelencia a saber el Congreso de
la República ésta se debería realizar de acuerdo a una
propuesta técnica de candidatos seleccionados por re

tuvo lugar la elección del otro candidato de este partido: Carlos


Mesia Ramírez.
Organización 151

conocidos juristas designados por la Comisión Especial


Ello con el n de asegurar que tal elección recaiga en las
personas realmente idóneas para el cargo y la misma
no devenga en el mejor de los casos en el reparto de
cuotas de poder cuando no en el bloqueo en el reparto
de dichas cuotas entre los distintos partidos políticos
representados en el Parlamento
En lo referente a la asunción del cargo por parte
de un Magistrado el artículo de la Ley Orgánica del
Tribunal Constitucional establece que este último una
vez elegido requiere prestar juramento ante el Presi
dente del Tribunal quien a su turno debió juramentar
ante su predecesor
Dicho juramento conforme lo señala el artículo
del Reglamento Normativo del Tribunal Cons
titucional consiste en la promesa la promesa de
cumplir la Constitución Política del Perú Además
debe ser realizado dentro de los diez días siguientes
a la publicación en el diario oficial El Peruano de la
Resolución Legislativa en virtud de la cual se designó
a los miembros del Tribunal Constitucional Y es que
solo a partir del juramento ad-solemnitatem se asume
constitucionalmente el cargo con los derechos debe
res y responsabilidades que la función de impartir
justicia constitucional acarrea
Antes de jurar el cargo y tomar posesión de él si
estuviera frente a alguna causal de incompatibilidad
el magistrado electo deberá cesar en el cargo o en la
actividad incompatible Si no lo hace en el plazo de
diez días naturales siguiente a su designación según
152 César Landa Arroyo

el artículo in ne de la LOTC entonces se entiende


que no acepta el cargo

1.3 Número y duración en el cargo


Según el artículo de la Constitución del Perú
de el Tribunal Constitucional se compone de siete
magistrados titulares elegidos por cinco años sin que
haya lugar a reelección inmediata No obstante de
acuerdo al artículo de la Ley Orgánica del Tribunal
Constitucional los Magistrados del Tribunal prima fa-
cie deben continuar en el ejercicio del cargo hasta que
sus sucesores hayan sido designados y hayan tomado
posesión del cargo
Para lo cual antes de los seis meses previos a la fe
cha de expiración de los nombramientos el Presidente
del Tribunal solicita al Presidente del Congreso el inicio
del procedimiento de elección de las vacantes dejadas
por los magistrados que cumplen su período Sin em
bargo con motivo del vencimiento del período de cinco

175
Una de las incompatibilidades de los magistrados del Tribunal
Constitucional, según el artículo 13 de la LOTC, es que “(...)
Están prohibidos de ailiarse a organizaciones políticas”; por
ello, antes de jurar el cargo Javier Alva Orlandini suspendió su
militancia en el partido Acción Popular el 2002 y la retomó al
término de su cargo el 2007 También habría hecho lo propio
Carlos Mesia Ramírez, al suspender su militancia en el Partido
Aprista Peruano en el año 2006. Ahora bien, en aras de la
imparcialidad del magistrado e independencia del Tribunal
Constitucional, los magistrados con filiación partidaria, con
su partido en el poder o no, deben mantener su indepen-
dencia, como de ella dan fe, sin mayor controversia, los votos
del primero.
Organización 153

años de la magistrada Delia Revoredo de Mur en Mayo


del y ante la falta de decisión del Congreso para
elegir la vacante del séptimo magistrado del Tribunal
por un año el Pleno del Tribunal aceptó la renuncia a
las funciones del cargo como magistrada constitucional
a partir del de junio de Recién el de julio
del el Congreso eligió a su reemplazo
No hay lugar a la reelección inmediata artículo
de la Constitución lo que no es óbice para que la re
elección pasado un período no esté impedida No se ha
presentado caso alguno salvo el del fallecido magistrado
ManuelAguirre Roca quien fuera uno de los magistrados
del Tribunal de Garantías Constitucionales en el marco de
la Constitución de y luego Magistrado del Tribunal
Constitucional con la Constitución de Sin rmbargo
lo anterior no puede considerarse técnicamente como
un supuesto de reelección posterior por cuanto se trató
constitucionalmente de diferentes tribunales
En particular el Presidente del Tribunal Constitu
cional es elegido entre los magistrados constitucionales
por votación secreta por un período máximo de dos
años siendo factible la reelección por una año más
según el artículo de la LOTC de igual forma y por el
mismo período se elige al Vice Presidente El Presidente
representa al Tribunal lo convoca preside y adopta las
medidas para su funcionamiento además de los debe
res y las atribuciones administrativas previstas en los
artículos y del Reglamento Normativo del TC

176
Cfr. TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, Acta de sesión de Pleno de once
de mayo de 2005.
154 César Landa Arroyo

1.4 Derechos y prerrogativas


Los miembros del Tribunal Constitucional gozan
de la misma inmunidad y de las mismas prerrogativas
que los congresistas señala el artículo de la Cons
titución y el artículo de la LOTC pero el artículo
del Reglamento Normativo del TC establece derechos
administrativos como a participar con voy voto en
las sesiones del Pleno b contar con los servicios de
personal asesoría y logística c percibir un ingreso
adecuado sujeto al pago de tributos por ley y gastos
de instalación y d gozar del derecho vacacional
durante treinta días Sin embargo son los derechos
constitucionales emanados de la función jurisdiccional
del Tribunal Constitucional de donde pueden caracte
rizarse los derechos de los magistrados

1.4.1. Inamovilidad
Este concepto puede ser entendido desde dos
perspectivas distintas i En un sentido general com
prendiendo todas las garantías que se le otorgan al
magistrado del Tribunal Constitucional para asegurar
que pueda ejercer el cargo de manera independiente
e imparcial y ii en un sentido estricto referido a la
posición que ostenta el magistrado dentro de la orga
nización administrativa del Tribunal Constitucional
La primera de tales perspectivas hace referencia prin
cipalmente a los motivos de cese en el cargo y al régimen
de responsabilidades teniendo en cuenta sobre todo lo
establecido en los artículos y de la Constitución
lo cual será tratado en un acápite posterior
Organización 155

La segunda de las perspectivas mencionadas es tal


vez la que ha sido menos desarrollada y es la que se
pasa a explicar a continuación El Tribunal Constitucio
nal tal como lo señala el artículo de la Constitución
es un órgano colegiado compuesto por siete miembros
con iguales prerrogativas y derechos No obstante para
efectos de conocer en última y de nitiva instancia las
resoluciones denegatorias de hábeas corpus amparo
hábeas data y cumplimiento se divide en dos salas
conformada cada una por tres magistrados
El Presidente del Tribunal en tanto está encargado
de liderar el manejo administrativo de la institución
solamente participa en los Plenos Administrativos
y Jurisdiccionales que tienen competencia para re
solver las demandas de inconstitucionalidad de las
normas legales y los conflictos de competencia La
conformación de tales salas es realizada conforme
a lo establecido en el artículo del Reglamento
Normativo correspondiéndole al más antiguo en el
cargo de los magistrados restantes la presidencia de
la Primera Sala y al segundo la presidencia de la
Segunda Sala En caso de igualdad en la antigüedad
en el cargo el criterio rector es el de la antigüedad
en la colegiatura La conformación de las salas
establecida según tales criterios no puede ser modi
ficada por disposición reglamentaria de los propios
magistrados
De acuerdo al artículo del Reglamento Nor
mativo la recomposición de las salas solamente
procede en los casos en los que no se reúnan los
votos requeridos para resolver la causa tres con
156 César Landa Arroyo

forme al mismo artículo lo cual solamente puede


darse en tres supuestos i Vacancia artículo de la
Ley Orgánica ii impedimento o iii discordia En
tales casos se llama a los magistrados que integran
la otra sala en orden de antigüedad empezando del
menos antiguo al más antiguo y en último caso al
Presidente del Tribunal
Asimismo de conformidad con el artículo del
Reglamento Normativo los magistrados del Tribunal
no son susceptibles de ser recusados No obstante
pueden abstenerse de conocer algún caso cuando ten
gan interés directo o por causal de decoro salvo que
el hecho impida resolver

1.4.2. Libertad de opinión y de voto


El conocimiento oral de los argumentos y
contraargumentos de los litigantes en los procesos
constitucionales se realiza en el marco de las Audien
cias Públicas las cuales consisten de conformidad con
el artículo del Reglamento Normativo en el acto
procesal mediante el cual los magistrados escuchan a
las partes y a los abogados que oportunamente soli
citaron informar sobre los fundamentos de hecho y de
derecho pertinentes
La deliberación para la resolución de una causa se
da sobre la base de la ponencia presentada por uno de
los magistrados integrantes de la Sala o del Pleno se
gún corresponda en función a la naturaleza del proceso
El procedimiento seguido por los magistrados para la
deliberación y la votación de las causa está regulado
en los artículos y del Reglamento Normativo
Organización 157

Cabe destacar que las votaciones son nominales y a


mano alzada Sin embargo dada la sobrecarga pro
cesal en la práctica cada magistrado emite su voto
en el proceso de revisión de los expedientes en sus
despachos mediante la rúbrica al proyecto o la firma
final a la sentencia que puede ser así aprobada por
unanimidad o por mayoría Cuando no se encuetran
conformes con el fallo adoptado por la mayoría los
magistrados están en la libertad de presentar un
voto singular en cambio cuando a pesar de estar
de acuerdo con lo resuelto no compartan los funda
mentos entonces los magistrados podían presentar
un fundamento de voto
Ahora bien el sistema de votación previsto para
las causas de inconstitucionalidad es de cinco votos
conformes art LOTC mientras que para los demás
procesos se hace sentencia por mayoría simple de los
votos emitidos Sin embargo al presidente del TC se
le ha otorgado la potestad de emitir votos decisorios
cuando se produzca un empate mediante Resolución
Administrativa N P CT publicado el de
marzo de con el voto en contra de algunos ma
gistrados Con la publicación realizada el de marzo
se dió la vista de la causa del Exp N AA
Caso Empresa Agraria Chiquitoy en la cual usó su voto
dirimente pese a que existían tres votos por que se
declarase infundada la demanda tres votos por que
se declarase fundada y un voto por improcedencia
Así pues a pesar de existir cuatro votos en contra de
la demandante el Presidente que estaba por declarar
fundada la demanda indicó que había un empate tres a
158 César Landa Arroyo

tres y que hacía valer su doble voto Es decir la minoría


ganó a la mayoría
Dado que los magistrados gozan al igual que los
miembros del Congreso de la inmunidad por el legal
ejercicio de su función jurisdiccional en consecuencia
no responden por los votos u opiniones emitidos en
el ejercicio de su función de impartir justicia constitu
cional conforme a lo establecido en el artículo de
la Constitución artículo de la LOTC y el artículo
del Reglamento Normativo lo cual comprende los
debates en las Audiencias Públicas las sesiones de
deliberación y los votos emitidos en la fundamentación
de sus sentencias

1.4.3. Prerrogativas
Los miembros del Tribunal Constitucional gozan
de la misma inmunidad y de las mismas prerrogativas
que los congresistas y también les alcanzaban las mismas
incompatibilidades artículo de la Constitución
En vista de que las incompatibilidades son tratadas
en el acápite siguiente centraremos el análisis en lo
que se re ere a las inmunidades y prerrogativas de las
cuales goza un magistrado del Tribunal Constitucional
en el Perú
Las inmunidades de los congresistas están de
sarrolladas en el artículo de la Constitución Son

177
Gaceta Constitucional, tomo 40, abril 2011, p.113; asimismo,
Ricardo Beumont C., “La incorporación del Artículo 10-A al
Reglamento Normativo del Tribunal Constitucional: El caso de
la empresa agraria Chiquitoy S.A.” (en publicación).
Organización 159

básicamente las siguientes i No están sujetos a manda


to imperativo ni a interpelación ii No son responsables
ante autoridad ni órgano jurisdiccional alguno por las
opiniones y votos que emiten en el ejercicio de sus fun
ciones inviolabilidad y iii No pueden ser procesados
ni presos sin previa autorización del Congreso o de la
Comisión Permanente desde que son elegidos hasta
un mes después de haber cesado en sus funciones ex
cepto por delito agrante en cuyo caso son puestos a
disposición del Congreso o de la Comisión Permanente
dentro de las veinticuatro horas a n de que se auto
rice o no la privación de la libertad y el enjuiciamiento
inmunidad
Estas tres prerrogativas son desarrolladas respecto
a los magistrados del Tribunal Constitucional en los
artículos y de la Ley Orgánica En consecuencia
cuentan con las siguientes prerrogativas
a No están sujetos a mandato imperativo ni reciben
instrucciones de ninguna autoridad El hecho
de que los magistrados sean elegidos por parte
del Congreso de la República no implica que se
encuentren subordinados a su voluntad máxime
cuando la función esencial de un Tribunal Cons
titucional es controlar la constitucionalidad de
las leyes es decir veri car que la actuación de
los legisladores sea conforme a la Constitución
Además dos de las garantías indispensables para
el buen ejercicio de la función jurisdiccional son
la independencia y la imparcialidad por parte
del juzgador las cuales forman parte del derecho
constitucional al debido proceso consagrado en el
artículo de la Constitución
160 César Landa Arroyo

b No responden por los votos u opiniones emitidas


en el ejercicio de su cargo es decir cuentan con
inviolabilidad de opinión En consecuencia los
magistrados del Tribunal Constitucional al momento
de fundamentar sus resoluciones cuentan con total
libertad de criterio para hacerlo en el sentido que
estimen pertinente No obstante cabe aclarar que
en tanto el derecho constitucional a la debida moti
vación de las resoluciones judiciales es una garantía
inherente al debido proceso los magistrados están en
la obligación de fundamentar sus resoluciones ade
cuadamente expresando de una manera ordenada
y coherente los fundamentos de hecho y de derecho
que justi can la decisión adoptada
c No pueden ser detenidos ni procesados sin auto
rización del Pleno del Tribunal salvo en el caso de
agrante delito Como fuera anticipado en el acápi
te anterior ante la eventualidad de responsabilidad
penal por parte del magistrado del Tribunal Cons
titucional tiene lugar el antejuicio constitucional
regulado en los artículos y de la Constitución
No obstante respecto a la inmunidad de arresto
llama la atención el hecho de que en el supuesto de
agrante delito no se haya previsto en la Ley Orgáni
ca la puesta a disposición del magistrado detenido
ante el Pleno del Tribunal Constitucional a efectos
de la rati cación de la medida
En tal caso se debería considerar que en la medida
que los magistrados cuentan con las mismas prerroga
tivas que los congresistas a los magistrados detenidos
en agrante delito también les asistiría el derecho a ser
puestos a disposición del Pleno del Tribunal Consti
Organización 161

tucional a efectos de que su detención sea rati cada


lo cual podría ir acompañado de la suspensión en el
ejercicio del cargo dado que tal derecho ha sido pre
visto para los congresistas por la Constitución en el
artículo

1.5. Deberes, incompatibilidades y responsabilidades


La función jurisdiccional como parte de la función
pública está reglada a Derecho Esto signi ca que las
normas prevén un conjunto de deberes incompatibi
lidades y responsabilidades en la Constitución Ley y
Reglamento las mismas que se señalan a continuación

1.5.1. Deberes
Con respecto a los deberes de índole adminis
trativo disciplinaria el artículo del Reglamento
Normativo establece como deberes de los magistrados
los siguientes
a Cumplir y hacer cumplir el principio de primacía
de la Constitución Política del Perú y la vigencia
efectiva de los derechos fundamentales
b Cumplir y hacer cumplir su Ley Orgánica el Códi
go Procesal Constitucional ordenamiento jurídico
de la Nación y el Reglamento Normativo
c Resolver los asuntos de su competencia con suje
ción a la garantía del debido proceso y dentro de
los plazos legales
d Aplicar la norma constitucional correspondiente y
los principios del Derecho constitucional aunque
no hubieren sido invocados en el proceso
162 César Landa Arroyo

e Guardar absoluta reserva respecto de los asuntos


en que interviene
f Observar el horario de trabajo y en especial el que
corresponde a las audiencias
g Denegar liminarmente las peticiones maliciosas
los escritos y exposiciones contrarias a la dignidad
de las personas y poner el hecho en conocimiento
del respectivo Colegio de Abogados
h Tratar con respeto a los abogados y a las partes
i Denunciar ante el Presidente del Tribunal los casos
en los que observen el ejercicio ilegal o indebido
de la profesión
j Disponer la actuación de los medios probatorios
siempre que sean indispensables para mejor resolver
k Formular declaración jurada de bienes y rentas de
acuerdo con la ley de la materia
l Mantener conducta personal ejemplar de respeto
muto y tolerancia y observar las normas de cortesía
de uso común
m Velar a través de sus ponencias y la emisión de
sus votos por la correcta interpretación y el cabal
cumplimiento de la jurisprudencia del Tribunal
Constitucional
n Cuidar los bienes públicos que son puestos a su
servicio y promover el uso racional de los bienes de
consumo que les provee el Estado Esta obligación
incluye el deber de dar cuenta documentada de los
gastos que importen sus viajes o ciales o visitas al
exterior con bolsa de viaje
o Presentar luego de realizado un viaje o cial un
informe al Pleno sobre todo aquello que pueda ser
de utilidad al Tribunal Constitucional
Organización 163

1.5.2. Incompatibilidades
Las incompatibilidades para el ejercicio del cargo
son las mismas que las establecidas para los congresis
tas señaladas en el artículo de la Constitución así
como las reguladas en los artículos y de la Ley
Orgánica del Tribunal Constitucional y en el artículo
del Reglamento Normativo de la institución Por lo
tanto las incompatibilidades establecidas para ejercer
el cargo de Magistrado del Tribunal Constitucional son
las siguientes
a El ejercicio de cualquier otro cargo público o
privado Resulta especialmente incompatible la
condición de gerente apoderado representante
mandatario abogado accionista mayoritario o
miembro del directorio de empresas que tienen
con el Estado contratos de obras de suministro
o de aprovisionamiento que administran rentas
públicas o prestan servicios públicos Dicha incom
patibilidad también se extiende a aquellos cargos
similares en empresas que durante el ejercicio
del cargo obtengan concesiones del Estado y en
empresas del sistema crediticio nanciero supervi
sadas por la Superintendencia de Banca y Seguros
b El ejercicio de cualquier profesión u o cio a ex
cepción de la docencia universitaria siempre que
la misma no afecte el normal funcionamiento del
Tribunal
c La defensa o asesoría pública o privada del cón
yuge o de los ascendientes o descendientes salvo
en causa propia
d La a liación a organizaciones políticas
164 César Landa Arroyo

Asimismo los magistrados del Tribunal Consti


tucional en tanto ostentan la calidad de funcionarios
públicos se encuentran vinculados también por el
Código de Ética de la Función Pública Ley N
en donde se establecen un conjunto de principios y
deberes que deben ser respetados por todo funciona
rio público Dentro de tales principios y deberes cabe
resaltar los siguientes respeto probidad e ciencia
idoneidad veracidad justicia equidad lealtad al Es
tado de derecho entre otros deberes

1.5.3. Responsabilidades
La responsabilidad en la que puede incurrir un
magistrado por incumplir sus deberes o realizar actos
incompatibles con su función jurisdiccional puede ser
de distinta índole a administrativo disciplinario la
cual comporta la infracción de un deber inherente a
su cargo b penal si concurriera alguna incompatibi
lidad que implique la comisión de un delito y c civil
vale decir la que trae como consecuencia un deber
de indemnización hacia la persona a la cual se la ha
ocasionado un daño
La responsabilidad administrativo disciplinaria
se hace efectiva a través de la declaratoria de vacancia
al incurrir en cualquiera de las causales establecidas
en los incisos incapacidad moral y del artículo
de la Ley Orgánica correspondiendo al Pleno del
Tribunal Constitucional veri car tales causales con por
lo menos cuatro votos conformes
Con respecto a la responsabilidad penal corres
ponde tener en cuenta los delitos establecidos en el
Organización 165

Código Penal especialmente el delito de prevaricato


cuyas modalidades están reguladas en los artículos
a Dicha responsabilidad se hace efectiva por
medio del procedimiento de antejuicio constitucional
regulado en los artículos y de la Constitución
Este es el caso del ex magistrado José García Marcelo
quien participó activamente en el sometimiento del
Tribunal Constitucional presidido por Francisco Sán
chez Acosta al régimen del condenado ex Presidente
Fujimori y sobre todo a Vladimiro Montesinos
En relación a la responsabilidad civil es un aspecto
que no ha sido recogido en el ordenamiento jurídico pe
ruano No obstante consideramos que sería pertinente
aplicar el régimen de responsabilidad civil de los jueces
establecido en el Código Procesal Civil
En caso concurriera alguna de las causales de
incompatibilidad en quien se encuentra ya ejerciendo fun
ciones como magistrado del Tribunal Constitucional se
con gura el supuesto de vacancia establecido en el inciso
del artículo de la Ley Orgánica del Tribunal Consti
tucional es decir la incompatibilidad sobreviniente

1.6 Vacancia, suspensión, inhabilitación y des-


titución
Las eventuales responsabilidades de los magistra
dos pueden ser resueltas intra órgano a través de la

178
La República, Hoy sentenciado a cinco años de pena privativa de la
libertad por haber recibido de Vladimiro Montesinos Torres $ 3,500 dólares
mensuales y boniicaciones especiales de 5, 10 y 20 mil dólares. Edición
del 1-12-2005.
166 César Landa Arroyo

potestad disciplinaria del propio Tribunal Constitucio


nal e inter órgano mediante la potestad extraordinaria
de la intervención del Congreso de la República en
caso de infracción constitucional y de la comisión de
un delito en el ejercicio de sus funciones

1.6.1. Vacancia
El artículo de la Ley Orgánica del Tribunal
Constitucional ha establecido taxativamente causales
especí cas para declarar la vacancia prima facie del
cargo de magistrado constitucional por a muerte b
renuncia c incapacidad moral o incapacidad física per
manente que inhabilite para el ejercicio de la función d
incurrir en culpa inexcusable en el cumplimiento de los
deberes inherentes a su cargo e violar la reserva propia
de la función f haber sido condenado por la comisión
de delito doloso g incompatibilidad sobreviniente
Es posible sistematizar tal grupo de causales
para declarar la vacancia con base en dos criterios
i Objetivo referido a causas que tienen que ver con
el acaecimiento de una circunstancia objetiva que
constituye un impedimento insuperable para que el
magistrado pueda continuar ejerciendo el cargo como
es el caso de muerte renuncia e incapacidad física per
manente que inhabilita para el ejercicio de la función ii
Subjetivo referido a causas motivadas en la conducta
del propio magistrado que implican la incursión por
su parte en responsabilidad de carácter administrativa
y o penal como es el caso de la incapacidad moral que
inhabilita en el ejercicio de la función la culpa inexcu
sable en el cumplimiento de los deberes inherentes a su
Organización 167

cargo la violación de la reserva propia de la función


la incompatibilidad sobreviniente y la condena por la
comisión de delito doloso
De acuerdo al artículo de la Ley Orgánica del
Poder Judicial las causales de muerte renuncia y con
dena por la comisión de delito doloso corresponden
ser decretadas por el Presidente del Tribunal Consti
tucional Para los demás casos la decisión corresponde
al Pleno para lo cual se requiere no menos de cuatro
votos conformes

1.6.2. Antejuicio político


Conforme se desprende de lo establecido en el
artículo de la Constitución los magistrados del
Tribunal Constitucional comparten la prerrogativa
de antejuicio constitucional con los siguientes fun
cionarios Presidente de la República representantes
del Congreso miembros del Consejo Nacional de la
Magistratura vocales de la Corte Suprema scales su
premos el Defensor del Pueblo y el Contralor General
de la República

179
Cfr. La denuncia formulada contra el magistrado Carlos Mesia
Ramírez por presunto desbalance patrimonial y nepotismo,
en el diario Perú 21: “Informe 21, desde 2009 tiene nueva
esposa trabajando con el y varios bienes” (Miércoles 18 mayo
2011, p. 8); Diario 16 “Presidente del TC, Carlos Masia tiene
propiedades en la Molina por cerca de 2 millones de dólares”
(sábado 21 de mayo de 2011. pp. 8 y 9) y “Legisladores a
favor de investigar a Presidente de Tribunal Constotucional
en el Congreso” (domingo 22 de mayo de 2011, p.5)
168 César Landa Arroyo

En consecuencia cabe la posibilidad de que un


magistrado del Tribunal Constitucional sea desti
tuido suspendido o inhabilitado para la función
publica hasta por diez años por el Congreso de la
República previo antejuicio político que haya segui
do el procedimiento establecido en los artículos
y de la Constitución por infracción de la Cons
titución y por todo delito que cometa en el ejercicio
de sus funciones
Dicho procedimiento denominado juicio político
o antejuicio constitucional se encuentra regulado en
forma detallada en el artículo del Reglamento del
Congreso de la República Consiste básicamente en
una acusación realizada por la Comisión Permanente
ante el Pleno del Congreso de la República en virtud
de la cual se le imputa al magistrado en cuestión la
comisión de una infracción constitucional que no se
encuentra tipi cada expresamente en la Constitución
ni en la ley y por la comisión de un delito en el ejercicio
de sus funciones que si están tipi cadas en el Código
Penal
El Pleno del Congreso si lo halla responsable
puede optar entre suspenderlo o destituirlo pudiendo
incluso decretar su inhabilitación para el ejercicio de la
función pública hasta por diez años No obstante ello
requiere que previamente se haya respetado el derecho
del magistrado acusado a ejercer su derecho de defensa
por sí mismo y con asistencia de abogado tanto ante la

180
LANDA, César. “Antejuicio Político”, en Elecciones, N. 5, año 4,
ONPE, Lima, 2005, pp. 125-138.
Organización 169

Comisión Permanente como ante el Pleno del Congreso


de la República
Para la aprobación de la sanción de destitución se
requiere del voto conforme de dos tercios del número
legal de congresistas sin contar a los miembros de la
Comisión Permanente de conformidad con lo estable
cido en el inciso i del artículo del Reglamento del
Congreso y con el artículo del Reglamento Norma
tivo del Tribunal Constitucional
Cabe resaltar que en el supuesto de comisión de
delito agrante por parte de un magistrado del Tri
bunal Constitucional éste puede ser suspendido por
disposición del Pleno del Tribunal Constitucional para
lo cual se requiere como mínimo de cuatro votos con
formes según lo establecido en el artículo de la Ley
Orgánica del Tribunal Constitucional y en el artículo
del Reglamento Normativo

181
La única vez que el Congreso ha destituido a magistrados del
Tribunal Constitucional fue con ocasión de la declaratoria de
inconstitucionalidad de la Ley N.° 26657, más conocida como la
ley de la re-reelección presidencial de Fujimori. Sentencia que
fue suscrita por los magistrados Aguirre Roca, Rey Terry y Delia
Revoredo, a quienes la mayoría parlamentaria oicialista acusó
constitucionalmente de usurpación de funciones del Pleno, y
destituyó en un proceso parlamentario - arbitrario y sin garantías
de imparcialidad -, mediante R. L. N.° 002-97-CR, R.L. N.° 003-97-
CR y R.L. N.° 004-97-CR. solo a la caída del régimen fujimorista y
con la restauración democrática con el Presidente Constitucional
Valentín Paniagua se les repuso en sus cargos de magistrados
del Tribunal Constitucional, en mérito además de una sentencia
favorable a su reposición de la Corte Interamericana de De-
rechos Humanos. Cfr. LANDA, César, Tribunal Constitucional y
estado democrático (…), Ob. Cit., pp. 307-319, 772-791.
170 César Landa Arroyo

1.7. Ética judicial


El estatuto del juez constitucional es compatible
con la Constitución y la LOTC porque se inserta en
la naturaleza de la institución garante de la tutela de
los derechos fundamentales y la supremacía jurídica
constitucional para lo cual la independencia e im
parcialidad formal constituyen un punto necesario de
análisis Sin embargo dicha perspectiva formal resulta
insu ciente si nos atenemos a que la gran mayoría de
riesgos a la independencia e imparcialidad del juez
constitucional se gestan al margen de la legalidad
Así hay que tener en cuenta los diferentes poderes
que pretenden hacer valer su in uencia en el quehacer
del juez constitucional entre los cuales se encuentran
poderes públicos el gobierno y la oposición como
poderes privados partidos políticos grupos de interés
los medios de comunicación masiva entre otros
Más aún frente a la crisis contemporánea de legi
timidad del Tribunal Constitucional se puede percibir
que la ética es un parámetro necesario de control de
los estándares en la actuación de los jueces y en la
expedición de sus fallos Sobre todo para rea rmar el
principio de independencia e imparcialidad no solo
formal sino real de los jueces constitucionales condi
ción necesaria en un sistema democrático de controles
y balances de poderes
En este aspecto todavía existen por parte de los
poderes del Estado de un lado cuestionamientos al
quehacer de la justicia constitucional y de otro el afán
de in uir en el rol que tiene el supremo intérprete de
la Constitución En este proceso el Tribunal Constitu
Organización 171

cional no está exento de agujeros negros que se expresan


en fallos que desarticulan la jurisprudencia que ha
caracterizado el desarrollo independiente de la justicia
constitucional Este escenario exige develar el rol de la
ética en el constitucionalismo a partir de concebir el
pensamiento constitucional en abstracto y en concreto
a través de las resoluciones con las que operan los
magistrados constitucionales ética objetiva y el rol
social del juez que evalúa su conducta individual tanto
funcional como ciudadano ética subjetiva
El parámetro de valoración de la ética objetiva
y subjetiva se debe encontrar en el Código Modelo
Iberoamericano de Ética Judicial del como punto
ineludible de referencia Y es que este último ha
sido estructurado con base en principios universales
fundamentales de independencia e imparcialidad así
como de motivación los mismos que en tanto normas
de optimización permiten su aplicación en función
de las circunstancias del tiempo y el lugar Además
el código también recoge principios complementarios
como los de conocimiento y capacitación justicia y
equidad responsabilidad institucional cortesía inte
gridad transparencia secreto profesional prudencia
diligencia honestidad profesional entre otros
Por ello se debe reforzar el tema ético en el queha
cer jurisdiccional del juez constitucional tanto desde
una perspectiva preventiva vale decir de difusión de

182
CHAYER, Héctor Mario, Ética judicial y sociedad civil. Técnicas
de incidencia, Konrad Adenauer Stiftung. Montevideo, 2008,
ver Anexo, pp. 95 y ss.
172 César Landa Arroyo

los valores y principios éticos como desde una perspec


tiva represiva a saber de sanción a los responsables por
faltas éticas graves Ello es así porque se debe buscar
una internalización por parte del juez constitucional
de la relación intrínseca que existe entre la ética y la
labor que desempeña
En ese sentido la actuación judicial del Tribunal
Constitucional no puede estar desvinculada de un
pensamiento constitucional institucional en tanto
expresión del doble carácter de la ética en el ejercicio
profesional de la judicatura donde la ética objetiva
entendida como la defensa de los valores constitucio
nales se traduce en una ética subjetiva concebida como
el respeto de las reglas procesales adjetivas y sustan
tivas Esta ética judicial integral es la síntesis concreta
de la ética de la convicción de las ideas y la ética de la
responsabilidad en la función judicial Por ello cabe
señalar que la ética judicial en un Estado Constitucional
incluye derechos y deberes jurídicos que se re eren a
las conductas más relevantes para la vida pública y
social Máxime si al decir de Malem todo juez requiere
ser una buena persona lo que equivale a sostener que
una mala persona de nida en términos de su rechazo
al sistema de valores democráticos y constitucionales
no podría ser un buen juez
Si la función del juez es impartir justicia interpre
tando la Constitución y la Ley entonces debe resolver

183
MALEM SEÑA, JORGE, “¿Pueden las malas personas ser buenos
jueces?”, en Justicia Constitucional, N. 4, año II, Palestra, Lima,
2006, p. 207.
Organización 173

los casos imbuido de los valores que sostiene al sis


tema de fuentes del Derecho Así la concepción de
la Constitución no solo como una norma política
sino también como norma jurídica le ha permitido
al Tribunal Constitucional afianzar la tutela de los
derechos fundamentales de las personas sin que
ello haya implicado claro está la desprotección de
otros bienes y valores constitucionales como la se
guridad ciudadana frente al terrorismo y el crimen
organizado la salud pública frente al narcotrá co la
transparencia y la responsabilidad frente a la corrup
ción individual e institucionalizada en las esferas del
poder del Estado
En dichos casos como es evidente la actuación del
Tribunal Constitucional ha ido más allá de la tutela de
los derechos fundamentales o de la supremacía de la
Constitución en función del principio de prevención
para engarzarse también con la resolución de determi
nados problemas sociales económicos y políticos que
inciden en los valores y bienes constitucionales que
la Constitución reconoce y protege En ese sentido
las sentencias del TC han expresado un pensamien
to judicial integrado de una concepción ética de la
Constitución y así se ha realizado el control desde su
restauración democrática a partir del
Sin embargo a partir del se vienen produ
ciendo fallos en los que la nueva mayoría de jueces
constitucionales no re ejan el orden ético constitucional
establecido en la norma suprema Lo anterior es sujeto
de críticas debido a la falta de consistencia en la argu
mentación constitucional en causas que han favorecido
174 César Landa Arroyo

a intereses políticos económicos y militares Más aún


se ha señalado que en los últimos gobiernos se ha
evidenciado que las presiones e interferencias del Poder
Ejecutivo Presidente de la República y de algunos
miembros del Poder Legislativo congresistas en los
organismos jurisdiccionales Tribunal Constitucional
y en el Jurado Nacional de Elecciones han obstaculi
zado el normal funcionamiento de estas instituciones
atentando contra la democracia en el Perú
De manera que cabe rea rmar que la ética judi
cial supone asegurar dos enunciados sin discusión
independencia e imparcialidad No se entiende la ju
dicatura en un Estado constitucional sin el respeto de
dichos principios La independencia se concibe como
la capacidad de impartir justicia prescindiendo de in
tereses opiniones presiones o amenazas de terceros

184
STC N.º 2007-HC/TC Caso Hailili Awapara (publicado el 28-2-
2008); STC N.º 6201-2007-HC/TC Caso Wolfenson (publicado
el 19-3-2008); STC N.º 8495-2006-PA/TC, Caso Ramiro de
Valdivia Cano (publicado el 15-8-2008); STC N.º 2210-2007-
PA/TC Caso Transportes Flores Hnos. S.R. Ltda. (publicado el
21-10-2008); STC N.º 3173-2008-PHC/TC Caso “El Frontón”
(publicada el 15-12-2008); STC N.º 04525-2007-HC/TC Caso
Requena Pasapera. (publicado el 19-2-2009) y; entre otros,
STC N.º 04197-2008-AA/TC Caso Ríos Castillo (publicado el
10-6-2009).
185
Congreso de la República. Proyecto de Ley N.° 3342/2009-IC,
publicado en el diario oicial El Peruano, edición del 6-8-2009, p.
400438. Con el cual se pone a conocimiento de la ciudadanía el
proyecto legislativo de reforma constitucional que establece la
democracia directa como régimen de gobierno, las causales de
vacancia presidencial, la revocatoria del Presidente, Vicepresi-
dentes, Congresistas y otros principios del Estado peruano.
Organización 175

sean partes del proceso autoridades de los poderes


públicos partidos políticos a nes grupos económicos
medios de prensa y de la opinión pública A su vez la
imparcialidad se reduce a que los jueces eviten todo
tratamiento desigual o discriminatorio a las partes es
decir el trato equitativo es un derecho de las partes a
ser tratadas de forma objetiva y no discriminatoria Y
en todo caso la falta de imparcialidad permite que los
jueces se aparten de un caso cuando ésta se encuentre
comprometida
Ello por cuanto como ha precisado Gomes Ca
notilho el Derecho constitucional es mucho más que
un conjunto de normas o instituciones es también
cultura humanismo y ética porque si bien el Derecho
constitucional tiene una innegable dimensión práctica
debe evitarse caer en la ceguera del mero pragmatismo
positivista En de nitiva como señala el Código Mo
delo Iberoamericano de Ética Judicial la ética judicial
constitucional demanda rechazar los estándares de
conducta propios de un mal juez como los de un juez
simplemente mediocre que se conforma con el míni
mo jurídicamente exigido En tal sentido el Estado
de justicia tiene que generar mucha fuerza atractiva y
disponer de medios de control de la actividad judicial
constitucional para erigir diques contra el fundamen
talismo mediocre para contrarrestarlo mediante el
control de la opinión pública a través de los medios y
sobre todo de la opinión crítica especializada

186
GOMES CANOTILHO, J., Direito Constitucional, Almedina-Coimbra,
1996, pp. 1-2.
176 César Landa Arroyo

Por ello la ética constitucional basada en la idea


humanista e integradora del ser humano cabe conce
birla como una utopía realizable. Lo cual signi ca que
ésta puede ser implementada en nuestro orden social
concreto siempre que los factores que preceden al
quehacer judicial como el nombramiento plural e in
dependiente de los magistrados constituya el punto de
partida de una nueva forma de entender la Constitución
y la justicia Por cuanto como señala Barak veo mi rol
de juez como una misión Juzgar no es meramente un
trabajo Es una forma de vida Proceso que es diná
mico y abierto en el cual los derechos fundamentales
ocupan un rol concreto de movilización y de liderazgo
ético e institucional en el marco de respeto a los valores
y mandatos de la Constitución

2. Composición
El Tribunal Constitucional se caracteriza por ser
un órgano judicial colegiado se compone del Pleno
integrado por los siete magistrados con competencias
especiales y dos Salas integradas por tres magistrados
cada una con iguales competencias entre éstas dos
según se analiza a continuación

2.1. Pleno del Tribunal


El Pleno del Tribunal Constitucional es el máximo
órgano de deliberación y decisión del colegiado está

187
BARAK, Aharon, “El rol de la Corte Suprema en una democracia”,
en Ius et Veritas, N. 26, año VIII, Lima, 2003, p. 114.
Organización 177

compuesto por los siete magistrados pero puede se


sionar con el quórum de cinco magistrados El Pleno
cumple con la función constitucional de impartir justi
cia constitucional a través de las audiencias públicas
las sesiones del Pleno jurisdiccional y administrativo
del colegiado
A Audiencia pública del Pleno Jurisdiccional El
Pleno compuesto por los siete magistrados se
convocan para escuchar en la vista de las causas
los alegatos de los abogados de las partes y de los
agraviados si lo requieren sobre hechos fácticos
de relevancia en los procesos de competencia del
Pleno
a Ratione materia Las acciones de inconstitu
cionalidad y los con ictos de competencia de
conformidad con los artículos de la Consti
tución de la LOTC y y del CPC
b Ratione submateria La nulidad de una reso
lución judicial expedida por la Corte Suprema
las sentencias que aprueben o modi quen un
precedente o jurisprudencia vinculante de
conformidad con el artículo del Reglamen
to Normativo y por práctica jurisprudencial
cuando se trate de resoluciones del Congreso
del Poder Ejecutivo del Jurado Nacional de
Elecciones del Consejo Nacional de la Magis
tratura y de la Junta de Fiscales Supremos
c Ratione personae Las demandas se dirigen
contra los titulares de los poderes públicos
Presidentes de la República del Poder Le
gislativo y del Poder Judicial y otras altas
autoridades del Estado
178 César Landa Arroyo

d Ratione singularis Cuando dada la naturaleza


y o importancia de un caso a pedido motivado
de un magistrado el Pleno Administrativo lo
acuerde
B Sesión del Pleno Jurisdiccional En la sesión de
Pleno de los siete magistrados en principio se pre
sentan las ponencias de proyectos de las vistas que
por su importancia material deben ser sustentadas
por el ponente debatidas acordadas o votadas por
los magistrados en el Pleno
a Procedimiento convocatoria desarrollo y con
clusión
Convocatoria De conformidad con el ar
tículo del Reglamento Normativo del
Tribunal Constitucional las sesiones corres
ponde ser convocadas por el Presidente No
obstante procede la convocatoria de modo
extraordinario cuando así lo soliciten tres
Magistrados con veinticuatro horas de an
ticipación y con la agenda a tratar El Pleno
queda constituido con el quórum estable
cido en el artículo de la Ley Orgánica del
Tribunal Constitucional vale decir con la
presencia de cinco magistrados
Desarrollo Se encuentra regulado en el
artículo del Reglamento Normativo del
Tribunal Constitucional comprendiendo
las siguientes etapas
Aprobación del acta de la sesión anterior
Despacho
Informes
Pedidos
Organización 179

Orden del día En este caso se debaten


los asuntos en el orden en el que fueron
formulados salvo que se acuerde pre
ferencia en alguno de ellos
En cuanto al orden del día también cabe
precisar conforme lo establece el artículo
del Reglamento Normativo que el mismo
corresponde ser jado por el Presidente o
en su defecto por el Vicepresidente tenien
do en cuenta los siguientes criterios
a Se privilegiarán los asuntos jurisdiccionales
sobre los administrativos salvo disposición del
Presidente o de la mayoría del Pleno
b Se privilegiarán los asuntos jurisdiccionales
constitucionalmente relevantes llegados al
Tribunal y que requieran ser tratados con pron
titud
c Se dará continuidad a los asuntos que hubie
ran acordado tratar desde la sesión anterior o
hubiesen quedado pendientes
d Se recibirá el informe del Secretario General
sobre los expedientes aptos para la vista en
audiencia pública
e Se determinará la asignación de los expedientes
a los magistrados ponentes dando preferencia
a los procesos de inconstitucionalidad y de
hábeas corpus
En el Pleno Jurisdiccional de conformidad con el
artículo del Reglamento Normativo tiene lugar
el debate por parte de los magistrados de los proce
sos constitucionales sometidos a su conocimiento
de acuerdo al siguiente procedimiento
180 César Landa Arroyo

a Ponencia En primer lugar se debaten las


ponencias según su orden de presentación
Corresponde hacer uso de la palabra al ma
gistrado ponente previa determinación salvo
acuerdo en contrario de un plazo para cada
intervención De manera excepcional en el
marco de la presentación el magistrado po
nente puede solicitar la asistencia de un asesor
jurisdiccional para que le brinde apoyo en asun
tos especí cos Corresponde al Presidente o en
su defecto al Vicepresidente o a la mayoría del
Pleno aprobar tal petición
b Deliberación En segundo lugar una vez con
cluida la intervención del ponente el Pleno
delibera sobre la mejor manera de resolver Así
los magistrados hacen llegar sus discrepancias
sobre la forma o sobre el fondo del proyecto
de resolución Eventualmente uno de los
magistrados puede solicitar que se suspenda
la deliberación para el mejor estudio de la
cuestión objeto de debate en cuyo caso si es
que el Presidente o la mayoría de magistrados
considera justi cada tal petición se aplaza la
decisión para otra sesión
c Conclusión En tercer lugar se procede a efec
tuar la votación y se da por terminada la sesión
Cabe precisar que de acuerdo al artículo
del Reglamento Normativo los magistra
dos tienen la facultad de solicitar un plazo
para estudiar con mayor amplitud el asunto
sometido a consideración del Pleno En tal
caso el Presidente puede concederle un
Organización 181

plazo prudencia si es que así lo requiere


al asunto por resolver
En caso de que la ponencia no obtuviese el
mínimo de votos por parte del Pleno para
ser aprobada el expediente de conformi
dad con lo señalado en el artículo del
Reglamento Normativo pasará al magis
trado que designe el Presidente a n de
que redacte el nuevo proyecto en el que se
exponga la tesis de la mayoría siempre que
el magistrado ponente original no aceptara
hacerlo Este nuevo proyecto será someti
do oportunamente a votación Si es que
como consecuencia de las deliberaciones
resulta que es necesario realizar ajustes a la
ponencia el magistrado que ha elaborado
este nuevo proyecto dispondrá de un plazo
acordado por el Pleno para entregar el texto
de nitivo Una copia del mismo será hecha
llegar a los magistrados disidentes a n de
que presenten el correspondiente funda
mento de su voto singular por práctica no
más allá de una semana
b Votación abierta y secreta
De acuerdo al artículo del Reglamento
Normativo por regla general las votacio
nes son nominales y a mano alzada
Los fundamentos singulares de voto
supuesto que se origina cuando el magis
trado suscribe el sentido de la resolución
adoptada pero por distintos fundamentos
y los votos singulares vale decir cuando
182 César Landa Arroyo

el magistrado disiente de la posición


adoptada por la mayoría por práctica
deben ser enviados por el magistrado
responsable al Secretario Relator en el
plazo máximo de una semana de recibido
el expediente bajo responsabilidad salvo
motivos justificados En caso contrario el
Secretario Relator deja constancia en acta
de la demora y se notifica y publica en
su caso la resolución con los votos de los
magistrados que la suscriban
Excepcionalmente se realizan votaciones
secretas mediante papeleta Estas vota
ciones tienen lugar únicamente en caso
de elecciones según el artículo del Re
glamento Normativo el cual se entiende
que hace referencia en concordancia con
el artículo del mismo reglamento a las
elecciones que se realizan para elegir al
Presidente y al Vicepresidente del Tribunal
C Sesiones administrativas del Pleno
Los Plenos administrativos se encuentran regula
dos en el artículo del Reglamento Normativo
Se inician con la lectura del acta de la sesión
anterior y una vez aprobada se da cuenta de
la agenda del orden del día Las decisiones
son adoptadas por mayoría de votos y la direc
ción del debate está a cargo del Presidente del
Tribunal Constitucional quien tiene voto diri
mente en caso de empate En caso de ausencia
del Presidente corresponde dirigir el debate al
Vicepresidente
Organización 183

Entre las cuestiones que corresponde decidir al


Pleno en el marco de estas sesiones cabe des
tacar las siguientes artículo del Reglamento
Normativo
Aprobar la jornada y el horario de trabajo del
Tribunal
Designar y remover al Secretario General y al
Secretario Relator
Designar y remover al Director General de
Administración
Designar y remover al Jefe de la O cina de
Asesoría Legal
Acordar a propuesta del Presidente de
acuerdo con las normas presupuestales la
contratación de los asesores jurisdiccionales
Acordar la separación de los asesores juris
diccionales en los casos establecidos en el
Reglamento
Investigar las infracciones de los magistrados
a la Constitución a su Ley Orgánica o a su Re
glamento e imponer las sanciones respectivas
Tramitar y resolver los impedimentos y acusa
ciones de los magistrados
Conceder licencia a los magistrados en los
términos de ley
Aprobar el anteproyecto del Plan de Trabajo y
del presupuesto del Tribunal Constitucional
presentados por el Presidente
Aprobar interpretar y modi car el Reglamento
Normativo del Tribunal Constitucional
Decidir sobre la periodicidad de las audiencias
públicas y jar su fecha hora y lugar
184 César Landa Arroyo

Adoptar las medidas administrativas para el


funcionamiento del Tribunal
D Sesiones ordinarias y extraordinarias del Pleno
Las sesiones ordinarias son aquellas que tienen
lugar regularmente y que son convocadas por el
Presidente del Tribunal Constitucional En cam
bio las sesiones extraordinarias son convocadas
por tres magistrados lo cual procede siempre
que lo hicieren con horas de anticipación y con
la agenda a tratar Asimismo excepcionalmente
pueden haber sesiones extraordinarias en días no
laborables cuando las circunstancias especiales
así lo ex an a convocatoria de los magistrados o
del Presidente posibilidad que está recogida en el
artículo del Reglamento Normativo Esta distin
ción entre sesiones ordinarias y extraordinarias se
aplica tanto a las sesiones jurisdiccionales como a
las administrativas

2.2 Las Salas


A. Composición y competencias
El Tribunal Constitucional de conformidad con
el artículo de su Ley Orgánica en concordancia
con lo establecido en el artículo de su Regla
mento Normativo se organiza en dos salas con
tres miembros cada una a efectos de ejercer las
siguientes competencias
Conocer en última y de nitiva instancia las
resoluciones denegatorias de los procesos de
amparo hábeas corpus hábeas data y de cum
plimiento iniciadas ante los jueces respectivos
Organización 185

Resolver las quejas por denegatoria del recurso


de agravio constitucional El artículo del
Reglamento Normativo precisa que en caso
de que la Sala declare fundada la queja es la
misma Sala la encargada de conocer también
el recurso de agravio constitucional
La conformación de tales Salas se encuentra
establecida parcialmente en el artículo del Re
glamento Normativo en el cual se establece que
el Presidente preside los Plenos Administrativos y
Jurisdiccionales asímismo re ere que corresponde
al Pleno a propuesta del Presidente establecer las
presidencias y conformación de las Salas lo que
ha venido siendo práctica jurisprudencial Dicho
de otra manera teniendo en cuenta en todo caso
los criterios de las presedencias establecidos en el
artículo del Reglamento Normativo preside y
conforma las Salas en función de la antigüedad en
el cargo y la antigüedad en la colegiatura
B Atribuciones jurisdiccionales
En principio según lo establecido en el artículo
del Reglamento Normativo corresponde a una de
las salas cali car la procedencia de las causas que
llegan al Tribunal No obstante en la práctica es
cada sala la que se encarga de determinar la pro
cedencia del asunto sometido a su conocimiento
teniendo en cuenta los criterios establecidos para
ello en el artículo del Código Procesal Consti
tucional así como las causales de improcedencia

188
Esta disposición ha sido aprobada por Resolución Administra-
tiva N.° 001A-2011-P/TC, publicado al 12 de enero 2011.
186 César Landa Arroyo

establecidas en el artículo del mismo código


Asimismo corresponde a cada sala resolver sobre
el fondo del asunto en última y de nitiva instancia
constitucional
Tanto en el caso de los proceso de amparo hábeas
corpus hábeas data y de cumplimiento como en
el caso de las quejas por denegatoria del recurso de
agravio constitucional las resoluciones requieren
tres votos conformes de acuerdo a lo señalado en
el artículo de la Ley Orgánica en concordancia
con el artículo del Reglamento Normativo En
caso de no reunirse el número de votos requerido
cuando ocurra alguna de las causales establecidas
en la Ley Orgánica o cuando alguno de los miem
bros está impedido o cuando existe discordia el
Presidente de la Sala o el magistrado más antiguo
que participó en la vista de la causa llama al ma
gistrado de la otra sala el momento que surge la
discordia Se ha eliminado el llamdo del menos
antiguo al más antiguo en tales supuestos el
llamado puede usar la grabación de la audiencia
realizada o citar a las partes para un nuevo informe
También cabe tener en cuenta que de conformidad
con el artículo A del Reglamento Normativo
las salas pueden solicitar los informes que esti
men necesarios a los órganos de Gobierno y de
la Administración y requerir respuesta oportuna
de ellos tal como se señala en el artículo del

189
Esta disposición ha sido incorporada en el artículo segundo
de la Resolución Administrativa N.° 65-2010-P/TC, publico el
26 de junio de 2010.
Organización 187

Código Procesal Constitucional así como solicitar


información del los amicus curiae amici curiarum
si fuera el caso que permita esclarecer aspectos
especializados que puedan surgir del estudio de
los actuados
Las Salas también están facultadas en virtud del
artículo del Reglamento Normativo a imponer
multas a cualquier persona investida o no de
función pública que incumpla los requerimientos
de comportarse con sujeción a lo dispuesto en el
artículo del Código Procesal Civil probidad
lealtad y buena fe Las multas pueden ser de a
Unidades de Referencia Procesal

3. Funcionamiento
3.1. Sede
De acuerdo al artículo de su Ley Orgánica
del Tribunal Constitucional LOTC éste tiene como
sede la ciudad de Arequipa No obstante puede por
acuerdo mayoritario de sus miembros tener sesiones
descentralizas en cualquier otro lugar de la República
Es así que el Tribunal Constitucional en ejercicio de la
autonomía que le con ere la Constitución en su artí
culo y atendiendo a que la mayor parte de la carga
procesal proviene de la ciudad de Lima ha dispuesto vía
el artículo de su Reglamento Administrativo que las
o cinas administrativas funcionen en la ciudad de Lima
No obstante el Pleno del TC resolvió una demanda
de inconstitucionalidad contra el artículo de la LOTC
en la medida que señalar a Lima como su sede viola
el principio de capitalidad en el que se asientan todos
188 César Landa Arroyo

los poderes del Estado y los órganos constitucionales


autónomos En ese sentido en la STC N PI
TC resolvió declarar infundada dicha demanda pero
siempre que se interprete que puede sesionar tanto
en su sede de Arequipa como en la sede de Lima
también puede por acuerdo mayoritario de sus miem
bros tener sesiones descentralizadas en cualquier otro
lugar de la República
Asimismo el TC falló que la acción de cumplimien
to promovida por el Colegio de Abogados de Arequipa
contra el Tribunal para que cumpla con el artículo
de la LOTC que fue declarado fundada en primera
y en segunda instancia en Arequipa Exp N
carecen de efectos jurídicos dada la sentencia
de inconstitucionalidad resuelta

3.2 Irrecusabilidad de los magistrados


De conformidad con el artículo de la Ley Orgá
nica en concordancia con el artículo del Reglamento
Normativo los magistrados son irrecusables aunque
pueden abstenerse de conocer algún asunto cuando
tengan interés directo o indirecto o por causal de de
coro salvo que el hecho impida resolver
De acuerdo con el artículo del Código Ibero
americano de Ética judicial el juez debe ser consciente
de que el ejercicio de la función jurisdiccional supone
exigencias que no rigen para el resto de los ciudada
nos No obstante los magistrados que son docentes
de ciertas universidades no se han inhibido a pesar
de haber mostrado sumo interés cuando han tenido
que resolver causas judiciales de universidades como
Organización 189

la Universidad Particular San Martín de Porres Uni


versidad Garcilaso de la Vega Universidad Particular
Ricardo Palma entre otras
Una situación como la descrita anteriormente
deja atrás el principio de honestidad intelectual y
jurisdiccional que constituye uno de los deberes que
debe observar ineludiblemente todo magistrado
constitucional en el ejercicio de su función Porque el
Tribunal Constitucional se legitima cuando sus magis
trados resuelven las controversias constitucionales con
arreglo a la Constitución y con honestidad intelectual
y se deslegitima cuando éstos anteponen sus interés
personales de carácter patrimonial o ideológico a los
valores y principios constitucionales

3.3 Audiencia pública


La audiencia pública es el acto procesal mediante el
cual los magistrados escuchan a las partes y a los abo
gados que oportunamente solicitaron informar sobre

190
Cfr. STC N.º 05171-2007-PA/TC; STC N.º 03713-2008-PA/TC;
STC N.º 3418-2007-PC/TC; STC N.° 3418-2007-PC/TC; STC
N.º 01807-2007-PA/TC; entre otras sentencias.
191
Particularmente de las 25 135 vistas de causas en torno a las
cuales correspondía que me pronunciara como magistrado del
Tribunal Constitucional, solamente en casos muy especiales
opté por inhibirme como ocurrió con el Exp. 04147-2008-PA/
TC de la Pontiicia Universidad Católica del Perú contra Arzo-
bispado de Lima; para de esta manera, evitar cualquier duda
o cuestionamiento respecto a mi actuación en dicho proceso,
pese a que estaba convencido de que, aun en estos casos, me
habría pronunciado en estricta observancia de los principios y
valores constitucionales.
190 César Landa Arroyo

los fundamentos de hecho y de derecho pertinentes Su


inicio desarrollo y conclusión se encuentran regulados
en los artículos a del Reglamento Normativo
A Inicio En el caso del Pleno la audiencia es instala
da por el Presidente del Tribunal o en su defecto
por el Vicepresidente En el caso de las salas son
instaladas por su Presidente En ambos casos
el respectivo Presidente dirige la audiencia Los
magistrados usan las medallas que los distinguen
como tales
B Desarrollo Una vez instalada la audiencia el Pre
sidente dispone que el Relator dé cuenta en forma
sucesiva de las causas programadas precisando el
número de expediente las partes que intervienen
y la naturaleza de la pretensión En cada caso el
Presidente concede el uso de la palabra hasta por
cinco minutos al demandante y por igual tiempo
al demandado quienes se ubican a la izquierda y a
la derecha respectivamente frente a los magistra
dos A continuación el Presidente concede el uso
de la palabra por el mismo tiempo a los abogados
de las partes quienes se ubican de la misma forma
que sus defendidos Está permitida la réplica y dú
plica a los abogados por el tiempo que determine
el Presidente Por último cuando corresponda se
recibirá la participación del amicus curiae
C Conclusión Una vez que todas la causas progra
madas para la fecha han sido vistas o cuando sea
mani estamente imposible proseguir con el cono
cimiento de las faltantes el Presidente declarará
concluida la audiencia y de ser el caso programará
las no vistas para una fecha posterior
Organización 191

En caso de que se produzcan desórdenes en la Au


diencia el Presidente está facultado para ordenar
el desalojo de la sala sin perjuicio de las sanciones
establecidas por ley

3.4 Resoluciones
Se encuentran recogidas en el artículo del Regla
mento Normativo en el cual se establecen los siguientes
tipos de resoluciones que pueden ser emitidas por el
Tribunal Constitucional En todos los casos la fecha de
las resoluciones las disposiciones constitucionales y
legales y los documentos de identidad se escriben con
números y las cantidades con letras
A Sentencias Son las resoluciones por medio de las
cuales se pone n a los procesos constitucionales
sometidos al conocimiento del Tribunal a través
de un pronunciamiento sobre el fondo del asunto
el cual debe contener según cada caso las formali
dades señaladas en los artículos y del
Código Procesal Constitucional
La sentencia expedida por el Pleno se convierte en
tal al ser rmada por el número mínimo de magis
trados exigidos por la ley en el caso de las acciones
de inconstitucionalidad con icto de competencia y
atribuciones el establecimiento o modi cación de
precedentes normativos y doctrina jurisprudencial
es de cinco votos En el caso de las expedidas por
las salas deben contar con tres votos conformes
a efectos de ser consideradas válidas En ambos
casos los efectos de la sentencia empiezan a regir
desde el día siguiente a su noti cación y en su caso
a su publicación en el diario o cial El Peruano
192 César Landa Arroyo

En el caso de las sentencias de inconstitucionali


dad que declaran fundada total o parcialmente la
demanda la parte resolutiva debe ser difundida
además en dos diarios de circulación nacional
B Autos Son las resoluciones de carácter inter
locutorio por medio de las cuales el Tribunal
emite pronunciamientos en las causas que están
sometidas a su conocimiento que no se encuen
tran referidos sobre el fondo del petitorio de la
demanda Así mediante los autos se resuelve la
admisibilidad o inadmisibilidad de la demanda de
inconstitucionalidad o del con icto de competencia
o de atribuciones la indebida concesión del recurso
de agravio constitucional y la acumulación de pro
cesos También sirve para declarar improcedente
la demanda en los procesos constitucionales bajo
competencia del Tribunal con lo cual se pone n al
proceso sin que exista un pronunciamiento sobre
el fondo del asunto
C Decretos Son las resoluciones por medio de las cua
les se impulsa el trámite del proceso Son rmados
por el Presidente del Tribunal o por delegación de
éste por los Presidentes de las Salas conjuntamente
con Secretario Relator o de las Salas respectivamente

4. Recursos impugnatorios
4.1. Recurso de agravio constitucional
La constitución Política del Perú en su artículo
inciso reconoce que le corresponde al Tribunal
Constitucional conocer “en ultima instancia y de ni
tiva instancia las resoluciones denegatorias de habeas
Organización 193

corpus amparo habeas data y acción de incumpli


miento Más aún el Código Procesal Constitucional
en su artículo estipula que Contra la resolución de
segundo grado que declara infundada o improcedente
la demanda procede recurso de agravio constitucional
ante el Tribunal Constitucional Como se puede
inferir el constituyente y el legislador han pretendido
que el Tribunal Constitucional corr a los fallos del
Poder Judicial cuando se constate una insu ciente o
inconstitucional tutela de los derechos fundamentales
por parte de la justicia ordinaria
En tal caso la persona agraviada con el fallo pue
de interponer un recurso de agravio constitucional
RAC Sin embargo para que dicho recurso proceda
se tendrá que examinar los presupuestos procesales
para su admisión pudiendo en consecuencia ser
declarado inadmisible a falta de algún presupuesto
procesal o infundado cuando falten argumentos
de fondo que imposibilite amparar la pretensión
planteada
En cuanto a la procedencia del RAC es indis
pensable remitirnos al artículo del Código Procesal
Constitucional en el que se estipulan las causales de
improcedencia
a Los hechos y el petitorio de la demanda no están
referidos en forma directa al contenido constitu
cionalmente protegido del derecho invocado
b Existan vías procedimentales especí cas igual
mente satisfactorias para la protección del derecho
constitucional amenazado o vulnerado salvo cuan
do se trate del proceso de hábeas corpus
194 César Landa Arroyo

c El agraviado haya recurrido previamente a otro


proceso judicial para pedir tutela respecto de su
derecho constitucional
d No se hayan agotado las vías previas salvo en los
casos previstos por este Código y en el proceso de
hábeas corpus
e La presentación de la demanda ha cesado la ame
naza o violación de un derecho constitucional o se
ha convertido en irreparable
f Se cuestione una resolución rme recaída en otro
proceso constitucional o haya litispendencia
g Se cuestionen las resoluciones de nitivas del Con
sejo Nacional de la Magistratura en materia de
destitución y rati cación de jueces y scales siem
pre que dichas resoluciones hayan sido motivadas
y dictadas con previa audiencia al interesado
h Se trate de con ictos entre entidades de Derecho
público interno Los con ictos constitucionales
surgidos entre dichas entidades sean poderes del
Estado órganos de nivel o relevancia constitucio
nal gobiernos locales y regionales serán resueltos
por las vías procedimentales correspondientes
i Haya vencido el plazo para interponer la demanda
con excepción del proceso de hábeas corpus
Es importante resaltar que los hechos y petitorio
de la demanda no se re eran directamente al contenido
constitucionalmente protegido del derecho invocado
que existan vías igualmente satisfactorias para su pro
tección salvo cuando se trate del proceso de hábeas
corpus y que a la presentación de la demanda haya
cesado la amenaza o violación de un derecho constitu
cional o se haya convertido en irreparable
Organización 195

Al respecto el primero de estos acápites guarda


concordancia directa con lo establecido en el artículo
de dicho Código que postula aunque exclusivamente
para el proceso de amparo que no procede
en defensa de un derecho que carece de sustento
constitucional directo o que no está referido a los
aspectos constitucionalmente protegidos del mismo
De lo expuesto se llega a concluir que solo podrá
admitirse una intervención si es que lo que está en
juego es la búsqueda real de la protección del ámbito
constitucionalmente protegido de un derecho funda
mental y no de temas no esenciales o adicionales que
se deberían proteger por la vía ordinaria que no sea
mani estamente infundado y que no esté inmerso en
una causal de negativa de tutela claramente establecida
por el Tribunal Constitucional
Pero esto no quiere decir que el Tribunal Cons
titucional al estar facultado de esta prerrogativa de
determinar cuando se trata de una vulneración del
ámbito constitucionalmente protegido se constituya
en un cajón de sastre para no entrar a resolver causas
de suma importancia o peor aún cumplir metas nu
méricas de expedición de sentencias sin mayor análisis
sobre el caso en concreto a pesar que se sacri que el
derecho afectado
Por eso resulta interesante analizar cómo el Tribu
nal Constitucional ha ido determinando hasta dónde
puede llegar el esclarecimiento de las materias
recurribles a través del RAC Así por un lado la
196 César Landa Arroyo

STC N HC ha establecidos los supuestos


del RAC ordinario que sirven para
a Determinar la tutela objetiva de derechos
b Establecer los efectos de la protección subjetiva de
derechos
c Decidir respecto de las excepciones deducidas
d Realizar pagos accesorios
e Diferenciar los alcances de la sentencia declarada
fundada
Por otro lado el Tribunal Constitucional ha desa
rrollado una jurisprudencia en la cual se desarrolla el
RAC excepcional
Asi si bien el inciso del artículo de la Cons
titución Política del Perú reconoce que el Tribunal
Constitucional es competente para conocer en última

192
Este numeral posteriormente fue modiicado por el precedente
vinculante STC N.º 1417-2005-AA/TC que en el fundamento
37 sostuvo que: “las disposiciones legales referidas al reajuste
pensionario o a la estipulación de un concreto tope máximo
a las pensiones, no se encuentran relacionadas a aspectos
constitucionales directamente protegidos por el contenido
esencial del derecho fundamental a la pensión, prima facie,
las pretensiones relacionadas a dichos asuntos deben ser ven-
tiladas en la vía judicial ordinaria; pero en el precedente STC
N.º 05430-2006-PA se determino que procederá demandar
en la vía constitucional el pago de las pensiones devengadas,
reintegros e intereses, siempre y cuando la pretensión principal
esté vinculada directamente al contenido constitucionalmente
protegido del derecho a la pensión –acceso o reconocimiento,
afectación del derecho al mínimo vital, tutela de urgencia o
afectación del derecho a la igualdad con referente válido –
delimitado por este Tribunal en el fundamento 37 del Caso
Anicama” (STC N.º 1417-2005-PA).
Organización 197

y de nitiva instancia las resoluciones denegatorias


de hábeas corpus amparo hábeas data y acción de
cumplimiento también es cierto que en el preceden
te vinculante de la STC N.º AA se llevó a
cabo una interpretación del término denegatorias en los
procesos constitucionales En el sentido que no debe
ser interpretado para proscribir la revisión por el TC
vía recurso de agravio constitucional de una decisión
estimatoria de segundo grado cuando ésta haya sido
dictada en desacato de algún precedente constitucional
vinculante
Ello se fundamenta en que el concepto denegatorio
de un fallo judicial debe entenderse a la luz de las reglas
de la interpretación unitaria de la Constitución en la
medida de la doble dimensión que expresan los dere
chos fundamentales y los procesos constitucionales
tanto para proteger un interés subjetivo de un derecho
particular pero sin afectar el interés general objetivo
de la supremacía constitucional
Desde esta interpretación si bien el inciso del ar
tículo de la Constitución no hace expresa referencia
a la competencia del Tribunal para conocer el caso de
las sentencias estimatorias de segundo grado el TC
argumentó que tal silencio solo supone una presunción
iuris tantum a favor de la constitucionalidad de dichas
decisiones mas no su impedimento de control en vía
de recurso de agravio constitucional cuando un fallo
constitucional del Poder Judicial se haya dictado apar
tándose de un precedente vinculante
El TC hace una precisión del artículo del Código
Procesal Constitucional en el sentido de que el recurso
198 César Landa Arroyo

de agravio procede contra la resolución de segundo grado


que declara infundada o improcedente la demanda En la me
dida que solo hace referencia a la dimensión subjetiva
de la decisión judicial denegatoria esto es referido a la
pretensión contenida en la demanda y no a la dimen
sión objetiva esto es referida al respeto de los derechos
fundamentales y el orden constitucional en su conjun
to no puede decirse que limita las posibilidades del
recurso de agravio Porque tratándose de decisiones
estimatorias que sean abiertamente ilegítimas el Tri
bunal Constitucional también señaló que podía entrar
a revisar el RAC contra una sentencia estimatoria que
viole un precedente vinculante
Sin embargo esta sentencia que garantizaba la
unidad interpretativa y la fuerza normativa de la Cons
titución para evitar el abuso del derecho y el fraude
a la Constitución fue dejada sin efecto en mayoría por
la STC N AA Caso Provias Pero es im
portante señalar que este precedente vinculante vino a
regularizar la decisión también en mayoría de la STC
N HC Caso Teodorico Bernabé Montoya
que archivó la investigación del marino denunciado
por la matanza de El Frontón hecho que aconteció
en y que vinculó al entonces Presidente de la Re
pública Alan García Pérez y a su actual Vicepresidente
Almirante r Luis Giampietri responsable en ese en
tonces de debelar el levantamiento de los presos por
terrorismo en ese centro penitenciario
Por lo tanto dejada sin efecto la STC N
AA por la sentencia N AA para
interponer un RAC contra un precedente vinculante la
Organización 199

vía que quedó abierta era el amparo contra el amparo


Sin embargo como los magistrados Mesía Ramírez
Eto Cruz y Álvarez Miranda en contra de la jurispru
dencia constitucional declararon fundado el hábeas
corpus que presentó José Abanto Verástegui abogado
aprista contra el Ministerio Público para que no se le
siguiera investigando por el delito de trá co ilícito de
drogas TID que se le seguía a los Sánchez Paredes
ésta resolución va a servir para que en el Poder Judicial
se archive la investigación penal
Ante el repudio generalizado de la anulación de
la investigación por narcotrá co originada en la sen
tencia del Caso Abanto el TC tuvo que dictar la STC
N PHC TC en la cual resuelve que en los
procesos constitucionales relacionados con el delito
de trá co ilícito de drogas y o lavado de activos en los
que se haya dictado sentencia estimatoria de segundo
grado la Procuraduría del Estado correspondiente se
encuentra excepcionalmente habilitada independien
temente del plazo para la interposición del recurso de
agravio constitucional el mismo que debe ser concedido
por las instancias judiciales
Sin embargo el retorno parcial a la STC N º
AA suponía una modificación de la STC N º
AA las mismas que habían sido aprobadas
como precedentes vinculantes del artículo VII del Título
Preliminar del CPC que otorgan fuerza normativa a las
sentencias de fondo Pero la revisión jurisprudencial

193
El Comercio. Editorial: El TC entorpece la lucha contra el
narcotráico. Edición del sábado 14 de agosto de 2010.
200 César Landa Arroyo

se realizó en base al artículo VI de dicha norma que


no consagra efecto normativo sino interpretativo solo
para los jueces De modo que cualquier juez del Poder
Judicial podría interpretarse como ine caz dicha mal
hadada modi cación del precedente
No obstante la STC N AA también
dispuso que las demandas que fueron interpuestas
con la vigencia de la STC N AA sean
declaradas improcedentes inmediatamente dejando
de lado el deber que tienen los magistrados de hacer
cumplir sus precedentes cuando estaban vigentes Más
aún si la segunda disposición nal del CPC ordena
que continúen rigiéndose por la norma anterior léase
los precedentes con efectos normativos las reglas de
competencia los medios impugnatorios interpuestos
los actos procesales con principio de ejecución y los
plazos que hubieran empezado lo cual por decisión
de la mayoría no se ha cumplido
En conclusión el RAC en tanto recurso impugnati
vo dentro de los procesos constitucionales de la libertad
debe ser utilizado como un instrumento procesal
especializado que habilita al Tribunal Constitucional
para que resuelva en última y de nitiva instancia los
derechos fundamentales violados

4.2. Recurso de queja


Los artículos del Código Procesal Constitucional
y del Reglamento Normativo del TC estipulan que
contra la resolución que deniega el recurso de agravio
constitucional procede recurso de queja éste se interpo
ne ante el Tribunal Constitucional dentro del plazo de
Organización 201

cinco días siguientes a la noti cación de la denegatoria


En consecuencia se puede entender que cuando a un
justiciable la justicia ordinaria le rechace el RAC este
podrá interponer un recurso de queja directamente
ante TC para que pueda ser revisado y de ser el caso
sea declarado fundado
Esta resolución la toma una de las Salas que es la
que conocerá el recurso de agravio constitucional or
denando al juez superior el envío del expediente dentro
del tercer día de o ciado bajo responsabilidad Cabe
mencionar que en la STC N º HC la Primera
Sala del TC admitió la queja por denegatoria del RAC
presentada por los representantes de las víctimas no
por el marino accionante del hábeas corpus Teodori
co Bernabé que había logrado el archivamiento de la
investigación judicial El Pleno asumió competencia
arbitrariamente dada las posibles implicaciones en las
más altas esferas del gobierno y por mayoría declaró la
nulidad de la admisión de la queja Dejando sin lugar
el pedido de los familiares de las víctimas yendo en
contra de toda la jurisprudencia en materia no solo de
la Corte Interamericana de Derechos Humanos sino
sobre todo del propio Tribunal Constitucional
Si bien el Pleno del Tribunal Constitucional podría
revisar posibles irregularidades que pudieran cono
cerse al expedir el auto de procedencia del recurso de
agravio constitucional no es de su competencia dentro
del mismo recurso examinar las resoluciones emiti
das en una de sus Salas sino mediante su autonomía
procesal constitucional delimitar o establecer un pre
cedente o desarrollar su doctrina jurisprudencial sobre
202 César Landa Arroyo

la materia Dicho en otros términos el Pleno no es una


instancia superior de revisión de las resoluciones de
las Salas lo cual en el Caso El Frontón constituyó una
arbitraria decisión que quebró la garantía del debido
proceso de las víctimas y la autonomía de la Primera
Sala del Tribunal Constitucional Tal es así que solo
posteriormente a dicho fallo cuando esa mayoría pudo
obtener un quinto voto es que dictan la STC N º
AA Caso Provias anulando el recurso de agravio
constitucional a favor del precedente vinculante pero
con dos votos singulares
Si bien el artículo del RNTC es taxativo en el
sentido que cualquier justiciable podría interponer un
recurso de queja por denegatoria del RAC también es
cierto que el reclamante sin mayor sustentación puede
invocar la denegatoria inclusive tratándose de temas
que no tienen relevancia constitucional o que el pedido
del RAC haya sido planteado sobre la base de una sen
tencia que no haya sido desestimatoria sobre el fondo
o el extremo principal del petitorio En este sentido el
TC ha venido regulando interpretativamente en qué
casos sustantivos se debería interponer un recurso de
queja para que el examen de la forma por la forma no
se constituya en un abuso del derecho como se analiza
más adelante
El artículo del Reglamento Normativo del TC
también señala que al escrito que contiene el recurso
y su fundamentación se anexa copia de la resolución
recurrida del recurso de agravio constitucional del
auto denegatorio del mismo y de las respectivas cedu
las de noti cación certi cadas por el abogado salvo
Organización 203

el caso del proceso de hábeas corpus Al respecto la


jurisprudencia constitucional es variable al interpretar
la misma así en unos casos al no presentar la docu
mentación necesaria se declara improcedente el recurso
de queja pero en otros casos se le otorga al justiciable
un plazo de cinco días para subsanar cualquier error
involuntario Esta posición fundada en el principio
procesal de pro actione es la que mejor caracteriza la
defensa de los derechos fundamentales
También es importante señalar que en la Reso
lución N Q el Tribunal Constitucional
estableció principios interpretativos vinculantes apli
cables para el trámite de la procedencia del recurso de
agravio cuando se funde el reclamo en el incumpli
miento de los fallos del propio Tribunal Constitucional
durante el proceso de ejecución de sus sentencias
aplicando para tal efecto los principios de economía
procesal e informalismo consagrados en el artículo III
del Título Preliminar del CPC Así en el fundamento
de dicho fallo el TC ha establecido que el RAC tiene
como nalidad a Asegurar el cumplimiento de las
sentencias constitucionales estimatorias b Garantizar
el restablecimiento del orden jurídico violado con la
decisión del juez de ejecución y c Examinar en sede
del Tribunal Constitucional el grado de incumplimiento
de sus sentencias en fase de su ejecución
En consecuencia la interposición de una queja por
denegatoria del RAC deberá fundamentarse cuando
no se hayan cumplido los tres supuestos antes seña
lados Asimismo en la Resolución N Q
del TC ha establecido que también procede el recurso
204 César Landa Arroyo

de queja para controlar el cumplimiento de las senten


cias constitucionales estimatorias del Poder Judicial o
el grado de cumplimiento o ejecuciones defectuosas
dichas sentencias
De acuerdo al artículo del Reglamento Normati
vo del TC el recurso de queja se resuelve por cualquiera
de las salas dentro de los diez días de recibido sin trá
mite previo Si la Sala declara fundada la queja conoce
también del recurso de agravio constitucional ordenan
do al juez respectivo el envío del expediente dentro del
tercer día bajo responsabilidad En consecuencia las
Salas son competentes para la resolución del recurso
de queja interpuesto pero extraordinariamente como
se ha señalado puede ser objeto de pronunciamiento
del Pleno cuando la razón de su admisión se re era
al incumplimiento de una resolución de una de sus
salas y con mayor razón del Pleno del propio Tribunal
Constitucional
Bajo el principio de imparcialidad las quejas que
ingresan al Tribunal se distribuyen aleatoriamente
mediante un sorteo electrónico con la presencia
cuando menos de los secretarios de las dos salas
sin embargo si una Sala ha expedido una sentencia
y esta en vía de ejecución de su fallo no es cumpli
da y el juez de ejecución le deniega al beneficiario
los recursos impugnatorios e incluso el recurso de
agravio constitucional la queja será competencia
de la Sala que expidió la sentencia constitucional de
fondo salvo que el Pleno asuma la competencia por
razón de la materia sub materia la persona o sea una
causa singular ver punto anterior
Organización 205

Es evidente que se requiere del mayor cuidado y


transparencia de la tramitación del recurso de queja por
cuanto la mala praxis jurisdiccional o administrativa de
la misma constituye una violación a la imparcialidad
judicial o administrativa en la asignación de causas
Finalmente producida la queja se forma un cua
derno separado que se mantendrá en el Archivo del
Tribunal agregándose el original de la resolución que
resuelve la queja la constancia de la fecha de comu
nicación a la respectiva sala y de la noti cación a las
partes de conformidad con el artículo del Regla
mento Normativo del TC
Finalmente en los últimos años se ha producido
un alto indice de inejecución de las sentencias constitu
cionales por parte del juez encargado de hacer cumplir
los fallos debido a la impugnación y o controversia
del sentido o coherencia argumentativa de muchas de
sus decisiones el propio Tribunal Constitucional ha
establecido un recurso de apelación por salto a favor
de la ejecución de una sentencia del TC STC N.º
PA TC Los recursos son de creación Legal y no
jurisprudencial más aún si va a completar el desarrollo
del artículo de la constitución que faculta al TC
prima facie asumir competencia como instancia nal de
fallo en las resoluciones prima facie denegatorias de los
procesos constitucionales de la libertad De modo que
ante una resolución del Juez de ejecución las partes
pueden incoar la misma a traves de un recurso per
saltum para que sea le propio TC quien se pronuncie
sobre la ejeción de su fallo No obstante dicha senten
cia ha establecido que se denegará el recurso cuando
206 César Landa Arroyo

el cumpimiento de la sentencia comparta un debate


sobre la cuanti cación del monto de las pensiones o
de los intereses asimismo de las costas y costos del
proceso el mandato de la sentencia establece en forma
clara y expresa que es de cumplimiento progresivo y el
recurrente opta por utilizar el amparo contra el amparo
Es un recurso de trámite directo que requiere para su
resolución de una audiencia de vista de causa y en la
medida que se trata de veri car el estricto cumplimien
to o no del mandato contenido en la sentencia del TC

5. Servicios del Tribunal Constitucional


5.1 Centro de Estudios Constitucionales
El artículo º del Reglamento Normativo del TC
señala que El Centro de Estudios Constitucionales
es el órgano de investigación académico y técnico de
apoyo al desarrollo y cumplimiento de los objetivos
del Tribunal Constitucional
Sus nes son Organizar cursos en ciencias cons
titucionales y derechos humanos Organizar foros
de debate académico en torno a temas constitucionales
y Otros que indique su Reglamento
Su Organización se rige por el Reglamento aprobado
por el Pleno Su Director es un Magistrado o ex Magis
trado del Tribunal Constitucional elegido por dos años
En suma en el Centro de Estudios Constitucio
nales CEC se destacan los eventos académicos de
capacitación de los asesores y de encuentros con otros
operadores del derecho asimismo se publican los estu
dios realizados y todo ello con gurado bajo la premisa
Organización 207

de una permanente actualización y análisis de tópicos


relevantes del quehacer constitucional del Tribunal

5.2. Gaceta Constitucional


El Tribunal Constitucional cumple con el mandato
constitucional de ser un órgano de control de la Cons
titución y supremo intérprete de la constitucionalidad
de las normas y actos públicos y privados Si bien el
Tribunal se expresa a través de sus resoluciones ju
diciales en la Séptima Disposición Final del Código
Procesal Constitucional se ha dispuesto la creación de
la Gaceta del Tribunal Constitucional
La Gaceta Constitucional desde el año hasta
el año en que la Presidencia dispuso su clausura
ha sido el órgano o cial del Tribunal Constitucional
Se editó periódicamente sin perjuicio de otras compi
laciones o ciales y de la publicación electrónica de su
jurisprudencia En ella el Tribunal Constitucional dio
cuenta de sus actividades publicando los documentos
relacionados con su marcha institucional así como las
resoluciones nales de los procesos constitucionales
de su competencia Esta publicación se hacía con inde
pendencia de la que efectúa obligatoriamente el Diario
O cial El Peruano
La Gaceta Constitucional estuvo diseñada en for
mato electrónico para cubrir al público virtual h p
www gaceta tc gob pe Su edición on line respondió
a las necesidades de la sociedad constitucional de la
información y se hizo posible gracias a las nuevas tec
nologías en concreto como el Internet que ofrecen un
instrumento adecuado para el acceso a la información
208 César Landa Arroyo

constitucional especializada De esta forma el Tribu


nal simpli có y amplió el alcance de los mecanismos
tradicionales de intercambio de información constitu
cional garantizando para el ciudadano su acceso libre
y gratuito a nivel nacional e internacional
La Gaceta del Tribunal Constitucional puso al
alcance de sus lectores las sentencias normativas
los precedentes constitucionales y la jurisprudencia
constitucional que se dictaron en virtud del artículo
de la Constitución y de los artículos VII y VI del
Título Preliminar del Código Procesal Constitucional
Tal decisión mantiene una relevancia especial pues las
sentencias del Tribunal tienen carácter vinculante no
solo desde una lectura formal sino también material
Por ello las mismas eran presentadas temáticamente
para facilitar la búsqueda y el acceso de los operadores
del Derecho
Cabe señalar que la necesidad de la difusión
electrónica de este tipo de sentencias a rma la fuerza
normativa de la Constitución tarea en la cual cabe ir
delimitando cada vez con mayor precisión la naturale
za alcance y límites de la jurisprudencia constitucional
y los precedentes constitucionales Garantizando así la
predictibilidad de los fallos vinculantes del Tribunal
Constitucional y la seguridad jurídica constitucional
para todos los ciudadanos de forma tal que se supere
su estado actual de incertidumbre
En la Gaceta del Tribunal Constitucional se consig
naba también una sección dedicada a las actividades
jurisdiccionales del Pleno y de las Salas realizadas con
forme a lo dispuesto por el artículo de nuestra Carta
Organización 209

Magna y el artículo de la Ley N Dicha labor


que fue recibida con beneplácito por los ciudadanos del
interior del Perú profundo podría constatarse también
a través de la información estadística actualizada que se
acompañaba tanto del ujo de expedientes que ingre
san y salen del Tribunal clasi cados de acuerdo a cada
tipo de proceso constitucional como de las audiencias
públicas en Lima y provincias
La Gaceta del Tribunal Constitucional se con guró
como un canal transparente de comunicación entre la
jurisdicción constitucional y el ciudadano En este sen
tido este portal electrónico tradujo de forma concreta el
compromiso asumido por el Tribunal Constitucional en
libertad de fortalecer la cultura de los derechos funda
mentales y del respeto al orden jurídico nacional que
es la base constitucional que da soporte a los procesos
constitucionales Mandato del CPC que al clausurarse
la Gaceta se incumple en la medida que ha sucumbido
al desprestigio institucional por la acciòn de su Presi
dente y de la mayoría de sus actuales miembros
Competencia 93

Capítulo III
COMPETENCIA

l Tribunal Constitucional como se ha precisado


E en el punto anterior tiene la función cardinal
de controlar y limitar los excesos legislativos de los
poderes públicos sobre la Constitución así como los
excesos judiciales que puedan vulnerar los derechos
fundamentales sin perjuicio de los actos arbitrarios
de los particulares En el ejercicio de sus funciones de
guardián de la constitucionalidad el Tribunal necesa
riamente entabla relaciones de control con los demás
poderes del Estado Congreso Poder Ejecutivo y Poder
Judicial así como con los gobiernos regionales locales y
organismos constitucionales autónomos y los poderes
privados Las relaciones con estos poderes estatales y
privados son complejas y la problemática con cada una
de ellos encarna una naturaleza distinta Pero es tal vez
en las relaciones con los poderes públicos donde se
puede apreciar la real dimensión de las tensiones que
94 César Landa Arroyo

se suscitan entre el TC y particularmente el Congreso


y la Corte Suprema
Como todo Estado constitucional democrático tie
ne como nalidad realizar la libertad humana en orden
se procura proveer de seguridad jurídica a la comuni
dad y promover la participación ciudadana Proceso en
el cual la existencia de con ictos no es per se nocivo
para el orden constitucional por el contrario en algunos
casos es hasta necesario en la medida que es propio de
todo sistema democrático Más bien el no con icto es
propio de las dictaduras pues éstas no las reconocen en
la medida que las reprimen Pero es verdad que cuando
esos con ictos son anómicos es decir rechazan la unidad
constitucional entonces la seguridad jurídica se convierte
en incertidumbre o resquebrajamiento del supremo
ordenamiento jurídico nacional
En ese sentido solo los con ictos intrasistémicos
entre el Tribunal Constitucional y los poderes públicos
son funcionales al Estado constitucional democrático
es decir son propios del equilibrio y control entre los
poderes check and balance balance que no es au
tarquía sino integración Por ello cabe señalar que
difícilmente se podría comprender el Derecho procesal
constitucional si no se analizan las relaciones entre el
Tribunal Constitucional y los poderes Legislativo y
Judicial a través de las competencias exclusivas com

109
DAHRENDORF, Ralf, Law and order, Stevens & Sons, Londres,
1985, pp. 121 y ss.
110
LOEWENSTEIN, Karl, Verfassungslehre, J.C.B, Mohr (Paul Sie-
beck), Tübingen, 1959, p. 8.
Competencia 95

partidas y ciertas ausencias de competencia del control


constitucional de los procesos constitucionales y el rol
del principio de la competencia constitucional temas
que a continuación se desarrollan

1. Los procesos constitucionales


El Tribunal Constitucional del Perú cuenta con tres
competencias establecidas taxativamente en el artículo
de la Constitución Conocer en instancia única
la acción de inconstitucionalidad Conocer en última
y de nitiva instancia las resoluciones denegatorias
de hábeas corpus amparo hábeas data y acción de
cumplimiento Conocer los con ictos de competen
cia o de atribuciones asignadas por la Constitución
conforme a ley Sin embargo el análisis de dichas
competencias no puede realizarse de manera aislada
sino en su articulación funcional con las competencias
del Poder Judicial y del Poder Legislativo básicamente
Por cuanto la función de control constitucional se basa
en la integración a los mandatos supremos tanto las
actividades públicas como privadas sujetas a control
del TC mediante los procesos constitucionales unos
de competencia exclusiva del Tribunal Constitucional
otros de competencia compartida y otros procesos de
naturaleza constitucional pero que no están expresa
mente bajo las atribuciones del TC

1.1. Competencia exclusiva


La Constitución de establece en su artículo
numeral que la acción de inconstituciona
96 César Landa Arroyo

lidad procede contra las normas que tienen rango de


ley leyes decretos legislativos decretos de urgencia
tratados reglamentos del Congreso normas regio
nales de carácter general y ordenanzas municipales
que contravengan a la Constitución en la forma o en
el fondo el a su vez establece que La ley
se deroga solo por otra ley También queda sin efecto
por sentencia que declara su inconstitucionalidad
asimismo el artículo dispone que l a sentencia
del Tribunal que declara la inconstitucionalidad de una
norma se publica en el diario o cial Al día siguiente de
la publicación dicha norma queda sin efecto No tiene
efecto retroactivo la sentencia del Tribunal que declara
inconstitucional en todo o en parte una norma legal
Así con la emisión de una sentencia de incons
titucionalidad el Tribunal Constitucional interviene
directamente en la producción de las fuentes norma
tivas del ordenamiento jurídico puesto que declara
la inconstitucionalidad de una norma legal u otra de
similar rango con efectos generales expulsándola
de nitivamente del ordenamiento jurídico por ser con
traria a la Constitución o en esa medida otorgándole
un sentido interpretativo que la haga conforme a la
Norma Suprema

111
STEIN, Torstein, “Tipos de sentencia constitucionales”, en Lec-
turas sobre Temas Constitucionales…, Ob. Cit., N.° 12, pp. 143
ss.; DÍAZ REVORIO, Javier, La interpretación constitucional de la
ley. Las sentencias interpretativas del Tribunal Constitucional,
Palestra Editores, Lima, 2003, pp. 445 y ss.; asimismo, ROMBOLI,
Roberto, “La tipología de las decisiones de la corte constitucional”,
en REDC, Año 16, N.° 48, Madrid, 1996, pp. 35 y ss.
Competencia 97

En ese mismo sentido el artículo del CPC señala


que las sentencias del Tribunal Constitucional en
los procesos de inconstitucionalidad que queden
rmes tienen autoridad de cosa juzgada por lo que
vinculan a todos los poderes públicos De no ser
ese el caso es decir si el TC considera que la norma
demandada es compatible con la Constitución y se
pronuncia con rmando su constitucionalidad
los jueces no pueden dejar de aplicar una norma cuya
constitucionalidad haya sido con rmada en un proceso
de inconstitucionalidad de conformidad con el
artículo VI del Título Preliminar del CPC es decir que
prima facie como se señala líneas adelante dicha nor
ma no podrá ser posteriormente inaplicada mediante
el control judicial difuso en el Poder Judicial o en los
tribunales de justicia administrativa
Al respecto es importante subrayar que de confor
midad con los artículos y del CPC la sentencia
de inconstitucionalidad de una norma legal tiene una
triple efectividad fuerza de ley cosa juzgada y en tanto
tal vincula a todos los poderes públicos En efecto
no cabe duda que cuando el TC sentencia la incons
titucionalidad de una norma legal dicha declaración
tiene efectos vinculantes u obligatorios para todos los
poderes públicos tal como se desprende del citado

112
STC N.º 03741-2004-AA/TC (Caso Salazar Yarlenque, publi-
cado el 11 de Octubre del 2006), F. 50.
113
DÍAZ REVORIO, Javier, Las sentencias interpretativas del Tribunal
Constitucional, Lex Nova, Valladolid, 2001, pp. 103-118; asi-
mismo, LANDA ARROYO, César, Tribunal Constitucional y Estado
Democrátiico..., Ob. Cit., pp. 193-196.
98 César Landa Arroyo

artículo de la Constitución De ahí que sea posi


ble a rmar que el carácter vinculante de la sentencia
de inconstitucionalidad del TC genera cosa juzgada
constitucional en la medida en que las consecuencias
van más allá de los efectos de la cosa juzgada formal
toda vez que dicha sentencia es exigible no solo para
las partes del proceso sino también para todos los po
deres y órganos constitucionales así como para todos
los casos futuros
Una lógica consecuencia de dicha a rmación radica
en que los tribunales y jueces ordinarios no pueden con
tradecir las sentencias del TC sino a riesgo de vulnerar
los principios de supremacía y fuerza normativa de la
Constitución debido a que los jueces deben aplicar una
norma cuya constitucionalidad haya sido con rmada
en un proceso de inconstitucionalidad sino que tam
bién Los jueces interpretan y aplican las leyes o
toda norma con rango de ley y los reglamentos según
los preceptos y principios constitucionales conforme
a la interpretación de los mismos que resulte de las
resoluciones dictadas por el Tribunal Constitucional
segundo y tercer párrafo del artículo VI del CPC
En efecto los tribunales o jueces ordinarios no
pueden hacer caso omiso de las sentencias del TC
porque con ello no solo cuestionarían la supremacía
y e cacia normativa de la Constitución sino que sub
vertirían el ordenamiento jurídico en su totalidad

114
BOCANEGRA SIERRA, Raúl, El valor de las sentencias del Tribunal
Constitucional, Instituto de Estudios de Administración Local,
Madrid, 1982, pp. 232 y ss.
Competencia 99

introduciendo elementos de anarquía proscrita en


todo sistema jurídico racional e integrado propio de
un Estado constitucional y democrático de Derecho Si
bien ello es así en la medida que el TC es el supremo
intérprete de la Constitución tampoco quiere decir
que extraordinariamente el juez no pueda en su labor
interpretativa considerar que la sentencia del Tribunal
Constitucional que declara infundada una demanda de
inconstitucionalidad y que en consecuencia mantiene
la constitucionalidad de la norma legal en un caso
concreto mediante el control difuso pueda declararla
excepcionalmente inaplicable para un caso concreto
Pero ello solo sería posible en la medida que hayan
variado sustancialmente el tiempo y las condiciones
objetivas rebus sic stantibus de dicho fallo supremo y se
realice dicha declaración con lealtad constitucional a la
interpretación que haya realizado el supremo intérprete
de la Constitución en función de la mejor tutela de
los derechos fundamentales Claro que dicha decisión
judicial quedará siempre sujeta al eventual control del
TC mediante un recurso de agravio constitucional
habida cuenta de que no existe en nuestro sistema la
llamada cuestión de inconstitucionalidad

115
STC N.º 04853-2004-PA/TC (publicada el 13 de setiembre del
2007) y STC N.º 03908-2007-PA/TC (publicado el 18 de mayo
del 2009).
116
Esta postura es la que asumió el Tribunal Constitucional de
España al señalar que: “Si en el futuro se plantearan casos
concretos que permitieran apreciar nuevos matices, en orden
a justiicar la oposición –o la disconformidad- a la Constitución
de alguno de los preceptos cuya inconstitucionalidad no se
100 César Landa Arroyo

En relación al Congreso el fallo del TC que declara


inconstitucional una norma legal y por tanto la expulsa
del ordenamiento jurídico no puede ser nuevamente
aprobada dado que dicha sentencia tiene fuerza de
ley es cosa juzgada y contiene carácter vinculante erga
omnes Sin embargo la doctrina considera también
que esta regla podría tener una excepción en el caso
que las circunstancias y el tiempo hayan variado sus
tancialmente rebus sic stantibus al punto que la norma
legal inconstitucional de ayer resulte ser conforme a
la Constitución en el futuro en aras a la tutela de los
derechos fundamentales
Ahora bien la competencia exclusiva sobre el control
abstracto de las normas legales si bien se concentra en el
objeto materia del examen de constitucionalidad es decir
sobre la norma legal incoada y o las normas conexas al
mismo no es extraño que se produzcan reacciones de
los poderes del Estado a aceptar algunas decisiones del
TC Esto a pesar de que el control de constitucionalidad

declara ahora, el Juez o el Tribunal correspondiente podría


promover la cuestión de inconstitucionalidad con relación al
precepto que le suscitara la duda, de acuerdo con lo dispuesto
en el artículo 38.2 de la Ley Orgánica del Tribunal” (STC N.º
4/1981). Ver PEREZ TREMPS, Pablo, Tribunal Constitucional y
Poder Judicial, CEC, Madrid, 1985, p. 261.
117
HÂBERLE. Peter, El Estado constitucional, UNAM – PUCP/Fondo
Editorial, Lima, 2003, pp. 58 y ss. Donde analiza las dimensiones
del tiempo y el espacio en la perspectiva de la evolución del Estado
constitucional; asimismo, DE CABO, Carlos, “La función histórica
del constitucionalismo y sus posibles transformaciones”, en Mi-
guel Carbonell (compilador), Teoría de la Constitución. Ensayos
Escogidos, Porrúa, México, 2002, pp. 45 y ss.
Competencia 101

desde esta perspectiva no es subjetivo sino objetivo en la


medida que declarada la inconstitucionalidad de una ley
o la rati cación constitucional de la misma esta decisión
del supremo intérprete de la Constitución no acarrea la
responsabilidad legal de quienes la hayan aprobado
promulgado o inaplicado si no ha existido dolo
Por ello se puede señalar que el Tribunal Constitu
cional en relación con los poderes Legislativo y Judicial
es un primus inter pares en materia constitucional en
consecuencia actúa como poder armonizador entre los
poderes del Estado en relación con la Constitución Ello
es propio de un poder moderador en el sentido que
prima facie articula las relaciones del sistema político
Poder Ejecutivo Legislativo y Judicial integrándo
los en función del respeto defensa y desarrollo de la
Constitución así como en función de la tutela de los
derechos fundamentales tareas sobre las cuales el Tri
bunal Constitucional ejerce una competencia exclusiva
pero no excluyente en última y de nitiva instancia

1.2. Competencia compartida


La división de tareas constitucionales entre los po
deres del Estado y el Tribunal Constitucional se puede
analizar también desde las competencias compartidas
sobre todo si antes que la separación de poderes lo que

118
STERN, Klaus, Jurisdlcción constitucional y legislador, Dykin-
son, Madrid, 2009, pp. 31-71; asimismo, VILLACORTA MANCEBO,
Luis, El pleno sometimiento a la Constitución y al resto de
ordenamiento jurídicio en l a aplicación judicial del Derecho,
Dykinson, Madrid, 2004, pp.69 y ss.
102 César Landa Arroyo

en un Estado democrático constitucional se promueve


es el control y balance de poderes En este entendido
los procesos constitucionales son que duda cabe los
puntos de con uencia de las relaciones entre el Tribunal
Constitucional el Poder Legislativo y el Poder Judicial
Esta articulación se deriva tanto de lo establecido en la
Constitución artículo y así como de lo señala
do por el Código Procesal Constitucional los mismos
que establecen que los procesos constitucionales contra
las normas legales y las resoluciones judiciales son de
conocimiento y fallo del Tribunal Constitucional en el
marco de sus competencias exclusivas
Este punto de encuentro de la jurisdicción cons
titucional con la potestad legislativa y la jurisdicción
ordinaria respectivamente no se da gratuitamente
sino que obedece a los nes esenciales que persiguen
lograr los procesos constitucionales la vigencia del
principio de supremacía de la Constitución y el respeto
de los derechos fundamentales artículo II del Título
Preliminar del Código Procesal Constitucional
En ese sentido en cuanto se re ere a la defensa de
la primacía de la Constitución esta tarea le es atribuida
al Tribunal Constitucional en tanto órgano de control
de la Constitución control abstracto y control concreto
artículo Así el Tribunal Constitucional realiza
el control abstracto de las normas legales producidas
por los órganos legiferantes básicamente por el Con
greso mientras que el control concreto de las normas

119
LÓPEZ GUERRA, Luis, El Poder Judicial en el Estado constitu-
cional, Palestra Editores, Lima, 2001, pp. 158 y ss.
Competencia 103

la realiza en relación a las resoluciones denegatorias


dictadas por el Poder Judicial en materia de derechos
fundamentales
En relación a la potestad legislativa del Congreso el
control constitucional que realiza el Tribunal Constitu
cional forma parte del iter legislativo no de la formación
de la ley que queda reservada de manera exclusiva y
excluyente para el Poder Legislativo quien aprueba
la ley que es enviada en autógrafa al Poder Ejecutivo
para su sanción promulgación y publicación salvo que
la observe sino que luego de que la ley entra a regir
o cialmente y es impugnada ante el Tribunal Constitu
cional éste puede desestimar la demanda con lo cual
la norma resulta constitucionalizada y prima facie los
jueces no podrán inaplicar dicha disposición en un caso
concreto o también pueden estimarla en cuyo caso
la expulsión de la ley por inconstitucional genera los
efectos jurídicos de la derogatoria de una ley posterior
Sin embargo la competencia compartida en ma
teria legislativa se pone en toda su evidencia cuando
el Tribunal Constitucional no estima ni desestima una
demanda de inconstitucionalidad en un sentido proce
sal tradicional sino cuando estimando la demanda le
otorga un sentido interpretativo conforme a la Consti
tución en vez de declarar la inconstitucionalidad de la
norma legal impugnada La doctrina suele realizar de
modo general una doble clasi cación de las sentencias
del Tribunal

120
MAUNZ, Theodor (et al.), Bundesverfassungs-gerichtsgezets,
Verlag C.H. Beck, München, 2003, pp. 122 y ss; SCHLAICH,
104 César Landa Arroyo

Una primera clasi cación distingue entre senten-


cias de especie y sentencias de principio Las primeras
son aquellas que limitan a la aplicación simple de las
normas constitucionales y demás preceptos del bloque
de constitucionalidad a un caso particular y concreto
En este supuesto la labor del juez constitucional es
meramente declarativa ya que se limita a aplicar la nor
ma constitucional o los otros preceptos directamente
conectados con ella Las sentencias de principio por el
contrario y sobre la base de la distinción entre norma y
disposición integran la jurisprudencia propiamente
dicha en la medida que interpretan el alcance y sentido
de las normas constitucionales colman los vacíos nor
mativos y forjan verdaderos precedentes vinculantes
En cuanto a estas últimas el Tribunal Constitucio
nal peruano ha dictado diversas sentencias las cuales
se caracterizan por realizar a partir del caso concreto
un desarrollo jurisprudencial y doctrinario de los temas
más importantes en discusión Este tipo de sentencias

Klaus, Das Bundesverfassungsgericht, München, Verlag C.H.


Beck, 1997, pp. 260 y ss.
121
GUASTINI, Riccardo, Le fonte del diritto e l’interpretazione,
Giuffrè, Milano, 1993, p. 18.
122
STC N.º 0008-2003-AI/TC, publicada el 26 de Octubre del año
2006 (Caso inconstitucionalidad del Dec. Urg. N.° 140-2001,
donde el Tribunal se reiere in extenso a los fundamentos del
Estado social de Derecho y a los principios de la Constitución
Económica) y STC N.º 018-2003-AI/TC publicado el 4 de Mayo
del 2004 (Caso inconstitucionalidad de las modiicaciones
a la Ley de Promoción Temporal del Desarrollo Productivo
Nacional, en donde se desarrolla la igualdad como principio y
derecho fundamental).
Competencia 105

se justi ca porque tienen como nalidad establecer los


criterios que requieren los jueces en la interpretación
constitucional que realicen en los procesos a su cargo
y además porque contribuye a que los ciudadanos
conozcan y ejerzan mejor sus derechos fundamentales
reconocidos en la Constitución Ver Parte III
En cuanto a control difuso de constitucionalidad de
las normas legales en la medida que los jueces en caso
de existir incompatibilidad entre la Constitución y una
norma legal pre eren la norma constitucional control
difuso artículo artículo VI del Título Preliminar
del Código Procesal Constitucional se mantiene una
competencia compartida con el Tribunal Constitucio
nal por cuanto éste no solo realiza el control abstracto
de dichas normas sino también el control concreto de
las misma Es así como se produce la articulación de
justicia ordinaria con la justicia constitucional integra
ción que reposa en vía incidental en la Corte Suprema
pero en última instancia en el Tribunal Constitucional
como supremo intérprete de la Constitución
Por ello en relación al Poder Judicial es posible
a rmar que si bien existe competencia exclusiva del
Tribunal Constitucional en tanto instancia nal de fa
llo en los procesos constitucionales de hábeas corpus
amparo hábeas data y acción de cumplimiento según
dispone el artículo de las resoluciones denega
torias del Poder Judicial también se entabla entre el
Tribunal Constitucional y el Poder Judicial relaciones
de coordinación e interdependencia
Lo cual es una consecuencia lógico funcional en
aquellos sistemas donde los procesos constitucionales
106 César Landa Arroyo

son de competencia tanto del Tribunal Constitucio


nal como del Poder Judicial sin perjuicio en última
ratio de la competencia exclusiva mas no excluyente
sobre materia constitucional del primero sobre el
segundo Dicho de otra forma si se ha creado un
órgano especializado de justicia constitucional es
precisamente porque se supone que a él le correspon
de jar la última palabra en materia de interpretación
constitucional
No es aceptable por ello aquella posición que
reduce las relaciones entre el Tribunal Constitucional
y el Poder Judicial a una relación de competencia en
el sentido de a rmar que el Tribunal tiene competencia
material sobre lo constitucional mientras que el Poder
Judicial ostenta competencia en el ámbito estrictamen
te legal Por cuanto el Poder Judicial también es
defensor de la constitucionalidad y de los derechos fun
damentales pero de conformidad con la interpretación
que de las mismas realice el Tribunal Constitucional

123
PÉREZ TREMPS, Pablo, Escritos sobre justicia constitucional,
Porrúa-Instituto Mexicano de Derecho Procesal, México D.F.,
2005, p. 59.
124
Ésta es la perspectiva que algunos autores han asumido,
entre ellos, SAN MARTÍN CASTRO, César, “El control constitucio-
nal de la subsunción normativa realizada por la jurisdicción
penal ordinaria”, en Primer Seminario del Centro de Estudios
Constitucionales, La jurisprudencia del Tribunal Constitucional
en materia penal, con especial referencia a los delitos de co-
rrupción de funcionarios, Lima, 2005, p. 1. También del mismo
autor “Jurisdicción constitucional y justicia penal”, en Derecho
PUC, N.° 57, Fondo Editorial de la PUCP, Lima, 2005, pp.
417-418.
Competencia 107

Las consecuencias de adoptar una posición seg


mentado del carácter unitario del sistema jurídico
puede llevar a poner en cuestión no solo la fuerza
normativa de la Constitución sino también la e cacia y
vigencia de los derechos fundamentales a que da lugar
el principio jurídico de supremacía constitucional Pero
esporádicamente existen mani estas expresiones del
Poder Judicial de distanciar sus fallos de su conformi
dad con la Constitución
Pero el respeto a las decisiones del Tribunal Consti
tucional no es un respeto unilateral es decir que se deriva
del solo hecho de provenir de aquel sino que el Tribunal
Constitucional lo debe obtener a través de la legitimidad
de sus resoluciones es decir de la adecuación necesidad
y proporcionalidad en sentido estricto de las sentencias
que dicte así como de su previsibilidad y autocontrol de
sus decisiones La legitimidad del Tribunal Constitucional
y de sus decisiones es el elemento principal para hacer
que sus resoluciones no pretendan ser cuestionadas por
el Poder Legislativo o el Poder Judicial Entonces el Tri
bunal debe armonizar en el marco de la Constitución
sus relaciones con el Poder Judicial

125
En efecto, esta injustiicada escisión entre lo constitucional
y lo legal estuvo presente en el comunicado del Consejo
Ejecutivo del Poder Judicial, de fecha 04 de abril de 2006,
mediante el cual se pretende desconocer, recurriendo a una
inconstitucional interpretación de la independencia jurisdic-
cional de los jueces del Poder Judicial (artículo 146-1 de la
Constitución), los precedentes vinculantes establecidos por el
Tribunal Constitucional, en virtud de los artículos VI y VII del
Título Preliminar del Código Procesal Constitucional.
108 César Landa Arroyo

1.3 Competencias no previstas


Entender las competencias positivas que le co
rresponde al Tribunal Constitucional no es óbice para
abordar aquellas otras competencias de naturaleza
constitucional no previstas que el poder constituyente
o el legislador no se las ha asignado expresamente Es
del caso recordar que frente a las competencias típicas
revisadas como competencias exclusivas y comparti
das también se encuentran las competencias atípicas
o ampliadas La praxis del Tribunal Constitucional
ha ido desarrollado estos contenciosos periféricos
pero siempre en el marco de sus propios procesos
constitucionales como consecuencia del principio de
la interdicción de la arbitrariedad y del principio de la
fuerza normativa constitucional
Bajos esos dos preceptos se puede identi car algu
nos contenciosos atípicos como

1.3.1. Control de las omisiones constitucionales


Se lleva a cabo para controlar la omisión legislativa
que afecta la Constitución En la medida que el constitu
yente solo consagra en la norma suprema los preceptos

126
FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ, José Julio, La justicia constitucional
europea ante el siglo XXI, Tecnos, Madrid, 2002, p. 64 y ss.
127
SAGÜÈS, María Sofía, “Recepción normativa del control de
inconstitucionalidad por omisión en el Código Procesal Cons-
titucional peruano”, en El Derecho Procesal Constitucional
Peruano. Estudios en Homenaje a Domingo García Belaunde
(J. Palomino coordinador), tomo II, Grijley, Lima, 2005, pp.
939-999.
Competencia 109

esenciales de un Estado democrático constitucional


corresponde al legislador desarrollar las disposiciones
legales necesarias para cumplimentar los mandatos
normativos especí cos de la Constitución La omisión
legislativa puede ser absoluta cuando la inactividad
del legislador es total y relativa cuando la inactivi
dad es parcial vale decir que habiendo desarrollado
legislativamente la norma constitucional haya dejado
fuera de protección por ejemplo a determinado grupo
o categoría de personas afectando el derecho de la
igualdad ante la ley
El Tribunal Constitucional ha asumido juris
prudencialmente el tema del control de la omisión
normativa de carácter legal aunque por vía incidental
en algunos procesos de inconstitucionalidad de las
normas legales Así en la sentencia sobre el Himno
Nacional la demanda de inconstitucionalidad se había
postulado contra la Ley N del de febrero de
en virtud de la cual se omitió como letra o cial
del Himno Nacional la quinta estrofa de la versión
original afectándose el principio constitucional de la
identidad nacional y el derecho moral a la propiedad
intelectual Por ello el Tribunal Constitucional falló en
el sentido que Declarar fundada la demanda de incons-
titucionalidad de autos; en consecuencia, inconstitucional
la omisión en el artículo 4 de la Ley N 1801, debiéndose
adicionar la quinta estrofa de la versión original del Himno

128
BAZÁN, Víctor (coordinador), Inconstitucionalidad por omisión,
Temis, Bogotá, 1997, p. 171.
110 César Landa Arroyo

Nacional debida a la autoría de don José de la Torre Ugarte


(…)
Asimismo en la sentencia sobre el libre cultivo
de la planta de la hoja de coca referida a los gobiernos
regionales de Cuzco y Huánuco el tribunal Consti
tucional señaló que (…)En tanto dicha inercia legislativa
persista se corre el riesgo de generar una inconstitucionalidad
por omisión, no solo por afectar el derecho a la identidad cul-
tural de muchos peruanos (artículo 2 19 de la Constitución),
sino también por afectar el derecho a la igualdad (artículo 2
2 de la Constitución) .FJ
Cuando había transcurrido más de dos años de
dicho mandato en otro proceso de inconstitucionalidad
de la ley también sobre el libre cultivo de la planta de
la hoja de coca de la región Puno el Tribunal declaró
en un fundamento propio de un obiter dictum que el
legislador está obligado a actuar en la próxima legislatura
emitiendo una ley que recoja las aspiraciones de los pueblos
andinos y amazónicas que ven re ejada parte de su identidad
constitucionalmente reconocida, en el cultivo en el cultivo,
uso y tratamiento en general de la planta de la hoja de coca
(…) F

129
STC N.º 0044-2004-AI/TC (publicada el 14 de Junio del 2005.).
Al respecto revisar CASIANO LOSSIO, Iván, La acción de incons-
titucionalidad a raíz de los silencios legislativos, Editorial San
Marcos, Lima, 2008, pp. 125-146.
130
STCs N.º 0020-2005-PI/TC y N.º 0021-2005-PI/TC (acumula-
das y publicada el 5 de setiembre del 2006).
131
STC N.º 00006-2008-AI/TC (publicada el 7 de Agosto del
2008).
Competencia 111

Al respecto en el Derecho constitucional com


parado se ha reconocido que la omisión legislativa
es controlable en sede de la justicia constitucional
a cuando ha transcurrido un periodo razonable y
el órgano legislativo no ha emitido la norma exigida
desde la Constitución b cuando existe un mandato
claro sobre la obligación de legislar y c cuando se
configura la posibilidad de integración por parte
del órgano jurisdiccional de modo que el ocio del
legislador pueda ser superado con la actuación del
órgano jurisdiccional
Pero como la Constitución peruana de no
contempla de manera expresa la posibilidad del control
de las omisiones legislativas como lo hace por ejem
plo la Constitución portuguesa de o la brasileña
de el fundamento del control de las omisiones
legislativas señala el TC debe ubicarse no solo en el
efecto normativo y por tanto vinculante de las nor
mas constitucionales sino en la misma práctica del
control de constitucionalidad en tutela de los derechos
fundamentales que se ha venido desarrollando en los
últimos años a través de las sentencias interpretativas
aditivas y exhortativas Esto es que sin declarar la in
constitucionalidad de una norma sometida a control
ha podido extraordinariamente suplir o alertar al legis
lador a efectos de cumplir con su actuación legislativa
en un plazo razonable para no incurrir en supuestos
de evidente inconstitucionalidad

132
SAGÜÈS, Néstor Pedro, Elementos de Derecho Constitucional,
2da. ed., Astrea, Buenos Aires, 1997, p. 95.
112 César Landa Arroyo

En esta dirección el Tribunal Constitucional


fundamentándose en la doctrina ha rea rmado la
necesidad de la inclusión del control de las omisio
nes entre otras razones en virtud a a la necesidad
de reivindicar el valor normativo de la Constitución
b la reivindicación de la naturaleza social del Estado
constitucional en el entendido de que los derechos tradi
cionalmente postergados o dejados al ocio del legislador
son por lo general los derechos sociales c la necesidad
de relacionar el poder constituyente con el poder cons
tituido permitiendo un desarrollo responsable de los
contenidos de la Constitución d la naturaleza y rol actual
que han asumido los Tribunales Constitucionales en su
labor de defensa de lo que la Constitución ordena y e
nalmente la necesidad de tomar en serio las obligaciones
constitucionales, en este caso las que corresponden en
esencia al legislador de cara a la vigencia y efectividad
de los derechos fundamentales F
Las omisiones no obstante pueden ser explícitas
cuando existe un mandato claro preciso y concreto
que no está sujeto a la interpretación discrecional del
legislador ni existe controversia en torno a su obligato
riedad pero las omisiones legislativas o del legislador
también pueden ser producto o con guradas por la
jurisprudencia constitucional Es decir aquí se trata

133
CARPIO, Edgar – ETO, Gerardo, El control de las omisiones in-
constitucionales e ilegales en el derecho comparado, FUNDAP,
México, 2004, p. 150.
134
FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ, José Julio, La inconstitucionalidad por
omisión. Teoria general. Derecho comparado. El caso español,
Civitas, Madrid, 1998, pp. 311-315.
Competencia 113

de concebir a la acción de los órganos judiciales y en


especial del Tribunal Constitucional como institu
ciones que colaboran con el desarrollo y efectividad
de las cláusulas constitucionales de modo que en
el desarrollo de sus contenidos pueden avizorar con
conocimiento de causa la necesidad de que los con
tenidos constitucionales no se desvanezcan o diluyan
ante la pasividad de los poderes constituidos Como ha
señalado el TC se trata de la vigilia de la Constitución
en su dinámica cotidiana
En este sentido cabe precisar que existen también
omisiones constatadas por el Tribunal Constitucional
que pueden protegerse mediante los procesos consti
tucionales de amparo en tanto procede ante el hecho
u omisión de cualquier persona o funcionario que
vulnere sus derechos fundamentales o también
mediante el proceso de cumplimiento que procede
contra cualquier autoridad o funcionario renuente
a acatar una norma legal o acto administrativo y
finalmente el proceso de conflicto de competencia
en casos de con ictos negativos atípicos Ver Parte
III y

135
STC N.º 9617-2006-AA/TC (publicada el 6 de Mayo del 2009);
STC N.º 1875-2004-AA/TC (publicado el 6 de Junio del 2005;
STC N.º 2016-AA/TC (publicado el 8 de Abril del 2005).
136
STC N.º 02695-2006-PC/TC (publicado el 22 de Abil del 2009).
137
STC N.º 004-2004-CC/TC (publicada el 7 del febrero del 2005).
114 César Landa Arroyo

1.3.2. Control de constitucionalidad de normas infra legales


Es propio de la justicia constitucional universal
que el Tribunal Constitucional o quien haga sus veces
se encargue del control constitucional de las normas
legales sin embargo al llevar a cabo dicho proceso
de inconstitucionalidad el supremo intérprete está
facultado para pronunciarse sobre las normas conexas
o aquellas que han sido dictadas como consecuencia
de la ley ahora impugnada Es decir que sin perjuicio
de que la demanda esté orienta a la expulsión de una
disposición de la norma legal el TC podría declarar la
inconstitucionalidad de normas no demandadas en el
petitorio pero que están directamente vinculadas con
la norma que se está separando del sistema jurídico
Ahora bien la norma adicional viciada por conexión a
la inconstitucional puede ser otro artículo del mismo
cuerpo de ley que fuera impugnado parcialmente pero
lo que aquí nos interesa relevar es que también podría
ser una norma de inferior jerarquía que desarrolle a la
norma legal declarada inconstitucional
En este último supuesto el Tribunal Constitucional
estaría declarando por conexidad la inconstitucionali
dad de los reglamentos y disposiciones que son normas
infralegales que estén directamente vinculados a la ley
inconstitucional Ello se desprende de lo dispuesto en
el artículo del CPC que reza así La sentencia que
declara la ilegalidad o inconstitucionalidad de la norma
impugnada declarará igualmente la de aquella otra a
la que debe extender por conexión o consecuencia
De modo que no basta que la conexión se base en la
típica relación ley reglamento sino que la declaración
Competencia 115

de ilegalidad prevista otorgaría subsidiariamente al


Tribunal Constitucional en el proceso de inconstitucio
nalidad de las leyes la facultad incidental de valorar
la ilegalidad de la norma impugnada y por conexidad
de las normas secundum legem
Asimismo si bien la Constitución peruana ha de
limitado la competencia del Tribunal Constitucional al
control constitucional de las normas legales secundum
constitutionem sin embargo el Código Procesal Cons
titucional ha dispuesto en el artículo que los jueces
constitucionales pueden inaplicar una norma autoa
plicativa cuando sus actos supongan una amenaza o
violación constitucional Precisando que se entiende
por norma autoaplicativa a aquélla que es e caz de
manera inmediata y no está condicionada a una norma
reglamentaria o intermedia para producir un agravio
constitucional concreto Si bien ello podría entenderse
como aquella ley especial o ley particular a la cual se
re ere la doctrina europea cabe aclarar que esto no es
así puesto que la misma disposición normativa prevé
que se trata no solo de normas legales sino también de
normas infra legales en cuyo caso se puede realizar el
control difuso también de las normas secundum legem

138
DE CABO MARTÍN, Carlos, Contra el consenso, estudios sobre el
estado constitucional y el constitucionalismo del Estado social,
Universidad Autónoma de México, México, 1997, pp. 159, 314;
DÍEZ-PICAZO, Luis María, “Concepto de ley y tipos ley. (Existe
una noción unitaria de Ley en la Constitución española?)”, en
REDC, N.° 24, Madrid, 1988, pp. 54-55, 67; y del mismo autor,
“Diicultades prácticas y signiicado constitucional del recurso de
amparo”, en REDC, N.° 40, CEC, Madrid, 1994, p. 27.
116 César Landa Arroyo

a través de los procesos constitucionales que tutelan


derechos fundamentales
La jurisprudencia del Tribunal Constitucional así
lo ha reconocido en el precedente vinculante del Caso
Ramón Salazar Yarlenque en virtud del cual los tribu
nales administrativos de competencia nacional tienen
el derecho y poder de inaplicar las normas es decir
que el control difuso no queda limitado para la justicia
ordinaria del Poder Judicial sino también al alcance de
la justicia administrativa del Poder Ejecutivo Con lo
cual se habilita a la justicia administrativa además de
la judicial y constitucional el control constitucional de
las normas no solo legales sino también infralegales
Con ello la Constitución y el Tribunal Constitucional
controlan directa e inmediatamente leyes del Congreso
como también la Constitución a través de los tribunales
administrativos controla inmediata y directamente a
las normas subordinadas a la ley del Poder Ejecutivo y
demás administraciones descentralizadas
Pero el proceso por excelencia diseñado para el
control de las normas subordinadas a la ley es la acción

139
ABAD YUPANQUI, Samuel, El proceso constitucional de amparo,
Gaceta Jurídica, Lima, 2008, pp. 438-449.
140
STC N.º 3741-2004-AA/TC (publicado el 24 de Octubre del
2006).
141
PIZZORUSSO, Alessandro - ROMBOLI, Roberto (entrevista), “La
inluencia de la Constitución e tras áreas del Derecho”, en
Thèmis, N.° 55, Lima, 2008, pp. 222-223; asimismo, Palestra
del Tribunal Constitucional 1. La defensa de la Constitución por
los tribunales administrativos. Un debate a propósito de la juris-
prudencia constitucional, Palestra Editores, Lima, pp. 207.
Competencia 117

popular Así el inciso del artículo de la Consti


tución dispone que procede contra los reglamentos
normas administrativas y resoluciones y decretos de
carácter general cualquier sea la autoridad de la que
emanen siempre que infrinjan la Constitución y la ley
Ver Parte III No obstante el artículo de la
Constitución establece taxativamente como compe
tencia del Tribunal Constitucional solamente el control
constitucional de las normas legales la resolución de los
con ictos de competencias y atribuciones así es como la
revisión de las resoluciones judiciales denegatorias
en materia de habeas corpus amparo habeas data y
acción de cumplimiento
Pero se excluye al proceso de acción popular no
obstante que las normas inferiores a la ley puedan
violar directamente la Constitución o indirectamente
a través de la violación de la ley Sin embargo en la
doctrina nacional es pací co que debería ser el Tribunal
Constitucional el órgano competente para resolver el
proceso de acción popular lo cual quedó plasmado en
el artículo del Proyecto de Ley de la Reforma Consti
tucional al proponer que Hay acción popular ante el
Tribunal Constitucional por infracción a la Constitución
y de la ley contra reglamentos normas administrativas
resoluciones y decretos de carácter general cualquiera
sea la autoridad de la que emanen

142
CONGRESO DE LA REPÚBLICA, Proyecto de Ley de Reforma de la
Constitución. Comisión de Constitución, Reglamento y Acu-
saciones Constitucionales, Congreso de la República, Lima,
2002, p. 175.
118 César Landa Arroyo

No obstante dicha reforma constitucional no llegó


a ser aprobada sino que por el contrario el artículo
del Código Procesal Constitucional dispuso que
la demanda de acción popular es de competencia ex
clusiva del Poder Judicial Sobre este particular
cabe señalar que en el otrora modelo del Estado de
Derecho basado en la ley resultaba consistente que
el Poder Judicial hiciera el control de legalidad de las
normas infralegales mientras que el control de la cons
titucionalidad la realizara el Tribunal Constitucional
Sin embargo entrado el siglo XXI el rol de la Consti
tución no solo como lex legis sino también como norma
normarum supone que tanto las normas legales como
también las subordinadas a éstas deben ser conformes
con la Constitución en tanto norma suprema y fuente
del Derecho
En consecuencia no corresponde realizar una
división arti cial entre la ley y la Constitución más
aún si el proceso de acción popular tiene como
fundamento y nalidad el respeto a la Constitución
tarea en la cual el Tribunal Constitucional es el último
intérprete del mismo aunque no el único De ahí que
el Poder Judicial podría operar como instancia previa
para que sea revisada la norma infralegal y el Tribunal
Constitucional podría actuar como instancia nal de
fallo o como planteó el Proyecto de Ley de Reforma
Constitucional que sea el Tribunal Constitucional en
única y de nitiva instancia quien se pronuncie sobre
la constitucionalidad de las normas subordinadas a la
Constitución y a la ley
Competencia 119

1.3.3. Amparo electoral


Si bien literalmente los artículos y de la
Constitución instituyen a las resoluciones del JNE
como zonas exentas de control constitucional mediante
el proceso de amparo previsto en el artículo inciso
de la Constitución dicha excepción se ha interpretado
en el sentido que cabe la evaluación de validez cons
titucional de dichas resoluciones Ello en la medida
que la interpretación unitaria de la Constitución y la
vinculatoriedad de los tratados y decisiones de los
tribunales internacionales de derechos humanos sobre
el Derecho electoral aseguran la interdicción de la ar
bitrariedad y los recursos judiciales para su protección
y reparación
En ese entendido el Código Procesal Constitucio
nal Ley N que rige desde el de diciembre
del había establecido en su artículo inciso
que “No proceden los procesos constitucionales cuando:
(...) 8) Se cuestionen las resoluciones del Jurado Nacional
de Elecciones en materia electoral, salvo cuando no sean de
naturaleza jurisdiccional o cuando siendo jurisdiccionales,
violen la tutela procesal efectiva. (...)”. Este mandato fue
una consecuencia lógica del principio jurídico de la
supremacía constitucional y se garantizó mediante
la autolimitación en los procesos de amparo electo
rales que realizaba el Tribunal Constitucional con la
nalidad de tutelar los derechos fundamentales y a
la vez el principio de unidad y no contradicción del

143
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHO HUMANOS, Caso Yatama vs.
Nicaragua (Sentencia del 23 de junio de 2005).
120 César Landa Arroyo

ordenamiento jurídico nacional artículo II del Título


Preliminar del CPC
Sin embargo el Jurado Nacional de Elecciones a
partir de una interpretación literal de los artículos y
de la Constitución propuso al Congreso modi car
dicha norma Así el Congreso dictó la Ley N
del de diciembre de modi cando el artículo in
ciso en los términos siguientes No proceden los procesos
constitucionales cuando: (...) 8) Se cuestionen las resoluciones
del Jurado Nacional de Elecciones en materias electorales, de
referéndum o de otro tipo de consultas populares, bajo respon-
sabilidad. Resoluciones en contrario, de cualquier autoridad, no
surten efecto legal alguno. La materia electoral comprende los
temas previstos en las leyes electorales y aquellos que conoce el
Jurado Nacional de Elecciones en instancia de nitiva
En este contexto el Colegio de Abogados del Callao
planteó una demanda de inconstitucionalidad contra el
artículo único de la Ley N invocando la vulnera
ción de los principios de supremacía de la Constitución
artículo de la Constitución el principio de sepa
ración de poderes artículo de la Constitución y la
tutela jurisdiccional efectiva artículo numeral
de la Constitución

144
STC N.º 2366-2003-AA, de fecha 7 de abril de 2004, Caso Es-
pino Espino, STC N.º 5854-2005-PA, de fecha 8 de noviembre
de 2005, Caso Lizana Puelles, y; STC N.º 2730-2006-PA, de
fecha 27 de julio de 2006, Caso Castillo Chirinos.
145
El proyecto de Ley N.° 13661/2005-JNE, presentado por el
Jurado Nacional de Elecciones, a través de su Presidente el
señor Doctor Enrique Javier Mendoza Ramírez, con fecha 9
de setiembre de 2005.
Competencia 121

A través de este pronunciamiento el Tribunal


siguiendo el criterio jurisprudencial de sentencias
precedentes las mismas que han sido comentadas
rechazó una interpretación literal y unilateral de dichos
preceptos propia del primer positivismo jurídico
sustentado por el JNE En función del cual este órgano
sostenía que en ningún caso sus resoluciones eran
susceptibles de ser revisadas ni siquiera en aquellos
supuestos en los que resultaban mani estamente con
trarias a los derechos fundamentales de la persona es
decir aún en los casos en que contravenían abiertamen
te la dignidad humana artículo de la Constitución
Por consiguiente el supremo intérprete de la Cons
titución señaló que dicha reforma legal no solo había
plasmado una indebida interpretación de los artículos
y de la Constitución sino que había incurrido
en una abierta contradicción con los principios de
interdicción de la arbitrariedad y de no contradicción
dentro del ordenamiento jurídico Principios que el
Tribunal Constitucional los ha recogido en su doctrina
jurisprudencial con carácter vinculante en tanto órgano
de control constitucional según el artículo de la

146
Las sentencias 0010-2002-AI (Caso Legislación Antiterrorista);
0023-2003-AI (Caso Justicia Militar I); 0004-2004-CC (Caso
Conlicto de Competencias Poder Judicial y Congreso)—; 0019-
2005-AI (Caso Wolfenson); 0020-2005-AI / 0021-2005-AI (Caso
Hoja de Coca); son solo algunas muestras, entre las muchas
existentes, con las que el Tribunal Constitucional ha demostrado
que a los métodos jurídicos y de argumentación constitucional
(función de valoración), acompaña una cabal conciencia de la
realidad social, buscando aliviar los conlictos intersubjetivos
e interinstitucionales (funciones de ordenación y paciicación).
122 César Landa Arroyo

Constitución Motivo por el cual declaró fundada la


demanda e inconstitucional la Ley N y rati có
su jurisprudencia autolimitativa en materia de amparo
electoral

2. Principio Kompetenz-kompetenz
El Estado Constitucional se funda en un princi
pio racional del poder en el cual de manera objetiva
todos los ciudadanos se relacionan entre sí y con el
Estado a partir de que conocen y están subordinados
a la norma suprema No cabe que una autoridad o
funcionario se encuentre exento del cumplimiento
del ordenamiento jurídico constitucional De ahí que
el Tribunal Constitucional goce de la competencia de
la competencia Kompetenz-kompetenz es decir que
ningún poder del Estado puede disputarle el ejercicio
de tal atribución constitucional asignada por el poder
constituyente sino que en tanto poder constituido y
limitado será el propio Tribunal Constitucional quien
se inhiba de conocer una causa por no ser materia de
sus competencias constitucionales
En efecto la Ley Orgánica del Tribunal Constitu
cional Ley N ha establecido en el artículo que
El Tribunal Constitucional es competente para conocer
de los procesos que contempla el artículo de la
Constitución y en el artículo que en ningún

147
El artículo 202 de la Constitución Política del Perú señala lo
siguiente:
“Corresponde al Tribunal Constitucional:
1 Conocer, en instancia única, la acción de inconstitucionalidad.
Competencia 123

caso se puede promover contienda de competencia


o de atribuciones al Tribunal respecto de los asuntos
que son propios de acuerdo con la Constitución y la
presente ley El Tribunal resuelve de o cio su falta de
competencia o de atribuciones Es precisamente este
dispositivo al que se le denomina la competencia de la
competencia Kompetenz kompetenz El articulado
constituye una piedra basilar o de cierre del sistema
de la justicia constitucional que amerita se analice a
través de los siguientes elementos

2.1. Concepto
El principio del Kompetenz komptenez es uno
de los temas límite del constitucionalismo que la vieja
doctrina constitucional abordó con la aparición de los
con ictos al interior de la estructura del Estado de De
recho federal dado el principio de unidad del Imperio
sobre el cual se estableció en Alemania durante el siglo
XIX y comienzos del XX Así la competencia de la
competencia de la Federación podía indicar tres cosas
a la competencia para llevar a cabo la reforma cons
titucional pero limitada por la propia Constitución
con lo cual no podían anular el modelo federal b la
capacidad para de nir por sí mismo en caso de duda
o con icto si le correspondía ejercer tal o cual compe

2 Conocer, en última y deinitiva instancia, las resoluciones


denegatorias de hábeas corpus, amparo, hábeas data y
acción de cumplimiento”.
3 Conocer los conlictos de competencia, o de atribuciones
asignados por la Constitución, conforme a ley”.
124 César Landa Arroyo

tencia a la Federación y c La potestad para realizar


actos soberanos ilimitados Sin embargo como señala
Schmi no hay ninguna competencia ilimitada si la
palabra debe conservar su sentido y designar una fa
cultad regulada de antemano por normas circunscrita
con arreglo a una gura y por lo tanto delimitada
En este contexto no es difícil construir una noción
del principio de la competencia de la competencia
constitucional desde el punto de vista normativo en el
entendido que la Constitución es un sistema racional
de normas que no solo expresa sino también crea un
orden y en el cual son fundamentales la división de
poderes y la tutela de los derechos fundamentales En
consecuencia como señala Kelsen la norma fundante
básica la Constitución es el fundamento de validez
de todas las normas pertenecientes a un mismo orden
jurídico constituye ello la unidad dentro de la multipli
cidad de esas normas Esa unidad también se expresa
diciendo que el orden jurídico es descrito en enunciados
jurídicos que no se contradicen
Pero en caso de contradicción el Tribunal Consti
tucional como intérprete supremo de la Constitución
deslinda los con ictos de los poderes constituidos y
ciudadanos entre sí en función del mandato del poder
constituyente que lo ha creado para esa función Si bien
el Tribunal Constitucional en un Estado de Derecho

148
SCHMITT, Carl, Teoría de la Constitución, Ob. Cit, pp. 366-337.
149
KELSEN, Hans, Teoría pura del Derecho, UNAM, traducción de
la segunda edición en alemán de Roberto J. Vernengo, México
D.F., 1982, p. 214.
Competencia 125

basado en la Constitución tiene una posición primor


dial en palabras de García Pelayo de interpretar y
custodiar la línea divisoria entre el poder constituyen
te objetivado en el texto constitucional y los poderes
constituidos en una democracia ello no convierte
al TC en un órgano de control e interpretación consti
tucional ilimitado
Por el contrario el Tribunal ejerce la competencia
de la competencia en tanto órgano constitucional del
Estado que ejerce sus atribuciones de control cons
titucional secundum constitutionem deslindando su
jurisdicción de la esfera de las competencias de los
demás poderes y organismos constitucionales autó
nomos Pero dentro del vértice del sistema de defensa
de la Constitución por ello nadie puede decirle al
Tribunal cuáles son sus límites lo cual no signi ca que
no los tenga sino que éstos son los que la Constitución
dice que son en unos términos cuyo sentido establece
el propio Tribunal como intérprete supremo El control
de constitucionalidad sobre el Tribunal Constitucional
es solo autocontrol Nadie puede funcionalmente con
trolar el ejercicio de sus competencias
En ese sentido se puede señalar que el Tribunal
Constitucional ha tenido oportunidad de ejercer la
competencia de la competencia de manera limitada al
pronunciarse sobre las demandas de inconstituciona

150
TOMÁS Y VALIENTE, Francisco, “La Constitución y el Tribunal
Constitucional”, en La jurisdicción constitucional. La Ley Orgánica
del Tribunal Constitucional 1979-1994, CEC, Madrid, 1995, p. 28.
151
Ibídem., p. 32.
126 César Landa Arroyo

lidad sobre la reforma constitucional parcial o total a


la Constitución de Así la primera fue contra la
Ley N que estableció la necesidad de la reforma
constitucional total y el procedimiento para la aproba
ción de la reforma constitucional mediante referéndum
popular la segunda contra la Ley N de reforma
constitucional de los artículos y la Primera Dis
posición Final y Transitoria de la misma Constitución
y la tercera contra la propia Constitución de
Sobre este último caso resulta pertinente comentar
que se inició un singular proceso de inconstitucionali
dad contra la Constitución de no contra una ley
de reforma constitucional por más de cinco mil ciuda
danos puesto que el artículo de la Constitución de
disponía que Esta Constitución no pierde su vi
gencia ni deja de observarse por acto de fuerza o cuando
fuere derogada por cualquier otro medio distinto del
que ella misma dispone En estas eventualidades todo
ciudadano investido o no de autoridad tiene el deber de
colaborar en el restablecimiento de su efectivo vigencia
De modo que los ciudadanos demandaban que
el documento de fuera declarado inconstitucional
Al respecto el Tribunal Constitucional si bien
admitió la demanda y en consecuencia asumió la com

152
LANDA ARROYO, César, Tribunal Constitucional y estado demo-
crático…, Ob. Cit., pp. 337-365.
153
STC N.º 014-2002-AI/TC (publicada el 25 de Enero del 2003).
154
STC N.º 050-2004-AI/TC (publicada el 6 Junio del 2005).
155
STC N.º 014-2003-AI/TC (publicada el 18 de Diciembre del
2003).
Competencia 127

petencia de la competencia para examinar la validez


de la propia Constitución desestimó la demanda por
las siguientes argumentos a La Constitución de
si bien tuvo un origen espurio dado que emanó del
autogolpe de Estado del de abril de también era
cierto que terminado el gobierno de su mentor Fuji
mori se inició un proceso democrático con elecciones
políticas en el marco de la norma impugnada b Todo
control de constitucionalidad requiere un parámetro
de control y en este caso no podía ser la Constitución
de en la medida que había quedado sin vigencia
con la entrada en vigor la Constitución de Cons
titución con la cual se había creado nombrado a sus
magistrados y por tanto estaba sometido el propio
Tribunal Constitucional
Más aún se señaló que No obstante si este
Tribunal Constitucional obrase como lo solicitan los
recurrentes el parámetro con el cual tendría que juz
garse a la Constitución de no podría ser otro que
los propios criterios subjetivos de quienes integramos
este Colegiado Al no encontrarse preestablecidos di
chos criterios es decir al no mostrarse objetivados sino
depender de lo que a nuestro juicio pueda ser lo bueno
o lo malo para el país la imposición de una decisión
al respecto nos devolvería en un solo acto a un pasado
oprobioso propio del Estado absolutista en el que la
justicia se administraba no sobre la base de una ley sino
conforme a los caprichos del monarca Solo que en esta
oportunidad el monarca no sería un individuo el rey
128 César Landa Arroyo

sino personas las que precisamente formamos parte


de este Tribunal
En efecto el principio de la Kompetenz kompetenz
en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional se ha
expresado como lo que es de manera limitada porque
por más vocero del poder constituyente que sea el TC
en los casos de reforma constitucional la interpretación
que ha realizado de la misma se ha encontrado reglada
y por tanto limitada por la Constitución

2.2 Contenido
Si bien el artículo de la LOTC señala que en nin
gún caso se puede promover contienda de competencia
o de atribuciones al Tribunal respecto de los asuntos
que son propios de acuerdo con la Constitución y la
presente ley El Tribunal resuelve de o cio su falta de
competencia o de atribuciones cabe señalar que dicho
artículo protege la competencia del control constitucio
nal del Tribunal como órgano constitucional político
pero sobre todo jurisdiccional Así el concepto de
jurisdicción tal como se usa en la terminología jurídica
inglesa no es sino el concepto general de competencia
aplicada a un caso especial La jurisdicción propiamen
te dicha es la competencia de los tribunales
No obstante cabe diferenciar la competencia de la
jurisdicción por cuanto desde una perspectiva pro
cesal como señala Almagro Nosete técnicamente la

156
Ibìdem., FJ. 22.
157
KELSEN, Hans, Teoría General del Derecho y de Estado, México,
UNAM, 1995, p. 107.
Competencia 129

competencia es la medida de la jurisdicción Todos los


jueces tienen jurisdicción pero no todos tienen com
petencia para conocer de un asunto La jurisdicción es
el conjunto en abstracto de las atribuciones la deter
minación en cuanto al ejercicio de estas atribuciones
se concreta conforme a reglas en la competencia para
entender de un cierto asunto con exclusión de otros
órganos jurisdiccionales La jurisdicción es el todo la
competencia parte de la jurisdicción
En ese entendido queda proscrito cuestionar la
jurisdicción del Tribunal para ejercer sus competencias
constitucionales como pretendió el Jurado Nacional de
Elecciones JNE cuando más de ocho mil ciudadanos
interpusieron una demanda de inconstitucionalidad
contra el artículo numeral del Código Procesal Cons
titucional disposición que había sido modi cada por
la Ley N a iniciativa del JNE para impedir que
los actos electorales del JNE pudieran ser revisados por
la justicia constitucional Sin embargo con la demanda
se acreditaba la veri cación del Registro Nacional de
Identidad RNIEC sobre la validez de las rmas de los
demandantes pero el JNE era renuente a certi car la
misma a pesar de tratarse de un requisito esencial del
CPC para poder admitir una demanda de inconstitu
cionalidad de las leyes ante el Tribunal Constitucional
Los miles de demandantes adujeron que hacía cin
co meses que el JNE se resistía a otorgar la certi cación

158
REQUEJO PAGÉS, Juan Luis (coordinador), Comentarios a la Ley
Orgánica del Tribunal Constitucional,Tribunal Constitucional –
Boletín Oicial del Estado, Madrid, 2001, p. 129.
130 César Landa Arroyo

de los planillones de rmas veri cados por el RENIEC


por cuanto abusando de su poder pretendía impedir
que se llevara a cabo el proceso de inconstitucionalidad
contra el artículo del CPC aún cuando los actos
electorales del JNE pudiesen violar derechos políticos
de los ciudadanos Ante una denuncia de investigación
penal de los demandantes ante el Ministerio Público
contra el Presidente del JNE Javier Enrique Mendoza
Ramírez éste dispuso remitir al Congreso de la Repú
blica mediante o cio N SG JNE el pedido
para que el Congreso procediera de conformidad con
el ejercicio de su función de control político contra el
Tribunal Constitucional y sus magistrados
Sin embargo por acuerdo del Consejo Directivo del
Congreso mediante O cio N DDP CD
CR se le informó al JNE que no es de su competen
cia bajo el argumento de efectuar sus funciones de
control político avocarse a un procedimiento previo a
la presentación de una acción de inconstitucionalidad
ya que ello afectaría los principios y derechos de la
función jurisdiccional establecidos en la Constitución
del Perú Dos días después el JNE remitió al Tribu
nal Constitucional el o cio con el cual certi caba la
validación de las rmas para el trámite de la acción de
inconstitucionalidad contra la Ley N
Este reconocimiento de los límites del Congreso
sobre el quehacer judicial quedó rati cado nuevamente
cuando el Ministerio Público rechazó la denuncia penal

159
STC N.º 0029-2006-PI/TC (publicada el 4 de Setiembre del
2007).
Competencia 131

del Jurado Nacional de Elecciones contra los magis


trados del Tribunal Constitucional por presunto delito
de prevaricato y abuso de autoridad al haber admitido a
trámite la demanda de inconstitucionalidad contra la Ley
N postulada por el Colegio de Abogados del Ca
llao Todo ello se fundaba en el supuesto hecho de que los
magistrados constitucionales habrían adelantado opinión
sobre la Ley N cuando ésta se encontraba como
proyecto en debate en la Comisión de Constitución del
Congreso y fue requerida la presencia de su Presidente
quien acompañado de otros magistrados asistieron a
declarar ante dicha Comisión del Congreso
En efecto los magistrados denunciados realizaron
comentarios al Proyecto de Ley solicitado por el Con
greso poniendo de mani esto o a conocimiento de los
congresistas la interpretación constitucional que había
desarrollado la jurisprudencia del Tribunal Constitu
cional sobre la irrevisibilidad de las resoluciones del
Jurado Nacional de Elecciones cuando se violaban los
derechos fundamentales de los ciudadanos Es decir
que el amparo electoral tenía lugar en el marco de la
interdicción de la arbitrariedad y tutela de los derechos
fundamentales

160
STC N.º 2366-2003-AA/TC (Caso Espino Espino publicado el
7 de abril del 2004); STC N.º 5854-2005-AA/TC (Caso Lizana
Puelles, publicado el 8 de noviembre del 2005) y la STC N.º
2730-2006-AA(TC (Caso Castillo Chirinos, publicado el 27 de
Julio del 2006), pero se inició y resolvió con la norma legal
anterior a la ley impugnada.
161
LANDA AROLLO, César, “Tribunal Constitucional y Jurado Nacional
de Elecciones”, En: Elecciones, Año 6, N.° 7. Lima: ONPE, no-
132 César Landa Arroyo

Por si fuera poco expedida la sentencia del Tribu


nal Constitucional declarando la inconstitucionalidad
de la Ley N Exp N PI TC el JNE for
muló denuncia penal ante el Ministerio Público contra
los magistrados que suscribieron dicho fallo pero la
Fiscalía de la Nación no le otorgó mérito para iniciar
las indagaciones penales preliminares correspondien
tes por los presuntos delitos de abuso de autoridad y
prevaricato Y es que la Constitución garantiza la di
visión y separación de los Poderes del Estado sobre el
cual reposa toda la estructura Democrática y Social del
Estado de Derecho siendo el Tribunal Constitucional
el órgano encargado del control de la Constitución y
su interpretación por ello en los procesos de incons
titucionalidad tiene la facultad de expulsar las leyes o
normas contrarias al ordenamiento legal función que
de ninguna manera puede ser entendida como una
transgresión de la ley o acto arbitrario
Ello no ha supuesto evitar las tensiones propias
del Tribunal Constitucional con el JNE en el ejercicio de
sus funciones de control constitucional pero sí rea rmar
que los procesos constitucionales están circunscritos a los
actos violatorios y no contra los órganos responsables de
los mismos De modo que la competencia de la compe

viembre 2007, pp. 119-137; asimismo, ABAD YUPANQUI, Samuel.


“Un recurso de amparo en materia electoral: Un instrumento
para la tutela de los derechos fundamentales”, en: Elecciones
Año I, N.° 1. Lima: ONPE, 2002, pp. 189-223.
162
Cfr. Ministerio Público – Fiscalía de la Nación. Ingreso N.°
177-2007, del 10 de julio del año dos mil siete, irmado por
Flor Adelaida Bolívar Arteaga, Fiscal de la Nación.
Competencia 133

tencia es un principio de carácter objetivo sobre la norma


o acto violatorio y no subjetivo sobre la responsabilidad
de los titulares que hayan expedido dichas disposiciones

2.3. Alcances
El principio de la competencia de la competencia
es un instrumento válido para interpretar y resolver los
con ictos con base en la unidad de la Constitución El
hecho de que la idea de la unidad no pueda ser realiza
da sin suras e incluso sin contradicciones es algo que
va con la propia naturaleza de un ordenamiento jurí
dico exactamente igual que con la de un ordenamiento
constitucional en el cual se re ejan situaciones de
tensión compromisos contradicciones Si bien tra
dicionalmente las interpretaciones contradictorias que
se amparan en diversos artículos constitucionales se
han debido a una aplicación segmentada y no unitaria
de la Constitución corresponde al Tribunal Constitu
cional armonizar las antinomias constitucionales en
función al principio de la unidad de la Constitución
En este entendido la competencia de la competen
cia vendría a ser un principio generador de la unidad
o integración de la Constitución para lo cual debe
asumirse que los distintos mandatos constitucionales
aseguran la división de poderes entendida tanto como

163
STERN, Klaus, Derecho del Estado de la República Federal
Alemana, Madrid, CEC, 1987, p. 292.
164
SMEND, Rudolf, Constitución y Derecho Constitucional…, ob.
cit, pp. 62 y ss. y 106 y ss; asimismo, HESSE, Konrad. Escritos
de Derecho Constitucional…, ob. cit, p. 48.
134 César Landa Arroyo

colaboración como también control y balance de pode


res Ello supone compartir de acuerdo a un principio de
con anza constitucional entre las entidades estatales y
los ciudadanos Esto último requiere que los poderes pú
blicos y organismos autónomos ejerzan sus competencias
constitucionales de manera limitada y responsable lo cual
no exime al Tribunal Constitucional a pesar de gozar de
la competencia de la competencia Lo anterior no debe
suponer reducir o debilitar sus competencias sino no
hacer política que es distinto a hacer derecho
En efecto cuando nos referimos a los alcances
del principio Kompetenz kompetenz del Tribunal
Constitucional en de nitiva no aludimos al sentido
tradicional del término como puede ser el de hacer
política sino el de hacer derecho Por eso antes bien
se trata de una concepción que nace a partir de su re
conocimiento en última instancia como vocero del
poder constituyente en la medida que es el intérprete
supremo de la Constitución Esta concepción a su vez
se encuentra determinada tanto por sus decisiones que
pueden tener efectos políticos como por la posibilidad
de someter a control constitucional las denominadas
cuestiones políticas political questions pero nunca de
o cio y siempre en el marco de la Constitución
Si bien al Tribunal Constitucional nadie le puede
plantear una contienda de competencia por cuanto es a
él a quien le corresponde resolver en única u de nitiva
instancia los con ictos de competencias entre los pode
res públicos según el artículo de la Constitución
sí ha ocurrido que frente a una sentencia de amparo
del Tribunal Constitucional el Jurado Nacional de
Competencia 135

Elecciones haya sido renuente de acatar dichos fallos


en el paradigmático Caso Castillo Chirinos
En el Caso Castillo Chirinos el Tribunal Consti
tucional resolvió declarar nula la Resolución N
JNE expedida por el JNE del de junio de
mediante la cual declaró la vacancia en el cargo de alcalde
de la municipalidad provincial de Chiclayo al señor Artu
ro Castillo Chirinos a sabiendas que la Corte Suprema de
Justicia aún no se había pronunciado en ultima instancia
en un proceso penal seguido en su contra
Así lo señaló el Tribunal Constitucional en la sen
tencia recaída en el Expediente N PA TC
que declaró fundada la demanda de amparo formulada
por dicho burgomaestre en razón a que el JNE no tuvo
en cuenta que no basta la existencia de una sentencia
penal condenatoria sino que además era necesario
que ésta hubiese alcanzado rmeza vale decir que
haya devenido en cosa juzgada a n de no vulnerar los
derechos fundamentales de la presunción de inocencia
y de la participación política reconocidos en la Consti
tución y también en los tratados internacionales sobre
derechos humanos de los que el Perú es parte obligada
Pese a conocer fehacientemente que el proceso no
había concluido y que se encontraba en trámite aún
un recurso extraordinario de nulidad ante la Corte Su
prema de Justicia el JNE decidió vacar al demandante
con lo que se violentó su derecho a la presunción de

165
TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, Informe al Congreso de la República.
(El Caso “Castillo Chirinos” en el contexto de la Jurisdicción
Supranacional), Lima, Palestra Editores, 2006, p. 361.
136 César Landa Arroyo

inocencia a participar de la vida política del país y a


ser elegido representante esto último en razón que
el Registro Nacional de Identi cación y Estado Civil
RENIEC a pedido expreso del propio JNE excluyó
al demandante del Padrón Electoral y canceló de niti
vamente la inscripción de su Documento Nacional de
Identidad por encontrarse supuestamente inhabilitado
por el Poder Judicial según lo a rmado por el JNE
A consecuencia de ello el demandante no solo no
pudo emitir su voto en las elecciones políticas presiden
ciales y parlamentarias del sino que además se le
privó de su documento de identidad impidiéndole el
ejercicio de sus derechos ciudadanos e imponiéndole la
condición de indocumentado en contra del más elemental
derecho de la persona la identidad como manifestación
de la dignidad humana
Sobre este particular el Tribunal Constitucional se
ñaló que el JNE al momento de remitir la comunicación
al RENIEC ya tenía pleno y cabal conocimiento que el
proceso seguido contra Castillo Chirinos se encontraba
en trámite ante la máxima instancia de la justicia ordi
naria y la sentencia emitida por el vocal Lara Benavides
había sido declarada nula sin que existiera sentencia
penal con calidad de cosa juzgada Es más al concluir
el proceso penal seguido contra el alcalde vacado con
fecha de mayo de se emitió la Resolución por
la que se declaró extinguida la acción penal dando por
fenecido dicho proceso y ordenando la cancelación de
los antecedentes del encausado así como el archiva
miento de nitivo de la instrucción con lo que quedó
plenamente acreditado que contra el demandante no
Competencia 137

existió sentencia penal con calidad de cosa juzgada que


sustentara la precipitada decisión del JNE
La sentencia del Tribunal Constitucional estimó
que el JNE pretendió sustentar su decisión en el artículo
del Código de Procedimientos Penales el mismo
que dispuso que el recurso de nulidad no impedía que
se cumpla la sentencia expedida desconociendo que
si bien dicho recurso no suspendía los efectos de una
resolución judicial no le concedía efectos de cosa juz
gada o rmeza por esta razón para la declaratoria de
vacancia en el cargo de alcalde no bastaba la existencia
de una sentencia penal condenatoria sino que además
era necesario que ésta hubiese alcanzado rmeza
La sentencia del Tribunal Constitucional en el
caso Castillo Chirinos consagró nalmente que “ Los
artículos 142 y 181 de la Constitución tienen por propósito
garantizar que ningún otro poder del Estado se arrogue la
administración de nitiva de justicia en asuntos electorales
Sin embargo, cuando el JNE ejerce sus funciones en abierta
contravención de los derechos fundamentales, el asunto escapa
de los contornos estrictamente electorales, tornándose en una
cuestión de relevancia constitucional directa, pues, desde ese
instante, en observancia del artículo 200 2 de la Constitución,
se reconoce el derecho al afectado de exigir jurisdiccionalmente
la protección del derecho fundamental lesionado, mediante
el proceso de amparo. Una interpretación contraria, no solo
sería atentatoria del referido artículo 200 2, sino también de
su artículo 201, reconoce a este Tribunal como el órgano de
control de la Constitución”166.

166
STC N.º 2730-2006-AA/TC FJ.4.
138 César Landa Arroyo

No obstante este fallo armonizador e integrador


de la Constitución el JNE se opuso tenazmente a que
se ejecutara la sentencia del Tribunal Constitucional
creando una situación de tensión institucional pero
sobre todo entre el Alcalde reemplazante que se afe
rraba a la resolución del JNE y el Alcalde repuesto que
se amparaba en el fallo del TC La controversia pasó
a los hechos cuando el juez de Chiclayo y el repuesto
Alcalde Chirinos con el apoyo de la fuerza pública
se disponían a ingresar al edi cio colonial sede del
palacio municipal considerado monumento histórico y
patrimonio de la Nación Finalmente éste fue saqueado
incendiado y consumido por llamas La resistencia a
la autoridad constitucional no podía haber llegado a
mayores consecuencias aunque para algunos sectores
de la opinión pública la cuestión era de dudosa claridad
aceptar la posición del TC o la del JNE
En ese falso dilema jurídico se produjo la inter
vención del Presidente de la República dado la grave
alteración de orden y bienes públicos disponiendo
declarar el estado de emergencia en la provincia de
Chiclayo mediante Decreto Supremo N
PCM de octubre del de conformidad con el
artículo de la Constitución así como también
encargar al Prefecto de la Región Lambayeque de la
cual Chiclayo es la capital para que sea la autoridad
encargada de administrar la ciudad hasta las siguientes
elecciones municipales que estaban previstas a reali
zarse en pocos días
Con lo cual ante el supuesto imprevisto de poner
en cuestión la competencia del Tribunal Constitucional
Competencia 139

le cupo al Jefe del Estado apelar a dicho estado de ex


cepción para restablecer el orden público siguiendo la
concepción decisionista de la soberanía de Schmi Por
ello se puede señalar que la suspensión de las normas
legales y diríamos de las sentencias constitucionales
en caso de excepción o de urgencia es la más pura ex
presión de la soberanía política Y es que soberano es
quien decide sobre la situación de excepción Souverän
ist, wer über den Ausnahmezustand entscheidt
No obstante la solución al caso mencionado es
la manifestación de que el principio del Kompetenz-
kompetenz en un Estado de Derecho no es absoluto
sino limitado aún cuando la decisión presidencial más
recuerda el principio absolutista hobbesiano de la auc-
toritas non verita facit legem la autoridad no la verdad
hace la ley que el restablecimiento del orden y la paz
civil kantiano a partir de reconocer y respetar los de
rechos y libertades del hombre como los consagrados
en el fallo del Tribunal Constitucional

167
SCHMITT, Carl, “Teología Política I. Cuatro capítulos sobre la
teoría de la soberanía”, En Carl Schmitt, teólogo de la política
(H. Orestes, prólogo y selección de textos), FCE, México, 2001,
pp. 23 y ss.; asimismo, CRUZ VILLALÓN, Pedro, El estado de sitio
y la Constitución, CEC, Madrid, 1980, p. 465.
Competencia 93

Capítulo III
COMPETENCIA

l Tribunal Constitucional como se ha precisado


E en el punto anterior tiene la función cardinal
de controlar y limitar los excesos legislativos de los
poderes públicos sobre la Constitución así como los
excesos judiciales que puedan vulnerar los derechos
fundamentales sin perjuicio de los actos arbitrarios
de los particulares En el ejercicio de sus funciones de
guardián de la constitucionalidad el Tribunal necesa
riamente entabla relaciones de control con los demás
poderes del Estado Congreso Poder Ejecutivo y Poder
Judicial así como con los gobiernos regionales locales y
organismos constitucionales autónomos y los poderes
privados Las relaciones con estos poderes estatales y
privados son complejas y la problemática con cada una
de ellos encarna una naturaleza distinta Pero es tal vez
en las relaciones con los poderes públicos donde se
puede apreciar la real dimensión de las tensiones que
94 César Landa Arroyo

se suscitan entre el TC y particularmente el Congreso


y la Corte Suprema
Como todo Estado constitucional democrático tie
ne como nalidad realizar la libertad humana en orden
se procura proveer de seguridad jurídica a la comuni
dad y promover la participación ciudadana Proceso en
el cual la existencia de con ictos no es per se nocivo
para el orden constitucional por el contrario en algunos
casos es hasta necesario en la medida que es propio de
todo sistema democrático Más bien el no con icto es
propio de las dictaduras pues éstas no las reconocen en
la medida que las reprimen Pero es verdad que cuando
esos con ictos son anómicos es decir rechazan la unidad
constitucional entonces la seguridad jurídica se convierte
en incertidumbre o resquebrajamiento del supremo
ordenamiento jurídico nacional
En ese sentido solo los con ictos intrasistémicos
entre el Tribunal Constitucional y los poderes públicos
son funcionales al Estado constitucional democrático
es decir son propios del equilibrio y control entre los
poderes check and balance balance que no es au
tarquía sino integración Por ello cabe señalar que
difícilmente se podría comprender el Derecho procesal
constitucional si no se analizan las relaciones entre el
Tribunal Constitucional y los poderes Legislativo y
Judicial a través de las competencias exclusivas com

109
DAHRENDORF, Ralf, Law and order, Stevens & Sons, Londres,
1985, pp. 121 y ss.
110
LOEWENSTEIN, Karl, Verfassungslehre, J.C.B, Mohr (Paul Sie-
beck), Tübingen, 1959, p. 8.
Competencia 95

partidas y ciertas ausencias de competencia del control


constitucional de los procesos constitucionales y el rol
del principio de la competencia constitucional temas
que a continuación se desarrollan

1. Los procesos constitucionales


El Tribunal Constitucional del Perú cuenta con tres
competencias establecidas taxativamente en el artículo
de la Constitución Conocer en instancia única
la acción de inconstitucionalidad Conocer en última
y de nitiva instancia las resoluciones denegatorias
de hábeas corpus amparo hábeas data y acción de
cumplimiento Conocer los con ictos de competen
cia o de atribuciones asignadas por la Constitución
conforme a ley Sin embargo el análisis de dichas
competencias no puede realizarse de manera aislada
sino en su articulación funcional con las competencias
del Poder Judicial y del Poder Legislativo básicamente
Por cuanto la función de control constitucional se basa
en la integración a los mandatos supremos tanto las
actividades públicas como privadas sujetas a control
del TC mediante los procesos constitucionales unos
de competencia exclusiva del Tribunal Constitucional
otros de competencia compartida y otros procesos de
naturaleza constitucional pero que no están expresa
mente bajo las atribuciones del TC

1.1. Competencia exclusiva


La Constitución de establece en su artículo
numeral que la acción de inconstituciona
96 César Landa Arroyo

lidad procede contra las normas que tienen rango de


ley leyes decretos legislativos decretos de urgencia
tratados reglamentos del Congreso normas regio
nales de carácter general y ordenanzas municipales
que contravengan a la Constitución en la forma o en
el fondo el a su vez establece que La ley
se deroga solo por otra ley También queda sin efecto
por sentencia que declara su inconstitucionalidad
asimismo el artículo dispone que l a sentencia
del Tribunal que declara la inconstitucionalidad de una
norma se publica en el diario o cial Al día siguiente de
la publicación dicha norma queda sin efecto No tiene
efecto retroactivo la sentencia del Tribunal que declara
inconstitucional en todo o en parte una norma legal
Así con la emisión de una sentencia de incons
titucionalidad el Tribunal Constitucional interviene
directamente en la producción de las fuentes norma
tivas del ordenamiento jurídico puesto que declara
la inconstitucionalidad de una norma legal u otra de
similar rango con efectos generales expulsándola
de nitivamente del ordenamiento jurídico por ser con
traria a la Constitución o en esa medida otorgándole
un sentido interpretativo que la haga conforme a la
Norma Suprema

111
STEIN, Torstein, “Tipos de sentencia constitucionales”, en Lec-
turas sobre Temas Constitucionales…, Ob. Cit., N.° 12, pp. 143
ss.; DÍAZ REVORIO, Javier, La interpretación constitucional de la
ley. Las sentencias interpretativas del Tribunal Constitucional,
Palestra Editores, Lima, 2003, pp. 445 y ss.; asimismo, ROMBOLI,
Roberto, “La tipología de las decisiones de la corte constitucional”,
en REDC, Año 16, N.° 48, Madrid, 1996, pp. 35 y ss.
Competencia 97

En ese mismo sentido el artículo del CPC señala


que las sentencias del Tribunal Constitucional en
los procesos de inconstitucionalidad que queden
rmes tienen autoridad de cosa juzgada por lo que
vinculan a todos los poderes públicos De no ser
ese el caso es decir si el TC considera que la norma
demandada es compatible con la Constitución y se
pronuncia con rmando su constitucionalidad
los jueces no pueden dejar de aplicar una norma cuya
constitucionalidad haya sido con rmada en un proceso
de inconstitucionalidad de conformidad con el
artículo VI del Título Preliminar del CPC es decir que
prima facie como se señala líneas adelante dicha nor
ma no podrá ser posteriormente inaplicada mediante
el control judicial difuso en el Poder Judicial o en los
tribunales de justicia administrativa
Al respecto es importante subrayar que de confor
midad con los artículos y del CPC la sentencia
de inconstitucionalidad de una norma legal tiene una
triple efectividad fuerza de ley cosa juzgada y en tanto
tal vincula a todos los poderes públicos En efecto
no cabe duda que cuando el TC sentencia la incons
titucionalidad de una norma legal dicha declaración
tiene efectos vinculantes u obligatorios para todos los
poderes públicos tal como se desprende del citado

112
STC N.º 03741-2004-AA/TC (Caso Salazar Yarlenque, publi-
cado el 11 de Octubre del 2006), F. 50.
113
DÍAZ REVORIO, Javier, Las sentencias interpretativas del Tribunal
Constitucional, Lex Nova, Valladolid, 2001, pp. 103-118; asi-
mismo, LANDA ARROYO, César, Tribunal Constitucional y Estado
Democrátiico..., Ob. Cit., pp. 193-196.
98 César Landa Arroyo

artículo de la Constitución De ahí que sea posi


ble a rmar que el carácter vinculante de la sentencia
de inconstitucionalidad del TC genera cosa juzgada
constitucional en la medida en que las consecuencias
van más allá de los efectos de la cosa juzgada formal
toda vez que dicha sentencia es exigible no solo para
las partes del proceso sino también para todos los po
deres y órganos constitucionales así como para todos
los casos futuros
Una lógica consecuencia de dicha a rmación radica
en que los tribunales y jueces ordinarios no pueden con
tradecir las sentencias del TC sino a riesgo de vulnerar
los principios de supremacía y fuerza normativa de la
Constitución debido a que los jueces deben aplicar una
norma cuya constitucionalidad haya sido con rmada
en un proceso de inconstitucionalidad sino que tam
bién Los jueces interpretan y aplican las leyes o
toda norma con rango de ley y los reglamentos según
los preceptos y principios constitucionales conforme
a la interpretación de los mismos que resulte de las
resoluciones dictadas por el Tribunal Constitucional
segundo y tercer párrafo del artículo VI del CPC
En efecto los tribunales o jueces ordinarios no
pueden hacer caso omiso de las sentencias del TC
porque con ello no solo cuestionarían la supremacía
y e cacia normativa de la Constitución sino que sub
vertirían el ordenamiento jurídico en su totalidad

114
BOCANEGRA SIERRA, Raúl, El valor de las sentencias del Tribunal
Constitucional, Instituto de Estudios de Administración Local,
Madrid, 1982, pp. 232 y ss.
Competencia 99

introduciendo elementos de anarquía proscrita en


todo sistema jurídico racional e integrado propio de
un Estado constitucional y democrático de Derecho Si
bien ello es así en la medida que el TC es el supremo
intérprete de la Constitución tampoco quiere decir
que extraordinariamente el juez no pueda en su labor
interpretativa considerar que la sentencia del Tribunal
Constitucional que declara infundada una demanda de
inconstitucionalidad y que en consecuencia mantiene
la constitucionalidad de la norma legal en un caso
concreto mediante el control difuso pueda declararla
excepcionalmente inaplicable para un caso concreto
Pero ello solo sería posible en la medida que hayan
variado sustancialmente el tiempo y las condiciones
objetivas rebus sic stantibus de dicho fallo supremo y se
realice dicha declaración con lealtad constitucional a la
interpretación que haya realizado el supremo intérprete
de la Constitución en función de la mejor tutela de
los derechos fundamentales Claro que dicha decisión
judicial quedará siempre sujeta al eventual control del
TC mediante un recurso de agravio constitucional
habida cuenta de que no existe en nuestro sistema la
llamada cuestión de inconstitucionalidad

115
STC N.º 04853-2004-PA/TC (publicada el 13 de setiembre del
2007) y STC N.º 03908-2007-PA/TC (publicado el 18 de mayo
del 2009).
116
Esta postura es la que asumió el Tribunal Constitucional de
España al señalar que: “Si en el futuro se plantearan casos
concretos que permitieran apreciar nuevos matices, en orden
a justiicar la oposición –o la disconformidad- a la Constitución
de alguno de los preceptos cuya inconstitucionalidad no se
100 César Landa Arroyo

En relación al Congreso el fallo del TC que declara


inconstitucional una norma legal y por tanto la expulsa
del ordenamiento jurídico no puede ser nuevamente
aprobada dado que dicha sentencia tiene fuerza de
ley es cosa juzgada y contiene carácter vinculante erga
omnes Sin embargo la doctrina considera también
que esta regla podría tener una excepción en el caso
que las circunstancias y el tiempo hayan variado sus
tancialmente rebus sic stantibus al punto que la norma
legal inconstitucional de ayer resulte ser conforme a
la Constitución en el futuro en aras a la tutela de los
derechos fundamentales
Ahora bien la competencia exclusiva sobre el control
abstracto de las normas legales si bien se concentra en el
objeto materia del examen de constitucionalidad es decir
sobre la norma legal incoada y o las normas conexas al
mismo no es extraño que se produzcan reacciones de
los poderes del Estado a aceptar algunas decisiones del
TC Esto a pesar de que el control de constitucionalidad

declara ahora, el Juez o el Tribunal correspondiente podría


promover la cuestión de inconstitucionalidad con relación al
precepto que le suscitara la duda, de acuerdo con lo dispuesto
en el artículo 38.2 de la Ley Orgánica del Tribunal” (STC N.º
4/1981). Ver PEREZ TREMPS, Pablo, Tribunal Constitucional y
Poder Judicial, CEC, Madrid, 1985, p. 261.
117
HÂBERLE. Peter, El Estado constitucional, UNAM – PUCP/Fondo
Editorial, Lima, 2003, pp. 58 y ss. Donde analiza las dimensiones
del tiempo y el espacio en la perspectiva de la evolución del Estado
constitucional; asimismo, DE CABO, Carlos, “La función histórica
del constitucionalismo y sus posibles transformaciones”, en Mi-
guel Carbonell (compilador), Teoría de la Constitución. Ensayos
Escogidos, Porrúa, México, 2002, pp. 45 y ss.
Competencia 101

desde esta perspectiva no es subjetivo sino objetivo en la


medida que declarada la inconstitucionalidad de una ley
o la rati cación constitucional de la misma esta decisión
del supremo intérprete de la Constitución no acarrea la
responsabilidad legal de quienes la hayan aprobado
promulgado o inaplicado si no ha existido dolo
Por ello se puede señalar que el Tribunal Constitu
cional en relación con los poderes Legislativo y Judicial
es un primus inter pares en materia constitucional en
consecuencia actúa como poder armonizador entre los
poderes del Estado en relación con la Constitución Ello
es propio de un poder moderador en el sentido que
prima facie articula las relaciones del sistema político
Poder Ejecutivo Legislativo y Judicial integrándo
los en función del respeto defensa y desarrollo de la
Constitución así como en función de la tutela de los
derechos fundamentales tareas sobre las cuales el Tri
bunal Constitucional ejerce una competencia exclusiva
pero no excluyente en última y de nitiva instancia

1.2. Competencia compartida


La división de tareas constitucionales entre los po
deres del Estado y el Tribunal Constitucional se puede
analizar también desde las competencias compartidas
sobre todo si antes que la separación de poderes lo que

118
STERN, Klaus, Jurisdlcción constitucional y legislador, Dykin-
son, Madrid, 2009, pp. 31-71; asimismo, VILLACORTA MANCEBO,
Luis, El pleno sometimiento a la Constitución y al resto de
ordenamiento jurídicio en l a aplicación judicial del Derecho,
Dykinson, Madrid, 2004, pp.69 y ss.
102 César Landa Arroyo

en un Estado democrático constitucional se promueve


es el control y balance de poderes En este entendido
los procesos constitucionales son que duda cabe los
puntos de con uencia de las relaciones entre el Tribunal
Constitucional el Poder Legislativo y el Poder Judicial
Esta articulación se deriva tanto de lo establecido en la
Constitución artículo y así como de lo señala
do por el Código Procesal Constitucional los mismos
que establecen que los procesos constitucionales contra
las normas legales y las resoluciones judiciales son de
conocimiento y fallo del Tribunal Constitucional en el
marco de sus competencias exclusivas
Este punto de encuentro de la jurisdicción cons
titucional con la potestad legislativa y la jurisdicción
ordinaria respectivamente no se da gratuitamente
sino que obedece a los nes esenciales que persiguen
lograr los procesos constitucionales la vigencia del
principio de supremacía de la Constitución y el respeto
de los derechos fundamentales artículo II del Título
Preliminar del Código Procesal Constitucional
En ese sentido en cuanto se re ere a la defensa de
la primacía de la Constitución esta tarea le es atribuida
al Tribunal Constitucional en tanto órgano de control
de la Constitución control abstracto y control concreto
artículo Así el Tribunal Constitucional realiza
el control abstracto de las normas legales producidas
por los órganos legiferantes básicamente por el Con
greso mientras que el control concreto de las normas

119
LÓPEZ GUERRA, Luis, El Poder Judicial en el Estado constitu-
cional, Palestra Editores, Lima, 2001, pp. 158 y ss.
Competencia 103

la realiza en relación a las resoluciones denegatorias


dictadas por el Poder Judicial en materia de derechos
fundamentales
En relación a la potestad legislativa del Congreso el
control constitucional que realiza el Tribunal Constitu
cional forma parte del iter legislativo no de la formación
de la ley que queda reservada de manera exclusiva y
excluyente para el Poder Legislativo quien aprueba
la ley que es enviada en autógrafa al Poder Ejecutivo
para su sanción promulgación y publicación salvo que
la observe sino que luego de que la ley entra a regir
o cialmente y es impugnada ante el Tribunal Constitu
cional éste puede desestimar la demanda con lo cual
la norma resulta constitucionalizada y prima facie los
jueces no podrán inaplicar dicha disposición en un caso
concreto o también pueden estimarla en cuyo caso
la expulsión de la ley por inconstitucional genera los
efectos jurídicos de la derogatoria de una ley posterior
Sin embargo la competencia compartida en ma
teria legislativa se pone en toda su evidencia cuando
el Tribunal Constitucional no estima ni desestima una
demanda de inconstitucionalidad en un sentido proce
sal tradicional sino cuando estimando la demanda le
otorga un sentido interpretativo conforme a la Consti
tución en vez de declarar la inconstitucionalidad de la
norma legal impugnada La doctrina suele realizar de
modo general una doble clasi cación de las sentencias
del Tribunal

120
MAUNZ, Theodor (et al.), Bundesverfassungs-gerichtsgezets,
Verlag C.H. Beck, München, 2003, pp. 122 y ss; SCHLAICH,
104 César Landa Arroyo

Una primera clasi cación distingue entre senten-


cias de especie y sentencias de principio Las primeras
son aquellas que limitan a la aplicación simple de las
normas constitucionales y demás preceptos del bloque
de constitucionalidad a un caso particular y concreto
En este supuesto la labor del juez constitucional es
meramente declarativa ya que se limita a aplicar la nor
ma constitucional o los otros preceptos directamente
conectados con ella Las sentencias de principio por el
contrario y sobre la base de la distinción entre norma y
disposición integran la jurisprudencia propiamente
dicha en la medida que interpretan el alcance y sentido
de las normas constitucionales colman los vacíos nor
mativos y forjan verdaderos precedentes vinculantes
En cuanto a estas últimas el Tribunal Constitucio
nal peruano ha dictado diversas sentencias las cuales
se caracterizan por realizar a partir del caso concreto
un desarrollo jurisprudencial y doctrinario de los temas
más importantes en discusión Este tipo de sentencias

Klaus, Das Bundesverfassungsgericht, München, Verlag C.H.


Beck, 1997, pp. 260 y ss.
121
GUASTINI, Riccardo, Le fonte del diritto e l’interpretazione,
Giuffrè, Milano, 1993, p. 18.
122
STC N.º 0008-2003-AI/TC, publicada el 26 de Octubre del año
2006 (Caso inconstitucionalidad del Dec. Urg. N.° 140-2001,
donde el Tribunal se reiere in extenso a los fundamentos del
Estado social de Derecho y a los principios de la Constitución
Económica) y STC N.º 018-2003-AI/TC publicado el 4 de Mayo
del 2004 (Caso inconstitucionalidad de las modiicaciones
a la Ley de Promoción Temporal del Desarrollo Productivo
Nacional, en donde se desarrolla la igualdad como principio y
derecho fundamental).
Competencia 105

se justi ca porque tienen como nalidad establecer los


criterios que requieren los jueces en la interpretación
constitucional que realicen en los procesos a su cargo
y además porque contribuye a que los ciudadanos
conozcan y ejerzan mejor sus derechos fundamentales
reconocidos en la Constitución Ver Parte III
En cuanto a control difuso de constitucionalidad de
las normas legales en la medida que los jueces en caso
de existir incompatibilidad entre la Constitución y una
norma legal pre eren la norma constitucional control
difuso artículo artículo VI del Título Preliminar
del Código Procesal Constitucional se mantiene una
competencia compartida con el Tribunal Constitucio
nal por cuanto éste no solo realiza el control abstracto
de dichas normas sino también el control concreto de
las misma Es así como se produce la articulación de
justicia ordinaria con la justicia constitucional integra
ción que reposa en vía incidental en la Corte Suprema
pero en última instancia en el Tribunal Constitucional
como supremo intérprete de la Constitución
Por ello en relación al Poder Judicial es posible
a rmar que si bien existe competencia exclusiva del
Tribunal Constitucional en tanto instancia nal de fa
llo en los procesos constitucionales de hábeas corpus
amparo hábeas data y acción de cumplimiento según
dispone el artículo de las resoluciones denega
torias del Poder Judicial también se entabla entre el
Tribunal Constitucional y el Poder Judicial relaciones
de coordinación e interdependencia
Lo cual es una consecuencia lógico funcional en
aquellos sistemas donde los procesos constitucionales
106 César Landa Arroyo

son de competencia tanto del Tribunal Constitucio


nal como del Poder Judicial sin perjuicio en última
ratio de la competencia exclusiva mas no excluyente
sobre materia constitucional del primero sobre el
segundo Dicho de otra forma si se ha creado un
órgano especializado de justicia constitucional es
precisamente porque se supone que a él le correspon
de jar la última palabra en materia de interpretación
constitucional
No es aceptable por ello aquella posición que
reduce las relaciones entre el Tribunal Constitucional
y el Poder Judicial a una relación de competencia en
el sentido de a rmar que el Tribunal tiene competencia
material sobre lo constitucional mientras que el Poder
Judicial ostenta competencia en el ámbito estrictamen
te legal Por cuanto el Poder Judicial también es
defensor de la constitucionalidad y de los derechos fun
damentales pero de conformidad con la interpretación
que de las mismas realice el Tribunal Constitucional

123
PÉREZ TREMPS, Pablo, Escritos sobre justicia constitucional,
Porrúa-Instituto Mexicano de Derecho Procesal, México D.F.,
2005, p. 59.
124
Ésta es la perspectiva que algunos autores han asumido,
entre ellos, SAN MARTÍN CASTRO, César, “El control constitucio-
nal de la subsunción normativa realizada por la jurisdicción
penal ordinaria”, en Primer Seminario del Centro de Estudios
Constitucionales, La jurisprudencia del Tribunal Constitucional
en materia penal, con especial referencia a los delitos de co-
rrupción de funcionarios, Lima, 2005, p. 1. También del mismo
autor “Jurisdicción constitucional y justicia penal”, en Derecho
PUC, N.° 57, Fondo Editorial de la PUCP, Lima, 2005, pp.
417-418.
Competencia 107

Las consecuencias de adoptar una posición seg


mentado del carácter unitario del sistema jurídico
puede llevar a poner en cuestión no solo la fuerza
normativa de la Constitución sino también la e cacia y
vigencia de los derechos fundamentales a que da lugar
el principio jurídico de supremacía constitucional Pero
esporádicamente existen mani estas expresiones del
Poder Judicial de distanciar sus fallos de su conformi
dad con la Constitución
Pero el respeto a las decisiones del Tribunal Consti
tucional no es un respeto unilateral es decir que se deriva
del solo hecho de provenir de aquel sino que el Tribunal
Constitucional lo debe obtener a través de la legitimidad
de sus resoluciones es decir de la adecuación necesidad
y proporcionalidad en sentido estricto de las sentencias
que dicte así como de su previsibilidad y autocontrol de
sus decisiones La legitimidad del Tribunal Constitucional
y de sus decisiones es el elemento principal para hacer
que sus resoluciones no pretendan ser cuestionadas por
el Poder Legislativo o el Poder Judicial Entonces el Tri
bunal debe armonizar en el marco de la Constitución
sus relaciones con el Poder Judicial

125
En efecto, esta injustiicada escisión entre lo constitucional
y lo legal estuvo presente en el comunicado del Consejo
Ejecutivo del Poder Judicial, de fecha 04 de abril de 2006,
mediante el cual se pretende desconocer, recurriendo a una
inconstitucional interpretación de la independencia jurisdic-
cional de los jueces del Poder Judicial (artículo 146-1 de la
Constitución), los precedentes vinculantes establecidos por el
Tribunal Constitucional, en virtud de los artículos VI y VII del
Título Preliminar del Código Procesal Constitucional.
108 César Landa Arroyo

1.3 Competencias no previstas


Entender las competencias positivas que le co
rresponde al Tribunal Constitucional no es óbice para
abordar aquellas otras competencias de naturaleza
constitucional no previstas que el poder constituyente
o el legislador no se las ha asignado expresamente Es
del caso recordar que frente a las competencias típicas
revisadas como competencias exclusivas y comparti
das también se encuentran las competencias atípicas
o ampliadas La praxis del Tribunal Constitucional
ha ido desarrollado estos contenciosos periféricos
pero siempre en el marco de sus propios procesos
constitucionales como consecuencia del principio de
la interdicción de la arbitrariedad y del principio de la
fuerza normativa constitucional
Bajos esos dos preceptos se puede identi car algu
nos contenciosos atípicos como

1.3.1. Control de las omisiones constitucionales


Se lleva a cabo para controlar la omisión legislativa
que afecta la Constitución En la medida que el constitu
yente solo consagra en la norma suprema los preceptos

126
FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ, José Julio, La justicia constitucional
europea ante el siglo XXI, Tecnos, Madrid, 2002, p. 64 y ss.
127
SAGÜÈS, María Sofía, “Recepción normativa del control de
inconstitucionalidad por omisión en el Código Procesal Cons-
titucional peruano”, en El Derecho Procesal Constitucional
Peruano. Estudios en Homenaje a Domingo García Belaunde
(J. Palomino coordinador), tomo II, Grijley, Lima, 2005, pp.
939-999.
Competencia 109

esenciales de un Estado democrático constitucional


corresponde al legislador desarrollar las disposiciones
legales necesarias para cumplimentar los mandatos
normativos especí cos de la Constitución La omisión
legislativa puede ser absoluta cuando la inactividad
del legislador es total y relativa cuando la inactivi
dad es parcial vale decir que habiendo desarrollado
legislativamente la norma constitucional haya dejado
fuera de protección por ejemplo a determinado grupo
o categoría de personas afectando el derecho de la
igualdad ante la ley
El Tribunal Constitucional ha asumido juris
prudencialmente el tema del control de la omisión
normativa de carácter legal aunque por vía incidental
en algunos procesos de inconstitucionalidad de las
normas legales Así en la sentencia sobre el Himno
Nacional la demanda de inconstitucionalidad se había
postulado contra la Ley N del de febrero de
en virtud de la cual se omitió como letra o cial
del Himno Nacional la quinta estrofa de la versión
original afectándose el principio constitucional de la
identidad nacional y el derecho moral a la propiedad
intelectual Por ello el Tribunal Constitucional falló en
el sentido que Declarar fundada la demanda de incons-
titucionalidad de autos; en consecuencia, inconstitucional
la omisión en el artículo 4 de la Ley N 1801, debiéndose
adicionar la quinta estrofa de la versión original del Himno

128
BAZÁN, Víctor (coordinador), Inconstitucionalidad por omisión,
Temis, Bogotá, 1997, p. 171.
110 César Landa Arroyo

Nacional debida a la autoría de don José de la Torre Ugarte


(…)
Asimismo en la sentencia sobre el libre cultivo
de la planta de la hoja de coca referida a los gobiernos
regionales de Cuzco y Huánuco el tribunal Consti
tucional señaló que (…)En tanto dicha inercia legislativa
persista se corre el riesgo de generar una inconstitucionalidad
por omisión, no solo por afectar el derecho a la identidad cul-
tural de muchos peruanos (artículo 2 19 de la Constitución),
sino también por afectar el derecho a la igualdad (artículo 2
2 de la Constitución) .FJ
Cuando había transcurrido más de dos años de
dicho mandato en otro proceso de inconstitucionalidad
de la ley también sobre el libre cultivo de la planta de
la hoja de coca de la región Puno el Tribunal declaró
en un fundamento propio de un obiter dictum que el
legislador está obligado a actuar en la próxima legislatura
emitiendo una ley que recoja las aspiraciones de los pueblos
andinos y amazónicas que ven re ejada parte de su identidad
constitucionalmente reconocida, en el cultivo en el cultivo,
uso y tratamiento en general de la planta de la hoja de coca
(…) F

129
STC N.º 0044-2004-AI/TC (publicada el 14 de Junio del 2005.).
Al respecto revisar CASIANO LOSSIO, Iván, La acción de incons-
titucionalidad a raíz de los silencios legislativos, Editorial San
Marcos, Lima, 2008, pp. 125-146.
130
STCs N.º 0020-2005-PI/TC y N.º 0021-2005-PI/TC (acumula-
das y publicada el 5 de setiembre del 2006).
131
STC N.º 00006-2008-AI/TC (publicada el 7 de Agosto del
2008).
Competencia 111

Al respecto en el Derecho constitucional com


parado se ha reconocido que la omisión legislativa
es controlable en sede de la justicia constitucional
a cuando ha transcurrido un periodo razonable y
el órgano legislativo no ha emitido la norma exigida
desde la Constitución b cuando existe un mandato
claro sobre la obligación de legislar y c cuando se
configura la posibilidad de integración por parte
del órgano jurisdiccional de modo que el ocio del
legislador pueda ser superado con la actuación del
órgano jurisdiccional
Pero como la Constitución peruana de no
contempla de manera expresa la posibilidad del control
de las omisiones legislativas como lo hace por ejem
plo la Constitución portuguesa de o la brasileña
de el fundamento del control de las omisiones
legislativas señala el TC debe ubicarse no solo en el
efecto normativo y por tanto vinculante de las nor
mas constitucionales sino en la misma práctica del
control de constitucionalidad en tutela de los derechos
fundamentales que se ha venido desarrollando en los
últimos años a través de las sentencias interpretativas
aditivas y exhortativas Esto es que sin declarar la in
constitucionalidad de una norma sometida a control
ha podido extraordinariamente suplir o alertar al legis
lador a efectos de cumplir con su actuación legislativa
en un plazo razonable para no incurrir en supuestos
de evidente inconstitucionalidad

132
SAGÜÈS, Néstor Pedro, Elementos de Derecho Constitucional,
2da. ed., Astrea, Buenos Aires, 1997, p. 95.
112 César Landa Arroyo

En esta dirección el Tribunal Constitucional


fundamentándose en la doctrina ha rea rmado la
necesidad de la inclusión del control de las omisio
nes entre otras razones en virtud a a la necesidad
de reivindicar el valor normativo de la Constitución
b la reivindicación de la naturaleza social del Estado
constitucional en el entendido de que los derechos tradi
cionalmente postergados o dejados al ocio del legislador
son por lo general los derechos sociales c la necesidad
de relacionar el poder constituyente con el poder cons
tituido permitiendo un desarrollo responsable de los
contenidos de la Constitución d la naturaleza y rol actual
que han asumido los Tribunales Constitucionales en su
labor de defensa de lo que la Constitución ordena y e
nalmente la necesidad de tomar en serio las obligaciones
constitucionales, en este caso las que corresponden en
esencia al legislador de cara a la vigencia y efectividad
de los derechos fundamentales F
Las omisiones no obstante pueden ser explícitas
cuando existe un mandato claro preciso y concreto
que no está sujeto a la interpretación discrecional del
legislador ni existe controversia en torno a su obligato
riedad pero las omisiones legislativas o del legislador
también pueden ser producto o con guradas por la
jurisprudencia constitucional Es decir aquí se trata

133
CARPIO, Edgar – ETO, Gerardo, El control de las omisiones in-
constitucionales e ilegales en el derecho comparado, FUNDAP,
México, 2004, p. 150.
134
FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ, José Julio, La inconstitucionalidad por
omisión. Teoria general. Derecho comparado. El caso español,
Civitas, Madrid, 1998, pp. 311-315.
Competencia 113

de concebir a la acción de los órganos judiciales y en


especial del Tribunal Constitucional como institu
ciones que colaboran con el desarrollo y efectividad
de las cláusulas constitucionales de modo que en
el desarrollo de sus contenidos pueden avizorar con
conocimiento de causa la necesidad de que los con
tenidos constitucionales no se desvanezcan o diluyan
ante la pasividad de los poderes constituidos Como ha
señalado el TC se trata de la vigilia de la Constitución
en su dinámica cotidiana
En este sentido cabe precisar que existen también
omisiones constatadas por el Tribunal Constitucional
que pueden protegerse mediante los procesos consti
tucionales de amparo en tanto procede ante el hecho
u omisión de cualquier persona o funcionario que
vulnere sus derechos fundamentales o también
mediante el proceso de cumplimiento que procede
contra cualquier autoridad o funcionario renuente
a acatar una norma legal o acto administrativo y
finalmente el proceso de conflicto de competencia
en casos de con ictos negativos atípicos Ver Parte
III y

135
STC N.º 9617-2006-AA/TC (publicada el 6 de Mayo del 2009);
STC N.º 1875-2004-AA/TC (publicado el 6 de Junio del 2005;
STC N.º 2016-AA/TC (publicado el 8 de Abril del 2005).
136
STC N.º 02695-2006-PC/TC (publicado el 22 de Abil del 2009).
137
STC N.º 004-2004-CC/TC (publicada el 7 del febrero del 2005).
114 César Landa Arroyo

1.3.2. Control de constitucionalidad de normas infra legales


Es propio de la justicia constitucional universal
que el Tribunal Constitucional o quien haga sus veces
se encargue del control constitucional de las normas
legales sin embargo al llevar a cabo dicho proceso
de inconstitucionalidad el supremo intérprete está
facultado para pronunciarse sobre las normas conexas
o aquellas que han sido dictadas como consecuencia
de la ley ahora impugnada Es decir que sin perjuicio
de que la demanda esté orienta a la expulsión de una
disposición de la norma legal el TC podría declarar la
inconstitucionalidad de normas no demandadas en el
petitorio pero que están directamente vinculadas con
la norma que se está separando del sistema jurídico
Ahora bien la norma adicional viciada por conexión a
la inconstitucional puede ser otro artículo del mismo
cuerpo de ley que fuera impugnado parcialmente pero
lo que aquí nos interesa relevar es que también podría
ser una norma de inferior jerarquía que desarrolle a la
norma legal declarada inconstitucional
En este último supuesto el Tribunal Constitucional
estaría declarando por conexidad la inconstitucionali
dad de los reglamentos y disposiciones que son normas
infralegales que estén directamente vinculados a la ley
inconstitucional Ello se desprende de lo dispuesto en
el artículo del CPC que reza así La sentencia que
declara la ilegalidad o inconstitucionalidad de la norma
impugnada declarará igualmente la de aquella otra a
la que debe extender por conexión o consecuencia
De modo que no basta que la conexión se base en la
típica relación ley reglamento sino que la declaración
Competencia 115

de ilegalidad prevista otorgaría subsidiariamente al


Tribunal Constitucional en el proceso de inconstitucio
nalidad de las leyes la facultad incidental de valorar
la ilegalidad de la norma impugnada y por conexidad
de las normas secundum legem
Asimismo si bien la Constitución peruana ha de
limitado la competencia del Tribunal Constitucional al
control constitucional de las normas legales secundum
constitutionem sin embargo el Código Procesal Cons
titucional ha dispuesto en el artículo que los jueces
constitucionales pueden inaplicar una norma autoa
plicativa cuando sus actos supongan una amenaza o
violación constitucional Precisando que se entiende
por norma autoaplicativa a aquélla que es e caz de
manera inmediata y no está condicionada a una norma
reglamentaria o intermedia para producir un agravio
constitucional concreto Si bien ello podría entenderse
como aquella ley especial o ley particular a la cual se
re ere la doctrina europea cabe aclarar que esto no es
así puesto que la misma disposición normativa prevé
que se trata no solo de normas legales sino también de
normas infra legales en cuyo caso se puede realizar el
control difuso también de las normas secundum legem

138
DE CABO MARTÍN, Carlos, Contra el consenso, estudios sobre el
estado constitucional y el constitucionalismo del Estado social,
Universidad Autónoma de México, México, 1997, pp. 159, 314;
DÍEZ-PICAZO, Luis María, “Concepto de ley y tipos ley. (Existe
una noción unitaria de Ley en la Constitución española?)”, en
REDC, N.° 24, Madrid, 1988, pp. 54-55, 67; y del mismo autor,
“Diicultades prácticas y signiicado constitucional del recurso de
amparo”, en REDC, N.° 40, CEC, Madrid, 1994, p. 27.
116 César Landa Arroyo

a través de los procesos constitucionales que tutelan


derechos fundamentales
La jurisprudencia del Tribunal Constitucional así
lo ha reconocido en el precedente vinculante del Caso
Ramón Salazar Yarlenque en virtud del cual los tribu
nales administrativos de competencia nacional tienen
el derecho y poder de inaplicar las normas es decir
que el control difuso no queda limitado para la justicia
ordinaria del Poder Judicial sino también al alcance de
la justicia administrativa del Poder Ejecutivo Con lo
cual se habilita a la justicia administrativa además de
la judicial y constitucional el control constitucional de
las normas no solo legales sino también infralegales
Con ello la Constitución y el Tribunal Constitucional
controlan directa e inmediatamente leyes del Congreso
como también la Constitución a través de los tribunales
administrativos controla inmediata y directamente a
las normas subordinadas a la ley del Poder Ejecutivo y
demás administraciones descentralizadas
Pero el proceso por excelencia diseñado para el
control de las normas subordinadas a la ley es la acción

139
ABAD YUPANQUI, Samuel, El proceso constitucional de amparo,
Gaceta Jurídica, Lima, 2008, pp. 438-449.
140
STC N.º 3741-2004-AA/TC (publicado el 24 de Octubre del
2006).
141
PIZZORUSSO, Alessandro - ROMBOLI, Roberto (entrevista), “La
inluencia de la Constitución e tras áreas del Derecho”, en
Thèmis, N.° 55, Lima, 2008, pp. 222-223; asimismo, Palestra
del Tribunal Constitucional 1. La defensa de la Constitución por
los tribunales administrativos. Un debate a propósito de la juris-
prudencia constitucional, Palestra Editores, Lima, pp. 207.
Competencia 117

popular Así el inciso del artículo de la Consti


tución dispone que procede contra los reglamentos
normas administrativas y resoluciones y decretos de
carácter general cualquier sea la autoridad de la que
emanen siempre que infrinjan la Constitución y la ley
Ver Parte III No obstante el artículo de la
Constitución establece taxativamente como compe
tencia del Tribunal Constitucional solamente el control
constitucional de las normas legales la resolución de los
con ictos de competencias y atribuciones así es como la
revisión de las resoluciones judiciales denegatorias
en materia de habeas corpus amparo habeas data y
acción de cumplimiento
Pero se excluye al proceso de acción popular no
obstante que las normas inferiores a la ley puedan
violar directamente la Constitución o indirectamente
a través de la violación de la ley Sin embargo en la
doctrina nacional es pací co que debería ser el Tribunal
Constitucional el órgano competente para resolver el
proceso de acción popular lo cual quedó plasmado en
el artículo del Proyecto de Ley de la Reforma Consti
tucional al proponer que Hay acción popular ante el
Tribunal Constitucional por infracción a la Constitución
y de la ley contra reglamentos normas administrativas
resoluciones y decretos de carácter general cualquiera
sea la autoridad de la que emanen

142
CONGRESO DE LA REPÚBLICA, Proyecto de Ley de Reforma de la
Constitución. Comisión de Constitución, Reglamento y Acu-
saciones Constitucionales, Congreso de la República, Lima,
2002, p. 175.
118 César Landa Arroyo

No obstante dicha reforma constitucional no llegó


a ser aprobada sino que por el contrario el artículo
del Código Procesal Constitucional dispuso que
la demanda de acción popular es de competencia ex
clusiva del Poder Judicial Sobre este particular
cabe señalar que en el otrora modelo del Estado de
Derecho basado en la ley resultaba consistente que
el Poder Judicial hiciera el control de legalidad de las
normas infralegales mientras que el control de la cons
titucionalidad la realizara el Tribunal Constitucional
Sin embargo entrado el siglo XXI el rol de la Consti
tución no solo como lex legis sino también como norma
normarum supone que tanto las normas legales como
también las subordinadas a éstas deben ser conformes
con la Constitución en tanto norma suprema y fuente
del Derecho
En consecuencia no corresponde realizar una
división arti cial entre la ley y la Constitución más
aún si el proceso de acción popular tiene como
fundamento y nalidad el respeto a la Constitución
tarea en la cual el Tribunal Constitucional es el último
intérprete del mismo aunque no el único De ahí que
el Poder Judicial podría operar como instancia previa
para que sea revisada la norma infralegal y el Tribunal
Constitucional podría actuar como instancia nal de
fallo o como planteó el Proyecto de Ley de Reforma
Constitucional que sea el Tribunal Constitucional en
única y de nitiva instancia quien se pronuncie sobre
la constitucionalidad de las normas subordinadas a la
Constitución y a la ley
Competencia 119

1.3.3. Amparo electoral


Si bien literalmente los artículos y de la
Constitución instituyen a las resoluciones del JNE
como zonas exentas de control constitucional mediante
el proceso de amparo previsto en el artículo inciso
de la Constitución dicha excepción se ha interpretado
en el sentido que cabe la evaluación de validez cons
titucional de dichas resoluciones Ello en la medida
que la interpretación unitaria de la Constitución y la
vinculatoriedad de los tratados y decisiones de los
tribunales internacionales de derechos humanos sobre
el Derecho electoral aseguran la interdicción de la ar
bitrariedad y los recursos judiciales para su protección
y reparación
En ese entendido el Código Procesal Constitucio
nal Ley N que rige desde el de diciembre
del había establecido en su artículo inciso
que “No proceden los procesos constitucionales cuando:
(...) 8) Se cuestionen las resoluciones del Jurado Nacional
de Elecciones en materia electoral, salvo cuando no sean de
naturaleza jurisdiccional o cuando siendo jurisdiccionales,
violen la tutela procesal efectiva. (...)”. Este mandato fue
una consecuencia lógica del principio jurídico de la
supremacía constitucional y se garantizó mediante
la autolimitación en los procesos de amparo electo
rales que realizaba el Tribunal Constitucional con la
nalidad de tutelar los derechos fundamentales y a
la vez el principio de unidad y no contradicción del

143
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHO HUMANOS, Caso Yatama vs.
Nicaragua (Sentencia del 23 de junio de 2005).
120 César Landa Arroyo

ordenamiento jurídico nacional artículo II del Título


Preliminar del CPC
Sin embargo el Jurado Nacional de Elecciones a
partir de una interpretación literal de los artículos y
de la Constitución propuso al Congreso modi car
dicha norma Así el Congreso dictó la Ley N
del de diciembre de modi cando el artículo in
ciso en los términos siguientes No proceden los procesos
constitucionales cuando: (...) 8) Se cuestionen las resoluciones
del Jurado Nacional de Elecciones en materias electorales, de
referéndum o de otro tipo de consultas populares, bajo respon-
sabilidad. Resoluciones en contrario, de cualquier autoridad, no
surten efecto legal alguno. La materia electoral comprende los
temas previstos en las leyes electorales y aquellos que conoce el
Jurado Nacional de Elecciones en instancia de nitiva
En este contexto el Colegio de Abogados del Callao
planteó una demanda de inconstitucionalidad contra el
artículo único de la Ley N invocando la vulnera
ción de los principios de supremacía de la Constitución
artículo de la Constitución el principio de sepa
ración de poderes artículo de la Constitución y la
tutela jurisdiccional efectiva artículo numeral
de la Constitución

144
STC N.º 2366-2003-AA, de fecha 7 de abril de 2004, Caso Es-
pino Espino, STC N.º 5854-2005-PA, de fecha 8 de noviembre
de 2005, Caso Lizana Puelles, y; STC N.º 2730-2006-PA, de
fecha 27 de julio de 2006, Caso Castillo Chirinos.
145
El proyecto de Ley N.° 13661/2005-JNE, presentado por el
Jurado Nacional de Elecciones, a través de su Presidente el
señor Doctor Enrique Javier Mendoza Ramírez, con fecha 9
de setiembre de 2005.
Competencia 121

A través de este pronunciamiento el Tribunal


siguiendo el criterio jurisprudencial de sentencias
precedentes las mismas que han sido comentadas
rechazó una interpretación literal y unilateral de dichos
preceptos propia del primer positivismo jurídico
sustentado por el JNE En función del cual este órgano
sostenía que en ningún caso sus resoluciones eran
susceptibles de ser revisadas ni siquiera en aquellos
supuestos en los que resultaban mani estamente con
trarias a los derechos fundamentales de la persona es
decir aún en los casos en que contravenían abiertamen
te la dignidad humana artículo de la Constitución
Por consiguiente el supremo intérprete de la Cons
titución señaló que dicha reforma legal no solo había
plasmado una indebida interpretación de los artículos
y de la Constitución sino que había incurrido
en una abierta contradicción con los principios de
interdicción de la arbitrariedad y de no contradicción
dentro del ordenamiento jurídico Principios que el
Tribunal Constitucional los ha recogido en su doctrina
jurisprudencial con carácter vinculante en tanto órgano
de control constitucional según el artículo de la

146
Las sentencias 0010-2002-AI (Caso Legislación Antiterrorista);
0023-2003-AI (Caso Justicia Militar I); 0004-2004-CC (Caso
Conlicto de Competencias Poder Judicial y Congreso)—; 0019-
2005-AI (Caso Wolfenson); 0020-2005-AI / 0021-2005-AI (Caso
Hoja de Coca); son solo algunas muestras, entre las muchas
existentes, con las que el Tribunal Constitucional ha demostrado
que a los métodos jurídicos y de argumentación constitucional
(función de valoración), acompaña una cabal conciencia de la
realidad social, buscando aliviar los conlictos intersubjetivos
e interinstitucionales (funciones de ordenación y paciicación).
122 César Landa Arroyo

Constitución Motivo por el cual declaró fundada la


demanda e inconstitucional la Ley N y rati có
su jurisprudencia autolimitativa en materia de amparo
electoral

2. Principio Kompetenz-kompetenz
El Estado Constitucional se funda en un princi
pio racional del poder en el cual de manera objetiva
todos los ciudadanos se relacionan entre sí y con el
Estado a partir de que conocen y están subordinados
a la norma suprema No cabe que una autoridad o
funcionario se encuentre exento del cumplimiento
del ordenamiento jurídico constitucional De ahí que
el Tribunal Constitucional goce de la competencia de
la competencia Kompetenz-kompetenz es decir que
ningún poder del Estado puede disputarle el ejercicio
de tal atribución constitucional asignada por el poder
constituyente sino que en tanto poder constituido y
limitado será el propio Tribunal Constitucional quien
se inhiba de conocer una causa por no ser materia de
sus competencias constitucionales
En efecto la Ley Orgánica del Tribunal Constitu
cional Ley N ha establecido en el artículo que
El Tribunal Constitucional es competente para conocer
de los procesos que contempla el artículo de la
Constitución y en el artículo que en ningún

147
El artículo 202 de la Constitución Política del Perú señala lo
siguiente:
“Corresponde al Tribunal Constitucional:
1 Conocer, en instancia única, la acción de inconstitucionalidad.
Competencia 123

caso se puede promover contienda de competencia


o de atribuciones al Tribunal respecto de los asuntos
que son propios de acuerdo con la Constitución y la
presente ley El Tribunal resuelve de o cio su falta de
competencia o de atribuciones Es precisamente este
dispositivo al que se le denomina la competencia de la
competencia Kompetenz kompetenz El articulado
constituye una piedra basilar o de cierre del sistema
de la justicia constitucional que amerita se analice a
través de los siguientes elementos

2.1. Concepto
El principio del Kompetenz komptenez es uno
de los temas límite del constitucionalismo que la vieja
doctrina constitucional abordó con la aparición de los
con ictos al interior de la estructura del Estado de De
recho federal dado el principio de unidad del Imperio
sobre el cual se estableció en Alemania durante el siglo
XIX y comienzos del XX Así la competencia de la
competencia de la Federación podía indicar tres cosas
a la competencia para llevar a cabo la reforma cons
titucional pero limitada por la propia Constitución
con lo cual no podían anular el modelo federal b la
capacidad para de nir por sí mismo en caso de duda
o con icto si le correspondía ejercer tal o cual compe

2 Conocer, en última y deinitiva instancia, las resoluciones


denegatorias de hábeas corpus, amparo, hábeas data y
acción de cumplimiento”.
3 Conocer los conlictos de competencia, o de atribuciones
asignados por la Constitución, conforme a ley”.
124 César Landa Arroyo

tencia a la Federación y c La potestad para realizar


actos soberanos ilimitados Sin embargo como señala
Schmi no hay ninguna competencia ilimitada si la
palabra debe conservar su sentido y designar una fa
cultad regulada de antemano por normas circunscrita
con arreglo a una gura y por lo tanto delimitada
En este contexto no es difícil construir una noción
del principio de la competencia de la competencia
constitucional desde el punto de vista normativo en el
entendido que la Constitución es un sistema racional
de normas que no solo expresa sino también crea un
orden y en el cual son fundamentales la división de
poderes y la tutela de los derechos fundamentales En
consecuencia como señala Kelsen la norma fundante
básica la Constitución es el fundamento de validez
de todas las normas pertenecientes a un mismo orden
jurídico constituye ello la unidad dentro de la multipli
cidad de esas normas Esa unidad también se expresa
diciendo que el orden jurídico es descrito en enunciados
jurídicos que no se contradicen
Pero en caso de contradicción el Tribunal Consti
tucional como intérprete supremo de la Constitución
deslinda los con ictos de los poderes constituidos y
ciudadanos entre sí en función del mandato del poder
constituyente que lo ha creado para esa función Si bien
el Tribunal Constitucional en un Estado de Derecho

148
SCHMITT, Carl, Teoría de la Constitución, Ob. Cit, pp. 366-337.
149
KELSEN, Hans, Teoría pura del Derecho, UNAM, traducción de
la segunda edición en alemán de Roberto J. Vernengo, México
D.F., 1982, p. 214.
Competencia 125

basado en la Constitución tiene una posición primor


dial en palabras de García Pelayo de interpretar y
custodiar la línea divisoria entre el poder constituyen
te objetivado en el texto constitucional y los poderes
constituidos en una democracia ello no convierte
al TC en un órgano de control e interpretación consti
tucional ilimitado
Por el contrario el Tribunal ejerce la competencia
de la competencia en tanto órgano constitucional del
Estado que ejerce sus atribuciones de control cons
titucional secundum constitutionem deslindando su
jurisdicción de la esfera de las competencias de los
demás poderes y organismos constitucionales autó
nomos Pero dentro del vértice del sistema de defensa
de la Constitución por ello nadie puede decirle al
Tribunal cuáles son sus límites lo cual no signi ca que
no los tenga sino que éstos son los que la Constitución
dice que son en unos términos cuyo sentido establece
el propio Tribunal como intérprete supremo El control
de constitucionalidad sobre el Tribunal Constitucional
es solo autocontrol Nadie puede funcionalmente con
trolar el ejercicio de sus competencias
En ese sentido se puede señalar que el Tribunal
Constitucional ha tenido oportunidad de ejercer la
competencia de la competencia de manera limitada al
pronunciarse sobre las demandas de inconstituciona

150
TOMÁS Y VALIENTE, Francisco, “La Constitución y el Tribunal
Constitucional”, en La jurisdicción constitucional. La Ley Orgánica
del Tribunal Constitucional 1979-1994, CEC, Madrid, 1995, p. 28.
151
Ibídem., p. 32.
126 César Landa Arroyo

lidad sobre la reforma constitucional parcial o total a


la Constitución de Así la primera fue contra la
Ley N que estableció la necesidad de la reforma
constitucional total y el procedimiento para la aproba
ción de la reforma constitucional mediante referéndum
popular la segunda contra la Ley N de reforma
constitucional de los artículos y la Primera Dis
posición Final y Transitoria de la misma Constitución
y la tercera contra la propia Constitución de
Sobre este último caso resulta pertinente comentar
que se inició un singular proceso de inconstitucionali
dad contra la Constitución de no contra una ley
de reforma constitucional por más de cinco mil ciuda
danos puesto que el artículo de la Constitución de
disponía que Esta Constitución no pierde su vi
gencia ni deja de observarse por acto de fuerza o cuando
fuere derogada por cualquier otro medio distinto del
que ella misma dispone En estas eventualidades todo
ciudadano investido o no de autoridad tiene el deber de
colaborar en el restablecimiento de su efectivo vigencia
De modo que los ciudadanos demandaban que
el documento de fuera declarado inconstitucional
Al respecto el Tribunal Constitucional si bien
admitió la demanda y en consecuencia asumió la com

152
LANDA ARROYO, César, Tribunal Constitucional y estado demo-
crático…, Ob. Cit., pp. 337-365.
153
STC N.º 014-2002-AI/TC (publicada el 25 de Enero del 2003).
154
STC N.º 050-2004-AI/TC (publicada el 6 Junio del 2005).
155
STC N.º 014-2003-AI/TC (publicada el 18 de Diciembre del
2003).
Competencia 127

petencia de la competencia para examinar la validez


de la propia Constitución desestimó la demanda por
las siguientes argumentos a La Constitución de
si bien tuvo un origen espurio dado que emanó del
autogolpe de Estado del de abril de también era
cierto que terminado el gobierno de su mentor Fuji
mori se inició un proceso democrático con elecciones
políticas en el marco de la norma impugnada b Todo
control de constitucionalidad requiere un parámetro
de control y en este caso no podía ser la Constitución
de en la medida que había quedado sin vigencia
con la entrada en vigor la Constitución de Cons
titución con la cual se había creado nombrado a sus
magistrados y por tanto estaba sometido el propio
Tribunal Constitucional
Más aún se señaló que No obstante si este
Tribunal Constitucional obrase como lo solicitan los
recurrentes el parámetro con el cual tendría que juz
garse a la Constitución de no podría ser otro que
los propios criterios subjetivos de quienes integramos
este Colegiado Al no encontrarse preestablecidos di
chos criterios es decir al no mostrarse objetivados sino
depender de lo que a nuestro juicio pueda ser lo bueno
o lo malo para el país la imposición de una decisión
al respecto nos devolvería en un solo acto a un pasado
oprobioso propio del Estado absolutista en el que la
justicia se administraba no sobre la base de una ley sino
conforme a los caprichos del monarca Solo que en esta
oportunidad el monarca no sería un individuo el rey
128 César Landa Arroyo

sino personas las que precisamente formamos parte


de este Tribunal
En efecto el principio de la Kompetenz kompetenz
en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional se ha
expresado como lo que es de manera limitada porque
por más vocero del poder constituyente que sea el TC
en los casos de reforma constitucional la interpretación
que ha realizado de la misma se ha encontrado reglada
y por tanto limitada por la Constitución

2.2 Contenido
Si bien el artículo de la LOTC señala que en nin
gún caso se puede promover contienda de competencia
o de atribuciones al Tribunal respecto de los asuntos
que son propios de acuerdo con la Constitución y la
presente ley El Tribunal resuelve de o cio su falta de
competencia o de atribuciones cabe señalar que dicho
artículo protege la competencia del control constitucio
nal del Tribunal como órgano constitucional político
pero sobre todo jurisdiccional Así el concepto de
jurisdicción tal como se usa en la terminología jurídica
inglesa no es sino el concepto general de competencia
aplicada a un caso especial La jurisdicción propiamen
te dicha es la competencia de los tribunales
No obstante cabe diferenciar la competencia de la
jurisdicción por cuanto desde una perspectiva pro
cesal como señala Almagro Nosete técnicamente la

156
Ibìdem., FJ. 22.
157
KELSEN, Hans, Teoría General del Derecho y de Estado, México,
UNAM, 1995, p. 107.
Competencia 129

competencia es la medida de la jurisdicción Todos los


jueces tienen jurisdicción pero no todos tienen com
petencia para conocer de un asunto La jurisdicción es
el conjunto en abstracto de las atribuciones la deter
minación en cuanto al ejercicio de estas atribuciones
se concreta conforme a reglas en la competencia para
entender de un cierto asunto con exclusión de otros
órganos jurisdiccionales La jurisdicción es el todo la
competencia parte de la jurisdicción
En ese entendido queda proscrito cuestionar la
jurisdicción del Tribunal para ejercer sus competencias
constitucionales como pretendió el Jurado Nacional de
Elecciones JNE cuando más de ocho mil ciudadanos
interpusieron una demanda de inconstitucionalidad
contra el artículo numeral del Código Procesal Cons
titucional disposición que había sido modi cada por
la Ley N a iniciativa del JNE para impedir que
los actos electorales del JNE pudieran ser revisados por
la justicia constitucional Sin embargo con la demanda
se acreditaba la veri cación del Registro Nacional de
Identidad RNIEC sobre la validez de las rmas de los
demandantes pero el JNE era renuente a certi car la
misma a pesar de tratarse de un requisito esencial del
CPC para poder admitir una demanda de inconstitu
cionalidad de las leyes ante el Tribunal Constitucional
Los miles de demandantes adujeron que hacía cin
co meses que el JNE se resistía a otorgar la certi cación

158
REQUEJO PAGÉS, Juan Luis (coordinador), Comentarios a la Ley
Orgánica del Tribunal Constitucional,Tribunal Constitucional –
Boletín Oicial del Estado, Madrid, 2001, p. 129.
130 César Landa Arroyo

de los planillones de rmas veri cados por el RENIEC


por cuanto abusando de su poder pretendía impedir
que se llevara a cabo el proceso de inconstitucionalidad
contra el artículo del CPC aún cuando los actos
electorales del JNE pudiesen violar derechos políticos
de los ciudadanos Ante una denuncia de investigación
penal de los demandantes ante el Ministerio Público
contra el Presidente del JNE Javier Enrique Mendoza
Ramírez éste dispuso remitir al Congreso de la Repú
blica mediante o cio N SG JNE el pedido
para que el Congreso procediera de conformidad con
el ejercicio de su función de control político contra el
Tribunal Constitucional y sus magistrados
Sin embargo por acuerdo del Consejo Directivo del
Congreso mediante O cio N DDP CD
CR se le informó al JNE que no es de su competen
cia bajo el argumento de efectuar sus funciones de
control político avocarse a un procedimiento previo a
la presentación de una acción de inconstitucionalidad
ya que ello afectaría los principios y derechos de la
función jurisdiccional establecidos en la Constitución
del Perú Dos días después el JNE remitió al Tribu
nal Constitucional el o cio con el cual certi caba la
validación de las rmas para el trámite de la acción de
inconstitucionalidad contra la Ley N
Este reconocimiento de los límites del Congreso
sobre el quehacer judicial quedó rati cado nuevamente
cuando el Ministerio Público rechazó la denuncia penal

159
STC N.º 0029-2006-PI/TC (publicada el 4 de Setiembre del
2007).
Competencia 131

del Jurado Nacional de Elecciones contra los magis


trados del Tribunal Constitucional por presunto delito
de prevaricato y abuso de autoridad al haber admitido a
trámite la demanda de inconstitucionalidad contra la Ley
N postulada por el Colegio de Abogados del Ca
llao Todo ello se fundaba en el supuesto hecho de que los
magistrados constitucionales habrían adelantado opinión
sobre la Ley N cuando ésta se encontraba como
proyecto en debate en la Comisión de Constitución del
Congreso y fue requerida la presencia de su Presidente
quien acompañado de otros magistrados asistieron a
declarar ante dicha Comisión del Congreso
En efecto los magistrados denunciados realizaron
comentarios al Proyecto de Ley solicitado por el Con
greso poniendo de mani esto o a conocimiento de los
congresistas la interpretación constitucional que había
desarrollado la jurisprudencia del Tribunal Constitu
cional sobre la irrevisibilidad de las resoluciones del
Jurado Nacional de Elecciones cuando se violaban los
derechos fundamentales de los ciudadanos Es decir
que el amparo electoral tenía lugar en el marco de la
interdicción de la arbitrariedad y tutela de los derechos
fundamentales

160
STC N.º 2366-2003-AA/TC (Caso Espino Espino publicado el
7 de abril del 2004); STC N.º 5854-2005-AA/TC (Caso Lizana
Puelles, publicado el 8 de noviembre del 2005) y la STC N.º
2730-2006-AA(TC (Caso Castillo Chirinos, publicado el 27 de
Julio del 2006), pero se inició y resolvió con la norma legal
anterior a la ley impugnada.
161
LANDA AROLLO, César, “Tribunal Constitucional y Jurado Nacional
de Elecciones”, En: Elecciones, Año 6, N.° 7. Lima: ONPE, no-
132 César Landa Arroyo

Por si fuera poco expedida la sentencia del Tribu


nal Constitucional declarando la inconstitucionalidad
de la Ley N Exp N PI TC el JNE for
muló denuncia penal ante el Ministerio Público contra
los magistrados que suscribieron dicho fallo pero la
Fiscalía de la Nación no le otorgó mérito para iniciar
las indagaciones penales preliminares correspondien
tes por los presuntos delitos de abuso de autoridad y
prevaricato Y es que la Constitución garantiza la di
visión y separación de los Poderes del Estado sobre el
cual reposa toda la estructura Democrática y Social del
Estado de Derecho siendo el Tribunal Constitucional
el órgano encargado del control de la Constitución y
su interpretación por ello en los procesos de incons
titucionalidad tiene la facultad de expulsar las leyes o
normas contrarias al ordenamiento legal función que
de ninguna manera puede ser entendida como una
transgresión de la ley o acto arbitrario
Ello no ha supuesto evitar las tensiones propias
del Tribunal Constitucional con el JNE en el ejercicio de
sus funciones de control constitucional pero sí rea rmar
que los procesos constitucionales están circunscritos a los
actos violatorios y no contra los órganos responsables de
los mismos De modo que la competencia de la compe

viembre 2007, pp. 119-137; asimismo, ABAD YUPANQUI, Samuel.


“Un recurso de amparo en materia electoral: Un instrumento
para la tutela de los derechos fundamentales”, en: Elecciones
Año I, N.° 1. Lima: ONPE, 2002, pp. 189-223.
162
Cfr. Ministerio Público – Fiscalía de la Nación. Ingreso N.°
177-2007, del 10 de julio del año dos mil siete, irmado por
Flor Adelaida Bolívar Arteaga, Fiscal de la Nación.
Competencia 133

tencia es un principio de carácter objetivo sobre la norma


o acto violatorio y no subjetivo sobre la responsabilidad
de los titulares que hayan expedido dichas disposiciones

2.3. Alcances
El principio de la competencia de la competencia
es un instrumento válido para interpretar y resolver los
con ictos con base en la unidad de la Constitución El
hecho de que la idea de la unidad no pueda ser realiza
da sin suras e incluso sin contradicciones es algo que
va con la propia naturaleza de un ordenamiento jurí
dico exactamente igual que con la de un ordenamiento
constitucional en el cual se re ejan situaciones de
tensión compromisos contradicciones Si bien tra
dicionalmente las interpretaciones contradictorias que
se amparan en diversos artículos constitucionales se
han debido a una aplicación segmentada y no unitaria
de la Constitución corresponde al Tribunal Constitu
cional armonizar las antinomias constitucionales en
función al principio de la unidad de la Constitución
En este entendido la competencia de la competen
cia vendría a ser un principio generador de la unidad
o integración de la Constitución para lo cual debe
asumirse que los distintos mandatos constitucionales
aseguran la división de poderes entendida tanto como

163
STERN, Klaus, Derecho del Estado de la República Federal
Alemana, Madrid, CEC, 1987, p. 292.
164
SMEND, Rudolf, Constitución y Derecho Constitucional…, ob.
cit, pp. 62 y ss. y 106 y ss; asimismo, HESSE, Konrad. Escritos
de Derecho Constitucional…, ob. cit, p. 48.
134 César Landa Arroyo

colaboración como también control y balance de pode


res Ello supone compartir de acuerdo a un principio de
con anza constitucional entre las entidades estatales y
los ciudadanos Esto último requiere que los poderes pú
blicos y organismos autónomos ejerzan sus competencias
constitucionales de manera limitada y responsable lo cual
no exime al Tribunal Constitucional a pesar de gozar de
la competencia de la competencia Lo anterior no debe
suponer reducir o debilitar sus competencias sino no
hacer política que es distinto a hacer derecho
En efecto cuando nos referimos a los alcances
del principio Kompetenz kompetenz del Tribunal
Constitucional en de nitiva no aludimos al sentido
tradicional del término como puede ser el de hacer
política sino el de hacer derecho Por eso antes bien
se trata de una concepción que nace a partir de su re
conocimiento en última instancia como vocero del
poder constituyente en la medida que es el intérprete
supremo de la Constitución Esta concepción a su vez
se encuentra determinada tanto por sus decisiones que
pueden tener efectos políticos como por la posibilidad
de someter a control constitucional las denominadas
cuestiones políticas political questions pero nunca de
o cio y siempre en el marco de la Constitución
Si bien al Tribunal Constitucional nadie le puede
plantear una contienda de competencia por cuanto es a
él a quien le corresponde resolver en única u de nitiva
instancia los con ictos de competencias entre los pode
res públicos según el artículo de la Constitución
sí ha ocurrido que frente a una sentencia de amparo
del Tribunal Constitucional el Jurado Nacional de
Competencia 135

Elecciones haya sido renuente de acatar dichos fallos


en el paradigmático Caso Castillo Chirinos
En el Caso Castillo Chirinos el Tribunal Consti
tucional resolvió declarar nula la Resolución N
JNE expedida por el JNE del de junio de
mediante la cual declaró la vacancia en el cargo de alcalde
de la municipalidad provincial de Chiclayo al señor Artu
ro Castillo Chirinos a sabiendas que la Corte Suprema de
Justicia aún no se había pronunciado en ultima instancia
en un proceso penal seguido en su contra
Así lo señaló el Tribunal Constitucional en la sen
tencia recaída en el Expediente N PA TC
que declaró fundada la demanda de amparo formulada
por dicho burgomaestre en razón a que el JNE no tuvo
en cuenta que no basta la existencia de una sentencia
penal condenatoria sino que además era necesario
que ésta hubiese alcanzado rmeza vale decir que
haya devenido en cosa juzgada a n de no vulnerar los
derechos fundamentales de la presunción de inocencia
y de la participación política reconocidos en la Consti
tución y también en los tratados internacionales sobre
derechos humanos de los que el Perú es parte obligada
Pese a conocer fehacientemente que el proceso no
había concluido y que se encontraba en trámite aún
un recurso extraordinario de nulidad ante la Corte Su
prema de Justicia el JNE decidió vacar al demandante
con lo que se violentó su derecho a la presunción de

165
TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, Informe al Congreso de la República.
(El Caso “Castillo Chirinos” en el contexto de la Jurisdicción
Supranacional), Lima, Palestra Editores, 2006, p. 361.
136 César Landa Arroyo

inocencia a participar de la vida política del país y a


ser elegido representante esto último en razón que
el Registro Nacional de Identi cación y Estado Civil
RENIEC a pedido expreso del propio JNE excluyó
al demandante del Padrón Electoral y canceló de niti
vamente la inscripción de su Documento Nacional de
Identidad por encontrarse supuestamente inhabilitado
por el Poder Judicial según lo a rmado por el JNE
A consecuencia de ello el demandante no solo no
pudo emitir su voto en las elecciones políticas presiden
ciales y parlamentarias del sino que además se le
privó de su documento de identidad impidiéndole el
ejercicio de sus derechos ciudadanos e imponiéndole la
condición de indocumentado en contra del más elemental
derecho de la persona la identidad como manifestación
de la dignidad humana
Sobre este particular el Tribunal Constitucional se
ñaló que el JNE al momento de remitir la comunicación
al RENIEC ya tenía pleno y cabal conocimiento que el
proceso seguido contra Castillo Chirinos se encontraba
en trámite ante la máxima instancia de la justicia ordi
naria y la sentencia emitida por el vocal Lara Benavides
había sido declarada nula sin que existiera sentencia
penal con calidad de cosa juzgada Es más al concluir
el proceso penal seguido contra el alcalde vacado con
fecha de mayo de se emitió la Resolución por
la que se declaró extinguida la acción penal dando por
fenecido dicho proceso y ordenando la cancelación de
los antecedentes del encausado así como el archiva
miento de nitivo de la instrucción con lo que quedó
plenamente acreditado que contra el demandante no
Competencia 137

existió sentencia penal con calidad de cosa juzgada que


sustentara la precipitada decisión del JNE
La sentencia del Tribunal Constitucional estimó
que el JNE pretendió sustentar su decisión en el artículo
del Código de Procedimientos Penales el mismo
que dispuso que el recurso de nulidad no impedía que
se cumpla la sentencia expedida desconociendo que
si bien dicho recurso no suspendía los efectos de una
resolución judicial no le concedía efectos de cosa juz
gada o rmeza por esta razón para la declaratoria de
vacancia en el cargo de alcalde no bastaba la existencia
de una sentencia penal condenatoria sino que además
era necesario que ésta hubiese alcanzado rmeza
La sentencia del Tribunal Constitucional en el
caso Castillo Chirinos consagró nalmente que “ Los
artículos 142 y 181 de la Constitución tienen por propósito
garantizar que ningún otro poder del Estado se arrogue la
administración de nitiva de justicia en asuntos electorales
Sin embargo, cuando el JNE ejerce sus funciones en abierta
contravención de los derechos fundamentales, el asunto escapa
de los contornos estrictamente electorales, tornándose en una
cuestión de relevancia constitucional directa, pues, desde ese
instante, en observancia del artículo 200 2 de la Constitución,
se reconoce el derecho al afectado de exigir jurisdiccionalmente
la protección del derecho fundamental lesionado, mediante
el proceso de amparo. Una interpretación contraria, no solo
sería atentatoria del referido artículo 200 2, sino también de
su artículo 201, reconoce a este Tribunal como el órgano de
control de la Constitución”166.

166
STC N.º 2730-2006-AA/TC FJ.4.
138 César Landa Arroyo

No obstante este fallo armonizador e integrador


de la Constitución el JNE se opuso tenazmente a que
se ejecutara la sentencia del Tribunal Constitucional
creando una situación de tensión institucional pero
sobre todo entre el Alcalde reemplazante que se afe
rraba a la resolución del JNE y el Alcalde repuesto que
se amparaba en el fallo del TC La controversia pasó
a los hechos cuando el juez de Chiclayo y el repuesto
Alcalde Chirinos con el apoyo de la fuerza pública
se disponían a ingresar al edi cio colonial sede del
palacio municipal considerado monumento histórico y
patrimonio de la Nación Finalmente éste fue saqueado
incendiado y consumido por llamas La resistencia a
la autoridad constitucional no podía haber llegado a
mayores consecuencias aunque para algunos sectores
de la opinión pública la cuestión era de dudosa claridad
aceptar la posición del TC o la del JNE
En ese falso dilema jurídico se produjo la inter
vención del Presidente de la República dado la grave
alteración de orden y bienes públicos disponiendo
declarar el estado de emergencia en la provincia de
Chiclayo mediante Decreto Supremo N
PCM de octubre del de conformidad con el
artículo de la Constitución así como también
encargar al Prefecto de la Región Lambayeque de la
cual Chiclayo es la capital para que sea la autoridad
encargada de administrar la ciudad hasta las siguientes
elecciones municipales que estaban previstas a reali
zarse en pocos días
Con lo cual ante el supuesto imprevisto de poner
en cuestión la competencia del Tribunal Constitucional
Competencia 139

le cupo al Jefe del Estado apelar a dicho estado de ex


cepción para restablecer el orden público siguiendo la
concepción decisionista de la soberanía de Schmi Por
ello se puede señalar que la suspensión de las normas
legales y diríamos de las sentencias constitucionales
en caso de excepción o de urgencia es la más pura ex
presión de la soberanía política Y es que soberano es
quien decide sobre la situación de excepción Souverän
ist, wer über den Ausnahmezustand entscheidt
No obstante la solución al caso mencionado es
la manifestación de que el principio del Kompetenz-
kompetenz en un Estado de Derecho no es absoluto
sino limitado aún cuando la decisión presidencial más
recuerda el principio absolutista hobbesiano de la auc-
toritas non verita facit legem la autoridad no la verdad
hace la ley que el restablecimiento del orden y la paz
civil kantiano a partir de reconocer y respetar los de
rechos y libertades del hombre como los consagrados
en el fallo del Tribunal Constitucional

167
SCHMITT, Carl, “Teología Política I. Cuatro capítulos sobre la
teoría de la soberanía”, En Carl Schmitt, teólogo de la política
(H. Orestes, prólogo y selección de textos), FCE, México, 2001,
pp. 23 y ss.; asimismo, CRUZ VILLALÓN, Pedro, El estado de sitio
y la Constitución, CEC, Madrid, 1980, p. 465.
Posición en el sistema de control y balance de poderes 61

Capítulo II
POSICIÓN EN EL SISTEMA DE CONTROL
Y BALANCE DE PODERES

l Tribunal Constitucional ha venido a consagrar


E la transformación del clásico modelo de división
de poderes al ocupar una posición en el sistema polí
tico del Estado constitucional orientada a realizar el
control y balance de poderes Habida cuenta que el
quebrantamiento de la separación de poderes debido
al parlamentarismo o presidencialismo se produce
debido a la falta de control del abuso de poder o
arbitrariedad de los poderes públicos pero también
actualmente privados correspondiendo a la justicia
constitucional restablecer la unidad de la norma supre
ma mediante la expulsión y o represión de los actos
violatorios al principio de control y balance de poderes
de la Constitución
Es desde una perspectiva estructural y funcional
que cabe preguntarse cuál es la posición del TC en re
lación a las entidades sujetas al control constitucional
Por eso a continuación se presenta la interrelación del
62 César Landa Arroyo

Tribunal Constitucional con los poderes públicos y pri


vados señalando alguna jurisprudencia constitucional

1. Control a los poderes del Estado


En los orígenes del constitucionalismo moderno
la experiencia norteamericana fue un espacio fecundo
para las deliberaciones sobre el sistema de control entre
los poderes que los que debía adoptarse en la Consti
tución por el nuevo gobierno de los Estados Unidos
Allí Madison señalaría que
Si los hombres fueran ángeles no sería necesario el go
bierno Si los ángeles fueran a gobernar a los hombres
no sería necesario ningún control interno o externo
sobre el gobierno En la organización de un gobierno
administrado por hombres sobre otros hombres
primero se debe permitir al gobierno controlar a los go
bernados y luego obligarle a controlarse a sí mismo La
dependencia del pueblo es sin duda el primer control
sobre el gobierno pero la experiencia ha enseñado a la
humanidad la necesidad de precauciones auxiliares
Es decir que la Constitución se concibió como
un pacto que buscaba el equilibrio entre los poderes
públicos para el logro de los objetivos de la Nación
y asegurar las libertades ciudadanas La integra
ción ente el poder entendido como el orden jurídico

80
MADISON, James, “The Federalist N.° 512”, en The Federalist
Papers, HAMILTON, Madison y Jay (ed.), The Federalist on the new
Constitution, M. Carty and Davis, Philadelphia, 1826, p. 291.
81
TRIBE, Lawrence, On Reading the Constitution, Harvard Uni-
versity Press, Cambridge— London, 1991, p. 6.
Posición en el sistema de control y balance de poderes 63

supremo y la libertad entendida como derechos fun


damentales constituirán las bases del quehacer del
Derecho constitucional y de los procesos constitucio
nales contemporáneos
Por ello la legitimidad judicial del Tribunal Cons
titucional solo es posible de obtener en el proceso de
control constitucional de los diversos actos y decisiones
de los poderes públicos y privados en aras a tutelar los
derechos fundamentales No obstante en una democra
cia el Poder Ejecutivo el Congreso y el Poder Judicial no
constituyen organismos constitucionales dóciles a las
decisiones de la justicia constitucional Por el contrario
a menudo presentan con ictos de diferente enverga
dura que ponen de mani esto la difícil tarea que debe
desempeñar dicho Tribunal para ocupar un lugar en
el sistema político de división de poderes tripartito
Cabe recordar que si bien la división del poder
como garantía de la libertad es constitutiva del Estado
democrático moderno no se puede a rmar que ac
tualmente el poder solo pueda ser racionalizado en tres
funciones legislativa ejecutiva y judicial Cabe precisar

82
PÉREZ ROYO, Javier, Tribunal Constitucional y división de
poderes (…), Ob. Cit., pp. 29 y ss, 57 y ss.; GARCÍA PELAYO,
Manuel, “El ‘status’ del tribunal constitucional”, en REDC, N.°
1, 1981, p. 20; CAPPELLETTI, Mauro, ”¿Renegar de Montesquieu?
La expansión y legitimidad de la justicia constitucional”, en
REDC, N.° 17(...), Ob. Cit., pp. 9-46; asimismo, DÍEZ MORENO,
Fernando, “El equilibrio de poderes en las relaciones entre las
Cortes Generales y el Tribunal Constitucional”, en II Jornadas
de Derecho Parlamentario, serie 4, monografías 4, Madrid,
1986, pp. 27 y ss.
83
SCHMITT, Carl, Verfassungslehre(…), Ob. Cit., p. 126.
64 César Landa Arroyo

que este sistema de división tripartita del poder que


se originó por razones históricas y políticas concretas
ha ido evolucionando en función de nuevos desafíos y
alternativas como las que dieron lugar a la tardía crea
ción de los tribunales constitucionales más de un siglo
después del establecimiento del Estado de Derecho
En tal sentido se puede afirmar que en toda
democracia y en todo tiempo tanto ayer como hoy
existen poderosas razones que sustentan la profunda
convicción y necesidad de proteger la libertad de los
hombres de las propias autoridades pertenecientes de
los clásicos poderes del Estado así como de los poderes
privados hoy tan o más poderosos que los poderes
públicos creando nuevos órganos de naturaleza cons
titucional De ahí que el control tanto de las normas
legales y judiciales como de los actos particulares que
afectan los derechos fundamentales sean materia de
impugnación y anulación ante el Tribunal Constitucio
nal quien al ejercer la función de control constitucional
ha llevado a replantear la clásica idea tripartita de la
división de poderes
Como el poder solo se detiene ante otro poder
el rol del Tribunal Constitucional de ser un órgano
de control de la Constitución y la constitucionalidad
de los poderes ha generado unas veces tensiones y
otras menos con ictos que ponen en evidencia que

84
CAPPELLETTI, Mauro, Necesidad y legitimidad de la justicia
constitucional (…), Ob. Cit., pp. 604–614; asimismo, BLUME
FORTINI, Ernesto, El proceso de inconstitucionalidad en el Perú,
Tesis para optar el Título de Magíster, MDC-PUCP, Lima, 2006,
pp. 212-214.
Posición en el sistema de control y balance de poderes 65

la implementación de los mandatos constitucionales


es una labor que requiere de una estrategia y no solo
de la solución de casos Es decir que la jurisprudencia
constitucional que se vaya edi cando debe estar en
marcada en una concepción de la posición de control
jurisdiccional que ocupa el Tribunal Constitucional en
el sistema de división de poderes
Ello es posible a partir de entender que en primer
lugar el Parlamento el Poder Ejecutivo o la Corte Su
prema no son más poderes absolutos y por tanto sus
actos son justiciables más aún cuando su legitimidad
democrática se encuentre en una profunda crisis de
con anza ciudadana y en segundo lugar que la justicia
constitucional en cuanto resuelve conforme a la Cons
titución no cuestiona la división de poderes entendida
como el balance de poderes sino que lo a rma Lo cual
no es óbice para que tempranamente se haya señalado
el peligro del gobierno de los jueces expresada en la
actualidad en el Tribunal Constitucional
Sin embargo aun cuando siempre existe el peligro
de hacer política con la justicia en el sentido de sus
tituir la labor del legislador lo que supone terminar
politizando la justicia no existen con ictos contra
sistémicos entre el Tribunal Constitucional del Perú y
los poderes públicos o privados en la medida que la

85
LAMBERT, Edouard, Le gouvernement des juges et la lutte contre
la législation sociale aux États–Unis. L´ expérience américaine
du contrôle judiciaire de la constitutionnalité des lois, Giard &
C., París, 1921, pp. 8-29.
86
SCHMITT, Carl, Das Reichsgericht als Hüter der Verfassung(…),
Ob. Cit., pp. 154 y ss.
66 César Landa Arroyo

justicia constitucional democrática adquirió particu


larmente entre los años y un alto grado de
independencia y capacidad técnica en aras del control
del poder y de la tutela de los derechos fundamentales
obteniendo consecuentemente la con anza ciudadana
Ello en mérito a que la actuación judicial del TC unas
veces moderada y otras activista se ha visto acompa
ñada de contundentes y nuevos argumentos jurídicos
Los mismos que hacen en todo caso poco discutible
su obra pero nunca desconocida por la autoridad
Logrando así a rmar su legitimidad constitucional
gracias a su juego exible con el poder y con el soporte
o crítica de la opinión pública
Por eso en el actual proceso democrático es nece
sario que además el Tribunal Constitucional refuerce
legítimamente un espacio propio de competencias
como árbitro nal de resolución de con ictos constitu
cionales no dentro del originario modelo de división
de poderes sino dentro del moderno modelo de control
y balance de poderes check and balances— Lo cual
requiere del reajuste permanente de las relaciones en
tre el Tribunal Constitucional y los poderes públicos
tarea que no es pací ca puesto que pone en tensión las
relaciones entre el Derecho y la Política

87
DE VEGA, Pedro, Jurisdicción constitucional y crisis de la cons-
titución (…), Ob. Cit., p. 417.
88
LOCKHART, KAMISAR, CHOPER, SHIFFRIN y FALLON, The american
constitution(…), Ob. Cit., pp. 140 y ss.
89
BACHOF, Otto, El juez constitucional entre derecho y política (…),
Ob. Cit., pp. 125 y ss; asimismo, PÉREZ ROYO, Javier, Tribunal
Constitucional y división de poderes (…), Ob. Cit., pp. 11-25.
Posición en el sistema de control y balance de poderes 67

En las sociedades integradas y homogéneas la


incorporación del Tribunal Constitucional al Estado de
Derecho ha logrado desempeñar un rol institucional
de balance de los poderes políticos en los modernos
regímenes democráticos sin perjuicio de que hayan
presentado algunos problemas institucionales durante
el establecimiento de la justicia constitucional en el sis
tema político Pero este proceso no es asimilable a otras
realidades si se parte de concebir que la democracia no
puede ser entendida como es un concepto uniforme
Por el contrario en las sociedades heterogéneas
complejas y desintegradas se encuentran básicamente
dos formas distintas de entenderla Así tenemos una
posición dogmática que incide en el rol y la posición
que ocupa la justicia constitucional en el sistema polí
tico basada en un absolutismo de la mayoría numérica
parlamentaria y otra relativista para la cual la defensa
de los valores de la libertad mediante la justicia cons
titucional es consustancial al sistema político En el
primer caso es fácil entender que tanto la democracia
como el Tribunal Constitucional sean solo instrumen
tos de los nes y objetivos gubernamentales y o de la
mayoría parlamentaria Mientras que para el segundo
caso el rol de la justicia constitucional se entiende
como una obra abierta y en movimiento focalizada a
limpiar de impurezas la construcción de los procesos
democráticos del Estado constitucional

90
HART ELY, John, Democracy and distrust(…), Ob. Cit., pp. 77
y ss.; asimismo, WASBY, Stephan, The Supreme Court in the
Federal Judicial System(…), Ob. Cit., pp. 342 y ss.
68 César Landa Arroyo

En efecto el TC en su rol de garante de la Consti


tución debe asegurar la participación ciudadana en los
distintos procesos de tutela de derechos fundamentales
en el marco de la Constitución No obstante en etapas
de crisis sociales y cambios políticos es necesario tomar
conciencia de las concepciones falsas de la democracia
en la actualidad ampliamente utilizadas como pantalla
engañosa para enmascarar transformaciones constitu
cionales que son democráticas solamente en el sentido
de la falsa amistad con la democracia
De allí que en sociedades desintegradas y poco
institucionalizadas la autocracia muchas veces se
convierte en abanderada demagógica de la demo
cracia populista Sustituyendo los fundamentos de la
democracia representativa por las prácticas transito
riamente e caces del orden económico y la paz social
conquistadas de facto o incluso por la democracia
plebiscitaria Por tales razones establecer una marca
da línea divisoria entre lo democrático y lo autoritario
puede hacer perder de vista que las fronteras de estos
regímenes muchas veces se superponen En efecto
en América Latina cuando a menudo las dictaduras
civiles o las dictaduras militares se han levantado en

91
ZAGREBELSKY, Gustavo, La cruciixión y la democracia (…), Ob.
Cit., p. 114.
92
LANDA ARROYO, César, Apuntes para una teoría democrática
moderna en América Latina (…), Ob. Cit., p. 126; asimismo,
BADÍA, Juan Ferrando, Democracia frente a Autocracia. Los tres
grandes sistemas políticos. El democrático, el socalmarxista
y el autoritario, Tecnos, Madrid, 1989, pp. 240 y ss.
Posición en el sistema de control y balance de poderes 69

contra de la democracia representativa lo han hecho


bajo la siguiente consigna
Abajo las instituciones viva el pueblo Éste podría ser
el lema de los demagogos de nuestro tiempo un lema
que es un arma poderosa porque asume el lenguaje de
la democracia radical y se dirige para arrollarlo contra
todo aquello Parlamento instancias y procedimien
tos de debate control y garantía que hace perder
tiempo y parece dispersar y volver vana la fuerza pura
que proviene del pueblo
Por eso en el actual proceso democrático la posi
ción del Tribunal Constitucional no puede ser analizada
desde una perspectiva dogmática o neutral frente a la
democracia sino desde una perspectiva de su defensa y
de la integración del gobierno y la oposición en función
del desarrollo de la Constitución en sentido no solo
formal sino también del orden material de sus valores
Por ello es relevante mencionar el caso del con icto de
competencia que interpuso el Poder Ejecutivo contra
el Poder Judicial por cuanto esta entidad dicto reso
luciones judiciales que desconocieron la competencia
del Ejecutivo para otorgar los permisos y licencia para
la apertura y funcionamiento de las empresas de casi
nos y tragamonedas en muchos casos estas empresas
fueron sindicadas como encubridoras de actividades
de lavado de dinero y que produjeron denuncias de
corrupción judicial

93
ZAGREBELSKY, Gustavo, La cruciixión y la democracia(…), Ob.
Cit., p. 117.
70 César Landa Arroyo

La demanda del Poder Ejecutivo solicitó que se


declare la nulidad de dichas resoluciones judiciales
por menoscabar sus atribuciones constitucionales El
Tribunal Constitucional consideró que si el proceso
competencial estaba previsto para que se interponga el
con icto constitucional entre poderes públicos a efec
tos de que el TC declare qué entidad es la competente
y disponga la nulidad de los actos violatorios no era
irrazonable que se pronunciase por la determinación
de competencia y la nulidad o anulación de las reso
luciones violatorias de la Constitución
Sin embargo es del caso precisar que no se trataba
de un con icto de competencia típico positivo cuando
dos entidades disputan por ejercer una competencia o
negativo cuando dos entidades rechazan ejercer una
competencia sino que era un con icto de competencia
atípico En efecto las resoluciones del Poder Judicial
fueron expedidas formalmente en el marco del ejercicio
regular de sus competencias judiciales pero con perjui
cio o menoscabo de las atribuciones constitucionales
del Poder Ejecutivo
Más aún si el Tribunal Constitucional ya se había
pronunciado sobre la inconstitucionalidad parcial
de la Ley N en la sentencia AI TC
y había establecido como precedente vinculante la
sentencia AA TC relativas a los casinos y

94
L EÓN V ÁSQUEZ , Jorge, versus CASTILLO CÓRDOVA, Luis, “Poder
Judicial versus Poder Ejecutivo: ¿se extralimitó el Tribunal
Constitucional en su sentencia al expediente N.° 0006-2006-
PC/TC: Caso Casinos y Tragamonedas?”, en Thémis, N.° 55,
Lima, 2008, p. 127.
Posición en el sistema de control y balance de poderes 71

tragamonedas esclareciendo la constitucionalidad e


inconstitucionalidad de algunas normas legales y actos
particulares Por ello las sentencias que se dictaron en
contravención de dichos fallos constitucionales nunca
adquirieron la calidad de cosa juzgada constitucional
y por ende no podía a rmarse que su nulidad consti
tuyera una afectación de la garantía de la cosa juzgada
y del derecho fundamental al debido proceso ambos
principios reconocidos en el artículo incisos y
de la Constitución respectivamente
Es que de la relación existente entre la Cons
titución y el proceso éste no puede ser concebido
como un instrumento de resolución de conflictos
aséptico y neutral sino en función a la realización
de determinados valores constitucionales como la
defensa de la supremacía constitucional en la lucha
contra la corrupción Pues como señaló el TC esta
aparente neutralidad procesal es una práctica propia
del positivismo formal y relativismo moral antes
bien debe entenderse como un instrumento jurídico
comprometido con la realización de valores demo
cráticos y con el respeto pleno de la Constitución y
de los derechos fundamentales
Por este motivo el TC falló disponiendo la nuli
dad de doce sentencias y la anulación de otras siete
hasta que no mediara el pronunciamiento de la Corte
Suprema en tanto órgano competente para resolver la

95
MONTERO AROCA, Juan (coordinador), Proceso Civil e Ideología.
Un prefacio, una sentencia, dos cartas y quince ensayos, Tirant
Lo Blanch, Valencia, 2005, p. 16.
72 César Landa Arroyo

inaplicación de las normas legales de conformidad con


el artículo de la Ley Orgánica del Poder Judicial
El mismo que fue con rmado por la Corte Suprema en
mayoría con los votos de los vocales Sánchez Palacios
Román Santisteban Gazzolo Villalta Salas Medina y
Rodríguez Mendoza y en contra de Pachas Ávalos y
Ferreira Vildozola
Lo anterior supuso un paso hacia la uni cación de
la jurisprudencia constitucional entre ambas cortes con
base en la Constitución y en lo dispuesto en el artículo
VI Los jueces no pueden dejar de aplicar una nor
ma cuya constitucionalidad haya sido con rmada en un
proceso de inconstitucionalidad o en un proceso de ac
ción popular Los jueces interpretan y aplican las leyes
o toda norma con rango de ley y los reglamentos según
los preceptos y principios constitucionales conforme

96
STC N.º 0006-2006-PC/TC (publicada el 22 de marzo del
2007).
97
Revisar los procesos ante la Corte Suprema de Justicia de
la República de amparo N.° 1535-2007, cumplimiento N.°
1511-2007, entre otros, en el cual el vocal RODRÍGUEZ MENDOZA
señala que: “(…) aún cuando existe controversia respecto a
si la sentencia de vista dictada de autos contiene o no materia
consultable, esta Suprema Sala debe dar cumplimiento a lo
dispuesto por el supremo intérprete de la Constitución en
la Sentencia N.° 006-2006-PC/TC, y en virtud de ello debe
pronunciarse bajo los alcances del artículo 14 de la Ley Orgá-
nica del Poder Judicial, en estricta observancia del mandato
constitucional reconocido en los incisos 1 y 9 del artículo 118
de la Constitución Política del Estado; por lo que, la resolu-
ción de fecha seis de noviembre de dos mil siete, materia de
cuestionamiento, deviene en nula, al no haber observado las
disposiciones constitucionales antes citadas” (F. 6).
Posición en el sistema de control y balance de poderes 73

a la interpretación de los mismos que resulte de las


resoluciones dictada por el Tribunal Constitucional
Finalmente cabe precisar que no es precisamente la
tarea del control constitucional de los poderes públicos
la que crea con ictos institucionales Más bien son los
peligros fundados contra los derechos y libertades
que emanan de las mismas autoridades los que dan
lugar a dicho con icto el mismo que a veces ha tenido
profundas repercusiones políticas económicas sociales
y judiciales Por ello la resolución de los con ictos de
competencia o la declaración de inconstitucionalidad
de las normas no busca sustituir la división del poder
sino que procura mediante el control jurisdiccional
asegurar el balance y el control entre los poderes

1.1. Órganos de gobierno


La justicia constitucional no solo está orientada
a controlar a los poderes públicos de acuerdo a la di
visión horizontal del poder Legislativo Ejecutivo y
Judicial sino también a controlar la división vertical
del poder mediante el examen de la constitucionalidad
de las decisiones normativas de los gobiernos locales
regionales y nacional Pero resulta necesario recor
dar sucintamente que el modelo constitucional de la
descentralización del gobierno en la Constitución de
estaba impregnado de una concepción centralis
ta y antidemocrática que vaciaba el contenido de la
naturaleza participativa y descentralista del modelo
constitucional de
De allí que con la transición democrática la pri
mera gran reforma constitucional que se implementa
74 César Landa Arroyo

el año fue el título de la descentralización del


Estado consagrando un modelo abierto y dinámico
que concibe a la descentralización como una forma de
organización democrática y política permanente de Es
tado que tiene como objetivo el desarrollo integral del
país Asimismo se concibe a la descentralización como
un proceso que se realiza por etapas de manera pro
gresiva y ordenada conforme a criterios técnicos que
garanticen una adecuada distribución de competencias
y transferencia de recursos del gobierno nacional a los
gobiernos regionales y locales
La reforma constitucional aseguró un modelo de
mocrático de organización y funcionamiento basada en
la elección de las máximas autoridades de los gobiernos
regionales y locales pero en medio de un acelerado pro
ceso de deslegitimación de las autoridades de los poderes
públicos nacionales así como también de un creciente
proceso anticentralista de las regiones del interior del
país que ha dado lugar a una tensión social que se ha
manifestado por un lado en la falta de un pacto entre las
fuerzas políticas nacional y regionales sobre los dilemas y
problemas del proceso de descentralización y por otro
parcialmente a través de procesos constitucionales so
bre las competencias y atribuciones descentralizadas
en manos del Tribunal Constitucional
Esta tarea involucra a todos los órganos estatales
de nivel nacional pero el Tribunal Constitucional cumple
un rol especial desde su posición de guardián e intérprete
supremo de la Constitución en la medida que cumple
con las funciones de paci cación ordenación e integra
ción del proceso de descentralización dentro del modelo
Posición en el sistema de control y balance de poderes 75

de Estado unitario Sus sentencias vienen desarrollando


cada una de las competencias y atribuciones que se en
cuentran con guradas en un Estado unitario y a la vez
descentralizado integrando o corrigiendo las normas del
gobierno nacional y de los gobiernos regionales y locales
en función del mandato constitucional
Como es evidente la ausencia de una segunda
Cámara en el Congreso de la República que represente
directamente los intereses regionales y locales dada la
diversidad geográ ca y etno cultural del país pone de
mani esto que el Tribunal Constitucional sea requerido
para asumir un rol como garante de la descentralización
en el con icto entre los gobiernos locales y regionales
contra el Gobierno Nacional Pero sobre la base del
comentario a algunas demandas que de manera sucinta
se pasa a exponer

1.1.1. Caso entre el Gobierno Nacional y el gobierno


regional
Con motivo del descubrimiento de reservas de gas
en la región del Cuzco el Gobierno Nacional convocó
a inversionistas extranjeros a explorar dicho recurso
gasífero los mismos que construyeron un gaseoducto
trasandino que llega hasta las costa del sur de Lima

98
CASTELLÁ ANDREU, Josep María, “La relevancia del Tribunal Cons-
titucional en la coniguración del Estado autonómico español”,
en La reforma del titolo V della costituzione e la giurisprudenza
costituzionale, Atti del seminario di Pavia svoltosi il 6-7 giugno,
E. Bettinelli – F. Rigano (editores), G. Giappichelli editore,
Torino, 2003, pp. 583-592.
76 César Landa Arroyo

En dicha zona la empresa Hunt Oil Company of Perú


L L C obtuvo el permiso para construir una planta de
licuefacción del gas de Camisea para la exportación
y el consumo interno que debía generar en el largo
plazo más de tres mil millones de dólares El anuncio
de la instalación de dicha planta desató un conjunto de
demandas locales y regionales para obtener bene cios
directos de dicha actividad económica
Motivo por el cual el Congreso aprobó la Ley N
regulando la distribución de los recursos en el
caso de la adjudicación directa de predios en el ámbito
de desarrollo de proyectos de interés nacional Para lo
cual dispuso que tratándose de predios de titularidad
del Estado ubicados en el ámbito de desarrollo de
proyectos declarados de interés nacional y necesidad
pública cuya jurisdicción sea reclamada por más de
un gobierno regional debido a un con icto limítrofe
el Gobierno Nacional mantendría la administración de
dichos predios en tanto se ponga n al con icto Es el
caso que la planta de licuefacción del gas se encuentra
en una zona de disputas limítrofes ente las Municipa
lidades de Cañete y Chincha
Por eso la ley dispuso que en los casos en que
existiesen con ictos limítrofes y el Gobierno Nacional
efectuase actos de disposición de conformidad con la
normatividad vigente luego de de nido el con icto
limítrofe la Dirección Nacional de Tesoro Público de
bía transferir al gobierno regional correspondiente un
monto igual a los ingresos que ésta hubiera percibido
producto de la venta a terceros de predios ubicados
en la zona de con icto durante la existencia del mis
Posición en el sistema de control y balance de poderes 77

mo El monto transferido al correspondiente gobierno


regional debía ser destinado a obras de impacto local
y o regional
No obstante el Presidente de la región Lima plan
teó una demanda de inconstitucionalidad contra la
mencionada ley en la medida en que la provincia de
Cañete pertenecía a la jurisdicción de la región Lima
en consecuencia en función al inciso j del numeral
del artículo de la Ley N Ley Orgánica de Go
biernos Regionales aquellos terrenos eriazos y urbanos
de propiedad del Estado debían ser administrados y
adjudicados por el gobierno regional de Lima
En ese sentido señalan que uno de dichos terrenos
es el correspondiente a las Pampas de Concón Valle
de Topara en los límites de la provincia de Cañete y
con la provincia de Chincha cuyo dominio estaba a
favor del Ministerio de Agricultura pero cuya pose
sión real recaía en terceros La importancia para el
Gobierno Nacional del terreno referido adjudicado
por venta directa a la empresa Hunt Oil Company of
Perú L L C Sucursal del Perú mediante Resolución
Suprema N EF publicada el de julio del
En tales terrenos se programó instalar la Planta
de licuefacción de gas natural provenientes de los ya
cimientos de Camisea
Los demandantes alegaban que la referida adju-
dicación del terreno mencionado era ineficaz debido
a que la entidad estatal que podía realizar dicho
acto jurídico era solo el gobierno regional de Lima
En ese sentido expidió la Ordenanza Regional N
CR RL publicada el de setiembre de
78 César Landa Arroyo

donde se declaró la Nulidad de todos aquellos actos


realizados a partir del de enero de o por reali
zarse por entes públicos o privados que pretendiesen
administrar o adjudicar terrenos urbanos y eriazos de
propiedad del Estado y cuya jurisdicción estuvieran
bajo la región Lima
Refieren que en este contexto el de abril de
la Dirección Nacional Técnica de Demarcación
Territorial de la Presidencia del Consejo de Ministros
expidió el informe Técnico N PCM DNT
DT relativo a la de nición de los límites territoriales
entre las provincias de Chincha Ica y Cañete Lima
señalando que los terrenos materia de con icto se
encontraban dentro de los límites de la provincia de
Cañete del gobierno regional de Lima En virtud del
mismo el Presidente de la República y el presidente
del Consejo de Ministros sometieron al Congreso de
la República un Proyecto de Ley que no fue aprobado
ni sometido a consideración del Pleno
El Tribunal Constitucional desestimó la deman
da de inconstitucionalidad al interpretar que la Ley
impugnada además de gozar de la presunción de
constitucionalidad no violaba precepto constitucional
concreto sino que se enmarcaba dentro del modelo del
Estado unitario y descentralizado donde el espectro de
la facultad legislativa de dictar normas legales bajo el
principio de oportunidad en materia económica es dis
crecional cuando se trata de regular a obras de interés
nacional y necesidad pública

99
STC N. º 0002-2005-AI/TC (publicada el 23 de febrero del 2005).
Posición en el sistema de control y balance de poderes 79

1.1.2. Caso entre el Gobierno Nacional y el gobierno local


A raíz de la falta de la transferencia de recursos
nancieros del Gobierno Nacional a los gobiernos lo
cales las municipalidades empezaron a incrementar el
cobro de arbitrios por el servicio de limpieza pública
seguridad ciudadana y mantenimiento de parques y
jardines sin que necesariamente se prestaran los servi
cios públicos o lo hicieran insu cientemente Por ello
ante miles de quejas la Defensoría del Pueblo planteó
una demanda de inconstitucionalidad contra diversas
ordenanzas que regulan el régimen de arbitrios munici
pales de la Municipalidad de Mira ores por considerar
que dichas normas desde su origen contenían vicios
de inconstitucionalidad por vulnerar los principios
de legalidad no con scatoriedad y capacidad contri
butiva recogidos por el artículo de la Constitución
Respecto al principio de legalidad re ere que
implica que no solo debía resguardar el instrumento que
crea el tributo sea una ley o norma con rango de ley or
denanza municipal en el caso de gobiernos locales sino
además que se cumplan las formalidades preestablecidas
por el ordenamiento jurídico para su vigencia esto es
la Ley de Tributación Municipal y la Ley Orgánica de
Municipalidades y que solo así podría a rmarse que la
ordenanza fuera válidamente emitida
Sobre la base de ello sostuvo que nueve ordenan
zas municipales del Concejo Distrital de Mira ores
que aprobaron el marco legal del régimen tributario
del distrito y los importes de arbitrios vulneraban el
principio constitucional de legalidad tributaria por
dos tipos de vicios
80 César Landa Arroyo

Por el fondo dado que en ninguna ordenanza se


aprecia que la distribución de costos en el caso del importe
de arbitrios por limpieza pública tomó como base imponible
el valor del autoavalúo en cada caso dependiendo del uso
del predio En consecuencia el autoavalúo fue el criterio
preponderante y determinante para establecer el importe
del servicio en cada supuesto siendo que éste debía ser
un criterio complementario y excepcional toda vez
que la capacidad contributiva no es lo que determina
el nacimiento de la obligación tributaria en las tasas
sino más bien la prestación del servicio
En el caso de arbitrios de serenazgo igualmente la
base imponible se estableció en función del autoavalúo
según el uso al cual se le aplicó un porcentaje de la
Unidad Impositiva Tributaria UIT Bajo los mismos
argumentos esta forma de distribución no grava el
importe en función del costo del servicio sino de la
capacidad contributiva siendo que el uso conjunto del
autoavalúo y de la UIT como criterios preponderantes
han sido proscritos por este Tribunal
En el caso de los importes por arbitrio de parques y
jardines se utilizaron los criterios de uso ubicación y
UIT privilegiándose el criterio de ubicación del predio
conforme a la cercanía de áreas verdes por lo que en
este extremo la ordenanza resulta constitucional en
un análisis abstracto Salvo que sean con scatorios en
algunos casos concretos
Por la forma en cuanto al requisito de la rati cación
por el Concejo Provincial de Lima conforme lo establece
el artículo ordinal A de la Ley de Tributación Muni
cipal Decreto Legislativo N es indudable que los
Posición en el sistema de control y balance de poderes 81

gobiernos municipales gozan de capacidad para dictar


normas jurídicas autonomía normativa como uno de
sus elementos característicos y esenciales
En el ejercicio de esta potestad y especí camente
la tributaria la Constitución no solo se centra en garan
tizar la autonomía local sino también en salvaguardar
el respeto a los derechos fundamentales de los contri
buyentes En este sentido el acto administrativo de la
rati cación es un requisito esencial para la producción
normativa de las ordenanzas distritales en materia tri
butaria local el cual regulado por el artículo tercer
párrafo de la Ley N Orgánica de Municipali
dades que señala que las ordenanzas en materia
tributaria expedidas por las municipalidades distritales
deben ser rati cadas por las municipalidades provin
ciales de su circunscripción para su vigencia
El Tribunal Constitucional entendió consecuente
mente que la rati cación es un requisito sine qua non
para la validez de la ordenanza distrital sobre arbitrios
y la publicación del acuerdo rati catorio un requisito
esencial para su vigencia solo después de cumplidos
estos dos requisitos la ordenanza distrital podía ser exi
gida a los contribuyentes En ese sentido el TC dispuso
la inconstitucionalidad de los arbitrios municipales
Finalmente a través de otros procesos de incons
titucionalidad de las normas con rango de ley o de los
procesos competenciales el Tribunal Constitucional
ha podido garantizar la subordinación de todos los
poderes públicos nacionales regionales y locales a la

100
STC N.º 0053-2004-AI/TC (publicada el 12 de agosto del 2005).
82 César Landa Arroyo

Constitución y las leyes que desarrollan sus funciones


competencias y atribuciones resguardando así el Esta
do de unitario y descentralizado En cumplimiento de
ello se han resuelto diversas controversias suscitadas
respecto a la validez de ordenanzas locales o regionales
o de las atribuciones y competencias de los gobiernos
locales gobiernos regionales y del Gobierno Nacional
en cuestiones tan diversas como la regularización del
comercio de la ropa y calzado de segundo uso en Tacna
el libre cultivo de la hoja de coca en Puno Cuzco y Huá
nuco las licencias y permisos de pesca en Moquegua
y Tumbes las exoneraciones tributarias en Ucayali los
con ictos de límites territoriales en Piura Junín Pas
co Lima entre otros Todo lo cual viene colocando al
Tribunal Constitucional como una entidad integradora
de los distintos niveles de gobierno nacional regional
y local a la Constitución para asegurar el desarrollo
nacional de forma armónica y descentralizada

1.2. Órganos constitucionales


El modelo constitucional basado en los clásicos
poderes del Estado y los tres niveles de gobierno ha re
conocido a órganos constitucionales que complementan
la división del poder en función a una nueva concepción
del poder equilibrado constitucionalmente Para lo cual
se crean órganos constitucionales como entidades de
equilibrio constitucional a los poderes clásicos con el
objeto de garantizar el control y balance de poderes
Las características principales de los órganos
constitucionales son creados de manera expresa por
el poder constituyente en la Constitución son órganos
Posición en el sistema de control y balance de poderes 83

técnicos altamente especializados son independientes


funcionalmente de los poderes del Estado los titulares
son elegidos o designados por los poderes públicos o
residualmente por gremios o entidades privadas gozan
de autonomía administrativa presupuestal y normativa
básicamente los titulares gozan de prerrogativas e inmu
nidades para la determinación de sus responsabilidades
sostienen con los poderes y gobiernos descentralizados
relaciones de coordinación y son entidades públicas con
competencias de cobertura nacional
Como los clásicos poderes del Estado deben
compartir antiguas cuotas de poder con los nuevos
organismos autónomos se generan con ictos cuando
los órganos constitucionales cumplen con sus compe
tencias colisionando con las de los poderes públicos
De allí que se produzcan críticas a dichos organismos
en relación a la falta de legitimidad democrática di
recta de la misma cuando colisiona con los poderes
tradicionales pero también se producen controversias
entre los propios organismos autónomos en cuyo caso
el Tribunal Constitucional puede ejercer el control
constitucional mediante el proceso del con icto de
competencia Ver Parte III

101
C ABALLERO O CHOA , José Luis, “Los órganos constitucionales
autónomos: más allá de la división de poderes”, en Jurídica.
Anuario del Departamento de Derecho de la Universidad
Iberoamericana, N.° 30, Universidad Iberomericana, México,
2000, pp. 153-173.
102
PORRAS NADALES, Antonio, “Conlictos entre órganos constitucio-
nales del Estado y principio de división de poderes”, en REP,
N.° 52, 1986, pp. 19-46.
84 César Landa Arroyo

Los organismos constitucionales autónomos crea


dos por el constituyente son prima facie las siguientes
A Organismos garantes de la Constitución y los de
rechos fundamentales
Tribunal Constitucional artículo de la Consti
tución
Defensoría del Pueblo artículo de la Consti
tución
B Organismos de apoyo jurisdiccional
Ministerio Público artículo de la Constitución
Consejo Nacional de la Magistratura artículo
de la Constitución
C Organismos electorales
Jurado Nacional de Elecciones artículo de la
Constitución
O cina Nacional de Procesos Electorales artículo
de la Constitución
Registro Nacional de Identidad artículo de la
Constitución
D Organismos económicos
Banco Central de Reserva artículo de la Cons
titución
Superintendencia de Banca Seguros y Administra
doras Privadas de Fondos de Pensiones artículo
de la Constitución
Contraloría General de la República artículo
de la Constitución
Estos organismos constitucionales especializados
controlan la Constitución y de enden los derechos
ciudadanos investigan el delito nombran y sancio
nan a jueces conducen las elecciones registran a los
ciudadanos e implementan las políticas monetarias y
Posición en el sistema de control y balance de poderes 85

supervisan al sistema nanciero y controlan el gasto


público en las áreas de su competencia legal de manera
autónoma pero en última instancia siempre dentro del
marco del orden constitucional
No obstante cabe mencionar que la Constitución
ha creado o reconocido a algunas instituciones expre
samente como la Academia de la Magistratura como
parte integrante del Poder Judicial artículo de
la Constitución las universidades artículo de la
Constitución o de manera innominada a las entidades
estatales que garanticen las prestaciones de salud y
pensiones artículo de la Constitución de las cuales
se puede señalar que son entidades administrativas de
relevancia constitucional directa o indirecta Es decir
que no gozan de la naturaleza y atributos jurídicos de
los órganos constitucionales autónomos o si los tienen
es en un grado mínimo
El Tribunal Constitucional siendo formalmente
también un organismo constitucional cumple una la
bor jurídica de cierre del sistema de los con ictos en un
Estado de Derecho a través del control constitucional
Particularmente mediante la resolución de los con ic
tos de competencia y atribuciones que le demanden
los órganos constitucionales en controversia por el
goce o ejercicio de sus competencias o atribuciones
constitucionales
Un caso que ejempli ca la posición especial del
TC en relación a los demás órganos constitucionales
autónomos se produjo con el proceso competencial que
presentó el Banco Central de Reserva BCR contra la
Superintendencia de Banca y Seguros y Administrado
86 César Landa Arroyo

ras Privadas de Fondos de Pensiones SBS por cuanto


ante la autorización del establecimiento del City Bank
del Perú S A a partir de la transformación del CITI
BANK N A Sucursal de Lima el BCR consideró que
dicha apertura suponía la creación de un nuevo banco
En cuyo caso la SBS estaba obligada a pedir la opinión
del BCR según disponen la Ley Orgánica del BCR la
Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de
Seguros y la Ley Orgánica de la SBS
La controversia se centró en que a juicio del BCR
jurídicamente se estaba abriendo un creando un ban
co y que la SBS al no pedirle su opinión de acuerdo
a ley estaba vulnerando su competencia constitucio
nal en tanto organismo emisor y garante de la masa
monetaria en circulación en el mercado económico y
financiero nacional Por ello la litis constitucional se
centraba en definir si era competencia constitucional
del BCR emitir una opinión previa que por cierto no
era vinculante de acuerdo a ley mientras que para la
SBS el establecimiento de dicho banco era producto
del ejercicio regular de su competencia dado que no
era un nuevo banco sino el mismo con una nueva
denominación
El Tribunal Constitucional se pronunció precisando
que estaba frente a un proceso competencial atípico
por cuanto no se trataba que dos organismos se dispu
taran una competencia con icto positivo ni que los
dos se negaran a cumplir una competencia con icto
negativo sino que uno mediante su inacción negaba
al otro el cumplimiento de una atribución con icto
por menoscabo de atribuciones Con lo cual si bien es
Posición en el sistema de control y balance de poderes 87

cierto que los típicos con ictos positivo y negativo de


competencia pueden dar lugar al proceso competencial
también lo es que cuando el artículo del CPC esta
blece que en éste pueden ventilarse los con ictos que
se suscitan cuando un órgano rehúye deliberadamente
actuaciones afectando las competencias o atribuciones
de otros órganos constitucionales Incorpora también
en su supuesto normativo a los con ictos por omisión en
cumplimiento de acto obligatorio pues no cabe duda de
que cuando un órgano omite llevar a cabo una actua
ción desconociendo las competencias constitucionales
atribuidas a otro órgano constitucional las afecta
No se trató pues de la disputa por titularizar o no
una misma competencia sino de aquella que se suscitó
cuando sin reclamarla para sí un órgano constitucio
nal por omitir un deber constitucional o de relevancia
constitucional afectó el debido ejercicio de las compe
tencias constitucionales de otro Y justamente en este
último supuesto señaló el Tribunal Constitucional que
se encontraba el presente caso el BCR no acusaba a la
SBS de haberse arrogado la competencia de emitir una
opinión previa a la autorización o denegación de la
transformación de una sucursal de empresa nanciera
extranjera en una empresa constituida en territorio
peruano sino de desconocer que dicha competencia
existía y consecuentemente demandaba a la SBS por
haber menoscabado sus competencias constitucionales
al omitir solicitarle la referida opinión previa

103
GÓMEZ MONTORO, Ángel, El conlicto entre órganos constitucionales,
Centro de Estudios Constitucionales, Madrid, 1992, p. 405.
88 César Landa Arroyo

En consecuencia el TC dispuso declarar fundada


la demanda de con icto competencial en la parte en la
que se solicitaba a la SBS recibir opinión previa BCR en
los procedimientos de autorización de transformación
de la sucursal de una empresa del sistema nanciero
del exterior Pero dicha disposición debía ser exigida
a futuro en todos los casos

2. Control de los poderes privados


El sistema constitucional se ha basado clásicamente
en una división horizontal o vertical del poder en fun
ción a que de esta forma se garantizaba los derechos y
libertades de las personas Ello supuso que en la lógica
de la división del poder del Estado y de la sociedad el
pensamiento liberal se fundó en la presunción de que
el Estado era un mal necesario dado que las personas
en sociedad constituían el espacio natural y en conse
cuencia el fundamento de realización de los derechos
de las personas Sin embargo la transformación del
Estado de Derecho liberal hacia un Estado social de
Derecho expresó el reconocimiento de que el control
del poder del Estado no era su ciente para garantizar
los derechos y libertades clásicos pero sobre todo los
nuevos derechos sociales y económicos en la medida
que el control y la regulación de los poderes privados
se convertía en la manifestación contemporánea del
sistema constitucional y democrático

104
STC N.º 00005-2005-CC/TC (publicada el 20 de abril del 2006).
Posición en el sistema de control y balance de poderes 89

El Tribunal Constitucional ha surgido como un


organismo de los excesos de los poderes públicos
pero también privados tanto cuando violan derechos
fundamentales como cuando violan el principio de
supremacía constitucional Por un lado en relación a la
tutela de los derechos fundamentales se considera que
el Tribunal Constitucional ocupa un rol de protector
de dichos derechos sobretodo frente al Estado Pero
ello no es óbice en el modelo constitucional peruano
para que dada la fuerza normativa de la Constitución
también irradie a las relaciones entre los particulares
reconociendo que las relaciones jurídicas entre los
mismos se fundan en realidades asimétricas lo cual no
debe llevar a desconocer el principio de autonomía de
la voluntad de los contratantes sino integrarla dentro
de la e cacia de los derechos fundamentales frente
a terceros ver Primera Parte II b Es aquí
precisamente en donde el TC adquiere una posición
arbitral de guardián de los derechos ciudadanos y a
su vez garante del respeto del ordenamiento jurídico
constitucional y legal
Por otro lado en cuanto a la protección de la su
premacía constitucional le corresponde al Tribunal
Constitucional asegurar que la norma suprema pre
valezca sobre las normas de inferior jerarquía pero el
sistema de jurisdicción constitucional ha previsto los
supuestos típicos de llevar a cabo este control norma
tivo sobre normas legales que son expedidas por los
poderes públicos y gobiernos regionales y locales Sin
embargo no se ha previsto constitucionalmente ni en
el Código Procesal Constitucional expresamente la
90 César Landa Arroyo

posibilidad de que el TC pueda controlar las normas


de entidades particulares cuando éstas contengan
disposiciones de carácter inconstitucional sin embar
go incidentalmente el Tribunal Constitucional la ha
incorporado temática que ya se ha planteado en la
doctrina nacional
Ello es factible sobre la base del supuesto de que
una asociación privada tenga un estatuto de organiza
ción funcionamiento y o sanciones que viole derechos
fundamentales de los asociados en función del cual se
expulsa a un asociado por ejemplo En cuyo caso el
agraviado podría entablar una demanda de amparo
con el propósito de solicitar que el juez constitucional
declare inaplicable dicha norma estatutaria por cuanto
le afecta no solo el acto de separación o sanción sino
que éste se basa en una disposición estatutaria contraria
al derecho fundamental a la libertad de asociación de
bido proceso o legalidad de las infracciones y sanciones
En consecuencia la autonomía de la voluntad no
está ni debe estar ajena o desvinculada de la supre
macía constitucional en tanto se violen los derechos
fundamentales En efecto el Tribunal Constitucional
ha recordado que el segundo párrafo del artículo

105
STC N.º 0637-2006-AA/TC (publicada el 30 de julio del 2008);
STC N.º 00537-2007-AA/TC (publicada el 16 de Febrero del
2009); STC N.º 2868-2007-PA/TC (publicada el 10 de Noviem-
bre del 2008).
106
MENDOZA ESCALANTE, Mijail, “Las normas privadas y el problema
de su control de constitucionalidad”, en Derecho Procesal
Constitucional, S. Castañeda (coord.), tomo I, Jurista editores,
Lima, 2004, pp. 431-467.
Posición en el sistema de control y balance de poderes 91

de la Constitución otorga a los jueces la facultad de


realizar el control difuso de la constitucionalidad de
las normas por lo que las normas no solo legales sino
también privadas o particulares que sean contrarias a
los derechos constitucionales prima facie podrían ser
inaplicadas en cada caso concreto
Ése es el caso de unos recurrentes que interponen
demanda de amparo contra el Sindicato de Choferes y
Transportistas del Cusco solicitando la nulidad de la
reforma de los estatutos del sindicato por considerar
que lesionan sus derechos a la igualdad asociación
petición y debido proceso En la medida que prohí
ben ser socios a quienes sean deudores del sindicato
tengan procesos judiciales sean mayores de años o
jubilados de las fuerzas policiales u otras instituciones
si la expulsión la determina la Asamblea General se
prescinde de cualquier otro procedimiento asimismo
se establecen como faltas realizar denuncias policiales
o judiciales contra el sindicato a sabiendas que son
falsas o no hayan sido probadas así como otras no
previstas y que se adecuen a una falta grave entre
otras disposiciones
El control difuso es un acto complejo y por ello
requiere la veri cación de los siguientes presupuestos
según el primer párrafo del artículo VI y el artículo del
Código Procesal Constitucional a Que en el proceso

107
MENDOZA ESCALANTE, Mijail, “El control de constitucionalidad de
las normas estatutarias privadas en el ordenamiento jurídico
peruano”, en Derecho Procesal Constitucional, S. Castañeda
(coord.), tomo I, Jurista editores, Lima, 2004, pp. 469-487.
92 César Landa Arroyo

constitucional el objeto de impugnación sea un acto


que constituya la aplicación de una norma inconstitu
cional b Que la norma a inaplicarse tenga una relación
directa con la resolución del caso y c Que la norma a
inaplicarse resulte evidentemente incompatible con la
Constitución luego de haberse acudido a interpretarla
de conformidad con la misma
En consecuencia el Tribunal Constitucional señaló
que se con guraba una discriminación toda vez que
el trato desigual a los asociados mayores de años
excluirlos por el solo hecho de su edad no se funda
ba en causas objetivas y razonables en consecuencia
devino en un trato constitucionalmente no permitido
Asimismo era incompatible con la Constitución que
ante la expulsión determinada por la Asamblea General
se prescinda de cualquier procedimiento previo donde
se ejerza el derecho de defensa nalmente también
declaró inconstitucional que se sancione a los asociados
por entablar demandas judiciales o realizar denuncias
policiales

108
STC N.º 03843-2008-PA/TC (publicada el 9 de julio del 2009).
Naturaleza del Tribunal Constitucional 15

Capítulo I
NATURALEZA DEL TRIBUNAL
CONSTITUCIONAL

l Tribunal Constitucional tiene una posición central


E en el desarrollo del Derecho procesal constitucio
nal en tanto es el producto institucional más elaborado
de la originaria justicia constitucional y posterior
jurisdicción constitucional Si bien el rol que le corres
ponde al Tribunal Constitucional se desprende de la
Constitución y su Ley Orgánica básicamente no es
menos cierto que en la medida que la norma suprema
es incompleta e inacabada por estar sometida a cambios
históricos es precisamente a través de la jurisprudencia
constitucional de causas difíciles desde donde se puede
per lar su naturaleza
Cualquier intento que pretenda precisar la natura
leza del Tribunal Constitucional no puede soslayar que
se está frente a un órgano que no puede ser comprendi
do únicamente a partir de las funciones normativas que
la Constitución le asigna ni tampoco tomando como
punto de partida solo el régimen jurídico constitucional
16 César Landa Arroyo

que lo regula La razón de lo anterior se debe a que


el positivismo constitucional basado exclusivamente
en el texto normativo es insu ciente para valorar la
praxis de la justicia constitucional También el neopo
sitivismo constitucional asentado exclusivamente en
la jurisprudencia es insu ciente para comprender su
rol en el proceso histórico social y político
No obstante cabe señalar que el Tribunal Consti
tucional en la Constitución peruana de pese a su
carácter jurisdiccional no se ubica dentro de la estruc
tura y organización del Poder Judicial por el contrario
la Constitución le dispensa un régimen constitucional
propio previsto en el Título V que está referido a las
garantías constitucionales Esto responde por un lado a
la necesidad de otorgarle mayor autonomía e indepen
dencia en relación con el Poder Ejecutivo Legislativo
y Judicial y demás órganos constitucionales que son
objeto de control por otro lado también se debe y
esto es lo más importante a su especial posición en el
esquema con gurado por el principio constitucional
de división de poderes en el Estado Constitucional que
lo ubica como supremo guardián de la Constitución
y por tanto eventualmente vocero del poder consti
tuyente

1
DE VEGA GARCÍA, Pedro, “El tránsito del positivismo jurídico al po-
sitivismo jurisprudencial en la doctrina constitucional”, en Teoría
y Realidad Constitucional, N.° 1, 1998, UNED, Madrid, pp. 65-87.
2
FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ, José, La justicia constitucional europea
ante el siglo XXI, Tecnos, Madrid, 2002, p. 50.
3
LEIBHOLZ, Gerhard, Problemas Fundamentales de la Democra-
cia Moderna, Instituto de Estudios Políticos, Madrid, p. 148.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 17

En ese sentido se puede señalar que su naturaleza


es compleja en tanto que puede ser caracterizado
como órgano constitucional como órgano jurisdic
cional y como órgano político

1. Órgano constitucional
Los órganos constitucionales se caracterizan
porque cuentan con un reconocimiento y configura
ción que les viene dado directamente por el propio
constituyente en la Constitución Ésta no se limita
a la simple mención aislada de sus funciones o
competencias sino que ella misma establece su com
posición su estructura los procesos constitucionales
sus competencias los mecanismos y requisitos de
elección de sus magistrados las incompatibilidades
e inmunidades de los mismos la legitimidad activa
en el proceso de inconstitucionalidad contra normas
legales y los efectos de sus sentencias entre otros Es
decir reciben de la Constitución todos los atributos
esenciales de su condición y posición en el sistema
constitucional Sin embargo esto no impide que el le
gislador pueda completar a través de su ley orgánica
los elementos no esenciales o complementarios o en
defecto de éste el propio Tribunal Constitucional llene
los vacíos o las lagunas de las mismas
Si bien la regulación constitucional es una carac
terística exclusiva pero no excluyente que identi ca a
los clásicos poderes del Estado a éstos poderes funda
mentales del Estado de Derecho también se incorpora
a la misma al Tribunal Constitucional en tanto vocero
del poder constitucional No el único pero si el último
18 César Landa Arroyo

para declarar la validez constitucional de las normas


jurídicas actos de gobierno o resoluciones de los
poderes del Estado y de los actos privados de los
ciudadanos en un Estado de Derecho que se basa
en la Constitución antes que en la ley Ello en modo
alguno anula o subordina las funciones del Congreso
del Poder Ejecutivo del Poder Judicial o la autonomía
de la voluntad de los particulares sino que ante el
fracaso del Estado de Derecho basado en la ley se
requiere en el Estado Constitucional de un ente de
control especializado que tenga la legitimidad for
mal de ejercer un poder constitucional para llevar a
cabo el control constitucional
Este es el caso del Tribunal Constitucional peruano
Por ello la Constitución se refiere al Tribunal como
el órgano de control de la Constitución artículo
Al respecto cabe precisar que la tarea del control del
Tribunal Constitucional no está referida a controlar
a la propia Constitución sino a controlar las normas
jurídicas o actos de gobierno de los poderes del Esta
do y de los actos privados de los ciudadanos a partir
de la Constitución Esto quiere decir que la norma
suprema en tanto obra del poder constituyente
no es objeto de control en sí misma por un órgano
constituido por él sino objeto de defensa o protección
frente a los ataques contra la misma En consecuen
cia el juez constitucional ya no es solamente un fiel

4
GARCÍA-PELAYO, Manuel, “El ‘status’ del Tribunal Constitucional”,
en Revista Española de Derecho Constitucional, vol. 1, N.° 1,
1981, pp. 11-34.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 19

vigilante de la aplicación de la ley sino que es el


encargado de hacer cumplir a los poderes y demás
órganos constitucionales el ordenamiento formal y
material de la Constitución
Para tal n la Constitución prevé que el Tribunal
Constitucional goza de autonomía e independencia en
las materias que son de su competencia artículo

1.1. Independencia
El clásico modelo del Estado de Derecho fun
dado en la ley se basó en el principio según el cual
toda sociedad en la cual la garantía de los derechos
no está asegurada ni la separación de poderes de
terminada no tiene Constitución artículo XVI de
la Declaración de los Derechos del Hombre y del
Ciudadano Es importante tener presente que
no solo entonces sino también en la actualidad la
división del poder es una garantía esencial para la
protección de las libertades democráticas porque el
poder que no se divide sino que por el contrario se
concentra en una sola autoridad tiende a ejercerse
de manera arbitraria
Pero el tránsito hacia el Estado de Derecho basado
en la Constitución ha signi cado transformar el princi
pio de separación de poderes en el de control y balance
de poderes en la medida que el Estado contemporáneo
demanda de controles recíprocos para el mejor desarro
llo de las funciones estatales De allí que en un sistema
democrático le corresponda al Tribunal Constitucional
desempeñar la función de control constitucional a n
20 César Landa Arroyo

de garantizar la división y balance de poderes así


como la protección de los derechos fundamentales
En consecuencia como el Tribunal Constitucional
tiene la función básica de controlar la constituciona
lidad de los actos de los poderes del Estado y de los
particulares el constituyente reclama la exigencia
material que el Tribunal Constitucional sea un órgano
jurídicamente independiente y autónomo frente a los
poderes públicos y privados tanto desde el punto de
vista del ejercicio de sus competencias como de la or
ganización interna del mismo Requisito que se erige
sobre el presupuesto de que todos los órganos consti
tucionales tienen el mismo rango jurídico público de
donde se desprende que las relaciones entre ellos en
ningún caso puedan concebirse en términos de supra
y subordinación política
Si bien no existe una supremacía institucional entre
las instituciones ello no es óbice para se produzca una
supremacía funcional del Tribunal Constitucional a n

5
CAPPELLETTI, Mauro, “¿Renegar de Montesquieu? La expansión
y legitimidad de la justicia constitucional”, en REDC, N.° 9,
Madrid, 1985, pp. 9-46; SCHNEIDER, Hans-Peter, “Jurisdicción
constitucional y separación de poderes”, en REDC, N.° 5,
CEC, Madrid, 1982. pp. 35-61; asimismo, PÉREZ ROYO, Javier,
Tribunal Constitucional y división de poderes, Tecnos, Madrid,
1988. pp. 11 y ss.
6
H ÄBERLE , Peter, La libertad fundamental en el Esta-
do Constitucional, Fondo Editorial de la PUCP
Lima, 1997, p. 432.
7
REQUEJO PAGÉS, Juan Luis, Comentarios a la Ley Orgánica del
Tribunal Constitucional. Tribunal Constitucional, Boletín Oicial
el Estado, Madrid, 2001, p. 70.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 21

de restaurar el equilibrio democrático entre los pode


res y con la ciudadanía cuando interpreta y expulsa
una norma acto o decisión de los poderes públicos o
privados por ser contrarios a la Constitución Es de
cir no se trata que el Tribunal quiebre el principio de
separación de poderes sino que a rme el del control
y balance de poderes a través del control constitucio
nal que el poder constituyente le ha conferido Para
lo cual la independencia es un rasgo esencial de un
órgano constitucional autónomo máxime si tiene el
rol de defensor de la Constitución frente a los poderes
públicos y privados
La independencia del Tribunal Constitucional
también encuentra sustento en que todo el poder en
una democracia emana del pueblo y sus autoridades
la ejercen con las responsabilidades y limitaciones
que la Constitución y la ley establecen artículo
De esto último se colige que todos los poderes y
órganos constitucionales están legitimados demo
cráticamente de forma directa o indirecta pero sobre
todo que se encuentran en una posición equidistante
de subordinación en relación a la Constitución Nor
ma suprema que irradia su fuerza normativa a todos
los poderes públicos y también privados integrando
sus actos a los valores y reglas constitucionales a
través del Tribunal Constitucional en virtud de lo
cual ocupa una posición de primus inter pares entre
los poderes públicos

8
PEREZ TREMPS, Pablo, Tribunal Constitucional y Poder Judicial,
Centro de Estudios Constitucionales, Madrid, 1985, pp. 223-255.
22 César Landa Arroyo

Ello es así en la medida que en un Estado de


Derecho moderno basado en la Constitución el Tribu
nal Constitucional es el órgano de cierre del sistema
político y jurídico en mérito de lo cual es el supremo
intérprete de la Constitución para la resolución de
los con ictos constitucionales de su competencia De
modo que la independencia constitucional y política del
Tribunal Constitucional es orgánica y funcional Esto
quiere decir que el Tribunal Constitucional pertenece a
la estructura ordinaria del Estado pero no en relación
de dependencia de algún poder del Estado sino que no
obstante que su Ley Orgánica y la elección de sus ma
gistrados sean dictadas y realizadas respectivamente
por el Congreso el poder constituyente ha garantizado
expresamente en la Constitución su independencia
Aunque la mejor garantía de la independencia del
Tribunal Constitucional es su subordinación a la Cons
titución para lo cual la autonomía procesal cumple
un rol esencial

1.2 Autonomía
El poder constituyente al consagrar la independen
cia del Tribunal Constitucional en su relación con los
demás poderes y órganos constitucionales del Estado
también le reconoce como contrapartida la legitimidad
constitucional para gozar de autonomía Por cuanto no
hay independencia si no se garantiza la autonomía
en efecto para cumplir sus competencias de control

9
LUCAS VERDÚ, Pablo, Curso de Derecho Político, vol. IV, Tecnos,
Madrid, 1984, p. 828.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 23

constitucional de los poderes públicos y privados debe


gozar de autonomía no solo en su organización y fun
cionamiento administrativo sino también y esto es
realmente lo importante en lo jurisdiccional para lo
cual gozar de la autonomía normativa es indispensa
ble en concordancia con la Constitución y la ley Con
esa triple autonomía administrativa jurisdiccional y
normativa el Tribunal Constitucional puede ejercer
su función de control constitucional dada su especial
naturaleza y posición dentro de nuestro ordenamiento
jurídico como supremo guardián de la Constitución
La autonomía en el Derecho constitucional en
cuentra su raíz en el derecho objetivo establecido en
el sistema de fuentes del Derecho donde no solo las
normas sino también la jurisprudencia de manera
subsidiaria se constituyen en fuente de irradiación
del Derecho procesal constitucional Entonces la
autonomía es tanto un atributo de un poder u orga
nismo independiente de dotarse a sí mismo de un
ordenamiento jurídico como es el caso del Tribunal
Constitucional que debe cumplir sus nes de control
constitucional con las limitaciones y responsabilidades
que la propia Constitución y las leyes establecen
Las implicancias de reconocer la triple autonomía
del Tribunal Constitucional administrativa jurisdic

10
RODRIGUEZ-PATRÓN, Patricia, La potestad reglamentaria del
Tribunal Constitucional, Iustel, Madrid, 2005, p. 37.
11
KELSEN, Hans, Teoría General del Estado, Editora Nacional,
México, 1972, pp. 237-238; asimismo, GARCÍA DE ENTERRÍA,
Eduardo – FERNÁNDEZ, Tomás-Ramón, Curso de Derecho
Administrativo I, Civitas, Madrid, 1981, pp. 250-251.
24 César Landa Arroyo

cional y normativa tienen una clara incidencia en su


status no solo como órgano constitucional sino también
como órgano jurisdiccional y político En efecto en el
marco de un Estado constitucional y democrático de
Derecho la autonomía normativa en última instancia
es la más compleja y a su vez imprescindible para el
quehacer de la justicia constitucional
La autonomía normativa puede ser interna y exter
na La interna se expresa en el principio de la potestad
reglamentaria del Tribunal Constitucional que no es
otra cosa que la capacidad de auto regulación adminis
trativa a través de su Reglamento a n de coadyuvar
orgánica y funcionalmente a cumplir a cabalidad con
los nes que la Constitución y el Código Procesal Cons
titucional han dispuesto Así lo dispone el artículo de
la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional Ley N
El Tribunal puede dictar reglamentos para su
propio funcionamiento así como sobre el régimen de
trabajo de su personal y servidores dentro del ámbito
de la presente Ley Dichos reglamentos una vez apro
bados por el pleno del Tribunal y autorizados por su
Presidente se publican en el Diario O cial El Peruano
La autonomía normativa externa tiene como propó
sito regular la actividad de los operadores de la justicia
constitucional reglamentar los procesos constituciona
les ante los vacíos o de ciencia de la ley los alcances del
control constitucional y de la interpretación constitucio
nal en de nitiva normar secundum legem las garantías

12
RODRIGUEZ-PATRÓN, Patricia, La potestad reglamentaria del
Tribunal Constitucional…, Ob. Cit., pp. 161-166.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 25

del debido proceso y la tutela jurisdiccional adjetiva y


sustantiva Para lo cual el artículo III del Título Prelimi
nar del Código Procesal Constitucional señala que
el juez y el Tribunal Constitucional deben adecuar la
exigencia de las formalidades previstas en este Código
al logro de los nes de los procesos constitucionales
De este modo se reconoce normativamente la
ductilidad de las normas procesales para lo cual el
Tribunal Constitucional goza de la potestad de adaptar
las exigencias formales previstas en el Código Procesal
Constitucional con el objeto de alcanzar los nes de los
procesos constitucionales que de conformidad con el
artículo II del Título Preliminar del Código Procesal
Constitucional son los de garantizar la primacía de
la Constitución y la vigencia efectiva de los derechos
constitucionales
De estas disposiciones se colige la autonomía
procesal del Tribunal Constitucional en la medida
que reconocen a su favor la potestad auto organizati
va y funcional del Tribunal Constitucional así como
la potestad normativa de adaptar las formalidades
contempladas en el Código Procesal Constitucional y
en particular en los códigos procesales adjetivos que
se aplican supletoriamente cuando ello sea necesario
para dar cumplimiento a los nes esenciales de los
procesos constitucionales Al respecto se ha señalado
lo siguiente

13
LANDA ARROYO, César, “La autonomía procesal del Tribunal
Constitucional”, LEÓN VÁSQUEZ, Jorge, “El Tribunal Constitucio-
nal y la coniguración de su Derecho Procesal”, MENDOZA, Mijail,
26 César Landa Arroyo

podríamos cali car la autonomía procesal como el


perfeccionamiento jurisdiccional que de su regulación
procesal realiza el TC más allá de los métodos conven
cionales de interpretación e integración del Derecho
cuando éstos se revelan insu cientes dada la espe
cialidad del proceso constitucional A través de ella
el TC en el seno de procesos concretos crea reglas y
principios procesales generales más o menos estables
de acuerdo con consideraciones de oportunidad
Sin embargo dicha autonomía que no es autarquía
le con ere al Tribunal Constitucional un importante
grado de libertad y responsabilidad al momento de
de nir subsidiariamente a la ley su derecho procesal
permitiéndole desarrollar principios con pretensión de
generalidad a través de la doctrina jurisprudencial y
los precedentes vinculantes stare decisis de modo que
puedan ser aplicados a casos similares posteriores
En suma si bien delimitar con precisión el conte
nido de lo que se ha venido a llamar autonomía procesal
no es un tarea sencilla podemos considerar como rasgo
característico de la misma el que esté reservada al Tri
bunal Constitucional en tanto intérprete supremo de la
Constitución En virtud de la cual ante las antinomias y

“La autonomía procesal constitucional”, ASTUDILLO, César “Doce


tesis en toro al Derecho Procesal Constitucional”, en Justicia
Constitucional, Año 8, N.° 4, Especial: Autonomía procesal del
Tribunal Constitucional, Lima, 2006, p. 384.
14
RODRIGUEZ-PATRÓN, Patricia, La “autonomía procesal” del Tri-
bunal Constitucional, Civitas, Madrid, 2003, p. 141.
15
MORAL SORIANO, Leonor, El precedente judicial, Marcial Pons,
Madrid, 2002, p. 269.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 27

lagunas del Derecho el Tribunal tendrá la posibilidad


de desarrollar o reconstruir las normas constitucionales
sustantivas o procesales objeto de aplicación cuando los
métodos tradicionales de interpretación e integración del
Derecho se demuestren insu cientes para llevar a cabo las
tareas que le son propias en el ejercicio de sus funciones
como supremo intérprete de la Constitución y en última
instancia como vocero del poder constituyente
Tales funciones rea rman la misión tutelar del Tri
bunal Constitucional de garantizar los nes esenciales
de los procesos constitucionales Pero es pertinente
señalar que además de orientar materialmente la labor
interpretativa e integradora del Tribunal Constitucio
nal dichos nes constitucionales se con guran como
límites propios de su autonomía procesal Así l a
posición del TC como órgano constitucional y Tribunal
especial no solo resulta ser el origen de la libertad de

16
Para Guastini, “(...) el sistema jurídico presenta una antinomia
cada vez que un caso concreto es susceptible de dos diver-
sas y opuestas soluciones con base en normas presentes
en el sistema. Hay que insistir en que una antinomia es un
conlicto entre normas y no entre disposiciones normativas”;
y asimismo, “(...) el sistema presenta una laguna siempre que
un caso concreto no pueda ser resuelto de ningún modo sobre
la base de normas preexistentes en el sistema”. Al respecto,
ver: GUASTINI, Ricardo, Estudios sobre la interpretación jurídica,
Porrúa, México, 2003, pp. 71 y ss.
17
RUBIO CORREA, Marcial, La interpretación de la Constitución
según el Tribunal Constitucional, Fondo Editorial de la PUCP,
Lima, 2005, pp. 379-454; asimismo, GARCÍA DE ENTERRÍA, Eduar-
do, La Constitución como norma y el Tribunal Constitucional,
Civitas, Madrid, 1985, pp. 197-205.
28 César Landa Arroyo

mostrada en la con guración de su Derecho procesal


sino que también ha de ser la principal fuente que de
termine sus límites

2. Órgano jurisdiccional
El hecho que el Tribunal Constitucional en la
Constitución peruana no esté comprendido como un
órgano del Poder Judicial no le priva de su carácter
de órgano jurisdiccional En efecto la Constitución
artículo establece que el Tribunal es el órgano de
control de la Constitución En ese sentido asume la fun
ción constitucional de velar por el cumplimiento del
principio jurídico de supremacía de la Constitución
así como la plena vigencia y e cacia de los derechos
fundamentales a través del control jurisdiccional au
tónomo e independiente
Esta función de administrar justicia constitucio
nal le viene atribuido al Tribunal en la medida que la
Constitución artículo le reconoce la competencia
para conocer en instancia única los procesos de in
constitucionalidad contra las normas legales conocer
en última y de nitiva instancia las resoluciones judi
ciales denegatorias de los procesos constitucionales
de hábeas corpus amparo hábeas data y la acción de
cumplimiento y nalmente conocer los con ictos de
competencia

18
RODRÍGUEZ-PATRÓN, Patricia, La “autonomía procesal” del Tri-
bunal Constitucional…,Ob. Cit., p. 157.
19
LANDA ARROYO, César, Tribunal Constitucional y Estado demo-
crático, Palestra Editores, Lima, 2da. ed., 2003, pp. 341-342.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 29

El Tribunal Constitucional resuelve en forma de


sentencia con arreglo a normas preestablecidas y en
un proceso contradictorio sobre las pretensiones for
muladas en una demanda que interponen las partes
legitimadas De aquí que los instrumentos procesales
de la acción jurisdicción y proceso sean válidos en sus
tareas de control constitucional pero en función de
los nes de los procesos constitucionales subjetivos y
objetivos
En efecto los derechos fundamentales en sentido
subjetivo y objetivo deben ser garantizados por la
jurisdicción constitucional como bien señala Zagre
belsky “en el proceso constitucional parecen estar dos
distintos tipos de bienes jurídicos objeto de tutela los
derechos constitucionales y la constitucionalidad del
derecho objetivo Sobre la base de dicho presupuesto
se analizan los elementos que caracterizan al Tribunal
Constitucional como un órgano jurisdiccional por
excelencia

2.1. Acción
Es el derecho fundamental de activar la función
jurisdiccional del Estado se puede señalar que consti
tuye el punto de arranque de cualquier proceso judicial

20
ZAGREBELSKY, Gustavo, “¿Derecho Procesal Constitucional?”,
en Revista Peruana de Derecho Procesal IV, Librería Jurídica
Alhuay – Jemafy Editores, Lima, 2001, p. 409.
21
MONTERO AROCA, Juan, Introducción al Derecho procesal. Ju-
risdicción, acción y proceso, 2da. ed., Tecnos, Madrid, 1979,
p. 78.
30 César Landa Arroyo

pero con particularidades propias que la Constitución


le imprime en los procesos constitucionales como ha
sido desarrollado por el Tribunal Constitucional a tra
vés de la gura del litisconsorte facultativo el
partícipe así como la legitimidad procesal activa de
los Colegios Profesionales en los procesos de inconsti
tucionalidad de las normas legales
La incorporación de la gura del litisconsorte
facultativo por parte del Tribunal Constitucional tuvo
lugar en el marco de un proceso de inconstitucionalidad
instaurado por el Presidente de la República contra
una Ordenanza Regional Exp N AI TC
puesto que integrantes del Congreso de la República
solicitaron ser incorporados en dicho proceso como
litisconsortes facultativos
Luego de constatar que el Código Procesal Consti
tucional no establece expresamente la institución del
litisconsorte facultativo en el proceso de inconstitucio
nalidad el Tribunal Constitucional en ejercicio de su
autonomía procesal declaró ser competente para cubrir
dicha laguna de la legislación procesal Habida cuenta
que ante un proceso eminentemente público como la
declaración de inconstitucionalidad de una ley no es
lógico aplicar supletoriamente el Código Procesal Civil
previsto para las relaciones entre particulares
Por cuanto la declaración de inconstitucionalidad
es el proceso constitucional por excelencia que no se
condice con las reglas del principio dispositivo de las
partes del Código Procesal Civil al punto que ad
mitida la demanda y en atención al interés público
de la pretensión discutida el Tribunal Constitucional
Naturaleza del Tribunal Constitucional 31

impulsará el proceso de o cio con prescindencia de la


actividad o el interés de la partes El proceso solo ter
mina por sentencia señala el artículo del Código
Procesal Constitucional Lo que pone en evidencia que
la naturaleza de las partes y el carácter de su actuación
procesal esta subordinada al interés público del proceso
constitucional conforme a la interpretación razonable
que realice el TC en el marco de su autonomía procesal
Así luego de reconocer el carácter de numerus
clausus con el que se ha regulado la legitimación acti
va en el proceso de inconstitucionalidad el Tribunal
Constitucional estableció que
solo pueden actuar en la calidad de litisconsortes
facultativos los órganos y sujetos a los que se re ere
el artículo de la Constitución Política del Estado
y dentro de las características y limitaciones propias
de un proceso objetivo como éste
En consecuencia admitió la solicitud planteada
por los integrantes del Congreso toda vez que dicho
número de congresistas se encuentra legitimado para
interponer una demanda de inconstitucionalidad de
conformidad con el artículo de la Constitución
En el marco de otro proceso constitucional Exp
N PI TC y PI TC acumulados
el Tribunal Constitucional evaluó la pertinencia de
aplicar supletoriamente al proceso de inconstituciona

22
Ibíd., fundamento 5.
23
Artículo 203 de la Constitución.-Están facultados para inter-
poner acción de inconstitucionalidad: (...) 4. El veinticinco por
ciento del número legal de Congresistas. (...).
32 César Landa Arroyo

lidad la regulación del Código Procesal Civil relativa a


la intervención de sujetos procesales que no son parte
demandada ni demandante y concluyó lo siguiente
e n este contexto tanto la institución del litisconsor
cio como la del tercero han de ser excluidas debido a
que el presupuesto de su intervención es que el sujeto a
ser incorporado detente un derecho subjetivo o interés
que pudiera verse afectado con la sentencia Es precisa
mente este elemento el que descarta la posibilidad de
aplicar estas instituciones dado que el presupuesto
de la incorporación al proceso de inconstitucionalidad
de otros sujetos distintos al emisor de la norma im
pugnada es totalmente diferente
Es así que en aplicación del principio de autono
mía del Derecho procesal constitucional el Tribunal
Constitucional incorporó la figura del partícipe al
proceso de inconstitucionalidad contra las normas
legales
El sustento de dicha inclusión radica en el interés
del Tribunal Constitucional de enriquecer los puntos de
vista a partir de los cuales deberá examinar el proceso
de inconstitucionalidad más aún si la intervención de
los partícipes en el proceso no obedece a la defensa de
interés o derecho alguno sino más bien tiene por ob
jeto aportar una tesis interpretativa en la controversia
constitucional

24
Resolución de fecha 28 de octubre de 2005, recaída en los
expedientes N.° 0025-2005-PI/TC y N.° 0026-2005-PI/TC
(acumulados), fundamento 17.
25
Ibíd., fundamento 23.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 33

Así en otro pronunciamiento el Tribunal Cons


titucional señaló que para dar cumplimiento a sus
fines constitucionales el partícipe deberá ser notifi
cado de la demanda y de la contestación teniendo la
posibilidad solamente de presentar informe escrito e
intervenir en la vista de la causa s iendo la razón
y propósito de su intervención enriquecer el proceso
interpretativo en la controversia es su intervención
en la vista de la causa el momento estelar y trascen
dental de su actuación
Finalmente el Tribunal Constitucional ha adverti
do la importancia de que la intervención del partícipe
no ocasione el entorpecimiento del procedimiento ni
de las actuaciones procesales ordenadas por éste en
tanto director del proceso
En nuestro ordenamiento jurídico constitucio
nal los colegios profesionales de conformidad con el
artículo inciso de la Constitución y los artículos
y del Código Procesal Constitucional gozan
de legitimación activa para interponer demandas de
inconstitucionalidad pero en las materias de su espe
cialidad Esto se justi ca en la medida que
debido a la particularidad singularidad y especia
lidad de los conocimientos cientí cos y técnicos que
caracterizan a las diferentes profesiones Medicina
Abogacía Ingeniería Arquitectura Contabilidad
Química farmacéutica Periodismo Psicología y Bio

26
Resolución de fecha 13 de febrero de 2006, recaída en el
expediente N.° 0033-2005-PI/TC.
27
Ibíd., fundamento 3.
34 César Landa Arroyo

logía entre otras estas instituciones se sitúan en una


posición idónea para poder apreciar por una parte
si una determinada ley o disposición con rango de
ley que regula una materia que se encuentra direc
tamente relacionada con los conocimientos de una
determinada profesión vulnera disposiciones de la
Norma Fundamental y por otra si resulta necesaria
la expedición de una determinada ley que regule las
materias que se encuentren relacionadas con los refe
ridos conocimientos
Sin embargo estando expresamente prevista la
legitimación activa de los colegios profesionales en los
procesos de inconstitucionalidad el Tribunal Consti
tucional ha delimitado el marco sustantivo y procesal
de los mismos Así desde la perspectiva sustantiva se
reconoce que de los roles constitucionales que le corres
ponde desempeñar tal vez el de velar por la vigencia
del principio de supremacía constitucional sea uno de
los de mayor relevancia de conformidad con el artículo
de la Constitución
Por su parte la perspectiva procesal nos indica de
acuerdo con lo señalado por el supremo intérprete de la
Constitución que por un lado los colegios profesiona
les si bien tienen legitimidad procesal para interponer
demandas de inconstitucionalidad no pueden cuestio
nar cualquier tipo de leyes sino aquellas circunscritas a
su ámbito de conocimientos y de otro que esta legiti
midad no puede servir de instrumento para viabilizar
soterradamente intereses particulares o de grupos de

28
STC N.º 005-2005-AI/TC, fundamento 3.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 35

presión sino más bien accionar en cautela de intereses


generales o que atañen a la sociedad en su conjunto
La regulación jurisprudencial complementaria
realizada por el TC de los sujetos o partes procesales
atípicos y de las características necesarias para la le
gitimidad procesal es imposible de realizarse sin un
mandato legal en una lógica procesal clásica Sin embar
go en los procesos constitucionales la reserva de ley no
constituye una condición absoluta que impida impartir
justicia ante los vacíos o lagunas de las normas proce
sales constitucionales en razón del principio jurídico
de la supremacía constitucional Ello solo es posible
de concretizarse con base en la autonomía procesal del
TC en tanto que este órgano no solo interpreta la Cons
titución y las leyes en función de la norma suprema
sino que extraordinariamente también puede crear a
través de su jurisprudencia Derecho procesal para no
dejar de impartir justicia constitucional ante el vacío o
de ciencia de la ley procesal ordinaria

2.2 Jurisdicción
Es la potestad que emana de la soberanía del
Estado para aplicar el Derecho en la solución de las
controversias jurídicas a través de los órganos juris
diccionales competentes Al respecto la Constitución
y la ley han establecido las reglas básicas y generales
para la organización y actuación jurisdiccional sin

29
STC N.º 0027-2005-AI/TC, fundamento 12.
30
MONTERO AROCA, Juan, Introducción al Derecho procesal.
Jurisdicción, acción y proceso…, Ob. Cit., p. 53.
36 César Landa Arroyo

embargo ante los vacíos y de ciencias de su ley orgá


nica y del Código Procesal Constitucional el Tribunal
Constitucional ha delimitado aspectos relativos a
su competencia temporal la norma hasta cuando
es objeto de control quiénes pueden intervenir en
los procesos además de las partes
El Tribunal Constitucional para realizar el con
trol constitucional de las leyes que entraron en vigencia
con anterioridad a su creación e implementación en
nuestro ordenamiento jurídico señaló que el plazo de
seis años previsto en le Código Procesal Constitucio
nal para interponer la acción de inconstitucionalidad
no podía comenzar a contarse desde la vigencia de la
norma impugnada sino a partir del día en que el TC
quedó constituido por sus siete magistrados vale decir
a partir del de junio de Esta decisión sobre su
competencia temporal se debió a la impugnación de la
Ley N de que modi có el Himno Nacional
por ello el TC desestimó el pedido de prescripción
que formuló el representante del Congreso y precisó
que los seis años debían computarse desde el estable
cimiento del TC descontando los periodos en los que
éste no pudo resolver acciones de inconstitucionalidad
debido a la expulsión arbitraria por el Congreso de
tres magistrados constitucionales entre mayo de
a diciembre del quienes fallaron en contra de la
ley de la reelección presidencial de Fujimori
Sobre la jurisdicción en el ámbito de la aplica
ción del control de las leyes se puede señalar el caso de

31
STC N.º 0044-2004-AI/TC, fundamento 2.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 37

la sentencia de inconstitucionalidad de la derogada Ley


Wolfenson en la medida que el TC interpretó en base
a su autonomía procesal que era factible la declaración
de invalidez de los efectos jurídicos de una norma legal
derogada por cuanto la inconstitucionalidad no solo
era posible declararla sobre el texto de la ley entendido
como disposición o norma sino también contra los
perniciosos efectos jurídicos en la lucha anticorrupción
que aún continuaban rigiendo en el tiempo a pesar de
su origen constitucional espurio
Esta sentencia del Tribunal Constitucional peruano
fue un caso de laboratorio del ejercicio razonable de su
autonomía procesal ya tempranamente sostenida por
Hans Kelsen con respecto al control de constituciona
lidad de leyes derogadas
Parece obvio que el Tribunal Constitucional solo pue
de conocer las normas todavía en vigor al momento
en que dicta su resolución Por qué anular una norma
que ha dejado de estar en vigor Sin embargo obser
vando con atención esta cuestión se advierte que es
posible aplicar el control de constitucional a normas
ya abrogadas En efecto si una norma general en
este sentido solo las normas generales pueden ser
tomadas en cuenta abroga otra norma general sin
efecto retroactivo las autoridades deberían continuar
aplicando la norma abrogada para todos los hechos
realizados mientras se encontraba aún en vigor Si se

32
STC N.º 0019-2005-PI/TC.
33
KELSEN, Hans, “La garantie jurisdictionnelle de la Constitution
(La Justice constitutionnelle)”…, Ob. Cit., pp. 234-235.
38 César Landa Arroyo

quiere evitar esta aplicación en razón de la inconsti


tucionalidad de la norma abrogada es necesario
que esta inconstitucionalidad se establezca de manera
auténtica y que le sea retirada a la norma el resto de
vigor que conservaba
La institución de las partes en los procesos cons
titucionales constituye un concepto abierto en función
de la naturaleza especial del control constitucional así
la gura procesal del amicus curiae ha sido recogida en
el Reglamento Normativo del Tribunal Constitucional
realizando una con guración propia porque coadyuva
a la mejor interpretación de la norma impugnada que
deba realizar el TC Ello en el entendido de que es el
propio Tribunal es el que de ne quiénes son sus amici
y el momento procesal en el que pueden actuar en el
marco de un proceso constitucional
Del mismo modo ha de nido las facultades y
límites de los mismos cuando los amici curiae no son
solicitados por el TC sino enviados motu propio por
entidades privadas o públicas Así por ejemplo cuando
el Instituto de Defensa Legal puso a consideración del
Tribunal Constitucional su Informe Amicus Curiae en
relación a las acciones de inconstitucionalidad promo
vidas por la Defensoría del Pueblo contra la Ley N
y el Código de Justicia Militar o en el caso de
la demanda de inconstitucionalidad del Poder Ejecu
tivo contra dos ordenanzas regionales relacionadas
con el cultivo de la hoja de coca proceso en el cual la
Defensoría del Pueblo se presentó como amicus curiae

34
STC N.º 0017-2003-AI/TC, fundamento 6.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 39

Igual consideración merecen es decir como una


manifestación de la posición jurisdiccional del Tribunal
aquellos casos en los que se ha constituido al lugar de
la supuesta afectación de los derechos fundamentales
visita in loco o de otros bienes constitucionales o
cuando no obstante no estar previsto en su norma
tiva procesal y con un criterio de razonabilidad ha
estimado pertinente recibir informes de hechos en las
audiencias públicas o de vista de la causa

2.3. Proceso
El proceso es el medio o instrumento mediante el
cual se pone en actividad la jurisdicción del Estado
el Tribunal Constitucional ha tenido la oportunidad de
reforzar su estatus jurisdiccional dando plena vigencia
a los principios especi cidades de los procesos
tipos de sentencias
Los principios interpretativos y procesales del
pro homine pro actione y de precaución han permi
tido pronunciamientos más allá del petitorio de la
demanda en aras de una adecuada protección de los
derechos fundamentales especialmente en los proce
sos constitucionales de amparo De esta manera bajo
una interpretación conforme con los principios seña
lados el Tribunal Constitucional se ha pronunciado
distanciándose de la concepción clásica del principio

35
STC N.º 0021-2003-AI/TC.
36
STC N.º 0024-2003-AI/TC.
37
MONTERO AROCA, Juan, Introducción al Derecho procesal.
Jurisdicción, acción y proceso, Ob. Cit., p. 176.
40 César Landa Arroyo

de congruencia procesal según el cual el juez no puede


fallar otorgando más ni menos de lo pedido o algo no
solicitado por el demandante
Asimismo en la sentencia recaída en el expediente
N AA TC en que se desarrolla el tema
de la sentencia constitucional el Tribunal ha puesto
especial énfasis en la posición de primer orden que la
sentencia constitucional ostenta entre las decisiones del
Estado democrático de Derecho dadas sus particula
res características Respecto de tales características ha
señalado que
l a con guración del proceso mismo queda sujeta en
buena parte a la capacidad procesal del Tribunal para
jarse sus propios límites piénsese en el principio iura
nóvit curia o en las propias lecturas que suele hacer el
Tribunal a partir de la narración propuesta por las par
tes El Tribunal ha encontrado en más de una ocasión
una pretensión distinta o en algunos casos incluso
ha podido convertir un proceso de cumplimiento
en amparo a efectos de dar una mejor protección al
recurrente STC N PC TC
La identi cación de los tipos de hábeas corpus
y su desarrollo jurisprudencial también constituye
en último término una manifestación del status ju
riprudencial que ostenta el Tribunal y del uso de la
autonomía procesal de la misma forma como lo es
la con guración jurisprudencial de algunos derechos
fundamentales como el derecho a la verdad y el derecho

38
STC N.º 4119-2005-PA/TC, fundamento 38.
39
STC N.º 2663-2003-HC/TC.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 41

de acceso a la justicia En otros casos dicho status se


re eja cuando el Tribunal Constitucional en virtud
de los principios procesales de economía y celeridad
y aún cuando no existe una norma que así lo prevea
reconduce un determinado proceso constitucional a
otro Por ejemplo cuando estima que en una demanda
de hábeas corpus no existe una afectación concreta o
una amenaza cierta e inminente de la libertad perso
nal lo reconduce como una demanda de amparo y se
pronuncia sobre el mismo
En otra ocasión el Tribunal Constitucional delimitó
aquellos aspectos del recurso de agravio constitucio
nal que no fueron intencionalmente regulados por el
legislador y que son necesarios para llevar a cabo sus
nes constitucionales Se trata de la sentencia recaída
en el expediente N PHC en que el Tribunal
admitió la importancia de implementar disposiciones
en su reglamento normativo que sin vulnerar los
principios procesales generales que se desprenden
de la Constitución y las leyes regulen la procedencia
del recurso de agravio constitucional de manera más
efectiva
El establecimiento de los tipos de sentencias
de inconstitucionalidad de las normas legales qui
zás es la expresión más acabada de la delimitación
del status jurisprudencial del Tribunal en base a su
autonomía procesal Fue desarrollado de manera

40
STC N.º 0959-2004-HD/TC.
41
STC N.º 6204-2006-PHC/TC.
42
STC N.º 2877-2005-PA/TC, fundamento 22.
42 César Landa Arroyo

sistemática por vez primera por el Tribunal Cons


titucional peruano cuando resolvió un proceso de
inconstitucionalidad interpuesto contra la legislación
antiterrorista En dicho proceso se puso en eviden
cia que la declaración de inconstitucionalidad de una
norma puede terminar siendo más gravosa desde un
punto de vista político jurídico económico o social
que su permanencia dentro del ordenamiento jurídi
co Ello se debe a que el vacío normativo suscitado
tras la declaración de inconstitucionalidad de una ley
u otra norma con rango de ley puede ser perjudicial
para la sociedad
Finalmente es así que sobre la base de la distinción
entre disposición es decir el enunciado lingüístico
texto o conjunto de palabras y norma esto es el los
sentido s interpretativo s que derivan de la disposi
ción el Tribunal Constitucional peruano desarrolló
sentencias de principio a partir de la interpretación
del sentido y alcance de las normas constitucionales
a n de integrar la jurisprudencia y colmar los vacíos
normativos ver Parte III

43
STC N.º 010-2002-AI/TC, fundamentos 26 al 35.
44
GUASTINI, Ricardo, Le fonte del diritto e l’interpretazione, Giuffrè,
Milano, 1993, p. 18.
45
STC N.º 004-2004-CC/TC, fundamentos 2 al 4. Siguiendo a
la doctrina el TC clasiicó las sentencias en: sentencias de
especie y sentencias de principio. Las primeras surgen de la
simple aplicación de las normas constitucionales y del bloque
de constitucionalidad a un caso particular y concreto; siendo la
labor del Tribunal meramente declarativa. Por el contrario, las
sentencias de principio integran la jurisprudencia propiamente
dicha, en la medida que interpretan el alcance y sentido de
Naturaleza del Tribunal Constitucional 43

En tanto órgano jurisdiccional por tanto el Tribu


nal asume un activo control de constitucionalidad no
solo ya como legislador negativo sino también como
un auténtico promotor del respeto de los derechos fun
damentales precisando su contenido y estableciendo
sus límites a través de la interpretación jurídica de la
Constitución y del Código Procesal Constitucional a
través de la teoría de la argumentación
En consecuencia es muy difícil ahora sostener
frente a una eventual inactividad del legislador aquel
modelo kelseniano puro y simple de la aplicación for
mal de la jerarquía de la norma suprema en la medida
que en la Constitución no solo existen derechos fun
damentales sino también principios constitucionales
y valores superiores Esto quiere decir que la juris
dicción constitucional no solo es formal sino también
material Pero remontar el clásico positivismo judicial
formal ha dado lugar a cali car en última instancia al
Tribunal Constitucional como un órgano político en la
medida que no solo interpreta sino que también crea
Derecho

las normas constitucionales, colmando los vacíos normativos


y forjando verdaderos precedentes vinculantes.
46
P RIETO S ANCHÍS , Luis, Justicia constitucional y derechos
fundamentales, Trotta, Madrid, 2003, pp. 217 y ss.; también
Derechos fundamentales, neoconstitucionalismo y pondera-
ción judicial, Palestra Editores, Lima, 2002, pp. 45-108.
47
GASCÓN ABELLÁN, Marina y Alfonso GARCÍA FIGUEROA, La argu-
mentación en el Derecho…, Ob. Cit., pp. 273 y ss.
48
DÍAZ REVORIO, F. Javier, Valores superiores e interpretación
constitucional, Ob. Cit., p. 354.
44 César Landa Arroyo

3. Órgano político
La configuración directa por la norma
suprema del Tribunal Constitucional es una con
secuencia lógico institucional de la importancia
gravitante que la Constitución le otorga como el verti-
ce dell’organizzazione statale porque es el guardián no
solo de los derechos fundamentales y de la división
de las tareas en distintas unidades del sistema estatal
sino también y ante todo de la idea del Estado de
mocrático proyectada por la Constitución Es decir
de un Estado con poderes y autoridades limitadas
y controladas por la Constitución y por su supremo
intérprete el Tribunal Constitucional
En consecuencia Tribunal Constitucional si bien es
un órgano jurisdiccional se diferencia de la actividad
del Poder Judicial por cuanto la jurisdicción constitu
cional entra dentro del dominio de lo político Es que
como ha recordado Leibholz bajo cada litigio cons
titucional se esconde una cuestión política susceptible
de convertirse en un problema de Poder Por ello
las sentencias constitucionales tienen en determinadas
circunstancias un extraordinario impacto en el juego
político del Estado y la nación Para lo cual en el Perú
está concebido el Tribunal Constitucional
En efecto cabe recordar que el origen del Tribu
nal Constitucional en el Perú se debe al fracaso del

49
GARCÍA PELAYO, Manuel, “El ‘status’ del Tribunal Constitucio-
nal”..., Ob. Cit., pp. 13-14.
50
LEIBHOLZ, Gerhard, Problemas fundamentales de la democracia
moderna…, Ob. Cit., p. 149.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 45

Poder Judicial para impartir justicia constitucional


por cuanto jueces ordinarios no supieron proteger los
derechos y libertades personales a través del hábeas
corpus como también abdicaron del uso del control
difuso contra leyes arbitrarias dadas por dictadores en
contravención con la Constitución Pero esta realidad
histórica que legitimó la necesidad por su origen de
la justicia constitucional autónoma e independiente
a su vez se encuentra legitimada por su ejercicio en
la medida que al ejercer el control constitucional ha
puesto en evidencia la falta de credibilidad ciudadana
del Parlamento y del Poder Ejecutivo Por cuanto ante
la crisis de representatividad de las instancias políticas
para la toma de decisiones constitucionales y consen
suadas pluralistamente sobre los asuntos de Estado
las minorías políticas y sociales trasladan de la sede
política a la sede judicial constitucional la resolución
de los litigios políticos
Es que la Constitución se funda en un concepto de
integración y el quehacer del Tribunal Constitucional
no puede ser otro que tomar decisiones a través de
procesos constitucionales que integren los intereses en
con icto En esa tarea de integración se le presenta al
Tribunal Constitucional dos temas a esclarecer Uno
en su estructura ideal existe una contradicción interna
entre la esencia de lo político y de lo jurídico y dos
en el quehacer de la interpretación constitucional se
produce la creación judicial del Derecho que es lo que

51
SMEND, Rudolf, Constitución y Derecho Constitucional…, Ob.
Cit., pp. 62 y ss.
46 César Landa Arroyo

en ultima instancia caracteriza el estatuto político del


Tribunal Constitucional

3.1. Control judicial de la política


La política actúa en una esfera dinámica y a veces
irracional en la medida que ofrece respuestas bajo un
principio de oportunidad a las siempre cambiantes
condiciones reales de vida mientras que el Derecho
actúa en una esfera estática y racional que pretende
controlar a la fuerza vital de la Política Esta tensión
entre la normalidad y la normatividad constitucional
caracteriza no solo a la Constitución sino también al
Tribunal Constitucional
Por ello el legítimo ejercicio del control constitu
cional sobre los poderes públicos ha sido motivo de
recriminaciones y rechazos por la política debido a que
no toleran que sus medidas políticas inspiradas en el
bien común puedan ser anuladas o revisadas en sede
de la justicia constitucional Al punto que en el Congre
so de la República del Perú el año se planteó un
anteproyecto de ley para eliminar de la Ley Orgánica
del Tribunal Constitucional la facultad del TC de ser
el supremo intérprete de la Constitución y en conse
cuencia no pudiese dictar sentencias interpretativas
de principio Dicho anteproyecto no logró un dictamen
favorable y en consecuencia fue archivado pero abrió
un debate público de insondables consecuencias

52
TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, Tribunal Constitucional y control de
poderes: documentos de debate, Tribunal Constitucional del
Perú – Konrad Adenauer Stiftung, Lima, 2006, p. 136, donde
Naturaleza del Tribunal Constitucional 47

Ante estos desafíos de la realidad que inciden en el


estatuto político del Tribunal Constitucional se pueden
plantear las interrogantes Es posible la juridi cación
total de la política o es inevitable que como conse
cuencia de ese intento se llegue a la politización de la
justicia Dicho más claramente el Tribunal Constitu
cional es capaz de racionalizar a través del Derecho
las decisiones políticas del Congreso Más aún cómo
podría explicarse la recíproca relación entre el Con
greso y el Tribunal Constitucional sin que ninguno
de sus actos legislativos y judiciales respectivamente
se vean menoscabados en sus efectos obligatorios y
vinculantes
Al respecto cabe señalar que la tensión entre la
Política y el Derecho y entre la ley del Congreso y la
resolución del Tribunal Constitucional es un con icto
universal y permanente donde detrás de una cues
tión jurídica importante hay una cuestión política a
dirimir En efecto las críticas al rol político de los
tribunales es una constante universal tanto a los Tribu
nales Constitucionales como a los Tribunales Supremos
no es infrecuente
Así en el Senador norteamericano George
Norris lamentaba que Tenemos una cámara legislado
ra con el nombre de Cámara de Representantes de

se recogen los documentos del Tribunal Constitucional que


rebate el Proyecto de Ley N.° 14321/2005-CR del congresista
conservador Antero Flores-Aráoz.
53
TRIEPEL, Heinrich, Derecho político y política, Civitas, Madrid,
1986, pp. 33-78.
48 César Landa Arroyo

miembros una segunda cámara legislativa conocida


por Senado de menos de miembros En realidad
tenemos un tercera cámara legisladora que lleva por
nombre la Corte Suprema de Justicia de Magistra
dos Pues bien estos últimos detentan mayor poder
que todo el resto Sobre la base de esta tradicional
posición se asienta la doctrina de las political question,
en virtud de la cual la jurisdicción estará excluida de
revisar los litigios puramente políticos
Lo propio se ha criticado en Alemania la llamada
oligarquía de Karlsruhe en alusión a la sede Tribunal
Constitucional Federal sobre todo cuando se ha pro
nunciado sobre temas polémicos como la reforma de
la ley de aborto el Tratado de Maastrich la interven
ción internacional de las Fuerzas Armadas Pero
cabe hacer la precisión que en la tradición del control
constitucional europeo a diferencia de la doctrina
norteamericana de las political question, que no hace di
ferencia entre los litigios jurídicos de contenido político
que se someten al control jurisdiccional de los litigios
en que la controversia es puramente política Estos úl
timos según Leibholz no pueden ser resueltos con la

54
LIMABCH, Jutta, “Papel y poder del Tribunal Constitucional”,
en Teoría y Realidad Constitucional, N.° 4, UNED – Editorial
CERA, Madrid, 1999, p. 94.
55
LANDA ARROYO, César, “Justicia constitucional y political ques-
tions”, en Anuario Iberoameriano de Justicia Constitucional,
N.° 4, CEPC, Madrid, 2004, pp.179-182.
56
LIMBACH, Jutta, Das Bundesverfassungsgericht als politischer
Machtfaktor, Hochschule für Verwaltungswissenschaften
Speyer, Speyer, 1995, pp. 11-26.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 49

mera aplicación de la norma jurídica por cuanto se trata


de cuestiones vinculadas a la creación del Derecho
Sin embargo como señala Häberle La jurisdicción
constitucional no puede ser vista como una mera fun
ción estatal apolítica como tampoco como una función
solo sic política Ello debido a que si bien el con icto
no admite una solución de nitiva desde una perspec
tiva sustantiva y formal debe resolverse en el marco
de los principios y reglas constitucionales como de los
valores democráticos de la tolerancia y del pluralismo
que se encuentren legitimados en el consenso social
En ese sentido cabe mencionar que la racionaliza
ción o constitucionalización absoluta de todos los actos
políticos del gobierno ha llevado a la aparición en el
debate de la jurisprudencia y la doctrina comparada
del concepto de political questions Este concepto de la
political question alude a aquellas materias que en prin
cipio no son solucionables vía el proceso judicial por
falta de una norma que aplicar En consecuencia para
lograr su resolución los jueces deben asumir llenar ese
vacío o de ciencia de la norma y considerar dos facto
res la e cacia de su decisión judicial y la existencia de
un consenso social

57
LEIBHOLZ, Gerhard, Problemas fundamentales de la democracia
moderna(…), Ob. Cit., pp. 154-156.
58
HÄBERLE, Peter (Hrsg.), Verfassungsgerichtbarkeit(…), Ob. Cit., p. 4.
59
SPIRO, Herbert, Government by constitution, the political systems
of democracy, Random House, New York, 1959, pp. 361 y ss.
60
STRUM, Philippa, The supreme court and “political questions”
a study in judicial evasion, The University of Alabama Press,
Alabama, 1974, p. 4.
50 César Landa Arroyo

Ahora bien de nir qué punto de las materias


políticas es justiciable o no es un tema de apreciación
y valoración constitucional la misma que es necesaria
para saber correctamente dónde y cuándo trazar las
fronteras entre el Derecho y la Política Semejante
responsabilidad plantea naturalmente elevadas
exigencias a la capacidad de los jueces Por ello corres
ponde especial signi cación a su selección
Sin embargo las respuestas a las preguntas polí
ticas no han sido monocordes por el contrario se ha
planteado el desafío de transformar las political ques-
tions en juridical questions lo que supone aumentar la
responsabilidad de los jueces en las tareas constitucio
nales No obstante este neopositivismo constitucional
neoconstitucionalismo no debe ser llevado a sus
últimas consecuencias porque la juridi cación de la vida
política por completo es una ilusión
Por eso el Tribunal Constitucional cuando opera
como un legislador negativo o residualmente como
un legislador positivo frente a las leyes incluidas las de
naturaleza política como fue el caso de la Ley de la
reforma constitucional la Ley penal antiterrorista o el

61
BACHOF, Otto, “Nuevas relexiones sobre la jurisdicción cons-
titucional entre derecho y política”, en Boletín Mexicano de
Derecho Comparado, Año XIX, N.° 57, UNAM-IIJ, Nueva serie,
México, 1986, p. 844.
62
SPIRO, Herbert, Government by constitution, the political sys-
tems of democracy(…), Ob. Cit., pp. 30 y ss.
63
VERDÚ, Pablo Lucas, “La constitución en la encrucijada (pa-
lingenesia iuris politici)”, en Pensamiento Constitucional, Año
IV, N.° 4, Lima, 1997, pp. 72 y ss.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 51

saneamiento de los casinos y tragamonedas tiene


que resolver no solo una cuestión política sobre la
base de una legitimidad constitucional sino también
de una argumentación jurídica adecuada necesaria y
proporcional En otras palabras debe contar no solo
con la legitimidad de su origen democrático indirecto
y con el respaldo ciudadano por los resultados de sus
sentencias sino también y sobre todo con razonabi
lidad de juicio
En efecto es precisamente la posibilidad extraor
dinaria no solo de declarar el derecho en casos de
controversia políticas a través de los procesos constitu
cionales sino también de crear el Derecho ante el vacío
o de ciencia de la norma lo que caracteriza al Tribunal
Constitucional como un órgano político Ciertamente
que la naturaleza y el alcance de su status político están
sometidos a la Constitución y a los propios límites que
los jueces constitucionales se establezcan

64
Al respecto revisar la STC N.º 050-2004-AI/TC, en la que el Tri-
bunal Constitucional del Perú realizó de manera extraordinaria
el control constitucional formal y material de la reforma cons-
titucional en materia pensionaria, declarándola infundada por
no afectar el contenido fundamental de los valores y principios
consagrados por el poder constituyente. Asimismo, revisar la
STC N.º 010-2002-AI/TC, mediante la cual el TC deinió en sus
obiter dicta la competencia del Colegiado para distinguir entre
norma y disposición impugnada, a partir de lo cual estableció
jurisprudencialmente una tipología de sentencias leyes, que
no lo reduce a ser un legislador negativo, sino también un
legislador positivo. Finalmente revisar la STC N.º 006-2006-
CC/TC mediante la cual se declaró la nulidad y anulabilidad
de algunas sentencias del Poder Judicial, por haber violado
la Constitución y la cosa juzgada constitucional.
52 César Landa Arroyo

3.2 Creación judicial del Derecho


A partir del complejo proceso de constitucio
nalización del Derecho si bien el Congreso es el
órgano por excelencia de creación del Derecho a
través de la ley el TC también participa aunque
subsidiariamente en la creación del mismo a través
de la interpretación de la Constitución ejerciendo
amplios poderes para controlar no solo la forma sino
también el contenido de las normas y actos deman
dados de inconstitucionales Al respecto Cappelletti
ha señalado que la interpretación que reconoce a los
jueces una función creadora de la elaboración de las
leyes y en la evolución de los valores parece a la vez
inevitable y legítima siendo el verdadero problema
concreto un problema del grado de la fuerza creadora
o de las autolimitaciones
El problema de grado que ello supone siguiendo
a Hart podría oscilar entre la visión positivista del
Derecho que considera al TC como una pesadilla y el
iusnaturalismo que lo considera como un noble sueño
La pesadilla es esta imagen del juez que frente a un
vacío normativo o indeterminación de una disposición
casi no se distingue del legislador porque lo llena de
contenido mientras que en el noble sueño frente a un
vacío normativo o indeterminación de una disposición
el juez si bien no encuentra una norma inequívoca sí la
halla en el sistema normativo a través de los principios

65
CAPPELLETTI, Mauro, Necesidad y legitimidad de la justicia
constitucional (…), Ob. Cit., p. 629.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 53

y valores expresos o latentes que le permitirán llegar


a un resultado inequívoco
A partir de esta realidad universal se abre un
panorama en el que Bulygin ha distinguido hasta tres
teorías claramente diferenciadas en torno a la cuestión
de si los jueces pueden o no crear Derecho
En primer lugar la teoría tradicional que sostiene
que el Derecho es creado por el legislador y que
los jueces se limitan a aplicar el Derecho a los casos
particulares
En segundo lugar la teoría que sostiene que los
jueces crean Derecho cada vez que crean normas
individuales es decir en cada caso concreto
Y nalmente la teoría según la cual los jueces no
crean Derecho en situaciones normales pero que
sí lo hacen cuando crean normas generales en
situaciones muy especiales
Para saber con qué concepción opera la justicia
constitucional habría antes que responder a la pregun
ta sobre con qué teoría de Constitución y del proceso
opera el TC Al respecto cabe precisar que es con una

66
HART, Herbert, “Una mirada inglesa a la teoría del derecho
americana: la pesadilla y el noble sueño”, en VV.AA. El ámbito
de lo jurídico, Crítica, Barcelona, 1994, pp. 327-350.
67
BULYGIN, Eugenio, “Los jueces ¿crean Derecho?”, en La fun-
ción judicial, Jorge Malem, Jesús Orozco y Rodolfo Vásquez
(compiladores), Gedisa, Barcelona, 2003, p. 21; RUBIO LLO-
RENTE, Francisco, “La jurisdicción constitucional como forma
de creación del Derecho”, en REDC, Año 8, N.° 22, 1988, pp.
9-51.
54 César Landa Arroyo

teoría de la integración de la Constitución y del De


recho procesal constitucional como concretización de
la Constitución porque son las que mejor explican
el rol creador de Derecho al reconocer en la Norma
Suprema los alcances y la fuerza normativa y o in
terpretativa con la que debe cumplir su rol la justicia
constitucional Por ello en la actualidad los preceden
tes constitucionales del TC trascienden el caso concreto
vinculando no solo a las instancias jurisdiccionales
sino a todos los poderes públicos y privados
En consecuencia las normas de origen judicial se
incorporan al modelo jurídico constitucional peruano
romano germánico Pero ello solo es posible a partir
de comprender que la existencia del TC se basa en dos
principios consustanciales que fundan el Estado cons
titucional y democrático el principio de supremacía
jurídica de la Constitución que garantiza la primacía y
e cacia de la Ley Fundamental sobre otras normas de
inferior jerarquía y el principio político democrático

68
SMEND, Rudolph, Constitución y Derecho Constitucional (...),
Ob. Cit., p. 287; al respecto, esta teoría es la que prevalece en
los diferentes tribunales constitucionales contemporáneos; no
obstante, se puede revisar la crítica normativista a dicha teoría
en KELSEN, Hans, El Estado como integración. Una controversia
de principio, Tecnos, Madrid, 1997, p. 147.
69
LANDA ARROYO, César, Teoría del Derecho Procesal Constitucio-
nal, Palestra Editores, Lima, 2004, p. 278; asimismo, HÂBERLE,
Peter, El Derecho procesal constitucional como Derecho
constitucional concretizado frente a la judicatura del Tribunal
Constitucional (…), Ob. Cit., pp. 25-59.
70
AGUILÓ, Joseph, Teoría general de las fuentes del Derecho,
Ariel, Barcelona, 2000, pp. 112-123.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 55

o de soberanía popular que se mani esta en el sistema


de valores democráticos en virtud del cual se imparte
justicia
En lo que a su naturaleza política se re ere es
preciso recordar que la complejidad de este órgano
constitucional no puede ser entendida solo por su
diseño normativo como tampoco por su praxis juris
prudencial orientada al control de los poderes públicos
y privados Sino que a grandes competencias le corres
ponde al TC grandes decisiones sobre todo teniendo
presente que es un tribunal social que expresa el pacto
social vivo donde el progreso y la tradición se desen
vuelven dinámicamente a través de la jurisprudencia
constitucional lo cual tiene posibilidades y límites en
función de la interpretación constitucional Por ese mo
tivo se sostiene que el Tribunal Constitucional puede
ser entendido no solo como un órgano jurisdiccional
sino también como un órgano constitucional y un po
der político
Cuando nos referimos a la naturaleza política del
Tribunal Constitucional en de nitiva no aludimos al
sentido tradicional del término como puede ser el de

71
DE VEGA GARCÍA, Pedro, “Jurisdicción constitucional y crisis
de la Constitución”, en Estudios político constitucionales,
Universidad Nacional Autónoma de México, México, 1987,
pp. 298-302.
72
HÄBERLE, Peter, “El Tribunal Constitucional como poder polí-
tico”, en Hesse, Konrad y Peter Häberle, Estudios sobre la
jurisdicción constitucional, Porrúa, México, 2005, pp. 91-123;
asimismo, HERNÁNDEZ VALLE, Rubén, Introducción al Derecho
Procesal Constitucional, Porrúa, México, 2005, pp. 38-53.
56 César Landa Arroyo

hacer política sino el de hacer Derecho. Por eso antes


bien se trata de una concepción que nace a partir de su
reconocimiento en última instancia como vocero del
poder constituyente en la medida que es el intérprete
supremo de la Constitución Esta concepción a su vez
se encuentra determinada tanto por sus decisiones que
pueden tener efectos políticos como por la posibilidad
de someter a control constitucional las denominadas
cuestiones políticas political questions como se ha
analizado en el punto anterior
Esta última afirmación ha llevado a algunos
autores a proponer la capacidad cuasilegislativa
del Tribunal Constitucional la misma que si bien
tiene un alcance limitado se origina en la especial
dificultad que tienen las tesis clásicas del proceso
para cumplir con los fines esenciales de los procesos
constitucionales al no distinguir entre creación de
la ley y creación del Derecho Más aún en deter
minados momentos y casos constitucionales no es
la mera aplicación de la ley sino la interpretación
constitucional y la argumentación jurídica las que
permiten integrar y concretizar las disposiciones
constitucionales a efectos de no dejar de impartir
justicia por vacío o deficiencia de las normas artículo
de la Constitución
Por ello es aquí donde se sitúa el verdadero debate
de los alcances y límites de la autonomía jurisdiccio
nal del Tribunal Constitucional Estas facultades

73
RODRIGUEZ-PATRÓN, Patricia, La “autonomía procesal” del Tri-
bunal Constitucional (…), Ob. Cit., pp. 141-142.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 57

judiciales de recrear el Derecho son compatibles con


la concepción general del Derecho procesal constitu
cional garantista antes señalado ver Primera Parte
pero sin llegar a concebir que el Derecho consiste en
las reglas establecidas por los tribunales al decidir los
casos y que todo lo demás incluido leyes y precedentes
pasados son solamente fuentes del Derecho como
señalaba Gray
Si bien como se ha señalado la tensión entre polí
tica y Derecho es un con icto universal y permanente
es posible a rmar que el rol jurídico político del Tri
bunal Constitucional cobra mayor relevancia cuando
acuden a esta instancia causas importantes debido al
bajo consenso político entre la oposición y el gobierno
para resolverlas en sede política generándose una
alta presión en la esfera de decisión judicial por parte
de los poderes públicos pero también de los poderes
privados y fácticos
En tal sentido se debe tener en cuenta que en países
con una tradición desintegrada como en el Perú donde
la realidad política es con ictiva el Tribunal Consti
tucional que resuelve en forma jurídica con ictos de
contenido político económico social o cultural no pue
de hacerse la ilusión de estar situado ante la opinión
pública por encima de las contiendas que él mismo ha
de juzgar Sino que al estar inmerso en ellas en su rol
de tribunal imparcial puede generar consensos conju
gando la ratio y la emotio que toda Constitución tiene

74
HART, Herbert, “Una mirada inglesa a la teoría del derecho
americana: la pesadilla y el noble sueño”(…), Ob. Cit., p. 333.
58 César Landa Arroyo

mediante las modernas técnicas de la interpretación y


argumentación constitucional
De esta manera en tanto que ejerce poder político
el Tribunal Constitucional asume un activo control de
constitucionalidad no solo como el supremo intérprete
de la Constitución sino también como el garante en
última instancia del respeto de la democracia consti
tucional expresado en los derechos fundamentales
precisando el contenido y los límites de las disposi
ciones de la Constitución a través de la interpretación
jurídica y de la teoría de la argumentación Dicha
constatación permite sostener que el modelo de la
justicia constitucional kelseniano puro y simple ha sido
superado en la medida que en el texto Constitucional
no solo existen normas sobre las instancias de creación
y los modos de producción del Derecho sino también
derechos fundamentales principios constitucionales
y valores superiores que el Tribunal Constitucional
tiene como misión esencial tutelar y a veces antes
desentraña su contenido normativo

75
ATIENZA, Manuel, Derecho y Argumentación, Universidad
Externado de Colombia, Colombia, 1997.
76
TRIBUNAL CONSTITUCIONAL DEL PERÚ, Argumentación, razona-
miento e interpretación constitucional, Material de Lectura del
Seminario-Taller internacional, en tres volúmenes, Lima, 2008;
con el auspicio del Proyecto JUSPER de la Unión Europea;
donde se recopilan los materiales de los ponentes, Manuel
Atienza, Joseph Aguiló Regla; Juan Ruíz Manero, César
Astudillo y Gloria Lopera.
77
SÁNCHEZ FERRIZ, Remedio, El Estado Constitucional y su sistema
de fuentes, 2da. ed., Tiranto lo Blanch, Valencia, 2008, pp.
364-365.
Naturaleza del Tribunal Constitucional 59

En este orden de ideas resulta imprescindible


entender que dicho órgano debe contar con todas las
prerrogativas derivadas de la Constitución y de la
ley para cumplir su función y que las sentencias de
inconstitucionalidad los precedentes vinculantes y
la doctrina jurisprudencial son el producto del le
gislador y de las técnicas del método interpretativo
constitucional que coadyuvan en gran medida a la
realización de tal finalidad Superando así la idea
que existía en el Derecho clásico de que la labor del
juez consistía únicamente en la aplicación del De
recho esto es el juez debía limitarse a subsumir
el supuesto de hecho en la norma a aplicar por ello
Montesquieu señalaría en la primera hora del cons
titucionalismo que el juez es la boca que pronuncia
las palabras de la ley
Sin embargo la teoría jurídica moderna ha dejado
de lado esa concepción para dar paso a la noción del
juez como creador del Derecho es decir que el juez
constitucional no se limita a realizar la función cognos
citiva de la norma como tampoco se puede reducir a
una función volitiva sino a una función institucional
en la que debe optar entre los diversos contenidos nor

78
PRIETO SANCHÍZ, Luis, “Neoconstitucionalismo y ponderación
judicial”, en Derechos fundamenatles, neoconstitucionalismo
y ponderación judicial, Palestra Editores, Lima, 2002, pp.
109-163; ORDÓÑEZ Solís, David, Jueces, Derecho y Política.
Los Poderes del Juez en una Sociedad Democrática, Navarra,
2004, pp. 77-108.
60 César Landa Arroyo

mativos razonables de la ley dentro de los parámetros


de la ratio y emotio que la Constitución consagra
Ello se traduce en que el Tribunal Constitucional
interpreta las normas de la Constitución que con fre
cuencia contiene normas de principio o normas reglas
que se presentan como antinomias a ponderar a dife
rencia de las normas regla del Derecho civil penal o
procesal De modo que cuando se está ante un proceso
constitucional tanto el derecho sustantivo como el
procesal adquieren una naturaleza jurídica autónoma
que no siempre responden a las estrechas limitaciones
o condiciones en que se basa la justicia ordinaria
Así el Tribunal Constitucional no se somete a un
principio dispositivo propio de un proceso civil ni en
un principio inquisitorial propio de un clásico proceso
penal sino a un principio tutelar de los derechos funda
mentales y garante de la supremacía constitucional el
mismo que adquiere toda su potencialidad y sus límites
en las relaciones de control que establece el Tribunal
Constitucional Por eso la naturaleza constitucional
jurisdiccional y política del Tribunal Constitucional nos
ayuda a per lar la posición que construye el TC dentro
del sistema de división de poderes con los poderes
públicos y privados

79
BARAK, Aharon, “El rol de la Corte Suprema en una democracia”,
en Ius et Veritas, Año XIII, N.° 26, Lima, 2003, pp. 108-114; AJA,
Eliseo (editor), Las tensiones entre el Tribunal Constitucional y
el Legislador en la Europa actual, Ariel, Barcelona, 1998, pp.
276 y ss; asimismo, LÓPEZ GUERRA, Luis, El Poder Judicial en
el Estado Constitucional, Palestra Editores, Lima, 2001, pp.
85 y ss.